Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5268)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2201)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2132)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 10 Feb 2017 - 4:02

– Odio hacer el papeleo, ¿no crees, Misa? – Escuchó de una joven marine de pelo rojo.

– Yo también lo detesto, pero normas son normas y aunque no nos guste debemos hacerlo, Noriko – la joven capitana se estiró sobre su silla y miró por la ventana. – Por cierto, ¿la mandaste a llamar? Tengo interés de conocerla – a su derecha miró el informe sobre la sargento Hikaru Surfer. – De todos modos, Noriko, ¿cuándo aceptarás acompañarme en una misión? ¿Acaso no te gusta mi modo de hacer las cosas? – Le preguntó con una sonrisa.

– Sabes que no puedo. Estoy bajo las órdenes de otro superior, si te ayudo es porque eres demasiado floja y siempre buscas una excusa para librarte del papeleo – la capitana ante esa respuesta no pudo evitar soltar una risa. – Con esa personalidad, debes estar agradecida de que ningún alto mando te eche la bronca – Noriko suspiró con calma y rio de forma tranquila. – Sí, la llamé. Debería llegar en cualquier momento. ¿Se puede saber por qué tanto interés, capitana?

– No necesitaba que fueras tan directa, ¿sabes? – le dijo con una sonrisa mientas jugaba con el lápiz en su mano. – Solo quiero ampliar mi red de amistades y ella es como yo, según esto… Así que quiero ver que tal sale todo – se levantó de su asiento y se dirigió a la puerta. – La esperaré en el puerto. Te dejo a cargo de todo, Noriko-chan. – Sonrió y antes de que ella pudiera responderle cerró la puerta y se fue.

En el camino al puerto de Marineford, pensó en sus palabras. Era verdad, salvo Xemnas, que además era su novio, Mizuki, que era su maestra y Noriko, que era quien la ayudaba siempre que podía, no tenía más amigos dentro de la Marina. Se sentía, en cierta parte, un poco sola. No le daba mucha importancia, pero eran pocas las veces en las que podía estar con ellos y necesitaba de más gente y poder conversar, reír o luchar cuando fuera necesario. Se arregló su capa marine, el resto de sus ropas era una camiseta roja con la palabra “Oso” escrita en la zona de sus pechos y dejando ver un muy atrevido escote y, también, aquel collar de color índigo que tanto le gustaba. Sus pantalones eran a juego con su camiseta y llegaban un poco más abajo que su rodilla. El clima era ideal para vestir de esa forma.

– Me pregunto cómo será… – susurró mientras se sentaba en el puerto. – Ya la quiero conocer.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 10 Feb 2017 - 4:18

El barco no tardó mucho en llegar al puerto. Era un precioso buque marine de velas blancas con el símbolo de la gaviota azul. Todo parecía muy normal, hasta que un marine de cabellos blancos y ojos azules se asomó por la borda. Tenía un uniforme de cabo y parecía un poco alterado. Era como si hubiese pasado algo malo después de todo. Sus ojos expresaban preocupación y algo de rabia. Cuando aquel chico pudo ver a la capitana Amane, no tardó en quedarse mirándole fijamente. Tragó saliva para aclararse la voz y después de unos momentos gritó para que aquella alto cargo pudiese escucharle atentamente. Necesitaba alguien que le ayudase en aquel momento y no tenía a otra persona en la que confiar.

- ¡Misa-sama! ¡Nuestra capitana ha desaparecido!

Justo en ese momento llegaron unos cuantos marines más, tratando de calmar la situación y diciendo que no pasaba nada, que ya la habían encontrado. Bajaron un barril hasta el muelle del puerto y lo dejaron en el suelo. Lo abrieron despacio y pudieron ver a Hikaru dentro, durmiendo plácidamente rodeada de manzanas. La joven se había puesto a comer allí dentro y se quedó dormida. Lentamente sus orbes dorados se abrieron y entonces salió de aquel sitio. Vestía con una camisa blanca de la marina, una gorra blanca y unos pantalones oscuros. Su expresión era adormilada como era normal y poseía un par de katanas alrededor de su cintura. Entonces bostezó mientras se estiraba y dirigía su mirada al cabo peliblanco, el cual era un cocinero que ella adoraba por cocinarle, pero ese día estaba picada con él.

- La culpa es tuya por decir que estabas cansado y no cocinarme un pollo asado… Además, debo reunirme con un alto cargo hoy y debía descansar.

