Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7168)
 
Nocturne93 (5179)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2141)
 
Drake Lobo Ártico (2061)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Miér 28 Oct 2015 - 23:01

Estaba esperando unas ordenes del gobierno, que me había mandado a aquella isla en una misión tan simple como transmitir datos. Si, básicamente era un mensajero. No me gustaba para nada, pero la isla era algo... interesante.

Todo lo que había visto, era de gran belleza, tanto el paisaje como sus gentes, pero por desgracia no tenía tiempo que perder, así que me dirigí a donde tenía que encontrar al informador.

Estaba citado en un callejón en la zona más marginal de la isla. En cuanto llegué... bueno, una pequeña escabechina sin autor había acontecido. Solo había el cuerpo de una persona, que estaba demasiado herido como para ser reconocido por alguien. Como podría ser el confidente, decidí inspeccionar el cuerpo en busca de aquello que me tenía que dar, una pequeña tarjeta de datos.

-Me encanta mi trabajo... -dije, suspirando mientras movía al muerto buscando entre sus bolsillos- Espero que no sea la lista de la compra
La encontré al cabo de un rato, por suerte para mí. No me puedo imaginar que me hubieran dicho mis superiores si no hubiera llevado esa información. Me guardé la pequeña tarjeta en uno de los bolsillos internos de la gabardina.

Salí tranquilamente del callejón, que aunque ya estaba era mediodía, seguía tan oscuro como si no hubiera pasado el alba aquel día. Suspiré, pensando en que hacer. Todavía tenía medio día por delante y no me importaba perderlo un poco yendo a comer a una zona mucho más... agradable.

Tardé unas pocas horas, a tiempo para llegar a la hora de comer. Entré en el primer restaurante que pude encontrar, sentándome en una mesa cerca de la ventana para sentir los rayos entrar por esta. Me gustaba mirar al horizonte mientras comía, una manía rara que tenía desde hacía un tiempo.

Pero tras tres cuartos de hora, mi estomago no dejaba más que unos segundos entre rugidos y gorgoteos. Al parecer había un estúpido que entretenía de más a la camarera. Como tenía demasiado hambre como para levantarme simplemente mire hacía el pelirrojo, al cual no le había visto la cara todavía y simplemente le grite.

-Eh, tú, ¡cabeza zanahoria! Tengo hambre y estas distrayendo a la camarera de su trabajo ¿Me haces el favor de dejarla en paz? Al menos hasta que me traiga la comida. - dije con un tono inquisitivo y enfadado, esperando que parase en aquel instante -
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Mar 17 Nov 2015 - 14:03

Buen ambiente, buena comida... Y buena compañía. ¿Podría el día ir mejor? Llevaba mucho tiempo sin poder relajarse tanto, y no era precisamente por no haberlo intentado, todo lo contrario. Siempre que podía intentaba escaquearse, echar una cabezada después de llegar a su cuarto tras largas y activas noches, apañándoselas para que el aburrido de Issei no le pillara. Había logrado más de una vez que le acompañara a una de aquellas "reuniones" tan fiesteras, pero en cuanto se acababan sus jornadas de descanso el agente del CP9 se volvía demasiado estricto. ¿Qué más le daba si se echaba una pequeña siestecita de tres o cuatro horas? Los días en Ennies Lobbie eran largos y aburridos, siendo los entrenamientos la actividad más entretenida del día, sobre todo si tenemos en cuenta que se pasaba el día entre papeles por los tramites que conllevaba el hecho de formar una división (y eso que le pasaba una buena parte de los documentos a su superior). Sin embargo, esta vez la situación había cambiado. Le habían enviado a una misión de escasa peligrosidad pero la cual parecía ser de cierta importancia para los de arriba. Era toda una liberación poder liberarse de sus quehaceres durante unos días, especialmente si no tenía que participar activamente. Al parecer ya tenían a alguien asignado para realizar aquel trabajo, pero al ser un miembro raso de la Cipher Pol decidieron enviar al CP6 como seguro, por si algo se torcía. "Aún no he recibido ninguna llamada, así que no debe irle mal."

Mientras esperaba, había decidido pasar el rato en un restaurante de cierto renombre en la isla, no necesariamente caro y con una comida exquisita, así como su servicio... Si entendemos por "servicio" las camareras que atendían allí, todas de una edad que debía rondar la suya propia y de un atractivo innegable. Rubias, morenas, pelirrojas, albinas... El pelirrojo se sentía en el paraíso, siendo servido con multitud de deliciosos platos y rodeado de hermosas mujeres, ¿podía haber algo mejor? Mientras comía le había echado el ojo a una en particular, una chica ligeramente más bajita que él, con buena figura, de cabellos níveos y ojos celestes que se hacía llamar Mizuki. ¿Qué nombre más apropiado que ese para una joven cuyo tono de pelo podría rivalizar con el blanco puro de la Luna? Había hecho alarde de amabilidad en los dos breves momentos en los que se acercó hasta su mesa para tomarle nota y servir su comida de modo que, junto con un poco de picardía, había logrado entablar conversación con ella. De hecho incluso consiguió concertar una cita para horas más tarde, teniendo la esperanza de que sus obligaciones no le impedirían acudir. Estaba apunto de despedirse de ella cuando, para molestia de Kus, alguien le llamó la atención para que dejara de incordiar a la chica.

- Vaya... Parece que te he entretenido más de la cuenta. Será mejor que aplacemos nuestra conversación -le dijo finalmente a la camarera con una fugaz sonrisa, justo antes de apoyarse en el respaldo del asiento con el cuerpo ligeramente ladeado, mirando al chico que se encontraba justo detrás de él, el origen de la queja- Mis disculpas, no volverá a ocurrir~

Pero algo llamó la atención del agente, el cual mantuvo la mirada al peliverde durante unos segundos. ¿Ese no era el novato al que le habían encargado la misión? "Vaya... Qué casualidad. ¿Quién habría dicho que me toparía con él aquí? ¿Habrá cumplido ya con el trabajo?" Su sonrisa se ensanchó levemente, preguntándose si el contrario le habría reconocido como miembro de la Cipher Pol. Al fin y al cabo era su superior y gozaba de cierta fama en el CP por algunos de sus logros, pese a que no pudiera rivalizar con el renombre que poseía Issei. Más animado que antes, tomó su plato, así como la bebida, y se puso en pie, dirigiéndose hacia la mesa de su compañero y tomando asiento justo en frente de él.

- ¡Vaya! No te había reconocido en un principio... Me alegra ver que estás disfrutando de tu visita. Un lugar bastante animado, ¿verdad? Tal y como te dije, estoy seguro de que te lo pasarás bien -comenzó la charla con total normalidad, intentando hacer creer a la peliblanca, la cual se encontraba justo al lado, que ya se conocían de antemano- Espero que ya hayas conseguido ese souvenir que tanto te llamó la atención... Pero oh, discúlpame, podremos hablar en cuanto pidas.

