Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7205)
 
Nocturne93 (5248)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Alwyn (2182)
 
Sawn (2161)
 
Drake Lobo Ártico (2073)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Lun 27 Mar 2017 - 4:56

El delicioso sabor de la mermelada de fresa combinada con el helado de vainilla y los trozos de galletas era una explosión de sabor a cada probada que le daba a semejante postre que me había pedido en uno de los café de la ciudad de Nueva Esperanza. El “Sweet Tenderness” era posiblemente el lugar más vistoso de la ciudad, donde podías pasar el rato en tranquilidad y comiendo algo bastante agradable.

“Espero poder acabar con todo esto”, pensé con una sonrisa el rostro. Moví la pequeña cuchara de metal hacia la copa de vidrio para comer otro poco, pero detuve el avance de mi mano. Doblando la esquina a mi derecha, un muchacho de peinado alborotado corría hacia mi dirección. Saltó algunas de las mesas del café y pasó justo frente a mí. Nuestras miradas se cruzaron. Por un segundo, creí ver algo familiar en él. No le presté más atención y seguí haciendo lo mío. No pasaron más de 20 segundos cuando unos 5 hombres con ropas que revelaban su condición de extranjeros corrieron en la misma dirección del chico. Uno de ellos no se detuvo y volcó mi mesa, generando que la copa de vidrio cayera al suelo y se rompiera con todo el helado encima.

No le da mucha importancia a eso, pero si algo llamó mi atención. El último de los hombres se detuvo a poca distancia de donde estaba y parecía agitado al seguir a sus compañeros.

-Maldito chico – refunfuño -. Si no lo atrapamos, el capitán se enfadará con nosotros.

Se marchó luego de decir eso, siguiendo el paso de los otros.

“¿Capitán?, Marines o piratas en esta isla significa algo”, pensé mientras me ponía en pie para irme tras ellos y averiguar qué pasaba con el muchacho.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 28 Mar 2017 - 3:23

¡WOOH! Fue mi primera impresión tras ver la colosal y futurista isla a la que pisaba con curiosidad. Jamás fui de las personas expresivas que se dejaban deleitar por cualquier cosa, pero es que jamás había estado en un lugar como ese. Desde el puerto podía ver los enormes edificios repletos de ventanas y más ventanas, ¿cómo podía existir algo como eso? Estaba acostumbrada a las casas de madera y piedra, con unas pocas ventanas y una confortable chimenea. Caminaba por la principal avenida, completamente anonadada.

Las mascotas (en su mayoría perros y gatos) paseaban libremente por las perfectas plazas, las cuales contaban de bancas en donde se sentaban los ciudadanos de Nueva Esperanza y muchos árboles, además de juegos. ¿Era una utopía? Seguramente había un truco en todo ello, porque algo así era imposible de lograr. ¿Hacia dónde debía dirigirme primero? ¿Intentar en conocer la comida del lugar? ¿O acaso era mejor ir por… ropa? Sí, también era una chica que gustaba de comprar cosas nuevas, sobre todo animales. ¡Oh, cierto! Seguramente podía encontrar un buen lugar para dejar a mi Narballo. Para quienes no sepan que es un Narballo… Básicamente es un caballo de dos metros con rostro de narval.

–Disculpe, señor. Soy nueva en esta isla y deseo encontrar un lugar donde tomar un buen café.

–¡Oh, claro! Bienvenida –comentó amablemente–. Puedes dirigirte hacia Sweet Tenderness. Una estupenda cafetería donde sirven los mejores capuccinos, ¡debes probarlos!

Le di las gracias y seguí las indicaciones que el buen hombre me dio, esperando probar ese tal capuccino. ¿Qué sería? Nunca fui adicta al café, pero ya que estaba en esta nueva isla, tenía que conocerlo. Además, el cielo estaba nublado y podía llover… Como amaba estos climas. Donde vivía, llovía casi todos los días y en las mañanas despejadas podía ver un enorme arcoíris. Pasé fantaseando en mi cabeza casi todo el camino, hasta que vi un ovalado letrero de madera con el nombre de la cafetería. Entre todo lo que parecía ser futurista, la humilde estructura de madera destacaba.

Acomodé el gorro celeste de lana que llevaba en mi cabeza, estiré un poco el chaleco de igual color y me coloqué bien el abrigo. ¿La verdad? No esperaba que hiciera tanto frío, pero me agradaba. Las hojas secas y la tenue lluvia… Era el clima perfecto. Me senté en la primera silla que vi y me concentré en la carta.

–Quiero un… capuccino, por favor –pedí con tono frío y tímido, no sabía si lo había pronunciado bien–. ¡Oh, espere! También quiero un trozo de pastel, de milhojas, por favor.

No era fanática de las cosas dulces, pero merecía comer. Tenía dinero suficiente para pasar unas buenas “vacaciones” en aquella isla. Después de algunos minutos, la mujer de cabello negro y piel de porcelana llegó y dejó una pequeña y blanca taza sobre la mesa de madera; luego, colocó el pastel. Todo se veía muy rico y… ¡Era exquisito! Jamás había probado algo así. La perfecta mezcla del café con leche… era una maravilla. Sin embargo, mientras deleitaba mi comida me fijé en alguien que estaba con… ¿helado? ¿En serio? Bueno, cada quien con sus gustos.

–¡Hey, hey! –Escuché el grito de varios hombres, volteé la mirada y me encontré con hombres que vestían el uniforme de la Marina– ¡En nombre de la ley y justicia, detente!

No podía creerlo, de verdad no podía. ¿Es que los problemas me perseguían? Los marines salieron corriendo tras el joven, que ni siquiera vi, y luego de unos minutos llegaron otros hombres, con aspecto más rudo. No quería fijarme en lo que estaba sucediendo, quería seguir deleitándome con el delicioso sabor del café. ¿Se preguntarán donde quedó mi enorme guadaña? La dejé en casa, pues Freya me prohibió que la llevara debido a que, supuestamente, estaba de vacaciones. En cierta forma, la engañé ya que aún tenía mi libro de conjuros.

–¡Maldición! ¡Ni siquiera dejan comer pastel! –Susurré para mí misma, al mismo tiempo que golpeaba violentamente la mesa con las palmas de mis manos– Averiguaré qué sucede, no quiero problemas justo cuando vengo de vacaciones.

Mi mirada se incrustó en un hombre que se levantaba, parecía haber visto los extraños sucesos. ¿Acaso estaría involucrado? Me acerqué hacia él, y con tono frío y mirada indiferente le hablé.

–Disculpa, ¿sabes quiénes son? Por cómo te has movido, pareciera que estás interesado en esto.

Off:
Lo siento, parece que he cambiado el clima. Me gustan los días nublados, así que si no hay problema me gustaría que así fuera, además tengo la ropa perfecta (??).
Katharina:
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Mar 28 Mar 2017 - 17:45

Cogí mi guitarra, que había estado apoyada en una de las sillas y me lleve a la espalda. Me acomodé un poco la ropa y en el momento en que iba a irme del lugar. Noté la presencia de alguien acercándose a mi posición. Mi haki de observación se había activado desde que vi al niño corriendo, así que tenía los sentidos al tope para evitar cualquier problema. ¿Una niña?, pensé al tiempo que me preparaba para responder su pregunta, no sin antes pensar muy bien en lo que había dicho.

