Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5269)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2208)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2140)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Jue 26 Mar 2015 - 0:46

     Fuego, dolor, sangre e incredulidad. Todas esas sensaciones recorrían mi mente mientras segundo tras segundo sentía como perdía a alguien, no sabía quién era, solo sabía que era alguien importante para mí, demasiado importante, tan importante que sin él o ella no podría vivir. En el fondo de este horrible escenario de sufrimiento podía ver una silueta que se desvanecía lentamente ante mis ojos, sin yo poder hacer nada, si intentaba correr hacía esa silueta el fuego la tapaba y cada vez se encontraba más alejado de mí. Me sentía completamente indefensa e impotente, no podía encontrar en mi mente esa persona y no tenía idea alguna de quién era. De repente el fuego aumentó y desperté al instante, como si esa columna gigantesca de fuego que apareció ante mis ojos me obligara a despertarme.

     -¡Aaaaaaaaaaaaaah, que ha sido eso!-Gritaba nada más despertarme y con una respiración entrecortada, me encontraba bastante asustada y aunque parezca irónico, no sabía el porque, aún sabiendo que había soñado eso, no me conseguía explicar quién o qué era esa figura tan importante.

     Pocos segundos después y con el movimiento del barco de vaivén recordé alguien importante a quién nunca quisiera en una situación así, Byakuro. Toqué mi pecho y de dentro del sujetador saqué el papel que este me había dado hace tiempo, esa cosa llamada Vivre Card. Sorprendentemente no estaba como me esperaba, totalmente intacta, se estaba desintegrado y no de manera lenta, estaba casi toda carcomida por el fuego. Mi expresión al ver eso cambió por completo, si antes estaba asustada, tras ver eso me encontraba en un shock total y no podía articular expresión alguna, no sabía como reaccionar y empecé a llorar desesperadamente, las lágrimas caían como si fuera un manantial, sin parar. Los hombres que conducían el barco empezaron a mirar por las ventanillas de la habitación, cuando el jefe del barco los echó y permitió que siguiese en solitario llorando, no se si fue una decisión gentil por su parte, pues no sabía ya ni cual debía de ser mi personalidad, había perdido por completo conocimiento alguno de como debía actuar, no sentía más que dolor y sufrimiento en todo mi cuerpo, sentía como me estaba muriendo poco a poco.

     -¡¿Porque? Byakuro, no mueras por favor, NOOOOOO! Aún te necesito, eres la persona que más quiero en este mundo, no puedes morir ante mis ojos, no por favor, te encontraré y te salvaré.-Decía desesperada a gritos y con una voz entrecortada por las lágrimas y la respiración agitada y desesperada.

      Me levanté rápidamente como acto reflejo a lo que había dicho y abrí la puerta de una patada, no sin antes tomar mi arco. Una vez fuera miré a los hombres que ahí se encontraban y a su líder, que me había permitido ese viaje gratuitamente, apunté con el arco a su cabeza y le miré con una expresión de dolor, sufrimiento e ira, no es explicable esta combinación, pero era así. Sentía ira por no poder encontrar a Byakuro antes de que le pasase algo que no podría remediar, su muerte. Miré al hombre, que ahora presentaba una cara asustada y disparé la flecha rozando su cabeza, seguidamente miré a sus hombres que se disponían a venir cargando con sus espadas.

     -Me llevaréis hacia Byakuro, da igual si no sabéis donde está, lo haréis por vuestra vida. No pienso perder a la única persona en el mundo que supo quererme.-Gritaba desesperada mientras miraba al hombre sin ninguna sonrisa dibujada en mi cara y mientras este hacía una señal a sus hombres de que dejaran las armas.

     -Tranquilícese señorita, recuerde que fue usted la que aceptó este viaje, no es momento para crear problemas, iremos a donde concordamos en ir y luego se irá por su camino.-Dijo el capitán con una voz intentando ser agradable y buena persona, pero sus palabras a mis oídos sonaron como un insulto directo hacia mi persona y ante ello, actué como era debido, disparando a su pierna y atravesándola con una flecha.

     -No lo voy a repetir dos veces, ahora mismo vais hacia el norte, o acabaré con cada uno de vosotros antes de que siquiera podáis articular alguna palabra.-Gritaba enfadada hacia el cielo y mientras miraba como la Vivre Card enseñaba hacia el norte, no había otra más que esa y tenía que ir a buscarlo antes de que muriese.

     Todos los hombres asustados se dispusieron a cambiar el rumbo hacia el norte y el capitán corrió directamente a su cabina, bastante enfadado e intentando no mostrar ese enfado, un acto de lo más honrado. El barco seguía su ritmo, pero el papel se consumía cada vez más rápido y mis amenazas no hacían ningún efecto en los hombres para que el barco fuera más rápido, hasta disparé varias flechas para intentar hacer que el barco fuera más rápido, pero no había manera de ir más rápido que la velocidad a la que el papel se quemaba y desaparecía.

     La Vivre Card se desvaneció en mi mano y caí al suelo, llorando, derrumbada y con una sensación solitaria, mortífera, dolorosa, horrible, desgraciada e inexplicable. Ni mi cuerpo, ni mi mente eran capaces de reaccionar, me repetía una y otra vez que Byakuro no estaba muerto, pero la Vivre Card no mostraba lo mismo, no mostraba esa situación que tanto deseaba, mostraba la muerte de la persona a la que más quería y la que menos quería ver morir. Derrumbada y ante esa situación, los hombres aprovecharon para atarme y meterme de vuelta en mi habitación, diciendo que me sacarían cuando me calmara. No podía mostrar reacción alguna, así que cedí y acabé en esa habitación, intentando en mi mente hilar todo lo que había vivido con Byakuro, la historia que entre el y yo había pasaba por delante de mi a una velocidad endiablada, no podía creer que todos esos momentos que con el había vivido se desvanecieran ante mi de una manera tan rápida e inhumana. Solo me quedaba morir con el y es lo que tenía pensado hacer, de no ser porque estaba tan asustada que caí inconsciente en el suelo, un fuerte ruido sonó ante mi caída y el capitán redirigió el rumbo hacia la isla principal que íbamos a visitar.

     Un tiempo desconocido por mi después, que para mí fueron minutos, pero probablemente en la realidad fueran días, me encontraba en un almacén de comida, con cajas en todas direcciones y con mis armas al lado, era lo único que me quedaba, Byakuro estaba muerto y no pude hacer nada para salvarlo. Cogí todas mis cosas y puse mi mano sobre mi cabeza, un dolor insoportable no dejaba de acecharme, el mismo sentimiento de dolor se sentía en mi corazón, pero todavía más intenso en esta parte. Miré alrededor, había mucha comida y aunque llevara algunos días sin comer, mi apetito se había perdido por completo, no necesitaba comer, necesitaba morir, tenía que encontrar la manera de volver a ver al joven pelimorado de alguna manera, no soportaba perder otro ser querido y de una manera tan trivial.

