Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7428)
 
Nocturne93 (5327)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2265)
 
Webmaster (2251)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Uchiha Madara.

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Mar 4 Nov 2014 - 17:05

Exp: 298.065

Nivel: 102

Nombre: Madara Uchiha

Apodo: Uchiha Madara

Edad: 29.

Sexo: Hombre

Raza: Humano

Rango/Empleo: Mercenario y Actualmente Shichibukai.

Rango social: Medio

Descripción estilo de lucha:
-Nombre: Perfec Kombat

-Ejecución: Resulta un estilo de combate mediante diversas armas extrañas de las cuales hace un uso increíble para poder eliminar a sus enemigos rápidamente apuntando a puntos vitales y cercenando extremidades, ademas de usar el combate cuerpo a cuerpo. aunque no tan bueno como un luchador.

Akuma No Mi:

Información:
Nombre: Ryu Ryu No Mi
Aspecto: Una manzana azulada con espirales negras y por dentro dorada, su sabor es ácido.

Tabla :
Nivel 1: Aprende a lanzar pequeños chorros de ácido, a los cuales es inmune. Su crecimiento de plantas se desarrolla, pudiendo crear pequeñas hierbas en la zona.

Nivel 10: El usuario aprende a controlar pequeños reptiles, como pueden ser lagartijas pequeñas. También aprende a volar durante un post.

Nivel 20: Sus chorros de ácido son más grandes, abarcando más terreno. Aprende a corromper el agua, haciendo que beberla pueda causar mareos y vomitos. (La potable)

Nivel 30: El usuario puede controlar reptiles mayores, como pueden ser iguanas que al ser hechizadas, se muevan a su alrededor o hagan lo que esté dentro de sus capacidades. El crecimiento de plantas es mejor que antes, pudiendo crear plantas de tamaño medio en un radio de diez metros a la redonda.

Nivel 40:  Su ácido al ser expulsado, abarca un terreno mucho mayor, pudiendo realizar cañonazos considerables que podrían poner en peligros a navíos. Su vuelo mejora, pudiendo volar tres post enteros sin problema.

Nivel 50: Sus aumentos de fuerza, resistencia y velocidad quedan en X15 / X10 / X5 El control de reptiles aumenta de nuevo, pudiendo manipular a seres como lo son los cocodrilos de tamaño normal o serpientes grandes. Permitiéndole poder hacer que estos hagan lo que él quiera dentro de las posibilidades del animal.

Nivel 60: Sus cañonazos de ácido son impresionantes, pudiendo dejar un barco hecho trizas en poco tiempo. Es capaz de aumentar el control del crecimiento de plantas, pudiendo generar raíces de tamaño grande o pequeños árboles a veinte metros a la redonda de su posición.

Nivel 70: El control de reptiles aumenta de nuevo, pudiendo ahora controlar a seres como cocodrilos de arabasta, o auténticas serpientes enormes. Su vuelo es mucho mejor, pudiendo volar hasta que se canse. Cada post le irá quitando fuerza.

Nivel 80: Sus cañonazos de ácido podrían eliminar un enorme buque marine en poco tiempo, dejándolo en un estado lamentable. El agua que puede corromper es mayor, pudiendo hacer que el agua de un lago quede totalmente impotable, causando deshidratación y mareos serios a los que beban de ella.

Nivel 90: El control del repto de reptiles es total, pudiendo controlar a cualquier reptil que existe (No usuarios ni npcs serios, ni mascotas). Podría crear un bosque que abarque cien metros a la redonda. Sin embargo, si lo crea en zonas donde es imposible que sobreviva, terminará muriendo.

Nivel 100: Su ácido es un infierno, pudiendo crear charcos de ácido de veinte metros a la redonda desde la zona del impacto, siendo este extremadamente peligroso. Ya puede volar todo el tiempo que desee hasta que se canse.

En forma híbrida podrá hacer lo mismo pero con la mitad de nivel. Si está al nivel 100 podrá hacer lo de la forma completa al nivel 50. En forma humana puede hacer lo mismo, pero quedando siempre diez niveles por detrás de lo que podrían hacer en híbrida. Esto hablando de todo menos de los stats, que permanecen como dictan las normas.

Poderes principales: Acido y control de reptiles [Sintonía natural]
Segundarios: Crecimiento de vegetación // Vuelo // Corromper el agua.

Power Ups:
Imperio de dragones:
Esta habilidad consiste en que Madara puedo nublar el cielo de negro en forma humana. Además los entrenamientos en este modo se pueden hacer en mitad de tiempo siempre que sean poderes que tengan que ver con su fruta.
Kakusan Seigyo:
Madara usando sus poderes de dragón es capaz de expulsar el ácido no solo en FORMA de escupitajo, también a través de la piel como pueden ser los nudillos, las piernas y hasta por los poros. La cantidad será la misma que la permita su tabla. Si está en forma humana la de la humana, si está en híbrida la de la híbrida y si está en completa pues la completa

Forma Parcial:
El usuario puede convertir partes individuales de su cuerpo en las de la forma híbrida o completa.
Ácido Express:
El acido que puede lanzar madara en cualquiera de sus formas, puede ser del color que él desee.
Mayin Gasu:
Madara no solo es capaz de lanzar su ácido de forma líquida, también en forma de gas y en cualquiera de sus formas. Al igual que el ácido líquido, los power ups que hacían que pudiese lanzar su elemento (ácido) por los poros o la boca, se aplica también con el gaseoso.
Dragón Verdadero:
Después de un duro entrenamiento brutal en todas sus formas, los stats de la tabla de dragón de Madara pasan a ir en torno a él en lugar de un humano normal. Lo que le da unas habilidades increíbles
Longevidad:
Madara como usuario de una fruta mitológica de un dragón no envejece como un humano normal, más bien como uno de estos seres. Por lo que puede llegar a vivir lo mismo que un dragón negro.
Gran Ciénaga Ácida:
Madara combina su poder de creación de plantas con su ácido y forma en pocos segundos una especie de ciénaga y pantano de ácido. Se extiende a 30 metros a la redonda. Los árboles son altos y tan frondosos que no dejan pasar la luz. La hierba crece hasta quedar por las rodillas y en zonas aleatorias se forman charcos de ácido de Madara. Dicho terreno puede crearse en cualquier sitio, pero no sobrevivirá pasado el tiempo si las condiciones no son adecuadas. Puede hacer esto una vez por combate.
Poison Extreme:
Madara es capaz de crear en sus zonas boscosas un máximo de cuatro flores, las cuales son del tamaño de un elefante y de un color rojo intenso. Dichas flores nada más ser creadas empiezan a emitir un polen amarillento que se esparce a treinta metros a la redonda. Los personas expuestas a él quedaran envenenadas. A los cuatro post de haber inhalado, el usuario sentirá sus sentidos perder eficacia, mareos y muchas ganas de vomitar. A los cinco perderá la consciencia si no han tomado alguna medida lógica. Madara es inmune al ser el creador.

