[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: El paraiso :: Alta mar

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Invitado el Dom 1 Oct 2017 - 17:41

Me había separado de la banda pirata durante lo que esperaba fuesen unos días hacía ya casi tres semanas.
Tras haberme infiltrado en la cárcel privada del norte de Eriu Land para rescatar al padre de Elliot, me había visto obligada a pedir ayuda a Desmond Munster y los tontatta del subsuelo, para borrar de la mente de la familia Fowl todo recuerdo referente a mi persona y, de paso, a los tontatta y su preciado oro.

Como resultado, las únicas personas que había considerado cercanas en todos aquellos años viviendo y matando en el Paraíso no recordaban prácticamente nada de mí. Había decidido mantener intactas las memorias de Akiko y Yukiko, y les había pedido que se quedasen infiltradas en la mansión durante un tiempo, para observar el desarrollo de la familia. Según las gemelas, Elliot recordaba vagamente a una Haruka Kanata, una niña a la que había contratado para asesinar a unas cuantas personas. Pero no recordaba más que eso. Tampoco sabía nada de los leprechaun ni de su oro, así que lo tontatta podían descansar a salvo.

¿Y por qué estaba haciendo memoria de todo aquello en esos momentos? Porque el chico más guapo de todo el pub me estaba preguntando la típica pregunta cliché: ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?

- Oh, bueno, veamos... Vine para infiltrarme en la prisión privada y secreta de la isla y poder rescatar a un señor muy poderoso, para lo cual provoqué un motín en la institución que terminó con el edificio siendo completamente destruido, y todos los peligrosos presos desperdigados por el territorio. Pero, para mi desgracia, las personas a las que intentaba rescatar quedaron en el punto de mira de mis peores enemigos por aquella operación tan poco sutil, así que me vi obligada a contactar a los leprechaun de la isla, que son criaturas fantásticas que viven bajo tierra y roban oro; y entonces los convencí de que utilizasen la tecnología super avanzada de su civilización, a años luz de la humana, para borrarle la memoria a todos mis seres queridos con el fin de que no recordasen nada sobre mí, lo que me ha dejado con ningún lugar donde caerme muerta y me ha llevado al pub más cercano para ahogar mis penas en alcohol -solté de carrerilla, viendo cómo las cejas del joven se alzaban en señal de incredulidad-...O quizá sólo estoy aquí de vacaciones -terminé, con una sonrisa divertida.

El joven se rió, tal y como esperaba.

- Así que una joven extranjera divertida y atractiva ha venido de vacaciones a la isla Esmeralda. ¿Puedo preguntar de dónde eres? Tienes unos rasgos muy particulares. Me llamo Tom, por cierto -se presentó, con una sonrisa.

- Haruka -correspondí, revolviendo el contenido de mi vaso con la sombrillita-. ¿Qué tal si te invito a una copa y te explico con detalle de dónde vienen mis rasgos?

- Vaya... Ser invitado por una vez en lugar de tener que ser yo quien invite... Me gusta. Eres directa, tomas la iniciativa. Eso también me gusta -añadió, con una media sonrisa.

- Voy a pedir las copas y luego me sigues contando qué mas te gusta -respondí, guiñándole un ojo antes de acercarme a la barra del clásico pub eriulandés para pedir otra ronda.

Cuando me volví con intención de regresar a la mesa de la esquina donde me esperaba aquel chico, sin embargo, me topé con una visión inesperada.
Sentí como el corazón se paraba al tiempo que todo mi cuerpo se petrificaba entre la incredulidad y la sorpresa. Mis ojos se desorbitaron y se creó una tensión extraña en la boca de mi estómago.
Una muchacha de pelo violeta oscuro, recogido en una coleta alta, de rasgos wanenses, piel clara, cuerpo menudo y pecho casi plano acababa de entrar en el local, acompañada de un montón de marines.
Aquella chica era idéntica a mí. Era completamente idéntica a mí. Con una diferencia. El lunar... el lunar bajo su ojo izquierdo, aquel lunar que conocía tan bien.
El pelotón de marines se buscó una mesa y se sentaron armando barullo, en un ambiente claramente amistoso y cálido. Uno de los chicos rodeaba el cuello de mi otro yo con confianza mientras se reía e intentaba convencerla de que se tomase algo con los demás.

Los vasos se resbalaron por mis dedos y se estrellaron en el suelo a mis pies, llamando la atención de algunos presentes y provocando los gritos malhumorados del tabernero, que gruñía algo referente a que yo limpiase el estropicio y pagase los cristales. Gracias en mayor parte a lo ruidosos que eran los eriulandeses, a sus cánticos de borrachera, sus gruñidos, sus carcajadas y sus gritos, los marines del fondo no se dieron cuenta y no fijaron su atención sobre mí.
Pero yo no podía apartar mi mirada de ella.
Las lágrimas se acumularon en mis ojos, rebeldes, mientras descartaba todas las posibilidades inverosímiles que se le habían ocurrido a mi cerebro para explicar aquello y me quedaba con la única explicación.
Aquella muchacha era mi hermana gemela.
Yurai estaba viva.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Luka Rooney el Lun 2 Oct 2017 - 19:23

Habían pasado unas semanas desde el suceso de Little Garden. Aún no había hablado con Zane, por lo que no tenía muy claro cuál era mi posición en la banda.
Pese a que Therax me estaba tratando, aún no había sanado al 100% de todas mis heridas, aunque ya me notaba bastante bien.

Habíamos hecho una parada en Drum y todo iba bien hasta que empezaron a ocurrir cosas extrañas.
Por un lado, Haruka desapareció. No sabíamos por qué ni dónde había ido, pero simplemente dejó de estar con nosotros, aunque Spanner parecía el más tranquilo de todos. Quizá sabía algo que no quería compartir con nosotros.

Además, en Drum, Zane fué capturado por el gobierno de una manera un tanto extraña. Sentí una gran impotencia al no poder hacer gran cosa debido a mi estado físico. Aún así, Zane nos pidió a gritos que huyéramos y eso hicimos.
Spanner empezó a ejercer de líder, aunque algo me olía mal con ese tipo. Quizá puede que fuera porque fué el primero en querer cocinarme como si de un trozo de pescado se tratase…

Mi relación con la banda era un tanto distante, pero empecé a hacer migas con Therax. Nos pasábamos gran parte del tiempo juntos, ya que tenía que curarme. Pese a que podría hacerlo yo, empecé a fingir no saber nada de medicina para intentar acercar mi relación con alguien de la banda. Al fin y al cabo, tener un compañero más afín en la banda me daría beneficios como poder fiarme de él.

Pese a mi distante forma de ser, allí me sentía cómodo. Sentía que aquella gente luchaba por sus ideales al igual que yo. Quizá algunos no los hacían muy visibles, como era mi caso, pero se notaba en sus miradas que perseguían algo.

A lo lejos, parecía ver una isla entre la niebla. El agua parecía tan buena que pensé en acercarme nadando pero, tras los sucesos ocurridos, otra desaparición quizá pondría en graves problemas la estabilidad de la banda.

-Mirad- Espeté a los que estábamos en cubierta. - Parece que por fín vamos a ver tierra de nuevo.

Por fín nos aproximábamos a nuestro destino. Habíamos pasado de una isla cálida como Little garden, a una isla gélida como Drum, para acabar en una isla fría, a la que nos acercabamos.

Me metí en mi camarote para recoger todo lo que necesitaba y meterlo en la mochila. Tras ello, me volví a la cubierta con una sonrisa. Me apetecía tomarme algo y pasear por aquella isla, sin montar ningún numerito ni meterme en problemas. Unas mini-vacaciones hasta que todo volviese a la normalidad, si es que lo hacía.
También tenía cierta preocupación por Zane, no habíamos hablado mucho por el camino y no sabía si en algún momento lo haríamos o no, pero tendría que explicarnos qué había pasado allí.
Menos preocupación tenía por Haruka, quien según Spanner volvería. Pero me preguntaba realmente si, de decidir volver, sabría dónde estábamos.

“Parece que somos una banda resquebrajada ahora mismo. Sólo me fío de Therax, y no al 100%. Aunque supongo que ninguno de los aquí presentes se fía de mí aún. Tampoco he dado motivos para ello”

Ladeé la cabeza y me estiré ampliamente para acabar bostezando sonoramente. Habíamos arribado en una de las islas con más litros de alcohol por habitante.

-Te invito a una copa, Therax. - Espeté a la par que bajaba a tierra firme. - Y tú también puedes venir Spanner. - Comenté con la voz lo suficientemente bajo para concienciarme de que había quedado bien, pero con la clara intención de que el propio Spanner no lo oyese.

Una copa de cualquier tipo de alcohol en un pub rockero lleno de gente pegando gritos y volviéndose loca, sería difícil no pasar inadvertido. Un Gyojin inadvertido sería el título de esta novela. Sonaba bien.


Última edición por Luka Rooney el Mar 3 Oct 2017 - 19:32, editado 1 vez
Luka Rooney

Mensajes : 541
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm101/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (101/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm282212/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (282212/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Therax Palatiard el Mar 3 Oct 2017 - 18:47

Therax se acercó a un lateral del barco y se asomó un poco por la borda, fijando su mirada en la ondulante superficie del mar. Las últimas semanas habían sido de lo más agitadas. Pese a que estar enfocado casi por completo en los cuidados del gyojin le distraía del asunto, el espadachín no podía evitar pensar en la sucesión de acontecimientos extraños que había tenido lugar desde que abandonaran Little Garden.

En primer lugar, Haruka se había esfumado sin más en Drum. El rubio no sabía nada acerca de eso, pero un día se encontró con que la malhumorada chica había desaparecido y no la había vuelto a ver. Por otro lado, Zane había sido atrapado y el resto de la tripulación se había visto obligada a huir por orden del capitán.

Como no podía ser de otro modo, Spanner había tomado el mando durante el tiempo que el pelirrojo había faltado. El domador nunca había terminado de encontrarse cómodo en esa situación. Sabía que era el segundo al mando, se lo habían dejado claro desde el primer momento, pero el contacto con él había sido mínimo desde que escapara de Arabasta junto a los Arashi no Kyoudai. No, no se sentía cómodo aceptando órdenes de alguien a quien no conocía y que no se había ganado su respeto. ¿Qué podía hacerle?

Aún así, era consciente de que debía haber alguien que tomase las decisiones y, si el capitán confiaba en la validez del del pelo morado, él no era nadie para no darle un voto de confianza. Lo cierto era que no lo había hecho mal. Pese a su frialdad, había sabido aplacar los ánimos en un momento tan complicado como el que atravesaban. «¿A quién quieres engañar? Hou vive en su pompa, y Nox... ¿dónde está Nox?», se había preguntado Therax uno de aquellos días.

Sin embargo, todo parecía haber vuelto a la normalidad -aunque sólo fuera un poco, ya que no escuchar las constantes broncas de Haruka seguía resultándole extraño-. Sin previo aviso, Zane había vuelto a hacer acto de presencia hacía apenas unos días y había retomado el mando. El rubio sentía el impulso de preguntarle qué había sucedido, pero aún no había encontrado el momento y no sabía si el pelirrojo querría hablar de ello.

La voz de alerta de Luka sacó a Therax de su ensimismamiento, haciendo que mirase hacia el horizonte. El gyojin tenía razón, desde allí se podía ver la isla a la que se dirigían. «Espero que no le dé por echarse al agua e ir nadando», pensó el espadachín, recordando las frecuentes preguntas del hombre-pez acerca de cuándo podría volver al mar. No obstante, no dijo nada y se dispuso a ayudar a los demás a preparar la llegada a puerto.

-Supongo que vamos todos, ¿no? -respondió el rubio tras escuchar la oferta de Luka, girándose hacia atrás para ver si los demás tenían algo que opinar-. Me han dicho que el whiskey de esta isla es el mejor, y no me quedaré tranquilo hasta que lo compruebe.

Therax terminó de descender por la pasarela y esperó a que los demás hicieran lo propio, preguntándose si habría alguna taberna en las cercanías en la que poder satisfacer su curiosidad etílica.
Therax Palatiard

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm104/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (104/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm295995/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (295995/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Mist D. Spanner el Miér 4 Oct 2017 - 16:35

Iba a matar a Zane, lo tenía más que decidido. Para empezar, el puesto de responsabilidad como segundo al mando se le había sido otorgado sin su consentimiento, aunque por aquello culpaba a su padre y al tío Rooney, por juntarlos de aquella manera. Y, por si fuera poco, el gyojin que el pelirrojo había invitado a la banda compartía nombre con el antiguo capitán de su padre. Obviamente tan solo una coincidencia, pero no dejaba de ser algo que le recordaba a una de las personas que le proporcionó el estrés de tener que ir detrás del pirata pelirrojo como una madre.

El espadachín guardó los libros y se quitó las gafas con cuidado, suspirando. Si no estaba equivocado, ya deberían estar a punto de llegar a Eriu. Salió de su camarote, como ya era costumbre, atravesando la puerta como si de liviano aire se tratase. Se dirigió a cubierta reajustando su katana al cinturón. Fuera estaban el resto de tripulantes y, al fondo tal como esperaba, estaba Eriu Land.

- Aquí es donde me dijo Haruka que estaría... -dijo tras la afirmación de Therax. Entonces escuchó, en voz bastante baja, como el gyojin se ofrecía a invitarle a una copa. Confuso por el bajo tono en que lo dijo, Spanner contestó de forma educada:- Ah... No, gracias. No bebo. Pero... Una cosa, Luka- dijo el pirata, alzando la mano para detenerle un segundo- Me gustaría pedirte disculpas por mi reacción al verte en Little Garden, me asusté. Soy precavido y... bueno, entraste en el barco. Pero si Zane confía en ti es por algo. Algo tardías pero... Soy algo orgulloso, disculpame. Por cierto... Me gustaría hablar contigo de una cosa cuando nos hayamos reunido todos. Es una pregunta que quiero hacerte-terminó,
intentando no sonar cabreado o amenazante.

Su intención era preguntarle por su apellido y si conocía al capitán Rooney y, por extensión, a su padre. ¿Quién sabe? Tal vez la casualidad se dio lugar. Era algo que necesitaba saber.
Mist D. Spanner

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 30/05/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm70/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (70/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm98975/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (98975/1000000)
Berries: 5.316.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Gir4bGJ

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Noximilien el Dom 8 Oct 2017 - 0:45

Sujetaba una botella de hidromiel con la mano derecha. La botella de vidrio mostraba una etiqueta, detallando que había estado cerca de medio lustro en una reserva, por lo que no era muy cara. Arrimo la botella a sus labios y empezó a beber como si le fuese la vida en ello. De la comisura de sus labios escapaba el alcohol, cayendo en picado directo al suelo de madera.

