Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (6936)
 
Nocturne93 (5097)
 
Lion L. Kai (3024)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Simo (2025)
 
Drake Lobo Ártico (2016)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Jue 7 Ene 2016 - 3:16

Era una mañana oscura en la Old Sant Mountain. La niebla cubría todo el paisaje, y no dejaba ver nada, tan solo la cumbre del antiguo volcán: aquél que Ragerok se había propuesto subir. Había oído hablar de un templo que había en la cima, y donde hay un templo suele haber algún arma valiosa con la que hacerse.


Acababa de bajarse del bote que lo había llevado hasta la isla, cuando escuchó un ruido que parecía no muy lejano. Le habían dicho que la isla estaba deshabitada, pero era mejor no fiarse nunca a ciegas de esa información. Se puso la capucha y se subió el pañuelo para taparse, y comenzó a andar sigilosamente. Su aventura comenzaba y no quería que se viera interrumpida por nada ni nadie.


La niebla poco a poco se fue disipando, dejando ver el paisaje que antes quedaba oculto. Gran cantidad de árboles cubrían la isla, algo muy típico de los terrenos volcánicos. Algunos pájaros pasaban volando de vez en cuando canturreando. No parecía un mal lugar. Era la clase de sitio en el que a uno le gustaría perderse para pensar y descansar un poco. La naturaleza parecía ir recuperando poco a poco lo que en algún momento había hecho suyo el hombre: el camino adoquinado que llevaba al templo estaba medio destruido por la erosión, y en muchas partes las plantas lo tapaban casi completamente, los antiguos carteles que marcaban direcciones, eran solo palos que servían a veces de apoyo a enredaderas.


Poco a poco las horas pasaban y el camino parecía no acabar. El joven se frenó, mirando hacia su derecha: había un claro que parecía perfecto para descansar, por lo que sin ni tan siquiera buscar un árbol sobre el que apoyarse, se tiró al suelo, acurrucándose, y se durmió.
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Jue 7 Ene 2016 - 15:53

Que buen sueño se estaba echando el demonio de la niebla en aquella isla, había encontrado un bosque tranquilo sin ningún marine que le jodiera, después de que su cabeza valía seiscientos millones, no tenía ni un mísero descanso. Ahora todo eso había cambiado y se hallaba sobre una rama mientras susurraba despacio “Dexter pásame la ginebra…” Acto seguido giró y cayó contra el suelo de golpe, pegándose un golpe monumental mientras elevaba la mano hasta su cabeza y se acariciaba el chichón que se había hecho. Se estiró un poco y se dio cuenta de que allí no había nadie.
Su mirada empezó a analizar bien la zona y activó su haki de observación para verificar que todo iba bien, fue entonces cuando notó una presencia cercana a su posición. Sonrió con calma y después se dirigió hacia ella usando su sigilo para ver quién podía ser. Llevaba una camiseta negra de manga corta, en su espalda se hallaba su espadón legendario y en su funda su machete eléctrico hecho por él. Además en la zona baja del pantalón portaba su pistola plateada con algunas balas enroscadas al tobillo, sus vendajes estaban limpios y sus sandalias impecables. Estaba listo para cualquier situación, de hecho sus pasos empezaron a aumentar su ritmo para llegar cuanto antes.
Después de unos momentos se encontró una persona durmiendo, parecía un chico algo joven o al menos más que él, no pudo evitar analizarlo con la mirada buscando pruebas por si era un marine o un agente del gobierno pero al parecer no lo era, aunque quizás se equivocaba. De repente soltó un enorme bostezo y fue cuando su haki de observación le advirtió de algunas presencias más acercándose, esta vez frunció el ceño rápidamente. – ¡Chico despierta, hay visita! Impresionante, sin conocerlo de nada ya pensaba usar al chico de compañero por si la situación era peligrosa, de hecho unos cuantos marines no tardaron en aparecer. Estos apuntaron a Krauser con sus armas pidiéndole que no se moviera, a lo que el castaño sonrió de lado, eran unos diez.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Jue 7 Ene 2016 - 16:36

El joven asesino había sido despertado de repente por alguien a quien no conocía. Miró alrededor, intentando entender un poco la situación. Frente a él se encontraba un hombre de pelo castaño y mirada seria, con varias vendas tapándole parte del rostro. En su espalda portaba una espada enorme que llamó la atención del chico. Aquel sujeto parecía mirar fijamente a algo o a alguien, por lo que Ragerok dirigió la mirada hacia donde apuntaban los ojos del hombre de las vendas. Allí se encontraban un grupo de diez marines apuntando a ambos.

