Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7207)
 
Nocturne93 (5248)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Alwyn (2187)
 
Sawn (2161)
 
Drake Lobo Ártico (2073)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Mar 2 Sep 2014 - 19:22


      Me encontraba viajando en un pequeño bote en dirección desconocida, tras muchas de mis travesías estaba cada vez más cerca del nuevo mundo, lugar donde planeaba viajar y descubrir sus preciosas y a la vez peligrosas islas, aunque de momento, me faltaba todo un muro de por medio para alcanzar este mar, la Red Line. Esta vez me encontraba vistiendo mi preciado vestido de diversos tonos de verde en toda la parte de arriba y en la parte posterior vestía una minifalda de color verde claro. En este momento, me encontraba calzando mis botas de cuero marrones, era mi ropa habitual sin duda y esperaba que la próxima isla no tuviera ningún clima extraño, pues tendría que cambiarme de ropa.

      Proseguía mi camino con un arduo día, el sol brillaba fuertemente en lo alto del testamento, cuando dejando de lado mi libro por un momento miré al horizonte y enfoqué mi ojo robótico haciendo un pequeño aumento, y observé que a lo lejos se encontraba lo que llevaba días esperando encontrar, ¡Tierra firme!

      Cogí los remos y comencé a remar precipitadamente hasta llegar a tierra, mediante llegaba, observé que me estaba acercando a una isla muy especial, estaba cubierta de burbujas que salían de esta, y eso era muy extraño, nunca había visto ese fenómeno antes, sin duda esta isla sería un punto muy interesante de mi viaje por el mundo entero. Mientras me acercaba a tierra se observaban enormes buques de la marina por los alrededores, y cuando ya estaba muy cerca observé que estaba entrando en lo que parecía ser un puerto de esta. No me afectaba en absoluto trabajar con la marina, pues era una cazadora de recompensas, teníamos siempre negocios pendientes.

      Una vez en el puerto, dejé el bote amarrado cerca de otro parecido al mío, pero con tonos azulados y la gaviota de la marina dibujada sobre este. Tras dejarlo amarrado seguí mi camino por el puerto hasta dar de una mujer que me empezó a hablar precipitadamente y muy rápido, tan rápido que al principio no llegué a comprender lo que decía, así que le dije que hablara algo más despacio. La segunda vez esta empezó a hablar más despacio y algo más calmada:
     -Perdone, sabe usted donde esta mi hijo, es un chico de peli-rojo y que siempre va correteando por este puerto, llevo buscándolo desde hace una horas, pues no vino a la hora de comer y no lo encuentro por ningún lado, es muy importante para mi.- Dijo esta preocupada.

    -Siento decepcionarla, pero no soy de por aquí, acabo de llegar hace nada más que media hora a esta peculiar isla y es la primera vez que la visito. Si le veo en algún momento, no dudaré en avisarle. A todo esto, ¿me podría decir en que isla me encuentro y en que parte de esta?- Dije algo despreocupada pero calmada, pues no conocía esa isla y tampoco a esa mujer. Tras decir esto observé que en su cuello tenía un collar con un pequeño corazón y este tenía inscrita la gaviota de la marina. Puede ser un collar familiar, quien sabe, pero eso me dio bastante curiosidad y añadí a lo antes dicho lo siguiente: -¿Me puede enseñar una foto de su hijo?, lo encontrare más fácilmente de esa manera.

     A esto, la mujer respondió dolorida e insatisfecha por mi respuesta:
    -Esta es la foto de mi hijo, y hablando de la primera pregunta, se encuentra en el Archipiélago Sabaody, el puerto al Nuevo Mundo, como muchos la llaman y se encuentra exactamente en el Grove 63, propiedad de la Marina.- Dice esta haciendo una señal a un árbol muy alto que antes había observado y que tenía escrito el número 63- Estos árboles señalan el área de cada Grove y te permiten volver donde llegaste, suerte en su visita, yo seguiré buscando a mi hijo y muchas gracias por su tiempo.- Dijo la mujer mientras se llevaba la foto de su hijo y salía corriendo en ninguna dirección en particular.