Esperaba que el joven fuera lo suficientemente perspicaz como para comprender a qué se estaba refiriendo con aquello, pues obviamente hablaba de la información que habían ido a buscar allí. Mientras tanto, esperando a que el peliverde pidiera lo que le apeteciera tomar, dio un corto sorbo a su bebida y continuó con su almuerzo, haciéndole un leve gesto al contrario para indicarle que podía coger un poco si quería. Esperaba no haberle irritado con todo aquello, aunque la escena podría haberse vuelto un tanto cómica e irritante para Ryuta si este no le había llegado a reconocer.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Lun 21 Dic 2015 - 18:14

Al parecer había funcionado eso de llamarle la atención, efectiva durante cuatro o cinco segundos. Yo había vuelto a mis pensamientos y estaba mirando por la ventana, cuando escuche un ruido delante mío. El chico, más o menos de mi edad, se había acercado hasta la mesa, sentándose con toda la confianza. No le hice mucho caso, hasta que volvió empezar a hablar como si me conociera de antes. Parecía saber porque estaba en aquella isla, preguntándome si había conseguido aquello que había ido a buscar. Aún así no le hice mucho caso, porque había llegado alguien a tomarme el pedido, un camarero en esta ocasión.

- Un poco de carne, algo de guarnición con estas y una ensalada. - le dije mientras iba apuntando rápidamente -

Esperé mirando por la ventana mientras llegaba mi comida, quitándome mi sombrero para jugar con este. No tardó mucho en aparecer con lo que había pedido, así que volví a ponerme el sombrero, cogiendo un tenedor y empezando a comer.

- Primera pregunta... ¿Quién eres? - dije mientras me llevaba un poco de comida a la boca -
Mastiqué la comida, manteniendo en todo momento la boca cerrada para que no viera como engullía los alimentos.

- Segunda pregunta... ¿Cómo es que sabes lo que tenía que hacer aquí? -volví a preguntar, haciéndole un gesto para que no hablase- Piensa que si no me convencen tus argumentos, tu cabeza será un bonito regalo. -era una amenaza seria, aunque si conocía mis movimientos posiblemente fuera alguien de fiar o un peligro merecedor de esa amenaza-

Volví a atacar la comida, ignorando de nuevo la presencia de el pelirrojo, dejando esta vez la mitad de la comida, que aún estaba caliente.

-Tercera pregunta... ¿Qué es aquello de lo que quieres hablar? - pregunté, finalmente, enarcando una ceja esperando no tener que oír ninguna tontería -

Tras esto seguí comiendo, hasta acabar la comida, eructando por el atracón repentino. Me quedé mirándole, esperando respuestas y me lleve la mano a la guadaña, que yacía replegada y colgada de mi cinturón.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Miér 6 Ene 2016 - 2:52

El pelirrojo observó al joven peliverde con interés, sin separar su mirada de él ni por un solo instante, casi sin parpadear. Al fin y al cabo no sabía qué clase de persona tenía delante, y su mayor interés en ese momento era averiguarlo. Su mantra no mentía, al fin y al cabo, y su aura era... Bueno, fuerte. Más que la suya incluso, lo cual no podía hacer nada más que incrementar su curiosidad. ¿Qué haría alguien con ese potencial en una división tan baja? Parecía perfectamente capacitado para "jugar con los mayores". "Tal vez no le interese o algo por el estilo... En fin, quién sabe" se dijo a sí mismo mientras escuchaba sus preguntas, terminando con el plato de comida y apartándolo a un lado.

- Vaya, vaya... Cuántas preguntas. Supongo que es lógico... Por eso de que te he abordado sin más -comenzó el chico pelirrojo, tranquilo, ignorando incluso la amenaza- La gente me llama de muchas formas distintas. Pelirrojo, tuerto, cielo... "Llamitas" -sonrió con levedad al pronunciar esto último- Aunque por lo general todos me conocen como Kus. Kusanagi Yu, un placer.

Tras esto se recostó en el asiento y llevó las manos a la nuca, cerrando los ojos como si se encontrara meditando sus siguientes respuestas. Nada más lejos de la realidad. Segundos después el pelirrojo se encontraba estirándose frente a su compañero, haciendo que algunos huesos de su espalda crujieran y soltando un suave gruñido al descargar toda la tensión de sus músculos. Más relajado, volvió a mirarle.

- Bien, me anima ver que has captado el mensaje. Digamos que pertenecemos al mismo gremio, y que el maestro me ha hablado sobre ti -de nuevo, una versión algo cambiada de la realidad- Quería ver si habías podido desenvolverte bien con el recado, y si estás aquí supongo que puedo presuponer que sí -hablaba en un tono bajo, evitando que oídos indeseados pudieran escucharles pese a que no estuviera diciendo nada realmente. Toda precaución era poca siempre para un agente del gobierno- Y, por último, querría preguntar si...

De repente dejó de hablar y frunció el ceño, haciendo que todos y cada uno de los músculos de su cuerpo se tensaran por un instante, dilatándose al mismo tiempo su pupila. Como un destello, una premonición pasó por delante de sus ojos y, a una velocidad similar, el chico se incorporó de la mesa y tomó al peliverde por el cuello de la camisa con ambas manos, tirando hacia un lado para caer con él al suelo.

- ¡AL SUELO TODOS! -gritó mientras descendían, apenas una fracción de segundo antes de que el cristal de la ventana reventara al ser atravesada por una bala de cañón, la cual destrozó varias mesas, sillas y una sección de la barra del local... Produciendo algunas víctimas entre los civiles, así como heridos- Mierda...

Se puso rápidamente en pie y se aseguró de que su espada siguiera asegurada en su cintura, mirando después por la ventana rota. Varios hombres de la Marina corrían de un lado para otro, equipados con fusiles y sables, atendiendo heridos y apartando algunos escombros, mientras que un buen grupo se dirigía hacia el puerto principal. Al parecer aquél no había sido el único cañonazo y el humo comenzaba a elevarse desde diversos puntos de la ciudad. "¿Piratas...?" Se dispuso a tenderle la mano al peliverde para ayudarle a levantarse, dirigiendo su mirada a las demás personas que había en el local.

- Los que hayáis salido ilesos ayudad a trasladar a los heridos. Buscad algún sitio seguro para refugiaros. Cuanto más interno sea, mejor -volvió su mirada al chico- Ven conmigo.

Se impulsó, colocando el pie sobre la mesa y saltó hacia fuera del local a través del hueco de la ventana, comenzando a correr en dirección a los muelles. Se podían escuchar disparos en la lejanía y probablemente necesitaran ayuda.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Miér 6 Ene 2016 - 22:00

El pelirrojo se llamaba Kusanagi y parecía ser miembro del CP, o eso sugería entre evasivas y metáforas. Esa era una de las razones por las que odiaba mi trabajo en aquel momento, por tener que ir con secretismos, aunque fuera comprensible. La otra vino unos pocos segundos después, cuando el pelirrojo decidió abordarme para tirarme al suelo, a lo que instintivamente reaccioné activando el mantra y fue cuando pude notar el peligro. Fue entonces cuando una bola de cañón entro por donde estábamos sentados un momento antes.