-Bueno, la verdad que sí. El chico que estaban persiguiendo esos hombres me resultó familiar y quiero averiguar porque.

Su vestimenta parecía algo muy formal, mucho para una niña que estaba sola.

-¿Te has perdido en la ciudad y no encuentras a tus padres? – pregunté para saber si estaba en problemas y necesitaba ayuda.

De pronto, apareció ante nosotros un pequeño robot pequeño con una rueda debajo con la que se movía. Su rostro metálico tenía forma ovalada y sus pequeñas manos tenían tres dedos. Sus brazos y el resto de su cuerpo eran delgado.

-Les pido disculpas por los problemas, soy R0245, robot de protocolo de mantenimiento y servicio de la ciudad. Soy el encargado de recibir sus quejas si las tienen en este sector.

Me quede bastante sorprendido al ver al pequeño robot que no pasaba del metro y medio. Su forma de decir las cosas era graciosa y quizá podría ayudarnos.

-Eh,robot, puedo hacer una pregunta respecto algo que quiero saber.

-Claro que sí, las máquinas de la ciudad almacenan sus datos en la red y nos facilita la información a nosotros, los robots de protocolo.

-Que barcos hay los puertos de la ciudad, ¿podrías brindarme esa información?

-Los detalles son de uso privado, pero puedo brindarte los nombres, facciones y/o motivo por el que están aquí.

-Eso me servirá – dije algo entusiasmado.

El robot hizo un sonido extraño y en su rostro aparecieron algunas luces pequeñas.

-En total existen 20 barcos en los muelles. 4 buques de guerra de los marines, 8 embarcaciones de comercio, 3 embarcaciones turísticas y 5 barcos de uso personal. Las medidas de seguridad han sido elevadas y los marines han sido alertados por la posible presencia de piratas en los muelles, aunque no podemos alertar a la gente para evitar el caos.

-Ya veo, gracias – hice una pausa y miré a la chica que estaba a mi lado -. Es hora de irme, nos vemos.

Comencé a trotar con pasos apresurados en la misma dirección que habían seguido el chico y el resto de hombres.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 28 Mar 2017 - 22:09

Arqué la ceja cuando el hombre me hablaba como si estuviera perdida… como si fuera una niña, ¿acaso no lucía ya lo bastante grande como para que los demás dejaran de mirarme con inocencia? Solté una mueca de disgusto cuando preguntó si no sabía dónde estaban mis padres, porque claramente sabía: estaban bajo tierra. Ambos murieron, ¿vale? Están bien muertos y no pretendía revivirlos. En fin, no tenía nada que hacer frente a una persona como esa. Sin embargo, el robot que apareció sí que fue de utilidad al dar información respecto a los barcos que estaban varados en el puerto.

El hombre se despidió y comenzó a… ¿trotar? ¿Acaso llevaba prisa? En fin, tuve que interrumpir mi delicioso pastel por preguntarle algo al sujeto que no hizo más que tratarme de niña. Tenía que conseguir alguna forma de rastrear a los objetivos, y justo se me ocurrió una idea. No tenía un cargo muy elevado dentro de la Marina, pero seguro que podía conseguir un poco de información con el resto de mis compañeros y así ayudar a que terminasen la misión para seguir deleitándome de pastelillos.

–Espero no volver a toparme con alguien como tú –le mencioné antes de que se alejara por completo.

Volteé y caminé en dirección hacia los muelles, esperando encontrar los buques de guerra que el robot mencionó. Sin embargo, pasado unos minutos, me encontré con un trío de marines que andaban con fusil en mano, mirando de un lugar a otro. Me acerqué a ellos y escuché su conversación.

–Necesitamos encontrar a ese chico cuanto antes –mencionó uno de ellos–, es nuestra pieza fundamental. ¡Vamos!

–¡Hey! ¿De qué va todo esto? –Les pregunté sin rodeos, mirándolos indiferentemente– Soy marine, como ustedes, pero estoy de vacaciones. Pertenezco a la tripulación de Los Inmortales; seguramente la conocen.

Los hombres intercambiaron miradas, como si dudaran de mí, pero al cabo de unos segundos asintieron y afirmaron conocer la existencia de tal banda marine. Me dieron la información que quería: un chico estaba involucrado en asuntos turbios y la Marina necesitaba encontrarlo para sacarle información. Me despedí de ellos y continué mi caminata hasta sentarme en una banca. Después de unos cuantos minutos apareció un hombre de gorro de lana y abrigo oscuro y largo; llevaba un cigarrillo en la mano.

–¿Quieres uno? –Me preguntó, como intentando sociabilizar.

–Nunca he fumado –le respondí con sinceridad–. Una pregunta, ¿ha escuchado algún rumor sobre piratas en esta isla?

–¿Piratas? ¡Já! –Se burló– Esta isla es muy segura, ningún pirata podría entrar.

Parecía que no estaba del todo seguro en su respuesta, por mi parte tenía la certeza de que había problemas y lo mejor era no divulgarlos. Me despedí del viejo y continué caminado una calle que colindaba con un riachuelo. ¿Dónde conseguiría pistas para terminar el caso? Me quedé pensando mientras la helada brisa sacudía mis cabellos plateados.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Miér 29 Mar 2017 - 1:32

-Vaya que chica para más rara –me dije a mi mismo mientras trataba de alcanzar a los sujetos que había visto ir tras el muchacho -. Por un segundo creí que se animaría a acompañarme, pero bueno, jamás llegaré a entender a las mujeres.

Doblé por una calle, por donde creí haber visto al grupo escapar, pero obviamente pronto me di cuenta que estaba perdido. Me había metido en un lío y ahora no sabía por dónde ir. Comencé a dar pasos muy despacio, tratando de identificar alguna calle conocida, ya que ya había estado antes en Nueva Esperanza.

-Veamos...creo que iré por aquí – dije mientras caminaba hacia un callejón angosto.

Justo en el momento en que iba a marcharme, pude escuchar a lo lejos un grito. Algo estaba ocurriendo y no podía ser para nada bueno. Decidí emprender la marcha por el lado opuesto al que tenía pensando dirigirme. Corrí por la calle contraría hasta donde creí haber escuchado el grito y pronto encontré el lugar de donde se había generado. Un grupo de hombres y marines se apuntaban entre ellos con sus armas mientras el cuerpo de uno de los que había estado siguiendo al chico estaba en el suelo. Sentado en el suelo y con una cara de horror se encontraba el muchacho que antes había visto cruzar frente a mí mientras comía el helado que había pedido en la cafetería. La cosa se había puesto fea.

“¿De dónde salieron esos marines?”, pensé mientras observaba lo que pasaba allí.

¡Eh, ustedes sí que son unos inútiles!, dijo una voz extraña. Los hombres que se enfrentaban a los marines se giraron y desde detrás de la calle, una figura se acercaba lentamente. Un tipo, vestido con ropa bastante elegante de color negro, una corbata roja y un sombrero de copa, se iba a acercando hasta donde estaban todos.

-Largo, yo me encargo de esto –dijo mientras se acomodaba los lentes que tenía puestos.

Los hombres salieron corriendo con expresiones de terror en sus caras.

-Ahora, caballeros – dijo mientras sacaba las manos de sus bolsillos -. Creo que deberían retirarse, antes de que esto terminé mal.