Nox estaba en su camarote. Era una habitación bastante humilde; solo había una cama y un armario, además de un escritorio que estaba lleno de papeles, mapas y fotos, la mayoría sobre el barco. Sobre el mismo escritorio, el enmascarado había dejado, viva la redundancia, su máscara, dejando ver su tez que rozaba la vejez y una cicatriz que le recubría el ojo izquierdo. Sentado en su silla intentaba ahogar el hecho de que tuvo que abandonar a Zane y huir.

- “Maldito mocoso, tendría que haberme quedado con ese cabezota” –maldecía para dentro después de lo acontecido en Drum.

En parte entendía que el mayor compromiso de un buen capitán es preservar la seguridad de sus tripulantes y compañeros. Lo sabía con ganas, para su desgracia.

Se miró su brazo derecho a la vez que se iba quitando el vendaje de este hasta el codo. Tenía varias marcas esclavistas que le recordaron como había llegado a esa situación; de como cargo solo contra un buque marine para que sus antiguos compañeros pudieran escapar. Y si no fuera suficiente, no fue encarcelado ni ejecutado por sus crímenes, sino esclavizado por todo tipo de desgraciados. Más de dos décadas de un castigo peor que la muerte.

Tiro la botella con violencia contra el suelo, reventando en mil pedazos. Tras aquello se llevó las manos a la cabeza, deseaba que el pelirrojo no pasara por su misma suerte. La banda estaba a un soplo de viento de derrumbarse como un castigo de naipes, pero con la también desaparición de Haruka ese soplo se había convertido en un huracán.
Se quedó en silencio un minuto y suspiro, para volver a calmarse. Se revendo el brazo y se colocó la máscara, dirigiéndose hacia la cubierta, donde estaban el resto.

Vio como el gyojin y Therax se iba a tomar un trago, aunque se fijó más en Spanner. Era un chaval reservado y serio, pero la palabra “Inteligente” se le salía de los poros. Aunque, no pudo evitar que en el fondo algo le afectaba. Lo sabía bien, él también estuvo así en su vida.

Se puso a su lado, mirando disfrutando de las vistas que había.

- Puedo notar cierta… inquietud en ti, pero desconozco el por qué.
Noximilien

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55120/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55120/1000000)
Berries: 166.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. SlDBEi2

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Invitado el Dom 8 Oct 2017 - 18:11

Habían pasado ya siete años desde la última vez que había visto a mi hermana gemela. Al ser gemelas idénticas, nuestro desarrollo había sido similar, y cualquiera que nos viese se daría cuenta de que compartíamos código genético. Y ella no solo estaba en pose amistosa con un montón de marines, sino que me parecía discernir la insignia marine en su atuendo.

Si mi hermana gemela era marine, ¿por qué no se me buscaba por mi verdadero nombre? ¿Habían preferido mantener mi identidad en secreto y utilizar mi alias? ¿Quizá mi hermana también usaba un nombre falso? Sin duda, cualquier miembro de la Marina que conociese a Yurai nos habría relacionado al ver mi Wanted. Por aquel entonces yo era poco más que una delincuente de pacotilla, pero habían traicionado al Gobierno, después de todo. ¿Por qué no me buscaban por mi verdadero nombre? ¿Por qué lo ocultaban si lo sabían? ¿O quizá no lo sabían? ¿Yurai me estaba protegiendo? ¿O quizá creía tan firmemente que yo estaba muerta que dejó nuestra apariencia idéntica como una anécdota curiosa sin pararse a pensar en que quizá era su hermana gemela? O quizá...

Decenas de teorías se cruzaban a toda velocidad en mi cerebro, intentando buscar una explicación lógica que le diese sentido a todo aquello. Mi hermana gemela no sólo estaba viva, sino que parecía trabajar como marine. Pero, por algún motivo, mi identidad no había sido revelada. ¿Por qué?

- ¿Haruka? ¿Estás bien?

Aquellas palabras me sacaron de mi ensimismamiento, y hicieron que mis ojos se centrasen en aquel muchacho, que ahora se acercaba a mí con el ceño fruncido. Le había dicho mi nombre en lugar de inventarme otra identidad... Maldita sea, ¿en qué estaba pensando?

- ¿Haruka? -insistió el joven, alzando la voz por encima del ruido de la taberna, que en aquellos momentos se había calmado un poco porque los más ruidosos habían terminado su pelea y uno de ellos yacía inconsciente en el suelo. El nombre llegó a oídos de los marines, al tiempo que el pánico aceleraba el funcionamiento de mi cerebro y lo ponía a máxima potencia. Uno de los marines giró la cabeza con curiosidad para mirarnos, y sus ojos se abrieron ligeramente, señal de que me había reconocido.

- Vaya, vaya... A quien tenemos aquí -pude leer en sus labios, aunque fui incapaz de escucharlo. Los demás marines centraron sus miradas en mi persona entonces. Incluida Yurai, que se quedó momentáneamente paralizada y me miró de hito en hito, con ojos desorbitados-. No hagamos un escándalo aquí, ¿vale? -añadió en voz alta el primer marine, levantándose y empezando a caminar en mi dirección mientras los demás llevaban sus manos a las armas. La taberna quedó súbitamente en silencio, todos los ojos fijos en el marine-. Haruka Kanata... Quedas arrestada por los delitos de traición, destrucción de propiedad gubernamental, asesinato premeditado y robo a mano armada -relató, sacando unas esposas de su cinturón-. Sé inteligente y no armes un escándalo, ¿quieres? Estás en clara desventaja numérica -señaló con una ligera sonrisa que quería parecer amable, pero resultó tétrica y amenazadora a mis ojos.

Había una ventana unos metros a mi derecha. Pero... ¿sería lo suficientemente rápida como para alcanzarla antes de que los marines se cerniesen sobre mí? Los otros también se habían levantado, e incluso Yurai avanzaba hacia mí con gesto serio y la mano reposando sobre el mango de la katana. Katana... ella siempre había sido mejor espadachina que yo, después de todo.

- ¿Eres... una delincuente? -saltó entonces el muchacho atractivo, mirándome con mezcla de incredulidad y miedo.

Definitivamente, no podía abrirme paso hasta la ventana sin que me alcanzasen los marines antes, así que necesitaba una distracción, y... lo que tenía más a mano era... En fin, he tenido ideas mejores.

- Tenéis muy buena memoria para saberos todos mis delitos -observé, casi como un halago- Perdón por esto. Ha sido un placer conocerte, en serio -añadí, ahora dirigiéndome al joven, al que sujeté por la pechera de la chaqueta para lanzarlo con fuerza hacia el primer marine.

El joven trastabilló y se cayó encima del otro, que acabó en el suelo sin poder evitarlo. Para cuando ambos cayeron al suelo, yo ya estaba rompiendo la ventana con mi propio cuerpo, hecho un ovillo, y saliendo como alma que lleva el diablo de allí.
No dejé de correr ni para quitarme los cristales que se me habían clavado en la carne, y busqué refugio en los tejados de pizarra de la ciudad, aprovechando la oscuridad para ocultarme entre las sombras.

Tras alejarme unos kilómetros, me tomé el lujo de detenerme y empezar a arrancar todos los cristales que podía ver, al tiempo que analizaba la profundidad de los cortes.

En menudo lío me acababa de meter. Y todo por estúpida...
Si hubiese usado un nombre falso como de costumbre, no habría llamado la atención de los marines y podría haberme escabullido sin ser vista. Pero... necesitaba hablar con Yurai.
Necesitaba encontrarla a solas y llevarla a un lugar apartado para poder hablar. Aunque no sabía se daría la ocasión.

Escuché pasos en la calle frente a la casa y me quedé en completo silencio, alerta.

- Hey -saludó entonces alguien a mis espaldas, sobresaltándome.

Me volví para reconocer a Phoenix, un mando intermedio de la Spider Troupe. ¿Qué hacía allí? ¿Cómo me había localizado?
Lo fulminé con la mirada, en tensión.
Aquello acababa de complicarse.

- Cuánto tiempo sin vernos, dragoncito. Los jefes necesitan una actualización en tu misión, o más bien... una explicación sobre por qué Zane D. Kenshin no está muerto todavía -dijo sin rodeos el rubio, clavando sus fríos y pequeños ojos en mí. Era la persona indicada para aquel trabajo, sin duda. Directo, brusco, excesivamente violento y sádico con sus víctimas. Alguien más fuerte que yo, a quien no podía decirle que no. Lo habían planeado al milímetro.

- No he encontrado ocasión -mentí sin alterarme, arrancando el último trozo de cristal del antebrazo-. Es más complicado de lo que parece. Siempre suele estar acompañado, y cuando está solo... no soy capaz de localizarlo. Hace unas semanas desapareció y no he vuelto a saber de él. Estoy esperando al momento oportuno. Eso es todo -aseguré, mirándolo con ojos amenazantes. Phoenix me dedicó una mirada desconfiada antes de soltar un gruñido.

- Estás perdiendo el toque. Ni siquiera sé por qué tanto alboroto para que vuelvas a nuestras filas. Hay cientos como tú ahí fuera, preciosa -comentó, con una sonrisa de suficiencia-. No creo que estén muy contentos con la actualización, así que no te marches de la isla todavía. Volveré a ponerme en contacto contigo con su respuesta.

Tras aquellas palabras, el hombre desapareció sin dejar rastro.
Aquel sí era un asesino profesional, que me dejaba a la altura del betún en comparación. Ni siquiera lo había sentido acercarse.
Y eso era problemático.



Sin embargo, en aquellos momentos yo no era la única que parecía encontrar problemas a cada paso.
Aunque por aquel entonces lo desconociese, los Arashi no Kyoudai habían llegado a la isla y se habían lanzado de cabeza al primer pub que habían encontrado, con intención de probar el famoso alcohol de la isla Esmeralda.
No obstante, habían terminado entrando al local más ruidoso del condado de Munster, que no era el más ruidoso por estar lleno de los chillones habitantes precisamente...
Aquel local estaba siendo asediado por una panda de delincuentes locales, una banda de pandilleros de poca monta que se dedicaban a arrasar bares y pubs cada noche, apalizar a todo aquel que tuviese la mala suerte de atravesarse en su camino y beber todo el alcohol disponible en el local sin pagar un sólo berrie. Destrozaban cantinas, violaban camareras y amordazaban taberneros, para arrasar con todo y marcharse a la mañana siguiente con una resaca de las buenas. Aquellos criminales eran buscados por todo Eriu y, de hecho, eran el motivo que había llevado al grupo de marines de Yurai a acudir a la isla, como refuerzos de los marines ya presentes.

En cuanto los Arashi abrieron la puerta del local con la buena intención de tomarse una cerveza, o quizá un buen vaso de whisky eriulandés con hielo, el alboroto cesó de pronto y todos se quedaron mirando a los intrusos.
Las mesas y sillas estaban tiradas y desperdigadas por todo el local, muchas de ellas rotas. Algunos de los delincuentes apalizaban a los clientes, mientras otro al otro lado de la barra terminaba de amordazar al tabernero y el que parecía el líder acababa de bajarse los pantalones tras arrancar la ropa de la camarera, y estaba a puntito de empezar la violación.

El tabernero, los clientes y la camarera se quedaron mirando a los intrusos con ojos lloros y llenos de súplica, que decían claramente "Por favor, ayudadnos" mientras la panda de delincuentes los fulminaba con la mirada enviando el claro mensaje de "Largaos de aquí".
Pero, ¿qué harían los hermanos de la tormenta?
Por aquel entonces, yo no tenía ni idea de lo que estaba a punto de suceder.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Luka Rooney el Dom 8 Oct 2017 - 20:48

No hice nada más que bajar y ya pude notar el clima de la isla. Un clima ideal para mí. Anduve un par de minutos ojeando el mar. No ansiaba nada más que lanzarme al agua y nadar tranquilamente durante media hora. Pero no era el momento, y lo sabía. Me senté sobre el borde del muelle, mirando el agua absorto totalmente, hasta que miré hacia atrás y Therax invocaba al resto de piratas con un “vendremos todos, ¿no?”.
Negué mentalmente a la par que asentía físicamente. Y entonces, Spanner bajó.

“Bueeeno, pues me ha debido oír” Pensé a la par que me reincorporaba lentamente, no fuese a lesionarme antes de beber.

El propio Spanner rechazó la oferta, alegando que no bebía. Celebré internamente su rechazo mientras me giraba, pero entonces, volvió a hablar a la par que me cogía por el brazo, lo cual hizo que me girase nuevamente para escucharle.

-Cuéntame.- Espeté en un tono intenso mientras le ojeaba bastante interesado y prestando la máxima atención. Éste se disculpó por cómo me había tratado, algo que le honraba bastante. Finalmente, quería hablar algo conmigo.
-Espero que no me pidas que me meta en una cazuela.-Dije en tono irónico. –No te preocupes, entiendo tu postura y acepto tus disculpas. Vente, hablaremos en la taberna, seguro que tienen algo sin alcohol. Entiendo que ver a un Gyojin puede ser algo violento en un principio, ya he sufrido bastante rechazo humano, así que nada me pilla de sorpresa.

Tras mis palabras empezamos a andar hacia una de las tabernas más cercanas. Desde fuera se podía oír el jaleo, algo que indicaba que se lo debían estar pasando bien.
Abrí la puerta y un incómodo silencio se formó a nuestro alrededor. Un vaso chocó en la pared a escasos cincuenta centímetros de mi rostro y, lo que allí ví, me dejó sin habla unos segundos.

Unos humanos golpeando a otros, gente agonizando en el suelo, camareras desnudas con las ropas rasgadas, el tabernero semi amordazado… Aquella gente estaba montando bulla con, aparentemente, el único objetivo de divertirse.
Entonces, la ira se empezó a apoderar de mí. Nuevamente los humanos se comportaban como bestias, como animales que intentaban sellar su territorio a base de golpes y no de palabras. Humanos intentando violar, matar y golpear hasta la saciedad, riéndose y divirtiéndose. No pude contenerme y apreté el puño con fuerza.

-Hijos de puta… Por más que me esfuerce, por más que lo intente… Esos hijos de puta no parará nunca. Los humanos son animales por naturaleza… Da igual que intente cambiar el mundo, el odio o las malas conductas. Da igual que me centre en el racismo si estas cosas siguen pasando… Da igual cuanto haga. Parece que sólo entienden un idioma… -Murmuré visiblemente afectado, aunque quizá el resto de mis compañeros me oyesen, pues el murmuro no era tan ligero como habría deseado, la ira tendría algo que ver.

