Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (6917)
 
Nocturne93 (5096)
 
Lion L. Kai (3024)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Simo (2025)
 
Drake Lobo Ártico (2005)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Erin Reeve el Lun 15 Ago 2016 - 0:26

La noche ya había caído sobre la cabeza de la pelirrosa. Se encontraba en un barco directo hacia Casino Island, lugar en el que había conseguido un pequeño espacio para una nueva sucursal. Uno de los dueños de un casino le había ofrecido un gran cuarto para poder instalar allí lo que necesitase. Eran negocios lo que movía a la dama, poder ampliar un poquito más su agencia y llegar a más personas. Descubrir asesinos, encarcelarlos... Sí, era aquello por lo que había creado su empresa, ¿verdad? "Hacer el bien", como algunos llamarían de forma pretenciosa a su causa. Estaba lejos de la realidad. Ella no consideraba que hiciese algo "bueno", simplemente hacía lo que creía correcto, lo que le gustaba. Simplemente prefería no añadir etiquetas innecesarias.

Finalmente atracó en puerto y se bajó del barco de su agencia. Vestía una minifalda negra y ajustada, botas de tacones, camisa blanca, chaqueta negra y una corbata de color rojo oscuro; carmesí tal vez. Su cabello, suelto, caía por su espalda aunque algunos mechones, los cuales se encontraban a ambos lados de la cara, se dejaban posar en sus hombros. Observó velozmente la actividad nocturna que había en una isla como esa. Era de esperar. Mucha diversión para adultos y mucho turismo... Se podrían beneficiar de eso durante días, cabe destacar, si no cerrasen nunca. Una pena que no lo permitan.

Comenzó a caminar entre la multitud, agarrando con fuerza su maletín de terciopelo. Sus pasos, elegantes, destacaban entre la multitud. Muchos iban vestidos de gala, de una forma arreglada y cuidada, pero parecían divertirse o entretenidos en sus conversaciones; Erin no. Ella llevaba su mirada clavada hacia el frente, decidida a llegar hasta su objetivo. No estaba en esa isla para pasar un buen rato o entretenerse... Ni tan siquiera era de su agrado. De todas formas se detuvo el frente de un enorme casino con el nombre escrito en una enorme señalización de luces: Heaven's Peak. Era llamativo, y tal vez las palmeras luminosas atraían las miradas... Pero tampoco se diferenciaba demasiado de su competencia. La mayoría poseían los mismo elementos en sus métodos de atracción.

Entró en este lugar con paso firme y fue atendida por una empleada que llamó bastante su curiosidad. Parecía una niña de apenas 16 años, vestido ligeramente gótico con un toque de lolita y su cabello, negro, recogido en dos gigantescas coletas que formaban tirabuzones. ¿De verdad trabajaba allí? ¿Era la hija del dueño o algo? Esas eran las preguntas que pasaron por la mente de la pelirrosa pero no le importaba demasiado. Información banal y absurda. Fue llevada por esa dama hasta la oficina de un hombre algo mayor, de cabello gris y algo de barba. - Bienvenida, señorita Erin... - Comentó él.

- Gracias. - Asintió ligeramente mientras tomaba asiento y la menor los abandonaba. Estuvieron hablando un rato acerca de aquel cuarto. Al parecer contaba con una habitación al lado y una puerta que facilitaba su acceso. Justo en el instante en el que estaban hablando del alquiler que pagarían para poder mantenerla las luces parpadearon y se escuchó el grito de una mujer. Se levantaron con velocidad y corrieron hacia el salón principal del casino; la procedencia del chillido. Allí vieron a un hombre en mitad del suelo con una lanza clavada en su corazón. - ¿Qué...? - Se preguntó a sí misma y se acercó al cuerpo, tocando el cuello por encima de sus guantes para no manchar posibles pruebas. - Muerto. - Sacó de su bolsillo un pequeño dispositivo y pulsó un botón. Miró de reojo hacia el mayor. - En breves llegarán unos miembros de mi agencia y nos pondremos a investigar el caso. -
avatar
Erin Reeve
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 31/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Tobías Thorn el Lun 15 Ago 2016 - 2:16

Llegué por la tarde en busca de algo de diversión ya que estaba algo cansado de las misiones de la agencia y necesitaba desconectar un poco de tanto papeleo, infiltraciones y cazas de revolucionarios. Durante mis misiones había ganado algo de dinero y según se contaba por los mares no había otro lugar como éste para perderlo todo y no arrepentirte por ello.

