Últimos temas
» Jack vs D. C. 3
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyHoy a las 0:45 por Jack Suzume

» Annie vs. Nº 5
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 23:49 por StaffOPD

» Lance vs. Tanya Cross
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 23:33 por StaffOPD

» Edward vs. Lucio Deer
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 23:26 por StaffOPD

» Maki vs. Nº3
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 23:13 por StaffOPD

» Ha pasado un tiempo ya
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 22:45 por Rainbow662

» Kai is back, ladies and gentledogs [En proceso]
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 20:37 por Lion L. Kai

» Al vs D.C. 2
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 18:56 por Arthur Silverwing

» Demostradme lo que valéis [Priv. Justice Riders][Zuko-Kayn-Kenzo-Heaten]
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 17:25 por Zuko

» Ellanora vs. El doctor
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 16:43 por Ellanora Volkihar

» Zay y Galhard vs The Creepy
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyAyer a las 12:16 por Galhard

» Brynn y Scarlett vs. El druida de las esporas
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] EmptyDom 19 Mayo 2019 - 23:28 por StaffOPD


La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Steve el Lun 30 Mar 2015 - 19:08

Este reto consiste en vencer al gobernante de la isla. Por ser una conquista los datos que tendrán de dicho dueño serán muy limitados y ustedes deberán no solo llegar hasta él si no que también averiguar su modo de combate y sus habilidades mientras luchan.

Isla: Villa Shimotsuki.

Dueño: ¿?

Reglas:
-Las heridas ocurridas durante el reto se verán reflejadas en el usuario, pero la muerte es voluntaria.
-En caso de ser derrotado el usuario no podrá optar a conquistar esta isla hasta pasados 3 meses.
-El destino del dueño de la isla queda a elección del usuario.
-No hay saltos de turno.
-Se deberá cumplir con el modo de conquista solicitado.

Que la suerte os acompañe.
Steve

Mensajes : 2340
Fecha de inscripción : 30/01/2012

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm1/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm0/1000000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 40.000

Ver perfil de usuario

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Leonel Racovich el Lun 30 Mar 2015 - 22:56

Era muy temprano por la mañana cuando "El Cazador" arrojó el ancla cerca de la costa de Shimotsuki, no se veía ni un solo ápice de civilización a la distancia, y así debía ser, poco y nada sabíamos lo que nos esperaba en algún rincón de esta pequeña isla, pero fuera lo que fuera, la victoria era la única opción plausible para mí y mis subordinados, por estas razones cualquier medida de precaución era totalmente justificada por extrema que pareciera, llegar por la puerta del frente y desembarcar en el puerto era exponerse demasiado, incluso aquí desembarcando en medio de la nada y alejado de cualquier villa, me sentía inseguro de solo imaginar que algún individuo estuviera en medio del bosque vigilando entre las sombras. Pero bueno, no es algo que pudiera evitar así que me resigné a avanzar y reaccionar de la manera más sigilosa y precavida posible.
Respirando profundamente para disfrutar de la brisa marina sentía en mi espalda el revitalizante frío matutino que caracteriza al ambiente costero, sonriente y confiado en la calidad de mi División y sus integrantes caminé por la cubierta preparándome mentalmente para la misión de hoy, y mientras me paseaba recogí mi capa que había dejado colgando de un pequeño clavo junto al timón, la sacudí un poco para luego ondearla rápidamente por mi costado y finalmente acomodarla sobre mis hombros, inmediatamente después de ello llamé a mis fieles hombres que se hallaban ocupados anclando el barco y recogiendo las velas. Ya era momento de prepararlos para la conquista.

Bueno caballeros… Saben bien lo que hoy venimos a hacer aquí, quiero una misión limpia, rápida y efectiva. No sé más de lo que ustedes saben sobre el enemigo, y reunir información aunque parezca la jugada más lógica es demasiado improductivo para mis expectativas de ustedes, así que nos moveremos mucho más rápido que eso, avanzaremos juntos, esta vez trabajaremos como unidad pues estamos apostando a ciegas, y no quiero exponer a nadie, además necesito a ambos, pasemos al plan…

Rápidamente Pasé a explicar el plan, el cual en sí era bastante sencillo, llegaríamos por la periferia sin llamar la atención hasta fundirnos en el poblado más concurrido de la isla, tendríamos que apelar a nuestra astucia para buscar sin demora alguna pista en el paisaje que nos ayudara a reconocer algún tipo de autoridad entre la multitud, ya sea guardia un guardia, un noble o algún tipo de transeúnte que pudiera tener privilegios para acercarse libremente al mandamás de la isla. Acto seguido y dependiendo de lo que encontremos en nuestra búsqueda aprovecharíamos las habilidades de camuflaje e imitación de las cuales gozábamos yo y mi fiel mano derecha Flea para así disfrazarnos de alguna entidad de la que hallamos reconocido, ya con esto infiltrarnos en territorio enemigo será fácil y una vez que tuviéramos todas las cartas sobre la mesa sería más fácil armar la jugada…

Cabe destacar que este plan está sujeto a cambios, pues como ya dije no sabemos lo que encontraremos. Agregué para evitar un exceso de confianza en este modus operandi. -Así que tomen- dije mientras repartía un den den mushi para cada uno, -Puede que sea necesario separarnos en algún momento. Bueno, quítense u oculten cualquier prenda o artilugio que llame la atención en demasía y luego siganme, comienza la conquista- Agregué antes de saltar por la borda... Rápidamente haciendo uso de mis veloces manos  desplegué uno de mis naipes gigantes y lo acomodé bajo mis pies [Sky Surfing] haciendo uso de esta útil técnica llegaría hasta la orilla suavemente, simplemente el naipe absorbería una gran cantidad de aire y la expulsaría dosificadamente para que sirviera como una propulsión que le diera estabilidad al naipe y por supuesto a mi mientras montaba al mismo, momentos después aterrizaría suavemente sobre la arena.

De solo poner los pies en la isla mi mente hizo un pequeño Flash Foward del futuro que tenía pensado para esta isla, era simplemente hermoso, ¡La alegría!, ¡Las Luces!... pero al salir del trance solo estaba yo con una sonrisa boba en la cara y símbolos de berrie en los Ojos, y por supuesto rodeado de pequeños destellos a mi alrededor que destacaran la belleza de mi Shimotsuki soñada(algo así). Pero eso se quedaría como un simple sueño si no me centraba en la victoria, así que sacudí mi cabeza con fuerza y luego me limpié la garganta forzando una mueca seria en el rostro los ojos cerrados y la mano derecha sujetando mi mentón, disimulando con esto repentina falta de compostura de hace un momento, con ese mismo rostro me dediqué a esperar a mis compañeros para adentrarnos en el bosque.