     Salí del almacén y me encontré con un pasillo, el cual seguí hasta la salida, que daba a una especie de hotel gigantesco, no tenía ganas de hoteles, así que me alejé y me encontré con un pequeños bosque, me senté en uno de los árboles que ahí se encontraban y empecé a darle cabezazos al tronco de este, no sabía como podía haber permitido tal cosa como la muerte de mi querido pelimorado.

    -¿Porque, porque fui tan estúpida y no me quedé con el? Debía de haber estado a su lado y esto no habría pasado, todo es mi culpa.-Me decía mientras pegaba con la cabeza cada vez más fuerte al tronco del árbol, tan fuerte que mi frente empezaba a sangrar y eso no solía pasar a menudo, debido a los poderes de mi fruta. Al parecer, los efectos emocionales eran tan fuertes que dejaban mis poderes de usuaria invalidados, como si nunca hubieran existido, el sentimiento era más fuerte que el poder del diablo mismo.

     El sol atravesaba las hojas de los árboles y me mostraban como una joven dolorida, que por su frente solo corría sangre, roja como el rubí y exageradamente intensa, no podía soportar más vivir sin Byakuro, todo fue mi culpa, no había manera de resolver lo que había hecho y solo me quedaba vivir con el remordimiento por el resto de mi vida o morir, no sabía que es lo que debía hacer o que es lo que me merecía.
avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
113110/320000  (113110/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Jue 26 Mar 2015 - 10:23

Byakuro desembarcó en aquella isla paradisíaca. Sentaba bastante bien dejar de buscar durante un par de días y relajarse. En cuanto vio el ambiente, sintió cómo aquel sitio parecía hecho para disfrutar de él: piscinas, campos de deportes, hoteles, spa, un pequeño bosquecillo, una zona comercial. Sin duda sería un buen lugar para celebrar con todos sus amigos su regreso. Había dejado a Yoko a su aire por un tiempo, mientras él investigaba el lugar, buscando un hotel asequible con habitaciones amplias. Esperaba encontrar uno con camas separadas, más por Yoko que por él.

- Bueno, veamos esto desde un poco más arriba... -murmuró, al tiempo que empezaba a ascender hacia la enorme palmera que coronaba el lugar. Recordaba haber estado en aquella isla antes, y sabía que en la copa de la palmera estaba el complejo hotelero más caro. Una noche allí era impresionantemente cara. Pensó en el dinero que llevaba encima... sí, tal vez pudiera permitirse aquello durante una noche, y así Yoko tendría espacio de sobra si quería.

- Bien, vamos allá... -dijo mientras se encaminaba por la ruta principal, la que pasaba al lado del bosquecillo. Su aspecto había cambiado bastante desde la última vez que había estado allí, su pelo era blanco por completo, y sus ojos habían cambiado de color también, a un gris blanco con toques lilas. Aunque aún conservaba su característica marca bajo el ojo, el color había variado, y era violeta. Y sin duda, el mayor cambio era la ausencia de su mascota. Una punzada de pena llegó a su corazón. Observó la enorme palmera frente a él, y torció la cara. Sí, iría a aquel complejo, a la suite más lujosa, y allí se relajaría. Pero no ahora. Primero necesitaba relajarse un poco. Se dirigió al pequeño bosquecillo y empezó a caminar con paso lento y pausado. El sonido de los pájaros lo recibió, un sonido relajante como una sinfonía de la naturaleza.

- Ojalá estuvieras aquí para oír esto, colega. -murmuró. Y entonces escuchó un sonido, como un golpe sordo. Y otra vez, y otra. Venía de un poco más adelante, a la izquierda. Guiado por la curiosidad, el cazador empezó a acelerar el paso, hasta alcanzar un ligero trote. Debía encontrar la fuente de aquel sonido. No era solo como si el sonido lo guiase. Una corazonada, un pálpito. Tenía que encontrar lo que fuera que emitía aquel sonido de golpes.

- ¿Hola? -preguntó al bosque, mientras aferraba su bastón grabado con fuerza, atento a cualquier posible amenaza. No sabía por qué, pero el ambiente se había vuelto pesado y tenso, los pájaros habían dejado de cantar, y la luz del sol parecía más bien un halo mortecino entre las ramas de los árboles.

Sus pasos lo llevaron a un pequeño claro del bosque. Vio una figura que no esperaba encontrarse al llegar a aquella isla. Una chica joven, de pelo rubio, con un arco a la espalda. ¿Acaso aquella mujer era... Yumiko? Y no hacía falta ser un lince para ver que aquel tronco estaba manchado con un icor rojo: sangre. ¿Estaba herida? El impacto y la sorpresa hicieron que el cazador se quedase quieto en el sitio, con un escalofrío bajándole la espalda.
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Sáb 28 Mar 2015 - 14:04

Estaba en una tumbona, frente a una piscina y con una copa de sorbete en la mano, que chupaba poco a poco mediante una pajita. Quería librarse como fuera de algunos de los pensamientos que atormentaban su cabeza pero no lo lograba. Dio otro sorbo al sorbete de limón. ¿Qué estaba haciendo allí? Se había equivocado. Ella no se olvidaba de las ciertas cosas con unas vacaciones sino manteniéndose ocupada. Suspiró y miró al agua; justo delante de ella unos niños jugaban a salpicarse unos a otros, mientras sus padres simplemente pasaban de ellos. Que inocencia. Ojalá ella pudiera. No ser inocente sino meterse en el agua y chapotear en una piscina profunda. Bueno, sí. La inocencia puede que también.

Todavía no se había recuperado del todo. En el momento en que vio como la Vivre Card de Byakuro se convertía en cenizas y desaparecía se encontraba en un estado de shock, en una situación en la que lo único que importaba era salir de la isla en la que estaba como fuera. Pasó por alto aquella muerte porque su propia supervivencia estaba por encima, o quizás porque no quería que le afectara más de lo necesario. Ilusa. No podía evitar sentir, aunque quisiera y lo intentara con todas sus fuerzas. Recordaba la maldita isla de Shoko con su barro y sus mosquitos, aquel breve instante en que se habían encontrado y él le había ofrecido entrar en su Alianza. No era sólo eso. Le había ofrecido también, puede que sin saberlo, personas, un grupo y un lugar la que pertenecer, algo que no había tenido en toda su vida.

