Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7160)
 
Nocturne93 (5176)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2139)
 
Drake Lobo Ártico (2058)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Mar 29 Ago 2017 - 6:05

Ocho horas más tarde la joven abrió los ojos despacio. Había dormido bastante, pero era normal teniendo en cuenta lo que había soportado corporalmente. De hecho, le escocía un poco allí abajo, pero supuso que era normal. Recordó haber escuchado al dragón decir algo mientras ella estaba medio dormida, pero no estaba en plan cotilla. Soltó un suspiro y después pensó en todo lo que había que hacer. Entonces notó que alguien estaba jugando con sus cabellos. Tímidamente se giró y pudo ver a Keith. La primera reacción de todas fue la de mirar a otro lado rápidamente. Se avergonzaba un poco de lo sucedido antes de haberse quedado dormida. Como era normal, estaban ambos desnudos por el momento. Estando tapada se quedó mirándole a los ojos despacio y tras unos segundos pasó su mano por la mejilla de él.

- Voy a vestirme, es hora de irnos. – Le dijo en un tono algo apagado mientras le daba un leve pico en los labios y después se levantaba.

La rubia caminó hasta la cocina y una vez allí cogió el Den den mushi, el cual empezó a sonar de repente. Tragó saliva al saber que muy pocas veces la llamaban y lo descolgó. Lo pegó a su oreja para escuchar y después de unos minutos colgó. Le habían informado de que la marine Katharina había dejado la marina y era posible que hubiese sido considerada como criminal. Los ojos de la rubia mostraban una faceta seria y apenada. Primero Kaori, después ella… Todo el mundo la dejaba sola… No pudo evitar caminar un momento hacia el enorme colchón. Miró al dragón a los ojos y habló con un tono roto.

- Katharina ya no está en la marina.

Tras aquello agachó la cabeza. No aguantaba el dolor de ser abandonada dos veces ya. Sumado a lo que pasó hacía unas ocho horas, Hikaru no tenía ganas de vivir. Empezaba a ver la basura de la que estaba hecho el mundo, de dolor y crueldad. Con lo feliz que hubiese estado ella siguiendo durmiendo. Tragó saliva y fue al cuarto de baño. Se colocó su ropa interior y una camiseta rosa por encima. Se quedó mirándose en el espejo a los ojos. Tal vez era por su apellido que le estaba pasando todo aquello. A lo mejor había elegido el lugar incorrecto. No tardó mucho en hacer un amago de sollozo y después se clavó de rodillas en el suelo.

- ¿Por qué todos me abandonan? Que él no lo haga… Por favor… – Empezó a suplicar en voz baja para que su dragón tampoco se fuese.

Estaba en un estado horrible después de haber asimilado todo del tirón. La tortura, la muerte de Zuli, el abandono de Katha, lo de Keith… Clavó su frente en el suelo y algunas lágrimas bajaron por sus mejillas mientras apretaba su puño. Se hizo incluso sangre debido a sus largas uñas y empezó a sangrar por esa mano.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 29 Ago 2017 - 7:16

Se estremeció al escuchar sus palabras y no pudo evitar bajar la mirada. No fue lo que dijo en si, sino que el tono de su voz lo dejó... mal. Si antes se sentía culpable por lo que había hecho, ahora estaba mucho peor. El pico lo alivió un poco, pero no lo suficiente. Suspiró un poco y decidió vestirse. Gracias a sus sentidos mejorados, pudo oír que Hikaru hablaba por DDM con alguien, pero no pudo descifrar el tópico de la conversación. Pese a eso, no iba a preguntar. No era un metido y si la rubia no quería contárselo, no la iba a presionar. Salió del cuarto con el atuendo que tenía ayer y vio que su capitana tenía una expresión seria y apenada en su rostro. ¿Seguía dolida? Frunció el ceño y decidió acercarse, pero lo que dijo lo paró en seco. Lentamente fue apretando sus puños y sus ojos se volvieron tan fríos como el hielo por algunos segundos. ¿Qué había dicho...? Debía ser una jodida broma. Primero Kaori...¿Y ahora Katharina? Los traidores abundaban en la banda y eso lo enfurecía. A él le daba exactamente lo mismo, pero que lo hicieran de esa forma con alguien como Hikaru... Era algo completamente imperdonable.

Una mueca se formó en su rostro al ver como los ojos de la rubia se iban apagando. Otra persona había sido agregada a su lista negra, haciéndole compañía a Kaori y a su padre. Sin poder evitarlo, golpeó con fuerza una de las paredes, dejando una bien marcada hendidura. Las venas podían notarse en su frente, por lo que cerró sus ojos e inhaló y exhaló varias veces para poder calmarse. Cuando creía que no podía enojarse más luego de esos dos años, ahora ocurre esto y todo el trabajo que hizo se fue a la puta. Suspiró luego de tranquilizarse y se dio cuenta que la rubia no se encontraba en el salón. Se colocó serio y empezó a seguir su olor. En su estado actual podía hacer cualquier cosa, así que no la alejaría de su vista por algún tiempo, pese a todo lo sucedido el día anterior. No cambiaba el hecho que la seguía queriendo con toda su alma.

Al llegar, le esperaba un algo que le hizo hervir la sangre. Apretó con fuerza sus puños nuevamente, llegando incluso a sacar sangre. Verla así, reafirmaba su opinión acerca de los traidores. Si volvía a encontrarse con algunas de esas dos, el mismo se encargaría de eliminarlas de la fas de la tierra, y eso era una promesa. Escuchó entonces sus palabras y se calmó. No, no pensaría en esas estúpidas ahora. Lo importante era tranquilizar a su novia, costara lo que costara. Se acercó hacia ella, tomó un botiquín, se sentó junto a ella y la tomó en brazos, para luego dejarla en su regazo. Antes que pudiera decir algo, el dragón la abrazó suavemente.

No te preocupes, nunca voy a abandonarte. Si no quieres seguir adelanto con esto luego de lo que hice ayer, lo entenderé... Pero eso no quiere decir que vaya alejarme. Aunque no me quieras ver, igual seguiré protegiéndote y cuidándote en las sombras – le susurró en el oído.

Suspiró un poco y sacó un desinfectante del botiquín, para luego aplicarlo en la mano de la rubia y limpiar la sangre con unas toallas. Vendó parte de su extremidad y luego acarició lentamente su cabello con su mano buena. No sabía si se tranquilizaría así, pero no pensaba alejarse hasta que estuviera un poco mejor.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Miér 30 Ago 2017 - 4:28

La rubia notó el cálido abrazo del chico desde atrás y no pudo evitar empezar a notar sus ojos húmedos. En aquel momento ser cogida en brazos y cuidada de aquella forma la hizo estar al borde del llanto. Se abrazó a él de forma dulce y cerró sus ojos dejándose querer. No podía separarse de él ni un solo momento desde que llegó. Tenía su apoyo y lo sabía y pese a lo sucedido, lo amaba muchísimo. La primera vez nunca era tan buena, eso solían decir, por lo que pensó que debía ignorar aquel hecho. Se dejó mimar y estiró su mano despacio. Él había cogido su muñeca y no entendía la razón. Escuchó lo que dijo y no pudo evitar negar muchas veces con la cabeza, eso ni de coña. Nunca le iba a dejar, antes muerta.

- Eso nunca sucederá… No pienso abandonarte nunca, eres mi dragoncito. Voy a estar contigo toda la vida y te daré muchos bebés. Eres mío y de nadie más…

Sus palabras quizás habían sido egoístas, pero para ella el dragón era de su propiedad y no pensaba dejarlo escapar de ninguna forma. Soltó un quejido cuando él comenzó a curar su mano con aquellos materiales. Se abrazó a él y se dejó hacer despacio. Cuando terminó se le echó encima y le abrazó con más fuerza y de forma mimosa. Se sintió aliviada de saber que él no iba a dejarla de ninguna forma. Fue en ese momento cuando la rubia le dio un suave beso en la frente y después le miró a los ojos tragando un poco de saliva.

- Creo que ya no hace falta tanta prisa. Te tomaré la palabra… Si tú también desapareces de alguna forma, me aseguraré de pegarme un tiro. – Mencionó apenada mientras continuaba abrazándole, era solo suyo.

Se separó un momento y empezó a caminar hacia el salón. La olvidadiza rubia se había olvidado del colchón y por ello tropezó cayendo de boca. Por suerte, quedó tirada en el colchón con la frente pegada a él, el trasero alzado y al no llevar pantalones… Toda su intimidad se marcó a través de las braguitas, así como su trasero. Soltó un quejido de frustración y después de unos momentos se colocó en pie. Se cruzó de brazos y miró aquel colchón con los mofletes inflados.

