Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (6917)
 
Nocturne93 (5096)
 
Lion L. Kai (3024)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Simo (2025)
 
Drake Lobo Ártico (2005)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Teobaldo Voglio el Jue 21 Ene 2016 - 3:32

Me había encaminado a esta isla para recuperar algún tesoro o información que pudiera ser de mi interés ya que en aquel lugar se encontraba un antiguo templo, la verdad es que siempre dese visitar aquella isla pero no me había aventurero a recorrerla hasta ahora. Para las 5 de la tarde había recorrido una buena parte del profundo cañón que se formaba a los pies del templo, había comenzado mi búsqueda en aquel lugar debido a que posiblemente el templo hubiera sido saqueado hace ya algún tiempo y realmente no estaba dispuesto a irme con las manos bacías luego de haber tenido que enfrentarme, a varios ciempiés gigantes y lagartos bastante agresivos.

Afortunadamente ninguno de ellos mostraba mucha resistencia ante mis explosivos y pues solo debía arrojar algunos por delante y ¡pum!, además el sonido estruendoso alejaba a las bestias escamosas por un par de horas, los ciempiés eran otra cosa pero anda que no se pudiera sortear. Al final me estaba bastante agotado y me disponía a acampar cuando pude percatarme de una extraña inscripción en la piedra que parecía revelar el picaporte de una entrada. Solo que dicha puerta solo estaba tallada, tras empujar con fuerza y golpearla con todas mis fuerzas esta no se dispuso a ceder.

Cansado y dispuesto a comprobar si aquello era realmente una puerta o no, coloque un par de mis explosivos en torno a la misma, luego de la explosión, lastimosamente me di cuenta que la puerta seguía en pie, al acercarme y comprobar si realmente mis armas habían sido ineficientes, con gran alegría me di cuenta de que por lo menos había aflojado la puerta cuartando la piedra a cada lado de grabado. Tuve que empujar todavía con fuerza pero aquella puerta finalmente cedió, el aire que del interior salió se sentía caliente supuse que eso era debido a que a lo mejor los pasajes estarían conectados con alguna parte del antiguo volcán.

Por la emoción de lo desconocido no quise esperar más y me introduje en aquellos pasajes subterráneos, para mi fortuna lleva mi gabardina de exploración por lo que su resplandor me proporcionaba toda la luz que requería, luego active los censores de reconocimiento y esta con un leve zumbido comenzó a escanear el área entorno a mi generando un mapa un mapa. De esta forma y sin temor a perderme seguí internándome en aquel lugar hasta dar con una bifurcación, podía tomar cualquiera de los dos caminos pero en verdad algo comenzaba a darme una mala espina, al mirar a mi alrededor encontré unas unos grabados en la roca, los únicos que habían encontrado hasta ahora, pues ni siquiera al exterior de o cerca de la puerta me había topado con alguno.

Alguien realmente en algún pasado remoto deseaba tener bien escondido fuera lo que fuera que estuviera en este lugar, por tal motivo me tome las precauciones de interpretar los grabados si en ellos había algo que me diera alguna pista de que era aquel lugar o lo que se guardaba en su interior, podría decidir si continuar o dar la media vuelta evitando exponerme a algo nocivo.
avatar
Teobaldo Voglio

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 15/03/2015
Edad : 28
Localización : México

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
34901/790000  (34901/790000)
Berries: 26.485.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Haxter el Jue 21 Ene 2016 - 18:41

Mientras mis aventuras por el South Blue continuaban, decidí intencionalmente dirigirme a la isla de "Old Sant Mountain". De niño había escuchado historias bastante tenebrosas de ese lugar, pero estas también hablaban de tesoros y artefactos inimaginables, recompensas para los que lograran encontrarlas. Pero estas no estaban a la vista, no solo que no se sabía donde estaban escondidos los tesoros, sino que también estos estaban totalmente protegidos por trampas y pruebas que solo podían ser pasadas con coraje y destreza. Cuando finalmente desembarqué en la isla, me adentré en la gran subida de la montaña, solo portando mi espada y una bolsa que contenía agua y alimentos para un día. Mi destino de viaje era el famoso templo de esta extraña isla, pero para llegar no solo tendría que subir la cansadora pendiente de la montaña exterior, sino que seguramente tuviera que derrotar a algún bicho característico de la isla. 

En mi camino escalando la montaña pude ver como animales gigantescos comenzaban a rodearme, obviamente no me quedé quieto ante estas amenazas, sino que corrí a toda velocidad para escaparme de estos, quería guardar mis fuerzas y mis energías para cuando encontrara el templo. Luego de correr en subida como por una hora logré perder a los animales salvajes que me perseguían. Sin darme cuenta de donde estaba, voltee para continuar mi camino más tranquilamente y ya estaba de repente en la sima de la montaña. Desde allí el paisaje era impresionante, un bioma salvaje con cientos de años de historia. Desde mi alta ubicación pude fácilmente localizar el gigantesco templo que desde allí se veía del tamaño de una casa pequeña. Al bajar corriendo por la montaña no encontré ningún animal hostil, por lo que se me hizo mucho más sencillos llegar hasta el destino esperado. 

