Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5268)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2201)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2132)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 19 Nov 2016 - 7:18

El puño del luchador impactó contra el rostro de aquel tipo, tirándolo al suelo de forma violenta. Las personas miraban desde sus casas, sintiendo un poco de alegría por fin. Aquel tipo que robaba, y maltrataba a las chicas de la isla, por fin estaba recibiendo su merecido. Al tener una recompensa de 500.000 Berries, nadie parecía fijarse en él, pero parecía que su suerte había terminado. Aquel chico reventaba a golpes a cualquier criminal que se le pusiera por delante. El maltratador era un chico de unos veinte años, de cabellos rubios, ojos azules, y un poco definido. Un poco lo que se iba llamando, el típico guaperas. Ahora su cara estaba hecha un poema, y todo por una persona que parecía incluso más joven que él. El cazador conocido como Zero, el lobo rojo. El gobierno sabía de quién era hijo, pero ya tuvo su interrogatorio en la prisión. No veían justo que pagase por los crímenes de su padre.

De todas formas, el gobierno no le quitaba un ojo de encima. Al joven eso le daba lo mismo, pues él no era un imbécil con precio por su cabeza, ni tampoco realizaba crímenes. Sus puños ya tenían un poco de sangre, debido a la paliza que le estaba dando a su presa. Finalmente, lanzó una patada aérea a aquel tipo, el cual cayó al suelo con los ojos en blanco. El moreno lo tomó del cuello, elevándolo y mostrando una sonrisa siniestra. Llevaba su habitual kimono de combate naranja, sus botas azuladas, y algunas de sus armas atadas al cuerpo. En su espalda llevaba una mochila con comida, bebida, dinero, su licencia, y más armas. El logotipo del Zan Nin Na también estaba en su pecho, mostrando ser un usuario de aquel arte marcial. Lo estaba mejorando para ser el estilo definitivo, peor todavía le quedaba camino por delante. Una siniestra carcajada se escapó de su boca mientras miraba a su presa.

- Creo que eso de molestar a personas que no saben luchar, se ha terminado. Parece ser que has caído por los golpes de un verdadero luchador.

Dijo el guerrero con un tono engreído, y un poco pasota. Finalmente lanzó aquel cuerpo al suelo, como si fuese un simple trapo sucio. A continuación miró al cielo unos momentos, cerrando los ojos y alzando las manos. Empezó a estirarse tranquilamente para después soltar una carcajada bastante sonora. Miró a un hombre mayor que se hallaba observando todo por su ventana, y le habló en un tono siniestro, pero calmado ante todo.

- Avise a la marina, señor. Tienen aquí un pequeño regalo. No hay nadie que pueda derrotarme en las artes marciales…

Finalizó aquella frase con aquellas palabras chulescas. De nuevo mostró una sonrisa un poco sádica, y finalmente se sentó en una pequeña baranda de madera. Abrió su mochila, y sacó un bol que contenía arroz con trozos de pollo. Sin pensárselo tomó sus palillos, y comenzó a comer a toda prisa mientras se relajaba. Estaba delicioso.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Sáb 17 Dic 2016 - 3:53

Una figura observaba el combate desde las sombras de un callejón. Era un hombre joven, alto, ojos azules y pelo corto moreno. Vestía con una gabardina negra, un chaleco de cuero y una camisa por debajo de este, guantes, pantalones marrones y botas. Al cinto llevaba una espada bastarda sobre la que llevaba apoyada la mano izquierda, y miraba al cazador con una media sonrisa siniestra. Le había llevado un par de semanas de seguirle la pista y tirar de contactos de Thelor, pero lo había localizado. Algo después de cazar a Tom Miller y los hermanos Trier, antes de separarse, su maestro le había indicado que había una persona que estaría dispuesta a servirle y acompañarle en sus viajes... el hijo del mejor guerrero de su padre. La idea le había llamado la atención, especialmente por el hecho de que era cazarrecompensas al igual que él, y la idea de fundar un gremio de cazadores liderado por él llevaba un tiempo tentándolo.

No pensaba reclutar a Zero sin más. De hecho lo había seguido con intención de ponerlo a prueba, y comprobar sus habilidades y si tenía un carácter de cazador. Por lo que había escuchado de Thelor, Drake había sido el guardaespaldas, capitán de la guardia y hombre de confianza de Derian, casi su amigo. Era apodado "La Bestia" por su increíble poderío físico y ferocidad. Si su padre había sido el Cazador perfecto, el de Zero sería el Depredador, el máximo exponente de la brutalidad animal. La verdad es que tenía mucha curiosidad por comprobar si él sería igual... y la idea le gustaba. "No hay nada más excitante que cazar a una bestia. Es la mayor expresión de un cazador." Por otro lado, intentar cazar a su futuro posible seguidor no era la mejor de las ideas. De momento lo había visto dar una buena paliza sin mucho esfuerzo a un criminal, aunque por otro lado no parecía un tipo muy fuerte. Pero de momento lo que había visto le gustaba.