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Tumblr_mnoua7wluX1rn2qoco1_500
Leonel Racovich

Mensajes : 1952
Fecha de inscripción : 29/04/2013
Edad : 26
Localización : chile

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm78/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm105860/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (105860/790000)
Berries: 114.603.691

Ver perfil de usuario http://img-cache.cdn.gaiaonline.com/1b8f9269fde8c4974fbbadc7f7be

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Fausto D Himura el Miér 1 Abr 2015 - 5:37

Fausto se encontraba totalmente relajado en uno de los costados del bote mientras comienza a escuchar el ajetreo que implicaba la llegada a una isla, se debe destacar que este personaje no es el más colaborador para cuando estos trabajos se refiere, el solo quedo ahí echado mientras observaba cada movimiento de su capitán el cual era obvio que algo le inquietaba de manera persistente, quizás sería la falta de información o tal vez el ambiente, en fin, no era algo a lo que se le debiera prestar demasiada atención, después de todo era la primera misión que compartirían como nakamas, así que pensó. Para ambas parte resultara totalmente desconocido el comportamiento del otro. Esto se debía a lo ya antes mencionado, nunca habían convivido, lo cierto es que el momento de la aventura había llegado.

Fausto con una sonrisa la cual lo caracteriza se levanta sacudiendo su atuendo y tomando su postura usual, lo desconocido lo llamaba y este sin titubeos atendería, el sol que en lo alto resplandecía reflejándose en su plateada cabellera, la brisa acariciando como amante su cara y el canto de las gaviotas hacia que este pensara de manera positiva, sabía que era un lugar más  donde buscar conocimiento, nadie podía dar por descartada la idea de que aquí podría hallar aquella respuesta a la muerte, aunque para el todo lo que fuese estudio lo mantendría bien atento. Las promesas de libertad, las ansias de conocimiento y el inquebrantable deseo de ayudar lo impulsaban a caminar hacia la cubierta y echarle un vistazo a la orilla la cual sublime permanecía en total paz y armonía, lo peculiar era que solo tenía un poco de arena y lo demás se caracterizaba por ser una zona boscosa, la cual desde la oscuridad daba la sensación de lo desconocido y la inquietud de preguntarse ¿Qué depara el destino para mí en este lugar?

Cuando un llamado hace romperá la concentración de Fausto, se trataba de su capitán el cual daría los pasos a seguir, sin dudar este camino hacia las adyacencias preguntándose ¿Sera que podre cumplir esto al pie de la letra? Era una pregunta válida para alguien que carecía de una personalidad estable pero que ganaría con preocuparse de manera precoz de lo que aun no está escrito. Fausto escucho con atención cada coma dicha, pero un bostezo dio a entender un poco su descontento con lo previsto ¿Cómo alguien que aspira a la grandeza no está dispuesto al riesgo y al placer de la adrenalina que eso implica? Aunque pensaba en esto no objeto puesto era aquel el capitán y razones debía tener, pero temía que el miedo y la inseguridad se apoderara de las decisiones del líder, pero recordemos que la prudencia no es uno de sus rasgo Fausto estaba dispuesto a ser directo con el líder.

Siguiendo al peli azul Fausto abre una de sus puertas justo debajo de sus pies para así salir en la orillas al lado de él, entrelazando sus dedos y mostrando aquella mueca que algunos tachan de sonrisa. Le dice:

-Que el miedo no sea el que comande. Por cierto algo me inquieta ¿Cómo explicas que desconocidos entren a un pueblo juntos? Puede que resulte algo sospechoso para los fisgones que nunca sobran en las dictaduras, recuerda, los que mantienen un régimen tienen ojos en todos lados, no pueden darse el lujo de dejar crecer las rebeliones.
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Undertaker-undertaker-from-kuroshitsuji-19192726-1024-768
Fausto D Himura

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm13/100La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (13/100)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm3125/320000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (3125/320000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Flea el Miér 1 Abr 2015 - 6:48

La Villa Shimotsuki. Ya había estado allí. Habían pasado varios años desde que conocí al Gyojin Cánabar en un bar, con su enorme espada. ¿Qué estaría haciendo él en este momento? Cuando yo lo conocí sin duda era alguien fuerte, me imagino cómo estaría ahora. Aquella vez también había entrado a un pequeño dojo, para aprender las artes de un Sensei. No olvidemos que esta isla se trataba de una repleta de espadachines, y no precisamente de los débiles. No teníamos plan alguno, si no que improvisaríamos dependiendo la situación, o al menos eso tenía planeado yo, pues no estaba como para pensar algo en esos momentos. A decir verdad, estaba durmiendo en la limpia y suave madera de nuestro barco El Cazador.

¿Qué peripecias nos esperarían en la Villa Shimotsuki? Por suerte para mí eran todos espadachines, por lo que podría luchar con cualquiera que se me ponga en el camino. Estaba fuerte ahora mismo. Poseía los dos tipos más conocidos de Haki, y había mejorado el poder de mi Akuma no Mi considerablemente. Ahora, podría transformarme en las formas que obtendría si me tomaba una Rumble Ball, sin necesidad de consumirla. Eso era un gran punto a favor, pues podía correr muy rápido, disparar veneno o fuego si tenía ganas, sin necesidad de esos remedios.

¿En qué estaba pensando? Ah, en nada, si estaba durmiendo. Soñaba que me encontraba con Karl en la misma isla a la que estábamos por llegar, y me daba la paliza de mi vida, pero claro... Lamentablemente era sólo un sueño. El Ex-Almirante se había volatilizado hacía no mucho tiempo, y se había cargado al Gorosei, dejando en la mierda al Gobierno. Salí a cubierta, peinándome un tanto para no parecer un perezoso en frente de nuestro nuevo aliado. Fausto era su nombre, y tenía un buen futuro como revolucionario, o al menos así lo veía yo. Me di cuenta de que estábamos por desembarcar, así que le hice lo miré señalando delante para anclar el barco. Mi voz de recién levantado era la peor, por lo que no quería que Fausto me escuchara así, pensará que soy un despreocupado. Luego de anclar, recogimos las velas, hasta que Leonel nos llamó.