Otras habilidades

Hakis:
  Haki Armadura Nivel Perfecto: Puede utilizar el endurecimiento en todo el cuerpo, tanto tiempo como su propio Haki, que dura hasta veinte asaltos. La potencia de sus golpes imbuidos en endurecimiento se triplican, y puede usar esta habilidad tanto tiempo como su armadura, que sólo puede ser atravesada por ataques veinte veces más fuertes que la resistencia del usuario, o utilice un Haki de Armadura igual o mejor. Desarrolla, además, un Power Up relacionado con el Haki de Armadura.

Power ups [Haki Armadura]:
Perfect Pain: Madara puede imbuir su ácido en haki armadura, tocando de esa forma el cuerpo de los logias con sus sustancia.

Haki Observación Nivel Superior: Puede sentir las presencias de la gente incluso a través de paredes o muros, y detecta sus emociones de forma aproximada, bastante fiel. Centrándose en un enemigo puede preverlo con una antelación de tres segundos, y puede anticiparse un segundo a las acciones de grupos de tantas personas como décimas de segundo tenga de premonición a un solo objetivo.

Por ejemplo, un usuario normal de Haki superior podría anticiparse hasta a 30 personas al mismo tiempo.

Haki Del Rey Despertado: Un usuario que haya despertado el Haki del rey puede utilizarlo en una explosión de radio igual a la mitad de su nivel, que hará que cualquier personaje de nivel 1 quede inconsciente. Además, Este personaje cuenta, a niveles de resistir el Haki del Rey de otra persona, como si tuviera un Estadío más.  

Pus Pasivos:
Fuerza X12 // Resistencia X8 //   

Estilo Emperador:
This Is Galuna: Madara lanza un puñetazo o patada al aire con fuerza, formando una onda cortante que avanza a veinte metros por segundo con la dureza del acero. Tiene forma de media luna plateada.

Body Perfect: Madara ha controlado una técnica parecida al Semei Kikan de los agentes, pero sin llegar a tanta perfección. Es capaz de cambiar el tamaño de su cuerpo aumentándolo su altura veinte centímetro o rebajando su cuerpo hasta 1,85 si lo desea. Conserva sus habilidades en cualquier tamaño. 

Impacto Plateado: Madara es capaz de imbuir una de sus manos o espadas en energía vibratoria que se muestra con un aura azulada con toques plateados. Puede ejecutarla una vez cada dos post. Cuando golpea a alguien con dicha aura libera una onda vibratoria se semejante potencia a la fuerza que posea Madara en ese momento. Este ataque sirve para atacar internamente a sus objetivos o atravesar corazas mediante las vibraciones. También puede usarse para transmitir la vibración por un edificio y reventarlo si cabe dentro de sus posibilidades.

Lord Silver: Con esta técnica, Madara canaliza su energía en sus músculos y forma una especie de aura plateada a su alrededor. Aumenta su fuerza durante dos post un 200%, después puede volver a activarlo tras dos post de descanso.

Gran Llamarada: Madara es capaz de canalizar el elemento fuego en su boca al momento en el que sopla. Es capaz de lanzar un cañonazo de fuego con bastante potencia una vez cada dos post. Dicho fuego es de color negro en lugar de naranja. Cuando está en forma híbrida es mayor y en completa mayor aún.
 

Técnicas especiales:
Inpakuto no bōei:
El usuario realiza uso de su energia y puede formar un aura de protección que aumenta la durabilidad del mismo aura, formando una especie de escudo protector en forma de costillas. Aunque esta defensa es fuerte, no supera al tekkai, pero casi lo iguala.

Inpakuto no bōei Nvl2:
Esta tecnica requiere el aprendizaje del nivel uno pues es una mejora. El aura de costillas aumenta de tamaño hasta formar una figura humanoide azulada con dos espadas. La defensa ahora es algo más potente que la del Tekkai, pero no se acerca al tekkai kempo. Cuando el aura mueve las espadas, lanza ondas cortantes. Tiene unos siete metros de altura

Yoroi [Ambito Dureza Terrestre] [T.Manual]:
Madara canaliza su energía en realizar una especie de capa muy fina en su cuerpo, la cual parece tierra pues le amarrona un poco y parecen salirle "grietas en el cuerpo". Esto mejor mucho la dureza de su cuerpo y le hace más resistente y fuerte al golpear.
Tabla:
Nivel 23: Su dureza adicional es de 4 en la escala moh y Fuerza aumenta un 25%

Nivel 30: Su dureza adicional es de 5 en la escala moh y fuerza aumenta un 50%

Nivel 36: Su dureza adicional es de 6 en la escala moh y fuerza aumenta un 75%

Nivel 42: Su dureza adicional es de 7 en escala moh y fuerza aumenta un 100%

Técnicas manuales:
Power Green:
Mediante el manual Micaiah, el mercenario puede realizar un aura verde claro, que recupera sus heridas leves y convierte en leves las graves.
Power Blue:
Mediante el manual prisa, el mercenario es capaz de rodearse de un aura azulada pálida, la cual le permite moverse rápidamente y realizar dos ataques.

Descripción física: Empezó midiendo un metro con ochenta y seis. Pero debido a sus entrenamiento de musculación, hoy en día Madara mide 2,50 cm. siendo una persona alta, es musculoso y fornido. Viste con una serie de placas rojas que forman una armadura de acero, por debajo lleva una camiseta negra y un pantalón del mismo color, porta una sandalias de madera.

Descripción psicológica: Un tipo frío y serio, no busca el enfrentamiento directo si puede evitarlo, aunque evitarlo es que le hagan caso en todo. Piensa tan solo en sí mismo o en los miembros de su familia o compañeros mercenarios, distante y solitario es un perfecto estratega, le encanta manipular a la gente o reclutar soldados para su causa.

Gustos:

- Luchar
- Matar
- Formar alianzas y ejercitos
- Dinero para intercambiarlos por armas y demás
- Él mismo
- La gente con agallas.

Desagrados:
- Los que van de listos
- La comida con caldo
- Los cobardes
- Que le lleven la contraria
- Los cargos altos
- Los chulitos

Habilidades: Es un buen estratega y sabe perfectamente formar jugadas de ataque increíbles. Tiene bastante labia, le es fácil camelarse a la gente.  Es bastante agil cuando se trata de moverse y le es sencillo dominar algunas armas. Puede traicionar a la gente sin inmutarse y le es facil buscar los puntos debiles a sus rivales.

