Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5267)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2201)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2130)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Miér 20 Sep 2017 - 6:14

Continuó dándole de comer por un rato más, hasta que ella siguió por cuenta propia. Asintió para si mismo y el empezó, finalmente, a alimentarse del pollo. Debía admitir que era delicioso, mas para un ser carnívoro como lo era él. Ladeó su cabeza al notar que se ponía a su lado y ponía su hombro junto al suyo, para luego sonreír levemente. Sin decir una palabra por el momento, el joven teniente siguió comiendo de su almuerzo... cena... Lo que fuera. Realmente, ni él mismo sabía la hora, pero a lo mejor eran pasada las tres. Hikaru había dormido mucho, después de todo. Incluso él se paso de su horario por un gran margen, pero no pudo evitarlo. Lo de ayer y lo de ahora lo dejó un poco desgastado, aunque no le importaba demasiado. Al cabo de unos segundos, el joven se sintió satisfecho y dejó de comer. Nunca antes se había alimentado de una sola vez, pero supuso que era normal si se tenía en cuenta que estuvo encerrado y solo comía mierda de prisión. De solo pensar eso, un escalofrió de disgusto recorrió su espalda. Nunca más iba a probar de eso, ni aunque le pagaran varios millones. Si, tenía una resistencia abrumadora, pero él no era inmune a los dolores estomacales.

Suspiró un poco y escuchó como la rubia susurraba su nombre. Ignorando el escalofrió, miró confusamente a su chica. Al ver que acercaba su rostro y cerraba sus ojos, supo de inmediato que era lo quería. Sonrío levemente y también fue acercando su cabeza a la de ella, pero cuando estaban a centímetros de besarse, empezaron a golpear la puerta. Una vena se marcó en su frente, y estuvo a punto de pararse e ir a la puerta para darle un escarmiento al imbécil que osó interrumpirlos. Sin embargo, antes de hacerlo, la rubia acortó la distancia y juntó sus labios con los de él. Se mantuvo sujetando sus hombros por unos buenos veinte segundo hasta que, desafortunadamente, tuvieron que separarse debido a los golpes. Chasqueó su lengua un poco y un puchero se formó en su rostro, pero sabía que debían responder. Podía ser importante, después de todo.

Se estiró cuando Hikaru se levantó, ignorando su propio rubor. Bostezó un poco y usó su audición mejorada para escuchar de lo que hablaba con el tipo de la puerta. Entrecerró sus ojos y de inmediato se colocó de pie. La diversión había acabado y, pese a que estaba atrofiado, el joven ya estaba en modo serio y listo para ir hacia donde estaban los problemas. El joven dragón se colocó su chaleco negro y asintió cuando la rubia dijo esas palabras; ya estaba preparado para la misión improvisada. Al cabo de unos momentos, consiguieron llegar hasta el muelle. Keith hizo tronar sus nudillos y se puso a calentar en la cubierta. Dos putos años sin hacer ejercicio, por lo que no podía perder el tiempo. Su forma completa solo la podría usar durante unos pocos minutos, por lo que se la guardaría como recurso final.

Pongamos marcha – le dijo a su chica, al tiempo que seguía haciendo ejercicios de preparación. Tan a gusto que se encontraba con ella en aquel departamento y ahora ocurría esto. Keith no pudo evitar suspirar y negar con la cabeza. Uno no podía tenerlo todo en la vida, aunque hubiera preferido que el reencuentro durara más de un día...
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Invitado el Miér 20 Sep 2017 - 6:38

El barco no tardó mucho en ponerse en marcha hacia su objetivo. El navegante parecía bastante de fiar y su edad indicaba que tenía bastante experiencia. La joven se quedó mirando a su dragón entrenar y por ello mostró una sonrisa dulce. Ella no necesitaba eso debido a su estilo nuevo con las espadas. Había mejorado sus habilidades de tal forma que sin moverse mucho pudiese vencer a sus oponentes. Los reflejos serían parte de ello. Estaba deseando terminar con la misión y rescatar a toda la gente posible. Se quedó mirando al horizonte y entonces notó un abrazo por detrás. Pensó que era su dragón, pero entonces su hombro fue cargado por una barbilla que la hacía sentir un poco incómoda. Conocía esa sensación y soltó una pequeña carcajada.

- ¡La he echado de menos, capitana! – Mencionó aquella mujer.

