Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7160)
 
Nocturne93 (5176)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2139)
 
Drake Lobo Ártico (2058)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Dom 21 Feb 2016 - 17:12

Un tremendo cañonazo de fuego iluminó la noche haciendo a las personas gritar de terror. Isla Banaro podía ser un sitio aburrido y que la marina no solía frecuentar. Por ello el asesino de las llamas se había desplazado hasta allí para iniciar una matanza de terror. Había llegado en una pequeña barca remando con naturalidad. Le gustaba mucho arriesgarse y de todas formas el tiempo no era del todo malo. Apenas había nubes que indicaran lluvia y por si fuera poco apenas hacía viento. Aquel día sería una prueba más del terrible poder de Jin Surfer. En ese preciso momento acababa de finalizar con la vida de más de cuarenta personas. Estaba hecho un jodido psicópata.

De hecho ahora caminaba por una de aquellas calles. Las casas estaban ardiendo y había cadáveres por todos lados. En aquel momento llevaba consigo una máscara blanca que le cubría toda la cabeza. Su ojo derecho era rojizo mientras que el izquierdo poseía un tono lila con franjas. Vestía con una chaqueta morada de manga larga y un pantalón del mismo tono. En sus pies unas sandalias de madera y en su espalda una guadaña roja. En su mano portaba otra blanca. Del mango de ésta última salía una cadena que se enroscaba en el brazo derecho del enmascarado. Su cuerpo también estaba ardiendo. A su lado caminaba un precioso tigre de un tamaño considerable. Se trataba de su mascota Feng.

Frente a sus ojos apareció la figura de un hombre vestido con ropas tradicionales doradas. Además portaba una máscara en forma de cabra con ojos rojos. – Jin. Tu cabeza me pertenece ahora. Déjame sentir el placer de entregarte. – Surfer simplemente le miró de forma relajada mientras daba unos pasos al frente. De repente aquel tipo se lanzó a por él a una velocidad considerable tratando de lanzarle un corte en el pecho. El asesino fue más rápido y tras bloquear el corte con su guadaña, estiró su brazo agarrando por el cuello a aquel imbécil. Su brazo tomó un tono negro metálico y comenzó a apretar con fuerza mientras con su arma retenía la de aquel payaso. Sintió como su respiración era cortada y al cabo de unos minutos terminó con su vida. No le interesaba saber cómo era su rostro pero ahora el tigre comenzó a comérselo. Una sonrisa se mostró en el rostro de aquel hombre que por el momento se daba por satisfecho.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Dom 21 Feb 2016 - 17:34

Aquella noche era perfecta para el espadachín que se encontraba tumbado en la cubierta de su barco observando las estrellas. Varios días atrás se había encontrado con Kedra y la habían liado de lo lindo. El moreno había disfrutado mucho aquel día. Pero pronto tuvo que marcharse y salir corriendo de la isla en la que se situaba debido a los marines. El espadachín no tenía rumbo fijo e iba donde el viento lo llevase. Aun cuando era de día pudo divisar una isla bastante rara y decidió que ese iba su nuevo lugar para visitar pero no iba a llegar hasta pasada la noche. El moreno se levantó y volvió a mirar a ver si estaba en buen camino. Estaba como a unos sesenta metros de aquella isla y podía ver como unas llamas salían y desaparecían de aquel lugar.

El moreno pensó que sería un festival o algo por el estilo así que sonrió calmadamente y dirigió el barco hacia el puerto de la isla. Echó el ancla y dio un pequeño salto para acabar en el muelle. El barco no era demasiado grande como para que aquel salto fuese desde una gran altura. Se estiró y bostezó una vez que miró alrededor. No vio nada fuera de lo común así que decidió ir hacia donde se encontraban aquellas llamas que además iban moviéndose. -Vaya, pues será un desfile.- El espadachín escuchó gritos y pensó que deberían estar pasándoselo genial.

Salió del puerto y se adentró en el pueblo y vio como algunas personas corrían despavoridas. Esto al moreno no le impresionó pero gracias a aquellos pudo darse cuenta de que aquellas luces no eran de ninguna fiesta y mucho menos de un desfile. Conforme iba andando más, se encontraba con personas carbonizadas y algunos con severos cortes. El espadachín sonrió. Tenía curiosidad por saber quién era aquel sujeto. Últimamente se estaba encontrando con gente interesante y poderosa. Dobló la esquina de una calle y vio algo que le impresionó mucho. Era alguien que ya conocía. Vio la figura de un enorme felino devorando un cadáver. Aquella bestia era inconfundible, Feng. Miró al lado del tigre y observó una figura que ya había visto antes. Aquel hombre puso en serios problemas a sus compañeros y a él anteriormente. Se trataba de Jin, el hermano pequeño de su líder Madara. El Shichibukai les advirtió que tuviesen cuidado de ahora en adelante con aquella persona.

No obstante el espadachín desde luego no tenía miedo ninguno de encontrarse de nuevo con Jin. Iba vestido exactamente igual que la última vez que lo vio. Nokotori sonrió. Sabía que aún no era rival para aquel hombre y no esperaba encontrarlo tan pronto. -Vaya. Qué encuentro más precioso. El espadachín como de costumbre hablaba con él como si fuesen amigos de toda la vida. Mientras iba hablando se acercaba más a aquellos dos.
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Dom 21 Feb 2016 - 17:56

Jin observaba como su animal se alimentaba de la carne de aquel desgraciado. De hecho cuando le arrancó la máscara se pudo ver a una mujer rubia. Al parecer debido a un distorsionador parecía ser un hombre pero al asesino le dio lo mismo. No pudo evitar mostrar una sonrisa ladeada al ver como la sangre iba desde la piel de su presa hasta la lengua de su felino. El fuego continuaba ardiendo con fuerza y entonces fue cuando a Jin le dio por mirar en las ropas de aquella mujer. Sacó una especie de puñado de carteles en los que pudo ver el suyo. Debido a que había entrado en prisión se había reducido pero de todas superaba los quinientos y con aquello le bastaba.