Me lancé a toda velocidad a por el hombre que estaba intentando violar a una de las camareras, el cual no tenía ni siquiera pantalones. Lo plaqué ante la imposibilidad de moverse de éste, quien tenía un gran impedimento al tener los pantalones por los tobillos. Empecé a golpearle desde el suelo en la cara a la par que la camarera salía corriendo del local, quizá a avisar a alguien. Mis puños empezaron a bañarse de sangre, pero no podía parar. Mis ojos reflejaban mi ira a la par que se volvían de un color similar a la propia sangre.
Cuando el humano al que estaba golpeando parecía inconsciente, le pegué un mordisco arrancándole la mitad del cuello, notando las fibras y músculos en mi boca y saboreando la sangre, la cual parecía aumentar mis ganas de pelear. Miré a la barra con un semblante serio y desafiante y escupí la parte del cuello que aún tenía en la boca, lanzándola a escasos metros de donde se encontraba la mayoría del resto de sus amigos.

-Os voy a matar, hijos de puta. – Grité mientras me llevaba el antebrazo a la boca, de donde me emanaba una gran cantidad de sangre.

Ninguno de mis compañeros había actuado aún, y el silencio empezaba a ser tan incómodo, que tendría que atacar a alguien más si nadie lo hacía en cinco segundos.
Luka Rooney

Mensajes : 541
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm101/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (101/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm282212/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (282212/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Therax Palatiard el Dom 8 Oct 2017 - 22:23

No pudo más que asentir de forma casi imperceptible ante el comentario de Spanner. Aquella disculpa le honraba más que el mejor desempeño en una batalla cualquiera, o al menos así lo veía el rubio. «Por lo menos no es una sardina rencorosa... Algo es algo», pensó Therax al escuchar la respuesta del gyojin, divertido.

Poco después apareció Nox y le dijo algo al segundo al mando, pero el espadachín ya había comenzado a caminar y no fue capaz de oír nada. Se planteó si debía ir a buscar a Zane. El pelirrojo no había hecho acto de presencia hasta el momento. ¿El motivo? Completamente desconocido para el domador.

-Mejor lo dejamos descansar, ¿no? -murmuró de forma que Tib fuera el único capaz de escucharle. Como no podía ser de otro modo, César volvería a quedarse en el barco junto a Esme y Manué. No era de extrañar dada la naturaleza del viejo lobo y, además, el transcurso de los acontecimientos en Little Garden varias semanas atrás hacía que su dueño se alegrara de ello. Al menos allí estaría seguro... o eso esperaba.

Pusieron rumbo a una taberna que en principio sería aleatoria. Therax esperaba que la elección no fuese un tugurio en el que no pudiera disfrutar del famoso whiskey de la isla, así que se dispuso a encontrar un nombre atrayente para su primera parada. Luka fue el encargado de decidir dónde se detendrían en primer lugar, de modo que se acercó a una taberna cercana y abrió la puerta.

-Tú me invitas a la primera, Spanner. Si tú no bebes, lo haré yo por ti -comentó en tono jovial mientras daba el primer paso en el interior del local. Sin embargo, cualquier rastro de alegría o broma se esfumó de su mente al contemplar la escena que se estaba desarrollando en el interior del lugar. No encontraba la palabra adecuada para definir lo que estaba sucediendo ante sus ojos, pero "atrocidad" no se acercaba ni de lejos.

Un grupo de sinvergüenzas había destrozado el local y, tras eso, habían golpeado y maltratado a todo el que se había puesto por delante. Si su primera reacción fue la estupefacción, la del gyojin fue la ira. Mientras el espadachín posaba su mirada en los inertes cuerpos que yacían en el suelo, el hombre-pez comenzó a murmurar algo, un discurso plagado de dolor y reproche.

Entonces, sin previo aviso, se abalanzó como una bestia sobre un miserable que se disponía a violar a la que debía de ser una camarera. Por un momento, Therax pensó que realmente era un tiburón sin más. El gyojin desgarraba la carne del sujeto como si de una fiera encolerizada se tratase.

Un extraño movimiento junto a él le devolvió a la realidad. A su izquierda, dos tipos que se encontraban golpeando a sendos clientes durante su entrada se habían levantado y se dirigían hacia el gyojin. Antes de moverse, el espadachín dirigió una mirada a Luka, que no parecía haberse tranquilizado lo más mínimo pese a encontrarse inmóvil.

-Ni de coña -dijo en voz alta para, acto seguido, desenfundar a Byakko y a Yuki-onna y lanzarse a por los sujetos. No se lo pensó. Ni siquiera les dio tiempo a encararle, de modo que en cuanto se encontró lo suficientemente cerca de ellos acabó con sus vidas de un único y limpio tajo oblicuo-. Tú eres el próximo -añadió, apuntando con Byakko al cuello del que estaba amordazando al tabernero. Sin decir nada más, se aproximó hacia él con ánimo de darle el mismo final que a sus secuaces.
Therax Palatiard

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm104/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (104/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm295995/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (295995/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Zane D. Kenshin el Jue 12 Oct 2017 - 23:02

Dejándose llevar por las sutiles corrientes de aire del paraíso, el alado pirata surcaba los cielos guiado por una vibre card que le llevaba a su barco. Había estado volando durante dos días, descansando únicamente para dormir y llevarse algo que comer a la boca. Tenía una herida en el bajo vientre, que pese a estar cicatrizándose tenía muy mal aspecto, de un color rojo muy oscuro casi burdeos. Al final, llegó a su destino chocándose contra a cubierta de su propio barco, rompiendo tres tablones de madera por el impacto y dislocándose el hombro. Tras eso, quedó inconsciente durante varias semanas. Recuperó la consciencia algún que otro día, pero solo para delirar de temas banales. En aquel estado, Spanner siguió asumiendo el liderazgo de la banda, y parecía no haber problemas.

Una mañana, ya sin fiebre, al no sentir el vaivén de las olas, el pelirrojo decidió levantarse. Tenía el torso vendado desde el bajo abdomen hasta el hombro derecho, y su movilidad era escasa. «Se han lucido con el vendaje», pensó, estirando las articulaciones y crujiéndose algunos huesos. Se sentía atrofiado, ¿cuánto tiempo llevaba allí tumbado? ¿Tres, cuatro días? No lo sabía. Salió de la enfermería y salió a la cubierta. Esperaba encontrar a Spanner discutiendo con Haruka, como siempre. A Hou educando a Shieng con un periódico enrollado, evitando que se comiera a Luka, o bien a Therax jugando con sus perretes. Sin embargo, no había nadie, estaba completamente solo.

-¿Dónde coño se han metido? –se preguntó, cruzándose de brazos.

Tardó un par de segundos en darse cuenta que estaban atracados en un puerto desconocido, y se dispuso a ducharse, cambiarse de ropa e ir a buscarlos. Rápidamente, se fue a su habitación, donde se quitó las vendas con mucho cuidado y se miró al espejo. La herida de su vientre ya no estaba, no quedaba ni un atisbo del corte, ni siquiera una pequeña cicatriz. Se fijó que había perdido peso, no mucho pero si algo. Después de ducharse se vistió con su ropa habitual: unos pantalones verde militar, con botas marrones y una sudadera blanca con detalles rojos. Se colgó sus tres katanas –samaiundo, aki no hikari y kuroi taiyo-, y salió del barco.

Paseó lentamente por aquel precioso pueblo de casas coloridas, pegadas unas a las otras. Había una gran catedral de piedra con un gran reloj que parecía tener detalles en oro y una infinidad de zonas verdes. Era un lugar muy bullicioso, había guirnaldas por las calles, como si estuvieran de festejo. La gente bebía inmensas jarras de cerveza por las calles, y el gruoso de la población femenina era pelirroja con pequitas. «Zane como te vas a poner», se dijo guiñándole el ojo a la chica equivocada, pues el padre, o quizás fuera el novio, ¿o tal vez el marido? A saber, se acercó y golpeó a Zane, dándole un fuerte puñetazo en la cara. El pirata ni se inmuto, es más, se quedó inerte mirándole fijamente a los ojos. Un grupo de hombres cogieron al ebrio pueblerino y se lo llevaron de allí.

-Es Zane D. Kenshin, ¿qué coño estás haciendo? ¡Es un pirata peligrojo! ¡Un asesino! –pudo oír el supernova, que se dio media vuelta y siguió su camino.
Y fue entonces cuando se topó con un local con mucho barullo. Tal era el revoltijo que una silla pasó por su lado, rompiendo un gran ventanal que dejo ver a uno de sus compañeros, que estaba agarrando por el cuello a un hombre que tenía enrollada una cadena a su brazo.

Sin más dilación, se acercó a la taberna y se apoyó sobre el quicio de la puerta del local.

-¡Vaya! –alzó la voz, dejando notar su presencia en local, pero sin desmayar a nadie, solo como aviso de que estaba allí-. ¡Os dejo solos durante un par de semanas y os volvéis unos fiesteros! ¡Spanner, eres mala influencia para la banda! –bromeó, impulsándose sobre un sujeto que se disponía a atacar a Luka por la espalda, dándole un corte en el pecho-. No se ataca por la espalda, eso es de piratas y okamas. Y tú no tienes pinta de pirata, por lo que… ya sabes, ¡caca!

Después de su entrada, los pocos que quedaban en pie en local se quedaron mirando a Zane como si lo conocieran, y así era. Se había dado a conocer como un temido pirata, y ahora sabían que ellos eran su tripulación. Uno de los sujetos se arrodilló ante Therax y le pidió clemencia, que no lo matara. Mientras otro le pedía perdón al gyojin. Una vez se fueron, los Arashi no Kyoudai se quedaron solos en la taberna.

-Has hecho un buen trabajo, Spanner –dijo Zane, yendo a la barra y echándose una rica cerveza de barril.




[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1055089496
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1UPBSse

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. LTLexFa

Foto de Familia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Q4XpUPu

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Fb8aMCq

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1596
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm121/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (121/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm362687/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (362687/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Mist D. Spanner el Vie 13 Oct 2017 - 18:41

Por suerte para el espadachín la reacción del gyojin no fue la del rencor. Estaba empezando a hartarse de que Zane no despertase. Nadie en la banda parecía tenerle respeto alguno, por lo que no podía hacer las funciones del capitán.
De hecho, dudaba incluso que le respetasen lo suficiente como para hacer las funciones del subcapitán. Suspiró. Se sentía como un enano entre gigantes, pues todos eran bastante más altos que él. Si alguien dijese que él era el que estaba al mando, seguramente se reirían. Entró en la taberna tan solo para ver el infierno desatado frente a él. Caos y destrucción, abusos e incluso un bruto intentando violar a una camarera. Aquella situación enfadó al Gyojin, que saltó como loco y degolló al violador. Spanner suspiró.
Ahora todos los bandidos del lugar los habían marcado como enemigos. Vio como Therax se unía a la lucha y como un hombre empezó a gritar mientras corría hacia el pelimorado, levantando sobre su cabeza una enorme maza. El arma atravesó a Spanner como si de aire se tratase y golpeó el suelo, dejando en su portador un rostro de sorpresa.

─Un f... un f... ¡UN FANTASMA!

En un rápido movimiento de Iaijitsu, la katana de Spanner salió de su funda y cortó el cuello de su atacante, para luego volver a ser guardada en su vaina. La cabeza del criminal cayó al suelo y Spanner se dirigió al resto.

─¡Fuera de nuestro bar! -gritó con la voz más varonil que pudo, pero su orden fue callada por una fuerte presencia.

Se dio la vuelta. Tras él estaba Zane, que por fin había despertado, y parecía mantenerse altivo ante todo aquel caos. Desapareció ante sus ojos y atacó a un hombre que pretendía atacar al gyojin por la espalda. Los bandidos no tardaron en dejar el lugar, aunque sabía perfectamente que no era por la orden de Spanner, sino por la poderosa presencia del pelirrojo.

─Sí, un trabajo fabuloso -dijo con sarcasmo, mientras se acercaba al tabernero para desatarlo-. Ya nos hemos ganado la enemistad de un grupo local de criminales. Habrá que andarse con cuidado...
Mist D. Spanner

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 30/05/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm70/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (70/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm98975/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (98975/1000000)
Berries: 5.316.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Gir4bGJ

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Rose D. Alviss el Sáb 14 Oct 2017 - 13:09

El comienzo de mis aventuras piratiles no podían haber pasado de una forma más extraña, mi pasividad provocó mi nula participación en los acontecimientos acaecidos de Little Garden, más allá de ser abandonado por unos pescadores por no saber jugar las póquer y encontrar a Zane y su banda; también lo ocurrido en aquella isla nevada, Drum juraría que se llama, la chica o niña de nombre Haruka desapareció sin dar previo aviso, que tampoco es que la vaya a echar en falta, no he estrechado ningún lazo de amistad con ninguno de los miembros todavía como para sentir la no presencia de alguno de ellos, pero aún así no me deja buen sabor de boca precisamente. Y con el único que tengo cierta relación, el capitán, es capturado en nuestra última parada y sólo pudimos huir. A pesar de estar acostumbrado a echar a correr cuando las cosas se ponían feas, no soy de los que abandonan a un compañero, pero en este caso, la situación es demasiado grande para un pirata recién enrolado y siendo hijo de un ex-marine, ex-agente del gobierno y actual revolucionario, dudo mucho que me dieran precisamente cariño, para satisfacer las ganas que tienen sobre mi progenitor, en caso de ser capturado.

Al de unos días el pelirrojo se estrelló literalmente con el barco y guardó reposo por sus heridas durante semanas, a saber que le pasó en su ausencia, pero no era el momento de preguntar.

Llegamos a una nueva isla, ni me paré un momento a saber cual era en concreto, estaba absorto, toda esta situación me introdujo en un estado de autismo, como si estuviera en la puta inopia, pero simplemente estaba pensativo, me traía malos recuerdos, tenía la constante sensación de que la sombra de mi padre se cernía de nuevo sobre mí.

Therax nos pregunta si vamos a la isla, yo simplemente empecé a moverme sin decir nada, total, no tenía nada que hacer que hacer en el barco y llevaba mis cosas encima. Entramos en una taberna, o al menos lo que quedaba de ella, había peleas, el inmobiliario roto, gente inconsciente en el suelo, y quizás alguno este muerto. Para mí, esto era lo normal, mientras me dejarán tomarme algo tranquilo, lo demás igual, intervenir era una tontería, porque la pelea pasaría a ser el día siguiente.