Me levanté agarrando la mano que me ofrecía Kus, quitándome el polvo que me había caído en la ropa y poniéndome el sombrero nuevamente en la cabeza.

- Gracias por la ayuda, ¿aunque como es que sabías que vendría una bola de cañón por la ventana? - le dije, inclinándome un poco sobre mi mismo - ¿Quizás estabas usando el mantra para algo antes de prever lo que pasaría? - solté antes de verlo dar órdenes a los que no estaban heridos -

Tras eso decidió darme ordenes, a las cuales posiblemente debiera acatar porque era la persona con menos rango en aquel maldito sistema, aún a pesar de que sabía que era bastante más fuerte que otros iniciados. Salí detrás de Kusanagi al trote, esperando no tardar mucho en llegar hasta donde nos dirigiéramos. A lo lejos seguían oyéndose sonidos de cañonazos, posiblemente se tratase de un asedio, lo que no sabía era contra que atacaban.

No estábamos demasiado lejos, se oía un griterío y una gran nube de polvo se encontraba sobre el campo de batalla, con lo que hacía muy difícil saber qué estaba pasando, así que agarre mi guadaña, desplegándola y esperando a ver que hacía mi acompañante.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Sáb 9 Ene 2016 - 23:05

Kusanagi no pudo evitar sonreír ante la pregunta de aquel joven. Conocía el mantra, y eso ahorraba una gran cantidad de tiempo perdido en explicaciones. Y, si lo conocía, muy probablemente fuera usuario de este, lo cual sería más que de ayuda. Se encogió de hombros levemente, como si no tuviera demasiada importancia, mientras mantenía el mismo ritmo, a pocos minutos de llegar hasta el lugar donde se estaba dando el enfrentamiento.

- Bueno, con el tiempo aprenderás que tu nueva posición te obliga a mantenerte alerta en todo momento, incluso en los más tranquilos -le miró de reojo, serio- Y ese cañonazo ha sido una buena prueba de ello.

Obviamente, este no era el motivo por el que mantenía activado su mantra. De hecho, no solía necesitarlo pese a que se mantuviera alerta casi durante todo el día. Sin embargo, dudó que el hecho de decirle que estaba analizando su poder fuera a resultarle demasiado agradable. Al fin y al cabo, ¿a quién podría gustarle que le miraran el aura? Ains... Aquello era tan malentendible.

A medida que se acercaban al lugar el ruido se veía incrementado. Los choques del acero contra el acero, los disparos, alaridos de dolor y la sangre siendo derramada lo inundaban absolutamente todo. Una nube de polvo se alzaba entre los combatientes, y comenzaba a alcanzarles a ellos también. Aquello complicaba bastante las cosas, ya que probablemente no sabrían quiénes eran los atacantes hasta que se hubiesen sumergido de lleno en la batalla. Algunas balas pasaron silbando cerca de ambos agentes, estrellándose contra el suelo, alguna ventana e incluso los muros de la ciudad, pero por suerte ninguno les alcanzó. Detectó, como una premonición, a un hombre acercándose por su derecha con la intención de atravesar su cuerpo con una espada. En un rápido movimiento desenvainó su katana y desvió la estocada, frenando su carrera, para a continuación girar sobre sí mismo y recorrer el costado de su agresor, aprovechando la inercia del giro.

- Perros... Del gobierno... -murmuró entre sollozos antes de desplomarse sobre el suelo. Kus frunció el ceño.

- Parece que la Armada ha hecho acto de presencia -dijo en voz alta, buscando con la mirada a su compañero- Esto no es un simple saqueo de piratas, así que las cosas se vuelven complicadas. Debemos localizar y neutralizar a los mandos, de ese modo será como si perdieran el cerebro... Y será más fácil repelerlos. Aunque, a la vez, más peligroso para nosotros -le miró detenidamente, observando su arma con cierta curiosidad- Veo que vas preparado... Bien, vamos.

Y, tras lanzar un tajo al aire para limpiar la sangre de su espada, se adentró entre los combates, eludiendo los enfrentamientos directos todo lo posible, esperando que el chico pudiera seguirle el ritmo.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Dom 10 Ene 2016 - 13:25

-¿Mi nueva posición? Soy un recadero de los de arriba, me paso más tiempo moviendo cafés que haciendo algo así. -dije señalando con la mano libre al suelo, refiriéndome al campo de batalla en el que estaba -

Vi como el pelirrojo se defendía de un enemigo, deshaciéndose de él rápidamente y de manera grácil. Sabía moverse con esa espada, al menos, así que no tendría que preocuparme por él. Activé el mantra, notando una gran cantidad de gente, desapareciendo unas cuantas y apareciendo otras en la zona en la que podía notar gente.
- ¿Armada, eh? Me gusta tu plan, pero... ¿tienes idea de donde estarán? - fue lo que dije antes de verlo moverse, adentrándose entre el humo que parecía cubrir la zona de batalla - Bueno, después lo encontraré... - solté para mi mismo intentando no perderlo con el mantra -

En cuanto decidí empezar a seguirlo, noté como unos cuantos revolucionarios parecían acercarse. Replegué la guadaña y guardándola, justo al momento en el que se acercaban. Eran tres y al principio parecían tener una actitud hostil.

-E... Esperad, soy un civil - dije, empezando a mentir y poniendo la mejor cara de miedo que tenía - He visto a unos cuantos marines por allí, pero por favor, no me matéis. -solté, viendo como, gracias a mi actuación, empezaron a movilizarse hacía la zona donde les había señalado. Pero no acabaron de llegar, porque en cuanto se giraron desplegué la guadaña oscura como la noche deshaciéndome de ellos en unos pocos movimientos - Esto ha sido demasiado fácil... -dije suspirando y limpiándome un poco de sangre de la cara -

En cuanto acabé de... registrar los cuerpos de los revolucionarios, encontrando algo que me pareció interesante, un pequeño papel que parecía haber sido doblado múltiples veces, traté de alcanzar a Kusanagi, encontrándolo rápidamente.

-Creo que tengo algo que te podría interesar. -le espeté mientras le acercaba el papel a la cara- Oh y no te preocupes por la sangre, tengo más trajes. -
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Vie 15 Ene 2016 - 13:29

Aquello era una verdadera locura. No importaba cuánto empeño pusiera en tratar de evitar a los combatientes, ya que allá donde mirara tan solo veía sangre, acero y humo. Bueno, estaba en mitad de una batalla, no había otra cosa que pudiera esperarse. Su espada se tiñó de rojo una vez más, abriéndose paso entre las filas revolucionarias lo más rápido que podía, intentando sacarle información a aquellos hombres sin demasiados resultados. O bien no sabían nada o eran demasiado leales a la Armada, lo cual no le facilitaba en absoluto las cosas. ¿Dónde estaban los mandos? ¿Acaso habían dejado a sus hombres combatiendo sin ningún tipo de directriz? Su cuerpo se volvió etéreo cuando una espada le atravesó a la altura del costado y, acto seguido, empleó el shigan contra el hombro de su agresor, haciendo que cayera al suelo retorciéndose de dolor.