La tranquila travesía hacia el templo comenzaba a tener un poco más de acción. No era lo esperado, pero sabía que aquella isla podría ser un caramelito para más de un cazatesoros; y si incluso había marines o gente buscada para la cual era necesario mandar diez hombres en su captura, aquella isla podría ofrecer más de una sorpresa, en el buen y en el mal sentido.

Ragerok se levantó y, llevando una mano a Bitter, dijo:

-No sé quién eres, ni por qué los marines te atacan. Lo que está claro es que si digo eso ellos no me creerán, y...bueno, me vendrá bien estirar un poco las piernas.

Tras esto, en un movimiento rápido, agarró la guadaña con las dos manos y se puso en posición de ataque al lado de su inesperado compañero de batalla, el cuál parecía alegrarse de tener a alguien de su lado.

Eran diez contra dos, un combate un tanto desigual, aunque para el asesino eso solo significaba una pequeña prueba de fuerza, y eso le gustaba.

Esperando que ellos atacaran primero, Ragerok comenzó a analizar la situación, procurando planear como acabar con todos aquellos marines sin que él o su compañero de batalla resultasen muy heridos. Parecía que aquellos marines no tenían nada especial: típicos mandados que se creían mejores por llevar juguetitos que hacen PUM. Parecía sencillo, tenían que acercarse antes de que disparasen, o al menos evitar el mayor número de balas si llegaban a disparar, y en el cuerpo a cuerpo, destrozarles.

Uno de ellos, que parecía ser el líder, hizo un gesto para que se preparasen para disparar.

-Rendíos ahora que todavía seguís vivos.-Gritó el marine que mandaba.

+Ya claro.-Respondió el joven-¿Y qué más?

-Bien. Pues...¡Fuego!
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Jue 7 Ene 2016 - 17:13

El chico se había puesto de su parte sin conocerle, eso le hizo sonreír de lado aunque no se le notase debido a los vendajes. La mirada del revolucionario ahora se centró en aquellos marines, la verdad es que ver las placas le hizo ponerse algo nostálgico, hacía unos meses él también era un gran marine que ayudaba a los demás. En ese momento le vino a la mente la muerte de su mejor amigo y su mirada cambió de tristeza a furia, estiró la mano derecha a un lado y empezó a hacerla brillar en un tono blanco. Las palabras del chico eran valientes sin duda y cuando aquel superior ordenó el fuego hacia ellos, el demonio no pudo evitar apretar los puños y gritar con fuerza. – ¡Tened cojones a tocar a un ciudadano, cabrones! – La furia de Krauser se disparó al ver como disparaban a un chico que ni siquiera tenía precio por su cabeza (Krauser solía leer los carteles) En un instante se puso delante del chico.


Las balas salieron disparadas hacia él, sin embargo la piel del castaño tomó un tono morado azabache, los proyectiles rebotaron en su piel como si de trozos de maíz fueran. Una vez finalizó el ataque empezó a observar a sus oponentes de forma intensa, abusando del poder militar, esos idiotas merecían morir, cuando él era marine nunca habría pasado algo así. Sus ojos miraban al líder de aquellos tipos, el cual tragó saliva. – Pobres, no os percatáis de que estáis delante de un ex almirante ¡Yo soy Krauser! – Las expresiones de aquellos hombres ahora eran cuadros, habían cometido el mayor error de sus vidas, el revolucionario se desplazó a toda velocidad hacia ellos y de un movimiento lanzó un golpe con la mano derecha hacia el jefe. Apenas pudieron verle debido a la velocidad de sus brazos, no parecía haber pasado nada hasta que el brillo blanco de la mano de Krauser se hizo más intenso, era energía cortante.


El cuello del superior fue cortado y el cuerpo inerte ahora besó el suelo con la caída, los reclutas temblaban de miedo ante estar frente al demonio de la niebla, dos de ellos corrieron hacia el otro chico pero Samegure los dejó pasar, seguro que el joven tenía potencial para vencerlos. Los otros siete empezaron a retroceder despacio sin hacer movimientos bruscos, entonces fue cuando el antiguo marine frunció el ceño indicando su cabreo, sin pensarlo salieron corriendo como cobardes, el revolucionario suspiró y pensó que sería inútil matar a esos tipos que solo cumplían órdenes. Acto seguido se dio la vuelta caminando hacia el otro muchacho, esperaría a que terminase de luchar y después se acercaría. – Perdona por haberte metido en esto, soy el comandante de la rebelión Krauser K. Redfield. Estos tipos solo saben abusar de su poder, gracias por la ayuda. – Tras haber dicho eso sonrió de forma calmada con su haki observación aún activado y tendiéndole la mano a aquella persona.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Jue 7 Ene 2016 - 18:06

