Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7108)
 
Nocturne93 (5134)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2070)
 
Drake Lobo Ártico (2040)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.
Últimos temas
» Petición de Ascenso
Hoy a las 19:02 por Hinori Markov

» ¡A por los enemigos! [Moderado Rango 4]
Hoy a las 19:00 por Bleyd

» Cornelius D. Iulio
Hoy a las 18:54 por Murasaki

» La torre de la condenacion.
Hoy a las 18:49 por Bleyd

» Vuelta al cole [Elecciones CR]
Hoy a las 18:11 por AEG93

» Espíritu rebelde [Dranser y Ernest]
Hoy a las 17:55 por Silver D. Dranser

» Naginata Aeglos
Hoy a las 17:33 por Alwyn

» Yun Zhi
Hoy a las 17:27 por Ryusen Higure

» Se busca mensajero
Hoy a las 17:22 por Kaito Kazuki

» El Taller de Yuu
Hoy a las 17:02 por Callum Lynch

» Las apariencias engañan [Libre]
Hoy a las 16:56 por Jason Silvers

» Ex Almirante Samegure, Demonio Krauser
Hoy a las 16:50 por Krauser K. Redfield


Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Invitado el Vie 26 Jun 2015 - 1:48



Gyranduos Lv 90 Devastador Torre

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Annie el Vie 26 Jun 2015 - 16:46

En cuanto puse rumbo al sur dejé el timón por unos momentos. Kabil estaba junto a mí ayudando y la idea que tuvo fue buena aunque no nos sirvió de mucho. La niebla cada vez era más espesa. Mientras yo trataba de dirigir el barco me hizo una pregunta así que le respondí. - Es un... simple miembro de la banda, pero por unos motivos se tuvo que ir, aunque sigue siendo como un aliado. - Dije hablando cada vez más bajo. No me gustaba recordar esos momentos en los que ayudaba cuando confiaba en él.

Levanté la cabeza y miré al cielo durante unos segundos. Se estaba cubriendo de un color negro, eso significaba que se avecinaba una tormenta y no era simple, más bien era bastante peligrosa. La tormenta me alarmó demasiado, no parecía ser normal... - Chicos, tened cuidado. Se avecina una tormenta bastante peligrosa. Será mejor que avancemos rápido. - Les dije con la voz alzada. Tenía que ponerlos en alerta por lo menos.

Me acerqué a la barandilla del barco y el agua estaba negra, aparte que de ella comenzaron a salir burbujas. Que coj... ¿A dónde nos había traído Mido? De repente del agua salió una serpiente gigante. Me eché hacia atrás rápidamente asustada. Me fijé en algo que tenía la serpiente, parecía como modificada. Avancé un poco hacia delante. Nunca había visto a un rey marino... En su boca pareció regurgitar algo hasta que nos lanzó un chorro de agua. Sin pensar estiré los brazos y fui congelando el chorro gracias a mi akuma haciendo que cayese al agua. Si nos llegase a dar seguramente hubiese partido el barco en dos.

-¿¡Eres estúpido?! - Grité hacia Mido enfadada. - ¿Para qué nos traes aquí? ¿Para matarnos? No sé ni por que he confiado en ti... Sabía que no eras de fiar desde lo de Baterilla. Tsk. - Estaba demasiado enfadada como para seguir hablando con él. Lo único que importaba ahora era vencer a esa serpiente como fuese. Saqué mis dos katanas y activé mi Kaze No Merodi. Llevaba demasiado tiempo sin usar a mi valkiria así que la utilizaría al máximo. A mi alrededor comenzó a brotar un aura rojiza y de ella salió la valkiria, comencé a enviar las ondas de corte hacia todas las partes del cuerpo de la serpiente. Estas ondas iban a una velocidad de 180 km/h y podían arrasar con lo que se pusiese en el camino, tan solo esperaba un golpe de suerte y que surgiese efecto mi ataque. Me había dejado cansada al usar mi espíritu.

