Últimos temas

Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Ir abajo

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Empty Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Mensaje por Bohatei el Sáb 14 Feb 2015 - 1:23

Exp: 0

Nivel: 1

Nombre: Eusebio Leal

Apodo: "El Ermitaño"

Edad: 60

Sexo: Hombre

Raza: Humano (Biónico)

Rango/Empleo: CP1

Rango social: bajo

Descripción estilo de lucha: Estilo propio.

-Nombre: El desgarro de los bosques

-Ejecución: Es una técnica creada por Eusebio y mejorada con el tiempo. Consiste en desgarrar a su oponente, atacando puntos concretos de la anatomía, en los cuales la sangre brota con más abundancia y facilidad. La técnica no consiste en fuerza o velocidad, si no en golpear el punto concreto en el momento justo. Se realizar de manera calmada y analizando a su enemigo, observando cual es el punto donde hay que atacar, para detenerlo en seco sin hace mayores esfuerzos. Hay diferentes variantes.

- La tortuga: Esta técnica es defensiva, consiste en analizar los movimientos del rival para conseguir una defensa completa, mientras se realiza está variante, recopila datos para las de ataque.

- El oso: Consiste en realizar dos ataques diagonales con ambas Tekkokagi, creando una cruz sangrante en el lugar del golpe. La técnica no busca derribar al adversario ni matarlo. Solo crear heridas lo suficientemente graves, para que cese en su ataque.

- El puma: la técnica de ataque de un solo golpe, en la cual, Makarow se lo juega todo a un solo ataque, atacando en un punto vital del enemigo, dándolo todo en el ataque sin retroceder ni un milímetro.

- El colibrí: en esta técnica es de evasión y contrataque, esquivando al adversario en sus ataques y cansándolo todo lo posible, hasta que en el momento que baje su guardia un instante. Golpeando con ambos Tekkokagi en el pecho repetidas veces

Descripción física:

Eusebio es un hombre de avanzada edad, algo que no aparenta a simple vista. Es de complexión fuerte con 2 de altura y 110 kg de peso. No todo el mundo creería que tiene 60 años, ya que su escultural cuerpo es de un joven muy musculoso. Se podría decir que no tiene pelo, salvo por un hermoso mechón, que le cuelga en la parte delantera de la cabeza, rubio, dorado, compitiendo con el mismo brillo del sol. Ha este increíble mechón, le acompaña un bigote que considera una obra de arte, perfectamente perfilado y recortado, bello y varonil. Aparte del bigote, su cara no tiene ningún pelo facial, rasurado e hidratado, al igual que el resto de la cabeza, para tener una suavidad mayor que la de un bebe. Durante el tiempo que estuvo viviendo en el bosque, Eusebio se vestía con un taparrabos y sin calzado, dejando su cuerpo libre para que la naturaleza lo acariciara. Tenía una frondosa melena, algo desaliñado y sucio y bastante pelo en el cuerpo y la cara. En ese tiempo no le molestaba, ya que se sentía orgulloso de su pelaje entre tanto animal, pero, desde que el gobierno lo captó, se ha cuidado de una manera exagerada, sintiendo un culto por su cuerpo exagerado.

Sus facciones faciales están bastantes marcadas, dándole un aspecto bastante varonil, igual que el resto de su cuerpo, aunque en alguna ocasión, se forman algunas arrugas de felicidad cuando sonríe. Cuando se quita la camisa parte de arriba, que suele ocurrir a menudo, muestra sus sensuales pectorales y musculatura de bíceps, todo marcado a la perfección y sin un solo pelo, mostrando la magnificencia de un cuerpo esculpido por ángeles. Los ojos son azules, con un azul más hermoso que el mismo cielo, penetrantes y bondadosos, hacen que al mirarlos sientas paz en tu corazón. Aparte, tiene todo el cuerpo perfectamente marcado por su increíble musculatura, dado su exhaustivo entrenamiento durante años en las montañas. Las manos, aunque se las hidrata a diario y las cuida mucho, las tiene llena de callos y durezas, debido a todos los años que ha pasado en el bosque. Su fuerza, resistencia y velocidad, son superiores a los de un humano convencional, si uno es débil en las montañas te meriendan, por lo que ha tenido que fortalecer su cuerpo, como un herrero crea una espada, con tiempo y dedicación. Cuando entró a formar parte de las filas del gobierno, tuvo la oportunidad de seguir fortaleciendo el cuerpo, para dejarlo tal y como está ahora.

Va vestido con un traje azul muy elegante y seductor, es de una forma poco convencional, ya que tiene la parte de arriba como una chaqueta y termina en la parte de abajo en forma de gabardina, pero solo por los laterales. Tiene un pantalón de una textura extremadamente cómoda, ya que hay ciertos tejidos que irritan su piel. Para terminar su vestimenta, lleva unas botas negras, para patear los oscuros corazones, de los malvados enemigos del gobierno.

Fisico:

Alineamiento: Neutral Bueno

Descripción psicológica:

Eusebio es una persona sencilla, no tiene grandes aspiraciones ni preocupaciones, ya que tiene todo lo que necesita y desea. Al vivir casi toda su vida en la selva, es una persona que ha crecido sin maldad en su corazón, ya que no ha vivido en la sociedad humana, hasta que ya tenía cierta edad. Es amable y afable con casi todo el mundo, excluyendo claro está, a quien haya hecho algo indebido. El ser bueno no va ligado a ser inocente, ya que la astucia siempre ha sido una de sus mejores armas, siendo muy perspicaz. Siente cierta obsesión con su físico, al cual adora, mima, cuida y observa siempre que puede, pero él es así, un hombre de los pies a la cabeza. Aunque se considera varonil a más no poder, su atracción hacía otras personas es ambigua, ya que puede enamorarse de cualquier persona, sea hombre o mujer, que sea mínimamente amable con él.

Es una persona muy competitiva, pudiendo ponerse a competir con un niño haber quien corre más o incluso con un anciano, haber quien levanta más peso, algo que sin querer le ha traído algún que otro problema. Suele ser algo tímido, aunque cuando coge algo de confianza, puede ser el mejor amigo que se pueda tener. Es una persona que le gusta ayudar a todo el mundo, sea el problema que sea, que si tiene que bajar a un gato 50 veces, lo hará sin ningún tipo de problemas. Tiene un gran respecto por la naturaleza y por los animales, incluso tiene de mascota un canguro llamado Manakin, al que considera un amigo y un fiel compañero hasta la muerte. Es una persona alegre, por lo que no suele enfadarse con facilidad, incluso cuando le hacen algo y el piensa que no es nada grave. Por alguna razón, le tiene fobia a los sitios cerrados, por lo que siempre duerme o intenta estar en lugares muy abiertos y espaciosos. Es muy directo y desvergonzado, si se tiene que quitar la ropa se la quita y le da igual quien haya delante, no tiene pudor ante nada.

