Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7393)
 
Nocturne93 (5327)
 
Lion L. Kai (3100)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2265)
 
Webmaster (2245)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.
Últimos temas

Aleksandar. Datos del vagabundo

Ir abajo

Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Aleksandar Mostovoi el Jue 28 Dic 2017 - 13:48

Datos Esenciales:

Experiencia: 1500

Nivel: 8

Nombre: Aleksandar

Apellido: Mostovoi

Apodo: Alek. El vagabundo.

Presencia: Guerrero dividido

Alineamiento: Caótico - Neutral

Raza: Humano

Sexo: Masculino

Edad: 25

Facción: Pirata

Rango/Empleo: Pirata Desconocido

Recompensa:

Rango social: Bajo

Banda, Flota o Brigada:

Clase:
Espada errante +5:


Maestría: Ámbitos

Nivel 10: Velocidad 1, Agilidad 1, Reflejos 0, Poder de Destrucción 0, Sigilo 0
Nivel 15: Velocidad 1, Agilidad 1, Reflejos 1, Poder de Destrucción 1, Sigilo 0
Nivel 20: Velocidad 2, Agilidad 2, Reflejos 1, Poder de Destrucción 1, Sigilo 0
Nivel 30: Velocidad 3, Agilidad 3, Reflejos 2, Poder de Destrucción 2, Sigilo 1
Nivel 40: Velocidad 4, Agilidad 3, Reflejos 3, Poder de Destrucción 2, Sigilo 1
Nivel 45: Velocidad 4, Agilidad 4, Reflejos 3, Poder de Destrucción 2, Sigilo 2
Nivel 50: Velocidad 5, Agilidad 4, Reflejos 4, Poder de Destrucción 2, Sigilo 2
Nivel 60: Velocidad 6, Agilidad 5, Reflejos 5, Poder de Destrucción 3, Sigilo 3
Nivel 70: Velocidad 7, Agilidad 6, Reflejos 5, Poder de Destrucción 3, Sigilo 3
Nivel 75: Velocidad 7, Agilidad 6, Reflejos 6, Poder de Destrucción 4, Sigilo 3
Nivel 80: Velocidad 8, Agilidad 7, Reflejos 6, Poder de Destrucción 4, Sigilo 3
Nivel 90: Velocidad 9, Agilidad 8, Reflejos 7, Poder de Destrucción 5, Sigilo 4
Nivel 100: Velocidad 10, Agilidad 8, Reflejos 8, Poder de Destrucción 5, Sigilo 4
Nivel 105: Velocidad 10, Agilidad 9, Reflejos 8, Poder de Destrucción 5, Sigilo 5
Nivel 110: Velocidad 11, Agilidad 9, Reflejos 9, Poder de Destrucción 5, Sigilo 5
Nivel 120: Velocidad 12, Agilidad 10, Reflejos 10, Poder de Destrucción 6, Sigilo 6
Nivel 130: Velocidad 13, Agilidad 11, Reflejos 10, Poder de Destrucción 6, Sigilo 6
Nivel 135: Velocidad 13, Agilidad 11, Reflejos 11, Poder de Destrucción 7, Sigilo 6
Nivel 140: Velocidad 14, Agilidad 12, Reflejos 11, Poder de Destrucción 7, Sigilo 6
Nivel 150: Velocidad 15, Agilidad 13, Reflejos 12, Poder de Destrucción 8, Sigilo 7


Oficios: Historiador - Asaltatumbas, Cronista y Antropólogo.

Akuma no mi:

Mar e Isla de Origen: East Blue. Shimotsuki

Sueños: Alek asegura que si algún día reune una fortuna, gastará cada moneda en mandar a construir una mansión subterránea plagada de trampas que cambien constantemente para que él viva ahí. Pero en realidad es solo una broma. Lo único que desea con todo su corazón y mentalidad infantil es vivir una vida repleta de aventuras. Aunque siendo un poco más específico, Aleksandar quiere completar una colección, cualquier cosa mínimamente relacionada con una antígua orden de caballeros al parecer extintas, incluyendo las armas de estos que, sin saber por qué, acabaron esparcidas por todo el Grand Line.

Miedos: A parte de tener una fobia incontrolable a las avispas, Alek teme llegar a descubrir algún día toda la verdad sobre la historia a la qe dedica su vida a investigar y que esta revelase algo terrible. Tampoco soporta la idea de llegar a morir sin completar este puzle sin piezas.

