Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7346)
 
Nocturne93 (5327)
 
Lion L. Kai (3081)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2265)
 
Webmaster (2224)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Ir abajo

Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Der el Vie 27 Mar 2015 - 21:13

Der salió a la cubierta del pequeño barco familiar. El sol radiante lo recibió de lleno. Hacía poco habían dejado atrás una tormenta bastante violenta que a punto había estado de hundirlos, pero habían podido salvarse milagrosamente. Sin embargo, la vela estaba algo dañada, así que mientras no se arreglase, no iban a moverse del sitio. Lo cual era una mala noticia, dado que las provisiones en la despensa empezaban a escasear... otra vez. El chico echó un vistazo al interior del barco, donde aún dormían sus dos acompañantes: Rebeka y Rayne, a la que habían recogido en la última isla, y que parecía compartir temporalmente su camino con ellos. Resultaba bastante incómodo para Derek, ya que le había obligado a usar uno de los sofás del barco como cama supletoria para la mujer. Lo cual no sería nada malo, de no ser porque era SU sofá. Rebeka no había querido ceder el suyo. Así que ahora el chico no podía tirarse a vaguear en su sofá.

- Bueno... vamos a ver como está el agua... -murmuró para sí mismo mientras se asomaba por la borda del barco. Tras la tempestad, el mar estaba calmado y sereno, y de no ser por las diminutas olas que rizaban la superficie, podía decirse que el barco navegaba en un estanque de espejos. En el horizonte apenas se diferenciaban el cielo y el mar. Es una imagen casi irreal. Derek sonríe y entra de nuevo en el barco.

El joven se acerca a la zona del sofá donde duerme la agente del Gobierno, y la observa en silencio durante unos segundos antes de que su hermana se despierte y lo vea así. Seguramente se metería con él, lo llamaría inútil o algo, así que decidió darle las menores oportunidades de ello. Abrió un pequeño armarito, al lado del sofá, y encontró lo que buscaba: una caña de pescar bastante vieja y gastada: recordaba ver a su padre usándola, así que no podía ser muy difícil. La agarró y salió a la cubierta de nuevo, sentándose en el borde y lanzando el anzuelo, esperando a que algún pez incauto picase. Apenas pasaron unos segundos antes de que sintiese un tirón. Empezó a jalar con fuerza mientras giraba el carrete, y un hermoso pescado de color rojo saltó del agua, enganchado al anzuelo.

- ¡Oh, ha picado! -exclamó sonriente el chico. Ahora solo necesitaba que alguien preparase aquel pez, él solo lo arruinaría.

avatar
Der

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 11/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
80000/790000  (80000/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Elisabeth el Vie 27 Mar 2015 - 22:39


- Oh oh, things you never say to me. Oh oh, tell me that you've had enough. Of our love, our love.  ♫  

Como siempre, clavaba cada una de las notas, de las graves y de las agudas, logrando una sinfonía totalmente nueva junto al ritmo de las olas. Nadie más que yo con mis cascos blancos escuchaba la canción, mas con mi preciosa voz no era siquiera necesario pues incluso a capella esa canción se disfrutaba como ninguna.

¿Cuántos días, si no semanas, me había pegado navegando en busca de aquellos dos hermanos? La última vez que logré reunir un poco de información me habían hecho ir a mí y a aquel maldito barco gigantesco, aunque yo no lo manejaba, obviamente, hacia una maldita tormenta. Entre que el capitán era decente, el barco un poco mejor, y el modo insonorizante de mis cascos, la travesía se me hizo bastante amena, pero muy aburrido al no poder salir a la cubierta en mucho rato.

Aunque mi suerte estaba a punto de cambiar; siempre lo hace, aunque a veces tiende a hacerse de rogar. Unas horas después de salir de la tormenta y mientras cantaba en la torre del vigía vi a lo lejos el barco que me habían comentado en aquella isla; isla que, por cierto, no tenía ninguna tienda de ropa.

Al acercarnos lo suficiente, que no tardamos mucho ya que el barco estuvo quieto en todo momento, salté a la cubierta del barco. Obviamente no lo hubiera hecho así sin más si no supiera de quien era el barco, pero en esa situación si lo sabía. En el lado contrario al que había saltado había un chico con una caña y un par de peces en el suelo de color rojos. No sé si me escuchó caer o si simplemente no le dio tiempo de voltearse, pero lo que tengo claro es que no le di mucho tiempo.

