Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7160)
 
Nocturne93 (5176)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2139)
 
Drake Lobo Ártico (2058)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Señor Nat el Dom 7 Jun 2015 - 18:19


Esto está sonando en toda la isla.

Ay, Isla Tarta... ¿Podría haber algo mejor? Dulces por doquier, un maravilloso color rosa impregna el glass que cae en forma de lluvia y penetra el olor a caramelo en vuestros pulmones. ¿Se podría pedir algo mejor? Hay alguna que otra araña donde estáis, pero nada grave. Veinte centímetros la más grande, y no parecen agresivas, aunque son muy peludas. Bajo el vestido de Julia nota en su asiento el frío tacto de la piedra, y en una cama está tirada una persona. En la habitación sois siete personas, y sólo veis la ciudad desde una ventana. Hay un líquido rojizo por el suelo, y no es granadina precisamente. Para qué engañaros, estáis muy jodidos. Seis de vosotros estáis sentados en el suelo, y el de la cama parece que le pasa algo... No sé, parece menos bípedo de lo normal.

La celda es un cuarto angosto y pequeño, de piedra gris, con una sola cama, un retrete sucio y lo que parecen un par de muletas. ¿Para qué serán?. Por la ventana se ve todo el panorama, incluidos dos lelos que acaban de chocarse.

Fuera, dos personas andan mezcladas por la ciudad. El agente Jack Suzume de la Marina y el Cipher Pol Kusanagi Yu han sido destinados a rescatar a la Cipher Pol Julia Ryugami, atrapada en acto de servicio. Andan merodeando por los barrios cuando se chocan entre ellos, y un pirata con bastantes malas pulgas se acerca.

-Eh, vosotros- dice, con voz ronca. Su aliento huele a licor de menta y café-. ¿Qué hacéis aquí? No me gusta vuestra cara.

Parece fuerte, menos mal que ambos vais de paisano. Si no quién sabe lo que podría pasar. Pero sed inteligentes, quién sabe lo que ese gorila podría hacer.

El Gorila:


Cualquiera en la prisión excepto Julia puede postear estando en la camilla, pero uno deberá hacerlo. El que lo haga ha sufrido una mutación en su pierna derecha, que la hace medir 30 centímetros menos (o lo equivalente de ser Guny).

Apuntados inesperados:
Estáis desembarcando en un muelle lleno de gentuza. Se os quedan mirando, pero no parecéis importarles demasiado.


Última edición por Señor Nat el Mar 9 Jun 2015 - 19:24, editado 1 vez (Razón : Retirado el "Libre" del título.)

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Vicealmirante
Vicealmirante

Mensajes : 7160
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 23
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
101/150  (101/150)
Experiencia:
170200/790000  (170200/790000)
Berries: 700.133.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Dom 7 Jun 2015 - 18:39

Se cruzó de piernas mirando la situación. Se encontraba en una jaula de fría piedra gris, de apenas unos siete metros cuadrados y con otras seis personas que no conocía de nada, aunque ese parecía ser el peor de sus problemas. Tuvo que recolocarse el incomodo vestido al realizar aquel movimiento para que ninguno de sus "compañeros de prisión pudieran ver su ropa interior.

¿Qué hacía con un vestido? Bueno, no era complicado de adivinar que su superior había decidido que esa ropa seria menos llamativa para la misión a realizar. Julia no estaba del todo de acuerdo con él. No solo sentía que llamaría más la atención, sino que así no podía llevar ningún arma de su agrado ni moverse con agilidad. "Bueno, no me importa tener que romper la falda del vestido para poder correr." Pensó, pasando su mano por el cinturón que llevaba este, que era más de adorno que otra cosa, pero que podría serle útil. Llevaba a el sujeto la pistola que le había regalado su padre tiempo atrás, cargada con seis balas. No era su especialidad, pero podría defenderse con ella. "Será mejor no gastarlas innecesariamente."

Tras asegurar que se había olvidado de arrebatarle el arma, quizá por que no se percataron de su presencia ya que antes la había ocultado en otro lugar, echó una ojeada a quienes formaban aquel grupo de personas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Nehuer Ledoux el Dom 7 Jun 2015 - 18:51

Me duele. Algo me duele pero no sé el qué... el culo, la espalda, es todo incómodo y no sé que ocurre. ¿Dónde coño estoy? Pienso mientras lentamente me recobro algo aturdido, ya solamente por la sensación del suelo sabía que no estaba precisamente en mi cama. Un intenso olor a caramelo que incluso llegaba a empalagar por dentro entraba por mi nariz, ni aunque me tapase con la manga de mi chaqueta minoraba el olor. ¡Era muy fuerte! Como si todo el lugar estuviera lleno de dulces. Con un rostro desencajado entre malestar y confusión logro erguir la parte superior de mi cuerpo hasta quedar sentado. Parece ser que he acabado en un calabozo y no sé ni el porqué ni cómo, ni cuándo. Al notar pegajosa mi mano observo que hay un líquido algo espeso y rojizo por el suelo, ¿sangre? ¿Podría ser sangre? La celda parece ser algo pequeña para las personas que estamos, sí porque tras observar detenidamente comprendo que no estoy solo hay más de una persona de hecho, tras contar incluyendo al de la camilla somos siete. Algo le ocurre al de la camilla pareciera ser que una de sus piernas está algo deformada. Muy corta y desigual a la otra. Un sucio retrete y un par de muletas son lo que llego a divisar antes de ver el ventanal desde dónde entra la escasa luz. Asomando un poco mi cabeza desde la lejanía solo consigo ver la ciudad pero todavía no me atrevo a levantarme estoy algo mareado y confundido. Intento recordar algo de los últimos acontecimientos pero nada por el momento, ¿qué habrá ocurrido para que acabase aquí rodeado de tantos desconocidos y apresado?

¿Dónde estamos? - La pregunta cliché surge por primera vez desde mis labios intentando hacer reaccionar al resto, y a su vez para ver si alguno sabe algo más de lo que está sucediendo. Limpio mi mano en la mugrienta pared pero es que tampoco quería ensuciar más mi traje. Cuando me doy cuenta también hay diversas arañas por el lugar, algunas de hasta veinte centímetros pero no daban señales de ser hostiles, aún así por auto-reacción me aparto de ellas. - ... Uhmmm esto empieza a darme grima, no me gusta este lugar, estoy jodido realmente jodido... - Pienso para mí mismo en voz alta. -

No logro entender de qué va todo esto pero algo está claro tengo que salir de allí como sea, no se cómo pero para ello pensaría algo así que me dispuse a como mínimo intentar meditar en algún plan, como hacer palanca en la cerradura de aquella celda con la muleta o algo así. Cualquier cosa con tal de intentar de salir y sobrevivir a aquella pesadilla hecha realidad.
avatar
Nehuer Ledoux

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 04/06/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Altaïr el Dom 7 Jun 2015 - 19:11

¿Uh? ¿Dónde estoy? ¿Y porque estoy en una cama? Una luz pasaba por la pequeña ventana, cabe decir que era la única fuente de luz, pues me encontraba en un cuarto angosto, estrecho y con olor a humedad. Me intenté levantar de la cama, dejé salir un pequeño quejido al lograr hacerlo. Un dolor proveniente de la zona de la pierna derecha, la cual parecía haberse empequeñecido y tenía una extraña apariencia. Magnífico, eso era sencillamente magnífico, la última vez que me había despertado en esas condiciones no había sufrido una deformación en la pierna que... Respira, Abyss, respira y cálmate, me dije en un intento para organizar mis ideas, que si se representaran ahora mismo serían un conjunto de objetos en llamas dando saltos en medio de un campo lleno de pasto.

Primero intenté figurarme porqué estaba allí y qué había pasado para estar en esas condiciones, intentando recordar, aunque fue en vano. Lo último que recuerdo fue entrar a una clínica de abortos tras la segunda botella de ron. Debería dejar la bebida alguna vez, me dije a mismo y respondí con una enorme celeridad, mejor mañana. Tenía ganas de escupir, y cuando iba a hacerlo, me fije que había más personas en aquella habitación, las cuales no tardé mucho tiempo en contar, seis personas, en total.