A veces puede ser muy cascarrabias, es decir, que cuando se le mete algo en la cabeza, no hay quien se lo saque, si él cree que una cosa es negra, siendo azul, el siempre dirá que es negra, da igual que le digan o cuanta gente intente convencerlo. Una de las cosas que tiene la vejez, es que a veces te pueden dar achaques y uno de los que le da a Eusebio, es con el tema de la memoria. En ciertas ocasiones le falla la memoria, pudiendo estar hablando con la misma persona 4 veces en un día y creyendo que es una persona nueva, ya que no se acuerda de haberla conocido.

Gustos:

Bueno, para hablar de los gustos de Eusebio, hay que hablar del tiempo que estuvo en el bosque viviendo, ya que muchos de ellos, son de aquella época.

Por ejemplo, degustar larvas e insectos, es una de sus debilidades, ya que dice que, el sabor de las larvas puede competir con los mas exquisitos manjares y que el crujir en su boca de una buena caparazón de escarabajo, es melodía para sus oídos. Desde que comenzó a vivir en la selva ha comido insectos y plantas, ya que los insectos son ricos en proteínas y todos tipo de nutrientes y aparte que él le encanta, sobre todo cuando se hacía una tabla de insectos, le encanta mezclarlos.

Vivir en el bosque, ha hecho que ame la naturaleza, de tal manera, que cuando se retire, volverá al mosque para pasar sus últimos años de vida. La naturaleza le da paz, seguridad, alimento, cobijo, todo lo que él pueda necesitar. Durante muchos años a cuidado de todos los arboles del bosque, hasta que tuvo que marcharse por la propuesta que le hicieron.

Otra de las cosas que no ha cambiado de Eusebio y le apasiona, es comer con las manos. Siempre que come lo hace con la manos, aunque por protocolo le pidan que coma con tenedor y cuchara, donde este una buena mano, que se quiten los utensilios. En el bosque era la manera más rápida de comer, lo cogías con las manos y te lo comías, nada de cubiertos y herramientas que hacen perder el tiempo.

Otra de sus debilidades, son las personas musculosas, a las que idolatrara al verlas, ya que siente gran pasión por ellas. Observa los músculos de los demás con detenimiento, quedándose ensimismado, con aquellas personas que tenían marcado el cuerpo. Estas son la serie de personas con la que le gusta competir Eusebio, contra mas musculoso sea el contrincante, más le gustara competir con él.

Algo de lo que se siente muy satisfecho y en secreto le apasiona, es ver como su mechón de pelo hondea con el viento, acariciándolo y moviéndolo violentamente, tocando su brillante y perfecta calva. Desde que salía del bosque, Eusebio decidió que no quería más pelos en la cabeza, por lo que se sometió a un experimento para ser calvo. Años después se arrepintió de haberse quitado el pelo, pero le salía ese milagroso mechón, por lo que cada día lo masajea, lo lava, lo peina, le canta, algo que si alguien se lo cortara, tendría que recoger los dientes del suelo.

Siempre que puede ayudar a los demás, aunque sea una tontería, le gusta hacerlo y lo haría todas las veces que hiciera falta hacia una persona sin molestarse ni un ápice. Es muy servicial, pero no es ingenuo, por lo que si denota que se están aprovechando de él para sacar provecho de sus acciones o se están riendo de él, no durara de usar el cascanueces, es decir, poner al sujeto entre sus enormes músculos del brazo y apretar.

En general le gusta estar con todo tipo de personas, pero hay un tipo con el que le gusta estar especialmente, los okamas, piensa que son muy valientes al destapar su feminidad al mundo y es algo que alaba mucho. Al principio de la captación, conoció a una okama llamada Clarise, en ese momento fue la única que habló con él con normalidad, ya que los demás pensaban que era un hombre de la selva. Pero ella me hizo mi estancia en aquella base encantadora, por lo que cuando se encuentre con una de ellas, se hará amigo para siempre, ya que les tiene mucho aprecio

Desagrados:

Aunque no es de desagradarle las cosas, tiene algunos matices, adquiridos desde que salía del bosque, que es cuando vio que fuera de aquel lugar idílico donde vivía, hay personas que tienen pensamientos o hacen acciones bastante negativas.

No soporta a la gente que maltrata a las plantas o a los animales, los consideras unos monstruos, ya que, no amar lo que se no ha dado para el disfrute de los humanos, es algo que considera una aberración. Desde niño ha estado rodeado de naturaleza y animales, por lo que cuando ve situaciones en los que los dueños de perros , los golpean, su mirada se torna perdida y va hacía el sujeto, propinándole un leve “toque”, para que sepa que no tiene que hacerlo.

La comida hecha no le gusta demasiado, es decir, si esta algo caliente o mínimamente cocinado, no es problema para él, pero si ya está cocinado del todo, se lo come, pero con algo de desgana. En su vida antes de estar en sociedad, se alimentaba de carne cruda, vegetales al natural y en muy pocos casos, pasadas un poco por el fuego, solo y cuando la carne estuviera demasiado dura.
No comprende y odia, a las personas que no entienden su orientación sexual o la de los demás como él, ya que piensan que no son algo natural, pero están del todo equivocados, si observaran la naturaleza como pudo observarla Eusebio, se podrían dar cuenta que en el reino animal conviven todo tipo de sexualidades, en armonía y compenetración, sin rechazar a ningún miembro de la manada o grupo por su orientación sexual.

Como comenté antes, le gusta la naturaleza y no soporta a quien la maltrata, pero hay alguien que odia profundamente, la gente que tiene plantas artificiales. Es algo que no logra entender, si quieres una planta, pon una planta, ya que poner algo artificial que se parece a una de ellas, no lo es. Siempre ha considerado que la naturaleza es lo mejor que puede existir, así que cuando las ve, le dan ganas de arrancarlas.

Uno de sus desagrados ocultos, bueno, más bien un miedo, es quedarse encerrado en algún sitio o estar en lugares donde sus fornidos músculos, rocen con las paredes. Si puede evitarlos lo hará, aunque su vida dependa de ellos. Este miedo viene de su juventud, un día iba buscando buenos insectos para comer y se metió en un tronco hueco, en el que encontró buena caza, pero al salir, se atascó. Estuvo varios días así, gritando e intentando salir, hasta que un día y por la pérdida de peso, pudo salir del tronco, provocándole un miedo crónico.

