Últimos temas
Link
Normas

Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Ir abajo

Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Vie 5 Jun 2015 - 5:10

Bebiendo Sake se encontraba el joven. Hacía poco tiempo que había salido de aquella isla del demonio en el North Blue, habiendo pasado unas semanas en altamar para llegar al fin a la Reverse Mountain y dirigirse al East Blue, un mar más... tranquilo por así decirlo, y tal vez inclusive más seguro para una persona como lo era Xue; llegó a Loguetown esa misma mañana, buscando cuanto antes una taberna en la que meterse a buscar un poco de Sake, sintiéndose un asqueroso abstemio luego de no poder consumir ni una sola gota de algún brebaje alcohólico que recorriera su esófago y satisficiera su sed. Sentado en una banca en la barra, bebía solitario, sin nadie que osara acercarse debido a la cara de mala leche que mostraba cada vez que se le sentaban al lado. Estaba claro que no estaba del mejor humor ese día, tal vez por la anteriormente mencionada carencia de alcohol en sus venas.
Ya me hacía falta... —susurraba hablando consigo mismo, soltando un profundo suspiro— Odio esto, creí que todo sería más fácil yéndome de esa isla pero solamente se me ha complicado más el conseguir alcohol.
Murmuró hacia sus adentros, aunque el tabernero pareció no poder evitar escuchar de a ratos las palabras del albino.

Se acercó a él y le miró, aclarando la garganta para hablar de repente.
Trabaja entonces, con dinero podrás comprar cuanto quieras.
¿Y quién le dará trabajo a un ebrio como yo acaso?
El tabernero se quedó callado de repente. En parte aquel muchacho tenía razón, a la primera de ver que se trataba de un alcohólico, estaba claro que repelería toda posibilidad de conseguir un empleo aunque fuera de poca paga y lo más "negrero" posible, él solo quería seguir consumiendo su brebaje favorito aunque fuera un día más. Era más una necesidad, una adicción que un placer ya. Lo necesitaba en su sistema o empezaría a ponerse de mal humor, como demostrado quedó desde que llegó mal entonado a Loguetown. La gente le miraba raro, pero nada fuera de este mundo. Principalmente era lo impresionados que estaban de ver al joven beber tanto y no parecer que le afectaba en absoluto, curiosa habilidad que muy pocas personas parecían tener, y que muchos hasta envidiaban.

No sé qué decirte, muchacho... esfuérzate por lo que quieres realmente.
Lo que quiero es que me sirvas otro vaso de Sake.
Ya, ya... tienes suerte que no parece afectarte el que bebas tanto... llevas dos botellas pagas y si sigues así llegarás a la tercera. ¿En serio estás bien?
Tú solo sirve...
Tajante ordenó. El tabernero bufó renegando levemente con la cabeza en lo que llenaba de nuevo el vaso de Xue. Este se empinó el pequeño vasillo y rugió por lo fuerte que estaba la bebida. Se había gastado todo el dinero ahorrado en alcohol y ahora no tenía ni para comer, ¿pero creen que eso a él le preocupaba? Ya a esas alturas no tenía ni hambre, solamente quería seguir perdiéndose en la infinidad de una borrachera que aún estaba por llegar. En la soledad de sus pensamientos y ocasionales charlas con el dueño del local. Eran aproximadamente las cinco de la tarde, el cielo parcialmente cubierto y el sol que comenzaba a teñir todo de anaranjado anunciando que pronto se ocultaría tras el horizonte.
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Vie 5 Jun 2015 - 6:01

Ya tenía algunos días en el lugar. Debía abastecerse, pero el robar no era una opción ahí. Su pequeño bote estaba amarrado en el muelle. Un botecito que más bien era una balsa de salvamento en la que había salido de su isla natal. Loguetown era el mejor lugar para tomarlo como punto de partida ahora que iniciaba su aventura, pero no se pueden vivir aventuras sin dinero…desgraciadamente no se puede.
El dinero era un mal necesario y ella necesitaba dinero para poder comprar víveres antes de perder zarpar a la siguiente isla. ¿En qué pensaba? ¿Acaso de verdad creía que en esa balsa iba a poder llegar a algún lado? La verdad era que si. Creía que si lo deseaba con ganas y ponía todo su empeño en ello, lo lograría.

Se estaba quedando en una posada cerca de la taberna del pueblo. Estaba cansada. Su arma se había quedado en su habitación, junto con el resto de sus cosas. De momento solo deseaba descansar y encontrar el modo de iniciar su aventura. ¿Qué mejor manera para un pirata de animarse que con usa cerveza? Eso era lo único que se le había cruzado por la cabeza cuando paso frente a aquel establecimiento.
Su cabello estaba suelto, una chaqueta azul con el motivo de camuflaje militar, un short cortó, medias largas y zapatos cómodos y sobre su cabeza no podían faltar sus auriculares con sus diales, pues venia oyendo música, la cual apago al entrar en el establecimiento. Se pasó directamente a la barra y miro al tendero servir sake a un hombre.

“¿un hombre sirviendo sake a otro? ¡Eso no debe hacerse! ¡A un hombre debe servirle sake una mujer!” Pensó rápidamente por lo que entro a la carrera al lugar. No era que ella respetara mucho esas costumbres, pero era uno de los pocos consejos que recordaba que le había dado su madre. Aunque claro, si tuviera acceso entero a esa época de su vida, recordaría que le dijo “A un hombre debe servirle el sake su mujer, por eso cuando estés casada tú debes mantener siempre llena la copa de tu marido cuando desee tomar sake” ¿Pero que se le iba a hacer? No tenía del todo la culpa por no recordar todo de su infancia, de hecho se alegraba de no recordarla del todo, por el trauma que había sufrido.
Cuando al fin llego a un lado del hombre peliblando tomo la botella de saque de manos del Tabernero y le miro atenta y algo seria. —¡Esto no debe hacerlo un hombre! — le exclamo quedándose con la botella de sake en la mano sentándose al lado del que bebía el sake — ¡La copa de un hombre siempre debe ser llenada de sake por una mujer! Esto no es cerveza o un vino cualquiera. ¿Acaso no lo sabía? Ahora tráigame a mí una copa, que nadie debería beber solo—

Su sonrisa radiante e infantil ilumino su rostro y miro entonces al desconocido para mostrarle la botella, la cual debido al tamaño de su busto, quedo presionándolos un poco — Descuida, yo me encargare de mantener tu copa llena hasta que hayas saciado tu gusto— añadió la chica mirándolo y presentándose de forma amable y bastante animada —Soy Mefy Lichtsteiner, mucho gusto. —



avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Vie 5 Jun 2015 - 7:15

Tan sorpresivo fue todo que no tuvo tiempo de reaccionar. La mirada del albino se desvió a un lado cuando vio una chica arrebatar violentamente la botella de Sake de las manos del tabernero el cual servía tranquilamente siempre y cuando le pagaran como era debido; a juzgar por lo dicho por aquella chica, estaba siendo algo... ¿machista? tal vez, pero posiblemente se debía más a algo cultural y personal que por esos motivos que se le cruzaban a Xue por la cabeza. Estaba claro que no estaba de acuerdo con ello, ¿pero quién era él para quejarse de tales hazañas si aceptaban pagarle cuanto deseara él? Obviamente terminaría metiéndose en más problemas si seguía consumiendo de su exquisito néctar. De todos modos y asintiendo levemente con la cabeza, se dispuso a agradecerle con palabras a la chica de cabellos rosados.