Inspeccioné la habitación antes de empezar a hablarles en esta había un retrete bastante sucio, y casi podría afirmar que el suelo estaba más limpio. Unas muletas apoyadas contra la cama, al menos podría moverme sin tener que ir arrastrándome por el suelo, si tuviera que hacerlo. El sonido de la gente entraba por la ventana, acompañando a la luz y rompiendo el silencio que nos inundaba y al parecer estaban partiendo cocos ahí fuera, al menos por el sonido que hacían, aunque también podrían ser gente partiendo piernas o piedras, ¿quién sabe las aficiones de la que podrían tener otros?

-Esto… ¿alguien me podría echar una mano?-pregunté, tras tragar un poco de saliva, esperando que las personas fueran buenos samaritanos con un lisiado.-Esto duele un poco bastante y me cuesta moverme, ¿alguno es médico? Creo que una pequeña porción de sedante no me vendría mal-decía, mientras intentaba agarrar las muletas, por si no hubiera ninguna persona capacitada para ejercer la medicina.-

Un mal sabor me recordaba la bebida de la noche anterior, y me preguntaba una y otra vez porque seguía siendo tan estúpido.
avatar
Altaïr

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 16/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
21/150  (21/150)
Experiencia:
5745/790000  (5745/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Jack Suzume el Dom 7 Jun 2015 - 19:12

Realmente mis superiores me odiaban por completo, me habían enviado a una misión extremadamente difícil en una isla del nuevo mundo, una isla de color de rosa con un gran olor a dulce y no era precisamente porque alguien de la isla se hubiese motivado y se hubiese puesto a cocinar cantidades ingentes de tarta, no, era una isla de tarta literal, con una gran cantidad de dulce por todos lados y no había cosa que más odiase, por este motivo a veces odiaba mi trabajo.

La misión que me habían encargado junto con un agente del Cipher Pol el cual sería mi  compañero para la misión “esto es lo mejor para un recluta sin experiencia, claro que sí” pensaba mientras caminaba por la calle con una cara de asco por la calle debido al penetrante olor a dulce. Lo único bueno de aquella misión era que me habían dejado realizarla con mi ropa para misiones, véase como si fuese un pirata, por lo que iba con una botella de ron en la mano y con unos andares peculiares casi típicos de un borracho balanceando mucho los brazos como si perdiese el equilibrio.

Iba mirando al suelo cuando de repente vi los pies de alguien que se interponía en nuestro camino, por lo que paré y lentamente levanté la cabeza para mirarlo a la cara y pedirle el favor de que se apartarse, pero me detuve cuando terminé de levantar la vista y no comenté nada al respecto.



El tipo habló con una voz que estaba bastante ronca, posiblemente de beber tanto alcohol pues es a lo que le olía la boca más concretamente a menta y café, al parecer no le gustábamos al tipo, aunque eso no era de mi importancia, me llevé un dedo a la boca pensando en algo para salir de aquella situación sin que me rompiesen la cabeza y le ofrecí la botella de ron que estaba medio llena.

-Pahara tú- dije con la voz de un borracho al que le cuesta articular palabra- meh haas cahidoh bien- terminé de decirle al tipo con la esperanza de que la aceptase y se fuese.
avatar
Jack Suzume
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 236
Fecha de inscripción : 22/02/2014
Edad : 23
Localización : zamora

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
157493/790000  (157493/790000)
Berries: 101.777.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Dom 7 Jun 2015 - 19:28

Sentado en una esquina, yacía la flor de la juventud, o así se llamaba el mismo. Maito estaba desmayado, o quizá durmiendo. Había tenido un sueño extraño, uno en el que había llegado a una isla cubierta de caramelo. "Un sueño hecho realidad", pensaba mientras lentamente abría los ojos. ¿Donde diablos se encontraba?, no lo sabía. Pero eso no le importó en lo absoluto, al instante se preguntó donde se hallaba su pequeña tortuga, compañera de cientos de aventuras. Solía dormir dentro de su chaleco, que por cierto estaba rasgado por alguna extraña razón que desconocía. Buscó con la mirada a Tobi, que se encontraba acechando a una araña, de algo de diez centímetros. Pero cuando se percató que su amo se había levantado, al instante se le acercó, aunque lentamente, llego al costado de Gai, quien la puso en medio de sus brazos.

Ahora decidió observar a su alrededor, había ignorado por unos instantes las palabras de un chico que también se encontraba en el lugar. El lugar era algo pequeño, estaban encerrados en una prisión de piedra gris. Habían varias personas en esta, además del ninja. Le dolía su cuerpo, ¿por qué razón?, quien lo sabe. Quizá el anterior día había entrenado, pero ¿que día era hoy?, muchas incógnitas ingresaron a la mente de la bestia, que se encontraba muy confundido de la situación. no había hecho nada malo para que lo arrestaran, si es que los marines hayan hecho esto. Debía encontrar la respuesta a todo, pero como. Las personas cercanas empezaban a hablar, y aunque el las había ignorado antes, era hora de averiguar algo.

- ¿Que este lugar?- Preguntó intentando ponerse de pie, al hacerlo observo el suelo, parte de este estaba cubierto con un líquido rojo. ¿Sangre?, quizá, pero no quería averiguarlo. Entonces empezó a caminar, acercándose a la cama y observando de paso un retrete, que parecía no estar relativamente limpió. Su tortuga asomaba la cabeza desde su chaleco, estaba curiosa del agradable y empalagoso olor a dulce que venía desde afuera. Y también vio una ventana, de la cuál provenía una única luz que alumbraba la mayor parte del lugar. Era mejor hacerse amigo de los tipos que se encontraban hay, no quería meterse en problemas.

Se acercó hacía las muletas, las cogió e intentó ayudar al tipo que intentaba levantarse. Al observarlo mejor observo que su pierna tenía una extraña deformación, y al parecer esto era reciente. Habían experimentado con aquel hombre, o fue una herida reciente, quien lo sabía.- Vamos hombre, yo te ayudo.- Dijo intentando apoyar las muletas en los brazos del hombre, que también parecía haberle chocado tener su pierna así. Entonces Maito intentó ayudar al hombre en todo lo que necesitara, era imposible que él abandonara a alguien que necesité ayuda, o por lo menos eso pensaba. En situaciones como esta cualquier cosa puede suceder. Pero algo era claro, que Gai haría lo necesaria para sobrevivir, después de todo se encontraba en la flor de la juventud, y no podía morir aún.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Kusanagi el Dom 7 Jun 2015 - 19:36

Su paladar degustaba con paciencia el fresco e intenso sabor agridulce de las moras color rubí que guardaba con apego en el interior de una pequeña bolsita de papel blanca. Compradas en una frutería de la isla de los dulces, acompañaban al pelirrojo en su misión de rescate mientras este se dedicaba a confundirse entre la gente, cosa algo complicada debido a su particular aspecto, el cual trató de normalizar vistiendo ropas informales. Una camisa de un rojo algo oscuro, cubierta por una chaqueta negra que le llegaba hasta el muslo, unos pantalones del mismo color así como un par de botas oscuras. Su cabello cobrizo descendía sobre su rostro y hombros, liberado de la prisión de su banda. Probablemente lo único llamativo de sus ropajes sería el negro parche que ocultaba su ojo derecho, aunque para aquello no había solución. Su katana permanecía oculta de miradas indeseables bajo la chaqueta de modo que, gracias a que era algo gorda, apenas se podía apreciar nada raro en ella, colocada de tal forma que se mantenía pegada a su costado y parte de la vaina se ocultaba en el interior del pantalón, sin pasar el muslo. Portar un arma a la vista de todos no habría sido una opción muy inteligente si pretendía pasar desapercibido.