Puede soportar a la gente que hace cosas indebidas o delictivas, hasta cierto punto, pero lo que no aguanta es que intenten engañarlo, es algo que detesta y sentencia en el momento y menos cuando le engañan cuando ha ayudado a esa persona, entonces no tiene mundo para correr. En su infancia, un mono le engaño quitándole todos sus plátanos y desde ese día, se prometió que se encargaría de ese tipo de seres, que se aprovechen de los demás.

Habilidades:

Dentro de sus muchas habilidades podemos destacar algunas, como por ejemplo el domar animales, ya que tiene cierta facilidad para comunicarse con ellos, dadas sus experiencias. Es capaz de domar casi cualquier animal, enseñando a un mono a tocar el violín o a un oso cocinar un cocido. Mucha gente cree que los animales que ha domado, es debido a alguna fruta del diablo, pero mientras él sepa por qué ha sido, mimos, cariño, etc… , se siente tranquilo y deja a un lado los comentarios.

Siguiendo con la naturaleza, es un gran botánico, pudiendo reconocer entre una gran cantidad de especies de plantas. Tantas es su pasión por las plantas, que sabe cultivarlas y cuidarlas en cualquier tipo de condición o circunstancia. En un principio, no se había dado cuenta de su gran potencial a la hora de hacer crecer plantas, pero desde que vio que una zona del bosque, que era árida complemente, donde él había sido constante en plantar nuevas plantas y habían germinado, comprendió que tenía una gran habilidad para ello.

Es un hacha haciendo tortillas de patatas, incluso algunas personas que la han probado, podrían estar todo el día comiendo esa comida si Eusebio se la preparara. Es capaz de dar hasta 4 vueltas en el aire sin que se estropee, manteniendo su forma y todo su sabor. Cuando llego al CP, le hicieron quedarse en la cocina pelando patatas y claro, una cosa llevo a la otra por puro aburrimiento y creo tortillas de patatas, hasta que consiguió una destreza en hacerlas digna de los mejores chef.

Tiene una capacidad innata para jugar al pingpong, ya que tiene unos movimientos tan sensuales y perfectos, que desconcentran al adversario. Sus movimientos son rápidos y concisos, pudiendo visualizar el movimiento de la pelota con gran precisión. Esto le llevo a ganar varios premios de este deporte, cosa de la que se siente muy orgulloso.

Torpeza:

Eusebio se considera una persona con bastantes torpezas, aunque en este caso solo mencionaremos algunas:

Bueno, seguramente nadie se da cuenta de ello, pero Eusebio tiene botas que se cierran con velcro, ¿Por qué? Porque simplemente no saber atarse los cordones, ya que le es casi imposible hacer un nudo en condiciones y mira que lo ha intentado veces, pero se hace antes un nudo en la manos, que en el propio cordón. Se puede considerar que es un negado para los nudos, así que cuando piden que haga uno se hace como si no lo ha escuchado y se va.

Continuando con otra de sus torpezas, le cuesta mucho reconocer a las personas que ya conoce, su memoria falla de vez en cuando y puede olvidar que conoce a la persona con la que acaba de hablar, algo que le ha traído problemas en más de una ocasión. En una ocasión, se presentó hasta en 7 ocasiones a una persona, porque creía que no la conocía.

Algo de lo que se avergüenza, es que no sabe contar, se lía mucho cuando tiene que enumerar algo, por lo que siempre lo hace en letras, es decir, al hacer una lista no pone 1, 2,3, pone primero, segundo, tercero…etc. El que no sepa contar nunca ha sido ningún problema para él, ya que nunca ha tenido que usar los números para nada importante y si tiene que hacerlo siempre habrá alguien que pueda ayudarle.

Otra de las cosas que se le dan francamente mal, es que no sabe conducir ni guiar ningún aparato a motor, es algo que ve con mucha dificultad, ya que hay que tener mucha coordinación, cambio palanca, giro, miro por el espejo…. Es algo que lo dejara para otra vida o para alguien que tenga mucha paciencia, ya que ha hecho dimitir a más de un instructor.

Algo de lo que se avergüenza mucho de no saber y cree que es algo que podría hacerle perder muchas amistades, es no saber jugar a los juegos de palmas. Es algo que ha intentado muchas veces, viendo a niños jugar, leyendo en los libros, practicando con su mascota, pero nada. Aunque puede pensar que lo hace con demasiada fuerza, ya que cuando juega con alguien, cae al suelo con las manos doloridas, pero es solo una hipótesis lejana.

Profesiones:
Devastador:
Nivel 1: Maneja armas cuerpo a cuerpo de gran tamaño y puede dar golpes devastadores. Tiene más fuerza que la media.
Nivel 7: Comienza a dominar con soltura su arma, pudiendo hacer movimientos fluidos con ella además de golpes simples.
Nivel 14: Su fuerza y resistencia aumentan considerablemente. Es capaz de destrozar rocas o árboles con sus golpes.
Nivel 23: Habiendo probado un poco de todo, se decanta por su forma predilecta de destrozar cosas.
Domador x2:
Nivel 1: Obtienes tu primer animal el cual se convertirá en tu más fiel compañero. Este debe ser un animal de rango bajo (Perros, gatos, tortugas, pájaros comunes, roedores comunes...) o de lo contrario, de elegir un animal de rango superior, este podrá atacarte y no te considerará como tu amo a este nivel y hasta que subas al nivel en el que puedes controlarlo. Por el momento no puedes obtener más animales.

Nivel 12: Mejoras en el ámbito de amaestrar animale, pudiendo hacer por ejemplo que con un simple reojo sepas lo que tu animal inicial se propone hacer, además de poder pedirle que haga cosas peligrosas siempre y cuando anteponiendo sus intintos naturales (por ejemplo, nunca saltará al fuego o se interpondrá entre una espada y tú). Por otrolado, se te permite tener hasta 2 animales adicionales que no podrán ser usados en combate. Deberán ser de rango bajo.

Nivel 23: Habiendo dominado los principios de la domesticación de animales te especializas.
Guardabosques:
Nivel 1: Estás en armonía con la naturaleza, siempre la has admirado o querido y la protegerías fuera como fuese. Sabes nombrar las plantas y árboles más comunes, pero no sabes sus efectos.
Nivel 12: Aprendes a moverte con agilidad entre la maleza, pero esto apenas será una ventaja pequeña para ti. Aprendes el nombre de plantas y árboles más raros, además de conocer algunos de sus efectos especiales.
Nivel 23: Te especializas en una subclase ya te orientes al estudio de las plantas o la armonía con la naturaleza.