Me eché hacia atrás junto a ellos dos. - Atacad, ahora. - Dije con las katanas alzadas esperando a ver sus movimientos.
avatar
Annie
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 1832
Fecha de inscripción : 14/07/2013
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
55/150  (55/150)
Experiencia:
66935/320000  (66935/320000)
Berries: 1.242.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Invitado el Vie 26 Jun 2015 - 17:06

Midorima observó a Rose ¿Qué le pasaba? Estaba actuando de manera muy rara. Era cierto, nadie lo había nombrado capitán, pero aun así no había motivo para decirle aquellas palabras. Era obvio que no quería llevar el barco, donde él también viajaba, a pique. No haría eso ni en su peor sueño… ¿Qué diablos sucedía con ella? Quizás solo tenía hambre, sueño o cualquier cosa rara que tuviera una mujer. En fin, se dio media vuelta e ignoró el resto, solo tenía su Kenbunshoku Haki para evitar alguna sorpresa, la niebla era demasiado espesa como para confiar en los ojos, incluso, dudaba si era buena idea confiar en sus oídos. ”Solo quiero llegar a tierra firme. Por favor, sin mayores sorpresas. Un viaje tranquilo ¿Es mucho pedir?” – pensaba mientras ahora se giraba para ver al frente y entonces… Pasó lo que siempre le pasaba, un enemigo estaba frente a ellos ahora mismo. Un hermoso, lindo y hasta se veía simpático, Rey del Mar. Espectacular.

– ¿Por qué a nosotros? – dijo en un susurro mientras que con fuerza lanzaba el ancla al suelo. Necesitaban tener un punto estable en cual pelear. Y si el barco se movía de un lado a otro iba a ser imposible poder luchar con tranquilidad. – Bien, prepárate bestia. Haré un rico almuerzo con tu carne. – dijo entre risas mientras ahora predecía el ataque de ese maldito. A pesar de que veía venir el ataque, lo que le sorprendió fue la reacción de Rose ¿Baterilla? ¿Qué mierda? Nunca había pisado esa isla, no con ella por lo menos. Era cierto, fue su culpa al no saber que mierda era la presencia que había sentido hace nada. Aun así, fue un error perdonable… Definitivamente esa no era la capitana que había conocido meses atrás. Había cambiado mucho y al parecer, el motivo había sido él ”¿En serio crees eso? ¿Acaso eres imbécil?” – le recriminó su conciencia. Era imposible que fuera el motivo… Ni siquiera había visitado Baterrilla, ni siquiera con su banda y muchos menos con ella. Recordaba la última vez que se habían visto y no estaban siquiera cerca de esa isla. Con rabia miró al Rey Marino. Primero debía acabar con esa cosa, luego se preocuparía de hablar con Rose.

Midorima empezó a correr rumbo a esa serpiente. Mientras lo hacía iba abriendo las puertas para desatar parte de su poder. Frenó antes de abrir la puerta número cinco. The Zone Of God en el nivel 4 ya estaba activada. Su cuerpo ahora había alcanzado los dos metros de altura y su pelo ahora negro como la noche. Con esta técnica, su velocidad era de unos 280 km/h y su fuerza aumentaba de forma considerada.

– ¡Yo me encargo de esta mierda! – gritó con notorio enfado. – Veamos que tal sale… – de golpe aceleró con fuerza y llegó al límite entre el barco y la bestia. Apoyó su pierna en la barandilla y dio un gran salto. Con su velocidad y  su gran fuerza de piernas logró alcanzar una altura considerable. Sobrepasando por poco la poderosa técnica de Rose, llegó a la cabeza de esa cosa pero necesitaba mucho más. – Adelante gadgeto propulsor – dijo en un susurro y así logró sobre pasar la cabeza de esa cosa. Aunque claro, en el camino, dejó al descubierto su pierna cyborg pero eso ya daba igual. Imbuyó esta misma en su Busoushoku Haki, para darle más resistencia de la normal, y cuando llegó a unos cinco metros por sobre ese Rey Marino fue que se dejó caer. Y con fuerza trató de golpearle la cabeza a ese bicho raro. La idea era simple, romperle el cráneo. Conocía a Dexter y sabía que su pierna cyborg podía resistir impactos fuertes, aparte la había recubierto en su Haki más poderoso. Una vez finalizó su ataque, bajó para quedarse al lado de Rose… ¿Habría funcionado?