Era una chica de unos veinte años. Sus cabellos eran rosa fuerte y sus ojos azules. Vestía con el uniforme de sargento y tenía bastante pecho. Empezó a darle mimos a la rubia en forma de caricias a su cabello y alegres risas. Junto a Kazuya, ella era una importante miembro de su equipo personal. Era una tiradora ejemplar y sumada a la fuerza física del navegante y sus espadas tenían buen equipo. Ahora que no iba a separarse de su dragoncito serían más.

- Yo también te he echado de menos, te presento al nuevo segundo al mando. – Dijo apuntando a Keith con el dedo índice de su mano.

La joven de cabellos rosas le saludó con la mano y después de darle un codazo suave a la rubia y sacarle la lengua se retiró. Hikaru entonces se acercó a Keith y se quedó mirándole fijamente con una sonrisa. Esperaba que no se hubiese puesto celoso de aquella joven. Eran buenas amigas y nada más, aunque la pelirrosa le gustaban las chicas. Tras unos segundos el moreno de ojos rojizos y edad avanzada se acercó a ellos.

- Tomad esto, lo necesitaréis para para cegarlos y evitar que nos disparen. Muchos reclutas no saben evadir balas. – Mencionó dándole a Keith una bolita negra.

- Bombas de humo, los cegaremos con esto. – Terminó diciendo la joven antes de guiñarle el ojo a su dragón.

- Kazuya, un placer conocerle, señor. – Dijo el moreno hacia Keith, para después darse la vuelta y caminar al timón. Se notaba que era frío con todo el mundo, pero buen tío.

La capitana suspiró y se subió a los hombros del dragón sin permiso. Se sentó en sus hombros dejando una pierna a cada lado de su cabeza y se puso a mirar al frente mientras pensaba en un par de cosas. Era el momento perfecto para que también mejorasen sus habilidades en el combate contra aquellos idiotas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Vie 29 Sep 2017 - 8:18

Keith paró sus ejercicios de acondicionamiento físico para ver de que iba todo esto. Una mujer, que de por si había burlado sus sentidos, había aparecido y abrazó a Hikaru por detrás. Se quejó por lo bajo y suspiró, al tiempo que acariciaba un poco su frente. Recién se daba cuenta que tan atrofiado estaba luego de sus dos años de confinamiento, y los resultados eran peores de lo que esperaba. Si no hacía algo rápido, era muy probable que se quedara por detrás del resto de los pares de su generación. Era demasiado frustrante, pero no podía hacer nada... Por el momento. Suspiró un poco y escuchó las palabras de su capitana. Miró rápidamente a la pelirrosa y asintió, para luego saluda perezosamente. El joven solía actuar así la mayoría de las veces, por lo que la mayoría de las personas no se sentían ofendidas por lo que hacía. El dragón era así, después de todo. Alguien con habilidades prodigiosas en peleas y entrenamiento, pero un completo perezoso fuera de eso... Salvo con Hikaru, eso si.

¿Que tal? – se presentó relajadamente el joven.

Escuchó sus palabras y miró atentamente las esferas. Las miró por un par de segundos y asintió, para luego guardárselas en el bolsillo. Al ser un dragón plateado, tenía una muy buena visión. Eso era debido a que estaban acostumbrado a volar en climas extremos, por lo que ver a través de la cortina de humo sería pan comido para él.

Un placer de trabajar con usted, señor – dijo educada y humildemente el joven. Pese a que era su segundo jefe, el joven seguía teniendo respetos por sus mayores. Eso y que se sentiría raro, la verdad. – Y no se preocupe. Puedo cegarlos y a la vez atacar en medio de la cortina de humo – le aseguró el joven. No había una pizca de arrogancia, solo confianza y seguridad. Si de algo sirvieron aquellos dos años en confinamiento, fue que el joven aprendió algo de humildad y ya no era arrogante... Lo cual era sorprendente, si se tenía en cuenta su personalidad antes de los dos años.

Sintió como la rubia se subía encima de su hombro, pero no puso pega alguna. Tan solo tomó firmemente las piernas de su novia para evitar que se cayera por si ocurría algún movimiento brusco. Al cabo de unos minutos, los oídos del dragón captaron lo que parecían ser ruidos de balas. Entrecerró los ojos y al fin pudo ver la batalla que se estaba librando contra esa tripulación de piratas. Tronó su cuello un poco y bajó suavemente a Hikaru de sus hombros. La miró con una sonrisa y le dio un corto beso, para luego ponerse en posición.