Torpeza: Es demasiado orgulloso y lanzado, muy mentiroso y manipulador y a veces habla más de la cuenta. No es muy sigiloso a la hora de luchar y encima habla demasiado alto. No tiene ni idea de cocina y mucho menos de manejar un barco, prefiere que sea otro el que lleve eso.  

Profesiones:

Tanque Negro:
 Clave: Poder Destrucción. [Espadón]  [10 Actualmente]

Cada 10 Niveles: Resistencia. [10 Actualmente]

Cada 15 Niveles: Fuerza. [6 Actualmente]

Cada 15 y 30 Niveles: Pericia. [9 Actualmente]

Maestría: Coloso Inamovible.

Cientifico:
Físico Experimental

El clásico científico loco. Se especializan en crear armas futuristas que una persona con una mente cuerda no podría concebir, normalmente a una escala tan bestial que solo los grandes galeones y las fortalezas pueden instalar tales aparatos.

Nivel 23: Entiendes el funcionamiento de las armas comunes del mundo, permitiéndote innovar a la hora de crear las tuyas propias. Puedes crear armas de combustión, es decir, que consumen un combustible para realizar un efecto, generalmente una explosión en un lugar determinado mediante el disparo de un cañón.
Ambitos:
Magnetismo.


Químico:
Experimenta con todos los elementos conocidos para desarrollar nuevos compuestos o crear armas químicas.

Nivel 23: Tiene amplios conocimientos de química, así como acerca de transformaciones y estados de agregación. Puede crear reactivos básicos como bombas caseras de radio limitado (1 metro) o venenos de acción retardado leves (paralizantes, tóxicos...), cometiendo errores puntuales que pueden llegar a dañarle. Efectos duran 1 post como máximo.

Nivel 34: Sus conocimientos sobre estados de agregación le permiten mantener sólidos en estado líquido en condiciones normales (con todas sus propiedades de ese estado, excepto la temperatura). Será capaz de mezclar varios efectos en un mismo recipiente, perdiendo estos efectividad a mayor número de efectos. Tus compuestos tienen efectos que duran 3 post si son creados individualmente, 1 post si hay 2 o más en un mismo compuesto.

Nivel 45: Su dominio de la química le permite vulnerar las valencias atómicas (podría desarrollar un ácido persulfúrico (azufre de valencia 7, en lugar de 6)). Los efectos de los reactivos se vuelven físicos, pudiendo crear ácidos corrosivos de la piel y provocando quemaduras leves. Este ácido será en todo momento líquido, pues aún no sabes controlar los gases para tus armas.

Médico:
Nivel 1: Siempre te ha interesado la medicina y cerrar heridas, pero tan solo puedes desinfectar heridas y hacer vendajes muy toscos e inexpertos.

Nivel 12: Posees los conocimientos suficientes para realizar primeros auxilios a heridas leves, desinfectarlas o evitar que se infecten y realizar vendajes de bastante consistencia. Aprendes usar la aguja para coser y cerrar heridas, pero todavía eres malo en este ámbito por lo que tardas demasiado como para hacerlo durante una batalla. Reconoces algunas de las enfermedades más comunes.

Nivel 23: Has obtenido los conocimientos básicos para ser un Médico decente, ahora te especializarás en una subrama con la que mejorar tus habilidades.

Farmaceútico

Interesado más en la parte teórica de la medicina, el farmacéutico se especializa en estudiar, investigar y, sobre todo, desarrollar nuevas medicinas (o venenos).

Nivel 23: Tu mente deja de lado la cirujía para centrarte en la mayor causa de muerte mundial: Las enfermedades. Eres capaz de catalogar un gran número de enfermedades comunes, además de poder preparar un remedio básico para las mismas.

Banda: N/A

Armas:

Aosame:
Aosame: Un espadón de dos metros de hoja, el ancho es de veinticinco centímetros y el mango es de titanio. La hoja es de kairouseki puro.

Akaisame Tesoro Gen-Kai:
El mango está recubierto de Goma, por debajo es de titanio, La PARTE superior está hecha de titanio. Además la hoja ESTA imbuida en energía explosiva, lo que la hace realizar explosiones dónde golpee y según la fuerza con la que se dé.
Forma:

Historia:

Capitulo 1:


DESTINO INNECESARIO.


El Sol salió como cada mañana en aquella isla del Sur, era conocida como Borkuta. Estaba rodeada de fuertes corrientes marinas y en su interior albergaba bosques y pueblos, además de algunos ríos y cuevas ocultas en los rincones más remotos. El sitio más prestigioso era una serie de casas que formaban un círculo en lo más profundo del bosque central de la isla. El líder del lugar era un hombre llamado Huto, todos le tenían como un tipo fuerte, serio y algo antipático a veces. Su cometido era proteger las personas que vivían a su alrededor y entrenar a los jóvenes en el arte del combate directo, pues sus dotes de luchador eran impresionantes. Aquí comienza la historia de Madara Uchiha, el hijo menor del jefe.

En una de las casas, se hallaba un joven durmiendo, estaba sobre unas mantas y se encontraba tapado por otras hasta el cuello. La sala era enorme y estaba totalmente vacía, el chico parecía ser alto, además disponía de una mata de pelo negro increíble, pinchudo y alborotado. Este le llegaba hasta la parte baja de la espalda, dicho joven abrió los ojos despacio, dejando ver unos orbes rojizos como la sangre. Aquella estancia tan solo tenía una ventana, pero lo suficiente alejada del moreno para que el Sol no le fuera un problema por las mañanas. Había amanecido, lo primero que hizo el chaval, fue levantarse y estirarse un poco, iba vestido con una camiseta de manga larga de color blanca y con unos pantalones largos del mismo color. Sus pies estaban descalzos, pero aquel suelo parecía cómodo y no muy frío. Las puertas eran correderas en aquellas casas, pero la única que había en aquella sala, se abrió de repente, sin pleno aviso, cosa que molestó al chico. La persona que había irrumpido de esa forma en su estancia, se trataba de un hombre de unos cuarenta años, de baja altura y rostro arrugado. El color de sus ojos era negro como el azabache y el tono de su pelo era grisáceo, si es que a los escasos cabellos de la parte de atrás de su cabeza podían llamárseles pelo. Llevaba puesto una especie de kimono de color caoba.


- Joven Madara. Vuestro padre desea veros enseguida, más vale qué no le hagáis esperar mucho o podríais lamentarlo.


