Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7154)
 
Nocturne93 (5170)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2134)
 
Drake Lobo Ártico (2057)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

(Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Lun 29 Ago 2016 - 5:28

La joven albina tarareaba una pequeña canción mientras miraba por la ventanilla de aquella lujosa habitación. Últimamente, la peliblanca tenía mucho tiempo libre desde que entró a la academia. Dado que ella aún no era miembro oficial, tenía horarios más flexibles que el resto de los agentes, tiempo que ocupaba para entrenar, investigar sobre DEVIL o simplemente cantar y tocar la guitarra. Desde que descubrió sus dotes en baterilla, la joven se interesó mucho en el mundo de la música. Nunca había tenido un hobby para ella misma, por lo que le dio una bienvenida cálida a ese cambio. Quien sabe, tal vez en un futuro podría dedicarse de lleno a ese mundo, como trabajo secundario fuera de lo que hacía en el gobierno.

Quitando eso de lado, la joven ahora se encontraba en un cuarto enorme y de lujo en uno e los mejores hoteles de Kyuuka. ¿Razón de aquello? Simplemente el gobierno les había dado vacaciones pagadas, por dos días, a los agentes que no superaban el rango CP3... ¿O era 4? Como sea, la joven no podía quejarse de todo ese trato, tan poco le importaba buscarle una razón a la manera bizarra de operar a los de arriba; era lo mejor para su salud mental. Volviendo al caso, habían múltiples destinos elegibles para los agentes. Alice se decidió por ir a la famosa isla Kyuuka. ¿Razón? Simplemente, encontraba fascinante que existiese una isla orientada a las vacaciones, y eso la peliblanca lo tenía que ver con sus propios ojos.

Lo único malo de todo, es que tendría que compartir cuarto con los agentes que llegasen. Aunque, viéndolo de otro modo, la habitación era lo suficientemente espacioso para, por lo menos, unas cuatro personas. De todas formas, el tiempo plazo para que llegasen los que escogieron la isla, se estaba acabando. Era una lástima, Alice le hubiera encantado tener compañía; la soledad es una de las cosas que más detesta.

Alice giró levemente el rostro y miró el reloj que estaba colgado en la pared que tenía en frente. Eran las once de la mañana, en treinta minutos se terminaría el ingreso en recepción. Un puchero apareció en el rostro de la peliblanca mientras pensaba en lo que podía hacer para matar el tiempo.

Un bombillo mental se le prendió de la nada. Dejó de mirar por la ventanilla y sacó cierto objeto debajo de la enorme cama. Se trataba de un estuche grande, y dentro se hallaba una nueva y reluciente guitarra. La compró hace un par de semanas para poder practicar, y había mejorado bastante con respecto a lo sucedido en baterilla. Tomó el instrumento, colocó los dedos en las cuerdas, cerró los ojos, suspiró y empezó a tocar, a la vez cantaba para acompañar el ritmo.



Cuando terminó, dejó la guitarra a un lado y sonrío ampliamente. Haber tocado de esa forma, además de cantar, fue un buen relajante para calmar los nervios...
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Lun 29 Ago 2016 - 17:59

¿Vacaciones pagadas? Definitivamente a los de arriba se les había ido la pinza. Con la de cosas que podríamos estar haciendo para intentar arreglar el embrollo del North, y nos mandan dos días de vacaciones al lugar que prefiramos... Aunque claro, había oído rumores de que en realidad todo era una operación encubierta. Los detalles no estaban claros, había quien decía que era para pillar a un topo, quienes afirmaban que era simple mantenimiento, y quien aseguraba que los propios corruptos de dentro aprovecharían para hacer sus trámites. En lo que coincidían todos era que fuera lo que fuera, necesitaban a la gente de rango bajo lejos y sin molestar.

Bueno, podría haberme quedado a investigar, pero no creo que tuvieran en alta estima que alguien como yo metiese sus narices en asuntos confidenciales. Así que no me quedaba más remedio que resignarme y tratar al menos de disfrutar de la ocasión. Hacía tiempo que no iba a mojarme un poco en una playa o piscina, y me ayudaría a desestresarme un poco, así que elegí la mejor isla para ello: Kyuuka, la isla "vacacional."

Creo que fui la última en llegar, de los pocos agentes que elegimos pasar el fin de semana allí. O por lo menos no me encontré con nadie más detrás de mí. Tras despachar el papeleo de la recepción, me dirigí al cuarto que me habían asignado: compartiría habitación con una tal Alice, nombre que no me sonaba demasiado.

Mientras me acercaba, pude escuchar el inconfundible sonido de una guitarra proveniente de las vecindades, así como una bella voz cantando. Cual no fue mi sorpresa cuando, siguiendo aquel sonido, descubrí que provenía de mi habitación. Esperé hasta que la mujer dentro terminara su pieza, no quería interrumpirla de forma incómoda, y luego procedí a entrar con cautela y una sonrisa en la cara. En cuanto hube soltado mis maletas al lado de la cama doble, decidí ofrecer un apretón de manos amistoso a la peliblanca que sujetaba la guitarra.

- Esto... Alice-chan, ¿verdad? Soy Alexandra, pero puedes llamarme Alex. Seré tu compañera de cuarto estos días.

Estaba radiante e impaciente por conocer mejor a aquella chica. ¿Porqué no había oído hablar antes de ella? Cuando estuve de secretaria haciendo papeleo de la Agencia pasaron muchos informes por mis manos, y me aseguré de memorizar los nombres y caras de aquellos agentes que me parecieron interesantes. Pero si no recordaba a Alice, significaba una de tres cosas: O era una novata y no había realizado nada importante cuando trabajé en aquel departamento, o me había olvidado de ella, o la había visto pero no la había considerado "interesante." Y creo que puedo descartar las dos últimas opciones, viendo lo hermosa que era y el talento musical que tenía.

- Esa canción de antes... eras tú, ¿no? Pude escuchar el final, ¡y déjame decirte que me ha encantado! ¿Es composición tuya?

Ah, mierda. Me estaba empezando a sobreexcitar otra vez. La anticipación de conocer a alguien nuevo con tantas papeletas para caerme bien era peligrosa, y si no me controlaba acabaría sofocándola a preguntas. Además, algo en mi interior me decía que era una buena persona, y no solía fallar con esas corazonadas, así que más razones para querer ahondar en nuestra relación de compañeras.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Mar 30 Ago 2016 - 7:16

Al terminar de cantar, la joven bostezó y dejó la guitarra a un lado... O eso planeaba hacer. Alice estaba tan perdida en su mundo, que no se dio cuenta de la nueva presencia hasta que ésta le hablo. Tal fue su sorpresa y susto, que accidentalmente se golpeó fuertemente en la cabeza con el clavijero de la guitarra. Pequeñas lágrimas amenazaron con salir de su rostro, pero logró contenerlas a tiempo. Usando su mano libre, se masajeó levemente el sector golpeado para apaciguar el dolor provocado por la guitarra. Era en ocasiones como aquellas que la joven se consideraba afortunada por tener altos conocimientos médicos. En fin, una vez que se alivió el dolor lo suficiente para no molestarle, miró hacia arriba para poder ver a la persona que le tomó por sorpresa.

El primer pensamiento que cruzó por su mente fue que la joven que estaba de pie era hermosa. Aquellos ojos rojizos y cabellos del mismo tono le daban un tono algo exótico... Pero no fue eso lo que causo mayor impacto. Si no fuera porque conocía a ciertas personas, la albina hubiera jurado que la mujer se parecía a una versión femenina de Eichi. Ese pensamiento causó que una risa pequeña escapara de sus labios, pero pudo controlarlo a los segundos después. Aunque... algo en su interior le decía que algo estaba mal con la apariencia de la pelirroja. De todas formas, no iba a seguir pensando en eso; puede que solo haya sido su paranoia la que le estaba jugando una mala pasada.

Alice se levantó con toda la dignidad del mundo al escuchar presentación de Alex... O la que podía conjurar luego de aquello. Enserio, haberse quedado en silencio mientras analizaba a la mujer, juntando el golpe que se dio con la guitarra (aun le dolía), fue algo que daba una mala impresión. De todas formas, la joven no se iba a quedar tranquila, e intentaría salvar la situación como pudiese. No podría llamarse una Branwen, de lo contrario.

Alice Branwen, un placer Lexy-chan, pero puedes llamarme como desees – dijo la joven mientras le dedicaba una dulce y amable sonrisa a la pelirroja, al tiempo que estrechaba su mano. Si, había escogido otro mote para su compañera de cuarto. ¿Razón? Simplemente le parecía muy repetitivo, y cosas como esas no le gustaban la futura agente.

La peliblanca parpadeó al contacto de ambas manos. Sintió... ¿Familiaridad? ¿Calor? Era algo que la joven no podía describir, pero definitivamente le gustaba esa sensación. Al cabo de unos segundos, soltó la mano de Lexy y le miró fijamente a los ojos; durante ese tiempo su sonrisa no había desaparecido. El hielo fue roto por la pelirroja, y no pudo evitar que su sonrisa de alargara y que sus ojos como zafiro empezasen a brillar.

Ah, no. Fue una canción que escuché el otro día y pensé en recrearla. Aunque espero algún día hacer una composición propia. Por cierto, ¿te gusta la música?

