Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5269)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2208)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2143)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Invitado el Miér 3 Mayo 2017 - 4:09




El sonido de una hermosa melodía se escuchaba a través de aquel aparato de música que se hallaba sobre la mesa. La armonía de los instrumentos era maravillosa y aquella persona lo sabía bastante bien. Sin música, no solía hacer misiones. El oficial Krauser se hallaba sentado en una silla en el salón de aquel apartamento. En su mano derecha poseía una pequeña libreta de color negra. Estaba ojeando algunas fotografías que había pegadas en las hojas y algunos datos que tenía apuntados. Todo indicaba que aquel objeto era antiguo. Vestía con unas sandalias de madera, un pantalón gris, una camiseta de tirantes negra y sus típicos vendajes. No parecía llevar ningún arma encima. Su mirada estaba fija en una imagen de aquella libreta que poseía. En ella se veía él mismo y a su lado una chica de cabellos castaños, con un cigarro en la boca y un fusil en la mano derecha. La joven era hermosa.

- No te imaginas lo que daría por ver tu sonrisa una vez más, Minako… – Susurró al mismo tiempo que entrecerraba los ojos despacio.

El viento meció un poco las cortinas de la habitación. Fue en ese momento cuando el demonio de la niebla notó una presión incómoda en el pecho. Conocía muy bien el dolor, la soledad y la pérdida de seres queridos. Sus padres, su hermano, sus hombres, su esposa, su hija… Y ahora Ai. Muchos decían que Krauser continuaba vivo de forma milagrosa, que su alma se había apagado, su corazón había muerto hacía tiempo y tan solo se dedicaba a ser un soldado sin más. No tardó mucho en guardar aquella foto en su bolsillo derecho y acto seguido se colocó en pie. Caminó despacio hasta la ventana y pudo ver todo el paisaje. No estaba en aquella isla vacacional por gusto. Estaba allí en una misión especial que quería realizar con sus hombres, pero dicho objetivo sería revelado a la noche, antes les dejaría divertirse. Ya les había dicho que iban a una misión, pero podría pasarlo bien antes de iniciarla y eran las cinco de la tarde. Hasta las doce quedaba bastante. El castaño entonces soltó un suspiro.

Había pagado aquel apartamento tan grande con su dinero para que todos estuviesen a gusto. Había ordenado que la nevera estuviese llena de comida, bebida y suplementos alimenticios para los ciclados del grupo. También había hecho poner una sala de juegos y unos cuantos cuartos de baño. Disponían de una terraza considerable y también de un dormitorio para cada uno. El diablo de la Quimera no tardó mucho en estirarse y empezar a caminar hacia la cocina. En cuando estuvo en ella abrió la nevera y sacó una gaseosa de limón. La abrió con calma y se quitó los vendajes despacio. Empezó a beber tranquilamente mientras permanecía en silencio sin hacer ruido. Estaba terminando de repasar los planes que tenía para la noche en su mente. Era el momento de probar las habilidades del demonio ceniza. Él era el sustituto de la traidora. Algo estaba claro, Krauser no quería volver a ver a aquella chica en su vida. Ai debía ser un fantasma de su pasado y nada más. A saber para quién podía trabajar. No se fiaba de ella para nada.

- Este mundo llega a su fin… Presiento que algo malo está por pasar.

Pensó para sus adentros mientras su mirada se clavaba en la ventana de nuevo. Podía ver gente corriendo de un lado a otro desde las alturas, pues su apartamento estaba en un tercer piso. Seguramente sus hombres estarían por las habitaciones o en los baños, o tal vez en la sala de juegos. No se había parado a activar el haki y tampoco pensaba hacerlo. No quería invadir sus intimidades de ninguna forma. Se quedó sentado en la cocina mientras bebía de aquella lata y suspira mirando la foto de Minako una y otra vez, evitando llorar, evitando mandar todo a la mierda, evitando provocar una guerra contra el gobierno…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Tenebrex el Jue 4 Mayo 2017 - 0:20

Edward, junto al resto de los demonios de la Quimera, había ido a la Isla Kyuuka para una misión desconocida para todos salvo para el Gran Espada. En lugar de preocuparse por el objetivo que aún no les había sido revelado, decidió aprovechar el tiempo y pasar un rato relajado con sus compañeros, algo que era bastante infrecuente.

El demonio amarillo paseaba por los pasillos en dirección a la habitación de Osu, pensando en sugerirle acercarse a la sala de juegos, cuando vio al demonio de la niebla mirando fijamente a la ventana. Estaba en las nubes, sería mejor dejarlo tranquilo, seguro que tenía mil preocupaciones. Ya que la cocina no estaba lejos, decidió acercarse. Con un rápido análisis de la sala, acabó posando sus ojos en la nevera. Tenía algo de hambre, pero no sabía muy bien qué quería.

-"Lo mejor será que coma algo ligero, no vaya a ser que me siente mal y mañana amanezca incapaz de hacer lo que sea que tengamos que hacer." -Pensó.

Echó otro vistazo y se dio cuenta de unas barritas que había en la encimera. Puesto que Krauser se había encargado de pagarlo todo y había abastecido el lugar de comida, supuso que esas barritas debían ser solo algo más que él había traído para ellos, así que cogió un par de ellas y se las comió.

-¡Vaya! Están buenas... Me voy a llevar otra para el camino. -Murmuró.

Siguió por el pasillo, mordisqueando lentamente la barrita. Al no encontrar a Osu en su habitación, pensó que debería dirigirse a la sala de juegos directamente, pues quizás ya había alguien allí, con suerte, el propio Osu. Cuando pasó por delante de la habitación de Taito, que tenía la puerta entreabierta, lo saludó levantando la mano izquierda, mientras con la derecha seguía llevándose qué comer a la boca. Sin dar margen para expresar palabra alguna, siguió su camino, pero entonces escuchó al demonio ceniza salir de su habitación, prácticamente corriendo.

Terminando de masticar, Edward preguntó, extrañado. -¿Hum...? *Crunch* ¿Paha argo? *Crunch* -La reacción de Taito, sin embargo, le pilló por sorpresa, pues parecía estar enfadado y empezó a correr hacia él. -¡¿Y eso?! -Exclamó, mientras se daba la vuelta como alma que lleva el diablo y se transformó en bicicleta, huyendo de su perseguidor. Tan rápido como podía, y emitiendo el "ring ring" característico del timbre de una bici, avanzaba por el pasillo intentando despistar a Taito, pero atento a si dejaba caer la razón por la que lo seguía.
avatar
Tenebrex
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 08/11/2016
Edad : 19
Localización : Buff... la tira de lejos, no quieres venir.

Hoja de personaje
Nivel:
78/150  (78/150)
Experiencia:
120575/790000  (120575/790000)
Berries: 3.870.200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Ryuken Shirou el Jue 4 Mayo 2017 - 5:20

Ryuken se encontraba en silencio mientras miraba atentamente el techo de su habitación. Habían pasado un par de días desde su pelea con Dranser, y seguía sin sacarse ese mal presentimiento de la cabeza. Intentó de todo. Desde hacer cosas productivas, hasta innecesarias o que no iba con él. El colmillo dorado suspiró un poco y se sentó al borde de su cama, al tiempo que inspeccionaba el lugar, ya que no tenía nada mejor que hacer, la verdad. Era una pieza amplia, lo suficiente para hacer un poco de ejercicio, incluso. Pese a que era para "una" sola persona, lo cierto era que podía albergas una o dos más. Era la primera vez que se tenía que hospedar en un lugar así de lujoso y, francamente, se encontraba un poco incómodo. Estaba tan acostumbrado a la vida de humildad, que se sentía como alguien ajeno ahora.

Menudo rollo. No debería ponerme así solo por estar en un lugar de lujo – pensó mientras soltaba un bufido.

Con la determinación de hacer algo para despejar su mente, el joven se levantó y se puso sus ropas. Iba vestido con una camisa morada oscura y unos pantalones de color negro. Iba a dejar su atuendo así tal cual, pero se detuvo al mirarse al espejo. Ladeó su cabeza hacia un lado y decidió probar algo nuevo. Tomó una pequeña banda negra que había en una mesita y se amarró el cabello en una cola de caballo desordenada. Una vez que estuvo listo, asintió para sí mismo y salió de la habitación con el objetivo de hacer... algo. Cualquier cosa que le ayudara a ignorar ese mal presentimiento, por muy difícil que fuera.

Tan despistado estaba, que justo cuando salió se encontró con una bicicleta andante... ¿Qué? Ryuken parpadeó y se frotó los ojos para ver si sus ojos se encontraban en un buen estado o no. En efecto. Dicho vehículo iba conduciéndose solo, además un rubio se encontraba persiguiendo aquella cosa... Ah, ya recordó. Edward tenía la habilidad de convertirse en cualquier vehículo que deseara. El joven de cabellos plateados suspiró y se apartó para que la bicicleta Ed no le golpeara accidentalmente.