El moreno no tardó en fruncir el ceño y caminar hasta colocarse a unos tres metros de aquel tipo. Su mirada era amenazante, como si no temiera a aquel hombre y quisiera dejar claras las cosas. Sus rojizos ojos se clavaron en los del intruso, la respuesta que recibió fue una pequeña carcajada de su indeseado invitado. Al escuchar esa risa, no pudo evitar dar un paso hacia delante y alzarle la voz con determinación.


- Será mejor que no te pases de listo Darou. Tus malditas amenazas no son algo que me quite el sueño, pero últimamente me están cansando.


No dejó tiempo a responder al tipo, avanzó rápidamente pasando por su lado sin mirarle ni siquiera y salió de aquella estancia cerrando la puerta tras de sí, ignorando que aquel hombre estaba dentro. El rostro de aquel señor permaneció tranquilo en todo momento, se permitió soltar una pequeña carcajada de nuevo, además de poner después una expresión sádica que no decía nada bueno. Tras eso agachó la cabeza y permaneció allí callado, con los ojos entrecerrados y las manos en la cintura.

Madara llegó al patio, en este se podía ver a un hombre alto y corpulento de pelo negro cogido en una coleta. Su rostro era el de una persona de media edad, tenía barba desaliñada y un bigote bien recortado, el color de sus ojos era castaño claro. Vestía con una túnica blanca, la cual tenía un símbolo en el centro, la cabeza de un dragón negro. En sus pies se hallaban unas simples sandalias y en su mano derecha un pergamino verde oscuro, cerrado por un nudo hecho por una pequeña cuerda azulada. El patio estaba formado por varios árboles y algunos muñecos de paja y madera, perfectos para entrenamientos. Las dudas empezaban a recorrer la cabeza del joven, al ver que aquel tipo no le hablaba, decidió hablar él.


- ¿Para qué me habéis hecho llamar padre?


- Hijo, tus hermanos han partido a entrenar unas semanas. Me interesaría que estuvieras listo en caso de algún ataque. Por esa razón quiero que entrenes esta técnica especial que ha pasado de generación en generación en nuestra familia.  


Aquel tipo le lanzó el pergamino al joven, el cual lo agarró al vuelo con su mano derecha con suma facilidad. No tardó en quitarle la pequeña cuerda y mirar el interior, se veían extraños dibujos de hombres usando energía para formar unas extrañas costillas. Según las instrucciones era una especie de defensa que muy pocos eran capaces de dominar. El chico sonrió de lado y tras hacer una pequeña reverencia, abandonó el patio dirigiéndose al interior, no tardó mucho en llegar a una sala de tamaño normal, en ella había varios sacos de arena colgando del techo. Ahora se agachó y quitó un pequeño azulejo del suelo, bajo este había una pequeña abertura donde se hallaba una caja negra con una etiqueta blanca. El joven la sacó y volvió a colocar el azulejo donde estaba, abrió la caja tranquilamente y sacó el contenido, parecía un equipo de combate. Dos placas de acero para el pecho, las cuales estaban pegadas a una armadura para el resto del abdomen, de la parte inferior colgaban otras dos piezas para proteger la cintura por los lados. Por último venían dos hombreras, todo era del mismo material y del mismo color, rojo apagado. El chico se puso aquella armadura y dejó el rollo abierto frente a él, después comenzó a concentrarse mientras cerraba los ojos y se cruzaba de brazos. Trataba de usar su energía para formar una especie de barrera a su alrededor, era bastante difícil y sentía la necesidad de parar, aquello no era un juego de niños.

Era extraño que su padre le pidiera algo así, un mal presentimiento llegó a su mente, pero decidió ignorarlo y continuó con aquello. En menos de una hora ya estaba agotado pues era una técnica que requería tiempo y esfuerzo, no estaba acostumbrado a ese tipo de cosas. Le gustaba más el combate físico, se le daba mejor. Pasaron unas cuantas semanas y el chico continuaba entrenando aquella habilidad, aunque no notaba resultados, salvo el hecho de que le costaba menos usar su energía. Finalmente se le ocurrió una idea para usar la energía a modo de barrera, pero iba a costarle algunos golpes y esfuerzo. Corría por la sala y se lanzaba contra los sacos de arena, su cuerpo impactaba contra ellos, al recibir el golpe, llevaba su energía a esa parte del cuerpo con más fuerza. Tal vez de esa forma aprendiera a usar su barrera en aquellas zonas, el entrenamiento era muy extraño, pero tenía sentido. Era un chico fuerte pues basaba su alimentación en carne, pescado, arroz y verduras, además de hacer ejercicio. De esa forma podía mantener un hábito saludable y estaba listo para afrontar aquellos esfuerzos, la armadura hacía la función de protegerle bastante de los impactos, tampoco quería destrozarse. Los días seguían pasando y el joven continuaba tratando de desarrollar aquella habilidad, sin embargo, aquella mañana sintió un ruido muy fuerte en el patio. Se había quedado bastante extrañado, no era normal que su padre rompiera cosas, pegó un pequeño suspiro y se dirigió a la puerta despacio. Antes de darle tiempo a nada, esta se abrió sola. Se trataba de Daros, este parecía muy relajado y tranquilo, aunque tenía una pequeña gota de sangre en la mejilla.


- Tranquilo chico, no ha pasado nada. Tú sigue a lo tuyo, yo solo he venido para ver lo qué has progresado.  


- No me fío, déjame pasar. Si no ha pasado nada, solo echare un vistazo y volveré enseguida.


Dijo ahora el moreno sin fiarse ni un pelo, se llevaba fatal con aquel tipo y quería ver con sus propios ojos que todo iba bien. Avanzó despacio tratando de pasar por al lado del consejero como hacia siempre, pero esta vez fue distinto. El tipo de pocos cabellos sacó de su manga una especie de daga plateada y trató de apuñalar al chico en el cuello, este se giró a tiempo al escuchar el gruñido que pegó el indeseable hombre. Saltó hacia atrás mientras interponía su brazo derecho, sin embargo el arma se clavó en su hombrera derecha, atravesándola con violencia y entrando un par de centímetros en su carne. Madara soltó un quejido de dolor sintiendo como la sangre emanaba de la herida, por acto reflejo elevó su pierna derecha golpeando al tipo en el pecho y tirándole hacia atrás.

Después cayó al suelo frunciendo el ceño y agarró el mango de aquella daga plateada y pegó un tirón, sacándosela del hombro. El dolor era intenso, nunca había recibido un corte, aquella era la primera vez, sintió un pequeño mareo, pero no podía caer allí, apretó los dientes y se puso en pie colocando su mano izquierda en la zona afectada. Iba a tener que desinfectar aquello más tarde, el consejero se levantó también y soltó una pequeña carcajada mientras observaba al chico. Sacó de repente otra daga del mismo color, de su otra manga y sonrió de lado empezando a correr hacia el joven. Este no se iba a quedar quieto, se quitó la hombrera medio rota y la lanzó con fuerza a por su oponente, la placa de acero golpeó en el rostro del atacante, haciendo que cayera al suelo gritando de dolor con la mano libre en la cara.