Uno de los marines, no espero más y disparó con su fusil hacía él. Aparentemente el disparo fue en otra dirección, pero para mí, no fue así. La bala se partió a la mitad antes de llegar hacia donde estaba el sujeto y ambas mitades fueron en diferentes direcciones.

“Hizo algo con sus manos, no lo vi bien, pero creo que este tipo es muy peligroso”, pensé mientras me mantenía oculto.

-Eh, no debiste hacer eso

En un abrir y cerrar de ojos el sujeto estaba detrás de ellos, caminando en dirección a donde se encontraba el chico que antes habían estado persiguiendo. Pude escuchar algo muy peculiar en el aire, como un sonido muy agudo y fino, pero no estaba del todo seguro. Luego de unos segundos de que los marines estuvieran de pie sin moverse, las cabezas de esos hombres se separaron de sus cuerpos y rodaron hacia abajo, manchando todo el suelo con una laguna de sangre.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Jue 30 Mar 2017 - 3:15

Vi otro escuadrón que corría con fusiles en mano por las calles en dirección hacia el centro. ¿Acaso… problemas? Comencé a correr para seguirles de cerca, hasta que salté a un tejado nevado para obtener otra panorámica. Saltaba de techo en techo, de esta forma podía avanzar mucho más rápido. El escuadrón se detuvo justo donde estaba el chico al que todos buscaban, y de un momento a otro llegó un grupo de piratas. No pasó mucho tiempo para que todo terminara en una constante amenaza entre los dos bandos… ¿Qué podía hacer desde el tejado de una casa?

Estuve atenta a todos los movimientos, incluso a la llegada del mismo hombre que anteriormente me encontré en la cafetería. “¿Qué hace él aquí?”, pensé. Seguro que tenía algo que ver con todo este asunto y no podía evitar pensar que mis vacaciones terminarían frustradas por un grupo de idiotas que no sabía controlarse. Entre medio del escuadrón pirata, apareció un hombre bien vestido… Podía sentir un aura completamente distinta, casi me llegaba a intimidar. Si quería sobrevivir, debía andarme con mucho cuidado y no hacer nada loco.

Escuché el disparo del fusil… Pero, ¿a dónde fue a dar la bala? Había apuntado al hombre del sombrero de copa, pero no ocurrió nada. Hizo algo que no vi, sí… seguro que eso fue. Una aterradora escena se presentó ante mis ojos: todo el escuadrón decapitado. ¡Mierda! ¿De qué me servirían sin cabeza? Ya buscaría alguna forma de arreglarlo, seguro que mi conjuro servía de todas formas. Ahora… Tenía que ayudar a ese chico; no porque quisiera, sino que era necesario terminar con el mal de raíz.

–Hoy no es tu día de suerte, chico –susurré mientras activaba mi conjuro Alzar Cadáver I para reanimar a los marines caídos en batalla. Aproveché la distracción para ordenarles que ejecutaran en ese preciso momento al chico, ya veía que él era el problema del asunto.

El hombre de sombrero de copa se sorprendió tras ver como los marines que había asesinado hace apenas unos segundos se alzaban para volver a pelear, solo que esta vez uno disparo su fusil en dirección a la cabeza del muchacho. Por mi parte estaba escondida en el tejado, había ejecutado mi plan a la perfección y seguramente fue un acto muy imprudente, pero solo quería disfrutar de mi café. Espera, que era broma… ¿Sabías como se engañaba a un zorro? Muriendo. JAJA, ¿entiendes?

Liberé la burbuja de oscuridad para causar caos y evitar que vieran mis movimientos, le ordené a los no muertos que me protegieran en todo momento y usando mis pasos veloces llegué inmediatamente hasta el cadáver del chico. Intenté levantarlo, pero pesaba mucho… Cómo deseaba contar con un poco de fuerza. No quedaba otra que revivirlo ahí mismo, así que usé mi conjuro Reanimación I para que se pudiera mover por su cuenta. ¿A qué todo estaba saliendo bien? No era necesario matarlo, pero sí era importante confundir al hombre del sombrero.

–Te ordeno que te muevas, pedazo de carne. Sígueme y no te separes, ya hablaremos tú y yo.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Jue 30 Mar 2017 - 4:34

Mi cara de asombro por todo lo que estaba pasado era evidente. No podía creer cada cosa que estaba viendo, era como si un acontecimiento macabro apareciera uno tras otro. El muchacho estaba muerto, ahora y los marines decapitados habían vuelto a la vida. Sentí algo extraño en el aire, como si alguien más estuviera cerca del lugar, otra presencia muy aparte de la del tipo de sombrero.

-Pufff...-suspiré resignado a tener que actuar para saber que estaba sucediendo.

Salí del lugar donde estaba escondido y el tipo del sombrero me lanzó una mirada bastante fría.

-Parece que tenemos más de una compañía – dijo sonriendo mientras retrocedía unos metros para alejarse del grupo de cadáveres andantes.

Él también debía estar usando Haki al igual que yo. Me volvió a mirar y cruzó sus brazos estirando los dedos de sus manos. En ese instante pude notar algo peculiar. De cada uno de sus dedos, emergían unos hilos muy delgados apenas perceptibles. La velocidad con la que los movía debía ser muy alta para impedir que alguien los viera. No era un sujeto al que se podía tomar a la ligera. Desenvainé a Shuryo, generando un leve sonido agudo cuando emergía de su funda. Estiré mi brazo y la agité suavemente produciendo una pequeña vibración en la hoja.

-Tú, quien haya hecho esa extraña magia – dije mientras la hoja de mi espada comenzaba a adoptar un color rojizo -. No sé porque mataste al chico, pero no me gustó para nada.

-Quien quiera que seas, ¡Muéstrate! Ni te imaginas en que te has metido por lo que has hecho – dijo el tipo de sombrero acomodándose los lentes que llevaba puesto.

La tensión podía sentirse en el ambiente, el aire comenzaba a calentarse alrededor de mi espada. De pronto, de todos lados llegaban gritos y pasos apresurados.  “No podía ponerse mejor”, pensé mientras veía con llegaban de todos lados un montón de marines y se frenaban frente a nosotros para rodearnos con sus fusiles apuntándonos.

¡Ríndanse! – gritó uno de los oficiales que comandaba las tropas.

Guardé a Shuryo inmediatamente y desenvainé a Gureto.

-Ya me aburrí

La oscuridad rodeó a todos en un instante y los marines que estaban por todos lados se desconcertaron al perder la visión. Salte hacia uno de los techos y comencé a correr entre los tejados. Estaba seguro de que nadie podría seguirme, ya que el poder Gureto siempre había funcionado bastante bien.

Off- rol:
Puedes ver los efectos de mis katanas en el link de mi ficha :)
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Jue 30 Mar 2017 - 18:05

No tenía ninguna intención de responder la pregunta del hombre de sombrero de copa. Desactivé la burbuja de oscuridad y le ordené al chico reanimado que me siguiera en todo momento, era tiempo de alejarnos de allí. No me importaba si mi decisión les agradaba a los demás, era la mejor forma de proteger la “vida” de alguien… Todos le vieron morir, eso ya no era ningún cuento, pero el hecho era que nadie buscaba a un muerto así que de seguro que tendrían que buscar otra alternativa.