Algo machista tu manera de ver las cosas, pero que le paguen el Sake a uno nunca se le negaría a nadie —empezó diciendo sonriendo de medio labio, alzando su pequeña tacita en la que poseía su bebida, para luego empinar esta y beberla de un solo buche a fondo blanco—. Ah~... nada mal, te agradezco.
Sabía que podría tomarse como abuso a la confianza de los demás, pero le extrañaba demasiado que una total desconocida estuviera pagando por sus tragos, como si de repente le hubiera tirado un venazo de querer ayudar al albino a emborracharse más, siendo esto bastante difícil de por sí. Seguramente quedaría pobre antes de que el chico empezara a demostrar los primeros efectos de la ebriedad.

Yo soy Wang Xue —se presentó inmediatamente luego que lo hizo ella—, dime algo... Mefy, ¿por qué te animas a pagarle el Sake a un total desconocido? Digo, no es algo que suelan hacer por mi y te lo agradezco, pero que lo hagas tan repentinamente y con un comentario tal como que las mujeres deberían servir el Sake... ¿no te parece algo... raro?
Preguntaba mientras bebía otro trago sin medir las consecuencias de ello. El tabernero ya volvía a sus deberes, atendiendo otra gente que se acercaba ya ignorando a aquel curioso par. Aunque no faltaba el clásico pesado que se quedaba mirando las firmes y grandes delanteras de la pelirrosa, o su retaguardia dependiendo de por dónde le vieran. Pero Xue tenía otras cosas en mente sin necesidad de verle el cuerpo a la contraria, quizás la otra era afortunada de no haberse cruzado con un ebrio pervertido, con las hormonas revolucionadas.

¿No crees que te quedarás pobre? Dices que mantendrás mi copa llena hasta que sacie mi gusto, pero ... soy una persona difícil de saciar, suelen decirme barril sin fondo por la misma razón.
Le comentaba como advertencia al bolsillo de la pobre muchacha. Tal vez ella era multimillonaria, ¿pero qué podía saber el albino sin decirle mucho? Solamente le sabía el nombre a lo sumo, y que estaba dispuesta a ser amable con él. Parecía ser que estaba de suerte también él, podía embriagarse con alguien; levantó su copa, y como si quisiera hacer un brindis junto a ella, chocó suavemente su recipiente con el ajeno, para luego echarse otro trago al buche, suspirando con placer.
¿Te gusta el Sake? ... ¿a que es una delicia? —le soltaba de repente, mientras miraba la botella con la que le servía la fémina, con cierto cariño. Estaba claro que su padre le había inculcado en el arte de beber alcohol desde muy chiquito, y le había estrenado dándole Sake desde los 10 años.
Una experiencia espantosa para ser contada de una forma paternal, pero es lo que hay; allí esperaba Xue la respuesta de la contraria, pacientemente, abstrayéndose ahora en la conversación con ella.
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Vie 5 Jun 2015 - 7:52

La chica miro al contrario con ojos llenos de curiosidad. ¿De verdad era tan raro que alguien te sirviera sake de la nada? No entendía porque el chico decía que esa idea que ella tenía no era algo normal y que se consideraba machista…aunque siendo sinceros ella no sabía que significaba del todo esa palabra. Sabía leer y escribir y tenía conocimientos teóricos de medicina y navegación pero poco sabia del mundo realmente, pues había vivido en el bosque toda su vida y poco contacto tenía con las personas.
Le miro y después miro al cielo, dejando la botella a un lado y tocando su mentón con un dedo, quedando de esa manera en una pose que denotaba mucha concentración en pensar algo, aunque no duro mucho, pues volvió la vista al otro y entonces, con su peculiar sonrisa, le miro y negó de forma dulce. — mmm no lo sé, solo sé que es algo que se debe hacer de esa manera—.

Su nombre fue difícil de pronunciar en su mente, así que solo se gravo el Xue para pronunciarlo con más facilidad. El hombre hablaba bastante y creía que estaba diciendo lo mismo que al inicio por lo que su atención se desvió a la copa que le acercaba el tendero por lo que termino por no poner mucha atención en lo que el otro decía.
Cuando su vista se topó con la del otro y atino a escuchar la última pregunta se dedicó a responderla —¿Por qué debe ser raro que alguien se acerca a una persona y querer hacerla pasar un buen rato? — Ok, esa no era la mejor respuesta, pues usualmente no respondes una pregunta con otra, pero aun asi después de unos segundos, cuando ella se sirvió un poco de ese sake le miro y se dispuso a responderle como solía hacerlo ella, sin tapujos — Si me quedo o no pobre no es algo que importe mucho Xue. El dinero que fácil viene, fácil se va y que mejor si se va en hacer feliz a alguien— dicho esto le giño de forma coqueta sin darse cuenta para servirle otra copa y tomar la de ella.

Después de ese brindis tomo aquel líquido. Este le quemo la garganta un poco, hacía mucho que no lo consumía, por lo que disfruto del trago. Después de eso, volvió a llenar la copa de Xue y la suya para responder su última interrogante.
— Aunque a mí aun me quema la garganta un poco, sabe muy bien. Pero realmente esta es la cuarta vez que lo tomo…es una bebida que en mi caso, beber sola no se disfruta tanto como se debería….— Su voz sonó melancólica, pero aun así suave y dulce, llena de un amor herido que a veces trataba de olvidar.
— No debo preguntar, pues se nota que te gusta, pero me pregunto ¿a qué se debe que a ti te guste tanto?.— dijo sin pensarlo mucho, solo dejando salir las palabras como le habían llegado a la cabeza.
avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Sáb 6 Jun 2015 - 3:30

¿Algo que debe ser de esa manera? ... He de suponer que es una costumbre entonces más que nada... porque no le hallo otra razón a decir un comentario tan así de repente.
Decía el albino mientras la miraba. Bebía Sake como si no hubiera mañana, y a la contraria según lo que dijo tampoco parecía preocuparle quedarse sin dinero, ¿sería acaso una alcohólica como él? No, por la forma en la que se aquejaba al tragar aquel dulce néctar para Xue, se notaba que experimentada al menos bebiendo aquello no era, demasiado delicada se ponía a la hora se consumir. Soltó una risa con disimulo, cruzándose de brazos por unos momentos y escuchando atentamente lo que la fémina tenía para decirle, parecía gustarle hablar hasta los codos y eso... bueno, era agradable para él en el sentido de que no se aburriría bebiendo solitario; ella misma especificaba que le quemaba, por lo que al menos el joven se quedó tranquilo que no intentaba hacerse pasar por alguien que era más resistente de lo que realmente parecía. Suspiró con cierto alivio y asintió con la cabeza ante su última pregunta, no sin antes mirar a un lado... divisando las miradas lascivas que se posaban sobre la chica... algo incómodo a decir verdad, pero seguiría ignorando eso mientras no pasara a mayores.