Aquel hombre se había metido en medio y evitado que las balas le golpease. Parecía que las había parado con su cuerpo, y tras eso se dirigió directo al líder de los marines y le cortó el cuello tan solo usando la mano. Que bestia. Aunque no era el momento de quedarse mirando como la sangre de aquel estúpido marine se filtraba por la tierra, ya que dos marines se acercaban corriendo a él. Pasaron al lado del hombre de la gran espada, pero este pareció ignorarlos: seguramente se habría dado cuenta de que Ragerok también estaba ansioso por combatir y esto alegró al muchacho de ojos verdes que recibió a los dos con una sonrisa y una mirada desafiante.

Parecía que iban a intentar disparar desde más cerca: que gran error. Conforme se acercaban y preparaban sus armas, el chico salió corriendo hacia ellos, colándose entre ambos mientras con la guadaña desequilibraba al que se encontraba a su derecha, haciendo que cayese al suelo y se disparase sola su arma, rebotando la bala en la hoja de Bitter. El otro marine se dio la vuelta mientras el que estaba en el suelo recargaba. Intentó apuntar rápidamente a la cabeza, pero entonces, en un movimiento extremadamente veloz, la guadaña le amputó la mano, y con ella la posibilidad de un disparo desapareció. La cara del marine se desencajó y comenzó a reírse debido al estado de shock en el que se encontraba, a la vez que empezó a forcejear con chico. El marine del suelo disparó, pero Ragerok, que no había dejado de vigilarlo a pesar de que estaba luchando contra el manco, puso el cuerpo de éste en medio, usándolo como escudo y haciendo que su compañero acabase con su sufrimiento. Tras soltar el cadáver en el suelo, se dirigió al otro marine, andando lentamente, soltando la guadaña, y limpiándose de la cara los restos de sangre de su anterior enemigo con una mano mientras llevaba la otra a la parte de atrás de su pantalón.

-Has matado a tu propio compañero, todo por atacar de manera descuidada. Eres escoria. Espero que allá donde vayáis, el pueda perdonarte.

Tras decirle esto, con un movimiento extremadamente rápido, le lanzó uno de los puñales al ojo izquierdo, el cual se clavó rápidamente y le produjo una muerte instantánea.

Tras recoger sus armas, se dirigió hacia aquel hombre el cual dijo llamarse Krauser, que lo esperaba con la mano extendida en señal de amistad.

-Encantado. Yo soy Ragerok Gure. Y no des las gracias. He tratado antes con gente que abusa del poder que tienen por su posición y me da mucha rabia.-Dijo sonriendo- Y, si no es mucha indiscreción, ¿qué hace un comandante revolucionario en mitad de una isla perdida sin mucho que ofrecer?
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Vie 8 Ene 2016 - 19:35

Krauser observó atento como el chico se libraba de sus dos oponentes con suma facilidad, a veces se sentía muy raro, era capaz de cargarse un enorme edificio sin mucha dificultad y simplemente usaba la energía cortante, no era el único y mucha gente luchaba sin mostrar su verdadera fuerza. Veía eso pereza pura por parte de todos o simplemente no querer mostrar todos sus poderes, eran como comodines de emergencia que se usaban en peleas difíciles, estuvo unos momentos pensando en eso. Llegó incluso a preguntarse que él mismo era igual, podría haber lanzado su shuriken especial y haber matado a todos en un segundo, pero no iba con su personalidad comportarse de esa forma. Seguía amando la marina por dentro y esos pobres reclutas tan solo cumplían órdenes, llegaron incluso a darle pena los dos cuerpos inertes que el asesino había dejado allí tirados, de hecho tras estrecharle la mano a su nuevo aliado se acercó a los cuerpos mirándolos por si había salvación.

Al que no pensaba ayudar era al payaso que mandaba, que simplemente había abusado de su poder de forma descarada y además atentando contra un inocente, aunque para el demonio no había ningún inocente del todo en él mundo, ni siquiera él mismo. Se dio cuenta de que esos tipos estaban del todo acabados y lo único que pudo hacer fue colocarles la mano en la cabeza y desearles suerte en la otra vida. Acto seguido se puso en pie suspirando y ahora entrecerró los ojos girándose para mirar al chico que tenía detrás. Este le preguntó ahora el motivo por el que un comandante revolucionario estaba allí, el ex marine simplemente sonrió de forma calmada y le respondió. – Soy muy buscado y estoy alejado de mi base, paré en esta isla para poder dormir un poco. De hecho hace nada me he levantado cayéndome de un árbol pero ya está todo bien. – Dicho eso soltó un largo suspiro mirando a su alrededor para asegurarse de que no había nadie más.