- Venga ya, no había otra persona para tropezar, tenía que ser yo. – Una vez dijo aquello se colocó bien la camiseta rosa, pues no llevaba sujetador y sus pechos eran enormes, por lo que botaron un poco.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Miér 30 Ago 2017 - 6:03

Keith se tranquilizó y ruborizó al oír lo que dijo. Si había algo más explícito y directo que eso, entonces se cortaría las venas. Viendo que era difícil (improbable), entonces estaba a salvo. De todas formas, se regeneraría una herida así, por lo que le daba un poco lo mismo. Suspiró un poco y abrazó un poco más a la rubia mientras seguía acariciando sus cabellos. Puede que las palabras de Hikaru fueran egoístas a los oídos de otras personas, pero el no lo veía así. Aparte, si ella era egoísta, ¿entonces que era él? Algo peor, supuso el dragón. Antes que pudiera seguir pensando en eso, la rubia se le echó encima. Lo tomó por sorpresa, por lo que no pudo evitar irse hacia atrás. Por suerte no se golpeó la cabeza. Escuchó sus palabras y frunció un poco el ceño. ¿Pegarse un tiro? Ni de joda la iba a dejar. Si ella lo intentaba, él estaría allí para detenerla. Era su tesoro y nadie se lo iba a quitar... aún si tenía que tomar medidas drásticas para asegurar su protección. Ya había destruido medio cuartel en medio de su furia, después de todo. El dragón sería capaz de todo por ella y ya quedó demostrado con eso.

No desapareceré, entonces – le dijo, para luego darle un beso en la mejilla.

Hikaru se separó y el peligris se levantó de suelo. Estiró sus músculos y se miró por algunos segundos en el espejo, para luego negar con la cabeza. Sintió un ardor en sus manos, pero no le prestó atención. Las heridas que se hizo al apretar sus puños ya se estaba regenerando, así que daba un poco lo mismo. Bostezó un poco y siguió a la rubia hasta el salón. Se le ocurrió que no le había contado acerca del encuentro que tuvo con su hermano, pero lo dejaría así. No quería ponerla más triste de lo que ya estaba, por lo que se guardaría eso para más tarde. Suspiró un poco y se fijó en que Hikaru se había caído. Suspiró un poco y se dispuso a ayudarla, pero la visión que tuvo lo detuvo.

¿Qué cojones...? – se preguntó su dragón interior, a lo que Keith le dio la razón.

La caída tuvo consecuencias impensadas, puesto que Hikaru había quedado en una posición algo... comprometedora. Las bragas que llevaba marcaban toda su intimidad, lo que provocó que el dragón empezara a activarse un poco. Gruñó un poco al ver sus pechos rebotar y cerró sus ojos por unos pocos segundos, al tiempo que inhalaba y exhalaba para poder tranquilizarse. No estaba seguro si la rubia permitiría algo así luego de la "gracia" que hizo ayer, así que lamentablemente debería controlar sus impulsos. Sería difícil, pero no le quedaba otra. Pese a eso, podía darse el lujo de hacer una cosa que... Bueno, daba igual. Lo demostraría con acciones en vez de palabras, porque siempre las cagaba con eso último.

Oh, lo había olvidado – dijo en voz alta para captar la atención de Hikaru.

Se acercó lentamente a la rubia y la rodeó sus brazos, para luego besarla intensamente. Jugó con su lengua por unos pocos segundos mientras apretaba un poco su trasero con sus manos.

Buenos días, cariño – saludó el joven... aunque ya era de tarde, pero se entendía. Sonreía mucho, lo que delataba una mezcla de excitación, cariño y... un poco de miedo por su reacción luego de lo sucedido ayer. Pese a eso, seguía sin apartar las manos de allí... De hecho, seguía acariciando lentamente esa zona.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Miér 30 Ago 2017 - 6:22

Tuvo que admitir que el beso en la mejilla por parte de su dragón la hizo mostrar una sonrisa bastante amable y dulce. Estaba feliz con aquel gesto y no pudo evitar sonreír. Cuando le dijo que no iba a desaparecer le alegró el día. Soltó un pequeño suspiro y estando allí de pie sobre el colchón comenzó a pensar en un entrenamiento rápido entre los dos. Tal vez podría mejorar el poder de su haki armadura y si lo tenía a él para ayudarla mucho mejor. Suponía que debía ser un experto en aquel arte. Además, tenían sitio donde dormir, comer, ducharse y tener mimos. Aquella convivencia sería larga, pues también irían viajando en el barco también. La idea le estaba encantando, pero debería solucionar el problema de la otra vez. Se rascó un poco su cabeza y pese a que estaba un poco… Bueno, le daba lo mismo.

- Oye, que tal sí…

Los ojos de la rubia se abrieron más de la cuenta cuando Keith la besó de nuevo. Antes era ella quien estaba siempre tras él buscando mimos, ahora que era al revés no pudo evitar sonrojarse y mostrar una sonrisa dulce. Le abrazó con fuerza y siguió el beso lo mejor que pudo. Movía su lengua con la intención de desayunarse el cariño de su dragón. Estaba juguetona en ese momento. Cuando él se separó y escuchó sus palabras mostró una expresión animada y cerró los ojos. Notó las manos del chico en su trasero, pero él estaba contento y no paraba de acariciarla. Se dio cuenta de nuevo de que no llevaba pantalones y el sonrojo empezó a aumentar muchísimo. Tragó saliva y le miró a los ojos despacio. Tal vez podía jugar un poco con él.

- Tus manos se sienten bien, pero recuerda una cosa…

Hikaru estiró su mano y agarró la intimidad de su chico por encima del pantalón. Presionó un poco y tras una sonrisa dulce susurró en su oído de forma provocativa.

- Esto es solo mío…

Soltó guiñándole el ojo y después se dio la vuelta. Pegó su espalda al pecho de él y se estiró usándole a él como pared. Por lo que movió su trasero contra aquella zona prohibida del chico. Era su pareja y podía darse el lujo de jugar con él. Tras eso empezó a caminar como si con ella no fuera la cosa hacia la puerta que daba a la salida.

- Creo que debería ir a dar una vuelta, yo sola y tardar mucho…

Claramente le pedía a gritos que la detuviese, pero era raro teniendo en cuenta que nadie saldría en braguitas, no se había dado cuenta. Una sonrisa se formó en su rostro y esperó. Aunque, se dio el lujo de decirle unas últimas palabras.

- ¿Te gusta tu capitana… Ke-ith-kun?
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Miér 30 Ago 2017 - 7:52

Los ojos del dragón se abrieron de forma exagerada al sentir el apretón en su zona íntima. ¿Enserio Hikaru había hecho eso? Se sonrojó un poco y se rascó la cabeza. No se lo esperaba, pero... De alguna forma, ahora se sentía aliviado. Ya tenía respuesta para su duda mental, así que no tenía porque contenerse más... Y eso que lo estaba logrando, hasta que llegó ese gesto por parte de su novia. Antes que pudiera decir algo, la rubia se presionó sobre su torso y se estiró. Normalmente eso no sería tan importante, pero debido al estado en el que estaban, su bragas terminaron por chocar con su intimidad. Se estremeció un poco y ya no pudo controlar más a su amiguito. Tragó en seco al notar que se endurecía y se rasco la cabeza un poco, cosa que hacía cuando se encontraba nervioso. Le quedaba poco control a estas alturas. Solo faltaba un impulso más para que el teniente mandara todo a la mierda y tomara nuevamente a su capitana sin importarle. Por supuesto, no repetiría lo que hizo ayer. Antes muerto que volver a cagarla de esa forma.

Para su alivio, y a la vez descontento Hikaru se separó de él. Gracias a eso, tuvo un poco de tiempo para recuperar la compostura. ¿Qué le había sucedido? Parecía una persona completamente distinta ahora, pero no se quejaba en lo más mínimo. Vio que se alejaba y suspiró. Estaba completamente recuperado, cuando escuchó las palabras de su capitana. Tosió un poco y casi se cayó de culo al oír esas palabras tan provocativas. No sabía que le había picado, pero ahora era una seductora total. Tragó en seco y sus ojos tomaron un brillo animal, para luego negar con la cabeza. No, no dejaría que sus instintos volvieran a dominarlo. Si volvía a ocurrir, entonces lo haría por su propia cuenta. Jadeó un poco y gruñó. No, no iba a dejar que se fuera. Aparte... estaba casi desnuda y no dejaría que la vieran en ese estado.

Sonrío y desapareció de donde se encontraba. Abrazó por detrás a su novia, impidiéndole dar un solo paso más. Mordisqueó su cuello un poco, para luego jugar con su lóbulo un rato.

Gustar queda corto con lo que siento por ti... Y creo que alguien despertó provocadora hoy – le susurró en el oído.

Acariciaba su cuerpo hasta llegar a la zona de sus pechos. Sonrío siniestramente y acarició sus pezones por sobre la ropa. Culpa suya por no llevar sujetador. Río alegremente y quitó una mano de allí, para luego usarla para restregar su intimidad. Tenía su atención en sus dos zonas sensibles mientras besaba suavemente su cuello.

Entonces... ¿Qué se supone que harías ahora? – preguntó inocentemente el joven.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Jue 31 Ago 2017 - 5:52

Hikaru notó la aberrante fuerza de su segundo al mando tomarla por detrás. Entonces trató de girarse, pero los dientes del marine en su cuello la hicieron cerrar los ojos y dejarse. Fue una sensación bastante agradable que la hizo sentirse mejor. Sonrió por lo bajo al sentirle tan pegada a él y después esperó a ver lo que sucedía. Estaba deseando que él le diese mimos y mostrase lo que la amaba. Cuando él pasó a su oreja no pudo evitar cerrar los ojos con fuerza y soltar un leve quejido mientras reía después. Le habían dado cosquillas y no pudo evitarlo. Después de unos instantes escuchó lo que dijo y sacó un poco la lengua. Había logrado alterar a su chico y era lo que planeaba. Ahora parecía la cosa más animada y quería disfrutarlo lo mejor posible. Era el momento definitivo para hacer bien las cosas de una vez.