Al escuchar sus palabras, una sonrisa malévola se dibujó en su rostro. "Así que el mejor, ¿eh? Eso espero... sólo admitiré a mi lado a los mejores." Lo observó sentarse a comer, y esperó a que la calle se despejara un poco. Miró con desagrado la zona expuesta al sol... aunque no estuviese en forma completa o híbrida, ya no le resultaba agradable la luz solar. Le hacía sentirse indefenso, y se notaba más débil y ligeramente deslumbrado. Se subió el cuello de la gabardina para que le tapara lo máximo posible y se dirigió hacia él con paso firme. Se llevó la mano al bolsillo y sacó unas gafas de sol, poniéndoselas. Así sería bastante más llevadero el estar bajo la luz. Se puso frente al joven y se limitó a decir.

- Zero Lars Lee...

Rebuscó entre sus cosas y sacó un pequeño anillo de plata con un símbolo de una torre con un escudo y una enorme letra M, la enseña de los Markov. Lo puso frente al luchador y dijo:

- Tu padre y el mío se conocían, si entiendes al que refiero - decidió tutearlo. Al fin y al cabo, sería su lacayo - Creo que tenemos bastantes de que hablar. ¿Te apetece ir a un sitio más a la sombra? No me gusta el calor.
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 17 Dic 2016 - 4:25

El chico continuaba engullendo aquella deliciosa carne sin pudor alguno. El sabor del arroz le daba un toque demasiado delicioso al que no podía resistirse. Sus ojos estaban entrecerrados y parecía bastante tranquilo. No tardó mucho en lamerse la sangre de los nudillos, notando aquella sensación salada en su lengua, la cual no le desagradó en nada. El fervor de la batalla y la clara victoria le habían excitado por unos momentos. Adoraba luchar contra los demás y eso podía ser bueno, pero malo a la larga. No distinguía débiles de fuertes, luchaba con todo aquel que tuviese precio fuese quien fuese. En cuanto terminó de comer dejó aquel envase a un lado y se quedó mirando el cuerpo tirado de su enemigo. Su estado era lamentable y esperaba que le reconociesen la cara, aunque se la hubiese dejado hecho un cromo. Crujió despacio los huesos de sus nudillos y soltó un pequeño bostezo. La diversión había terminado demasiado rápido y eso le hizo maldecir la debilidad de su oponente.

De repente un hombre hizo acto de presencia frente al joven. Zero se vio reflejado en las lentes de ese tipo y lo primero que hizo fue alzar una ceja. Pensó que podía ser un agente del gobierno que venía a interrogarlo. Cuando dijo su nombre, aumentó las sospechas sobre aquella probabilidad. Justo entonces, ese tipo empezó a buscar algo y eso hizo que un aura morada empezara a recorrer la mano derecha del luchador. Esperaba que no fuese a sacarle una pistola o algo parecido. La mirada del moreno era siniestra en todo momento, pues no borraba aquella sonrisa sádica de su rostro. Entonces contempló una especie de anillo y anuló el poder que estaba a punto de activar. Ladeó la cabeza mirando el símbolo hasta que lo reconoció claramente. Muchas veces había ido a Hallstat para acompañar a su padre y reconocía a le perfección la torre y aquella letra.

- Ese símbolo…

Susurró con un tono que mostraba confusión. El guepardo saltó al suelo desde aquella pequeña baranda. Sus botas al impactar provocaron un poco de polvo. El moreno se dio cuenta de que aquel hombre era algo más alto que él. Dijo que su padre conocía al suyo, por lo que las piezas no podían estar mal colocadas. Lady Iliana era la única persona que Zero escuchó ser importante de la boca de su padre. No sabía quién era ese tipo, pero aquella insignia mostraba que era un Markov. El joven entonces cambió su sonrisa por una expresión seria y algo tétrica. Colocó la mano derecha en la zona del corazón e inclinó la rodilla derecha hacia delante, mostrando una pequeña reverencia de respeto hacia aquella persona. Sabía bien que debía lealtad a aquella familia y toda su generación.

- Lo que usted vea más cómodo, jefe. Hay una discreta taberna a unos doscientos metros al Oeste.

Dijo en un tono respetuoso, pero sin perder aquella extraña forma de hablar. El acento de Zero era demasiado raro, pues aunque hablase de forma calmada, parecía que siempre estaba en plan sádico. Desde pequeño hablaba así y tal vez fuera porque su corta infancia fue a base de luchar contra soldados de Hallstat. Fue adiestrado por Drake junto a otros y claramente, fue el único que pudo desarrollar las capacidades del Zan Nin Na. Su musculatura no llegaba a ser tan exagerada como la del lobo blanco, pero era considerable. Ahora solo le interesaba una cosa: saber qué deseaba aquella persona de él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Sáb 17 Dic 2016 - 5:52

Aquel tipo... era desconfiado, muy desconfiado. Estar frente a él era como estar frente a un animal salvaje. ¿O era sólo las ideas preconcebidas que tenía de él por las historias de su padre? En todo caso era innegable que era un tipo peligroso. Igual no había sido muy juicioso acercarse a plena luz del día, cuando era más débil y no podía recurrir a su akuma no mi. Pensó en recurrir a su hipnosis, pero... "Putas gafas de sol" Esperaba que llegara con mostrar el anillo. Efectivamente, el leve brillo morado que apareció en su mano se desvaneció, y con una sonrisa se arrodilló respetuosamente para regocijo de Ivan. Nunca le había llamado especialmente ser de la realeza... pero no podía negar que tenía sus ventajas. Y ver que hasta un poderoso guerrero como él respetaba su apellido, era terriblemente agradable. Y oh, cuando lo llamó jefe... bien. Aquella actitud le agradaba mucho. Una sonrisa fría se dibujó en su rostro, y entonces le hizo un gesto por la mano.