Krauser ahora apoyó la espalda en el árbol de detrás y sacó su enorme espadón legendario para comenzar a limpiarlo con la manga de la camiseta y asegurarse de que estaba en buenas condiciones, era muy cuidadoso con sus armas. Mientras hacía esto dirigió su mirada hacia el chico que había encontrado durmiendo y ahora le volvió a hablar en un tono bastante tranquilo, como si le conociera de toda la vida. – Dime Ragerok ¿Qué haces en esta isla? Supongo que no has venido solo a dormir como yo, no he visto su cara en ningún cartel, o eso creo al menos. – Tras preguntarle aquello guardó su enorme arma y sacó su machete eléctrico, empezando a limpiarlo también con mucho cuidado para no llevarse un chispazo, cosa que le pasó la última vez que intentó limpiarlo. El tiempo empezó a cambiar un poco, mostrando algunas nubes que se acercaban hasta la isla, al parecer iba a llover en poco tiempo, cosa que hizo al demonio de la niebla sonreír de lado y soltar una leve carcajada. Todo estaba muy calmado ahora y no parecía haber ningún tipo de peligro por el momento, además el comandante vigilaba con su haki en todo momento.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Lun 18 Ene 2016 - 0:24

El joven asesino miraba con un poco de admiración a Krauser. Hay que tener muchos huevos para luchar contra el sistema, buscando un mayor bien común. En algún momento de su vida se lo planteó, pero la vida de fugitivo no era algo que pudiese compaginar con sus sueños. Quería ser poderoso, y claro que ayudar a la gente, pero también quería en algún momento establecerse junto a la chica de sus sueños. Y ser un fugitivo los expondría a un grave peligro. A veces Ragerok pensaba demasiado en el futuro.

Ragerok miró al tipo de pelo pinchudo y se dispuso a contarle lo que sabía. Estaba claro que era alguien fuerte, y quizás pudiese ayudarlo en su pequeña aventura.

-Yo he venido aquí buscando un templo que hay en esta isla. Sé que está abandonado, pero es posible que aún haya algo de valor. Realmente las joyas o el dinero me importan poco, pero soy un gran coleccionista de armas. Aunque al irme de mi isla...solo traje esta guadaña y estos puñales, así que tengo que empezar de nuevo mi colección. Ese templo puede ser un buen comienzo. Por cierto, molan tus armas. Y no has visto mi cartel porque no tengo recompensa por mi cabeza. Soy un simple e indefenso ciudadano.

Y empezó a reír un poco ya que aquellas palabras no sonaban muy convincentes dichas después de haber matado a aquellos dos marines.

- Si quieres, podrías acompañarme en mi pequeño viaje por la isla.

El asesino no quitaba los ojos de la gran espada. Parecía que podía partir un mundo de un solo golpe con ella. Estaba extasiado mirándola cuando de repente vino algo a su cabeza.

-Perdona, pero a parte de nosotros, y de los marines, ¿has visto a alguien más en la isla?

Tenía la sensación de que había vuelto a escuchar un ruido cercano. Los marines hacía rato que se habían marchado y no parecían tan tontos como para volver a enfrentarse a ellos. Además, era un ruido similar a un silbido casi mudo, pero Ragerok lo pudo oir.

-Quizás son imaginaciones mias...

La charla y la pelea habían hecho que perdiesen un poco la noción del tiempo, por lo que cuando quisieron darse cuenta, ya estaba anocheciendo.

-Lo mejor será pasar aquí la noche. Parece un sitio medianamente seguro.
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Jue 21 Ene 2016 - 17:25

El Oficial observaba al chico de forma tranquila, manteniendo sus pardos ojos fijos en él. Al parecer estaba buscando una especie de templo y coleccionaba armas. De hecho pudo notar como miraba el espadón que llevaba a su espalda, debido a esto llevó su mano al mango y lo sacó dando un corte en la tierra, haciendo una pequeña grieta. En ese momento sonrió de lado mientras empezaba a describirle al chico aquella arma.

- – Te presento a Kurotora. Un espadón legendario e indestructible, el borde está hecho de Kairouseki y además cuando es mojada en sangre regenera las heridas de su portador y le elimina cansancio. – Una vez hubo dicho eso la volvió a guardar y ahora señaló sus dos machetes. – Estos son mi machete eléctrico de alta calidad y el otro es de Kairouseki también. Soy herrero y también me gusta crear este tipo de armas, aunque no veas como cuesta conseguir buenos materiales. – Terminó de decir mientras suspiraba y metía ambas manos en los bolsillos.