Una presencia llegó ahora hasta él. No pudo reconocerla debido a que su control del mantra no era lo suficiente bueno como el del haki armadura pero de todas formas agarró el mango de su guadaña blanca. En pocos segundos pudo ver la figura del mercenario de la banda de su hermano. Frunció el ceño un poco pero después se relajó sonriendo de lado. No sabía si venía buscando otro combate pero si así era lo daría. En ese momento se dio cuenta de que no olía a nadie más. Ni el dragón ni los otros dos castaños. De hecho aquello le extrañó pero cuando aquel hombre estuvo cerca le habló con toda la calma del mundo. Uchiha alzó una ceja, específicamente la derecha. Después notó al tigre ponerse agresivo pero con un gesto de la mano lo calmó y este siguió comiendo. – Nokotori Kurodoku. Tu fama como mercenario va aumentando cada día. Supongo que no has venido por mí. Dime ¿Qué te trae por este lugar? – Dijo ahora mientras el fuego de su cuerpo iba desapareciendo hasta dejarle en un estado normal.

No pudo evitar estirarse un poco mientras ahora bostezaba con fuerza. Sus ataques nocturnos mezclados con su trabajo de capitán de la marina le hacían tener pocas horas de sueño. Estaba siendo más duro de lo que pensaba pero ya se tomaría unas vacaciones en condiciones para entrenar de paso algo más. Ladeó la cabeza un poco observando bien al moreno, continuaba teniendo aquellos ojos rojizos. – No veo al musculitos ni al niño ¿Has eliminado ya a esos dos? – Terminó mencionando mientras atravesaba el estómago de la cazadora con su guadaña y de un tirón la partía en dos violentamente. La sangre manchó tanto su túnica como al animal que soltó un gruñido hacia su dueño. A continuación le pegó un golpe con la pata en las costillas de forma violenta y salió corriendo escondiéndose detrás de una caseta. Puto tigre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Lun 22 Feb 2016 - 10:20

Jin le hizo una especie de cumplido a Nokotori diciéndole que su fama estaba subiendo como la espuma. Esto hizo que el espadachín sonriese de lado siniestramente. La verdad es que hacía tiempo que no se encontraba con Jin y estar solo junto a aquel hombre era bastante peligros y más aún después del combate que tuvieron contra él. Observó como el hombre de la máscara se estiraba y bostezaba a la vez. ¿Estaría aburrido? De pronto le preguntó al moreno que donde había dejado a sus dos compañeros. -Aquellos dos están aún en el hospital gracias a ti. La verdad es que son unos quejicas. El moreno empezó a reír a carcajadas mientras recordaba que estaban aún ahí metidos.

La verdad es que Nokotori estaba ahí por pura casualidad el azar había querido que el moreno desembarcase en aquella isla. Probablemente el destino era muy caprichoso y por eso mismo volvió a encontrarse con Jin. -Lo cierto es que llevo unos días yendo de isla en isla divirtiéndome. Estoy que no paro-. El espadachín recordó la masacre que produjo con Kedra. Él mismo también había estado en unas cuantas islas liándola, pero solo. Por lo visto Nokotori no era el único que disfrutaba haciendo aquellas cosas. Últimamente se estaba encontrando con bastantes personas que hacían lo mismo que él y la verdad, conocerlas era una suerte por parte del moreno. Tener más compañeros de juego era divertido.

El moreno iba como siempre. Vistiendo su chaqueta negra, sus botas altas y la túnica raída ocultando esta vez sus tres espadas. Madara le dio un bonito obsequio. Una espada plateada y muy afilada, era preciosa mirarla y por lo visto muy peligrosa para los usuarios de fruta. Era una espada muy ofensiva para los tipos que habían consumido una akuma y a su vez muy defensiva por lo mismo. Estaba encantado con aquella espada. Aquella noche hacía bastante fresco pero las llamas que había dejado Jin por los alrededores hacían que caldeasen el ambiente. -Parece que te estás divirtiendo bastante por aquí.- Nokotori mientras decía aquello pateaba un cuerpo que había a su lado para ver si aún estaba vivo. Evidentemente, no lo estaba. El moreno cuando estaba a cuatro metros de distancia de Jin pudo ver como detrás de éste escapaba un aldeano corriendo como un loco. El espadachín sonrió y lo señaló con la mirada para que Jin se diese cuenta de que uno intentaba escapar.
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Lun 22 Feb 2016 - 20:06

Jin escuchó la respuesta del moreno sobre sus compañeros. Que estuviesen hospitalizados solo hacía que una sonrisa siniestra se formase en su rostro. Sin embargo el espadachín parecía estar en condiciones estupendas. La risa que soltó le gustó mucho más. Ese cabrón sí que valía la pena. Si le hubiese conocido antes de la formación de Akatsuki habría sido un potente segundo al mando. Lástima que todos se habían largado o rebelado. Recordaba a aquel hombre, Minato Uzumaki. En mitad de un torneo decidió dar un golpe de estado. El pobre rubio acabó medio muerto y besando el suelo. Jin en aquellos tiempos seguía siendo demasiado peligroso para cualquiera.