– Rose… No sé de qué mierdas hablas. – tomó una pausa mientras ahora ponía atención en su rival. – Solo diré que yo nunca he estado en Baterilla. Sabes que yo nunca te traicionaría ¿Qué eres, idiota? – dijo con una sonrisa alegre. Solo estaba siendo sincero, ella lo conocía mejor que nadie y se atrevía a dudar. Imposible e imperdonable. – Pero luego hablamos sobre ese tema… Primero acabemos con esta cosa. – finalizó con fuerza.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Kabil el Vie 26 Jun 2015 - 18:38

¿Había sido una buena idea preguntarle por el chico? Se le notaba tensa cuando hablaba de él y eso nunca acababa bien. Me respondió con un tono de voz que apenas pude escuchar. – Bueno, como fuera, no le des mucha importancia a lo que haya pasado entre vosotros. Concéntrate en lo que se nos viene. Sonreí amistosamente con ella y me volví para ver hacia el frente. Las nubes se arremolinaban en el cielo y tenía un tono grisáceo, estaba claro que tarde o temprano iba a caer una tormenta poco común. Al parecer Rose también se había percatado de ello y no dudo en anunciarlo. – No deberías preocuparte por eso. Yo me encargo. Tú ten cuidado con lo que se nos pueda avecinar, la niebla no nos está ayudando en nada. A fin de cuentas, era capaz de controlar el clima… básicamente podía retrasar o adelantar la tormenta a mi merced. Vi como Rose se acercaba a la barandilla y… ¡sorpresa! Una serpiente de unos cincuenta metros de alto emergió del agua. Sin duda alguna se trataba de un rey marino… y al parecer de los agresivos. Nunca había tenido la suerte de ver a uno de tan cerca, por lo que me quedé impresionado unos segundos mientras Rose retrocedía.

La serpiente expulsó agua de su boca a modo de chorro y probablemente, de no ser por Rose, eso habría ocasionado que el barco se haya partido. Los demás miembros empezaron a atacar a la criatura, no obstante, no tenía tiempo para fijarme en lo que hacían. Estábamos en el mar y yo podía controlar el clima. – Rey marino a la plancha. Pensé, esbozando una sonrisa. Cerré mis ojos y comencé a concentrarme. Los vientos aullaron a mi alrededor y podía sentir como avanzaba la tormenta. Cuando Rose hubo acabado su ataque se escuchó un relámpago seguido de otro, ya casi tenía el ataque preparado. Cuando el chico de pelo verde finalizó el suyo, todo estaba preparado. Cuando aterrizó en el barco una columna de rayos cayeron del cielo; si bien no podía controlar donde caían, era obvio que la gran mayoría iba a caer en el mar y el agua era un excelente conductor. La cantidad de voltios y amperes que llevaba aquél ataque bastaba para matar a… muchas, muchísimas personas.

Seguían cayendo rayos del cielo cuando abrí los ojos y miré a los demás miembros. - ¿Habrá servido? Pregunté con un hilo de voz. Si por cualquier motivo eso no resultaba… aún nos quedaban varias opciones para luchar ¿no?
avatar
Kabil

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 22/08/2013
Localización : Detrás de ti

Hoja de personaje
Nivel:
39/150  (39/150)
Experiencia:
26915/32000  (26915/32000)
Berries: 945

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Invitado el Sáb 27 Jun 2015 - 18:07

Habéis conseguido parar el chorro de agua y parece que el ataque de Rose está funcionando. Las ondas cortantes empiezan a chocar con la piel de ese Rey marino, pero parece que debajo tiene algo... ¿Metálico? A pesar de eso, tiene cortes en las placas y el ataque de Mido se dirige directamente hacia su cabeza. La pierna impacta contra la cabeza y se escucha un estruendo, como si metal contra metal chocase con fuerza. Al parecer no ha servido de mucho, ya que en su cabeza tiene un pequeño boyo.