- Just give me a reason, just a little bit's enough just a second. We're not broken, just bent and we can learn to LOVE AGAIN!

Canté al mismo tiempo que lo abrazaba muy fuerte a la altura del cuello y los cascos iban desapareciendo poco a poco. No sé si me reconocería o si me tacharía de loca psicópata e intentaría matarme, pero supuse que con el tema de la música sería suficiente. Además, si no se acordaba de mí se llevaría una hostia bien dada.
avatar
Elisabeth

Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 20/01/2013
Edad : 23
Localización : En todos lados (?)

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6480/540000  (6480/540000)
Berries: 10.001.560

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Rayne Von Valliere el Lun 30 Mar 2015 - 0:48

La morena se encontraba descansando en el sofá de Derek, había pasado muy mala noche debido a las fuertes tormentas. No le preocupaban demasiado, pero habían estado a un único paso de que el barco se fuese al garete. Y no le gustaba la idea de llevar a dos personas encima a base de geppou hasta la isla más cercana, sin duda. Ese sofá era mucho más cómodo de lo normal así que estaba realmente agradecida de que Derek le hubiera dejado dormir ahí. Una chica cantando la despertó y se levantó del sofá quitándose la manta de encima y estirándose completamente para apaciguar su cuerpo cansado y entumecido. Después, su próximo objetivo era ir hacia la nevera para agarrar un cartón de leche mientras se rascaba el muslo. Se dirigió hacia la despensa y cogió un vaso para llenarlo de leche y bebérselo de un trago. Miró hacia los lados y vio que no había nadie, o más bien estaba Rebeka durmiendo... Como siempre. ¿Esa chica tenía problemas de somnolencia o algo así? Bueno, ese no era problema en aquel momento.

Mirando hacia todos los lados, pudo fijarse en que el chico estaría fuera, y todavía se preguntaba de la voz que había escuchado y le había despertado. Volvió a estirarse una vez más y, bostezando, salió hacia fuera para notar cómo el sol la cegaba levemente. Pestañeó rápidamente, molesta, y siguió andando hacia el moreno y... la castaña. ¿Quién era esa chica, y qué hacía ahí? Se llevó la mano a la barbilla y vio la forma en que lo agarraba. No, no puede ser enemiga, pensó. Si no no estaría encima de Derek de esa forma. Se acercó llevándose la mano a la cabeza y saludó con la otra.


La imagen:


Se fijó hacia las piernas y le dio igual de haberse dejado la falda dentro. Era muy molesto llevarla, y no le importaba mostrarse así ante las dos personas. Si iban a la playa, la verían en bikini, y eso era incluso menos. Se acercó aún más observando el pescado que tenía Derek al lado y llevó su mano hacia la castaña, sonriendo y fijándose en ella.

-Gracias Derek por dejarme el sofá. He dormido bastante bien. -Exclamó mientras miraba a la castaña- ¿Y tú? -Le preguntó.

Se agachó y agarró el pez, pegándole un puñetazo para comprobar si estaba vivo. No, ya se había ahogado, así que lo mejor en aquel momento era cocinarlo, sus tripas rugían.
avatar
Rayne Von Valliere

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 22/09/2013
Edad : 23
Localización : En el mar~~

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
14161/320000  (14161/320000)
Berries: 9.007.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Der el Lun 30 Mar 2015 - 2:47

Derek había conseguido ya dos peces, y estaba en busca del tercero cuando sintió un ruido a su espalda. Trató de girarase a toda velocidad, pero alguien lo agarró del cuello.

- ¡¿Pero qué...?! -gritó al ver a aquella chica. Le sonaba de algo, pero no lograba recordar por qué. ¿Quién demonios era y por qué lo agarraba así?-. ¡Oye, suéltame! -gritó, molesto.

En ese momento, Rayne salió del interior del yate, vestida con una ropa ceñida que no dejaba lugar a la imaginación. ¿No podía vestirse y estar un poco adecentada? La verdad, es que a Derek le daba bastante igual, e incluso aquella escena le alegraba la vista. Saludó al chico y le agradeció el poder dormir en el sofá. Derek rodó los ojos mientras se libraba del abrazo de la chica.