Una embarcación dedicada al transporte exclusivo de turistas con ansias de quemar su dinero me trajo hasta aquí, en el cual había todo tipo de lujos. Para la ocasión había dejado a mi cuervo en la base y vestido para la ocasión. Mi ropa era buena para cumplir mi trabajo con comodidad, pero había decidido cambiar el look por un traje completamente negro, incluido la camisa y zapatos, combinados con una corbata de un lila bastante llamativo. El pelo lo llevaba suelto como siempre y me dirijí al primer casino que salía en el panfleto que unas lindas azafatas me habían proporcionado.

La tarde fue bastante bien a pesar de que perdí la mitad de lo que llevaba en las cartas y la ruleta, pero mi ánimo no decayó puesto que conocí a una joven pelirroja bastante hermosa. Eran bien conocidas las chicas que trabajaban en estos lugares haciendo de gancho para que no tuvieras ganas de marcharte y por supuesto me dejé querer por un rato hasta que se hizo de noche y ya sólo me quedaban unas monedas. Salí del local con la promesa de que volvería al día siguiente para volver a ver a mi nueva amiga y me dirijí hacia donde me alojaba. En el viaje que había concertado incluía hospedamiento y iba a aprovechar la cama que había pagado.

Caminé tranquilamente bajo la lluvia de luces artificiales que inundaban las calles provenientes de múltiples casinos, y a pesar de que volvía a dormir una nueva azafata volvió a convencerme para que gastase el dinero que quedaba en mis bolsillos. El local tenía un cartel de unas palmeras que parpadeaban con múltiples colores, aunque en poco más me fijé hasta que llegué a unas tragaperras acompañado por la preciosa acompañante. Era una chica rubia vestida con un traje morado bastante provocativo y me llevó hasta lo que ella llamó "mi máquina de la suerte".

Pasaron los minutos y las monedas rápidamente comenzaron a desaparecer y con ella mi bella compañía. Iba a salir del local más pobre aunque algo más relajado, pero el dulce brillo de una moneda perdida hizo que parase. Cogí la única moneda que tenía en ese momento y la metí en "la máquina de la suerte". Tiré de la palanca y la máquina paró en el primer 7, cosa que hizo ponerme tenso ya que en ninguna tirada de las que había hecho había empezado por él y si salían tres era el premio gordo, y para mi sorpresa en lo que pensaba todo eso salió un segundo 7. Por unos instantes el tiempo se ralentizó como si de un combate se tratase y para mi gloria y asombro la máquina comenzó a pararse dejándome ver un tercer 7. Ya estaba parándose y yo listo para gritar de júbilo y seguir la noche, pero de repente un apagón seguido de un chillido desmoró el castillo de naipes que mi suerte representaba. Me quedé allí plantado viendo los sietes ahí plasmados casi en línea. Si te fijabas minuciosamente se podía ver que el último siete no había terminado de llegar a alinearse dejándome bastante enfurecido.

Me daba igual el grito que había escuchado, puesto que lo achaqué a un susto por la pérdida de visión momentánea, pero al comenzar a buscar a alguien que trabajase aquí para quejarme por lo que me había pasado vi un grupo de gente. Mi curiosidad innata me llevó a ver que pasaba y casi prefiero no haber mirado. El trabajo parecía buscarme como un halcón acecha a su presa.

Una joven bastante hermosa se encontraba tomándole el pulso a un hombre clavado al suelo por una lanza y vi innecesario el gesto puesto que era casi imposible sobrevivir a una herida así, además quien quiera que fuese tenía que ser bastante fuerte para haber llevado a cabo tal vileza. La joven pelirrosa habló de una investigación y de su agencia, cosa que me hizo pensar que tal vez fuera incluso miembro del CP, pero había otras varias opciones que barajar. Quizás fuese miembro de otra cosa, pero me llamaba el deber y por eso me presenté.