Fue luego de esa pregunta, y del tono excitante que usaba, que se dio cuenta de lo estúpida que sonaba. Obviamente le iba gustar, sino, no hubiera dicho que le gustó eso que hizo. Se llevó una mano a la mejilla mientras que un pequeño rubor adornó sus mejillas. Lo había hecho de nuevo, y justo cuando ella pensaba que había superado esa frase.

Lo siento, tiendo a hablar mucho cuando me excito demasiado – se excusó la albina; el sonrojo aún no había desaparecido. De todas formas, quitando el bochorno que sentía, la joven tenía el presentimiento que se llevaría muy bien con la pelirroja...

Y si, tenía que ver con el cabello. Siempre terminaba congeniando mejor con personas de cabello rojo y albino. La joven se contuvo las ganas de maldecir a Eichi y a Irene por pegarle esa manía. Si no fuera por el cariño, respeto y amor que sentía hacia esos dos, probablemente lo hubiera hecho hace tiempo...
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Mar 30 Ago 2016 - 13:13

Alice confirmó que aún no había compuesto nada propio, y que solamente había tocado algo que escuchó con anterioridad. Aunque me habría parecido una dulce sorpresa que fuera la creadora de aquella pieza, no le dí menos importancia al esfuerzo invertido en la imitación. Al fin y al cabo tampoco podía juzgarla demasiado, yo misma dedicaba gran parte de mi carrera musical a los remixes, con escasas piezas originales.

Cuando me preguntó si me gustaba la música, parpadeé con sorpresa y se me escapó una corta carcajada, mientras señalaba con el pulgar hacia mi espalda. Apoyado en la pared estaba el enorme estuche en el que había traído mi propio bajo, aunque tal vez se hubiera camuflado entre el resto de las maletas.

- Tranquila, te entiendo perfectamente. - Dije de forma tranquilizadora cuando la peliblanca pareció ponerse nerviosa. Vaya, estaba teniendo un pequeño déjà vu... La forma de ser de Alice me recordaba a alguien, aunque en ese momento no caía en quién exactamente. - Me pasa igual, así que si ves que me estoy pasando no dudes en interrumpirme.

Dicho eso, adopté una expresión de pensamiento. Tras unos segundos de meditación, le propuse algo a la albina:

- Al entrar al complejo me pareció ver un anuncio, algo sobre un concurso de talentos que se celebra mañana. ¿Tenías pensado participar?

Si me decía que no, pues una pena pero tampoco era el fin del mundo. Y si me decía que sí, le propondría que fuéramos juntas. De todas formas, y dijera lo que dijera, yo tenía ganas de meterme en el agua de una puñetera vez. No me había puesto el maquillaje especialmente resistente a mojadas para nada. Ya habría tiempo de hablar sobre el concurso más tarde.

- Dios, Señor Bendito... Si me hubieran dicho que iba a hacer tanto calor me traía un ventilador también... - Murmuré para mis adentros, finalizando con un suspiro. - Creo que voy un rato a la piscina. Ya que se molestaron en pagarnos la estancia, ¿qué menos que disfrutarla, no? - Sonriendo, procedí a quitarme la ropa.

No tenía demasiados escrúpulos sobre si Alice me veía desnuda, al fin y al cabo yo no tenía nada que ella no hubiera visto en su propio cuerpo antes. Avergonzarme habría sido igual que sentir pudor en un baño público. En pocos minutos, estaba de pie sonriendo y luciendo un bikini nuevo que había pedido por correo semanas antes. "Por fin podré estrenarlo." Pensé con alegría.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Miér 31 Ago 2016 - 5:01

Las palabras de la pelirroja calmaron a la albina. Un suspiro de alivio escapó de los labios de la peliblanca; de alguna forma había logrado salvar la situación. Alice miró fijamente como Lexy se ponía ... ¿Pensativa? O al menos así parecía a los ojos de la mujer. Frunció el ceño un poco y se dispuso a preguntarle lo que pasaba, pero no hubo necesidad de aquello. La joven arqueó una ceja al escuchar las palabras de la agente y se quedó pensativa durante algunos segundos. Ciertamente había visto el anuncio en la recepción del hotel, pero no le dio mayor importancia. Alice creía que iba a estar sola en Kyuuka, por lo que, en su opinión, hubiera sido aburrido participar sola. Ahora que tenía a una acompañante, debería replantearse aquello. Por lo poco que pudo observar, el concurso no tenía máximo por entrada. Es decir, podías participar en solitario, dobles, tríos, bandas, etc.

Creo que participaré, aunque no tengo nada pensado – dijo la peliblanca mientras se ponía una mano en la mejilla. Luego de escuchar proposición de Alex, la chica sonrío dulcemente. – Claro, realmente no me hubiera gustado ir sola – finalizó la chica.

Dicho eso, Alice abrió su maletero, no sin antes guardar su guitarra en uno de los estuches. Tenía pensado meterse al agua si no llegaba nadie, por lo que ahora debería alterar su planes un poco. Alex dijo que iría a la piscina; eso entrará bien en su planificación del día.

El sonido de ropa caer le distrajo. Al mirar, notó que se trataba de la pelirroja quien se estaba despojando de sus prendas. Inmediatamente, Alice se dio la vuelta y enfocó su atención en su maleta. No le malentiendan, ella no sentía ningún pudor en situaciones así. La cosa era que Lexy era una mujer muy hermosa, y debido a su orientación sexual, tendía a reaccionar un poco al ver a alguien desnuda(o), aunque por lo general se le pasaba rápido.

En silencio, sacó se despojó de sus ropas, quedando solo en bragas. Le era difícil encontrar ropa interior o bikinis que le quedaran bien, todo por culpa de sus generosos atributos. Habían muy pocas prendas que le quedaran bien, aunque no se quejaba del todo. Tenía la excusa perfecta para ir de compras cuando quisiese debido a eso.

A veces odio estas cosas – se lamentó la albina mientras se tocaba sus atributos frontales. No era solo por la poca ropa interior que podía encontrar, sino que además era por los dolores de espalda que sufría en algunas ocasiones; eso si que era molesto.

Se retiró el resto de su ropa interior, tomó el bikini y se dirigió al espejo. Primero se colocó la parte baja y luego se amarró la superior. Se echó una rápida mirada al espejo, dio un giro en trecientos sesenta grados y sonrió con satisfacción. Alice no era vanidosa, para nada, pero ella debía admitir que se veía bien en aquel bikini celeste, además era justo de su talla. Se colocó una polera blanca ajustada y unos shorts azules que le llegaban a la cintura. Para terminar, tomó un listó morado y se ató su cabello como la nieve en una cola de caballo. Asintió satisfecha, tomó su bolso de playa y luego se dirigió a la pelirroja.

¿Vamos? – Alice estaba ansiosa por ir. Hace tiempo que no se bañaba una piscina, y si bien ella era una usuaria, debía suponer que no pasaría nada si se mantenían solo por algunos minutos en el agua, y tampoco podía estar segura del todo. El agua dulce tenía un efecto distinto que la salada, después de todo.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Miér 31 Ago 2016 - 5:36

- ¡Wooooow, ese tono te sienta genial! - Exclamé al ver el bañador de Alice. Tenía la boca abierta por la sorpresa, realmente me parecía increíble que algo tan simple pudiera verse tan bien. - Realza tu hermoso cabello, y se ajusta a esa figura de escándalo que tienes. - La miré de arriba a abajo, dando mi veredicto de mujer. - Te oí quejarte sobre estas, pero el día que te vayas a quitar un poco avísame para coger las sobras. - Eso último lo dije señalando disimuladamente el pecho de la albina, y fingiendo tristeza de forma muy obvia. Estaba bromeando acerca de mi propio tamaño pectoral, que no desagradecería un poco de masa extra.

Hecha la broma y roto el hielo, cogí un bolsito con un par de cosas en un brazo, y un pequeño flotador circular desinflado en el otro. Lo inflaría cuando llegáramos a la piscina, para no estar estorbando el pasillo con semejante bulto hinchado.

- Todo listo. - Anuncié con una sonrisa.

------------------------

Por el camino estuve hablando con Alice, compartiendo detalles sobre mí a la par que le preguntaba sobre ella. Quería conocerla mejor, cosas como sus gustos y desagrados, color favorito, comida preferida, estilo musical predilecto, etcétera. El complejo hotelero no era especialmente grande, pero hubo tiempo de comentar las bases.

Una vez llegado a la zona abierta, donde ya había bastante gente a pesar de lo temprano que era, procedimos a ocupar un par de tumbonas (o hamacas, como sea que se llamasen ahí) para tomar un poco el sol más tarde, así como a aplicarnos protector solar.

- Alice, ¿te importaría darme un poco en la espalda? - Le pregunté, recogiéndome la melena por encima del hombro para no estorbarla. - Luego te pongo yo en la tuya.

Cuando finalizáramos los preparativos, inflaría el flotador: un anillo plástico lleno de aire con tamaño de agujero suficiente para poder pasar mi cuerpo por dentro. Era rosa, con lunares y detalles icónicos como flores y unicornios. Lo sé, muy de niña pequeña, pero a mi me gustaba y era lo que importaba.