- ¡Vale! Ahora dime quien eres, chica. -dijo con un tono que intentaba ser serio, aunque sin llegar a amenazador-. De nada, Rayne... pero tal vez deberías vestirte un poco más... aunque tampoco es que me importe.

El chico agarró la caña y observó a la recién llegada y a la agente. Tal vez fuera impresión suya, pero tenía la sensación de que su barco se estaba llenando por momentos de mujeres jóvenes y guapas con cuerpos provocativos.
avatar
Der

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 11/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
80000/790000  (80000/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Elisabeth el Mar 31 Mar 2015 - 21:21

Lectro, que se había quedado dormido haciendo guardia a mi lado en el puesto del vigía, se había despertado y había bajado de un salto y al rugido de "Rawr". Aunque más que rugido fue un adorable ronroneo de gatito. El pequeño león amarillo se acercó corriendo hacia nosotros y mordió en la pierna a Derek, aunque tras unos segundos empezó a hacerlo como si se tratara de un hueso.

- Que no te acuerdes de mí, pequeño Derek, me duele en el alma -dije sarcástica mientras apoyaba con un fingido dolor la mano en el pecho y alejaba la mirada que, por casualidad, se encontró con una chica que no se trataba de su hermana.- Oh, encantada. -esbocé una sonrisa algo tonta mientras se me desviaba un poco la mirada por el cuerpo de la mujer.- Veo que no has perdido el tiempo, Derek.

Me volví y, esta vez sin mirarle tanto de cuello para abajo, me fijé mejor en la chica. ¿Qué hacía allí? Una amiga de la infancia dudo que lo fuera, Dressrosa es grande, pero no lo suficiente como para que no conociera a tal monumento y, más aún, que no hubiera pasado por mi cama. Bromeé sobre que era de Derek, pero podía ser una "amiga" de Rebeka. Dejé de pensar en el tema cuando Lectro se me acercó reclamando un abrazo a ronroneos; se habría cansado de morderle la pata. Me agaché, lo rodeé entre mis brazos y me volví a levantar.

- Bueno, lo dicho, un placer conocerte, soy Elisabeth. -dije elevando un poco la voz en el nombre, como en tono reprochante hacia Derek.
avatar
Elisabeth

Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 20/01/2013
Edad : 23
Localización : En todos lados (?)

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6480/540000  (6480/540000)
Berries: 10.001.560

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Rayne Von Valliere el Mar 7 Abr 2015 - 9:57

La castaña se llamaba Elisabeth, "nombre bonito" y parecía conocer a Der. Eso no era mutuo, tal vez el moreno no tendría muy buena memoria con las personas en general, ella ya conocía a bastante gente así de las misiones y demás. Suspiró tras decir su nombre, "Yo Rayne, encantada" y anduvo hacia dentro para agarrar su falda. Siempre se le olvidaba vestirse tras el letargo, y era algo que no parecía ser un problema para los demás. Las miradas sobraban, claro. Pero no podía evitarlas, su cuerpo era casi perfecto y eso era algo que le agradaba en cierta medida a ella. Aprovechó para colocarse bien la falda, cerrarse los botones del a camisa hasta la altura del esternón y peinarse un poco utilizando los propios dedos. Pasó la mano de forma lenta por la camisa, sobretodo en la parte de las arrugas y aprovechó para echarse algo de agua en la cara. Se pintó los labios con el tono rosa que siempre llevaba, casi imperceptible. Se hizo la raya del ojo y después de haberse maquillado de forma discreta pero coqueta, se volvió a dirigir hacia fuera.

