Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7169)
 
Nocturne93 (5182)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2141)
 
Drake Lobo Ártico (2061)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Lun 13 Oct 2014 - 9:05




15:23p.m. La música sonaba animosa en aquel lado burgués de English Garden, llamado "Towerbridge" por los lugareños. En aquella taberna de grandeza y fineza me encontraba, bebiendo un buen trago del mejor licor que mi dinero pudiese comprar con las monedas de cambio que sobraban de las grandes compras que había hecho dicha ciudad. Los violines, la gente bebiendo y las mujeres bailando, de vez en cuando acercándose a mi con libidinosas intenciones. Les dedicaba una pícara sonrisa y ellas se retiraban más que contentas, sabían que tarde o temprano conseguirían lo que querían, tal vez esa noche, u en otra ocasión; Me estaba tomando unas vacaciones, y Katarina se había quedado en Karate Island por el momento, prefería que estuviera a salvo con gente de confianza, en vez de venir conmigo a una ciudad en donde se rumorea constantemente que los bárbaros y maleantes de las afueras, provenientes de la otra mitad de la isla English Garden, atacarían aquella mismísima noche. El temor igual no parecía notarse en el aire, es más, había más alegría que tristezas y preocupaciones. Parecía como si estuviesen lo suficientemente convencidos de que nada sucedería. Pero también tenía un mal presentimiento, como una leve sensación escalofriante que recorría mi espalda como un cubo de hielo pequeño deslizándose por lo largo de mi columna vertebral hasta mi coxis.

El día afuera estaba oscuro, parcialmente nublado y con un aura deprimente al menos para mi. — Tsé... qué aburrimiento. Mucha música, mucho baile, mucho canto... ¿pero y las cortesanas? — murmuraba refiriéndome al entretenimiento para hombres. Claro, que las dulces meseras de dicho local estaban más que dispuestas a prestar sus cuerpos por un poco de dinero, pero teniendo en cuenta que estábamos del lado burgués de English Garden, había que ser un poco más precavidos con lo que se pide o desea, uno nunca sabe cuando se va a encontrar con un agente de la ley y terminar preso por algo tonto como pedir servicio sexual. Y la verdad, que eso mismo no se hizo esperar, el tabernero rebufó ronco por la nariz mientras me miraba yo dándole la espalda. Me fui dando vuelta lentamente en la banca que estaba sentado, y dedicándole una risueña e irónica sonrisa, esperé que me cantara las cuarenta. — Si quieres lo que buscas, sube por esas escaleras... — señaló hacia atrás indicando unas escaleras de madera tras una puerta medio entornada, se podían ver claramente los escalones desde donde me encontraba. Sonreí de medio labio e incliné la cabeza levemente en signo de agradecimiento.

Sin mucho preámbulo pasé por aquel umbral de la puerta, subiendo los escalones y llegando a lo que parecía ser un burdel en el segundo piso oculto de toda la multitud que inocentes estaban en la planta baja. Seguramente todo aquello era ilegal, ¿pero a quien le importaba acaso eso? Solamente agarré a la fémina que más hermosa se veía y con curvas más prominentes, y sin más me la llevé a un dormitorio; La movida no fue demasiado agradable, a decir verdad... intentó robarme dinero más de dos veces, lo que me obligó a retirarme del lugar, insatisfecho y aún con ganas de más. Simplemente me llevé mis pertenencias, cargando un bolso negro no muy grande a mi hombro izquierdo, llevando allí dentro algo de ropa, dinero, y mis guanteletes, especialmente uno que me había hecho un pirata conocido como "Crimson", aún no me quedaban palabras de agradecimiento por cerciorarse de que mi perfección siguiera inmaculada. ¿Que por qué razón no lo había capturado? Porque no me apetecía sinceramente, además... ni que fuese de mi interés; No mucho tiempo después de salir, en una de las calles principales de Towerbridge, me encontré con una cartelera llena de Wanteds de piratas y maleantes de English Garden, entre ellos se encontraba un criminal reconocido y buscado en aquellos sitios. Se hacía llamar Robert "Hellsting"... Piquete infernal, vaya apodo. Su recompensa se aproximaba a los 15.000.000 Berries. No era una recompensa demasiado elevada, pero sí lo suficiente como para sacarme el polvo luego de haber estado tres años solamente entrenando y paseando por islas de los Mares Cardinales; Tomé el cartel y lo guardé hecho un rollo en uno de mis bolsillos del pantalón que llevaba puesto, retomando camino por la ciudad.

Mientras tanto, en Kingsland...

En la periferia de Towerbridge se encontraba el reino de los bárbaros y maleantes de English Garden, el lado sucio y con más bajeza de aquella isla. En una de las tantas aldeas barbáricas de dicho sitio, había una junta entre varias personas, todas ellas vestidos con ropajes hechos de cuero, pieles y demás. Cosidos a mano con tiras de cuero e hilo hecho a base de pelos de varios animales. — ¡Hombres, esta noche marcharemos hacia Towerbridge! ¡Obtendremos lo que nos merecemos! — gritaba el que parecía ser el líder de un grupo que era conformado por al menos unas veinte personas aproximadamente, no muchas más. Su apariencia era igual que la de los demás, hombres barbudos o con sombras de varios días, fuertes y de cuerpos robustos sea por la gordura o por los músculos, pero ninguno parecía famélico a decir verdad. Todos rodeaban a aquel hombre, el cual presentaba una melena rubia que caía por sus hombros, una barba tupida que tapaba la mitad inferior de su rostro y solamente una pequeña apertura se notaba cada vez que abría la boca, denotándose que estaba hablando. Aquel hombre era ni más ni menos que Robert "Hellsting"; Organizando a sus hombres, terminaron de plantear el plan para aquella noche. Atacarían en las próximas cinco horas. Incrédulos aquellos que se encontraban en Towerbridge, ignorando las incesantes advertencias de los clarividentes que amables se prestaban para dar sus presagios a dicho pueblo. Pero preferían seguir con sus fiestas y burguesía sin fin. Yo igual, claro... pero al menos yo estaría preparado para recibir dicho ataque, si es que llegaba a suceder... Quedaba tiempo aún, al menos algo bueno debía de haber en todo esto, ¿cierto?...