Se levantó de la tumbona y decidió que daría un paseo. Necesitaba moverse, despejarse. Hacer algo. Se dirigió hacia lo que serían las afueras de la isla, donde un bosque dominaba el paisaje. Ya había estado allí antes y sabía que por lo general era tranquilo y no mucha gente decidía pasear allí, puede que por miedo a animales salvajes o porque simplemente no estaban allí para eso. Ir a una isla paradisíaca con todo el lujo para pasear por un bosque cutre no era lo más lógico. Claro que Alice nunca había sido lógica, a pesar de que no se podía negar que lo intentara. El paseo le trajo todavía más recuerdos de su viaje a Sabaody en el que había conocido a Byakuro, en lugar de distraerla. Sólo que allí no había pompas por todas partes y por el momento no podía decirse que fuera tan divertido como esos días. Joder, en el fondo lo echaba mucho de menos. No habían estado mucho juntos pero siempre había sentido que podría acudir a él si tenía algún problema y le daba seguridad.

Pensaba si lo mejor no sería volver a su hotel cuando oyó una voz, que preguntaba "¿Hola?". Parecía asustado o al menos tenso. Así que no estaba sola, al menos allí había otra persona y puede que una tercera. También sonaba a peligro. Hmmmm. Aquel sonido... estaba delirando. Estaba pensando tanto en él que ya le parecía que la voz era como la de Byakuro. Sigh. El último recuerdo que tenía de él era de Mariejoa, donde apareció descontrolado para ayudarla a ella y a Yumiko. En aquel momento le había parecido que le pasaba algo extraño pero no lo volvió a ver. Y ahora... Le cayó una lágrima por la cara pero se contuvo. En lugar de dejarse dominar por los sentimientos se dirigió hacia donde había oído al hombre. No creía que fuera Byaku pero quizás necesitara ayuda o algo por el estilo. Sonaba cauto, como si esperara alguna sorpresa.

Lo que se encontró cuando llegó desde luego no se lo esperaba. ¡Sí eral el! Abrió los ojos como platos. Toda su cara expresaba sopresa.

-¡BYAKURO! -gritó como si viera un fantasma. De hecho no descartaba del todo esa teoría. Después miró al suelo. -¡YUMIKO!

A ella también la recordaba de Mariejoa, le había parecido una chica muy agradable aunque abocada a un destino un tanto cruel. Al final parecía que se salvó de este, pero por su aspecto no estaba muy bien en ese instante... Alice pasó completamente del chico y se dirigió a ella para observar la herida de su frente.

-Oh dios mío, ¿cómo te has hecho esto? -preguntó y luego se giró hacia el "fantasma" sin esperar a la respuesta. -Ya me explicarás lo tuyo pero ahora... hay que llevarla al hotel. Si tuviera aquí mi mochila podría darle primeros auxilios pero la dejé allí...

Ally entró en escena tan rápido que probablemente ninguno de los había notado la presencia del otro hasta que ella entró allí como la tercera en discordia. ¿Habría desvelado sin querer algún secreto? En fin, las heridas de Yumi eran más importantes ahora.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Lun 6 Abr 2015 - 0:27

     Seguía pegando al tronco del árbol como si no hubiera un mañana, me dolía enormemente la cabeza, pero no podía quitar de mi mente a Byakuro y el dolor que me provocó su repentina muerte y el hecho de que no pudiese ir a salvarlo, todo era mi culpa, hasta el más mínimo de los detalles fue por mi culpa, no podía soportar más tal dolor, por mi mente solo pasaban métodos de quitarme la vida y momentos que perdí con mi pelimorado. El sol mostraba la sangre caer gota a gota de mi frente, el árbol estaba rojo y el suelo cada vez se llenaba de ese fuerte color carmesí, a medida que mi cabeza dejaba de pensar, mi vista se nublaba y el tiempo dejaba de existir, así como el espacio, la luz, todo empezaba a volverse oscuro lentamente, golpe a golpe, gota a gota.

     Quizás solo fuera un sueño, o quizás no, miré por un segundo a mi derecha tras dejar de golpear al árbol y observé algo extraño, un peliblanco que me miraba bastante asustado y no presentaba signo de vida alguna, estaba quieto como una estatua sin movimiento alguno, como si algo o alguien le dejara de piedra, pudiera ser yo o pudiera ser algo detrás de mi. Me giré para comprobar que no había nada detrás de mí, pero solo vi hojas y ramas y la luz traspasarlas, no había nada ahí, tampoco había nada a mis lados o encima de mí, lo mismo por debajo de mí, nada que pudiese llamar la atención. El joven seguía mirándome a mí, pero yo no reconocía casi nada en él, quizás el estilo de pelo me sonaba familiar, pero mi mente ya no era capaz de distinguir las caras de las personas, mi vista era borrosa y las lágrimas llenaban mis ojos tanto como mis mejillas, que decir de la sangre que había manchado parte de mi cara, no podía ver y tampoco sentir, no me podía casi sostener en esa rama.

     Unos momentos después intenté articular una palabra, pero no podía hablar, mi boca se movía pero el aire salía sin fuerza, como si intentase gritar sofocada, no sabía como preguntarle quién es o qué hacía ahí, solo conseguía mover mis labios, si el fuera capaz de leerlos mejor, pero yo seguía sin poder hablar y eso me hacía sentirme cada vez peor, cada vez más sofocada en mí misma, cada vez más destruida por dentro. No ser capaz de hablar con los demás deja una sensación pasmosa de soledad, así como de dolor y sufrimiento. Miré otra vez a los lados y de repente una joven venía corriendo hacia nosotros, solo pude distinguir que era una chica por el movimiento de su cabello, que parecía ser bastante más largo que el del joven, no sabía tampoco quién era, pero se sorprendió enormemente al verme a mí y al ver al joven, gritó varias cosas, pero mis oídos no fueron capaces de comprender esos sonidos, o puede ser que no llegaran a mi cerebro, quizás todo era por culpa de esos fuertes golpes que minutos antes había estado dando al árbol, creo que llevaba ahí unos veinte minutos golpeando al árbol.