Agarró los peces tras esbozar una sonrisa hacia los dos presentes y volvió a dirigirse hacia dentro con intención de cocinarlos. Colocó los pescados encima de la encimera y buscó por los cajones algún cuchillo para cortarlos, pero no encontraba nada por ningún lado. Llevó su mano a la cara decepcionada y volvió a agarrar los peces, saliendo hacia fuera y tirándolos al aire bien alto. Elevó la pierna arqueándola y lanzó varios rankyaku hacia estos, partiéndolos por la mitad con mucha facilidad. Una vez el rankyaku se desvaneció la morena aprovechó para agarrar los cuatro trozos y volver a entrar hacia dentro. Colocó otra vez la comida encima de la encimera pero se pudo dar cuenta de que no había nada para cocinarla, nada en condiciones, mejor dicho. Volvió a salir por última vez y se dirigió al costado de los dos, algo indignada. "¿Cómo cocino esto?" preguntó mientras se llevaba la mano a la barbilla, dubitativa. Si le ofrecía algo para cocinarlo lo haría con facilidad, el pescado era algo que le gustaba y le resultaba fácil conocerlo. Un poco de harina, algo de perejil y un buen fuego. Haría un pescado rebozado muy bueno. Y se lamerían los dedos, literalmente.
avatar
Rayne Von Valliere

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 22/09/2013
Edad : 23
Localización : En el mar~~

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
14161/320000  (14161/320000)
Berries: 9.007.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Der el Miér 8 Abr 2015 - 9:45

Derek observó a Elisabeth. Aquel nombre le sonaba demasiado. Le recordaba a una chica de su isla, que no dejaba de acosarlos, a él y a Rebeka y que él ignoraba, como a todas las demás. Y entonces entendió que era la misma chica. Y pensaba que Rayne era su novia, o a saber qué.

- Ella no es... -intentó decir-. La estamos llevando a la siguiente isla, maldita sea.

En ese momento, la agente salió del interior del barco, algo más tapada, y lanzó los peces rojos, seguidos de un par de ondas de energía al aire, partiéndolos en dos, para luego mirar al chico con cara de incomodidad. Parecía que no había nada para cocinar aquellos extraños peces. El chico maldijo en voz baja.

- ¿No queda nada en la despensa? -preguntó de mal humor, mientras entraba al barco. Rayo salió corriendo entre sus pies, y empezó a corretear por la cubierta-. ¡Rayo! ¿Qué haces? -preguntó, mientras trataba de agarrar al animal, que se escapaba a una velocidad imposible para un wombat normal. Malditas modificaciones genéticas. El animalito se metió entre las piernas de Elisabeth, y cuando Derek se lanzó a por él, la golpeó sin querer en las piernas, a la altura del muslo, con la cara. Era posible que la chica cayera sobre él.

Golpe de cara [AD]

Rayo se escabulló de nuevo, llegando hasta Rayne, y correteando piernas arriba, trepando a toda velocidad por la falda hasta colocarse en su pecho y posteriormente en su hombro.

- Estúpido animal... -murmuró Derek. En el fondo quería a Rayo, pero a veces lo sacaba de quicio.
avatar
Der

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 11/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
80000/790000  (80000/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Elisabeth el Miér 22 Abr 2015 - 21:21

"Bonito nombre el tuyo también" diría mientras pensaba más en su cuerpo que en el propio nombre mientras volvía a dentro. Derek parecía confuso ante lo que había dicho, e intentó defenderse. Sonreí ante el intento por dar una razón a que la chica estuviera allí; no es que lo hiciera mal, sino que la idea de que hubiera sido Rebe la que la había subido al barco cada vez era más clara y, claro, más graciosa.

Cuando por fin salió ya iba un tanto mejor vestida y le había comentado al chico que no había con qué cocinar los pescados.

- Oh, yo me quedo a comer si no os importa. -dije con una sonrisa mientras Derek se dirigía al interior del barco.

O lo intentó, ya que una pequeña rata peluda que ya conocía empezó a correr por la cubierta del barco, la cual fue rápidamente seguida tanto por su dueño como por la otra rata del barco; era un león, pero con su tamaño y cuando lo pelaba, parecía una rata, había que decirlo. Y todo pasó muy deprisa. En un instante de despiste Derek me había hecho un placaje a la altura de los muslos y me había hecho caer junto a él al suelo, más exactamente justo encima suya y de culo, haciendo un bonito noventa y seis en el suelo. Y para colmo, Lectro pasó justo por encima nuestro dándonos a ambos en la cabeza con las patas.