- Bueno, ya se habrá absorbido la crema... - murmuré para mí, mirando al cielo. Estaba despejado, con ocasionales nubes pero no parecía que hubiera riesgo de lluvia. Por supuesto, estando en el Grand Line podría pasar cualquier cosa, pero dudaba que hubieran montado aquellas edificaciones vacacionales sin una razón de peso (como la seguridad de que el clima era siempre agradable). - ¡La última en llegar le paga una bebida a la otra! - Exclamé de repente, y sin más aviso me apresuré al agua. No podía correr (y sería peligroso hacerlo), pero podía caminar rápido. Y al tener la ventaja estaba segura de que llegaría primera, así que aquello más que una apuesta, era más bien una broma.

Al entrar al agua sentí cómo me abandonaban las fuerzas. Para eso llevaba el flotador, al fin y al cabo, para poder disfrutar de aquella sensación de relax sin preocupaciones. Me dejé llevar sin hacer ningún esfuerzo, ojos cerrados y sonrisa en el rostro. "Te echaba de menos..." Pensé, refiriéndome al agua. Como supuesta usuaria de una Akuma no Mi (aunque aún no hubiese despertado), las ocasiones en las que podía permitirme sentirme de aquella manera eran escasas, pero agradecía todas y cada una de ellas. "Por cierto, ¿dónde está Alice?" Pensé, buscándola con la mirada entre las pocas caras que poblaban la superficie de la piscina.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Miér 31 Ago 2016 - 7:29

Mientras caminaban por el pasillo del hotel para ir a la piscina, Alice y Alex compartían cosas de ellas para poder conocerse mejor. Gustos y desagrados, color favorito, comida preferida, estilo musical predilecto, etcétera; cualquier tema que se les viniera a la mente. La albina, por su parte, Le comentó a Lexy algunos pasatiempos que realizaba cuando tenía tiempo libre: comer dulces, escuchar y realizar música, ir de fiesta, leer, entrenar y escribir. Por otro lado, cuando tocó hablar de desagrados, la joven dijo que no tenía muchos, se podía contar con los dedos prácticamente: violencia extrema, odio, los nobles, los insectos y dormir, aunque no se explicó acerca de lo último. No pudieron seguir hablando debido a que llegaron a la piscina; era hora de la diversión.

Sin embargo, antes de entrar al agua ambas se turnaron para colocar protector solar a la espalda de la otra para poder tomar sol más adelante. La albina vio como la joven inflaba un flotador, y tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no reírse. Al parecer Alice no era la única que tenía manías de niño que se manifestaban de vez en cuando.

No pudo seguir pensando debido a que, en ese momento, la joven escuchó la propuesta de Lexy. Antes de que pudiera responder, la pelirroja ya había marcado una ventaja notable entre ambas. Un puchero apareció en su rostro; aquello era injusto. Usando Soru, fue corriendo para alcanzar a su acompañante... Y eso fue mala idea. La joven subestimó la velocidad que podía alcanza, y antes que pudiera darse cuenta, se encontraba tirada en medio del agua. Era una suerte que el agua era baja en ese sector, de lo contrario se hubiera ahogado.

Nunca más hago una idiotez como esa – pensó la joven.

Con gran dificultad se paró, y notó que el agua le llegaba hasta un poco más arriba de la cintura. Al parecer el agua dulce igual les afectaba, pero al menos podía moverse dentro de esta... aunque sea una ardua tarea. Con la mirada buscó a Alex, y cuando la encontró, se echó a reír; ahora si parecía una niña así.

Lexy-chan – dijo Alice una vez que llegó hasta donde se encontraba.

En un principio se mantuvieron en silencio, pero fue la misma albina quien rompió el silencio.

En realidad preferiría tener tus pechos que estos globos – dijo mientras señalaba su delantera. – No sabes los dolores de espalda que me ahorraría – un puchero se formó en su rostro. Se llevó una mano al mentón y agregó una última cosa. – Aunque, ahora que lo pienso, son bastante útiles como flotador – bromeó la joven. Ah, dejando eso de lado, la joven estaba disfrutando del día, y eso que aún no era hora de almuerzo. Considerando que tenían dos días enteros para ellas... Aquello era el Paraíso en verdad.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Miér 31 Ago 2016 - 17:18

– Lexy-chan

A mi espalda sonó una voz conocida, y al girarme me encontré con Alice que venía desde el otro lado de la piscina. "¿Pero que coj...?" Pensé, confundida. Entonces, ¿no había sido la primera en llegar? Ni me había dado cuenta de en qué momento llegó la peliblanca al agua, así que debía de haber hecho algún truco o trampa para moverse tan rápido. Poderes de una Akuma, o Soru tal vez. O realmente era así de rápida y la había subestimado.

- No es justo... - Dije, fingiendo indignación y poniendo morritos. Lo cierto es que me lo merecía, así que no me quejé mucho tampoco.

Tras un breve silencio entre ambas (que por suerte no se sintió incómodo), la otra agente mencionó algo acerca de unos globos. Al prestar más atención, me dí cuenta de lo que estaba hablando, y tras conseguir parar de reír por el chiste que hizo, puse los ojos en blanco.

- Deja de quejarte, muchas otras (yo incluida) matarían por saber qué comías de pequeña, para conseguir esas preciosidades. Dolores de espalda dice... - Murmuré. - ¡Pues luego te doy un masaje para que veas cómo se te quita la tontería! - Sonriendo, salpiqué un poco de agua en su dirección.

Suponía que Alice me devolvería el "favor", por lo que me cubrí con un brazo mientras con el otro reanudada el asalto acuático entre carcajadas. Debíamos de parecer como niñas con un juguete nuevo, pero lo importante era la diversión que estábamos teniendo.

Cuando detuvimos la pelea (tuve que retirarme, abrumada por la potencia de fuego de una mujer que puede usar los dos brazos para salpicar), se hizo de nuevo el silencio. Estaba sonriente, pero miraba a la peliblanca con ojos que decían "Me tomaré la revancha." Luego suspiré, recordando algo.

- Estos momentos son de agradecer, lejos del alboroto de la central y la pesadez de los papeleos. - Cerré los ojos y volví a deslizarme con mi flotador lentamente por la superficie del agua. Luego susurré, aunque no estaba segura de si Alice me podía escuchar: - No disfrutaba tanto un día desde aquel que conocí a Eichi... - Por supuesto, aquello era más bien una reflexión en voz alta (o baja en este caso), así que si no me había oído no pensaba repetirlo.

Si a la albina no se le ocurría algo más que hacer, pensaba salir a tomar el sol un rato. No era cuestión de quedarme todo el día metida allí dentro y arrugarme como una vieja, ¿verdad?
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Jue 1 Sep 2016 - 4:46

Tampoco es justo que hayas empezado antes – dijo la albina con voz cantarina y una sonrisa de suficiencia en su cara. Al escuchar las siguientes palabras de la pelirroja, la joven hizo un pequeño puchero y se dispuso a pisar fuerte como si de un niño se tratase, aunque luego desechó la idea al recordar que se encontraba en una piscina. De todas formas, el puchero aún no desaparecía. Realmente no era su culpa que tuviera atributos tan generosos, ni ella misma sabía de donde sacó esos melones. No es como si hubiera comido cosas raras o algo así, pero nadie le creía.

Culpo a lo genes... Aunque igual me cobraré ese masaje más adelante – mencionó con un tono algo infantil.

Luego de aquello, a le pelirroja no se le ocurrió otra cosa más que tirarle agua. Alice tan solo sonrío y le devolvió el favor, provocando una pequeña guerra acuática en el proceso. Ahora si parecían niñas jugado al chapoteo, pero ella no podía evitar comportarse así. Viendo como su infancia y pubertad fueron arruinadas por la nobleza, la chica tenía una excusa para ser como era... Por mucho que fuera una máscara. Se había convertido en una parte esencial de ella, tanto que no reconocía a su verdadero ser. La albina sacudió levemente su cabeza, no se iba a actuar melancólica durante las vacaciones.

No menciones eso, por favor – le suplicó la joven a Alex al escuchar sus siguientes palabras. – Me deprime pensar en lo que me espera una vez que deje de estar a prueba – No, fuera pensamientos horrendos. No se iba dejar vencer por la angustia, no señor.

En eso, Alice se puso rígida completamente. ¿Razón de ello? Lexy mencionó un nombre que no había oído en años... ¿Acaso sería la misma persona? No, eso era imposible. Lo último que escuchó de los gemelos, fue que Eichi había desaparecido y que Akashi falleció... Y aún tenía dudas de eso último. Hasta que ella lo viera con sus propios ojos, no lo creería.

Ne, Lexy-chan. ¿Vamos a tomar sol un rato? – le sugirió la peliblanca.

Una vez que salieran de la piscina, ambas irían hacia los asientos donde dejaron sus cosas. Cuando estuvieran instaladas allí, la joven preguntaría sobre ese nombre. Era un tema sensible... No, era mucho más que eso. Si en verdad se trataba de su pelirrojo favorito, entonces al fin tendría una pista sobre su paradero.