Aquel tipo dijo ahora que iba de isla en isla divirtiéndose y que llevaba varios días. Era posible, tal vez sí que lo era ¿Se dedicaban a lo mismo? No entendía que hacía aquel asesino con su hermano. De todas formas no era algo que le importase mucho pero era un desperdicio que Nokotori no luciese una recompensa por su cabeza. Las llamas de fuego salieron del cuerpo del enmascarado con una fuerza impresionante y dándole un aire mucho más siniestro. En aquel momento el espadachín le habló y al final le señaló algo. Su haki de observación notó una presenciar correr. Feng era mucho más rápido por lo que era imposible que fuese él. En ese momento el puño derecho del enmascarado aumentó las llamas de sus nudillos.

Se giró lo más rápido posible y lanzó un cañonazo de fuego contra la espalda de aquel pobre desgraciado. Se quedó tirado en el suelo ardiendo entre quejidos. En ese momento vio a sus pies un puñal. Seguro que de alguna de sus presas. En el agujero derecho de su máscara empezó a formarse un vórtice de viento que empezó a girar de forma violenta. Aquel objeto afilado fue atraído hacia él y lo agarró con la mano contraria a la guadaña. Sin pensarlo lo imbuyó en haki armadura y lo lanzó contra aquel tipo. El proyectil quedó clavado en su espalda en un punto bastante doloroso como era el centro. El dolor recorrió su cuerpo y las llamas terminarían el trabajo de eliminarlo. – Me sorprende que tomes esa confianza conmigo. Después de todo soy el hombre que casi os mata. – Dijo observándole y cruzándose de brazos de forma calmada. El humo de las llamas se extendía por el cielo dando a entender que un enorme incendio frecuentaba la isla. Sus ojos ahora estaban clavados en Nokotori esperando sus palabras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Miér 24 Feb 2016 - 16:53

El moreno observó plácidamente cómo Jin aniquilaba a aquel pobre diablo sin ningún tipo de esfuerzo. La facilidad que tenía aquel hombre para matar y su fuerza era abrumadora. Un sentimiento que al espadachín le encantaba sentir. A Jin le resultó curioso que Nokotori mostrase tanta confianza respecto a él después de aquel combate tan feroz que tuvieron el espadachín y sus compañeros. Sin duda una persona normal tendría miedo de siquiera mirar a los ojos a aquel individuo, pero Nokotori era distinto a la mayoría. El miedo es algo que hace mucho tiempo superó al perderlo absolutamente todo, aunque cierto rencor si le guardaba. El espadachín se tomaba aquello como un obstáculo a superar y que más tarde o más temprano lo superaría. -Una persona normal y corriente evadiría cualquier contacto contigo después de lo que pasamos mis compañeros y yo.- El moreno se dirigió a Jin tranquilamente. Lo miró a los ojos fijamente para a continuación observar toda la destrucción causada por aquel hombre y continuó hablando. -Pero resulta que yo no soy una persona así…- Nokotori soltó una pequeña carcajada al decir aquello.

La verdad es que aquel pueblo estaba ya casi deshabitado por culpa de Jin. La masacre que había producido era tal que cualquier resquicio de vida existente en aquel pueblo sería la de algún animal que pasase por ahí. Lo cierto es que el moreno suspiró decepcionado ya que quería diversión. Llevaba como dos días en barco sin hacer nada después de aquella “fiestecita” con Kedra. Le dio varias patadas al cuerpo de una joven que yacía cerca de él pero al poco tiempo se cansó. No era tan divertido cuando corrían, gritaban despavoridos o intentaban defenderse sin ningún éxito. -Parece que te has divertido tanto que has acabado con toda la diversión para mi.-

Nokotori miraba a su alrededor para ver si veía alguien vivo.  Se fijó en una casa que curiosamente estaba intacta. Miró a la ventana superior ya que era una casa de dos plantas y pudo ver como se veía algo moverse en la oscuridad ocultándose. El espadachín sonrió de lado y se dirigió a la puerta de aquel edificio. Una vez que se encontró frente a la puerta, llamó dando tres golpes esperando que alguien fuese tan tonto como para abrir la puerta. -¡Sal! Ya ha acabado todo. Nos hemos encargado del hombre que estaba matando a todos.- El moreno no pensaba que algo así colaría, pero por intentarlo que no quedase. No pasaron más de tres minutos y un sonido parecía salir de aquella casa. Pues sí, alguien era lo suficientemente tonto o ingenuo para poder delatar que estaba ahí escondido. Sólo quedaba esperar a que abriese la puerta.
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Miér 24 Feb 2016 - 19:33

Jin observaba en todo momento al moreno de forma tranquila y de forma analizadora. El estratega la resultaba muy raro que un tipo con poder inferior a él se arriesgara tanto. Nada le impedía tratar de cortarle la cabeza allí mismo pero por el momento había encontrado un hombre interesante. No iba a desperdiciar la oportunidad de tener alguien con quién charlas tranquilamente sin que la conversación fuera aburrida. No pudo evitar sonreír de lado al mismo tiempo que susurraba para sí mismo. “Interesante”. La verdad es que si se tratasen de los otros dos ya los habría matado. No les gustaba el tipo de personalidades que poseían pero aquel espadachín era distinto. No daba el perfil de un mercenario que se moviese por dinero, más bien el de un cabrón sanguinario que se tomase las cosas con calma. No podía evitar pensar que se parecían demasiado.