- Se supone que yo no sé provocar, Keith-kun. Es solo que amo que la persona que deseo me de todos los mimos posibles…

Soltó un quejido antes de seguir hablando cuando sintió las manos de su chico acaricias sus zonas intimidas. Los pechos eran enormes y que solo se centrara en los botoncitos rosados la excitaba, pero cuando empezó a acariciar por encima de sus braguitas… Ahí la cosa se puso algo más seria. Su sonrojo aumentó y en un rápido movimiento trató de cerrar sus piernas despacio mientras se mordía el labio inferior. Sus siguientes palabras la hicieron temblar un poco, pero debía tener una respuesta adecuada para ellas si quería continuar con aquella situación tan deliciosa que estaba viviendo con él.

- Iba a salir, pero dado que mi dragoncito está cariñoso, debería quedarme a cuidarle y a darle mimos. Al menos, eso sería lo más adecuado por mi parte. – Mencionó abriendo la boca para soltar un suave gemido. – Aah… Qué bien se siente…

Se dejó hacer unos instantes más para después girarse despacio y llevar sus labios a los de él. Empezó a besarle con cariño, pero pasados los segundos trató de enroscar su lengua con la de su chico. Buscaba en su boca como si de un explorador fuese, investigándole totalmente y produciendo toda la saliva posible, la cual trataba de llevarse con ella al final del beso. Después se relamió y sonriente se tiró de nuevo al colchón donde habían dormido. Una vez allí estando por el momento con la camiseta y la ropa interior, se puso arrodillada dándole la espalda y después terminó por colocarse en una postura similar a un perrito, pero mirando hacia él. Le sacó la lengua y después le maulló de forma divertida y alzando mucho el tono.

- ¡Nyah! ¡Nyah!

Se tumbó bocarriba y alzó las manos hacia arriba, acariciando al aire y riendo como si fuese un pequeño gatito jugando con un ovillo. El hecho de tener poca ropa y estar haciendo aquello podía terminar de cargarse el autocontrol de su dragón.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Jue 31 Ago 2017 - 7:48

Escuchó las palabras de Hikaru y no pudo evitar que un bufido de diversión escapara de sus labios. Si no lo hacía a posta, eso quería decir que era una natural por completo. Viendo el apellido que portaba, no le sorprendía en lo más mínimo. Sabía que la genética Surfer se haría presente un día de estos, pero hubiera deseado que no haya sido en las condiciones en las que la rubia se había encontrado estos dos últimos años. Suspiró un poco y negó con la cabeza. Lo hecho ya estaba y no valía la pena quedarse lamentando el pasado. Ahora que tenía a su rubia con él, se aseguraría de no volver a dejarla ir sola a una misión peligrosa. Supuestamente el puesto de segundo al mano pasaría a ser suyo, pero eso no le importaba. La posición haría que estuviera en todo momento con ella en cosas marines, así que era un punto a favor. Si alguien la miraba mal o decían cosas de ella estando él presente, o si se enteraba... Su furia sería legendaria. Aun si fuera un mismísimo almirante, no dejaría pasar algo así. "Me estoy enrollando mucho ya", pensó mientras negaba con la cabeza.

Sonrío con suficiencia al notar que el cuerpo de su capitana temblaba ligeramente. Ahora que sus instintos no lo dominaba, estaba mucho más vocal que antes y se aseguraba de hablar para poner nerviosa y excitarla. ¿Por qué no hizo eso antes? Solo por ser un miedica e imbécil. Ahora que la rubia le dio libertad para hacer lo que quisiera, no tenía esas cadenas que lo ataban y podía expresarse como quisiera... Y sus siguientes palabras reafirmaban lo que estaba haciendo. Su capitana se dio la vuelta y juntó sus labios con los suyos. Esta vez fue un poco distinto que antes. Como la rubia se había prendido, el joven tuvo que hacer lo suyo propio para responder. Pese a eso, no intentó dominar ahora. Simplemente hizo lo suyo e igualó lo que estaba haciendo con ella para que no se sintiera desplazada. Así transmitiría mucho más cariño que las otras veces.

Finalmente se separaron, dejando un hilo de saliva de por medio. En eso, vio la postura en la que se puso y sus ojos se abrieron de forma exagerada. Tragó en seco y no pudo evitar que un enorme rubor se esparciera por sus mejillas. Si, era una natural en esto. No sabía si excitarse o correr por su vida, pero al final decidió hacer lo segundo. Se quitó la ropa, quedando en calzoncillos nuevamente y se tiró sobre ella. Lentamente metió la mano por debajo y retiró su polera, dejándola solo en bragas. Besó lentamente su cuello y luego pasó a su hombro. En tanto, su mano seguía su curso y nuevamente llegó hasta los pezones, a lo que mostró una sonrisa algo siniestra. Activó su Busoshoku y su aura helada en la punta de sus dedos, para luego acaricia sus botones rosados paulatinamente. Incluso pellizcó levemente un poco. No lo suficiente para que le doliera, pero si para que lo sintiera.

Amor, creo que están un poco más duras de lo normal – río alegremente el joven.

En eso, sus ojos se abrieron de forma exagerada. ¿Había hecho lo que creía? Desde que murió su madre que no se reía y ahora, luego de tantos años, de nuevo conocía lo que era eso. No pudo evitar cerrar los ojos para evitar soltar algunas lágrima, aunque no podía controlar el temblor de su cuerpo.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Jue 31 Ago 2017 - 8:18

Hikaru se sorprendió cuando su chico se quitó la ropa y se echó sobre ella como si de un jabalí buscando su manzana se tratase. Veía en sus ojos y leve brillo que la hizo sonreír y mirarle despacio. Esperaba que ahora pasara algo distinto, esa sonrisa la hizo tragar un poco de saliva, pero lo que más la alarmó fue cuando se quitó los pantalones y se quedó en ropa interior. Ella notó su camiseta rosa salir volando y después quedó tan solo con las braguitas. Soltó una pequeña carcajada y después se dejó morder. Ladeó el cuello despacio para darle espacio y que él disfrutase de aquella piel que ahora le ofrecía a su dragón. Nadie más en el mundo tendría derecho a hacerlo. Ella se había entregado a él.

Los besos y demás la hicieron relamerse mientras cerraba los ojos y continuaba dejándose hacer, hasta que llegó aquel momento. Notó el frío en aquella zona tan sensible y encorvó su espalda retorciéndose al mismo tiempo que soltaba un quejido de gusto y sorpresa. Escuchó sus palabras y después su risa y no pudo evitar reírse con él mientras le daba besos en el rostro y después se mordía el labio por el gusto de su pecho.

- Lo has provocado tú y me está gustando. Pero ahora voy a decirte algo que estaba deseando hacer, ya que no han pasado las doce…

Una sonrisa se formó en su rostro al mismo tiempo que rodeaba su cuello y le besaba mientras gemía en su boca al sentir el frío en aquella zona. Se rio mientras continuaba sintiendo el frío, el cual lentamente le iba haciendo cosquillas, pero escucharle reír a él la estaba enamorando más. Si podía estar con él siempre, sería la marine más feliz del universo. Entonces llegó el momento y ella le abrazó con las piernas para pegarle. De esa forma sus cinturas quedarían totalmente pegadas. Le miró a los ojos y mostró una expresión algo seria, cosa rara en ella. Finalmente, la rubia mostró una sonrisa y pegó los labios su oído.

- Hoy hace dos años que desaparecí. Dos años desde que me besaste y eso solo quiere decir una cosa. El año pasado no pude, pero ahora lo puedo decir por dos. – Le mordió la oreja y después besó sus labios, susurrando contra ellos. – Feliz aniversario, Keith-kun. – Dicho aquello le dio un beso más y le miró a los ojos ilusionada y emocionada.

Se notaba que había elegido aquel momento para ver su reacción, pero teniendo en cuenta que su entrepierna ya estaba en contacto con la de él, salvo por las braguitas… A saber, pero ella sabía que debía decirlo antes de estallar en una explosión de nervios y ganas acumuladas de hacerlo.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Vie 1 Sep 2017 - 9:36

Sintió el beso e instintivamente rodeó la cintura de Hikaru con sus brazos, aumentando más la intensidad del gesto. Keith no se cortaba y gemía en ocasiones, aunque no se escuchaba debido al beso. Jugaba con su lengua e intentaba succionar algo de saliva como lo hizo su capitana anteriormente. Se le hacía adictiva, tanto como una droga. Si llegaba a separarse de nuevo de ella, probablemente le daría abstinencia. Negó con la cabeza y se dio cuenta de la nueva posición en la que estaban. Se sonrojo un poco y miró directamente a los ojos de su novia. Ese color era único, probablemente nadie más en este mundo tenía una tonalidad tan dorada como esa, porque amarilla no era. Escuchó sus palabras y bajó la mirada un poco mientras apretaba los puños. No iba llorar, no ahora. Había dejado de hacer eso desde hace tiempo, y no iba a permitirse hacer eso de nuevo... O lo pensaba, pero ahora se le estaba haciendo difícil contenerlo.