El pez parecía malhumorado, no le gustaba lo que veía, supongo que donde vivía tienen más humanidad que estos lugareños, lo cual es irónico cuanto menos. Mi percepción de su estado fue a la conclusión que llegue cuando placó a uno de los borrachos que intentaba satisfacer sus necesidades sexuales con una camarera, independientemente si ella quería o no.

Suspiro resignado, su acción estaba más que justificada, pero implicaba que entráramos los demás en acción, o al menos eso tenía en mente, me preparo para atacar si se abalanzan sobre mí, pero antes de que pudiera hacer nada, el capitán hace acto de presencia y apacigua toda la situación, infundiendo miedo con simplemente estar ahí.

Con todo ya calmado, pude sentarme en la barra y pedir una cerveza.
Rose D. Alviss

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 21/06/2017
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm47/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm39350/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (39350/1000000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Noximilien el Sáb 14 Oct 2017 - 23:39

Recibió silencio ante el comentario que le dijo a Spanner, aunque no le extrañaba. Tener que ser el sustituto del pelirrojo le estaria quemando por dentro, metafóricamente hablando claro. Dio un pequeño suspiro y fue junto a sus camaradas a una taberna para desconectar en algún lugar que flotara en el agua.

La taberna en la que entraron no le dio unas altas expectativas; era como si hubiesen concentrado todo un barrio criminal en un establecimiento. Destruyendo, robando e intentando violar a las camareras, que indefensas, tenían pocas posibilidades de hacer algo contra esos brutos. Aquello le asqueaba al enmascarado, odiaba que las autoridades los calificaran a él y a sus compañeros en el mismo grupo que aquellos desgraciados.

Aun dudaba si desenfundar a Sessaku, su espada bastarda, pero el ataque inesperado del gyojin se adelantó. El hombre pez tenía mala leche, era como ver a un tiburón con patas, y con rabia. Mientras no se le fuera la pinza contra los de su propio paso no le importaba lo que hiciera. Se agito el agito el avispero y los impresentables se dedicaban a cargar contra el grupo.
Uno fue a por el enmascarado, corriendo violentamente y gritando como un condenado. Nox se limitó a esquivar el ataque con soltura, para acabar derribándole de una simple patada en la entrepierna, dejándolo en el suelo retorciéndose de dolor.

Spanner intento espantarlos, pero fue la aparición de Zane en la entrada lo que acobardo a aquellos indeseados que inmediatamente se disculpasen y saliesen con el rabo entre las piernas, incluido el del golpe de la entrepiernas, que huyo a cuatro patas aun con intenso dolor.

No podía verse por su máscara, pero Nox miro al pelirrojo con cierta calma, debido a que su capitán seguía siendo el mismo mamarracho y gañan de siempre.
Noximilien

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55120/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55120/1000000)
Berries: 166.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. SlDBEi2

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Invitado el Mar 17 Oct 2017 - 17:22

Me quedé agazapada en aquel tejado durante unos minutos, estudiando las posibilidades que se enmarañaban frente a mis ojos. En ninguna de las posibles simulaciones que se me ocurrían acababa bien parada precisamente. Lo más probable es que Phoenix volviese con amenazas y coacciones. Si eso no funcionaba, volverían a mandar a Art.

Eran inteligentes, eso tenía que concedérselo. Sólo se ponían en contacto conmigo mediante personas a las que yo ya conocía, miembros a los que respetaba y en algún momento llegué a admirar. Asesinos profesionales contra los que no tenía una sola posibilidad. Quizá si fuese más alocada y diese rienda suelta a mi poder sin intentar siquiera controlarlo, podría vencerlos. Pero ellos sabían perfectamente que yo era reticente a usar mis poderes a menos que fuese absolutamente necesario, que renegaba por completo de mi akuma no mi. También sabían que era excesivamente cauta y reflexiva, y le daría mil vueltas. Que imaginaría diversas simulaciones con las posibles consecuencias de mis acciones futuras y, al ver que saldría mal parada de no obedecer, terminase cumpliendo las órdenes y regresando junto a ellos. Incluso el comentario despectivo de Phoenix estaba medido al milímetro para atacar mi ego, y demostrar mi valía para la organización.

Una bola de pelo azul se acercó revoloteando hasta mi posición para aterrizar suavemente a mi lado.

- Maestra, ¿te encuentras bien? Estás pálida -se preocupó Klaus, colocando una de sus patitas robóticas sobre mi rodilla.

- Estoy bien. ¿Has hecho lo que te he pedido? -respondí con sequedad.

- Sí. Me quedé escuchando desde el exterior del local, y parece que han venido a la isla como refuerzos. Aunque no mencionaron mucho más -respondió-. Y he conseguido recuperar la información sobre la Araña que había recopilado Elliot, antes de borrarla de sus discos duros. Parece que se organizan jerárquicamente para representar el cuerpo de una araña. Arriba del todo están los jefes, el cerebro, que conforman el abdomen y el cefalotórax de la araña, así como sus fauces. Luego están los altos cargos, que son ocho, cada uno por un ojo. Sólo ellos tienen contacto con el cerebro. Bajo el mando de cada alto cargo hay ocho mandos intermedios, cada uno por una pata. Y cada rango intermedio tiene bajo su mando a ocho rangos bajos, representando cada uno de ellos a las ocho articulaciones que tiene cada pata. Después, cada rango bajo cuenta con un número indefinido de subordinados, que representarían a los pelos -explicó el robot, levitando sobre el tejado.

Emití un gruñido de comprensión como respuesta, razonando que Gary debía ser un rango bajo, lo que me convertía en uno de los pelos.
Eso explicaba la diferencia de poder entre un mero pelo como yo y un rango medio como Phoenix. Pero... ¿qué pintaba Art en todo aquello? Me había dicho que lo habían ascendido... ¿Sería él también una de las articulaciones? ¿Era ese el puesto que me ofrecían?
No tenia mucho sentido que decidiesen ascenderme después de haber asesinado a mi propio líder. ¿Querrían convertirme en sustituta de Gary? ¿Implicaría eso verles las caras a todos los gañanes que tenía por compañeros? Me estremecí con sólo pensarlo.

Solté un suspiro de resignación, para acto seguido bajar del techo de un salto y aterrizar con gracilidad en el suelo, y eché a caminar seguida por mi pequeño asistente. Tendría que buscar un sitio donde pasar la noche, y algo para cenar...
Klaus se posó sobre mi cabeza sin previo aviso, cosa que hacía con cada vez más frecuencia, aunque suponía que volar todo el rato debía gastar sus baterías con mayor velocidad, y desplazarse caminando con esas patitas cortas no parecía una eficaz de moverse.

Tras unos minutos pasé por delante de una taberna medio destrozada sin prestar demasiada atención, pero me pareció ver... un pelo rojo como el fuego. ¿Era aquel...?
Volví sobre mis pasos marcha atrás para asomarme al interior del local y toparme con los Arashi no Kyoudai. Parpadeé estupefacta, mirando a mi alrededor. Los cuerpos inertes en el suelo, las manchas de sangre, el mobiliario roto, los clientes asustados y el tabernero sudoroso sirviendo una cerveza. A un tipo le habían arrancado incluso un trozo de cuello, y su sangre se desparramaba como una fuente sobre los tablones de madera del suelo.

Tenía un montón de preguntas en mi cabeza. ¿Qué hacían allí? ¿Cuándo había vuelto Zane? ¿Por qué habían venido a esta isla? ¿Acaso habían venido a buscarme? No, no, eso no podía ser. Eso implicaría ser un miembro importante de la banda, y ni siquiera me llevaba bien con el capitán. Ni con el subcapitán. Ni con ninguno de los miembros, en realidad. Excepto Tib. Tib era un amor de perrito. ¿Pero qué hacían en aquel local? ¿Lo habían destrozado ellos? ¿Y ahora estaban tan panchos bebiéndose una cerveza a expensas de un tabernero asustado? ¿Qué clase de comportamiento...? Bueno, eran piratas después de todo.
Quería preguntarle a Zane dónde se había metido, quería saber qué hacían en aquella isla. Pero todas esas preguntas se perdieron por mi garganta, y sólo pude exclamar con perplejidad:

- ¿Se puede saber qué estáis haciendo?

Me quedé escuchando sus explicaciones, y esperando a que me acribillasen a preguntas o me echasen en cara mi desaparición. Pero no me dio tiempo a dar explicaciones ya que, un par de minutos más tarde, pudimos escuchar el sonido inconfundible de un montón de pasos acercándose a las inmediaciones del local a todo correr. En pocos segundos, un escuadrón entero de marines había rodeado el edificio y nos apuntaba con sus armas de fuego y sus espadas. Al darme la vuelta, conté al menos cincuenta personas uniformadas, formando una fila muy cerrada para dejarnos sin escapatoria posible.

- ¡Los Arashi no Kyoudai! -exclamó entonces el marine que había intentado arrestarme, dando unos pasos al frente mientras aplaudía aparentemente divertido-. ¿Lo ves, Darel? Te dije que si Haruka Kanata estaba en la isla, sus compañeros no podían andar muy lejos. Me debes una pinta -le comentó con una sonrisa a uno de sus compañeros, que frunció el ceño con gesto malhumorado.

- Solomon, la profesionalidad... -le regañó, con rostro de vergüenza ajena, colocándose las gafas para cubrirse el rostro con la mano y probablemente ocultarla.

- Ah, sí, sí. Buenas noches, damas y caballeros -nos saludó entonces, con una pequeña reverencia-. Soy el Comodoro Branko Solomon, y esta noche seré el encargado de asegurar que mañana haya una banda pirata menos en los mares. Como veis, estáis rodeados, así que la treta de escapar por la ventana no volverá a funcionar, señorita -replicó, señalándome con un dedo para luego menearlo negativamente como quien regaña a un niño pequeño-. Os sugiero que os entreguéis pacíficamente. Oh, y Darel. Añade destrucción de un local y asesinato en la lista de sus delitos -apostilló, echando un vistazo al local.

Yurai dio un paso al frente y desenfundó su katana, fulminándome con la mirada.

- No escaparás -dijo, con una voz muy similar a la mía.

Me rasqué la cabeza para mirar a mis compañeros, en un intento por adivinar su reacción. A ver cómo les explicaba yo que había dos Harukas...

- No, ellos... Ellos nos han salvado -musitó entonces una voz femenina, llamando mi atención. Había una chica con las ropas medio rotas acompañada de los marines. ¿Sería una de las clientes, o quizá empleada del local, que había ido a pedir ayuda a los marines?

- ¿Eh? -soltó el tal Solomon, sin borrar la sonrisa y parpadeando, sin comprender.

- Ellos se han encargado de la banda de criminales que atacaron la taberna -explicó la joven, temblorosa-. Si no hubiese sido por ellos yo... yo... -se echó a llorar entonces, desconsolada, y una de las marines se apresuró a confortarla.

- Oh... -soltó el comodoro, volviendo a fijar su mirada en nosotros. Tras unos segundos de completo e incómodo silencio, sólo roto por los sollozos de la camarera, se encogió de hombros-. Hayan eliminado a los delincuentes o no, siguen siendo piratas. ¡Arrestadlos! -ordenó.

En respuesta, cerré la puerta del local ante sus narices. Luego me volví para mirar a mis compañeros en busca de un plan, aunque probablemente sólo me iba a caer un aluvión de preguntas e improperios. Y no teníamos tiempo para preguntas ni improperios, precisamente.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Luka Rooney el Jue 19 Oct 2017 - 9:08

La ira que sentía en aquél momento me había cegado. “Desperté” degustando sangre y viendo cómo a un cadáver en el suelo le faltaba un trozo de cuello mientras una mujer estaba acurrucada a escasos centímetros, habiéndole salpicado la sangre por todo el vestido. Lo cual tenía mal arreglo.

Ayudé a incorporarse a la bella mujer mientras ojeaba por el rabillo del ojo lo que estaba pasando. Therax me había cubierto y Spanner había ido hasta la barra, donde parecía estar encarándose con alguien.

Cuando la mujer se sentó, seguía estando bastante afectada, pero me olvidaría de ella por un instante hasta que todo estuviera calmado y esas personas pudieran regresar a la normalidad, si es que se podía después de semejante a la par que bochornoso espectáculo.

- En unos minutos todo estará bien. Tápate los ojos si quieres, no tienes por qué sufrir más. - Terminé, aunque aquella mujer no parecía escuchar. Juraría que estaba en shock y, desafortunadamente, no era psicólogo.

Me paseé por allí dirección a la barra, viendo como mis compañeros habían acabado el trabajo que yo había empezado. Me senté justo al lado de Spanner, pidiendo una cerveza.
Instantáneamente el camarero me dió una gran jarra de cerveza mientras sonreía de manera nerviosa. Asentí y empecé a beberla. Cuando me quise dar cuenta, la había acabado. La verdad es que la mezcla de cerveza y sangre no sabía demasiado bien, pero la sed tenía sus caprichos y había que saciarla.

Entonces miré hacia la puerta, y ví a Zane. Como no podía ser de otra manera, había vuelto a las andadas. ¿Para qué descansar si puedes estar con tus compañeros liándola?
Cuando me disponía a levantarme para acercarme a él y saludarle, Haruka entró por la puerta.

”¿Qué demonios?” ¿Qué hacía allí? ¿Acaso aparecía y desaparecía cuando quería?

Realizó una pregunta, pero mis compañeros la respondieron antes que yo. Sin embargo, lo más sorprendente fue cuando, tras la respuesta de mis compañeros, una gran cantidad de marines aparecieron, haciendo una especie de show. No pude evitar fijarme en alguien que se asemejaba en exceso a Haruka. Hasta tal punto que parecían dos gotas de agua.
Golpeé varias veces el brazo de Spanner, señalándole a ambas Harukas. Quizá me excedí de fuerza en alguno de los golpes, pero no sabía si la cerveza de aquél tabernero me estaba haciendo algún extraño efecto o si lo que veía era real.

- ¿Y ahora cuál es la real? - Comenté con la voz baja a Spanner, haciendo caso omiso de lo que estaban diciendo los marines.

La mujer que había salvado de ser violada comentó que le habíamos salvado, al igual que al resto, pero no pareció importar demasiado al marine, algo que en parte era lógico. Teníamos millones de recompensa por nuestras cabezas, no nos iban a perdonar por haber salvado a unos pobres indefensos de unas bestias.