Datos Escénicos:

Descripción Física:

  • Descripción general: Cualquiera que lea cuentos infantiles ilustrados que hablen de algún héroe vagabundo podrá comparar a Alek con uno de ellos. Pelo rubio oscuro, de media melena totalmente desaliñado salvo ocasiones en las que lo ata con una cinta verde, una pequeña barba sin ton ni son que además es más clara por la parte de la perilla, destacando un rubio claro brillante sobre los laterales más oscuros, delgado a causa de no alimentarse demasiado bien (por lo que su peso debe rondar como mucho unos 60kg, si no menos), unos ojos de color azul verdoso que destacan allá donde vaya y unas ropas desgarradas y viejas con más de un jirón. Así es Aleksandar, un atractivo y joven vagabundo. No es especialmente alto, supera por poco el metro setenta y tiene un tono de piel bastante claro, asegurando que no es de los que se ponen morenos sino que se queman cuando toman el sol.

  • Marcas personales: Por debajo de los ojos y siguiendo una pequeña línea en dirección a sus pómulos, resaltan unas finas marcas rojizas, más bien color piel rosada, que acompañan a las delgadas líneas que cruzan por ahí, tampoco es que salten mucho a la vista, pero ahí las tiene. Por lo demás no tiene nada más destacable que su barba, del mismo color del trigo dorado que su cabello con la excepción de la perilla, que tiene un colo mucho más claro.

  • Indumentaria habitual: Un montón de trapos de cocina usados tendrían un aspecto más presentables que las ropas de Alek. Una camiseta con las mangas rotas que en algún momento anterior podría haberse dicho que era blanca, ahora es más bien de un mugriento color amarillo pálido, sucia y algo deshilachada. Unos pantalones con varios agujeros y costuras rotas pero con los bolsillos milagrosamente intactos (por suerte para él) y unas pesadas botas desgastadas a la que le faltan sus cordones originales que han sido sustituidos por trozos de cuerda, marañas de hilo o fibras de plantas resistentes. La única de sus prendas que no está tan hecha polvo es su chaqueta de mezclilla, debido a que... bueno, a que es de mezclilla. Pero por desgracia la mezclilla no es un material que destaque por lo bien que aisla del frío.

Descripción Psicológica:

  • Psicología: Vivir solo y sin recursos por elección propia (una muy mala y poco planeada), comer de restos de la basura o de la caridad humana o de peces lo suficientemente torpes para dejarse pescar, y el hecho de no haber tocado una moneda en muchos años puede volver a mucha gente huraña y arisca... Pero no es el caso de Aleksandar. Algo no funciona bien del todo en su cabeza (y se alegra por ello) para que siempre sepa tener una sonrisa en la cara y encontrarle el lado bueno a todo. Sabe como hacer que la gente no le de importancia a su apariencia y se fijen solo en su carisma natural. Tiene una facilidad increíble para caerle bien a casi todo el mundo lo que le resulta de utilidad para que le dejen subir a bordo de alguna que otra embarcación en busca de pastos más verdes.

    Si bien ha vivido apartado de cualquier cultura que enseñara valores tales como el honor, Alek parece comportarse como si hubiese nacido en el seno de una familia de samurais. El respeto, el honor propio, la confianza y la sinceridad son nociones que Alek se repite a sí mismo como una especie de mantra. Aunque lo de la sinceridad fué más bien una lección aprendida a base de palos. Al vivir sin nada tenía que aprender a vivir como fuese, hacer cualquier cosa por llevarse algo al estómago, cualquier tipo de estrategia o artimaña... Salvo mentir, pues algo tiene en esos ojos, algo asquerosamente fuera de lugar en esos bonitos y malditos ojos que siempre le delatan. Es como si sus ojos hablaran por sí solos para todo, como si realmente tuviera una maldición. En un interrogatorio sería más fácil sacarle la información mirándole a los ojos que esperando a que responda (siempre que se traten de preguntas que se puedan responder con Sí o No).

    Otra cualidad a destacar es que es un bromista. Tiene un gran sentido del humor y hace bromas cada poco tiempo, la mayoría usando el sarcasmo. Aunque como la mayor parte del tiempo no habla con nadie, es como si compartiese sus chistes con él mismo.

  • Gustos: No es que sea la viva personificación de un amante de los animales, pero si hay criaturas que consiguen derretir su ya de por sí tierno corazón de vagabundo esas son las aves. Le encantan los pájaros, sobre todo los loros pequeños.

    En cuanto a comida es un fanático de cualquier cosa con abundante picante o curry, y por supuesto del curry picante. Le encanta que su lengua arda debido al picante, pero tampoco es muy exquisito con la comida, puesto que ha pasado mucha hambre toda su vida y cualquier cosa que le pongan por delante le sirve.

    Pero si hay algo que le guste por encima de cualquier cosa, es meterse en cuevas, cavernas, mazmorras, templos derruídos o edificios abandonados o en construcción, o en bibliotecas antíguas... todo lo que tenga fama de "no entres ahí" y "peligro, derrumbamientos". Todo lo que le suponga un puzle o reto de obstáculos sencillamente le entusiasma.