- Guíame a ese lugar, pues. Y apresurémonos un poco. Por cierto, que no se te olvide tu saquito de dinero - dijo señalando al criminal.

No tardaron demasiado en llegar. Era un pequeño edificio de madera en el que ponía "SALOON" en un cartel colgado por cadenas. No quedaba mal, bonito ambiente. Al entrar en el lugar, torció el gesto con desagrado. Había unos cinco clientes... demasiados para su gusto. Se quitó las gafas de sol y se acercó al dueño con su mejor sonrisa, clavando su mirada en sus ojos. El hombre al verle llegar se giró hacia él y le sostuvo la mirada. Un error fatal, aunque claro, ¿qué iba a saber una presa como él? Activó su hipnosis y manipuló su mente, haciéndole creer que era un querido amigo del alma. El tabernero adoptó un gesto ausente por un instante, como si estuviese medio dormido o distraído, tras lo cual sonrió ampliamente.

- Bienvenido, mi señor. ¿Desea algo? Tenemos unos licores excelentes.

Ivan amplió aun más su sonrisa, satisfecho.

- Creo que una botella de su mejor whisky y dos vasos de chupito estarían bien, pero... oh, lástima, no tengo dinero suelto...

- ¡No se preocupe, no se preocupe! La casa invita - dijo el tabernero con una sonrisa amistosa - ¿Algo más?

- Bueno, creo que mi amigo querrá algo más. Y os agradecería si tuviésemos un lugar tranquilo donde hablar. ¿Podréis aseguraros de que nadie husmea? - susurró lo último

- Claro. Por favor, acompañadme.

Pronto estuvieron en una habitación pequeña, con una mesa y dos sillas. Ivan encendió unas velas y cerró las contraventanas. Realmente no necesitaba la luz, pero ya daba por hecho que a diferencia de él Zero no veía en la oscuridad. Con un suspiro de alivio, se guitó la gabardina y la colgó en su silla, acomodándose a continuación en esta. Se planteó seriamente entrar en forma completa para no sentir el calor del día, pero prefirió no usar su poder para algo tan frívolo como eso. Aparte en aquella habitación se estaba algo más a gusto. Se quitó también el chaleco y lo tiró a un lado, mirando entonces a Zero con una mirada extraña.

- Ante todo las presentaciones... mi nombre es Ivan Markov, hijo de Derian Markov y hermano de la reina. Disculpa que vaya al grano, pero, ¿le tienes algún aprecio a la vida de ese criminal?

En ese momento entró el tabernero y les trajo las cosas, con una sonrisa amable. Sin prestarle mucha atención, Ivan se sirvió un chupito y se lo bajó de un trago, mirando inquisitivamente a Zero.
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 17 Dic 2016 - 6:29

Zero cogió de la cabeza a aquel estúpido maltratador y tras colocarse su mochila como era debido, empezó a caminar arrastrando el cuerpo por el suelo. Poco le importaba lo que le pasara a aquel inútil. No tardó mucho en guiar a aquel hombre hasta la taberna de la que hablaba. No tardó mucho en activar su haki de observación para determinar el poder de aquella persona y pudo darse cuenta de que sobrepasaba con creces a los demás. Aquello le hizo mostrar una sonrisa enfermiza. Debía de conocer algunas artes impresionantes o tendría algún poder oculto. Ahora estaba mucho más emocionado que antes. Se relamió despacio y entró en aquel local dándose cuenta de que aquel hombre tenía amistad con el tabernero. Eso podía mejorar las cosas y quitarles la opción de pagar por las consumiciones. Se dio cuenta de que pidió alcohol y él nunca lo había probado. Tal vez por hacerlo una vez no se iba a morir ni nada parecido.

- A mi puede ponerme un muslo de pollo con salsa roquefort y un vaso de agua. – Le mencionó a aquel hombre con un tono tranquilo.

Una vez llegaron a aquella sala, el chico pudo apreciar que aquel hombre al que tenía el deber de servir no sentía mucho amor por las luces. A él le daba lo mismo mientras pudiese ver la cara de aquel tipo, pero debía admitir que las velas le recordaron a su estancia en la cárcel. Soltó un pequeño suspiro y escuchó con atención las palabras de aquel hombre. Sus ojos se abrieron como platos cuando escuchó de quién era hijo. La persona a la que él deseaba revivir, su admirado “tito” según su padre. Tampoco se esperaba que semejante hombre se presentase ante él. Zero aspiraba a defender la isla de Hallstat, pero nunca creyó que tendría el honor de estar frente a uno de los peces gordos. Después escuchó lo que dijo acerca del criminal. El lobo rojo lo cogió del cuello, elevándolo con una mano como si fuese un mero trozo de plástico. A continuación mostró una sonrisa sádica.

- Ninguna, jefe. Si no le rompí el cuello fue porque me pilló de buen humor. Puede hacer con él lo que desee. – Dijo en su tono siniestro habitual para después dejarlo tirado en el suelo, aunque más cerca de Ivan.