No hay problema que seas un poco metiche en la vida de los demás, a veces es mejor así para conocer a la gente —le decía con soltura, aunque pudiese sonar como un insulto tajante no lo era—. Me gusta el Sake desde que tengo unos diez años, cuando mi padre me obligó a beber con él dejando a mi madre en casa... Sí, me volví un alcohólico por culpa de mi madre, tengo una seria adicción con beber. ¿Estoy orgulloso de ello? No, lo aborrezco, pero no tanto como para dejar de beber... ya que amo tanto el alcohol como lo odio.
Le contestaba en un tono bastante serio, ya que estaba diciendo la total verdad. El ser un alcohólico era algo de lo que no se sentía avergonzado pero tampoco le gustaba demasiado admitirlo. Le incomodaba saber que se estaba transformando en alguien como su padre, aunque sin tener esas actitudes pedantes y altaneras, con indicios de volverse alguien violento con aquellos que más le querían; aclaró la garganta, queriendo cortar la incomodidad del momento, y prefirió sacar un tema él mismo, hacerle una pregunta a la fémina de cabellos rosados, por más que el ambiente en la taberna comenzara a ponerse algo caldeado, y no en el término de mal humor...
¿Por qué quieres hacerme pasar un buen rato? Suenas como una cortesana desesperada por un cliente —le decía tajante, aunque no quería ser irrespetuoso seguramente terminaría siendo malinterpretado—. En fin, ¿qué te parece beber conmigo a ver quién se cansa primero?
Propuso de la nada, tampoco le preocupaba demasiado, algo interesante tenían que hacer no solamente hablar hasta que se les acabaran las botellas de Sake en aquella taberna y tuvieran que recurrir a otra bebida diferente aunque no fuera la idea más preferida del albino.
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Sáb 6 Jun 2015 - 4:56

Escucho atentamente al peliblanco. Sentándose a su lado mientras le escuchaba con atención. Tenía muy en cuenta lo mucho que ella podía hablar, a veces muy rápido inclusive, por eso procuraba poner atención a lo que le decían, aunque claro, si se distraía perdería el hilo de lo que le contaban.
Por suerte en ese lugar no había nada más interesante que el bebedor autollamado “Barril sin fondo” así que no se distraería mucho. O al menos eso pensaba. Mientras le miraba hablar, se recargo en la barra, dejando su codo en esta y sobre su palma puso su mejilla mirándole con una sonrisa. Su historia sobre cómo comenzó a beber le llego bastante…si algo tenia era que las historias personales siempre captaban su atención y siempre las escuchaba, aunque aquel comentario de “lo amo tanto como lo odio” eso se le hizo interesante realmente. — Un sentimiento paradójico al parecer— comento. Ella sabía lo que era amar y odiar algo, tal vez no con la intensidad que Xue, pero si comprendía el sentimiento.

Volvió a llenar la copa del chico mientras ella volvía a llenar la de ella. No sabía bien que tanto le pegaría el sake, pues no lo bebía a más de cuatro copas, pero tal vez podría intentarlo para hacerle compañía al chico a su lado. Todo estaba bien hasta que aquella palabra, o más bien, aquel conjunto de palabras le llego a los oídos…. “cortesana”, si, le había dicho cortesana y no conforme con eso al parecer parecía una prostituta urgida por dar sus servicios! Eso la hizo sonrojarse dándose el parón de golpe, eso ocasión que la gravedad y las leyes de la física actuaran en su cuerpo, haciendo su voluptuoso frente brincar un poco por el movimiento, no un movimiento exagerado, pero sí bastante notorio. — ¡Xue! No soy ninguna prostituta Soy la mujer que navegara todos los mares de este mundo y se convertirá en la mejor aventurera que haya pisado tierra — dijo mientras le miraba con una convicción inquebrantable en su mirada.

Después de ello se sentó se bebió de lleno el contenido de su copa para golpear al barra con la mano llamando la atención del tendero — ¡Copas para sake más grandes!— Cuando el hombre dejo las copas más grande, de un diámetro de 10 cm con una capacidad para 250ml de sake, ella lleno las copas acercándole una a Xue. Como guerrera que se consideraba, jamás huía de un reto, aun cuando sabia que no era una contrincante para alguien que bebida desde tan corta edad.
— Muy bien Xue, acepto tu desafío — dijo sonriéndole para elevar su copa y chocarla con la de él —¡kampai! — después de eso se la bebió toda, sintiendo como esta le quemaba la garganta, pero aun así no derramo nada por los labios ni de la copa, dejándola en la barra —¡ah! Como esto es una competencia, toma, la siguiente la sirves tu — dijo dándole la botella al pelilargo para que sirviera al siguiente ronda. La botella se acabaría pronto, pues era de un litro y ya había servido casi la mitad al hombre a su lado. — Trae otra botella tendero, que esto es un duelo donde no debe tardar el sake…—

Hay de la pobre peli rosa, si supiera que el sake es más fuerte que la cerveza, no hubiera aceptado ese reto. Pronto , para al siguiente copa para ser exactos, empezaría a sufrir de esos síntomas que solía tener cuando bebía mas allá de su límite.
avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Dom 7 Jun 2015 - 3:51

Paradójico sería la palabra correcta para definir mi gusto y disgusto hacia el alcohol, sí —contestaba el albino mientras le echaba otro trago al Sake servido bebiéndoselo a fondo blanco como siempre—. Pocas personas suelen expresarse tan bien, ¿segura que eres una simple ciudadana?
Le cuestionó soltando una leve risotada. Estaba claro que la fémina una ignorante no era ya que su vocabulario era más amplio que lo común en personas que surcaban los mares y osaban pagarle todo a un simple desconocido; se le veía algo ofendida ante el hecho de que había dicho la palabra cortesana, tomándoselo como algo personal más que como un comentario al azar por sacar conversación, sabía que se metería en problemas por ello pero tampoco quería aceptarlo, simplemente dejó que aquel enojo se deslizara en la indiferencia, y contestaría cuando lo viera necesario.

Al menos no me has soltado el cliché de que quieres ser la Reina de los Piratas o algo por el estilo, digo... no serías la primera persona ni la última que lo diría.
Conversaba con la contraria de una manera serena, prefiriendo aquello que estar caminando ebrio por las calles de Loguetown, corriendo el peligro de que la Marina le capturara por alguna razón estúpida, o que los maleantes de los callejones se aprovecharan del estado en el que seguramente terminaría más tarde para robarle todas sus pertenencias, inclusive las minucias más simples que pudieran rescatar del cuerpo del albino; estaba dispuesto a tomarse aquella pequeña competencia que le había propuesto a la pelirrosa bastante en serio, tal vez porque le divertía hacer eso, y más aún si se trataba de alcohol, algo a lo que él estaba muy acostumbrado.