     Intenté por segunda vez articular unas palabras, pero igual que antes, no conseguía pronunciar palabra alguna, el sentimiento que esto me causaba era frustrante y por ello intenté con más fuerza decir una palabra, se oyó un grito sofocado y en ese momento dejé de sentir lo que podía seguir sintiendo, mis labios y mis manos. Solo pude observar como perdía el equilibrio y caía de cabeza contra el suelo o quizás no fuera contra el suelo, no podía distinguir sensación alguna, así que tampoco sabía si caía sobre algo blando o no, solo podía observar como lentamente mi vista se desvanecía y quedaba sucumbida entre las sombras de mi interior, entre el continuo recuerdo de una persona que amaba muerta por culpa mía. De esa manera acabé desmayada, probablemente en el suelo de esa isla tan paradisíaca y ante dos personas que no podía ni distinguir.

     Las últimas palabras que pude articular en mis labios fueron "Byakuro, vuelve por favor". Tras eso no recuerdo nada de lo que había pasado.
avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
113110/320000  (113110/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Mar 7 Abr 2015 - 21:00

Byakuro vio a Yumiko golpeándose contra aquel árbol. La escena lo había dejado paralizado en el sitio, y el tiempo parecía fluir con pereza y lentitud, como si cada segundo se tratase de una eternidad. El cazador reaccionó al escuchar una voz gritando su nombre. Se giró rápidamente, como despertando de un sueño, viendo a aquella enigmática mujer que había conocido tiempo ha en Sabaody. El tiempo pareció detenerse. Alice, aquel era el nombre de la chica de piel de alabastro. Y mientras la miraba, Yumiko cayó al suelo. El cazador la observó, sintiendo un nudo en el estómago, y echó a correr hacia la cazadora.

- ¡Yumiko! -se lanzó sobre ella, agachándose a su lado y agarrándole la muñeca, tratando de sentir algo de resistencia por parte de ella, pero estaba inconsciente-. ¡Alice, dime donde está ese hotel! -su mirada estaba desenfocada, al tiempo que un par de lágrimas brotaban de sus ojos, fruto de la tensión a la que estaba siendo expuesto en ese mismo momento.

Agarró a Yumiko con los brazos y se la cargó a la espalda. Tras eso, esperó las instrucciones de Alice. No podía dejar morir a aquella chica. No ahora que acababa de encontrarla de nuevo. No iba a dejar que ningún amigo más muriese.

- ¡Rápido! -exigió, temblando por el nerviosismo. Sentía la ddébil respiración de la chica en su espalda. Tenía que salvarla. Si Alice podía tratarla, debía agarrarse a esa esperanza aunque fuera un clavo ardiendo.
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Miér 8 Abr 2015 - 21:54

Yumiko no paraba de golpearse contra el árbol hasta caer desmayada mientras murmuraba unas palabras que Alice no llegó a entender... parecía llamar a Byakuro pero quien sabe. Él la cogió en brazos con poco esfuerzo, puede que presa de la adrenalina por salvarla. La misma Alice creía que en aquel momento una especie de extraña corriente avanzaba a toda velocidad por sus venas. La miró en fracciones de segundo mientras su mente iba a toda velocidad. Se olvidó completamente de lo que significaba que Byakuro estuviera allí, aún cuando había visto como su Vivre Card desaparecía. Solo importaba Yumi.

-Sígueme, te llevaré hasta allí -le dijo a Byaku. -Aún así sólo sabría proporcionarle primeros auxilios, deberíamos acudir a un médico después. Eso sí, no corras. Sé que es lo peor que te puedo decir en estos momento pero podría ser peor si lo haces. Llévala con cuidado.

Echó a caminar con ritmo ligero por donde había venido. Ella misma sentía la tentación de echar a correr o incluso, utilizar una de sus técnicas para ir por el aire un tanto más rápido pero trató de respirar hondo y relajarse. A cada rato volvía la cabeza hacia donde estaban aquellos dos, para ver si la seguían o si las cosas parecían haber empeorado. Tenía la piel de gallina a pesar del calor y los nervios muy, muy crispados.

En cuanto divisó el hotel soltó un suspiro y miró atrás. Yumiko estaba un poco pálida a causa de la pérdida de sangre y de la conmoción supuso, pero no parecía en peligro inminente.

-Ya casi llegamos -dijo bajito, así que era posible que no la oyeran.

Entró en el hotel, que no era ni de lejos de los más caros de la isla pero sí lo suficientemente cómodo y subió a su habitación. Había un gran ventanal y armario que ocupaban dos paredes enfrentadas, una cama de matrimonio, mesillas con sus respectivas lámparas, una neverita... Incluso un escritorio. Era genial pero la situación lo empañaba todo y le impedía disfrutarlo.

-Tumba a Yumiko en la cama -le ordenó casi, mientras iba hasta la silla del escritorio donde estaba su mochila, y rebuscaba en busca del botiquín.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Miér 8 Jul 2015 - 22:27

     Abría los ojos lentamente mientras sentía como el sol deslumbraba mi cara, una pequeña brisa correteaba por mi fino cabello rubio y las cancioncillas de los pájaros llegaban a mis oídos, junto con el sonido de las hojas de los arboles moviéndose. Tardé unos momentos en acostumbrar mi vista a ese lugar y cuando ya pude distinguir mis brazos me levanté totalmente. Estaba dentro de un bosque y sentía una familiaridad abrumadora en ese lugar, pero no captaba en lo más mínimo el porque. A mí lado tenía mi mochila y una pequeño muñeco de rayas de colores, era más bien un cerdito con las mismas rayas que tienen los loros. Cogí la mochila y el oso y me adentré en el bosque, después de caminar un rato oí un ruidillo proveniente de unos setos. Miré atentamente y sin acercarme demasiado, podría ser cualquier cosa y aún estaba preguntándome que hacía ahí y porque yacía en el suelo, no recordaba nada.

     Me acerqué un poco e identifiqué un animal pequeño, se trataba de un tigre pequeño, probablemente no de más de 6 meses, su tamaño no pasaba los 30 centímetros de longitud y de altura unos 15. Este mostró su dentadura y luego una cara de asombro, tras ello me hizo con la cabeza una señal para que le siguiera. Aún alerta empecé a seguirlo hacia donde este quería llevarme. Caminamos un rato, más bien corrimos, lo que para mí pudieron ser unos 15 minutos, aunque quizás no hubieran pasado más de 5. El tigre se sentó y me miró con una cara extraña, como si escondiese algo, segundos después un fuerte escalofrío recorrió todo mi cuerpo.

     La brisa se convirtió en tormenta y el cálido cielo azulado con algunas nubes se tornó rojizo y sangriento, las plantas que ahí habitaban tomaron un color negruzco como el carbón y mientras todo esto pasaba a mi alrededor yo me llevaba las manos a la cabeza intentando parar ese horrible dolor que había comenzado a destruirme por dentro.
¿Qué era lo que mi cabeza no captaba o qué era lo que había pasado para que ese dolor apareciera de repente? Me preguntaba continuamente. El dolor cesó por unos instantes y conseguí recordar algo, algo muy ínfimo pero muy importante también. Ese bosque lo había visto con anterioridad, era el mismo bosque donde caminaba de pequeña, el que tanto frecuentaba y el que tantos problemas me ha dado.

