Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7303)
 
Nocturne93 (5316)
 
Lion L. Kai (3058)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2249)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Webmaster (2189)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

[Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Ir abajo

[Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Invitado el Mar 20 Ene 2015 - 22:26

El viento silbaba entre las hojas de los árboles. El cielo, plagado de nubes de un gris bastante oscuro, vaticinaban que entre aquél día y el siguiente caería una intensa lluvia, la cual probablemente duraría unos cuantos días. Todo el mundo corría de un lado para otro. Los agricultores se apresuraban en colocar grandes lonas sobre los cultivos para evitar que estos se estropeasen, mientras que los ganaderos guiaban a sus rebaños hacia sus cercas correspondientes. Las madres llamaban a gritos a sus hijos, pues la hora de cenar se aproximaba y no querían que volviesen a sus hogares empapados y con las botas llenas de barro.

El pelirrojo tardó unas cuantas horas en llegar hasta el pequeño pueblo situado en la falda de la montaña, sin embargo, el camino había sido tranquilo y cómodo, pues solo tuvo que seguir el pequeño sendero trazado desde la costa. Durante todo el trayecto, había sido acompañado por un cazador y su hijo, los cuales regresaban en aquél, tras un largo día de caza durante el cual habían conseguido varios conejos que seguramente alegrarían a su mujer. Por el camino, ambos dialogaban con él, contándole alguna que otra anécdota. El pelirrojo, por su parte, se mantenía callado excepto para añadir algún comentario aislado, pues la mayor parte del tiempo se mantenía callado, escuchando.

Una vez llegaron al pueblo, ambos se dirigieron a su pequeño hogar, no sin antes ofrecerle al pelirrojo una cama y una cena abundante, las cuales rechazó con toda la amabilidad que pudo. Un ambiente familiar no era a lo que estaba acostumbrado el pelirrojo, al menos no desde hacía muchos años. Le traería recuerdos, y recordar era lo peor que podía hacer en aquel momento.

Optó por hospedarse en una pequeña posada, la cual le salió por apenas 200 berries, 150 si quería cenar. Abrió la puerta y, tras reservar una habitación subió inmediatamente a esta. Contaba con una cómoda cama, algo pequeña, pero confortable, una mesita al lado con una vela medio consumida encima y un pequeño baúl, algo polvoriento, como si llevase mucho tiempo sin ser utilizado.

Dejó la bolsa de viaje que cargaba con él a los pies de la cama y se dirigió hacia el pequeño comedor, donde no había ni un alma. Tomó asiento y le sirvieron la cena: un trozo de conejo asado, acompañado con unas patatas, algo de pan y una jarra de cerveza. Era una cena sencilla, pero el sabor era bastante bueno. Comió tranquilamente. Le vendría bien tomarse un descanso.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Sir Lanxerot el Miér 21 Ene 2015 - 20:08

Por fin había vuelto al Noth Blue, al querido North Blue, hacía bastantes años que no volvía a ver aquellas aguas, la verdad es que estaba cerca, bastante cerca de mi tierra natal. Lamentablemente esta vez me encontraba allí por temas de trabajo, así que mi vuelta al hogar se tendría que retrasar unos días.

Era un día como muchos otros de esos con un frío que hielan la sangre, con humedad en el aire, de esos en los que al suspirar echas grandes bocanadas de vaho. Pero no era nada fuera de lo común que un habitante del North Blue no pudiera aguantar, era ese típico día en los que el clima duda entre llover y no dejando en vilo a todos los lugareños debajo de la nube. La verdad es que tenía toda la pinta de que iba a llover, ese nubarrón gris oscuro lleno de malicia y vida para los campos, aunque como se solía decir, nunca llueve a gusto de todos.

Yo me encontraba en la cubierta de un barco estatal, de la marina que al parecer estaban de escala, aunque mi esta era mi parada me gusta disfrutar de las vista de cubiertas. El puerto lucía precioso, aunque todo el mundo iba con prisas y chubasqueros, la verdad es que no sabía por que temían mojarse, fijo a que una ducha de vez en cuando a alguno no le vendría mal.

-"Dichoso mareo” - pensaba yo mientras mi rostro se ponía de un color azulado y reprimía la arcada.