"Julia Ryugami... Me pregunto qué clase de mujer será... Tal vez pueda invitarla a una copa después de esto." Suspiró y apartó aquellos pensamientos de su mente. Ya tendría tiempo para esas cosas cuando hubiesen rescatado a la chica. Había sido destinado junto a un marine de nombre Jack. Por su aspecto no habría puesto demasiada fe en él, aunque si le habían enviado tendrían sus motivos. Habría pasado alrededor de una hora desde que llegaron a puerto, sin mediar palabra alguna entre ellos para que no les relacionasen. Con algo de suerte no llamarían la atención... O eso deseaba momentos antes de chocar de frente contra él. "Bien hecho Kus, esa es la mejor forma de pasar desapercibido" se decía a sí mismo mientras se disculpaba con el marine de forma cordial, tratando de aparentar no conocerle de nada mientras recogía las moras que se habían desparramado por el suelo. Sin embargo, tardarían poco más en toparse con el que sería su primer problema en aquél lugar. Un enorme gorila, malhumorado y apestando a alcohol y café se acercó hasta ellos con cara de pocos amigos. Por sii aquello no fuese suficiente, Jack había comenzado su obra teatral -o al menos esperaba que así fuese- haciéndose el borracho y ofreciéndole una bebida al armario empotrado que tenían justo enfrente. "Genial. O nos abren la cabeza o acabamos de copas con un gorila" pensaba mientras miraba a su compañero tratando de mantenerse indiferente.

Les miró de forma intermitente a ambos, intentando analizar las reacciones del pirata ante las palabras del marine mientras se mentalizaba para reaccionar a la menor señal de hostilidad. Si aquél truco no servía tenía algo preparado, pero por ahora dejaría que Jack llevase la situación.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Lun 8 Jun 2015 - 0:40

Oscuridad. Un mundo negro y sin vida, vacío de cualquier célula o átomo. En aquel lugar viajaba mi mente, que aunque pareciese raro, estaba en blanco. No sabía qué hacía allí, lo único que podía hacer era notar mi cuerpo dormido, como si de un calambrazo se tratase. ¿Sabes cuándo vas a cagar, estás media hora en la taza del retrete y al levantarte un cosquilleo te recorre una de las piernas? Pues así era como yo me sentía. Miles de hormigas subiendo por todo mi cuerpo, escalofríos hacían que mi piel se pusiese de gallina. Pero bueno, solo lo sentía, ya que no podía verlo. "¿A caso estoy muerto?" Pensé en aquella situación. No, no podía estarlo, de hecho, no lo estaba.

Cualquiera en mi situación que creyese aquello, entraría en pánico. Intentaría moverse como fuese, pero yo… Yo no. Tan solo me quedaba quieto, con aquel vacío oscuro ante mis ojos. Estaba feliz por alcanzar una de mis metas, saber que había después de la muerte… Había vacío. Aunque para vacío como me sentía yo. Creía haber muerto sin cumplir varios de mis cometidos. Y ahora no me quedaba nada, o al menos eso creía. Una voz dubitativa se empezó a escuchar, mientras un rayo de luz iluminaba mi cara.

- ¿Dónde estamos? – Resonó mientras mis ojos se abrían.

Al parecer no estaba muerto, tan solo inconsciente o dormido. Un olor dulce llenó mis fosas nasales, mientras que con mis pupilas buscaba una respuesta. “Eso digo yo… ¿Dónde estoy?” Me dije a mi mismo. La verdad es que era extraño. Estaba en una especie de celda mugrienta, con un retrete aún más sucio y no sólo eso, sino que seis personas más se encontraban en aquel lugar. Una ventana desde donde se manifestaba la luz. Me levanté del suelo frío y caminé hacia ella. Empecé a rebuscar por mi traje negro mi paquete de tabaco, y lo encontré. Veinte cigarrillos, aún sin estrenar y aparte, mi mechero soplete. Quité el envoltorio de papel trasparente y saqué un cigarrillo, para así llevármelo a la boca, encenderlo y dar una bocanada de humo mientras observaba la calle. ”¿Qué habrá pasado?”

Entonces una voz pidiendo un médico me quitó de mi propia imaginación, de mi cielo, y me hizo bajar a tierra firme mientras soltaba el humo acumulado de mis pulmones. Al parecer aquel hombre era extraño, aunque a la vez, sin duda, una belleza de la naturaleza. ¿Quién sería yo si dudaba de las creaciones de Dios? Si Dios existiese, claro está. Tenía una pierna mucho más pequeña que la otra, podía medirle unos treinta centímetros tranquilamente, por lo que decidí acercarme a él para observar.

*Chof*

Miré bajo mis pies. Al parecer había pisado una especie de mancha roja que había en el suelo. ¿Es sangre? Me ha manchado los zapatos. Me agaché y observé aquel líquido y mojé un poco mi dedo, para después olerlo. No podía dejar que mi nuevo paciente esperase, así que una vez analicé aquello, esta vez sí me acerqué.

Observé su pierna, parecía una especie de mutación. - Esto no tiene buena pinta… Te lo calmaré en seguida. – Dije con un tono serio pero confiado. De mi dedo índice de mi mano derecha apareció una especie de aguja de cristal, hecha de THC. Pinché en el muslo de aquella extraña pierna, tratando de transmitir un poco de droga para así calmarle el dolor. El efecto tardaría un poco en aparecer, aunque el problema sería que aquel hombre empezaría a tener una leve alteración de los sentidos, aparte de un ligero ataque de risa. – Esto ya está. En breves te sentirás mejor.

Tras aquello palpé mi cuerpo, en busca de mis diales y mis armas. Menos mal que las llevaba encima. Seguí fumando aquel delicioso tabaco, observando el hermoso cuadro que se pintaba en aquella celda, la hermosa mujer rubia y, sobre todo… ”Hermosas arañas.”

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Guny el Lun 8 Jun 2015 - 1:05

Dulce, muy dulce, era el único término con el cual se podría definir el olor que inundaba mis fosas nasales, tan dulce y empalagoso que logró sacarme de mis dulces sueños. Lentamente abrí los ojos, recobrando el sentido ¿cuándo me había dormido? era la primera duda que tenía, aunque un vez despierto no tardarían en surgir unas cuantas más.

-Que... ¿Pero que...? ¿PERO QUE COÑO HAGO YO AQUÍ?- Grité al despertarme y ver el panorama.

Me encontraba en una sucia celda de piedra, con un sucio retrete, el suelo estaba ensuciado con sangre (Que por fortuna no era mía) y estaba rodeado de otros seis sucios simios, también conocidos como humanos. En aquel instante comencé a pensar cómo había llegado a la isla, pero cada vez que trataba de recordarlo me dolía más la cabeza. Me levanté como pude, al principio me costó un poco y estuve a punto de volver a caerme, pero logré mantener el equilibrio. Uno de los humanos era... raro, que yo sepa, normalmente sus brazos suelen ser simétricos y ese era su caso, a diferencia de las piernas, las cuales no seguían el ejemplo de las extremidades superiores, siendo una más pequeña que la otra.

-No sé quien nos habrá metido aquí ni porqué, pero cuando lo encuentre...- hice una pausa para llevar la mano a mi pistola... mi pistola... Un momento ¿Dónde está mi pistola?

Oh, si ahí estaba, apoyada sobre una pared, a unos centímetros a mi derecha. Me quedaba muy a mano de no ser porque un araña de tamaño absurdo sobre ella, investigándola con curiosidad. Me acerqué lentamente a ella, no sabía si era hostil o no, por si acaso desplegué mi escudo y me puse en guarda.

-Che, he, rupah rupah. Fuera bicha- Dije haciendo unos gestos con las manos para tratar de espantarla. -Por cierto, mientras yo me ocupo de esta será mejor que investiguéis cómo salir de aquí y ayudar a vuestro amigo.-

avatar
Guny

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 08/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por C. K. el Lun 8 Jun 2015 - 1:21

Catherine ha sido enviada a rescatar a una compañera del Cipher Pol, que parece haber sido secuestrada por una banda de piratas. Y, por supuesto, y como siempre, la agente llega tarde. Parece ser que en la misión de rescate hay implicado otro agente de la agencia, además de un marine, ambos de rango bajo. ¿A qué clase de incompetente se le ocurre enviar a unos novatos al Nuevo Mundo en una misión de rescate? La chica ha tenido que asistir a la operación para evitar el desastre. No va a permitir que nadie inocente muera. En su cabeza aparece la imagen de sus compañeros Stanley y Ares, ambos muertos en acción. No dejará que eso se repita.