Enseguida aquel hombre dijo que el enmascarado había acaparado toda la diversión y no le había dejado nada. Es lo qué solía pasar cuando Jin se acercaba a una isla habitada. La muerte inundaba el lugar en forma de fuego y sangre. La situación cada vez estaba resultando ser más entretenida pues el propio tigre acechaba a su dueño desde las sombras. El mamífero estaba acojonado claramente y ahora buscaba la mejor forma de pegarse a Jin sin peligro de muerte. Pasaron unos momentos y Feng se acercó a su dueño dándole pequeños gruñidos pues no podía tocarlo debido a las llamas. El asesino giró la cabeza mirándolo a los ojos con una expresión muy tranquila para después agarrar la guadaña con fuerza. El felino dio unos pasos atrás estando atento. En parte apreciaba a su tigre como si fuese una herramienta valiosa pero el cabrón también le usaba a él para comer sin tener que cazar. Tenían una relación demasiado rara aquellos dos. Por suerte para Vader, el animal le obedecía.

De repente el moreno empezó a pegar en una casa diciendo que se habían encargado del asesino. Eso hizo a Jin alzar una ceja despacio. Su mantra le indicaba que había dos presencias en aquel edificio y ahora al ver que no salían suspiró. Formó una bola de fuego considerable y la coló por la ventana de arriba. Las llamas empezaron a quemar la casa y enseguida dos hombres jóvenes tuvieron que salir para no ahogarse con el humo. – ¿No deseabas diversión? Me temo que esos dos podrían ser buenos cadáveres. – Dijo ahora esbozando una sonrisa amplia y siniestra bajo su máscara. El puto tigre volví a estar atento para ver que poder comerse. El cabrón ya se estaba pasando ese día y el asesino comenzaba a verlo fofo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Mar 1 Mar 2016 - 12:07

Jin entendió que en aquella casa había personas aún vivas. Ni corto ni perezoso lanzó una bola de fuego no demasiado grande a aquella casa. Nokotori se echó hacia atrás para ver qué es que lo que pasaría y la puerta se abrió de repente de par en par. De ahí salieron dos hombres tosiendo por el humo del fuego. Se les veía jóvenes, tendrían alrededor de dieciocho o veinte años. El espadachín cuando vio que salían personas sonrió pues estaba en lo cierto desde un principio. Aquellos dos la habían liado bastante por dejarse notar en la casa. Probablemente si estuviesen callados no los habrían encontrado. De cualquier manera el espadachín tenía ganas de diversión y Jin incitó a Nokotori con sus palabras.

El moreno acabó desenfundando dos de sus tres espadas. Una de ellas estaba reluciente, parecía que estaba a estrenar, la otra era su típica espada de color morado que ya había utilizado contra Jin en aquella ocasión. Sin duda el espadachín estaba deseando probar la filosa hoja de su nuevo juguete. Cuando aquellos dos pudieron darse cuenta de la situación en la que estaban el moreno ya había terminado de desenvainar sus armas.

El más alto abrió la boca todo lo que puso cuando vio la escena que tenía frente sus ojos mientras que el más bajo temblaba de miedo. Eran bastante parecidos así que Nokotori dedujo que serían hermanos. Ambos tenían el pelo de color marrón, unos rasgos parecidos exceptuando sus ojos, los cuales los del más alto eran marrones y los del otro chico eran verdes. El más bajito le recordó levemente a su compañero Ragerok ya que tenían casi la misma complexión, pelo y color de ojos. El espadachín sonrió de lado cuando le vino la imagen de su compañero a la mente. No iba a matar a Ragerok, le había cogido una especie de “cariño”, pero si es cierto que algunas veces se ponía insoportable y le daban ganas de destriparlo. Pensó que sería una buena oportunidad machacar a aquel tipo por su aspecto, nada más. -N-no nos matéis por favor… Nos iremos sin decir nada a nadie. Dejadnos ir por favor…- El chico que parecía algo más mayor y más alto suplicó por sus vidas. Esto hizo que Nokotori soltase una pequeña carcajada. Dejar a aquellos dos vivos sería una estupidez ya que habían visto la cara del espadachín, además ya quería matar a uno de los dos.

Había muchas cosas que Nokotori detestaba, pero una de ellas y de las que más era la cobardía. Por mucho que alguien esté en peligro, si no haces más que llorar, no eres más que una basura. Esa era una de las filosofías del espadachín. Es más el actuaría peleando hasta el final aunque su fin estuviese cerca. -Vuestra actitud es asquerosa. Vuestros padres, amigos y vecinos yacen a mi lado muertos y vosotros lo único que hacéis es rogar por vuestra vida. Sois patéticos. Las personas así deben morir.- Dicho esto el moreno salió corriendo a la posición de aquellos muchachos. Una vez que se colocó en medio de los dos al más grande le cortó la cabeza de un simple tajo. Cayó al suelo haciendo un sonido agradable para Nokotori. La cabeza rodó un poco y acabó mirando hacia la dirección de su hermano. Éste al ver que la única persona que le quedaba estaba muerta empezó a chillar como un maldito poseso. El moreno cuando escuchó el cuerpo desplomarse y al joven gritar, volteó la cabeza y lo miró con una sonrisa bastante siniestra.