Baje por las escalinatas casi zigzagueando despidiéndome con un gesto de unos marines que me habían amenizado el viaje a base de partidas de póquer, eran unos perdedores a la mar de agradables, había echo que me olvidara de mis mareos durante algunas horas, además de ganar un dinerillo extra que nunca venía mal.

***
Tarde mucho en encontrar un sitio donde pasar la noche que estaba al caer, era un sitio bastante acogedor y que no tenía esas pintas cutres en los tres anteriores que había visto, aunque el precio era un poco mayor merecía la pena por un buen descanso. La posada se llamaba Gerundo Valley y no tendría más de seis habitaciones, lo cual lo convertía en un sitio con un aire selecto, como los que me gustaban a mí.

-"Son las ocho y trece debería ir pidiendo habitación” -pensé mirando mi reloj antes de abrir la puerta.

-Buenas tardes, pensión completa...Por favor -dije rápidamente al recepcionista con una notable prisa.

-La habitación tres, arriba mano derecha. La cena se sirve a las nueve; el desayuno y la comida a las diez y dos respectivamente -me dijo el dependiente mientras me daba una llave y me ponía un documento a firmar añadiendo mi nombre y apellidos, tras lo cual enseñe mi documentación, evitando asi supuesta suplantaciones de identidad.

Lo leí brevemente y comprobé que se trataba de un papel que se aseguraba de que los criminales y la chusma en general se hospedarán en el lugar. Yo bastante conform escribí mi nombre y mi firma antes de recoger la llave.

-Esperamos que disfrute de su estancia señor....Lanxerot -dijo el recepcionista leyendo el papel.

Yo rápidamente subí a la habitación y me tiré en la cama junto con el saco que portaba. Tras estar mirando el techo y las paredes de tonos amarillentos acogedores, comencé a buscar una carpeta en el saco, tras encontrarla saqué un wanted...Tras mirarlo lo guardé en uno de los cajones.

-Así que Mikoto, Suoh Mikoto... -musité con una sonrisa irónica mientras esperaba que dieran las nueve menos diez para bajar a cenar.


Última edición por Sir Lanxerot el Miér 17 Jun 2015 - 10:58, editado 2 veces
avatar
Sir Lanxerot
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 23/12/2014
Edad : 22
Localización : In your dreams

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
23060/320000  (23060/320000)
Berries: 150.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Invitado el Jue 22 Ene 2015 - 20:30

Tras terminar la cena y apurar la jarra, el pelirrojo sacó una cajetilla de tabaco del bolsillo interior de la chaqueta. Extrajo un cigarrillo, lo colocó entre sus labios y lo encendió. Tras das un par de caladas lo dejó entre los dedos de su mano. La posadera que le había servido la cena volvió con una pequeña tabla de madera para recoger. Mientras lo hacía, echó un vistazo a Suoh y trató de entablar conversación con él.

-¿Está usted de paso por aquí?-le preguntó la señora, la cual tenía una voz bastante grave, gastada por la edad.

-Algo así... Necesitaba tomarme un descanso en algún sitio tranquilo-contestó el pelirrojo, volviendo a dar una calada de su cigarro.

-Si busca tranquilidad está usted en el lugar indicado. No suele venir nadie por aquí, salvo a finales de mes, que es cuando vienen los comerciantes para comprar nuestros productos[/color].

Mientras hablaba, la mujer fue colocando el plato con los restos de comida y la jarra sobre la tabla.

-Bueno, espero que disfrute de su estancia aquí. Si necesita cualquier cosa, no dude en llamarme.-dicho esto le dedicó una tierna sonrisa al pelirrojo y se marchó del comedor.

Pocos minutos después, cuando el cigarrillo ya casi se había consumido por completo, Suoh decidió volver a su cuarto. Subió las escaleras de madera, las cuales rechinaban con cada paso que daba, cerró la puerta tras él y se tiró sobre la cama, boca arriba, con ambas manos en la nuca y la mirada perdida. "Queda una semana para que lleguen los últimos días del mes. Aprovecharé la llegada de los comerciantes para marchar" pensó.