Feliz aniversario, mi amor – finalmente respondió mientras acariciaba su mejilla.

Lentamente retiró sus bragas, mientras él hacía lo mismo con sus calzoncillos. Acercó su rostro al de ella y nuevamente la besó, aunque mucho más suave ahora. Luego pasó a su cuello, jugó un rato con sus pechos de nuevo y con su mano acariciaba su intimidad. Quería jugar un poco más, pero ya no se aguantaba. Iba a tomarla si o si, aunque ahora lo haría bien y sin ser el gilipollas de ayer. Tomó a su rubia entre sus brazos y la colocó en su regazo, haciendo que su intimidad presionara la zona prohibida de la chica y sus pechos quedaran presionados con el torso del peligris. Se estremeció un poco y tuvo que ahogar el gemido que amenazaba por salir. Miró aquellos ojos que le encantaban y río un poco, para luego besar la frente de su novia mientras acariciaba sus cabellos.

Hika... voy a hacerlo de nuevo, pero esta vez no seré el gilipollas de ayer – declaró suavemente mientras acariciaba su mejilla. – Voy a hacer que te sientas amada, cueste lo que cueste.

Sin mas preámbulos, posicionó a la joven y lentamente entró dentro de ella. Se mantuvo así durante un rato y se movió con lentitud y precisión. Al cabo de unos momentos, fue aumentando el ritmo, al igual que la velocidad. Pese a los gruñidos y leves gemidos, el dragón abrazaba con suavidad a su rubia. Realmente, la posición de ahora fue la mejor de todas. Mantenía a Hikaru en sus brazos y podía ver sus ojos cuando quisiera. Sin poder evitarlo, juntó sus labios con los de ella para callar el gemido que se le salió. Mientras la embestía, acariciaba todo su cuerpo para transmitirle cariño.

Mmm, te amo, Hikaru Surfer – declaró el dragón.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Dom 3 Sep 2017 - 9:17

Hikaru no pudo evitar sonrojarse un poco cuando escuchó aquellas palabras por parte de él. Sabía que tenían que ponerse manos a la obra, era momento de trabajar para ir ascendiendo, pero… No. Estaba en un momento de paz y excitante con la persona que amaba. Iba a dedicarle unos días a él y solo él. Después de eso podrían centrarse en otro tipo de misiones o en encontrar a Katharina. No dejarías las cosas así. Algún motivo habría para que ella hubiese dejado la marina. El hecho de que Kaori fuese una traidora en potencia no quería decir que el resto lo fuese. Chasqueó la lengua indignada y después notó que su chico le estaba quitando las braguitas. El cambio de expresión fue supremo y entonces abrió la boca y los ojos de forma exagerada mientras le miraba nerviosa y tragando saliva.

- K-keith…

Al sentir el beso cerró los ojos y se dejó llevar entre jadeos y nervios. Su mano en la intimidad de la joven la hacía temblar un poco. Hikaru siempre había necesitado aquello para espabilar, pero la única persona que pudo siempre fue él. Estaban destinados a estar juntos. Llegado el momento había merecido la pena y ahora ella estaba mejor. Sabiendo cómo era, los sentimientos hacia él y lo pasado los últimos años, todo estaba resuelto. Vio a su chico colocarla en aquella posición y no pudo evitar tragar saliva. Le miró a los ojos con una expresión que mostraba curiosidad y tras escuchar sus palabras asintió despacio. Una pequeña sonrisa se formó en sus labios y después le sacó la lengua.

Un gemido salió de la boca de la chica cuando el dragón se adentró en su interior. Le escocía un poco debido a la sesión anterior, pero lo ignoró. Se abrazó a él cerrando los ojos y rodeó su cuello con los brazos. Soltó un enorme suspiro y trató de relajarse. A medida que él se movía fue acostumbrándose a las embestidas. El gusto empezaba a aparecer y no pudo evitar gemir varias veces. Sus caricias, sus palabras y su frase final la hicieron sonrojarse y reír un poco entre los jadeos. Le besó con ganas más de una vez y tras unos segundos le observó.

- Que hayas añadido mi apellido me ha gustado… Estoy feliz… Yo también te amo, dragoncito. – Mencionó acomodándose sobre él.

Empezó a moverse despacio, haciendo movimientos con sus caderas y dando algunos saltitos sobre él. Sus gemidos aumentaron bastante al hacer eso y enseguida presionó sus hombros para echarlo al suelo. Quedó sobre él, estando su chica bocarriba en el colchón. Ella quedó sentada y colocó las manos en su abdomen mientras se movía despacio y daba ligeros “botes” sobre él. Sus ojos se cerraron en el proceso.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 5 Sep 2017 - 7:36

Keith, ahora que no estaba controlado por sus instintos, era cariñoso y considerado. Sabía muy bien que el efecto de la noche anterior no se le pasaba a su rubia todavía, por lo que empezó lentamente para que se acostumbrara nuevamente a la sensación. Una vez que ocurrió, el joven fue aumentando la intensidad por cada minuto que pasaba, aunque se tomaba su tiempo para acariciar, mimar y besar a su novia también. No iba a cometer el mismo error de ayer, de eso estaba seguro. La amaba más que todo en este mundo y quería que se sintiera bien, aún si era a costa de su felicidad. Iba a protegerla para siempre, aún si Surfer atacaba... y debía sacrificar su vida para mantenerla a salvo. Dejando eso de lado, los gemidos de Hikaru lo volvían loco, al punto de llegar a la máxima intensidad que podía lograr. Miró su rostro por algunos segundos y atrapó sus labios nuevamente, jugando con su lengua y dominando sin que pudiera responder. Era un adicto y no se quejaba en lo más mínimo. Lo malo sería aguantarse cuando estuvieran en horas de trabajos, pero daba igual. Mientras nadie los pillara... podían hacer lo que quisieran.

Escuchó sus palabras y una cálida sensación se hizo presente en su cuerpo... Y no, no tenía nada que ver con lo que estaban haciendo. Odiaba su primer apellido, y el hecho que ella le dije su dragoncito... Realmente lo hizo muy feliz. Una sonrisa se formó en su rostro y pegó más el cuerpo de su rubia al suyo mientras aumentaba la intensidad nuevamente. Sin embargo, Hikaru tocó su hombro y lo dejó acostado en la cama...Quedando en una posición sumamente erótica. Se sonrojó al ver que empezaba a botar, pero el joven siguió con lo suyo. Incluso tomó su trasero con sus manos y la ayudó a tomar impulso, mientras el seguía embistiendo con intensidad. Para su sorpresa, estaba cerca de venirse, a diferencia de la noche anterior. ¿Así era hacerlo con alguien a quien amabas? Si era así, era lo más hermoso del mundo.

H-hika me... – pausó y negó con la cabeza.

Iba a resistir un poco más, puesto que quería hacer otra cosa. Tomó la cintura de su novia y Keith se sentó nuevamente, aunque dejó a la rubia dándole la espalda esta vez. Una sonrisa juguetona se formó en su rostro y tomó uno de sus senos con una mano, empezando a masajear y jugar con su pezón. Mientras, con la otra extremidad, acarició la parte de arriba de la intimidad de la chica, justo donde estaba su botón. Quería que ella también se viniera con todo... Y cuando decía todo, era con chorro y eso. No sabía si lo lograría, pero aumentó la intensidad de los dedos mientras la embestía para que tuviera más placer.

H-hika – consiguió decir, antes de venirse.

Por suerte, alcanzó a sacar su herramienta justo y, para su vergüenza y bochorno, los restos de su esencia cayeron tanto en el estómago de su chica como en el piso... Aunque más fue eso último, así que supuso que no estuvo del todo mal...
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Mar 5 Sep 2017 - 8:35

Hikaru notó el cambio de posición y sintió su espalda pegada al pecho de él. Se sonrojó un poco y después empezó a gemir con fuerza mientras sentía sus manos en sus senos y en la parte delicada de su entrepierna. Sus gemidos aumentaban con fuerza y no pudo evitar empezó a soltar gritos algo más fuertes. Era una sensación demasiado placentera que la hacía sentir un gusto enorme. Ella misma ayudó a la mano de él a acariciarse en aquella zona, pero al cabo de los minutos una especie de sensación extraña la recorrió. Era como si necesitase ir al baño cuanto antes, pero llegó demasiado rápido para que pudiera hacer nada para evadirlo. Cerró los ojos con fuerza y pegó su cabeza al pecho de él. Gritó terminando en un orgasmo brutal. Sus fluidos salieron en forma de explosión interna.

- ¡Aaaah! – Gritó con fuerza.

Cuando abrió los ojos pudo ver aquel espeso líquido doblegar su barriga. Un sonrojo enorme se formó en ella y no pudo evitar tragar saliva. Su cara estaba roja como un tomate. Fue en ese momento cuando decidió hacer algo. Usó sus dedos para recoger aquella sustancia despacio y lentamente los fue lamiendo. Una siniestra sonrisa se formó en sus labios y cuando ya tenía la boca llena, se giró y rodeó el cuello de su chico con los brazos. Unió sus labios a los de él y se le tumbó encima. Mediante besos y el uso de su lengua planeaba traspasarle todo a él en una mala jugada, aunque se notaba que lo disfrutaba. Pasados unos momentos separó sus labios de los suyos y se relamió despacio. Había tragado un poco.