Cuando el camarero dejó las cosas, el moreno tomó el muslo de pollo bañado en aquella salsa que despedía un olor exquisito y de un bocado arrancó medio muslo. Empezó a masticar despacio y con la boca cerrada mientras degustaba el exquisito sabor. Pese a haber comido arroz con pollo hacía poco, continuaba tragando. Había heredado esa habilidad por parte de su padre. Zero entonces dirigió su mirada al hombre que tenía frente a sus ojos.

- Zero Lars. Es un honor tenerle frente a mí. Me pregunto… ¿Qué querría alguien como usted de alguien como yo?

Una vez hizo aquella pregunta se quedó totalmente callado. Él tenía un anillo parecido al de Ivan, pero pertenecía a su antigua banda “Nameless” en la que mató sin querer a su líder. El anillo tenía un “N” grabada en él. El chico guepardo tomó un trago de agua y después de quedó observando a aquella persona con toda la calma del mundo. Esperaba poder saber más de él y de lo que había hecho que le visitase.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Sáb 17 Dic 2016 - 7:51

Correspondió a la siniestra sonrisa de Zero con un amago de otra, y comenzó a quitarse los guantes. Esperó a que el camarero se hubiese ido antes de agacharse sobre el hombre, sin contestar aun a la pregunta del joven. Llevaba ya unos cuantos días sin alimentarse (desde la última isla que había visitado) y tenía mucha hambre... era cierto, había consumido alimentos, pero no era lo mismo. Era como si, una vez bebías sangre, nunca más ninguna comida volvía a saciarte. El olor de todas ellas desmerecía, sus sabores se volvían pálidos e insípidos y su textura menos agradable de como las recordaba. Aun podía disfrutar de la comida humana, especialmente si se había dado un atracón de sangre antes, pero no había ni punto de comparación. Era como la diferencia entre la adicción al alcohol y la heroína; una vez bebida la sangre, era un punto de no retorno. Con una mueca de hambre, se relamió los labios mientras aspiraba el aroma del rubio. No era de su tipo, pero con la sed que tenía olía delicioso.

- No te asustes por esto, chiquillo - comentó en un tono burlón.

Su cuerpo comenzó a estremecerse y cambiar. Toda su piel se volvió pálida como el alabastro, y sus cabellos se volvieron de color blanco plateado. Sus rasgos se volvieron más estilizados y finos, y sus ojos dorados. Además los colmillos le crecieron bastante, particularmente los superiores, y le salieron pequeñas garras de los dedos. Con un gruñido, agarró por los hombros a su víctima, y sin poder contener más su ansias, se abalanzó sobre su cuello buscando la yugular. Pronto el rojo néctar invadió su boca, embriagándolo con toda una melodía de sensaciones y sabores, extasiándolo. El hombre se estremeció, abriendo los ojos de golpe, y soltó un suave gemido. No opuso resistencia alguna, se limitó a quedarse mirando al techo con un rostro que era una mezcla de confusión y placer. Ivan siguión sorbiendo, con cada vez mayor avidez, hasta que empezó a notar que el cuerpo se enfriaba y finalmente la sangre dejó de manar. Soltó el cadáver y se levantó, relamiéndose para limpiarse las gotas de sangre de los labios.

- Tengo unos hábitos de alimentación peculiares - dijo, en un tono impasible, sentándose - Espero que te acostumbres pronto, porque esto va a ser habitual.

Recuperó su forma humana, y se sirvió de nuevo un chupito. Llenó el otro vasito a Zero y se lo acercó a Zero, cogiendo el suyo y alzándolo hacia él.

- A tu salud, por la comida que me has conseguido.

Esbozó una media sonrisa y se bebió el alcohol de un trago. No había nada mejor que beber sangre y alcohol juntos. El subidón que le causaba alimentarse junto con la sensación de ligera embriaguez era una experiencia muy agradable. Contento y satisfecho, se acomodó apoyando los pies encima de la mesa y decidió contestar al fin a la pregunta del joven:

- ¿Que qué quiero de ti? Simple. Eres hijo de Drake la Bestia, el mejor guerrero de mi padre, con lo que espero que hayas heredado al menos parte de sus prodigiosas habilidades. Además de eso fuiste criado en Hallstat, con lo que nos debes lealtad a los Markov, tus legítimos señores. Y por lo que puedo ver, es algo que tienes bien asumido. Con esto, supongo que es evidente, Lobo Rojo - le dedicó una mirada fría y enigmática, y continuó - A partir de ahora trabajas para mi. Tendrás gracias a ello una habitación en mi castillo de Markovia siempre que vayas, la protección de los Markov y la gloria de trabajar directamente para el propio hermano de la reina. Además de todas las recompensas que pueda y vea apropiado otorgarte. He de decirte, antes que nada, que es mi deseo que no reveles mi verdadero apellido sin mi permiso. A ojos de la gente, y especialmente de cualquier agente del Gobierno, yo soy Ivan Roux. Espero que eso quede bien claro - dijo, en un tono peligrosamente calmado - Por lo demás... seguirás trabajando como cazarrecompensas. Es más, yo mismo lo soy también. Lo encuentro un negocio lucrativo, y una buena forma de conseguir presas.
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 17 Dic 2016 - 8:49

El joven alzó una ceja al ver lo que su jefe hacía a continuación. No solo había cambiado el color de su pelo, cosa que él también podía hacer con una de sus habilidades, también se estaba comiendo literalmente al criminal. La expresión más correcta sería decir “bebiendo”. Ahora todo encajaba y Zero supo al momento que aquel hombre era un vampiro. Tal vez una fruta del diablo, pues dudaba que aquellos seres existiesen además de en las leyendas. Lejos de asustarse, la expresión del luchador era divertida, pues mostraba una sonrisa agradable y tranquila. Parecía estar admirando el método de ejecución. Le faltaba violencia a su parecer, pero los jodidos gemidos de aquel tipo le hicieron incomodar. Era como si estuviesen a punto de darse el lote allí mismo, pero cuando el aura de ese rubio desapareció, el guepardo supo que su vida había terminado. Un leve aplauso se escuchó en la sala por parte del moreno.