No vayas a caerte de culo al piso, rosita —advertía porque desconocía el aguante de la contraria—. No quiero verme en la necesidad de llevarte en brazos ebria a algún lugar en el que puedas descansar.
Dijo mientras seguía bebiendo, cada vez en cantidades más insalubres para un cuerpo humano común y corriente. Pero él no era común en ninguno de los sentidos, habiéndose acostumbrado ya su organismo a soportar grandes cantidades de bebidas con altos grados de alcohol, estaba claro que aquel muchacho albino estaría por lo menos un buen rato bebiendo antes de cansarse y decidir que era suficiente. Pero allí estaba el truco, para él nunca nada es suficiente, sin tener posibilidad de parar, se le hace difícil... meramente imposible el decir basta.Es como una bestia insaciable que no descansa hasta que lo consume todo hasta no poder más, y después lo sigue haciendo hasta el cansancio.

¿Cuántas copas habían bebido ya? Había una gran cantidad de botellas vacías en el mostrador, y parecía que ninguno de los dos quería rendirse fácilmente. Xue por su lado comenzaba a mostrar los primeros indicios de un estado de ebriedad en el que caería no muy pronto. Uno de sus ojos empezaba a entrecerrarse, mientras que su mirada se mostraba un poco más juguetona, suelta. Una leve sonrisa se dibujó en su rostro, mirando fijo a los ojos de la chica de cabellos rosas como siempre, hablándole de vez en cuando.
¿Y bien, cómo lo llevas? Se te nota algo colorada... pareces un tomate, de hecho.
Mencionaba riendo, sirviéndose más y más Sake cada vez, bebiendo como si no hubiera mañana. La facilidad con la que lo hacía asemejaba a alguien bebiendo agua estando sediento. Así de fácil consumía aquel brebaje; el tabernero se relamía los labios con disimulo y se frotaba las manos, pensando que aquella tarde se haría una fortuna dándole Sake a aquel par. Lo que desconocía era que posiblemente ninguno de los dos tendría el dinero suficiente como para devolverle el "favor".


//OFF-ROL: HABILIDAD ESPECIAL: Cada vez que Wang Xue se encuentre en una situación donde esté bebiendo muchísimo alcohol (cantidades que para una persona normal serían insalubres), deberá hacer una lanzada de código "Rand" 1d6, debiendo sacar un resultado de 2+ para no emborracharse; en caso de fallar la tirada, Wang Xue estará "levemente borracho", disminuyéndose sus atributos y reflejos un 10%, aunque su capacidad del habla seguirá igual.

Número aleatorio (1,6) : 5


Última edición por Wang Xue el Dom 7 Jun 2015 - 3:59, editado 1 vez
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Dom 7 Jun 2015 - 7:03

Continuaba tomando, llenando la copa ajena cada que esta terminaba vacía, de igual manera la suya se llenaba apenas y tocaba la barra. Mefy no estaba acostumbrada a tomar, lo sabía, pero le había tocado el orgullo. Tal vez no lo parecía, pero aun que su figura era frágil y torpe, tenía su orgullo muy claro y como guerrera que era debía mantenerlo intacto, o al menos en medida de lo posible. Aun así seguía escuchando al albino hablar, cuando de repente le sonó eso de “Reina de los piratas”, pero no sabía muy bien porque.
— ¿Que es la reina de los piratas? No sabía que teníamos rey y reina de los piratas…— La chica se quedó pensativa un poco, tratando de acusar a su información almacenada en su cabeza por si había leído o visto algo así antes pero no pudo tener acceso a tal información.

Estaba a punto de tomar su nueva copa cuando escucho aquello. Aun se sentía bien por lo que solo sonrió y bebió la copa de golpe dejándola en la barra. — Soy una feroz guerrera, es normal que no me afecte tan rápido…aunque generalmente suele hacerlo— esto último lo susurro solo para ella, no era que le mintiera, pero tampoco estaba orgullosa de aquello, después de todo se supone que los piratas debían y tenían que poseer un buen aguante para el alcohol.
Dejo esos pensamientos de lado para tomar su nueva copa. Era algo raro realmente, pues había estado tomando bastante y aun no sentía ese acaloramiento que solía atacarla cuando bebía de más.
Si bien ya estaba algo colorada solo sonrió, mirándole algo juguetona para reírse un poco.  — el que este algo colorada no significa que tenga  motivación para rendirme Xue— dijo mirándole a los ojos y entonces tomo la botella para servirle más sake al chico. Tomándola con las dos manos para no derramar nada. — Además, seré una pirata que explorara el mundo entero, esto no debería de afectarme tanto—

Trato de servir el último trago, pero ya estaba vacía la botella, por lo que golpeo la barra con algo más de entusiasmo, se le veía algo sonriente y animada. —¡Oye tú, mas sake!— como el hombre ya no tenía más sake a la mano, salvo una botella de sake muy costoso. “Iré por más a la bodega” Dijo el hombre para irse a dicho lugar caminando tranquilo.
Mefy no pareció contenta con ello, pues por el espejo del bar, que estaba detrás de las botellas pudo divisar aquella botella, leyendo la palabra “SAKE” en su etiqueta, no leyó más, no necesitaba hacerlo, pues sake era lo que requerían. —¿…como que no hay más sake? Si de aquí veo una botella…Mentiroso —

Se inclinó sobre la barra tratando de alcanzar dicha botella, pero no podía, por lo que se sostuvo de esta y subió medio cuerpo a la misma, dejando su trasero elevado al quedar atravesada. — Ya…ya casi— dijo estirándose, viendo por el espejo. Cuando la alcanzo a tomar sonrió victoriosa. — Viejo mentiroso, si aquí tenía más sake…Xue dame esa botella— Dijo, pero ni espero a que el otro se la pasara, la tomo ella misma.
Le saco la etiqueta a la botella nueva y se la puso a una de las vacías, la cual tapo con el tapón de la que había tomado y la etiqueta que había quitado de la otra botella se la puso a la nueva.
— Yo te castigo por mentirle a mi amigo Xue — dijo con una risita malvada.

Todos los hombres vieron, algunos con disimulo otros no tanto, como la firme y torneada retaguardia de la peli rosa se exhibía de aquella manera. A ella no le molesto, de hecho ni cuenta se dio de que estaba siendo un tanto incitante, simplemente se bajó de la barra y se acomodó en su lugar. — y se debe acabar antes de que ese gordo mentiroso regrese, así que, di ah~— En un movimiento le metió la botella en la boca al contrario para empinar en su boca un poco más de un cuarto del contenido de la botella mientras miraba que el otro no llegara de repente.