Mencionó dándole un suave toque en el hombro al peliblanco de forma amigable. Entonces se giró y pudo ver a una linda chica frente a sus ojos. Tenía el cabello de un color igual al suyo, pero sus ojos eran de otro tono. Hikaru se quedó callada frente a ella, mostrando una expresión seria. Tras unos cuantos segundos le dedicó una sonrisa muy amplia y dulce. Alzó su voz hasta el punto que pareció un grito e hizo un gesto militar.

- ¡Sargento Hikaru al frente! ¡Futura reina de los marines presente! He venido a buscar a una capitana que me ha llamado ¿Sabes quién puede ser?

La joven se veía ilusionada y observaba a aquella persona con toda la calma del mundo. Deseaba saberlo de una vez, e incluso sin permiso alguno trató de tomar una de las manos de ella con las dos suyas y mirarla con un brillo especial en los ojos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 10 Feb 2017 - 4:43

En el puerto no había mucho movimiento y eso era bueno, de ese modo, juntarse con la chica que esperaba iba a ser mucho más fácil. Tenía la foto de Hikaru en su mano y gracias a eso planeaba reconocerla. Suspiró con cierta desgana, ¿cuánto más tenía que esperar? Se estaba aburriendo y por un momento pensó en que no llegaría. No, eso era bastante improbable… ¿Quién podría desafiar las órdenes de un superior? Aparte de ella, no conocía a muchas personas con ese tipo de personalidad. No eran pocas las veces en que decidía hacer las cosas a su manera y no como se las ordenaba. ”La alteración de los productos no altera el resultado” – pensó casi afirmando que ella lo hacía bien. De las pocas personas que pasaban, muchos hombres la miraban. Algunos de forma disimulada, otros, sin embargo, casi se caían al agua por perderse en su cuerpo. ”Bueno, no me importa” – le quitó toda importancia a ese hecho y se quedó esperando.

– No jodas… – se levantó mientras escuchaba las palabras de aquel cabo. ¿En serio se había perdido? ¿Cómo carajos se perdía alguien en puto barco? Había que ser subnormal. – En seguida voy. – Dijo mientras empezaba a correr rumbo al buque que estaba en el puerto.

Suspiró aliviada al escuchar que ya la habían encontrado, pero se sorprendió al ver que bajaban un maldito barril. ¿Qué carajos pasaba en ese barco? Lo abrieron lentamente y, para su gran asombro, había una persona adentro. Miró la foto y luego a ella y supo que era quien buscaba. ”Menuda llegada” – sonrió de forma calmada mientras ella le recriminaba al cabo que era su culpa por no cocinarle y que, por ese motivo, ella se había metido en el barril. Luego de eso, ella se presentó y confirmó que era Hikaru, le tomó sus manos y la miró con un brillo increíble en sus ojos.

– Sí, yo te mandé a llamar – le respondió con una sonrisa. – Debes tener hambre, ¿no? Déjame invitarte a comer. Vamos. – No le soltó la mano y la guío por los interiores de Marineford. No se había equivocado y lo supo en el momento en que la vio… Si todo salía bien, podrían tener una buena relación de amistad. Llegaron al casino y, por suerte, habían pocas personas y estaba en silencio. En la mesa vio la carta y le tendió una a la chica rubia.

– Cierto, soy la capitana Amane Misa. Un placer – le dijo con un tono dulce y amable. – No te preocupes, solo quiero conversar contigo – aclaró. – Por cierto, ¿qué significa eso de que quieres ser la Reina de los Marines? Creo que es la primera vez que escucho algo como eso – tomó una ligera pausa. – Cierto… Puedes pedir lo que quieras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 10 Feb 2017 - 4:57

Precioso todo. Aquella capitana estaba frente a sus ojos y la había tomado de las manos sin permiso alguno. Esperaba no llevarse una colleja, pero por suerte para ella, Misa parecía ser una persona agradable. La joven mostró una sonrisa calmada en todo momento y después colocó su mano derecha en la cabeza. Se rascó un poco y sacó la lengua. Quedó impresionada cuando la capitana dijo haberla llamado solo para hablar. Tenía narices la cosa, pero eso hizo que ella mostrase una expresión amable. A lo mejor quería preguntarle sobre el incidente del Sur por haberse comido el postre del Vice-Almirante. Era muy posible, pero poco a poco lo fue descartando por completo. Iban a invitarla a comer y eso hizo que se ilusionará muchísimo más de lo que ya estaba.