Para la buena suerte – susurró, solo para sus oídos. – ¡Preparad las bombas! Es hora de actuar. – Pese a que habían interrumpido su momento feliz, no podía negar que extrañó esos momentos de combate y adrenalina, pese a que no lo admitiría nunca...
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Invitado el Sáb 30 Sep 2017 - 5:26

Estando subida en los cómodos hombros de Keith notó a este bajarla sin permiso alguno. Recibió el beso, pero tras corresponderlo hinchó los mofletes algo ofendida. Él podría haber volado hacia los barcos con ella encima y después atacado, pero en fin, tendría que arreglárselas para ir a su modo.

- ¿Te molestaba arriba? Jooo, pues buscaré otra montura para ir a los barcos. – Tras unos momentos se quedó mirando a varios sitios, hasta que vio un bote con un motor incorporado. La tomó con esfuerzo y siendo ayudada por Kazuya y después la echaron al mar.

La rubia despidió con la mano a Keith y después de eso saltó al mar. Aterrizó en el bote y después de eso activó el motor. El vehículo salió disparado a toda velocidad contra el barco enemigo. Ella llevó la mano derecha hacia su espada de fuego y se preparó. Cuando estuvo cerca de uno de los lados dio un rodeo para que el vehículo quedase en la retaguardia del barco enemigo. Una vez allí tomó una cuerda atada a un pequeño gancho y la lanzó a una ventana abierta. En cuando lo logró empezó a trepar por su cuenta. No había tardado mucho en subir y quedar dentro del barco enemigo ella sola. Una vez estuvo allí se dio cuenta de que la habitación estaba llena de barriles de pólvora. Con mucho cuidado fue tirándolos por la ventana hacia el mar.

No se dio cuenta de que incluso le pegó al bote y se cargó el motor. Justo cuando iba por el último la puerta se abrió dejando ver a un tipo enorme y con un mazo de combate en sus manos. Al verla a ella empezó a gritar y trató de aplastarla contra el suelo. La espadachín se apartó a tiempo para no recibir el impacto. El golpe hizo temblar el suelo un poco. Ella entonces lanzó un total de tres tajos a una velocidad que aquel tipo no pudo seguir. Algo de sangre brotó de su cuerpo y ella lo remató de una patada en la cara. Los ojos de aquel hombre se cerraron despacio debido a que estaba inconsciente. Lo siguiente que hizo fue mirar a los lados un poco. Tiró el último barril por la ventana dejándoles sin explosivos y después se sintió algo cansada. Clavó una rodilla en el suelo y pudo ver frente a ella a un hombre vestido con una armadura blanca. En su cabeza tenía un casco en forma de oso. Un humo verde rodeaba la estancia y ella empezó a toser.

- Somnífero…

Empuñó su espada con fuerza y miró al tipo que tenía delante, el cual sonreía acercándose a ella con una guadaña en su mano derecha, la cual era roja. La rubia respiró de forma agitada viendo un poco borroso, pero entonces se mordió la mano con fuerza hasta el punto de hacerse sangre. Despertó un poco de aquella droga y miró a su rival algo cansada por el momento.

- Maldito…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 31 Oct 2017 - 6:14

Keith suspiró ante lo que dijo la rubia y miró hacia otro lado. Si hubiera hecho eso, era muy probable que Hikaru habría salido completamente lastimada. Confiaba en ella, de verdad lo hacía. En quien no confiaba era en él mismo. Dos años sin actividad física, sin poder pelear... Era realmente peligroso para alguien con la fisiología de un dragón como él. Eran seres que amaban pelear y demostrar su territorio, incluso los benignos como el plateado disfrutaban, en cierto grado, de desatarse de vez en cuando. Negó con la cabeza y se encogió de hombros, para luego suspirar nuevamente. No podía hacer nada, de momento, hasta que terminara la misión. Sin decir una palabra, dos alas plateadas surgieron de su espalda. Si de algo sirvió su confinamiento, además de poder calmarse, fue la de entrenar la transformación a dragón. Gracias a ello, en vez de convertirse completa o parcialmente en uno, podía controlar a voluntad cualquier parte de su cuerpo que deseara cambiar. Gastaba mucho menos energía que convertirse en híbrida para poder volar, por ejemplo. Extendió sus alas y brincó del barco, para luego quedarse suspendido en el aire.