El chico además le había ofrecido acompañarle, el asesino no tenía nada mejor que hacer, de modo que aceptó. Cuando escuchó su pregunta activó su haki de observación, abarcando un gran terreno y negando después, no detectaba a nadie por allí. A continuación escuchó la proposición del chico de pasar la noche pues estaba anocheciendo. Aquello le hizo soltar una leve carcajada mientras ahora miraba al joven directamente a los ojos. – La oscuridad es el mejor momento para moverse, Ragerok. – Razón no le faltaba, al menos en su caso. Un ágil arqueólogo y espía como él estaba acostumbrado a moverse por todo tipo de terrenos a la perfección y la noche le era totalmente indiferente. Podía bastarse de su mantra y su lentilla izquierda para cumplir cualquier objetivo sin visión. Había vivido demasiado tiempo en su niebla.

Ahora entrecerró los ojos y simplemente volvió a hablar con aquel chico que tenía delante de sus ojos, el cual era bajito a su lado. – Dime ¿Tienes algún tipo de sueño o algo así? – Preguntó ahora metiendo la mano en su bolsillo derecho y sacando una cajita de píldoras. Estas tenían algunos sabores y al menos servían para tener algo de vitaminas en el cuerpo, típico de un militar como él llevar eso encima. Sacó una roja y otra verde, comiéndose él la rojiza y notando un sabor a lomo, la otra era de manzana y se la lanzó al joven Ragerok para que el también comiese.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Mar 9 Feb 2016 - 0:08

El joven asesino cazó la píldora al vuelo. Verde. Ojalá fuese de menta. Manzana. Aquello tampoco estaba mal. Tras chuparla durante unos segundos, suspiró y comenzó a hablar.

-¿Algún sueño? Podría decirse que sí. Mi hermana se perdió cuando salimos de nuestra isla. Hubo una tormenta, y naufragamos. Encontrarla es algo que podría considerarse mi misión en la vida, y ese reencuentro es algo que daría uno de mis ojos por conseguir. También hay algunas cosas más que me gustaría conseguir: una colección buena de armas, una mujer como Dios manda, una familia...pero creo que para mí, ahora mismo lo primordial es encontrar a mi hermana.

El camino por el que siguieron hacia la montaña estaba muy tranquilo. Hacía una buena noche y una brisa les daba de frente a los dos caminantes. El sonido de algún búho y el cantar de los grillos rompían el silencio, aunque eso ponía un poco nervioso a Ragerok. Ese tipo de sonidos a veces lo desconcentraban. El chico miró al revolucionario. Había escuchado hablar de aquellos tipos. Algunos los ponían como simples liantes, y otros como los héroes del pueblo. Aquel hombre parecía más bien lo segundo. Gente que ponía en su vida en peligro para luchar contra las injusticias de algunos tiranos. Una honorable vida para quien se preocupase por el pueblo. Ragerok comprendía a aquellas personas pero no compartía un sentimiento tan fuerte del deber y la justicia.

-Krauser, ¿tú crees que nuestro encuentro ha sido fortuito, o estamos sujetos a algo llamado "destino", el cual no podemos cambiar. que ha hecho que nos encontremos?

El joven asesino extendió la mano hacia la Luna y cerró el puño, en un intento de cogerla. Hacía mucho que no lo llamaban señor de la Luna, y realmente hacía demasiado que no se paraba a mirarla detenidamente.

De repente, un brillo rojo surgió de unas piedras que había en un lado del camino. En las rocas se comenzó a ver letras escritas en fuego, y poco a poco se fueron juntando hasta crear una especie de gólem de unos 5 metros. Las piedras se descascarillaron y dejaron ver una especie de cyborg. El pecho del cyborg empezó a brillar más intensamente para, tras eso, lanzar un rayo rojo contra el suelo frente a los dos tipos, haciendo que estallase a modo de advertencia. Tras eso se pudo ver que todas las letras se habían reunido en el pecho y se habían cristalizado, ahora solamente brillando de forma intermitente.

Ragerok agarró fuertemente sus puñales. De poco iba a servir su guadaña en este momento. No iba a poder romper el metal, así que lo único que le quedaba era conseguir descubrir como desmontar a aquel ser de metal y fuego.
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Mar 9 Feb 2016 - 18:34

Al parecer aquel chico también estaba buscando a alguien. Se había separado de su hermana y deseaba encontrarla. También quería una mujer y una colección de armas. Parecían cosas simples al lado de las suyas, cambiar el mundo más un sueño parecía una tontería. Aún así las respetaba pues aquel chico debía de estar en un mal momento de su vida al haber perdido a un familiar. El castaño entonces sonrió de lado y ahora sacó un papel de su bolsillo, tendiéndoselo a Ragerok. – Este es mi número de Den den mushi. Si alguna vez necesitas mi ayuda tan solo llámame. – Dicho aquello continuó caminando junto al chico y escuchándole con tranquilidad. Sus siguientes palabras le hicieron alzar una ceja y negar levemente.

