Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7450)
 
Nocturne93 (5328)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Webmaster (2268)
 
Alwyn (2265)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Ir abajo

Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Invitado el Mar 28 Feb 2017 - 3:22

Datos Esenciales:

Experiencia: 9575.

Nivel: 29.

Nombre: Kaleb.

Apellidos: Hirsizlar Krali.

Apodo: Ninguno de momento. Ya se los ganará.

Alineamiento: Caótico neutral.

Raza: Humano.

Edad: Diecinueve.

Facción: Pirata.

Rango/Empleo: Pirata desconocido.

Rango social: Bajo.

Banda, Flota o Brigada: Ninguna de momento.

Clase:
Espada de los 7 Mares:
Nivel 10: Resistencia 1, Agilidad 1, Reflejos 0, Poder de Destrucción 0, Velocidad 0
Nivel 15: Resistencia 1, Agilidad 1, Reflejos 1, Poder de Destrucción 1, Velocidad 0
Nivel 20: Resistencia 2, Agilidad 2, Reflejos 1, Poder de Destrucción 1, Velocidad 0
Nivel 30: Resistencia 3, Agilidad 3, Reflejos 2, Poder de Destrucción 2, Velocidad 1
Nivel 40: Resistencia 4, Agilidad 3, Reflejos 3, Poder de Destrucción 2, Velocidad 1
Nivel 45: Resistencia 4, Agilidad 4, Reflejos 3, Poder de Destrucción 3, Velocidad 1
Nivel 50: Resistencia 5, Agilidad 5, Reflejos 3, Poder de Destrucción 3, Velocidad 1
Nivel 60: Resistencia 6, Agilidad 6, Reflejos 4, Poder de Destrucción 4, Velocidad 2
Nivel 70: Resistencia 7, Agilidad 6, Reflejos 5, Poder de Destrucción 4, Velocidad 2
Nivel 75: Resistencia 7, Agilidad 6, Reflejos 6, Poder de Destrucción 4, Velocidad 3
Nivel 80: Resistencia 8, Agilidad 7, Reflejos 6, Poder de Destrucción 4, Velocidad 3
Nivel 90: Resistencia 9, Agilidad 8, Reflejos 7, Poder de Destrucción 5, Velocidad 4
Nivel 100: Resistencia 10, Agilidad 9, Reflejos 7, Poder de Destrucción 5, Velocidad 4
Nivel 105: Resistencia 10, Agilidad 9, Reflejos 8, Poder de Destrucción 6, Velocidad 4
Nivel 110: Resistencia 11, Agilidad 10, Reflejos 8, Poder de Destrucción 6, Velocidad 4
Nivel 120: Resistencia 12, Agilidad 11, Reflejos 9, Poder de Destrucción 7, Velocidad 5
Nivel 130: Resistencia 13, Agilidad 11, Reflejos 10, Poder de Destrucción 7, Velocidad 5
Nivel 135: Resistencia 13, Agilidad 11, Reflejos 11, Poder de Destrucción 8, Velocidad 5
Nivel 140: Resistencia 14, Agilidad 11, Reflejos 12, Poder de Destrucción 8, Velocidad 5
Nivel 150: Resistencia 15, Agilidad 12, Reflejos 13, Poder de Destrucción 9, Velocidad 6

Maestría: Ondas Cortantes.

Oficios: Ladrón (x3).

Akuma no mi: Kaleb es el usuario de la Jiki jiki no mi, la fruta del diablo que le otorga la capacidad de convertirse en un hombre magnético, con todo lo que ello implica. Sus habilidades por ello son bastante extensas y sus posibilidades infinitas, pero como resumen se podría decir que adquiere el poder de controlar el magnetismo, lo que le permite atraer y repeler cosas, como si de un imán se tratase, así como generar y controlar campos magnéticos.

Mar e Isla de Origen: Arabasta / Paraíso.

Sueños: La meta de Kaleb no es ni más ni menos que convertirse en el hombre que podrá obtener cualquier cosa que desee, sin importar a quién pertenezca o dónde se encuentre ni lo difícil que sea esto. Romper cualquier límite que pueda separarle de sus objetivos. Superar cualquier barrera y que, por ello, su nombre sea conocido desde los Cuatro Blues hasta el Nuevo Mundo. En definitiva, su mayor aspiración es convertirse en el Rey de los Ladrones.