Parece más duro de lo normal, como si su piel estuviese forrada de un metal extraño. A parte, ahora está cabreado y el ataque de Kabil empieza a salir. Rayos caen del cielo, impactando contra el agua y llevándose unos peces por delante. Por si fuera poco, un rayo con potencia impacta en la cabeza del Rey marino, que se hunde en el agua. ¿Estará muerto?

Aunque ese ahora no es vuestro mayor problema, un rayo ha caído en el mástil, rajándolo, y otro se dirige a vuestra posición, directa a cubierta. ¿Que haréis?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Invitado el Dom 28 Jun 2015 - 0:21

Observó que el Rey Marino recibía su ataque. Escuchó como es que su pierna chocaba contra esa cosa y sonaba demasiado fuerte ¿Era de metal? Eso era una sorpresa pero en su interior se lo esperaba por las modificaciones que le había visto. Vio como es que el ataque de Rose le lograba hacer daño, pero lo que pilló desprevenido fue la tormenta de relámpagos que había creado el chico nuevo, pero por su pregunta y su rostro… Algo le decía que no podía controlar donde caerían aquellas cosas. Aunque si debía admitir que era una habilidad bastante útil, pero a la vez demasiado peligrosa si su teoría era cierta. Vio como es que la serpiente marina caía ¿Lo habían logrado? Era demasiado pronto para sacar conclusiones. No desactivó su técnica solo por si acaso.

Pegó un suspiro mientras se relajaba ¿Pero había tiempo para eso? No, su Haki le advertía peligro y demasiado. Con fuerza empujó tanto a Rose y a su nakama, no sabía que era lo que venía pero tenía que moverse rápido. Sus reflejos fueron buenos y rápidos, y con su fuerza, sabía que era imposible no mover a la pelirroja y a su compañero. Y entonces… Todo se fue a negro… Un rayo lo había golpeado de lleno. Fue solo un momento y apenas tuvo tiempo de gritar, no ni siquiera alcanzó a lanzar un grito del dolor que sentía. Su cuerpo cayó tumbado en la fría madera, sabía que la pierna haría de conductor y, en teoría, alejaría la electricidad de sus amigos. ”Si ellos salen vivos de esto, creo que morir no será tan doloroso. Lo siento, Dexter… Te falle amigo. – pensaba mientras lentamente perdía la consciencia.

Midorima no se arrepentía de sus acciones, de lo mierda que fue su vida. De las personas que mató o, incluso, hirió en su camino. Se alegraba de conocer a personas como Dexter, Byakuro, Drake y Rose. También, se alegraba de tener un sitio donde poder vivir con tranquilidad. ¿Qué más podía pedir? Su vida fue perfecta, desde que conoció a Sakura todo fue bueno… ¿Sakura? Ahora es cuando más la amaba y extrañaba... Pero ya era tarde, seguramente, aun si seguía con vida sus heridas serían de una gravedad no menor. Y si moría, no le importaba… No tenía nada que llorar, nada de lo que tener una segunda vida, nada que cambiar… Su consciencia se esfumó como el rayo que lo había golpeado… ¿Era todo? Quien sabe…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Annie el Dom 28 Jun 2015 - 1:55

Sus palabras parecían sinceras, como si el nunca supiese que me había hecho. ¿Acaso lo había olvidado tan rápido? Nunca entendería esa mentalidad. -Sabes muy bien de lo que hablo. ¿Ves estás cicatrices? - Dije mostrándole los brazos. -Las conseguí gracias a ti y a Crimson, traidores. Uno haciéndome creer que estaba muerto y por tu parte creyendo que eras mi amigo. Tranquilo, trataremos este tema más adelante. - Respondí sin mirarle mientras veía el tercer ataque. No era momento de hablar ese tipo de temas. Ambos ataques de los dos parecían ser efectivos, Mido había sido ágil al golpearlo y Kabil actuó rápido, aunque no sé si fue tan buena idea. Tener tantos rayos alrededor me asustaba. El rey marino era mucho más fuerte que nosotros, tan solo bastaba con mirar su aspecto inmenso.