Cuando llegaron hasta aquel sitio, se quedó mirando lo bonito que era aquel lugar. Entonces olvidó todo por unos instantes, hasta que pudo tener la carta en sus manos. Se quedó ojeando todo tranquilamente, hasta el punto en que descubrió lo que deseaba. Mostró una expresión dulce y después decidió responder a la capitana su pregunta. A lo mejor la tomaba por loca, pero estaba muy convencida de su respuesta. Entonces empezó a hablarle de forma amable al mismo tiempo que sus ojitos brillaban.

- Quiero ser la reina de los marines. La almirante en jefe por así decirlo, pero me pareció un nombre más bonito el otro. Me gustaría un lugar hermoso donde poder ayudar a las personas. El mero hecho de verlas sonreír es hermoso.

Nada más decir aquello le dio la carta y mostró una expresión de ilusión. Nadie se esperaba lo que estaba a punto de pedir aquella chica con el puesto de sargento. Entonces llegó la voz dulce y angelical de la rubia, la cual pondría en jaque a todo el mundo que estuviese pendiente de aquella conversación de mujeres.

- ¡Quiero todo!

Mencionó sin pensárselo ni un solo momento. Era el momento de comer como era debido y eso lo iba a aprovechar a base de bien, le gustase a los demás o no. Lo siguiente que hizo fue sonreír de forma dulce y después mirar a la capitana a los ojos.

- Nee ¿Cómo has llegado tan alto en la marina? Quiero seguir tus pasos y ser una gran capitana por el momento. He oído sobre ti que aparte de ser un demonio con cara bonita, eres una chica muy poderosa ¿Me lo demostrarías? – Dijo feliz sin cortarse un pelo y acariciando las manos de la capitana despacio.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 10 Feb 2017 - 5:36

No pudo evitar soltar una ligera risa ante la respuesta de ella. Solo quería ser la nueva almirante de la flota, pero ella le había cambiado el nombre. Notó como algunos curiosos las miraban, pero estaba segura que solo era por sus cuerpos que por el sentido de la conversación en sí. Suspiró con calma mientras esperaba que ella pidiera lo que fuera a pedir. Se sorprendió mucho, pero no dijo nada. Ella iba a pagar todo, así que no le interesaba y si era para poder contribuir a la conversación, pagaría eso y más. ”De todos modos, esta chica necesita calorías” – pensó de forma divertida. Los cheff la miraron y ella asintió. Misa, por otro lado, no iba a pedir nada. Había comido junto con Noriko y tampoco es que tuviera hambre.

Escuchó las palabras de ella y no pudo evitar reír. No tenía idea que así la llamaban a sus espaldas, aunque bueno… Tampoco es que le interesara. ¿Y si fuera por eso que no lograba conseguir amigos? Suspiró con cierta desgana y agachó la cabeza por unos instantes. No había pensado que quizá era su culpa y no de otros que no pudiera hacer más amigos de los que ya tenía. Apoyó sus codos en la mesa y apoyó su cabeza en sus manos y se quedó mirando fijamente a Hikaru. No pudo evitar sonreír con ánimo al escuchar que quería que le demostrara su fuerza. ¿Era necesario? Quizá sí, quizá no. De todos modos, iría por partes. Su ingreso a la marina había sido totalmente extraño y ni siquiera se lo esperó. Es más, pensaba que era de conocimiento público cómo es que ella había terminado usando aquel feo uniforme que pocas veces usaba.

– Vaya, pensé que todos sabían – dijo con una sonrisa. – Resumido, llegué al lugar en el que estoy por mi maestro – suspiró con calma mientras lo recordaba. – Me enseñó todo lo que sé ahora y me dio las herramientas para vencer a un supernova. Antes de morir, mandó una carta a una vicealmirante con mi nombre y que permitiera mi ingreso en la marina – tomó una ligera pausa y se dejó llevar por los recuerdos. Era curioso que ya no doliera y que ahora lo recordara con una enorme sonrisa. – No me esperaba que me dejaran entrar como capitana y fue hasta hace poco que me sentí orgullosa de serlo – le dijo mientras mantenía su sonrisa. – ¿De dónde escuchaste eso que soy un demonio con cara bonita? Y si deseas, luego de comer te puedo hacer una demostración de mi fuerza. – Le dijo con absoluta calma. Lo que le haría al maldito que dijo eso… Solo lo sabía ella.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 17 Feb 2017 - 6:10