- Maravilloso…

Dijo simplemente para después darle otro mordisco a su delicioso muslo de pollo. Si tenía que acostumbrarse aquello, simplemente lo haría, pues no era algo que le molestase. La sangre era algo normal en su vida y en sus combates, aunque prefería sacarla por otro método. Fue entonces cuando aquel hombre le sirvió un chupito de aquel alcohol. No pensaba hacerle el feo y de paso lo probaría. Alzó aquel pequeño vaso hacia el vampiro y después sonrió de lado al escuchar sus palabras.

- A la suya, por semejante obra de arte.

Se lo bebió entonces del tirón notando una sensación ardiente en su garganta. Cerró los ojos unos momentos y después mostró una sonrisa. Eso le había encantado. No el sabor en sí, pero sentir algo dañándole interiormente era demasiado delicioso. Algunos podían pensar que Zero era un jodido raro, pero la realidad es que disfrutaba experimentando cosas nuevas. Se relamió despacio y tras unos momentos dejó el pequeño vaso sobre la mesa. Las palabras de aquel tipo le hicieron sonreír de lado. No solo por el halago a su padre, al cual había enfrentado hacía poco, cosa que le hacía sentir un poco mal, pero por fin había cumplido una de sus metas. Trabajaría para alguien importante de los Markov y ahora lo tenía frente a sus ojos. Tomó un nuevo sorbo de su vaso de agua y tras eso crujió unos momentos los huesos de sus nudillos.

- Será un placer para mí, Roux-sama. – Mencionó con una ligera sonrisa sádica para demostrar que le había quedado claro.

Terminó de comerse aquel muslo de pollo que había pedido y si tenía que opinar sobre él, había estado delicioso. Llevaba tiempo sin probar algo tan delicioso como esa delicia. Lo siguiente que hizo fue cerrar los ojos para después abrirlos e iluminarlos en un tono verde esmeralda intenso. Sus colmillos se afilaron un poco y unos leves bigotes salieron de su boca, indicando que estaba a punto de convertirse. A medio camino anuló la transformación, pues con mostrarlo de aquella forma bastaba para que su jefe entendiera que era un usuario.

- Sus órdenes serán cumplidas al momento, jefe. Dispongo de conocimientos avanzados de medicina, gran capacidad combativa y practica en el adiestramiento de criaturas. Le digo estos datos por si en algún momento necesita alguien especialista en ellos, señor.

Una vez dijo aquello entrecerró los ojos y se quedó mirando a la persona a la que tenía que proteger a cualquier coste. Con sus dedos comenzó a jugar en la mesa y acto seguido miró el cadáver de aquel tipo. No podía olvidar aquel método de Ivan para haberle sacado la sangre. Lo siguiente que hizo fue mantenerse callado a la espera de las palabras de su líder.



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Sáb 17 Dic 2016 - 17:01

Estaba enormemente satisfecho con la actitud de Zero. Era exactamente lo que deseaba; un hombre leal y al que no asustasen o asquearan sus hábitos alimenticios. Además no era un simple musculitos; parecía que también tenía conocimientos en otras áreas... eso podría llegar a ser útil, si bien él no necesitaba de tratamiento médico ninguno para mantenerse sano... normalmente. Sería juicioso mantenerle cerca por si llegaba el momento en que sí lo precisara. Además el hecho de que le hubiese llamado "Roux-sama" en respuesta a sus palabras lo había agradado.

- Bien, en ese caso creo que tenemos unas pocas cosas que aclarar.

Se estiró, sintiendo el alcohol corriendo por sus venas y disfrutando de la sensación de confianza y alegría causada por este. Aun le duraba también el efecto de la sangre consumida en su cuerpo, causándole una sensación de bienestar total. Se sentía completamente recuperado y descansado, como si no hubiera estado expuesto al sol. Entrecruzó ambas manos sobre su pecho y puso en orden sus pensamientos:

- Mi intención es crear un grupo de soldados de élite leales a mi. Seremos, al menos en la teoría, un gremio de cazarrecompensas. En la práctica seréis mis guerreros, y combatiréis por mi cuando lo vea necesario. Pretendo llamar a este gremio los Cuchillas Negras, en honor a una vieja orden que hubo en Hallstat hace siglos.

Tras decir esto, bajó los de la mesa y se sentó bien. Se sirvió de nuevo en el vaso, esta vez la mitad de este, y se lo bebió. El plan de crear a los Cuchillas llevaba en su mente desde antes de pensar en hacerse cazador. Originalmente pretendía que fueran un grupo de mercenarios, pero como cazadores veía una posibilidad de sacar dinero mucho más fácil. No tenía planes muy concretos, más allá de que fuesen su fuerza privada y poder aplastar con ellos a todo el que se le opusiera, pero los desafíos siempre acaban llegado solos, ¿no? De haber tenido un grupo cuando se enfrentó a Miller, todo hubiese sido infinitamente más fácil.