Alex... – El hecho de que había abandonado todo sufijo, quería decir que sería una conversación seria. – Ese Eichi que conoces... ¿Es pelirrojo, tiene ojos rojos y posee una estatura media? – si su acompañante confirmaba sus sospechas, seguiría insistiendo con sus preguntas. – ¿Era acompañado por alguien igual, pero con ojos dorados? Su nombre es Akashi – al fin tenía una pista, y no iba a desaprovechar la oportunidad. Las vacaciones podían esperar por algunos minutos, aquello era más importante.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Jue 1 Sep 2016 - 14:09

- ¿Hmm? - Cuando Alice me llamó, parecía que se había puesto seria de repente. Ya que estaba tumbada mirando al cielo solo tuve que girar un poco la cabeza para ver a la chica. - Pueeees...

Ante su pregunta, medité un momento. No porque necesitara recordar a Eichi (lo recordaba perfectamente), sino porque me sorprendió que la peliblanca también lo conociera. ¿De qué otra forma iba a saber describirlo con tanta exactitud? Ah, aunque tal vez simplemente le sonara por la recompensa. Eichi tenía en ese entonces una irrisoria cantidad de berries como recompensa por su cabeza, al parecer culpa de mi compañero Castor "El Loco."

Suspiré con fuerza. No podía juzgar al pelirrojo hasta que no lo viera de nuevo, así que no sabía si era realmente merecida. Pero tal vez Alice ignorase todo eso y simplemente quisiera un trabajo sencillo que usar como primer escalón para empezar a subir en la Jerarquía. Por alguna razón me costaba ver a la albina haciendo eso, no me parecía acorde con su forma de ser... Aunque somos Agentes, parte de nuestro trabajo es fingir una forma de ser falsa.

Me estaba empezando a poner paranoica. Si estuviera Silvercat en mi lugar, seguiría analizando hasta dar con una conclusión satisfactoria sobre si debía fiarse de Alice o no. Pero yo no actuaba así, y no quería amargarme pensando de más. Si mi corazón me decía que podía confiar en ella, le haría caso. De todas formas, incluso si la albina decidía ir a por el pelirrojo, yo confiaba en que el hombre se sabría defender.

-... Pelo rojo, ojos carmesí, y una estatura media... ¿Como una versión masculina de mí? - Bromeé. - Si, es ese. Y entre nosotras, la altura es lo único promedio que tiene. - Puse cara de "si sabes a lo que me refiero."

Sin embargo, la siguiente pregunta de Alice me cogió desprevenida. Por un lado, que conociera a Akashi significaba que ya había visto a Eichi previamente, lo cual descartaba que lo conociera solo de verlo en un Wanted, y eso me alegró. Por otro lado, su forma de preguntar daba a entender que Eichi y Akashi no siempre ocuparon un solo cuerpo, y eso me descompuso por completo.

- Ahh... ¿Acompañado en qué sentido? - Pregunté. Era una pregunta muy obvia, seguramente con una respuesta igual de obvia, pero debía asegurarme. - Es decir, también conozco a Akashi, efectivamente... Pero no estoy segura de que una personalidad alternativa se pueda considerar un "acompañante." Aunque dependerá del punto de vista supongo...
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Vie 2 Sep 2016 - 7:36

La peliblanca soltó un suspiro de alivio al oír como sus sospechas de hacían realidad. La pelirroja conocía de algo a Eichi, y eso quería decir que su amigo aún seguía con vida. Por supuesto también estaba el tema de cuando fue que Alex le conoció. Aquella información no valía nada si es que el encuentro fue hace un par de años atrás. Alice se disponía a interrogar a su acompañante de cómo fue que ambos se conocieron... Pero lo de la estatura, le confundió por algunos segundos. ¿La altura es lo único promedio que tiene? A que se refería Lexy con... Oh. Fue como si un bombillo se le prendiera dentro de su mente; había descubierto el mensaje oculto. Inmediatamente se ruborizó y miró hacia arriba. Pensar en eso... En su amigo de la infancia, le incomodaba un poco. Ciertamente Eichi era bonito de niño, pero solo eran buenos amigos... ¿Verdad? Y el hecho de que el tímido niño que conoció se haya atrevido a realizar eso... Verdaderamente era una sorpresa.

No pudo seguir pensando en ese tema, ya que lo que dijo Alex a continuación, le sorprendió mucho. Alice, por lo general, nunca perdía la compostura, y si lo hacía, trataba de recuperarse a los segundos. Fue por eso que debe haber sido una sorpresa el hecho que su postura se hubiera destruido completamente por primera vez en su vida... Y no había indicios de que la fuera a recuperar pronto. ¿Personalidad alternativa? ¿Qué diablos quería decir la pelirroja con todo eso? Por lo que ella sabía, Eichi tan solo tenía una sola personalidad. El único problema clínico que tenía el pelirrojo era su problema al corazón.

¿A qué te refieres con eso? – Alice repasó sus siguientes palabras y prosiguió. – Eichi solo tiene una sola personalidad, el único problema médico que tiene es su fallo al corazón – la albina se estremeció luego de aquellas palabras y miró hacia otro lado. Por eso no le gustaba perder la compostura, tendía a soltar cosas indebidas en el momento equivocado. Era como si su boca no tuviera filtro y no midiera sus palabras hasta después de decirlas. Al cabo de unos segundos, volvió a mirar de frente a Alex. Eso de la personalidad alternativa le intrigó, y no descansaría hasta llegar hasta el fondo del asunto.

Creo que... hay un cierto caso de confusión – tragó en seco y prosiguió. Normalmente ella no le decía esas cosas a nadie, pero en vista de que Alex conocía a Akashi, haría una excepción. – El Akashi que yo conozco no es una personalidad alternativa de Ei-kun; él es... o fue su hermano gemelo. Por lo que supe, el murió hace tres o cuatro años atrás, pero si tú dices que es otra personalidad... – Dejó esa exclamación al aire. Todo era muy raro, incluso para el mundo en el que vivían. Si lo que dijo Alex era cierto, eso significaba que Akashi en verdad murió. El misterio ahora era... ¿Por qué se manifestó una segunda personalidad en Ei-kun? ¿Y por qué compartía el mismo nombre que su hermano? Todo era muy confuso...
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Vie 2 Sep 2016 - 16:41

Al oír la respuesta de mi compañera, pude notar toda la sangre abandonando mi rostro y dejándome pálida. De repente, como una máquina vieja cuyos engranajes oxidados comienzan a rodar lentamente, en mi cabeza algo se puso en marcha y trató de sacar una conclusión con sentido. Sin embargo, cada vez que pensaba que entendía algo, descubría la inconsistencia de mi teoría. No era capaz de pensar en un escenario donde se pudieran dar los dos casos a la vez sin generar un puñado de incoherencias físicas y lógicas.

Y entonces, como inspiración divina, la respuesta me golpeó. Antes de que me diera cuenta estaba pensando en voz alta:

- Un momento, problemas de corazón. La cicatriz en el pecho. - Durante la alocada noche que pasé con Eichi, había visto aquella enorme cicatriz a la altura del corazón (pero decidí evitar mencionarla en aquel momento). Frunciendo el ceño continué: -... Trasplante. Accidente. Hermano caído. Trauma. - Las piezas encajaban, y aunque estaba lejos de poder formar una historia detallada con ellas estaba segura de haber captado la base. Mirando de nuevo a Alice le planteé mi hipótesis: - ¿Y si Eichi creó inconscientemente al Akashi de su mente porque se negaba a aceptar la muerte del real? Cuando lo conocí, parecía tener ciertos problemas controlando su faceta alternativa, como si fueran dos personas totalmente distintas pensando cada una por su lado. Tendría sentido entonces que el Akashi que yo conocí no fuera una derivación de Eichi, sino una copia de lo que él recordaba sobre su hermano...

Intenté hacer memoria de cada diálogo y cada pista que se me ocurriera de aquel día que lo conocí. No es que tuviera la mejor del mundo, pero me podía acordar de muchas cosas sin apenas esfuerzo, y de muchas más si me concentraba.

- Por eso tenían aquella guerra sobre el control del otro. Una bipolaridad creada violentamente, actuando de forma inestable. Tiene sentido, ¿no? - Me lo preguntaba más a mí misma que a la albina, porque en realidad tampoco estaba muy segura de aquellas deducciones. Podía estar patinando sobre hielo y en cualquier momento resbalarme, todo aquello podía resultar no ser más que otra alocada teoría... Pero era la primera que daba indicios de poder sostenerse, al menos un poco, y me aferré a ella. - Puede que no le recuerde. O puede que no quiera recordarlo. Creo que Eichi nunca mencionó tener un hermano, aunque interactué casi tanto con Akashi que con él.

Una cronología se formó en mi cabeza. Era difícil pensar, pues desde hacía rato me estaban dando migrañas y los dolores eran muy molestos, pero me concentré.

- Planteemos el escenario: Eichi y Akashi viviendo juntos y felices. Eichi el débil y con problemas de salud, Akashi el fuerte y atrevido. De repente Eichi tiene un fallo cardíaco y necesita un trasplante urgente, y Akashi es el único que puede ofrecerle la salvación a costa de su propia vida. Al despertar, Akashi ya no está, y Eichi ha perdido los recuerdos relacionados con él. Pero en su lugar se manifiesta una versión de su subconsciente, que recuerda al hermano pero se niega a aceptar que ya no está, y se transforma a sí misma en una representación que los sustituya. - Me tomé una pausa al terminar, y al darme cuenta de lo que acababa de decir, no pude evitar reirme un poco. - Suena a argumento pobre de un anime de drama.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Sáb 3 Sep 2016 - 5:50

Mientras más escuchaba las ideas alocadas (y algo ciertas) de Alex, más ideas se le ocurrían para descubrir aquel misterio de la segunda personalidad. ¿Cicatriz en el pecho? ¿Trauma? ¿Accidente? Lo cierto era que Alice podía formarse una situación así dentro de su mente, y viendo como era Akashi con su hermano, era de esperarse... Aunque, ¿en verdad llegaría tan lejos por él? Había ido casos de hermanos que eran muy unidos... Pero el caso de esos gemelos superaba cualquier lógica antes vista. En su mente se preguntaba, ¿Key haría lo mismo por ella? Solían ser unidos, pero luego de la muerte de su madre, se fueron distanciando. La peliblanca ya no reconocía a su hermano cuando abandonó la isla, por lo que no estaba segura si es que él iría en su ayuda o no.

