Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5269)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2208)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2140)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Dos piratas de vacaciones pagadas [Pasado - Arribor Y Rose]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dos piratas de vacaciones pagadas [Pasado - Arribor Y Rose]

Mensaje por rainbow662 el Jue 30 Oct 2014 - 19:55

-"Esta debe de ser la mejor isla del mundo." pensaba el pirata mientras contemplaba la asombrosa forma de aquella isla. No sabía si sería un árbol natural o alguna especie de construcción humana hecha con forma de palmera. En cualquier caso, era suficiente como para llamar su atención y hacerle dirigir su pequeño barco robado hacia allí. O más bien, dirigir al navegante secuestrado de su barco robado para que le llevase hasta la isla, no sin amenazarle un poco para que no dijese nada. No es que fuese un aficionado a los secuestros pero en ocasiones era la mejor forma de viajar por la Grand Line durante sus frecuentes viajes en solitario. De otra forma habría acabado hundido debido a sus ridículas capacidades de navegación.

Según le dijeron los tripulantes, se dirigían hacia la isla Kyuuka, uno de los destinos turísticos más visitados de aquella parte del mundo. Y viendo la forma de palmera de la isla no tenía dudas de que así era. No tardaron mucho en llegar y en cuanto lo hicieron, Arribor se olvidó por completo de la gente que acababa de secuestrar y se encaminó hacia el centro de la gran palmera ignorando por completo la posibilidad de que le delatasen. Por el camino se topaba con cientos de personas que entraban y salían del enorme complejo vacacional que era la isla. La mayoría de ellos se apartaban preocupados por el inquietante aspecto del pirata, aunque eso a él no le importaba, ni siquiera reparaba en quien había a su alrededor.

Tras algo más de una hora deambulando sin rumbo, llegó al tronco de la enorme palmera en la parte superior de la isla. Allí había un gran hotel, posiblemente el más grande del lugar, y aunque no tenía nada de dinero no pudo evitar colarse. Sabía por experiencia que jamás dejarían entrar a ningún hotel a nadie como él, al menos no sin utilizar la fuerza o sin enseñar uno de los carteles de recompensa en los que salía su cara. Sin embargo no quería causar un escándalo tan pronto y prefirió simplemente atravesar literalmente la pared del perímetro exterior de la piscina.

Con un fuerte estrépito, varias piedras salieron despedidas a causa de su puñetazo causando el estupor de los turistas. Aun así, él entró tranquilamente mientra observaba el recinto como si estuviese en su casa. Había varios toboganes repartidos por doquier, algunos de ellos tan altos que el Sol le cegaba antes de ver el final. Ante la atónita mirada de los huéspedes, el pirata se acercó al bar, se sirvió una copa y se tumbó relajadamente en una tumbona. Ya era hora de unas buenas vacaciones.
avatar
rainbow662
Guerrero del nuevo Mundo
Guerrero del nuevo Mundo

Mensajes : 1452
Fecha de inscripción : 07/05/2013

Hoja de personaje
Nivel:
106/150  (106/150)
Experiencia:
354780/790000  (354780/790000)
Berries: 198.500.466

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos piratas de vacaciones pagadas [Pasado - Arribor Y Rose]

Mensaje por Annie el Vie 14 Nov 2014 - 0:41

El hecho de tener que navegar un barco a toda la velocidad para que no intentasen hundirlo era todo un gran reto. La marea no estaba tranquila que digamos y entre el oleaje y otro barco pisándonos los talones era todo un peligro, solamente porque llevábamos uno de sus tripulantes como rehenes. Cuando aprenderían que no les serviría de nada seguir persiguiéndonos. Me aparté del timón por unos instantes y me fui hacia el final del barco. Estiré las manos hacia delante y comencé a crear una plataforma de hielo sobre el agua, es decir había congelado parte del agua provocando que su barco chocase contra el y comenzase a romperse la madera de la proa y que se fuese hundiendo poco a poco. Si esa gente era lista sabía que si se subían a la plataforma podrían vivir, si no... ahogados quedarían.

Las aguas del océano ya se habían calmado y ya no hacía falta que siguiese todo el rato pegada al timón. A lo lejos vi una isla, ni muy grande ni muy pequeña pero tenía barcos a sus alrededores. No estaría mal parar para reponer fuerzas y suministros -aquí duraban poco las cosas-. Miré mis mapas para ver de que isla se trataba y resultó ser la isla Kyuuka, mi cara tomó expresión amarga. No me traía buenos recuerdos ese lugar, mas que nada por culpa de un hombre que me dejó desnuda en medio de la piscina porque casi lo ahogaba... pero bueno, intentaría olvidar eses recuerdos e intentar pasarlo bien por un buen rato.

Atraqué el barco con cuidado para poder desembarcar. El rehén quedó escondido en una de las bodegas bien atado y sin escapatoria. El resto había salido a dar una vuelta por ahí y en cuanto me di cuenta estaba yo sola en el barco. Bajé y comencé a caminar lentamente por sus calles. Los complejos turísticos habían aumentado bastante y la calidad de las calles como la de los vendedores también. Se me ocurrió ir al hotel al que había ido tan solo unos meses. Entré y lo primero a lo que fui fue a la cafetería. Me había gustado aquel lugar. Tenía un olor a mar mezclado con uno ligero de alcohol y de bebidas amargas como café. A la izquierda había una gran cristalera que llevaba hacia las zonas acuáticas de diversión. Me senté en la barra donde estuve un buen rato con mi bebida y luego decidí salir para poder respirar algo de aire fresco. 

Caminaba por las terrazas y encontré a alguien especial, se encontraba tumbado en una tumbona descansando. Me acerqué sigilosamente por detrás para que no me notase y estiré mi mano hacia él con una distancia prudencial. Comencé a crear brisillas heladas para el para que se levantase rápido y así poder coger yo una tumbona que estaban todas ocupadas. -Vaya, vaya Arribor, se te ve muy cómodo descansando. Seguramente me prestarás esa tumbona ¿no? Soy tu amada capitana y no hay nada libre para sentarse así que debes ser caballeroso conmigo. Pero bueno ahora que te he encontrado seguro que estás deseando pasar un día maravilloso conmigo- dije sonriendo, en cierto modo era mi subcapitán y me dedicaría a picarle una buena parte del tiempo.
avatar
Annie
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 1853
Fecha de inscripción : 14/07/2013
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
55/150  (55/150)
Experiencia:
66935/320000  (66935/320000)
Berries: 642.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.