     Conseguí levantar la cabeza por fin y miré a mi alrededor, observé como todo había cambiado y como el pequeño cerdito que tenía al lado se había convertido en un monstruo con forma de pulpo de unos 20 metros de altura y más o menos los mismos de anchura, me alejé rápidamente y me escondí mientras miraba como el pulpo tenía sus ojos fijos en el pequeño tigre. El tigre a su vez se transformó en un gran leopardo y tornó su mirada en dirección hacia donde yo me encontraba. Ambos corrieron en dirección a mí y yo sentía como mis músculos se encontraban completamente inmóviles, intenté hacer que alguno se moviera pero sin conseguir nada. Cuando los dos se abalanzaron sobre mí abrí los ojos de golpe y sentí que todo había sido un sueño, me alivié enormemente.

     Cuando me levanté me encontraba en una cama y con dos personas alrededor mía, algo o más bien bastante apresuradas y no captaba el porque, hasta que descubrí y pude diferenciar que se trataba de Byakuro y Anglesey, pocos segundos después sentí como mi cuerpo dejaba de funcionar y caía lentamente de vuelta a la cama, no sin antes decir una palabra.

     -¡Ayudadme!-Dije con una voz muy suave y casi sin vocalizar, después de eso terminé de vuelta en un estado de sueño, no sabía cuanto tiempo iba a durar eso pero esperaba que no siguiera teniendo más pesadillas como esa.
avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
113110/320000  (113110/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Jue 9 Jul 2015 - 0:18

Byakuro tumbó a la chica en la cama. Estaba alucinando, movía las manos como queriendo escapar. El chico la veía sufrir, notaba como la chica tenía alucinaciones.

- ¡Yumiko! -gritó, mientras le agarraba la mano con firmeza-. Estamos aquí, ¿me oyes? ¡Estamos aquí! -miró con desesperación a Alice. De la brecha de la cabeza estaba manando sangre aún, y la cosa no parecía que fuera a mejorar. Maldita sea, no había vuelto de entre los muertos para encontrar a Yumiko y perderla entre sus manos.

De pronto la cazadora abrió los ojos con una expresión de pánico, que pronto se tornó en alivio. Byakuro apretó aún más la mano, hasta el punto de que sus nudillos se pusieron blancos de la tensión.

- Ayudadme... -susurró la chica. Byakuro la miró a los ojos. Tenía la vista desenfocada, pero miró a la otra mujer, implorando ayuda. Estaba desesperado. No podía creer que todo fuera a acabar. Maldita sea, solo le quedaba la esperanza de que si la chica había abierto los ojos era porque los daños no eran tan graves. Y pese a que no quería presionar a Alice, no pudo evitar decir algo.
- Por favor, sálvala... haz que se ponga bien... -el chico cayó de rodillas, aún agarrando la mano de Yumiko.
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Jue 16 Jul 2015 - 18:12

Su botiquín no era gran cosa, pero tenía que haber algo que sirviera. Lo dejó sobre la cama, al lado de Yumiko y fue al baño anexo de la habitación para lavarse bien las manos, unas cuantas veces. Bueno, todas las que creyó necesarias. Aunque la verdad es que de medicina entendía no mucho, ella era más de mente que de cuerpo, a nadie le gustaba una herida infectada. No tenía guantes de látex ni nada por el estilo así que tuvo que conformarse con unas bolsas de plástico transparentes, envolviéndose como podía las manos. Aquello le iba a añadir un poco de torpeza al asunto... Lo primero era lo primero. Llenó una palangana que había en el baño de agua y la llevó hasta la mesilla, al lado de la cama. Extendió todo lo que tenía en el botiquín para tenerlo lo más a mano posible e inspiró, con los ojos cerrados, durante un instante. Iba a hacer algo muy grande, algo que quizás se escapara a sus habilidades.

-Byakuro, es posible que le duela, que se despierte, que no sea capaz de mantenerse quieta -le dijo Alice, manteniendo la calma e intentado contagiársela a él. -No tengo nada para darle que pueda evitar el dolor, pero la herida no es muy grande, así que no debería haber problema. Simplemente... -¿cómo podía decírselo, explicárselo para que lo entendiera?- sujétale la mano y hazle saber que no es para tanto. Quizás en algún momento tenga que pedirte que me ayudes a inmovilizarla, en el peor de los casos.

Esperaba que le hiciera caso de ser necesario. Ally rebuscó en el armario hasta encontrar una sábana, de la que arrancó un pedazo de tela. "Hmmmm después tendré que acordarme de pagarle esto al hotel." Si todo iba bien y sin interrupciones, los pasos serían fáciles. Limpiaría la herida con ayuda del agua y la tela de sábana, hasta apartar la sangre que pudiera, a pesar de que seguiría saliendo. Con una pequeñas pinzas quitaría las astillas que se pudieran haber clavado al golpear la cabeza contra un árbol. Luego arrancaría más pedazos de tela, cogería uno y presionaría la herida, durante un rato, con la esperanza de que parara la hemorragia. Si paraba bien, podría limpiar la herida y ver si tenía que coser o qué. Si no paraba... ¡No! Pararía. No se podía pensar en lo peor.

-Ay Yumi, por qué... -susurraba para sí misma mientras empezaba. -Qué necesidad había...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Mar 21 Jul 2015 - 14:04

     Había cobrado medianamente la conciencia, pero el dolor persistía y no podía ni abrir los ojos, me sentía totalmente inútil e incapaz de hacer nada. Por un segundo pensé que me habían abandonado ahí a mis anchas, pero sentí un trapo de agua en la herida de la cabeza, esa cosa escocía muchísimo y lo único que pude hacer fue morderme el labio inferior con muchísima fuerza. La verdad es que pensé que había creado otra herida ahí, pero por suerte no fue así, solo un pequeño moratón es lo que se me quedaría. Después de un rato más la chica volvió a tocar la herida y en ese momento sentí un pinchazo repentino, intenté levantar la cabeza con todas mis fuerzas, pero estaba bien sujetada y menos mal, porque si no la herida se habría abierto mucho más. No podía pensar con claridad y menos moverme, eso era algo impensable, pero al menos sabía que estaba a salvo.