No presté atención alguna a lo que dijo, pues yo iría por las mías, siempre y cuando intentando hacer lo que el jefe diga sobre la marcha. Luego de esas palabras de aliento, y sobre lo que esperaba de Fausto y de mí en esta misión, procedí a escuchar su plan, pues eso quizás me ayudaba a hacer un buen papel. Era trabajo fácil para alguien como yo. Consistía simplemente en encontrar pistas que nos dijeran algo sobre el jefe de la isla, alguien de quien no sabíamos nada. "Reconocer a algún Guardia o Noble" decidí destacar. Esa sería mi objetivo principal. Luego tenía pensado hacer algo como robarle sus trajes o esas cosas, pues haciendo eso algún día llegaría hasta el dueño.

Debía ser muchísimo más precavido que mis compañeros, puesto que mi cabeza era mundialmente famosa gracias a los quinientos veinticinco millones que ofrecían por mi cabeza. Para eso opté por usar una especie de traje, que ocultara mis rasgos más visibles. Entré a la habitación de Leonel, luego de que este me diera un Den Den Mushi y bajara de El Cazador. Sabía que él tenía un Kit de Maquillaje. Usé una base para ocultar la cicatriz de mi cachete izquierdo, y me quité la banda roja que me cubría la frente. Me la até en el brazo. Luego, me lamí la palma de la mano izquierda y me aplasté el cabello completamente, para luego peinarme hacia un costado. Dejaría a Rhino, mi espada con el poder de transformarse en rinoceronte en el barco, y me quedaría con Urumi. La armadura que Tony-San me había proporcionado también la deje, y me coloqué una remera verde, para que se haga notar pero al mismo tiempo que la gente piense que soy alguien normal que se viste de manera rara. Usé un pañuelo blanco para cubrirme el pelo, que se resistía a aplanarse, y unos lentes de sol que yo mismo tenía para que el sol no me pegase tanto. Todo esto daría a la siguiente forma:

Imagen:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 1276662219699_f

Salí a cubierta y escuché las sabias palabras de Fausto. "Que el miedo no sea el que comande". ¿Este tipo es poeta o algo? Una frase sinceramente perfecta. Luego me quedé con una pregunta que hizo. "¿Cómo explicas que desconocidos entren a un pueblo juntos?" preguntó. Leonel ya había bajado mediante una de sus cartas, mientras que yo seguía cerca del nuevo miembro. Empecé a carcajear de una manera incesante. Pobre hombre, no sabía lo que teníamos entre manos. Tanta risa me dio ganas de mear, por lo que antes de salir a cubierta me coloqué lejos del novato y saqué el órgano sexual masculino para echar aguas, al vasto mar.

- En primer lugar, ¿quién dijo que seremos desconocidos? - le consulté con aire de aspereza y superioridad. - En segundo lugar, ¿alguien dijo que entraríamos juntos? - comenté. Todavía una pequeña risita se escapaba de mi boca. - Tu no te preocupes por esas cosas- lo tranquilicé, al tiempo que dejaba caer las últimas gotas de pis y me subía el pantalón. - Sólo sigue las órdenes del Jefe, y todo andará bien. No temas, no dudes, porque así no servirás de nada. - caminé hacia él y le palmeé el hombro con la mano que no me había sostenido el miembro viril, la derecha. - Debes sentirte seguro, decidido, y cuando te encuentres solo, tomar tus propias decisiones. Solamente así triunfarás. - luego de ese heroico pero pequeño discurso, desplegué mis alas. - Supongo que no necesitarás ayuda para bajar.

Me coloqué al lado de Leonel, viendo de fondo una conocida isla por mí. El clima, no sabría decir si era agradable o ventoso. Lo único que sabía era que había altas probabilidades de fuertes rivales. Suspiré lentamente y parpadeé mientras me daba vuelta, para observar los movimientos de Fausto. Sabía muy bien que el chico tenía algo escondido, tanto para nosotros como para nuestros rivales. ¿Qué poderes tendría? Me gustaría que me sorprendiera. Leonel, en cambio, digamos que ya conocía todo de él, y estaba acostumbrado a sus naipes. Opté por dejar de pensar en mis aliados, y preocuparme más por mis enemigos. Activé el Haki de Observación por si se encontraba algún enemigo, o alguien de temer. Siempre habría que ser precavidos e inteligentes. No habría que despistarse ni arriesgarnos a nada, pues la muerte estaría a la vuelta de la esquina. Mi idea era ir paso a paso, así, lentos, pero seguros, cumpliríamos nuestro objetivo.


Última edición por Flea el Jue 2 Abr 2015 - 0:44, editado 1 vez (Razón : rinoceronte, no elefante xD)
Flea

Mensajes : 937
Fecha de inscripción : 09/02/2014
Edad : 19
Localización : Planeta Vegeta

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm67/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm94812/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (94812/790000)
Berries: 12.985.380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Steve el Miér 1 Abr 2015 - 22:46

Llegáis a la isla sin ningún percance, todo parece que va bien y perfectamente según el plan de Leonel, ahora os tocaría infiltraros ¿no? Delante de la playa, se puede ver a lo lejos como un pequeño pueblo reina sobre una colina, la cual forma un acantilado por uno de sus lados, seguramente no es la zona turística por excelencia pero parece un buen punto para empezar a recabar información. Os separa de este, una distancia de varios kilómetros quizá. A vuestra derecha, un denso bosque, formando una pequeña jungla, se extiende en gran cantidad, puede que os sirva si queréis una operación a gran escala, el tener una base de operaciones escondida, y ese parece el lugar perfecto, denso, oscuro incluso a la luz del sol y peligroso. Y a vuestra espalda, el mar, algo poco interesante, si no fuera porque desde lejos se empieza a ver un barco que ondea la bandera marine. Parece acercarse peligrosamente al vuestro, el cual no habéis escondido antes de salir. El galeón marine, surca el mar rápidamente, con lo que parece ser intenciones poco convencionales, puede que alguno deba encargarse de ello, o también podéis ignorar esto y dejar que pase lo que tenga que pasar, total, es solo un barco ¿no?

Cosas:
Os aconsejo mirar todos los lugares citados en mi post, aún así podéis ignorar alguno o intentar ir a otro sitio.
Steve

Mensajes : 2340
Fecha de inscripción : 30/01/2012

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm1/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm0/1000000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 40.000

Ver perfil de usuario

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Leonel Racovich el Jue 2 Abr 2015 - 3:05

Al Tocar tierra junto a mi banda me quedé pensando en el plan, tanto por las palabras de Fausto como por las de Flea, cual sería la mejor manera de acercarse,como deberíamos distribuirnos, era tan complicado maniobrar en un sitio del cual no tenía el más mínimo vestigio de información útil, acto seguido, mirando a mi alrededor para reanalizar nuestras opciones me percaté de que a lo lejos sobre el mar se podía divisar un buque de la marina aproximándose por el horizonte, destrozando mi plan por completo, y poniendo en riesgo la misión, esos marines habían llegado a complicar todo -¡Tsk! Malditos Soldaditos de plomo ¡Cómo molestan!- comenté enfurecido mientras en el interior de mi compleja mente movía engranes para reajustar mi jugada a la nueva carta que se había puesto en la mesa, Pero no me desanimé en lo absoluto, Tenía mucha confianza en la victoria de la Revolución, en mi interior sentía la fuerza para superar cualquier obstáculo, lista para salir a la luz y pisotear a quien se interponga en nuestro ideal.