Aquel joven seguía gritando como loco. La imagen de su hermano muerto le había dejado en shock. El espadachín estaba sorprendido con la facilidad que había cortado la cabeza a aquel hombre. Su nueva espada era increíble. Después de admirar su bonito juguete se acercó al chico que ahora lloraba. Puso su mano en la cabeza e intentó tranquilizarlo. El joven miró al espadachín con lágrimas en los ojos. Una sonrisa amable surgió de la boca de Nokotori. Al ver aquella sonrisa el chico se tranquilizó un poco, no sabía que estaba pasando y creía que era un sueño. Nada más alejado de la realidad, el moreno cambió su sonrisa amable por un semblante grotesco. Los ojos del muchacho se abrieron como platos y miró hacia abajo. La espada de color morado que tenía el espadachín estaba atravesándole el abdomen.

Nokotori reía al ver aquella escena. Sin duda aquel hombre estaba demasiado loco. La vida de aquel muchacho se desvanecía poco a poco. Miró al cuerpo de su hermano inerte y sonrió. A Nokotori le jodió bastante aquello así que empezó a mover su katana para provocar más y más dolor. Jamás permitiría que una víctima suya muriese con una sonrisa de paz. El rostro del chico cambió a una mueca de dolor y tras varios minutos de juegos con el moreno acabó falleciendo. El espadachín estaba alegre por haberle dado aquella muerde a esos dos. Una vez que desenterró la espada del abdomen del muchacho la limpió y seguidamente la otra. Las enfundó en sus vainas y se giró mirando fijamente a Jin. -Pues ha estado gracioso.-
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Miér 2 Mar 2016 - 14:39

Jin observaba como aquellos dos llorones suplicaban por sus vidas delante del espadachín. La verdad es que le parecían críos penosos. Con mucha menos edad que ellos, el enmascarado ya era conocido como uno de los peores asesinos del momento. El nacimiento de Surfer fue lo peor que le pudo pasar al mundo. Todos sus planes acababan en catástrofes mundiales. De hecho incluso cuando fue asesinado por Kedra hacía ya bastante tiempo atrás murió con una sonrisa ladeada sabiendo que iba a volver. Aquellas cosas llamadas “esencias de skypia” eran lo mejor del planeta. Era una pena que ya no hubiese. Sin embargo gracias a aquello había conseguido una akuma mucho mejor que no solo le permitía asesinar con fuego. Físicamente era un portento y ni siquiera se había comido las tres rumbles todavía. Seguramente de allí saldría algo terrible que sería capaz de reventar islas. Sin embargo el hecho de no poder controlarse le echaba hacia atrás por si en un acto idiota se tiraba al mar o algo así. Debería entrenar aquello.

Ahora continuaba mirando a través de aquella máscara blanca. Resultaba un poco siniestro que pudiera verse por un lado su ojo rojizo y por el otro el lila a franjas. Desde que lo pillaron en el CP y luchó en el coliseo había dejado de usar la máscara naranja. Prefería divertirse con aquella que además le daba mejor visión. Una ráfaga de viento hizo que sus ropas ondeasen un poco mientras que el tigre tan solo se dedicó a gruñir por lo bajo. De repente el espadachín cortó la cabeza del primero con suma facilidad. El segundo se puso a llorar como una nena y a chillar de forma ridícula. Tampoco era para tanto. Si le cortasen la cabeza a Madara delante suya le daría lo mismo, incluso llegaría a reírse. El asesino observaba aquella espada con calma dándose cuenta de que no era la que llevaba en el coliseo. Alzó una ceja viendo lo bien que cortaba para después sonreír de lado. Ambos chicos habían muerto y de una forma bastante horrible, sobretodo el segundo. Tal y como había dicho el moreno, la escena había sido graciosa y ahora no había mucho que hacer en aquel sitio lleno de muerte y llamas por todos lados. Era una visión fantástica para el enmascarado que pensaba que era lo más parecido al bonito infierno.

De repente escuchó un sonido metálico tras él y abrió los ojos como platos. – Kamui… – Susurró al mismo tiempo que en su ojo derecho comenzaba a formarse aquel vórtice de viento que giraba sin parar. Una katana había sido lanzada hacia su cabeza pero con aquella habilidad la había frenado lo justo para quitarle potencia. El haki armadura del ifrit hizo el resto para que le rebotase en la cabeza. Frunció el ceño observando al causante. Un jodido comandante de la marina. Un cargo un poco inferior al suyo pero igual de peligroso. Lo que no le gustaba nada era el no haberse dado cuenta de su presencia. De hecho tampoco lo había olido y el tigre tampoco. Enseguida le vino un aroma extraño bastante desagradable. – Usar un dial con ese olor no te salvará de mí. Debes de ser un buen espía para haber sorteado mi mantra de esa forma. – Dicho eso sonrió de lado para después empezar a arder de forma exagerada. A continuación usó el soru para desplazarse lo más veloz posible hacia aquel hombre.