Número aleatorio (1,6) : 2

Aquí hace calor o solo soy yo? Uff!Torpeza:
Mefy tiene una tolerancia normal al alcohol, pues casi no lo consume, pero eso sí, si se pone ebria deberá hacer una tirada de rango “Rand” 1d6 para no empezar a desnudarse. Tiende a acalorarse cuando se embriaga. Por eso su condición de dado es, con 3 tarros de cerveza debe tirar 1d6 con condición 2+ para no empezar a sacarse la ropa, conforme siga tomando la condición aumentara en +1 por cada tarro que aumente en su consumo.
Cuando su consumo alcohólico llegue a un máximo de 8 tarros de cerveza deberá hacer una tirada de rango “Rand” 1d12 con una condición de dado de 10+ para no caer completamente dormida/noqueada por el alcohol.


Última edición por Mefy Lichtsteiner el Dom 7 Jun 2015 - 7:06, editado 3 veces
avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Dom 7 Jun 2015 - 7:36

Xue reía entretenido ante las palabras de la pelirrosa, la cual aseguraba ser una guerrera valiente e inamovible, que podía soportar fácilmente aquellas insalubres cantidades de alcohol que estaba consumiendo junto a él. Su cuerpo sugerente daba una buena vista para todos aquellos ebrios -y ebrias- de la taberna, los cuales se relamían gustosos de poder ver todo aquel cuerpo sin tener que limitarse a nada. El albino por su lado estaba demasiado concentrado siguiente al pie de la letra aquella competición como para interesarse mucho en el cuerpo ajeno, aunque sí podía verlo con más facilidad que todos los demás... eso no significaba que fuese a enfocar la vista en este así como así. Se podría decir que se trataba de algo tan mundano para él, el cuerpo de una mujer tan atractiva no causaba reacción alguna en su ser, no por el momento al menos.
La miraba fijo a los ojos, sonriendo de medio labio y escuchando sus excusas de no rendirse, algo que le causaba gracia al chico ya que no había inquirido nada sobre ello, pero le gustaba ver que la fémina tenía ganas de ganar a toda costa por más que él sabía que eso era algo difícil aunque no imposible; aclaraba su garganta en lo que la chica le pedía otra botella al tabernero, el cual contestaba negativamente, comunicando que iría a buscar más en las bodegas. Fue allí cuando por primera vez en todo aquel rato que llevaban juntos, que se fijó en el cuerpo ajeno, más específicamente en su retaguardia. Toda la taberna quedó en silencio ante tal suculenta visión, un deleite para los ojos. Mientras que el albino solamente lo tomaba como una posición algo sugerente... sí, era atractiva y eso rozaba lo innegable, pero de allí a babear como un perro hambriento faltaba un mar entero.
Cuidado, no vaya a ser que te agarren robando así, no tengo ganas de meterme en problemas y menos en una isla como esta.
Le advertía en un tono de voz serio, totalmente diferente al que venía usando hacía rato desde que comenzaron a hablar. Se le notaba algo preocupado, y no solamente por sí mismo si no también por ella. Estaba claro que habían algunas miradas no deseadas que querían llegar inclusive más lejos y se sentían capaces de hacerlo gracias al alcohol que portaban en sus estómagos y corría por sus venas a todo vapor.

¿Tu amigo? Vaya, que confianzas te tomas con un desconocido como yo, ciel-... ¡! —su voz fue abruptamente interrumpida por la botella que le metían en la boca. Bajó la lengua y dejó que tranquilamente aquel líquido fluyera por su garganta hacia su estómago, bebiendo sin siquiera respirar un poco de aire. Él mismo agarró la botella y la empinó nuevamente, inclinándose un poco hacia atrás y reposando su otro brazo contra el borde de la barra. Algunas personas vitoreaban aquella demostración de resistencia en un cántico al unísono: ¡Eh, eh, eh!; una vez terminó de beberse todo el contenido, fue cuando el tabernero volvió con una caja de al menos seis recipientes más. Estaba claro que quería hacerse la buena cantidad de dinero esa tarde, y obviamente no lo obtendría, no de Xue al menos. — Aquí está lo que pidieron, chicos. Espero que estén dispuestos a pagarme pronto... ¿saben? No quiero que se embriaguen y luego me quede sin ver ni un berrie. —decía el hombre sumamente desconfiado, cruzado de brazos en lo que ponía las botellas de Sake llenas sobre la mesada. El albino soltó una irrisoria carcajada agarrándose el estómago y luego de hipar levemente debido a lo rápido que tomó el Sake de la anterior botellita, le dedicó algunas palabras al encargado de aquel local.
Tranquilo, viejo... no desesperes, nosotros beberemos y pagaremos cuando lo veamos conveniente, ¿sabes? No desconfíes de nosotros, tenemos el dinero aquí mismo.
Musitó para después sacar una bolsa de cuero algo grande, la cual asomó por encima de la barra y agitó para hacerla sonar. Sonaba como monedas de oro agitándose y chocando entre sí. El tabernero se relamió los labios disimuladamente de gusto, y asintió con la cabeza quedándose en total silencio, de nuevo dejándoles tranquilos a aquel curioso par de bebedores.

¿Y bien, en qué estábamos? Ah, sí... ¿¡pero qué te pasa!? Que me vas a ahogar, por cojones.
Vociferaba soltando una carcajada, dirigida obviamente hacia Mefy. Luego de eso renegó un poco con la cabeza, hipando de nuevo y destapando dos botellas más de Sake, una para ella y otra para él. Chocó la suya contra la ajena, y luego se la empinó bebiéndosela en un solo trago a fondo blanco, que le tomó al menos unos segundos antes de jadear y bufar del gusto. — Uff~ así da gusto... *hip* beber, ¿eh? —le decía a la chica, asistiendo rápidamente en que tomara agarrándole la botella como hizo ella con él—. ¡Venga, venga! Bebe, hasta el fondo, no derrames ni una sola gota.
Le decía aunque era virtualmente imposible hacer eso. Algunas gotas caían por las comisuras de los labios ajenos. Malentonado por el alcohol, Xue animó a limpiar estos rastros con la yema de uno de sus dedos, el cual luego lamió gustoso para saborear el Sake.
No me ganarás, Mefy... te aseguro que no, soy muy cabezotas como para aceptar que lo hagas. Nunca nadie lo ha hecho, no pretendo permitir que seas la primera.
Y no lo decía por machista, si no como él mismo admitía... demasiado orgulloso cuando se trataba de algo que poseía alcohol de por medio. Cuantas botellas y Sake le pusieran en frente, sería las que bebería, por más que fuese a caer de espaldas en cualquier momento de la ebriedad. Aunque no, faltaba demasiado para ello. Se relamía, empapándose el torso accidentalmente con el Sake que brotaba por los lados de su boca y chorreaba por su cuello, perdiéndose en la infinidad de sus prendas; la cosa se estaba poniendo cada vez peor, y ellos dos ignorando completamente que los demás clientes, principalmente los hombres estaban esperando el momento adecuado para "atacar" a la fina damisela pelirrosa.


//OFF-ROL: Tirada de borrachera • +2 al resultado necesario debido a las cantidades excesivas de Sake que está consumiendo. (4+ Para no ponerse levemente borracho.)