- Serás parte de este gremio, mi guardaespaldas y guerrero de confianza si te pruebas digno de ello. Sin embargo, quiero además que me des nombres de cazadores de confianza y hábiles con los que pueda contactar. Gente similar a ti que pueda callarse ciertas cosas que vea, y que sepa mantener su lealtad.
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 17 Dic 2016 - 17:28

Cuando el vampiro dijo lo del gremio, Zero no pudo evitar cerrar los ojos despacio. La última vez que había estado en uno, se había cargado al jefe y su otro compañero se había largado por su cuenta. Eichi debía estar de fiesta en esos momentos. No tenía nadie a quien recomendarle a su líder. Al estar solo siempre, era difícil realizar dicha recomendación. Observó entonces a Ivan tomar otro trago y él mismo se sirvió un poco en el vaso de chupito. Bebió del tirón la bebida y notó de nuevo aquella sensación. Esta vez había sido menos potente y eso le hizo ladear la cabeza. Ya había perdido el interés en el alcohol, al menos de ese tipo. Solía cansarse demasiado rápido de las cosas. A continuación estiró un momento los brazos hacia arriba para acomodarse mejor, después observó a aquel hombre.

- La única persona que conocía capaz de cumplir esas expectativas, está muerta. Yo mismo la maté, aunque no fue mi intención.

Mencionó en un tono algo más calmado y mirando sus manos como si estuviesen manchadas de algo que le diese asco. Frunció el ceño unos momentos y entonces negó con la cabeza. Sabía controlarse muy bien y eso era una ventaja. Parecía ser una especie de Drake mejorado en comportamiento, pero por desgracia no en fuerza…Aún. El chico volvió a mirar a su líder y se quedó pensativo unos momentos. Alice era una agente y la conocía de poco, el hombre del francotirador había desaparecido y no lo veía desde hacía tiempo. El tal Bleyd era una presa para él, por lo que no pensaba nombrarle allí. Eichi tenía otros asuntos según conocía y lo peor de todo, es que tenía precio por su cabeza.

- Lo confirmo, jefe. No conozco a nadie que pudiera ayudarnos. Llevo tiempo viajando solo de un lado a otro y las pocas personas que he conocido no son de fiar a mi parecer.

Cualquiera se fiaba de una agente del gobierno mundial. La idea de los Cuchillas Negras le había agradado bastante y por ello mostró una sonrisa ladeada. Lo que dijo el vampiro sobre si era digno de ser su guerrero de confianza provocó que la chispa del combate se encendiera en el Lobo Rojo. Se relamió despacio y después observó a su jefe con tranquilidad.

- Probaré ser digno, Ivan-sama. Llevo toda la vida preparándome para este momento. El momento en el que protegería el apellido definitivo de cualquier enemigo nacional o extranjero. Juré dar mi vida por los Markov y así lo haré. Supe lo de vuestro padre de la boca del mío. Le aseguro que voy a dejarme el alma en cumplir sus órdenes y priorizar su vida a cualquier cosa.

El tono de Zero había sido muy serio en todo momento. De hecho, en más de un momento estuvo a punto de poner una mueca de rabia debido a lo de su “tío”. Él no iba a cometer el error de separarse del vampiro ni un momento, al menos estaría en la misma isla en todo momento en caso de batalla.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Sáb 17 Dic 2016 - 18:02

Era una verdadera lástima. Había contado con que Zero conociera a algún cazador de recompensas o dos que merecieran la pena. Eso ralentizaría más sus planes, pero en fin, si mal no recordaba rea legal fundar un gremio desde el momento en que fueran al menos dos personas. Tendría que comprobarlo después, porque tener un gremio ya creado podía servir para atraer a otra gente en torno a ellos. Por otro lado tenía que pensar en el tema de la base. Si usaba Markovia, sería muy obvio que tenía que ver con los Markovs, pero es que tampoco disponía de otra... a no ser que... ¿la baronía de Roux? Si su padre adoptivo tuviese un desgraciado accidente, ¿no lo convertiría eso en el nuevo barón? Al fin y al cabo no tenía descendientes, y que supiera no había renegado de él oficialmente por miedo a la ira de los Markov. "Al fin y al cabo Lvneel permaneció leal al Imperio en todo momento. No habrá debido tener ocasión, y él desconocía que mi hermana no supiera de mi." Contuvo una sonrisa malévola, mientras iba trazando planes en su mente.

- Lástima... sin embargo tengo planes para remediar eso. Pondremos rumbo al North Blue.

Las siguientes palabras de Zero hicieron que Ivan entrecerrase lo ojos, observándolo con cierta curiosidad. Tanta lealtad comenzaba a ser... ¿extraña? No recordaba haberse encontrado a alguien así. En todo caso, si era cierta y no estaba actuando, aquello sería una gran ventaja para él.

- No espero menos. Sírveme con lealtad y te recompensaré con grandes honores.