Tras el show del tal Solomon, la Haruka que estaba dentro de la taberna cerró rápidamente la puerta, dándanos unos segundos para idear un plan. Rápidamente abrí el grifo de cerveza y me rocié los puños, para salir corriendo hacia la ventana.
Allí pude ver el dispositivo que habían montado para atraparnos.

- Creo que escapar va a ser un poco imposible para los que no podemos volar. - Espeté señalando a través de la ventana. Los marines estaban rodeando la taberna. Seguramente aún no habían disparado porque había civiles dentro, los cuales probablemente saldrían heridos tras la disputa. - Agradecería que todos los que no queráis ser buscados por la marina os alejéis hacia alguna esquina. - Comenté viendo como algunos de ellos se alejaban hasta la esquina donde estaba el cuerpo sin vida del hombre con el que había acabado.

- Vosotros diréis, pero yo creo que deberíamos - No pude acabar la frase cuando alguien reventó la puerta de un golpe, entrando varios marines de golpe.

Salí disparado hacia ellos, realizando un placaje que afectó a tres o cuatro marines. Usando el Gyojin Karate, usé las partículas de cerveza del cuerpo para golpear a los marines, que no podían hacer otra cosa que intentar defenderse. Por detrás, uno me golpeó la cabeza, obligándome a rodar e incorporarme de nuevo, dando media vuelta a la par que me tocaba la cabeza, no habiendo rostro de sangre en ella.

Los marines parecían ser infinitos, no hacían más que entrar, y una vez dentro, tendrían mucho margen para maniobrar. Aunque parecían no ser un obstáculo para Zane y Haruka, de ser la verdadera, el resto tendríamos algún que otro aprieto más.

- ¡Zane, detrás de tí! - Grité al ver cómo dos marines saltaban hacia él con sendas katanas.
Luka Rooney

Mensajes : 541
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm101/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (101/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm282212/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (282212/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Therax Palatiard el Jue 19 Oct 2017 - 18:20

La aparición del pelirrojo había provocado que los tipos que quedaban abandonasen la tasca. Therax observó a su capitán desde su posición, preguntándose si él sería capaz de causar esa reacción algún día. «No, yo lo haré mucho mejor», se dijo, divertido, mientras se dirigía hacia la barra y se servía un vaso de whiskey.

-A ver si es tan bueno como dicen por ahí -comentó en voz alta. Alguien irrumpió en el lugar justo cuando el espadachín daba el primer sorbo, que resultó ser de un sabor tan exquisito como lo describían. Sin levantarse del taburete en el que había ido a sentarse, se giró para contemplar de frente la cara de Haruka. No pudo evitar toser antes siquiera de tragar por completo el líquido. «Pues sí que ha sido fácil encontrarla, ¿no?», pensó-. Habíamos quedado aquí, ¿no? -respondió calmadamente. Lo cierto era que no sabía si habían acordado reunirse en aquella isla, pero ellos habían decidido ir a buscarla.

La conversación se prolongó un poco más, pero poco después unos pasos les indicaron que alguien se aproximaba a su posición. Dos de los marines hablaban sobre la tripulación como si no estuvieran delante, algo que a Therax le resultó particularmente molesto, pero cualquier rastro de disgusto se esfumó cuando vio entrar a... ¿Haru de nuevo? Era evidente que no, pero jamás la había oído decir que tuviera una hermana gemela.

-Hay que ver lo mal que te sienta el uniforme de marine -dijo el espadachín justo cuando la pirata cerraba la puerta en las narices de los marines. Habían dado orden de arrestarlos, así que no tardarían mucho en derribarla. Therax era consciente de ello, y sabía que después de eso daría comienzo una batalla tras la cual deberían salir corriendo de allí. Sin embargo, lo primero era lo primero: no era un gran bebedor, pero era capaz de apreciar el buen whiskey.

En el escaso margen de tiempo que tenían, saltó al otro lado de la barra y, tras coger una bolsa que había entre dos barriles, comenzó a introducir botellas en su interior. Alcanzó a meter cinco y, una vez comprobó que no cabía ninguna más, empleó la cuerda con la que se cerraba para atársela a la cintura.

Cuando alzó la cabeza el enfrentamiento ya había dado comienzo. Era evidente que se encontraban en clara inferioridad numérica, pero esa no era una excusa válida. Se encaramó a la barra y desenvainó a Byakko y a Yuki-onna antes de lanzarse contra los marines.

-No pretenderéis acabar con todos, ¿no? -inquirió al tiempo que cortaba sendos muslos de un marine intrépido que se había acercado a él en solitario. Tras eso lanzó dos ondas cortantes hacia la puerta, provocando que tres enemigos que querían acceder se viesen obligados a detenerse en seco. ¿Cómo demonios iban a salir de allí?-. Voy a ver cómo está todo fuera -añadió al tiempo que se precipitaba hacia el exterior.

Una gran cantidad de uniformados se encontraban alrededor de la taberna, y a la cabeza de los mismos estaban los dos sujetos que habían estado conversando antes de que todo diese comienzo. El rubio no era capaz de recordar bien sus nombres, pero se encontraban a apenas unos metros de él. «Darel y... ¿Salomón?», se preguntó durante un breve instante.

-¡Ha salido uno! -exclamó alguien a la espalda de los sujetos. En seguida se abalanzaron otros dos marines sobre él, pero Therax saltó hacia atrás tras repelerlos lanzando dos tajos al aire. «Tal vez no haya sido muy buena idea eso de salir», meditó.
Therax Palatiard

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm104/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (104/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm295995/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (295995/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Rose D. Alviss el Dom 22 Oct 2017 - 16:17

Parece que el destino, karma, una deidad que disfruta haciendo la vida imposible a la gente o lo que sea no quiere que disfrute de una buena cerveza. Mientras daba el primer trago, oí a mis espaldas una voz femenina preguntando que pasó que me resulta familiar, me giré sin moverme de la silla y vi que era Haruka.

- Vaya la familia se ha vuelto a reunir al completo. - Dije impasivo, ya había asumido el hecho de que en esta banda desaparecer una temporada era el pan de cada día.

Los demás le explicaron lo acaecido en esta taberna de mala muerte, mientras yo daba otro trago a mi cerveza unos marines aparecieron y empezaron a comentar sobre una apuesta que tenían entre ellos, obviándonos unos segundos, aunque yo estaba en la misma tesitura.

- Y ahora viene el comité de bienvenida. - Espeté ya que este hecho iba a privarme de terminarme mi cerveza, hecho que no me gustaba en absoluto.

Por razones como esta adoro el anonimato. Lo voy a echar en falta...

Entre los marines estaba Haruka, pero Haruka también estaba con nosotros, lo que significa que había dos Harukas. Este hecho si me sorprendió, al grado que casi escupo la cerveza.

- Vaya, Haruka, tienes una gemela malvada, ¿o eres tú la Haruka pérfida? -La dije en un tono burlesco, mientras me aguantaba las ganas de toser.

Haruka les cierra la puerta en sus narices, lo que nos dio unos segundos para organizarnos, pero yo no quería dejar mi cerveza a medias, por lo que intenté bebérmela entera, mientras veía como Therax saltaba al otro lado de la barra para coger "prestado" botellas de alcohol.

- Me gusta tu forma de pensar. -Le dije tras comprobar que todavía le quedaba un cuarto.

No es de los que le gusta tomarlo de un trago, prefiere disfrutarla, aunque no haya tiempo.

Los marines irrumpieron y empezó la refriega.

-¡JODER! - Dije, salido de lo más profundo de mi alma, a la par que lanzaba la cerveza hacía delante como señal de enfado. Dicha jarra impacta en la cara de un marine, dejándolo fuera de combate.

Coño y eso que no lo he hecho aposta, la próxima vez tengo que probar con la jarra vacía.

Me levanté de la silla, saqué a Korubo de mi cinturón y me alejé de la barra. Un marine me ve y se lanzó directamente sobre mí, el pobre se confió demasiado ya que a su juicio, no iba armado, pensamiento erróneo que le costó la vida. A pocos metros de mí extiendo mi brazo diestro y pulso el resorte, plegando la hoja de Korubo a la par que se hunde en su pecho.

Uno menos.

Cogí una de mis dagas y la arrojé a un marine, dándole en el cuello para privarle de su vida. Sin darme tiempo a celebrar la segunda baja, dos marines armados con katanas me atacan con intención de trincharme como si fuera un pollo. Me defendía de sus acometidas, pero uno de los marines consigue darme en el brazo izquierdo. Viendo que poco a poco me iban a superar, salto al otro lado de la barra.

Tendré que cambiar de estrategia.
Rose D. Alviss

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 21/06/2017
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm47/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm39350/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (39350/1000000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Zane D. Kenshin el Lun 23 Oct 2017 - 17:34

El violáceo pelo del capitán pirata parecía haber pasado desapercibido en su inesperada llegada al antro donde su gente se estaba peleando. No llevaba ni cinco minutos allí cuando, además de más maleantes, también comenzaron a llegar un número reducido de marines, entre los que se encontraba una pequeña fémina de cierto parecido a Haruka. «¿O son muy parecidas o su padre era un loquillo» se dijo el pelirrojo, sintiendo como alguien se le aproximaba por la espalda con intenciones hostiles. Ante aquello, gracias a su mantra, envolvió rápidamente su cuerpo en fuego, adoptando una forma de humano con rasgos de ave rapaz de color carmesí, envuelto completamente de llamas que superaban los cien grados centígrados. Era un hombre-pájaro, sí, pero su cuerpo parecía más humano que bestia.

-Modo paladín –susurró, al tiempo que desenfundaba su katana y se impulsaba, en un pestañeo, hacia su agresor, bloqueando su ataque y haciéndole retroceder del impulso.

Tras aquello, Zane no dudó en volver a atacarle, pero esta vez realizando una pequeña onda cortante que lo echó a volar varios metros hacia atrás. Estaban rodeados, había marines por todas partes. Salió hacia fuera del local, donde había más perros del gobierno, y desenfundó una segunda arma.

-Solo voy a decirlo una vez –dijo, alzando la voz por encima de cualquier ruido que hubiera, acallando a muchos de los que estaban bramando como salvajes-. Si os retiráis ahora no habrá heridos, en caso contrario…

Y de golpe, interrumpiendo, posiblemente, lo más sensato que había dicho el pirata hasta aquel entonces, un cañonazo pasó por su lado, atravesando la pared del local en el que estaban sus compañeros y rompiendo un muro de carga. Lentamente comenzó a ceder los cimientos del local, mientras que los marines se reagrupaban alrededor de los piratas, alzando sus armas –escopetas, mosquetes, sables y un par de cañones-. Sin embargo, aquello no era lo que más miedo daba, ¿marines armados? Nada nuevo, pero entre sus filas había dos semi-gigantes de más de diez metros con caras de pocos amigos.

-¡Venga, tío, no me jodas! –se quejó Zane, al ver como el marine de mecha fácil había prendido el cañón-. Cuando alguno de vosotros habla yo le dejo terminas, al menos en el ochenta por ciento de las veces. Pero si así lo habéis querido…

El pelirrojo se abalanzó sobre los marines, adoptando en el aire su forma completa, envuelto en una aura de puro fuego que superaba los doscientos grados centígrados, llevándose por delante todos los marines posibles, a excepción de los semigigantes que aguantaron de pie, solo con algunas quemaduras.

«Son duros estos seres»


[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1055089496
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1UPBSse

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. LTLexFa

Foto de Familia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Q4XpUPu

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Fb8aMCq

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1596
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm121/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (121/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm362687/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (362687/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Mist D. Spanner el Lun 23 Oct 2017 - 17:51

Fue entonces cuando el chico se dio cuenta de algo que no había notado anteriormente. Tal vez era su manía de pasar por alto detalles que ya sabía, pero en aquel momento le golpeó. Un color vivo, chillón... Su capitán tenía ahora el pelo de color violeta.

─Se puede saber q...

Pero antes de que pudiera terminar, los marines irrumpieron en el lugar. Es más, Haru había aparecido. El chico la miró con el ceño fruncido, enfadado pero aliviado a la vez. Se alegraba de que estuviese bien, pero... No le hacía gracia que le hubiese hecho preocuparse de esa forma. Empezó a recibir golpes en el brazo, bastante fuertes. Se giró y vio a Luka, el Gyojin, sorprendido porque había dos Harus.

─Espera...

Era verdad. Una persona idéntica a Haru, aunque con sutiles diferencias en las facciones. No quedaba otra. Haru tenía una gemela. Suspiró. Se puso de pie y se colocó junto a su capitán, llevando la mano a la empuñadura de Taiyo. De golpe, un cañonazo. El local empezó a ceder. El pirata corrió hasta salir del local, topándose de frente con un escuadrón entero de marines,
entre ellos dos gigantes.

"Mierda..."
Mist D. Spanner

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 30/05/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm70/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (70/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm98975/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (98975/1000000)
Berries: 5.316.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Gir4bGJ

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Noximilien el Lun 23 Oct 2017 - 17:57

Una vez que la taberna estaba despejada, no dudaron en tomarse una copa mientras el dueño y sus camareras daban las gracias, aún con voces temblorosas debido a que aún haciéndoles salvado, tenían a otra banda de criminales en el establecimiento. Después de todo, aunque los hubiesen salvados, seguían siendo unos piratas buscados.

De repente, el enmascarado puedo escuchar una voz detrás suya, proveniente de la entrada, que hizo girarse del asiento.

- ¿Se puede saber qué estáis haciendo?

Para su sorpresa era Haru. No esperaba encontrarla en aquel lugar después de desaparecer.

- Vaya. No esperaba que la encontrasemos tan deprisa -comentó con cierta sorpresa Nox mientras echaba un trago a su bebida.

No pasó mucho tiempo cuando empezó un gran escándalo fuera del bar. En un momento la banda estaba rodeada de marines, algunos bastante grandes, no como los gigantes, pero si tenían ascendencia de estos. Uno de ellos dio un paso adelante y anunció con cierta vacilación la detención de los Arashi . Aunque lo mejor del día fue ver un clon idéntico de Haruka. Fíjate si eran buenos buscando a alguien, que la habían encontrado dos veces. A la vez.

- "¿Será su gemela malvada? Espera, si Haru es pirata y ella marine... ¿Entonces Haru es la gemela malvada?” -pensó el enmascarado mientras desenfundaba la espada, listo para la fiesta.
Noximilien

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55120/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55120/1000000)
Berries: 166.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. SlDBEi2

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Invitado el Mar 24 Oct 2017 - 16:18

Las reacciones de los Arashi ante mi aparición y el primer vistazo a Yurai fueron de lo más variopinto. Tras cerrar la puerta me llevé una mano a la frente y me aparté el flequillo del rostro con un suspiro de resignación, y solté un resoplido similar a una carcajada al escuchar el comentario de Therax.