Corrimos por estrecho callejones nevados y llegamos hasta la avenida principal. No me parecía tan buena idea estar en una calle tan concurrida en donde todos nos podían ver, así que con la vista busqué algún edificio que nos permitiera hablar sin problemas. De cierta forma ya sabía qué pasaría: “¿Por qué me mataste?” Sería la primera pregunta, y en hacer que el chico entendiera me tomaría un buen rato. Le ordené que se quitara la mancha de sangre de su cráneo, ya estaba lo suficientemente pálido y no necesitábamos llamar la atención.

Comencé a mirarlo mejor… Llevaba un gorro negro y bajo este caían unos rebeldes mechones negros, que hacían juego perfecto con ahora su pálida piel. Su rostro grababa una constante expresión seria mientras que sus violetas ojos, como los míos, evitaban el contacto visual. Vestía un chaleco del mismo color que su gorro, solo que este tenía un lobo bordado. No parecía fuerte ni importante, lo que hacía preguntarme por qué lo perseguían.

–Vamos, entremos allí –le dije, señalando con mi índice un restaurante de madera bien iluminado–. Ahora no es necesario que comas, pero de todas formas puedes disfrutar de una buena comida.

Tras cruzar la puerta de vidrio nuestros rostros fueron iluminados por las luces del restaurante, que por cierto se veía bastante elegante. La portera intentó detenernos, dando a entender que no cumplíamos con los estándares que el restaurante exigía… Si era por dinero, no tenía ningún problema. La miré desde abajo hacia arriba.

–Alguien como tú no debería decirme dónde puedo entrar o no –le comenté, con desprecio–. Ahora, ve y prepara una mesa para dos. Inmediatamente.

La chica, bastante asustada, corrió a cumplir con mi mandato. Nos sentamos lo más alejado del enorme ventanal y fingimos ser una feliz pareja que comería una buena comida en un elegante restaurante. Pero no era más que una mentira, era hora de comenzar el interrogatorio.

–Te hecho un favor, chico –le dije–. A un muerto nadie le busca… Oh, cierto. ¿Por qué lo hacen? ¿Eres alguien importante?

–Me llamo Thomas Reynolds… Y… –parecía que le costaba trabajo decir la verdad, pero mis preguntas eran absolutas y no podía negarse– Soy el hijo de un comandante pirata que está aquí en la ciudad… ¡Nunca quise ser pirata, lo juro!

¿Solo eso? ¿Maté y gasté energías en proteger al pobre rebelde hijo de un pirata? Estaba desilusionada, esperaba algo más… importante. Le miré con mis fríos ojos.

–Nadie busca a un muerto, ¿entendido? Todos te recibir ese balazo en el cráneo, y nadie sabe que fui yo. Pasarás escondido el tiempo que sea necesario, ¿entendido? Luego, tomarás el primer barco hacia donde quiera que vayas y serás libre.

Ese era mi plan… En definitiva, mis métodos eran un asco y nadie los aprobaría; era la principal razón por la que no pedía la opinión de nadie. Un método despiadado… siempre otorgaba mejores resultados.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Lun 3 Abr 2017 - 17:13

Definitivamente, todo se había arruinado. Los marines, ahora estaban en alerta y la ciudad sería un lugar difícil de recorrer. Lo complicado no era pasar desapercibido, era que en ese momento, cualquier persona sería sospechosa.

-Maldición -me dije a mi mismo, mientras me sentaba sobre el borde de uno de los tejados en el que me había detenido para recobrar el aliento.

“Esto lo causaron ellos, ahora no podré disfrutar de nada durante el día”, pensé.

Miré hacia abajo y vi algunos marines corrían por las calles mirando a todos lados. Me recosté y traté de relajarme, ya que estaba bastante lejos del lugar donde todo había ocurrido. Cerré mis ojos por un momento, solo para concentrarme en escuchar los gritos en las calles que llegaban de todos lados.

-No deberías relajarte tanto en una situación tan crítica –dijo una voz que me sonaba familiar.

Sentí la presencia de alguien detrás de mí. Me levanté en un instante y me encontré cara a cara con el tipo del sombrero que había matado a los marines.

-Tú ocasionaste esto –dije con los brazos cruzados detrás de la cabeza y con una mirada relajada - ¿Por qué debería preocuparme?

-Cuando mi jefe sepa lo que ocurrió, atacará la ciudad.

-Ya, entonces no se lo digas.

-Sino se lo digo, me matara.

En ese preciso momento, un ligero cambio e aire al mismo tiempo que un aviso de advertencia dentro de mí, hizo que girara la cabeza hacia la derecha. El tipo del sombrero hizo lo mismo. Frente a nosotros, apareció una maquina imponente.

Robot de seguridad:

-Sujetos sospechosos en el área 546-XI9 – dijo con una voz mecánica a la que le siguieron unos sonidos -. Sujeto identificado como peligroso... Albert Crauser, “La araña asesina”. Segundo sujeto no identificado... Quedan arrestados.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 7 Abr 2017 - 0:23

Retiré el gorro, dejando cae unos plateados cabellos que hacían juego perfecto con el color de mi piel. Mis ojos no dejaban de mirar al no muerto que tenía en frente, ciertamente era el hijo de un pirata… ¿Y si pedía un rescate por él? Espera, no. Recién había pensado en salvarle el pellejo para poder terminar mis vacaciones, aunque no era mala idea pedir un rescate de… ¿100.000.000 de berries? Me vendrían bien; sin embargo, estaba la posibilidad de meterme en un grave problema. Después de todo, le había matado y… ¡Oh! Se me ocurrió una perfecta idea.

Mi expresión era fría y no me inmutaba por los comentarios de Thomas. Mientras tuviera su cuerpo intacto, podía levantarlo cuántas veces yo quisiera y lo mejor de todo era que respondería a todas mis órdenes. ¡Bien! Ahora tenía que idear un buen plan… Deshacerme de una banda pirata era lo más importante, sobre todo si podía asesinar a su capitán y hacerme del botín. Mi idea era usar al chico como chivo expiatorio, ordenarle que se entregue ante su padre y luego buscaría una oportunidad para que este sea asesinado por su propio hijo. No era necesario involucrarme directamente en el asesinato, solo tomaría el botín y los méritos.

–Mira, Thomas-kun, he pensado que estoy arriesgando mucho para que solo tú ganes algo de todo esto –le dije sin soltar una expresión en mi rostro–. Tienes una misión y espero que puedas cumplirla perfectamente… Mira, el pasaje a tu libertad será la vida de tu padre.

Pude ver la expresión de espanto en la cara del muchacho y cómo lentamente retrocedía, sin levantarse de la silla. Parece que no quería hacerlo, pero no tenía otra opción… Estaba obligado a obedecerme. A nadie le gustaría ser un puto no muerto comandado por una bruja egoísta y despiadada, aunque no estaba haciendo nada malo… Simplemente estaba cumpliendo mi trabajo como marine y la vida del chico no me importaba en lo absoluto, si hubiera sido así no hubiera ordenado la ejecución.

–N-No puedo… ¡No puedo hacerlo! –Exclamó, sin levantar mucho la voz– Mi padre es terrorífico, apenas me vea me… ¡No puedo! Por favor, ordéname otra cosa pero eso no…

–Thomas-kun… Es momento de volverse todo un hombre. Lo primero que haremos será encontrar un buen veneno para asegurarnos de que tu padre no vuelva a levantarse, lamentablemente no tengo poderes para paralizar… ¿Cierto que sería genial?