Última edición por Mark Kjellberg el Lun 13 Oct 2014 - 17:15, editado 2 veces
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Lun 13 Oct 2014 - 12:33

Mi próximo destino era English Garden, una isla del North Blue. La verdad es que nunca había estado allí y no sabía que me depararía en aquel pedazo e tierra perdido en la inmensidad del océano. Sin hacerme esperar embarqué. El viaje fue tranquilo hasta mi destino. Desdoblé el papel que había en mi bolsillo y miré la foto que salía en él. Robert Hellsting, 15 millones. No era mucho, pero estaba empezando a ganarse el reconocimiento del resto de los piratas en aquel mar, y mi objetivo era simple, entregarlo y en caso de no poder tenía permiso para eliminarlo.
Sin percatarme del asunto, la nave llegó puesto, el capitán hizo sonar la bocina para anunciar que el viaje había finalizado. Bajé junto al resto de la gente y me quedé mirando un momento el puerto.
Sin duda alguna ese debía ser la parte más pudiente de la isla, porque los edificios que se veían eran bastante grandes y bien cuidados, a parte de eso había varios carruajes esperando a la salida del puerto. Avancé para salir de allí y y en poco tiempo me encontraba en medio de una calle llena de tiendas y algún que otro bar. Suponía que en las tiendas no encontraría a un pirata, así que entré en uno de los bares, pedí un refresco. No solía beber, y menos estando de servicio, el alcohol atontaba mis sentidos, lo que me hacía menos eficaz.
Pasee la mirad por el bar en busca del pirata. Como pasaba en todos sitios, me encontré con miradas indiferentes y miradas con ansias asesinas a partes iguales, pero ninguna de aquellas caras era la que buscaba.
Poco tiempo después salí del bar, pero no iba solo tras de mi venía otro hombre que me atacó en la calle, pero estaba preparado. Giré sobre mi mismo y le di un golpe en la nuca, lo que hizo que se mareara. Saqué el cartel de Hellsting y se lo coloqué delante de la cara.

-¿Has visto a éste hombre? -pregunté con indiferencia, a lo que el hombre solo negó con la cabeza tu decides o te mato por agredirme o desapareces del mapa.

El hombre huyó a toda prisa por la calle, lo que hizo que asomara una sonrisa en mi cara. No lo habría matado, pero a los piratillas había que asustarles así.
Pero no había conseguido nada de información, puede ser que no se encontrase allí, pero de todas formas seguí buscando información en aquel lugar.

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Invitado el Mar 14 Oct 2014 - 19:38

En una isla llamada English Garden, había un pequeño burdel en el sótano de un bar. En ese mismo burdel, se encontraba en un sofá, una mujer de curvas indomables, con unos grandes pechos, que vestía ropa interior, de color negra con los bordes rojos. La mujer era rubia, con el pelo largo y entre sus pechos, se podía ver un pequeño hombrecito, de unos 18 centímetros de altura. Era un viejete que vestía un traje de ninja granate, se trataba de Pulga, un CP. Era extraño, un CP estaba en un burdel ilegal, si le pillaban sus superiores posiblemente lo echarían del CP. El enano estaba disfrutando, abrazando uno de los pechos de la mujer, hasta que de pronto se sobresaltó.

- "Oh mierda. Yo tenía una misión que cumplir, arrestar a un tipo de 15 millones. Bueno, antes de la misión hay que coger energías. ¿No?"- Se decía a si mismo aquel miembro del CP pervertido.

El viejo a gran velocidad salió de allí, sin pagar. Se dirigió a unas de las calles en busca de aquel tipo, decidió subirse a un tejado en busca de gente sospechosa y en una de las calles vio como un extraño tipo atacaba a otro. Ese tipo reaccionó rápido y tumbó al otro, la verdad es que me sonaba de haberlo visto alguna vez. El trajeado le enseñó un cartel de se busca y parecía ser el mismo que el que tenía que arrestar. Vio como el hombre que había sido derrotado echó a correr, así que el viejo se lanzó encima de aquel tipo, golpeándole con el puño derecho y estampándolo al suelo. El viejo usó sus técnicas de interrogación a ese tipo, que acabó hablando, ya que Pulga le pisaba las partes nobles con gran fuerza. Parece ser que él era un piratilla del que buscaba y solo sabía que estaban planeando algo grande, pero él era de muy pequeño rango y no lo sabía con certeza. El viejo lo dejó escapar llorando por el dolor que tenía en cierta zona y se fue en busca del tipo trajeado que había visto, iba a preguntarle que hacía buscando a su presa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Mar 14 Oct 2014 - 21:46

No parecía ser que este fuera a ser mi día de suerte realmente, me encontraba vagueando por la ciudad cuando de repente, una persona se chocó conmigo, aunque se chocó con mi espalda. Yo por mi lado no me moví ni un solo milímetro, más el del contrario cayó de culo al piso. Iba a quejarse pero cuando me di vuelta y vio mi imponente figura, un poco más y terminó orinándose en los pantalones. Saqué el cartel que había enrollado antes y guardado en el pequeño bolso que llevaba conmigo, estampándoselo en la cara -como los otros dos-, sonriendo de medio labio y esperando que entendiera a lo que me refería. ¿Sabía que los otros dos miembros del CP lo habían atacado? No, en absoluto, siquiera me había percatado de sus presencias. — ¿Sabes algo de este tipo? — preguntaba yo con curiosidad, aunque también cierta malicia en mi mirada, intimidante a decir verdad. El sujeto por su lado empezó a temblar y llorar del miedo, pensando que ahora sería yo quien le daría una paliza.

Sacó una cuchilla e intentó clavársela a si mismo en la yugular pero un rápido movimiento de mi mano haciendo uso de Busoushoku Haki Armamento fue suficiente para agarrar y hacer trizas la hoja de aquella navaja. Le volví a sonreír, preguntándole nuevamente lo mismo. Este asintió, comenzando a hablar, tembloroso. — S-sí... es lo mismo que les dije a los otros dos tipos raros... por favor, no me hagas nada. Hoy de noche planean atacar esta ciudad. No sé nada más, por favor. — pedía clemencia de una forma más que patética. Escupí hacia un lado maldiciendo su presencia, para luego dejarle ir, dándole una merecida patada en el trasero, que lo levantó varios metros en el aire creando una curvatura en dicho lugar, haciéndole desaparecer de mi vista. Seguro le había hecho trizas el hueso de la cadera, la pelvis y hundido el recto hasta el intestino grueso.

"Bah... me dijo algo que ya sabía, será mamón. Pero al menos confirmó los rumores..." susurraba renegando con la cabeza. Volteé mi mirar, y divisé no muy a lo lejos a una persona y lo que parecía ser una maldita pulga o abeja ululando a sus alrededores. Mirando hacia los lados noté que no había mucha persona caminando por las calles de la zona, y usando mi Dashing Point al transformarme velozmente, arremetí en un "dash" instantáneo en línea recta con destino hacia ellos. Me detuve tras estos dos volviendo a mi forma humana, y la frenada fue tal que creó una especie de ventisca bastante potente que levantaría polvo del suelo, arena y revolotearía los cabellos de ambos, o bueno... los pocos que quedaban del segundo, aquel pequeño enano. — Buenas tardes, caballero y pulga. — les decía con un tono quizás algo despectivo u superado, pero solamente era para iniciar una "cordial invitación". No le decía "pulga" al enano por saber su nombre, sino más bien como un apodo debido a que realmente parecía una, hasta la forma de su boca se asemejaba a tal criatura chupa-sangre. — Según lo que me dijo un sujeto que extrañamente se agarraba los huevos como si se los hubiesen cascado recién... ha llegado a mis oídos que ustedes están buscando a Robert "Hellsting", ¿o me equivoco? — les decía posando mi mano derecha en uno de los hombros del peliblanco más alto, y ofreciendo el dorso de mi zurda para que aquel Tontatta se posara sobre este. Les sonreí irónicamente, como demostrando que no estaba muy de acuerdo con aquellas intenciones provenientes de ambos, pero aún así decidí cooperar, a fin de cuentas dos cabezas y 1/8 piensan mejor que una, digo yo.