- Lo explicaré luego -dije, refiriéndome a mi hermana-. Pero ahora mismo, centrémonos en lo importante.

Al tiempo que el gyojin se acercaba a la ventana para echar un vistazo al exterior, puse a funcionar el haki de observación para detectar a cincuenta y siete marines rodeando el edificio. Por supuesto, no lo rodeaban al completo. La taberna estaba adosada al edificio de al lado, donde me había parecido ver una sombrerería, o al menos el escaparate del local estaba plagado de sombreros de todo tipo.
Podíamos probar a romper la pared adyacente e intentar salir por patas usando el escaso espacio que habían dejado los marines, pero probablemente entrarían al local antes de que pudiéramos escapar con éxito.
La situación pintaba mal, muy mal...

Me aparté de la puerta viendo venir la embestida de los marines, y unos cuantos la echaron abajo y entraron a todo correr, apuntando con sus armas a todos los presentes y atacando sin ton ni son al que tuvieran más cerca, mientras los "rehenes" se apelotonaban en una esquina.

Y allí estaba la cabellera roja que me había llamado la atención al pasar, perteneciente a un muchacho larguirucho y pecoso, con la nariz ganchuda y bastante poco agraciado. Aquel pobre mortal no era otro que el hijo de la tabernera de pelo como el fuego donde solía hospedarme cada vez que visitaba Ériu Land. Lo recordaba porque desayunaba a la misma hora que yo cada día, sin falta, mientras leía el periódico y se tomaba un café, y yo tenía que esperar a que terminase de leerlo para pedírselo.
Pobre hombre.

Me dediqué a esquivar los ataques torpes de los marines de bajo rango que habían entrado al local. Aquella era la estrategia estándar. Dejar que los novatos se encargasen del trabajo sucio, mientras los fuertes esperaban fuera. Estrategia estúpida, si me preguntas. Con ese tipo de movimiento arriesgado no era de extrañar que la tasa de mortalidad de los marines fuese tan alta. Aunque también les servía de criba para eliminar a los marines sin el suficiente talento como para sobrevivir a un enfrentamiento real contra un pirata, supongo.

Un espadachín se tropezó con la pata de una silla que había en el suelo y me pasó por delante, cortando el aire con su filo mientras soltaba un chillido de alarma, para estampar la nariz contra el suelo. Salté para pasarle por encima con parsimonia y me dirigí hacia la pared adyacente al local de sombreros, dejando la refriega a mis compañeros.

Un cañonazo me pasó casi rozando por la espalda, lo que me hizo dar un respingo del susto. La bala había agujereado por completo el muro de carga del edificio, que se iba a derrumbar sin remedio, tal y como amenazaba el crujido de las vigas y el techo.
Abandoné al instante la idea de atravesar la pared para salir por el otro local y quedar fuera del estrecho círculo que rodeaba la taberna, y me lancé echa un ovillo por el agujero que había hecho el cañón, para aterrizar cual gato en el exterior justo a tiempo de ver cómo Zane eliminaba a casi todos los marines de bajo rango.
Sólo unos pocos quedaron en pie.

¿Y tenían gigantes? Me acerqué al capitán pirata al tiempo que estudiaba a nuestros oponentes.
Aparte de los dos gigantes, quedaban en pie todos los miembros de la brigada de Yurai, a los que había visto en la otra taberna horas atrás. Si no me equivocaba, el que parecía el jefe se había presentado como Solomon. Quedaba también el tal Darel, mi hermana, y la mujer que consolaba a la camarera, la cual había protegido a la joven del ataque del pollo frito y ahora lo fulminaba con la mirada por poner en peligro a una civil de esa manera.
Había también un hombre más bien bajito y menudo, que nos sonreía con prepotencia; otra mujer de pelo corto que desenfundaba cuchillos de cocina en esos momentos y se ponía a lamer el filo de uno con gesto sádico; y un jovencito que parecía tener los ojos cerrados y se enjugaba el sudor del rostro con un pañuelo, claramente nervioso.

- ¿Me echabas tanto de menos que te has teñido el pelo de violeta? -me jacté con una sonrisa, sin mirar a Zane-. La que se parece a mí me la quedo yo. Con los demás haced lo que queráis -añadí, antes de encarar a Yurai, que me miraba con los ojos henchidos de odio.

Pensando que quizá sería mejor cambiar la localización para evitar oídos y miradas indiscretos, disparé un par de balas en su dirección para que se diese por aludida, que esquivó sin mayor problema, y luego eché a correr en dirección al puerto.

- ¡No escaparás! -gritó, empezando a perseguirme.

Esbocé una ligera sonrisa de satisfacción.

- ¡Sígueme si puedes, entonces!

Al tiempo que me alejaba, pude ver cómo la taberna se derrumbaba sin remedio, dejando en pie únicamente la pared adyacente a la sombrerería. Los miembros de los Arashi ya habían salido del local, por suerte, y se encontraban ahora a punto de encararse a los miembros más fuertes de la brigada marine. Probablemente más fuertes que los demás marines presentes en la isla.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Zane D. Kenshin el Miér 25 Oct 2017 - 20:54

-¿Crees que tú, un sucio pirata emplumado, puede acabar con nosotros de una forma tan vulgar? –dijo uno de los que habían aguantado la embestida del suzaku con las palmas de sus manos, cuyas ampollas se hacían más grandes al no soltar al encendido pirata-. ¡Somos gigantes de Elbaf! –bramó el mismo individuo, cogiéndolo por el ala y lanzándolo por los aires, casi sin ayuda del otro gigante.

Zane salió despedido con mucha fuerza hacia arriba, casi sin poder maniobrar hasta que volvió a descender. Estaba aturdido, y la cabeza le daba vueltas. No pudo evitar clavar su vista sobre el gigante que había osado lanzarle como un vulgar avión de papel hacia el cielo, el cual no paraba de reír a carcajadas como si aquel simple gesto hubiera supuesto una gran victoria para él. Sin embargo, lo veía normal. Con el transcurso del tiempo y sus continuos viajes se había convertido en un pirata famoso, adquiriendo el sobrenombre de supernova, un título impuesto a una serie de piratas novatos que han destacado por sus fechorías. ¿Pero qué fechorías había hecho él? ¿Tomar prestado por tiempo indefinido bienes de terceras personas ajenas a su banda? ¿Irse de putas? ¿Haber dado una reprimenda a miembros de la marina o del gobierno mundial? Tal vez fuera eso. Sí, era lo más probable.

Cuando recobró el sentido, un grupo de sujetos se abrieron paso entre los pocos marines que quedaban en pie. No supo que les dijo a los dos gigantes que, de forma casi inmediata, tras ponerse firme, se pusieron a recoger los cuerpos de sus compañeros que yacía en el suelo, heridos o inconscientes, cargándolos uno a uno sobre sus grandes y fornidos brazos de gigante, llegando a poder agarrar cada uno más de una decena de marines.

«Así que ha llegado la caballería pesada» pensó Zane, mientras seguía contemplando el panorama desde los cielos. Y de repente, si percatarse de lo sucedido, notó como un silbido rompía el viento por su derecha, para luego sentir como algo chocaba contra su lomo, enviándole en picado hacia el suelo, estrellándose sobre la taberna en la que sus compañeros estaban peleando minutos antes. Al notar como su pecho de palomo chocaba contra el tejado del local, sintió un dolor que se le propagó por todo el cuerpo en pocos segundos. Lentamente fue volviendo a su forma humana, notando como las heridas que creía curadas le molestaban como si no se hubieran curado nada. Se puso en pie a duras penas, apoyándose sobre su rodilla derecha e impulsándose un poco con las manos.

-Eso ha dolido… -susurró, escupiendo algo de sangre al suelo y limpiándose la comisura del labio.

Haciéndose paso entre los escombros, y viendo como el resto de su gente estaba peleándose con algún marine de aspecto interesante, llevó la mano al mango de su katana mientras hacía brotar en su espalda de color carmesí. Clavó su mirada sobre el sujeto que le había atacado, que aún se mantenía en el aire dando pequeñas patadas sobre el mismo. «Rokushiki» pensó, flexionando las rodillas para coger un mayor impulso al volar. No tardó mucho en estar frente por frente del hombre. Era un individuo algo más bajito que Zane, pero no mucho, con el pelo castaño y un traje de tres piezas compuesto por un pantalón de pinza beige, una camisa celeste y un jersey marrón chocolate. Todo bajo una gabardina beige más oscura que los pantalones. Sus pies estaban vestidos por unos zapatos estilo Oxford a juego con su jersey.

-¿No os enseñan en el gobierno a que no hay honor en atacar a un espadachín por la espalda? –preguntó el pelirrojo, bueno el pelivioleta, a su agresor.

-¿Va a hablarme de honor el hombre que asesinó a sangre fría a dos de los más valerosos marines que he conocido jamás? No me hagas reír, descamisetado.

-¿Te refieres al chalao de la cola de escorpión que se puso a matar a todos sus compañeros? ¿A ese marine? ¿El que asesinó a la honorable vicealmirante que estaba luchando contra mí? –inquirió, aferrándose cada vez más al mango de su katan.

Sus palabras fueron cuchillas que se clavaron en el castaño, que no pudo evitar apretar la mandíbula y cerrar su puño derecho con rabia. En su frente comenzó a hincharse una vena que, poco a poco, parecía estar a punto de explotar. Y, rápidamente, dejando atrás su gabardina, se abalanzó sobre Zane, alzando su puño por encima de su hombro con la intención de propinarle un puñetazo en la cara. Su mano se cubrió de un color negro con destellos violáceos e iba a gran velocidad hacia la cara del pirata, que únicamente solo pudo levantar a cesura e interponerla en el golpe. Por suerte, aquel golpe no le dio, pero para su desgracia la fuerza del mismo hizo que su arma se quebrara, agrietándose desde su tsuba hasta la zona media de la misma, pero sin llegar a romperse del todo. Rápidamente, el pelirrojo aleteó con fuerza, alejándose varios metros de su contrincante, para así poder envainar su preciada cesura y desenfundar a aki no hikari y a kuroi taiyo.

«No puedes ser…» se decía Zane, visualizando como un simple puñetazo había casi destrozado el único recuerdo bueno que tenía de su padre. Ante aquello, pensando en acabar rápidamente con su contrincante, el supernova le lanzó una doble onda cortante, las cuales comenzaron a emanar un extraño brillo. La realizada por aki no hikari emitía uno blanquecino, mientras que la que lanzó con su kuroi taiyo era más parecida al primer destello de luz tras un eclipse, cuya intensidad podría cegar a quien la contemplase. Eso no fue predicho por el hombre, cuya visión quedó nublada por unos segundos que aprovechó el pirata para embestirlo con sus katanas en cruz. Sin embargo, ante todo pronóstico, el sujeto lo esquivo como si pudiera predecir los movimientos del espadachín.

-¿Crees que esos trucos de segunda categoría puedan acabar conmigo?

-Sí.

-¿Sabes acaso quien soy yo, descamisetado? ¿Lo sabes?

-¿Un tío muy raro? –se burló el pelirrojo.

-Soy Branko Solomon, comodoro de la marina del gobierno mundial. Y he venido aquí para atraparte y llevarte ante la ley.

-¿Por qué sois tan dados a hacer discursitos que no interesan a nadie en el gobierno? Yo no voy por ahí diciendo: soy Zane D. Kenshin, capitán pirata y amante egois… -se calló durante un segundo-. Bueno, no he dicho nada.

Rápidamente, usando unas extrañas vendas, el comodoro se acercó a Zane, envolviéndolo con suma rapidez y bloqueando sus movimientos. Las cintas apretaban cada vez con más fuerza, inmovilizándolo cada vez más e impidiéndole casi respirar, y entonces el otro lado del pirata comenzó a emerger de su interior, cubriendo su aura de maldad que podría ser notada por cualquiera que estuviera cerca de él.

-¿Crees que unas simples vendas pueden pararme? –preguntó, con un tono de voz más grave y sosegado-. Te voy a dar tres segundos para soltarme, ¿Entendido? Uno…, dos…, y…



[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1055089496
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 1UPBSse

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. LTLexFa

Foto de Familia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Q4XpUPu

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Fb8aMCq

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1596
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm121/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (121/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm362687/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (362687/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Luka Rooney el Jue 26 Oct 2017 - 20:20

El placaje había sido bastante efectivo, había conseguido barrer a algunos marines y dar unos segundos al resto de mis compañeros para que se preparasen, y lo hicieron de modos muy distintos.

Centré mi vista en Zane, que esquivó el golpe del cual le avisé sin dar mucha importancia a mi comentario, quizá había activado su mantra y era consciente de todo.
Un par de temblorosos marines se acercaron hacia nosotros con la firme intención de no hacer el ridículo más que de acabar con nosotros, ya que parecían tener un nivel bastante bajo.
Golpeé en el rostro a uno de ellos, mientras que cogía el segundo y se lo lanzaba a Spanner, que parecía algo desconcentrado.

”Todo el mundo habla de lo inteligente que es ese hombre, pero parece ir un paso por detrás de todos nosotros… Llega el último, apenas habla y es el que más tarda en empezar a luchar… Quizá se vea obligado a todos sus actos por nuestra culpa”

También ví como Therax se alejaba, a la par que lo hacía nuestro capitán, el cual usaba una de las transformaciones de su akuma no mi para barrer a la gran mayoría de marines de bajo nivel, topándose con dos gigantes que fácilmente le frenaron y lanzaron hacia uno de los edificios con una pasmosa facilidad.

”Por fín voy a pelear con un gigante” Pensé ansioso al ver la fuerza de uno de ellos.

En ese preciso momento noté cómo la estructura del lugar se iba a caer sobre nosotros. Corrí hacia Rubén y le cogí del brazo. Después de todo, era el que más lejos de la puerta estaba y, aunque no habíamos tenido ninguna conversación, pensé que él haría lo mismo por mí. La estructura empezaba a ceder, hasta tal punto que pensé que no salíamos de aquella.
Agarré con ambas manos el brazo derecho de Rubén a la par que le miraba a los ojos en un intento por salvar nuestras vidas.

- Lo siento, espero no hacerte daño. - Espeté a la par que le lanzaba disparado hacia afuera con todas mis fuerzas, intentando que no se viese envuelto entre los escombros.