     -Gracias a ti, sin tu respuesta no sabría donde me encuentro y estaría todavía más perdida.- Dije gritando, intentando que la mujer que seguía alejándose de mi me escuchara.

     Después de mi corta y extraña conversación seguí mi camino por la isla, hasta dar de algo extraño, una separación más bien violenta, entre una isla y otra cambiaba totalmente la fauna, en la que me encontraba en ese momento, que era el Grove 68 y la siguiente, que por extraña razón era el Grove 0, había un cambio increíble tanto de edificios como de ambiente. Salté al Grove 0 y seguí mi camino por este hasta llegar a una pequeña casa que parecía abandonada. Una vez al lado de esta, me quedé esperando para ver si alguien se acercaba, para entrar dentro y ver lo que había, ya que mi curiosidad no tenía límites y era divertido visitar lugares abandonados.



Aclaración:
   El punto 1, es donde dejo amarrado el barco, el punto 2 es donde se encontraba la mujer preocupada y el punto 3 es donde me encuentro ahora y donde se encuentra también la casa abandonada. Si tienes cualquier duda, avísame tanto por CB como por MP.
avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
111190/320000  (111190/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por D-Chan el Mar 2 Sep 2014 - 23:28

No llevaba mucho tiempo en esa extraña isla, había llegado apenas el día anterior, pero de algo estaba segura: alli habían muchos de esos tipos raros malos que había visto hace un tiempo, y eso realmente me desagradaba. aunque ahora que me ponía a pensar, no estaba muy segura de que esa fuera una isla; por todos lados lo unico que veía eran arboles gigantes, no parecía haber tierra, además esa isla tenía un forma muy extraña. Ya me había dado curiosidad, me hubiera gustado preguntarle a algun humano que era esa rara isla, pero claro, no podía, para ellos yo era una misteriosa hada, así que habría tenido que averiguarlo de otra manera.
Ya se estaba acercando la hora del almuerza, y empezaba a tener algo de hambre, pues por mas que me guste comer la miel de mi fruta, eso no habría sido suficiente para almorzar.
no tenía idea de cual fuera la parte de la isla donde me encontraba, pero no veía ningun lugar que vendiera comida como para robar algo, así que seguí caminando. Ahora que me fijaba, no había mucha gente por ahí, y la mayoría no parecian exactamente tipos recomendables. 


"Será que aquí se vienen los criminales o algo así." pensé.


Cuando levanté la cabeza vi que en el arbol habían escrito "Groove 0". Aún no he entendido que es esa cosa de los Groove, pero no me importaba mucho, lo que me causaba más curiosidad eran las burbujas que salían de la tierra, como era posible? Pero era algo genial!
Seguí caminando buscando alguna tienda de comida, hasta que vi a lo lejos un edificio, y una humana allí cerca; al acercarme vi que era una casa, pero parecía abandonada, y eso me molestó, pues de seguro ahí adentro no habría encontrado comida. Pero tal vez con esa humana si, no se parecía a la gente de ese lugar. Decidí hacer un intento, tal vez si tuviera comida se la podría robar; me acerqué a escondidas y me subí al techo de la casa, pues ese me parecía un buen lugar para esconderme o escapar si hubiese sido necesario.


-Oye, humana grande, tienes comida allí?-  dije intentando hacerme escuchar por ella sin llamar la atención de más gente.
avatar
D-Chan

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Edad : 19
Localización : por ahí ando XD

Hoja de personaje
Nivel:
5/1  (5/1)
Experiencia:
1100/1  (1100/1)
Berries: 550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Miér 3 Sep 2014 - 2:44

     Me encontraba al lado de la casa abandonada mirando por los alrededores cuando de repente un olor distinto llegó a mi nariz, era un olor distinto a lo que había olido en esa isla, pues no parecía ser un olor natural, aunque podría serlo. Era un olor dulce y peculiar, en mi opinión sería probablemente miel, o azúcar caramelizado, quien sabe, pero tenía un olor fuerte a azúcar. Estuve respirando ese aire con exquisito olor a miel y poco después pasó algo todavía más extraño, mi oso empezó a brillar, sus ojos comenzaron a volverse de color azul claro y eso quería decir que había alguien más aparte de mi en aquél lugar, y no solo eso, el otro u otra tendría akuma. Era un momento muy raro y tenía que encontrar la manera de entrar en aquella casa, pues tenía mucha curiosidad por ver lo que había dentro.