- Ha estado genial, cielo… Aunque todavía no me doy por satisfecha. Eres demasiado placentero para terminar ya, de modo que continuemos con esto…

Hikaru le sonrió con dulzura y tras darle un húmedo beso en los labios se separó un poco. La rubia gateó hasta colocarse en la postura del perrito en el colchón. Bajó un poco su cabeza y levantó su cintura mientras se relamía y le miraba de reojo con una expresión juguetona.

- Keith, juega un poco más conmigo, por favor. – Pidió suplicándote la rubia mientras movía su trasero de forma un poco provocativa y después le sacaba la lengua.

Amaba demasiado a su pareja y quería experimentar con él todas las cosas posibles. Aunque era posible que el dragón estuviese ya agotado, pero ella no iba a parar. Esperaría a que él continuase y después ya iría haciendo más cosas hasta quedarse satisfecha. Algo que podía parecer imposible en ella era eso, pues nunca tenía bastante.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Jue 7 Sep 2017 - 5:59

Puede que Keith se hubiera pasado un poco, pero no le importaba demasiado. A Hikaru parecía gustarle, y con eso le bastaba y sobraba. Aparte... no podía negar que tener los fluidos de Hikaru en sus piernas lo excitaba demasiado. Por algunos instantes se relamió, dejándose dominar por sus instintos. En eso, negó violentamente con la cabeza. No, no iba a dejarse dominar de nuevo. No lastimaría a Hikaru nuevamente por un egoísmo suyo. Por curiosidad, se llevó una mano a la boca y succionó restos de la esencia de su rubia. Instintivamente cerró sus ojos y se relamió lentamente. Había probado varias cosas a lo largo de su vida, pero eso era lo más delicioso hasta ahora. Podía beber sin parar y no hartarse de ello. Lástima que fuera un poco difícil lograr ese efecto, aunque viendo como estaba la rubia ahora... Probablemente tendría más oportunidades de provocarle el orgasmo. El solo pensar provocaba que un escalofrío de placer recorriera su espalda. Realmente su novia lo tenía loco, aunque en el buen sentido. ¿Cómo sería su vida si no la hubiera conocido? Probablemente ahora seguiría en su camino de venganza, sin pensar en las consecuencias posteriores. Ahora a penas si pensaba en el bastardo de su padre, pero no lo dejaba de lado. Simplemente sus prioridades eran otras actualmente.

Antes que pudiera seguir pensando en eso, sin embargo, se dio cuenta que Hikaru se había echado los restos de su esencia en su boca. Keith se ruborizó al ver eso, aunque ladeó su cabeza al ver que se dio la vuelta. ¿Qué era lo que planeaba? Abrió la boca para decir algo, pero en eso ella hizo algo que no se esperaba. Juntó sus labios con los suyos e intentó pasarle... eso. Se estremeció violentamente y tragó de inmediato, no queriendo tener eso en su boca más de lo necesario. Por otro lado, no sería el único en caer en eso. Aún tenía restos de la esencia de su rubia en la boca, por lo que se aseguró de traspasarle ese líquido sin compasión, al tiempo que jugaba con su lengua un rato. Al cabo de unos segundos, el joven se separó, dejando un hilo de saliva en el camino.

Si mi princesa lo pide, ¿quién soy yo para negarlo? – respondió el joven mientras sonreía.

Seguía sensible luego de lo anterior, y apostaba que Hikaru también lo estaba. Pese a eso, su resistencia le servía para seguir pese a ya haberse venido antes. Vio la postura que había adoptado y el joven se relamió un poco. Era una de las más atrevidas, y que a la vez daba más placer a la mujer. O al menos eso creía el dragón. Sin decir otra cosa, se posicionó nuevamente y embistió a la joven. Agarró su trasero con sus manos y lentamente fue empujando, hasta que acostumbrara a la posición. El joven se estremecía de placer a medida que pasaban los minutos. Debido al orgasmo anterior, estaba un poco sensible, pero eso lo hacía mucho mejor.

Creo que he despertado a alguien insaciable – río un poco el joven, para luego aumentar la intensidad. Realmente podía seguir con bastante facilidad su ritmo. Daba gracias tener esa fruta, ya que de lo contrario no tendría esa abrumadora resistencia.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Jue 7 Sep 2017 - 6:39

Hikaru no le había importado mucho probar su propio sabor. Era demasiado glotona y mientras fuese comida y no la matase todo iba bien. Ahora que estaba en aquella posición tan sugerente solo faltaba que su chico le diese más amor. Tal vez parecía una pervertida, pero era suyo y deseaba aquello con él. Keith se había convertido en la persona más importante para ella. Se había hecho cargo de él como capitana suya y asumiría toda la responsabilidad de sus errores en el futuro. No le importaba para nada, pues por algo era la líder de Inmortals. Una suave sonrisa se formó en su rostro cuando le vio acercarse. Hacía nada estaba desnutrido en un calabozo, ahora le había hecho de comer y lo estaba tratando de forma algo caliente. Para ella era como si fuese su marido ya. De hecho, pobre de aquella que lo mirase o le hablase de forma demasiado amable. La legendaria y celosa vena de los Surfer, que ella había sido la primera en despertar.

- N-no me llames así. – El sonrojo aumentó como nunca cuando él la llamó princesa.

Hikaru no había recibido halagos así nunca y que ahora le dijeran eso la hizo sentir bastante emocionada y feliz. Ahora debía cumplir con su deber, que era dejarse montar por su macho, su dragón. Pensó que eso la hacía a ella una dragona o algo así, pero dejó de darle vueltas. Solo deseaba entregarse a él en todos los aspectos.

Una vez su chico entró en ella y empezó a empujarla, Hikaru pegó su frente al suelo mientras gemía con fuerza y dejaba su saliva caer en el colchón. Movía sus caderas instintivamente para que llegase lo más adentro posible. En una de las veces un sonido similar a una cachetada se escuchó y eso la hizo ponerse muy nerviosa. Quería excitarle todo lo posible y debido a que estaba en la postura de un perrito, soltó algunos maullidos para sacarlo todo de él. A medida que él aumentaba la intensidad fue también acelerando. Con el paso de los minutos sentía que iba a terminar de nuevo. Era demasiado placer y esta vez se lo estaba dando con mucho amor.

- ¡Hehehehe! Me siento feliz, mi subordinado está dentro de mí. – Dijo con dulzura y soltando un gemido al terminar la frase.

Miró hacia atrás como pudo y le dedicó una sonrisa llena de amor a su chico. Esperaba que él estuviese disfrutando al máximo. Se echó hacia atrás para cambiar un poco. Quedó tumbada sobre él, estando ella encima, pero dándola la espalda. Cogió las manos del dragón y las colocó en sus pechos, apretándolas para que él la estrujase a ella. Mientras tanto abrió las piernas lo que pudo y quedó con la cabeza pegada al hombro de él.

- K-keith. – Susurraba entre gemidos de placer.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Jue 7 Sep 2017 - 8:32

Keith sonrió un poco al ver que la había avergonzado con el comentario de princesa. Realmente, no lo dijo sin planear el halago antes. Se basó en el típico cliché del dragón raptando a la princesa en los cuentos de hada, por lo que el apodo le quedaba bien a su novia. Aunque claro, el no la raptaría con malas intensiones. Más bien, para hacer cosas... no aptas para todo el público. Escuchó las palabras y gemidos de Hikaru, y el rostro del dragón ahora parecía un tomate maduro. Sin poder evitarlo, su mente empezó a jugarle una mala pasada debido al comentario de subordinado. Se imaginaba que ellos dos eran unos empresarios cualquiera y Hikaru era su jefa. Luego, en un momento de lujuria, la tomaba en la oficina mientras el resto de los trabajadores seguían con su vida laboral fuera de dicha habitación. Keith tragó en seco al pensar en eso y negó violentamente con la cabeza. Se estaba volviendo en un completo pervertido, pero viendo que se trataba de su hermosa novia... Lo dejaba pasar. Pese a eso, el solo pensar que podía tomar en su oficina era... Un escalofrío recorrió su espalda y decidió dejar ese pensamiento hasta allí. Ya habría tiempo para los fetiches otro día.

En eso, su novia se echó para atrás. Era la misma posición de antes, por lo que no pondría pegas. Se sonrojó nuevamente cuando ella puso sus manos en sus pechos, pero el joven no se iba a negar. Jugó con sus dos senos por algunos segundos, masajeando y haciendo presión en sus pezones de vez en cuando. Podía sentir como se iba a venir nuevamente, pero no quería repetir lo de antes. Con Hikaru aún encima suyo, Keith se levantó y le dio la vuelta a su novia, quedando ambos frente a frente. La agarró de su cintura para que no cayere y pasó sus piernas por sus lados paro que ella tuviera algo a lo que sujetarse. Sin duda alguna, esa era la posición que más le gustaba, aunque una de las que más cansaba. Tenía que hacerlo de pie, después de todo.