Realizando cada vez un esfuerzo mayor, me acercaba a la puerta mientras notaba como toda la parte superior de la taberna se estaba cayendo, lancé una última mirada hacia el fondo de la barra, viendo todo despejado a la par que me lanzaba en plancha cuando todo se estaba derrumbando, salvándome en el último momento de una manera milagrosa.

”Ha faltado poco”

Al levantarme, observé a los dos gigantes, sin pararme siquiera en pensar si tendría que enfrentarme a ellos dos a la vez, salí corriendo en su dirección, topándome con algún marine desorientado al cual simplemente empujé. Los gigantes estaban concentrados recogiendo marines rasos, los cuales según el mayor cargo marine, debían ponerse a salvo.
Aproveché la distracción que ambos tenían saltando hábilmente sobre uno de los gigantes, que giró el rostro ante mi aparición, aunque quizá demasiado tarde.

Cubriendo de haki mi puño derecho, realicé un potente golpe al rostro del gigantón, que pese a intentar reaccionar, ya era demasiado tarde y no pudo defenderse del contundente golpe. El tipo salió disparado unos metros al impactar mi puño en su mandíbula, a la par que el otro venía hacia mí con evidentes síntomas de estar furioso.
Los soldados rasos saltaron de los gigantes y huyeron corriendo, aunque alguno se quedó en el suelo, quizá herido o visiblemente impactado.

- ¿Lo habéis visto, eh? ¡Sabía que tenía 7 veces más fuerza que uno de estos! - Espeté ilusionado tras el resultado del golpe.

- Lo que tienes es 7 veces más probabilidades de morir, maldito Gyojin. - Comentó con el rostro frustrado el segundo gigante a la par que el primero se reincorporaba, tocándose la mandíbula, de la cual brotaba un hilillo de sangre. - En Elbaf no atacamos por sorpresa. En Elbaf somos honorables.

- Estarás de acuerdo conmigo que sería más honorable un 1vs1 que un 1vs2 - Dije con la boca pequeña, tras ver cómo el primer gigante se acercaba hacia nosotros.

- Cuando realizas un acto despreciable, no puedes esperar uno honorable.

”Ni que le hubiera atacado por la espalda” Pensé mientras adoptaba una pose defensiva, esperando que alguno de los dos gigantes tomase la ofensiva en el combate.

Lo que no pude prever era que ambos lo iban a hacer a la vez. Ágilmente empecé a esquivar los golpes, pero rápidamente me di cuenta que no sería suficiente y que tarde o temprano terminarían dándome, y si lo hacían, me podía dar por jodido. Parecía no ser la primera vez que aquellos gigantes combatían juntos, realizando combos que sin duda, debían estar bien entrenados dada su sincronización.

Apelé a mi Protesting spirit para recubrir los brazos de partículas de agua, otorgándoles así mayor dureza, a la par que usaba haki de armadura, repeliendo la mayoría de los golpes con desplazamientos laterales de éstos. Pero entonces, un gran grito conjunto de los gigantes desembocó en un puño por parte de cada uno hacia mí. Estire ambos brazos a la par que tornaba un giro en mi cuerpo, dejando éste en torno a cuarenta grados por encima del suelo, chocando cada puño de los gigantes en uno de los míos, viéndome obligado a emitir un grito de tal sonoridad que estaba seguro que la mayoría de los allí presentes miraría hacia nosotros.

El grito sacaba la ira que no podía soltar de otra manera. Alcé la cabeza y miré con el rostro bastante sádico a ambos gigantes a la par que los brazos cedían cada vez más hacia mi posición, perdiendo fuerza. Ambos gigantes tenían el semblante algo descompuesto, probablemente sorprendidos de que el ataque no tuviese más éxito del inicial. Pero entonces, mi brazo izquierdo cedió de más, encorandose lo necesario para que el gigante de dicho lado se diese cuenta y, empleando su otro puño me lanzase con una brutal fuerza hacia mi derecha, obligándome a encogerme para amortiguar el impacto y serpentear ligeramente para apartarme del todo.

”Está claro que ya no soy aquél mocoso entrometido que siempre estaba buscando líos de la isla Gyojin. He crecido y he madurado. Incluso me he vuelto más fuerte, aunque nunca es suficiente.” Hice un paréntesis ojeando a todos mis compañeros, que estaban librando batallas quizá incluso más complejas que la mía.

Me levanté ladeando el cuello, notando sendos crujidos a cada lateral que éste se desplazaba. Los gigantes se acercaban hacia mí andando. Y, entonces, noté como algo desde mi interior veía la luz. Mis pupilas se dilataron, tomando la membrana un color rojizo a la par que mis músculos se definían aún más, otorgándome un extra de fuerza que necesitaba más que nunca. Mi rostro empezó a mutar en un semblante más serio cada vez, hasta que pasó de serio a sádico, y tras ello, ojeé a mis rivales, deseando no estar en su piel.

- Juguemos…

Activé mi mantra para intentar tener algo de ventaja, intuyendo con mayor soltura los golpes de los gigantes y evadiéndolos con cierta facilidad debido su repetición, aunque todos andaban cada vez más cerca de golpearme. Poco a poco, cada partícula de líquidos de mi cuerpo se iba concentrando en los puños, permitiéndome preparar un certero golpe que esperaba que saliese bien. En uno de estos, evadí el golpe del gigante de la derecha impulsándome directamente hacia el de la izquierda y propulsándome a través de su puño, amagando el mismo golpe con el cual le impacté anteriormente, creando el gigante una defensa con ambas manos sobre el rostro. Pero no iba a repetir el mismo movimiento de antes, no sería tan fácil…
Justo cuando aparentaba ser el momento del impacto, me impulsé con la mano derecha sobre su defensa, colocándome en su espalda y esperando que se girase a la par que flexionaba las rodillas y preparaba un impacto con el puño derecho, midiéndolo con el izquierdo.

”Esta es una de las últimas técnicas que aprendí en la isla Gyojin… Los sabios decían que podías partir mil tejas con él… ¿Tendrán más resistencia mil tejas que un gigante?”

Un segundo tardó en girarse el gigante, tras lo cual estiré mi puño con todas mis fuerzas, envuelto en partículas de agua y empleando el noble arte que sólo unos privilegiados podían usar: Gyojin kárate.

- Esta vez fue de frente. - Espeté con una ligera sonrisa, pero con un elevado ritmo de respiración debido al esfuerzo, el cual empezaba a pasarme factura. El brazo derecho había sufrido un esfuerzo tan grande, que probablemente no podría utilizarlo de nuevo en unos minutos, pero el golpe debía ser suficiente para acabar temporalmente con uno de los gigantes.

El propio gigante golpeado salió despedido más metros aún que la primera vez, quedándose en el suelo en un primer instante, quizá recuperando fuerzas, quizá abatido. Lo cierto era que no se movía ni hacía el amago de ello.
El otro gigante lanzó entonces un puñetazo hacia mí que impactó de lleno en mi cuerpo, tirándome también unos metros hacia atrás.
Cuando intentaba incorporarme, noté de nuevo al enfurecido gigante justo a mi espalda, el cual volvió de nuevo a la carga, dándome sendos golpes que apenas pude reducir usando mis brazos, ya que no tenía la energía suficiente como para volver a usar haki de nuevo y mi brazo derecho no era de mucha ayuda en aquél estado.
De nuevo, tras la avalancha de golpes, el gigante emitió un nuevo grito, bastante más leve que el primero, y lanzó su puño hacia mí. Respondí al igual que en el primero, chocando éste contra el suyo, sólo que esta vez no pude aguantar más de un par de segundos la fuerza del gigante, despidiéndome el golpe unos metros y creando una onda expansiva de varios metros.

Choqué contra uno de los muros de las casas cercanas, cayendo algunas tejas al suelo. Quedé sentado en el suelo a la par que ojeaba al resto de humanos allí presentes. Mi banda estaba peleando contra rivales más que dignos, y yo sólo había acabado con uno de los gigantes mientras el otro se disponía a hacer lo propio conmigo.

Me levanté notando entumecido todo el cuerpo, a la par que notaba un cada vez más incipiente hormigueo en el brazo derecho. Sangraba ligeramente por la boca, pero la voluntad de un guerrero puede mucho más que un par de contusiones y algo de sangre. Bien es sabido que en Elbaf tienen un código de honor admirable, pero si algo es más admirable que el propio código, es sin duda enfrentarse a un gigante en persona. Medir fuerzas con él y notar cómo una especie superior a la humana, se bate con otra que a su vez también lo es.

”Si no acabo esto pronto, lo acabarán por mí”

Estiré un poco el brazo y adopté de nuevo una pose defensiva, esperando que el gigante diese de nuevo el primer paso. Tenía bastante claro qué hacer, y esperaba que saliese bien, tanto por mi bien como por el de mi banda. Después de todo, si un integrante de la banda moría, también lo hacía la esencia de ésta, al menos parcialmente.

Me crují los nudillos lanzando una mirada desafiante contra el gigante, haciendo apego a todo el espíritu que me quedaba, que sería sin duda el pilar base de la batalla.
Nunca me habían dado una hostia como las de aquél gigante. Picaba ligeramente más que la de un humano, la verdad. Y ahora el gigante estaba lleno de ira, lo cual no me dejaba en mejor posición. Cobraría bastante, sí, pero aún confiaba en una victoria.

El gigante comenzó a correr hacia mí cuando se encontraba a veinte metros, pero de repente cesó su carrera al ver a un marine que se acercaba.

- Gracias, Vinn, puedes recoger a tu compañero y a los marines que veas por el camino, ya me encargo yo de este.

- Si no te importa, caballero maleducado, este gigante y yo teníamos algo entre manos. - Espeté al misterioso nuevo hombre, aunque el gigante pareció ignorar mis palabras, dando media vuelta y acercándose al otro gigante a la par que iba recogiendo marines del suelo, ya fueran heridos, aturdidos o muertos.
- Cada uno tiene su función, y la mía es evitar que lesiones a nadie más.
- Con lo bien que me lo estaba pasando…

Un incómodo silencio de más de cinco segundos me dió a entender que el marine no sería el que daría el primer paso. Con cierta resignación, me acerqué a él, teniendo en mente que debía ser un cargo bastante alto como para tener la decisión de tener un enfrentamiento directo conmigo, cuando podía haberse aliado con el gigante y vencerme más rápidamente.

Empecé la ofensiva con una serie de golpes básicos intentando ver cómo el marine reaccionaba. Empezó a esquivarlos con una facilidad pasmosa, tanto, que por puro orgullo empecé a potenciar cada vez más los ataques, despidiéndolos a una mayor velocidad. Pero el resultado era el mismo.
Cuando bajé levemente la guardia, el marine golpeó mi rostro con el puño, aunque lo hizo con poca fuerza, quizá a modo de advertencia.
Dí un paso hacia atrás y le miré a los ojos.

- ¿Has venido aquí a jugar?
- Un poco. Voy a jugar contigo hasta que me canse y después, te humillaré.

Miré de reojo al resto de mis aliados, consciente de la poca probabilidad que tendría de una ayuda de su parte y centré mi mirada en mi oponente.

- Demuéstrame de qué eres capaz- - Finalicé concentrando las partículas de líquidos de mi cuerpo sobre los puños y esperando el mínimo fallo del humano para asestar un duro golpe.

”Percibo demasiada fuerza de mi rival”
Luka Rooney

Mensajes : 541
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm101/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (101/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm282212/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (282212/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Therax Palatiard el Jue 26 Oct 2017 - 21:48

«¿Pero qué…?¿Gigantes?», pensó Therax, alarmado al ver a aquellas moles emerger de a saber dónde. Era evidente que el despliegue que había hecho la Marina para darles caza era considerable. Sin embargo, no podía evitar preguntarse si habrían recibido algún chivatazo de alguien. ¿Pero quién? Para él era impensable que alguien de la banda fuese un traidor, así que no tardó ni un segundo en descartar esa idea de su mente.

Justo el mismo tiempo que necesitó una bala de cañón para atravesar la taberna en la que se había encontrado hasta hacía unos instantes. Debía haber dañado algún punto de la estructura, porque todo comenzó a derrumbarse un momento después.

-¿Algo más? –dijo el espadachín, en voz alta en esa ocasión. Zane parecía estar bastante ocupado con un gigante, pero no tardó en cambiar de enemigo y enfrentarse a uno de los marines que había hablado al llegar al bar.

Como si alguien hubiera oído su pregunta, un estruendo en algún lugar precedió al impacto de algo junto a sus pies. Therax, que se disponía a dar un paso hacia delante para enfrentar a los marines que había ante él, se vio obligado a detenerse para tratar de localizar de dónde procedía el disparo.

Se había abierto un claro en los marines que rodeaban el establecimiento, y desde el centro del mismo una chica rubia apuntaba en su dirección con una pistola. Therax clavó fríamente sus ojos azules en ella. No se podía negar su atractivo, pero el hecho de que pretendiese darle caza le restaba cualquier atractivo. «Me sé de uno que no le haría ascos ni por ésas», se dijo durante un segundo, pero cuando la marine alzó la pistola para apuntar a su torso se vio obligado a centrarse.

-¡Quieto! Quedas detenido. Se te acusa de diversos delitos; piratería entre ellos. He fallado el primero intencionadamente, pero no volveré a hacerlo –dijo con voz firme y, para el gusto del rubio, con un exceso de formalidad.

El resto del grupo debía confiar en ella, porque se fue para prestar apoyo en la captura del resto de los piratas. Therax no se lo pensó, de manera que unas grandes alas azuladas brotaron de su espalda, pasando todo su cuerpo a estar recubierto de una energía del mismo color.

Su Haki de observación, el cual había centrado en la rubia, le avisó de que no tenía pensado continuar con la conversación. En consecuencia, saltó hacia un lado y se propulsó a toda la velocidad que pudo para evitar los proyectiles que la marine estaba por comenzar a lanzarle.

-Quedas detenido por Elisabeth Hawkeye, capitana de la Marina –informó, pronunciando cada palabra al tiempo que apretaba el gatillo. Ninguna de las balas llegó a hacer diana, pero faltó poco para que varias de ellas le alcanzaran.

Cuando el percutor dejó de accionarse, el espadachín cambió de dirección y se lanzó hacia ella. Cuál fue sorpresa al comprobar que se apartó con una agilidad sorprendente para, justo después, desenfundar otro arma con la mano libre y volver a dispararle.