     Me empecé a preparar para abrir la puerta cuando de repente algo sonó, una voz baja y muy aguda, parecía más bien la voz de un niño pequeño intentando vocalizar-le a un gigante, o esa era mi primera impresión. Esta voz dijo lo siguiente:
     

-Oye, humana grande, tienes comida allí?-


     Cosa a la que me giré bruscamente a ver de donde provenía, pero sin ver nada destaca-ble, esa isla era extraña, pero no me esperaba que lo fuera tanto, voces que salen de los arboles o del propio suelo no era algo común en ninguna isla que haya visitado o mar que haya observado. Era extraño que yo oyera voces, pues no era para nada una supersticiosa, pero eso parecía provenir de cerca mio, así que proseguí mirando y mientras miraba le respondí a esa misteriosa y bien escondida voz.

     -Solo tengo un sándwich y pensaba almorzar-lo, pero visto que tienes necesidad de comer, no me importaría dejártelo, eso si, me gustaría saber con quien estoy hablando, pues si fueras un pirata, no te pienso dejar ni un trozo de mi preciado sándwich. Antes de nada, ¿vienes en son de paz, o buscas pelea?- Dije yo con voz suave pero a la vez seria e intentando vocalizar fuerte, pues no sabía a que distancia se encontraba esa persona o ser que me había hablado.

     Tras decir mi frase saqué mi sándwich y lo dejé en el suelo, sobre un plato hecho de tungsteno a la espera de que aquél ser se mostrase y lo recogiese. Tenía cierta curiosidad por saber quien o que era, y si podría entablar amistad con el o ella, pues me gustaba hacer nuevos amigos y más si estos no eran piratas, a veces los detestaba por su estilo despreocupado de la vida.

avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
111190/320000  (111190/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por D-Chan el Miér 3 Sep 2014 - 6:45

Eso fue bastante raro, al acercarme un poco al osito de la humana se le alumbraron los ojos, supongo que era normal. Pude ver que la humana tenía de verdad algo de comer, pues eso dijo, pero luego preguntó quien hablaba, y realmente no sabía que contestar, pues podía arriesgarme y decirle quien era para comer tranquilamente, aunque eso era demasiado arriesgado; mientras seguía pensando que era mejor hacer y mi estomago seguía reclamando comida, pude ver que la extraña decía la verdad, pues sacó un sandwich y lo dejó en el suelo sobre un plato. Aunque fuera un simple sandwich, se veía bastante delicioso.

-Paz, paz! Ninguna pelea! Y no soy ningún pirata yo! ... Nunca has oído hablar de las hadas humana?-  contesté ya poniendole el ojo al sandwich, y sin seguir hablando mucho de un solo salto llegué al plato y intenté unas cuantas veces tomar el sandwich; por más que la fuerza no fuera problema para mi el tamaño era bastante problematico, pero después de un par de intentos logré lo que quería.


Estaba a punto de morder mi nuevo almuerzo satisfecha, cuando me percaté de algo; me lo había tomado con demasíada calma, y seguramente la humana ya me había visto. Me di la vuelta para verla, y tal como lo pensaba, estaba mirandome; no me fijé lo suficiente como para saber si estaba sorprendida, molesta o algúna otra cosa, porque en lo único que estaba pensando ahora era en esconderme. Me acordé de como muchas veces en mi aldea me habían contado como algunos humanos malos atrapaban a los enanos que encontraban para venderlos: los humanos no me daban mala espina, pues así como hay unos malos hay otros buenos, pero como no conocía aquella humana no podía saber si estaba pensando en capturarme, hablarme o alguna otra cosa.