Cuidado con conducir por los pasillos – le dijo a Edward en un tono monótono.

Por otro lado, era la primera vez que veía al otro rubio. Si mal no recordaba, aquella persona no participó Thriller, por lo que debía ser un nuevo recluta.
avatar
Ryuken Shirou
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 18/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
146923/790000  (146923/790000)
Berries: 474.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Aridam H. Taito el Jue 4 Mayo 2017 - 15:41

- Ciento cinco... Ciento seis... ciento siete...

Mientras contaba en voz alta (más bien baja) las flexiones que hacía en el suelo de mi cuarto, no podía evitar pensar en todo lo que había ocurrido últimamente. Desde que Osuka me había reclutado para la revolución, en menos de un par de años había tenido más acción que en toda mi vida, y aún no estaba seguro de que si eso era bueno o malo... sobre todo cuando recordaba a ciertos individuos que habían sido casi más calamidades que milagros en mi vida.

- Ciento nueve... ciento... diez... ¡ciento once!

Resoplando por el esfuerzo, me dejé caer sobre mi sudorosa espalda y quedé mirando al techo como quien mira al vacío. En silencio, me concentré en respirar como era debido y calmé mi agitado corazón, asegurándome de restaurar un flujo regular en mi chakra para facilitar la recuperación de energías.

Pero... ¿dónde estaba, y por qué? La primera es fácil de responder: estaba junto a la Quimera en un complejo turístico-vacacional, haciendo ejercicios en mi habitación privada ya que me resultaba incómodo usar el gimnasio público del hotel. Demasiados posers para mi gusto. En cuanto al por qué... aún no lo sabía del todo. Krauser me había mandado a llamar para una misión que tendría lugar allí, pero aún no me había agraciado con todos los detalles, por lo que mientras esperaba más instrucciones simplemente tenía el día libre. De ahí que decidiera dedicarlo a entrenar aún más.

Cuando al cabo de un rato conseguí dejar de sudar, decidí que era buen momento para levantarme a por una de mis queridas barritas energéticas. Desde que había descubierto el genial invento, me había sentido algo adicto a ellas... Puede que fuera la novedad. O puede que fuera el hecho de que con una sola de aquellas dulces conglomeraciones de nutrientes y azúcar bastara para hacerme sentir revitalizado. No tenía ni idea, pero lo que sí tenía era mono de pillar las dos o tres que había dejado en la cocina, para tenerlas más a mano. Nadie osaría cogerlas sabiendo que eran suyas, ¿verdad?

- Ñam, crunch

Por delante de mi puerta, que en un despiste había dejado entreabierta, pasó Edward felizmente comiendo algo y saludando con la mano. Le devolví el saludo de forma ausente mientras perdía mi vista en el imaginario horizonte, y tardé unos segundos en darme cuenta... Más otros segundos que tardé en salir corriendo de la habitación, fueron suficiente para darle distancia más que de sobra al Demonio Amarillo para huir con su botín.

- Será... - Mascullé entre dientes, notando la ira crecer en mi interior hasta niveles insospechados. Tanto me enfureció la revelación que hasta sentí cómo empezaba a transformarme, mi cuerpo creciendo ligeramente y el pelo empezando a palidecer. - DESGRACIADO, ¡TE VOY A MATAR!

En cuanto el otro rubio me vio salir en carrera hacia él, se transformó en bicicleta y reanudó la huida con su botín posiblemente ya completamente devorado. Pero me daba igual, a esas alturas ya no quería recuperarlas, ya solo quería obtener venganza por su nada honorable "muerte."

- ¡¡¡MIS BARRITAAAAAAAAAAAAAAAAS!!!

A grito pelado pasé por la lado de una puerta abierta desde la cual me miraba Ryuken, uno de los alumnos de Dranser si mal no recordaba. Pero no tenía tiempo que perder con él, el infra-ser que había robado mi tesoro se escapaba. Y para colmo lo hacía mientras hacía sonar su timbrecillo espantoso, como burlándose de mí. "Ahora sí que estás muerto..." Pensé, desacargando toda mi furia en cada pisotón que daba en mi carrera, intentando en vano aumentar así el impulso y mi velocidad. Digo en vano porque no me hizo ser más rápido, solo más ruidoso, pero no importaba: la distancia entre ambos se estaba recortando, y el pasillo no era tan largo. En cuanto tuviera que detenerse le alcanzaría y entonces... entonces ya pensaría en qué castigo sería apropiado para un ladrón como él.
avatar
Aridam H. Taito
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Edad : 22
Localización : Buscando el Vellocino

Hoja de personaje
Nivel:
31/150  (31/150)
Experiencia:
11410/790000  (11410/790000)
Berries: 5.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Valia Gyliel el Vie 5 Mayo 2017 - 14:46

Estábamos allí para realizar algún tipo de misión junto al jefe, aunque de momento nos había dado la tarde libre a todos. A pesar de lo increíble del apartamento, las habitaciones y demás, yo me decanté por la piscina pública de aquel sitio. Era un rato después de comer y aquel sitio estaba abarrotado, excepto la esquina de la piscina en la que reposaba tranquilamente suspendida bajo el agua. La discriminación y el miedo hacía mi especie era patente, aunque estaba descubriendo que también tenía ciertas ventajas.

Los ruidos exteriores bajo el agua no existían, pero los de dentro tampoco es que fueran demasiado grandes para molestarme hasta que, de repente, algo entró de golpe cerca de mí. Con el sobresalto me puse en posición defensiva, hasta que tras las burbujas descubrí un grupo de niños humanos jugueteando. Al parecer cuando son jóvenes no tienen prejuicios si no están con los adultos. Algo molesta por que me sacaran de mi estado de relajación saqué la cabeza del agua, para sin previo aviso, recibir un chorro de agua procedente de un tubo que tenía en las manos un chaval. Este, se quedó algo pálido y pidió disculpas, pero era tarde, ya había lanzado agua hacia él a modo de respuesta. No algo muy potente, pero lo suficiente para que el joven tuviera que retroceder un poco. Tras darse cuenta de que le seguía el juego volvió a la carga con su tubo, el resto, que se habían quedado algo parados, retomaron el juego incluyéndome en sus mojaduras. De pronto, mi tranquila esquina de la piscina se había convertida en la más bulliciosa y el centro de miradas de todo tipo.

Casi una hora después de eso dejamos en tregua nuestra escaramuza acuática y me dispuse a volver a la habitación a quitarme de la piel los productos que usaban en el agua de las piscinas y que resecaba mis escamas. Esperaba que no hubieran liado ninguna mis compañeros de división.
avatar
Valia Gyliel
Soldado Revolucionario
Soldado Revolucionario

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10458/790000  (10458/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Osuka Sumisu el Vie 5 Mayo 2017 - 23:27

Esto estaba mal, muy mal, pero no podía evitarlo, estaba preocupado e estresado a la vez. Irónico, pues esa isla vacacional tenía que darles relajación a el y al resto de la Quimera que estaban en un apartamento para una misión desconocida.

Osu, al estar su habitación conectada a la que estaba Krauser, no pudo evitar ponerse a escuchar sobre el estado del oficial. Le preocupaba demasiado su superior, la deserción de Ai habían dejado a Krau devastado, a pesar de que intentaba ocultarlo ante el resto, o al menos eso le parecía al demonio plateado. Cuando se unió a la Quimera, era un novato el cual no se le hubiese ocurrido espiar a su jefe como hasta ahora, incluso aunque hubiese tenido su akuma en aquel momento, no la habría usado para aquello.
El revolucionario podía fusionarse con cualquier material de piedra, incluida la pared y con suerte oír todo lo que habría detrás e incluso se había puesto disimulado apoyado en esta por si al demonio de la niebla se le ocurriera usar su haki de observacion, solo vería a su soldado mirando una revista apoyado en la pared.

No consiguió escuchar nada, susurraba demasiado bajo. Aunque, pensándolo bien, normalmente los susurros eran en voz baja.

Dejó la revista que estaba usando para disimular, y que incluso estaba del revés por un despiste, y fue hacia la cocina de aquel lugar. Si había algo que le animaba era llevarse algo rico a la boca. Podía notar el jaleo que había fuera de su cuarto, demasiado escándalo. Delante suyo pasó corriendo, o pedaleando en este caso, a un Ed-bicicleta y tras el Taito, hecho un basilisco.

Un tic nervioso le vino en el ojo izquierdo mientras observaba como su pie había sido pisoteado por aquellos dos cafres. Conteniendose, hizo hacia dentro un grito de dolor que hizo que incluso las paredes de su alrededor se agrietarsen un poco.