¡Esto lo Cambia todo! aseveré con una leve decepción, -¡Nueva distribución!, Flea, tu continuarás con el plan inicial, ve a la ciudad y nos mantendremos en contacto. Fausto, tu te adentrarás en el bosque y buscarás un lugar seguro donde podamos reunirnos sin peligro en caso de que algo salga mal, si vez a alguien sospechoso no dudes en silenciarlo, no hay cabida para riesgos. Yo ocultaré el navío y los alcanzaré enseguida- Explicaba con seriedad a mis subordinados, intentando plantar una semilla de convicción en sus mentes que les sirvíaea para cumplir su cometido y a su vez les invitara a confiar en mi juicio

Asignadas las tareas confié en las capacidades de mis hombres para llevar con éxito la misión y me dispuse a mover el barco a un sitio iriaso donde pasara desapersivido, con sinceridad, detestaba el modus operandi que habíamos adoptado, no era mi manera habitual de trabajar, es más, mis manos ardían por desenfundar un arma de fuego cargada con alto calibre y volar el insípido buque enemigo en mil pedazos, pero el escándalo que esto llevaría como consecuencia sería monumental, por tanto el factor sorpresa se iría por el drenaje, sin mencionar el riesgo de atraer refuerzos uniformados que dificultaran a un más nuestros movimientos, por esta vez debía suprimir mis instintos asertivos y jugar mis fichas poco a poco, luego sería el momento de cosechar la adrenalina que estaba sembrando en lo profundo de mi ser.
Con el plan reformulado solo quedaba creer en mi gente para realizar las tareas que les otorgué, y aun que aun era poco lo que sabía de nuestro nuevo elemento llamado Fausto, a esto sumado el hecho de que parecía un hombre poco ortodoxo en mi interior podía percibir en él, las ansias de salir victorioso y con la bandera en alto de esta isla, y al fin y al cabo, básicamente eso era lo que más necesitaba de él en este momento. Me despedí con un leve gesto de los demás y usando un naipe de corazones realicé mi siempre útil movimiento [Teleport] para absorber mi propio cuerpo mientras lanzaba el naipe hacia la cubierta de nuestra embarcación y luego reincorporarme en la superficie de la misma, una vez que alcancé dicho sitio, ya a bordo del "Cazador" rápidamente avancé hacía el timón tomando así el control del barco y activando el sistema de propulsores laterales del barco haciendo ventaja de las velas recogidas, gracias a esta maniobra comencé a navegar a gran velocidad hacía el norte de la isla donde una irregular formación rocosa serviría de maravilla para ocultar el barco de la vista de los uniformados. ya en camino, una vez que estabilicé el curso aproveché el tiempo extra que me daban los propulsores para desenfundar una de mis armas de precisión. La cual cargué con una poker bullet de trébol para así realizar inmediatamente un tiro sencillo en dirección a las velas principales del barco de los marines, con el fin de absorberlas en el interior de la bala anulando por completo su principal fuente de propulsión, de esa forma no podrían utilizar el viento a su favor y si no quedaban varados unas horas en le mismo sitio al menos los demoraría bastante.

Al acabar de ocultar el barco, volvería a tocar tierra y raudamente me alejaría del sitio para no exponer su escondite actual, más tarde, luego de encontrar un sitio discreto sería momento de acabar con los marines de una manera efectiva y astuta, al desenfundar mi Rifle francotirador "Spectral Killer" el cual he de cargar únicamente con mis nuevas municiones "Vapire´s Souls" y por supuesto acomodando bien su silenciador para no ser descubierto desplegué sus patas integradas y ajusté la mira para enfocar a la embarcación oponente. Una vez acomodada el arma de largo alcance Arremetería contra los marines que viajaban a bordo del buque, de la manera más sutil y silenciosa posible.

[Spectral Drainers Foxes][AM]

Ejecutaría una ráfaga semiautomática de disparos con mi perfectamente calibrado rifle, para con cada tiro emanar un zorro translucido, casi invisible para el ojo humano, y tan diminuto como la cabeza de un alfiler, estos viajarían a una exorbitante velocidad, cursando tramos irregulares en su trayectoria y dispuestos a penetrar la piel de cada uno de mis objetivos de blanco traje, pero sin sin perturbar sus quehaceres más de lo que un mosquito los molestaría al picarlos los impacto no harían ningún daño superficial a su enemigo, cuando mucho sentirían un leve pinchazo.

Sin saberlo mis balas drenarían su energía espiritual y la almacenarían en un pequeño artilugio que siempre cargo con migo, silenciosa y lentamente al cabo de un rato irían cayendo al piso, completamente noqueados a menos que se ubicara y retirara cuanto antes los casi imperceptibles aguijones balísticos que en condiciones comunes estarían ocultos a nivel intracutáneo en su organismo.

Acabado mi ataque guardaría mis cosas y luego de adentrarme en el bosque aledaño encendería un cigarrillo y caminaría en dirección a la villa, luego de dar la primera aspirada al cilindro de nicotina balbucearía suavemente a sabiendas de que nadie oiría mis palabras -no hagas enojar al tirador, si no estas dispuesto a recibir la bala- aplicando un leve tono burlón a la frase, finalmente intentaría comunicarme con los demás para hacer un recuento de avances, sacando mi dendenmushi y haría conexión con fausto en primera instancia para no arriesgarme a poner en evidencia a Flea con mi llamada, mientras esperaba que contestara dejaría salir el concentrado humeante de CO2 que guardaba en mis pulmones.