Me estaba comportando como una verdadera bruja, convenciéndome de que únicamente lo estaba haciendo para asegurar el equilibrio. Debía mantenerme en las sombras y esforzarme en no ser descubierta, no quería involucrarme directamente contra toda una tripulación de salvajes piratas… ¡Mucho menos quería enfrentarme al hombre del sombrero de copa! Vamos, que parecía un auténtico demonio.

–P-Pero… No sé si sea capaz de hacerlo… Digo, mis habilidades no son tan buenas.

–Un no muerto puede hacer muchas cosas, Thomas-kun. Esto es lo único que tienes que hacer y te aseguro que serás libre y jamás volverás a recibir una orden de mí. ¿A qué suena bien? Libertad.

Esperaría un par de horas para salir y terminar los últimos preparativos del plan. Esperaba que todo resultara perfecto, con tan solo dar las órdenes correctas toda una tripulación podía caer.

avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Jue 13 Abr 2017 - 3:22

El tipo de sombrero quien respondía Albert Crauser y yo nos miramos al mismo tiempo. El robot saltó hacia nosotros y descendió ambos brazos en golpe brutal. Nos apartamos a tiempo, pero el golpe produjo un agujero en el techo de la casa. En cualquier momento, todo el edificio podría venirse abajo. Un extraño sonido se emitió de la máquina y disparó con un arma en la dirección de Albert. El tipo de sombrero saltó en el aire, esquivando las balas.

-Eh, tú – dijo mirándome mientras caía al suelo de pie -. Lo distraeré para que lo ataques.

Entendí lo que quería hacer. Albert extendió sus hilos hasta el cuerpo de la máquina y tiro de ella con fuerza. El poderoso robot resistió. El pirata de sombrero lo enredó con más de sus hilos, mientras yo me preparaba para embestir. Lo hice en el instante en que el robot estuvo preso en los hilos y no pudo moverse. Mi corte doble tuvo como objetivo el cuello del robot. Su cabeza saltó a un lado y cayó pesadamente al suelo.

-Eres bueno– dijo mientras sus hilos volvían a él.

-Tu también– respondí mientras lo miraba.

-No quieres...

No terminó su frase. Una disparó le atravesó el cráneo de un lado a otro. La adrenalina del combate había mantenido nuestros sentidos concentrados en un solo objetivo y no tuvimos las posibilidad percatarnos de otro. No perdí el tiempo y salté hacia el suelo, donde pude esconderme de entre la basura de un callejón oscuro. Una figura extraña saltó hacia el techo donde antes había estado luchando."Esto se está poniendo de mal en peor", pensé mientras me mantenía oculto entre las bolsas de desperdicios. Definitivamente necesitaba acabar con mi participación en esta situación. En ese momento, escuché los gritos de personas del otro lado de la calle. Caminé agachado, tratando de que nadie me viera y pude observar como una gran cantidad de marines avanzaban corriendo en dirección a los muelles.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Dom 30 Abr 2017 - 20:15

Las personas del lujoso restaurante echaron a correr por todos lados cuando escucharon que uno de los robots estaba luchando contra dos hombres. A mí no me importaba nada de eso, tenía que poner en marcha mi plan para ejecutar al pirata. Sin embargo, este, al depender directamente de las habilidades de Thomas, tenía un alto porcentaje de probabilidad de no funcionar. Era el momento de conseguir ese veneno paralizante, o mejor aún: esperar a que las cosas se calmasen mientras me esforzaba en preparar un conjuro paralizante.

Le dije a mi esclavo que me acompañara al hotel en donde me estaba alojando. Caminamos por la calle, observando ese maravilloso paisaje. No me importaban los gritos de las personas o lo qué tanto les llamaba la atención. Pasamos por la misma calle en donde aparentemente el robot le quitó la vida a alguien, no fue hace mucho puesto que aún veía su alma… la cual inmediatamente absorbí. La usaría para practicar con mis conjuros de paralización.

–Probablemente tengamos un par de semanas antes de que tu padre se vaya y nos deje solos, y tú no tengas ningún valor para mí.

Nos detuvimos frente a una gigantesca estructura de al menos unos treinta metros de altura, la puerta principal era automática y tenía un sensor de movimiento; gracias a este último la puerta sabía cuando debía abrirse. El vestíbulo era un lugar fenomenal adornado con lámparas de bordes dorados, muchos sillones que intentaban formar una pequeña sala de estar y una enorme pantalla que anunciaba la muerte de un pirata. Caminé directamente al ascensor y pulsé el piso número trece, allí estaba mi habitación en donde comenzaría a practicar brujería.

Una vez en mi cuarto le pedí a Thomas que se pusiera cómodo y no intentara escapar, luego caminé hacia el balcón y comencé a leer mi libro conocido como Necronomicón. Lo fundamental para entender un conjuro de parálisis era comprender algo acerca de venenos, ya que prácticamente estaba llevando sus propiedades a la magia. Pasé un buen rato intentando formular una ecuación que me permitiera minimizar el gasto de almas y crear un conjuro muy poderoso. En el primer intento fundí unas ocho almas insignificantes, sin ningún aparente resultado.

–¡Thomas! –Le grité desde el balcón e inmediatamente apareció– Lo siento, pero necesitaré a alguien para experimentar. Como puedes ver, solo estamos nosotros así que es tiempo de que me sirvas de algo.

–P-Pero… ¿Me dolerá?

Sonreí y lo miré directamente a los ojos.

–Es increíble, solo te preocupas por el dolor. Ya estás muerto, ¿sabes? No sientes dolor.

Cerré los ojos y me concentré, visualizando el hechizo que estaba intentando crear. Sentí la fuerza del libro y recordé las palabras escritas en el extraño grimorio de color negro, luego realicé un movimiento esotérico de manos y sentí una cálida esfera que aparecía entre mis manos. Inmediatamente la lancé en contra de Thomas, esperando que esta conectara rápidamente.

–¿Y bien?

–No… No he sentido nada.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Miér 17 Mayo 2017 - 22:19

Estaba casi seguro de que habían encontrado piratas. Por un segundo, dude de ir a fisgonear, pero mientras me mantenía oculto, pude ver a la chica de antes junto con otra figura que me parecía conocida. La chica siguió el camino contrario a avance de los marines y yo por algún extraño presentimiento, más que todo fue porque no tenía nada más que hacer, decidí seguirla. Llegó hasta un edificio enorme, uno de esos lugares lujosos a los que iba la gente adinerada, donde la perdí de vista. Entré allí y un sujeto con un uniforme, que parecía ser muy similar al de resto de tipos que atendían a los clientes, se me acercó.

- Disculpe señor, estamos en un momento complicado, ¿en qué puedo ayudarlo? – me preguntó.

- Hace un momento entro una chica...

- Oh, lamento decirle que no podemos darle información de ninguno de nuestros huéspedes. La mayoría son oficiales de los marines o agentes del gobierno mundial.

- Así, yo soy un agente del gobierno mundial –respondí con seguridad.

- Vaya que novedad – dijo una voz detrás de mí.

Un tipo extraño, con una pañoleta sobre la frente, un traje de color marrón con un cinturón en que llevaba dos pistolas que me parecían familiares, se fue acercando hasta donde me encontraba.

- ¿Me muestras tu identificación? – dijo mirándome fijamente a los ojos -. Un agente del gobierno tiene la autoridad de pedir su identificación a otro si la necesita.