Datos Escénicos:

Descripción Física:

  • Descripción general: Si bien no presenta el aspecto más extravagante del mundo está claro que Kaleb se ve de forma un tanto particular, mayormente debido a ciertos rasgos que le hacen destacar por encima del resto, por lo menos, fuera de su isla natal. Lo primero que asalta a la vista ha de ser la tonalidad de su piel, mostrando esa tez morena tan característica de los hombres del desierto, pese a que su estancia en su isla de nacimiento fuera más bien breve. Genética, como quien dice, lo que logra del mismo modo que su cuerpo sea el de alguien perteneciente a una sociedad con un estilo de vida más duro de lo normal, lo que se traduce en un desarrollo físico natural que denota bastante fortaleza.

    Siendo un poco más concretos, podríamos definir la complexión de Kaleb como atlética, ni muy delgado ni exageradamente musculoso, manteniendo un equilibrio de fuerza y agilidad. Su musculatura, por ello, se encuentra bastante bien definida pese a que no tienda a destacar por encima de la ropa, aunque es fácilmente apreciable cuando se encuentra desnudo o, simplemente, con el torso descubierto. Quizá la parte más desarrollada sean sus brazos, cosa de la que alguien lo suficientemente observador podría darse cuenta fácilmente, delatando el uso continuado de la espada y un constante entrenamiento en el arte de la misma, lo que conlleva unos bíceps notablemente marcados, así como un antebrazo bien definido y fortalecido, dotándole de una fuerza en ambas extremidades bastante significativa.

    Pasando a sus rasgos faciales, como joven que apenas ha llegado a la mayoría de edad, presenta unos ligeramente endurecidos, aunque notándose aún bastante suaves en comparación con los de otros hombres de edad más avanzada, pero que ya muestran un aspecto bastante más maduro. Sus iris presentan una tonalidad ambarina, casi dorada, lo cual suele ser cautivador e incluso hipnotizante para aquellos a los que pille por sorpresa, característica más destacable de unos ojos profundos, otorgándole una mirada penetrante. Su nariz es ligeramente afilada, siendo algo fina, y sus labios tienden a mostrar, por lo general, una sonrisa que denota seguridad y confianza en uno mismo, así como, quizá, despreocupación o simple diversión. Esto último tiende a ayudar a que la gente, especialmente la que no le conoce, tenga facilidad para confiar en él. ¿Quién iba a dudar sobre la honestidad de alguien con un aspecto tan puro y unas formas tan agradables?

    Respecto a su cabello, presenta un tono bastante oscuro, castaño, propio de los hombres del desierto que, sin llegar a ser demasiado largo, posee un único mechón que se extiende notablemente más que el resto, como una coleta, cuyo color se mostraría como el elemento más personal y característico de Kaleb, por lo que se describirá a continuación.

  • Marcas personales: Como venimos diciendo, esa "coleta" es el rasgo que más destaca de su aspecto y es que, mientras que el resto de su pelo presenta una tonalidad azabache, dicho mechón es de un rojo ligeramente apagado, contrastando bastante con lo demás. Esto es producido debido a un defecto genético que afecta directamente a la pigmentación de su cabello, aunque por el momento parece no haberse extendido más allá de un simple mechón.

    Por otro lado, el tatuaje de un dragón oriental recorre su brazo izquierdo desde la muñeca hasta el hombro y el omóplato, donde concluye la cabeza del mismo.

  • Indumentaria habitual: Lo cierto es que las ropas que suele vestir tienden a hacerle aparentar un estatus económico que no le corresponde, pues suelen ser prendas de bastante calidad, llamativas y elegantes en cierto sentido a las que alguien con sus capacidades de adquisición nunca sería capaz de acceder. Por si no ha quedado lo suficientemente claro, su ropa es robada.

    Dicho esto, Kaleb se decanta por un estilo que se podría definir ligeramente como de "oficial pirata", y es que la chaqueta oscura que lleva siempre no se aleja demasiado de este hecho. Negra por completo en el exterior, roja carmesí en el interior, adornando sus bordes con líneas de un dorado igual al de sus botones, los cuales están más de adorno que por utilidad, pues el moreno acostumbra a ir aquí y allá con la chaqueta desabrochada, mostrando bajo esta una camisa simple de color blanco. De cintura para abajo se cubre con unos pantalones de un tono similar al de la chaqueta, los cuales concluyen en esas botas oscuras que usa de calzado, todo ello fácilmente reconocible como primeras calidades. Cómo, cuándo y dónde habrá obtenido todo esto es algo que tan solo él sabe.