Bueno, vamos allá – murmuró, para luego lanzarse hacia el barco enemigo.

Desde la perspectiva que tenía desde el aire, pudo ver como iba la batalla a bordo del otro navío. Frunció el ceño al darse cuenta que el combate no iba del todo favorable para los marines, así que supuso que era hora de unirse. Sacó los objetos que le habían dado y lo dejó caer en el barco. Instantáneamente, un humo cubrió la zona. Lo malo de eso, era que sus aliados tampoco podían ver, por lo que debería terminar rápido con todo esto. Era una suerte que pudiera ver a oscuras, de lo contrario no sabría como lo habría hecho. Pasó a forma híbrida en un instante y se abalanzó hacia sus presas. El sonido de huesos rotos pudo escucharse a medida que pasaban los minutos. Pese a que Keith estaba saciando toda la frustración de dos años, afortunadamente pudo mantener la cordura.

Bueno, ese es un buen trabajo – masculló, al tiempo que sonreía salvajemente al ver los cuerpo esparcidos en cubierta. Tenían huesos rotos, pero sobrevivirían.

El dragón suspiró y se dirigió hacia donde estaban los marines. Algunos estaban heridos y otros tenían cortes leves, pero todos compartían lo mismo: estaban totalmente exhaustos. El teniente frunció el ceño y se dirigió hacia el hombre que estaba menos cansado.

Comuníquese con el barco en el que vinimos y lleven a todos los heridos para que sean tratados – ordenó el dragón.

¿Qué hará usted, señor?[/]

– [i]¿Yo? Terminaré se sacar la basura
– respondió, al tiempo que volvía a sonreía salvajemente.

El teniente se dio la vuelta, sabiendo muy bien que había una persona a sus espaldas gracias a su olor. Era un hombre alto y su cabello era morado y largo, atado a una cola de caballo. Aparte de eso, lo más llamativo fue la bufanda azul que portaba. Se colocó las manos en el bolsillo y se acercó al tipo, sabiendo muy bien que se trataba el capitán de esta banda pirata...
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Invitado el Mar 31 Oct 2017 - 6:35

El sueño continuaba siendo brutal, pero la rubia aguantaba bien debido a la mordedura causada en su mano y al dolor que sentía. El hombre de la guadaña y casco de oso no tardó mucho en alzar su arma contra ella. Los ojos cansados de la rubia lo miraban despacio y respirando de forma un poco agitada, eso ella. La hoja parecía estar bastante afilada y eso era algo a tener en cuenta y bastante preocupante. Algo le decía que iba a tener que emplear sus últimas fuerzas para atacar a su oponente y esconderse por la zona. Le dolían los oídos y un poco la garganta. Ese humo parecía tener varios efectos por lo que estaba comprobando ella misma. Llegó a un punto en el que no pudo evitar toser con fuerza y caer de culo al suelo. Justo entonces el enemigo se abalanzó sobre ella.

Hikaru gritó con fuerza liberando su energía al mismo tiempo que sus ojos tomaron un leve brillo dorado. Una especie de costillas rojas como la sangre y hechas de energía se formaron a su alrededor, haciendo como una especie de barrera que la rodeaba totalmente. El humo no podía entrar, por lo que el oxigeno tampoco. Por suerte, el espacio que ocupaba la dejaría respirar unos minutos. El arma de aquel tipo impactó contra el escudo de los Surfer y no hizo nada. La joven ni siquiera sabía la razón de cómo había hecho aquello, pero no parecía desagradarle. Se colocó en pie despacio estando rodeada por aquella energía especial y miró a su oponente. Con ambas katanas empuñadas tosió de nuevo y se preparó. Anuló aquel poder y corrió hacia él. De un rápido movimiento lo dejó tirado en el suelo y herido. Corrió y salió de la sala llena de humo hasta llegar a la cubierta. Aunque por el camino tuvo que derribar a varios enemigos a base de espadazos no letales.