Llevó una mano hasta su colgante, el cual sujetó con fuerza, apresándolo en su mano, casi como si temiese que pudieran arrebatárselo. El sueño poco a poco fue haciendo mella en él, hasta que al cabo de un par de minutos se sumergió en un profundo sueño. Por primera vez en mucho tiempo no tuvo pesadillas aquella noche, por lo que pudo dormir del tirón, sin que nada le perturbara.

A la mañana siguiente, los rayos de luz que comenzaron a filtrarse por la ventana interrumpieron su descanso. Se incorporó, quedándose sentado sobre la cama y echó un vistazo. Debían de ser apenas las ocho de la mañana, y ya todos los habitantes del pueblo estaban en plena actividad, correteando de un lado para otro. El cielo seguía bastante nublado, aunque algo menos que el día anterior. Tal vez la lluvia no cayese esta vez. Desde la habitación, se podía apreciar a apenas tres o cuatro kilómetros el inicio de la gran montaña, alzándose poderosa sobre la isla, como si de un titán se tratase, gobernando aquellas tierras.


-He escuchado rumores sobre ella... Tal vez sea interesante subir hasta la cumbre-murmuró para sí mismo.


Última edición por Mikoto el Sáb 24 Ene 2015 - 20:09, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Sir Lanxerot el Vie 23 Ene 2015 - 23:49

Estuve viendo atentamente la mirada del chico del cartel, aquellos ojos grises, esa mirada casi inexpresiva, no era el prototipo de criminal de los mares de fuera del Grand Line, no parecía puro musculo, tenía algo...Aunque supuse que una fuga a fin de cuentas era una cosa que podía hacer cualquiera, por lo visto era usuario así que tenía que andarme con cuidado, tendría que usar mis esposas de kairoseki.

-"¿Me dará tiempo a uno antes de cenar?” -pensaba yo mientras tanteaba la cajetilla dentro de mi americana, tentado de fumarme un rubio.

Acto seguido miré el reloj, eran las nueves menos diez, tal vez sería buena idea ir bajando para coger sitio para cenar tranquilo. Guardé el wanted en la carpeta y escondí esta debajo del colchón, no quería ver curiosas y fantasiosas limpiadoras hurgarán en ellos. Seguramente antes de dormir pensaría en un sitio mejor.

Me aseguré que tenía la llave de la habitación y salí de esta cerrando bien la puerta antes de bajar por las escaleras, con suma calma me pusé a analizar los cuadros que veía a mi paso, casi todos tenían como motivo la ciudad, el puerto y la montaña a lo lejos, eran cuadros de un amateur, aún así tenían bastante calidad, estaba tentado de coger y comprar alguno, aunque lo más seguro es que no estuvieran a la venta.

Tarde unos cinco minutos en llegar al comer, en el cual tan solo había una pareja y tres camareros esperando la llegada de nuevos clientes, nada más llegar me mostraron la mesa que me tocaba, cerca de la pared izquierda de la sala, prácticamente al lado de la chimenea.

-¿Qué desea? -me preguntó uno de los camareros, un mulato, parecía del South Blue.

-Una ensalada César y lubina a la plancha, por favor -le contesté yo mirando atentamente la carta, la cual inmediatamente le entregué tras pedir.

-Excelente elección señor, ¿Qué desea de bebida?- me volvió a preguntar recogiendo la carta anterior y entregándome una carta de Vinos.

-[b]Un Cosecha de Würzburger, de la tierra del Norte. Por favor[/b]- le dije al hombre tras observar que poseían tal deliciosa ambrosía.

Cogió la carta, tras apuntar la petición y fue a al cocina a trasmitir la comanda, agradecía ese servicio, odiaba cuando voceaban lo que había pedido, era como si me pusieran un cartel, aunque lo encontraba relativamente gracioso cuando se lo hacían a otro, aunque seguía siendo de mal gusto y denotaba la poca “clase” del lugar.

Me quedé fijamente viendo el fuego de la chimenea casi hipnótico, las llamas, parecían bailar en círculos como una pelea entre dos hombres, que cuchillo en mano intentan arrebatase la vida al otro, por el amor de una mujer.

-“Veo fuego”...-pensaba yo absorto, completamente “ido de la olla”.