    Lo único que siempre lleva encima y que no ha sido robado por Kaleb es el colgante que reposa sobre su cuello, bastante simple, apenas conformándolo una cuerda y un pequeño trozo de madera tallado a mano. Tiene un gran valor sentimental para él, aunque nunca le ha dicho a nadie por qué.

Descripción Psicológica:

  • Psicología: La mejor frase que mejor definiría a Kaleb sería algo tal que "del que poco o nada se sabe", cosa que es cierta y no a partes iguales. La explicación más sencilla de esto es que muchos son los que han tenido que convivir o lidiar con él, pero muy pocos han sido capaces de ir más allá de lo que muestra por fuera a la hora de conocerle. ¿Quiere esto decir que no saben nada de él? Claro que no, pero no llegan a entender mucho más allá de lo básico. ¿Que qué es lo básico? Ahora mismo os lo explico.

    Caradura, interesado, codicioso, temerario y arrogante. Esas cinco palabras serían las que una gran mayoría de la gente que ha tenido contacto con él utilizaría para describirle, y motivos no les faltan. El azabache tiene un morro que se lo pisa, pero... ¿Qué se puede esperar del futuro Rey de los Ladrones? No le importa ser descortés si esto le beneficia de alguna manera, y es que si puede ahuecar el ala para escaquearse de algo que requiera esfuerzo por su parte lo hará, especialmente si no reporta ningún beneficio sustancial. ¿Trabajar gratis? Eso es para esclavos, y él no es uno, sino todo lo contrario. Al fin y al cabo, aspira a convertirse en alguien para el que no hay barrera o límite alguno, así que, si no hay recompensa... ¿Qué le obligaría a mover un solo dedo por aquellos que poco le importan? Quizá con unos pocos sujetos que tuvieran algo de relevancia para él, pero poco más.

    Respecto a su codicia, quizá no sea la palabra más adecuada para definirlo, pues su interés no se centra solo en adquirir riquezas o bienes con los que poder vivir cómodamente -que también-, sino quizá en el hecho de que le gusta demostrar que puede conseguir todo aquello que quiere y desea. Algunos incluso afirman que padece una enfermedad que le impide estar más de dos días seguidos sin intentar apropiarse de algo que no le pertenece, pero esto no es malestar ni mucho menos, sino simple espíritu de superación. Si se relajase y dejara de perseguir sus ambiciones jamás culminaría su sueño, y eso es algo que no está dispuesto a permitir. Por supuesto, esto va ligado a la temeridad de sus actos, pues al no querer marcarse límites no distingue entre a quién es adecuado robarle y con quién tendría que andarse con ojo, lo que en más de una ocasión le ha metido en problemas bastante serios. Meterse con la gente equivocada es peligroso, pero bueno, nadie dijo que fuera a ser fácil, ¿no? Además, para alguien que confía tanto en sus propias capacidades no hay pensamiento o preocupación alguna al respecto. No importa en qué situación se vea envuelto, sabe que logrará apañárselas de una u otra forma y, con suerte, salir indemne... Y bien recompensado.

    Sin embargo, lejos de lo irresponsable o descerebrado que pueda parecer por fuera, dentro de su ser se esconde alguien tan astuto como un lobo. Pese a que aparente no tener nada bajo control, lo cierto es que tiende a medir sus planes con meticulosidad, cosa que no le suele llevar demasiado tiempo. Es de mente ágil, para entendernos, y esto en el mundo en que se mueve le viene de perlas. Es raro ver a alguien de su edad demostrando la inteligencia que se gasta, si bien no es el hombre más culto del mundo ni mucho menos, aunque, como es fácil ver estando cerca de él, demuestra que sigue siendo alguien bastante joven, por lo que muchas veces sus capacidades se le van de las manos, dejando lugar a los impulsos y estupideces de la edad. También tiene derecho a disfrutar de la vida, ¿no? Y hablando de eso... ¿Qué vicios presenta? El alcohol no es algo que desprecie precisamente, aunque quizá su mayor debilidad sean las mujeres. Quizá sean las hormonas... O que está más salido que un clavo en un madero, pero eso son cosas que van aparte. Por otro lado, puede haber momentos en los que se deje llevar por la corriente y se comporte de forma un tanto estúpida. Según le de, pero tiende a ocurrir cuando le sigue el rollo a alguien o, por el contrario, se lo siguen a él. En fin, qué se le va a hacer... No todo puede ser bueno. Al menos, cuando la situación lo requiere, tiende a ser el que porta la voz de la razón. A menudo. Normalmente. En ocasiones... ¿A veces? Bueno, vosotros creedme, ¿vale?