Nada más llegar pudo ver a Keith allí, frente a un tipo de cabellos morados. La joven tenía algunos cortes por los brazos y el estómago. Su rostro estaba casi rojo por la sangre de la primera pelea y sus ojos miraron al chico de forma seria. Respiraba de forma agitada y sus armas estaban bañadas en sangre. No había matado a nadie, pero daba la sensación de haber organizado una masacre. El tipo del casco del oso salió tras ella y con su guadaña la atacó por la espalda. Las costillas de nuevo se formaron, parando el ataque y haciendo a la joven fruncir el ceño. Se giró lo más rápido posible y de un tajo más fuerte en el pecho lo dejó fuera de juego. Estuvo a punto de vomitar, pero el escudo desapareció de nuevo y ella jadeó con fuerza. El dragón parecía haber hecho su trabajo y ella el suyo. Escupió a un lado y después cayó al suelo, pegando su espalda en el mástil.

- No tardes mucho… – Dijo escupiendo un poco de sangre por el enorme sobreesfuerzo que hizo para formar aquella habilidad que ni supo de donde vino.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Jue 16 Nov 2017 - 7:32

Se notaba que el Teniente estaba jugando con su presa. Golpe que daba, golpe que el joven esquivaba o recibía de lleno en su rostro. Éstos últimos no le dolían, puesto que solo sentía un ligero cosquilleo en la zona afectada cuando sucedía. Todo el rato Keith hacía eso, con una sonrisa burlesca en su rostro. Estaba extendiéndolo más de lo necesario, pero aún debía esperar a que saliera Hikaru. Podría considerarse como si estuviera haciendo tiempo para pasar el rato. Negó con la cabeza y, en eso, notó la presencia de Hikaru acercarse. Entrecerró sus ojos al darse cuenta de cierto detalle: su olor estaba mezclado con la evidente esencia de la sangre. Apretó sus puños un poco y desvió la mirada hacia un lado, encontrándose con ella saliendo a cubierta. Tenía algunos cortes en su cuerpo, y por la sangre que había en su espada... Supuso que ella no se llevó la peor parte, pero aun así... El dragón chasqueó su lengua y sus ojos se abrieron un poco más de lo normal al ver a un tipo con casco de oso saliendo tras de ella. Iba a intervenir para salvarla, pero no hubo necesidad. Se sorprendió al ver ese escudo hecho de costillas, aunque reaccionó a tiempo; ese no era el momento para estar pensando en eso.

Bueno, fue aburrido mientras duró, pero me temo que debo terminar con esto ahora – dijo el joven, sin quitar su mirada del cuerpo de su amada.

El capitán se enfureció y salió despedido hacia donde estaba el teniente. Sin embargo, Keith ya había cruzado la distancia y golpeó con fuerza el rostro del imbécil. Dientes volaron debido a la potencia de su puñetazo, pero no se quedó satisfecho con solo eso. Lanzó una patada giratoria y golpeó las costillas del hombre. Para terminar, lo dejó inconsciente con un buen gancho a la nuca. Se aseguró que estuviera inconsciente y luego se dirigió hacia donde estaba la rubia. Se puso a su nivel y la miró directamente a los ojos, para luego suspirar. Acarició su dorada cabellera y le dio un toque suave en la frente, y luego la cargó en sus brazos como si se tratara de algo delicado.

Vamos, el trabajo aquí esta hecho – le dijo suavemente, para luego formar sus alas nuevamente.

Saltó hacia el mar, pero se mantuvo en el aire en vez de caer de lleno hacia el agua. Voló en dirección al barco marine y rápidamente se dirigió hacia la enfermería del navío. Allí había varios heridos debido al combate de antes, pero eso el joven ignoró. La llevó hasta la camilla más alejada y la depositó allí, para luego empezar con su trabajo. El mismo sería quien la curaría, después de todo. Desinfectó los cortes y vendó las zonas afectadas, para luego darle un pequeño remedio para el dolor. Al terminar, acarició su cabello y se sentó a su lado, al tiempo que sujetaba su mano.