- ¡Pero… seréis hijos… de fruta…! - exclamo cojeando mientras los perseguía para darles el capón de su vida.
avatar
Osuka Sumisu
Sargento Revolucionario
Sargento Revolucionario

Mensajes : 385
Fecha de inscripción : 01/12/2014
Edad : 20
Localización : No lo se, pero esto esta lleno de guiris

Hoja de personaje
Nivel:
80/150  (80/150)
Experiencia:
123830/790000  (123830/790000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb 6 Mayo 2017 - 22:03

Edward debía estar ciego si creía que el demonio no le había sentido entrar y coger algo de la encimera. Parecía tan centrado en devorar aquello que ni si quiera se paró a saludar. Típico del niño del grupo, debía estar en la edad de tener las hormonas como una pistola de ráfaga. Él por su parte no recordó pasar por aquello, demasiado ocupado partiendo revolucionarios en dos, y ahora estaba con ellos. Su mirada seria continuaba observando el paisaje con calma. Lentamente pudo ver al demonio celeste acercarse al edificio. Durante la guerra estuvo demasiado callada y esperaba que estuviese bien. Se rascó un poco la cabeza y después de unos momentos se dio la vuelta dándole otro trago a su lata y terminándola. Volvió a colocarse sus vendajes y avanzó unos pocos metros hacia uno de los pasillos.

Lo primero que vio fue una bicicleta pasar a toda velocidad frente a él. Después de eso a un mastodonte corriendo detrás gritando que iba a realizar un homicidio… ¿Con un vehículo? Vehícidio seguramente. Entonces recordó el poder del pequeño rubio. Soltó un suspiro al ver a Osuka gritando y una pequeña gota de sudor bajó por su cabeza. Panda de locos. Estuvo a punto de decir algo, pero en ese momento el timbre empezó a sonar. Krauser pasó del trío enfermo y avanzó despacio hacia la puerta. La abrió esperando ver a la chica pez, pero en su lugar había una pareja de ancianos, armados con bastones y mirándole con el ceño fruncido. Redfield no entendía nada y se limitó a cruzarse de brazos esperando respuesta. Aquella anciana pareja lejos de temerle, le empezaron a gritar moviendo sus bastones de forma amenazante.

- ¡¿Qué es tanto ruido?! Los vecinos se están quejando. A la próxima les echamos de este sitio. Controle a su grupo de delincuentes o avisaremos a la guardia.

- Disculpen, mis hijos están un poco alborotados. Les juro que no volverá a pasar… – Dijo el demonio sonriendo como podía y agachando la cabeza, haciéndoles una reverencia y disculpándose. El anciano le dio un leve toque en la cabeza con su bastón y ambos se retiraron.

Krauser cerró la puerta y se quedó callado. Su rostro se ensombreció y una especie de aura blanca empezó a rodear su cuerpo de forma tétrica. Malditos monos de feria. Se había llevado la bronca por ellos y encima un leve bastonazo. El viejo pareció hacerlo de forma leve, pero el cabrón había dado en un punto doloroso. Una estrella de tres puntas empezó a formarse lentamente en la mano del ex almirante, girando a gran velocidad y formando un sonido metálico. Finalmente abrió los ojos con el ceño fruncido y se vio la vuelta mientras lanzaba un grito tan fuerte que si los ancianos lo escuchaban no tendrían los huevos pasa subir de nuevo.



- ¡CEPORROS!

Krauser empezó a caminar anulando la estrella, pero buscando su espadón. No tardó en llegar a su cuarto y sacarlo de debajo de la cama. El enorme arma de casi dos metros imponía con narices. Empezó a caminar arrastrándolo por el suelo y con los ojos entrecerrados como si fuese un verdugo mientras activaba el haki de observación. Todas sus presas estaban localizadas. Avanzó despacio mientras iba entonando una canción en el tono más siniestro que podía.

- Uno, dos… Ya llegó el demonio… Tres, cuatro… Os juro que os mato… Cinco, seis… Ya lo veréis… – El aura blanca seguía brillando mientras avanzaba como un zombie buscando a los culpables de tanto grito.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Tenebrex el Lun 8 Mayo 2017 - 15:35

Al principio Edward estaba realmente asustado, pues no sabía el motivo de la persecución, pero cuando Taito gritó "mis barritas" como un poseso, el tema quedó esclarecido. ¿Tanto le importaban al demonio ceniza sus pequeños aperitivos? No podía ser cierto, ¿verdad?

El demonio amarillo transformó la mitad superior de su cuerpo de vuelta a la normalidad, quedando como un humano medio monociclo. -¡¿PERO QUÉ DEMONIOS?! ¡¿POR LAS BARRITAS?! ¡¡¿TODO ESTO ES POR LAS MALDITAS BARRITAS?!! -Dijo, volteándose y parándose en seco cubriéndose de Haki de armadura por si Taito chocaba con él. Justo en ese instante, vio que detrás de este venía corriendo Osu. Activó el Haki de observación para ver si venía alguien más y, de repente... Se quedó pálido al notar la terrorífica presencia de Krauser, ¿qué le había ocurrido al Gran Espada? Un sudor frío empezó a bajarle por la nuca mientras retrocedía lentamente.

Pasara lo que pasara (probablemente un choque, o un golpe por parte del demonio ceniza), se dirigiría a sus compañeros, asustado y con voz temblorosa.

-Chi-chicos, ¿alguien sabe q-qué le pasa a Krau? Lo noto muy... raro... Pero no raro como de costumbre, no depresivo, sino como... con ganas de echarnos un buena bronca, por no decir matarnos... -Dijo, intentando explicarles lo que se sentía con el Haki de observación. Realmente se expresaba fatal, quizás por el nerviosismo y el miedo que tenía o simplemente porque era su extraña forma de hablar, pero, si sus compañeros no lo habían entendido, poco les faltaría, pues de un momento a otro, el demonio de la niebla llegaría. Claro que hubiera sido más fácil si alguno de los dos hubiera contado con el Haki también, pero puesto que ambos carecían de esa habilidad, lo único con lo que contaban era con la descripción que Edward les había dado.

Temblando un poco por un escalofrío, volvió a hablar. -No huyáis, podría ser peor... Tampoco es como si Krauser fuera capaz de hacernos daño... Osu, tu lo conoces desde hace más tiempo, ¿a que estoy en lo cierto?... Sí ¿no? -Preguntó al demonio plateado, dudoso de la respuesta pero deseando con todas sus fuerzas que la respuesta fuese afirmativa.
avatar
Tenebrex
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 08/11/2016
Edad : 19
Localización : Buff... la tira de lejos, no quieres venir.

Hoja de personaje
Nivel:
78/150  (78/150)
Experiencia:
120575/790000  (120575/790000)
Berries: 3.870.200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Aridam H. Taito el Lun 8 Mayo 2017 - 18:24

Al fin, por suerte poco después del comienzo de la persecución, llegamos a una habitación al final del pasillo y Ed se detuvo. No parecía poder creerse que mi furia se debiera a su latrocinio, pero eso me daba francamente igual, pensaba matarlo de todas formas. Aunque bueno, si pedía perdón y demostraba estar arrepentido puede que lo dejara en solo partirle la cara.

Sonriendo, no reduje la velocidad, y eché el puño (los puños... ¿en qué momento había terminado de transformarme en híbrida?) hacia atrás y cogí impulso. El iluso del Demonio Amarillo había revertido parte de su poder de transformación, dejando su cara al descubierto, y mientras uno de mis puños volaba con toda mi fuerza hacia ella, otro fue hacia su pecho y el otro hacia su estómago.

- ¡VENDETTA! - Exclamé eufórico mientras en un intento de frenar, acababa "derrapando" hasta mi objetivo. Ir descalzo tiene ciertas desventajas a veces, al parecer.

Sin embargo no pude preocuparme por el escozor de mis pies, ya que algo parecido a un escalofrío recorrió todo mi ser de golpe. Una sensación ominosa y fatal que se plantó en mi nuca como una semilla de la duda. Solo duró un instante y no pude reconocer su origen, pero por instinto intenté detener todo lo que estaba haciendo para centrarme en el nuevo enemigo, fuera quien fuera. En vano fue, pues ya era demasiado tarde y el golpe lo recibió Ed igualmente, si bien a menos potencia de la que pretendía en un principio.

Aun así la ostia dolió. No sé cuánto le dolió a él, pero a juzgar por lo duro que estaba diría que no demasiado. Mis puños en cambio... tardaría un par de minutos en recuperar la sensibilidad en ellos. Sacudiéndolos en el aire de forma cómica mientras soplaba, escuché vagamente las palabras del otro rubio, y solo en ese momento me percaté de la presencia de Osuka también en aquella habitación solitaria. Al parecer nos había seguido, imagino que para echarnos la bronca. Empezaba a ser costumbre ya, así que no me sorprendía.