Hikaru se sorprendió cuando empezaron a traerle deliciosa comida que disfrutar. Una sonrisa increíble se formó en su rostro y sin pensarlo tomó un buñuelo de arroz con carne picada por dentro. Debía de estar sabroso y de eso no cabía duda. Abrió la boca y después de unos momentos atravesó el pan despacio con los dientes. Notó una felicidad invadirla y después de unos momentos se sonrojó mostrando una expresión felina. Después de un gemido de puro placer similar a otra cosa, apretó la mano de Misa un poco. Era como si estuviese provocando, pero era todo lo contrario. Ella amaba la comida como a nada en el mundo. Abrió de nuevo la boca impactando un bocado en otro buñuelo y devorándolo al momento como si no hubiese un mañana. Fue justo cuando escuchó la historia de la chica y como llegó a donde estaba. Pero la siguiente pregunta la hizo sonreír de forma dulce.

- El sargento Keith.

¿Era cierto? No se acordaba sinceramente y claramente el dragón no dijo nada. Pero fue el primer nombre que le salió del alma, por lo que continuó comiendo vendiendo a su compañero por un buñuelo de arroz. Entonces dio un enorme trago a un refresco de naranja que había por allí y después de eso se relamió despacio. Notaba miradas de la gente, pero estaba acostumbrada a que se metieran con ella por eso. Decidió ignorar algunas risas que escuchó y entonces miró de nuevo a la otra rubia. Sus dorados ojos se clavaron en los de ella y después le respondió de forma dulce.

- Nee ¿En serio me mostrarás tú fuerza? Pues estoy encantada. De hecho, estoy buscando alguien en la marina que me enseñe el arte de la espada para mejorar. Me han recomendado a un tal Al Naión, espero que acepte.

Dijo entonces con un tono alegre para después tomar una croqueta rellena de jamón serrano y queso. La mordió empezando a saborear aquella delicia y después de unos momentos continuó comiéndose un bol enorme de carne con arroz y verduras. No paraba de engullir y parecía seguir teniendo hambre. Fue entonces cuando los camareros empezaron a temer por el futuro de aquel negocio y se miraban entre ellos algo temerosos. La sargento entonces sonrió de forma amable y después volvió a mirar a Misa a los ojos.

- Bueno, espero empezar pronto alguna misión difícil. Me gustaría ascender, pero no creo que nadie recomiende a una persona como yo.

Dijo sacando la lengua para después llevarse a la boca una manzana y comérsela del tirón, escupiendo después el hueso como si fuera basura. A continuación tomó un pequeño plátano y se lo ofreció a la capitana, acercándoselo a la boca despacio y sonriéndole de forma alegre. Parecía otra cosa, pero Hikaru era demasiado inocente para aquellas cosas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 17 Feb 2017 - 6:47

Misa estaba impresionada ante el apetito de Hikaru. Ella pensaba que solamente Xemnas podía comer de esa forma y ahora ya estaba pensando que era ella la extraña por no comer de semejante forma. La comía solo desaparecía y la sargento apenas masticaba. Miró a los camareros y los tranquilizó con la mirada. Normal que temieran, aun siendo el comedor de la marina, eran ellos junto a los cheff los que tenían que velar porque la comida alcanzara para el resto. Memorizó el nombre del que le había comentado eso y luego se quedó callada mientras la seguía escuchando con calma. Notó la mano de ella apretar la suya, pero no le importó en lo más mínimo.

Escuchaba las risas del resto y las miradas extrañas, no iban dirigidas a ella, sino que a su compañera. ¿De qué se estarían riendo? Quizá era por la forma en la que comía, pero seguía sin ser un tema que nos les convenía. Había elegido un mal lugar para conversar, si bien no había mucho problema ya que ambas ignoraban al resto, era bastante incomodo sentirse observada por unos idiotas. ¿En qué se estaba convirtiendo la marina? Dejó de pensar en ello cuando escuchó el nombre del vicealmirante al que le habían recomendado. No lo conocía en persona, pero sabía que el líder de la tropa a la que Xemnas pertenecía y a la que esperaba poder ingresar.

– Yo lo haría, Hikaru – le dijo con total tranquilidad. – Yo te recomendaría a algunas misiones difíciles o para poder ascender – se quedó callada unos momentos y luego le sonrió. – Incluso, yo misma te podría recomendar a Al – guardó silencio y abrió la boca para poder masticar el plátano. Logró escuchar como algunos se atragantaban y como a otros les empezaba a salir sangre de la nariz. – No conozco tus habilidades de combate, pero sé que eres fuerte. Lo veo en tu mirada y tu aura es la más fuerte de todos los que están aquí – le dijo después de tragar. – Y quien sabe, últimamente estoy buscando gente para salir de misiones, yo te llevaría conmigo. – Su tono fue de plena confianza y esperaba que ella lo sintiera de ese modo.