- Maldita bola de pelo amarillo. -maldije mientras veía la situación, casi sentada encima de Derek. La pobre chica pelinegra de pie, con una rata al hombro y un gato a los pies como queriendo subir a por la rata. Muy lógico todo, ciertamente.
avatar
Elisabeth

Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 20/01/2013
Edad : 23
Localización : En todos lados (?)

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6480/540000  (6480/540000)
Berries: 10.001.560

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Rayne Von Valliere el Mar 28 Abr 2015 - 9:19

La morena observó curiosa la tan cómica situación en la que se encontraban. "Huh, esto hasta parece en cierta parte otra cosa." murmuró con una sonrisa algo tímida, incluso para ella misma. Pero eso no era un gran problema, vamos. No era del todo su problema y no se involucraría en tonterías de viejos amigos, si es que se le podía llamar así a la relación que tenían aquellos dos... Suspiró y acogió a Rayo, la mascota de Der, entre sus brazos. Frotó su mejilla contra él y le acarició la parte del vientre. Era un animal tanto adorable como extraño. "En fin, mientras habláis, supongo que haré algo." justificó mientras comenzaba a hacer Geppou fuera del barco, alejándose hasta una pequeña isla que no se encontraba muy lejos de allá. Más bien, a cinco minutos. Por la zona aprovechó para coger especias exóticas, y aunque no tenía harina, podría cocer los pescados bien.

Volvió a pegar varios pasos en el aire de forma coordinada para dirigirse en el barco pero notó algo extraño. A pesar de lo poco que tenía entrenado el mantra, que era lo que le había enseñado su padre, sintió algo de mucho poder. Algo que desestabilizaba sus sentidos de forma ligera. Una gran sombra en el agua que comenzaba a sumergirse... Se quedó boquiabierta y puso combate en el aire mientras hacía el Geppou. Un rey marino salió del agua y tiró una gran ola hacia el pequeño barco que la morena cortó de forma horizontal con varios Rankyaku. Cayó en el barco y se giró, ajustándose bien los mitones de Kairoseki y tirando las especias hacia dentro del barco. A pesar de haber un rey marino en aquella zona no le preocupaba del todo; lo que le preocupaba era no poder hacer la comida. Miró hacia el lado indignada y volvió a saltar para intentar darle un puñetazo en la cara al gran enemigo. Si su ataque le daba usaría soru para volver al barco, claro. "Mejor que mováis el barco, ya me encargo yo de esto." gritó hacia los compañeros del barco.
avatar
Rayne Von Valliere

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 22/09/2013
Edad : 23
Localización : En el mar~~

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
14161/320000  (14161/320000)
Berries: 9.007.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Der el Mar 28 Abr 2015 - 11:22

Derek apoyó las manos en la cubierta del barco, tratando de levantarse haciendo palanca, pero el cuerpo de Elisabeth sobre él le impedía levantarse.

- ¿Podrías levantarte? -dijo el chico con cierta molestia. Rayo iba a llevarse una buena reprimenda por haber provocado esa situación. Rayne acababa de irse, a saber a dónde. Der suspiró y se elevó en el aire mediante sus propulsores, apoyándose en la verga del barco y mirando la isla cercana. Pudo distinguir el cuerpo de Rayne dando saltos por el aire hacia allí. Rayo se subió al palo mayor, saltando sobre las piernas del chico.

- Ah, Rayo... ¿por qué no haces caso cuando te lo pido? -murmuró, más para él que para el hiperactivo animal. Su wombat lo miró, con sus ojillos negros, casi como lo entendiese. Derek lo miró con una sonrisa-. Bueno, no te preocupes. Un suave viento removió el pelo que sobresalía bajo la gorra del chico.

En ese momento, el barco empezó a zarandearse con fuerza, y Derek sintió una fuerte presencia cerca de él, aunque no sabía donde. Fuera lo que fuera, tenía hambre. Una fina llovizna cayó sobre él, al tiempo que una sombra se cernía sobre el barco. Un enorme monstruo con aspecto de serpiente azulada, con una gigantesca boca abierta de par en par. Parecía una especie de mezcla entre dragón y serpiente. Además, un par de largos bigotes que le daban un aspecto similar a los peces gato remataban la cabeza del animal.