- Así no vamos a terminar nunca -susurró para sí mismo, observando que de las embarcaciones seguían llegando más y más revolucionarios. Aquello no era un simple saqueo.

Los marines, por su parte, pese a ser inferiores en número lograban mantener la posición. Tal vez el hecho de que algún que otro capitán estuviera dirigiendo la batalla tuviera algo que ver. Era un alivio, ya que eso al menos les haría ganar tiempo. Tenían que apuñalar el corazón y la cabeza de ese asalto, pero a este ritmo les apuñalarían a ellos antes de encontrarles. Fue entonces cuando percibió la presencia del iniciado, que se había separado de él. No parecía estar herido, lo cual fue un gran alivio. En cuanto llegó a su lado, le tendió una especie de papel algo manchado, para soltar seguidamente un comentario de mal gusto. Suspiró por ello, pero se dispuso a desdoblar la hoja para ver qué contenía.

- Vamos a ver... -murmuró, asegurándose de que a su alrededor no hubiera ningún revolucionario lo suficientemente cerca.

De repente sus ojos se abrieron como platos, igual que si algo le hubiera atravesado de lado a lado, enmudeciendo. Negó repetidas veces con la cabeza mientras se repetía a sí mismo la palabra "mierda", una y otra vez.

- Ven conmigo. Ya.

De repente desapareció de su vista, pues acababa de emplear el soru para desplazarse a toda velocidad. Al menos esperaba que fuera capaz de localizar su presencia con el mantra y seguir la misma dirección que él. En aquella ocasión no podía permitirse el lujo de perder el tiempo esperándole. Si no era lo suficientemente rápido, toda esa zona estallaría.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Lun 18 Ene 2016 - 20:53

Me encogí de hombros, al ver la reacción de Kusanagi, pensando que quizás debería haber mirado el papel. Bueno, lo hubiera intentando si no hubiera salido corriendo con el. Le preguntaría que ponía en el papel al alcanzarlo, siguiendo su presencia moverse a gran velocidad como la vez anterior. Mientras avanzaba podía notar como el humo me inundaba en los pulmones, haciéndome toser en varias ocasiones, tapándome la boca para evitar tragar más.

Intentaba acercarme, pero parecía alejarse bastante, y lo hacía a una velocidad constante, ¿quizás había encontrado a uno de los cabecillas del ataque? Preparé a Lumen, que no había guardado en ningún momento y seguí avanzando, intentando evitar cualquier peligro posible gracias al mantra. Noté como entre Kusanagi y yo se interponía una enorme barrera de gente, todos ellos hostiles. En cuanto pude estar lo suficientemente cerca podía ver que eran en su mayoría revolucionarios lidiando con marines, que sufrían por la inferioridad numérica. Una mueca de satisfacción se dibujó en mi rostro, mientras giraba a Lumen de manera ágil, deshaciéndome de un revolucionario que cargaba contra mí. Fue sencillo y debido a que no prestaban atención debido al ruido, nadie se dio cuenta de que uno de sus compañeros estaba en el suelo, desangrándose.

En cuanto me acerqué a un grupo de tres, estos estuvieron más alerta que el que se había lanzado inconscientemente contra mí. Intentaban atacar en grupo, evitando la pelea limpia o el uno contra uno, pero no era muy difícil deshacerse de estos, pues sus ataques carecían de la velocidad necesaria como para necesitar preocuparme demasiado. El mantra era demasiado útil en aquella situación y rápidamente acabé con esos tres, seguidos de otros más con la ayuda de los marines, que empezaron a cambiar las tornas de la batalla. En cuanto terminé con aquello, dándole un pequeño toque al sombrero me despedí de estos volviendo a encaminarme, hacía el camino contrario, hasta donde estaba mi superior.

-Ugh, superior... -dije en voz alta, sabiendo que aún no podría oírme debido al, aún presente estruendo, aunque no tan ruidoso como en el centro de la batalla -

En cuanto llegué hasta donde estaba hice, de forma cómica, un exagerado gesto de que me limpiaba el sudor por el esfuerzo realizado.

-¿Tienes alguna idea o simplemente estamos dando tumbos sin ninguna indicación? - le dije con sorna, aunque posiblemente no me hubiera escuchado porque una enorme explosión sucedió detrás - Oh, entiendo. Deberíamos movernos y tal, por eso de que está muriendo gente. - fue lo único que dije, dándome la vuelta para esperar a ver qué hacíamos
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Jue 4 Feb 2016 - 14:00

La gente que batallaba apenas podría verle como una estela roja que se desplazaba a toda velocidad por el lugar, evadiendo sin demasiados problemas los combates. La situación parecía estar empeorando por momentos, y si no se daban prisa aquello tan solo sería el principio. Se detuvo una vez se alejó lo suficiente del lugar donde la batalla principal se estaba librando, esperando a que el peliverde le alcanzara mientras ampliaba el rango de su mantra para intentar mantenerle localizado. ¿Que por qué había salido corriendo a esa velocidad? Bueno, en cuanto el chico llegara hasta él descubriría el por qué. No le llevó demasiado tiempo alcanzarle, e incluso pudo sentir cómo varias presencias desaparecían a medida que este se acercaba, supuestamente de revolucionarios. Dejó escapar un suspiro ante sus palabras, y pronto la zona donde habían estado antes estalló.

- Sí, tengo una idea bastante acertada de lo que va a ocurrir -le respondió con aparente tranquilidad, tendiéndole el papel que le había dado para que lo leyera, ya que al parecer no lo había hecho- Es un mapa de la isla con distintas localizaciones marcadas. Al parecer, planean colocar y detonar unos cuantos explosivos que dejen aislados a los marines. Intuiré, ya que los cabecillas no parecían estar presentes en el combate, que serán ellos mismos quienes se encarguen de esta tarea -se giró, dirigiendo su mirada a la ciudad- Así que supongo que ya te imaginas cuál será nuestra parte. Démonos prisa.

Y tras esto salió corriendo, sin emplear el soru esta vez. Ahora debían mantenerse juntos, ya que los rivales a los que tendrían que enfrentar no serían igual de frágiles que los soldados de a pie. Probablemente por eso mismo sus presencias serían más destacables y fáciles de localizar, así que tan solo tendrían que concentrarse en aquellas que albergaran mayor poder. Tampoco sería muy complicado, por eso de que la ciudad estaba siendo evacuada y el número de personas que sentirían sería bastante inferior al habitual. No les llevó demasiado tiempo volver a adentrarse en la zona urbana, aunque tampoco era de extrañar. Al fin y al cabo, los muelles no estaban demasiado alejados y se podía ir de un lado a otro en escasos minutos. El lugar, como era de esperar, estaba bastante desértico, a excepción de pequeños grupos de personas que estaban siendo evacuados aún por los marines.

- Supongo que todo esto me ha fastidiado los planes de esta noche -se lamentó el pelirrojo, dejando que un suspiro escapara de sus labios- Les haré lamentarlo -concluyó, alzando el puño levemente y mirando hacia el cielo, con una mirada llena de determinación... Este chico a veces confundía un poco los motivos de sus acciones.