Cuando finalmente estaba a metros del templo, pude apreciar su gran inmensidad y su belleza, a pesar del pasaje de los años, la fachada se mantenía intacta. Al no encontrar entrada aparente para buscar los tan esperados tesoros, no tuve otra opción que gritar haber si alguien se encontraba cerca del lugar y para ver si mi sonido de la boca hacía eco en algún lugar, y de esa manera encontrar una entrada. Al hacerlo logré encontrar lo que identifiqué como una puerta secreta que al parecer ya estaba abierta, pero justo cuando me comenzaba a adentrar en la puerta, un tigre gigante de unos 3 metros de altura, estaba parado a mis espaldas, apurándome para pasar, pude entrar en el templo y rápidamente cerré la puerta quedando prácticamente a oscuras dentro de la fachada. En ese momento tomé unos fósforos para al encenderlos poder ver un poco mejor lo que contenía el tenebroso lugar.
avatar
Haxter
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Edad : 21
Localización : Frente a mi PC

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
35074/790000  (35074/790000)
Berries: 6.500.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Teobaldo Voglio el Jue 21 Ene 2016 - 20:20

Los grifos que había hallado eran bastante antiguos y me fue un poco difícil el descifrarlos por completo, al parecer indicaban que aquel recito era una en sus mejores tiempo algo así como un lugar de entrenamiento, releí las inscripciones una vez más pues aquella parte no me estaba del todo clara, tras esta segunda lectura deduje que lo que decía era que aquel lugar servía  para un rito de paso para la edad adulta de los jóvenes monjes. Aparentemente debían escoger uno de los dos senderos, el camino que escogieran durante su ceremonia seria el que seguirían por el resto de su vida, al mirar más detenidamente las ultimas partes de las inscripciones, pude comprender que cada camino tenía pruebas diferentes para cada iniciado y estas dependían de su coraje o determinación, ya no supe bien que era eso último.
 
Al no poder obtener más información decidí meditar si realmente me convenía seguir avanzando, pues si de algo estaba seguro es que fuera lo que fuera que ahí estuviera, sin duda alguna sería bastante duro de enfrentar y realmente no estaba preparado para seguir un solo camino por el resto de mi vida. Por si fuera poco no parecía que hubiera ningún tesoro de valor, pero decidí no desilusionarme aun me hacer que a la entrada de cada túnel para ver si en el había alguna inscripción que me diera una pista. Finalmente luego de mucho rebuscar pude ver que en el túnel de la derecha, se encontraban unas marcas que podían ser entendidas como, Verdad, justicia y lealtad, mientras que en el de la izquierda decían, Respeto, Dignidad y Diligencia. Quizás mi interpretación no eran del todo correctas pero a aparentemente las pruebas te permitirían alcanzar aquellos valores.
 
Habiendo visto esto último supuse que sería en verdad un desperdicio de mi tiempo atravesar todo lo que estuviera adelante si tan solo conseguía aquellas cosas, no es que no las quisiera pero en estos momentos me encontraba carente de dinero y requería de cualquier objeto de valor que pudiera vender. Estaba a punto de darme macha atrás cuando repentinamente se escuchó un “click” a la distancia, luego la gruta comenzó a estremecer cuando  el temblor termino, inmediatamente busque a mi alrededor por si hubiera pisado alguna trapa, pero no encontré ninguna revise mi mapa holográfico, para verificar si este había detectado algo que yo no.
 

Repentinamente lo divise en la entrada al recinto se encontraba un aparato de resorte, a aparentemente pero solo se activaría si la puerta fuera cerrada, pero eso era imposible el viento no podría mover una piedra de tal magnitud, lo que implicaba que alguien había entrado poco después de que yo lo hiciera y sin darse cuenta había activado algún mecanismo. 
No obstante estaba vivo y eso solo indicaba que aquello que se había activado no estaba pensado para matarnos, entonces comencé a pensar cual sería la función de aquella trampa. Sin más que hacer decidí esperar a quien fuera que ahora me acompañaba en esta aventura, esperando que estuviera ileso, pues  si bien por donde yo estaba no había pasado nada no podía estar seguro que fuera lo mismo en todo el túnel, decidí que si en 5 minutos nadie llegaba a mi posición entonces iría a ver en qué situación se encontraba, antes de continuar con la expedición. 
avatar
Teobaldo Voglio

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 15/03/2015
Edad : 28
Localización : México

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
34901/790000  (34901/790000)
Berries: 26.485.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Haxter el Sáb 23 Ene 2016 - 2:26

Al cerrarse la pesada puerta, pude notar como el piso comenzaba a moverse, al parecer al ingresar había activado algún tipo de mecanismo secreto. Mientras lo observaba, el piso comenzaba a agrietarse, se empezó a separar por partes, y algunas de estas caían hacía un vacío bajo tierra. Utilizando mis dotes y habilidades me moví, saltando de pedazo en pedazo, llegando sano y salvo al otro lado del abismo. Este ataque hostil por parte del templo me sorprendió bastante, no pensé que la primera prueba estuviese a centímetros de la entrada. 