Banda:

Armas:

Es una variante del Tekkokagi, pero con unas diferencias visibles. Las cuchillas son de acero y miden 20 cm.

1. Las garras son retractiles, es decir, mientras no se usan están escondidas bajo la ropa, ofreciendo una protección en el antebrazo.

2. Mientras las garras están escondidas, se puede usar un guante americano metálico que son la base de las cuchillas.

3. El Tekkokagi está agarrado en el antebrazo, por lo que si se abre la mano no se cae ni se desplaza

Cuchillas extendidas y extendiéndolas:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" TS-XCLAW
Eusebio Leal , "El Ermitaño" Lobezno

Historia

Historia:
La historia de Eusebio, se podría decir que es un poco triste, ya que con la edad de 1 año lo abandonaron, colocándolo en una cesta flotante en el rio. La cesta estuvo horas siguiendo el flujo del rio, sin un final determinado, sin saber dónde acabaría, ni si caería por una cascada. Pero por la divina providencia, por suerte o por que uno no sabe por qué ocurren, una ráfaga de viento acercó la cesta a la orilla del rio, deteniendo su incesable travesía y atascándolo entre unos juncos.
Eusebio lloraba por hambre, frio y por qué se había cagado encima, cosas de niños y no muy lejos de allí, un grupo de simios escucharon el llanto. Se acercaron con cautela a escudriñar y determinar, de donde proveían tales ruidos, parecidos a una cría cuando pide comida. Cuál fue su sorpresa, al encontrarse con una cría, aunque era más grande que las de su especie, por lo que se quedaron mirándolo fijamente. Era un pequeño niño rubio con los ojos azules, el cual llevaba un medallón metálico con su nombre y la fecha de nacimiento, no tenía nada más, solo una pequeña prenda blanca, bueno ahora no tan blanca, colocada en la entrepierna a modo de pañal y un saco gris tapándolo a modo de sabana. El pequeño Eusebio, cuando vio a los simios asomarse a la cesta, dejo de llorar y les propicio una sonrisa, la cual hizo que cambiara su suerte, ya que los simios en ese mismo instante le cogieron cariño y le adoptaron. Aquí termina la parte triste de la historia, ahora comienza su vida salvaje.



Durante los primeros años de vida de Eusebio, los simios, tuvieron muchos problemas para enseñarle su forma de vida y comunicarse con él, ya que no conseguía aprender bien los gruñidos, gritos y gestos, con los que se comunicaban los simios. La simia Fabalá, que así se hacía llamar dentro del grupo, fue la que adoptó formalmente a Eusebio a la edad de 5 años, ya que antes había estado con varios simios, aprendiendo erróneamente la enseñanzas de la selva, por lo que Fabalá, se encargaría de enseñarle de manera más estricta a comunicarse, enseñarle los peligros de la selva y a ser autosuficiente. Ya que los simios no sabían leer, no podían saber cuál era  el nombre real de Eusebio, por lo que en aquella época fue llamado Río, ya que lo habían encontrado allí. Era un nombre que le gustó mucho y sería el que usaría en su estancia en la selva, hasta que Eusebio, supiera su verdadero nombre. Durante mucho tiempo, Fabalá enseño a Río a comunicarse, no solo con otros simios, sino también con otros animales, a apreciar lo que la naturaleza te da y como gestionar lo que tienes a alrededor y por último a saber diferenciar lo que era y no era peligroso en el bosque. Aunque Río era muy impaciente y algo revoltosos, siempre que Fabalá le enseñaba algo, ponía toda su atención, algo que otros simios no hacían, por lo que aprendió con rapidez, gracias a la simia, todo lo relacionado con el bosque y de cómo moverse por el con fluidez o al menos por la zona en la que vivían.

A la edad de los 10 años, su fuerza, velocidad y agilidad, era muy superiores para un niño de su edad, eso sí, también tenía un pelo bastante frondoso, que a veces le suponía un problema, por lo que se lo recogió con unas raíces curvas que crecían por la zona. Su vida era feliz con su familia de simios, sin preocupaciones sin ningún tipo de obligación, solo comer y dormir. En una de las ocasiones, buscando comida para el grupo, se encontró con un objeto bastante extraño, tenía la forma de un plátano pero más duro. Su intuición le decía que no lo tocase, pero su curiosidad era más fuerte, por lo golpeó el objeto para ver que había dentro, pero en ese momento se escuchó un estruendo de su interior, hiriéndolo en la mano. Sus gritos se escucharon en toda la selva, llorando y sin poder mover la mano, regreso junto a los demás simios, que viendo la escena, se pusieron muy nerviosos sin saber qué hacer, pero Fabalá, la más anciana de todos los simios, sabía que había un tipo de planta que tenía unas propiedades curativas increíbles, aunque había muy pocas.  Fue hasta el lado de su pequeño para curarlo y dejó presionada la planta unos instantes en su mano, observando con alegría que la herida se había curado. Después de aquel pequeño milagro, la simia le dio a Río un pequeño recipiente, con la última de las plantas y le comento que, esa sería la última vez que ella le curaría, la próxima vez el decidiría, el último uso de aquella planta. Después Río tuvo una conversación con su madre.

- Uuauauaddjfj (¿Qué era lo que he cogido madre?)- dijo Río

- Uuuaaauuaaua (Es una arma de los animales de dos patas hijo mío, ten cuidado con las cosas coges en el bosque, nunca sabemos lo que puede ocurrir con lo que nos encontramos de fuera,- Dijo Fabalá, con sabiduría.

Desde entonces Río, tuvo mucho recelo a la hora de salir a investigar y buscar, en vez de eso, se quedaba junto a Fabalá, algo que a ella no le importaba, aunque le gustaba más cuando Río salía a descubrir mundo por el mismo. Durante unos años siguió de esa manera, aunque salía de vez en cuando a buscar comida, pero no con la asiduidad de antes. Cuando tenía  17 años, ocurrió algo que cambiaría la forma de vida de  Río y de todos  los simios en un instante.