— Venga, que los invito luego a unas copas. ¿Quieren? Yo me encargo del asunto y ustedes cobran la recompensa, que el dinero es lo que menos me falta. — comentaba yo en un tono confianzudo y despreocupado, de todos modos si intentaban algo raro haría uso de mi Haki Mantra solamente por si las moscas. Realmente me interesaba poco y nada si aceptaban la propuesta, con dejarles en claro quien capturaría a aquel pirata era suficiente para mi, la recompensa me importaba poco y nada a fin de cuentas, ya que básicamente significaba que el dinero para mi no lo era todo, sino también la fama de capturar piratas por doquier. Aunque este fuese de poca monta y posiblemente una mosca ululando al lado de un papel pegajoso; Me separé de aquellos dos, agitando mi mano para que el más pequeño se separara de esta. — ¿Y, qué dicen muchachos? ¿Aceptan, o aceptan? — porque claramente otra no les quedaba a decir verdad. El día lentamente se iría transformando en tarde, y la tarde en noche. Y estaba claro que cuando cayera la noche y la gente estuviese más distraída con sus quehaceres nocturnos y las fiestas en las tabernas, atacarían... tirando todo a su paso, reconquistando aquello que alguna vez fue de ellos, supuestamente...
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Mar 14 Oct 2014 - 22:12

Sin darme cuenta un viejo enano se me acercó, su cara me sonaba bastante de haberla visto por el cuartel del CP. Pero no estaba completamente seguro. Cuando iba a preguntarle noté una fuerte ráfaga de viento detrás, me giré y mi pelo se movió cubriéndome la cara. Al apartármelo de los ojos vi una mano en mi hombro, levanté la mirada y me encontré con un hombre delante. Nos comentó que él iba buscando al mismo pirata que nosotros, ¿nosotros?, es decir que el enano también.
Era extraño, no tenía noticias de que otro miembro del CP anduviese en el caso, no podía ser un marine ya que no se preocuparían por algo así. Les gustaba más lucirse para que salga en los periódicos.
No sabían quien era el hombre que me hablaba y que me agarraba por el hombro con tanta confianza. Cuando mencionó la recompensa caí, ¡un caza recompensas!
No me interesaba para nada uno de esos tipos, pero sabía que en ocasiones trabajaban junto al gobierno para capturar algunos piratas, aunque en realidad solo les importaba el dinero. Lo raro fue que renunciaba a toda la recompensa.

-Eres un caza recompensas, ¿verdad? -pregunté siendo ya algo obvio para mi -soy Etsu Shiroi, miembro del CP 3, si renuncias a la recompensa de ése pirata, ¿qué es lo que quieres a cambio?

No sabía qué podría querer para renunciar a ese dinero, no es que fuese una fortuna, pero era suficiente para un pirata que estaba ganando renombre. lo miré de arriba a abajo y luego ladeé mi cabeza para ver al enano, un tontatta sin duda.

-¿También te manda el CP?, no tengo constancia de que haya más agentes en este caso -dije mirándolo.


Última edición por Etsu el Vie 17 Oct 2014 - 11:47, editado 1 vez

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Invitado el Miér 15 Oct 2014 - 23:32

La pequeña pulga paseaba detrás del tipo del CP, pero de pronto una extraña brisa que levantó al tontatta unos centímetros apareció. Reslutaba ser un hombre de pelo azul que posaba su mano en el hombro del peliblanco y la otra se la daba al enano para que se posase encima. El enano subió a su mano y extrañado cuando el le llamó pulga le contestó.

- "¿Pulga? ¿Como sabes mi nombre? Hombre gigante." - Le decía Pulga extrañado.

El tipo empezó a hablar del pirata que los tres buscaban y ofreció que el cazaría al pirata, pero que le daba igual la recompensa. El enano pervertido se sonrojó, soñando con un montón de mujeres ligeras de ropa a su alrededor y sin pensarlo contestó.

- "Y tanto que me apunto, como no."

El hombrecillo saltó de su mano al suelo y empezó a calcular cuantas mujeres podía contratar para él. El peliblanco le preguntó si le mandaba el CP así que él le contestó con mucha educación.

- "Joven, si me manda el CP, es una misión de capturar a un pirata malvado."

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Vie 17 Oct 2014 - 7:53

— ¿Sorprendidos, muchachos? Vaya, esto es más de lo que me esperaba. — decía al notar sus reacciones. Inicialmente el albino que parecía más que impresionado por el hecho de que no quisiera la recompensa, siendo yo claramente un cazador. Asentí con la cabeza ante su primera pregunta, dejándole en claro que no se equivocaba. — Estás en lo cierto, soy un cazador de recompensas... pero uno muy poco habitual. — le decía sonriendo de medio labio, cruzado de brazos y mirándoles fijo a los ojos a cada uno. Cada quien tenía seguramente sus propias teorías sobre mi decisión de no querer el dinero, pero nada más yo tenía la razón a fin de cuentas. Aclaré un poco mi garganta para interrumpir la charla entre estos dos ya que parecían estar comenzando a pasar de mi un poco, por no decir demasiado. Me acerqué a estos nuevamente, dándole una suave palmada en la espalda al albino de nombre desconocido de por momento, y a Pulga, que por cosas de pura suerte adiviné su nombre el cual prácticamente era el mismo que aquel bicho chupasangre, al cual se parecía mucho si se le veía bien.

Antes de que se pongan a charlar de sus pequeñeces, les explicaré la razón por la cual no me interesa cobrar su recompensa, que no es una suma subestimable en absoluto. — hice una fugaz pausa antes de soltar una risa socarrona. — Ya tengo demasiado dinero como para querer más. El capturar piratas se ha vuelto un pasatiempo más que una necesidad, ¿y entonces, por qué no ayudar a dos personas que buscan al mismo tipo que yo? Trabajan para el Gobierno Mundial he de suponer... ¿Pero no que esta gente mantenía más en secreto sus profesiones y grupos de intelecto militar? — les preguntaba siempre con una amplia sonrisa de oreja a oreja que dejaba ver mis dientes blancos como el marfil y mis caninos más largos de lo normal, con un toque de soberbia de por medio. No sabía si iban a aceptar así como si nada, a fin de cuentas los miembros del Cipher Pol seguramente debían ser por lo menos lo más precavidos posibles con cualquier desconocido que se les acercase, mucho más aún con alguien como yo... tan perfecto e imponente, casi que omnipotente; Resoplé por la nariz dejando en claro que esperaba una respuesta con orgullo, sacando pecho y poniendo en tensión los músculos, simple espectacularidad para llamar un poco más la atención.