Avanzando por el oscuro camino de piedra, pude notar al fondo de una cámara la figura de un hombre que por la poca luz de los alrededores no pude notar sus rasgos. Acercándome lentamente a él para ver si se tornaba hostil, pude comprobar quien era ese sujeto, era Teobaldo!, un viejo amigo con el cuál había tenido ya una aventura en un templo de espadachines. Al reconocer su rostro le dije:" ¿¡Teobaldo! tanto tiempo amigo mio... que te trae por estos lugares totalmente deshabitados?, espero que como a mi, te atraigan las leyendas de este mítico templo". Luego de pronunciar esas palabras pude ver que detrás de mi amigo había dos senderos que conducían a un lugar desconocido. Al ver que no había otra entrada para continuar el camino, me dispuse a entrar al tanteo al camino de la derecha, haciéndole señales a mi amigo para que me siguiera si así lo deseaba.
avatar
Haxter
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Edad : 21
Localización : Frente a mi PC

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
35074/790000  (35074/790000)
Berries: 6.500.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Teobaldo Voglio el Sáb 23 Ene 2016 - 2:55

Repentinamente y gracias al brillo de mi gabardina pude notar una sombra que se acercaba hasta mi posición, me alegraba en cierta forma que quien hubiera entrado estuviera bien, pues esto indicaba que cualquier cosa que hubiera pasado seguramente había alterado alguna parte más interior de la cuaba. Estaba en esos análisis cuando repentinamente el sujeto que acaba a de entrar me dirigió la palabra, la voz de aquel hombre basto para que lo identificara era Juka un temerario espadachín con el que anteriormente me había batido en duelo, animosamente me pregunto por mi interés en aquel lugar, pero antes que pudiera darle respuesta paso por delante de mí y se internó en el túnel de la derecha.
 
-¡Espera Juka!- dije para llamar su atención luego continúe –Espera no creo que debas ir por ninguno de  aquellos camino, este lugar no guarda ningún tesoro, es solo una cueva usada para un antiguo ritual de paso. El sendero que estas tomando según la inscripción hace referencia a unos valores que son el premio por así decirlo que obtendría el joven que tomara la prueba, además hace un momento se activó un mecanismo que ciertamente no sé qué hace. No es que no quiera aventurarme en esta isla pero no deseo correr riesgos innecesarios, solo puedo decir qué me ha costado mucho descifrar estos códices y estoy casi seguro que deberíamos pensar muy bien que camino deberíamos ya que creo hay un significado que nos ayudara a pasar las pruebas que haya adelante en las palabras que están inscritas en cada una de estas... puertas. Si te parece bien salgamos y tomemos un tiempo para reflexionar la estrategia a seguir, después de todo este lugar requiere no solo de fuerza sino de mucho ingenio para resolver sus misterios y estoy seguro de que entre los dos podremos llegar hasta el final pero si tomamos las cosas con calma.

Finalice mientras comenzaba a caminar rumbo a la salida esperando que mis palabras fueran los suficiente convincentes, como para que mi amigo no entrara en un gruta sin saber lo que se encontraba mas adelante, ya que no deseaba que ninguno de los dos quedara atrapado bajo una pila de escombros o algo peor, ya que en un lugar tan viejo como este los peligros no estaban solo en las trampas puestas por el hombre, sino también en las trampas puestas por la naturaleza.
avatar
Teobaldo Voglio

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 15/03/2015
Edad : 28
Localización : México

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
34901/790000  (34901/790000)
Berries: 26.485.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Haxter el Sáb 23 Ene 2016 - 4:31

Al parecer a mi compañero no le gustaba la idea de adentrarnos sin planearlo a ninguno de los dos senderos, luego de dirigirme la palabra simplemente comenzó a alejarse de nuestra posición camino a la salida del lugar. Por más había entendido completamente lo que quería decir y a que se refería, pensaba que sin importar que camino tomáramos deberíamos de intentar superar cualquier prueba que este nos depare, además por más que intentáramos descifrar lo que aquellas palabras escritas querían decir, no lograríamos sacar verdadera diferencia de estas, por esa razón decidí dirigirle la palabra a Teobaldo nuevamente, antes de que lograra apartarse lo suficiente para no oírlo:" Creo que deberíamos tomar el camino derecho, al fin y al cabo no lograremos descifrar nada con solo 3 palabras, y además pienso que si nos dejamos fluir, el destino nos recompensará". Al terminar esas palabras en una voz un poco chistosa pero con una gran seguridad, me dirigí a la entrada del camino derecho sin ver siquiera si mi amigo me seguía o no.