De todas formas, había algo que no cuadraba en la teoría alocada de su compañera. Puede que Eichi haya formado una personalidad alternativa por negarse en dejar a ir a su hermano, pero eso que dijo Alex acerca de que ambas estuvieran en guerra... Alice dudaba que fuera cierto. Akashi amaba mucho a Eichi, más que nada en este mundo. Si en verdad esa personalidad era un reflejo del gemelo fallecido, entonces no cuadraba que intentase destruir al original; simplemente no había lógica en todo eso. Además, considerando el don que tiene Eichi, era imposible que no recordase a su hermano.

No es una teoría imposible... – la albina dudó por algunos segundos y prosiguió. – Eichi tiene memoria eidética, eso quiere decir que puede recordar todo desde su nacimiento hasta la actualidad. Y cuando digo todo, me refiero a los acontecimientos, sentimientos y demás de la memoria en cuestión – era una habilidad poderosa, sin duda alguna. Aunque el hecho de que pudiera recordar todo, podía tener sus ventajas y desventajas. – Es imposible que no recuerde algo, eso va para el doble con su hermano, considerando que era la única persona que le trató como un ser humano y no como una marioneta... – luego de aquello, se quedó en silencio. Era decisión de Eichi si contarle o no su infancia a Alex cuando se volviesen a ver las caras.

Alice se quedó en silencio durante algunos segundos y luego sonrío, levantando cualquier ambiente serio que hubiera inundado el espacio de ambas chicas. Era hora de hacer lo que mejor hacía; ser chismosa.

A todo esto. ¿Cómo se conocieron? – tenía curiosidad sobre aquello, pero tampoco se iba a detener allí. – ¿En verdad hicieron... eso? Lo digo porque el Eichi que conocí, era alguien tímido que le tenía miedo hasta a su propia sombra – se río un poco al recordar el pasado en Péndragon. Sin duda alguna, esos habían sido buenos tiempos... Hasta que su padre y los progenitores de los gemelos metieron sus narices.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Sáb 3 Sep 2016 - 6:43

Sacudí la cabeza e interrumpí a Alice con la mano antes de que siguiera hablando sobre el tema. Me había quedado claro ya que la peliblanca y Eichi se conocían mucho más de lo que pensaba, así que para mí no tenía sentido intentar seguir dilucidando un misterio sin respuesta. No había mucho que yo le pudiera decir a ella que no supiera ya, y por mi parte...

- Suficiente por hoy. Romperme la cabeza no es precisamente mi pasatiempo favorito... - Dije, sonriendo para ocultar una mueca de dolor. Desde que habíamos empezado a hablar del tema estaba empezando a sentir mareos, y no podía negar la posibilidad de que se debiera al cacao mental que suponía aquel asunto. Aunque sospechaba que se trataba de otra cosa. -... Lo mejor será preguntarle directamente cuando le volvamos a ver, así saldremos de dudas.

Para cambiar el tema, Alice decidió abordar otro aspecto de mi relación con el pelirrojo, un asunto el cual ahora que tenía la cabeza fría, despertaba de nuevo un cierto sentimiento de vergüenza en mí. Ah, pero era culpa mía por haber soltado el comentario bromista de antes. Asegurándome de que no hubiera nadie más poniendo la oreja (detalle que se me pasó por alto en la conversación previa, aunque dudaba que alguien estuviera interesado en ese tipo de asuntos), sonreí con picardía y contesté:

- Je, pues hablando de argumentos pobres, mi primer encuentro con Eichi fue tan casual que casi roza lo inverosímil. Verás, todo comenzó con un simple despiste... - Durante un pequeño rato, me dediqué a resumirle a la albina el día que había pasado en la Isla del Puño, sin entrar en demasiados detalles para no hacer el relato muy pesado. También le conté acerca del torneo y de cómo conocí también a Akashi, aunque omití cualquier mención a mi propia personalidad alternativa. Ya le hablaría de eso más tarde, u otro día. Luego hablé sobre el festival, de cómo había sentido evolucionar nuestra amistad por otra clase de afecto, y de cómo habíamos acabado de una noria a un hotel. -... Y bueno, el resto te lo puedes imaginar. - Finalicé, divertida por las reacciones de Alice. - No se si soy lo mejor o lo peor que le ha pasado al pelirrojo en su vida, pero desde luego pude notar el giro radical que dio desde que lo vi por primera vez, hasta aquella noche. - En retrospectiva, muchas de las cosas que conté me parecieron absurdas y graciosas, así que no pude evitar reírme. - Es difícil de creer, lo sé, pero te juro que fue todo justo así.

Secándome las lágrimas de risa que me estaban saliendo, me tocaba a mí preguntar:

- ¿Y tú? ¿Tienes alguna anécdota que puedas y quieras compartir? No solo tiene que ser sobre Eichi, puedes contarme cualquier cosa. - En mi voz se podía notar un poco de ansiedad. Me había precipitado contando escenas embarazosas de mi vida, y esperaba que a cambio la peliblanca hiciera lo propio. - Vamos, cuéntame una historia picante. - La apremié, sonriendo amigablemente. - Prometo no abrir la boca. - No estaba segura de que esa promesa fuera muy sólida, teniendo en cuenta que acababa de compartir mucha información "confidencial"... Pero ese había sido un caso especial, Alice era amiga de Eichi y ahora también mía, además de una compañera Agente. Creo que podía confiar en ella. ¿Confiaría ella en mí?
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Dom 4 Sep 2016 - 4:13

A medida que el relato de Alex continuaba, la boca de la albina se iba abriendo más y más debido a la impresión. Aquel relato rozaba lo absurdo e inverosímil, pero ella sabía muy bien que era verdad. ¿Enserio era el mismo pelirrojo que conoció? Por la historia de la chica, parecía como si fueran personas completamente distintas. Que alguien, que hasta hace poco era alguien tímido y distante, se comportase de esa forma... verdaderamente era increíble. Tanto era así, que la joven iba a guardarse el juicio sobre el pelirrojo hasta que se reunieran nuevamente. Mentalmente pensó en que su personalidad alternativa a lo mejor le ha influenciado más de lo que ella y Alex creían. Si era verdad... entonces le debía unas gracias a la pelirroja por sacar al príncipe de Péndragon de su concha, por no decirlo de otro modo.

Ya el tema del pelirrojo olvidado, Alex le hizo una pregunta que le tomó por sorpresa. La peliblanca dudó por algunos segundos si responder a eso o no; su vida no era tan interesante que digamos. Sus primeros catorce años de su vida no existían, literalmente. Siempre fue alguien que era controlada por su padre, por lo que nunca tuvo una vida "real". Luego de escapar, fue capturada por esos nobles y tuvo que pasar dos años atrapada dentro de sí, aunque esa vez fue mucho peor. Muertes, dolor, angustia... Su estadía en aquel campo de concentración fue de lo más horrible. La joven solo empezó a vivir su vida, bajo sus propias reglas, hace tan solo dos años atrás. Era por eso que la joven no tenía mucha experiencia que digamos...

En eso, algunas imágenes se le vinieron a la mente. Hace tan solo unos meses atrás hubo una fiesta en honor a uno de sus compañeros en la academia debido a su ascenso. Ocurrió algo con una de sus compañeras, pero...

La verdad, tan solo empecé a vivir mi vida bajos mis reglas hace tan solo dos años, por lo que tengo nula experiencia, pero... – Alice dudó por algunos segundos y prosiguió. – Ocurrió algo hace unos meses, pero como bebí más de la cuenta, no puedo recordar lo que sucedió exactamente. Tan solo desperté la mañana siguiente con una amiga encima mío, ambas desnudas. El alcohol y yo no congeniamos mucho que digamos – finalizó con su relato.

En eso, notó que su estómago empezaba a quejarse. No se habían dado cuenta de tiempo que había transcurrido debido a esa conversación profunda y la diversión. La peliblanca no sabía muy bien cuál era la hora exacta, pero intuía que debía ser la hora de almuerzo. El hecho de que algunas personas salían de la piscina para ir al restaurante del hotel, apoyaba su teoría.