El delirio, fuerte e intenso, fue repentinamente interrumpido por el camarero que me acaba de servir la cena al completo...¿Cuánto tiempo había estado absorto en mis pensamientos?...Muchos sin duda.

-Disfrute de la cena-me dijo el hombre con una sonrisa que personalmente me limite a devolver.

Cogiendo el tenedor comencé a cenar tranquilamente y relajadamente mientras, miraba de reojo el ambiente y sobretodo el fuego. Unos cuarenta minutos más tarde, el reloj de la estancia sonó llamando mi atención, eran las once y yo acababa de terminar de cenar, levante la mano y pedí un café solo. El cual me tome aún más relajadamente, mientras me encendía un pitillo, y el camarero, avispado, me traía un cenicero.

-¡Qué vida más dura!-suspiré muy bajito, mientras miraba el reflejo oscuro que producía el café de la taza.

Y así pase el rato antes de volver a la cama, olvidándome por completo de cambiar los archivos de sitio. Finalmente me quedé dormido en aquella mullida y agradable cama.


Última edición por Sir Lanxerot el Miér 17 Jun 2015 - 11:08, editado 2 veces
avatar
Sir Lanxerot
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 23/12/2014
Edad : 22
Localización : In your dreams

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
23060/320000  (23060/320000)
Berries: 150.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Invitado el Sáb 24 Ene 2015 - 18:13

El pelirrojo descendió las escaleras chirriantes doce minutos después de haberse despertado. No eran aún siquiera las ocho y cuarto de la mañana y ya había encendido el primer cigarrillo del día. Se acercó al mostrador, donde había un pequeño timbre para llamar a la encargada (que debía de ser la mujer que le atendió la noche anterior). Lo pulsó y en escasos segundos apareció por una puerta la mujer.

-¿Ya se marcha?-le preguntó en un tono amable.

-Así es...-respondió el pelirrojo, en un tono de completa indiferencia.

Pagó lo que correspondía por el tiempo que se había hospedado allí y se dirigió hacia la puerta. Una vez fuera, lo primero que sintió fue una suave brisa, algo fría, rozando su piel, recorriendo el relieve de su rostro. Respiró profundamente y soltó el aire en un suspiro. El clima era bastante agradable, y el aire era limpio, libre de la contaminación de las ciudades y pueblos grandes. Sin duda era un lugar ideal para vivir, tranquilo y en plena naturaleza. Tal vez se plantease volver dentro de un tiempo, cuando hubiese cumplido sus propósitos.

Se estiró y, una vez preparado, echó a andar por el pequeño camino de tierra que recorría todo el pueblo, colándose entre las viviendas y cultivos como si de un río se tratase, sin un rumbo definido, adaptándose al terreno. El pelirrojo se dispuso a comprar algo de comida para el camino. Teniendo en cuenta la altura de la enorme montaña, junto al trayecto de ida, el pelirrojo calculó que tardaría unos cuatro o cinco días en alcanzar la cumbre, y dos o tres en descender. Se hizo con algo de pan, unas cuantas piezas de conejo y una pequeña bolsa de manzanas. El resto, lo conseguiría cazando o de los frutos que se encontrase.

Cuando obtuvo las provisiones necesarias, se puso en marcha. Mientras salía del pueblo por el camino que dirigía hacia la montaña, se formó un pequeño grupo de gente que comenzó a cuchichear. Probablemente estarían tachando de loco al joven pirata, o tal vez apostando si volvería o no con vida. Fuera como fuere, al pelirrojo poco le importaba. No le temía a nada, y menos a unas estúpidas supersticiones. Los únicos peligros existentes en aquella montaña serían la fauna, el temporal y las distracciones.

El camino al principio fue tranquilo, fácil de recorrer. Sin embargo, a medida que se acercaba a la falda de la montaña, el terreno se iba volviendo más abrupto, la vegetación aumentaba, obstaculizando algunas partes del recorrido y obligándole a escalar o tomar otras vías. Tardó dos horas en recorrer el último tramo, que rondaría el kilómetro o kilómetro y medio. Una vez llegó al pie de la montaña, alzó la mirada, pudiendo observar que las grises nubes tapaban la lejana cumbre, más alta ahora que estaba tan cerca.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Sir Lanxerot el Jue 29 Ene 2015 - 21:13

Me levanté de la cama,  me reincorporé y me llevé la mano a la cara, estregándome los ojos con esta. Finalmente me levanté de la cama. Me dirigí al balcón de la habitación y abrí sus puertas de par en par , asomándome por este y mirando como andaba el movimiento de la ciudad.