Caminando por la misma pude ver el cartel que decía:"Verdad, justicia y lealtad". Conociendo el significado y el peso detrás de cada palabra, continué caminando por el camino sin acelerar el paso. Un par de minutos después pude ver como una pared se presentaba frente a mí. Esta tenía un grabado que decía:" Tienes una oportunidad, la verdad cura". Al leer esas palabras en voz alta cuatro ancianos se levantaron del suelo, estos tenían una típica figura humana pero sus cuerpos poseían una transparencia que los hacía ver espeluznantes. Entonces uno de ellos dijo:"Sabemos todo de ti, te conocemos muy bien, conocemos tu oscuro pasado, ahora dinos la respuesta de la verdad... ¿serás capaz de matar a tu familia para conseguir tus deseos y metas?". Al parecer en ese momento tendría que contestar con la total y cruda verdad, entonces me dispuse a contestar:"Si... si lo haría". En ese preciso momento la puerta frente a mi se abrió y los cuatro ancianos comenzaron a desaparecer en el suelo, pero no sin antes decir en voz baja:"La verdad cura... pero la venganza envenena". Sin prestarle atención a su comentario avance hacia lo que pensé sería la segunda prueba, la prueba de la justicia. Y pensando que Teobaldo se había decidido a entrar en el camino y si sería capaz de pasar la prueba de los ancianos.
avatar
Haxter
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Edad : 21
Localización : Frente a mi PC

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
35074/790000  (35074/790000)
Berries: 6.500.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Teobaldo Voglio el Sáb 23 Ene 2016 - 5:42

Antes de alejarme lo suficiente logre escuchar  quien me decía, que en su opinión nada ganaríamos al basarnos en tres simples palabras,  en su opinión debíamos tomar el camino de la derecha y dejarnos fluir, sus palabras hicieron que me detuviera por un breve instante. Suspire supuse que lo mejor era que no nos separáramos y si mi colega deseaba lo mejor sería que le acompañara, además siempre cabía la posibilidad de que cualquier cosa que estuviera por delante estuviera obsoleta o bien que si hubiera algún objeto ritual que valiera la pena tomar.  En el momento en que me di la vuelta he intente alcanzar a Juka este se internaba completamente al interior de la gruta, repentinamente y antes de que pudiera pasar junto con él una piedra monolítica se interpuso cerrándome el paso.
 
Me quede sorprendido ante lo ocurrido luego pensé en lo que pudiera pasar le a mi camarada de aquel lado y lo pero no podía socorrerlo a tiempo pues aun si lograba derribar la puerta con uno de mis explosivos no había seguridad de que estuviera bien.  Pero tan repentinamente como apareció aquella piedra, volvió a sumergirse en la tierra.  Sin pensarlo me interne en el túnel esperando ver a Juka del otro lado pero no estaba, seguí caminado y en un momento determinado la escena cambio rotundamente ya no me encontraba en la cueva, estaba en un salón de la corte.  Intente retroceder cuando mis padres aparecieron detrás de mí, fue cuando lo note mis hermanos todos ellos estaban a cada lado de aquel pasillo que conducía a un trono que se levantaba majestuosamente al centro de aquel lugar.
 
Los pendones de la casa de la serpiente adornaban el gran salón y todos ellos correaban mi nombre Viva Lord Teobaldo Voglio Iannardi el legítimo señor de la casa de la serpiente, entonces mis padres se acercaron a mi oído y susurraron muy suavemente -Esto es lo que quieres verdad, esto es lo que más anhela tu corazón, toma el destino de tu casa en tus manos y cambia al mundo como deseas.
Mientras decían aquellas palabras me iban empujando suavemente hasta el trono, no ellos no me estaban empujando yo estaba caminado voluntariamente, nuevamente insistieron en que si esto era lo que deseaba, en ese justo momento aprecio mi hermana menor.  Ella me sonrió y con dulces palabras me dijo- Hermano gracias por cambiar el mundo para mí, tu eres el hombre que cambiara el mundo, el que traerá paz.
 
-Tu eres el salvador esto es lo que quieres, esto es tuyo toma tu lugar en el trono de la casa y manda sobre nosotros legitimo heredero. Se el cuarto hijo y reina sobre tus hermanos. Acepta que puedes cambiar el mundo con el poder que te ofrecemos, esto es lo que quieres en el fondo de tu corazón ser reconocidos como el salvador nuestros soberano responde y toma tu lugar. Antes de que pudiera decir algo sobre el trono y en letras doradas apareció una leyenda que decía “Tienes tu oportunidad, la verdad cura”  entonces entendí que aquello era una prueba de conciencia, para pasarla debía responder con la verdad.
 