La mejor posición para el final – le susurró en el oído, para luego mordisquearlo un poco.

Sin decir otra palabra, empezó a embestir a su novia. Debido a la posición, se le hizo un poco complicado adecuarse al ritmo, pero lo logró al cabo de unos minutos. Luego de eso, fue aumentando la intensidad de sus movimientos. Sin poder evitarlo, llevó a la rubia hasta una pared y la uso de apoyo para aprisionarla, aún estando de pie y ella en sus brazos. Podía sentir que su próximo orgasmo estaba cerca, por lo que juntó sus labios con los de ella. Jugó con su lengua por varios segundos, succionando saliva en el proceso. Tan a gusto estaba haciendo eso, que no se dio cuenta de que ya se venía hasta que era demasiado tarde.

¡Hika!

Cerró sus ojos por algunos segundos, para luego abrirlos de forma exagerada. Se había pasado más de la cuenta y terminó viniéndose dentro de ella por accidente. Sin poder evitarlo, ocultó su rostro en el cuello de su mujer.

L-lo siento. No me fijé hasta que era tarde... – se disculpó el dragón, para luego esperar reacción por parte de su novia...
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Vie 8 Sep 2017 - 8:05

Hikaru se abrazó como pudo a la cintura del dragón usando sus piernas para ello y rodeando su cuello con los brazos. Escuchó lo que dijo y asintió con la cabeza mientras le miraba a los ojos fijamente. Entonces notó su espalda pegada a la pared y cerró los ojos con fuerza. Las embestidas y aquella forma de hacerla suya la estaban haciendo sentir demasiado bien. Unió sus labios a los suyos empezando a besarlo también con deseo. En cada embiste del dragón ella soltaba un gemido contra su boca. Su cuerpo entero temblaba y estaba al borde de terminar de nuevo. Siguió gimiendo con fuerza mientras le arañaba un poco sin querer la espalda. Demasiado excitada estaba para poder contenerse en aquel momento de pasión entre los dos.

Escuchó como la llamaba por su nombre abreviado, pero era tarde pues ella ya estaba terminando y ahora temblaba de puro gusto. Había vuelto a tener un orgasmo, pero callándolo en su boca. Sus ojos se abrieron como platos al ver que su interior era llenado por algo cálido. Entonces notó aquel líquido y su rostro se enrojeció de forma violenta. Se abrazó a él con más fuerza gimiendo y muriéndose de vergüenza. Lo peor, él continuaba dentro de ella y por ello se sonrojó muchísimo más. Ella le miró a los ojos entonces y después le besó en los labios dedicándole una sonrisa dulce.



- No pasa nada, dragoncito. Puedes hacer lo que desees conmigo. Soy tu novia y no tienes que tener reparos. Además… Me gusta sentirte dentro. Me doy un baño rápido y salgo, espérame cielo. – Le dijo de una forma mimosa y dulce.

Se colocó en pie sacando a su dragón de dentro de ella, pero no antes sin darle un dulce beso en los labios. Le abrazó y le besó de nuevo, pero esta vez pegándole a él a la pared y empezando a dominar su boca con total libertad. En cuanto terminó de hacerlo pasados un par de minutos se separó y le dio un suave mordisco en la nariz.

- Te amo, Keith. Eres mi dragoncito y siempre estaré a tu lado para todo lo que necesites. No dejaré que nada ni nadie te haga daño, ni fuera ni dentro de la marina. – Sus ojos tomaron un leve brillo y después de eso se dirigió al baño con una sonrisa en los labios.

Hikaru, seguramente la marine más optimista de toda la organización. Mostraba una expresión feliz y no tardó en empezar a reírse muchísimo ella sola mientras entraba al baño. Una vez entró a la bañera alzó la voz todo lo que pudo.

- ¡Cielo! ¡Encarga algo de comer! – Gritó para que pidiese lo que le apeteciera.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Sáb 9 Sep 2017 - 7:00

Al notar el beso, Keith se alivió que no estuviera enojada. Por otro lado, se sonrojó debido a esa forma tan mimosa que tenía para llamarlo. Pese a su personalidad, todo esto era nuevo para el dragón también. Tragó en seco un poco y lentamente salió del interior de su novia. Al ver el desastre que había quedado en el piso, su ceja tembló un poco. Limpiar o no limpiar... "Meh, que se quede así", pensó mientras rodaba sus ojos. Seguía teniendo algo de rencor contra sus superiores, así que dejaría que ellos mandaran a alguien a limpiar, porque Keith no movería un dedo para hacerlo. Por unos instantes una sonrisa algo siniestra se formó en su rostro, mientras reía mentalmente al pensar en ello. El joven desearía ver las caras que pondrían, pero sabía que deberían marcharse de Marineford tarde o temprano. Suspiró un poco y miró fijamente a su rubia. Abrió su boca para decir algo, pero justo lo besó de nuevo. Instintivamente cerró sus ojos al ver acorralado con la pared y rodeó su cintura con sus brazos, para luego profundizar el beso. Batalló por algunos minutos con su lengua, hasta que tuvieron que separarse debido al aire.

Digo lo mismo – respondió mientras pegaba su frente a al de ella. – No dejaré que nadie te haga daño, y voy a protegerte hasta que deje de respirar. Es una promesa – declaró, para luego darle un corto beso.

Se rascó un poco la cabeza y asintió ante las palabras de su rubia. Se colocó los calzoncillos (luego de buscarlo durante algunos minutos) y se dirigió hacia el teléfono. Era una suerte que hubiera servicio a la habitación, porque le daba pereza bajar hasta la cafetería. Realmente, la diferencia de Marineford con los cuarteles cardinales era muy notoria. Luego de pedir algo de pollo arrebozado y unas empanadas de queso, el joven colgó y se rascó la cabeza, pensando en que hacer. La comida demoraría una hora en llegar o así, por lo que tendría que inventarle algo para matar el tiempo. Al cabo de unos segundos, una sonrisa algo perversa se formó en su rostro. Bueno, el también debía ducharse, pero... ¿Para que esperar a que terminara su novia? No era necesario gastar tanta agua.

Lentamente fue acercándose al único baño que había en el departamento usando sus dotes de espía para no hacer ruido. Se sacó la ropa interior y entró sin pudor alguno a la bañera. Si se encontraba su novia en ese lugar, la abrazaría por la cintura para que no se marchara. No quería hacer nada pervertido ahora, simplemente tener un momento con ella... Aunque no se quejaría si deseaba hacer el amor nuevamente. Hacerlo en la ducha debería ser una muy excitante oportunidad.

Recordé que debo ducharme también – le susurró en el oído mientras acariciaba su espalda. – Así que, si no te molesta, vengo hacerte compañía – dijo mientras le mordía un poco el oído.

avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Sáb 9 Sep 2017 - 8:43

La rubia había activado el agua caliente y se hallaba debajo del grifo. Sus ojos estaban cerrados y estaba bastante relajada. Sintió las cálidas caricias de aquel líquido en su piel y no pudo evitar sentirse muy bien. Era una sensación maravillosa y que la estaba haciendo morirse de sueño. Estuvo a punto de ceder, pero entonces recordó que debía comer de lo que hubiese pedido el dragón. Sonrió recordando lo pasado hacía unos momentos y después se relamió despacio. Tenía que volver a violarlo en otra ocasión. Tomó el bote de gel y entonces notó algo tras ella. Sus ojos se abrieron un poco más de lo normal y lentamente fue sonriendo. Solo podía ser una persona la que estuviese allí con ella.

Notó cómo la tomaba de la cintura y le mordía la oreja diciéndole aquello. Ella mostró una sonrisa dulce en todo momento y lo siguiente que hizo fue pegar su espalda al pecho de él. Cerró los ojos despacio y después soltó un suspiro debido al gusto que estaba sintiendo. Tenerle allí también la hizo bastante feliz. Rápidamente lo tomó por la cintura también y lo fue tumbando despacio, hasta dejarle a él sentado sobre ella. Le dedicó una sonrisa bastante dulce y lo siguiente que hizo fue girar. Lo dejó a él sentado y ella se sentó sobre él. Le miró a los ojos de forma amable y le acarició la mejilla despacio. El agua continuaba cayendo sobre ellos y estaba bastante calentita.

- Nunca me cansaré de que estés a mi lado. – Le susurró de forma dulce mientras ahora pegaba su rostro al de él.

Acarició su mejilla con la de ella y después de eso rodeó su cuello con los brazos. Sus dorados ojos miraban los azulados del dragón y a ella se la notaba muy feliz. Le dio un leve lametón en la barbilla y después se acomodó sobre él. Era una escena bastante tierna. Empezó a reír de ilusión y después empezó a mojar el cabello de él con sus manos.

- Estaba deseando que vinieses. Ducharse sola siempre me ha parecido algo muy aburrido. Oh… Tengo una duda, dragoncito ¿Cómo es hacerlo por el otro agujero? – Preguntó de forma inocente mientras se señalaba el trasero.

La joven tenía muchas dudas sobre todo aquello, pero siempre estaba dispuesta a aprender de todo junto a la persona que amaba. Le miró a los ojos unos segundos y después le dio un pico cariñoso en los labios.