Cuando Río llegaba de recoger un buen cargamento de escarabajos, jugosos y muy nutritivos, escucho en el lugar donde vivían, muchos gritos y golpes, algo estaba ocurriendo, por lo que comenzó a correr, aquello no le gustaba nada. Río, había crecido bastante, hasta el metro ochenta, un humano con gran musculatura y con mucho pelo por el cuerpo, rubio como el sol, bueno, un poco más apagado y sucio, pero rubio al fin y al cabo, por lo que llegar a donde vivían, fue más rápido que en otras ocasiones. Allí estaba Fabalá, protegiendo a varios pequeños de una pantera negra, la cual había atacado, cuando los demás habían salido a recolectar. El brazo derecho estaba sangrando y los pequeños estaban en un tronco hueco, asustados y acurrucados, esperando el peor de los destinos, algo que Fabalá no iba a permitir. La pantera negra, daba algunos rodeos, bordeando el tronco y a la simia, buscando un momento despiste, para clavar sus fauces y poder llevarse el botín, los pequeños escondidos. Río comenzó a correr hacía la pantera, nadie atacaba a su madre, acabaría con ella con sus propias manos, sus ojos estaban inyectado de furia. Pero justo en el momento que estaba llegando, Fabalá miro a Río, gritándole para que no se acercara, momento que aprovechó la pantera para clavarle su fauces en el cuello. La simia emitió un grito en seco y en un último esfuerzo, golpeo el ojo derecho de la pantera con todas sus fuerzas, provocándole una ceguera ese ojo y haciendo que huyera del lugar. Río observó el cuerpo de su madre y los pequeños salieron del tronco, colocándose cerca de la simia que los había protegido y empezaron a llorar, pero aquellos lloros de dolor, no eran ni una millonésima parte, de las lágrimas de dolor que caían del rostro de Río.

Cuando llevaba un rato llorando y viendo a su madre herida en el suelo, Río tomo una determinación, buscar y matar a la pantera que había atacado a su madre. Debido a su odio ciego, no cayó en que tenía el recipiente en su cuello, con aquella planta milagrosa, cosa que podía cura la herida de su madre, pero en vez de eso, ordenó a algunos simios que la curaran y cuidaran hasta su regreso. Su cara cambió por completo al decirlo y aunque varios simios, le dijeron que no debía hacerlo, ya no era lo que le había enseñado Fabalá. Pero Río no escuchaba sus palabras, en su mente solo estaba la imagen de aquella pantera y de cómo acabaría con ella. Tras recoger algunas cosas, salió en su busca y ni los más ancianos pudieron detener su marcha, estaba decidido, ya no había vuelta atrás. Durante varios años, siguió el rastro de aquella pantera para darle caza, al principio fue bastante complicado, ya que nunca había salido de la zona de donde vivía, por lo que costaba orientarse por aquel lugar. Tras varios meses de búsqueda, se encontró con las ruinas de lo que parecían ser antiguas ciudades, pero sin rastro de la pantera o de cualquier humano como él. Cuando pasaron 3 años desde su partida, por fin encontró un rastro, algo que le decía que la pantera estaba cerca, pero cuando la encontró pasadas unas horas, vio que estaba moribunda por alguna enfermedad que habría cogido en estos años. Se acercó a ella y levanto una piedra para ajusticiarla, aquella pantera no se movía, no hacía nada más que respirar sus últimas bocanadas y entonces comprendió, todas las enseñanzas que había recibió de Fabalá, toda su sabiduría, recorrió su mente, abriéndola y haciéndole ver una visión diferente de la vida. Observó a la pantera y la mató bajo el filo de la piedra, pero no con motivo de venganza, si no de compasión, el sufrimiento de aquel animal había acabado y la paz volvió al corazón de Río, aunque todavía con pena por la muerte de su madre.

Al volver a casa, algo apenado por haber estado tanto tiempo fuera, observo que todos los simios estaban contentos por su vuelta, pero apenados por otra cosa, su madre había fallecido al poco de partir él, no habían podido hacer nada para salvarla. Río se acercó, al lugar donde habían enterrado la simia y cayó al suelo hincado las rodillas, no podía creerlo. Uno de los simios que salvo Fabalá, se acercó despacio por su espalda y le entregó un objeto a Río. – uuauuaua (esto es algo que tu madre quería que tuvieras – le dijo el simio bastante apenado. Era algo que encontró su madre antes de morir y que iba a ser un regalo, una cosa muy especial para ella. Observe aquella cosa, parecía como una concha de caracol aunque algo más grande, tenía como una protuberancia, la cual roce y se metió hacía dentro, de repente se escuchó algo – uuaauauaua (Mi querido Río…. -  en ese momento lancé el objeto al suelo, que era aquello, pero la voz no paró y siguió hablando, por lo que presto atención a lo que decía y que extrañamente se parecía a su madre. – aaauauaua uuuuhaae,  UuUuUuU cof ,eauaoauaouauo, iiiiaiaiauuai cof cof, uuuuuuaauauauau, ugaugau….a(Hijo mío, esto que escuchas es una grabación, esta concha tiene el poder de grabar lo que hablas, cof cof. Has ido en busca de mi verdugo y el odio cegó tus acciones, no podre despedirme de ti, cof cof, recuerda, no uses la venganza como un arma, ayuda y protege a todo el que lo necesite y vivé, vive hijo moví….ve)- , al final de la grabación, se escuchó el último suspiro de la simia. Tras lo ocurrido, Río, se volvió apático y apartado, no quería relacionarse con nadie, pensaba que al hacerlo, podría hacer algo mal y perder a alguien querido. Debido a su comportamiento, se fue alejando más y más del lugar donde había vivido desde que nació y se refugió en una cueva, lejos de cualquier animal. Después de eso, no se volvió a saber nada de él durante bastante tiempo.

Habían pasado ya 10 años, desde que Río escucho aquella grabación y se internó en una de las cuevas de la selva. Ningún animal sabía de su paradero, es más, pensaban que seguramente estaría muerto por el ataque de alguna bestia. Aquella mañana un pequeño canguro estaba escapando de un zorro, el cual ya casi había alcanzado a su presa, pero de repente, el canguro se chocó contra algo que parecía un animal y el zorro paró en seco. El canguro se quedó quieto, mientras la figura con la que había chocado se daba la vuelta, era un animal o algo parecido, con el pelaje dorado y bastante algo, tenía una delgadez visible y unos ojos azules que miraban serios a los dos animales. El zorro comenzó a temblar de miedo y se escapó entre la maleza, algo que hizo que el canguro saltara de alegría, le había salvado. Aquella figura no dijo nada, simplemente comenzó a andar poco a poco, hacía una dirección incierta, pero el canguro en vez de escapar o irse, lo siguió. A la figura, le incomodaba que el canguro le estuviera siguiendo, profiriéndole gruñidos y gritos para que se alejara, pero producía el efecto contrario, el canguro se acercaba cada vez más, siguieron en esa metódica, hasta que llegaron a una cueva y en la que la figura se metió, pero el canguro se quedó en el umbral de la misma, aunque sin alejarse ni un momento. Tras dos días la figura se asomó a la entrada de la cueva y vio que el canguro no estaba, algo que le agradó, pero se fijó que había dejado algunos frutos, ¿serian para él? se preguntó, se acercó desconfiado, cogió la comida y comenzó a engullirla, no sabía de donde había sacado aquellos frutos, pero estaban exquisitos y en ese momento apareció el canguro, que se puso muy contento, al ver que se lo estaba comiendo. La figura se metió corriendo de nuevo al interior de la cueva sin decir nada, esta situación se comenzó a dar habitualmente, hasta el punto que el canguro regresaba y la figura ya no se escondía. Poco a poco, la figura comenzó a dar muestras de algún tipo de vida, aparte del de comer y gruñir, como acariciar al canguro o sonreír con su boca nauseabunda al marsupial.