Pero debo admitir que mi mente y mi corazón estaban confundidos yo deseaba a un mundo de paz, pero no deseaba gobernar lo solo vivir tranquilamente con mi querida hermana, di un largo suspiro y finalmente conteste –No yo no deseo el poder, solo quiero vivir en paz-  repentinamente regrese a la cueva, dándome cuenta de que delante de mi había un camino sin salida, sin embargo una puerta bajaba de una de mis laterales, conectado de esta forma con el camino de la izquierda, entre al siguiente cuarto, pero no estaba Juka por ningún lado, luego la puerta por la cual había pasado comenzó a cerrarse mientras una voz de ultratumba decía –La verdad cura si esta fuera toda la verdad ...pero cuidado con lo que deseas porque para lograrlo deberás obtener lo que dices no querer. 
La puerta se cerró y la roca quedo como si nunca se hubiera movido, tome entonces la decisión de retroceder pero, al comenzar a dar marcha atrás llegue a otro callejón sin salida, lo que me indicaba que debía seguir con las pruebas de aquel lugar esperando pronto encontrar a mi amigo. 
avatar
Teobaldo Voglio

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 15/03/2015
Edad : 28
Localización : México

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
34901/790000  (34901/790000)
Berries: 26.485.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Haxter el Sáb 23 Ene 2016 - 17:02

Segundos después de terminar la extraña prueba de la verdad, me dispuse a continuar mi camino por el sendero indicado. Al avanzas unos 10 o 20 metros más de la ubicación donde se había cerrado la gigantesca puerta de piedra, pude ver lo que identifiqué como el salón de la prueba de la justicia. Al adentrarme en esta pude ver nuevamente que en la pared que impedía continuar el paso decía:"La verdadera justicia no acapara una facción, la verdadera justicia esta en el corazón de cada persona, en el corazón del mundo".

Leer esas palabras en la pared de piedra me sorprendió, porque los que crearon el lugar sabían perfectamente que no todos los marines eran buenos ni que todos los piratas eran malos. Según lo analicé nadie es realmente bueno o realmente malo, eso es lo que nos convierte en humanos.

Cuando finalicé la lectura de aquella sala, nuevamente salieron del suelo tal fantasmas los ancianos que anteriormente me había encontrado, pero estos al parecer no recordaban haberme visto, simplemente repetían la prueba con la memoria borrada pero la pregunta por otro lado era dirigida a una sola persona. Estos ancianos me miraron fijamente y otra vez me dijeron:"Sabemos todo de ti, te conocemos muy bien, conocemos tu oscuro pasado, ahora dinos la respuesta de la justicia del corazón, ¿serías capaz de sacrificar tu propia vida para salvar la de un miembro de tu familia?".

A pesar de la incoherencia de esta futura respuesta con la de la pregunta de la sala anterior, mi respuesta fue un abierto:"Si... sería capaz". En ese momento la puerta gigantesca de piedra se abrió nuevamente dejandome avanzar por el camino indicado para adentrarme en la última prueba.

La diferencia entre la primera respuesta y la segunda era que la persona que más odio y la persona que más quiero y aprecio eran miembros de mi familia, por lo tanto sería sumamente capaz de asesinar a mi tío y sería también capaz de morir protegiendo a mi hermano menor.
avatar
Haxter
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Edad : 21
Localización : Frente a mi PC

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
35074/790000  (35074/790000)
Berries: 6.500.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Teobaldo Voglio el Mar 26 Ene 2016 - 20:52

Me encontraba en la cueva y el camino se había vuelto bastante largo sentía que había estado caminado durante horas, mis pies comenzaban a dolerme por la larga caminata, en un determinado momento tuve que detenerme. Tome el dispositivo de mi gabardina de exploración  para revisar el mapa, para de esta forma saber cuántos kilómetros había recorrido y de esta forma calcular las horas que había estado recorriendo aquellos túneles. No obstante cuando active el mapa tridimensional, este me marco que solo había avanzado dos metros, en todas estas horas, pero estaba seguro de que en realidad había estado caminando durante horas.
 
De pronto las paredes comenzaron a temblar y dos grandes pilastrones de piedra maciza salieron del suelo, dejándome encerrado en un pequeño espacio.  Lego la misma  voz de ultratumba se escuchó diciendo -Tú no eres un hombre digno, tu eres un pirata, tu eres un ladrón, tú serás un asesino despiadado- luego de que la voz se silenciara el suelo volvió a temblar y la pared detrás de mi comenzó a bajar lentamente cuando finalmente llego hasta abajo me revelo un gran tesoro, monedas,  lingotes, joyas preciosas, se encontraban todas amontonadas en grandes pilas en el interior de un gran galeón. No entendía de donde había salido el rió, pero la escena era deslumbrante, el agua fresca inundaba el lugar con su suave aroma a humedad, di unos pasos así adelante acercándome al navío.
 