    Pasando a cosas más básicas, Kaleb es una persona bastante alegre por lo general y su compañía, si bien no puede ser considerado una buena influencia, es cuanto menos agradable. Es extraño que jamás haya tenido muchas amistades mostrándose así, pero esto se explica con el hecho de que al azabache no le guste contar mucho de sí mismo. Apenas habla de su pasado y, de hecho, sus ánimos parecen esfumarse cuando piensa en ello. El por qué de esto es algo que tan solo él conoce.

  • Gustos: Como ya se ha dejado entrever en la descripción psicológica, uno de sus múltiples vicios es la bebida, la cual va intrínsecamente ligada al gusto por la fiesta y el desmadre. Está en la edad, después de todo, así que no se le puede reprochar demasiado por ello. Quizá, como mucho, que tratara de comportarse un poco. Curiosamente, suele preferir las bebidas fuertes que aquellas más suaves, raro en la gente joven, y lo cierto es que las soporta bastante bien. Ligado a la marcha que lleva, por supuesto, no podía faltar la pasión por las mujeres, especialmente por aquellas que le sacan unos pocos (o no tan pocos, según si están de buen ver o no) años. Lo considera un reto y, a su vez, una necesidad básica. Esto no quiere decir que considere al género opuesto simples carnazas que cazar, ni mucho menos, pero es, cuanto menos, un tanto adicto a... Los juegos de mayores. Su preferencia son las mujeres de cabello oscuro o pelirrojo.

    Así mismo, siente cierta atracción por los juegos de azar, de los cuales ansía aprender más y más cada día, buscando alguna forma de hacer triquiñuelas en ellos con las que engañar a la gente y sacar tajada. ¿Qué? A mí no me miréis, la rata es él, no yo. Sin embargo, sí que es cierto que, cuando no se trata de alguna clase de timo o, simplemente, le apetece pasar el rato, intenta no hacer trampas para que el resultado sea más agradable para todos los jugadores. Recalco: intenta.

    Las ropas elegantes, por otro lado, son uno de los pequeños caprichos que le gusta darse, si bien no le agradan los trajes esperpénticos o incómodos, suele tener bastante clase en su forma de vestir, al menos para alguien de su estatus económico.

  • Desagrados: Hay pocas cosas que puedan llegar a molestarle realmente, aunque si existe algo por lo que sea capaz de salirse de sus casillas es que le infravaloren. Para alguien con aspiraciones tan difíciles o imposibles de lograr, el menosprecio hacia su persona es algo que no es capaz de tolerar, pues prácticamente se lo toma como si estuvieran tachando de inútiles sus intentos o, por otro lado, de estúpidas sus metas. Sí, es consciente de que es muy joven y de que, quizá, no ha adquirido toda la experiencia que debiera aún, pero se considera alguien realmente capaz y que pongan esto en duda le resulta molesto.

    Del mismo modo, tampoco le agrada la sensación de derrota, especialmente cuando siente que está fallando a la confianza de aquellos que son importantes para él -los pocos que lo logran-. No se deprime por ello, sino que sigue intentando lograr sus objetivos con más ahínco, pero le resulta imposible sentirse culpable en cierta medida, como si defraudase al resto. No es una sensación agradable, después de todo.

    Tampoco le agrada la gente en exceso seria. Al menos no por lo general. Su compañía tiende a ser aburrida si no les caracteriza algún matiz peculiar, fuera de lo común.