BIRIBIRIBIRIBIRI..... BIRIBIRIBIRIBIRI:

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] N9hcPdN
Leonel Racovich

Mensajes : 1952
Fecha de inscripción : 29/04/2013
Edad : 26
Localización : chile

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm78/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm105860/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (105860/790000)
Berries: 114.603.691

Ver perfil de usuario http://img-cache.cdn.gaiaonline.com/1b8f9269fde8c4974fbbadc7f7be

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Fausto D Himura el Vie 3 Abr 2015 - 17:48

Fausto aun manteniendo su pose empieza a escuchar aquellas palabras poco elaboradas por aquel sujeto con disfraz mientras que en su mente redundaba una pregunta ¿Habré sido el único en escuchar las palabras del capitán? No podía entender aquel aire tan egocéntrico que rodeaba las cercanías del segundo al mando, diciendo palabras al azar de las cuales ya se habían hablado, preguntando ¿quién dijo que seremos desconocidos? cuando por obvias razones pasaremos como forasteros que jamás hayan pisado la isla, no imagino que alguien que represente una amenaza se vaya a abalanzar por ahí sin siquiera precauciones, pero esa sola fue la primera de las palabras desconcertantes porque siguió lanzando palabras como metrallas sin mira.

¿Alguien dijo que entraríamos juntos? Esta fue la otra de las cosas que siguió poniendo en duda la mente de nuestro maniaco amigo, el cual seguía preguntándose ¿Habré sido el único que atento escucho las palabras de nuestro capitán? Esto lo decía porque claramente se hizo referencia a la unión de la tripulación en la mayor parte de la misión y principalmente en la entrada, pero quizás no habría escuchado con atención todo el plan, no era tampoco del interés de Fausto el cual sonriente se mantenía al margen de no responde a nada para no crear asperezas en el grupo, más bien se disponía a seguir su camino adelante.

Con tan solo dar un pequeño paso a lo lejos se vio venir un problema bastante complicado y difícil de solucionar o por lo menos eso pensaba Fausto, el cual se preparaba para el peor de los escenarios posible y tomaba su postura de pelea, pero en el momento que este sacaba su arma el capitán mostrando su poderío y responsabilidad por el éxito dijo unas palabras que hicieron sonreír la cara de Fausto, al fin se comenzaban a dar órdenes sensatas para el éxito de esta que prometía ser una magistral invasión aunque hablando de sensatez Fausto  solo es un ignorante de ella.

Confiando en el poder de su ahora líder Fausto toma rumbo hacia las cercanías de un bosque el cual misterioso se mantenía inerte a la espera de nuestro protagonista el cual riendo entro como maniaco, desapareciendo a los ojos de todos mientras se colaba en la oscuridad que acobijaba en fúnebre lugar.  Lo primero en observar mientras se encontraba adentro era que la fachada que buscaba dar desde afuera no se parecía en nada a lo que adentro se percibía, aquel terrorífico aroma había desaparecido al solo Fausto dar un paso adentro, todo era totalmente colorido lleno de arboles pero extrañamente ni un solo pájaro cantaba, ni un solo gusano se veía arrastrarse por la superficie de los arboles así creándole otra incógnita a nuestro temerario amigo ¿Por qué tanta soledad? Era una pregunta totalmente valida ante los ojos de cualquiera, sin animal alguno a la vista tan solo arboles ¿sería que alguien cuidaba de esta zona?

Sabiendo que sus preguntas se responderían con el pasar del tiempo Fausto sigue caminando observando todo lo que allí se encontraba, no perdía ni siquiera una rama de su vista pues sus ordenes son absolutas y algo menos que la perfección era más que inaceptable. Luego de unos minutos caminado al fin se divisaba un lugar totalmente perfecto para los planes que pensaba el capitán, justo a las cercanías de un arroyo se escondía entre árboles y arbustos un pequeño claro, cuanta majestuosidad se percibía en un pequeño trozo de naturaleza, los sentidos de Fausto se transformaban como si de un niño tratara, corría, bailaba y cantaba, el sitio le había hecho feliz así que cumpliendo con lo requerido se disponía a llamar al chico de cabellera azul, cuando saco el comunicado este empezó a sonar. Vaya, cuanta casualidad. Pensaba mientras contestaba el llamado.

-Moshi moshi
Fausto D Himura

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm13/100La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (13/100)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm3125/320000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (3125/320000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Flea el Sáb 4 Abr 2015 - 0:58

Gracias a mi Kenbunshoku Haki pude darme cuenta de un buque Marine que se acercaba a las costas en las que nosotros estábamos, en donde El Cazador estaba anclado. La justicia, entre muchas comillas, llegaba para deternernos, pero los Dealer Foxes somos huesos duros de roer, no nos atraparían fácilmente. Leonel se fue hacia el barco para esconderlo. Iba a ayudarlo pero sería un peligro para mí, pues podrían reconocer mi disfraz si había gente más fuerte que mi en aquel acorazado. Me dirigí hacia Fausto, rápidamente, lo cogí de los hombros, y le dije, arrastrando las palabras, por las dudas de que haya alguien que me las pudiera leer.

- Ve allí al bosque. No te verán, mucho menos sabrán quién eres. Recuerda lo que te dije antes: toma tus propias decisiones. Estamos en contacto. Soy Michael, por cierto. - finalicé, dando a entender que ese era el nombre de mi disfraz. Me fui corriendo de allí, calle adentro, en busca de alguna señal. El camino era de algo raro, no podría saber de qué material. Fue ahí cuando decidí combinar mis dos técnicas, Dash Point y Strange 'n Speed. Así podría ir bastante rápido, a unos veinte metros sobre segundo, quizás más. ¿Qué me esperaría más adelante?
Flea

Mensajes : 937
Fecha de inscripción : 09/02/2014
Edad : 19
Localización : Planeta Vegeta

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm67/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm94812/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (94812/790000)
Berries: 12.985.380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Steve el Dom 5 Abr 2015 - 16:54

Vuestros caminos se separan debido a necesidades que deben ser tratadas con urgencia, o eso decían vuestros planes. El viento empieza a soplar levemente sobre la isla y la luz solar ya incide desde el centro del cielo, dándoos a entender que es mediodía.

Fausto:
Has entrado al bosque, que a diferencia de lo que parece por fuera, está lleno de colores, pero el hecho de que no oigas ningún animal te extraña. Tras un rato buscando has encontrado el claro, un lugar perfecto para acampar si es necesario, pero quizás no deberíais acampar ahí. Una zona más protegida vendría bien, ya que al fin y al cabo, queréis conquistar una isla, no ir de camping. Aunque parece que a ti te gusta, que bien ¿o no? Si decides quedarte ahí, posiblemente tengas que inspeccionar las zonas colindantes. Desde tu posición puedes oír el rumor de un rio, atravesando entre los árboles, por lo que sería buena idea investigar, o también puedes buscar porque no hay ni un solo ruido a parte, obviamente, del rio. También podrías hablar con tu jefe sobre qué bonito es el bosque por dentro y no hacer nada más.