En fin... El caso es que no tardaron mucho más en llegar a la plaza principal de la ciudad, lugar donde supuestamente debería reunirse un pequeño grupo para comenzar la operación "Chick Chicky BOOM, Chick Chicky BOOM". "Ahora tan solo queda esperar" pensó el pelirrojo, haciéndole un gesto a su compañero para que buscara algún sitio donde ocultarse hasta que llegara el momento de actuar.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Vie 5 Feb 2016 - 16:36

Así que bombas... No era un mal plan, pero aquellos revolucionarios carecían de algo muy importante. Tendría que decírselo antes de que nos encargáramos de ellos. En cuanto deje de divagar, escuché la suposición del pelirrojo y asentí. Era lógico, y esbocé la mueca de una sonrisa, pensando que si teníamos suerte no pensarían que iríamos a por ellos, e incluso si eran lo suficientemente estúpidos, posiblemente estuvieran operando sin ningún tipo de escolta.

Vi como se giraba y empezaba a correr, de nuevo. Realmente a ese chico le encantaba correr. Seguramente le encantarían unas mallas para salir a correr por las mañanas. Tras ese pensamiento harto desagradable, lo perseguí, intentando no fijarme en él, pues en cuanto lo hacía mi mente recurría a una extraña imagen de Kus en mallas meneando el trasero. Me costaría mucho intentar no reírme de él al hablar sobre lo que haríamos a continuación.

En cuanto llegué a la zona, completamente vacía, vi como estaba meneando el puño. ¿Qué estaría pensando? Rápidamente siguió avanzando, como si nada hubiera pasado, hasta llegar a la plaza de la ciudad, donde lo alcancé a los pocos segundos. El lugar era una conexión entre múltiples calles, haciéndolo un lugar de reunión perfecto. Este tenía varios lugares para descansar, y a su alrededor habían varias zonas verdes. Vi como, aunque Kusanagi me hacía un gesto para esconderme, él se había quedado quieto en medio de la plaza. Yo me escondí tras un seto, viendo como detrás mio había un enorme edificio cuyo color predominante era el gris, pensando que si explotaba sería algo... Peligroso.

Pasaron varios minutos, y no aparecía nadie, quizás porque no era la zona adecuada ¿habrían empezado por otro lugar? Sería fatal para lo que intentábamos que sitiaran a los marines, estaríamos en una supuesta inferioridad numérica y ellos podrían aprovechar para posicionar unidades de manera táctica, pudiendo ganar el control de la isla. Sin embargo, si salía bien... Quizás incluso valiera un ascenso.

Mientras divagaba pude ver como algo caía, el edificio que tenía detrás se empezó a precipitar sobre el pelirrojo y, por ende, sobre mí. Miré hacía Kus, que no parecía estar muy atento a esto, mirando a otra calle. No podía avisarle de que lo esquivara, ya que tardaría un poco en hacerme caso, y el edificio caía a bastante velocidad... ¿¡Por qué pierdo el tiempo pensando!? Salí corriendo, intentando ganar ese trayecto que había perdido mientras me quede quieto meditando como un majadero. La distancia parecía enorme, aunque fueran solo unos cincuenta metros como mucho. En cuanto estuve frente a Kus, me lancé contra el, agarrándole de la cintura y empujándole debido a la inercia con la que venía. Rodamos un pocos, quedando yo en una pose deshonrosa, cabeza abajo y contra un árbol que estaba unos metros más allá. El enorme edificio cayó una milésima de segundo después, justo a unos pocos centímetros de donde habíamos estado antes.

-Dos cosas. Primera, esto no ha podido caer porque si, no hay una casualidad tan enorme. - dije mientras miraba con asombro los escombros en el suelo - Y me debes una. - le espeté tranquilamente, mientras me levantaba y desenfundaba mi arma - ¡Tu, el autor de esto, sal de donde quiera que estés!

Ante la amenaza lo único que se pudo oír fue una risa extraña retumbar por toda la plaza. Gracias a que había activado de nuevo el mantra para posibles ataques, y pude presentir como una enorme lanza se aproximaba a nosotros, pero la presencia que lo había lanzado había desaparecido rápidamente de mi rango de percepción. La lanza ni si quiera estaba dirigida como un ataque, era más bien una... Advertencia.

- Parece que tendremos trabajo. - solté mientras me crujía el cuello.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Dom 7 Feb 2016 - 1:04

El pelirrojo entrecerró los ojos mientras esperaba a que su compañero se ocultara, y el por el contrario trató de hacerse pasar por un ciudadano más, buscando algún sitio donde refugiarse, e incluso simulando el seguir a los grupos que estaban siendo evacuados. Sin embargo, aquella situación no pareció prolongarse por mucho tiempo, y de hecho sintió la premonición de que el peliverde iba a hacerle alguna especie de llave de algún arte marcial bastante rudimentaria. ¿Querría calentar o algo antes de enfrentar a los revolucionarios? No tenía nada en contra de hacer algo de ejercicio, pero no era algo que le pareciera adecuado teniendo en cuenta en qué situación se encontraban. Aunque bueno, tampoco es como si le hubiera dado tiempo a negarse, ya que antes de lograr iniciar el debate de por qué ponerse a jugar no era una buena idea, el iniciado ya estaba agarrándole y tirándole al suelo, justo antes de que uno de los enormes edificios se derrumbara a una distancia realmente reducida de donde se encontraban.

- Vaya... -murmuró, notablemente impresionado y aún reponiéndose de lo que acababa de suceder, dirigiéndole tras unos segundos una mirada a su verdoso compañero- Parece que te debo una.

Se reincorporó con rapidez y se sacudió la ropa, dándole suaves golpes con ambas manos mientras inspeccionaba el lugar. Por suerte, no parecía que el edificio hubiera alcanzado a nadie, y eso resultaba ser todo un alivio. No habría sido nada agradable ver morir a gente inocente, y le habría extrañado que un revolucionario provocara dichas muertes. Al fin y al cabo, se supone que luchaban por el pueblo... ¿No? Y aun así aquellos cañonazos que por poco les cuesta la vida habían alcanzado a ciudadanos que no tenían culpa de nada. Al final, ambos bandos eran exactamente iguales. Frunció levemente el ceño y desvió la mirada hacia Ryuta, escuchando sus palabras mientras volvía a extender el radio de acción de su mantra, tratando de localizar al autor de aquella explosión, sin muchos resultados. Aún así, su agresor pareció estar dispuesto a entablar combate con ellos si se empeñaban en seguir intentando obstaculizar sus planes, cosa que quedó bastante clara cuando una enorme lanza pasó a escasos centímetros de ellos, haciendo silbar el aire e incrustándose en el suelo, agrietándolo. Había sido un lanzamiento realmente increíble.

- Sí, eso parece -respondió el pelirrojo al tiempo que desenvainaba su espada. haciéndola girar en su mano por un momento- No puede andar muy lejos. Trataré de localizar su presencia, lo cual no debería ser demasiado complicado. Seguramente se encuentre por esa zona -señaló hacia el sector de la ciudad que se encontraba tras el edificio derrumbado- Al fin y al cabo, dudo que pudiera haber pasado desapercibido tras esto si hubiese ido en otra dirección. Y tras semejante explosión, sin duda será el encargado de colocar los explosivos.