El barco llega al puerto de la Isla Tarta, y la agente se prepara para desembarcar. Lleva ropa de "incógnito", y ha sustituido su usual uniforme negro por una chaqueta, una camiseta y una gorra con la palabra "PIZZA" en ella, cortesía del Den-Den Pizza, que envió con su último pedido de treinta pizzas. La chica salta del barco al muelle con gracilidad y elegancia, y trata de perderse entre la multitud, que pese a que la observan, no parecen prestarle mucha atención. La agente lleva en su bolsillo un pequeño Den-Den Mushi de color oscuro y una cajita con sus píldoras.

Aspecto actual:

La brisa marina revuelve su pelo verde, por lo que se cala la gorra mejor y se dirige a la zona central del pueblo. No sabe muy bien dónde están sus compañeros, pero puede intuir la dirección con las indicaciones que le han dado. ¿Por qué siempre llega tarde? Es un verdadero sinsentido. Cruel ironía.

- Espero que esos reclutas no estén metidos en un lío... -dice mientras corre entre la gente, tratando de no llamar la atención.
avatar
C. K.
Agente
Agente

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 10/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
45/150  (45/150)
Experiencia:
41349/790000  (41349/790000)
Berries: 60.037.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Beasuke el Lun 8 Jun 2015 - 19:46

Salgo del moderado, no quiero atrasarlo...":
Antes de hacer nada en el moderado, quisiera salir de este, puesto que no se si dispondré del tiempo suficiente como para llevar todos mis roles, el moderado y el recién anunciado capítulo (en el cual me gustaría participar con todos mis pjs). Por eso mismo prefiero salir del rol, no quiero atrasar a mis compañeros.

Acepto cualquier consecuencia que implique este acto de cobardía (?), como si entre estas posibilidades está la muerte. Gracias y perdón por las molestias.
avatar
Beasuke

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 31/10/2014

Hoja de personaje
Nivel:
28/100  (28/100)
Experiencia:
10265/320000  (10265/320000)
Berries: 195.960.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Señor Nat el Mar 9 Jun 2015 - 18:30

En la celda:
Kasmatura pierde por completo los nervios ante la música clásica, y grita como un condenado, tan alto que salvo a Abyss, que lleva un ciego tan monumental que le ha afectado a todos los sentidos, os hace doler el tímpano. Al parecer también a la araña de Guny, que salta contra Kasmatura, mordiéndole en el cuello. No parece importarle, ya que de un puñetazo rompe la pared de la torre y salta al grito de "Soy el enviado de los dioses", dando un giro mortal completo para caer de espaldas con los brazos estirados sobre un carro de paja, que se rompe por completo. Sin embargo sale ileso, salvo por la araña, que se ha clavado a él.

Kasmatura:
La araña es tan resistente que deberás hacer un diario de nota 7 para que se despegue de ti. Sales

Los que quedáis podéis ver que ha dado un salto de 20 metros en horizontal y unos 30 en vertical. Sin embargo hay un foso alrededor de vuestra torre, y parece no tener fondo. Imitar al carapez no es muy buena idea, creo que podéis intuirlo.

Rob Marney sabe que lo que hay en el suelo no es sangre, y de hecho el suelo ha explotado bajo sus pies, hecho que ha ignorado por completo. Empieza a sentir dolor por la pierna quemada, y si hay algún químico en la sala sabrá que esa sustancia era Mercurio Rojo, muy reactiva por presión. Como buen médico sabe que ha sufrido quemaduras de segundo grado (el zapato sigue intacto), ha tenido suerte. Del mismo modo, Abyss está vomitando ese líquido. Menudo colocón, ¿Eh? Además, parece que el pie de Abyss está donde debería estar su rodilla. ¿Qué demonios le pasa a este tío?

Bien, estáis con el señor baba explosiva, un enano, un negro, una rubia y dos tíos más. ¿Cómo vais a salir de esta celda que parece convertirse en un chiste cliché por momentos?

El puerto:
Catherine, parece que se te acercan dos borrachos e intentan manosear tus panes de ajo. ¿Vas a dejar que lo hagan o los vas a enfrentar?

Con el gorila:
Con un tono de borrachera, el gorila habla:

-Muchas gracias, Amigo- dice, mientras recupera su forma, pudiéndose observar un poblado bigote y una figura envidiable, icónica y legendaria. O eso sería de no ser por el alcohol, que le da un aspecto muy dejado-. Dejad que yo os invite a la próxima. Mi nombre es Mariano Sis, por cierto. Vamos a tomar unas gordas.

Os agarra a cada uno con un brazo y os empuja hacia la taberna más cercana. ¿Vais a intentar salir de esta situación?

Mariano Sis:


Para postear tenéis un margen de 96 horas. Pasado ese tiempo moderaré. No os arriesguéis : )

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Vicealmirante
Vicealmirante

Mensajes : 7160
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 23
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
101/150  (101/150)
Experiencia:
170200/790000  (170200/790000)
Berries: 700.133.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por C. K. el Mar 9 Jun 2015 - 18:51

Catherine avanza con algo más de lentitud por las calles. Está buscando a los agentes por una zona del puerto, cuando dos hombres de aspecto ebrio se le aparecen al doblar una esquina. Son un hombretón joven, gordo, con la cara muy roja y muchas gotas de sudor que perlan su cara, dándole un aspecto bastante asqueroso, y un anciano pequeño y con bastantes marcas debido a la edad. Éste último se apoya en un bastón que parece hecho de bambú o al menos parece imitarlo. La agente apenas tiene tiempo a reaccionar cuando el viejales intenta manosearle de forma poco discreta el pecho, mientras le sonríe, mostrando unas encías oscuras y con bastantes pocos dientes, diciendo:

- Hola preciosha... ¿ayudariash a un pobre anciano a pashar el rato? -su aliento apesta a alcohol, y la cogorza es delatada por el tono rojo de la cara del viejo, y un extraño brillo en sus ojos. Al tiempo que dice eso, el hombretón le echa la mano al otro pecho de C. K, de forma bastante torpe debido a la cogorza que lleva encima.

La agente suelta un chillido de asco, mientras intenta golpear con una patada al viejo. Su pie va directo a la entrepierna del anciano, a tal velocidad que espera golpearlo antes de que el viejo le toque.

- ¡No me toquéis!¡Pervertidos! -grita mientras golpea el suelo para intentar elevarse usando el Geppou. Su corazón está acelerado debido al sobresalto. Tiene que asegurar la seguridad de varios novatos y no puede permitirse perder el tiempo con un par de alcohólicos pervertidos tocadores de senos ajenos.
avatar
C. K.
Agente
Agente

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 10/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
45/150  (45/150)
Experiencia:
41349/790000  (41349/790000)
Berries: 60.037.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Mar 9 Jun 2015 - 19:26

El gritó de aquel tritón parecía no solo molestar a los humanos presentes en la celda a excepción de al hombre de la extraña pierna, el cual ahora parecía ir bien colocado, sino que la "pequeña" araña que los acompañaba también se notaba molesta. Quizá por eso mismo no buscó venganza por la forma en que el enano la había apartado y se lanzó al hombre pez que la aparto de un puñetazo, creando un camino a ningún lado que, sin embargo, le había servido para huir del lugar. Bueno, eso reducía el número de personas con las que se vería en la necesidad de formar una alianza temporal para escapar de ahí. "Al menos el bicho ya se ha ido, aunque hasta siento pena por la araña." Pensó a pesar de no considerar agradable su presencia.

Se quedó unos segundos más mirando por el hueco que había realizado aquel extraño y pintoresco personaje, saliendo de sus pensamientos cuando el sonido de una explosión en el cuarto y el retumbar del suelo hicieron que se girara en dirección a la pequeña explosión. -¿Qué coj...?- Miró con asombro lo sucedido con aquel líquido, el cual aparentemente provenía del hombre con la pierna deformada.