  • Desagrados: Por lo general Aleksandar es un chico que no tiene ningún tipo de repudio, salvo que le digan que la comida pica y no sea así... O eso dice él. Realmente hay cosas que le sacan de sus casillas, especialmente la gente que desconoce lo que significa "tratar a alguien con respeto". No se suele meter donde no le llaman pero en cuanto ve que a alguien se le va la mano (la pierna o lo que sea) o tratan con desprecio a alguna persona, aunque no la conozca, sencillamente se enerva y pierde los estribos. No es capaz de contenerse y se tiene que meter por medio, a soltar una lista interminable de palabras tan obscenas que le colocarían a él como la definición principal de "Malhablado". Obviamente esto lo hace para buscar pelea y tener un motivo para reventarle los dientes en una lección de educación al susodicho. Él mejor que nadie sabe lo que es pasarlo mal en la vida y sabe que todo el mundo tiene su propia lucha con el día a día y que tienen que soportar suficiente mierda como para que venga alguien a tratarlos con la punta del pié, como han hecho con él cientos de veces.


Habilidades:


  • Si hay algo que compense su "profesionalidad" para meterse en problemas, es que es, increíblemente, todavía mejor escapando de ellos. Tan rápido se mete en un lío igual de pronto sale. ¿He abierto la boca demasiado deprisa? Mentira. ¿Que no controlo la lengua? Lo que pasa es que no me he explicado bien. ¿Qué quieres decir con que está prohibido entrar? Oh, discúlpeme, no había visto el cartel. Sí, sí, hablo de ese cartel en letras grandes rojas, no lo había visto.

  • Podría llegar a ser un gran ornitólogo, pues conoce las costumbres y los hábitats naturales de muchas aves y le entusiasma observarlas.

  • Ay, esa encantadora sonrisa suya... Levantaría los ánimos a cualquiera. Sería capaz de contagiar su alegría a una persona con depresión a la que le hayan recetado antidepresivos porque se le ha muerto esa mañana su querida mascota en sus brazos.


Torpezas:


  • Es un gran experto en meterse en líos. Su don innato para meterse donde no le llaman y sufrir las consecuencias que acarrea es envidiable... Si es que se puede llegar a tener envidia de semejante estupidez. Pero sí, no se puede negar que la facilidad de Alek para complicarse la vida es digna de contarse en libros.

  • No sería capaz de aguantar una jornada completa de un trabajo normal sin que le llamen la atención por haber hecho algo mal. Está en su naturaleza no darse cuenta de que algo va mal y que debería echar al menos un vistazo. Esa iniciativa que hace falta... él no la tiene.

  • Es más cabezota de lo necesario. Mucho más de lo necesario. A muchas personas les resulta evidente que hay cosas que, o bien no pueden o no deben hacer... Alek es incapaz de aceptar que hayan sitios en los que no le dejen poner un pie, o conversaciones a las que no está invitado, o alguna carrera de obstáculos (o mazmorra) demasiado peligrosa para cualquier persona que aprecie mínimamente su vida. Si quiere algo va a por ello, pero es incapaz de ver que va a fracasar. Ni a base de golpes aprende.

  • Ligar: Es ridículamente torpe a la hora de entablar una conversación con alguien que le interese sexualmente y llevarla por el camino de "esas" intenciones. A su vez parece que tenga una venda en los ojos cuando le lanzan indirectas. Ya podrían levantarle un letrero de neón que rece "F****** joder" que si va dirigido a él sería incapaz de verlo.


Historia:

-¡Aleksandar, baja de ahí ahora mismo antes de que te hagas daño!

East blue, villa Shimotsuki, una fría noche de lenta nieve, enfrente del dojo, un bulto envuelto en gruesas mantas. Eso es todo lo que Aleksandar escuchó sobre la primera vez que lo encontraron, tampoco necesita saber mucho más.

Criado con toda la dedicación del mundo por una familia de la villa que decidió ver aquel niño abandonado como un regalo de los cielos, al ser incapaces de tener hijos, Alek puede presumir de haber tenido una infancia bastante feliz. Pese a saber que aquella mujer que le gritaba preocupada por su seguridad no fué quien le engendró, (lo cual no era difícil de saber, puesto que tanto ella como su marido tenían el cabello del color del carbón y los ojos tan oscuros como la misma noche, mientras que su cabello tenía el color dorado del trigo y los ojos eran un reflejo del azul del mar) Alek la quería con todo su corazón y nunca le dió la más mínima importancia a aquella tontería sobre quién era o quién no su familia biológica.