Dicho esto comenzó a avanzar, desplazándose ágilmente por encima de los escombros para acortar distancias. Debían darse prisa, pues tras semejante demostración de puntería y potencia de lanzamiento, probablemente su rival estaría preparado para lanzar algún que otro proyectil más. Con algo de suerte no sería tan hábil en el combate cuerpo a cuerpo, pero teniendo en cuenta que había sido una lanza, no estaba seguro de que fueran a ser tan afortunados.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Mar 9 Feb 2016 - 23:01

Lo que fuera que había lanzado su arma había puesto pies en polvorosa, aunque de una manera un tanto estúpida, pues parecía haberse encerrado solo. Sonreí, al oír a Kusanagi, antes de empezar a seguirlo, como siempre, corriendo. No es que fuera a ir despacio, pero primero necesitaba una cosa. Miré la lanza que había por allí y se me ocurrió una idea absurda y posiblemente factible. La agarré, apretando el mango de madera, y echando a correr detrás del pelirrojo.

En cuanto lo alcancé, pude ver como Kusanagi estaba esperando en un punto estratégico, mientras el extraño sujeto, que vestía una toga con una capucha, de color marrón, posiblemente para no dejar muestras físicas de que había sido el quien había ido poniendo bombas por ahí. Desde donde estábamos, podíamos movernos con facilidad hasta donde él estaba, atajando por una callejuela colindante y lo suficientemente oscura como para no verse nada desde fuera si no te fijabas con atención. Sonreí, al ocurrirseme un plan.

- Kus, si nos acercamos por esta calle volverá a huir, así que ¿qué tal si entras por este callejón, y te pones en una posición ventajosa para evitar que escape en cuanto llame su atención? Posiblemente tengamos problemas si no sale bien, o incluso si sale bien, ya que no sabemos como se puede desenvolver. En cuanto hable lo suficientemente en alto deberías entrar, para evitar que se escape. - dije, mientras me movía hasta la mitad de la calle lo más silencioso posible -

Me puse a juguetear con la lanza, tirándola hacía arriba, alzándola unos pocos centímetros en el aire. Tras unos segundos, en los que esperaba que Kusanagi se hubiera posicionado para la fiesta sorpresa que tenía preparada para aquello. Preparé el brazo, avancé un poco mi pierna izquierda y con todas mis fuerzas tiré la lanza hacía la bomba, que estaba en las manos del criminal.

- ¡Oye, te devuelvo esto! - fue lo que grité en cuanto solté la lanza, esperando que Kusanagi tomara posición ante aquello -

Por suerte, pude ver como el artefacto no había explotado y voló hasta clavarse en un edificio, que al igual que todo en aquella isla, estaría abandonado debido a los ataques que habían llevado a cabo. Eso nos dejaba con que explotaría con algún tipo de interruptor a distancia, o que no le había dado tiempo para preparar manualmente la cuenta atrás. Aún así, si intentaba detonarlo, simplemente cortaría su ruta de escape, teniendo que pasar sobre nosotros dos.

Lo que fue increíble, es que al tirar la lanza cual bala, había hecho que una corriente de viento levantara la capa que cubría la cara del sospechoso. Un gyojin, de piel verdosa y ojos de besugo nos miraba. En su cabeza había una pequeña aleta dorsal, y sus dientes eran afilados. Era un extraño ser y me recordaba algo que no quería recordar, así que apreté los dientes mientras me ponía en guardia y empuñaba mi guadaña, preparandome para lo peor.

- Es la hora - solté para mi mismo esperando que fuera Kus el primero en atacar -

avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Dom 14 Feb 2016 - 18:25

El pelirrojo observaba a su objetivo desde una posición estratégica, no pudiendo ser visto desde allí pero con una visión bastante favorable del terreno. Aquel tipo no había demostrado ser demasiado inteligente, sino más bien algo arrogante. ¿Pensaba plantarles cara o simplemente buscaría alguna forma de huir? Lo segundo parecía menos probable, por eso de que él mismo se había arrinconado, reduciendo sus vías de escape. Su presencia era de un poder considerable, así que no le extrañaba que se hubiera permitido ser así de descuidado, pero confiaba en que tanto él y Ryuta tendrían la fuerza suficiente como para reducirle. No tardó mucho en sentir a su compañero acercándose, y cuando comenzó a hablar no pudo hacer más que asentir.

- Estoy de acuerdo, pero no te descuides. Ese tipo no aparenta ser débil precisamente -le comentó, justo antes de alejarse de allí para dirigirse a su posición.

Se deslizó con rapidez entre los edificios y callejuelas del lugar, pasando por el interior de algunos en determinados momentos para acortar distancias y alcanzar su objetivo cuanto antes: una pequeña calle que bien parecía ser la única forma de salir del lugar, pues el peliverde cortaría la otra. Aguardó con paciencia, con su mantra activado en todo momento para saber la posición exacta de los contrarios. Si las cosas se torcían, al menos sabría en qué dirección se movería el revolucionario. Su apariencia, pese a que no pudieran verle bien por culpa de su ropa, era un tanto extraña, como si no fuera humano del todo pese a erguirse sobre las dos piernas.

No tardó en llegar la señal, escuchando cómo el agente le gritaba algo sobre devolverle la lanza, para acto seguido ver cómo esta se estrellaba contra la pared de un edificio cercano a él, con la bomba atravesada. Por un momento se temió lo peor, aunque por suerte el artefacto no explotó. Había sido un movimiento realmente apretado, que podría haberle puesto a él en un serio aprieto, pero había sido completamente eficiente. Ya no tendrían que preocuparse porque comenzara a estallar la ciudad. Tan solo quedaba neutralizarle, y eso iban a hacer. Lanzó una patada al aire, empleando el rankyaku para generar con esto una veloz onda cortante desde la espalda de su oponente. Acto seguido, y empleando el soru, siguió a la onda muy de cerca, para terminar saltando, posicionándose sobre el encapuchado. Si por algún motivo lograba evadir su primer ataque, se toparía con el veloz pelirrojo abalanzándose sobre él, dispuesto a recorrer su torso de lado a lado con la espada. Sin embargo, algo iba mal.

- ¿Realmente creéis que con eso será suficiente? -dijo el extraño.

En un rápido movimiento se inclinó, mostrando una elasticidad increíble, evadiendo su onda cortante que terminó por estrellarse contra uno de los edificios, haciendo que se desprendiera una parte de este. Acto seguido, cuando Kusanagi se disponía a alcanzarle con la espada, el pez (pues ahora podía verle claramente) desenvainó otra espada envuelta en llamas blancas, con la cual bloqueó la suya propia. La luz era intensa y tuvo que entrecerrar los ojos para no quedar cegado, aunque por algún motivo no parecía quemar... O, al menos, no a él. Con una fuerza sobrehumana fue empujado, viéndose obligado a retroceder unos pocos pasos antes de estabilizarse y preparar la guardia.