“Estoy muerto”, dije mientras lentamente trataba de llevar mi mano a la empuñadura de mi katana.

- ¡Shadow! – dijo una voz infantil desde otro lado.

Miré del otro lado de la recepción y vi que habían aparecido dos extraños personajes. Uno era un pequeño niño de traje negro y con el cabello que le cubría la mitad de la cara. Estaba lamiendo una paleta. El otro era un tipo muy alto, tanto que tenía que agacharse para caminar por el lugar. Vestía de la misma forma que el niño y tenía la piel pálida.  

- Deja de molestar a la gente, idiota – dijo el niño acercándose al tipo que estaba frente a mí.

- Cierra lo boca, pequeñajo del infierno, acabo de llegar de eliminar a un puto pirata y se me ha escapado otro, solo estoy haciendo algo de trabajo.

- Disculpa a mi compañero de mierda – dijo el niño lamiendo su paleta -. Nos han convocado a los oficiales del gobierno al cuartel de los marines, porque parece que unos piratas están desembarcando y atacando los muelles, tal vez deberías venir con nosotros.

- Estoy en otro tipo de misión – respondí algo nervioso para salir de la situación.

- Oh, ya veo – dijo el niño mientras tiraba de la ropa del tipo que antes me había hablado -. Vámonos, Shadow, no quiero que nos castiguen.

El grupo de tres sujetos muy raros se marcharon por la puerta. El sujeto con el uniforme que antes había impedido el paso, me miró y adoptó una expresión bastante graciosa.

- Perdóneme, espero que no se haya ofendido. Dijo que vino a buscar a una chica. Ella subió al piso 13, no recuerdo donde está su habitación, pero si me permite.

- No se preocupe, yo la encontraré.

Caminé en dirección del elevador y antes de que las puertas se cerraran, un sujeto entró de manera muy apresurada. Era un tipo extraño, gafas de cristal, cabello muy aceitado, un traje oscuro, una horrible corbata y zapatos marrones.

- Perdón – dijo mientras presionaba el botón del piso 11 -. Gracias por esperarme.

- No fue nada –respondí.

Traté de relajarme un momento, antes de que alguien notara que no era una persona normal y comenzaran a sospechar de mí.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Sáb 20 Mayo 2017 - 22:13

¡Maldición! ¿Qué he hecho mal…? He seguido las instrucciones del libro de conjuros… Trabajé perfectamente las almas…”. Finalmente pareció que nada había salido como quería que saliese, me volteé y caminé rápidamente hacia el libro, intentando encontrar el error que me había hecho gastar innecesariamente una buena cantidad de almas. Volteaba rápidamente las páginas que describían el hechizo e informaban acerca de su creación además de otros datos útiles, como por ejemplo poder cambiar la manifestación de la forma del hechizo. En fin, había cosas complicadas, pero nada que no pudiera entender. ¿Por qué? ¿Por qué había fallado…?

–¡Thomas! Te necesito aquí, ven –le dije, pero tras unos segundos no hubo respuesta–. ¡Thomas! No volveré a repetir: ven aquí –nuevamente no hubo respuesta–. ¡Thomas!

Me volteé violentamente, como si el enojo me hubiera dominado, y me encontré con la mirada del chico. Me veía con terror al no poder mover la boca para decir que el conjuro había tenido éxito. Verlo en esa forma me agradaba; por fin estaba callado y no se quejaba de nada. Un sentimiento de alivio recorrió mi cuerpo y suspiré, felicitándome a mí misma por ser un verdadero genio de las artes oscuras. No tenía claro cuánto duraría el efecto, pero ya debía tranquilizarme por el solo hecho de haberlo logrado, ahora tenía que comenzar a practicar un par de veces y ya todo quedaría bien. Lamentablemente no había forma de deshacer la parálisis, así que Thomas se quedaría un buen rato tirado en el piso sin poder mover un solo músculo.

Tenía que continuar trabajando en mi plan para asesinar a un pirata tan poderoso como el padre de mi esclavo, y no quería involucrarme directamente contra él. ¿Morir? No era mi propósito. Si conseguía lo que tenía en mente, la Marina estaría obligada de reconocerme como algo más que solo un Cabo. Jamás había soñado con ascender en la escala jerárquica de la Marina, pero eso significaba más dinero y solo de esa forma podría continuar comiendo, puesto que los alimentos no se creaban con magia… Oh, cierto. ¿Cómo sería poder conjurar comida? ¡Al diablo los cocineros! Eso sí que sería una buena idea que tendría que plasmar en un rato, puesto que ahora estaba demasiado ocupada estructurando y ordenando mi plan.

Una llamada intervino y me sacó de mis pensamientos. El Den Den Mushi no paraba de sonar, me levanté tranquilamente y respondí a él con un tono calmado.

–¡¿Qué has hecho?! –Le pregunté al hombre del otro lado– ¿Cómo se te ocurre dar información acerca de un huésped? Si serás…

Lo siento, pero el sujeto decía ser del Gobierno Mundial, como usted. Pensé que serían compañeros o algo por el estilo…

Cerré los ojos y suspiré, intentando imaginar a alguien con la descripción que le pedí al sujeto del otro lado del teléfono. Según la información que obtuve se trataba del hombre que había conocido hace un rato, ese tipo raro que comenzó a correr de un momento a otro. ¿Qué quería conmigo? ¿Descubrió mi plan?

–Quiero que me lo digas una vez más: no me pagan por pensar. Lo siento, Señorita von Steinhell, no volverá a suceder –le dije cortantemente, haciendo notar mi molestia por el servicio del hotel.

No me pagan por pensar. Lo siento, Señorita von Steinhell, no volverá a suceder…

Tras escuchar las palabras del hombre colgué el aparato de comunicación. Tenía toda la intención de salir de allí, pero tenía que esperar a que Thomas pudiera moverse… O tal vez no. No, mi prioridad era descubrir las intenciones del hombre y por qué quería dar conmigo, ¿acaso le gusté? No, no lo creía. Nadie sería tan raro como para llegar hasta el departamento de una chica para solo conseguir sus datos, no me parecía coherente. Había algo más… Conjuré mi hechizo de Telequinesis y moví el cuerpo de Thomas para dejarle en el cuarto matrimonial.

–Si dejas de estar paralizado, fingirás que lo estás: no dirás ni una sola palabra.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Miér 7 Jun 2017 - 15:41

Algunas personas más subieron al elevador. Me miraron de pies a cabeza y luego volvieron a mirarme de reojo. El tipo que había subido desde el primer piso conmigo, bajó en el piso 11 y lo siguieron otras personas. Por fin pude quedarme solo, pero esto fue por poco tiempo. Llegué a la brevedad al piso 13 y salí del elevador. Me encontraba un poco nervioso y confundido, en ese momento fui consciente de que estaba actuando como un acosador, pero algo había llamado mi atención. Habían agentes del gobierno mundial en la isla y mucho antes de que pasara lo de los piratas, la pregunta que me hice fue clara, ¿qué estaba haciendo allí? Tenía un mal presentimiento, pero no le presté atención. Creo que será mejor que me vaya, pensé mientras veía el pasillo que tenía delante.

Mientras meditaba sobre lo siguiente que iba a hacer, sentí algo muy cerca. Mi haki parecía estar funcionando bien y pronto esa sensación creció a medida que avanzaba por el pasillo. Había un olor extraño en el aire.