Agarró el plátano y se levantó. Era hora de cumplir con uno de los deseos de ella. La miró de forma tranquila y de un par de mordidas, aquella fruta desapareció. Empezó a caminar y botó la cáscara en el basurero.

– Entonces… ¿Vamos, Hikaru? – le preguntó con calma. – Estoy dispuesta a luchar contra ti si es lo que deseas – dirigió su mirada al resto, los haría pagar por burlarse de ella. – Todo el resto, sí… Los que se rieron de ella, quiero que den treinta vueltas a Marineford – todos se miraron dubitativos y agacharon su cabeza. – Ahora. No me hagan repetirme. – Dijo de forma seria y luego de unos segundos, todos desaparecieron y se fueron a correr.

Si la respuesta de ella era afirmativa, caminaría hacia afuera y la esperaría a unos pocos metros de la entrada del lugar. Aunque… Algo le decía que ella iba a aceptar, era lo que estaba pidiendo, ¿no? ”¿Por qué todo termina de esta forma?” – se encogió de hombros y la esperaría con los brazos cruzados.

– Puedes empezar, si gustas – le diría una vez ella llegara. – Aunque, puedes decirme si lo interpreté mal o no. De ser así, dime, ¿cómo es que deseas que te demuestre mi fuerza? – Le diría con un tono amable. No sería la primera ni la última vez que sacaba algo de contexto, pero si se equivocaba, estaba dispuesta a hacer lo que ella pidiera. No era nada de otro mundo y nada imposible, así que no tendría problemas con ella. Se quedó callada y espero respuesta por parte de ella. Por el resto, lograba ver a los pesados que se reían de Hikaru correr por Marineford.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie 17 Feb 2017 - 7:07

La joven la vio comer plátano de aquella forma y mostró una expresión tranquila entonces. No pudo evitar emocionarse cuando ella dijo que iba a hablar personalmente con Al y eso provocó que se levantase de repente dedicándola una mirada llena de dulzura y amabilidad. Lo que no pudo entender fueron los derrames nasales de muchos de los marines, seguramente estaban enfermos o algo parecido. Dejó de pensar en ellos y miró a la capitana con un brillo especial en sus dorados ojos. Estaba demasiado contenta con aquella noticia, pues no sabía cómo decir o encontrar al tal hombre de hielo que usaba bien la espada. La marina no era muy famosa por sus espadachines de verdad. Escuchó de unos bestias que usaban espadones, pero no como las finas katanas que ella utilizaba para los combates contra los enemigos.

- ¡Eso sería estupendo!

Entonces se levantó escuchando las palabras de la rubia sobre pelear. Ella se refería a pegarle a una pared de ladrillos o algo por el estilo, pues no le gustaba mucho la lucha y menos contra sus compañeros. Tragó un poco de saliva estando nerviosa y después de unos momentos asintió con la cabeza para no quedar mal. Estaba a punto de decir algo para evitarlo, pero las palabras que dijo sobre los reclutas y el castigo la hizo pensárselo mejor y no decir nada. Tragó saliva pensando alguna solución, pero no encontró ninguna. Cuando salieron escuchó las palabras de la capitana y sus piernas dejaron de temblar. Mostró una sonrisa de alivio y se tiró al suelo soltando un enorme suspiro. Había pasado bastante miedo y todo por el hecho de que no quería problemas con la gente que apreciaba.

- Menos mal… Ya creía que me ibas a pegar… Pues me refería a una demostración contra una pared o algo por el estilo. No me gusta pelear con mis nakamas ni siendo de entrenamiento, es algo que nunca pude entender.

Dijo algo apenada. Ella no podía entrenar con nadie sin hacerles daño por el poder de su fruta. Se relamió un poco y después le hizo una reverencia de respeto a la capitana. Esperaba no haberla ofendido de ninguna forma. Entonces fue cuando se dio cuenta de que la gente continuaba corriendo de aquella manera. Se le ocurrió algo y entonces le dedicó una dulce mirada a la marine de mayor rango.