Cuando los rayos comenzaron a impactar pasé la mano por delante de mis ojos, estos chocaron en varios sitios, uno de ellos la serpiente marina. Sin embargo cuando uno incidió sobre el mástil me preocupé. Mi barco... Sin eso navegar sería un poco difícil... Un poco después, el empujón que recibí de Mido me hizo despejarme de lo embobada que estaba mirando el mástil roto, sobre todo cuando vi un rayo hacia su posición. -¿Qué estás haciendo? - Pregunté. Rápidamente me giré en cuanto me empujó y estiré mis brazos. De ellos brotó hielo que comenzó a recubrir su cuerpo, primero la cabeza, luego el abdomen junto con los brazos y finalmente piernas y pies. Justo cuando el rayo incidió cerré los ojos fuertemente y di un sobre salto por el susto acompañado de un pequeño grito. Segundos después los abrí lentamente. - Tu no mueres aquí y menos a mi lado. - Dije sin ser consciente de ello. Hasta lo de recubrirlo fue un movimiento involuntario, como si no desease que la pasase nada. - ¡¿Es que acaso eres idiota?! ¡Cómo se te ocurre hacer eso! ¿Te gusta jugarte la vida? Podrías haber muerto. En serio... Eres un idiota, imbécil y... y... ¡me faltan insultos para describirte! - Me había enfadado demasiado, mi voz no era la más calmada en estos momentos aunque seguramente no me escucharía, pero estallé como una tormenta.  

Me acerqué a la barandilla del barco y miré el agua, por ahora no había nada extraño. Tras esto fui hasta Kabil. - ¿Estás bien? Intenta descongelarlo, por favor. Necesitamos salir de aquí, no quiero aguantar ni un minuto más por esta zona. - Después de esto me fui hasta el timón. - Y... no vuelvas a usar esos rayos. - Le dije sonriendo un poco aliviada. Por suerte el rayo solo había incidido sobre el mástil mayor, todavía quedaban los dos pequeños. Con esos la velocidad no sería alta, pero ayudaría a movernos un poco hacia el sur. Solo esperaba que no se complicase la cosa mucho más y que ojalá no le pasase nada a Mido. Al fin y al cabo solo quería que sobreviviera...
avatar
Annie
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 1832
Fecha de inscripción : 14/07/2013
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
55/150  (55/150)
Experiencia:
66935/320000  (66935/320000)
Berries: 1.242.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Kabil el Dom 28 Jun 2015 - 6:40

Todos y cada uno de nuestros ataques habían dado de lleno en aquél ser. Si no se moría por aquél conjunto de habilidades únicas (entre los increíbles cortes de Rose y el salto con golpe de aquel chico de pelo verde) ya podríamos desanclar el barco y huir de allí cuan rápido como podamos. El chico peli –verde dio un increíble salto, sumándole cada vez más altura y fuerza, hasta que quedó por encima de la cabeza de aquél pez gigante, acto seguido cayó sobre esta con toda la potencia que pudo. ¿El resultado? Una abolladura en la cabeza de aquél ser, parecía más bien el capó de un coche. Pero, ¿para qué darle importancia a eso? Los cortes de Rose, que había producido incluso antes del salto de aquél chaval, fueron acertando todos y cada uno de ellos; mis “compañeros” (desconocía su relación con Rose y aún se le olvidaba el nombre del chico) eran realmente increíbles en el ámbito bélico. Sin embargo, no me iba a quedar atrás… o eso esperaba. Mi ataque resultó y varios rayos, cual lanzas, cayeron del cielo. Todos los rayos, salvo unos tres, dieron en el agua el cual era un perfecto conductor. Los tres restantes dieron en diferentes zonas: el primero, dio justo en el ser. El segundo, se cargó el mástil del barco y el tercero…