- Vale, esto va a ser más difícil de lo que esperaba...
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Lun 15 Feb 2016 - 20:48

Kus había entrado velozmente, como desde que lo había conocido, para tenderle una trampa. Pero el pescado no era una presa fácil, y decidió que no se dejaría vencer sin dar pelea. Sonreí, mientras empezaba a expulsar un poco de oscuridad desde mis manos. En cuanto desenfundó su arma, un gran destello me cegó. Era increíblemente molesto a la vista y casi imposible de mantener el contacto visual sin que me ardieran las retinas. Pero eso no sería suficiente para pararme, me dije mientras me echaba para atrás, dejando un poco de espacio. Mi plan era simple, y le dejaba toda la responsabilidad a Kus, ya que no sabría si podría acabar con él solo con eso, pero tampoco me apetecía esforzarme contra alguien así, no con otro miembro del CP en frente. Si hubiera estado solo yo... Posiblemente hubiera acabado con él en el momento en el que lanzó el arma, puede que incluso antes de que acabara con el edificio. Pero ahora no podía mostrar mis poderes de manera tan fácil, no porque quisiera mantener un perfil bajo respecto a esto, sin embargo me interesaba el mantenerlo en secreto por ahora. En cuanto se distrajo juntando sus espadas con el pelirrojo, yo salté sobre él, girando sobre mi mismo para ganar un poco de inercia y lanzarle a Lumen con todas mis fuerzas.

- Kus, espero que no tengas compasión por alguien que atenta por las vidas de los inocentes. Haz justicia. - le grité mientras empezaba a caer, dirigiéndome contra uno de los edificios -

El golpe fue... Interesante. Por suerte, o desgracia, contra lo que choqué fue una ventana del bloque de apartamentos. En concreto había entrado en uno de ellos, llevándome por delante unas cuantas macetas con plantas, un sofá y una mesita para el café, cuya parte superior en vez de ser de madera, era de cristal. Solté un gemido de queja, pues había un trozo de cristal roto que se me había clavado en la espalda, y activé el haki esperando ver que había pasado ahí fuera, Si Kus no había podido con el gyojin tendría que usar otros métodos más... Eficaces.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Mar 16 Feb 2016 - 12:57

El gyojin había comenzado a cargar contra él, a una velocidad realmente increíble... Y era bastante curioso que eso lo pensara el usuario de la logia de sonido. No podía negar que poseía una habilidad con la espada notable, y en apenas un segundo habían tenido que intercambiar varios golpes, haciendo que el acero chocase contra el acero. Sin embargo, pese a que podía aguantarle el ritmo, algo iba muy mal. Su espada parecía ceder con demasiada facilidad ante sus arremetidas, y para cuando pudo darse cuenta de lo que estaba sucediendo fue demasiado tarde. El acero quebró el acero, y el arma de Kusanagi se fragmentó, haciendo que algunos trozos de esta le produjeran arañazos en los brazos, mientras que el contrario lograba practicarle un corte en el hombro.

- Mierda... -murmuró, retrocediendo rápidamente, justo antes de que su compañero, quien había saltado de una forma inhumana y arrojado su guadaña contra el hombre-pez, atravesara la ventana de uno de los edificios cercanos.

El arma golpeó brutalmente al gyojin por la espalda, haciéndole perder el equilibrio y, probablemente, causándole un dolor bastante severo. Sí, definitivamente debía de necesitar un buen quiropráctico tras ello. De hecho, tal había sido la potencia de la colisión que la guadaña del peliverde quedó destrozada. Pero no podía reparar en esos detalles. Debía aprovechar ese momento de distracción a su favor y concluir con aquello antes de que algún civil pudiera salir herido. Ni siquiera se lo pensó, y el pelirrojo apuntó con la palma de la mano a su objetivo, haciendo que en un instante varios pares de ondas sónicas salieran disparadas hacia él, golpeándole como si fueran puñetazos a una velocidad exagerada por todo el cuerpo. Esto tuvo como consecuencia que el revolucionario soltase su arma, y fue en ese mismo momento cuando Kus apareció a su lado, casi como si se hubiera teletransportado.

- ¡Shigan! -gritó, al tiempo que atravesaba al hombre-pez en distintos puntos, repitiendo la técnica unas cinco veces.

Tras esto tomó distancia, y por un momento pareció que su rival fuera a reincorporarse tras ese ataque. Sin embargo, tras esbozar una amarga sonrisa, el gyojin cayó de rodillas, para finalmente desplomarse sobre el suelo, manchando la superficie con su sangre. La llama de su espada se había extinguido, así como su brillo. El agente observó por un momento su espada fragmentada, y acto seguido se dispuso a tomar la del contrario. Al fin y al cabo, no podía ir desarmado por ahí. Sin embargo, una extraña sensación sacudió su cuerpo en el momento en que la empuñó. Su filo comenzó a brillar con una luz blanca, inmaculada, y por algún motivo se sintió aliviado, como si aquella espada le estuviera purificando o algo por el estilo. No comprendía muy bien qué clase de arma era aquella, pero estaba seguro de que no existiría nada parecido en todo el mundo. Esbozando una leve sonrisa la envainó, y acto seguido utilizó el geppou para entrar por la ventana que había atravesado Ryuta.

- ¿Estás bien? -preguntó tras cruzarla, observando al peliverde con cierta preocupación, pese a que su mantra le permitiera saber que estaba en buenas condiciones.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Jue 18 Feb 2016 - 17:57

Sonreí. Se había encargado del pescado, así que con un rápido movimiento, me levanté pegando un salto. El cristal de la espalda me seguía molestando, pero me lo saqué sin mucho problema debido a que no estaba demasiado profundo, aunque había cortado casi toda mi ropa, haciéndole un corte transversal. Acto seguido también me quite la chaqueta y la camisa, junto al chaleco y todo lo que llevaba por encima, que eran unas cuantas capas de ropa. Me desplacé rápidamente hasta el marco de la ventana, cuando Kusanagi parecía acercarse hasta esta.

- Hey. - fue lo que dije mientras apoyaba mi mano en el marco superior de la puerta, agachando la cabeza y fijandome en el pelirrojo - ¿Tienes unas vendas por ahí? No es algo muy grave, pero mejor prevenir que curar... - decir eso cuando tenía que curarme era absurdo -

Bajé saltando desde la ventana, avisando a Kus para no llevármelo por delante. En cuanto llegué al cadáver del pescado pude ver como parte de la hoja de Lumen lo atravesaba por la espalda y varios pedazos estaban esparcidos por sus alrededores. Definitivamente tendría que repararla pensé mientras suspiraba y cogía el mango que estaba intacto, mientras dejaba lo demás.

- Creo y solo creo que habría que avisar a los marines de que la principal amenaza esta neutralizada y limpiar los restos, que debería ser cosa fácil ahora. Y conseguir vendas. - dije mientras miraba la bomba clavada en la lanza -

Me fije en la espada de Kus, que parecía distinta y pasó un rato hasta que me diera cuenta de que era la espada del pescado. Sonreí mientras le señalé esta.