- !Maldito seas chaval! !Voy a matarte como he hecho con el inútil de tu padre!


Aquellas palabras hicieron que el moreno apretara los puños y se quedara algo paralizado. El mundo se le echó encima, no podía creer lo que había escuchado. Sus rojizos ojos estaban muy abiertos y su pulso iba muy rápido. Sintió cómo un escalofrío le recorría la espalda de abajo a arriba, era una sensación desagradable. El consejero no tardó mucho en ponerse en pie, tenía dos dientes rotos y sangraba por la nariz y la boca, de repente salió corriendo por el chico y lanzó un corte tratando de apuñalarle en el pecho. El filo de la daga se frenó en seco, como si hubiese chocado con algo, Darou se quedó impresionado, no entendía que había pasado. El joven había usado su energía de forma brusca en la zona del pecho, un aura azul le rodeaba, sus ojos miraban al asesino de forma seria y fría. Poco a poco empezaron a formarse una especie de costillas frente al chico, eran de un tono azulado claro, era energía, pero estaba endurecida, como si formara una barrera. De esa forma había podido parar el golpe, sin embargo unas grietas empezaron a surgir alrededor de aquella especie de defensa y en poco tiempo se disipó. El moreno clavó una rodilla en el suelo escupiendo algo de sangre por el esfuerzo. Aún no dominaba aquella habilidad y le faltaba mucho entrenamiento, pero por el momento había logrado activarlo un vez. Ahora fue la pierna del consejero la que golpeó el pecho del chaval y lo tiró al suelo de forma brusca y violenta. Madara cayó hacia atrás entrecerrando los ojos y respirando de forma agitada, el maldito agresor lanzó de nuevo un corte dirigido al cuello del chico con la intención de acabar con su vida.


- ¡Itami No Suta!


Una estrella ninja de cuatro puntas, de un tamaño considerable, salió disparada desde la salida de la sala. Esta se había clavado en el consejero, atravesándole una de sus puntas en el estomago y traspasando su cuerpo. La sangre comenzó a emanar de la herida de su estomago y de su boca, segundos después su cadáver cayó al suelo de forma lenta. El salvador del chico se trataba de Huto, su padre, estaba herido de muerte y tenía varias puñaladas por el cuerpo. El deseo de salvar a su hijo, le había hecho resistir y usar sus últimas fuerzas para ayudarle, a continuación se dejó caer. El joven abrió los ojos todo lo que pudo y salió corriendo en su busca, parecía un poco mejor, aquella escena le había dado algo de fuerza. Colocó su mano derecha en la parte de atrás del cuello del jefe y lo subió un poco, después le miró a los ojos tratando de contener las lágrimas cómo podía. Era algo muy duro ver a su padre así, apenas podía hablar, era como si su voz estuviese bloqueada, sin embargo reunió fuerzas y con un esfuerzo increíble, logró comunicarse.


- ¡Padre! ¿Qué diablos ha ocurrido? ¿Por qué ese maldito ha intentado matarnos? No voy a permitir que te mueras…


Aquel hombre soltó una pequeña carcajada, a pesar de ser un tipo serio, en aquellos momentos era incapaz de serlo con su hijo. Llevó su mano derecha al hombro herido del chico, después trató de respirar un poco mejor. Tenía que decirle algo y antes de morir iba a hacerlo, le costase lo qué le costase, aunque eso conllevara a  malgastar su último aliento.


- Escucha bien esto hijo, es muy importante. Darou ha intentado hacerse con algo que llevo guardando muchos años. Al ser mi consejero, fue la única persona que lo conocía. En el tercer saco de arena de esta sala, empezando por la última fila, por el lado derecho, hay una fruta del diablo. Desconozco su poder, pero debe de ser algo increíble, es el motivo por el que Darou ha hecho esto. Quiero que te la quedes y después huyas de aquí, ese cretino me confesó que no estaba solo. Sus hombres estarán al llegar…


El tipo no pudo continuar hablando, las heridas eran demasiado graves y sus ojos perdieron su luz poco a poco. Una sonrisa se dibujó en su rostro para después cerrar los parpados, el silencio reinó en la sala y Madara al ver aquello, gritó de furia como nunca antes. Aquel hijo de puta le había arrebatado a su padre, todo por una maldita fruta del diablo, había oído hablar de ellas. El moreno no pretendía huir ni mucho menos, dejó el cuerpo de su padre en el suelo y se dirigió al saco  indicado. Recogió entonces la daga del consejero muerto y apuñaló al trozo de tela con violencia, la arena comenzó a salir en grandes cantidades hasta que de ella surgió una manzana, la cogió despacio y la limpió. Era de un color azulado claro y tenía espirales negras por todas partes, estuvo a punto de morderla, pero no quería arrepentirse y la guardó en uno de sus bolsillos por debajo de la armadura. Ahora escuchó pasos en el interior de la casa, precisamente en la entrada, frunció el ceño mientras apretaba la daga con fuerza y una sonrisa sádica y enfermiza aparecía en su rostro.


- ¡Estoy aquí! ¡Voy a mataros a todos! ¡Hahahahahaha!





Era como si el chico hubiese enloquecido, debido a su grito, los asaltantes no tardaron en llegar a la sala dónde él estaba. El primero era un hombre calvo, de ojos marrones y vestido con un kimono azulado, el segundo una chica joven, rubia de ojos morados y vestida de la misma forma que el tipo anterior. Al parecer solo eran dos, el hombre sonrió de lado mirando al chico, empezó a caminar hacia él, sacando una katana de la vaina que llevaba en la cintura. Soltó una pequeña carcajada para después colocarse a un metro del moreno y después girarse mirando a su compañera.


- Fíjate en esto Himamori, si tan solo es un crío. Con esto no tendremos ni para empezar. De todas formas parece que Darou ha muerto ¿Qué hacemos ahora?