Leonel:
¿Esperabas que no hacer ruido no los alertase? Bueno, en cierto modo es correcto, pero al ver los cuerpos sus compañeros se han alertado. Ahora han dejado el barco varado y varios de ellos están desembarcando en barcas, además  ves que varios salen volando sobre el agua. Quizá deberías huir o puedes entrar en su barco e ir finalizando a los que quedan. Corre, el tiempo se acaba.

Flea:
Al cabo de un rato llegas al borde del pueblo. Y digo llegas porque no será buena idea entrar transformado en medio de un pueblo y causar el caos ¿o sí? Bueno, depende de cómo quieras recopilar esta información, pero podrías buscar en tabernas o callejones oscuros, a lo mejor ser presenta algún apoyo a la revolución. O conseguir información, la información también es bien recibida. Pero elijas lo que elijas, sientes que no estás seguro, podrías ver que es lo que causa este sentimiento de incomodidad. Total, una fuente de información suele ser bastante útil ¿no?
Steve

Mensajes : 2340
Fecha de inscripción : 30/01/2012

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm1/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm0/1000000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 40.000

Ver perfil de usuario

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Leonel Racovich el Lun 6 Abr 2015 - 22:33

Raudamente Fausto contesto a mi llamado
La situación está casi controlada aquí atras, si ya haz encontrado un sitio seguro tienes libertad de acción, puedes reconocer mejor la zona o dirigirte a la ciudad para comenzar a mover nuestras fichas, confió en tu juicio Fausto.
Le expliqué a mi nuevo subordinado para luego oir su respuesta y finalmente guardar el denden mushi, sé que Flea no estaría perdiendo el tiempo y si necesitaba ayuda el mismo se comunicaría con migo, lo mejor sería continuar con mis cosas.

Luego de mi ataque rápidamente los marines comenzaron a caer al piso inconscientes, las balas habían hecho un efecto mucho más veloz de lo que esperaba, sin duda los marines que se acercaban no eran más que una tropa de debiluchos sin otra misión que hacerme perder el tiempo, el barco ya estaba oculto , muy lejos de buque marine, así que eso ya no sería una dificultad, pero los botes se acercaban a la costa y prefería que los uniformados se mantuvieran fuera de esto, toso hubiera sido más sencillo si hubieran preferido quedarse en su lugar, pero al parecer tenían mucha prisa por morir, metí la mano en mi bolsillo y saqué una caja de naipes translúcidos, confiaba en que su falta de color fuera suficiente para que no llamaran la atención de los uniformados, tomé una buena cantidad de naipes y los desplegué en mi mano como un abanico, y luego saqué otras 6 cartas de trébol y el resto lo guardé en mi bolsillo. Rápidamente avancé entre los arboles abriéndome paso en dirección a la costa, eventualmente divisé a los botes que ya estaban a menos de un kilómetro de la isla, era ahora o nunca. Luego de calcular mentalmente la distancia, velocidad del viento, angulo y demases variables de trayectoria arrojé los primeros 6 naipes, estos viajarían velozmente levemente guiados por mi energía espiritual gracias al manual puppetmaster hasta colisionar con los botes que se avecinaban, cada uno absorbería un bote salvavidas dejando a los uniformados flotando en aguas aun profundas.
En segunda instancia realizaría un segundo lanzamiento de naipes que aterrizarían sobre la arena cerca del limite de la marea, todos bien dispersos a lo largo de la costa sin dejar mucho espacio de diferencia entre naipe y naipe pero a la vez abarcando gran ancho de la franja costera, el siguiente paso sería esperar sentado a que llegaran nadando hasta la playa.

Mientras los veía chapotear desconcertados por la desaparición de su bote me dí el gusto de observar las imágenes de botes que se habían plasmado en relieve sobre cada uno de los naipes transparentes, la calidad y definición era mucho mejor que cualquier fotografía -¡una verdadera belleza!- pensé para luego alvergarlos en el bolsillo de mi camisa y regresar la vista hacia la costa, Le dí la ultima aspirada al cigarrillo que prendí hace un rato y lo apagué presionándolo contra la tierra junto a mi, me puse de pié sacudiendo mi ropa mientras veía como la orilla del mar se poblaba de marines que se ayudaban unos a otros para salir del mar ocupando la playa. para cuando me puse de pié los marines ocupaban una franja de la costa y solo las suelas de sus botas se hallaban aun sumergidas bajo agua del mar, sin saberlo, estaban pisando los naipes que arrojé hace unos instantes. En cuanto a mi, me ocultaba la sombra del frondoso bosque, pero un as de luz se filtraba entre la fresca sombra que me proveían los árboles de la zona iluminando levemente mi sonrisa maquivelica que al instante se deshizo para expulsar el humo de nicotina que guardaban mis pulmones y finalmente mis labios se despidieron de los desdichados reclutas de la marina.
Ciao Infeliches
Exclamé suavemente, actos seguido se oyó como mis dedos chasquearon en la oscuridad -[Flop Trap][AF]- En un instante y sin previo aviso todos los naipes absorbieron una gran cantidad de arena hasta llenarse a tope, en consecuencia de ello, en un parpadeo toda la playa se convirtió en un inmenso cráter de arena con agua en el fondo, pero bastó otro instante para que la arena volviera a salir de los naipes sepultando a todos los uniformados varios metros bajo casi una tonelada de arena húmeda, y probablemente bajo una capa de agua por lo que eventualmente se ahogarían de una forma u otra inmovilizados por la increíble presión que aplicaría la arena sobre ellos, una muerte horrible en realidad, pero no me dejaron otra opción, realicé una pequeña plegaria mental para dar descanso a sus almas y luego de voltearme comencé a correr a gran velocidad entre los árboles y en dirección a la villa.
Leonel Racovich

Mensajes : 1952
Fecha de inscripción : 29/04/2013
Edad : 26
Localización : chile

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm78/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm105860/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (105860/790000)
Berries: 114.603.691

Ver perfil de usuario http://img-cache.cdn.gaiaonline.com/1b8f9269fde8c4974fbbadc7f7be

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Fausto D Himura el Vie 10 Abr 2015 - 18:41

Fausto escuchaba atentamente las palabras de su líder mientras mantenía congelada aquella sonrisa que siempre lo acompañaba. Acá me he encontrado con un lugar bastante pintoresco, pero parece no tener ni un solo animal, para sinceridad, diré que parece bastante extraño, como el jardín de algún alto cargo. Solo eso dice el joven antes de cerrar la comunicación y guardar su aparato, no quería hacer mucho alboroto, después de todo en un lugar silencioso el sonido se expande con mayor facilidad.