Lo que sí me sorprendió fue que Krauser, según palabras de Ed, se había dignado a levantarse de donde quiera que tuviera posado su trasero hasta entonces para darnos una lección personalmente. No dudé de la veracidad de mi compañero, pues sabía ya de su manejo del afamado "Mantra", y las noticias no llegaban en el mejor de los momentos... Porque aún estaba ardiendo por dentro y con ganas de una buena pelea, mi transformación no me ayudaba a mantener la calma en absoluto, y lo más importante... ¡aún no me había desahogado por lo de las barritas! Ya que el golpe resultó inefectivo, el castigo no había sido impuesto, y eso me frustraba. Sin embargo mi atención saltó al que se acercaba a nosotros con instinto asesino. Sin duda un poco de acción también le sentaría bien para desfogarse, y de todas formas yo aún no había tenido el placer de encararlo personalmente, por lo que la situación se me tornó incluso más dulce si cabe.

Sumando todo eso, no era difícil imaginar por qué me levanté con una sonrisa fiera (prácticamente suicida) en la cara, abriendo y cerrando los puños que ya notaba recuperados. Haciendo que pequeñas llamas surgiesen de mis seis y los cubrieran de forma teatral, me puse en guardia y me preparé frente a la puerta, de cara al pasillo. En cuanto el Demonio Niebla entrase, le saltaría encima con intención de descargar toda mi rabia con él. ¿Cuán resistente sería? ¿Cuántos puñetazos tendría que lanzar hasta que por fin cayera? La expectativa me estaba matando, y si alguien de nosotros podía aguantarle lo que me lanzara de vuelta, ese creo que sería yo, gracias a mi recuperación acelerada. El "tito Krau" podía jugar conmigo un poco más duro que con el resto, ¿sería él consciente de eso? Ojalá.
avatar
Aridam H. Taito
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Edad : 22
Localización : Buscando el Vellocino

Hoja de personaje
Nivel:
31/150  (31/150)
Experiencia:
11410/790000  (11410/790000)
Berries: 5.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Osuka Sumisu el Lun 8 Mayo 2017 - 23:25

Condenados pares de rubios, ¿cómo diantres eran tan rápidos? No iban a escapar, de eso estaba seguro. A lo mejor le habían dejado medio cojo a propósito, para que no pudiera alcanzarlos, que mala gente. Se había dado cuenta de los griteríos de aquellos dos. Discutiendo por unas absurdas barritas. Unas PUTAS barritas. Panda de mentecatos. Y lo peor de todo es que esas no eran las barritas de Taito, sino unas que Osu había pillado del mini bar para sustituir las que se había comido el antes.

De repente un mal presagio le apodero de repente, le temblaban las piernas y el sudor le recorría toda la cara. Era como el apocalipsis, el fin del mundo, el fin de los tiempos, el fin de aquellas pizzas caseras de la panadería que te gustaban pero que cerró. Pero en este caso era mucho peor; Krau, enfadado, muy enfadado, hecho una furia. Quizá el comportamiento que habían tenido ellos tres no había sido el más apropiado.

Dentro de su mente, en el lugar mas oscuro de su cerebro, una luz pequeña relucia con brillos de sabidurias. Contacto con el revolucionario el cual quizo decirle  algo como si le susurrase en la oreja el mejor consejo en aquel momento...
Spoiler:

Ed quiso preguntarle al demonio plateado a la vez que aconsejaba no huir, que iba a ser peor. No le hizo caso, obviamente. Al contrario, antes de que pudiera terminar la pregunta, Osu ya estaba corriendo a refugiarse a su cuarto. Por otra parte no se que intentaba Taito. Apenas era un recluta y se iba a liar a hostias con el Oficial, una locura cuanto menos. No podia mirar tal matanza. Bueno, si, desde la seguridad de su cuarto.

- Nope, nope, nope.- negaba con la cabeza mientras iba a la habitacion.- Venga chicos, ha sido bonito conoceros.
avatar
Osuka Sumisu
Sargento Revolucionario
Sargento Revolucionario

Mensajes : 385
Fecha de inscripción : 01/12/2014
Edad : 20
Localización : No lo se, pero esto esta lleno de guiris

Hoja de personaje
Nivel:
80/150  (80/150)
Experiencia:
123830/790000  (123830/790000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Ryuken Shirou el Mar 9 Mayo 2017 - 5:59

Ryuken decidió alejarse del dúo de chiflados (tres, con la aparición de Osuka) y se acercó cautelosamente a Krauser. El colmillo dorado alzó una ceja al ver que se trataba de una pareja de ancianos. Pese a que tenía una leve sospecha del por qué la aparición de esas personas, quería confirmar sus sospechas primero. Si fuera un tipo menos serio, probablemente una gota de sudor hubiera bajado por su cien al escuchar las palabras de la pareja. Sabía que alguien se iba a quejar de todo el bullicio que había en el departamento, pero nunca esperó que la queja llegaría tan pronto, y escuchar la respuesta de la gran espada... Si, la cosa se pondría fea de ahora en más.

Creo que mejor será pasar de todo – pensó mientras soltaba un suspiro.

Decidiendo alejarse de toda la zona de conflicto, el joven salió de allí y se dirigió al baño. Todo lo absurdo de esta situación, hicieron que le dieran ganas de cagar por alguna razón. Frunció el ceño mientras usaba una fuerza sobrehumana para evacuar, pero por alguna razón no lo lograba. Estuvo así durante varios segundos hasta que finalmente se hartó. Sin que se diera cuenta, inconscientemente activó el poder de su fruta e hizo un último esfuerzo para liberar todo. Un suspiro de alivio escapó de sus labios y se paró para ver el pastel que hizo.

¿Qué mierda ha sucedido? – se preguntó mientras parpadeaba y miraba el interior del váter.

Un pequeño lingote de oro puro yacía en las profundidades del inodoro. Ryuken lo miró atentamente por algunos segundos, se encogió de hombros, tomó varias toallas y sacó el bloque del váter. Para su fortuna, no tenía residuos de... eso. ¿Qué haría ahora con eso? El peliplateado se lo pensó un poco y decidió dejarlo en el pasillo. Total, nadie sabría de donde vino. Silbando un poco, el rebelde hizo eso y decidió por volver hacia la escena de los chiflados, dejando atrás el cuestionable bloque de oro.
avatar
Ryuken Shirou
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 18/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
146923/790000  (146923/790000)
Berries: 474.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Valia Gyliel el Mar 9 Mayo 2017 - 15:18

Llegando a la habitación donde nos hospedábamos escuche voces que parecían venir de la misma por lo que aceleré un poco pensando en un posible ataque. Cuando doblé la esquina me quedé paralizada, dos ancianos en la puerta echaban la bronca al jefe, que, cerrando la puerta, desapareció de la vista. Los ancianos comenzaron a andar en mi dirección, comentando la señora algo de lo frescas que éramos las jovencitas de ahora candando por ahí con tan poca ropa encima. Pareció obviar el hecho de que era una gyojin, pues también comento algo de hacerse dibujos por el cuerpo, aunque ese ya no lo pude oír bien, pues un grito de nuestra habitación a la vez que una sensación de, de….”miedo” me invadió.

Usando mi fuerza de voluntad me sobrepuse al miedo que no sabía de dónde venía, aunque estaba segura que era de nuestro cuarto. Quería correr a ayudar a mis compañeros, pero por otra parte no quería acercarme a esa sensación. Paso a paso fui recorriendo el camino que me separaba de la puerta escuchando bastante estruendo en su interior. Cuando reuní el valor suficiente para abrir la puerta y asomarme pude ver la espalda del demonio de la niebla. Me di cuenta que era él el culpable de esa sensación, ¿Qué habría pasado para que Krauser se hubiera cabreado tanto? ¿Y cómo podía ser que lo hubiera sentido desde fuera?

Sin tener más información intenté escurrirme hacía una de las habitaciones laterales, tratando de dar con la fuente del enfado del jefe sin llamar demasiado la atención de nadie que pudiera haber por allí. Si no recordaba mal la cocina estaba en mi trayectoria, abriría el grifo de la misma para tener una fuente de agua cercana que usar para atacar a los enemigos desconocidos. Solo esperaba que los demás estuvieran bien y no fueran sus muertes los que hubieran provocado aquel estado de ánimo en el jefe.
avatar
Valia Gyliel
Soldado Revolucionario
Soldado Revolucionario

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10458/790000  (10458/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Invitado el Mar 9 Mayo 2017 - 17:17

El demonio continuaba avanzando hacia sus presas principales. Los últimos miembros que habían llegado y los primeros en realizar una misión. En su rostro pudo verse una expresión bastante seria, mucho más de lo normal. El arma iba cortando el suelo por donde pasaba, realizando un sonido incómodo por ello. No tardó mucho en abrir la última puerta y quedar de frente a Taito y Edward. El enorme rubio resultaba ser más grande que él, pero eso le importaba muy poco. Clavó sus ojos en los suyos y se mantuvo callado. En ese momento pudo predecir todos sus movimientos debido a su avanzado haki de observación ¿En serio iba a golpearle? Esperaba que estuviese de coña y no fuese una rebelión. Le había salido un niño travieso e iba a tener que castigarle. Por culpa de él, todos pagarían el pato. El enorme hombre poseía seis brazos y parecía lanzar una importante ráfaga de golpes.