Un día de estos, me van a salir canas de lo preocupado que me pones – intentó bromear para aligerar el ambiente, pese a que no era ni el momento ni el lugar adecuado.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Invitado el Mar 21 Nov 2017 - 5:28

Tras la dura batalla, Hikaru se dejó llevar hasta el barco aliado mientras respiraba de forma agitada por el cansancio. Kazuya al ver que Keith la estaba llevando miró hacia el resto del barco enemigo. Frunció el ceño y estiró la mano hacia atrás, justo para después lanzar una onda de choque y hacerlo temblar. Los marines empezaron a invadirlo para recoger los cuerpos y de paso derrotar a los que se metieran en medio del asedio. Se notaba que eran bastante fieles a las órdenes de la rubia. La chica pelirroja no tardó mucho en empezar a repartir leña también. La misión estaba segura en manos de aquel hombre, el cual miraba con seriedad la situación y con ambas manos en los bolsillos tras el ataque. Kazuya era alguien bastante de fiar y uno de los principales luchadores de Inmortal.

La rubia una vez en la enfermería se rio un poco mientras su segundo al mando la cuidaba de aquella forma tan celosa. Se mantuvo muy calmada en todo momento y contuvo el dolor en las zonas que iban siendo desinfectadas. Cuando estuvo vendadas y notó que tomaba su mano no pudo evitar mostrar una sonrisa de lo más divertida. Su pequeño enfado por haber tenido que irse en bote se había pasado como si nunca hubiese existido. Era la ventaja de ser ella, que siempre se olvidaba de todo al poco tiempo, salvo de los casos más graves. Se rascó un poco la cabeza con la mano libre y después de unos momentos soltó una pequeña carcajada. La risa aumentó un poco más y después de eso miró a los ojos a su dragoncito con toda la calma del mundo.

- No se te notarían con el pelo de ese color, de todas formas. En cuanto entreguemos el informe querría ir unas horas a un lugar retirado, ya me entiendes. – Mencionó con un tono feliz pasando la mano por el pecho de él, como si estuviese insinuándose para algo pervertido. – ¡Quiero descubrir que fue esa técnica que realicé hace un momento! – Terminó confesando con una pequeña sonrisa.

Notó el barco girar, por lo que supuso que ya estaban de vuelta. Sonrió de nuevo y tras eso se colocó en pie despacio. No estaba tan mal y con los tratados del dragón todo había salido a pedir de boca. Tosió un poco y después de unos momentos se dirigió hacia la salida. Cuando iba a cruzar la puerta se frenó en seco. Se giró despacio y miró a Keith de forma amable.

- Oe ¿Te importa realizar el informe? – Le pidió sacando la lengua y mirando a otro lado, pues como de costumbre, ella no sabía hacer aquellas cosas.

Tras decirle aquello se dirigió hacia su camarote, pues quería descansar unas horas antes de empezar aquel entrenamiento. Dejaría la puerta abierta, de esa forma Keith podría entrar sin problema en cuanto terminase. Ella estaría tumbada en su cama con los ojos cerrados, pero despierta.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Keith S. Branwen el Mar 21 Nov 2017 - 6:50

En ese caso, me saldrán canas verdes – respondió con simpleza.

Porque era cierto. Si le salían canas normales, no se le notarían con el color de cabello... demasiado. Sería raro tener una parte gris más clara que la otra, pero dudaba que fuera a suceder gracias a su fruta. Bueno, al menos ya había notado que ya no estaba enfada por el pequeño episodio de antes. Debió haber sabido que Hikaru no era una persona que guardara enfado hacia alguien por mucho tiempo (salvo que fuera algo demasiado serio). Simplemente, ella era así. Suspiró un poco y en eso escuchó sus próximas palabras. Pese a que el principio sonó algo sugerente, el peligris sabía que la rubia no lo decía de esa forma. Más que nada, porque cuando quería indicar algo sobre ese tema, lo hablaba directamente y no lo hacía de la forma indirecta. En cuanto a lo otro, sabía de que técnica hablaba. Pese a que solo lo vio durante un par de segundos, le resultó imponente. Mas si se consideraba quien lo había usado. Si lograba dominar aquello, entonces tendría una sólida defensa para poder protegerse, pese a que su fruta no funcionaba de ese modo.

Tras unos minutos llegaron al puerto. Kazuya se había encargado de todo, así que no había nada de que preocuparse. Tan solo entregar a los prisioneros para que los mandaran a alguna cárcel. No tenía idea si todos merecía Impel Down, pero uno debía tener precauciones en caso de ser necesario. Keith negó un poco con la cabeza y se retiró junto a Hikaru, o eso era la idea. Parpadeó un poco y suspiró, para luego sonreír nuevamente. Bueno, no había caso posponerlo más de lo necesario. Asintió con la cabeza, al tiempo que bostezaba un poco.