En medio de aquel esplendido lugar Fausto toma una decisión mientras botaba un suspiro y el aire acariciaba su piel. Seguiré el rio. Este maniaco tenia la obstinada idea de que encontraría algo interesante rio arriba, así que tomo rumbo por aquel bosque en busca del sonido, pero vamos, siempre se debe recordar, que otro de los factores que más aquejan a este personaje es su bajo sentido de la orientación, se podrán dar una idea entonces de lo tanto que camino sin siquiera ver nada más que arboles, solo repitiendo en su mente alterada “Maldito bosque” claro la culpa claramente era de él, pero saben que la soberbia es algo magistral y duro de aceptar. Así que ya todo agotado al punto de no dar más escucha ahora aquel sonido de agua más cerca. Vaya al fin encontré ese putrefacto rio. Pensaba Fausto mientras agarraba nuevamente la fuerza de la esperanzas la cual obviamente fue correspondida, con esto quiero decir que se consiguió aquel rio que lo avecinaba.

Con el rio frente a sus narices este se acerca para observar sus aguas, quería observar si en él se encontraba vida de algún tipo, pero cuanta sorpresa se llevo al ver unos poco peces nadando de un lado a otro, parecía que al fin algo de vida aparte de los arboles habitaba este sitio, eso le daba a entender y realizar muchas hipótesis en su mente, pero la que mas predominaba era la ya antes dicha a su capitán, de resto no había más razón que esas para que esto estuviese tan solitario. Saciando su sed Fausto empieza su caminata rio arriba como se tenía previsto, pero claro, no por el medio del lugar de la manera más visible, si no por el contrario, se iba por los costados oculto entre los frondosos y grandes árboles.

-Vaya otro gran lugar para pasar la noche. Dice Fausto casi susurrando. Había encontrado un lugar más adecuado para sus propósitos de ocultarse, se trataba de un claro de tamaño reducido el cual se escondía entre varios matorrales y de más de arboles, no era ni la mitad de espacioso que el otro pero sin duda era perfecto para su reducida tripulación. No había de todas maneras tiempo para perder ahí, tenia que igual manera seguir su camino hasta la ciudad, asi que con su guadaña hizo unas marcas que solo el entendería, todo para saber cuál era el lugar y proseguir con sus planes, lo cual hizo tomando rumbo de nuevo rio arriba.
Fausto D Himura

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm13/100La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (13/100)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm3125/320000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (3125/320000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Flea el Dom 12 Abr 2015 - 7:23

Luego de correr como si el diablo me persiguiera, me frené en el borde del pueblo. Volví a mi forma humana. Antes de entrar, hice una pequeña llamada, tanto a Leonel como a Fausto. Procuré que nadie me escuchara.

Don't call me please. - les diría en otro idioma para que la gente de los alrededores no sepan de qué estaba hablando. Había varias cosas por hacer, y no tenía pensado para nada perder el tiempo. Lo primero que decidí hacer fue ir a ver a Kato, un maestro espadachín de la isla que me había enseñado un par de cosas en mi primera y única visita a esta isla, sin contar esta, claro. Caminé y caminé, pero al igual que la ocasión anterior, perdería mi rumbo en alguna taberna o lo que fuere. Trataría de evitarlo, y me centraría en cumplir el objetivo, sin más

Con mis habilidades de espías podría escuchar cada conversación de la calle sin problema alguno. Mi disfraz me permitía pasar desapercibido. Nadie pensaría que el Revolucionario Grohl D. Flea, con más de quinientos millones de precio por su cabeza estaría caminando por las calles de la Villa Shimotsuki. Los lugareños nunca se lo esperarían, mucho menos los dueños de la isla. Me dispuse a buscar el dojo de ese maestro Kato, a ver si le podía sacar algo de información.

Posiblemente no tardaría mucho en llegar. De poder hacerlo sin ningún inconveniente, tocaría la puerta y esperaría un "adelante" de parte de Kato. De decirme esto, correría la puerta, y saludaría con un gesto cordial a uno de mis maestros. Me sacaría las botas, puesto que no se puede estar calzado dentro de las casas, y le preguntaría un par de cosas, con un acento un poco exagerado a una persona del West Blue.

Kato-Sensei: me hablaron sobre vos - comenzaría. Debía evitar que supiera mi verdadera identidad. -. Me gustaría hacerle unas preguntas. Luego estaré maravillado de tener una sesión de entrenamiento con vos, pero lamentablemente estoy muy apurado. Me gustaría saber quién manda en la isla, y donde puedo encontrarlo. Si vos sois un espadachín muy poderoso, me pregunto cómo será el dueño o rey de la isla. - mentiría. Esperaría ansiado su respuesta.

Off (para el moderador):
http://www.onepiece-definitiverol.com/t9713-el-guerrero-de-la-espada-a-dos-manos-y-el-revolucionario-privado-flea-y-canabar#107276 He aquí la prueba de que estuve en la Isla previamente y que conozco a ese tal Maestro Kato el cual menciono en mi post.
Flea

Mensajes : 937
Fecha de inscripción : 09/02/2014
Edad : 19
Localización : Planeta Vegeta

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm67/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm94812/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (94812/790000)
Berries: 12.985.380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Steve el Lun 13 Abr 2015 - 23:18

Deivid:
¡Felicidades! Has acabado con tus enemigos, pero… ¿qué es ese sonido? Un Chasquido resuena en tus oídos, y aunque te giras a mirar no ves nada, sería el viento. Pero entonces te giras y ves a un hombre frente a ti. El hombre es un alto cargo que estaba en el barco, alertado por tu ataque ¿Quién no lo haría eliminando tal cantidad de soldados de golpe? Antes de que puedas reaccionar ha vuelto a desaparecer, y notas como algo te atraviesa una pierna, cuando te das cuenta hay varias perforaciones en tu pierna derecha, volviéndola completamente inútil. Parece que tu rival no es un blandengue como los otros y posiblemente tu pierna no se vuelva a mover en si no recibe atención médica.
Fausto:
Deberías haberte quedado en el bosque, porque has sorprendido a unos lugareños, que te han disparado con una escopeta bastante antigua, que, aunque no te da de lleno, golpea uno de tus brazos, dejándolo bastante mal. Tras eso te piden disculpas y te ofrecen ayuda para ver un médico en la ciudad, pero posiblemente se te quede una cicatriz en el brazo.
Flea:
Kato no parece reconocerte con ese disfraz y accede a darte esa pequeña información.
-Veras joven, hace un tiempo que estamos siendo gobernados por un extraño hombre que está al mando, lo suyo son los negocios y está aquí por un trato que tiene con el gobierno, aunque no se todos los detalles. No suele salir, y si lo hace, lo hace con una enorme escolta que ocupa la calle por la que pasa.
No tienes su nombre, pero al menos sabes que es un hombre de negocios, por lo que puede que vaya vestido como tal, aunque nada más sales, oyes a dos personas con traje habla sobre algo.
-Creo que ya está todo listo.-Dice uno de los dos, haciéndole una seña al otro y poniéndose en movimiento.
Podrías seguir a estos individuos, patearles el trasero para saber a dónde van o buscar otra fuente de información. Tú decides.
Steve