— Si quieren, hasta podemos adelantarnos al ataque nocturno que supuestamente será llevado hoy, y llegar a la base de ese pirata. ¿Qué dicen? Si aceptan, puedo llevarlos tranquilamente, claro... siempre y cuando no sean unos malditos traidores que apuñalan por la espalda a la primera oportunidad. — les dejaba en claro, sonriendo esta vez de una manera intimidante, con cierta malicia y sadismo. No tenía intenciones de dañarlos ni mucho menos atacar a aquellos agentes del Gobierno, pero si se presentaba la situación de tener que defenderme, lo haría sin duda alguna. Sin esperar demasiado, aprovechando el gran tamaño se aquella calle principal/central de Towerbridge, utilizando el poder de mi Zoan Mitológica, me transformé en un enorme dragón de escamas azules y grandes alas, elevándome con una altura de cuatro metros erguido en mis cuatro patas. Les miré bajando la mirada y agachando la cabeza, esperando respuesta de aquellos dos, ignorando evidentemente los gritos de terror de la gente en el lugar, a fin de cuentas no tenía nada que explicarles, aterrorizar a los lugareños de cualquier isla a la que vaya ya se había hecho costumbre a estas alturas. — ¿Y, van a subirse o no? — fue lo único que les pregunté, ya en mi forma de dragón, presentando una voz mucho más gutural y grave, ronca.
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Vie 17 Oct 2014 - 12:03

-Pertenecer al Chiper Pol no exige siempre el anonimato, solo cuando nos infiltramos -comenté tranquilamente -además es una misión de captura o asesinato, según las circunstancias. No hay necesidad de usar una identidad falsa.

Supuse que podría hacer mi trabajo junto a aquel caza recompensas, no era raro que la marina trabajase con ellos así que no me iba a oponer a trabajar con él. Por cumplir la misión recibiría mis honorarios normales y además siendo tres personas seríamos más eficaces, al menos en teoría. Seguí escuchándole hablar y en cierto momento dijo que no esperaba que lo apuñalásemos por la espalda, me parecía justo, pero no se por qué esperaría algo así por parte de los agentes del gobierno. Tras acabar d hablar su cuerpo cambió, creció y su piel se volvió azul y escamosa, su cuello se alargó y su cabeza adquirió forma de reptil, le crecieron dos inmensas alas a la espalda u una cola al final de ésta. Sus manos y pie se transformaron en garras y cuando volvió a hablar lo hizo con una mucho más profunda y grave.

-¡Zoan mitológica! -exclamé al verlo y usando geppou me coloqué delante de sus ojos -es la primera vez que veo una. Creo que podremos trabajar juntos, puedes estar tranquilo ya que no haremos nada en tu contra, a no ser claro que lo hagas tu primero. ¡Si es así tendremos que matarte!  

Quizá la última frase salió de mi boca con un tono más amenazador del que yo creía, pero también era bueno que no nos tomara a la ligera, aunque con una criatura así lo tendríamos difícil. Finalmente acepté su invitación y volviendo a patear el aire me coloqué en su espalda, entre las dos enormes alas. La piel era resbaladiza pero supuse que aguantaría sin caerme.

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Mar 21 Oct 2014 - 23:50

Aclaración:
Debido a que Pulga ha tardado ya 4 días en responder, se le saltea esta ocasión, si se le ha de saltear nuevamente se le retirará del tema.

Parecía ser que el albino tenía ciertos conocimientos sobre la especie de Akuma no Mi que poseía yo. Y bueno, no era demasiado complicado el inquirir de qué se trataba, convertirse en un animal mitológico solamente dejaba como opción una Zoan; Solté una socarrona risotada en lo que le veía ahora dando "saltos" en el aire frente a mi, bufando por la nariz para acto seguido hablar. — Me agrada saber que al menos ustedes los del Cipher Pol están lo suficientemente informados como para saber ese tipo de cosas. — le decía al de cabellera blanca, antes de que se sentara tranquilamente en mi espalda. Esperaría que la pulga aquella, ese enano de apariencia de anciano se posara también por esos lares también. — Bien, agárrense lo más firmemente posible que puedan, muchachos... no vaya a ser que salgan volando en medio del aire... y a decir verdad, una caída a gran altura no es algo muy agradable que digamos. — les advertía resoplando por la nariz a modo de risa antes de agitar mis alas con cierta violencia, levantando polvo del suelo y tierra, emprendiendo vuelo hacia la zona exterior a Towerbrige. ¿A donde me dirigiría exactamente? Si bien no sabía el camino exacto, nos llevaría hacia Kingsland, el lado subdesarrollado de English Garden, un paraíso para los bandidos y vándalos infradotados mentalmente. Seguro no tardaríamos demasiado en llegar a aquel sitio, a fin de cuenta me encontraba volando a una velocidad cercana a los 400km/h, agitando mis alas no demasiado rápido pero si fluyendo a través del viento.
Media hora más tarde...

Parecía ser que no podría continuar más por aire, sabiendo que más allá del territorio barbárico se encontraba posiblemente el pueblo o villa donde se estaban asentando el grupo de maleantes que aquella noche atacaría Towerbridge. Aterricé en las proximidades de un frondoso bosque de árboles de gran altura, superando estos los siete metros fácilmente. Volví a mi forma humana una vez aquellos dos se bajaran de mi espalda. Movería mis brazos para hacer sonar mi espalda, hombros y cervicales del cuello en lo que soltaba un suspiro profundo. — Que viaje más cansino... — murmuraba sobándome los hombros, mostrando una expresión de suma incomodidad. Acostumbraba a llevar en mi espalda a Katarina, mi fiel y dulce compañera de viajes... pero el peso era totalmente diferente. De todas maneras, volteé para enfrentarme a ambos miembros del CP, sonriendo de medio labio mientras movía los hombros un poco más. — Digamos que estamos a unos tres o cuatro kilómetros de distancia con el pueblo más cercano... podemos correr con la suerte de que sea el pueblo que estamos buscando, pero no nos asegura nada que ya no hayan advertido de nuestra llegada. Hay que tener los ojos bien abiertos... aunque seguro ya se dieron cuenta de ello. — les decía alzando las cejas, como si los estuviera subestimando un poco. Me di media vuelta dándoles la espalda, y sin mucho preámbulo al asunto, comencé a caminar metiéndome al bosque enmarañado aquel, por suerte y pasaba luz por entre las hojas, así que oscuro no llegaba a ser, no demasiado al menos...
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Miér 22 Oct 2014 - 12:43

Me monté a su espalda y empezó a mover sus enormes alas, enseguida llevábamos una velocidad impresionante para una criatura tan grande, sin duda alguna era la zoan más impresionante que había visto. Pero claro, qué cabía esperar de las mitológicas. Decidí no hablarle a Mark mientras volaba, a parte de la dificultad que conllevaría hacernos entender con el chorro de viento que venía hacia nosotros por su increíble velocidad, no convenía distraerlo de su cometido, ya habría tiempo para hablar. Lo que me extrañó fue mi compañero, el pequeño miembro del Cp al cual no escuché durante todo el trayecto, ¿le daría miedo o pensó que sería inútil hablar, tal y como yo lo hice?
Cuando había pasado una media hora, Mark se posó entre los árboles y tras bajarnos de su lomo volvió a su forma humana mientras que movía sus miembros, una zoan que altera el cuerpo debía ser difícil de controlar, además de alterar tu percepción del cuerpo entre cambio y cambio. por lo que era normal que estirase su cuerpo. Nos informó que estábamos bastante cerca de un pueblo, con suerte de nuestro destino, se dio la vuelta y empezó a andar. No sabía si conocía el camino o por alguna clase de instinto podía orientarse, pero lo mejor era abandonar aquello antes que oscureciese, así que lo seguí.