Repentinamente desde las cubiertas unos hombres me saludaron –Capitán bienvenido, mire que hermoso botín que le hemos conseguido, señor esta riqueza es solo para usted- estaba anonadado embelesado por aquel panorama, no solo los tesoros eran bellos, el barco mismo era una obra de arte, me encontraba admirando el navío cuando repentinamente la voz de penas unos segundos me volvió a dirigir la palabra.
 
-Pirata Teobaldo Voglio Iannardi toma estos tesoros y vete de este lugar, ahí tienes lo que tu corazón desea, pues es evidente que has venido como saqueador, tómalo y retírate ahora. Más adelante no hay nada que te pueda interesar, vete y gana aquellos que reniegas- la voz retumbo y reitero varias veces que tomara aquel impresionante botín.  En ese momento entre en un pequeño conflicto existencial, por un lado había ido a ese lugar esperando un tesoro como el que ahora tenía enfrente de mí , pero no podía dejar a Juka atrás además yo no era un saqueador yo no solo deseaba riqueza por riqueza. Los hombres en cubierta siguieron vitoreando me e insistieron en que los acompañara como su capitán, cerré los ojos respire profundo, dando media vuelta y gritando al ser de la cueva –Yo no soy un saqueador, yo no soy cualquier pirata, si obtendré algo como esto será bajo mis propios méritos.
 
Inmediatamente emprendí la marcha así adelante,  el muro ya no se encontraba y continúe caminado, hacia adelante repentinamente la misma voz dijo –Solo los hombres dignos pueden continuar asía adelante, demuéstrale a ti mismo que lo eres... porque muy adentro de tu corazón sabes que darías todo por un botín como el que hoy  has visto- No entendía muy bien a lo que se refería ya que aquellas palabras me eran confusas y no significaban nada para mí. Continúe mi largo camino en línea recta por otras tantas horas más, al final mi viaje termino frente a otra roca monolítica que cerraba mi paso, esta tenia tallada en incrustaciones de oro unos la palabra “Lealtad” una vez frente a la puerta, esta comenzó a descender suavemente.
 

Una vez que cruce al otro lado esta se comenzó a elevar para nuevamente bloquearme el camino, mire a mí alrededor esperando encontrar a Juka pues esta debía ser la última cámara de su camino y aun que no entendía como había llegado hasta aquel lugar esperaba que el llegara pronto o encontrarlo. 
avatar
Teobaldo Voglio

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 15/03/2015
Edad : 28
Localización : México

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
34901/790000  (34901/790000)
Berries: 26.485.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Haxter el Dom 31 Ene 2016 - 2:13

Estaba segurísimo que la siguiente prueba sería la última y que se trataría sobre la lealtad(por el grabado de la entrada). Al adentrarme en la última sala visible, pude ver como en una bóveda inaccesible pero transparente, habían gigantescas cantidades de oro y diamantes sumamente caros. Al pararme frente a la misma, admirando su brillantez, nuevamente los ancianos salieron del suelo como si se tratara de fantasmas que se acercan a aconsejarme. Esta vez no había grabando en la pared de salida, por lo que supuse que estos hombres que parecían ilusiones, me hablaran sobre la prueba porvenir.

Y así fue, los ancianos me dijeron al mismo tiempo, combinando sus escalofriantes voces graves:"La lealtad es el camino del honor... pero también el de la desilusión y la depresión, deberás decidir tu camino, ya que este te acompañará en tu vida para siempre". En ese momento supuse que debía tomar una decisión nuevamente, pero...¿que decisión tomaría si no tenía opciones ni preguntas? 

Por suerte para mí, estos fantasmas me revelaron mi reto, diciendo:"Tu amigo te robará el tesoro, debes elegir si dejarlo ir o reclamar lo que es tuyo". Sorprendido por lo que me dijeron los 4 ancianos juntos, voltee y efectivamente pude ver la imagen de Teobaldo que comenzaba a recoger bolsas y bolsas del tesoro. Esto me irritó y me dirigí hacia donde se encontraba para decirle que lo mejor sería compartirlo en cantidades iguales. Pero cuando se lo grité desde lo lejos, este actuó como si no le hubiera dicho nada, como si me estuviera ignorando, por lo que corrí en dirección a él por si no logró escucharme desde tanta distancia, pero incluso cuando me encontraba a un metro de distancia, mi amigo no solo no me respondía sino que actuaba como si no me escuchara.