Si no fuera porque el que había suministrado el calmante con anterioridad al hombre en la camilla acababa de quemarse la pierna, el descubrimiento le habría parecido de lo más útil para escapar, seguramente pudiesen pensar algo, teniendo a aquella "bomba de relojería" con ellos. Aunque si no tenían cuidado se volvería peligroso que se mantuvieran cerca de él.

Trató de acercarse sin tocar el líquido rojizo para ver si podía ayudar con algo,aunque con su nivel actual y el poco material poco podía hacer.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Altaïr el Miér 10 Jun 2015 - 0:45

Un pinchazo de parte de aquel hombre, una sensación extraña y absurdamente familiar, al empezar a notar como mis sentidos se nublaban, una sonrisilla que era cuanto menos extraña en aquella situación se había dibujado en mi rostro, a causa del extraño analgésico que me había dado el moreno.

Todo parecía borroso, mirar a cualquier lado hacía que me mareara por el movimiento impreciso y nada parecía aburrido en aquella situación. Los colores eran más brillantes, y en otra situación incluso serían dolorosos al mirar, pero en esa situación no, posiblemente por la insensibilidad general.

Extrañas figuras minúsculas saltaban, bailaban y giraban alrededor de las personas que había por allí. Una de estas figuras estaba sobre una de las personas, haciendo de las suyas, pero tuvo que bajarse cuando abrió un boquete en la pared y saltó. Me pregunto si podría volar, si volaría durante un buen rato, surcando las nubes, mordiendo estas y usándolas para dormir durante unas horas. O también podría convertirse en papilla contra el suelo, una masa deforme, irregular y maloliente.

Dejé de mirar al boquete que se había abierto en la pared, desde el cual se podía ver un paisaje del cielo, de colores brillantes. Volví a mirar a los allí presentes, las figuras se habían convertido en… ¿esqueletos? ¿Realmente eran esqueletos? Por lo menos lo parecían, tenían el aspecto de esqueletos humanos que danzaban, saltando, tocando música golpeando los huesos de los otros y castañeando sus dientes, un espectáculo digno de verse y que no pudo evitar que me empezara a reír aún más, pasando de una ligera risilla a una carcajada cuando empezaron a hacer una conga.

-Los esqueletos bailan de lujo-mascullé, sin pensar si me verían como un loco, básicamente no podía pensar con claridad ahora mismo-.

Una explosión de colores estrambóticos, seguida de un segundo de paz entre el cantar óseo, que terminó conmigo mirando al suelo, expulsando una enorme cantidad de un líquido, no sabía que era pero parecía el almuerzo de hace una semana, era rojo y tenía cachos enteros de… ¿eso era brócoli? ¿Cuándo me había comido yo brócoli? Oh… se mueve y todo… Una pequeña risilla escapó involuntariamente, acompañando las anteriores y dando entrada a las siguientes, no podía parar de reír.

Miré al hombre que me había ofrecido ayuda, acercándome las muletas, se me tornaba difuso pero le agradecí en las pocas pausas que lograba conseguir para respirar. Me levanté, solo para ver como un enano parecía estar por ahí, me costaba mantenerme en pie sin caer al suelo y ver a un ser diminuto no ayudaba a que lo hiciera.

-¿Eso es un puto enano?-pregunté entre risas, mientras lo señalaba con el índice de la mano derecha, sin hacer mucho caso al resto de gente-.
avatar
Altaïr

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 16/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
21/150  (21/150)
Experiencia:
5745/790000  (5745/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Guny el Miér 10 Jun 2015 - 12:18

Esto... se estaba volviendo rano no, MÁS RARO por momentos. No sé ni por donde ponerme a describir la situación. El gyojin que se encontraba con nosotros perdió el juicio por alguna razón y comenzó a gritar como un descosido, al parecer alteró a la araña puesto que saltó a por su cuello, acto seguido abrió un boquete en el muro y saltó gritando no se que de los dioses, lo más impresionante de todo fue que, a pesar de la caída se las arregló para sobrevivir.

-Eso... nadie se lo esperaba ¿No? - Dije a los que quedaban en la celda mientras cogía mi pistola, aunque cuando volví la cabeza la escena no se volvió menos rara.

Para empezar el humano que le había administrado un calmante al humano mutado pisó un charco de lo que parecía ser sangre, digo parecía porque la sangre no explota de esa forma... creo. Por si eso fuera poco el humano de la pierna especial comenzó a reírse con la mirada perdida y a, bueno, a vomitar. Si, vomitaba más líquido rojo y, tras descargarlo todo, volvía a reírse, aunque ésta vez parecía ser consciente de lo que le rodeaba, ¿que cómo sabía ésto? pues porque pasó de murmurar algo sobre esqueletos bailando a percatarse de las personas que lo rodeaban, un humano que le tendió una muleta y el hecho de que me llamó "puto enano". A estas alturas ya tendría una bala entre ceja y ceja, aunque me contuve debido a que no parecía estar del todo cuerdo y... que si estaba lleno de ese líquido rojo explosivo podía hacer que todos volásemos por los aires. Si... eso era una opción, provocar una explosión y salir volando cubriéndome con el escudo, si me quedaba corto podría impulsarme con el retroceso de la pistola. Aunque ese plan tenía un par de pegas, la primera el aterrizaje, y la segunda los humanos de la sala, no confiaba en ellos, pero tampoco me habían hecho nada malo, además si la explosión alcanza al tipo de la pota explosiva puede que fuera mayor de lo que me esperaba.

-Bien humanos, creo que, al igual que yo no tenéis ni puta idea de cómo hemos llegado hasta aquí, aunque hay algo que si tenemos claro y es que conservamos nuestras armas, por lo menos yo y eso que no es difícil registrarme para encontrarla.- Hice una pequeña pausa para asegurarme de que todos me escucharan. -Tengo un plan, por lo menos para salir de la celda. Tú, el humano de los calmantes ¿Tienes algo para hacer potar un poco más a nuestro amigo de la rodilla-pie? si es así ponlo delante de la puerta y deja que la rocíe con su agradable líquido rojo. Tras eso voltead la cama y cubríos tras ésta, puede que la explosión sea más fuerte de lo esperado. Si conseguimos salir estad preparados, dudo que alguien nos encierre aquí sin guardias. - Dije terminando de explicar el plan. -Por cierto mi nombre es Guny, si alguien tiene un plan mejor que hable ahora o calle antes de la explosión.-

Ahora sólo quedaba esperar si el resto de humanos estaba de acuerdo con mi plan de escape, era algo arriesgado, pero era mejor que quedarse encerrado con el señor pota explosiva.
avatar
Guny

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 08/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Kusanagi el Miér 10 Jun 2015 - 23:53

El pelirrojo no tenía demasiado claro si habían logrado salvar la situación o tan solo la habían empeorado, pero por lo menos se habían librado de tener que pasar una buena temporada en el hospital... O una eternidad en el cementerio (si es que llegaba a quedar algo de ellos). En cualquier caso allí estaban, siendo arrastrados por aquél hombre-mono de discutible embriaguez hacia una de las tabernas más cercanas. ¿Cómo podía seguir teniendo ganas de beber en su estado? Kusanagi no era el más indicado para referirse a ello, pero hasta él sabía cuándo parar. Por suerte, probablemente aquél estado les facilitase las cosas: no lograrían zafarse aún de él, pero podrían jugársela. Por el momento lo más viable era tratar de caerle bien, aunque gracias a Jack lo habían conseguido en parte.

- Plau Movel, un placer -se "presentó"- ¡Claro! Vamos a pillarnos una buena. Y no está de más acompañar la bebida con algo de comer. A eso invito yo, aunque por ahora... ¿Quieres unas pocas? -concluyó, ofreciéndole algunas de las moras que no se habían llegado a caer de la bolsa.