La relación entre aquella extraña figura del bosque y el canguro, se fue afianzando con el tiempo, hasta ser amigos inseparables, donde iba uno, iba el otro, como uña y carne. Un día aquella figura, le dijo al pequeño marsupial quien era, el cual se quedó bastante sorprendido, ya que había oído hablar de él, pero creía que era una leyenda y ahí estaba delante de él. El canguro comenzó a dar saltos de alegría, había encontrado a Río, tenía que contárselo a todos el mundo, pero en ese momento, le agarró del brazo, diciéndole que no quería que nadie supiera donde estaba, que prefería estar como estaba, el canguro asintió y le prometió que no diría nunca su paradero, sellando la promesa con una buena comida. Durante los siguientes 10 años, Río comenzó a comer en condiciones y recuperó su físico robusto, aunque seguía teniendo su maraña de pelos y su boca nauseabunda. Un día mientras estaban recolectando insectos y frutos, vieron a dos animales que no habían visto nunca, aunque Manakin, que era como había bautizado al canguro, le dijo a Río que se parecían a él, aunque con menos pelo. Iban vestidos de negro y hablaban en un lenguaje que no entendían. Los siguieron durante un tiempo, hasta que de pronto, un enorme león salió de la nada y atacó a uno de los animales, mientras el otro hacía algo, escuchándose unos horribles estruendos en por toda la selva. El león huyo con una herida en una de sus patas y el otro hombre quedo en el suelo tendido con una fea herida, Río no podía quedarse impasible antes aquella situación y en su cabeza resonó las palabras de su madre,- “ayuda y protege a todo el que necesite”-, por lo que se lanzó a ayudar a aquel animal sin pensarlo. Recordó la planta curativa de su madre, que todavía tenía una de ellas en el bote, la saco del pequeño frasco y se la aplicó a la herida, mientras, el otro animal le apuntaba con algo y comenzó a gritándole, pero él seguía con lo suyo. El animal al que estaba ayudando, grito un poco al aplicarle las hierbas y se desmayó, en ese momento el otro le golpeó en el cuerpo, pero Río no se movía, tenía que dejar actuar la hierba o no funcionaria. Siguieron golpeándole una y otra vez, provocándole contusiones por todo el cuerpo, hasta que por fin, pasó el tiempo que tenía que tener presionada la hierba y cayo desmayado, a partir de ahí no recordó nada más, solo a su amigo Manakin, colocándose a su lado.

Notó algo húmedo rozándole la cara y se despertó de repente, Río dio un bote del lugar donde estaba tumbado y observó que Manakin estaba a su lado, algo que le alivió enormemente. Observo su cuerpo y no tenía ninguna herida, ¿Cuánto habría estado dormido? pensó, mientras veía que estaba en una especie tronco gigante o algo parecido. De repente, entraron dos animales a aquel lugar, uno de ellos lo reconocía, era el que había visto en la selva, el otro parecía de otra especie, ya que tenía el pelo moreno y tenía unas cosas en los ojos redondas, aparte tenía unos bultos debajo del cuello. El animal con los bultos comenzó a emitir sonidos, que Río no entendía para nada, estuvieron así durante un rato, hasta que en un instante, el animal que había estado en la selva se arrodillo con lágrimas en los ojos y se agacho, algo que no sabía interpretar Río. Tras eso, aquel animal con bultos, regresó a aquel lugar todos los días, al principio no entendía nada de lo que le decía, pero poco a poco, comenzó a asimilar los sonidos y a darles un significado. Durante 1 año aquel animal le enseño su lenguaje, escritura, a leer sus símbolos, todo lo fue aprendiendo rápidamente, hasta el punto que ya podía mantener conversaciones fluidas, leer libros enteros y escribir documentos. Depuse de eso, le enseño lo básico que debía aprender, historia del mundo, razas, lugares e islas, todo lo que una persona aprendía cuando era niño. Cuando ya finalizó la enseñanza, me dijeron que mi nombre no era Río, si no Eusebio, el cual tenía inscrito en el colgante que tenía de nacimiento. Ahora que había dejado la selva, Río dejaría su nombre en la selva, para usar el nombre de su colgante, Eusebio.

- Eusebio, ya has aprendido lo básico para estar bajo las órdenes del gobierno – dijo la mujer muy seria.

- ¿El Gobierno? – preguntó extrañado.

- Ah es cierto, no se te ha dicho nada- hizo una pausa cogiendo un papel de un portafolios – esta carta de para ti.

Eusebio se puso a leer la carta:

Estimado Eusebio,
Debido a los acontecimientos ocurridos en la selva, en la cual salvó a un agente sin conocer siquiera a los humanos y por su excelentes cualidades físicas, queremos proponerle pertenecer al Chiper Pol.  Este nombre debe permanecer en el anonimato y solo usted y quienes actualmente le rodean, deben conocer que usted pertenecerá a esta unidad del gobierno. Si acepta, será llevado a un centro de entrenamiento especializado con su mascota el canguro, si deniega la oferta, le devolveremos a la selva de la que le trajimos, para que usted siga con su vida anterior, usted decide.


Tras leer la carta, se quedó pensativo un momento, recordando los momentos felices que había pasado en aquel lugar, pero ahora, después de tanto tiempo, no tenía nada que le incitara a volver, ahora solo quería mirar al futuro, cuidar y ayudar al mayor número de seres de este planeta. Miró fijamente a la mujer, aquel paso que iba a dar, era muy importante para él y temía poder equivocarse. Manakin se acercó y puso su cabeza en la mano de Eusebio, el cual le sonrió, sabía lo que tenía que hacer y ya era hora que viviera como le había enseñado su madre. – Acepto la oferta – dijo rascándole la cabeza al canguro. Tras su contestación, enviaron a Eusebio y a Manakin a una base secreta del gobierno, lugar donde instruían a los nuevos agentes. Al principio no fue muy bien recibido, ya que decían, que un hombre salvaje no tenía cabida allí, hasta que un día, sentado en una roca a las afueras de la base, escucho una voz.