-Tu no me viste está bien? Aquí no pasó nada, pero nadita!!- le dije intentando dar miedo o algo por el estilo, aunque parecía más bien una niñita actuando como adulta, o eso creo. Pues le dí la espalda para irme de allí, un par de saltos y con mi velocidad de seguro habría podido irme sin problemas y con un nuevo almuerzo entre las manos, o bueno, esa era la idea: si salté como lo tenía planeado, pero sin darme cuenta me tropecé con una burbuja que salió del suelo unos segundos antes. 
Una simple burbuja. Una simple, estupida burbuja había arruinado todo.
Terminé sentada en el suelo, y la primera cosa que hice fue levantar la mirada, viendo esa malvada burbuja alejarse en lo alto.


-Estupida burbuja!! Me arruinaste todo!! Que te den, revienta estupida!!- si, lo primero que hice fue insultar al ser malevolo que me arruinó una buena huída, aunque al rato me di cuenta de la estupidez que había echo: insultar una cosa sin vida que no podía escucharme, en lugar de pararme para irme. Cuando lo pensé, era algo tarde para volver a huir, ahora me habría tocado darle explicaciones a esa humana desconocida, que muy probablemente se habría quedado con el preciado almuerzo sin dejarme más nada para comer, aunque eso podría ser lo minímo, y realmente esperaba que no empeorara.
Y todo fue culpa de esa maldita burbuja.
avatar
D-Chan

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Edad : 19
Localización : por ahí ando XD

Hoja de personaje
Nivel:
5/1  (5/1)
Experiencia:
1100/1  (1100/1)
Berries: 550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Miér 3 Sep 2014 - 22:58

     Tras haber dejado el sándwich en el plato y haberme alejado un poquito, apareció la supuesta sujeta que había hablado antes sin yo saber donde se encontraba. Esta vez ella saltó sobre el plato con el sándwich, era de lo más extraño, no sabía lo que era, pero su apariencia era humana, aunque sus medidas eran des-proporcionadamente pequeñas. Era una enana, y cuando digo una enana, me refiero a que no medía más de 20 centímetros de pies a cabeza. Eso solo podía significar algo, me encontraba con un hada justo delante, un hada, siempre quise ver un hada ya que creía en ellas desde que era muy pequeña y desde que mi madre comentó varias veces sobre lo benévolas y amistosas que eran con las personas.

     Esta hada era distinta a las que los cuentos me habían mostrado, pues no tenía ni alas y tampoco parecía ser muy buena, aún así, mostraba ciertas características que definían un hada, se movía rápido y por si fuera poco, tenía el tamaño de un hada. Esta dijo anteriormente que deseaba paz y que no era ninguna pirata y eso sin duda me convencía a confiar en ella, pues odiaba las peleas sin sentido y odiaba a los piratas que las creaban. Además esta me hizo una pregunta sobre si había oído alguna vez hablar de las hadas, cosa que si había hecho, pero nunca había visto un hada delante mío y tampoco tenía asegurado que existieran.

     La hada, tenía una apariencia peculiar, llevaba unos ropajes particulares y bastante parecidos a los míos, pero de menor tamaño, y cerca de ella se apreciaba un olor peculiar, un olor a miel para ser exactos. Mientras la miraba, esta cambió completamente de actitud, no se porque, cuando se percató de que la estaba mirando, saltó fuera del plato y se alejó corriendo lo más que pudo.
No sin antes decir ella: "-Tu no me viste está bien? Aquí no pasó nada, pero nadita!!"-Cosa que me parecía una tomadura de pelo, pero dada su apariencia me lo esperaba de ella. Esta intentaba correr, parecía mucho más veloz que un humano de tamaño medio, pero yo podría alcanzarla y así hice, recogí el plato con el sándwich y comencé a perseguirla para ver a donde intentaba correr. Una sonrisa se encontraba dibujada en mi cara mientras seguía persiguiendo a esa hada. Esa sonrisa se convirtió rápidamente en una risa, pues la pequeña cayó al suelo al haber tropezado con una de las multitudes de burbujas que creaba la isla, no podía dejar de reír pero seguía acercándome a ella mientras reía.