- ¿Es cierto que conoces al Vice-Almirante Xemnas? Me dijeron que es el número uno cuando se trata de escaparse del papeleo. Dicen que tiene la técnica ancestral de dejárselo a una rubia o algo así.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Mar 21 Feb 2017 - 21:47

No pudo aguantar una ligera risa al escuchar las palabras de Hikaru. Menos mal que solo lo había malinterpretado. La verdad, ni ella quería luchar contra la rubia. Fue bastante aliviador de su parte escuchar algo como eso. Miró hacia los lados buscando una pared que se viera lo suficientemente dura como para demostrar su fuerza. ”Me va a caer el reto del año” – pensó mientras buscaba lo que fuera como para dejar feliz a su compañera. Escuchó su pregunta y rio con fuerza. Al parecer, no todos sabían que ella y Xemnas eran pareja. Suspiró con calma y la miró mientras se iba acercando a una pared que estaba a un lado. Por suerte, era bastante grande. Tendría unos cinco metros de alto y unos siete de ancho. Era la que estaba a un lado del lugar donde estaban comiendo, con su haki supo que no había nadie del otro lado.

– Pues, sí. Lo conozco – le empezó a decir mientras se arremangaba la manga de su camiseta. Puso la mano en la pared. – Él y yo somos novios. Y sí, él es un experto en evitar todo el papeleo y me lo deja a mí – suspiró con calma y se separó un poco de aquella pared. Muchos se quedaron mirándola de forma confusa. – Y no hay nada de malo en entrenar con tus nakamas. Muchas veces te ayudan a hacerte más fuerte y entender mejor tus habilidades o lo que te falta por mejorar. De todos modos, tampoco te lo voy a imponer. No es necesario – tomó una ligera pausa. – En fin, aquí voy.

No lo pensó más veces y golpeó con toda su fuerza aquella pared. El golpe dio de lleno en la pared y esta no pudo hacer otra cosa que romperse. Una poderosa onda de viento y polvo se había formado. Además, el golpe fue tal que las grietas se vieron incluso en las paredes aledañas y el techo de la entrada del lugar donde comieron se vino abajo. ”Creo que se me pasó la mano” – los ladrillos habían salido disparados y esperaba que ninguno le hubiera dado a Hikaru. Por suerte, del otro lado ya no había nadie y el daño era material. ”Eso sale de mi sueldo” – suspiró y se encogió de hombros y luego miró a la rubia.

– Espero que haya sido suficiente – le dijo con calma. – ¿Estás herida? Si es así, dímelo. Te curaré enseguida – suspiró. – Por cierto, ¿tienes brigada, no? Quiero saber cómo son tus nakamas. – Le dijo mientras se preparaba por si debía curarle alguna herida. Si no, solo se sentaría en el suelo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Lun 27 Feb 2017 - 3:51

La rubia quedó impresionada ante las palabras de Misa y no pudo evitar mostrar la sonrisa más enfermiza y siniestra posible. De modo que hacía cositas turbias con el Vice-Almirante Xemnas. El hombre de la armadura tendría que disfrutar de aquella mujer de una forma que solo había pensado en relatos terminados en bodas y unicornios. No podía creérselo, pero ahora la historia de la técnica del papeleo tenía sentido. Ya sabía que debía ordenar a alguien ocuparse y el indicado era Keith. Él tendría que hacerlo todo y ella podría ser feliz y comer manzanas. Mostró una expresión calmada y después continuó observando a la capitana. Entonces observó lo que hizo con el muro y no pudo evitar quedar asombrada con la boca muy abierta. Escuchó su pregunta y después le contestó con calma.

- Mi segunda al mando no habla mucho y es un poco cruel con los criminales, pero es buena chica. El tercero es mi dragón papelista a partir de hoy, le ordenaré el papeleo a él copiando a Xemnas-sama. Es un poco callado, pero buena gente. También hay una chica dragón muy amable y dulce con la que me encanta dormir. Una joven que suele ir con una lanza y bueno, por ahora nadie más, pero estoy en proceso de fichaje.

Dijo con una sonrisa dulce. La verdad es que tenía un ejército de mujeres para un solo hombre y aquello fue algo que le hizo quedarse un poco pensativa. Esperaba que el peliplateado no se incomodase, él podía ser una “diva fantástica” también sin miedo al qué dirán. Fue entonces cuando se acercó a Misa con aquella sonrisa enfermiza y le dio leves toques con el codo en su hombro, mirándola a los ojos y empezando a hablarle.