- Me temo que no…

Dijo al mismo tiempo que soltaba la espada y empezaba a moverse a una velocidad endiablada para su tamaño. Sus movimientos podían combatir con el kami-e perfectamente, si no resultaban ser mejores. Era como si su cuerpo se doblase con una agilidad tremenda. Notaba los puños pasar rozándole pese a ser seis. Su mantra le advertía de todos y cada uno de los ataques del demonio ceniza. En un intento de vacile cerró incluso los ojos como si con él no fuese la cosa. Fue entonces cuando no pudo reaccionar a uno de ellos que la impacto en el pecho, atravesándole y dejando una estela de niebla como si fuese un fantasma. Eso hizo que Krauser mirase de nuevo con seriedad a Taito. Dándole a entender que por el momento no iba a poder tocarle (y dando gracias de que él no tuviese haki, o al menos que no lo hubiese empleado en el ataque) lanzó una mirada más fiera a él. Si quería jugar físicamente, le mostraría sus habilidades militares entrenadas durante años.

El castaño entonces saltó hacia él con fuerza, dejando su cabeza ir hacia abajo y girando su cuerpo totalmente. Trató de engancharle del cuello con las piernas y si lo lograba, usaría un violento movimiento en el que colocando las manos en el suelo ejercería fuerza para lanzar al enorme tipo al suelo con los pies. Lo hubiese logrado o no, saltaría hacia atrás varias veces y tomaría su enorme espadón. Fue entonces cuando levantó la mano izquierda y acto seguido la colocó en el suelo. Su mirada cambió a una realmente sádica y no tardó mucho en empezar a formar su elemento por todo el puto piso. Todas las salas se verían inundadas por la neblina, la cual se colaría por debajo de las rejillas.

- Técnica oculta… ¡Del banco de niebla!

Todo quedó invisible. Krauser chasqueó los dedos usando sus habilidades para distribuir toda su aura por la niebla haciendo que los usuarios de mantra lo detectasen por todo el lugar. El elemento se separó de su cuerpo para evitar posibles ataques eléctricos como el de Edward. Activó su habilidad especial para que los cuerpos de los que estuviesen en la niebla se sintiesen pesados y les costase moverse. Todo estaba preparado para el terreno de caza.

- Empieza el juego. Todos contra mí. Prohibido usar ataques eléctricos… Yo puedo evitarlos, pero mataréis a vuestros compañeros…

Debido a sus capacidades de asesino, espía y arqueólogo, se movió sigilosamente por aquella habitación para desaparecer de allí. Tan solo tendría su enorme espadón como arma, pero no tardó mucho en dejarla debajo de la cama de su cuarto. Empezaba el juego. Una vez allí, lanzó un gritó al mismo tiempo que ponía una voz demoníaca.

- Pulmón, corazón, cuello, cabeza, hígado… ¿A qué punto atacaré primero?

Con aquellas palabras se fundió en su propia niebla y decidió ir por su primera presa. Traspasó la puerta de Osuka por debajo y no tardó mucho en formarse en la habitación, pero algo alejado para que no le viera. Entonces fue cuando empezó a caminar despacio desde su espalda. Intentó colocar su mano derecha en la cabeza de su querido sargento y después le susurraría.

- Te tengo, Osu-chan… – Entonces intentaría acariciarles los cabellos en una escena perturbadora mientras reía despacio en su oído.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Valia Gyliel el Jue 11 Mayo 2017 - 16:03

Mientras avanzaba todo se llenó de niebla y la voz de Krauser. Al parecer aquello iba a ser un todos contra él, limitándonos el uso de poderes eléctricos. Por suerte, yo no tenía de aquellos, pero sí de control de agua, que ahora nos rodeaba por todos lados. Aunque claro, si no conseguía localizarle antes que el a mí no podría defenderme ni atacarle. Intentado ganar algo de tiempo me pegué a una esquina donde nuestro enloquecido jefe solo pudiera venir por delante, reduciendo así el terreno a proteger. Una vez en esa posición debía pensar que hacer, y rápido.

Aquella sensación de miedo aún me recorría el cuerpo, y seguramente fuera así hasta que el demonio de la niebla se calmara un poco. Además, ahora estaba la inquietante sensación de estar siendo observa sin saberlo. Por algún motivo que no alcanzo a comprender una idea llegó a mi mente. Concentrarme en ese terror, en ese miedo para tratar de saber dónde estaba el revolucionario y ahora adversario. Aunque no era demasiado, con la niebla rodeando todo, todo parecía tenebroso y amenazante. Si quería lograr algo debía hacer algo con esa niebla también. Mientras pensaba en ello, escuché a krauser no muy lejos decir algo de Osuka, el segundo al mando.

¿Si el segundo al mando no había logrado zafarse como lo haríamos el resto? No era momento de pensar así, ni de rendirse, que no hubiera empezado por mí me daba la oportunidad de prepararme. Pero, ¿Qué podía hacer? Toqué levemente una mochila a mi derecha, que resultó ser la de los bártulos de coser. Sí, aquello podía funcionar. Mi veneno no era muy potente, pero si doloroso, y en dosis muy bajas no tendría casi ni consecuencias excepto el dolor. Con ayuda del karate gyojin y la niebla formé una pequeñas gotas, con algo de veneno, que deposite sobre las alfileres, y manteniendo la concentración elevé las mismas en torno a mí, esperando que si no se daba cuenta se pinchara con alguno y pudiera al menos darle un golpe al jefe, que creía que era de lo que iba todo aquello.
avatar
Valia Gyliel
Soldado Revolucionario
Soldado Revolucionario

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10458/790000  (10458/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Ryuken Shirou el Dom 14 Mayo 2017 - 6:20

Ryuken bostezó un poco y miró de forma impasible a su alrededor, o lo intentó más bien. Viese donde viese, todo estaba lleno de niebla, y no era una normal. Si tuviera que adivinar, el joven diría que Krauser había entrado en su modo serio. El rebelde chasqueó su lengua un poco y siguió caminando, dejando su cagada de oro atrás. ¿Qué? No era culpa suya... Bueno, tal vez un poco. Ni siquiera sabía de donde había salido eso, cuando él tenía toda la intención de ir al baño como la gente normal. El espadachín en entrenamiento suspiró y ladeó su cabeza hacia un lado. Tanta niebla le empezaba a molestar un poco, pero no había nada que pudiera hacer. Frunció el ceño un poco y chasqueó sus dedos. Mentía, si había algo que podía hacer. No dispersaría toda la niebla, pero si lo suficiente para despejar su propio camino para poder llegar hasta la sala de estar.

Bueno, vamos a allá

Desvainó sus dos espadas, Dramon y Balmung, y se puso a ello. Con Balmung, usaba su habilidad para lanzar ráfagas de viento para dispersar la niebla un poco. Por otro lado, usaba a Dramon como vela para iluminar el camino con su poder de fuego. No era el mejor de los planes, pero si servía como improvisación. Ahora, si por casualidad le daba a alguien con la espada de frío por error... Él no tenía la culpa, era de Krauser por jugar con su niebla. Y ahora que lo pensaba, ¿qué pobre diablo sería su víctima? Como sea, él no se iba a involucrar en eso, aunque con su suerte fijo terminaba uniéndose por algún motivo.

Luego de mucho caminar a ciegas y de agitar sus espadas como un imbécil, el joven al fin pudo llegar a la sala de estar. Ryuken suspiró de alivio al ver que logró cruzar la zona de guerra y se sentó en uno de los sillones, entrando en modo pereza. Durante el transcurso, creyó haber escuchado a Osuka gritar como niña, pero supuso que solo eran ideas de él. El peliplateado bostezó un poco y cerró sus ojos por algunos instantes. Quedaban un par de horas para la misión, y sin nada que hacer (además de unirse a la zona de guerra), realmente tendría mucha pereza.
avatar
Ryuken Shirou
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 18/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
146923/790000  (146923/790000)
Berries: 474.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Tenebrex el Dom 14 Mayo 2017 - 15:57

Edward, algo sorprendido y, hasta cierto punto, asustado de lo que pudiera pasar, recibió los puñetazos de Taito. Fueron molestos, tenía una enorme fuerza, pero el Haki amortiguó bastante el golpe, por lo que se sintieron como unos golpes no demasiados fuertes que digamos.

Pero lo que le desconcertó por completo fue la decisión del demonio ceniza de enfrentar al líder de la quimera, sin plan alguno y a puño descubierto... sin mencionar que Osu hizo caso omiso del consejo del demonio amarillo y se apresuró a esconderse. ¿Todos contra él? Pero si Ed no pretendía luchar, solo iba a disculparse y explicarle la situación...

-P-Pero... si yo no...- balbuceó mientras poco a poco iba siendo rodeado por la niebla. El Haki de observación lo estaba volviendo loco, sentía como si Krauser estuviera en todos sitios a la vez... aunque eso, bien pensado, tenía sentido, pues toda aquella niebla era él.