Miré, incrédulo, el bloque de hielo que se alzaba delante de mí. Era el chico de pelo verde, congelado por los poderes de la pelirroja. Se había sacrificado y nos había dado un empuje a ambos para alejarnos del rayo; no obstante, Rose pudo reaccionar a tiempo y lo congeló. ¿Sería suficiente? No tenía ni idea. Las lentes que llevaba se me habían caído y se habían roto. – Qué cojones has hecho chaval. Te acabas de cargar a uno de tus compañeros. Otro más. Más sangre que no es tuya, ¿Cuándo cambiarás? Mis manos temblaban levemente. De nuevo aquellas visiones, mi hermano con un agujero en el pecho y su sangre, seca, derramada sobre mi rostro. Mis manos cubiertas de sangre que no era la mía. Muerte, muerte, muerte…

Rose gritaba, enfadada, liberando toda la tensión que acumulaba hasta el momento. Cuando me habló, la miré sin saber que decir muy bien. Simplemente asentí y tragué un poco de saliva. Tenía la garganta seca y me dolía la cabeza. – Sí, no te preocupes… Me apoyé sobre mi brazo para levantarme y caminé hasta el cubo de hielo. Dentro, yacía el chico que me había salvado la vida. Apoyé mi frente sobre el bloque y suspiré… - No debiste hacerlo. Odio que me salven. ¿Por qué todos tenéis esa manía? ¿Por qué todos os creéis héroes? Le di un leve golpe al bloque de hielo con el puño cerrado. Tenía que sacar agua de algún lado para descongelarlo, y no debía ser agua cualquiera, sino agua templada. – ¿De donde puedo sacar yo agua, Rose? Pregunté. El desgano y la culpa se notaba en mi voz.
avatar
Kabil

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 22/08/2013
Localización : Detrás de ti

Hoja de personaje
Nivel:
39/150  (39/150)
Experiencia:
26915/32000  (26915/32000)
Berries: 945

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Invitado el Dom 28 Jun 2015 - 17:58

Parece que no te dio tiempo a congelarlo del todo, Rose, aunque aun así el hielo sirvió para algo. Al parecer el rayo ha atravesado el hielo, rompiéndolo en cachitos y no solo eso, ha dado de lleno en Midorima.

Midorima se encuentra en estado crítico, ¿o tal vez esté muerto? Sus brazos han sido separados del cuerpo, su cuerpo está rodeado de quemaduras y parece que las cicatrices parezcan un árbol o una planta. Su corazón se ha parado, sus órganos están dañados y encima está perdiendo mucha sangre. Si hay forma de curarlo, dudo que le quede mucho tiempo.

De pronto, mientras lloráis por la posible muerte de mido, el Rey Marino sale del agua. ¡No estaba muerto! Para colmo de los colmos, salta por encima vuestro, atravesando las velas del barco y demás, rompiéndolas. Después de eso simplemente escapa...

Ahora estáis sin forma de moveros, con Mido medio muerto y encima con una niebla que no deja ver mucho... Creo que este es el fin de Midorima. Será mejor que busquéis algún médico.

Representación gráfica de lo que le ha pasado a Midorima:

Minuto 1:00

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Annie el Lun 29 Jun 2015 - 1:49

La niebla seguía tan espesa desde que la encontramos. No había manera de avanzar sobre el agua sin saber si chocaríamos o nos hundiríamos en medio del mar. En cualquier caso yo podría volar y llevar a uno, pero no a los dos. Abandoné el timón y me dirigí hacia Kabil y Mido. Escuché todo lo que me decía el moreno. - Dentro hay agua caliente. Yo iré a por ella. - En cuanto me dirigía hacia adentro el barco comenzó a retemblar y la serpiente marina logró salir de nuevo del agua. Me quedé boquiabierta ante su aparición si volvía a atacarnos... no tendríamos oportunidad. Hubo una cosa mala y otra buena. Empezando por la buena es que a nosotros no nos hizo nada, la mala es que destruyó las velas del barco. No sé que era peor, ahora ni siquiera nos podríamos mover...