- Cuéntame entonces, Misa-san… ¿Qué te hace el Vice-Almirante? Seguro que un poco de esto… Luego un poco de aquello… Y después eso… –Dijo mientras se relamía despacio.

Lo que había en su mente…

Hikaru imaginaba al rubio arrodillado frente a la rubia, mirándola a los ojos y ofreciéndole bandejas de pollo, arroz y todo tipo de comida. Cogiendo botes de nata de forma salvaje y preparándole exquisitas tartas y además todo tipo de postres.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Lun 27 Feb 2017 - 5:08

Estaba bien y eso, a fin de cuentas, era lo que importaba. La escuchó hablar con tranquilidad y no pudo evitar sorprenderse. Sus hombres eran… Variados. Pasando por dos dragones y una lancera. Sintió curiosidad por ver en qué llegaba toda esa extraña combinación de poderes. Ella, por mala suerte quizá, aún no recibía respuesta por parte de Xemnas para ver si de verdad lograba convencer al vicealmirante Al para que ella entrara en aquella brigada. No le gustaba la idea que él intercediera por ella, pero tampoco se iba a quejar. Entre menos preocupaciones tuviera, era un tanto mejor… Ya suficiente tenía con aquellas dos personas que buscaba y también por resolver la verdad sobre su pasado. Negó con la cabeza y trató de no pensar en ello. Las respuestas llegarían tarde o temprano.

Fue entonces cuando el codo de ella la sacó de sus pensamientos. Escuchó sus palabras y no pudo evitar sonrojarse y mirar a otro lado. ¿Por qué le decía esas cosas ahora? ¿Acaso no era tan inocente como se le había presentado? Su sonrojo era impresionante y no pudo evitar apartarse de ella y darle la espalda unos segundos, mientras suspiraba reiteradas veces para relajarse. Sus palabras la habían pillado con la guardia baja, volvió a mirarla a los ojos, ya sin tanto rojo en su rostro y un poco más tranquila. Su sonrisa era nerviosa.

– No responderé sobre eso. Es personal – dijo… Tratando de ocultar sus nervios y su intranquilidad. – No es que no quiera decirlo… Solo me da vergüenza – nuevamente, el sonrojo invadió su rostro y esta vez, casi pudo sentir como un poco de humo salía por sobre su cabeza. Definitivamente, no estaba cómoda al tener que responder aquello. – De todos modos, Hikaru, tu novio es Keith, ¿no? – Le terminó por preguntar, casi tratando de desviar el tema y solo dijo lo primero que le venía a la cabeza. Al menos, esperaba que eso fuera suficiente para relajarse un poco.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Lun 27 Feb 2017 - 5:24

La sargento quedó un poco confusa cuando Misa le dio la espalda y empezó a decirle aquellas palabras. Se sintió un poco mal consigo misma, a lo mejor la pobre estaba siguiendo dietas especiales y no quería compartir aquel tipo de información. Lo veía correcto y estaba en su derecho de no decir nada. Ella sin embargo era distinta y no ocultaba lo que prefería para comer o lo que se cocinaba. Entonces fue cuando soltó un suspiro y decidió que lo mejor sería una disculpa a la chica. Sin pensárselo inclinó la cabeza tanto que casi llega al suelo y tragó saliva. Por nada del mundo quería incomodar a la capitana con sus preguntas.

- Perdóneme por meterme donde me llaman… Solo quería saber el tipo de postres o de comida que el Vice-almirante le preparaba o le compraba y eso… No volveré a meterme donde no me llaman…

Se notaba bastante arrepentida, pero entonces escuchó las palabras de aquella mujer. Ella simplemente ladeó la cabeza mostrando una mirada de lo más inocente. Ella no tenía de aquello y simplemente pensaba en ser la reina de los marines por el momento. Entonces fue cuando se quedó un momento pensativa y después de unos momentos le respondió a la capitana con una agradable sonrisa.

- Pues no que yo sepa… Yo busco ser la reina de los marines y no me he parado a pensar en ese tipo de cosas. De hecho, la última vez que hablé con él fue cuando dijo que usted era un demonio con cara bonita y que usaba relleno… Creo que fue la última.