-Si alguno te ha visto dudo que quiera acercarse mucho a nosotros -dije en voz baja -somos rápidos y eficaces no creo que tengamos problemas, además podemos usar el terreno a nuestro favor.

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Invitado el Jue 23 Oct 2014 - 16:52

Encima de aquel dragón, se encontraba la pequeña Pulga. Tenía mala cara, estaba pálido como la leche y mientras el gran dragón volaba a gran velocidad, surcando el cielo como si eso fuera lo mas normal del mundo, al enano se le hinchaban los mofletes y se le empezaba a poner la cara de un color verdoso. Estaba agarrado al pantalón del albino del CP, fue un viaje largo pero silencioso, hasta que por fin llegaron a un bosque, aterrizando en el suelo. El pequeñín rápidamente se escabulló detrás de una hoja. Se podía escuchar un sonido asqueroso, como si alguien estuviera vomitando, y efectivamente, Pulga se encontraba echando todo lo que había comido aquel día. Parecía estar mareado cuando salió de detrás de la hoja, empezó a limpiarse la boca con la manga y cambió de cara rápidamente.

- "Esos piratillas de poca monta no podrán con nosotros tres. Tenemos una zoan mito y dos miembros del CP, a no ser que ellos tengan el poder de alguna akuma no mi, como una logia, dudo que nos den mucha guerra. Pero tampoco hay que subestimar al enemigo, así que iremos con precaución." - Decía el enano con voz seria, mientras se seguía limpiando la boca y escupía, debido al mal sabor de boca que le había dejado el vómito.

Se subió al hombro del albino, dando un salto hacia su mano y trepando por su brazo y desde ahí empezó a mirar, buscando el destino. El enano parecía convencido de que esto sería coser y cantar después de ver el poder del Cazarecompensas. Miró al Albino con cara intrigante.

- "Yo no poseo ningún poder de fruta del diablo. ¿Tu posees alguna, albino?

OffRol:
Siento no haber contestado antes, no pude por unos problemas personales, pero ahora si podré contestar todos los días, así que seré un poco mas activo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Miér 29 Oct 2014 - 21:32

Cuando aterrizamos, aquel par de CPs se quedaron charlando entre ellos, el enano preguntándole al albino si era poseedor de una Akuma no Mi. Me los quedé mirando de reojo, algo curioso a decir verdad ya que parecían compañeros de hace años aunque recién se estuviesen conociendo aparentemente. — Será mejor que sigamos adelante... no vaya a ser que nos perdamos dentro del bosque y no encontremos la salida. Aunque ya... se siente el aroma en lontananza, hay un pueblo no demasiado lejos de aquí. — les explicaba volteando de nuevo la cabeza, virando mi visión al frente y así reanudando la marcha, sin hacer mucho deparo en esperarlos a ellos ya que seguro me seguirían de cerca de todos modos si no querían perderse dentro de aquel bosque que rodeaba seguro casi toda Kingsland. El tiempo pasaba rápido, estaba cayendo la tarde pero cuando quise darme cuenta estábamos saliendo del bosque, encontrándonos frente a unas puertas grandes de madera, parecía una fortaleza rodeada de un muro hecho con troncos de madera de puntas afiladas apuntando hacia arriba. Se elevaba al menos unos cinco o seis metros desde el suelo, y habían dos torretas tras las paredes a ambos bordes de dicho portón que tenía apariencia de ser bastante firme, reforzado con aleaciones de hierro y así. Asomaron sus cabezas dos personas, una en cada torre desde allí arriba, mirándonos mientras nos apuntaban con un par de rifles semi-automáticos con mirillas de precisión a distancia, francotiradores básicamente.

— ¡Deténganse ahora mismo! — vociferó el que estaba en la torre que se encontraba del lado izquierdo. — ¿Quienes son ustedes y qué necesitan de aquí? — agregó mientras nos apuntaban a la cabeza, posiblemente sin darse cuenta de la presencia de aquel enano Tontatta debido a su pequeño tamaño y tal vez por el hecho de que eran seres muy poco vistos por no decir que muchos pensaban que eran solamente leyendas provenientes de Dressrosa. Enarqué una ceja, sonriendo con cierta suspicacia ante sus posibles acciones. Seguramente nos dispararían en cualquier momento por lo que había que prevenir eso, ¿verdad? Sonreí con superioridad y bastante socarrón, inclinando un poco mis piernas, transformándolas en aquellas de un dragón, notándose que la piel se me tornaba un poco escamada bajo los pantalones. Di un potente salto dirigiéndome a la torre a mi izquierda, ahorcando con fiereza al sujeto dejándolo noqueado en cuestión de un segundo a lo sumo debido a la opresión en las venas yugulares y su esófago sin tener la posibilidad de respirar ni exhalar en absoluto. El francotirador de la otra torre quedó espantado ante tal visión, tirando su rifle y sonando una campana alertando a todos los demás individuos dentro del pueblo. Al parecer habíamos llegado al lugar destinado.

— ¡Ya les abro, muchachos! — decía con aires de grandeza, siempre manteniendo esa amplia y confianzuda sonrisa dibujada en mi rostro, dando otro salto bajando del lado interno de tal aldea amurallada, notando a mis espaldas que los hombres tomaban sus armas las cuales eran sables de hierro templado y forjado a mano, afilados en piedra caliza, básicamente armas rudimentarias en comparación con esos rifles que parecían tener los de las torres... seguro eran falsificaciones para intimidar y nada más. Cargué en mi brazo derecho la cantidad de golpes necesarios para abrir la puerta, exclamando el nombre de la técnica. — ¡5-Hit Scale Impact! — y sin complicarme demasiado, la puerta se hizo trizas, volando en mil pedazos con astillas saliendo hacia todos lados. Ahora había quedado camino libre para encontrar al pirata, y que los miembros del Cipher Pol evidentemente me "asistieran".

Off-Rol:
Disculpen la tardanza, no he tenido casi ni tiempo para responder los roles en los que estoy.
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Jue 30 Oct 2014 - 11:45

Pulga me preguntaba por si poseía el poder de una akuma, normalmente no se iba por ahí contándole al primero que pasa por la calle tus habilidades. Y en este caso no haría una excepción.

-No se, ya veremos -contesté sonriendo mientras seguía a Mark.

Llegamos a unas grandes puertas de madera con torreones a los lados, había dos hombres con armas de fuego, pero Mark se hizo cargo de ellos en un instante, al menos de uno ya que el segundo dio la voz de alarma. Luego rompió la puerta permitiéndonos el paso libre a los demás.
El interior parecía estar alborotado, había varios hombres con espadas, armas menos sofisticadas de las que tenían los hombres de las torres, pero no por ello menos peligrosas, eso lo sabía bien. Corrí hacia entro a la vez que desempuñaba mi arma y usaba mi habilidad para crear una fila de pinchos delante mía, ensartando así algún que otro pie de aquellos hombres.