     Después de unos largos 50 minutos sentí de nuevo mi cuerpo vivo, en esos minutos estuve luchando entre la vida y la muerte o más bien contra ese dolor que intentaba hacerse hueco hasta mi corazón y destrozarme desde dentro. Los nanobots se habían dedicado también a limpiar la herida, al menos es lo que pensaba. Y por si fuera ya poco, Byakuro y Alice seguían ahí ayudándome, no sabía como les podía agradecer todo lo que habían hecho por mí. Fue realmente estúpido hacer lo que había hecho, pero no vi ninguna alternativa ante la muerte de Byakuro y ahora me enteraba de que estaba vivo, estaba demasiado feliz para poder explicarlo y también muy avergonzada por haberlos metido en un aprieto.

     -Muchísimas gracias por todo, no se como agradeceroslo. Soy una verdadera idiota cuando me lo propongo. Byakuro te echaba muchísimo de menos, pensaba que habias muerto.-Decía mientras intentaba quitarme las lágrimas de felicidad de los ojos e intentaba llegar a Byakuro y abrazarlo, después de ello me volví hacia Alice la cual había estado curándome todo ese tiempo.-A ti también te echaba muchísimo de menos, lo siento mucho por haberte preocupado y te agradezco que me hayas salvado.-Añadí mientras me abalanzaba sobre Alice para abrazarla. Aún sentía dolor en la cabeza, en las piernas, en el pecho y más o menos en todo el cuerpo, pero podía moverme y eso ya era un plus.

     Después de eso intenté levantarme de la cama y lo conseguí pero con gran esfuerzo para mantener el equilibrio y para no caerme hacia cualquiera de los 4 costados. Me apoyé en la pared y miré hacia la ventana, estabamos en un complejo hotelero, habían alquilado una habitación solo para curarme a mí, o al menos es lo que había supuesto en un principio. Eso era mucho más de lo que esperaba de ellos y lo habían hecho todo para salvarme, aún sabiendo lo estúpida que había sido. Me giré hacia ellos y sonreí, una sonrisa inocente e infantil, la mía de siempre para ser exactos.

     -Creo que lo mejor será dar una vuelta por la isla, ahora que ya puedo moverme me vendría bien tomar un rato el aire del exterior.-Dije sonriendo y mientras me apresuraba a recoger mis cosas que estaban desperdigadas por ahí.
avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
113110/320000  (113110/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Miér 22 Jul 2015 - 16:10

Byakuro agarró la mano de la arquera con firmeza, y asintió ante las palabras de Alice. Cuando la chica empezó a realizar las curas a la cazadora, ésta empezó a revolverse. Byakuro la tuvo que agarrar para evitar que se hiciera más daño, y durante un buen rato lo único que hicieron fue tratar las heridas de la joven y esperar que todo saliese bien.

Tras casi una hora de cuidados intensivos, cerrando heridas y manteniendo estable a la chica, por fin pareció dar síntomas de mejoría. La cazadora extendió los brazos hacia Byakuro, que respondió a su abrazo con cuidado. Hasta hacía poco se había debatido entre la vida y la muerte, por lo que tendría que tratarla con delicadeza.

Y sin embargo, la chica se levantó de la cama, algo tambaleante, pero con seguridad en sí misma, y dijo que quería ver la isla. Tal vez aquello fuera un poco entusiasta de más tras aquella pelea mano a mano con el más allá.

- No sé si será buena idea... -murmuró el cazador de pelo blanco-. Pero en realidad, tú eres la que decides, Alice-chan. -ella era la que había tratado a Yumiko, y por lo tanto, como médica que era, tenía la última palabra sobre qué debían hacer. Claro que Byakuro tenía ganas de hablar con las dos y preguntarles qué había pasado desde la última vez que se habían visto.

Mientras el chico esperaba una respuesta, empezó a coger las cosas de Yumiko del suelo, y se las colocó en la cama, para que no tuviera que esforzarse mucho en recogerlas todas.
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Miér 22 Jul 2015 - 23:31

Alice no se apartó del lado de Yumiko hasta que esta por fin abrió los ojos. Un suspiro liberador desató todo el estrés que tanto ella como probablemente Byakuro había acumulado durante aquella... ¿hora? Ni siquiera sabía cuanto tiempo había pasado, enfrascada como estaba en su tarea. Se pasó el dorso de la mano por la frente para arrastrar algunas gotas de sudor. De todas las veces que lo había pasado mal, que no eran pocas, esta era... demasiado, ahora, cuando sus manos ya no tenían que ser de utilidad, era cuando temblaban. Fue recogiendo cosas y guardándolas en la mochila y pasó a tomarle los signos vitales a la chica de nuevo, notando que ya no estaba confusa. ¿Estaría en shock? Tampoco daba esa impresión, aunque en cierto modo estaba demasiado despierta. La escuchó hablar.

-Yumi, no es necesario que me des las gracias por eso, ¿crees que no lo hubiera hecho de todas maneras? -se rió un poco tras estas palabras. -Yo tampoco pensaba que nos encontraríamos de nuevo después de Mariejoa... No sabía qué pasaría contigo después de dejarte con los gyojins -miré hacia otro lado después de decirle eso. Quizás debería haber hecho más por ella ese día.

Su inesperada paciente se levantó casi de un salto e insistió en que ya estaba bien. Alice dudó ante sus palabras.

-No te sofreesfuerces. Aunque te parezca que ahora estás muy bien puede darte el bajón después -le advirtió a la chica. -De todos modos cualquier cosa es mejor que quedarse encerrado en una habitación de hotel, supongo. -Se giró hacia Byakuro. -No os vayáis muy lejos y que se apoye en ti si está débil. Yo saldré... en un rato. Tengo que avisar de este desastre que hice... -levantó la sábana cortada con una mano.

Les sonrió y se fue al baño a lavar los instrumentos que había usado y a tirar un par de improvisadas y ensangrentadas gasas. Por lo visto esos dos tenían algo y quería dejarlos solos al menos durante un rato. Seguro que les llevaría un rato ponerse al día, por lo que había visto hasta el momento. Ahora sí que no podía evitar alegrarse de tener nociones básicas sobre primeros auxilios...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Yumiko Mei el Mar 28 Jul 2015 - 23:32

     Al final ambos me dijeron que no sería del todo bueno que me sobreesforzara, así que afirmé y salí con Byakuro de la habitación del hotel. Sentía cierto dolor de cabeza, pero estaba mucho mejor que antes. Caminé un rato por los pasillos, sin saber en realidad hacia donde iba, así que era muy probable que fuera en la dirección equivocada. Después de caminar así miré al ahora peliblanco y salté sobre él. No sabía como agradecerle que siguiera vivo, no había palabras que describiesen mi alegría, aún en mi estado tan penoso.