Fue en ese mismo momento cuando mi mente se dio cuenta de la prueba que estos ancianos tramaban, estaba seguro que Teobaldo no era de esas personas que no te respondían, ni tampoco de las que se robaban los tesoros, él era su amigo, y si realmente era él, no actuaría de esa manera. Por eso me di cuenta de que ese Teobaldo no era más que una ilusión para confundir mi mente y rechazar mis ideales y formas de ser. 

Siendo consciente de lo que sucedía, decidí dejar el tesoro atrás, y dirigirme hacia donde estaban los ancianos que esperaba allí parados mirando el suelo fijamente. En ese momento dije en una voz alta:"Decido mantener mi lealtad hacia mis amigos y familiares, las avaricias no aportan nada, y lo material va y viene, pero las relaciones humanas son el mayor tesoro de la vida, por lo tanto valen más que cualquier cosa". 

Cuando terminé de decir esas palabras los ancianos sonrieron, y mientras desaparecían en el suelo otra vez, la puerta de salida se abría, dando paso a un salón iluminado con gran cantidad de antorchas. Adentrándome lentamente en él, solo deseaba que mi amigo lograra superar sus pruebas para encontrarnos allí, en la salida del camino del templo.
avatar
Haxter
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Edad : 21
Localización : Frente a mi PC

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
35074/790000  (35074/790000)
Berries: 6.500.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Teobaldo Voglio el Miér 24 Feb 2016 - 20:33

Pocos metros más por delante me percaté de que la habitación estaba vacía no había nada alrededor, posteriormente y tras avanzar unos metros más me encontré con un leve y ligero resplandor, el cual me guiaba a la salida de aquel lugar. En verdad no entendía muy bien peor al parecer había logrado completar todas las pruebas y tal como dijeron aquellas ilusiones al final no había nada de valor, lo que me dejo un poco insatisfecho aunque quizás esa era la virtud de aquel lugar reflexionar sobre las cosas que son más importantes en la vida y esas evidentemente no son las cosas materiales.
 
Sin más que hacer decidí salir de aquel lugar para encontrarme con Juka si ya había salido o bien esperarlo en caso de que no, a lo mejor tendríamos más suerte explorando algún otro lugar, estaba a punto de salir cuando repentinamente escuche una voz que me llamaba, esta era extrañamente familiar y al voltear me di cuenta de que era un hombre que había conocido hace poco en Arabasta el cual era uno de mis amigos en los mares. Me saludo con su singular humor y cuando estaba a punto de preguntarle sobre lo que andaba asiendo por aquellos lugares, él fue quien me dijo casi como si leyera mi mente, que se encontraba explorando por los alrededores y poco después descubrió la entrada de esta cueva y decidió explorarla para ver si encontraba algo de valor.
 
Mientras escuchaba su historia me acerque hasta a él para estrecharle la mano, mientras le decía – Es un verdadero gusto que estés aquí pero mira como son las cosas de la vida, justo hace un rato me encontré con otro amigo, sería un placer el presentártelo, creo que te agradaría mucho colega que ambos son espadachines, en fin vamos y te lo presento seguramente no tarda en salir.
 
Me di media vuelta y comencé de nuevo mi camino a la salida cuando una honda cortante paso a mi lado, al mirar atrás pude ver un cambio en el rostro de mi colega quien rabioso me decía –Lo siento Teo pero he encontrado un suculento botín, el cual con gusto compartiría contigo por lo viejos tiempos pero  si te has aleado con otro me temo que tendré que acabar con ambos- ante este súbito cambio de personalidad busque razonar con quien era mi amigo.
 
-Vamos colega tú no eres así, eres un hombre que lucha por la justicia a su manera, no me matarías por algo tan trivial como un tesoro- pero mi compañero no escucho razón sus ataque siguieron llegando con mayor intensidad y fuerza –Vamos colega no deseo pelear contra ti- dije mientras eludía los ataques que empezaban a cortar las piedras entorno mío. Finalmente y sin otra elección posible decidí inmovilizarlo, para intentar razonar con el sin el riesgo de que alguno de los dos saliera herido, lance entonces un chorro de adhesivo el cual impacto contra su cuerpo lanzando lo levemente hasta atrás. Se escuchó un ¡Click!  Y luego el suelo a sus pies comenzó a colapsar, por efecto de mi ataque mi colega callo en un foso, el cual terminaba en un rió de lava, el suelo temblaba, provocando que aquel boquete se hiciera más grande.
 
Mi amigo estaba sujeto colgando gracias a que había adhesivo logrado adherir su toroso con mi habilidad, el suelo seguía colapsando a mi alrededor y si no lograba subirlo pronto caería junto con él, en ese momento escuche la voz de Juka quien me decía –Teobaldo vamos colega el lugar colapsa y no tenemos tiempo ven, para que me ayudes a sacar estos cofres.
 