- ¿Y la otra espada? ¿Te ha gustado más esa bola de discoteca que la anterior? - dije bromeando mientras jugueteaba con el mango de la guadaña destruida -

Miré al cielo, viendo como el sol ya no estaba en su punto álgido. Posiblemente solo fueran las 3. Las nubes tapaban a ratos al sol, que no estaba brillando con demasiada fuerza. ¿Cómo un día tan apacible había acabado así, con explosiones, muertes y yo sin ropa en el torso? Me encogí de hombros y empecé a moverme, esperando que Kus viniera conmigo y llevando mi arma destrozada en una mano y la ropa destrozada en la otra.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Kusanagi el Vie 19 Feb 2016 - 13:36

Al parecer el peliverde no se encontraba en mal estado, aunque era algo difícil de deducir con semejante aspecto. Dioses, ¿qué clase de monstruo podría haberle producido semejantes cicatrices? El simple hecho de mirarlas ya era bastante doloroso, y no quería ni imaginarse por lo que habría tenido que pasar antes de su encuentro. Sin embargo, trató de no mostrar nada de esto en su expresión, e incluso no darle mayor importancia, negando levemente con la cabeza ante su pregunta. No tenía vendas, aunque siempre podían ir a buscar por los locales cercanos -y ahora vacíos- de la ciudad. Seguramente tuvieran botiquines de primeros auxilios o similares. Si no era así, siempre les quedaba la opción de rasgar su ropa y utilizarla como vendas improvisadas. Se hizo a un lado cuando le vio avanzar hacia la ventana, observándole mientras saltaba y siguiéndole pocos segundos después hasta el lugar donde reposaba el cuerpo inerte del gyojin.

- Gracias por esa ayuda, aunque siento lo de tu guadaña -le dijo, mirándole de lado mientras este recuperaba el mango de su extraña arma, al tiempo que hacía cierto comentario irónico sobre su nueva espada. Rió- Bueno, digamos que es un artefacto interesante -concedió, observándola durante unos pocos segundos y dándose cuenta de que, por algún motivo, estaba brillando. ¿Qué sería aquella capacidad? No parecía ser algo que estuviera activado todo el tiempo. Tendría que investigar al respecto.

Tras esto comenzó a caminar junto a su compañero. Debían transmitirle a los marines el mensaje, avisándoles de que el cabecilla del asalto había sido neutralizado. Probablemente, sin la ayuda de aquella trampa mortal, los revolucionarios estuvieran comenzando a retroceder. Al fin y al cabo el número de soldados allí era bastante significativo, y sin refuerzos, acorralados contra la costa, no serían capaces de oponerles resistencia durante mucho tiempo. El mediodía pasaba, dando lugar a la tarde, mientras que el Sol se veía oscurecido cada vez que alguna nube lo ocultaba, colocándose sobre ellos. Una verdadera lástima, pues aquel día pintaba bastante bien en un principio, y de no ser por todo aquello lo más probable era que hubiese conseguido una cita para aquella noche. Aunque siempre estaba a tiempo de buscar a la camarera... O a cualquier otra chica que estuviera dispuesta a pasar un rato agradable con él. Pero lo primero era lo primero.

- Por cierto, Ryuta... -comenzó, guardando las manos en los bolsillos y mirándole de lado- Tengo algo que proponerte.


* * *


La noche, ese momento del día en el que el agente se sentía en su salsa, pese a que por lo general se quisiera morir a la mañana siguiente. La situación había sido estabilizada, los destrozos estaban comenzando a ser reparados y algunos revolucionarios fueron capturados. Algunas calles se veían aún obstaculizadas por escombros de los edificios alcanzados por los cañonazos, pero la ciudad había vuelto a su desarrollo habitual tras la inicial alarma... Y él había localizado a aquella camarera tan simpática, de nombre Mizuki. Toda una suerte, pues no esperaba volver a encontrarse con ella tras lo sucedido, y no le vendría mal relajarse un poco... En todos los sentidos. Se preguntaba, sin embargo, qué andaría haciendo su compañero peliverde, del cual se había separado tras poner en orden la situación y al que probablemente no vería hasta el día siguiente, momento en el que tendrían que regresar a Ennies Lobbie. No le había dado ninguna mala impresión... Y sin duda, si aceptaba, sería un buen fichaje. Pero eso quedaba ya en sus manos.
avatar
Kusanagi
Agente
Agente

Mensajes : 1144
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
54530/790000  (54530/790000)
Berries: 59.939.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Sáb 20 Feb 2016 - 1:34

Moví la cabeza hacía un lado para escuchar lo que decía Kusanagi. Esbocé una sonrisa cuando me dijo que tenía algo que decir y escuché atentamente.

Y tal como llegué, así pasaron los días, de una manera pacífica. Debido a los hechos de los que nos tuvimos que encargar, el plazo de entrega de aquellos datos que, por suerte, estaban intactos se había aplazado varios días. Entre tanto había ayudado con las labores de limpieza y las gentes de la isla me habían dado cobijo por la ayuda. Me sorprendió la hospitalidad de los lugareños, aunque supuse que fuera algo normal.

Cuando llegó el día acordado, simplemente me acerqué a la zona designada para la entrega, que al igual que el plazo, también cambió. Todo fue tan simple, que incluso me dejó un poco decepcionado el hecho de que no apareciera nada raro para detener la entrega. Suspiré tras darle el paquete al contacto.

- ¿De verdad ha sido tan simple? - dije, con un ligero deje de... ¿queja? en la voz - Sinceramente me esperaba algo más después del ataque. -

El contacto ni se inmutó, y desapareció tan rápido como vino. Ante esto solo me quedaba salir de aquella isla. Me dirigía por las calles al pueblo cuando una pequeña cosa voladora y que temblaba como si fuera un terremoto apareció delante de mi. Era extrañamente... Mono.

- hOl... mE LLAMO TEMMIE.

- Esto... ¿Hola? - mi cara de estupefacción era algo de lo cual se podría hacer una estatua -

- yO aRREGLO TU ARMA, hUMANO ÚTIL.

- ¿Qué clase de broma es esta? -

- ¿Acaso crees que te estoy mintiendo, humano? Soy el único capaz de reforjar tu guadaña, así que dámela de una vez.

Le puse el mango sobre... ello ¿acaso tendría un género? Pasó un buen rato hasta que volvió a salir, con Lumen como nueva, lo cual hizo que mi expresión de estupefacción aumentara todavía más, si cabe.

- Eh... Gracias, creo. - no podía articular palabra con semejante espectáculo y lamente no haberme asomado para ver como lo hacía, pensando en el trabajo que tendría que hacer para mover el martillo -

Me alejé de aquel lugar mientras me preguntaba a mi mismo que acababa de pasar. Surrealista era la palabra, aunque aquella semana no había sido menos rara. Tendría que plantearme durante un poco la proposición de Kus, aunque creía tener una respuesta.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te puedo meter el dedo en el ojo? [Privado - Pasado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.