-¡Pulga, espero que estés satisfecho! -grité para hacerme oír entre todo el alboroto -ahora, ¡juguemos!

Me moví rápidamente, reduciendo a un crío de un golpe en la nuca, mientras que giraba sobre mí mismo para asestar un poderoso golpe con mi katana, pero el hombre gordo al que iba dirigido era mejor de lo que pensaba ya que paró el golpe mientras me enseñaba su hilera de dientes amarillos.
Salté en el aire, impulsándome con el geppou para colocarme a la espalda de aquel hombre gordo.

¡Kira cho! -exclamé mientras hacía un corte en X en su espalda, lo que lo hizo caer al suelo.

Hacia mi venía una mujer, con grandes músculos y la sombra de un bigote sobre el labio superior, un pequeño escalofrío recorrió mi columna pero salí disparado hacia ella. Movió rápidamente la espada de derecha a izquierda, pero yo estaba preparado ya, me agaché antes de que me diese y luego salté hacia arriba moviendo mi arma.

-¡Kamakiri hiko! -dije mientras atravesaba su cuello y aterrizaba tras ella. Su cabeza se desprendió limpiamente y rodó por el suelo hasta los pies de otro de aquellos hombres.

Había llamado su atención y ahora me miraban una serie de ojos con emociones muy distintas, algunos expresaban su miedo, y procuraban no acercarse a mi. Otros parecían tristes, como si no le quedase otra alternativa y en la mayoría de ellos no se veía otra cosa que rabia e ira. Éstos eran los que venían hacia mi sin importarles el peligro, y los más fáciles de eliminar, ya que apenas prestaban atención a su propia defensa.

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Invitado el Lun 3 Nov 2014 - 16:19

El peliblanco no quiso contestar a la pregunta que el pequeño humano le hacía, pero eso fue mas que suficiente para que Pulga se diese cuenta de que si poseía una habilidad. Los tres se dirigían hacia el poblado, mientras el enano hablaba con el peliblanco.

- "Por tu contestación, eso quiere decir que si. No me malinterpretes, me gusta saber las habilidades de mis compañeros de pelea y así, poder pelear en equipo."

Se dirigían al poblado, cuando de repente unas grandes torres con dos personas apuntando con unos rifles amenazaban a los dos grandullones. Al ser tan pequeño, de Pulga no se dieron cuenta y este empezó a caminar hacia la puerta, al ver como el cazador elevaba su cuerpo y se dirigía a machacar a los de la torre. De unos fuertes golpes, el hombre dragón destrozó la puerta y empezó la pelea. Pulga se dio cuenta que no solo habían hombres con los que pelear, si no que también mujeres, algunas con un bonito cuerpo. El enano corrió hacia la que parecía la mas bella y en un abrir y cerrar de ojos, se puso detrás suyo, pasando entre sus piernas. Dijo unas palabras serias, que parecían ser de una técnica extraña.

- "Perversión al límite" - Dijo mientras se le escapaba una sonrisa pervertida.

Pulga hizo un movimiento veloz, que bajó los pantalones de aquella mujer de bonitas curvas. Se podía ver unas bragitas de color rosa, con un lazo blanco en la parte de delante. La mujer empezó a gritar, avergonzada, soltando la espada que tenía en las manos para poder subirse los pantalones. Pulga, antes de que pudiera subirse los pantalones aquella mujer, corrió por su pierna, mientras le tocaba el trasero y subía a su hombro y, desde ahí, le desabrocho el sujetador y se bajó de su hombro. Tenía buenos movimientos, pervertidos, pero buenos al fin y al cabo. En el suelo, mientras aprovechaba que la mujer se subía los pantalones, Pulga se metió dentro de su camiseta, agarrando desde ahí el sujetador que estaba desabrochado y arrancárselo. La mujer gritaba mientras sus mofletes se tornaban de un color rojo, aquel enano, sin duda, era un pervertido. El pequeñín agarró las manos de la mujer y las puso a su espalda y, con el sujetador, ató estas, improvisando unas esposas.

- "Quedas detenida por tener semejante belleza." - Decía con una cara pervertida, mientras lanzaba a la mujer al suelo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Lun 3 Nov 2014 - 18:21


Podría decirse que me esperaba algo más serio por parte de aquella gente, ¿pero qué se podía esperar de una banda de bárbaros como ellos? El albino del Cipher Pol hacía lo suyo de la manera más veloz y profesional posible, asesinado a quien intentara atacarle con ganas de matar, y dejando noqueados a los que lo hacían nada más por obligación, por miedo de ser asesinados por el pirata que tenían escondido en aquella aldea. Me quedaba mirando desde el umbral de aquellos enormes portones -ahora rotos- apoyado de lado contra uno de los lados, sonriendo de medio labio mientras notaba de reojo que el viejo aquel Tontatta hacía de las suyas, parecía ser un maldito pervertido de esos que toquetean a toda mujer cuando tienen la oportunidad, inclusive ya había atrapado a una de ellas. Reía entretenido ya que aquello no parecía más que un show tragicómico, tirando a patético. ¿Pero yo... qué haría en esos momentos? La gente estaba tan concentrada en atacar a los Cipher Pol que ni se habían percatado de mi presencia, hasta que el susodicho pirata que debíamos capturar salió medio desnudo de una choza, acomodándose la ropa y subiéndose los pantalones, mientras una mujer de aspecto bastante... bueno, masculino salía tras él, rodeando su cuerpo desnudo con lo que parecía ser la sábana que usaban para cubrirse. Enarqué una ceja y solté una carcajada más que sonora cuando le vi de ese modo, parecía menos preparado de lo que uno se podría esperar de alguien que planeaba atacar una aldea burguesa al caer la noche.

— ¡Hellsting! ¿¡Es eso todo lo que tienes, pedazo de mierda!? — vociferaba a todo pulmón, aún tentado de la risa mientras dejaba como los miembros del CP terminaran de derrotar a los demás subordinados de dicho pirata. Este arrugó el entrecejo mientras me miraba fijamente a los ojos, estábamos a una distancia aproximada de diez metros. Desenfundó uno de sus revolver y sin pensarlo dos veces me disparó como si su vida dependiera de ello. Lo más raro es que me dejé impactar en el hombro, logrando que aquella bala me dañara como estaba previsto para él, que se confiara lo más posible para luego derrotarle más fácilmente. Me gustaba jugar con mis víctimas, aunque eso significara recibir un poco de daño y después hacerles caer con más fuerzas... como dicen algunos, cuanto más alto se está más dolorosa es la caída. — ¡Hah! ... ¿Piensas que me van a derrotar tres mocosos y un gigantón así como si nada? ¡Tengo armas, armas que estos bárbaros no tienen! ¡No me podrán vencer, antes de que lleguen a tocarme siquiera un pelo terminarán hechos un colador! — me contestaba mientras se relamía. Sin duda alguna parecía ser que mi plan había surtido efecto. Saqué de uno de mis bolsillos lo que vendría siendo una botella pequeña de un líquido de regenerador celular, echándolo en la herida de bala, afortunadamente esta había pasado de largo sin alojarse en mi interior por lo que la herida se curó velozmente sin ningún percance de por medio; Luego de eso, me transformé haciendo uso de mi Zoan Mitológica, en mi Dashing Point. La mirada de Robert "Hellsting" cambió radicalmente, hasta el punto que ahora presentaba terror desmedido.