Habilidades: Es bastante habilidoso en los juegos de azar ya que, para él, nada depende de la suerte. Como es fácil suponer, esto se explica en que tiende a hacer trampas en este tipo de actividades, normalmente asegurándose la victoria sin demasiado esfuerzo. Tiene la suficiente paciencia como para hacer que, simplemente, todo parezca ser un golpe de suerte, lo que evita que la gente sospeche y haga preguntas no deseadas. Su aspecto juvenil tiende a ayudarle en esto, aunque no siempre es capaz de evitar meterse en problemas.

Por otro lado, tiene una alta tolerancia al alcohol, de modo que es capaz de beber ingentes cantidades del mismo sin verse afectado en lo más mínimo. Como es lógico, al igual que el resto del mundo, tiene su límite, pero es mucho más elevado que el de la gente ordinaria. Es por esto mismo por lo que se le puede ver bebiendo a casi cualquier hora del día como si se tratase de algo absolutamente normal. Quizá lo termine lamentando en el futuro, aunque por el momento... Simplemente hinca el codo.

Así mismo, se considera a sí mismo como alguien con muy buena memoria, lo cual tiende a ir ligado con la primera de sus habilidades, pues le ayuda a la hora de contar cartas o recordar posiciones de las mismas. Es raro que se le olvide un nombre, una dirección o cualquier tipo de detalle, ya sea de algún lugar o de una persona, por minúsculo que sea.

Torpezas: Es un auténtico negado a la hora de resolver adivinanzas o acertijos. Su razonamiento no funciona demasiado bien con cosas que no son de sentido común, lo que se traduce en que le cueste resolver hasta los acertijos más sencillos. ¿De qué color es el caballo blanco de Santiago? ¿¡De qué color!? Bueno, quizá no de una forma tan exagerada, pero eso.

Por otro lado, tiene el sentido de la orientación en el culo. Podría escoger la dirección opuesta a su destino incluso teniendo un cartel luminoso indicándole que debe seguir el sentido contrario. No se le puede dejar ir solo a ningún lado si se quiere evitar que se pierda, y es por esto que sus viajes en soledad tienden a ser bastante caóticos, sin ningún rumbo aparente, pues nunca se dirige hacia donde cree que va. Quizá este sea el mayor defecto, y es que siempre está completamente convencido de que camina en la dirección correcta, no dándose cuenta de este error hasta que termina en un sitio completamente distinto o hasta que alguien le muestra claramente que se equivoca.

Además, es un auténtico negado para la cocina. No importa lo simple que sea el plato, terminará quemado, cayéndose al suelo o algo mucho peor... Quizá hasta los ingredientes que él mismo haya seleccionado sean venenosos o no se encuentren en buen estado. ¿Qué es lo más problemático de esto? Pues que... Tiende a sentir curiosidad por saber qué cosas pueden combinar bien o no en determinadas recetas, así que suele meter mano en la cocina, incluso cuando no es él quien está preparando la comida. Eso sí, nunca reconoce su culpa cuando todo el mundo comienza a sentirse mal o a vomitar.

Historia: Thief of thieves

Pertenencias:

Armas:

Ebony & Ivory:
Se trata de una pareja de sables que anteriormente pertenecieron a su ahora ex-capitana, Sapphire, el Águila Azul del East Blue. Ambas armas son de calidad Ryo Wazamono, por lo que resultan bastante más eficaces que los filos convencionales. Además de esto, cada una de ellas posee una cualidad especial que la caracteriza.

En el caso de Ebony, cuya hoja es ligeramente más corta que la de su hermana, tiene la capacidad de envolver su acero en llamas, las cuales alcanzan una temperatura que ronda los 200 ºC.

Por su parte, Ivory es contraria a su hermana, teniendo la habilidad de imbuir su filo en un aura de frío, haciéndola capaz de congelar cualquier cosa que toque allá donde haga contacto su hoja.



Ropas: Por lo general cualquier prenda que lleve, a excepción de su ropa interior, suele pertenecer a otros. Kaleb "toma prestado" casi todo su armario, lo que se traduce en que nada es suyo propiamente dicho, aunque él se haya hecho con ello a través de métodos poco... Éticos. Sin embargo, es extraña la ocasión en la que se le ve sin su chaqueta, elegante y oscura como la noche misma, así como unos pantalones largos, una camisa blanca y sus botas.