- Buenas noches, soy el agente Thorn. Si puedo prestar ayuda, diga lo que sea.
avatar
Tobías Thorn
Agente
Agente

Mensajes : 581
Fecha de inscripción : 29/03/2016
Edad : 26
Localización : Cáceres

Hoja de personaje
Nivel:
71/150  (71/150)
Experiencia:
98900/790000  (98900/790000)
Berries: 16.749.250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Erin Reeve el Lun 15 Ago 2016 - 3:10

- Por el calor podría determinar que lleva varios... - Su conversación con el anciano fue interrumpida cuando alguien se acercó para ofrecer su ayuda. Se levantó del suelo.- Mi nombre es Erin Reeve, soy la fundadora de una agencia de detectives. - Se presentó al agente que acababa de acercarse. - En breves llegarán unos miembros de mi agencia para tomar unas fotografías y examinar el cuerpo. Agradecería que esperasen su llegada. Hasta ese momento nadie tiene permitido abandonar la escena. - Dirigió su impasible mirada de nuevo hacia el cuerpo que yacía en el suelo. - Por lo pronto podría decirte que lleva bastante tiempo muerto, no más de un día, pero está frío. Si hubiese muerto recientemente no habría perdido el calor corporal. - Comentó la muchacha. - Te agradecería que mantuvieses a todos los presentes en un cuarto para poder interrogarlos más tarde. -

Erin pasó unos minutos tratando de buscar alguna prueba pero no había nada. Por otro lado, el lanza que habían usado, no pertenecía a aquella isla. Había algunas marcas grabadas en esta pero desconocía el significado que podían tener. De todas formas llegó un hombre vestido de negro y con gafas de Sol al lugar. Tras él entraron cuatro robots en forma de oso que comenzaron a precintar la zona del crimen, manteniendo a los sospechosos y ciudadanos lejos del cuerpo pero sin sacar a los primeros del casino. Las pequeñas creaciones en forma de animal tomaron fotos del cuerpo y de la escena en general para poder analizarlas más tarde. - Señorita Erin. - Dijo el hombre. - Si me lo permite, cuando termine aquí, analizaré el cuerpo. Delante del casino tengo la furgoneta-laboratorio. La hemos transportado en uno de nuestros barcos. - Comentó él, a lo que Erin asintió.

- Está bien. Espere un momento, en breves le dejaré el cuerpo. - El cuerpo ha aparecido de la nada, la sangre ya está seca, está frío... Y no he escuchado ningún golpe. Debo interrogar a los sospechosos... Daré con el asesino, pero me va a llevar un rato. Está claro que no lo mataron aquí, pero debe de haber alguna prueba que lo demuestre. Algo más allá de las que ya tengo. - Pensó para sus adentros, volviendo a agacharse frente al cuerpo. Pasó su mano por debajo del labio del muchacho y notó cómo había un líquido en él. - ¿Y esto...? Analiza el cuerpo ahora, sobretodo el labio y la zona inferior. Hay un líquido sospechoso. Avísame cuando tengas la información. -

Tras aquello se acercó a Thorn. - Mantendrán el cuerpo en la furgoneta, puedes revisarlo cuando quieras. En mi agencia disponemos de un departamento que se encarga de analizar los cuerpos muertos, las marcas en estos, buscar pruebas, determinar la causa de la muerte y demás. No sé si sabes cómo funciona esto... - Llevó uno de sus dedos frente a sus propios labios, pensativa. - Estoy segura de que debe haber algo aquí que demuestre que no ha muerto en el lugar en el que ha sido encontrado. Por ahora he comprobado que estaba frío, la sangre seca y no hay manchas en la alfombra. Pero si no fue aquí, ¿dónde? - En parte se lo decía al agente pero también estaba pensando en voz alta para sí misma.
avatar
Erin Reeve
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 31/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Tobías Thorn el Lun 15 Ago 2016 - 19:45

Llamé la atención de la joven pelirrosa cortando así su conversación con un señor mayor bastante elegante con pinta de ser uno de los que manejaban el cotarro por aquí la cual se presentó como Erin Reeve, dueña de una agencia de investigación. No me sonaba su nombre ni nada por estilo, pero al menos ya sabía a qué se dedicaba. Hablaba de que miembros de su agencia vendrían para coger pruebas y demás, aunque también mencionó que nadie podía abandonar la escena. La joven hablaba con autoridad dando órdenes, como si estuviese acostumbrada a hacerlo y que nadie dudase en acatarlas. Tenía el típico carácter potente que solían tener los lideres y no pude evitar pensar lo duro que tenía que ser estar en su posición. Seguramente por su edad y aspecto no la tomaban wen serio, por no mencionar el handicap de este mundo machista.