- Disculpa, ¿estás buscando a alguien?

Me giré y frente a mi estaba una chica un poco más baja que yo, gafas con marco negro, un cabello largo de color rubio, un vestido verde que le llegaba a los tobillos y entre sus brazos cargaba una bolsa con lo que parecía ser comida.

- Gracias, pero no quisiera molestar.

- No hay problema, ¿a quién buscas?

- Busco a una chica de cabellera plateada

- Pues creo que es en aquella habitación – dijo señalando una habitación al final de pasillo.

- Gracias

La chica hizo un gesto de despedida. Estaba dispuesto a tocar su puerta y a pedir disculpas por haberla molestado aquel día, cuando la chica que me había ayudado antes parecía estar quejándose por algo. Intentaba abrir la puerta de su habitación, pero no podía por estar cargando la bolsa de compras. Caminé para ayudarla y tomé la bolsa entre mis manos. La chica pareció sonrojarse por un momento y abrió la puerta rápidamente.

- No deberías cargar eso tú sola – dije mientras le entregaba la bolsa de cosas.

- Si bueno, no tengo a nadie más – dijo mientras atravesaba el marco de la puerta y agitaba la mano como si estuviera desliéndose.

Le sonreí, pero de pronto volvió a salir.

- No pareces de aquí, quizá suene algo atrevido, pero ¿no te importaría acompañarme a cenar?

En verdad no entendí porque el gesto de hospitalidad, pero la comida gratis jamás la rechazaría. Acepté de buena gana y entré en su habitación.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Miér 7 Jun 2017 - 18:20

Parecía una verdadera niña chica al estar con el oído pegado a la puerta a ver si escuchaba algo al otro lado del pasillo. Y efectivamente logré escuchar algo. Más bien parecía una conversación entre cortada, debido a la maciza puerta de roble no podía escuchar con claridad, pero ya había oído lo suficiente para saber que el hombre ya estaba preguntando por mí. “No conoce nada de mí, salvo que mi cabello es de color plateado. ¿Por qué me buscará? Este debe ser el momento para huir y esconderme durante un buen rato”, reflexioné después de despegar la oreja de la puerta. En ese momento quería hacer muchas cosas, pero antes que todo debía esperar a que el efecto del conjuro pasase.

Caminé lentamente hacia la habitación matrimonial y me encontré con Thomas, quien había movido uno de sus dedos. “¿Me está indicando que ya puede moverse?”, pensé. Si era así, debía seguir estudiando los efectos de mi conjuro. Había muchas cosas que desconocía, por ejemplo el tiempo de duración, e incluso los efectos secundarios. En cualquier caso, eso tendría que dejarlo para después porque en estos minutos había un hombre –aparentemente no muy bueno– haciendo preguntas sobre mí. Necesitaba considerar mis opciones.

–¿Puedes moverte? –Le pregunté.

El muchacho asintió.

–Bien, bien. ¿Sabes lo que haremos? Huir de aquí –le dije fríamente con los ojos cerrados–. Hay un hombre que está preguntando por mí y me temo que no es de la tripulación de tu padre. Al menos eso pienso, no es como si tuviera que tener razón, pero hay muchas cosas que no calzan. En todo caso nuestro plan de derrocar a tu padre sigue vigente.

Era cierto. Mis vacaciones se habían transformado en una cacería inesperada. Tenía la intención de darle caza a un hombre que desconocía; no sabía su historia ni el por qué había llegado hasta esta isla. No sabía nada de él y aún así quería arruinarle la vida. “Debería estar preparado. Al asumir ser pirata, te enfrentas a un montón de enemigos y peligrosas situaciones; no hay tiempo para dudas”, me convencí a mí misma. No podía flaquear en este momento; claro que no. Al mirar a Thomas me di cuenta que estaba utilizando a un chico para asesinar a su propio padre. “¿En qué me estoy convirtiendo?”, me pregunté, avergonzada de mí misma.

Anteriormente había usado métodos aún peores para llegar a mis objetivos, sin cuestionar ni una sola vez cuánto dolor iba dejando en el camino. Ahora tenía un conflicto moral: ¿qué debía hacer? Seguro que había métodos más decentes para deshacerme de una tripulación pirata; esto último no era lo que estaba en cuestión, sino más bien el método a usar. Utilizar a su propio hijo para que cometiera un asesinato era una idea aborrecible y seguramente mis compañeros, Hikaru y Keith, me mirarían con asco. Todo aquello hacía preguntarme nuevamente: ¿En qué me estaba convirtiendo?

–Hay cambio de planes, Thomas –le dije de repente.

Los ojos del muchacho se abrieron de par en par, sorprendido al escuchar esas palabras. En su rostro había una mezcla de impresión y otra de terror, y no podía culparlo. Lo que estaba a punto de obligarle a hacer superaba toda decencia humana y pasaría a convertirme en un auténtico demonio. Y eso era algo que quería evitar.

–Ya no asesinarás a nadie, Thomas. He cambiado de idea –le comenté sin mirarlo a los ojos. A pesar de ser mi mascota había sido un ser humano; alguien con sentimientos y pensamientos, alguien con familia y un padre al que yo quería asesinar–. Siento mucho haberme metido en tu vida. Desde ahora eres libre, y esto no es una opción, Thomas, es mi última orden. Desde este momento te concentrarás en buscar tu felicidad y nada más. Vete.

El chico, sorprendido, me miró y echó a correr. “Yo hubiera hecho lo mismo”, pensé mientras el muchacho cruzaba la puerta que daba al pasillo. No todo había salido mal. En el mejor de los casos había salvado su “vida” y el padre ya no estaría buscándolo, sino ideando una venganza contra su presunto asesino. Sin embargo, no había ninguna prueba que dijera que yo le había asesinado y, en todo caso, yo era la persona que estaba al lado del Gobierno y la justicia, no un pirata. “Por lo menos me quedo con el conjuro de parálisis. Algo es algo”, pensé.

Me senté en el sillón de la sala de estar y fijé la vista hacia el ventanal que daba a un hermoso balcón. Algo me indicaba que los problemas estaban a punto de empezar. Había dejado ir al principal testigo, la persona más afectada en todo esto, el personaje principal que conocía el rostro de su asesino. Me dejé llevar por los sentimientos y ya estaba metida en un problema, puesto que si el muchacho corría hacia las faldas de su padre, toda la ira de este pirata sería descargada contra mí.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Mar 27 Jun 2017 - 0:24

A simple vista, era un lugar agradable. Había sofás de cuero marrón en la sala, un comedor a lado de la cocina y una gran ventana con un balcón del cual se podía ver toda la ciudad. Ayudé a la chica con las compras, dejando la mayoría de las cosas en la cocina. Me ofreció un té y acepte amablemente. Mientras lo preparaba, traté de relajarme para que no sintiera la incomodidad que tenía al estar en la casa de alguien más. La joven llegó unos minutos después con un bandeja metálica. Dejó dos tasas con un líquido que desprendía un poco de vapor, pero a la vez ese mismo vapor caliente era agradable al olfato.

- Estás sola en la ciudad – pregunté sin reparos.

- Si – respondió la desconocida, cogiendo con su mano derecha una pequeña cuchara que estaba a su lado.

- Ya veo, ¿a qué te dedicas?