Propiedades: Todo aquello existente y que aún esté por existir en el mundo, como buen Rey de los Ladrones Ninguna.

Barcos: Ninguno, tiende a viajar de polizón.

Islas: Ninguna de momento.

Varios: Lleva un colgante con una pequeña pieza de oro. Antaño se trataba de una moneda, regalo de su ex-capitana. La mandó fundir y moldear para crear el accesorio y nunca desde que lo tiene se ha separado de él.


Última edición por Kaleb el Lun 25 Sep 2017 - 2:51, editado 5 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Invitado el Lun 24 Abr 2017 - 1:07

Datos Bélicos:

Talentos: Se le da bastante bien calcular distancias y trayectorias, por lo que no le es problemático saber cuándo algo va a llegar a golpearle o no. De hecho, le dota de cierta puntería, pues sabe la fuerza que necesita aplicar a un objeto para acertar en su objetivo, según la distancia. Eso sí, esto último le sirve para poco más que lanzar piedras o semejantes, no con armas de fuego o a distancia.

Está acostumbrado al esfuerzo físico, en parte debido a que no ha llevado una vida fácil precisamente. Es por esto que tiene bastante fondo y es realmente complicado cansarle. Podría correrse una maratón y, justamente después, aún le quedarían fuerzas para combatir a un nivel más que aceptable. Esto, sumado a su agilidad, es algo que le ayuda en los combates largos, especialmente en aquellos en los que se ve obligado a jugar al desgaste de su rival.

Como espadachín, los músculos de sus brazos se encuentran realmente fortalecidos gracias al continuo entrenamiento, por lo que posee una fuerza más que considerable en los mismos. Es capaz de levantar más cantidad de peso que la media, así como aplicar algo más de fuerza en sus tajos e incluso en sus propios puñetazos.

Ineptitudes: Es un auténtico negado a la hora de combatir con cualquier tipo de arma que no sean espadas. No está acostumbrado al peso ni al uso, ni siquiera a los mecanismos que puedan tener, lo que incluso entorpece sus propios movimientos, sintiéndose él mismo más lento y menos ágil de lo normal. Al menos esto no se aplica a la hora de pelear con sus propias manos... Algo es algo.

Pese a ser un espadachín, las espadas que necesitan usarse -para un uso más óptimo- con ambas manos, ya sea por el peso o por la técnica empleada, no van con él ni son de mucha utilidad en sus manos. De este modo, las armas de filo demasiado grandes tan solo lograrían mermar su capacidad de combate.

Estilo de Lucha:
Nombre del estilo de lucha: Sparrow.

Descripción del estilo de lucha: No se puede decir que Kaleb siga una doctrina demasiado estricta o sofisticada en cuanto a combatir se refiere. Incluso se podría considerar que su habilidad para la lucha es un talento innato más que el producto del esfuerzo y la dedicación.

Acostumbra a combatir casi siempre con espadas duales, de modo que es raro verle luchar sin tener ambas manos ocupadas. Sus movimientos son bastante fluidos, aunque no necesariamente planificados, ya que tiende a improvisar bastante a lo largo de las batallas. Realizar ataques rápidos y fuertes es lo que mejor se le da, siempre aprovechando el mejor ángulo para que el resultado de su ataque sea el más óptimo posible. Rara vez se mantiene quieto en el sitio, y es que acompaña el movimiento de sus espadas con todo el cuerpo, describiendo giros con torso y piernas por igual, ladeándose de ser necesario e incluso inclinándose de formas impensables.

Jiki jiki no mi:
Nombre de la Akuma: Jiki jiki no mi (magnetismo-magnetismo).

Clasificación: Paramecia épica.

Poderes: Atracción y repulsión, generación de campos magnéticos.

Tabla de la Akuma:
Nivel 1: Despierta el poder magnético de su akuma no mi, lo que le confiere la capacidad de atraer y repeler materiales magnéticos en un radio de acción de no más de 10 metros de radio. Podría atraer y repeler objetos que no pesasen más de 5 kilogramos. Así mismo, es capaz de generar campos magnéticos en torno a objetos, lo que le permite hacerlos levitar como si de telequinesis se tratase, en un radio de no más de 5 metros. Puede hacer que se muevan, siempre que no salgan de dicho área, a una velocidad de 5 m/s. Para afectar a cualquier objeto con esto necesita enfocar su atención en el mismo.