Hacía un día nublado pero parecía que no iba a llover, aunque nunca se sabía...Las nubes parecían menos grises que el día anterior, la verdad es que era motivo de alegría. Yo no pude evitar sonreír.

-Hoy puede ser un gran día -musité mientras la brisa ondeaba mi frente.

Volví a la habitación y fui directo al baño, mire mi cuerpo, mi torso desnudo, ligeramente marcado por los entrenamientos que había sufrido en mis carnes al lo largo de mi existencia. Ahí estaba el tatuaje que recorría mi hombro y pectoral izquierdo llegando incluso hasta la espalda. El tatuaje no era otra cosa que un cerezo de tinta y carbón, mezclado con sustancias, como el asfalto, pólvora, amalgama de plata, etc. Había grabado al fuego esa marca en la piel que había adquirido un tono rosado en las hojas del propio tatuaje, como cuando tienes una herida sin cicatrizar, esa era una marca de una antiguo credo, un credo desconocido en el mundo conocido.

Me lavé la cara, los ojos, las mejillas, los labios, el rostro y me quedé mirando mi rostro en el espejo salpicado por algunas gotas de agua del lavabo, me terminé de asear y me vestí con camisa, corbata y la americana. Me senté en el borde de la cama y saqué el brillo a mis zapatos. Saqué la petaca del bolsillo superior de la camisa y me encendí el pitillo soltando casi de forma inmediata una gran bocanada de humo. Por último cogí los archivos y los metí en un elegante maletín de cuero.

Ya estaba listo para el desayuno, salí de la habitación, cerrando la puerta tras esta con llave y comenzó a bajar las escaleras de madera dirección a la terraza, una vez allí tomé asiento y me tomé un café con algunos bollos locales y una manzana de un color rojo eterno.

Miré el reloj, marcaba las 10 pasadas, y ya había terminado de desayunar y ojear el periódico, era hora de ponerse en marcha y buscar información sobre el joven. Me pusé mis gafas de sol y comencé a trabajar.


Última edición por Sir Lanxerot el Miér 17 Jun 2015 - 11:12, editado 1 vez
avatar
Sir Lanxerot
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 23/12/2014
Edad : 22
Localización : In your dreams

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
23060/320000  (23060/320000)
Berries: 150.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Invitado el Vie 30 Ene 2015 - 21:28

"¿En qué momento se me habrá pasado por la cabeza esto?" pensó el pelirrojo al tiempo que se sujetaba con la mano a un pequeño saliente de la escarpada pared que se alzaba frente a él. Hasta aquel momento no había tenido que escalar, la inclinación no era demasiado extrema y con algo de cuidado se había desplazado por ella sin mayores dificultades. Sin embargo, a medida que ascendía por la ladera de la montaña el terreno era cada vez más empinado.

Tras dos o tres minutos más de escalada pisó de nuevo suelo horizontal. No había mucho hueco, pero se podía caminar sin riesgos a precipitarse montaña abajo. Un pequeño hueco en la superficie de la montaña, de unos 2 metros de altura y 1 y medio de profundidad se presentó ante él. Miró hacia el horizonte, observando cómo el Sol poco a poco se iba escondiendo bajo el manto del mar, lo que daría paso a la oscura y fría noche. Tal vez sería buena idea acampar allí y esperar al amanecer para seguir el ascenso.

Se dispuso a recoger algo de madera, pequeños palitos de las escasas plantas que crecían en aquel escarpado terreno. Tras conseguir un buen montón, volvió a la "cueva", los amontonó y utilizó su poder para hacerlos arder, creando una hoguera en miniatura que le serviría para pasar la fría noche (aunque realmente no la necesitase, pero mantener su aura era una labor bastante agotadora si se hacía durante un largo plazo de tiempo). Hecho esto, sacó un pequeño trozo de pan y otro de conejo, el cuál clavó en una de las ramitas y puso al fuego.