Qué su mejor amigo hubiese muerto, que la chica que amaba no diese señales de vida y que toda la marina ahora le odiara no podía ser el destino. Esa cosa que muchos llamaban destino, si existía era una cabrona con el Oficial. Por eso se negaba a creer en semejante cosa. Sin embargo ahora que su rango y sus poderes eran superiores no iba a desaprovecharlos. Al gobierno le quedaban pocos años. Krauser ya estaba preparando su ataque. Sus diez demonios ya estaban casi listos y dos de ellos tenían un poder abrumador. El demonio negro incluso era más fuerte que él. Dejó de pensar en aquello y continuó caminando junto al chico de forma tranquila. – No creo en algo así. Pero si lo hubiera es un hijo de puta por todo lo que me ha hecho pasar. – Dijo ahora sonriendo de lado para después notar algo extraño. Las piedras del camino formaron un jodido robot o algo parecido y este empezó a lanzar rayos.

Krauser lo miró alzando una ceja y lanzando segundos después un suspiro. – ¿En serio crees que es buena idea? – Dijo mirando a aquel trozo de chatarra mientras poco a poco iba metiendo la mano en el bolsillo. – Esto no es nada para mí. Lo dejaré algo herido y tú te ocupas de lucirte ¿Te parece bien? – Dijo hablando con su compañero. Sin ni siquiera esperar una respuesta, salió corriendo a por aquella cosa. Esta empezó a lanzarle rayos pero la agilidad del demonio era impresionante. Cuando estuvo cerca imbuyó su brazo derecho en energía cortante y de un golpe rápido y preciso partió la pierna izquierda del robot en menos de un segundo. Los trozos de metal surgieron por los aires y algunos de ellos dieron al castaño en la espalda. Aquella cosa se mantenía en pie quejándose con una voz robótica. El Oficial ahora se giró tranquilamente esperando a que Ragerok terminase la faena.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Jue 11 Feb 2016 - 1:15

Krauser había partido la pierna del cyborg de un solo golpe, y ahora este producía un conjunto de sonidos, que de no ser una máquina, el asesino habría jurado que era un llanto. Algunas esquirlas metálicas saltaron debido a la brutalidad del golpe, y se clavaron en el brazo del joven asesino, que lo puso delante de su cara para que no le diesen en los ojos. Ya se ocuparía después de curar aquella herida. Ahora el revolucionario lo miraba, esperando que Ragerok terminase el trabajo que le había puesto en bandeja.

El chico no esperó más. Saltó, esquivando numerosos láseres que disparaba sin cesar el cyborg, el cual no podía moverse del sitio en el que se encontraba más que unos metros, ya que los movimientos a pata coja eran muy lentos y poco seguros. Numerosos láseres rozaban al asesino, que no dejaba de moverse para evitar que le golpeasen de lleno, por lo que al menos conseguía que las heridas fuesen simplemente quemaduras superficiales. Cuando consiguió acercarse lo suficiente, Ragerok comenzó a escalar por la pierna que mantenía a la mole de pie. Resbalaba un poco debido a que al cortar la otra había saltado un poco de aceite, pero el asesino estaba habituado a sujetarse a superficies no muy seguras. Poco a poco fue alcanzando el tronco. "Las conexiones importantes deben estar en el cuello o la cabeza. Al menos así suele ser" pensó, y ágilmente de un salto subió casi toda la espalda. Se aferró como pudo a unas rendijas y subió hasta el cuello. Cogió uno de los puñales, pero con el aceite que aún tenía en las manos se resbaló. Al caer se clavó en la tierra un poco, y uno de los láseres se reflejó en su hoja, dirigiéndose hacia el asesino. Por suerte, el láser pasó a unos centímetros de su cara sin darle. Suspiró aliviado y se volvió a mirar de nuevo el cuello lleno de cables que debía cortar. Casi se cae del susto al encontrarse de frente con la cara del cyborg, el cual se había girado al recibir su propio rayo en la nuca. Un sonido extraño empezó a salir de su tronco y empezó a hacerlo girar aumentando poco a poco de velocidad. Ragerok se agarraba a uno de los cables más gordos del cuello con una mano, y tuvo que añadir la otra porque la velocidad empezó a ser preocupante. Poco a poco iba a más y el cuerpo del asesino ya se estaba despegando del metal, actuando como la hélice de un helicóptero. Además el puto cyborg había comenzado a aumentar su temperatura interna y las manos le estaban empezando a doler debido al calor. O acababa pronto, o iba a salir mal parado. En un estúpido intento de frenarlo, el chico libero una de sus manos para agarrar su puñal restante y cortar todos los cables que pudiese. Al hacer esto, no tuvo demasiado tiempo para cortar, pues tan solo duró tres segundos sujeto con una mano, pero fue suficiente para llevarse consigo una cantidad importante de cables. Debido a la fuerza centrífuga, salió disparado rodando cerca de quince metros. Mientras estaba en el suelo muy dolorido, pudo escuchar una explosión y de repente una cabeza de chatarra cayó a pocos metros de él. Una lluvia de chatarra comenzó y acabó en pocos segundos. Tendría que buscar la forma de quitarse todas aquellas esquirlas.