El tipo era castaño y de ojos azulados. Vestía el uniforme típico de la marina y con su rango escrito en el pecho. Nada más estar junto a él trató de atravesarle usando el shigan en su pecho. Sin embargo aquel hombre lo esquivó a tiempo para solo llevarse una perforación en el hombro. Enseguida intentó golpear al asesino en la máscara pero éste evadió su ataque a la perfección para después sacar su guadaña y de un tajo cortarle el pecho de forma grave. A continuación el criminal se acercó poniendo un tono de voz un poco extraño, como si estuviese imitando otra forma de hablar. – No esperaba verte aquí Yulio-sempai… – Los ojos de aquel hombre se abrieron como platos al reconocerle. Jin había recordado verle en algunas reuniones de la marina. – Tu eres… – Antes de que terminase de decir su nombre realizó un tajo a toda velocidad cortándole el cuello y dejándole morir despacio. – Exacto… – Ahora sonrió de lado para después darse la vuelta mirando a Nokotori fijamente de forma calmada. La verdad es que ya no parecía haber nadie más y que un comandante estuviese allí era mala señal, en especial para él que ahora era un marine infiltrado. – Esta isla pronto será un hervidero de marines. – El tigre rugió al escuchar aquello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Jue 3 Mar 2016 - 16:44

Un marine había aparecido. El moreno se quedó asombrado puesto que si veían su cara o salía aquel hombre con vida daría parte de todo lo sucedido. Conseguir una recompensa por su cabeza era algo que no le convenía por mucho que le gustase divertirse asesinando a gente. Madara desde luego le daría una paliza si consigue tener un bonito precio. Jin se acercó rápidamente al marine y al parecer se conocían. Por lo visto Jin tenía una relación en la marina que Nokotori no sabía. Antes de que pudiese ver aquel hombre el rostro del espadachín Jin lo mató. El moreno suspiró de alivio y el “peligro” había pasado por el momento.

Nokotori estaba en guardia por si aquel hombre intentaba escapar y poder matarlo. Por suerte Jin se adelantó. Éste miró al moreno y dijo de manera calmada que los marines iban a llegar pronto. El cargo de aquel tío al parecer era bastante alto. El espadachín envainó sus dos espadas y miró a su alrededor. -Pues habrá que salir de aquí.- El espadachín sabía perfectamente lo que le convenía y desde luego salir de aquel sitio era la mejor opción. No pudo hacer el suficiente ejercicio en aquella isla, pero se entretuvo bastante.

Nokotori empezó a andar tranquilamente por un sendero que parecía salir del pueblo. Giró la cabeza un poco para llegar a mirar a Jin de reojo. -Entonces ese marine te conocía ¿no?- Estaba claro que el moreno se había dado cuenta parcialmente de lo que estaba haciendo Jin. Lo que no sabía es qué propósito tenía al hacer aquello. Nokotori seguía andando tranquilamente con las manos apoyadas en las empuñaduras de sus armas. Jin era algo impredecible y si se preparaba para cualquier cosa era algo que curaba en salud. Tal vez al descubrir el secreto de aquel hombre lo hacía enfadar y arremetía contra el espadachín sin dudarlo. El moreno pensaba cualquier escenario fatídico teniendo a Jin a su lado. Desde luego aquel hombre se parecía muchísimo a él y sabía más o menos como podría actuar.

La mejor opción que tenía el espadachín es probablemente dar un rodeo a la isla e intentar llegar a su barco para largarse ahí. Si escogía el camino más corto lo más seguro es que se encontrase con los marines de frente, cosa que no le convenía. No sabía lo que iba a hacer Jin. Lo mismo seguía a Nokotori o que seguía con su identidad de marine. De todos modos si continúa con su identidad de marine y permanece ahí, las sospechas hacia él serían muy gordas. ¿Quién sabe? Lo mismo seguía al moreno para hacer lo mismo que él. También desconocía la manera en la que aquel hombre llegó a la isla. -Yo voy a dar un rodeo a la isla para llegar a mi barco. Paso de encontrarme con los marines. Haz lo que veas.-

Dicho esto Nokotori siguió andando como si nada. La luz del día casi se podía ver ya. Había sido una noche algo corta, de todos modos el moreno se unió a la fiesta algo tarde y eso hacía que la sensación del tiempo fuese menor.
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Sáb 5 Mar 2016 - 10:39

Nokotori no tardó en envainar sus espadas diciendo que era la hora de irse, una sabía decisión pues si estaba con el Shichibukai y le cogían podía meter en líos al dragón. El enmascarado deseaba aquello pero no tenía tiempo de liarla bien debido a la aparición de un jodido comandante en la isla. No se esperaba aquella jugada por parte de la marina en el paraíso y menos sin él haberlo sabido. Al parecer había otros capitanes que ocultaban información y aquello no podía permitirlo. Iba a tener que meter más ojos y oídos dentro de aquel mundillo militar por el que se estaba moviendo. El peligro estaba resultando mayor que cuando estaba en el cipher pol y eso no le dejaba casi en jaque.

De repente el espadachín miró al asesino preguntándole por su relación con aquel marine. Aquello hizo al enmascarado alzar una ceja. – “Será mejor que camufle mis acciones.” – Pensó ahora para sí mientras su macabra mente ya estaba preparando la excusa perfecta en poco tiempo. Su perfecto cerebro estratega era maravilloso. Una lástima para la humanidad que lo tuviera un asesino. – Cuando estaba infiltrado en el gobierno me infiltré al mismo tiempo en un gremio de cazadores. Éstos eran conocidos como “Heraldos del Sol” éste hombre era uno de ellos. Con mi identidad de Jason Yuki estuve mucho tiempo con él. Después yo quemé ese gremio pero éste cabrón se me escapó y se metió en la marina al parecer. A mí me dio por muerto al igual que a sus compañeros. – El cabrón se había inventado todo pero ese gremio existió de verdad por lo que era imposible saber si mentía o no.