Eché una mano sobre la frente y fui hacia dentro, demasiadas cosas juntas en tan poco tiempo. Cogí un cubo de la cocina y lo llené de agua caliente. Un rato después volví a cubierta con el cubo y me puse de rodillas a su lado con el cubo entre los dos. Cada vez que miraba su cuerpo me hacía daño ¿Por qué? - Está destrozado... Descongelemos estas partes. - Antes de echarle agua recogí sus brazos y los puse a su lado. Su aspecto estaba demacrado, casi irreconocible. Cerré los ojos durante un momento y suspiré, luego miré a Kabil. - Debemos encontrar un doctor como sea. Lo malo es que tendremos que dejar que la marea lleve el barco o lo guíe hasta alguna costa. No hay otra manera, con las velas destrozadas y el mástil roto es imposible. - Metí las manos en el cubo comencé a recoger agua tirándosela por las zonas de hielo. Este se iba deshaciendo poco a poco hasta que los dos logramos que desapareciera. -Idiota...- Pensé.

Cuando terminé me levanté y me crucé de brazos. Estaba seria, hacía tiempo que no me ponía así. Una lágrima descendió sobre mi mejilla. Pasé la mano rápidamente y comencé a dar vueltas. Algo en mi interior me decía que él no tendría salvación. No tenía la voluntad necesaria para comprobar si quiera si seguía vivo. Agaché la mirada y me quedé junto a Kabil de nuevo. - Lo siento. - Dije de repente. Tenía miedo de que también le pasase algo a él. - Por Mido no podemos hacer nada más... nos ha salvado. Procuraré que a los dos no nos ocurra nada, me encargaré de ello.- Sonreí.
avatar
Annie
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes : 1832
Fecha de inscripción : 14/07/2013
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
55/150  (55/150)
Experiencia:
66935/320000  (66935/320000)
Berries: 1.242.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Kabil el Lun 29 Jun 2015 - 7:37

Arrodillado aún enfrente de Mido, veía su cuerpo despedazado y destrozado en el suelo. Más muertes por mi culpa. Apreté el puño y pegué el suelo de la cubierta del barco, enfadado, mientras gruñía y soltaba tacos de todos tipos. Mi padre, mi hermano y ahora un chico que si quiera conocía. Eso no podía estar pasando. ¿El culpable de todo eso? Yo. ¿Quién había invocado al rayo? Yo. Lo había matado. Para colmo, el barco estaba destrozado. El rey marino había muerto, o eso creía, hasta que volví a escuchar como burbujeaba el agua. De un salto, apareció por encima de nuestras cabezas aquél ser. Se cargó las velas y se zambulló en el agua de nueva cuenta. Sin embargo, en aquella ocasión vi como se alejaba del barco.  Eso no podía estar pasando, ¿qué suerte era la nuestra? Mientras Rose, notablemente amargada y estresada, entraba a la cocina, miré por última vez y supe que aquél chico no tenía salvación. Su corazón latía con demasiada fuerza y su muerte era inminente. Rose empezó a descongelar partes que había logrado cubrir con hielo. Lo mismo hice, con desgano, mirando al chico en silencio. La culpa me corrompía por dentro.

Rose parecía rehuir de la verdad. No quería admitir la muerte de su amigo y yo lo comprendía. Incluso, la envidaba por que se mantenía de pie, firme y hacía decisiones. Cuando se cruzó de brazos, me levanté del suelo. La miré de reojo y vi como una lágrima descendía por su mejilla. Comenzó a dar vueltas, quizá pensando, hasta que se detuvo a mi lado de nuevo y murmuró una disculpa. – La culpa no es tuya. Musité. – Es mía. Asentí en silencio, mientras agachaba la mirada y buscaba por el suelo mis lentes. Las encontré, con el cristal roto, tiradas a unos metros del cuerpo del chico. – Espera un momento. Me acerqué hasta las gafas y las tomé. Me acerque al cuerpo del chico y le dejé las gafas sobre el pecho. Saque un pequeño cuchillo que tenía en la bota y coloqué la palma de mi mano sobre su pecho. Con el cuchillo en la otra mano, me hice un corte en la palma. Mi sangre brotó de la herida y goteó sobre su pecho y las lentes. Dejé el cuchillo sobre su pecho y me levanté. – Por y para siempre con nosotros, Mido. Di media vuelta y miré a Rose.

