Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7107)
 
Nocturne93 (5134)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2068)
 
Drake Lobo Ártico (2041)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Misaki Yata el Sáb 8 Jul 2017 - 5:20

Bostezó. Estaba en la cocina, como siempre. Yata era el más rápido cocinero, sin contar al jefe, cocinando, terminando sus platos, decorándolos y en la entrega. Debía de admitir que, sin su skate sería bastante diferente. Aunque, al principio, muchos pensaban que él no sería capaz de hacer una proeza como tal. Mantener el equilibrio, rodear las esquinas y entregar cada preparación sin derramar absolutamente nada. Ni siquiera los vasos o copas que tenían líquido. Una habilidad singular, sin duda. También era lo que algunos venían a ver. Al famoso cocinero de pelo castaño que usaba un skate en un barco. Bueno… Famoso entre los clientes habituales que venían. Suspiró con calma mientras miraba el horizonte.

– Es difícil dejar este sitio, pero no importa. – Susurró con pesadez.

Se estiró y se quedó mirando el mar. ¿Qué tan lejos tendría que llegar para alcanzar sus metas? ¿Qué tipo de gente se encontraría en el océano? Por suerte para todos sus compañeros, él siempre estaba atento a lo que pasaba. Es solo que a veces, por costumbre más que nada, le gustaba alejarse de sus obligaciones y no tener que estar en el estrés de una cocina. Incluso su jefe no tenía problemas con eso… De vez en cuando. Solo se enojaba cuando él se iba y había mucho trabajo. Sí, era lo que le gustaba, cocinar… Pero, definitivamente, ya no le estaba gustando mucho tener que atender clientes.

Suspiró. No era un día ajetreado, así que sus horas de descanso se aumentarían de golpe. De hecho, estaba pensando en empezar en nuevas recetas e incluirlas en el menú. Se podía decir que, luego de llegar al Baratie hace 2 años, que muchas de sus comidas estaban ahí. Entre cinco a diez, si es que no más. Cerró sus ojos y se quedó así un rato. El día estaba cálido, sin algunas nubes de lluvia o algún indicio de estas. Sería un día normal, relajado y sin nada que hacer. Sus compañeros bien podían apañárselas sin él. Eran fuertes y habilidosos, podían manejar casi cualquier problema.
avatar
Misaki Yata
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 27/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6425/790000  (6425/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Alice Branwen el Dom 9 Jul 2017 - 5:37

Alice observaba curiosamente el interior de aquel barco restaurante. Hace un par de meses atrás, Eichi le había mencionado que trabajó en este lugar y fue pupilo del cocinero en jefe. Su nombre era Saiba si mal no recordaba. Desde entonces, la albina tenía la curiosidad por visitar aquel lugar que acogió a su "hermano", pero no tuvo tiempo. Con lo de Sideros y su trabajo como gente, la joven a penas tenía tiempo libre para hacer sus cosas. Hace tan solo un par de días atrás que le dijeron que podía tener una semana libre, y Alice no iba a desaprovechar esa oportunidad. Fue por esa misma razón, que ahora se encontraba en el Baratie. Debía admitir que solo en apariencia, ya había encantado a la peliblanca. Algo le atrajo de este lugar y supuso que a Eichi le pasó algo similar. Se dio cuenta que estaba parada sin hacer nada, por lo que se ruborizó un poco y se dirigió hacia una de las mesas vacías.

Mientras esperaba que la vinieran a atender, Alice decidió ver a las personas que frecuentaban este lugar. Para su sorpresa, la mayoría iba bien vestida. Gracias a dios que decidió usar uno de sus atuendos formales. Llevaba un vestido negro completo, que le llegaba hasta las rodillas. Pese a que no le gustaba, no le quedó otra opción que ir con tacos. Cualquier otra cosa hubiera combinado mal con su conjunto. Para terminar, tenía su cabello albino amarrado en una cola de caballo con un listón azul. Fue pura casualidad que llevara esas ropas ese día, pero se alegraba que eligió bien. Se hubiera sentido como un bicho raro si usaba blusa y pantalones tradicionales. De la pura vergüenza tendría que haberse ido para venir otro día.

Bueno, ¿qué comer? – murmuró mientras leía la carta.