En ese momento escuchó lo que dijo el moreno de irse a su barco para no encontrar a los marines. El asesino no podía irse en el bote o cualquier navío lo podría tirar con facilidad. Era la perfecta oportunidad para acoplarse a Nokotori disimuladamente, si se negaba quemaría su barco y se iría remando arriesgándose. Ahora empezó a caminar a su lado con toda la confianza del mundo mientras el tigre también se acoplaba como el que no hacía la cosa. – Tienes toda la razón. Será mejor que demos el rodeo y nos vayamos en tu barco antes de que nos pillen. Yo me bajaré en la siguiente isla. – Dijo ahora como si fuese lo más normal del mundo. El tigre soltó una especie de sonido parecido a un quejido, estaba diciendo que él también opinaba igual o al menos eso pensaba el enmascarado. – Feng, deja de acoplarte. Te dejaré por qué eres mi tigre. – Le dijo ahora al animal suspirando. Que el felino fuera sin permiso del dueño no le parecía bien pero bueno, no podía dejarlo allí.

En ese momento pudo ver también el Sol y eso solo significaba que iban a mandar más barcos y debían salir de allí. Se colocó la capucha tranquilamente y continuó andando con el espadachín de forma tranquila. – ¿Tienes cereales o arroz? – Dijo ahora mientras le observaba a través de la máscara de forma seria. Cuando tenía hambre se ponía a comer como un dragón y no solía dejar nada. – Adoro las sardinas así que si tienes esas portadoras de omega tres mejor. – Nokotori debería estar flipando con aquello pero cualquier se negaba a Jin. Por ello éste iba más feliz que unas pascuas. Ahora solo faltaba ver la reacción del moreno para verificar del todo la situación.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Dom 6 Mar 2016 - 20:34

Jin le conto una pequeña historia acerca de su pasado. El moreno se giró antes de seguir caminando y lo escuchó atentamente. Las palabras del hombre enmascarado sonaban bastante fiables y las decía como si estuviese convencido de ello. Esto hizo que el espadachín se creyese por un momento lo que decía. Al cabo del rato cayó en que el que estaba hablando era Jin y probablemente eso fuese mentira, de todos modos no tenía más información para contrastar y decidió creerlo por el momento. El espadachín, por suerte o por desgracia, era alguien que no confiaba en las personas así como así y las palabras de los demás normalmente eran como broza para él. No obstante decidió no preguntar más por el tema.

Por lo visto Jin había decidido ir con el espadachín. A Nokotori no le importaba en absoluto, pero ver al asesino actuar de aquella manera le ponía los pelos de punta. No pensaba que aquella persona estuviese tan loca. Al moreno le hacía gracia el comentario que hizo respecto al tigre. Era su mascota pero lo trataba como si lo hubiese conocido de hace dos días. Luego estaba la parte irónica, él también se estaba acoplando. Nokotori siguió andando tranquilamente cuando aquel hombre le pregunto si tenía cereales o arroz y luego empezó a hablar de sardinas. Aquella “conversación” estaba perturbando al muchacho. Era obvio que Nokotori tendría algo de arroz encima, pero ¿lo compartiría? Al moreno no le agradaba la idea de tener que compartir su preciado arroz, pero si aquel hombre era tan parecido a Nokotori, negarse probablemente crearía disputa y acabarían dándose de hostias. Claramente el moreno tendría las de perder. -Tengo algo mejor, cereales de arroz. Nokotori sacó de su chaqueta unas cuantas barritas de unos veinte centímetros y lanzó tres al aire sin mirar hacia donde iban, esperaba que Jin las agarrase sin problema.

Nokotori quitó el envoltorio de aquel aperitivo lentamente. Miraba con ansía como destapaba el arroz hecho en barrita. Los ojos del moreno se abrieron de par en par y un poco de baba caía por la comisura de sus labios. Aquel hombre hacía tiempo que no comía arroz y le encantaba. Cabe destacar que mucho tiempo sin comer arroz para el espadachín eran dos o tres horas. Abrió el envoltorio hasta la mitad y se lo llevó a la boca. El moreno dio un pequeño bocado a aquella barrita y el sabor de ésta le embriagó. Aquellas barritas eran las mejores que había probado de todas, y se pasó dos semanas comprando de marcas distintas y probándolas. Se podría decir que ya era un experto en aquella comida. Lo masticó lentamente saboreando el trozo que había mordido y tragó con felicidad. A Nokotori le alegraba el día comer un poco de arroz. Podía ser la situación más mala del mundo o estar medio muerto que comiendo arroz iba a estar completamente feliz. Poco después de tragar se llevó a la boca la otra mitad de la barrita. El envoltorio lo metió en el bolsillo derecho de su pantalón y siguió caminando como si nada. No iba a tirar el plástico de aquel aperitivo al suelo. Podrían dar con él con solo eso ya que era uno de los mayores clientes de aquella marca, desde luego era muy cuidadoso.

Por suerte para aquellos dos la isla no era demasiado grande y no iban a tardar demasiado en dar aquel rodeo para despistar a la marina. Iban cerca de la playa para llegar mucho antes y poder ver el barco desde lejos. El moreno entrecerró los ojos y vio un pequeño barco que sin duda era el suyo.
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Invitado el Dom 6 Mar 2016 - 21:05

Jin caminaba tranquilamente junto al moreno mientras dejaba sus manos en los bolsillos. El camino no podía ser muy largo y quizás no les quedaba mucho para llegar. En aquel momento el moreno dijo que tenía cereales de arroz y los lanzó al aire para que el enmascarado los atrapase. Tal vez podían estar envenenados pero como se suele decir “no hay premio sin riesgo”. Ahora estiró la mano despacio para tratar de cogerlas con toda la calma del mundo. Tenían una pinta bastante buena pero lo difícil iba a ser comérselas con la máscara. Seguro que algo se le ocurría. Su mente perfecta era buena para aquellas cosas pero ahora tenía que centrarse en cogerlas.