Hikaru se estaba confundiendo con un cabo que iba de chulo por su cuartel, pero su mala memoria le jugó aquella mala pasada echándole la culpa al pobre dragón, el cual no tenía nada que ver en aquel asunto. Tal vez en esos momentos incluso estuviese durmiendo o por ahí a su bola. Hacía unos días que no le veía.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Lun 27 Feb 2017 - 6:02

¿Otra vez? No pudo evitar sentirse más avergonzada al escuchar lo que le decía. ¿Qué tan inocente era Hikaru en realidad? Mejor dicho… ¿Qué tanta mala imaginación tenía la misma capitana? No lo negaba, últimamente estaba mal pensando todo de una manera poco común. Suspiró con calma mientras olvidaba ese pequeño hincapié. Ya trabajaría un poco más sobre ese tema o, al menos, sabría que conversar con Hikaru iba a ser un tanto complicado, pero no lo negaba, estaba siendo divertido y era un momento grato.

No pudo evitar contener una risa ante el comentario de ella. Definitivamente, tendría que conversar con Keith y que le aclarara un par de cosas. Aunque algo le decía que sería una charla sin muchos resultados, quizá era su instinto de mujer o algo, pero tampoco le interesaba. Solo quería agrandar su círculo de amistades en la marina y se alegraba que todo fuera sobre ruedas con Hikaru. Suspiró con calma y se levantó. La conocida presencia de Noriko se estaba acercando y eso solo significaba que su “descanso” había terminado. Le tendió la mano a la rubia y, de aceptarla, la ayudaría a levantarse.

– Te agradezco que hayas venido – le dijo con una sonrisa. – Y no te preocupes, fue mi error lo de recién. No hago ninguna dieta y como lo suficiente… Supongo – rio de forma suave. Noriko cada vez estaba más cerca. – Y tendré que hablar con ese tal Keith. Estos son totalmente naturales, nada de relleno – apuntó a sus pechos, casi presumiendo un poco, casi. – De todos modos, diría que los tuyos son más grandes que los míos. – Le dijo con una gran sonrisa.

– Siento interrumpir, pero la capitana Misa debe seguir con el papeleo – la dulce voz de Noriko llegó. – Mucho gusto en conocerla, sargento Hikaru. – Hizo el típico saludo militar y luego fulminó a Misa con la mirada.

– Eres aburrida, Noriko – le respondió. – Bueno, Hikaru. Estaremos en contacto, cualquier cosa me dices y con gusto te ayudaré – intentaría abrazarla y si se dejaba, le daría un dulce beso en su mejilla. – Nos vemos, Hikaru. Si puedes, dile a Keith que quiero conversar con él. – Le dijo mientras se empezaba a alejar de ella. Noriko se despidió con el saludo militar y la siguió.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Invitado el Lun 27 Feb 2017 - 6:23

Hikaru la abrazó con una dulce sonrisa en su rostro. De modo que deseaba hablar con Keith, pues ella misma le daría el número, así ambos podían conocerse y ser amigos. Aquella chica que se llevó a Misa le había caído bien y ella misma le hizo el mismo saludo. Ahora debía irse y pensó que al final había ido para comer y hablar del dragón. Soltó un pequeño suspiro y después de unos momentos se levantó de su sitio y empezó a caminar hacia el puerto. Entonces tomó el Den Den Mushi y después de unos momentos llamó a un número especial. En cuanto lo cogieran hablaría con un tono dulce y muy amable para ver si la técnica de Xemnas funcionaba a la perfección.

- Keith-kun… ¡Tengo dos montañas y media de papeleo en mi camarote! La llave está bajo el felpudo, ocúpate tú personalmente de eso por favor. – Sin darle permiso para hablar, colgó rápidamente.

En su rostro se formó la mayor de las sonrisas y después continuó caminando tranquilamente hacia el puerto. Debería tomar el barco donde estaban los reclutas esperándola para poner rumbo de nuevo al cuartel. Era una alegría tener a Keith de su bando, pues el dulce chico lo haría seguramente con la mejor de las intenciones. Si le dijo personalmente, fue para que no mandase a otro, pues ella quería que fuese él. Entonces soltó una pequeña risa y miró hacia los cielos con los ojos cerrados.

- ¡Me siento como Xemnas! – Gritó con ilusión al mismo tiempo que empezaba a bailar despacio entre saltos y gritos de alegría.

No tardó mucho en llegar al muelle, donde sus hombres la esperaban asustados. Esperaban que no se perdiese metiéndose de nuevo en el tonel de manzanas y durmiéndose en él sin motivo alguno. Era la mejor forma que tenía la chica para conseguir comida y descansar al mismo tiempo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde veraniega en Marineford. [Misa-Hikaru][Privado][Pasado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.