Mensajes : 2340
Fecha de inscripción : 30/01/2012

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm1/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm0/1000000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 40.000

Ver perfil de usuario

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Leonel Racovich el Mar 5 Mayo 2015 - 6:03

Caminaba por el verdoso paisaje respirando el aire forestal confiado en que todos los miembros de la marina habían sido sepultados bajo la blanca arena de la paradisíaca costa que se convirtió en su tumba, sin embargo, una presencia extraña se hizo presente a mi alrededor, y sin previa advertencia y de un momento a otro había pasado de victorioso a gravemente herido, una fuerte punzada en la pierna fue lo único que percibí para luego percatarme de la terrible herida que se había abierto en mi muslo derecho, activé mi haki mantra asustado y desconcertado, era inconcebible que algún simple "marinucho" pudiera tomar por sorpresa a un francotirador de mi nivel, su velocidad era de preocuparse, así que sin perder tiempo saqué de los naipes que cuelgan de mis muñecas dos de mis armas armas de fuego que aparecieron directamente en mis palmas, listas para ser utilizadas en contra del escurridizo objetivo que se cruzaba en mi camino, ambas armas de fuego corresponderían a mis pistolas especiales "Lilith´s Rage", cargadas previamente con balas triples, acto seguido, y sin darle tiempo al oponente de un segundo letal movimiento, inicié el tiroteo acribillando en contra del misterioso marine.

[Imperial Crawler Shots][AMF]

Aprovecharía las características especiales de mis armas para cargar con energía espiritual todos los tiros que ellas emitieran, lo cual no solo aumentarían su potencia sino que además la manipulación que podría tener sobre la trayectoria de los disparos, cabe destacar que esto, sumado a las habilidades especiales de mi "imperial shot" y levemente apoyado por las enseñanzas del manual Puppetmaster me haría adquisidor de un implacable dominio sobre el camino que seguirían mis múltiples proyectiles y así con gran concentración llevé acabo una ráfaga de seis tiros triples por arma, resultando un total de treinta y seis perdigones que rondarían la zona de un lugar a otro siguiendo un complejo y elaborado trayecto que procuraría por sobre todo dificultar increíblemente la tarea de esquivar mi ataque, La intensa concentración necesaria para realizar dicha hazaña me impediría moverme en cualquier dirección mientras mantenía constante el enjambre de tiros resplandecientes que rondaría los alrededores zigzagueando y rodeando todo el entorno. Claramente la cantidad exuberante de disparos que se manejarían a la vez serían un desafío muy dificultoso para el tirador, por lo que el movimiento, aunque anonadante no sería perfecto,  y en consecuencia de ello más de alguna bala chocaría con los árboles u otro obstáculo natural de la zona o incluso podrían salir del alcance de mi dominio y desprenderse de la compleja coreografía balística, no obstante, aun considerando estos percances la probabilidad de esquivar por completo la danza asesina de mis veloces disparos era minúscula.

Me era imperante acabar rápido con este asunto sin llamar demasiado la atención, pues consideraba prudente estar presente para apoyar a mis subordinados durante la esperada batalla contra el maldito mandamás de estas tierras, y los retrasos que me habían significados estos uniformados malnacidos ya comenzaban a sobrepasar el limite de mi paciencia.
Leonel Racovich

Mensajes : 1952
Fecha de inscripción : 29/04/2013
Edad : 26
Localización : chile

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm78/150La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm105860/790000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (105860/790000)
Berries: 114.603.691

Ver perfil de usuario http://img-cache.cdn.gaiaonline.com/1b8f9269fde8c4974fbbadc7f7be

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Fausto D Himura el Sáb 1 Ago 2015 - 5:51

Fausto seguía su rumbo por las cercanías del arrollo, con dificultad lograba observar lo que acontecía mas allá de sus narices, y como evitarlo si la vegetación era tan prospera que nublaba la vista de cualquiera, arboles, flores y diversas plantas que ni el conocía. De un momento a otro la atmosfera se empezaba a tornar un poco misteriosa, la tensión se apoderaba de la situación, incluso del cielo empezó a bajar una neblina la cual no ayudaba para nada a nuestro protagonista.

-Que porquería- pensaba Fausto, el cual preocupado se planteaba la situación. ¡BOM! Empezaron a escucharse detonaciones las cuales retumbaban en toda dirección, era imposible verificar el origen de aquellos impactos los cuales hicieron que este maniaco de postrara en el suelo como avestruz ante el peligro, todo parecía indicar de que habían descubierto su presencia, no había razón por la cual permanecer inerte ante aquella situación si no que por el contrario, había llegado el momento de lanzar a relucir aquellas habilidades que le habían dado el apodo de shinigami. Aprovechando una pequeña brecha en la que el silencio fue el reinante, Fausto se levanto como un rayo y empezó a correr, y escabulléndose por entre las enredaderas volvió a escuchar otra ráfaga de detonaciones, quedo paralizado pero no por el miedo, si no por el dolor que en su hombro se presenciaba, no podía creer que esto le estuviese pasando a él.

-Le dimos a ese animal- Se escucho en las cercanías con un tono de alegría, eso dio a entender rápidamente que se trataban de cazadores los cuales confundieron a nuestro protagonista con alguna bestia, aunque no estaban muy alejado de la realidad. Pasos lentos se acercaban a la posición del herido, cuando entonces los matorrales se vieron mover, al fin habían llegado aquellos que a la vista se tacharon de pobladores. Un susurro de alivio se escapo por entre los labios del protagonista –Discúlpenos señor, realmente no pudimos distinguir por esta neblina- soltaron aquellos 3 señores al percatarse de su terrible fallo, Fausto solo sonrió hasta que alguno de ellos mentó mientras ayudaba a moverse al desvalido loco –Debemos darle atención rápido, llevémoslo al pueblo- Estas palabras fueron una melodía para los oídos de Fausto el cual estaba obstinado de divagar por aquel ambiente.
Fausto D Himura

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 16/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm13/100La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (13/100)
Experiencia:
La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 3qaWnZm3125/320000La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] 9h2PZk8  (3125/320000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes] Empty Re: La Revolución es nuestro Gobierno. Parte I [Invasión - Dealer Foxes]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.