Tal vez ganase algunos puntos con ello. El plan sería, una vez ganada su confianza, utilizarle para que las cosas fuesen mucho más fáciles. En aquel estado no debería de resultarles demasiado difícil manipularle, y con suerte podrían lograr que fuese él quien se ocupase del "trabajo sucio" de llegar a meterse en algún lío. Sin contar, claro está, que aquel tipo podía saber algo acerca de la captura de la agente Julia. Fuera como fuese, seguiría con su actuación hasta obtener resultados, o bien, se escaquearía a la menor oportunidad. Y la taberna le otorgaría la mejor oportunidad que posiblemente tendrían para eso último. Activó la visión térmica de su ojo cyborg bajo el parche para estimar cuántas personas se encontraban en el interior del local y, tras contarlas, volvió su mirada a Mariano.

- ¿Este sitio suele ser tan tranquilo siempre? -preguntó despreocupadamente. Cabía la posibilidad de que la captura de Julia hubiese causado cierto alboroto en la isla y, con un poco de suerte, el pirata sabría algo. Preguntárselo directamente podría haberle metido en problemas, así que abordaría preguntas más generales- Creo que sería incapaz de permanecer en un sitio con gente tan parada. Espero que no sea así todos los días.

Tras eso esbozó una ligera sonrisa mientras esperaba a que el gorila le contestase. Jack había logrado salvar el culo de ambos con su actuación, lo cual le sorprendió gratamente puesto que en un principio no tenía grandes expectativas sobre él. Ahora le tocaba cumplir su parte del trabajo. Si eran afortunados obtendrían alguna pista sobre el paradero de la chica y darían esquinazo a su amigable acompañante pronto. No les convenía perder el tiempo. Quién podría saber en qué situación se encontraría la agente...
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Jack Suzume el Jue 11 Jun 2015 - 21:20

Parecía que al grandullón le gustó ese gesto que tuve con él al regalarle la botella de ron, y el gran gorila se hizo un poco más pequeño, aunque seguía siendo más alto que yo, en un humano normal, parecía ser que el borrachín del gorila era un usuario de frutas, más concretamente uno de tipo zoan. El hombre tenía un gran porte aunque al estar alcoholizado se le reducía el porte elegante que podría tener, el hombre con un gran bigote debajo de la nariz, se presentó como Mariano Sis nos cogió y nos llevó a la taberna más cercana que encontró con el fin de seguir bebiendo y que él invitaría.

Por mi parte me pareció un poco raro, porque me iba a invitar si le acababa de dar yo una botella de ron, no tenía mucho sentido, por lo que activé la habilidad logia de mi fruta por si las moscas permitiendo que me tocase para que no notase nada, mientras seguía con mi actuación de borracho.

-Encantadu, quhe nombrhe mhás bonito, mi nombre es Jhack, si invithas thu te acompanho- le dije de nuevo en tono de borracho- mhe ha encantado esho que haz hecho, ¿cómo lo hizhiste?.

Mi compañero por su parte se presentó también y aceptó a ir de farra con el gorila y conmigo en caso de que no hubiese preparado era una buena forma de sonsacarle información de la isla y a ser posible de la misión sin que se enterase con emborracharlo un poco más. De camino a la taberna pude escuchar un ruido bastante fuerte, como si se destruyese algo, moví ligeramente la cabeza y pude ver a alguien o algo cayendo de una torre, también pude ver que tenía algo en el cuello,al verlo me surgieron un par de dudas ¿estará bien el tipo ese? y ¿porqué había salido volando de una torre que era bastante alta?, dejándome con cara pensativa sobre lo que acababa de ver.



-¿Habheis visto esho? ha sidho flipante, phor cierto Mariano, ¿qhue es eshe edificio del quhe acabhan de salthar?- le pregunté a Mariano con el mismo tono de borracho que antes, quizás pudiese sacar algo de información ya.

Seguimos caminando hasta que vimos una taberna, no parecía haber mucha gente y estar tranquilo, mi compañero Plau se adelantó y lo preguntó “¿este sitio suele estar siempre tan tranquilo?”, todo me parecía cada vez más extraño, demasiado silencio para ser una taberna.


Última edición por Jack Suzume el Jue 11 Jun 2015 - 22:41, editado 1 vez
avatar
Jack Suzume
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 236
Fecha de inscripción : 22/02/2014
Edad : 23
Localización : zamora

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
157493/790000  (157493/790000)
Berries: 101.777.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Jue 11 Jun 2015 - 22:29

Maito se acercaba al hombre con la deformación en la pierna, cogía las muletas para intentar ayudarlo. Mientras eso, otro tipo se acercó también, al parecer médico, ya que parecía saber todo lo que hacía. Entonces drogó al hombre que poco a poco empezaba alucinar. Entonces un gyojin, esas criaturas pez, empezó a gritar como un loco. De la nada se lanzó de aquel lugar, haciendo primero un hueco en la pared. Si sobrevivía o no era difícil saberlo, ya que la altura a la que se encontraban era complicado observar en que lugar había caído. Fue algo inesperado, que confundió a Maito que observaba la luz proveniente del hueco en la pared. Y de repente una explosión del suelo interrumpió en los pensamientos del ninja, provenía del suelo, de aquel líquido rojo. "Que suerte que no lo haya pisado", se dijo mientras observaba al hombre, que como pensó empezó a alucinar confundiendo a varios de los presentes como esqueletos.

El hombre con los pocos momentos de cordura agradeció la presencia de Gai, y su disposición a ayudarlo. El ninja aún estaba algo confundido, pero se sentía alegre de ayudar. Todo aquello era muy extraño, todas las personas en el lugar eran fuertes, y muy crueles según notaba Maito. Este no era lugar para él, probablemente sería el más ingenuo de aquel sitio, pero bueno, tan sólo debía hacer lo que le mandaba su conciencia. Observo a su alrededor una ves más, encontrar una forma de salvarse, y junto a él los demás era feliz. Entonces el enano que se encontraba hay empezó a hablar. Tenía un plan, aunque oírlo no le causó el mínimo agrado a el ninja, quien al instante decidió intervenir, No sabía la opinión de los demás, pero aparte de lo estúpido que se escuchaba aquella idea, no se permitiría que dañaran a alguien para salvarse, no era lo adecuado para él.

- Yo me opongo.- Dijo el ninja, interviniendo luego de las palabras del enano.- Eso significa que dejaríamos atrás a un hombre, además de lo descabellado que suena eso. Estamos en una torre, no creo que tan sólo una cama pueda detener nuestra caída. Debe haber otra forma- Dijo, con la principal intención de intentar que el hombre no saliera lastimado. No era muy bueno con los planes, pero sabía que podrían hacer algo más en aquel lugar, había otra opción, aunque esto fuera tan complicado. Se rascó la cabeza con una de sus manos, intentando encontrar la forma en ayudar a todos, Pero era imposible para él.

- Por cierto, mi nombre es Maito.- Dijo presentandose ante los demás. Por ahora lo mejor era hacer amigos, o así pensaba. Todo era muy complicado, en especial para la corta inteligencia de Maito. Pero estaba dispuesto a todo, estaba en la flor de su juventud, y tenía mucho que aportar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Vie 12 Jun 2015 - 3:56

Sin darme cuenta, al pisar aquello, provoqué una pequeña explosión que me provocó una quemadura en el pie e hizo que mi cigarro cayera al suelo. Por suerte el zapato estaba intacto, aunque el pantalón estaba medio chamuscado. Rápidamente, después de atender a aquel hombre extraño con una mutación en su pierna, me quité el zapato, pero antes me sentaría en el suelo, alejado del líquido rojo. La verdad es que el pie me ardía demasiado, notaba como si hubiese pisado el mismísimo infierno. Aunque no podía quejarme, si el destino quería eso para mí, entonces tarde o temprano me recompensaría. ”Gracias, Karma.” Pensé mientras analizaba la quemadura. Por suerte no era muy grave y simplemente era de grado dos. Con mis conocimientos médicos sabía cómo calmar la zona y como tratarlo, así que, utilizando el poder de mi fruta y el THC que podía ser usado como analgésico, rodeé la zona herida con una fina capa del poder de mi akuma. Aquello ayudaba a que el ardor se me calmara, así que ya estaba preparado para ponerme el zapato. Podía notar el pie algo dormido por el THC, pero nada que no pudiera soportar.