     -¡Una burbuja te hizo tropezar, jajajaja, esto es mucho más divertido de lo que creía!- Dije mientras reía a carcajadas

     Tras decir esa frase seguía acercándome a ella corriendo, esta vez algo más lenta y de repente algo se puso en mi camino, era un palo, la cosa es que acabé tropezando en este y delante de este se encontraba un árbol, con lo que me tropecé y di con toda la cabeza del árbol, por suerte, tuve tiempo para recubrir mi frente de tungsteno y no llevarme todo el dolor del impacto. Aunque reducido, el daño que sufrió mi cabeza por haber golpeado el árbol de esa manera fue mucho mayor de lo que había imaginado, esos arboles tenían la corteza algo más dura que los árboles de mi tierra natal y los que había visitado durante mis aventuras en el mar, pero eso era lo de menos, me encontraba tirada en el suelo y resquebrajando-me de dolor, la cabeza no la sentía ya y solo sentía un fuerte picazón dentro de esta. Una vez en el suelo, estaba en la misma situación que la hada, pero con algo más de dolor en la cabeza, esta empezó a insultar a la burbuja que le había hecho tropezar y eso me hizo mucha gracia, lo que me permitió sonreír aún con todo el dolor de mi cabeza. Tras sonreír le dije suavemente y esta vez en plan amistoso y mientras sujetaba el plato con el sándwich, que por extraña razón, aún no se había caído:
   
    -Si le insultas no servirá de nada, siento haber empezado con tan mal pie. Mi nombre es Yumiko Mei, y este sándwich es para ti, pareces bastante hambrienta, no estoy aquí por ordenes de nadie y tampoco vengo en busca de problemas, estoy de paso por esta isla y en busca de información sobre el Nuevo Mundo, mar que tengo pendiente por visitar y necesito informarme de antemano de todos los detalles que este mar conlleva. Después de darte toda esta chapa, ¿cual es tu nombre?- Le dije mientras le ofrecía el plato con el sándwich totalmente limpio encima.

     Finalmente, al finalizar mi frase me quedé esperando la respuesta de la hada con ganas de que fuera algo positivo, tenía ganas de visitar esa isla en compañía y al verla a ella me entró la curiosidad y tenía ganas de hacerle muchas preguntas sobre ella y su especie.


avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
111190/320000  (111190/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por D-Chan el Vie 5 Sep 2014 - 10:25

Por lo menos la figura horrible que hice al tropezar con una estupida burbuja no se notó mucho, pues también la humana se tropezó y resbaló, aunque ella se dió en la cabeza con un arból en frente de ella. Empecé a confiar un poco más en ella, pues supuse que si hubiera querido atraparme habría podido hacerlo antes, cuando salté sobre el plato o cuando me tropecé con la malvada burbuja -si, esa burbuja era malvada y no me cansaré de repetirlo-; levanté la mirada aún molesta con esa burbuja, hasta que ví que por fin había reventado, lo que me dejó reír satisfecha, y entonces me dí la vuelta para ver mejor a la humana desconocida; era un poco diferente a lo que me imaginaba: creo que antes no me había fijado bien al verla; parecía mucho más amable y gentil respecto a los humanos que había visto hasta ahora en ese Groove o lo que era, seguro que no vivía allí, pero aún así tenía que prestar cuidado... aunque al rato se me olvidó completamente, ya empezó a hablar y yo me quedé allí donde estaba para escucharla. Afirmó que su nombre era Yumiko Mei, que no estaba siguiendo ordenes de nadie y que solo buscaba informaciones para ir al Nuevo Mundo.
 