Vale, lo haré yo – afirmó el dragón. Antes que la rubia pudiera hacer algo, acortó distancia y le dio un pequeño beso en los labios, aprovechando que nadie estaba mirando. – Hasta unos minutos más.

Con todo el papeleo que había hecho desde que se unió, hacer un simple informe no debería llevarle más de treinta minutos. Su velocidad era impresionante, y sabía muy bien lo que tenía que escribir. Se sentó en una de las mesas vacías y empezó con lo suyo. Al cabo de unos momentos, consiguió terminar en un tiempo record. Sonrío con suficiencia para si mismo y llamó a uno de los reclutas para que lo entregaran hacia los de arriba. Luego de eso, Keith bostezó un poco y estiró sus brazos, al tiempo que se levantaba de la silla. Pese a ser dragón, estaba un poco cansado luego de todo lo sucedido. Dos años le habían pasado un poco la cuenta, después de todo.

He terminado, no me llevó tanto tiempo como esperaba – anunció al llegar al camarote.

Se acercó hacia la cama donde yacía su rubia y se recostó en el colchón, a su lado. Sin decir una palabra, la abrazó y empezó a acariciar su cabellera rubia, perdiéndose un poco ante la suavidad. Si fuera por él, desearía quedarse en esa posición para siempre.

Vaya forma de volver a la actividad – comentó mientras bostezaba.
avatar
Keith S. Branwen
Teniente
Teniente

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 21/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
53/150  (53/150)
Experiencia:
62165/790000  (62165/790000)
Berries: 2.488.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Invitado el Miér 22 Nov 2017 - 4:38

La rubia continuaba tumbada en su colchón tranquilamente. El beso del dragoncito la había hecho ponerse más contenta y por el momento tan solo se relajaba allí echada. No dejaba de pensar en aquella habilidad que había hecho sin tener ni idea de cómo, pero si algo tenía claro era la idea de volver a hacerlo. Soltó un leve suspiro y escuchó la puerta abrirse. Sin decir nada se cruzó de brazos y notó el colchón hundirse un poco, lo que quiso decir que alguien se había tumbado. Reconoció aquellos brazos y se dejó abrazar mientras ella también le abrazaba mimosa. Estaba muy cómoda con su chico allí. Suspiró escuchándole y ante las caricias en sus cabellos no pudo evitar ronronear como si de un minino fuese. Lo a gusto que estaba era algo difícil de explicar incluso para ella.

- Gracias. – Le dijo por haberse ocupado del informe.

Continuó con los ojos cerrados dejándose mimar. Sonrió un poco y después de eso visualizó de nuevo lo que había pasado anteriormente. Aquellas costillas doradas la habían defendido cuando más lo necesitaba y tan solo por desearlo. Canalizó energía de ese modo sin saberlo y no pararía hasta volver a hacerlo y de paso controlarlo. Tomó algo de aire y después de unos momentos se subió sobre Keith. Quedó sentada en su cintura y le miró a los ojos de forma calmada. No mostraba ningún tipo de expresión en ese momento. La rubia entonces al cabo de unos segundos pegó su frente al pecho de él y quedó tumbada encima. Se abrazó como si de su almohada se tratase y continuó ronroneando tranquilamente. Notó que a él no le importaba, por lo que ni se esforzó en mostrarse nerviosa, aunque después de todo lo hecho, era una tontería.

- ¿Estás cansado? ¿Tienes hambre? Dime cualquier cosa, cariño. – Dijo de forma tierna y levantando la mirada, para clavar sus dorados ojos en los suyos y sonreírle con dulzura.

Tras lo que le respondiera él tomaría la siguiente decisión, pues si el informe ya estaba hecho tendrían el resto del día libre seguramente. Inmortal ya tenía un logro más que añadir a la lista de misiones realizadas para la marina. Junto a la que hizo con Corinna, la de Katarina, la grupal junto a todos, esa, y en la que estuvo sola dos años, lo veía todo fascinante. Se rio un poco por lo bajo y después esperó una respuesta del dragón. Antes de nada le sacó la lengua y le devolvió el beso de antes, pero diciéndole lentamente y con cariño tres palabras.

- Te quiero mucho.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dos largos años [Keith-Hikaru](Privado)[+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.