Tras terminar con la comida, alimentó la fogata con algunas ramitas más y sacó su cajetilla de tabaco. Extrajo un cigarrillo y lo llevó a sus labios, encendiéndolo y dando un par de caladas para pocos segundos después soltar una bocanada de humo. Se acomodó en la pared de la diminuta cueva y se quedó observando las llamas, sumergido en sus pensamientos, casi como si soñase despierto.

-Veo fuego...-susurró.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Sir Lanxerot el Dom 1 Feb 2015 - 23:25

-Buenos días, perdone esto buscando a un amigo,¿Lo ha visto? -pregunté engañando a la ama de casa que andaba barriendo sus escaleras.

-Pues no, lo siento -respondió esta antes de volver a sus quehaceres.

-Muchas gracias, buen día -dije yo con aquella manipuladora sonrisa falsa.

Me guardé la foto en la americana y proseguí a caminar un poco más por la calle, el pueblo era humilde pero aún así la gente era amable, sobretodo si tenías aspecto del North Blue, aún que si te consideraban de otro mar solían ser más reacios. ¿A qué se debería esa idea de que los hombres del North Blue eran más fuertes?. Bueno cada nacionalidad se relacionaba con una cualidad, los del North fuertes, los del West ingeniosos, los del South valientes y los del East pacíficos.

Tomando solo un descanso para comer y sumergido en esos pensamientos paso el tiempo, me crucé con otra persona:

-Buenos días, perdone esto buscando a un amigo,¿Lo ha visto? -pregunté al hombre casa que andaba  paseando.

-Pues no me suena, pregunte en esa posada ¿Quién sabe, puede que le hayan visto? -respondió este.

-Muchas gracias, buen día -dije yo pensativo.

Entre en la posada, su aspecto era bastante más humilde que de donde me había hospedado yo la noche anterior aún así continuaba siendo decente. Tras sentarme en el comedor y  pedir un café pregunte si habían visto al sujeto, aunque la respuesta volvió a ser negativa. Pregunte por si acaso al camarero que me trajo el café pero este negó mis sospechas también.

Una persecución a un fugitivo era un tema problemático, cuanto más tiempo perdías buscándolo en una isla más ventaja tenía sobre ti, actualmente suponía que me llevaba un día de ventaja, pero si por algún casual se hubiera marchado ya de la isla yo estaría perdiendo el tiempo y él tendría suficientemente tiempo para escapar, era una carrera en la cual yo ganaba si le capturaba pero si el conseguía muchos días de ventaja solo cabría el fracaso.

Estaba yo con mi taza cuando esta se me cayo al suelo, no manchándome de milagro:

-"Cálmate, no vas a fracasar”-pensé yo.

El camarero me preguntó por mi estado y recogió el cisco que había montado.

-Es un amigo muy especial, ¿No? -preguntó el hombre.

-Es como mi hermano, pero tiene problemas -le contesté yo, engañando como de costumbre.

-Pregunté en esta posada, esta algo más alejada pero pasan muchos viajeros, con problemas usted ya me entiende, seguramente le hayan visto allí -me dijo el hombre tratando de ayudarme.

-Muchas gracias, cóbrese y quédese con la vuelta -le dije dándole un billete y marchándome del lugar mientras me encendía un cigarro.

Cuando salí ya estaba anocheciendo, y todo estaba muy oscuro a mi alrededor salvo por las luces de las casas y locales, aunque había una en la montaña que llamo mi atención. Sin darle más importancia volví a mi posada y cené mientras miraba hipnótico otra vez la chimenea ignorando por completo el pescado a la brasa.

-Veo fuego...fuego eterno -musité.

Lo que aconteció al día siguiente es otra historia, pero a partir de ese día nacería una leyenda...La leyenda del fuego de la montaña.
avatar
Sir Lanxerot
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 324
Fecha de inscripción : 23/12/2014
Edad : 22
Localización : In your dreams

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
23060/320000  (23060/320000)
Berries: 150.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Priv Mikoto y Lanxerot] I See Fire

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.