Con una mano en las costillas y cojeando se acercó a Krauser.

-Ahora si te agradecería que descansáramos un poco, por favor.

El chico se acercó a un árbol tras recoger su otro puñal y apontocado en el tronco, comenzó a quitarse los trozos metálicos que podía usando las manos y a veces alguno de sus puñales. No dejaba de sisear, bufar y soltar "uy" y "ay" mientras hacía esto. El cyborg no había sido tan fuerte, pero lo había jodido bien.

Mientras terminaba de quitar los últimos fragmentos, ya un poco acostumbrado al dolor, se dirigió a Krauser.

-¿Qué crees que era eso?
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Jue 11 Feb 2016 - 6:38

Krauser se quedó observando como el chico combatía contra aquel jodido robot. La verdad es que estaba tardando un poco pero a su nivel era normal. El mantra del demonio designó al joven asesino como un novato aún. Después de unos momentos más el ser acabó exterminado por Ragerok. Una terrible explosión surgió y el chico salió volando. El asesino de la niebla se dejó dar de lleno. Su cuerpo se deshizo en niebla evadiendo aquel ataque gracias a su habilidad de logia. Una vez pasó volvió a recomponerse despacio mientras su mirada permanecía fría. Ahora escuchó que el chico quería descansar y en ese momento soltó un suspiro asintiendo mientras lo miraba tranquilamente. Momentos después le preguntó al demonio sobre aquella cosa.

El castaño por su parte estaba mirando la cabeza. Le pegó una patada alejándola y después sacó su enorme arma. – Algún científico loco habrá estado haciendo el idiota por aquí. También puede ser obra del gobierno. – De repente una brisa empezó a rodear al revolucionario. Sus cabellos se movían de un lado a otro y un aura roja le rodeó. Sin pleno aviso lanzó un corte al frente formando un viento azulado que empezó a moverse a su alrededor con fuerza y mezclándose con su aura. A sus ojos apareció una línea blanca en forma de uve. Aquello tan solo lo podía ver él o al menos predecirlo alguien con mantra. Trazó la línea con su espada a toda velocidad y de repente sonrió de lado. – Acabo de liberar el infierno. – El aura roja y la azulada empezaron a girar alrededor de dicha línea y fueron tragadas como si nada. En menos de un segundo aquella raya blanca se abrió dejando salir una terrible onda cortante exagerada que pasó por la cabeza del robot desintegrándola. El suelo estalló en pedazos y una humareda de polvo se formó de repente. – ¡Jigoku No Ki! – Gritó ahora mientras entrecerraba los ojos.

No quería dejar ni un solo rastro de aquella cosa. Una vez lo hubiese hecho guardaría su arma en la espalda y lanzaría un suspiro al cielo. En ese momento un ruido le hizo mirar a su bolsillo y sacó su comunicador. Lo descolgó tranquilamente y ahora simplemente esperó a ver qué era lo que pasaba. – Oficial Krauser le necesitamos de vuelta en la base. Es un asunto importante y al parecer uno de los generales debe decir algo a los oficiales. – Una gotita de sudor cayó en ese momento por la cabeza del demonio de la niebla. Se quedó mirando al chico unos momentos para después simplemente asentir. – Aquí demonio gris. Estaré allí en unas diez horas. Espero que me dé tiempo a llegar. – Una vez dicho aquello se quedó mirando al chico sin colgar y no tuvo más remedio que hacerle un gesto de despedida con la mano. El deber le estaba llamando y no podía quedarse más tiempo en aquella isla solitaria.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Ragerok Gure el Sáb 13 Feb 2016 - 0:16

Krauser acababa de fulminar al cyborg. No había dejado ni rastro de él. Ragerok lo miraba con los ojos muy abiertos. Era increíble que a él le hubiese costado tanto realizar un simple corte en el cuello de aquel monstruo, y el revolucionario de un solo golpe hubiese borrado cualquier prueba de su existencia.