     -Lo siento muchísimo por lo que has visto, pero pensaba que habías muerto. Tu vivrecard se quemó ante mis propios ojos, no sabía como reaccionar ante ello, me volví histérica y solo podía pensar en cosas malas, en particular en tu muerte y has venido aquí y me has salvado. Ha sido mucho más de lo que me esperaba de ti. Te lo agradezco mucho.-Decía con la voz un poquito entrecortada, pero por lo rápido que hablaba. Seguidamente sonreí y me dirigí para darle un beso al peliblanco. Echaba mucho de menos esa sensación de estar abrazada a él.

     Después de eso me dejé llevar por él, si es que quería ir a algún lugar, si no me quedaría al lado suya y disfrutaría del tiempo que podríamos compartir, hacia demasiado tiempo que no nos veíamos y sentía muchas ganas de contarle infinidad de cosas, pero no quería abrumarle en ese mismo instante, esperaría un rato hasta que el me contase como había sobrevivido o más bien renacido, porque la vivrecard que me dio ya no existía, ni había vuelto a aparecer después de desintegrarse totalmente en llamas.

     -Cuéntame, como es que sigues vivo después de que tu vivrecard se hubiera quemado por completo, es más, me gustaría tener otra para la próxima vez que decidas matarte, quizás en ese momento sea capaz de conseguir un viaje hacia tu destino más rápido. Estuve intentando convencer a los piratas que me llevaron a esta isla de que me llevasen hacia donde señalaba la vivrecard pero no hubo manera, esta se desintegró mucho antes y caí esclava de mis memorias. Pero ahora estás aquí, aunque sea sorprendente. Y lo más importante de todo, ¿qué pasó con Klaus?-Dije con una sonrisa para poco tiempo después volverme totalmente nostálgica y presentar una mueca de tristeza, era rara de ver en mi cara y no se repetía muy a menudo, excepto en tiempos como aquellos y ante ese tipo de situaciones que me inducían melancolía. Byakuro probablemente estuviese triste por Klaus, pero yo también quería saber que había pasado, tanto con él como con su camaleón, algo había cambiado y parecía una persona nueva, aunque mantenía esa mentalidad de niño que tanto admiraba.
avatar
Yumiko Mei
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 20/08/2014
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
113110/320000  (113110/320000)
Berries: 60.945.600

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Vie 31 Jul 2015 - 12:03

Byakuro asintió ante las palabras de Alice. No pensaba irse muy lejos, de todos modos. Salieron del hotel y el chico la llevó hasta un paseo cercano, donde se sentaron en un banco de madera pintado de rojo. Los dos se sentaron allí, mirando las nubes pasar por el cielo. La chica de pelo rubio empezó a hablar, pidiéndole que le contase cómo había sobrevivido, y que necesitaba otra Vivre Card para cuando poder estar allí cuando algo así volviera a ocurrir. El cazador la miró de soslayo, y fue entonces cuando ella le preguntó acerca de Klaus. El chico sintió una punzada en el pecho. Estaba intentando dejar atrás el tema, pero cada noche las pesadillas recurrentes lo atormentaban.

- Klaus... Klaus ya no está. -dijo, mientras sus ojos se humedecían con unas lágrimas que se negaba a verter. No quería llorar, no delante de Yumiko, que había estado a punto de morir por él.

Tras unos instantes conteniendo las ganas de romper a llorar y gritar, el chico logró mantener la compostura y añadió:

- No sé aún exactamente qué me ha ocurrido, pero sí que tengo que volver a encontrar a mis amigos para que sepan que sigo vivo. No quiero pensar que tonterías pueden haber hecho sin mi -el chico suspiró y se contuvo de nuevo para no dar paso al llanto-. Y también necesito encontrar a la gente que me ha hecho esto. Pienso acabar con ellos, para que nadie más tenga que sufrir.

El chico miró a Yumiko y la abrazó. Necesitaba aquello, aquel cálido contacto. Susurró:

- Gracias por estar aquí...
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Dom 2 Ago 2015 - 1:25

-Aish...

Alice se dejó caer sentada en la cama tras un largo suspiro, entre gasas empapadas en sangre, y restos de sábanas rotas. Tanteó hasta coger un bisturí que ni siquiera tendría que usar en aquel momento bajo ningún concepto, pero que había sacado del botiquín como todo lo demás. De hecho, no lo había usado nunca. Le dio vueltas bajo la luz que entraba por la ventana, viéndose reflejada de forma borrosa y distorsionada en él. De repente no supo por qué estaba allí en aquel momento y no quiso pensar qué había pasado si no hubiera estado. Seguramente todo seguiría igual, pero no le apetecía imaginarse la posibilidad de que no fuera así. Apartó con una brazo la mayor parte de lo que había encima de la cama y se recostó, cerrando los ojos unos minutos y pensando. No había prisa, debía dejarles a Yumiko y Byakuro un tiempo a solas, o eso pensaba. Por lo que podía ver se había echado mucho de menos... Tanto como para morir por ello. Locuras de enamorado.

¿Había sentido alguna vez eso? Ally se incorporó de golpe sin haber podido descansar nada. Puede que lo hubiera sentido hace tiempo... Ya no se acordaba muy bien. ¿Y cómo se podía olvidar algo que parecía ser tan importante para otros? A veces la preocupaba olvidarse de cosas relevantes o no poder experimentar las sensaciones que otros veían como comunes.

-Bueno, hora de ponerse en movimiento...

Se levantó y recogió todo lo que pudo, dejando el cuarto lo más ordenado posible para que cuando el servicio de limpieza pasara por allí no se llevara un susto por ver ropa empapada en sangre. Se colgó la mochila al hombro, cogió la sábana rota y salió de la habitación, para bajar y presentarse en la recepción con una sonrisa, intentando ser persuasiva.

-Perdone... -murmuró hacia la persona que estaba detrás del mostrador. -Hemos tenido un problemilla y tuve que realizar primeros auxilios. Tome -dijo pasándole la ropa de cama. -Y esto... -sacó unos cuantos berries de la mochila- por los desperfectos.

Tras dejar a la pobre chica con cara de no entender nada salió del edificio y echó a caminar. Lo cierto era que no sabía a dónde se habrían ido esos dos...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Vie 25 Dic 2015 - 13:53

Byakuro se separó lentamente de Yumiko. La chica aún estaba algo pálida por el incidente, pero ahora que la veía sonreír se sentía mucho mejor. Tenían mucho que decirse, tantas cosas que contarse...