- No se preocupe señorita Reeve. No dejaré que nadie se mueva ni un ápice.

No hizo señas de haberme escuchado puesto que se volvió hacia el cadáver y comenzó a hablar sobre su estado. Nunca antes me había parado a diagnosticar así un muerto e intentar resolver la encógnita que lo envolvía, si no que a mí más bien me mandaban un objetivo concreto para eliminarlo. Eran las dos caras de una moneda, ya que sin el trabajo que estaba realizando la muchacha nosotros no sabríamos a quien perseguir y nosotros poníamos las habilidades y cualidades para capturar o acabar con quien había sido.

- Buscaré un lugar adecuado para mantenerlos juntos. - respondí ante sus últimas palabras.

La joven parecía inmersa en las escena del crimen y se fijaba pulcramente en cada detalle del arma que atravesaba el corazón del hombre. Sus palabras me habían hecho pensar que si el tipo no había muerto aquí recientemente alguien lo tenía que haber traído y eso parecía muy complicado de hacer, ya que tendría que haber entrado con el muerto y con el gran arma sin que le viesen y tendría que haber sido muy rápido para montar la escena en el poco tiempo que había durado el apagón. Varias opciones recorrían mi cabeza, pero la gente comenzaba a inquietarse recordándome mi propósito.

- Dígame señor. ¿Cuál sería el mejor lugar lara meter a toda esta gente sin que nadie se pueda marchar. - dije dirigiéndome al hombre con pinta de mandar. El tipo parecía titubear y miró de reojo a la pelirrosa durante unos segundos.

- Hay un sitio... Pero no se puede usar. - parecía que se le había ocurrido algún sitio el cual concernía a la joven por como la miró y eso hizo que se me cambiara la cara.

Tenía pensado con amenazarle y que se dejase de tonterías, pero el tipo reaccionó a tiempo. No sabía si por mi cara o porqué, pero justo fue en el mismo momento que entró un tipo con gafas de sol seguido de cuatro ositos autómatas. - ¿Estos son los miembros de su organización? - pensé mientras me giraba a escuchar al dueño que volvió a hablar. Si se hubiese callado me hubiese olvidado de él por la curiosidad que sentía por los ositos que comenzaron a hacer fotos, pero el tipo se hizo presente de nuevo para mí.

- No hay ningún sitio en el que entre tanta gente, pero podríamos cerrar las dos puertas que hay en el salón y poner guardias en ellas.

- De acuerdo, encárgate de poner a cuatro de tus mejores hombres. Dos en cada puerta.

Tras decir eso me acerqué a Erin que por casualidad ella también se acercó a mí. Fue una bonita sincronización, pero abstuve a hacer comentario alguno por lo seria que parecía la chica. Me dijo que se llevaban el cadáver para analizarlo, lo cual no discutí porque no entendía sobre el tema como bien parecía intuir la joven, asique la seguí que dejase hablando. Por unos instantes durante la conversación con la joven parecía que había dejado de hablarme para hablarse. Era una peculiaridad bastante extraña, pero no era quien para analizarla asique la dejé seguir hablando hasta que terminó con una pregunta que parecía dirigida a cualquiera que la escuchase.

- ¿Y si lo han tirado desde ahí arriba? - pregunté a la joven mientras señalaba con el dedo una especie de segunda planta que parecía reservada para los VIP, aunque estaba vacía y a oscuras como si hoy no la hubiesen usado. - ¿Ha habido algún problema en esa zona?. - pregunté esta vez al que parecía el dueño. Sin importar su respuesta me durigí por última vez a Erin otra vez. - ¿Quieres que suba a mirar? Tardo un instante en hacerlo.
avatar
Tobías Thorn
Agente
Agente

Mensajes : 581
Fecha de inscripción : 29/03/2016
Edad : 26
Localización : Cáceres

Hoja de personaje
Nivel:
71/150  (71/150)
Experiencia:
98900/790000  (98900/790000)
Berries: 16.749.250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Erin Reeve el Mar 16 Ago 2016 - 8:12