-Yo me llamo Miki, Miki Kinemura! Estás diciendo que quieres ir al Nuevo Mundo? Pues yo vengo de ahí! Aunque no he visto mucho afuera de mi isla, creo que podría explicarte algo!-

Me acomodé sentada en el suelo para estar más comoda, pues parecía que la conversación habría podido durar todavía un buen rato. Al ver que me volvió a ofrecer el sandwich, lo tomé alegramente con una sonrisa en la cara, por lo menos si me había quedado el almuerzo. Cuando estaba a punto de morderlo recordé que ella dijo que hiba a comer, entonces partí el sandwich a la mitad y le dejé una en el plato. Ahora que lo pensaba, antes de dejar el sandwich no había ningún plato, de donde lo había sacado? Bueno eso se lo preguntaría después.
Mientras tanto empecé a comer con gusto mi mitad, bueno, al parecer después de todo esa caída había valido la pena, ese almuerzo estaba bueno!
Al rato me di cuenta de que estaba siendo demasiado confiada con esa chica, no parecía tener malas intenciones, pero es siempre mejor estar seguro de eso, no?
Entonces tragué el último bocado y la miré seria, o por lo menos intentando ser más seria, y le hice la pregunta que habría tenido que hacer desde antes.
 
-Entonces.. tu no eres de esos humanos grandes malvados que nos buscan siempre para vendernos a los tipos raros malos.. cierto?- le pregunté aunque dudaba un poco. Sinceramente esperaba que su respuesta fuera un no, pero estaba preparandome para cualquier cosa, solo esperaba no haberme confiado demasiado como de costumbre.
avatar
D-Chan

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Edad : 19
Localización : por ahí ando XD

Hoja de personaje
Nivel:
5/1  (5/1)
Experiencia:
1100/1  (1100/1)
Berries: 550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Sáb 6 Sep 2014 - 17:14

     Mientras me levantaba dolorida después de haberme caído de manera tan torpe pude ver que la chica se sentía algo mejor que antes, o por lo menos algo más confiada. Después de presentarme y hablar con ella esta respondió afirmando que se hace llamar Miki Kinemura y para mi sorpresa, diciendo que ella provenía del Nuevo mundo, mar al que iba dirigido mi trayecto. Nada más me dijo que provenía de ese misterioso mar, saltaron a mi cabeza infinidad de dudas y curiosidades que tenía escondidas y esperando salir desde hace tiempo. Pero antes de preguntar mis dudas y curiosidades esta cambió de actitud y me dio la mitad del sándwich que acepté gustosamente, pues yo también tenía algo de hambre. Tras darle un bocado, Miki me pregunto sobre si era igual que los otros humanos, que solo trataban de venderla para sacarse un buen beneficio, pues esa isla, era sin duda una isla en la que se vendían muchos humanos, sobre todo esclavos y especies exóticas. Pero no era esa mi intención y para calmarla me volví algo más seria pero sin quitar mi sonrisa habitual, ya que su compañía me complacía y me hacía sentirme confiada.

     -No, no tengo ninguna intención de llevarte a ningún tipo de venta de esclavos, o como se llame esto. He llegado a esta isla, esta mañana y lo único que deseo es explorarla aún más, puesto que es una isla de lo más divertida y es un punto necesario en mi viaje por el mundo. Si aún después de esta frase piensas que tengo alguna intención oculta, puedes irte, pues lo último que me hace falta en este momento es el dinero. Prefiero tener una amistad a tener el dinero por la cabeza de la que podría ser mi futura amiga, espero que entiendas lo que quiero decirte. Tu compañía me agrada enormemente.- Dije de manera calmada y seria pero con la sonrisa típica de Yumiko.

     Seguidamente tras decir esto volvió a mi cabeza ese cúmulo de preguntas y curiosidades sobre el nuevo mundo y proseguí a hacerle varias preguntas. Mi curiosidad no tenía límites y mi confianza en personas desconocidas tampoco.

     -¿Enserio provienes del Nuevo Mundo? Nunca me han hablado de este más que rumores, cuéntame como es ahí, ¿las islas con cálidas o más bien frías?, ¿el mar se descontrola de manera extrema como dicen los cuentos o no y esta plagado de piratas y personas muy fuertes como dicen las leyendas?- dije con cara maravillada mientras por mi cabeza pasaban todo tipo de cuentos y leyendas que me habían contado desde mi infancia sobre ese recóndito mar.