Ne, Lexy-chan. ¿Vamos por algo de comer? Creo que la hora de pasó rápido debido a la conversación de antes. – La peliblanca se río un poco a recordar todo eso, pero luego tuvo que contener las ganas de dejar caer la baba. Ese hotel era de lujo, por lo que se suponía que el restaurante debía ser igual. Eso tan solo quería decir... postres, deliciosos dulces nunca antes vistos.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Dom 4 Sep 2016 - 5:06

Al principio iba a poner morritos y quejarme de que esa historia no era tan exótica como esperaba, pero me dí cuenta de un pequeño detalle que me hizo cambiar de opinión: A pesar de que Alice acababa de decir que acabó con una chica en la cama, no dio indicios de que ese detalle la molestara. Más bien incluso me atrevería a decir que, si la peliblanca se lamentaba de algo, parecía ser de no acordarse de lo que ocurrió esa noche. "¿Oho?" Pensé, disimulando una sonrisa traviesa.

- Por eso no me gusta beber. - Le contesté. - Si sabes cómo divertirte, es absolutamente innecesario. Me cabrea mucho cuando me miran raro porque no bebo en las fiestas. - Suspiré. - Quiero decir, si es por sabores hay muchas alternativas... Y no soy muy fan de los efectos secundarios del alcohol. Pero no juzgo a nadie porque beba... - Ahora sí que acabé inflando los mofletes, molesta. -...¡Tan solo pido que tampoco me juzguen a mí! - Cuando me dí cuenta de que estaba hablando más de la cuenta, sonreí y me apresuré a disculparme: - Ah, lo siento, es un tema un poco "escamoso." Me emociono con facilidad. - "Tonta de mí..." Pensé mientras me golpeaba la cabeza suavemente con el puño, y sacaba la punta de la lengua.

Tan distraída estaba hablando sobre bebidas, que me había olvidado de preguntar más detalles sobre la anécdota que me había contado la albina. Ya era un poco tarde para ello, pues Alice parecía hambrienta y con ganas de probar la comida del complejo hotelero. Y ciertamente, el prospecto de una barra de buffet libre en aquel momento también me abría bastante el apetito. Oh bueno, ya indagaría más tarde sobre aquel interesante asunto.

- Sure, why not? * - Encogiéndome de hombros, busqué mi camiseta. Estaba segura de que no nos dejarían entrar en el restaurante solo en paños menores, por muy vacacional que fuera la isla. - A todas estas, ¿de dónde has sacado lo de "Lexy"? - La miré con mezcla de diversión y extrañeza. - Es un mote curioso, no lo había oído antes. Y no, tampoco me importa que lo uses. Pero suena tan... diferente. ¡Como si yo a ti te llamara "Liz"! - Entre risas, pensé que en realidad no era tan mala idea. A lo mejor hacía eso mismo.

----------------------

* (Significado: "Seguro, ¿por qué no?")
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Lun 5 Sep 2016 - 5:44

Alice se rió un poco y con una mano hizo una señal de no importarle que hablara tanto, ella lo prefería así, de hecho; una situación silenciosa era de lo peor. Además, tampoco podía criticarle nada a la pelirroja. Ella misma soltaba palabras sin cesar cuando se emocionaba mucho, sin llegar a medir en ocasiones, era como si no tuviera filtro en aquella boca. Al escuchar las palabras extrañas de Alex, tan solo sonrío. Una de las cosas que aprendió en la nobleza fue el arte de los lenguajes, y el inglés era el que mejor se le daba luego del español, por lo que pudo entender aquellas palabras. Alice se levantó se la silla y estiró sus brazos. Antes de que pudieran marchar al restaurante, la joven le preguntó acerca de donde había salido el apodo. Arqueó una ceja y se colocó sus ropas encima del bikini mientras le respondía.

Sencillo, simplemente separé el "Lex" de Alex – terminó de ponerse sus prendas y le dedicó una pequeña sonrisa. – El Lexy viene de una modificación de la palabra sexy... Y sinceramente, te queda bien. – Bueno, no se podía negar que la albina siempre respondía honestamente acerca de lo que pensaba de otra persona, y esa no fue la excepción.

Terminaron de empacar y se dirigieron hasta el restaurante. Al llegar, un silbido de asombro escapó de los labios de la joven. El lugar era amplio, lo suficiente para que docenas de personas cupieran en ella, y tal vez un poco más. Como era un buffet, ambas consiguieron una mesa para dos y cada una se fue por su cuenta para elegir su alimento. Alice, en vez de tomar una bandeja como la gente normal, consiguió un carrito luego de "persuadir" a uno de los encargados. Un brillo malicioso se podía ver en sus ojos, y antes que los presentes se dieran cuenta, la mayoría de los postres habían desaparecido.

En menos de cinco minutos, la peliblanca se encontraba sentada en la mesa. Lentamente fue poniendo los platos en la mesa (que era muchos) y la gente no pudo evitar mirar aquel espectáculo con los ojos desorbitados. ¿En verdad se iba a comer todo eso? Si fuera otra persona, tal vez no hubiera podido, pero como hablaban de alguien que podía arrasar con todos los dulces de una isla... La respuesta era clara. Esperaría que Alex volviese, y si ya se encontraba en la mesa, entonces atacaría. Uno por uno los postres desaparecían rápidamente, y todos acaban dentro del estómago de la peliblanca. Lo chistoso de todo eso, es que lejos de parecer una salvaje o una gorda, los modales de la albina eran notables (gracias a su entrenamiento en la nobleza), lo cual era mucho más raro que alguien ingiriendo de forma salvaje. Lo mejor de aquello, es que pese a todo lo que comía, la chica no engordaba nunca. ¿Quizás toda la grasa iba hasta sus pechos? Quién sabe, pero era una buena teoría.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Lun 5 Sep 2016 - 6:05

No pude evitar reírme ante la sinceridad de la chica. Acababa de reconocer abiertamente que me encontraba "sexy", un halago que me encantó pero que también me hizo mucha gracia. Supongo que aquella manera de responder fue totalmente inesperada para mí, y no puse quejas al respecto. "Bueno, bueno... Entre esto y lo de antes, se pone la cosa interesante..." Pensé, aún intentando contener las carcajadas. "Me pregunto si esta amistad no acabará en algo más divertido..."

Más tarde, al fin tranquila y a las puertas del restaurante, admiré las decoraciones interiores y la disposición de las mesas. No soy una experta en muebles u hostelería, pero por alguna razón me pareció realmente bonito todo, y me distraje durante unos segundos fatales. Al fin con la bandeja en mano, cuando me dispuse a coger la comida, no pude evitar fruncir el ceño cuando pasé al lado de la sección de postres. ¿Dónde carajos estaban todos? Una bandeja vacía, vale. Dos, bueno. Pero, ¿todas? Me costaba creer que aquella parte tan importante llevara un rato así y nadie se hubiera molestado en rellenar.

Resentida, me serví un par de platos mixtos para probar un poco de todo. Pasta, carne, pescado... incluso verdura. Ya luego repetiría de lo que más me gustase. Pero seguía refunfuñando cuando me senté en la mesa, y en mi bandeja no había ni un triste trozo de chocolate.

En ese momento lo que vi casi me hace saltarle al cuello a Alice. La peliblanca tenía no una bandeja, sino UN CARRO, con todos los puñeteros dulces que faltaban. "¡¿SERÁ PU...?!" Mantuve una respiración controlada para no perder los nervios. Seguramente no lo había hecho con mala intención, pero eso no significaba que me molestase menos su egoísmo. Forzando una sonrisa, comenté de forma casual:

- Oye, Alice... ¿En serio te vas a comer todo eso? ¿No necesitarás un poco de ayuda? - Como demostrándome que no sabía de lo que hablaba, rápidamente empezó a dar buena cuenta de todos los postres que había reunido. Viendo que mis indirectas no servían para nada, decidí ir directa al grano: - ¿Crees que podrías dejarme al menos un poco de helado de chocolate? Es mi favorito... - Rogué, con los ojos brillando por las lágrimas acumuladas y una sonrisa suplicante. Si no conseguía algo de chocolate, Dios sabe qué clase de locuras podría cometer...
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Mar 6 Sep 2016 - 4:03

Al escuchar las palabras de la pelirroja, Alice la fulminó cómicamente con la mirada. ¿Entregar sus postres? A quien se le ocurría ese sacrilegio, para ella el tema de los dulces siempre iba a ser de vida o muerte. Entrecerró los ojos, y se dispuso a contestarle a Alex con un rotundo no, pero algo en su mirada hizo que dudara. ¿Realmente estaba haciendo bien? Nunca antes había compartido sus dulces con otra persona, y eso era, en parte, culpa de que nunca había tenido amigas (os) o compañeras (os). Miró de reojo al carrito que tenía a su lado e infló sus mofletes; aun no se creía lo que haría a continuación, aunque viendo la cara que tenía Alex, suponía que valdría la plena aquella acción de buena fe.

Temblorosamente, sacó el helado de chocolate del carro y lo miró con atención. Al cabo de unos segundos, un puchero se formó en su rostro, acentuando aun más sus mofletes inflados. Levantó la enorme copa y bajó la cabeza en señal de disculpa.

Fue bueno mientras duró, Choco-chan. Te voy a extrañar – Alice podría haber jurado que una lágrima había bajado por su mejilla, aunque podrían haber sido simple imaginación de ella. Lo miró por algunos segundos más, luego suspiró y dejó la enorme copa frente a la pelirroja. – Aquí tienes – dijo Alice con voz vacía, aunque luego de que viese la expresión en el rostro de la pelirroja, una sonrisa aparecía en su rostro. Supongo que no era tan malo compartir cosas con amiga, y eso fue algo que la joven descubrió por su propia cuenta.