-Así que nada de ataques eléctricos... eso reduce mucho mis posibilidades... Menos mal que no tengo puestos los Munōryoku tebukuros... porque entonces cada golpe liberaría una descarga. -Dijo mientras, con dificultad, miraba a su alrededor intentando orientarse. En ese momento, no llevaba más equipo que la túnica Henkan, la malla Kyozetsu debajo, el brazalete Bunkatsu y el anillo Jishaku... Nada que pareciera útil en esas circunstancias, al menos de manera activa. Buscando algo que hacer, pensó en convertir la túnica en unas alas para disipar la niebla, pero eso sería probablemente inútil, por eso de que no era niebla corriente y tal.

-Si pudiera llegar a mi habitación… Quizás podría usar la cuerda que me dio aquel ser después de la guerra de Síderos… -Pensó, buscando algo que hacer más allá de soltar alguna descarga para freír a uno o más de sus compañeros. Moviéndose basado en lo que recordaba de antes de ver la niebla, fue tanteando la pared hasta llegar a una esquina. -Vale, si esta es la esquina, sigo recto por aquí… y debería llegar a la zona de las habitaciones. -Tras eso, aceleró con el poder de su fruta y trató de atravesar el largo pasillo tan rápido como pudiese, buscando el final del mismo para orientarse y contar (palpando) hasta la tercera puerta, que era la suya.

Estaba nervioso y tenso, sin contar que, por si fuera poco, la niebla también resultaba pesada, agobiante en cierta forma, por lo que, buscando estabilidad, transformó manos y pies en ruedas, y no solo los pies como tenía por costumbre. Avanzaba con algo miedo e intentando permanecer pendiente de su alrededor, aunque fuera prácticamente inútil debido a la reducida visibilidad causada por la niebla. -No podía ser la paramecia de la paz o algo así, sino la logia de la niebla... Qué suerte la nuestra. -Murmuraba mientras seguía su camino.
avatar
Tenebrex
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 08/11/2016
Edad : 19
Localización : Buff... la tira de lejos, no quieres venir.

Hoja de personaje
Nivel:
78/150  (78/150)
Experiencia:
120575/790000  (120575/790000)
Berries: 3.870.200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Osuka Sumisu el Lun 15 Mayo 2017 - 0:52


- Ay mi madre, la que se va a liar- exclamo el revolucionario, al ver que Taito probaba un ataque frontal usando seis brazos de golpe.

Aunque la cantidad de puños, como era evidente contra un hombre como Krau, no iba a servir de mucho. De un movimiento ágil, tumbo mediante una llave al su osado contrincante. Tomando de nuevo su arma, poso su mano y empezó a sacar niebla de ella, cosa que le hizo dar de nuevo un ataque múltiple de escalofríos. Al ver las intenciones del Oficial, emitió un pequeño chillido de miedo y cerró la puerta con llave.
Cogió la cama, arrastrándola bruscamente para atrancar la puerta. Con la mesita de noche, la levanto con fuerza sobre humana y la puso encima. Y para terminar una maceta con un tulipán. Todo para añadir peso a aquella, ahora, puerta inexpugnable.

- ¿Porque ira a por mí? ¡Si no he hecho nada! – se quejó debido a su situación- ¿Tan difícil le parecía a Ed que no le pillasen con las putas barritas?

Como si no hubiese servido de nada, la niebla empezó a entrar en la habitación. Osu acerco la oreja en la pared para ver si escuchaba a alguien intentando entrar, pero al final noto a la madre de los sudores fríos al escuchar la voz de Krauser detrás de él mientras sus cabellos eran toqueteados. Giro ligeramente la cabeza mientras no para de sudar y mostraba cara de amistad, como si nada hubiese pasado.

- K-krauser… Qué bien te ves… ¿T-te has c-cambiado el pelo…? –el disimulo era inútil, pero seguía intentándolo- S-si te digo que no es c-culpa mía, ¿M-me creerías?

Como el mal estaba hecho, Osu no iba a poder evitar la “bronca” de su superior. La única señal de vida del sargento sería una gran “¡LO SIENTOOOOO!” muy estruendoso que se escucharía por todo el piso.
avatar
Osuka Sumisu
Sargento Revolucionario
Sargento Revolucionario

Mensajes : 385
Fecha de inscripción : 01/12/2014
Edad : 20
Localización : No lo se, pero esto esta lleno de guiris

Hoja de personaje
Nivel:
80/150  (80/150)
Experiencia:
123830/790000  (123830/790000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Invitado el Lun 15 Mayo 2017 - 20:35

El sonido de unos pasos empezó a escucharse en aquella zona. Una persona subías las escaleras de aquel edificio con una tranquilidad increíble. Sus manos estaban metidas en sus bolsillos. Tenía un cabello realmente alborotado, de color castaño y bastante pinchudo. En su frente podía verse una cinta blanca. El tono de sus ojos era azulado oscuro y su nariz algo respingona. En su hombro derecho podía verse una especie de cuervo negro. El animal parecía estar realmente calmado y actuaba como si con él no fuese la cosa. Aquella persona vestía con un chaleco color canela, una camiseta negra de manga larga, unos pantalones y unas sandalias de madera. Portaba un total de cuatro fundas con él. Dos a cada lado de la cintura. Llevaba sus cuatro katanas siempre encima. Todas tenían un poder especial y además de muy buena calidad. Su expresión mostraba una sonrisa pícara. Su haki de observación le indicaba que no se había equivocado de sitio.

- ¿La fiesta ha empezado sin mí?

Dijo en voz alta al mismo tiempo que abría la puerta y cerraba después. Se sorprendió un poco al ver que todo estaba lleno de niebla. Apenas podía ver algo y empezaba a notar su cuerpo algo pesado. No había presencias hostiles peligrosas en el piso y eso solo quería decir que Krauser estaba entrenando o jugando al escondite. El revolucionario ladeó un poco la cabeza y después de unos momentos soltó un suspiro. Empezó a avanzar despacio por aquel sitio mientras se rascaba la cabeza. Venía del pequeño descanso que había tenido con los miembros de Xella en las termas y ahora quería pasárselo un poco bien con acción. Sabía de aquella misión y como buen miembro de la Quimera debía asistir. El líder de la división de espadas siempre cumplía con su deber aunque le diese pereza. No tardó mucho en ver algunas siluetas moverse por la niebla y eso hizo que alzase la ceja.

- Dejad de jugar al escondite y saludadme, capullos. Os juro que tiraré un dial eléctrico al suelo si nadie me recibe como es debido.

Dijo metiendo la mano en su bolsillo de forma algo más profunda. Estaba buscando algo. Una sonrisa maliciosa se formó en su rostro y no tardó en sacar una cajita de croquetas de jamón. La abrió despacio y cogió una empezando a masticarla mientras andaba. El sabor era delicioso y eso no tenía que decirlo. Pudo ver entonces lo que parecía ser algo con ruedas pasar pegado a él y no tardó en estirar su mano libre tratando de agarrar aquella cosa por el hombro. Tal vez con algo de suerte era una anciana en un carro con ruedas o quizás alguno de ellos montado en algún juguete.

- Oe ¿Qué cojones hacéis? – Preguntó masticando.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Aridam H. Taito el Jue 18 Mayo 2017 - 21:55

"No es justo." Pensé con rabia. Que los primeros golpes los esquviara, me parecía perfectamente correcto. Pero cuando por fin me estaba acostumbrando a su estilo y velocidad, y le iba a encajar el primero en el pecho, Krauser lo había evitado con el poder de su fruta. Apretando los dientes con fuerza me preparé para descargar un nuevo puñetazo cuando antes de darme cuenta estaba tirado en el suelo y con al espalda dolorida. Nada de lo que no pudiera recuperarme pronto, pero aun así...

"¡No es justo!" Dejé que la frustración diera rienda suelta a mi emociones, mientras un banco de niebla se extendía por el lugar y perdía el contacto con mis compañeros y oponente. Allí en medio, mientras el líder de la Quimera hablaba, mi cuerpo adquirió tonalidades rojizas y dos cabezas más surgieron de entre mis hombros.

- ¡KRAUSEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER!

Una voz grave y gutural surgió de mi garganta en un grito de puro cabreo, haciendo que mi chakra se volviera inestable y fogoso. Llamas carmesí cubrieron mis manos mientras toda aquella energía recorría con velocidad e intensidad creciente todo mi cuerpo. Mi mente se concentró en una sola cosa: lograr darle un golpe al Demonio de la Niebla. Toda mi fuerza de voluntad estaba acumulándose para ese único propósito, y nada ni nadie podía ya calmar mi deseo de combate.