- Helouuuuuu, hola holita – dijo una voz afeminada, haciendo que Eusebio mirara al momento.

- Esto h..ola – dijo algo tímido.

- ¿A qué viene esa cara hombretón? ¿Qué es lo que te aflige? – dijo muy animada aquella mujer peluda.

- Pues veras, todo el mundo piensa que debería marcharme, aunque en realidad no me molesta, pero… - dije pensativo

- Come baby, lo que te hace falta es un cambio de look, - tras decir esto comenzó a dar vuelta a alrededor de Eusebio – ajam, ajam, un corte aquí, ve machote, vas a ser un hombre nuevo, por cierto, mi nombre es Clarise, ouyeaaaa – dijo muy animada.

Tras esa conversación, Clarise le cambio el look, corto su horrible pelo, de la cabeza y del cuerpo, blanqueo aquella sonrisa e hidrato su cuerpo, dándole un brillo y una vitalidad nunca vista. Desde ese momento, Clarise y Eusebio se hicieron inseparables, que junto a Manakin, hacían una pareja magnifica para las misiones del gobierno. Durante 10 años estuvieron entrenando, divirtiéndose y haciendo misiones, Eusebio nunca había conocido a nadie así y ahora estaba feliz de habérsela encontrado. Según le dijo Clarise, ella nació hombre, pero al poco se dio cuenta que su feminidad estaba encerrada en un cuerpo tosco, por lo que cambió su aspecto para estar más guapa. Clarise media 1, 70, un poco más baja que Eusebio, tenía la piel blanca como la nieve y unos labios rojo pasión. Casi siempre llevaba un vestido turquesa que llegaba por encima de las rodillas, con un lazo a juego atado al cuello. Eusebio comenzó a cultivar su cuerpo, siguiendo los consejos de Clarise, haciendo que no pasara un día, sin que le mostrara sus músculos y pectorales, aquello era todo felicidad. Un día destinaron a Clarise a otra base, tenía que instruir a los nuevos reclutas, algo que le encantó, siempre le gustaba ver a “yogurines” entrenar. Se despidió del “Ermitaño”, que era el nombre que Clarise le había puesto, con un enorme beso, se subió al barco y estuvieron despidiéndose hasta que despareció en el horizonte. Eusebio siguió el consejo se Clarise y siempre mostraría una sonrisa al mundo, ahora estaba preparado para dar todo lo que tenía.

A partir de que Clarise se marchara, Eusebio tomó el rumbo de su vida con más entusiasmo, entrenando aún más su cuerpo, hasta ser 2 metros de altura de puro musculo. Se cortó el pelo al completo, algo de lo que se arrepintió, pero años después le saldría un mechón, al cual le tiene un aprecio inmensurable. Después de tantos años en el Chiper Pol, no ascendió en ningún momento y no por que no tuviera cualidades, si no porque quería seguir siendo un cadete, por si volvía Clarise, poder tenerla de nuevo de instructora. La espera de días, se convirtió en meses, los meses en años, hasta que un día le llego la notificación de que Clarise se había retirado del Cipher Pol y que ya nunca más podría entrenarlo. Aquello le lleno de felicidad y de tristeza, tristeza porque no la vería más como un agente, pero feliz, por la decisión que había tomado. Intento saber su paradero para ir a verla, pero era algo confidencial, solo lo podía saber si llegaba a un rango superior. Desde ese día ese sería uno de mis objetivos, escalar puestos para poder ver otra vez a Clarise. Ya habían pasado 60 años desde que Eusebio comenzó su aventura que es la vida, pero todavía tenía muchas cosas que ofrecer al mundo…….
Personajes de la Historia:
Eusebio de pequeño:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" Bebe-rubio
Fabalá:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" Depositphotos_9455219-Orangutan-cartoon
Manakin de pequeño:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" Canguro-boxeando-deportes-otros-deportes-pintado-por-kalrck-9730642
Aproximación del aspecto de Eusebio cuando vivía en la cueva:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" Depositphotos_13573175-Cartoon-hairy-man
Profesora de Eusebio al salir de la selva:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 174471__the-girl-glasses-panache-earring-hair-sakkan_p
Clarise:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" Elizabeth_despidiendose_de_sanji
Manakin de Adulto:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" HCC25_thumb

Mar de origen: Mar del este

Pertenencias:

Lleva la comida de sus mascotas, bastantes semillas para poblar el planeta y sus armas Tekkokagi.

Botín de partidas: Ninguno

Sueños: Es un hombre sencillo, con sueños sencillos, es el tipo de persona que no busca grandes cosas para ser feliz, si no que busca su necesidad actual. Sus sueños son

• Dejar de tener miedo a los lugares estrechos
• Encontrar a su alma gemela
• Llegar a los 100 años
• Que su canguro haga las tortillas igual que él.
• Reencontrarse con su amiga Clarise, pero solo podrá hacerlo si asciende en el Cipher Pol

Referido por:

Nota:
Este personaje no podra ser usado en rol hasta que Fear Liath pase a otra facción


Última edición por Eusebio Leal el Mar 31 Mar 2015 - 20:33, editado 1 vez
Bohatei

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Empty Re: Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Mensaje por Etsu el Dom 22 Feb 2015 - 22:00

Yo seré tu corrector, si no estás de acuerdo con la nota que te dé, eres libre de pedir otra moderación. Dicho lo anterior, ¡empecemos!

- Historia del Pj (Extensión y originalidad) - Hasta 2´5 puntos: Está bien, quizá algo corta y un tanto extraño el idioma simio. Decir tanto con tan poco... Tienes un 2,3.

- Psicología del Pj (Gustos, desagrados... se valorará la originalidad) - Hasta 2´5 puntos: Esto me ha gustado, en el fondo es un bonachón. Tienes un 2,5.

- Redacción, ortografía, gramática... - Hasta 1 punto: Algún error tipográfico he visto, pero nada reseñable, supongo que son cosas de no fijarse al escribir. Tienes un 0,8.

- Descripciones (Psicológica y física) - Hasta 2 puntos: Tampoco tengo quejas de ésto. Tienes un 2.