De todas formas, pese a perder su preciado chocolate, aun tenía mucha mas variedad para elegir. Sus ojos volvieron a brilla y atacó, nuevamente, con voracidad aquellos deliciosos postres. En menos de diez minutos, la mayoría de los dulces habían desaparecido del mapa, solo quedando algunos de chocolate. ¿Razón de aquello? Intuía que la pelirroja le gustaba el chocolate, por lo que se cercioró de dejar algunos para ella. Hum, ya no pueden llamarla egoísta y caprichosa luego de aquel tremendo acto de buena fe, no señor.

Alice frunció el ceño y luego se quedó pensativa por algunos segundos. Ya casi terminaba la hora de la comida, y suponía que no podían volver a la piscina luego de aquello (o al menos, no entrar al agua). De todas formas sería algo muy aburrido y repetitivo; aquello era algo que no le gustaba demasiado.

Lexy-chan, ¿qué haremos luego de esto? – tampoco es que tuvieran pocas opciones. La albina se aseguró de preguntar de todos los entretenimientos cuando llegó, en recepción. Arcade, juegos físicos, patinaje... También, por lo que supo, había una fiesta de gala al anochecer, con música, juegos y alimentos incluido; aunque eso ya era para después.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Mar 6 Sep 2016 - 6:25

En cuanto tuve el helado entre mis manos, mi cara se iluminó radiante como nunca... Creo que literalmente, aunque no tengo ni idea de dónde salió aquel brillo en mi piel, que por suerte solo duró unos instantes.

- Ah... Te prometo que cuidaré bien de Choco-chan. - Aceptando el regalo, ni todos los agradecimientos del mundo eran suficientes, por lo que simplemente junté las palmas e hice una reverencia. - Será bienvenido en la familia.

Y sin esperar más, comencé a devorarlo a cucharadas. Por un instante me di cuenta de que aún no había comido nada de lo que tenía en mi plato, y no solía empezar por el postre... "¡Bah! ¡A la mierda! Antes de que Liz se arrepienta..." Fueron mis pensamientos, antes de dar cuenta del helado con voracidad.

Cuando ambas terminamos de comer (incluyendo mi plato principal, tras el cual estaba más que satisfecha), me di cuenta de que Alice había apartado adrede varios de los postres con chocolate que tenía, y me los ofreció también. Yo estaba llena del todo, pero no podía decir que no al negro dulce, y con lágrimas de felicidad en los ojos le salté al cuello a la peliblanca, inmovilizándola con un abrazo.

- Liz, te amo. Ahora mismo te daría un beso. - Dije medio en broma medio en serio. Aquellas palabras serían una buena forma de tantear el terreno, y ver cómo reaccionaba la albina.

Sin embargo, más preocupante era ver qué haríamos después. Meternos de nuevo en el agua podría cortarnos la digestión, y yo no estaba como para hacer demasiado ejercicio después de atiborrarme de aquella forma. Entonces recordé, y sonreí con sinceridad.

- Liz, ¿te apetece probar el spá? - Básicamente le estaba proponiendo que fuéramos a relajarnos un rato con masajes profesionales y cuidados personales. No recordaba haber ido nunca a uno, pero solo con la publicidad que había visto era suficiente como para desear ir sin falta. Y por suerte aquella isla contaba con uno, además de que el coste lo cubría también el presupuesto de la Agencia. - Podemos ir a los pisos inferiores, deleitarnos con los aromatizantes, conseguir que nos embadurnen en cremas hidratantes y suavizantes, a la par que nos frotan con intensidad y liberan la tensión de nuestros músculos... - Explicaría, en caso de que Alice no supiera lo que era un spá. De acuerdo, lo reconozco: además también estaba intentando convencerla, porque de verdad que quería ir tarde o temprano... y mejor si era lo segundo.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Miér 7 Sep 2016 - 0:20

Alice alcanzó a contener la risa que amenazaba por salir de sus labios. La pelirroja le dio la bienvenida a Choco-chan a la familia... Solo para ser devorado segundos más tarde; hablando de situaciones bizarras. De todas formas, viendo el reluciente brillo que adquirió la joven, Alice supuso que había echo bien en entregar su helado de chocolate. Era... reconfortante. Nunca había tenido a nadie con quien compartir sus cosas, por lo que no sabía la sensación que eso provocaría. Era... ¿Agrado? ¿Satisfacción? Eso ella no lo sabía, pero le gustó mucho. Suponía que de ahora en más ya no sería tan egoísta o caprichosa con sus cosas.

En eso, Alex abrazó con fuerza a la peliblanca por su buen accionar. Al escuchar sus palabras, tan solo sonrío dulcemente, pero no dijo nada respecto a eso. En alguna otra ocasión podría haber tanteado terreno y actuar de forma más atrevida, pero había dos cosas que le detenían por seguir aquello. Uno era porque no sabía si es que la pelirroja tiraba para ese lado, y lo otro era ya más personal. Aun no estaba preparada para enfrentar eso último; simplemente lo consideraría como un acto de traición si seguía el tonteo.

Por suerte, Alex no siguió con el asunto, y estaba muy agradecida por eso; mientras menos tiempo tuviera de pensar sobre aquello, más podría resistir su propia naturaleza. Suspiró y, en eso, escuchó la propuesta de la pelirroja. Arqueó una ceja y colocó una mano en su mejilla, pensando en aquella propuesta. Ciertamente sabía muy bien lo que era un "spa", como no saberlo. Pese a que los Branwen eran una familia noble de rango bajo, seguían teniendo mucho más dinero que las demás personas, por lo que podían darse el lujo de tener "spas" personales, por ejemplo. Eso sí, la peliblanca nunca usó el que tenía en su hogar. ¿Razón? Simplemente fue porque no quería tocar nada que tuviera que ver con su estatus social. Ella quería un mundo donde todos tuvieran los mismos derechos y posiciones, sin discriminaciones entre los rangos sociales.

Alice suspiró y luego sonrío. Podía darse el lujo ahora de probarlo. El gobierno pagaba, de todas formas. El "spa" de Kyuuka era comunitario, por lo que no se sentiría mal ahora... Además que las palabras de su compañera, influyó mucho en aquella decisión. La albina miró a Alex y asintió con su cabeza.

Claro, será divertido

Luego de marcharse del comedor (por suerte, el gobierno también pagaba las cosas consumidas), les tomó solo entre cinco y diez minutos en llegar al lugar. Alice silbó de asombro al ver lo que le esperaba. Debía admitir que era mucho más grande de lo que pensaba, incluso superaba el que tenía con los Branwen. Con la mirada, buscó cierto sector del "spa" con la mirada, y al encontrarlo, su rostro se iluminó.

Lexy-chan, parece que hoy es nuestro día de suerte – dijo con alegría la albina, mientras apuntaba con un dedo el sector de masajes. Para la suerte de ambas, justo habían dos espacios libres para poder relajarse. Su cuerpo pedía a gritos dejar salir aquellos nudos que se fueron acumulando desde hace años.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Miér 7 Sep 2016 - 3:03

- Haaah, ¡eso estuvo genial! - Tras un gran suspiro de alivio, y de estirar de nuevo mis articulaciones, salí de la sala de masajes junto a Alice.

Aún sentía la piel ligeramente aceitosa, así que decidí que me daría una buena ducha en cuanto tuviera la oportunidad. Lo cierto es que aquellos productos que habían usado tenían una consistencia cuestionable, pero una vez cerrabas los ojos y te dejabas llevar se sentían estupendamente relajantes. Además, con la magia que habían obrado las manos de aquella chica, incluso de haber resultado ser incómodos no les habría prestado más atención. Me costaba creer que alguien tuviese una técnica tan divina, y más aún que no la compartiera con nadie... Porque cuando le pedí que me enseñara, tan solo me guiñó el ojo con complicidad, diciendo nosequé de "secreto profesional." Bullshit! ¡Esa técnica es demasiado buena para guardártela para ti sola! ¡Egoísta!

Ahem. Como iba diciendo, salí muy animada de la sesión, que había durado su par de horitas (más de lo que esperaba, la verdad), me sentía renovada por fuera y por dentro, como una joven y sana mujer nueva. Quizá fue por eso, o quizá fue el aburrimiento. Puede que en realidad llevara tiempo deseándolo, y no me había atrevido a decirlo antes, pero en ese momento me giré a mi compañera albina y le propuse algo:

- Liz, ¿te apetece quemar algunas calorías? - Mi expresión traviesa dejaba caer mis intenciones de forma sutil. - En este mismo piso, un poco más allá, está el gimnasio, y estoy segura de que hay un tatami dentro en algún lugar. ¿Qué me dices de un poco de sparring ahora que hemos terminado de bajar la comida?

Poco a poco vi evolucionar la expresión de la peliblanca, pasando de la atención a la sorpresa, y luego al pensamiento, para finalmente adoptar ese gesto competitivo que tanto conocía: al fin y al cabo yo misma tenía la misma cara en ese momento. ¿Por qué entonces, y no antes? No tenía ni idea, pero tampoco me iba a preocupar demasiado por eso. Me interesaba más ver la clase de estilo que tenía mi compañera, y cómo se desenvolvía en el combate cercano. Puede que ella pensara lo mismo de mí: dos agentes que se probarían la una contra la otra para determinar su capacidad real para cumplir misiones.