Mientras yo me trataba a mí mismo, el gyojin que estaba en la sala destrozó la pared, para después saltar hacia abajo, gritando. Aquel tipo debía estar loco, aunque lo respetaba. Si su arte era destrozar cosas e intentar matarse… ¿Quién era yo para no permitírselo? Cada uno hacía con su vida lo que quisiese.

Tras aquello, la hermosa chica rubia se acercó, intentando ayudar al hombre de la pierna rara. Me di cuenta que aquel tipo estaba vomitando la misma sustancia roja explosivo, así que era peligroso que se acercase. Me levanté, gruñí por el dolor al apoyar el pie y fui hacia ella. Intenté alejarla un poco, no podía permitir que una creación tan perfecta de la naturaleza saliera dañada. Aquel cabello dorado y brillante, ese aspecto de chica ruda, tal vez escondiéndose dentro de una coraza o envoltorio, como todo bombón. Sonreí de medio lado, ofreciendo una dentadura blanca perlada, brillante como el sol. Sin duda era la parte más blanca de mi cuerpo.

- Lo siento por ser brusco, señorita, pero no puedo permitir que te acerques a este sujeto. Soy médico, y en mis años ejerciendo como tal jamás había visto algo como esto. Es muy posible que se pueda tratar de una fruta del diablo, como la que yo poseo. – Le dije tratando de explicar el riesgo en el cual se podía meter acercándose a mi paciente. No podía permitir que salieran más heridos, y por eso me comportaba así.

De pronto parecía que mis analgésicos, es decir el poder de mi fruta, estaban haciendo efecto. Las risas descontroladas una tras otra del paciente, vomitando cada vez más de ese líquido rojo se podía volver peligroso. Todos se habían dado cuenta de la situación, no solo yo. El pequeño hombrecito empezó a hablar, contando su plan de salida de aquel lugar. La verdad es que era arriesgado pero podía funcionar. Aunque, pensándolo bien… Sabía que yo podría sacarlos de allí. Tenía mis armas y mi poder, aparte de mi fuerza. Salir de allí iba a ser difícil. Saqué otro cigarrillo y lo encendí creando una llama blanca desde mi dedo índice de la mano derecha, para dar una fuerte calada y soltar el humo.

- Yo soy Rob Marney, compañero del Rey de los cazadores. – Dije sin vacilar. - Tu plan es bueno, pequeño gran hombre, pero yo tengo uno mejor. – Solté, siendo interrumpido por otro de los hombres de aquel lugar. Al parecer un tipo con pintas extrañas se estaba oponiendo. En parte tenía razón, pero no del todo. Era el momento de actuar, así que tan solo rebusqué en uno de mis bolsillos, sacando mi navaja dorada. Tenía el poder de una O Wazamono. - Esto intentaré arreglarlo yo. Enchant Deadly poison.

Tras aquello, un aura extraña rodeó mi arma. Parecía una especie de gas venenoso y de color púrpura. Se trataba de una técnica que me daría la opción de cortar acero con facilidad. A parte de mi habilidad como asesino y de mi navaja, abrir camino podría ser pan comido. Me acerqué a la puerta e intenté cortarla para que pudiésemos salir. No supe si aquello funcionaría o no, pero seguro que podría otorgarnos alguna ventaja para escapar. De todas formas, si salía mal, siempre teníamos el plan del chiquitín.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Señor Nat el Mar 16 Jun 2015 - 15:16

Parece que la navaja no puede cortar las rejas, pero lo más elemental y en lo que nadie se fijó aún, es en que la puerta no está bloqueada. De hecho está semiabierta, y Rob ha hecho mucho ruido. Sin embargo, no oís nada, lo cual indica seguridad... O todo lo contrario. De frente tenéis un corto pasillo con cuatro celdas enfrentadas, y lo que parecen unas escaleras de caracol abajo. Podéis investigar las celdas o salir corriendo.

Por cierto, a uno de vosotros le ha salpicado el líquido explosivo en la cara, dejándole el ojo derecho ciego. Obviamente esto no le ha sucedido a Guny, que lo habría matado y puedo oírlo decir sus improperios desde aquí.

También os dais cuenta de que hay bastantes sábanas en la habitación, aunque seguramente ese detalle os importe una mierda.

Castigo por no postear:
Nehuer, te ha mordido una araña que no se parece en absoluto a las demás. Su veneno te matará en 7 posts si no recibes tratamiento.

1er post de efecto: mareos leves.

La araña:

CK:
El hombretón parece conocer también el geppou, y salta hasta ti sin ninguna dificultad, apresándote sin que puedas defenderte.

-Tshh... no grites- te susurra al oído-. ¿Ya has olvidado a qué venías? No descubras tu tapadera, joder.

Notas que te mete una mano en el bolsillo, dejando algo, y te pega una patada que te estampas contra el suelo. Lo siguiente que ves es al viejo refunfuñando y al "fuertote" llevándoselo, diciéndole que no mereces la pena.

Si registras tus bolsillos...:
Catherine, recuerda que esta isla pertenece al gobierno mundial. Sin embargo, hay ramas tan oscuras moviéndose por aquí que ni yo mismo tengo constancia de ellas. Quien haya atrapado a Julia es, de cara al mundo, un fiel servidor de la justicia, pero mis investigaciones apuntan a que es todo lo contrario. No puedo darte nombres, pero sus experimentos son inhumanos y los riesgos exagerados. Cualquier agente con cierta inteligencia se retiraría. Tan sólo es una iniciada sin ningún valor para el gobierno si se deja capturar así como así.

Sin embargo, si vas a continuar en la misión que te han encomendado, recuerda que estás sola. Desde este momento, y mientras no regreses a Ennies Loby, no perteneces al Gobierno Mundial. Podrías sumirnos en una devastadora guerra de otro modo, y no podemos asumirla.

Firmado: Ashi.

Si alzas la vista podrás ver un tipo de pintas extrañas y bigote virilmente poblado, arrastrando a dos personas que reconoces con facilidad. ¿Qué cojones pasa aquí?

Jack y Kus Kus:
Podéis ver esto:

Mujer tirada en el suelo:

Probablemente no tan sexy, pero es una chica. Tirada. En el suelo. Ése no es el sitio de las chicas guapas, le falta como mínimo un buen colchón debajo (Pensamiento seguramente de Kusanagi (?)). Mariano, sin embargo, la ignora y trata de girar hacia una taberna de entrada acristalada, que permite ver el interior del local y a los paisanos. ¿Vais a ayudar, como caballeros y agentes del orden que sois, a esa señorita? ¿U os haréis popó y entraréis a la taberna como cobardes?

La taberna:

Kusanagi:
Te suena de haberla visto en Ennies Loby. Tal vez debieras ayudarla.

Tenéis 72 horas para postear.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Vicealmirante
Vicealmirante

Mensajes : 7160
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 23
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
101/150  (101/150)
Experiencia:
170200/790000  (170200/790000)
Berries: 700.133.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por C. K. el Mar 16 Jun 2015 - 16:59

Catherine se levanta llevándose la mano a la cabeza. El golpe contra el suelo la ha dejado algo atontada. Por suerte pudo activar el tekkai a tiempo para evitar daños mayores. Por desgracia, el aterrizaje forzoso al que se ha visto sometida le ha rasgado parte de la chaqueta y la visera de su gorra se ha partido. A la mierda el disfraz. Con gesto compungido, la chica se quita la gorra y observa la nota que el gigantón le ha dejado en el bolsillo. No esperaba encontrarse con aquel peligro en una isla como aquella. Es decir, se supone que esa isla es relativamente segura. ¿Tal vez Mathew sabía sobre eso? Eso explicaría el por qué la han vestido con esas pintas. ¿Y qué es esa indirecta para que se retire? Teniendo en cuenta de que va a estar sola, tal vez sea lo mejor.