- ¡Podemos probar!
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Dom 10 Sep 2017 - 8:40

Keith se ruborizó un poco el verse en esa posición. Últimamente se sonrojaba mucho más de lo normal, pero no podía evitarlo. Estaba profundamente enamorado de su rubia, por lo que supuso que era la reacción más natural. Ya se acostumbraría a tanta cercanía y lo tomaría como si fuera algo del día a día. Por el momento... seguiría teniendo reacciones de un típico adulto hormonal. El hecho que su intimidad estuviera frotando la de Hikaru debido a la posición, no ayudaba en lo absoluto. Escuchó sus palabras y sonrío suavemente ante eso. Él tampoco se iba a cansar de ella, aun si su reputación era arruinada de forma irreparable por estar al lado de la hermana de Jin. No le importaba en lo más mínimo. Solo le interesaba hacer feliz... Y apoyarla en todo para que pudiera cumplir sus metas, claro estaba. Podía quejarse del papeleo a veces, pero nunca dejaría de hacerlo. Era un simple gesto del cariño que le tenía el dragón a su princesa.

Escuchó sus palabras y el joven se estremeció violentamente. Estaba seguro que la misma rubia podría haberlo sentido debido a la cercanía. No se esperaba esa pregunta, y podía oír a Argen riéndose en su mente. ¿Ahora como saldría de esta? Murmuró algo inaudible para cualquier ser humano y suspiró. Tomó un bote de gel que había y vertió parte del contenido en el cuerpo de su chica. Luego, con habilidad empezó a jabonar los restos. Tuvo que aguantar las ganas de reír al verla con tanta espuma sobre ella. Luego de eso, volvió a suspirar, sabiendo muy bien que no podría alargar más su respuesta. No quería que lo malinterpretara, después de todo. Ya la había cagado una vez, no dejaría que se volviera a repetir.

Hika... por el otro agujero es doloroso, mucho. El solo hecho de entrar provoca dolor agonizante – le dijo suavemente a su novia.

Seguía jabonando su cuerpo, para luego pasar a lavarle la cabeza. Pese a la pregunta, debía admitir que le parecía agradable estar así con ella. Sin preocupaciones y solo ellos dos. Aprovecharía el mes libre para estar con ella, y así volver recargado a las misiones. Sonrío un poco y enjuagó los restos de espuma de su cuerpo y luego la abrazó. Acarició su espalda por algunos segundos y suspiró, para luego darle un beso en la mejilla.

Es doloroso, pero si quieres hacerlo... Por mi no hay problema – le dijo mientras le sonreía. A veces era un masoquista, pero si Hikaru era feliz con eso, entonces no se quejaría. Sabía de sobra que se iba a llevar el daño gracias a su fruta, aunque no lo importaría.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Dom 10 Sep 2017 - 9:18

La rubia notó un escalofrío cuando él le dijo que dolía muchísimo, por lo que negó mucho y decidió que eso no pasaría. Notó el jabón por su cuerpo con los mimos que él le daba y no tardó en sonreírle. La chica pegó su frente con la de él y abrió la boca de forma feliz para darle besos en la nariz. Lo había echado de menos durante dos años. Le lamió la mejilla despacio de forma cariñosa y después se rio un poco. Una vez no tuvo nada de espuma le mordió la oreja y empezó a lamerla sin intención rara. De hecho, le sopló en ella para darle frío y que sintiese cosquillas. Después de aquello pasó su lengua como un gatito desde el cuello del chico hasta su mejilla de forma muy lenta, demasiado. Tanto que se tiró como un minuto para hacer el recorrido, lo que pudo haber sido muy excitante. Después de eso se colocó en pie.

- Mi dragoncito recibirá mimos después de haber comido y puesto rumbo. Venga, que nos vamos al barco, Silvi-kun. – Una deformación de Silver (plata).

La rubia entonces le tendió la mano. Cuando la cogiese le sacaría con ella de la bañera y después le indicaría que se sentase como si estuviese castigado. Tras aquello cogería un secador de pelo, secándose bien antes ella y colocando una toalla en el suelo. Lo enchufó a la corriente y el chisme empezó a soltar aire caliente. La rubia lo colocó cerca del cabello de él y se puso de rodillas a su espalda. Comenzó a secarle despacio el cabello con una mano y a acariciárselo con la otra. También le rascaba un poco los hombros para darle más comodidad. De vez en cuando le dejaba algún que otro beso en la nuca para mantenerlo feliz. El calorcito iba secando despacio sus cabellos y su espalda. Tras haber terminado se lo pasó a él. Le dio un leve pico bastante cariñoso y después le dio la espalda quedando sentada.

- Hehehehe…

No dijo nada, pues no hacía falta. Solo sonrió como una niña pequeña y esperó que él pillase la indirecta y la secase también. Estaba bastante contenta y eso podía verse fácilmente. Cogió otra toalla mientras para secarse un poco la zona baja y el abdomen. Mientras lo hacía mantenía sus ojos cerrados. Empezó a reír suavemente y tras unos segundos se relamió despacio mirando hacia el frente.

- Desde hace dos años estuviste cuidándome y enseñándome… Me protegiste como si ya fuese tuya y me enseñaste a ser feliz, arigatou, Keith. – Mencionó con los ojos un poco húmedos.

avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 12 Sep 2017 - 7:50

Internamente, suspiró de alivio al ver como su rubia se negaba. Era muy doloroso por ese lado, y el dragón prefería poder moverse, al menos. Si hubiera ocurrido, era probable que habría tenido que descansar un par de días para poder caminar nuevamente, tiempo que no tenía por el momento. Solo tenía un mes para volver a ponerse en forma, después de todo. Keith cerró sus ojos, al tiempo que su mirada se ensombrecía un poco por algunos segundos. Sabía muy bien que no podría entrenar al cien por ciento con Hikaru, y viceversa. La quería mucho como siquiera ponerle un dedo encima con esas intenciones. Si quería retomar el nivel de hace dos años y superar la barrera de sus límites... No le quedaría otra que tragarse su orgullo. Por mucha inconformidad que eso le provocara, Venom era fuerte, y el pelirrojo era la única persona que podría provocar que se superara a si mismo a base de golpes. No tenía el lujo de entrenar como siempre, por lo que solo quedaba practicar a la antigua... Que era aprender mientras te daban una paliza. No era la opción más viable, pero no le quedaba otra. Sorpresivamente, entrenar luchando funcionando mejor que haciéndolo uno por si solo.

Salió de aquellos pensamientos de forma forzada gracias a su adorada novia. Se estremeció cuando sintió su lengua en la mejilla, y luego la mordida en su oreja. No sabía si lo hacía a propósito o no, pero sus provocaciones estaban funcionando. Cerró sus ojos por algunos segundos y tomó varias bocanadas de aire para poder calmarse. En eso, escuchó sus palabras y una sonrisa se formó en su rostro... Para luego apreciar la vista que tenía desde su posición. Tanto fue, que tuvo que silbar para disimular su reacción.

Como usted ordene, Kineko-sama – dijo a modo de broma mientras le guiñaba el ojo, pero se podía notar el tono sugerente en su voz.

Keith aceptó gustosamente la suave mano de la rubia y se levantó. Por unos instantes se vio atraído al cuerpo de Hikaru debido al movimiento algo brusco, pero luego recuperó el equilibrio al rodear su brazo en la desnuda cintura de su chica. Al salir, su capitana le señaló un asiento para que se sentara. Arqueó una ceja, se encogió de hombros y accedió a su petición. Una vez sentado, observó por el rabillo del ojos como enchufaba el secado a la corriente, para luego empezar a secarle el cabello. Instintivamente cerró los ojos al sentir el aire caliente en su cabeza, pero luego se relajó como nunca antes y decidió disfrutar de aquella sensación tan placentera. Al cabo de uno minutos, su rubia terminó y le pasó el secador a él. Lástima, estuvo a punto de quedarse dormido. El aire caliente y las manos de su chica eran, realmente, una combinación letal.

Y uno que estaba a gusto – dijo, con algo de dramatismo.

Prendió el aparato y lo pasó por el suave cabello de su novia. Al igual que ella, usaba las manos para masajear su cabeza y dejarla más a gusto. Además, lo hacía en sus hombros y la parte alta de su espalda. Por algunos segundos, pensó seriamente en gastarle una broma usando sus poderes, pero luego escuchó sus palabras y su semblante se enterneció. Una vez que terminó con devolverle el favor, dejó el secador a un lado y abrazó a Hikaru por detrás.

El que debería estar agradecido soy yo. Me devolviste emociones que creía perdidas y, gracias a ti, conseguí dejar mi venganza en segundo plano. De verdad, muchas gracias por todo...
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Mar 12 Sep 2017 - 8:12

El placer de sentir el aire caliente en su cabeza y las manos del dragón la hicieron subir al cielo. Se notó muy cómoda y a gusto con aquella especie de masaje que él le daba. Cerró los ojos de hecho y estuvo a nada de dormirse. Encima el vapor formado en la habitación hacía todo muchísimo más agradable y calentito. Soltó una pequeña risa y después notó sus pelos ir secándose lentamente. Con el cuerpo bien lavado ya podrían salir perfectamente rumbo al barco y demás. Aunque ella se moría de ganas de volver a tenerle dentro de ella, empujándola y dándole todo su amor. Ya lo pillaría en alguna ocasión, ahora debían irse y ella darle mucho papeleo para que hiciese. Era su deber ahora que Katharina no estaba. De hecho, le esperaba una ración triple.