     


     Esta es la cara de asombro de Yumiko que mantenía en todo momentos mientras hacía sus preguntas tan curiosas, estas preguntas eran como las preguntas de una niña, pues eran completamente inocentes y lo único que contenían era curiosidad y ninguna otra intención oculta.

     Tras hacerle las preguntas me quedé con la misma cara esperando una respuesta de Miki, tenía mucha curiosidad sobre lo que se encontraba tras esa pared, llamada Grand Line y ella lo sabía, o eso creía yo. Mientras esperaba la respuesta le di otro bocado a mi sándwich dejando solo un pequeño trozo y este lo tiré a unos metros, una ardilla vino y se lo comió, era mi principal intención, esperaba que la chica no se sintiera ofendida por haber tirado un minúsculo trozo del sándwich, aunque yo se lo había dado.



avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 644
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
111190/320000  (111190/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por D-Chan el Jue 16 Oct 2014 - 1:42

Me sentí aliviada sabiendo que ella no buscaba los de mi especie para venderlos como hacían muchos humanos, por lo menos ahora tenía alguien en quien confiar en esa isla, pues no parecía que la gente de ese lugar fuera muy confiable; tal vez ella me habría ayudado a orientarme mejor en esa isla tan extraña!

-Que alivio! Ahora podré confiar en alguien de esta isla tan rara!- no me dió el tiempo de seguir hablando que empezó a hacerme montones de preguntas sobre el Nuevo Mundo, al parecer realmente le interesaba ir!

-Pues... hay todo tipo de climas, y el mar realmente se descontrola de maneras absurdas y hay todo tipo de personas... podrías ir un poco más lenta con las preguntas?- me reí un poco algo nerviosa, aunque luego de eso me acordé de algunas de las cosas que quería preguntarle, entonces involuntariamente no le di el tiempo de seguir que yo también empecé con mis preguntas.

-Pero porque los ojos de tu oso empezaron a brillar? Y de donde sacaste ese plato? Estoy muy segura de que antes no lo tenías!-

Tras decir eso seguí comiendo mi pedazo de sandwich hasta terminarlo mientras esperaba una respuesta de Mei; aunque ya había terminado, sentía que aún tenía algo de hambre, pues la mitad de un sandwich no era mucho.

-... me gustaría comer un dulce ahora... aunque solo tengo miel...- eché un vistazo a mi alrededor, y  me fijé en el viejo edificio allí: parecía abandonado, o almenos eso creía yo.

-Mmmm... Mei, que es ese lugar? Lo conoces?- luego recordé que ella no era de esa isla, entonces me acerqué curiosa a ver más de cerca. –Quiero entrar a ver que hay allá adentro!- dije moviendo la cola emocionada; no le paré mucho a la reacción de Mei, pues estaba muy ocupada dandole vueltas y vueltas una y otra vez a la casa, buscando algun hueco por donde entrar, hasta que encontré un pequeño agujero, tal vez demasiado pequeño; sin pensarlo mucho me metí en el agujero, y me dí cuenta de mi error. El hueco era más pequeño que yo, y me quedé atorada.

-.... Ehm... Mei? ... Estoy atorada... me ayudas?- dije agitandome, aunque hubiera podido salir yo sola, era muy arriesgado intentarlo, con mi fuerza habría podido derrumbar el edificio, y no estaba intencionada a hacer eso. Estoy muy, pero muy segura de que Mei se estaba riendo con gusto de mi situación.

Spoiler:
siento haberme tardado algo así como siglos en contestar, pero habían quitado internet de mi zona por un tiempo, y tuve unos problemas de los que realmente prefiero no hablar. realmente lo siento, disculpa si te dejé esperando mei, puedo pedir humildemente ser perdonada? ^^"
avatar
D-Chan

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Edad : 19
Localización : por ahí ando XD

Hoja de personaje
Nivel:
5/1  (5/1)
Experiencia:
1100/1  (1100/1)
Berries: 550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Las hadas existen! [Pasado][Privado: Miki y Yumiko]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.