-Así que eso es poder... -Susurró el joven.

Ragerok comprendió que aún le quedaba mucho por mejorar. Muchísimo. De no ser porque Krauser incapacitó al cyborg, probablemente no hubiese logrado ni derrotarlo. Aquel tipo jugaba en otra liga. Una liga en la cual él solo podía soñar con estar por ahora. Ser alguien fuerte no consistía solo en tener más músculos ni más pelo en el pecho. Era más fuerte quien más empeño ponía en conseguir sus metas. Ahora era el turno de actuar o callar. Si algún día quería ser tan fuerte como él, tenía que empezar a pelear ahora por ello.

Se levantó, dirigiéndose hacia Krauser. Aún le dolían las heridas pero ninguna era demasiado importante. Necesitaba darle las gracias a aquel tipo, que en unas cuantas horas había conseguido hacerle ver la clave de la fuerza. Necesitaba decirle que le gustaría que siguiesen más tiempo juntos, y que estaría dispuesto a acompañarle a donde fuese. Aquel tipo que hacía que Ragerok también participara, a pesar de poder terminar él todo con una sola mano.

En ese momento el intercomunicador del revolucionario sonó. Parecía importante. Lo único que pudo oír fue que estaría allí en unas diez horas, mientras se despedía con la mano. El miedo a no poder seguirle el ritmo paralizó a Ragerok, quien se despidió con una triste sonrisa y un gesto amorfo con la mano.

-Adiós... -Dijo mientras apretaba los dientes.

Había sido un cobarde. Había perdido la oportunidad de ser algo más. De seguir a aquel hombre de cerca para algún día incluso llegar a superarlo, todo por miedo a no ser suficiente. Mientras lo veía marcharse, cerró el puño en señal de frustración. ¿Algún día se lo volvería a encontrar? Miró el papelito que le dio. Algún día lo llamaría.

Seguir en aquella isla perdió el sentido para alguien que acababa de darse cuenta de lo débil que era en un mundo tan inmenso. Fue hasta la costa sin parar, se montó en el pequeño bote que lo trajo hasta ahí, y volvió a hacerse a la mar. Quizás el día siguiente no pintase tan gris para el joven e inexperto asesino.
avatar
Ragerok Gure

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
47/150  (47/150)
Experiencia:
49180/790000  (49180/790000)
Berries: 63.560.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Krauser K. Redfield el Sáb 13 Feb 2016 - 23:26

Krauser caminaba tranquilamente tras haberse despedido de aquel chico. Esperaba que aquella charla no fuera una liada de alguno de sus chicos o iba a tener que saltar para defenderlos. También esperaba que al chico que había acabado de conocer no le pasara nada malo en aquella isla. A saber que más cosas raras había. Por el momento continuaba escuchando a aquella persona hablar. Le estaba dando ciertos datos que debía saber pero nada del asunto. Por el momento tan solo le había mencionado la sala dónde iba a ser y con quién. Al parecer era con uno de los generales que todavía no conocía. No tardó en soltar un suspiro aumentando el ritmo de sus pasos.

Después de unos segundos más escuchando a aquel hombre le respondió con toda la calma del mundo. – Todo captado. Por cierto si ves por ahí a Daneer infórmale que dentro de poco le voy a necesitar para un pequeño objetivo. – Dicho aquello colgó tranquilamente. Debía de convocar a los demonios para empezar su primera misión contra el jodido gobierno y la cual iba a ser muy divertida. Estaba orgulloso de sus chicos pese a no haberlos visto en combates. Sin embargo parecían muy de fiar y se lo iban a demostrar en aquella isla dónde todo se iba a desarrollar.

Soltó un enorme suspiro aburrido y vigilando que sus armas estuviesen en el sitio adecuado. No quería dejarse nada en aquel lugar y bastante tenía con estar caminando de noche. Se estaba jugando el darse un golpe pero confiaba en su agilidad para evitar aquella desgracia. Había varias cosas que le habían sorprendido ese día. No esperaba ver a marines en una isla abandonada mientras dormía. Tampoco se había esperado que aquel robot saliera de la nada y mucho menos encontrar a un joven asesino. El día había sido demasiado raro pero por suerte ya volvía a su base.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La marca que deja la piedra.[Pasado](Ragerok y Krauser)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.