Nivel 10: Su habilidad a la hora de desplegar sus poderes se incrementa, siendo ahora capaz de atraer y repeler materiales en un radio de hasta 15 metros, cuyo peso ahora puede ser igual o inferior a 8 kg, alcanzando una velocidad al ser atraídos o repelidos de hasta 10 m/s. Puede focalizarlo o atraer cualquier cosa magnética que haya en su radio de acción. Así mismo, el radio en el que puede manipular los campos magnéticos se incrementa hasta los 10 metros. Aún precisa de prestar atención a aquellos objetos en los que aplica esta faceta de su poder, pero la concentración necesaria para ello es muy inferior.

Nivel 20: El radio en el que puede atraer y repeler cosas se amplía hasta los 20 metros, incrementándose el peso de las mismas hasta los 15 kg, a una velocidad de 20 m/s. Sus campos magnéticos afectan a objetos en un radio de 15 metros, siendo ahora capaz de hacerlos desplazarse dentro de dicho área a una velocidad de 15 m/s. Podría describir cualquier trayectoria con ellos, siempre y cuando los cambios de dirección no sean demasiado bruscos. La concentración necesaria pasa a ser la de una tarea rutinaria, por lo que no precisa de prestar mucha atención para usar sus poderes.

Nivel 30: El radio de atracción/repulsión asciende hasta los 30 metros, siendo el peso máximo de hasta 25 kg y la velocidad de desplazamiento de hasta 25 m/s. Los campos magnéticos afectan a objetos en un radio de 20 metros, pudiendo desplazar los mismos a una velocidad de 20 m/s. El movimiento se vuelve más fluido y natural, aunque aún no puede describir trayectorias complicadas a mucha velocidad. Aplica sus poderes de forma natural, no requiriendo concentración alguna por su parte.

Nivel 40: El radio de atracción/repulsión asciende a 40 metros, siendo el peso máximo de 40 kg, logrando que alcancen velocidades de hasta 35 m/s. Los campos magnéticos afectan a objetos en un radio de 30 metros, pudiendo desplazar los mismos a 25 m/s en trayectorias bastante más elaboradas. Tan solo saber la posición de un objeto para aplicar el campo sobre él, incluso sin siquiera verlo.

Nivel 50: El radio de atracción/repulsión asciende a los 50 metros, siendo el peso máximo de 60 kg, logrando que alcancen velocidades de hasta 45 m/s. Los campos magnéticos afectan a objetos en un radio de 40 metros, pudiendo desplazar los mismos por él a 35 m/s. Es capaz de describir con ellos prácticamente cualquier trayectoria a altas velocidades, aunque si el objeto es demasiado grande o pesado podría tener ciertas dificultades. Además, ahora es capaz de imantar objetos magnéticos dentro de su radio de acción, dándoles la capacidad de atraer o repeler, con una potencia equivalente a una décima parte de su poder.

Nivel 60: El radio de atracción/repulsión asciende a los 60 metros, siendo el peso máximo de 90 kg, logrando que alcancen velocidades de hasta 55 m/s. Los campos magnéticos afectan a objetos en un radio de 50 metros, pudiendo desplazar los mismos por él a 40 m/s.

Nivel 70: El radio de atracción/repulsión asciende a los 70 metros, siendo el peso máximo de 150 kg, logrando que alcancen velocidades de hasta 65 m/s. Los campos magnéticos afectan a los objetos en un radio de 60 metros, pudiendo desplazar los mismos por él a 45 m/s. No importa cuál sea la trayectoria que quiera describir, siempre que sea físicamente posible podrá mover los objetos como se le antoje, incluso si esto supone cambios bruscos de dirección. Además, los objetos imantados gracias a su poder adquieren una potencia equivalente a una quinta parte de su poder.

Nivel 80: El radio de atracción/repulsión asciende a los 80 metros, siendo el peso máximo de 250 kg, logrando que alcancen velocidades de hasta 80 m/s. Los campos magnéticos afectan a los objetos en un radio de 70 metros, pudiendo desplazar los mismos por él a 60 m/s. Su poder comienza a desbordar su propio cuerpo, lo que produce que se genere de forma automática una repulsión desde su cuerpo ante cualquier objeto que trate de golpearle.