- No darle la espalda a tu rival podría ser un buen comienzo…


Aquellas palabras hicieron que un escalofrío recorriera la espalda de aquel hombre calvo. Antes de que pudiera reaccionar, la punta de la daga que tenía Madara en su mano, atravesó su pecho, perforándole el corazón de forma violenta. El líquido carmesí no tardó en emanar del cuerpo del apuñalado, que segundos después cayó al suelo muerto, la rubia al ver esto, alzó una ceja y gruñó mientras sacaba una extraña concha de su bolsillo. La asaltante pulsó un extraño botón y de aquella cosa salió una enorme llamarada de fuego, el joven saltó a un lado notando como el fuego pasaba por su lado quemándole el brazo derecho. Pegó un quejido cayendo al suelo y girando varias veces, las llamas fueron a parar a la pared incendiándola en pocos instantes, más tiros de aquella cosa continuaron prendiendo todo a su paso. Ante la escena de ver su casa ardiendo, el moreno no pudo evitar pegar un grito de rabia y lanzarse contra aquella chica, tratando de encajarle un puñetazo en la zona de las costillas. Ella sin embargo se agachó con una increíble agilidad felina, quedó totalmente pegada al suelo, después elevó la pierna golpeando el rostro del chaval y estrellándolo contra uno de los sacos de arena.

Este tosió algo de sangre y trató de levantarse como pudo, sin embargo en el intento cayó al suelo respirando de forma agitada. Ahora aquella mujer sacó de su manga un viejo cuchillo de cocina y se lanzó a por el chico tratando de atravesárselo en el hombro izquierdo, el contrario al herido. El joven frunció el ceño al ver como se le echaba encima y trató de usar de nuevo aquella técnica, las costillas rodeadas por el aura azulada aparecieron, pero no lo dominaba y estaba herido tras haberlo usado anteriormente. El cuchillo rompió aquella defensa como si fuese mantequilla y chocó contra la hombrera de acero, su ataque no tuvo afecto, pero el chico sintió como su cuerpo se tensaba y le dolía debido al esfuerzo. El tejado empezó a ceder, un trozo se vino abajo, el cual cayó muy cerca de los dos, la chica trató ahora de atravesarle el cuello, pero el muchacho logró agarrarla la muñeca con su mano. Tras unos segundos de forcejeo, Madara elevó la pierna derecha colocándola en el estomago de la joven rubia y lanzándola contra las llamas. Su enemiga comenzó a gritar al notar como el fuego prendía su pelo, ropa y carne, el chico sabía que no tenía mucho tiempo y se levantó mareado mientras salía de la sala. Llegó a la salida de la casa y salió de allí, tirándose al suelo a unos seis metros de la entrada y observando como el edificio se venía abajo entre las llamas, aplastando seguramente a la chica. Su vista se empezó a nublar y solo escuchó los gritos de los demás ciudadanos y sus pasos acercándose. Finalmente, cayó inconsciente debido al esfuerzo que hizo por aquella técnica y la herida de su hombro derecho.


A la mañana siguiente el chico abrió los ojos, estaba en un cuarto pequeño, tapado por unas mantas y sobre un colchón. En la sala había algunas estanterías y una mesa sobre la que estaba su armadura de placas. Tardó unos segundos en desperezarse, su hombro estaba vendado, aún le dolía un poco, seguramente alguno de los aldeanos le llevaría a su casa y le curó. El chico observó todo a su alrededor por si hallaba algo más, tras unos momentos metió la mano en su bolsillo y sacó aquella manzana azulada, chasqueó la lengua y se quedó pensativo. No sabía que hacer con ella, su mirada era un poema, como se solía decir.





Lo qué si sabía seguro, era que la persona que le había acogido, no tardaría en volver. No quería quedarse allí, sus hermanos se habían ido y ahora estaba solo. Una vida nueva junto a los ciudadanos de aquella isla no era algo que le agradara, no se lo pensó ni un segundo más y se levantó despacio. Avanzó hasta llegar a su armadura y se la colocó despacio, después pegó un suspiro y se dirigió a la puerta, salió de allí, por suerte no había nadie en la casa. Una vez hubo salido al exterior, pudo ver que donde estaba su casa solo había una columna de humo y algunas personas allí reunidas. Se adentró en el bosque alejándose lo más rápido posible, no tenía ni idea de a dónde ir, tan solo sabía que no se daría por satisfecho hasta haber completado su entrenamiento y haber dominado aquella técnica. Sabía que iba a tener comida de sobra en el bosque por la fruta y los animales y no le iba a ser un problema estar allí.

El chico continuó con su método de entrenamiento rutinario, sustituyendo los sacos de arena que usaba anteriormente, por los propios árboles. Los golpes eran más duros y trataba de no dañarse el hombro herido, los días pasaban y se alimentaba de toda clase de frutas como plátanos, mangos o papayas. De vez en cuando se daba el lujo de atrapar un animal como un pequeño conejo, lo malo es que se le quemaba cuando trataba de cocinarlo en una hoguera y el sabor era espantoso, la cocina no era lo suyo. Una mañana, se hallaba cerca de un roble, su mirada era decidida, sabía lo qué quería, corrió hasta él con todas sus ganas y se lanzó con fuerza. Dejó su energía fluir alrededor y no en un solo punto, de repente notó como se estrellaba pero no recibía daño, más bien rebotaba hacia atrás. A su alrededor se hallaba un aura azulada y una barrera en forma de cosquillas que rodeaban su cuerpo, lo había conseguido, no se notaba cansado y no le costaba mucho esfuerzo. Había tardado un mes y medio, desde que entrenó en su casa antes de la tragedia y las semanas en el bosque, había pasado todo ese tiempo, no pudo evitar mostrar una sonrisa tranquila y satisfecha.

De repente una idea pasó por su cabeza ¿Porqué dejarlo ahí? ¿Porqué no llevarlo a más y crear un poder superior? Según su padre, era una habilidad muy difícil de lograr y él lo había logrado, podía mejorarla. No sabía el tiempo que iba a llevarle, pero debía intentarlo, su mirada cambió a una más seria y cerró los ojos, aquello no había acabado, tenía varias dudas. Era extraño que los ciudadanos no fueran a buscarle ni nada parecido, suponía que estarían ocupados buscando un nuevo líder o algo parecido. Lo que hizo fue comenzar a lanzarse contra árboles y piedras, manteniendo su habilidad activada, aquellas costillas eran increíbles y aguantaban muy bien los golpes, sin embargo trataba de poner más energía. Aquello era agotador y a los pocos minutos tenía que parar para poder descansar, iba a llevarle más tiempo del que pensaba. Cada día que pasaba, entrenaba de aquella forma, también provocaba a animales salvajes para que estos le atacaran y así poder hacer uso de su escudo. La verdad es que el joven era bastante ingenioso para aquellas cosas y sabía pensar bien sus métodos, era una lastima que ya no tuviera su pergamino para ayudarse.