El cazador soltó un ligero suspiro, mientras trataba de relajarse un poco. En ese momento observó a Alice salir del hotel, y acercarse hasta allí. Le hizo un gesto desde el banco, alzando la mano y moviéndola.

- ¡Alice! ¡Estamos aquí! -gritó, tratando de llamar su atención. Gracias a aquella chica, Yumiko seguía viva. No quería imaginar que habría sido perderla también a ella después de que su amigo lo hubiese abandonado.

El cazador abrazó a Yumiko con cariño, y se quedó mirando los alrededores. Parecía bastante irónico que, pese a estar en un paraíso vacacional como era aquel sitio, el chico estuviese pasando por aquel drama en aquel momento. En cierto modo quería quedarse con Yumiko, y agradecerle a Alice su ayuda, pero no podía evitar que algo le carcomiese la cabeza, un pensamiento de que cada segundo que pasase en esa isla, alguno de sus amigos podría estar pasándolo mal, pensando que él estaba muerto. El cazador esperaba que Alice pudiera quedarse con Yumiko un tiempo, al menos el suficiente como para que la chica se recuperase de sus heridas. Y si no podía ser así, al menos agradecerle lo mejor que pudiera el favor.
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Vie 25 Dic 2015 - 21:57

Así que allí estaba. Me aparté algunos mechones de la cara y me llevé las manos a las mejillas. Menudas pintas debía tener... Seguro que en ese momento tenía casi peor cara que Yumiko, a la que por cierto, debía echar un vistazo antes de dejarlos solos. Me daba miedo haberme olvidado de algo mientras le aplicaba los primeros auxilios. Y debía avisar a Byakuro de que la llevara a que la viera un médico cuanto antes y que se asegurara de que reposaba lo suficiente. Nada de aventuras fuertes por un tiempo, tocaba descanso.

Me acerqué hasta ellos con calma. ¿A dónde se habían ido mis vacaciones y mis paseos tranquilos por el bosque? Rebusqué en la mochila, para ver si había algo que pudiera llevarme a la boca al menos, pero solo toqué papel. Lo que me recordaba...

-Se te ve un poco... -tuve que meditar un poco qué palabra era la que mejor se adaptaba a lo que quería decir- ansioso, Byakuro. ¿Pasa algo? No me digas que tú también te encuentras mal -le dije, entre preocupada y bromeando. -Creo que por hoy han sido suficientes auxilios ya.

A pesar de haber dicho eso, me puse a ver si las vendas de Yumiko estaban bien ajustadas y si tenía fiebre o se encontraba mal. Después, saqué por fin lo que quería del fondo de mi mochila. Era una vivre card, pero muy diferente a cómo había visto la de Byakuro por última vez en Ireos. No ardía ni se desintegraba ante mis ojos, con el críptico mensaje de que su dueño se moría. Cogí un lápiz también y escribí mi nombre en la mitad del papel, y el nombre de Byakuro en la otra mitad. Por último la partí y le tendí el pedazo que ponía "Alice". Sí, eso sería suficiente para suplir la que habíamos perdido, aunque lo más probable es que nunca llegara a hacernos falta.

-La que me diste en nuestro adorado Shoko se esfumó ante mis ojos, así quédate con esta. ¿Por si me necesitas algún día? -murmuré, sin tener muy claras las palabras ni las intenciones. -Bueno, por si te apetece que nos volvamos a ver en otra ocasión.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Byakuro Kyoya el Miér 30 Dic 2015 - 15:02

Byakuro observo la tarjetita de papel que le daba Alice: una Vivre Card. El chico metió la mano en su bolsa y sacó otra, arrancando un trozo y dándoselo a la chica de cabellos oscuros.

- Gracias, Alice, de no ser por ti... -el chico miró el suelo, y se agarró las manos. Tras eso, alzó la mirada y añadió-. Y no te preocupes por mí. Estoy bien, solo algo... impactado. -el cazador mentía, obviamente no estaba bien, pero para evitar preocupar más aún a las chicas simplemente debía ser fuerte. Su venganza contra los asesinos de Klaus sería plena. No descansaría hasta acabar con todos ellos.

El cazador se levantó del banco y le dio un par de besos a Alice en las mejillas, a modo de despedida. Tras eso, asintió para sí mismo y dijo:

- Gracias de nuevo. Y sí, seguro que nos vemos en un futuro. Lo pasaremos genial, ya lo verás. -el chico esbozó una sonrisa mientras agarraba a Yumiko de la muñeca y empezaba a caminar hacia el puerto, sin ganas ya de vacaciones en la isla. Tenía otro plan en mente, y no era precisamente vacacional.
avatar
Byakuro Kyoya

Mensajes : 1117
Fecha de inscripción : 08/07/2014
Edad : 23
Localización : En el Black Lotus

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
82007/790000  (82007/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Invitado el Jue 31 Dic 2015 - 16:22

¿Hacía falta que me diera una él también? Pensaba que los dos pedazos de la mía ya se atraerían entre sí, de forma que pudiera buscarlo a él si quisiera. Un curioso descubrimiento, sip. Quizás sí que debería haberme quedado a oír las explicación cuando las compré... Bueno, no me paré mucho a pensarlo, escribí su nombre en aquella igual que en la mía, pero con una pequeña marca para distinguirlas, aunque sin saber muy bien por qué lo hacía. Byakuro parecía algo apresurado y no quería entretenerlo.

-Espero que nos volvamos a ver pronto -le dije, sonriendo y con la cabeza gacha. -Y... -titubeé un poco sin saber muy bien cómo seguir la frase- suerte con lo que sea que tengas que hacer.

Había sido una bonita sorpresa encontrármelo allí después de tanto tiempo, aunque las circunstancias no fueran las mejores. Un par de besos en las mejillas sirvieron de despedida un poco vacía. Al final no intercambiamos batallitas, ni qué había sido de nuestra vida mientras no nos vimos. Decidí ver cómo se iba hasta casi desaparecer, con mil preguntas todavía rondando mi cabeza.

-¡Recuerda que tiene que verla algún médico! -le grité, refiriéndome a Yumiko, cuando ya se había alejado un poco. Después, ya con voz más baja murmuré: -Cuida de ella...

Ver una pareja "feliz" me recordaba... Que tenía cosas que hacer. A la porra las vacaciones en la isla, no podía estarme quieta. Guardé las vivre cards partidas y me fui de allí.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un reencuentro muy intenso: ¡¿Sigues vivo?![Pasado][Privado-Alice, Byakuro y Yumiko]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.