Me acerqué a la borda del barco y me subí a la misma, mirando y esperando a ver que decidía Rose. Si algo podía hacer, era seguir la causa por la que Mido había venido. Iba a descubrir que pasaba allí. – Nunca olvidaré tu sacrificio. Mi espada yacía tranquila, envainada, colgado de mi espalda. El barco no servía para más. Miré a Rose y bajé la mirada. - ¿Vamos?
avatar
Kabil

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 22/08/2013
Localización : Detrás de ti

Hoja de personaje
Nivel:
39/150  (39/150)
Experiencia:
26915/32000  (26915/32000)
Berries: 945

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Invitado el Lun 29 Jun 2015 - 19:11

Todo era paz y tranquilidad. Era extraño, en aquel momento en que recibió el rayo y todo lo que había pasado, fue tranquilo. No había dudado un solo segundo, pero aun así, se sentía extraño… ¿Morir era de esta forma? ¿Con tanta calma? No podía decir que se negaba a morir, quizás por azares del destino así debía hacerlo, pero quizás, tan solo quizás, podría tener una segunda oportunidad pero ¿Para qué? No es sintiera que su vida fuera inútil, pero tampoco sentía la necesidad de regresar. No tenía asuntos pendientes con nadie y no debía saldar ninguna deuda con alguien. Abrió los ojos y vio un mundo completamente blanco, frente a él, estaba Sakura. Estaba de pie y con una sonrisa en su rostro. Verla así, en ese estado, era genial.

– ¿Es todo, Mido-kun? – le preguntó con un cierto tono de tristeza. – ¿Por qué te sacrificaste por ellos? – ¿Por qué? No sabía, quizás solo quiso salvar a Rose y que ella estuviera a salvo. No quería más guerras y solo quería descansar. ¿Excusa? No lo era, se dejó llevar por el momento, no había mucho tiempo para pensar, en su cabeza se cruzó tan rápido como el rayo que lo impactó el salvar a la pelirroja. Si había alguien en ese barco que debía morir era él. La pelirroja y el chico nuevo tenían un mundo por delante y él había muerto solamente para que siguieran luchando por sus sueños. - ¿Tan importante eran para ti? No, perdón… ¿Tan importante era Rose? – la pregunta era retórica. Y la respuesta obvia, ¡claro! Ella había sido la segunda persona en iniciar su camino hacia la salvación. Luego vino el Zafiro Negro y finalmente su padre. Por todo, de forma gustosa habría entregado su vida.

– Es difícil aceptar que hasta aquí llega mi camino. – le respondió poniendo ambos brazos detrás de su cabeza y sonriendo con alegría. Definitivamente, si había un sentimiento que lo inundaba era la tranquilidad y felicidad. – Solo hice lo que tenía que hacer. No me arrepiento de haber dado mi vida por la de ellos, pero ¿Qué importa? – tomó una leve pausa mientras ahora empezaba a imaginar el mundo sin él. A muchos quizás le dolería su muerte, pensó en la pelirroja y en su capitán. Seguramente, llorarían un poco y finalmente seguirían adelante. La idea no era que por su culpa perdieran el rumbo, que su muerte solo reafirmará este y siguieran en su camino a cumplir sus sueños. – Ya no importa nada, quizás no es la forma en la que desee morir, pero de todas maneras, es lo mejor si sacrifico mi vida por otros. ¿No crees, Sakura?

– Eres un idiota más. Al final, toda tu fuerza no sirvió para nada y no cumpliste tus metas. Pero aun así, me alegro de verte de nuevo… – tomó una ligera pausa mientras ahora se acercaba a él y le pegaba una bofetada con una increíble fuerza. - ¡Pero así no puedes morir! ¡IDIOTA! – al finalizar otra bofetada y un silencio grande. Sakura en el fondo solo quería que siguiera luchando por sus sueños, pero ya era tarde, dudaba que su cuerpo reaccionara a tiempo… En el fondo, sentía que ahora estaba más en el mundo de los muertos que en el de los vivos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Batalla contra el Rey marino [Mido, Rose, Kabil]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.