Milagrosamente, consiguió interponer la guardia de Byakko para frenar el primer proyectil, y a continuación repitió el proceso que había efectuado durante la primera ráfaga. Sin embargo la rubia anticipó su trayectoria, logrando que dos balas lacerasen el costado del domador. Therax se detuvo en seco a causa del dolor, provocando que el último proyectil se dirigiese a un lugar en el que él nunca estaría. «Tiene un buen Haki», observó en su fuero interno. Contempló por un momento sus heridas. Sangraban, pero no habían afectado a ningún vaso importante ni habían causado daños fatales.

-Te voy a dar una última oportunidad –comentó la agente de la autoridad-. Quítate esa cosa azul y vuelve a guardar tus espadas. Seré buena, lo prometo.

Como no podía ser de otro modo, el domador se rehusó a dejarse atrapar por alguien con esas ínfulas. Dio un potente salto hacia atrás, el cual debió coger por sorpresa a la rubia, ya que no hizo ni el amago de disparar.

No obstante, cuando Therax volvió a detenerse la chica volvía a apuntarle. «No tendría que haberme alejado. Desde la distancia es mucho más efectiva que yo», se reprendió en su fuero interno.

Antes de elevarse, lanzó sendas ondas cortantes en su dirección. Cuando estimó que éstas le dificultarían la visión, dio un poderoso salto y aleteó para quedar suspendido a varios metros de altura. La capitana Hawkeye disparó a ambas ondas, haciendo que éstas desaparecieran. ¿Qué tendría aquella munición como para permitirle hacer algo así? «Tal vez canalice su energía a través de su pistola del mismo modo que yo lo hago en mis espadas», razonó para, acto seguido, comenzar a moverse con el objetivo de no ser un blanco fácil.

-Con que quieres jugar, ¿no? –dijo la rubia desde abajo, enfundando sus armas y descolgando de su hombro una funda. Therax no sabía qué podría haber allí, pero tampoco quería averiguarlo. En consecuencia, se lanzó en picado hacia la tiradora. Sin embargo, ésta volvió a sacar una de sus pistolas y comenzó a dispararle, obligando al rubio a cambiar su trayectoria y apartarse. ¿Cómo podría acercarse a ella?
Therax Palatiard

Mensajes : 1026
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm104/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (104/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm295995/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (295995/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Noximilien el Dom 29 Oct 2017 - 1:51

Los gigantes eran rivales aterradores, difíciles contrincantes incluso para Zane. Por otra parte el enmascarado  se enfrentaba a contrincante de su mismo tamaño para su agradecercer.
En aquel instante, una bala de cañón atravesó todo el local y este comenzó a derrumbarse como un castillo de arena.  Los marines de dentro no dudaron en hacer una retirada estratégica a fuera del edificio al igual que los Arashi y los trabajadores del local. Nox, lógicamente, no iba a quedarse allí. A punto de salir de ahí, pudo escuchar cómo había alguien aun dentro.  Una de las camareras había sido golpeada por los primeros escombros y se había torcido el tobillo.

El enmascarado miro a la chica, luego a la salida, y así otras dos veces.

- Me cago en la puta,  soy demasiado viejo para tener principios –se quejó a sus adentros mientras entraba rápidamente.

Sin perder tiempo, se acercó a la chica y la cogió en brazos. Se había desmayado en el último momento. Un poco más y el enmascarado no la hubiese podido oír. Los escombros siguieron cayendo hasta que se derrumbó de lo que quedaba del establecimiento, pero por suerte pudo salir en el último segundo. Dejo el cuerpo inconsciente de la joven en el suelo. Pudo notarse como había humedad en su cabeza. Estaba sangrando, en otras partes también. Había sido inevitable que algo no le diese mientras escapaba. Podría haberse vuelto tangible, pero hubiese supuesto que los daños le diesen a la señorita que había llevado en brazos. Estos golpes iban a dolerle una buena temporada.

Dispuesto a seguir con la pelea, con la espada otra vez desenfundada,  un cuchillo le paso de largo. Cuando vio al frente de nuevo una mujer cargo contra él, con otro cuchillo de cocina, haciendo que su filo chocase con la de la espada del enmascarado. De pelo corto y unos ojos carmesís que le fulminaba con una mirada inquietante.

- Llevo todo este rato pensando en que si eras una maquina o un hombre, pero ver que puedes sangrar… Me ha puesto los pelos de punta… -dijo aquella mujer, con tono casi erótico, como si lo estuviese disfrutando del estado del enmascarado-. Voy a disfrutar ver como una escoria como tú suplica piedad como un perro.

- Ya, puede que te vaya el rollo dominatrix, pero vas lista si cre… -Nox no pudo terminar la frase, aquella chica le había clavado un bisturí en el costado del abdomen con la mano libre-. Pero será hija de puta…

Aquella mujer empezó a retorcer el bisturí, lo cual Nox solo pudo retorcerse de dolor mientras forcejeaba con el cuchillo que tenía en la otra mano. El dolor le supero y acabo de rodillas intentando aguantar aquel sufrimiento. Finalmente cayó al suelo cuando su contrincante le dio un veloz puntapié en la cara. La mujer se sentó encima de él a la vez que soltaba una peqeuña risa de maniaca.

- Es hora de que veamos esa cara de dolor… -dijo mientras acercaba su mano a la máscara de Nox dispuesta  a quitársela.

En un último instante, aprovecho para sacarse el bisturí, aun clavado en su abdomen, e intento darle. Consiguió lo suficiente como para apartarla a bastante distancia.  Le sangraba la mejilla por el corte que le había provocado el enmascarado, pero solo respondió con una sonrisa y su lengua lamiendo su propia sangre.

- Intenta tocar otra vez la máscara… -exclamo Nox, mientras se levantaba, apoyándose en su espada. Luego con esta apunto a su adversaria-.  Y lo tuyo parecerá un juego de críos comparado con lo que te haga.
Noximilien

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm55120/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (55120/1000000)
Berries: 166.666

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. SlDBEi2

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Rose D. Alviss el Dom 29 Oct 2017 - 16:12

Si en el combate cuerpo a cuerpo la cosa no iba bien, tocaba pasar a distancia, aunque no fuera su especialidad. Saco dos dagas arrojadizas, con intención de usarlas para matarles aprovechando la cobertura que le daba la barra del bar. Al incorporarse vio que los marines ya cargaban hacía él saltando, por suerte, los pillo en el momento clave y pudo esquivarlos, pasando al otro lado de la barra. Si hubiera sido sólo uno, hubiera caído como hizo con su primera víctima en esta contienda.
La suerte todavía le sonreía, ya que el rival que tenía más cerca había clavado la katana en la barra con demasiado ímpetu, ya que le costó sacarla, esos segundos me brindaron la oportunidad de lanzarle una de mis dagas antes de que el segundo marine, consciente de la situación, llegará a atacarme para salvar la vida de su camarada. Mi daga se hundió en el pecho de aquel individuo para segarle la vida pocos segundos después.

El que quedaba le empezó a invadir la rabia e ira, me atacaba sin tregua y con mayor fuerza que antes, pero sus ataques eran muy predecibles, permitiéndome poder esquivarlos con cierta dificultad y valiéndome de la daga que me quedaba en la mano zurda mientras tenía la diestra en la cintura, esperando el momento exacto para sacar mi arma. En una de tantas acometidas del rival, descuidó demasiado la defensa, pude desfundar a Korubo y herirle plegando dicha arma. Retrocedió unos metros y soltó su arma. Me acerqué a él, le quité la daga que tenía clavada y le corté el cuello para acabar con su sufrimiento.
Recuperé la otra daga y antes de que pudiera decidir mi siguiente objetivo, algo impactó en el bar provocando que se empezará a derrumbar, lo más probable es que fuera un cañonazo, pero no descartaba que fuera hecho por una persona.
El bar empezó a estremecerse, tuve que agarrarme a la barra para evitar caerme al suelo. Todos los que estaban dentro empezaron a salir despavoridos, yo tenía un pequeño problema: estaba en la otra punta de la puerta.
Me disponía a echar por patas cuando mi camarada gyojin me cogió del brazo, hecho que me sorprendió un poco, a pesar de ser de la misma banda, no habíamos tenido ninguna conversación de ningún tipo.

Mi teoría de que su raza tiene más humanidad que la mía va ganando fuerza. Pensé mientras me llevaba afuera, a la par que el bar empezaba a derrumbarse.

A cada segundo la situación era más crítica, Luka me agarró con ambos brazos, me miró a los ojos, se disculpó de antemano y me lanzó fuera del bar con una fuerza sobrehumana.

El establecimiento se derrumbó por completo, yo estaba fuera, algo desorientado por como salí de allí. ¿A quién se le ocurriría destruir el establecimiento con tu gente dentro? Es cierto que nosotros estábamos dentro, pero había marines, aunque sólo eran los más novatos... a ojos de ellos los prescindibles... y ya habíamos liquidado a un buen número de ellos... pensándolo bien han hecho muy bien.

Tengo que acordarme de invitarle como mínimo a un par de cervezas. Me dije a mis adentros mientras veía a Rooney fuera del bar de una pieza.

Aunque mi desorientación no me permitía ver bien, observé a mi alrededor como iba la contienda, no veía apenas algún uniforme marine en el suelo, ya que los colores los distinguía bien, por lo que intuí que sólo quedaba la artillería pesada de la marina. Para mí sorpresa pude ver dos moles con forma humanoide en la batalla, siendo probablemente gigantes.

- Quedas detenido... soy el Teniente Rampo Holmes... en nombre de la marina suelta tus armas... y entrégate de forma pacífica.- Me dice con voz temblorosa uno de los marines que queda.

Su voz viene por mi espalda, por lo que me di la vuelta. Era un chaval, de mi edad aproximadamente y altura similar, pelo negro, tez blanca, ojos verdes, lleva sombrero y traje a juego de color marrón, chaleco y zapatos negros, camisa blanca y la verdad no parecía tener mucha masa muscular. A primera vista parecía más un adolescente que iba al instituto que un marine.

- Primero, tendrías que haberme arrestado o matado cuando estaba en el suelo y segundo, pero hombre, ¿en serio crees que me voy a rendir cuando eres tú a quién le tiemblan las piernas? No me hagas perder el tiempo.- Le espeté, visiblemente cabreado. Era un novato, sí, pero dudo mucho que ellos lo supieran y salí vivo del bar, lo que implica haber acabado con algunos marines.

Sin pensármelo dos veces, desenfundé Korubo y me lancé a por él, para acabar cuanto antes. Esquivó todos mis ataques con cara de pavor y sin contraatacarme. Pasado un tiempo paré, viendo que era inútil y una pérdida de tiempo. Tras unos segundos de silencio incómodo, Holmes en su primera acción ofensiva me lanzó una piedra que había en el suelo, con poca fuerza, fácil de esquivar.

- ¿¡Una piedra, EN SERIO!? Madre mía como está el patio.- Le dije a modo de bronca mientras lo esquivaba.

Me desplacé para evitar su golpe y pude ver a Luka enfrentándose a los dos gigantes el sólo. Viendo que este chaval no merece la pena dedicarle ni un minuto más de mi tiempo, me dirigí hacía el combate de los no humanos, consciente de que no iba a ser de gran ayuda, pero era un 2 vs 1 y quizás podría distraer a uno de los gigantes, para que el gyojin se aprovechara de ello, y que mi especialidad era ser escurridizo. En mitad del camino, sentí el impacto de algo contundente en mi nuca, me giré mientras el dolor y el picor invadía mi cogote y era el chaval ese, que parece ser que se armó de valor para lanzarme otra piedra con más fuerza que la primera.

- Te vas a enterar.- Le dije con el orgullo herido. -¿Quieres una pelea de lanzar objetos? Yo te voy a dar una pelea de lanzar objetos.

Guardé a Korubo y me arme con mis dagas arrojadizas. Empezó la batalla a distancia, pero con el mismo resultado, las primeras armas blancas que le arroje las esquivó por poco y visiblemente con miedo. Esto me recordó a mí mismo, que en Water 7. Fingía estar acojonado mientras me enfrentaba a mi rival para que bajará la guardia y demás. Pero estaba totalmente seguro de que su rival se estaba meando del miedo que tenía encima.

- ¡DEJA...DE...HUIR...MALDITO...COBARDE!¡QUEDATE...QUIETO...!- Gritaba mientras lanzaba dagas, a daga por palabra.

Me lo esquivaba todo y me estaba quedando sin munición, ya había arrojado más de la mitad y empezaba a llegar a la conclusión que este chaval poseía eso del haki que me explicó mi odiado padre antes de que nos abandonar. Para evitar quedarme sin armas, volvía a desenfundar a Korubo y pasé a cuerpo a cuerpo, no con la intención de dañarle así, sino para recuperar mis armas, aunque si conseguía encajarle un golpe, eso que me llevaba.
Mientras corría hacía él, me empezó a lanzar todo lo que tenía a mano, piedras, trozos de madera del bar e incluso un boli, un maldito bolígrafo. Paré y esquivé todo salvo una piedra que me impacto en el brazo izquierdo y dicho boli, ya que directamente lo obvié.
Y volvíamos al principio de la batalla, yo con mi espada atacando y él esquivando y llorando por dentro, pero entre estocada y estocada, aprovechaba para coger las dagas que había en el suelo. En uno de esos momento, cuando yo iba a coger una de mis armas blanca, se adelantó y me la lanzó, hundiéndose en mi hombro izquierdo.

Maldito mocoso... Pensé a la par que lo maldecía una y otra vez.

Pero en vez de envalentonarse y pasar a la ofensiva, echó a correr.

- ¡JOODERR DEJA DE HUIR!- Le grite mientras corría persiguiéndole.

El teniente no era tonto, huía pero evitaba pasar cerca de las demás contienda, para evitar sufrir daños colaterales, por lo que la persecución se alejó del foco de la batalla. Tras unos minutos corriendo, nos acercamos a uno de los dos gigantes, que se llevaba a los heridos, incluido al otro gigante, lo que me alegro, ya que Luka no estaba entre ellos y su rival parecía cabreado, en caso de haber ganando, estaría contento.
Holmes se escudó detrás de él, me acercó, pero cometí el garrafal error de olvidarme del gigante, este me ve y me da un revés con su mano zurda, como si fuera una mosca que intenta apartar, me dio de lleno y me estampa hacía la pared de una casa que había al lado.
Rose D. Alviss

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 21/06/2017
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm47/150[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 3qaWnZm39350/1000000[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. 9h2PZk8  (39350/1000000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

[Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda. Empty Re: [Pasado][Privado-Arashi no Kyoudai] Traición en la Isla Esmeralda.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: El paraiso :: Alta mar

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.