Nivel 90: El radio de atracción/repulsión asciende a los 90 metros, siendo el peso máximo de 500 kg, logrando que alcancen velocidades de hasta 100 m/s. Los campos magnéticos afectan a los objetos en un radio de 80 metros, pudiendo desplazar los mismos por él a 75 m/s. Los objetos imantados afectados por sus habilidades incrementan su potencial, pudiendo atraer o repeler con una potencia equivalente a la mitad de su poder.

Nivel 100: El radio de atracción/repulsión asciende a los 100 metros, siendo el peso máximo de una tonelada, logrando que alcancen velocidades de hasta 115 m/s. Los campos magnéticos afectan a los objetos en un radio de 90 metros, pudiendo desplazar los mismos por él a 90 m/s. Su control del magnetismo ha llegado hasta tal punto que es capaz de imantar los objetos de tal forma que, otorgándoles una aberrante intensidad, es capaz de concederles una potencia equivalente a tres cuartas partes de su poder.

Ámbitos:
Ámbito racial:
Wave: Kaleb es capaz de generar fluctuaciones en el campo magnético, logrando así generar "ráfagas magnéticas", permitiéndole hacer más que atraer o alejar los objetos, sino además hacerlos girar alrededor de él o similares. La potencia de las mismas depende de su propio poder, estipulado en la tabla de su akuma no mi. El ámbito supone únicamente una forma más de mover aquellas cosas que puedan verse afectadas por su magnetismo. Pasivamente los ojos del pirata brillan con una luz ambarina cada vez que hace uso de los poderes de su akuma.


Última edición por Kaleb el Dom 3 Sep 2017 - 17:34, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Ivan Markov el Mar 25 Abr 2017 - 18:27


Pásate por el registro de físicos, el de akumas y el censo.
avatar
Ivan Markov
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 465
Fecha de inscripción : 05/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
78/150  (78/150)
Experiencia:
112853/790000  (112853/790000)
Berries: 41.550

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Invitado el Dom 7 Mayo 2017 - 17:50

Actualizada experiencia y nivel.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Aki D. Arlia el Dom 7 Mayo 2017 - 21:25

Aceptado.

____________________________________________
Rawr:

Nivel: 94
Berries: 398.918.667
Nombre: Aki D. Arlia
Asociación: Xella Corps
Profesiones: Asesina, guardabosques, bufón, espía
Alineación: Caótica Neutral





avatar
Aki D. Arlia
Pirata2-Leva-anclas
Pirata2-Leva-anclas

Mensajes : 2117
Fecha de inscripción : 23/08/2014
Edad : 22
Localización : Comiendo pokis

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
363430/790000  (363430/790000)
Berries: 398.918.667

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Invitado el Lun 25 Sep 2017 - 2:52

» Actualizados nivel y experiencia.
» Actualizada clase al modelo actual.
» Seleccionada maestría en Ondas Cortantes.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Aki D. Arlia el Lun 25 Sep 2017 - 13:26

Aceptado.

____________________________________________
Rawr:

Nivel: 94
Berries: 398.918.667
Nombre: Aki D. Arlia
Asociación: Xella Corps
Profesiones: Asesina, guardabosques, bufón, espía
Alineación: Caótica Neutral





avatar
Aki D. Arlia
Pirata2-Leva-anclas
Pirata2-Leva-anclas

Mensajes : 2117
Fecha de inscripción : 23/08/2014
Edad : 22
Localización : Comiendo pokis

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
363430/790000  (363430/790000)
Berries: 398.918.667

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Señor Nat el Jue 7 Dic 2017 - 15:28

Ay, Kaleb... Tienes una ganzúa indestructible que siempre que la uses te recordará que es tu último recurso y todo lo demás falló. Por cierto, siempre funcionará, pero siempre fallará si efectivamente no es tu último recurso.

____________________________________________

Siempre en el corazón:
The big Spender:
NO LO OLVIDES OPD:


aHORA EN SERIO:


avatar
Señor Nat
Almirante Kodama
Almirante Kodama

Mensajes : 7450
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 24
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
105/150  (105/150)
Experiencia:
210200/790000  (210200/790000)
Berries: 704.383.361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaleb, el futuro Rey de los Ladrones

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.