- Por supuesto, si es tan amable de subir a investigar... - Dijo en un tono algo pensativo que irrumpía la impasibilidad que había demostrado hasta ahora. - Si es posible, que le acompañe uno de los robots fotógrafos. Si encuentra algo que parezca sospechoso, dígaselo al oso y este le tomará fotografías. Así podremos analizarlas con detalle más tarde. - En ese momento, uno de los autómatas se acercó a ellos con una cámara en la mano. - Buscaré alguna pista más por aquí hasta que terminen de comprobar el cuerpo. Ah, y una última cosa... Puede que parezca algo infantil el aspecto de los robots, pero no podíamos crear grandes cantidades de androides similares a un humano para cubrir la necesidad de empleados por lo que optamos por este diseño. - Tras hacer aquel comentario volvió a acercarse a la zona en la que se encontraba el cuerpo anteriormente.

Se agachó nuevamente. Habían marcado la zona en la que se encontraba el cadáver con una cinta blanca. Erin pasó su mano, aún cubierta por el guante, sobre la alfombra. - Nada, no se ve ni enrojecida siquiera... Y los barracones... - Miró de reojo hacia la zona de arriba. - No lo tiraron. No se escuchó ningún golpe. Tuvo que ser otra cosa. - Según avanzaba sentía que todo tenía menos sentido. Estaba totalmente segura de que tendría que haber una forma de provocar todo aquello, el problema era encontrarla.

Pasaron unos minutos y ella seguía en su mundo... Pero por fin volvió el guardia con gafas de Sol junto a su posición. - Señorita Erin, hemos encontrado algo que podría ser de su interés. - La muchacha se levantó y asintió, saliendo del casino hasta llegar a la furgoneta. Allí había dos mujeres con bata blanca y el cuerpo estaba tumbado sobre una camilla.

- Debe ver esto... Es interesante... - Habló una de ellas. - Había cantarella mezclada con agua en sus labios. Es muy posible que haya muerto por eso y no por la lanza... ¡Ah, antes de que se me olvide! El individuo es Lucca Borgia y, según nuestra base de datos, tiene muchas deudas por juegos de azar.   - La mujer le dio un papel a Erin con toda la información proporcionada en ese instante. - Aún no hemos podido determinar cuándo ha muerto, pero es un avance importante. -

- De acuerdo, gracias. Volveré al interior. - Erin se mostraba tan seria como siempre. Volvió a entrar en el casino, mirando fijamente hacia el techo. Estaban avanzando muy rápido, pero algo le decía que se avecinaba una estancada. Estaba acostumbrada a llevar casos difíciles y aparentemente imposible, aquel no era más que otro día en su rutina, pero siempre había un punto en el que todo se detenía hasta encontrar una pista... Menos obvia que el resto, por decirlo así. Lo que acaban de hacer no era más que ver la superficie del asesinato, quedaba profundizar. Hablar con los sospechosos, con esas personas que estaban allí cuando apareció el cuerpo. Comprobar la relación con la víctima y el motivo por el que pudo matarlo... Es decir, la parte más tediosa y complicada; se debe prestar atención a lo que dicen para que no mientan en la cara.

Esperó allí a que la persona que la estaba ayudando regresase de investigar la zona superior antes de ir a hablar con las personas. Prefería tener todas las cartas sobre la mesa antes de nada. De todas formas leyó con detenimiento el informe que disponía. Entonces, si ya estaba muerto, ¿por qué atravesar su torso con una lanza? ¿Por qué algo tan complicado y pesado...? ¿Tendrá algún motivo, simbolismo que aún no entienden?
avatar
Erin Reeve
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 31/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Tobías Thorn el Jue 18 Ago 2016 - 0:09

- Está cerrado por una avería en las tuberías. Los fontaneros estuvieron hoy al mediodía, pero hasta dentro de uno o dos días no terminarán.

La respuesta del hombre me hizo pensar que era buen sitio para haber lanzado el cadáver y cuadrar con mi teoría, aunque pasé del hombre y esperé a escuchar la respuesta de la pelirrosa. Al parecer a la señorita Reeve no le pareció mala idea que subiese a hechar un vistazo, pero me dijo que si podía llevarme a uno de aquellos ositos con cámara. Según la joven sólo tenía que señalarle al osito las cosas que me llamasen la atención y él solito se encargaba. Lo cierto es que parecían unos aparatos bastante curiosos y no me hubiese importado ver uno por dentro, pero dudaba que a Erin le hiciese mucha gracia que tratase sus robots como juguetes, aunque rápidamente se me pasó de la cabeza puesto que volvió a hablar.