Oí la voz de Osuka, lejana pero en una dirección clara. Una fiera sonrisa ocupó mi rostro, pues mientras supiera hacia dónde debía ir daba igual que tanta niebla hubiera. Si no podía encontrar el pasillo, ¡atravesaría las mismísimas paredes del edificio! Incluso con aquella niebla haciéndome sentir pesado y torpe, caminé medio a rastras al principio, cogiendo velocidad poco a poco mientras cargaba de frente sin dudarlo. Unos metros más allá derribé el primer muro con un triple derechazo, sin detenerme. Y al cabo de varios pasos (y obstáculos arrollados como mesas y sillas) más, mi hombro hizo de ariete y abrió otro hueco por el que pasar. El último muro cayó con más dificultad debido al armario que había al otro lado (y que también derribé, por supuesto).

Nada más entrar en la que suponía que era la habitación donde Osu había gritado, emití un rugido de victoria y cargué contra la alta silueta oscura que se recortaba en mi campo de visión. Entre la niebla no sabía quién era, pero a estas alturas ya me daba lo mismo, simplemente corrí hacia esa persona y traté de placarla, intentando derribarla al suelo para mantenerla inmovilizada. De lograrlo ya me preocuparía de asegurarme de quién era, aunque si resultaba ser Krauser mejor que mejor. Al fin y al cabo todo mi ser pedía a gritos lograr ponerle una mano encima, aunque fuera un usuario de Logia.
avatar
Aridam H. Taito
Recluta Revolucionario
Recluta Revolucionario

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 02/01/2017
Edad : 22
Localización : Buscando el Vellocino

Hoja de personaje
Nivel:
31/150  (31/150)
Experiencia:
11410/790000  (11410/790000)
Berries: 5.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Invitado el Vie 19 Mayo 2017 - 2:56

Una sonrisa siniestra se formó en el rostro del demonio de la niebla. Tenía a su presa justo delante de él, pero Osuka no mostró signos bélicos. Más bien parecía estar muerto de miedo y eso no era divertido. Su segundo al mando actual tenía la pinta de una colegiala temblando ante el rechazo del típico chico guaperas. Las ganas de darle una colleja para que espabilara le invadieron y estuvo a punto de darle un buen golpe, pero algo le detuvo. Escuchó los rugidos y gritos de algo acercarse. Una gota de sudor bajó por su cabeza. Los viejos le iban a echar la bronca de nuevo. Entonces notó la presencia del Espada Negra llegar. Dranser había hecho acto de presencia y esperaba que no se uniese con ellos, entonces la cosa estaría muy complicada. El espadachín podía ponerle contra las cuerdas si se descuidaba. Soltó un pequeño suspiro y acto seguido se tapó los oídos ante el chillido del hombre piedra. Un lloriqueo innecesario o… ¿Era un genio? Avisando a sus compañeros de la posición del demonio. Una sonrisa ladeada se formó en su rostro y entonces preparó su golpe.

La puerta se abrió de repente y el demonio alzó una ceja mientras trataba de centrar su mantra en ella. De nuevo Taito, soltó un suspiro y se preparó para evadirlo. En cuando se lanzase a por él se desharía de nuevo en su elemento para que el joven rubio se cayese de boca al suelo. Se merecía besar el suelo después del espectáculo que estaba armando el muy capullo. Se estaba emocionando más de la cuenta y aquel gritó que dio nombrando su nombre le hizo poner una expresión perezosa.

- No lo intentes, chico.

Mencionó despreocupado. Justo cuando notó al maganto encima de él cerró los ojos con calma usando su forma intangible. Su sorpresa llegó cuando entonces notó un placaje en su cuerpo que le tiró hacia atrás al estar desprevenido. Le incomodó en la zona del abdomen y quedó bocarriba mientras aquella cosa de tras cabezas quedaba sobre él. “Impresionante” Pensó al mismo tiempo que lo miraba a los ojos con seriedad. Además, le estaba tratando de retener. Por suerte, había caído sobre la cama y ahora tenía al monstruo tratando de mantenerle allí. No podía permitir aquello y simplemente soltó un pequeño suspiro mientras le dedicaba una sonrisa demasiado amable y exagerada al tío de las tres cabezas.

- No está nada mal, Taito-kun. Pero, me incomoda estar debajo de ti en una cama y retenido. Me siento un poco “a punto de ser sometido” – Dijo con un tono de voz algo “tímido” para reírse.

Krauser entonces trató de colocar su pierna derecha a toda velocidad sobre el torso de su oponente y sin pensarlo mucho lanzarlo hacia arriba con fuerza. Su objetivo era estamparlo en el techo para quitárselo de encima y si no, usar su propia bestialidad para apartarlo. Entonces se desplazaría hacia Osuka y lanzaría un placaje hacia él con la intención de derribarlo. Quería darle a entender que aquello era una prueba. Entonces se daría la vuelta con intención de encarar a Taito.

- Técnica oculta del estilo demoníaco… ¡Mundo devastado!

Krauser trató de desplazarse hasta su espalda usando su agilidad para ello. Si lo lograba ejecutaría su ataque mortal. Se agacharía y juntaría las manos. Usando los dos dedos índice y los dos dedos corazón trataría de lanzar un movimiento ascendente hacia el trasero de Taito. Su objetivo era que sintiera el agujero del culo penetrado por los dedos y el propio pantalón y que viera las estrellas. El ataque mortal de Krauser para sus novatos. Esperaba que funcionase.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Ryuken Shirou el Lun 22 Mayo 2017 - 3:33

Ryuken refunfuñó un poco y abrió sus ojos. Suspiró pesadamente y estiró un poco sus brazos. Con todo el ruido que hacían en el pasillo, era difícil tener una siesta en paz. Era una suerte que estaba en la división de colmillos y cosas como esta no pasaban. Quizá era por el hecho que estaban especializados en misiones de asesinato, que eran personas mas serias y profesionales. Fuese como fuese, el rebelde de cabellos plateados no sabía como tomarse todo esto. Toda su vida había estado en solitario, por lo que no sabía como actuar en situaciones así. Fue por eso que, para no sentirse tan abrumado, decidió dar un paso al costado y alejarse de todo el conflicto. Su poco conocimiento podría ocasionar que, a lo menos, intentara herir a alguien sin intención. No sabía como controlarse, después de todo. Eso y que su problema mental podría activarse y entraría en su modo peligroso en pleno departamento lleno de civiles. Ryuken se estremeció con tan solo pensar en eso.

El revolucionario entrecerró sus ojos al escuchar el sonido de la puerta abrirse y cerrarse; alguien había entrado al departamento. Lentamente el joven se levantó del sillón y siguió a la presencia por el pasillo. Pese a la niebla y al pesado ambiente, no le fue tan complicado seguirlo por el sonido de las pisadas. Se detuvo al notar que el otro también lo hizo y se tensó por si había que luchar. Instantáneamente se relajó al escuchar aquellas palabras, además sus ojos se abrieron más de la cuenta un poco. No esperaba que Dranser también estaría en la misión, puesto que esta no era su división... Aunque se podría decir lo mismo de él, puesto que tampoco sabía el por qué lo llamaron.

Buenas, sensei – saludó el joven, pese a que no sabía donde mierda se encontraba por culpa de la estúpida niebla.

Por el sonido de lo que sucedía en la habitación de Osuka, supuso que se estaba liando la grande. Ryuken suspiró y se encogió de hombro, al tiempo que hacía lo posible para resistir el ambiente creado por Krauser; en verdad esta niebla jodía bastante, no solo porque no podía ver. Al menos Dranser estaba involucrado en todo esto y no estaría tan solo como en Thriller, que ahí si se sintió muy fuera de lugar.

Básicamente, hicieron mucho ruido, los vecinos se quejaron y Krauser se enojó, empezando a perseguir a los culpables. Eso es todo – le respondió mientras bostezaba un poco.
avatar
Ryuken Shirou
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 18/08/2016

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
146923/790000  (146923/790000)
Berries: 474.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Tenebrex el Jue 25 Mayo 2017 - 23:47

Para cuando Edward se quiso dar cuenta, absorto como estaba en sus pensamientos, una nueva presencia hizo su aparición en escena, agarrándolo del hombro y preguntando qué estaba ocurriendo.

-¿Hum? ¿Dranser? ¿Cuando...? No importa. -Antes de que pudiera continuar para responderle, Ryuken, que también había pasado desapercibido para el joven Edward, se apresuró a saludar y contestar. Edward escuchó con atención y, al ver lo escueto que Ryuken resultó ser, quizás debido a su pereza o ganas de dormir, decidió proseguir él. -Realmente creo que se ha sentido algo avergonzado, pero que ahora ya la queja de los vecinos es lo de menos, está jugando con nosotros... ¿Qué? ¿Os apuntáis? -Dijo con una amplia sonrisa. -No le tendréis miedo al "temido y sanguinario demonio de la niebla" ¿no? -Los retó.