- Habilidades y Torpezas – Hasta 1 punto: Quizá una mas no estaría del todo mal, pero solo son sugerencias. tienes un 0,9.

- Misceláneo (Sueños, Estilo de lucha, Apodo... detalles que demuestren originalidad) – Hasta 1 punto: Genial, esto está muy bien, aunque he visto algo de Alex Louis Armstrong. Tienes un 0,8.

PD: El punto de misceláneo no se dará sí o sí. Sólo en casos en que el mod lo ve apropiado.

Si mis cálculos no me fallan has sacado un 9,3 Eusebio Leal , "El Ermitaño" Tumblr_nhc90bOBXC1sltxu9o1_500así que puedes coger todo lo siguiente:

Akumas:
- Paramecia- 7´5
- Zoan normal - 8
- Zoan prehistórica - 8'5
- Logia etérea - 9
- Zoan mitológica - 9'5
- Akuma legendaria - 10

*Se deberá sacar un 10 de nota para poder acceder a una de las akumas más poderosas de la serie, como la Pika Pika no mi. También se incluyen en este tipo Akumas potencialmente OP (Overpowered), como la logia de sonido.

*Los nombres de las Akumas deben de ser bisílabos. En ciertos casos el Staff se reserva el derecho a cambiar el nombre a una Akuma (Tiger Tiger por Neko Neko modelo tigre, por ejemplo)

En caso de tener nota suficiente para una akuma y no querer ninguna, tienes derecho a pedir una técnica a cambio. A no ser que seas gyojin, dado que empiezas con el Gyojin Kárate.

Cyborg:
- Comenzar como humano con una parte ciborg/biónica - 7,5
- Comenzar como ciborg/biónico completo - 8,5

Razas:
- Humanos y Skypianos- cualquier nota
- Brazos largos y piernas largas- 6
- Enanos- 7
-Animales parlantes- 7
- Gyojin grado 1* - 7´5
- Gigante - 8
- Gyojin grado 2* (peces venenosos y tiburones) - 8´5

*Los grados de gyojin hacen referencia a la subraza. Un gyojin sirena/tritón o un gyojin de una raza como el pulpo sería de grado 1. Un gyojin de grado 2 serían un tritón o sirena gigante, un gyojin anguila eléctrica (Con poderes duros, vaya).
avatar

Mensajes : 1600
Fecha de inscripción : 29/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 3qaWnZm30/150Eusebio Leal , "El Ermitaño" 9h2PZk8  (30/150)
Experiencia:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 3qaWnZm9940/790000Eusebio Leal , "El Ermitaño" 9h2PZk8  (9940/790000)
Berries: 482.673

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Empty Re: Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Mensaje por Bohatei el Dom 22 Feb 2015 - 23:20

Creo que me da para la nota, quisiera pedir la siguiente fruta.

Zai-Zai no mi (Zaisan, propiedad)

Permite al usuario escribir sellos en cualquier tipo de material, dotándolo de propiedades nuevas de las que ese material carece o aumentando las ya existentes. La escritura se realiza con dos tintas, una roja para propiedades activos y que se borran tras su uso y tinta negra que son para propiedades pasivas y permanentes mientras el usuario quiera.
Tabla:

-Nivel 1: Permite desbloquear 1 propiedad , me permite mantener 1 sello activado.

-Nivel 10: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 2 sellos activados.

-Nivel 20: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 3 sellos activados.

-Nivel 30: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 4 sellos activados.

-Nivel 40: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 5 sellos activados.

-Nivel 50: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 6 sellos activados.

-Nivel 60: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 7 sellos activados.

-Nivel 70: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 8 sellos activados.

-Nivel 80: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 9 sellos activados.

-Nivel 90: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 10 sellos activados.

-Nivel 100: Permite desbloquear 2 propiedades ,me permite mantener 11 sellos activados.

*Las sellos podrán ser dureza, elasticidad, tenacidad, aumento o descenso de temperatura, iluminación… un sinfín, pero son a moderar.
**Los sellos a mantener activados son indistintamente activos como pasivos.
***Las propiedades deberán pedirse una a una e irán acompañadas de una tabla si es necesario, a la espera de la moderación del staff. Una vez aceptadas, no podrán cambiarse por otras.
****Podrán repetirse propiedades, para aumentar el poder de los sellos, una vez repetidas podrá poner tantos sellos con esa propiedad como repeticiones tenga.
LvlTenacidad (MPa)
10
1018
2036
3054
4072
5090
60108
70126
80144
90162
100200
Modificado, pendiente de moderación


Última edición por Eusebio Leal el Mar 24 Feb 2015 - 10:35, editado 2 veces
Bohatei

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 14/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Empty Re: Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Mensaje por Al Naion el Lun 23 Feb 2015 - 10:43

¡Hola Hola! Vengo a comentarte que la tabla tiene demasiados tramos, así que te pediría que rebajases un poco.

Y en cuanto a la primera tabla... He estado mirando esto y, por ende, no puedo dejarte que a nivel 10 seas irrompible (sé que no eres irrompible, pero Mike Tyson es un caso muy a parte y de nivel bastante superior a 10). Como dicen por ahí, un poco de mucho, mucho de nada.

Buenos días y disculpa las molestias.

PD: ¿Y si te digo que éste pega más como Marine? ¿Cómo te quedas?
Al Naion

Mensajes : 7635
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 25
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 3qaWnZm114/150Eusebio Leal , "El Ermitaño" 9h2PZk8  (114/150)
Experiencia:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 3qaWnZm281600/1000000Eusebio Leal , "El Ermitaño" 9h2PZk8  (281600/1000000)
Berries: 716.893.361

Ver perfil de usuario

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Lz20W6R

Volver arriba Ir abajo

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Empty Re: Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Mensaje por Al Naion el Mar 24 Feb 2015 - 11:08

Bueno, hago doblepost para subir el post:

Eusebio Leal , "El Ermitaño" 28pkxe

Ya sabes lo que toca ahora.

Buenos días.
Al Naion

Mensajes : 7635
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 25
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 3qaWnZm114/150Eusebio Leal , "El Ermitaño" 9h2PZk8  (114/150)
Experiencia:
Eusebio Leal , "El Ermitaño" 3qaWnZm281600/1000000Eusebio Leal , "El Ermitaño" 9h2PZk8  (281600/1000000)
Berries: 716.893.361

Ver perfil de usuario

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Lz20W6R

Volver arriba Ir abajo

Eusebio Leal , "El Ermitaño" Empty Re: Eusebio Leal , "El Ermitaño"

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.