Sorbí un poco del té con la ayuda de una cuchara mientras esperaba la respuesta de la joven. De pronto, algo extraño comenzó a ocurrirme. Sentí que el aire comenzaba a faltarme y que me era bastante difícil respirar. Lleve mi mano a mi garganta, abriéndome la parte superior de la gabardina. No entendía que estaba sucediendo.

- Siento que tenga que ser así – dijo la chica levantándose de su asiento.

Levanté la mirada y vi su rostro. Tenía una sonrisa macabra y casi burlona. Ella había puesto algo en el té y ahora estaba sufriendo los efectos.

- Maldita – murmuré antes de caer al suelo.

- Durará unos 6 minutos, no es mortal. Solo quiero lo que llevas en la cintura. Esas katanas son muy particulares, soy una cazadora de tesoros y una experta en venenos. Conozco quien pagaría muy bien por las espadas que llevas contigo.

Por fin lo entendí, pero fue muy tarde. Recordaba las innumerables veces que me había metido un problemas por ser amable con desconocidos. Me iban a robar las katanas que tenía y no podría hacer nada. No podía moverme, estaba paralizado. La chica me quitó las katanas y se acercó a la ventana.

- Bueno, debo irme. Será hasta otra oportunidad.

Como si el destino me estuviera sonriendo ese día, una explosión despedazó a la chica en múltiples partes y mis katanas salieron volando a un lado de la habitación. Otra explosión y la pared que se encontraba al lado de las ventanas se destruyeron. Fui poco a poco, recuperando la movilidad de mi cuerpo y cuando apenas pudo ponerme en pie, recuperé mis katanas y me acerqué a donde antes había estado el balcón y las ventanas. La ciudad estaba siendo bombardeada y no había que ser muy inteligente para imaginarse quién era el responsable de esto.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Jue 20 Jul 2017 - 22:32

Una explosión sacudió violentamente la habitación en donde estaba, el polvo cayó del techo y algunos muebles cayeron boca abajo. Trozos de la pared lateral salieron despedidos por lo que tuve que reaccionar rápidamente y esquivarlos. Inmediatamente después de la primera explosión hubo una segunda, pero mucho más potente. Una nube de polvo llenó la habitación en la que me encontraba y escuché el crujir de las paredes, lo que me hizo concluir que el edificio no resistiría lo suficiente.

Necesitaba salir de allí cuanto antes, las cosas se habían complicado demasiado como para permanecer allí. Usé mi conjuro Telequinesis y corrí rápidamente hacia el balcón para en el último momento dar un salto y usar la fuerza telequinésica para mantenerme en el aire, evitando tener una muerte demasiado estúpida. Cuando estuve en el suelo vi como la gente corría enloquecidamente de un lugar a otro; buscaban refugio, pero en momentos así lo único que se podía hacer era luchar.

Sujeté con fuerza el mango de mi guadaña pues un hombre –aparentemente un pirata– apareció de la nada y dio un corte diagonal y descendente, pero el filo de su espada chocó con el filo de mi arma provocando un sonido metálico. Lo miré directamente a los ojos y luego me separé para encontrar distancia. Esperé unos pocos segundos, relajé mi respiración y esprinté rápidamente hacia él para en el último momento soltar un corte curvo horizontal, de derecha a izquierda, y gracias a la distancia de mi arma este no tuvo más opción que bloquear con su espada, colocándola de forma vertical.

–¡Bola de Fuego! –Grité e inmediatamente una enorme bola de fuego salió despedida de mi mano. Esta dio de lleno en el pirata y chamuscó toda su piel, lo que hizo que corriera en busca de alguna fuente de agua.

Aproveché ese momento para huir… Lo que tenía entendido es que había agentes del Gobierno en la isla, tal vez también había marines. Mi objetivo era encontrar sus barcos y encontrar refugio allí, pues en todo caso no podía frenar todo el ataque por mi cuenta. “Todo esto resulta demasiado extraño… ¿Atacar una isla solo para recuperar a un crío? Qué raro”, pensé. Tras derrotar al pirata salí corriendo hacia el muelle esperando encontrarme con los barcos del Gobierno.
avatar
Katharina von Steinhell
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
57/150  (57/150)
Experiencia:
75160/790000  (75160/790000)
Berries: 14.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Maximilian D. Frinz el Vie 10 Nov 2017 - 20:56

La situación era muy complicada ya. Un enfrentamiento directo con una flota de piratas se había iniciado y no podía verme inmiscuido en el fuego cruzado. Iba a girarme, para salir por la puerta de la habitación y marcharme, pero un crujido hizo que me detuviera. El suelo sobre el que estaba de pie se vino abajo y a penas y pude tomar una saliente de la habitación que estaba debajo. Maldición y ahora que más se supone que va a pasarme, pensé mientras miraba hacia un lado para ver si podía buscar alguna salida antes de que todo el edificio se derrumbara. La ventana de la habitación contigua estaba despejada. Salté hacia ella y caí de pie. Entré en la habitación, la cual estaba completamente desocupada. Abrí la puerta y que la gente corría por los pasillos gritando y lanzando maldiciones al aire.

- ¿Necesitas ayuda? – preguntó una voz que no conocía.

Me giré y vi a un tipo con una camiseta amarilla y con palabra Cool estampada en letras blancas en el pecho. Unos pantalones cortos, sandalias y unos lentes oscuros. Estaba recostado sobre una de las paredes y parecía muy tranquilo.

- No gracias, creo que ya me voy – dije con una risa fingida.

Con la idea aún de que el tipo tenía un comportamiento muy extraño, corrí hasta encontrar las escaleras. Bajé lo más rápido que pude y salí del edificio. Allí fuera todo era un completo caos. La gente corría de un lado a otro, escapando de hombres con armas y otros con espadas. Dos de ellos me vieron y se lanzaron contra mí. El primero de ellos tenía el pecho descubierto y era un poco gordito. Su ataque con la espada fue lento, pude esquivar moviéndome a la derecha, mientras que el segundo era un poco más robusto e intento golpearme con un mazo. El arma se estampó en el suelo, lo cual me dio tiempo para golpearlo en estomago con mi espada enfundada, dar un pequeño giro en el suelo y lanzar una patada para derribar al otro que preparaba su espada para cortarme. Cayó al suelo y antes de que pudiera levantarse, salté sobre él y le di un fuerte puñetazo en la barbilla que lo dejó inconsciente.

- ¡Auxilió! – gritó alguien.

Era la voz de un niño que se encontraba acorralado por dos enormes perros que le mostraban los dientes. ¿Qué demonios está pasando aquí? pensé mientras me lanzaba a ayudarlo. No tuve que hacer mucho, porque un cañonazo muy cerca de donde estaban hizo que se asustaran y huyeran en otra dirección.

- ¡Vamos, por aquí! – dijo un hombre a con la cara cubierta de polvo mientras dirigía a un grupo de personas - ¡los marines están en el muelle, debemos ir a los barcos para estar seguros!

Eso era casi imposible. Si los piratas ya estaban en la ciudad, los marines debían haber sido derrotados en el muelle. Seguí a la gente en dirección al muelle, tratando de mezclarme entre ellos para no levantar sospechas de que yo también era un pirata.
avatar
Maximilian D. Frinz
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 26/12/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
77/150  (77/150)
Experiencia:
132934/790000  (132934/790000)
Berries: 722.950.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Que demonios has hecho! [Privado][Pasado][Maximilian - Katharina Von Steinhell]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.