Suspiró y se acarició la barbilla, pensativo. Estaba seguro de que tenía algún tema más pendiente de tratar con él... por un lado pensó en mencionarle el plan para Lvneel, pero era pronto para fiarse tanto. Por otro, Zero debía llevar más tiempo que él en el negocio. Eso era algo interesante, pues podía pedirle que le dijese cómo solía trabajar él.

- Dime, Zero. ¿Dónde buscarías si tuvieses que encontrar cazarrecompensas? ¿Y cómo haces normalmente para rastrear y localizar a un objetivo? Guiarse sólo por rumores no debe ser sencillo
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 17 Dic 2016 - 18:19

Zero se quedó pensativo unos momentos. La verdad es que usaba un método infalible para poder tener presas cada poco tiempo. Era algo arriesgado, pero para alguien cabezota como él no suponía un peligro muy grande. No tardó mucho en agarrar su mochila con tranquilidad y empezar a rebuscar en ella. Tenía que sacar una cosa que llevaba siempre consigo para mostrarle a su líder la forma en la que hacía sus cacerías. Mientras tanto comenzó a pensar en la otra pregunta que le había hecho. No tardó en hallar una solución y en poco tiempo le respondió con toda la calma del mundo.

- Cactus Island sin duda. Se encuentra en el Grand Line y muchísimos cazadores acuden a ella. Yo buscaría ahí fijo, aunque también me he encontrado con unos cuantos por Water Seven. – Mencionó rascándose la barbilla con su mano libre.

Por fin pudo sacar aquellos objetos que tenía y sin pensarlo los dejó sobre la mesa. Había unos cien finos carteles de “se busca”. Eran un taco considerable, pero podía coger perfectamente en la mochila del guepardo. Una vez los puso en aquella posición se quedó mirando al vampiro con una expresión siniestra. Se pasó un momento la mano derecha por el pelo y después le respondió a su pregunta.

- Cada noche les hecho una ojeada. Suelo estar en tres islas a la semana o cosa así, por lo que por narices acabo encontrando alguno o escuchando de alguno que se encuentra cerca. No busco criminales, señor, ellos vienen a mí. Si me interesa uno en concreto trato de sonsacar información de otros criminales o de las tabernas. Es un trabajo difícil, pero si quiero conseguir dinero me basto con la primera opción. No sé a quién me enfrento, pero mientras tenga precio me da lo mismo. He seguido esa forma de pensar por el momento, aunque es muy arriesgada.

Una vez dijo aquello se quedó mirando al techo unos momentos. Debía admitir que se estaba muy a gusto con aquel ambiente apagado. La oscuridad era maravillosa a la hora de acomodarse. Él por su parte, nunca podría dormir con la luz encendida. Eso era algo que podía jurar una y mil veces más.

- Además, no todo el mundo puede escapar de esto…

El chico se levantó con tranquilidad y en poco tiempo se colocó a cuatro patas. Sus ojos tomaron un tono verdosos y su cuerpo se recubrió de pelaje. Perdió su humanidad y en poco tiempo se convirtió en un guepardo algo más grande que uno normal. Observó a su jefe con tranquilidad y después de unos momentos sonrió de lado.

- Esto me ayuda mucho…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Sáb 17 Dic 2016 - 18:47

Ivan le echó una mano al taco de carteles y fue echándoles un vistazo. Estaría bien hacerse con uno así, si bien se había memorizado unos cuantos, no había tomado esa medida. Era algo lógico, por otro lado, debería habérsele ocurrido antes. "Es más perspicaz que su padre, si las historias de Thelor son acertadas." Las palabras de su subordinado fueron un poco desalentadoras. No era su intención trabajar en el Grand Line aun. Si algo había aprendido de aquel mar de sus viajes con su maestro era lo peligrosas que eran las travesías y lo raras y llenas de peligros que estaban las islas. Si había llegado tan lejos había sido sólo por el viejo, si no no la hubiese contado (aunque tampoco hubiese ido a aquel mar en primer lugar). Aparte... quería volver al norte. Iliana seguía en Hallstat, sin saber nada de él, y por primera vez desde que Derian lo separara era al fin libre. Era el momento de volver y reencontrarse con ella. Contuvo una sonrisa melancólica, y dijo:

- Tendré en cuenta tus palabras. De todos modos creo que sería más efectivo para un cazador conseguir contactos en el mayor número de islas posibles para que le informen cuando avisten criminales, o para preguntarles o confirmar rumores. ¿No crees?

Entonces Zero se levantó, dispuesto a enseñarle algo. Se colocó a cuatro patas y su cuerpo cambió, convirtiéndose en el de un enorme felino de piel dorada moteada de negro. Ivan arqueó una ceja y soltó una leve carcajada, llevándose la mano al cinto y sacando un cuchillo. Otro zoan, ¿eh? Aunque la suya era de un tipo mucho menos poderoso.

- Bien, ya que me enseñas tus habilidades, yo te haré el favor de enseñarte las mías.

Pasó el filo del cuchillo por su palma izquierda, rajándola. La sangre comenzó a manar de la herida... durante unos segundos. Se mantuvo estoico, conteniendo cualquier rastro de dolor en su rostro mientras la herida sanaba. Como un grifo al cerrarse, la sangre salió cada vez en menos cantidad, hasta que el joven se pasó un dedo para retirar la sangre, mostrando que no había herida alguna donde se había cortado. Sonrió con cierta altanería y dijo:

- No todos mis trucos se limitan a morder a la gente.