Habían demasiadas opciones, tantas que Alice no sabía por donde elegir. Normalmente escogería tan solo todos los postres y haría su destrucción habitual, pero esto era un poco distinto. Las personas de este restaurante parecían de clase alta y sería un bochorno devorar los dulces así. Muy a su pesar, se dio cuenta que no podría tener su dosis habitual, así que tendría que contentarse solo con un menú normal. Suspiró y siguió mirando la carta, esperando para que vinieran a tomar su orden.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 289
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
67/150  (67/150)
Experiencia:
94565/790000  (94565/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Taketo K. Azumi el Dom 9 Jul 2017 - 5:57

Y de nuevo había perdido el bote. Casi llegando, su vehículo había sido destrozado por una ola más grande de lo normal y la morena se había visto obligada a ir a nado. Su pelo estaba empapado, su kimono negro también y su sombrero había quedado inservible. Chasqueó la lengua mientras entrecerraba los ojos y después subió por el muelle. El dolor que sentía en su cuerpo todavía era considerable. Se llevó la mano derecha al torso y después de unos instantes se acercó despacio hasta la puerta. Abrió con calma y pudo ver a muchísima gente. Aquella isla era un barco, ya había oído hablar del sitio. Decían que la comida que allí hacían era muy buena. Fue en ese momento cuando su estómago rugió. Caminó despacio hasta fijarse en que no había apenas mesas libres.

Una joven de cabellos blancos ocupaba una, pero enseguida descartó aquella posibilidad. No se llevaba muy bien con las mujeres. Continuó avanzando y se acercó a uno de los camareros en la barra. El hombre la miró con alegría y le preguntó lo que deseaba. La joven tan solo habló con un tono calmado.

- ¿Qué hay por tres berries?

- Como no lamas el cuchillo con el que se corta el jamón ni idea. – Mencionó aquel tipo riéndose un poco mientras se cruzaba de brazos.

Azumi asintió con la cabeza y tranquilamente se dio la vuelta mientras avanzaba hacia la salida. Iba a ser una putada no poder comer por el momento, el hambre que tenía era considerable. Volvió a rugir un poco su estómago y eso la hizo soltar un pequeño suspiro. No sentía vergüenza por ese tipo de cosas en sí. Soltó un pequeño bostezo y cuando estuvo a punto de salir pudo ver entrar a un hombre bastante gordo con un puro en la boca. Este se quedó mirándola con una expresión seria.

- Niña, aparta de mi camino.

- ¿Niña? Cuidado con lo que dices, cerdo andante. – Dijo ella desenvainando su katana y apuntando hacia él con el ceño fruncido.

Aquel tipo entonces chasqueó los dedos y unos cuantos hombres del sitio apuntaron hacia ella con algunas armas. Todos vestían trajes y gafas de Sol y no parecía pertenecer al gobierno. Una jodida mafia en aquel sitio, eso no se lo esperaba. Fue entonces cuando ella de un corte hizo pedazos el puro.

- No oses provocar a una Taketo.

Esas palabras hicieron que el hombre gordo tragase saliva y asintiera con la cabeza. Dio una orden y los hombres pararon, agachó la cabeza un poco y siguió su camino. El apellido de ella parecía ser realmente temido. Iba a salir por la puerta cuando el rugido de su estómago sonó de nuevo, haciéndola mirar de reojo algunos platos. Tenía demasiada hambre y eso la hizo suspirar.
avatar
Taketo K. Azumi
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 31/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
44/150  (44/150)
Experiencia:
40515/790000  (40515/790000)
Berries: 778.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Misaki Yata el Jue 13 Jul 2017 - 6:34

Suspiró con calma. ¿Acaso nunca se libraría de los problemas en ese restaurant? Bajó por dos cosas: La primera, había sentido una presencia inusualmente fuerte en el East Blue y, la segunda, porque había visto llegar al líder de una mafia que solía alimentarse en el lugar. Nada fuera de otro mundo y no solían hacer nada más que asustar a algunos pobres y solo comían. Había bajado justo en el momento en que vio llegar a la albina y sentarse en una de las pocas mesas que quedaban desocupadas. Notó de inmediato que era ella… Especial. Había algo que le llamaba la atención, algo que no sabía qué era.

Escuchó lo que uno de sus compañeros le decía a aquella… ¿Niña? ¿Joven? No podía saberlo bien, pero solo le dio un toquecito en el hombro y le señaló que se fuera. Que él se haría cargo de todo ahora. Su nakama solo asintió y se fue. Se quedó mirando la pequeña confrontación entre el líder de la mafia y ella. No pudo evitar sorprenderse al escuchar su ¿Nombre? Más bien parecía apellido. ”Taketo… ¿No era ese el miembro de los Taketo que debía conocer?” – pensó con calma.

– Vamos, Frank. Solo siéntate en tu mesa y espera que te atienda. ¿No es para tanto, verdad? – Le dijo el joven cocinero con una sonrisa.