Algunas noches el frío era insoportable y se veía obligado a dormir bajo ramas y hojas que él mismo arrancaba, las hogueras eran muy difíciles de encender los días de viento. Pasaron las semanas y el moreno había aumentado su entrenamiento, dedicaba más horas a la acumulación de energía en su barrera. Mientras entrenaba iba pensando metas que ponerse así mismo, no tenía ningún objetivo en la vida y quería cambiar eso. Lo que parecía mover el mundo, era la fama, el poder y por supuesto el dinero. No le gustaba la idea de trabajar, pero podía haber personas que requirieran servicios como realizar investigaciones, robos o conseguir objetos. Fue entonces cuando se le ocurrió la idea, iba a dedicarse a ser un mercenario, pero aquello no iba a lograrlo en aquel sitio. En cuanto supiera algo más acerca de su barrera, se largaría de allí, sabía de barcos pesqueros que viajaban por aquel Mar. La idea era viajar de polizón en alguno de ellos y salir de allí. Lo iba a tener difícil, pero lo intentaría. El cuerpo del chico se llenaba con el paso de los días de moratones, a veces las costillas se rompían y el moreno se golpeaba, al pillarle por sorpresa, el porrazo era más intenso y doloroso.

Madara había perdido ya la noción del tiempo, no sabía cuando llevaba con aquella locura, desde que decidió mejorar su habilidad, habían pasado ya dos meses, tres y medio desde que aquel día su padre le pidió aprender la técnica. Le extraña mucho que sus hermanos no hubiesen vuelto ya, le habrían buscado seguramente, pero si no lo habían hecho, era porque tal vez les había pasado algo o le habían olvidado. Eran muchas las posibilidades y solo podía ser una, durante un par de días el chico decidió descansar un poco de aquello, era agotador y bestial, si no conseguía nada en poco tiempo, se iría de todas formas. Todo parecía ir bien, hasta que una tarde, un grupo de cinco hombres apareció en el bosque, parecían ser simples bandidos, una banda haciendo el payaso pues iban incluso con uniformes. Se tapaban los rostros con pasamontañas y vestían chaquetas verdes oscuras y pantalones negros, en los pies botas. El moreno los miraba sin entender qué diablos querían de él, cuando uno de ellos habló en ese momento.


- Oye chaval, esa armadura que llevas puesta es muy interesante. Si nos la das, no te haremos daño, si te niegas te mataremos.  


El moreno no pensaba entregarla, por lo que se negó y dio un paso hacia atrás frunciendo el ceño. Al ver su reacción, el tipo que había hablado se acercó a él, este se defendió lanzándole una patada que le pegó en toda la cara tirándole al suelo. El ladrón gritó de dolor mientras se llevaba las manos a la cara, acto seguido sacó una navaja y trató de apuñalar al joven, este se apartó echándose a un lado y le encajó un rodillazo en las costillas. Miró a su enemigo y se echó sobre él comenzando a golpearle, pero al notar como algo le impactaba en la cabeza, cayó al suelo y rodó a un lado quejándose. Otro de los bandidos le había pegado con un palo, una pequeña brecha se abrió en su frente y empezó a sangrar, el chico estaba lleno de rabia. Los cinco caminaron despacio hacia él, dos de ellos con palos y los otros tres con navajas. Los de las armas de madera trataron de golpearle, pero en ese momento algo increíble sucedió. Madara usó su energía para recubrirse con su barrera, pero debido a su enfado y su entrenamiento, lo hizo de una forma más potenciada. De la parte superior de aquellas costillas surgió una especie de humanoide enorme de unos siete metros de altura. Se trataba de un aura, defensiva como la anterior, pero parecía más poderosa, la cabeza era alargada hacia arriba y estaba sonriendo, mostrando una sonrisa siniestra. Sus ojos eran brillantes y de su barbilla salían dos extraños filamentos de un metro al menos, hacia abajo. Sus piernas eran fuertes y sus brazos también, en sus manos se formaron dos enormes espadas, era impresionante de ver. En la zona de las costillas de la criatura, estaba el chico, protegido por la barrera e impresionado. Los bandidos estaba asustados y temblaban gritando cosas cómo que era el demonio y algunas palabras similares.





Aquella cosa movió las espadas hacia delante con violencia, dos ondas cortantes azuladas salieron disparadas hacia los tipejos. La sangre salpicó los árboles, los había partido en pedazos, varios troncos cayeron también debido a esto. Los bandidos estaban muertos, el moreno jadeaba por el esfuerzo sangrando aún por la cabeza debido al golpe, sintió la necesidad de tumbarse a descansar y eso hizo. Anuló aquella aura y cayó de rodillas al suelo, empezaba a descubrir que le era fácil matar, no sentía remordimientos ni nada parecido. Aunque tal vez podía tratarse porque aquellos tipos casi le matan, tras más de tres meses y medio de entrenamiento, había descubierto una habilidad increíble, ya estaba satisfecho. Podría irse en cuanto quisiera y eso iba a hacer, si alguien le encontraba cerca de los cadáveres, sabrían que habría sido él y no quería que su cabeza valiera dinero. Nadie pasaba por allí, pero tal vez el destino por casualidad, hacía que pasaran varias personas, descansó unos diez minutos y después se levantó. Comprobó que aún llevaba aquella fruta del diablo consigo y eso le hizo sonreír de lado, después entrecerró los ojos y comenzó a caminar hacia la playa.


- Parece ser que tengo transporte. Es hora de irse de esta maldita isla de una vez por todas.  


Mencionó ahora mientras observaba desde unas rocas como un barco de mercancías bastante grande,  anclaba en la orilla y los tripulantes se dirigían a la isla. Su plan era colarse en el barco y largarse de allí cuanto antes, su siguiente destino lo dejaría en mano del navegante del navío, mientras no le pillaran, todo iría muy bien, se deslizó lentamente por la pared y bajó. Una vez los hombres estaban lo suficiente lejos, se metió en el barco y caminó hasta el interior, iba mirando en varios camarotes hasta que pudo ver la bodega. Era el escondite perfecto, por lo que se fue a lo más profundo de esta y se sentó allí, tras unas cajas. Ahora solo faltaba que los dueños volviesen y pusieran el barco en marcha para el siguiente rumbo. Era la primera aventura del joven Madara.

Mar de origen: South Blue

Pertenencias:

Panteón: http://www.onepiece-definitiverol.com/t16570-panteon-barco-kyofu

- Zoan De Gusano (Una pera roja con espirales moradas)

Ojo Tyrant:
Este ojo es el resultado de un producto que el moreno se echó en el ojo. Puede ver todo un 10% más lento y ademas tiene vision termica cuando quiera, a veces puede sangrar por el ojo pero nada serio.