-Espera Juka, primero ayúdame a subirlo
 
-Lo he visto todo, he visto cómo te ataco a traición déjalo caer y salgamos de aquí no es mucho pero he logrado obtener un pequeño botín.
 
-No... no puedo dejarlo el después de todo es un compañero de armas, vamos llegaran más botines, pero la vida de un hombre esa es fugas y lo sabes cómo espadachín, vamos ayúdame.
 
-Lo siento Teobaldo pero no puedo- dichas esas palabras el suelo se estremeció brutalmente, lo que provocó que el techo colapsara, llevándose una gran porción del suelo al interior del rió de magma –Lo entiendo no puedo forzarte a que te quedes, eres un valioso amigo y si todo esto sale bien ten por seguro que lo seguiremos siendo y no te guardare ningún rencor, solo llegue a pensar que en tu vida habían cosas más importantes que el oro, llegue a pensar que sabrías valorar la vida de un ser humano, ahora sal colega, nos veremos pronto.
 
Dicho esto Juka dio media vuelta y se alejó dejándome atrás, mientras tanto yo trataba de subir a mi colega caído, en ese momento quede sorprendido cuando Juka regreso a mi lado, para ayudarme acto seguido todo se derrumbó a nuestro alrededor y todos caímos a la fosa de lava. Abrí los  ojos y lo primero que note fue el techo de la cueva me encontraba tendido, sobre la húmeda piedra de la caverna. Me  incorpore lentamente mientras sopesaba lo que había pasado, al parecer había sido otra ilusión, una bastante fuerte a juzgar por el estado en que había quedado. Luego me percate que ante mí se encontraba una muro en el que se encontraba grabada la siguiente leyenda “La lealtad es uno de los valores más importantes, pero es aún más importante cuando somos leales a nuestras convicciones, pues si lo somos llegaremos siempre a cumplir todos nuestros objetivos”.
 
La leyenda se fue disipando poco a poco mientras la gran roca se iba alzando frente a mis ojos, luego y como por arte de magia, el pasillo quedo iluminado por una serie de antorchas.  Seguí por aquel camino esperando que fuera el último trayecto de nuestra aventura, cuando repentinamente se escuchó una voz que decía “Hora quedas marcado un hombre que habla con la verdad, digno de confianza y leal a sus convicciones este el primer paso de tu viaje”, acto seguido una leve briza cálida llego hasta mí, luego tras caminar unos pasos más adelante llegue a una gran habitación, iluminad por cientos de antorchas, solo al entrar me percate que era el cráter de un volcán extinto y que la habitación estaba repleta de cientos de tesoros, pero la joya que coronaba todo aquel esplendor era un altar de jade y marfil que coronaba el centro del recinto.
 

Estaba anonadado ante la majestuosidad de aquel lugar y solo pude quedarme ahí de pie contemplando, todo aquel recinto.
avatar
Teobaldo Voglio

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 15/03/2015
Edad : 28
Localización : México

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
34901/790000  (34901/790000)
Berries: 26.485.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Haxter el Sáb 12 Mar 2016 - 13:05

Caminé poco a poco por el lugar, que al parecer era una gran cueva subterránea. En ésta había una gran cantidad de tesoros acumulados, pero en el centro se encontraba lo mejor de lo mejor, un gran altar de jade y marfil, iluminaban el centro del salón, formando un extraño reflejo con el oro, que daba la sensación de estar en el paraíso. 

Mientras observaba todo esto, pude escuchar pasos a unos cuantos metros de mi ubicación. Al mirar hacia donde venía el sonido, pude notar que mi amigo, estaba allí caminando. A pesar de que tenía ganar de correr hacia él, y festejar el haber llegado hasta aquí, también podía ser otra prueba y quizás él no era realmente Teobaldo.

Por esta razón, decidí acercarme en silencio y lentamente, para que no me detectara, supuse que una ilusión de él, no tendría los poderes de su akuma no mi, por lo que debía atacarlo para comprobar que mi espada no le haría daño. Cuando estaba a pocos metros de su espada, salté en dirección a él, y con mi espada a mi lado, dije:"¡Shinohari!". En ese momento, una onda punzante salió de mi espada, a altas velocidades, en dirección a mi compañero. 

Mientras mi ataque avanzaba, solo esperaba que él fuera el real, y que las pruebas al final, hubieran terminado. Si el ataque le hacía daño, él era otra ilusión, pero si lo atravesaba sin ningún efecto, era el verdadero.
avatar
Haxter
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 304
Fecha de inscripción : 03/10/2015
Edad : 21
Localización : Frente a mi PC

Hoja de personaje
Nivel:
42/150  (42/150)
Experiencia:
35074/790000  (35074/790000)
Berries: 6.500.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un problema y dos soluciones igualmente dolorosas. (Teobaldo y Haxter - privado- pasado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.