– Esta bien, de todos modos, solo vine a comer y ya. No causaremos problemas. – Le respondió el mafioso. Pasó por su lado y se fue a su mesa especialmente reservada para él y sus matones. Como siempre, eran bastantes y todos parecían verdaderos gorilas. Por lo menos, supo calmar esa situación.

Escuchó el estómago rugir de la joven espadachín y no pudo evitar suspirar. Era cierto, se cobraba por comer, pero desde hace tiempo que si alguien no tenía para pagar, la casa invitaba de forma automática. Aunque bueno, eso no le importaba, después de todo, tenía cierta libertad para hacer lo que quisiera y tomar cualquier decisión como esa sin tener que responder ante nadie.

– No te vayas. La casa invita – le dijo con una sonrisa amable. – Aunque… Me temo que te tendrás que sentar con aquella chica albina. Estamos llenos – sentía como es su corazón se empezaba a acelerar. No era ni de lejos la mujer más bonita que había tenido que atender, pero su timidez no distinguía de bellezas o no. De hecho, no tenía idea de cómo es que se iba a acercar a atender a la peliblanca. – ¿Quieres comer?

Esperaría su respuesta para luego guiarla, usando su skate en el proceso, a la mesa de la peliblanca. Por suerte, era una mesa para dos. ”A ella tengo que mantenerla vigilada. Es fuerte y no sé si es buena o no” – pensó durante el pequeño y corto camino. Era un enorme beneficio tener ese poder. Así podía analizar mejor las situaciones y tomar un curso de acción diferentes. La otra chiquilla, de todos modos, no parecía ser la gran cosa y su presencia no era tan sobresaliente como el de la otra.

– Entonces, señoritas, ¿qué van a pedir? El gran chef, Misaki Yata, las atenderá. – Les diría con la sonrisa más amable que podía tener, tratando de evitar ponerse nervioso. Aunque… ¿Qué ser humano no podría hacerlo ante semejante belleza? Negó con la cabeza, no era el momento para pensar en eso. ¡Tenía que ser un maldito profesional! No como los pervertidos de las otras mesas o algunos de sus otros compañeros.
avatar
Misaki Yata
Pirata desconocido
Pirata desconocido

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 27/02/2017

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6425/790000  (6425/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Alice Branwen el Vie 14 Jul 2017 - 5:40

Alice ladeaba su cabeza hacia un lado mientras veía lo que sucedía delante de sus ojos. Pese a que su mesa se encontraba a una distancia considerable, ella podía escuchar a la perfección todo lo que sucedía gracias a sus sentidos mejorados. ¿Mafias? ¿Taketo? Al parecer no solo gente de clase alta frecuentaba este lugar. En un principio la joven pensó en intervenir antes que las cosas se pusieran feas, pero no hubo necesidad alguna. Las cosas se habían calmado por el momento y la agente escuchó a la perfección lo que dijo el cocinero. Se encontraban llenos, por lo que aquella pelinegra debería compartir mesa con ella. La peliblanco se encogió de hombros y esperó allí a que vinieran, haciéndose la desentendida. No quería que se dieran cuenta que estuvo escuchando, así que mantuvo una expresión de total naturalidad en su rostro. Cosa fácil de hacer para alguien como ella.

Curioso, al parecer el camarero se encontraba nervioso. No tenía idea del por qué, la verdad. Al cabo de unos segundos se encogió de hombros y les sonrío amablemente a ambos. Abrió su boca para decir algo, pero justo vio a un hombre imponente detrás del pelinaranja. Era un hombre alto, de varios metros de altura. Vestía una camisa negra y tenía un delantal blanco amarrado en su cintura. Su cabello era rojo, como el de Eichi. Al contrario de él, sin embargo, el de esta nueva presencia era de una tonalidad más marrón. Lo último que notó de él, fue que sus ojos eran de un dorado intenso familiar, que parecían más de halcón que de una persona. Era imponente, pero por alguna razón se le hacía familiar.

Vine a ver de que trataba el alboroto, pero veo que son los mismos de siempre – dijo el desconocido mientras suspiraba. Luego dirigió su atención hacia ella. – Como blanco como la nieve...¿Por casualidad tu nombre es Alice? – preguntó de repente el hombre.

La mencionada parpadeó y miró con sorpresa al pelirrojo, además de un poco de sospecha. ¿Cómo se había enterado de su nombre con tan solo mirarla? Al parecer el hombre se dio cuenta de como había sonado, puesto que prosiguió hablando.

Cierto pelirrojo me habló de ti – los ojos de la albina se abrieron un poco más de lo normal, entendiendo la referencia.