Recetas:
- Conectores Neuronales
- Rumble Balls
- Secretos de law
- Endurecedor cutaneos
- Componentes Vitaminicos
- Regenerador celular
- Pastillas de falsa muerte
- Potenciadores musculares

Botín de partidas:



Sueños:

- Formar un grupo de siete mercenarios que compitan con el Ouka Shichibukai

- Formar el mayor equipo temido en todos los mares

- Dominar la tierra.


Referido por:Google


Última edición por Madara Uchiha el Lun 4 Dic 2017 - 9:32, editado 23 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Mar 4 Nov 2014 - 18:34



Pasa por los registros y bienvenido a OPD ^^

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Vie 7 Nov 2014 - 17:43

Editado añadiendo el capitulo 1 de la historia, la fruta y las dos tecnicas especiales.

http://www.onepiece-definitiverol.com/t10921-cap1-destino-innecesario-finalizado#115417

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Vie 7 Nov 2014 - 20:59

Aceptado.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Jue 25 Dic 2014 - 6:46

Añado las subprofesiones, las tecnicas de los dos manuales (http://www.onepiece-definitiverol.com/t11702-regalo-a-mi-pandi) en cuanto lo acepten XD.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Jue 25 Dic 2014 - 16:02

Aceptado.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Jue 25 Dic 2014 - 16:52


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Jue 25 Dic 2014 - 17:12

Aceptado.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Sáb 31 Ene 2015 - 23:25


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por oldetsu el Dom 1 Feb 2015 - 13:58

Aceptado.

oldetsu

Mensajes : 1599
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
9940/790000  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Lun 2 Feb 2015 - 19:50

Como fisico de nivel 34 elijo magnetismo

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Zombienrelleno el Lun 2 Feb 2015 - 19:52

Mm... Rech... Aceptado.
avatar
Zombienrelleno

Mensajes : 1425
Fecha de inscripción : 28/08/2014
Edad : 24
Localización : En tú corazón.

Hoja de personaje
Nivel:
11/150  (11/150)
Experiencia:
2400/790000  (2400/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Dom 22 Feb 2015 - 15:46

Añado las recetas compradas en tienda y 3º profesion como quimico.

http://www.onepiece-definitiverol.com/t3815p120-tienda-new-era-farmacia-de-law

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Flea el Dom 22 Feb 2015 - 17:24

Aceptado.
avatar
Flea

Mensajes : 937
Fecha de inscripción : 09/02/2014
Edad : 18
Localización : Planeta Vegeta

Hoja de personaje
Nivel:
67/150  (67/150)
Experiencia:
94812/790000  (94812/790000)
Berries: 12.985.380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Lun 23 Mar 2015 - 6:11

Añado la exp, el nivel y la tecnica pedida en el capi, ademas del rango de shichi

http://www.onepiece-definitiverol.com/t8075p780-peticion-de-tecnicas#

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Miér 25 Mar 2015 - 14:01

Aceptado.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Mar 28 Abr 2015 - 18:01

Al ser alternativo cambio a Devastador Torre

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Dark E. Satou el Mar 28 Abr 2015 - 18:50

Aceptado.
avatar
Dark E. Satou

Mensajes : 1246
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
73/150  (73/150)
Experiencia:
70900/790000  (70900/790000)
Berries: 82.006.394

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Vie 5 Feb 2016 - 16:02


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Vie 5 Feb 2016 - 16:04

Haya rey, pues.

Aceptado.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Sáb 13 Feb 2016 - 1:15


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Alwyn el Dom 14 Feb 2016 - 0:02

Aceptado
avatar
Alwyn
CP6-Especial
 CP6-Especial

Mensajes : 2265
Fecha de inscripción : 25/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
70/150  (70/150)
Experiencia:
95202/790000  (95202/790000)
Berries: 11.036.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Sáb 19 Mar 2016 - 14:16

Añado las formas de las rumbles.

Forma Combate:

Madara con esta forma tiene el aspecto de su forma híbrida con la diferencia de que su tamaño es de diez metros. Su cuerpo adquiere más musculatura ensanchando las escamas y tomando de esta forma más grosor. Aumenta su fuerza x3 y su cola desaparece totalmente.

Forma Ácido:

Madara ya de por sí puede escupir ácido. Con esta forma lo que hace es poder lanzar dicho ácido a una presión mayor. Su aspecto es el de la forma completa pero más pequeño. Sus alas se vuelven de un tamaño menos y su cuerpo parece el de un tigre pasando a ser un dragón que parece más bien una cría. De ésta forma concentra toda su fuerza en la garganta para darle potencia a sus chorros.

Forma Veloz:

Madara adquiere en esta forma lo contrario que en la de combate. Tiene el aspecto de la híbrida pero pasa a medir tres metros. Se define bastante más pero pierde musculatura. Su velocidad pasa a ser un x4 respecto a la completa. Además pierde un 20% de su fuerza pasando a tener la misma que en híbrida pero con ese porcentaje menos.

Forma Defensiva:

Madara toma el aspecto de la forma híbrida pero con un tamaño de seis metros. Todas sus escapas se afilan formando púas de ocho centímetros de largo y tres de grosor que rodean su cuerpo totalmente. En esta forma pierde las alas pues se meten en su espalda. Podría hacerse una bola metiendo la cabeza entre las piernas y activar las espinas para defenderse. Sus escamas adquieren una dureza mayor.

Forma Emperador:

Cuando consume las 3 rumbles, Madara crece hasta los veinte metros. Es un enorme ser que va a cuatro patas. Sus alas son mayores y sus patas toman un grosor importante. Aumenta sus características x10 y sus cañonazos de ácido abarcan el triple que en la forma completa. No se controla para nada y ataca a todo lo que se mueve. Sus escamas adquieren una dureza superior y sus ojos quedan totalmente en un tono rojizo.  Su enorme cola acabada en cuchilla es letal.

tambien como poseo la receta quiero crear 15 rumbles, si hay que dar dinero lo doy

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Señor Nat el Vie 1 Abr 2016 - 11:57

Forma combate: Aceptado.
Forma ácido: Explícame mejor la forma física. Aceptado.
Forma veloz: Aceptado.
Forma Armadillo: Aceptada.
Forma Emperador: Reduce algunas características a un menor nivel. Piensa que los dragones no destacan por su agilidad, por ejemplo.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Al vicemirante
Al vicemirante

Mensajes : 7428
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Invitado el Mar 5 Abr 2016 - 18:52

Forma Ácido: Es del tamaño máximo de un tigre, vamos un pequeño dragón a cuatro patas que no supera los dos metros de altura

Forma emperador: Aumenta fuerza y resistencia X10

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Uchiha Madara.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.