Cuando estaban a punto de ser suyas el jodido tigre saltó a una velocidad impresionante y abrió la boca comiéndoselas enteras. Ni siquiera les había quitado el envoltorio. La bestia empezó a tragar mientras el asesino alzaba una ceja mirándola. A continuación imbuyó su pierna en haki armadura y le pegó una patada en el lomo tirándolo al suelo con violencia. El animal cayó soltando un quejido para después lanzarse a por Jin de forma bestial. El ahora marine sacó su guadaña blanca bloqueando las zarpas del animal y ambos cayeron al suelo empezando a forcejear con fuerza. – Abre la boca, cabrón. – Dijo de repente el asesino metiéndole el jodido puño en las fauces imbuyéndolo en haki. La fiera trató de morderle con fuerza pero sus dientes no podían con la coraza del moreno. Parecía una escena de risa pero siniestra a la vez.

El enmascarado retiró su mano sacando el envoltorio de una de las barritas. Frunció el ceño para después llevarse un zarpazo en el brazo. La sangre comenzó a salir de éste al mismo tiempo que soltaba un quejido de dolor y rodaba a otro lado. Feng a continuación rugió de nuevo y se lanzó a por él tratando de darle un nuevo zarpazo pero esta vez en el pecho. – Tekkai Kempo. – Dijo ahora Jin mientras el animal impactaba su zarpa en su pecho y recibía todo el daño él. La bestia se puso a rugir mirando al enmascarado mientras parecía soltar distintos tipos de gruñidos. – De eso nada, estás castigado, enfermo, payaso, gilipollas. – El felino se relamió preparando para un nuevo ataque mientras que el marine empezaba a imbuirse en llamas por todo el cuerpo. En ese momento el barco se pudo divisar, cosa que hizo al asesino relajarse un poco. – Dejemos la pelea para después, inútil. – Tras decir es el animal le gruñó de forma salvaje y empezó a caminar junto a él rumbo al barco del moreno que había visto todo el espectáculo de aquellos dos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Nokotori Kurodoku el Dom 6 Mar 2016 - 22:01

El espadachín presenció una pelea bastante rara entre Jin y su tigre, Feng. Lo cierto es que el motivo de la pelea era porque el animal se había comido las tres barritas y Jin se había cabreado. Pensó que sí se parecían bastante y que él hubiese actuado de la misma forma. La pelea de aquellos dos era una mezcla de comedia y algo siniestro. Sin duda, la escena era más cómica que otra cosa pero había sangre de por medio. Esos dos iban a matar el uno contra el otro. Se supone que eran compañeros pero sus golpes decían todo lo contrario. Tal vez era de esos casos en los que el vínculo era tal que eran capaces de hacerse eso sin mayor importancia.

Jin se fijó al igual que el moreno en que el barco estaba próximo y dejaron de pelear. Era un dú algo extraño. La verdad es que no se esperaba que Jin fuese así y menos aún desde la pelea que tuvieron contra él. Podría estar loco y ser un maldito asesino pero el hecho de que era una persona no se lo quitaba nadie.

Poco a poco se iban acercando al barco, lo cierto es que no sabía que iba a hacer Jin, pero algo le decía al espadachín que iba a subir con él. Una vez que estaban cerca del barco, Nokotori miró a sus alrededores y no pudo ver a ningún marine cerca. Lo que sí pudo ver son sus barcos anclados en el puerto. A Nokotori se le ocurrió una idea bastante bonita en su cabeza. En el puerto había unas cuantas antorchas prendidas que aún no habían sido apagadas. Acababa de amanecer y era normal. El moreno sonrió de manera siniestra y soltó una risita bastante peculiar que daba algo de grima. Agarró una de las antorchas y se acercó al barco más grande de la marina. Una vez que estuvo frente al barco lanzó la antorcha con fuerza y ésta rápidamente prendió las velas y una cuerda que había ahí. Poco a poco empezó a arder el barco para después hacerlo con más intensidad. El moreno estaba malditamente loco y empezó a reír como nunca. -Eso por dar por culo viniendo.-

Nokotori se dirigió hacia su barco dejando a su espalda el enorme buque de la marina ardiendo. Era una escena bastante bonita. Subió a bordo del barco y miró a Jin a los ojos. -Estoy seguro de que quieres venir conmigo, no te cortes.- El espadachín sabía perfectamente que Jin lo había seguido para aprovecharse e irse con él en el barco. Dios sabrá cómo había venido aquel hombre, pero conociéndolo era capaz de haberlo hecho remando en un bote. Una vez que los dos estuviesen sobre el barco el moreno desplegó las velas y la nave empezó a moverse. Lo cierto es que estaba cogiéndole bastante el manejo a eso de navegar, no se le daba del todo mal. No sabía dónde iban a ir a parar pero era algo que al espadachín le gustaba, llegar donde su destino quisiese.
avatar
Nokotori Kurodoku

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 06/01/2016
Edad : 23
Localización : La casa abandonada más próxima a tu posición

Hoja de personaje
Nivel:
56/150  (56/150)
Experiencia:
69615/790000  (69615/790000)
Berries: 183.210.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro Predestinado. [Jin Surfer- Nokotori]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.