Si todo iba según lo planeado, acababa de conseguir algo de peso en su lado de la balanza, quizás ahora esto estaría más interesante. Edward podía, gracias al Haki de observación, intuir la fuerza de Dranser, pero realmente desconocía su habilidad como combatiente, sus técnicas, etc. Quizás incluso podían ganar a Krauser gracias a su fichaje, si es que accedía.

-Bueno, haced lo que queráis, yo tengo una cuerda que puede darle algo de emoción a esto... ¿Nunca os ha dicho Krauser que os vencería con las manos atadas a la espalda? Ahora podremos comprobarlo. ¿Alguien que me ayude para encontrar mi habitación entre tanta niebla?

Los ruidos de la furia de Taito (el destrozo de las paredes) se oían de fondo, lo cual dejaba entender que la lucha se estaba tornando algo más seria que solo llenar la sala de niebla. No podían tardar demasiado, incluso si la niebla se sentía pesada, pues si el Gran Espada se materializaba por sorpresa a sus espaldas, probablemente sus posibilidades, si es que las había, se verían reducidas.

Edward sabía que en cuanto llegara a su habitación, todo sería distinto. Incluso si no encontraba la oportunidad para atrapar a Krauser con la cuerda, en la habitación estaban todos los cachivaches que obtuvo durante la guerra de Síderos, de seguro habría algo que le pudiera ser de utilidad.

Haciendo un repaso "mental", Edward murmuraba: -Munōryoku tebukuro descartado, porque la electricidad ha sido vetada. Las botas Hokō Sha... supongo que podrían venir bien, con haki de armadura podría paralizar un poco al jefe con el veneno. El anillo Jishaku sin duda, menos mal que lo llevo puesto, podría alejar cualquier cosa de metal, supongo que eso incluye al espadón y los machetes de Krau... aunque no estoy seguro de saber de qué están hechos. La túnica Henkan también la llevo, el amuleto Kaiseki no me sirve, la libreta Shùjùkù tampoco, el brazalete Bunkatsu ya lo llevo... Se me olvida algo útil seguro... ¿El Bào qìpào podría adormecer al jefe?... Capaz de clavarse algo para mantenerse despierto, mejor no... Creo que no se me olvida nada entonces, las botas y la cuerda, perfecto. -Una vez hecha la resolución de lo que cogería de la habitación, se dirigiría a ella, ya fuera con la ayuda de alguien o palpando las puertas hasta contar la tercera, que era la suya.
avatar
Tenebrex
Cabo revolucionario
Cabo revolucionario

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 08/11/2016
Edad : 19
Localización : Buff... la tira de lejos, no quieres venir.

Hoja de personaje
Nivel:
78/150  (78/150)
Experiencia:
120575/790000  (120575/790000)
Berries: 3.870.200

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Osuka Sumisu el Dom 28 Mayo 2017 - 22:59

Maldita sea, Krauser lo había pillado por detrás y estaba indefenso, dejándolo además como un pringado. Al menos le había dado tiempo, ya que Taito volvió al ataque para el segundo asalto.

El sargento intento salir de la habitación mientras veía volar a su compañero debido a la fuerza bruta del oficial. Todo fue tan rápido, que no le dio tiempo a esquivar, ni tampoco tenía sitio donde hacerlo, el placaje del demonio de la niebla. Recibió el placaje de lleno estampándole de lleno contra la pared, llevándose de paso la mesita de noche y convirtiéndola en un montón de astillas, dejándolo en parte aturdido.

El Oficial se dio la vuelta de nuevo, mirando hacia Taito, dispuesto a hacerle la técnica que hacia templar a cualquier novato de la división. Se decía que el último que sufrió aquello, estuvo tres días con el trasero en hielo. Krauser parecía ir en serio, y Osu no iba a sufrir aquel mismo destino que su compañero.

- Muy bien, te vas a cagar... –pronuncio mientras se levantaba y se pasaba las manos por el pantalón para quitar el polvo y los escombros.

Dio un silbido para atraer la atención de su superior. Le gustaba más atacar de frente. Con posición de ataque, dio un giro sobre sí mismo mientras una docena de piedras, del tamaño de una pelota, giraba alrededor suyo. Cuando volvió a su posición original, las piedras salieron volando hacia el Krau, a lo lanzamiento de martillo.
Sabía que Krauser, podía bloquearlas o esquivarlas fácilmente, pero todo era una distracción. Antes de impactar el ultimo proyectil, Osu acelero contra su jefe, cargando el puño en haki a la vez que daba un salto para hacer un golpe descendente más destructivo.

- ¡BANZAAAI! –grito durante su ataque.
avatar
Osuka Sumisu
Sargento Revolucionario
Sargento Revolucionario

Mensajes : 385
Fecha de inscripción : 01/12/2014
Edad : 20
Localización : No lo se, pero esto esta lleno de guiris

Hoja de personaje
Nivel:
80/150  (80/150)
Experiencia:
123830/790000  (123830/790000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Valia Gyliel el Mar 30 Mayo 2017 - 11:40

Aquello era un maldito descontrol, todos gritaban y ya no sabía dónde podía estar cada uno, aunque la sensación de miedo seguía estado ahí, en la misma dirección. Entre todas las demás voces pude escuchar la de alguien diferente, Dranser. Deshice el agua con veneno, que se esparció por el suelo, guardé las agujas y me dispuse a buscar al revolucionario. No sería difícil volver sobre mis pasos hasta la puerta donde esperaba que estuviera mi nuevo aliado contra el miedo. Pegada a la pared todo lo que pude desande el camino que había hecho hasta la cocina llegando de nuevo a la puerta, donde a tientas, buscando a mi compañero susurré:

-Dranser, ¿Dónde estás? Nunca había visto a Krauser así y tengo que admitir que le tengo algo de miedo. ¿Podrías ayudar a calmarlo antes de que tengamos que empezar la misión ya con alguna baja por accidente laboral? – si había conseguido encontrarlo, le cogería el brazo y se lo movería hacía la fuente de mi miedo. – Creo que está en esa dirección, al menos, de ahí proviene la sensación de miedo que me invade.

Esperaba algo de ayuda por su parte, aunque si me proponía dejarlos allí hasta que se calmaran y volver a la piscina o algo por el estilo aceptaría encantada. A pesar de que a un compañero no se le abandona en la batalla, esto no lo era. Habían hecho enfurecer al jefe, y eso era malo, y todos lo sabían. Así que, volver a la piscina con un superior era una reagrupación táctica para evitar problemas mayores y baja innecesarias.
avatar
Valia Gyliel
Soldado Revolucionario
Soldado Revolucionario

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 15/02/2016

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10458/790000  (10458/790000)
Berries: 250.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Invitado el Mar 30 Mayo 2017 - 20:34

La niebla continuaba siendo algo molesto para el depredador, el cual empezó a escuchar las palabras de aquellas personas. Conocía a la chica pez de haber realizado una misión de rescate con ella y a su querido alumno. Ahora le había caído bien el chico que planeaba retarlos a ir por el demonio de la niebla. Ahora podía parar a Krauser solo con su voz, pues ya no era un simple oficial. No podía creerse que le hubiesen hecho uno de los putos generales. Su esfuerzo mereció la pena y ahora se sentía raro. Mandaba sobre todos salvo cuatro sujetos que estaban a la par con él y el gran jefazo. Era el momento de hacer algo provechoso. Lo primero que hizo fue tirar un plato decorativo al suelo y romperlo, así el demonio debería pagarlo y estaría mucho más enfadado con ellos. Era un capullo travieso, le gustaba ser un sabrosón picante.

- Ahora soy el Oficial General Dranser. Dejad al nieblitas con su espectáculo. De hecho, el rubio de las ruedas molonas y Ryuken, ayudad a los vuestros y dadle una paliza. Por otro lado…

Dranser tomó la mano de la chica Gyojin y le dedicó la mayor de las sonrisas dulces mientras trataba de depositar un beso en aquella húmeda y linda mano. Entonces simplemente le haría una reverencia y le ofrecería el brazo de forma cortes. Estaba claro que Silver no iba a tratar así a los cazurros de la quimera, los cuales ahora tenían un reto imposible. Si los ayudaba ganaban de sobra, siempre que al loco de la espada no le diera por usar sus ataques cortantes. Miró a los ojos a la mujer pescadito y acto seguido cerró los ojos.

- Quiero celebrar mi cargo en la rebelión. Sería un placer cenar junto a ti antes de que todo comience, mi querida compañera. – De nuevo le hizo otra reverencia.

Le hizo un gesto con la mano de despedida a Ryuken dejándole el marrón a él y a Edward y después trataría de andar hacia la salida con la joven si accedía a ir con él. Esperaba no quedarse con todas las calabazas en su cara después de llevar el dinero para una hermosa cena. No quería comer viendo un bigote frente a él. Prefería una vista agradable y una chica divertida con la que reírse, como ya hicieron en aquella misión en el Sur. Los de la Quimera ya tenían una cita divertida con el puto demonio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sin Sacrificio No Hay Victoria [Rol Banda Quimera] [Pasado - Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.