Cuando terminó de secarla sintió el abrazo por detrás y aquellas palabras. La joven se dio la vuelta mirándole y se abalanzó sobre él. Aunque estuviese desnuda le daba igual. Besó sus labios de una forma bastante cariñosa, lamiéndole y disfrutando del sabor de su boca de paso. Después le dio otro y luego otro, y así estuvo unos dos minutos dándole besos sin parar. Terminó lamiéndole de nuevo y se colocó en pie con una sonrisa dulce y mirándole. Lo quería demasiado y no podía evitar expresarlo a cada momento que pasaba.

- Las gracias yo a ti por ser mi dragoncito. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida. – Sonrió dándole un mordisco en la mejilla cuando se levantó y susurrándole después. – Kineko-sama te premiará más tarde…

Le dio un lametón en la oreja y después sonrió de forma dulce. La joven salió del baño dejando la puerta abierta y fue directamente hacia un cajón. De allí sacó una camiseta blanca con el símbolo de la marina y se la puso. Un pantalón blanco corto que le llegaba por las rodillas y su gorra. También se había puesto unas braguitas de leopardo bastante sugerentes y se aseguró de que él las viese. El sujetador también iba a juego. Cuando estuvo lista escuchó el timbre. Se acercó a la puerta ya vestida, recogió el pedido y pagó. Dejó los platos con la comida en la mesa y se sentó esperándole a él. Lo que había pedido su dragón tenía muy buena pinta y no pudo evitar relamerse de la emoción.

- ¡Tiene que estar delicioso! – Exclamó cogiendo un tenedor.

No empezaría a comer hasta que él estuviese allí. Quería estar siempre con su chico en cualquier situación y por ello pensaba esperarle. Mientras tanto decidió mirar la habitación. Estaba hecha un desastre y eso le causó un poco de risa. Cuando viniesen a limpiarla iban a flipar y darían una imagen un poco rara. Un marine que tomaba a su superiora… Demasiado morbo le estaba dando a la rubia.

- ¡Cielo! A la próxima me haces el amor llevando yo el uniforme puesto. – Le dijo guiñándole el ojo despacio y relamiéndose.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 19 Sep 2017 - 8:46

Luego de sus palabras, la rubia se dio la vuelta y se abalanzó contra el dragón, sin importarle que ambos estuviera completamente desnudos. Rió un poco, pero no hizo ningún comentario al respecto. A él también le daba igual, así que no le incomodó aquella posición. Correspondió suavemente el beso, al tiempo que rodeaba su cintura con sus brazos. Si fuera por él, desearía estar para siempre en esa posición, pero sabía que no era posible. Estuvieron así dos minutos enteros, sin parar de besarse el uno con el otro. Para su decepción, la rubia paró luego de los ciento veinte segundos. Sabía muy bien que, de haber seguido, era muy probable que terminarían haciéndolo de nuevo, esta vez en el piso del baño. Sofá, cama... Supuso que luego vendría la ducha, pero eso lo dejaría para después. Suspiró un poco y se levantó. Antes de salir del baño, sin embargo, el peligris escuchó las palabras provocadoras de su rubia. Un escalofrío recorrió su espalda y tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no tirarse sobre ella. ¿Y donde estaba la inocente de hace dos años? Prácticamente ya no quedaba ningún rastro de ella... Y Keith sabía que él tenía gran parte de la culpa, pero ya daba igual.

Salió del baño con una toalla alrededor de si cintura y miró fijamente como se vestía. Se sonrojó al ver el conjunto de leopardo, sabiendo exactamente que ella lo había hecho a propósito para excitarlo. Sin poder evitarlo, el joven se relamió un poco. Definitivamente, era una de las personas más afortunadas del mundo por tener a alguien como ella, y se aseguraría de protegerla con su vida de ser necesario. Llegaron hasta la cocina y oyó lo que dijo su rubia, aunque el dragón ya lo había olido desde antes que se tocara el timbre. Tener el olfato muy desarrollado, ayudaba a veces... Pese a que el sentía el efecto del aroma de la comida de una forma mucho mas intensa, de como lo percibía Hikaru. No pudo evitar relamerse y se acercó lentamente hacia donde estaba ella con la comida.

No dudo que esté delicioso – murmuró mientras observaba a la rubia con la comida en mano. No se sabía si el comentario del dragón era por el pollo, o por quien tenía el alimento... Aunque podía ser una combinación de dos.

Se había vestido con unos pantalones azules, camisa negra y unas zapatillas blancas. Dos años habían pasado desde que se unió a la marina y seguía odiando el uniforme de la marina. Ni siquiera se había dignado a tocar el suyo, por lo que quedó olvidado en algún profundo rincón de sus cosas. Se sentó en la mesa y escuchó sus palabras, dejándolo quieto por algunos segundos. Lentamente una sonrisa traviesa fue formándose en su rostro, reluciendo sus largos caninos.

Pues... eso no estará completo, a menos que sea en una oficina – respondió "inocentemente" el joven.

Vertió algo del pollo en su plato y pausó un poco. Se rascó un poco la cabeza, mirando el plato y a la rubia por algunos segundos. Finalmente, cogió un pedazo del pollo, pero en vez de llevárselo a la boca, lo dirigió hacia la rubia. Si, Keith tenía toda la intención de darle de comer a su novia, al menos por unos momentos.

Di "aaaaah" – dijo, con algo de diversión.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
50/150  (50/150)
Experiencia:
56165/790000  (56165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Hikaru Surfer el Miér 20 Sep 2017 - 4:55

Lo de la oficina podía verse siempre que no hubiese mucha gente en los alrededores. Con el ruido que hacían podía volverse algo bastante peligroso. Una cosa era hacerlo en una habitación de hospedaje como era aquel caso y otra en ese sitio. En fin, ella lo pensaría, pero algo le hizo sentir algo de excitación y se mordió el labio inferior. Como le ponía su dragoncito. Nunca había sentido algo así con nadie, solo con él. Se mantuvo algo seria por unos segundos y entonces fue cuando le escuchó ofrecerle el pollo. La rubia no pudo evitar reír un poco y después se acercó a él. Abrió la boca como si de un perrito fuese e hizo aquel sonido que él pedía. Cuando el tenedor estuvo en su boca mordió con ilusión. El sabor era genial, estaba bastante bueno.

- ¡Está riquísimo! – Alzó su voz llevando ambas manos a sus mofletes y agitando la cabeza.

Se dejó dar de comer unos minutos más y después de eso comió por su propia cuenta. La chica se le notaba bastante feliz y en lugar de ponerse en frente, se colocó junto a él. Pegó su hombro junto al del dragón y siguió alimentándose felizmente. Por unos segundos le miró a los ojos con una expresión bastante dulce.

- Keith…

Se acercó a él muy despacio y cerró sus ojos. Sus labios empapados en un poco de salsa se iban aproximando a los suyos cada vez más. Su rostro angelical suplicaba un beso de su dragón. Lo tomó de los hombros con mucho cariño y cuando estuvo a centímetros de él escuchó unos cuantos golpes en la puerta. Se frenó en seco y después le miró a los ojos. Le sonrió con cariño y terminó de besarle, tirándose sus buenos veinte segundos. Le daba igual el ruido que hacían pegando a la puerta. Al terminar se separó de él algo ruborizada, pero muy feliz. Caminó hasta la puerta y la abrió despacio. En ella había un soldado vestido con el uniforme de Teniente.

- Sargento Hikaru, tenemos una misión para usted. A unas cincuenta millas de aquí se ha formado una peligrosa batalla con la tripulación de la Medusa Roja. Necesitamos de su flota ya, dese prisa, tiene un barco en el puerto.

- Enseguida vamos. – Mencionó mirando a su chico y haciéndole un gesto con la cabeza para que se preparase.

El marine se retiró rápidamente y ella fue a ponerse algo más protector para luchar. Una camiseta negra de manga larga, unos pantalones largos del mismo tono y unas botas. Tomó las vainas de sus dos espadas y después de eso se quedó mirando a su chico.

- Vamos. – Dijo dándole un último mordisco cariñoso en la mejilla.

La rubia empezó a trotar por los pasillos del lugar. No tardó mucho en llegar al puerto, donde pudo ver un barco de la marina con unos quince hombres ya a bordo. Usó la tablilla para subir y ordenó poner marcha al lugar de la batalla. Se colocó cerca del marine que pilotaba, al cual conocía de sobra. Era uno de sus hombres, un tipo moreno y alto de ojos rojizos. Era musculoso y tendría unos cuarenta años.

- Kazuya-san, a toda máquina. – Ordenó sonriente.

- Enseguida, jefa. – Susurró en un tono inexpresivo aquel tipo mientras daba órdenes a los reclutas.
avatar
Hikaru Surfer
Teniente Comandante
Teniente Comandante

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
61/150  (61/150)
Experiencia:
75785/790000  (75785/790000)
Berries: 2.084.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.