Número aleatorio (1,6) : 1
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Dom 7 Jun 2015 - 8:25

Miro las botellas y sonrió mientras se sacaba de la bolsa de la chaqueta una liga, atándose el cabello en un chongo alto para descubrir su  nuca un poco y que este no se le viniera al frente.
Las palabras del tabernero le habían hecho gracia, por lo que saco de entre sus pechos un bolso de color dorado donde traía algo de dinero. Esa cantidad cubría al menos la mitad de lo que se habían bebido, por lo que la vertió en la barra. — Toma, después te doy lo demás— dijo con una sonrisa.

Todo iba bien hasta entonces. El hombre tomo el dinero y lo empezó a contar, retirándose de donde estaban los dos. Ella escucho entonces todo lo que el otro decía mientras le miraba  sentándose en la barra, tambaleándose un poco ya. Sus mejillas ya estaban algo más coloradas, pero al menos aun podía hablar, a saber cuánto tiempo seguiría así. Por poco lógico que parecía aquello, dos extraños embriagándose juntos, compitiendo por ver quién era el mejor, Mefy se divertía bastante.

— ¡Claro que no intentaba ahogarte!  Solo quería que disfrutaras de un buen trago— dijo, un poco torpe ya en sus palabras. Hizo el brindis con él, pero cuando estaba por empinarse ella misma la botella, el otro la ataco, tomándola desprevenida. La botella en su boca vertía líquido que tragaba como podía. Las porras se hicieron presentes con más ahínco aun.  Tomo todo lo que pudo hasta que el otro la saco. Más de ¾ partes del contenido de la botella.
Cuando esta salió de su boca tosió un poco para recuperar el aliento mirándolo. Estaba a punto de contestarle después de limpiarse los labios con la manga de su chaqueta azul cuando el otro hablo. Fue entonces que la declaración del albino la hizo sonreír de una forma muy diferente a la sonrisa amable que había dado al principio. Esta era más bien una sonrisa llena de deseos de ganarle.

La chica se sentía un poco acalorada ya, pero solo se desabrocho la chaqueta, dejando ver su blusa blanca con el estampado de un tigre en ella. Puso  una mano en el hombro de Xue y con la  otra toco su nariz de forma suave y le miro, tambaleándose un poco ya aun cuando estaba sentada. — Xu-xu-xue…No podrás ga-ganarme, si lo haces yo— Se tocó el pecho ella misma mirándole. Era obvio que aquel fondo que le hizo tomar, ya le había afectado, aunque ella sentía que estaba bien, más que nada porque todavía no sentía  el típico calor insoportable que sentía usualmente cuando bebía.

Tomo la botella y se bebió de una el contenido dejando que la botella, al dejarla en la barra, se tambaleara y rodara por esta. Tomo otras dos y las abrió dándole una a el y otra ella mirándolo con sus ojos un poco entrecerrados en afán de retarlo. — ¿Listo?...¡YA!— La chica se empino la botella en cuanto termino de dar la señal mientras que todo el bar empezaba a golpear sus mesas con las manos y dar pisotones en ritmo con su coro de “¡fondo, fondo, fondo!” Ella solamente se sostenía de la barra para no caerse mientras hechaba la cabeza hacia atrás.
Obvio era el esfuerzo sobrehumano que estaba haciendo, pues al beberlo de esa manera tan desenfrenada el sake se salía de la comisura de sus labios, recorriendo su cuello hasta llegar a sus pechos y bajar, siendo frenado por el algodón de su blusa, la cual lo estaba absorbiendo, y por ende, se empezaba a transparentar un poco, cosa que nadie veía aun, pues estaba frente a la barra.

—¡hic! — se escuchó de repente cuando dejo de beber. Se sentía algo mareada ya, pero no desistiría, no a esa altura. — ¿como “hic”, como te quedo el “hic” ojo ah Sexy Xue?— dijo con una sonrisa algo juguetona, mientras ya ni se apuraba de que la botella quedara de pie, solo se encargaba de que quedara en la barra, la cual rodo y cayó al suelo, rompiéndose del otro lado de la misma. —ups….”hic”  lo siento…— dijo al levantarse e inclinarse sobre la barra, dejando sus pechos aplastarse sobre está mirando por encimita algunos brillos de la botella rota.

Número aleatorio (1,6) : 4

Aqui hace calor o solo soy yo? uff! Condicion:
Mefy tiene una tolerancia normal al alcohol, pues casi no lo consume, pero eso sí, si se pone ebria deberá hacer una tirada de rango “Rand” 1d6 para no empezar a desnudarse. Tiende a acalorarse cuando se embriaga. Por eso su condición de dado es, con 3 tarros de cerveza debe tirar 1d6 con condición 2+ para no empezar a sacarse la ropa, conforme siga tomando la condición aumentara en +1 por cada tarro que aumente en su consumo.
Cuando su consumo alcohólico llegue a un máximo de 8 tarros de cerveza deberá hacer una tirada de rango “Rand” 1d12 con una condición de dado de 10+ para no caer completamente dormida/noqueada por el alcohol.


Última edición por Mefy Lichtsteiner el Dom 7 Jun 2015 - 8:26, editado 1 vez
avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Dom 7 Jun 2015 - 9:07

Y al fin empezaba a caer en la condición de ebriedad. Se le notaba por los ojos entrecerrados y una ladina sonrisa dibujada en su rostro. Mientras que las aves rapaces que rodeaban al par afilaban sus picos y garras para acechar a su próxima presa, ellos dos simplemente se concentraban en disfrutar en demasía su pequeña competencia de bebida. Ella empezaba también a mostrar los primeros efectos de haber bebido grandes cantidades de Sake y en poco tiempo. El hipo era algo característico en él, y conocer a alguien con la misma cualidad era algo que le producía más risa con hipo, aunque eso no le detenía de seguir bebiendo, al menos hasta que las botellas dejaron de aparecer encima de la barra. Xue enarcó una ceja, extrañado por esto desvió la mirada hacia un lado fijándola en el encargado del local. Soltó un resoplido por la nariz y luego alzó fugazmente el mentón.
¿No traerás más Sake?
No hasta que vea la otra parte del dinero, ya han bebido tanto Sake como para un año.
¿A qué se debe esta hostilidad de tu parte? La muchacha te ha dado la mitad, sigue trayendo lo tuyo que nosotros pagaremos. —le decía arrugando el ceño. Ya empezaba a ponerse caldeada la cosa, aunque el tabernero simplemente suspiró y trajo un par de cajones más de Sake. No tomó mucho tiempo antes de que tanto Xue como Mefy se empinaran las nuevas botellas, bebiendo su contenido a una velocidad exorbitante. Notaba que la bebida le caía a la ropa de la fémina, transparentándose un poco debido a esto. El tabernero babeaba por dentro en silencio, agradeciéndole a sus dioses el poder tener tal visión allí; el albino, dándose cuenta de esto, le picó un seno con el dedo índice derecho a la fémina y habló luego de dar otro gran buche de Sake.