Explicó el porqué del aspecto de aquellos robots y la verdad es que nunca me había planteado los costes de crear una máquina así, aunque imaginé que no sería barato. Tras dirigirse esa última vez a mí, volvió de nuevo a inspeccionar el lugar donde antes estaba el cadáver. Parecía una joven bastante minuciosa en lo que hacía y eso es algo digno de reseñar, pero pasé de tardar más tiempo pensando en tonterías y me puse a intentar ayudar de alguna manera. Agarré al osito que se había acercado a nosotros apoyándolo en mi hombro como un saco de patatas y subí saltando por el cielo. Seguramente fuese un espectáculo digno de ver como subía hasta la segunda planta usando el Geppou, ya que quien no lo hubiese visto antes pensaría que estaba volando u algo así.

Llegué hasta la barandilla y posé al osito en el suelo rezando por no habérmelo cargado en el viaje. No tenía ganas de pagar su avería, pero parecía que funcionaba bien asique me puse a investigar. De lo primero que me percaté fue del horrible olor a mierda que hizo creerme la versión del hombre trajeado. Andé con paso lento fijándome en cada detalle una vez que encontré la luz, aunque mi paseo por la estancia no fue fructífero puesto que no encontré nada digno de reseñar. Estaba casi todo impoluto a excepción de una zona donde habían picado la pared y tenían una tubería descubierta a la cual le faltaba un cacho. Habían recogido todo y la única seña de su paso era el agujero. Se notaba que pagaban bien a la limpieza, pues normalmente cualquier obra genera suciedad y allí no había ninguna. No sabía si aquello era digno de ser fotografiado por el osito, pero igualmente le señalé el lugar para que tomase alguna foto ya que tampoco quería bajar de vacío. Puede que no valiese para nada a excepción de prueba del que el trajeado no mentía, pero así la joven tendría una prueba de ello por si no valía mi palabra. Ya comenzaba a irme cuando vi una especie de reflejo detrás de una papelera. Aparté dicho objeto y pude ver una especie de binoculares bastante curiosos. Varias rueditas se podían vislumbrar cerca de las lentes por lo que supuse que valdrían para aumentar o alejar lo que mirabas, aunque también podría ser para cualquier otra cosa. Mejor que el osito tomase una foto de donde se encontraba, puesto que era raro dado a la limpieza del lugar que eso se hubiese quedado atrás y por eso pensaba que tenía que habérselos dejado alguien después de haber limpiado. Quizás no fuese nada, pero mejor dárselo a Erin y que lo analizase su equipo. Como no quería tocarlo con las manos puesto que me había fijado en que la pelirrosa llevaba guantes, cogí un mantel de una mesa y envolví los anteojos en él después de haberlo fotografiado el osito. Me daba miedo romper cualquiera de las cosas si intentaba bajar como había subido asique busqué la salida normal y bajé por las escaleras para encontrarme con Erin.

Le daba vueltas a la situación y no encontraba ningún sentido el dejar un cadáver a la vista, a no ser que sea para dejar un mensaje, pero sin más datos no podía dilucidar nada. Entré en el salón tras hablar con los guardias en las puertas y fui directo hacia la señorita Reeve.

- Ya estoy de vuelta de mi paseo. No he visto nada a excepción de lo que hay aquí. - dije mientras le daba el improvisado saco que había hecho con el mantel. - No es gran cosa, pero es lo único que había aparte de una tubería rota y un hedor repugnante.

Nunca antes había tomado una investigación de esta manera ya que normalmente hacía de brazo armado y no el que recababa la información y por ello me sentía algo inútil en esta situación. Por lo menos a la joven pelirrosa parecía dársele bien este tipo de cosas, asique me limitaría a ayudarla en lo que pudiese.
avatar
Tobías Thorn
Agente
Agente

Mensajes : 581
Fecha de inscripción : 29/03/2016
Edad : 26
Localización : Cáceres

Hoja de personaje
Nivel:
71/150  (71/150)
Experiencia:
98900/790000  (98900/790000)
Berries: 16.749.250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Asesinato entre el sonido de las tragaperras ~ Pasado /Privado de Erin Reeve y Tobías Thorn ~

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.