Aspecto del Rey Marino:

Rayne aterrizó en cubierta, dejando un montón de hierbas en el suelo, diciendo que ella se encargaba de la situación. Derek dejó a un lado a Rayo y echó a volar hacia el animal a toda velocidad, potenciando la potencia de sus propulsores para aumentar la velocidad. Al mismo tiempo, potenció la dureza de su brazo cyborg, y activó su Estallido de Fuego Rojo.

- ¡RED PUNCH! -gritó, mientras trataba de golpear la cabeza del mismo lado que Rayne, aunque a mayor velocidad. Vio cómo la agente lograba impactar en el animal, que no debía esperarse resistencia por parte de sus presas, y cerró el ojo, dolorido por el golpe.

La idea de Derek era lanzarse contra el monstruo, golpearle y retirarse a la misma velocidad hacia el barco para moverlo y alejarlo del monstruo marino. Pese a la tensión, sus ojos brillaban con un tono rojo. Aquel día se había vuelto interesante de pronto.
avatar
Der

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 11/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
80000/790000  (80000/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Elisabeth el Jue 7 Mayo 2015 - 13:34

Parecía ser que Derek se había molestado un poco por haberme caído encima de él. No lo había hecho queriendo, pero me había hecho mucha gracia y tampoco me iba a arrepentir por ello. Me levanté intentando fastidiar lo máximo posible al chaval y tras hacerlo cogí a Lectro entre mis brazos para que no molestara más Rayne. La cual, por cierto, se fue a base de saltitos a una pequeña isla.

-Bueno Lectro, ¿qué te parece si tomamos un poco el sol? Hace un día maravilloso. Aunque bueno, después de aquella tormenta, todo es maravilloso.- dije con una sonrisa mientras el leoncito ronroneaba de alegría.

Entré dentro y me cambié tras cogerle algo de ropa a Rebeka, que estaba totalmente roque. Me quedé con un precioso bikini de color blanco y unas gafas de sol. Cuando salí con la toalla en mano parecía que aquellos dos se lo estaban pasando bien, y aunque parecía haber un poco de ruido no creía que me fuera a molestar demasiado. Puse la toalla en la cubierta, cerca del palo mayor y en una posición donde no me tapara el sol y me tumbé; a mi lado se acurrucó Lectro. Miré de nuevo hacia Derek y Rayne y vi al primero dándole un puñetazo a lo que parecía ser un rey marino.

-Buen golpe, guapo.- solté con una sonrisa incluso más grande y disfrutando como nunca del calor de aquel día. Hacía tiempo que no disfrutaba de un día de verano. ¿Que el rey marino podía ser peligroso? Bah, pamplinas.
avatar
Elisabeth

Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 20/01/2013
Edad : 23
Localización : En todos lados (?)

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6480/540000  (6480/540000)
Berries: 10.001.560

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Der el Mar 26 Mayo 2015 - 12:48

El monstruoso animal marino recibió el golpe del chico de ojos rojos. No parecía muy dolorido, aunque sí algo molesto por aquel golpe. El animal se giró hacia el chico, que ya se estaba retirando a toda prisa, y de un fuerte coletazo mandó a volar a la agente del CP, que cayó sobre la cubierta del barco. El joven empezó a volar alrededor de la cabeza del rey marino, mientras el enorme monstruo lo seguía con la mirada.

Mientras tanto, en el barco, Rayo empezó a corretear por cubierta, aterrado ante el enorme ser azulado que había emergido del mar. El wombat empezó a correr en círculos como si estuviera borracho, hasta que se golpeó con la puerta de entrada a los camarotes y se quedó en el sitio, atontado.

Der aceleró hasta llegar a su límite de velocidad, y se lanzó hacia el barco, donde agarró el timón y se dispuso a salir de allí a toda velocidad. Tras fijar un rumbo alejándose del lugar, el chico de ojos rojos salió de nuevo al exterior. El rey marino parecía haber desaparecido.

- ¡Hey, tú! ¡Elisabeth! ¿Dónde se ha metido ese bicho? -preguntó a la chica que se había puesto a tomar el sol en cubierta, ignorando el combate.
avatar
Der

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 11/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
80000/790000  (80000/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un placido día de pesca (Privado: Derek, Elisabeth, Rayne)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.