Usted es... Saiba-san – el hombre sonrío con suficiencia y sonrío.

Alice había oído por parte de Eichi acerca de este hombre. Él lo entrenó y le dio asilo durante casi un año entero. Por eso, la albina estaba agradecida con él por todo lo que hizo. Quién sabe que rumbo hubiera tomado el príncipe si no hubiese terminado en el Baratie.

Bueno, yo os dejo. Asegúrate de cocinarles bien, mocoso – con eso último, Saiba se marchó hacia quién sabe donde.

La agente ladeó su cabeza hacia un lado y se dio cuenta que el pelinaranja seguía esperando su orden. Se sonrojó un poco de la vergüenza y le echó una rápida mirada a la carta, eligiendo algo al azar para no alargar más su estadía.

Voy a querer un trozo de filete con arroz, además de un plato de lechuga. También un jugo de maracuyá, por favor – luego de decir eso, se dirigió hacia la que sería su acompañante de esta tarde. – Y perdón por mis modales. Mi nombre es Alice, un placer – se presentó educádamente la joven.
avatar
Alice Branwen
Agente auxiliar
Agente auxiliar

Mensajes : 289
Fecha de inscripción : 25/06/2016
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
67/150  (67/150)
Experiencia:
94565/790000  (94565/790000)
Berries: 1.282.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Taketo K. Azumi el Vie 14 Jul 2017 - 6:28

¿Quién era el pequeño? Parecía un crío y encima por aquel pequeño vehículo que llevaba, del tipo que fumaban sustancias tóxicas, bebían alcohol y eran monos en celo. Le resultó algo adorable, eso debía admitirlo. Soltó un suspiro y asintió con la cabeza. Si la iban a invitar a comer significaba que todo estaba bien. No creía que fuese por su fama, tal vez por el apellido que dijo. Asintió con la cabeza a sus palabras sin decir nada de nada. Se rascó un poco la cabeza y después decidió dejarse guiar. Entonces fue cuando se definió a sí mismo como el gran chef. No llevaba la razón. Ella se sentó al lado de la peliblanca, pero sin mirarla en ningún momento, más bien clavó sus ojos en la carta mientras se imaginaba que estaba sola en lugar de acompañada.

- Pero ¿Qué “gran”? Si eres un crío. – Mencionó de forma calmada mientras continuaba leyendo sus cosas.

No tardó mucho en ver a un gorila grande que se puso a hablar con la peliblanca. Escuchó parte de la conversación. El nombre de Eichi le sonaba de algo, el pelirrojo aquel que conoció hacía ya unas semanas. Ignoró ese hecho y continuó mirando sus cosas con una mirada bastante seria. Soltó un pequeño bostezo y después de unos momentos se pensó en qué pedir. Si invitaba la casa podría saciar su hambre con todo lo que pillase por delante. Ya se habían fundido el dinero que le había dado Misa hacía un par de días. Tenía serios problemas de ludopatía y las cartas, los dados, las compras y el sake habían sido los culpables, aunque seguramente lo último más que otra cosa.

- Yo quiero comer un tazón de arroz con carne y quedo. Una ración de gambas asadas con limón, unas almejas, pinchitos de pollo de barbacoa. También me gustaría un tazón de sopa de cerdo, unas patatas con salsa, algo de pollo con almendras, unas salchichas asadas, albóndigas con guisantes… Añade una botella de sake y de postre una tarta de queso y otra de chocolate. Muchas gracias por todo. – Terminó de decir haciendo una reverencia de respeto, estaba claro que el enano se había portado muy bien.

Entonces la morena escuchó las palabras de la peliblanca, frunció el ceño al ver su pecho. Chasqueó un poco la lengua y después se dio cuenta de que tenía un rostro bastante dulce y amable. Tal vez era una prostituta o algo por el estilo. Había tenido que tener una mala vida, siendo tomada por miles de hombres y… A lo mejor era ninfómana. Esperaba que no fuese una pervertida como Misa. Decidió compadecerse de ella, Azumi dentro de lo que cabía, sabía portarse.

- No debéis disculparos, bastante mal lo habréis pasado ya. Mi nombre es Azumi, disfrutemos de una deliciosa comida, Alice-san. – Dijo mientras la miraba a los ojos con algo de lástima. Puta prostitución.
avatar
Taketo K. Azumi
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 31/01/2017

Hoja de personaje
Nivel:
44/150  (44/150)
Experiencia:
40515/790000  (40515/790000)
Berries: 778.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Una loli? ¿Un cocinero tímido? ¿Una albina? ¡Que combinación!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.