Oye, que se te ve el brasier, ¿acaso dejarás que todos te vean así como si nada? —preguntó, inhalando profundo para luego exhalar todo de golpe, hacia un lado—. Digo, si te gusta ser... *hip* exhibicionista, no es mi problema... pero hay mucho vouyerista suelto.
Le advertía parpadeando repetidas veces, ya que de a ratos se le nublaba un poco la vista. Efecto de tomar tan rápido sin medir consecuencias, además que su cuerpo muy lentamente se iba desgastando, su hígado no era el mismo del de hace años atrás, así que todo su cuerpo fallaba discretamente.
Por más resistente que fuera, tarde o temprano algo empezaría a fallar; luego de varias botellas más, parecía ser que cualquiera de los dos estaría listo para rendirse, a decir verdad él tampoco es que quisiera tomar más, ahora era más algo como gula, que por necesidad o gusto. Una seria adicción de la cual no sabe decir "basta" ni cuándo parar. Al momento de romperse la botella y ella ponerse en esa posición, Xue se levantó de la banca, poniéndose tras la pelirrosa y apoyando su pelvis en la retaguardia ajena inconscientemente, tomándole con ambas manos por la cintura y jalando levemente de esta para que se saliera de la barra. Ya veía además al dueño de la taberna salírsele los ojos de las órbitas, queriendo hundirse en aquel buen par de ... parachoques delanteros.

No te vayas a caer, niña —dijo mientras la sentaba bien en la banca, estando ahora bastante más cerca de su cuerpo, él de pie y ella sentada cómodamente—. ¿Seguimos, o ya te has acobardado? Y por cierto... que acalorada que estás, pareces... *hip* afiebrada, "Sexy Mefy".
Le decía riendo por aquel apodo, tocando una de sus mejillas con el dorso de su mano izquierda, notando la temperatura de su cuerpo. Parecía como si cuanto más bebiera, más subía. Enarcó una ceja extrañado por ello, pero decidió seguir el juego y beber una botella tras otra. Sin límites, estaba claro que ese día forzarían sus cuerpos hasta que no pudieran más, o hasta que descubrieran que no tenían dinero para pagar todo lo demás.


//OFF-ROL: — De seguir bebiendo, se deberá hacer la misma tirada aunque ahora el resultado satisfactorio será un 3+; en caso de fallar la tirada, Wang Xue estará "borracho", disminuyéndose sus atributos y reflejos un 30%, su capacidad de habla estará en un 75% de su potencial total. Su caminar será errático, ya no podrá correr.

Número aleatorio (1,6) : 6
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Dom 7 Jun 2015 - 9:36

Ese repelón que sintió, y las manos en su cintura fueron suficientes para  hacerla sentir un estremecimiento que jamás había sentido. Después de eso se quedó sentada, pero cuerpo aún se sentía alborotado, aun después de beberse esa botella.
Escucho las palabras del otro atentamente, o al menos lo más atentamente que podía hacerlo mientras dejaba la botella en la barra, con torpeza.  Tomando otra botella con algo de trabajos, pues no daba con ella, ya estaba viendo doble.
— creo que no puedo tomar “hic” ninguna de las dos jajajaja— a la pobre peli rosa entro en un ataque de risa y después volteo a ver al peliblanco —tienes “hic” tienes hipo ¡hablas grac-”hic” gracioso! — dijo cuando al fin pudo tomar la siguiente botella.

Se abrazó de Xue por su cintura, aprovechando que estaba parado a un lado de él mientras le miraba, con la botella en las manos —¿aca-acaso “hic” crees que yo me acobardo ? — pregunto mirándole, re pegando por completo todo su cuerpo al de él, oprimiendo su voluptuosidad en el abdomen ajeno para separarse de el, dejando su espalda recargada en la barra mirando a un lado, viendo a todos como  le miraban la camisa mojada, dejando ver su sostén tenuemente. Se jalo la camisa y sonrió. Su mente ebria planeo algo…o si y eso es malo. Siempre que a Mefy se le ocurría una idea, esta terminaba en desastre.
El calor ya la tenía algo afectado, por lo que se sacó la chaqueta dejándola a un lado, la cual se cayó al piso pues no había de donde sostenerse. — ¡300 berries si quieren ver más!— dijo con una sonrisa juguetona — así que si no van a pagar, lárguense a tomar a “hic” otro lado, ¡aquí no queremos pervertidos!. Sexy Xue les pateara las bolas si ven a sexy Mefy “hic”—

Obviamente la pobre chica ya estaba mal. Se sentía más acalorada y los clientes no sabían que decir de momento, asi que el silencio reino y miro entonces al tabernero. — y tu…¿Qué me vez? Tómame una fo-”hic” foto…duran mas— se rio para golpear la barra y mirarle, recargándose de nuevo en la barra como lo habia hecho antes, dejando sus pechos oprimirse sobre esta, hablándole al tendero — berrie….berriw “hic” ya no tengo beros— le dijo susurrándole — pero mañana….mañana te pago lo prometo—

La chica le sonrió. No mentía, si no lo hacía cuando sobria, menos ebria.  — horca ”hic” horcado…ahí estoy— dicho esto tomo las botellas de sake y las abrazo contra ella, sin dejar de estar en esa pose. —nos llevamos “hic” esto —

Mefy ya no estaba del todo bien. No tomo más en ese momento, pero no iba a soltar el sake. Se había percatado, al menos, que no iba a poder beber a gusto con todos esos mirones interrumpiendo su duelo. Por lo que su idea era irse a su hostal, y ahí continuarían su duelo de alcohol, pero la pobre estaba ya en un grado que no podía regresar al banco ella sola, por lo cual solo rio un poco y miro a Xue por sobre su hombro diciéndole que no se podía poner de pie sola. — ¿me ayudas?—
avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Wang Xue el Dom 7 Jun 2015 - 10:03

Ya las miradas desconfiadas del tabernero se hacían evidentes. Xue suspiró un poco, intentando mantener la cordura por más que estuviera levemente ebrio. Sus ojos se posaron en la delantera de la pelirrosa por unos segundos, más aún cuando esta los aplastó en su abdomen. Enarcó una ceja y soltó un bufido a modo de risa, renegando un poco con la cabeza y prefiriendo ignorar un poco a la chica, la cual estaba bastante pasada de copas. Sabía perfectamente que terminaría así, inclusive cuando le habló al dueño del local era más que claro que estaba borracha, bastante más que el albino. Cuando se abrazó a las botellas de Sake y luego se apoyó contra Xue, este miró al tabernero y renegó con la cabeza como dejándole saber que no estaba bien. Sacó unos Berries en billetes que tenía, al menos unos cuatrocientos, y los posó sobre la mesa. Era lo único que tenía, ahora no tendría para comer siquiera en todo el día, y posiblemente hasta que se fuera de la isla con lo que le costaba rescatar algún que otro Berrie de trabajos fugaces en la ciudad.
Ya, vayámonos ahora, no vaya a ser que te caigas inconsciente.
Decía comenzando a caminar con ella a un lado, rodeando su cintura por detrás con un brazo para sostenerla lo mejor posible y que así ella mantuviera un equilibrio aceptable. El albino estaba en una pieza comparado con ella, pero igualmente solía trastabillar un poco, no por su culpa si no por el peso ajeno haciéndole desestabilizar; al salir del local, al menos sin el problema de que no deberían dinero, no muy lejos ya Xue sentía la presencia de un par de sujetos que estaban siguiéndoles. Estaba claro que estos no tenían intenciones buenas, con él ni con ella. — Será mejor que me indiques a donde hay que ir, nos están siguiendo y *hip*- puto hipo... nos están siguiendo y hay que llegar cuanto antes a donde te hospedas.
Murmuraba él para que solamente la pelirrosa escuchara. Estaban en peligro inminente, además que con el estado de ebriedad que llevaba ella encima, estaba más que claro que solamente buscaban abusar de la "inocencia" femenina. Aunque mucho no quedara de inocente en un cuerpo tan lascivo y revelador, con tales actitudes de mostrarse por un poco de dinero, no quedaba del todo claro al albino cómo era que no había terminado siendo violada antes por alguno de estos subnormales como los que les seguían.