— Muchachos, les recomiendo no meterse... me aseguraré de que quede suficiente cuerpo como para cobrar la recompensa y se queden con todo el dinero. — decía teniendo una forma totalmente diferente a las que de momento habían visto aquellos dos. Sonreí de una manera macabra, notándose cómo goteaba la saliva por la comisura de los labios y entre mis dientes, se me notaban hasta las encías debido a la forma en la que deformaba mi rostro al sonreír estando en la forma del Dashing Point. Antes de que pudiera siquiera levantar su pistola nuevamente para dispararme, arremetí hacia él a una velocidad estrepitosa y repentina, para los que me miraban fijos parecería que había desaparecido en un instante, cuando en realidad me impulsé a una velocidad increíble, la cual me permitió llegar en menos de medio, logrando agarrar a Hellsting por el cuello, apretándolo con tanta fuerza que de un segundo al otro logré dislocar su columna vertebral del cráneo, cortando toda posibilidad de que siguiera vivo. No era una forma digna ni mucho menos agradable de morir, pero fue la forma menos dolorosa que se me ocurría. Dejé que su cuerpo sin vida cayera al suelo, y volví a mi forma humana moviendo mi brazo izquierdo haciendo sonar mi hombro el cual crujía debido a que aún se recuperaba de aquella herida de bala. Bufé y miré de soslayo a los demás subordinados, los cuales parecían bajar sus armas y caer de rodillas al suelo. La gente que era obligada a luchar solamente suspiraba con alivio, aunque aún espantados porque tal vez los miembros del Cipher Pol no serían tan misericordiosos como yo. — Listo, mocosos... creo que ya va siendo hora de que se comuniquen con la Marina, para que vengan a buscar a este zaparrastroso. — mencionaba mirando de lado a Hellsting, que estaba ahí con una expresión de terror fija en su rostro, demostrando que murió espantado hasta el culo.
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Lun 3 Nov 2014 - 20:00

Mientras seguía con lo mío fui notando que poco a poco procuraban no acercarse a mi, al menos no tan confiados como habían sido en un principio. Algunos dejaron sus armas e intentaron huir solo para encontrar una muerte instantánea, pero no por mi parte, sino por un hombre de brazos más largos de lo normal, con dos espadas y que era más alto que los demás. Apenas tenía pelo en su cabeza y el que quedaba era rizado y gris, tenía una gran cicatriz en el lado izquierdo de su cara y la cuenca de ese lado estaba vacía. Por otra parte pulga había desaparecido de mi vista, solo me percaté de su presencia cuando escuché gritar a una mujer, miré hacia ella y la encontré en el suelo semidesnuda y con las manos atadas a la espalda. Por lo que pude ver el otro miembro del CP estaba allí, ¿cómo era posible que hubiese un personajes así en la organización?
Mark también había desaparecido de mi vista, seguramente estaría buscando al pirata, pero mi deber ahora era otro, ocuparme de aquellas personas, en especial de brazos largos que se dirigía hacia mi.
Movió su brazo izquierdo hacia mi, preparé mi defensa, cubriéndome por ese flanco, pero no iba a ser tan sencillo. Las personas de la tribu de los brazos largos poseían un segundo codo, que hizo girar su brazo y el ataque vino por detrás. Rápidamente me giré ara interponer mi katana entre su arma y mi cuerpo.
El hombre sonrió mientras que con su otro brazo me cogía por el cuello, e hizo una llave que me quedó sin aire y usando el brazo con el que antes me había atacado tiró mi arma.

-¿Unas palabras antes de morir -preguntó riéndose  mientras colocaba mis pies en su vientre -¡es imposible, esos piececitos no te salvarán!

Esperé unos segundos y noté como el brazos largos emitía un alarido de dolor y me soltaba, mis zapatos habían quedado pinchados en su cuerpo, tiré con fuerza de ambos y conseguí sacarlos. Apoyando las manos en el suelo lancé una patada hacia su cuello, lo que hizo que lo perforase de lado a lado.

¿Qué decías? -comenté mientras aún haciendo el pino recogía mi arma -ahora me he manchado de ,sangre con lo mal que se quita.

Antes de volver a ponerme en pie corté el pincho sobrante de la suela con mi arma, y de repente escuché un disparo. Miré rápidamente hacia el sitio de dónde provenía. Había un hombre con un arma apuntando a Mark, pensé que quizá podría necesitar ayuda, por lo que me dispuse a usar geppou para reunirme con él. Pero mi opinión cambió cuando lo vi transformarse nuevamente y sobre todo cuando nos dijo tanto a Pulga como a mi que no nos interpusiésemos.
Fue en un abrir y cerrar de ojos, desapareció de mi vista y al instante estaba sujetando el cuerpo sin vida de aquel pirata por el cuello.
La mayoría de los que estaban allí dejaron caer sus armas, pero otros las aferraron con fuerza y miraron hacia Mark, que había vuelto a ser humano, con un profundo odio en sus ojos.
No podía dejar que se escapasen de allí, así que aprovechando la conmoción general me dirigí hacia la puerta de entrada. Me quedé allí mientras hacía crecer pinchos y otros por encima de éstos. No era una barrera tan dora como la puerta que había destrozado el caza recompensas, pero impedirían que escapasen y nos daría tiempo para poder detenerlos.

-¡Mark!, ¿te encuentras bien? -pregunté interesándome por su estado -¿te dio el disparo?

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Invitado el Miér 5 Nov 2014 - 23:18

Mientras Pulga ataba a aquella mujer, los demás peleaban seriamente. El enano pervertido se levantó y miró a las demás mujeres, estas empezaron a correr y salieron del lugar, al ver que podían ser toqueteadas por un enano muy pervertido. El chiquitín iba a ponerse serio, ya no habían mujeres mirando y eso, le haría pelear de verdad. El enano corrió a por un grandullón que portaba una gran espada, era de los únicos que quedaban, los demás estaban viendo como salía semidesnudo el capitán. Mientras corría hacia aquel grandullón, le lanzó un corte en vertical que casi lo divide en dos. El enano lo esquivó dando un salto hacia la derecha y después, se lanzó hacia la cara de aquel tipo con una fuerte patada. A pesar de su pequeño tamaño, tenía una gran fuerza y hizo que el grandullón cayera desplomado al suelo. En el momento del impacto escuchó un disparo, habían herido al cazador.