La mujer está pensando en todo esto cuando ante ella ve a tres personajes caminando por la calle. Reconoce a dos de ellos como los agentes del gobierno que han sido enviados a la misión de rescate. Parece que van con un hombre de poblado bigote a una taberna del lugar. Qué incompetencia. La mujer siente la necesidad de acercarse a ellos y darles una lección de modales cuando están de servicio, pero no puede destapar su engaño ahora que sabe lo que hay. Por el momento intenta seguirlos, manteniéndose a cierta distancia, a no ser que se den cuenta de su presencia. Su plan es sencillo: advertir a los dos hombres de la amenaza latente y sacarlos del lugar cuanto antes.
avatar
C. K.
Agente
Agente

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 10/02/2015

Hoja de personaje
Nivel:
45/150  (45/150)
Experiencia:
41349/790000  (41349/790000)
Berries: 60.037.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Invitado el Mar 16 Jun 2015 - 17:13

Le molestó notablemente que la trataran de dama indefensa y no le permitieran ayudar, además de haber confundido sus intenciones ya que no iba a acercarse al hombre mutante que escupía aquella extraña sustancia.

Su enfado fue sobrepasado por una mezcla de rabia y sorpresa al notar que las personas que la habían recluido con aquellas peculiares persona había sido tan idiota como para dejarse la puerta abierta. "Si hubiera intentado probar la puerta...." Pensó mordiéndose el labio inferior levemente. Era normal que ninguno sopesara aquella probabilidad, pues que la puerta estuviera abierta era un caso posible entre un millón. ¿Quién pensaría que de todas las celdas esa estaría abierta por error?

"Este no es momento para lamentarse." Se dijo a si misma antes de que un aullido de dolor inundara la celda. " Lo que faltaba, aunque... " Ese grito de dolo seguramente sería útil a su huida, es decir, nadie había ido a comprobar si habían escapado ni al romperse la pared cuando saltó el pez, rompiendo la pared, ni al momento de la explosión.

-Si no han venido aún dudo que lo hagan ahora.- Comentó pensando en que, según la posición del sol aún debían quedar dos horas para la hora de traer la comida a los reclusos. -¿Qué decís? ¿Nos vamos?- Preguntó tomando una de las telas del suelo. No les había dado importancia ya que aún no habían sido necesarias, pero nunca se sabía.

Estaba dispuesta a salir cuando notó la araña sobre uno de los hombres que le s acompañaban, a la cual disparó haciendo que cayera boca arriba a varios metros, con un agujero que le acababa de perforar la cabeza, pasando por sus ojos. Suerte que la pistola llevaba el silenciador puesto y que su puntería no era del todo mala.

Pasó por al lado del hombre de los anestésicos y le pidió prestada su navaja para rasgar el vestido antes de salir y observar lo que había en la celda de enfrente suya. -¿Qué coj...?-



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Kusanagi el Miér 17 Jun 2015 - 2:18

El gorila, tras parecer haber ignorado a ambos representantes de la ley prosiguió su camino hacia la taberna, tirando con mayor ahínco de ambos. Ni la explosión pudo sacarle aquella idea de la cabeza, pues parecía ir demasiado ebrio como para siquiera haberse percatado de ella. Sin embargo, aquello les había dado una pista, pues un acontecimiento así no podía ser una simple coincidencia. Sin duda la agente apresada debía de tener algo que ver con aquel espectáculo pirotécnico. Pocos segundos pasaron antes de que el pelirrojo perdiera el hilo de sus razonamientos pues, justo frente a ellos, una joven de cabellos esmeralda se encontraba tirada en el suelo. "Ese no es el lugar adecuado para una dama... Y menos para una tan bella." Además tenía la sensación de haberla visto antes en... ¿Ennies Lobby? ¿Acaso les enviaban refuerzos? Fuera como fuese, nuestro querido Kusanagi comenzaba a sentir la imperiosa necesidad de ir a socorrerla, anteponiéndose a las ganas de invitarla a pasar un agradable rato en alguna de las habitaciones de los hoteles más cercanos, tal vez. Solo había un problema: la mano del bigotudo que aprisionaba firmemente el brazo del pelirrojo. "Espero que esto funcione."

- Disculpa... Me estoy empezando a encontrar algo mal. Id adelantándoos vosotros, en seguida me uniré -dijo mientras se llevaba una mano a la boca, emulando el comienzo de unas asquerosas arcadas mientras trataba de zafarse del agarre amablemente, esperando que le soltase tras ello- Malditas moras... -Si colaba estaría dejando colgado a su compañero, pero tan solo sería un momento mientras se aseguraba del motivo de la presencia de la chica. Algo de ayuda no les vendría mal, y estaba seguro de que Jack podría lidiar con la situación. Tampoco se alejaría mucho, por si su compañero necesitase ayuda.

De lograr esto, el pelirrojo se dirigiría al callejón más cercano a paso rápido para tratar de culminar su actuación, como si sintiese la imperiosa necesidad de soltar por la boca hasta su primer biberón. Hecho esto activaría de nuevo su visión térmica y esperaría a que ambos entrasen en la taberna para hacerle señas a la chica, que como si nada hubiera ocurrido se encontraba en pie, siguiéndoles. Esperaba que esta lo viese y así podría ponerle al tanto de la situación, suponiendo que el secuestro de la chica era el motivo por el que se encontraba allí. Si no, trataría de convencerla para que les echase una mano. Claramente, suponiendo que su obra teatral hubiese surtido efecto...
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Jack Suzume el Jue 18 Jun 2015 - 6:59

El hombre bigotudo nos seguía llevando a la taberna por la fuerza, por lo que no puse resistencia aunque tenía mucha intriga por lo que acababa de ver en una torre cerca de nuestra posición. y sin dejar que la confusión por eso desapareciese cayó cerca de nuestra posición una mujer peliverde bastante guapa.

Miré al cielo y luego al bigotudo con una expresión en la cara de no entender lo que sucedía en aquellos momentos.

-¿Discullpah, en estah isla llueven mujeres?- le dije al hombre nuevamente con tono de borracho, quien parecía no fijarse en lo que acababa de suceder, o por lo menos no le daba importancia, lo que quería decir que a lo mejor era algo normal en la isla.

Mariano abrió la puerta de la taberna dejando ver el interior, tranquilo y para nada ambiente de taberna, por dentro al igual que por fuera parecía hecho de dulces, “¡¿dulces?!” me dije dentro de mi cabeza viniéndome a la cabeza algo en lo que, hasta ahora, no me había percatado, y era que si todo en la isla era dulce podría controlarlo en su mayoría. Mi compañero de pronto alegó encontrarse mal y se llevó la mano a la boca en señal de que iba a vomitar, y con la mano tapándose la boca le echó la culpa a las moras que acababa de comer.

Por mi parte seguí caminando hasta la puerta de la taberna pero antes de entrar, algo en mi mente me dijo que no lo hiciese aun, por lo que me giré hacia nuestro nuevo amigo.

-Marhiano, antes de sseguir con la juherga, voy a ligharme a la chiquillha que acaba de caher, me juego la primera rhonda a que la traigho conmigo, ¿qué te parhece?- volví a decirle con voz de borracho.

Si conseguía zafarme del hombre iría a ayudar a la señorita aunque solo fuese a levantarse, le haría una pequeña sonrisa que iría seguía de un piropo, estilo a "¡Como avanza la tecnología....!... si es que hasta las flores están a punto de empezar a volar" y la invitaría a ir a la taberna conmigo, en un murmullo, con mi voz normal y sin fingir el estar borracho, para que no me oyese Mariano y después volver con Mariano con o sin ella, tal y como había prometido.



Última edición por Jack Suzume el Miér 27 Abr 2016 - 0:29, editado 1 vez
avatar
Jack Suzume
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 236
Fecha de inscripción : 22/02/2014
Edad : 23
Localización : zamora

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
157493/790000  (157493/790000)
Berries: 101.777.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La canción de la Alegría [Moderado nivel 7]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.