Una vez le diera las respectivas indicaciones de a donde ir -si es que lo hacía y le entendía-, se dirigiría a paso ligero con ella a un lado, sosteniéndola aún. Aunque no, fue muy tarde... los tipos se pusieron uno atrás y el otro adelante del par, sosteniendo unas pequeñas cuchillas amenazando al albino para que entregara a la chica.
Suelta a la mujer, ahora la cuidaremos nosotros.
¿Y quién les hizo creer que... *hip* haría tal cosa?
No nos importa, será mejor que la sueltes... ahora nos la llevaremos y si no haces lío seguirás en una pieza.
Será que sí, eh... bueno, pues pueden llevársela. —dijo pareciendo totalmente desinteresado. Empujó a la chica hacia los brazos del que estaba adelante. Este la recibió en brazos viéndose obligado a soltar la cuchilla enseguida, todo parte del pequeño plan para poder darle una hostia en la cara. Un buen puñetazo que le bajó un par de dientes por la potencia que llevaba tal golpe. El de atrás pareció querer arremeter al albino con violencia, buscando acuchillarle por detrás, aunque tuvo la buena fortuna que pudo agarrar a su compañero y lanzárselo de tal forma que cayeran al suelo los dos. Xue tomó en brazos ahora cargando a la pelirrosa y empezó a correr lo mejor que podía, ignorando si se caía alguna que otra botella de Sake de las que llevaba ella en brazos, ahora le importaba mejor seguir vivos que desperdiciar o no alcohol; una vez llegaron, quedó jadeando intensamente, adentrándose al recinto inicial del hostal. Ya allí se acercó a la recepción, siendo atendido por un hombre calvo y barbudo, algo obeso y grasoso por lo que comía. Miró de pies a cabeza al par de muchachos embriagados, y recordando la cara de la chica, indicó el número de habitación al que debían ir.

Es la 45.
Gracias...
Luego de decir eso, Xue subió las escaleras costosamente con la pelirrosa en brazos. Llegando al frente de dicha puerta numerada con el "45", la abrió con una suave patada y se adentró, viendo la cama e inmediatamente recostando a la chica en esta. Por el cansancio de piernas y brazos que tenía el albino también se desplomó a un lado de la chica, boca abajo y respirando agitado. Nunca en su vida querría repetir eso, y además que se sentía cada vez peor, primero por haber obligado a una chica inexperimentada a beber Sake, y por otro lado en encontrarse ahora en esa situación incómoda, en donde una chica ebria yacía tumbada en la cama abrazada a botellas de Sake, y él allí... no agotado pero sí agitado por la adrenalina que corría por sus venas. Tenía los nudillos de la mano derecha pelados por haber chocado estos directamente contra los dientes del primer sujeto que había golpeado. Le salía sangre, y escocía un poco como un raspón, aunque más profundo.
Que molestia... —murmuró para sus adentros, aunque la contraria podía escucharle fácilmente— por poco y no la contamos. Se me fue la puta borrachera con esto *hip*- ... ¡pero no el puto hipo, al parecer!
Se animó a decir, acomodándose en la cama aunque dejando una pierna colgando a un lado, debido a que le daba pereza inclusive subirla. Teniendo a la contraria a un lado, le quedó mirando al rostro, respirando cada vez más tranquilo, aunque aún los jadeos se podían escuchar claramente.
avatar

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 16/03/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3300/790000  (3300/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Mefy Lichtsteiner el Dom 7 Jun 2015 - 10:23

No supo mucho de que pasaba. Cuando pudo coordinar por fin, fue cuando se vio lanzada y golpeo a un chico. No pudo reaccionar cunado el puño del albino paso sobre su cabeza. Se rio un poco fuerte ante ello, pues seriamente estaba ebria, pero no soltaba ni una de las 10 botellas que tenía entre los brazos.
—Xu- — no alcanzo a nombrarlo, para advertirle, cuando el otro hombre recibió al que había golpeado primero. Mefy maldijo por dentro, en ese estado estaba siendo una carga, pero al ver como los otros hombre caían se rio un poco, pues había sido gracioso. Lo siguiente que supo fue el que iban cargándola. Por suerte solo se había caído una botella — el horcado— dijo algo torpe — derecho por aquí y en la “hic” esquina izquierda, gran hombre horcado en la entrada— se le dificulto un poco hablar, porque estaba más concentrada en tener las botellas a salvo.

Al fin en “casa”, o al menos la temporal. Cuando vio al recepcionista solo le sonrió y saludo — hola louk— dijo entre risitas y sonrisas tontas para ser entonces lo siguiente que pudo ver con claridad, fue el techo. Miro a su lado izquierdo y entonces se giró para dejar las botellas en el piso.
Sintió casi de inmediato ese golpe seco sobre la cama y como la puerta se cerraba después de haber entrado en su habitación, la cual solo estaba iluminada por la luz que entraba por la ventana. Giro su rostro y entonces se topó con el ajeno para sonrojarse más. Se sentía más acalorada, eso era un hecho, pero ahora tal vez ya no solo era por el alcohol.
La cercanía de sus cuerpos le hizo sentir la necesidad de acercarse más. —Xue… — dijo para acercar su cuerpo al contrario y quedar cerquita de él, hasta que sus labios, de forma torpe, se fijaron en los ajenos con un beso, el cual estaba guiado por el instinto primario de la chica que había despertado por el alcohol y la cercanía de ambos… Después de ese beso ya no había vuelta atrás, pues ella se entregaría a eso que sentía, mas motivada por el alcohol que por la razón. Después de todo, cuando una chica y un chico, que están en la misma cama, son víctimas del alcohol y de sus instintos, se lleva a cabo un apasionado encuentro entre dos seres que se volverán amantes entregados a sus deseos y este no sería la excepción.
avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 03/06/2015
Localización : Seguramente...por ahi~

Hoja de personaje
Nivel:
12/150  (12/150)
Experiencia:
2948/790000  (2948/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Maybe I'm in love with the booze. — Wang Xue & Mefy Lichtsteiner

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.