Realmente, tomando en consideración la situación y la amistad que estábamos desarrollando, no pensaba que fuera a ser un "combate serio", simplemente sería como entrenar juntas en el cuartel... Intercambiaríamos un par de movimientos rápidos, pero no creía que fuéramos a comprobar quién era más fuerte, o quién vencería. Así que estaba tranquila y confiada de poder demostrarle que estaba a la altura. Si ella me conseguía mantener el ritmo, se crearía un buen lazo de confianza entre las dos, estaba convencida de ello.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Miér 7 Sep 2016 - 5:47

Creo que... tendré que reconsiderar mi opinión acerca de los lujos – pensó una muy extasiada peliblanca. Ese masaje había sido de lo mejor, y lo mejor era que pudo liberar la tensión de sus músculos. Si hubiera sabido de lo que se estaba perdiendo... En fin, el pasado quedó atrás, y ahora solo queda mirara hacia el presente. Quitando eso de lado, pese a que el masaje estuvo bueno, su piel había quedado muy aceitosa debido a los productos usados. En un principio no se había dado cuenta debido al estado de relajación en el que se encontraban, pero una vez que ambas mujeres salieron del salón, pudo darse cuenta de resbaladiza que había quedado su blanca piel. De todas formas, no era nada malo. Una buena ducha quitaría los restos del producto, y así quedaría como nueva.

Alice bostezó y estiró sus brazos. Lo cierto fue que el sueño le había invadido de repente, y si no hacía algo para remediarlo pronto, probablemente caería en los brazos de morfeo en pleno pasillo. Para su suerte, la pelirroja tenía la solución perfecta para volver a despertar.

Aquella pregunta le tomó por sorpresa, y tuvo que tomarse su tiempo para responder a aquella propuesta. Realmente, a ella no le gustaba pelear fuera de misiones. Nunca ha sido una guerrera, a fin de cuentas. Sus circunstancias durante su infancia, y luego en su estadía dentro de prisión, obligaron que la joven tomara un rol más relevante en cuanto a peleas se refiere. Alice cerró los ojos durante algunos segundos, y luego miró con competitivamente a su compañera.

La verdad, pese a ser una agente, no me gusta mucho luchar fuera de misiones. Ciertas circunstancias me obligaron a ser una guerrera, pero supongo que si se trata de una pelea amistosa, puedo hacer una excepción – el reto ya fue echado, y no había retractación alguna posible. Tampoco es como si quisiera, de todas formas. Tal vez aquella experiencia le podría ser de utilidad más adelante, domando un poco su personalidad pasiva que solía adoptar durante conflictos.

Tardaron cinco minutos en llegar al gimnasio. La peliblanca tenía que reconocer que el lugar era inmenso, como todo lo que había dentro del hotel. Pistas de atletismos, máquinas de ejercicio, diferentes campos para todo tipo de deportes, patinaje... Se viese por donde se viese, ese gimnasio tenía de todo, pero nada de lo mencionado anteriormente importaba. Tenía su vista fija en la zona donde se podía llevar combates y, para su alivio, habían algunos tatamis desocupados. Pasó una mano por su largo cabello y dirigió su atención hacia Alex.

¿Como haremos esto? ¿Por tiempo? ¿El primero que se rinda? ¿O simplemente hasta que nos cansemos?

Lo cierto era que se estaba inclinando más por las opciones una y tres. No quería quedar tan resentida luego de la pequeña sesión de entrenamiento; aun quedaba parte del día y todo el de mañana, después de todo. En eso, parpadeó al darse cuenta de cierto detalle. Aun tenía las ropas veraniegas de antes, y ciertamente no tenía ganas de ensuciarla, pero tampoco quería ir por una nueva muda a la habitación.

Acabo de darme cuenta que no tenemos ropa para pelear... ¿O simplemente lo hacemos en traje de baño? – aquello último lo dijo con un cierto deje de picardía. Dos bellas mujeres peleando en bikinis... Si, aquello provocaría múltiples derrames nasales por todo el gimnasio.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alexandra Silvercat el Jue 8 Sep 2016 - 9:10

Mientras anudaba mi cabellera en una coleta (pues no quería quitarme la peluca pero tampoco quería que me molestase), Alice preguntó cómo esperaba yo que marcáramos el límite. Era una muy buena pregunta, porque yo misma no lo tenia del todo claro, aunque aun así exterioricé mis pensamientos:

- Estaba pensando en algo simple, como que cada una tuviera por turnos la oportunidad para tomar el papel agresivo, mientras la otra se defendía. Así podríamos analizar específicamente el ataque y defensa de cada una. Sin embargo, eso suena más a práctica que a sparring. - Reconocí, con una sonrisa arrugada. - Me gusta la opción del tiempo, es bastante imparcial y justo para ambas. Digamos... ¿alrededor de veinte minutos? Ajustable a más o menos según cómo te veas de aguante. - Propuse. - Aunque si tienes alguna otra idea, puedo adaptarme a lo que sea. - Aseguré, sonriente.

Entonces surgió otra duda, quizá más importante que la anterior. O no, realmente. A mí por lo menos no me molestaba en absoluto, pero para la albina parecía ser algo digno de mención. Creo que su expresión facial en ese momento la delató, y no pude evitar soltar una carcajada.

- Seguro, ¿por qué no? - Mascullé entre risas. - Eso puede ser un espectáculo digno de mención. No creo que ocurra todos los días, ¿no?

Así que sin más preámbulos, calenté brevemente estirando las articulaciones mientras me situaba en uno de los lados del improvisado ring, y luego me puse en guardia. Adopté una posición marcial similar al Wing Chun, desde la cual le pude hacer un gesto provocativo con la mano a mi compañera.

- Cuando quieras, preciosa. - Dije sonriendo. Esperaba al menos pasar un rato entretenido.
avatar
Alexandra Silvercat
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 23/02/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62276/790000  (62276/790000)
Berries: 14.039.400

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Alice Branwen el Vie 9 Sep 2016 - 2:38

Al parecer, el combate sería por tiempo, lo cual no suponía ningún problema para la peliblanca. De hecho, consideraba que era mejor así que hasta que uno se cansara o rindiera. Alice sonrío y se quitó la ropa, quedando completamente en traje de baño. Empezó a hacer un calentamiento básico: estiramiento de piernas, cadera, brazos y demás. Luego de aquello, palmeó suavemente su rostro y se fijó que había un pequeño temporizador fuera del tatami. Se acercó hasta allí y ajustó el reloj para que sonara en veinte minutos a partir de ese momento. Así no se pasarían en el tiempo en medio de la emoción o adrenalina del combate. Se acercó al tatami nuevamente y se supo en posición de combate. Consistía en tener un brazo ligeramente extendido y el otro justo en la región del plexo solar.

Alice frunció el ceño, inhaló y exhaló varias veces, luego miró fijamente a la pelirroja. Ninguna de las dos hacía nada, y eso era de esperarse. La peliblanca suponía que Alex esperaba que ella atacara primero, mientras que ella dudaba un poco. Si bien tenía tres estilos de combate, rara vez usaba el primero. Por lo general, siempre utilizaba sus tantos para pelear contra sus oponentes. De lo que recordaba, las dos únicas veces donde usó su cuerpo para combatir, fue durante los entrenamientos con Lorenz y la pelea contra el revolucionario en el cuartel del norte. Y hablando de eso último, aún no recibía noticia alguna de lo que sucedería con ella a futuro. Considerando que sucedió hace solo un par de días atrás, era de esperarse. Pese a eso, no podía dejar que la duda e inquietud le invadieran. ¿Habrá sido suficiente para volverse una agente a tiempo completo? ¿Sería expulsada de la academia?

No es tiempo de pensar en esas cosas – se quejó mentalmente la albina, luego sacudió su cabeza para despejar aquellos pensamientos.

Volvió a mirar a su contrincante mientras meditaba en que hacer. Suponía que como era un combate de entrenamiento, la joven no debía tomarse enserio todo. Eso quería decir que su fruta quedaba fuera. Técnicas y Rokushiki eran un tema aparte, ya que no sabía si utilizarlas o no por aquella ocasión. Al final, se decidió por dejar esas dos cosas en reserva de momento, y solo usaría "katas" básicas de su estilo de combate. No usaría esas dos cosas a menos que su oponente lo hiciese primero. Total, era un combate de entrenamiento. No valía la pena ponerse serio... ¿Verdad?

Pasaron algunos segundos y la albina se desplazó hacia donde se encontraba Alex. Una vez allí, empezaría por golpear el hombro de la chica primero, seguido de un golpe directamente al plexo solar... O eso creía. La verdad es que ese golpe era una finta, y el verdadera segundo asalto fue una zancadilla directo a su punto de gravedad. Si conseguía hacerla caer, encajaría un tercer golpe en su zona estomacal mientras estuviese en el aire y luego retrocedería dando volteretas. Si no caía o si ninguno de sus dos golpes anteriores lograban conectar, de todas formas se alejaría utilizando las volteretas. Era una suerte que además de tener buenas curvas, su cuerpo era muy flexible a la hora de pelear.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
74/150  (74/150)
Experiencia:
116315/790000  (116315/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Pasado)Dos peligrosas mujeres con mucho tiempo libre [Alice y Alexandra]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.