Se sirvió medio chupito más y se lo bebió, para darse cuenta de que había manchado el vaso de sangre. Sacó un pañuelo y limpió el vaso y sus manos. Daba igual que siguiera bebiendo, su intención era descansar allí hasta la noche.

- Como ya te imaginarás, las horas diurnas no son de mi agrado. Aprovecha ahora para descansar si puedes... yo le pediré una habitación al dueño y dormiré las horas que quedan. Al anochecer tomaremos mi velero y pondremos rumbo a la Reverse Mountain.
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 17 Dic 2016 - 19:00

El método que había dicho el vampiro parecía tener sentido. Lograr contactos que te avisasen de la situación de las islas podía ser una idea genial, pero Zero no solía hacer amigos por ningún lado. No los buscaba y su forma de tratar a las personas asustaba a muchos. Asintió entonces a las palabras de aquel hombre y lo siguiente que hizo fue relamerse un poco mientras se mantenía en forma completa. La bestia movía la cola despacio para después volver a la forma humana y mirar tranquilamente a aquel hombre que tenía frente a sus ojos. Se pasó la mano derecha por la frente unos momentos y dejó los carteles sobre la mesa. Su líder los había estado ojeando y si quería llevarse algunos podría hacerlo sin problema. El chico ya tenía muchos memorizados debido a las noches que los había mirado.

Pudo observar a aquel hombre tomar un cuchillo de su cinto y empezar a cortarse la mano de aquella forma. El luchador frunció el ceño ante aquel acto, pues no quería que Ivan se dañase. Estuvo a punto de buscar algunas vendas, pero de repente comenzó a regenerarse la herida. Sus ojos se abrieron como platos al comprobar aquella maravilla. Era un vampiro increíble. La fruta de su padre le quedaba como anillo al dedo. Si aquel noble tenía ese poder, iba a ser muy difícil que le dañasen, pues entre él y el poder de regeneración era casi imposible matarle. Ahora estaba convencido de que eran el dúo perfecto. Zero se estiró un poco después de haber contemplado aquello y por último escuchó las palabras que le dijo.

- Ha sido impresionante… Mmmm… Como deseéis, jefe. Le deseo que tenga un buen descanso. Yo con su permiso iré a entregar este saco de dinero a las autoridades.

A continuación le hizo una reverencia al vampiro y después tomó de la cabeza a aquel rubio. Seguro que la marina estaba a punto de llegar y su prioridad era ganar algo más de dinero. No tardó mucho en salir de la habitación y comenzó a caminar hasta el sitio donde había avisado al anciano de la ventana. En cuanto terminase de cobrar volvería lo más rápido posible y se ocuparía de descansar hasta que llegase la noche. Se sentía algo cansado después del viaje y lo que había pasado. Aquel ambiente con velas y oscuridad haría sentir ganas de dormir a cualquiera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Ivan Markov el Dom 18 Dic 2016 - 6:51

Le hizo un gesto indicándole que podía marchar, y se acomodó en su asiento sirviéndose otro vaso. Observó distraídamente el líquido a la luz de las velas, dejando su mente volar y recordar a su hermana. Hacía tiempo había soñado con la idea de vivir juntos, pero su padre había destrozado sus esperanzas. Debido a eso se había hecho a la idea de vivir apartado de ella, y ahora... ¿qué le impedía volver? La idea era tentadora, muy tentadora. La echaba tanto de menos que le dolía, especialmente ahora que era dolorosamente consciente de que le era posible volver junto a ella. Sin embargo, algo lo retenía. No hubiese sabido decir que era... ¿miedo a que no le creyera? ¿Apego a su libertad recién adquirida? No lo tenía claro. Simplemente aun no se sentía con ganas de volver, y no le agradaba la idea de quedarse en Hallstat a su lado como un mero amante. Sí... tal vez fuera eso. Quería viajar y vivir emociones fuertes.

- En fin, al demonio con eso.

Nuevamente bebió el vaso de un trago y se levantó, sintiéndose ya algo torpe. Era hora de conseguirse una habitación y dormir el resto del día, para lo que necesitaría al servicial tabernero. Salió al pasillo y buscó al hombre, encontrándolo a los pocos metros saliendo de una puerta. Lo miró a los ojos activando su hipnosis y dijo:

- Mi buen amigo, ¿podríais procurarme una estancia? Estoy cansado y deseo echar una cabezada.

Nuevamente durante un instante pareció atontarse, para luego contestar con amabilidad:

- Por supuesto. Dadme un momento para ir a buscar las llaves.

Poco después estaba cerrando las contraventanas de la estancia que le habían dejado. Se encerró en el interior con llave, por si al tabernero se le ocurría la mala idea de ir a visitarle cuando se le pasase el efecto de la hipnosis. Tras eso se tiró en la cama y se acomodó, dispuesto a dormir. Le costó un poco, abordado por pensamientos sobre el tema de Iliana, pero el alcohol lo ayudó a conciliar el sueño. Su último pensamiento fue dirigido a ella, quedando dormido tras eso.
avatar
Ivan Markov
Mercenario famoso
Mercenario famoso

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
78903/790000  (78903/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Perfecto Guerrero Y El Perfecto Asesino [Zero-Ivan] [Pasado-Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.