El cazador no se mostraba para nada débil y, en un abrir y cerrar de ojos, acabó con el capitán. Los demás se quedaron asustaron y se fueron corriendo mientras dejaban las armas en el suelo, otros, simplemente lloraban de felicidad. El peliblanco se acercó al cazador mientras el enano, avisaba a la marina para llevarse a los sujetos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Mark Kjellberg el Sáb 8 Nov 2014 - 21:19

Primero se acercó el peliblanco, el cual me preguntaba si estaba bien y si el disparo me había dado. Asentí con la cabeza en un principio, mostrándole el hueco creado por la bala en mi ropa, aunque se notaba que más allá de eso no tenía nada, ni una sola herida, aunque habían ciertas manchas de sangra en donde había estado dicha herida, dando a suponer que me había curado, ¿con qué? Pues seguramente ellos ya lo podían suponer evidentemente haciendo uso de su sentido común si eran merecedores de ser llamados buenos miembros del Cipher Pol. — Como podrás ver, estoy bien... no te preocupes albino, no me voy a morir de todos modos por un disparo en el hombro. — le explicaba sonriendo confianzudo, bastante altivo a decir verdad ya que así me consideraba, parecía haber hecho todo por ellos, pero en realidad si no hubiese sido por ellos, seguro tendría que haberme encargado también de los demás subordinados que me miraban con odio y muchos con temor. Sinceramente aquello habría sido caótico, y no tenía ganas de tratar con los demás maleantes. Suspiré levemente y noté de soslayo que la pulga aquella con pintas de anciano parecía estar comunicándose con alguien, ¿La Marina, tal vez? Sí, seguro era eso. Miré de reojo a los demás sujetos que portaban sus armas, arrugando el ceño y mostrando mi expresión más intimidante, furiosa como si estuviese loco. Espantados soltaron sus hachas y armas rudimentarias, alejándose temerosos de mi, ya que sabían perfectamente que, por más odio que me tuvieran por haber liquidado a su líder sin esfuerzo alguno, no podrían contra mi, y posiblemente tampoco contra los CP.

No tardaron más de un par de horas en llegar los Marines, horas las cuales al menos yo ocupé en atar y atrapar a los maleantes restantes que no habían logrado escaparse a tiempo hacia las espesuras del bosque que rodeaba la aldea. Cuando hicieron acto de presencia aquellas fuerzas militares, vistiendo sus característicos trajes blancos con pañuelo azul y demás, viniendo liderados por un capitán que portaba ya una gabardina, seguramente aclamando su posición en dicha organización. — ¿Donde está el pirata? — cuestionaba el superior de los Marines, mirándonos con una expresión más que desconfiada, más a mi que a los del Cipher Pol, pero se entiende. Miré hacia un lado dando a mostrar el cuerpo sin vida del susodicho que estaban buscando. Revisaron si su rostro coincidía con el del cartel, y luego de unos minuciosos minutos viendo al tipo, asintieron con la cabeza y el superior de estos movió una mano en ademán de que trajeran el dinero prometido, además de unos extras por las molestias causadas en atrapar con vida a los subordinados de dicho pirata, lamentablemente no habíamos conseguido atraparlos a todos, pero era una módica recompensa por lo que habíamos hecho, por más que no hubo mucho esfuerzo que digamos. — Gracias por sus servicios. — agradeció el Marine superior, mirándome altivo, para luego yo reír confianzudo y renegar. — No hay de qué. — luego de decir eso, los Marines saludaron a los Cipher Pol con una pose militar de mano a la frente, y se retiraron tan rápido como llegaron, dejándome la bolsa de dinero, que poseía unos 50.000.000 Berries dentro.

— Muchachos, es hora de decir adiós. No me gusta mucho despedirme ya que me aburre decir palabras bonitas, pero... — con suma parsimonia dividí la cantidad de dinero, dándoles 25.000.000 Berries a cada uno, quedándome yo sin nada de aquel dinero ya que tampoco me hacía falta realmente. Sonreí de medio labio y sin muchas vueltas, seguí hablando. — ... Ahora sí, mi parte del trato está cumplida, espero que la próxima vez que nos encontremos hagan algo más que retener a los subordinados. — reí diciendo aquello, guiñando un ojo de forma socarrona, antes de desplegar un par de alas azules de mi espalda, levantando así vuelo en el aire y emprendiendo camino quien sabe hacia donde, posiblemente a esperar que el Gobierno me contactara de nuevo para algún otro encargo, por ahora prefería volver con Katarina allá en Karate Island...

OFF-ROL:
Bueno, muchachos... a quien le falte post para llegar a los 7, que postee enseguida así luego pedimos experiencia mañana Domingo. Buen tema, chicos :DD! Disculpar la tardanza.
avatar
Mark Kjellberg

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 05/01/2014
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
50/100  (50/100)
Experiencia:
60254/320000  (60254/320000)
Berries: 548.454.771

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por oldetsu el Sáb 8 Nov 2014 - 22:20

La respuesta de Mark no se hizo esperar mucho, efectivamente le habían dado, pero ya apenas quedaba rastro de la herida, solo un agujero en la ropa y una mancha de sangre en ella. Supuse que se la habría curado con algún tipo de medicamento de efecto rápido, aunque no estaba seguro ya que la medicina no era lo mío.
Dijo que no moriría por algo así, y efectivamente era fuerte, no me gustaría tener que enfrentarme a alguien como él.
La marina se presentó allí, acudía un capitán y el resto eran soldados. Como era normal se dieron aires de superioridad y preguntaron por el pirata con recompensa, Mark se lo mostró y tras analizar durante uno minutos el rostro y el cartel finalmente concluyeron que era él. Cargaron con el cuerpo y con el resto de los maleantes que habíamos atrapado, no sin antes dejar atrás una bolsa con el cuantioso dinero.
Los marines se despidieron tanto de Pulga como de mi con un saludo militar que no me molesté en devolver, era algo que no me gustaba para nada. Mark dividió en dos el dinero y nos lo entregó, tal y como había prometido él no se quedó con nada, no me hubiese importado que se quedara con él, pero un trato era un trato. Y me gustaba  que cumpliese su parte de buena gana, aunque en realidad había sido todo una oferta suya.

-Cuando nos veamos prometo ser de más ayuda -dije sonriendole a Mark mientras veía como se elevaba.

Ya solo quedábamos Pulga y yo por lo que me acerqué a él, era raro encontrar un enano en el mundo y uno dentro de la organización era algo que no había visto nunca.

-Ha sido un placer compañero -dije mientras me agachaba y le tendía la mano para que la estrechase -espero que volvamos a trabajar juntos.

Había sido un día ajetreado y gracias a Mark nos habíamos desplazado mucho, pero ahora debía volver o encontrar un mejor sitio desde el que partir, así que me fuy usando geppou.

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Invitado el Dom 9 Nov 2014 - 17:00

Tardaron horas en venir la marina, así que Pulga se dedicó a arrestar a todos los que podía, aunque concentrado más en arrestar y toquetear a las mujeres que habían por allí.

Al fin llegó la marina y les dieron el pago por el pirata, pero Pulga no lo aceptó, él ya estaba feliz con haber participado en una pelea contra mujeres sexys. Él, le dio el dinero a su compañero del CP, Etsu, mientras se iba corriendo.. En busca de un buen burdel en donde aprovecharse de su clase social.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Never give up, never surrender. [Pasado Privado — Etsu & T. Pulga]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.