Ahí estaba, con sus apenas siete primaveras encaramado a uno de los árboles más altos de toda la aldea, disfrutando de la sensación de estar, de algún modo, en la cima de sus sueños. Claro que sus sueños no podían aspirar a más de momento, después de todo no era más que un crío. Un crío inquieto y casi hiperactivo, pero un crío al fin y al cabo. Un crío que vivía en los mundos de fantasía de su cabeza debido a los cuentos a los que su madre le había aficionado. Se decía a sí mismo que algún día llegaría a ser tan increíble como los héroes de sus cuentos favoritos, y que para ello tenía que dar pequeños pasos. El que le tocaba era llegar a trepar aquel árbol tan alto como pudiera.

-¡Aleksandar, no me hagas volver a repetirlo, baja!
-¡Ya casi lo tengo!
-Haz el favor de dejar a esa pobre criaturita tranquila. ¡Baja de una vez, no me obligues a subir a por tí!
-Jajajaja ¡Pero si eres muy torpe!

Estiró sus dedos todo lo que pudo, ardía en deseos de poder acariciar a un pequeño loro que había posado en una de las ramas del árbol. No fué sino al llegar arriba del todo cuando entendió por qué estaba ahí tan quieto. Estaba cuidando de su nido, protegiendo sus huevos, y en el momento en el que vió que aquel niño mono estaba acercando sus manos más de la cuenta, no se lo pensó dos veces para clavarle su curvo y afilado pico en el primer dedo que encontró. Del susto se encogió, perdió el equilibrio y cayó del árbol arañándose y siendo azotado con cada rama cual látigo que se interponía en su rápido y vertical descenso hasta el suelo.

Su madre alcanzó a sujetarlo antes de que se abriese la cabeza contra el suelo, pero lejos de que hubiese pasado lo peor, la mujer se quitó el zapato y le dió unos cuantos azotes en el trasero, como advertencia de lo que ocurriría cada subsiguiente intento de poner su vida en peligro como hacía solo un momento.
De modo que, no contento con acabar con sus ropas hechas jirones (cosa a lo que, sin él saberlo, se tendría que acostumbrar en un futuro), varias magulladuras por todo el cuerpo y un picotazo en el dedo, también tenía la roja huella de la suela del zapato de su madre en una de sus nalgas.

Y sin embargo, lejos de ponerse a llorar o de haberle cogido miedo a los sitios peligrosos o a los pájaros (a su madre desde luego que le tenía miedo), aquel crío inquieto y casi hiperactivo, se limitó a sonreír. Aunque no había acariciado a aquel bonito pájaro, aquello se podía considerar como tocarlo. Al menos, bajo su criterio.

Misión cumplida.

Los años pasaron. Cuando aquel niño tenía ya casi los once años, se vió preparado para practicar el arte de la espada en el mismo dojo en el que le encontraron. Su madre consideró aquello mucho menos peligroso que trepar árboles y montañas y colarse por grietas de cuevas, por lo que no le puso ninguna objeción.
No es que fuese precisamente un prodigio en aquel arte, tampoco se esperaba demasiado de un niño de diez años que acababa de empezar, pero su juego de piernas era considerablemente bueno, y aquello le gustaba. Había encontrado algo que se le daba bien, y por ello mismo puso un empeño destacable en el entrenamiento.

Sobra decir que su madre estaba incluso más contenta que él, pues había encontrado algo que lo mantendría ocupado y por ende, alejado de los precipicios. Ya tenía bastante con preocuparse por la seguridad de su marido, quien pasaba gran parte del tiempo fuera, pescando, incluso en noches de tormenta. No se podían permitir el negarse a trabajar, necesitaban el dinero y el pescado.

Un día su padre trajo consigo un pequeño regalo para Aleksandar, aquel niño que quería como si realmente fuese suyo (¿Y quién era nadie para decir lo contrario?). Un pequeño obsequio de uno de sus viajes a los puertos de islas vecinas. Se trataba de un viejo libro, un poco arrugado, un poco desgastado y que se notaba que no era precisamente de segunda mano, ni de tercera. De cuarta como poco, Pero aun así, se podía leer.

Una decisión brillante, todo hay que decirlo, a la hora de escoger el libro. Sabía que le gustaban las historias fantásticas, y sabía que ahora se estaba aficionando al kendo, y por supuesto sabía que le encantaban los pájaros. La silueta de una gaviota azul zafiro surcando los cielos estaba dibujada en la portada de aquel libro, cuyo contenido parecía ser una recopilación de informes sobre una orden de caballeros extinta hacía ya tiempo. Ni falta hace decir que Aleksandar se entusiasmó con aquel libro, que le llevaría a aficionarse a una  lectura más seria, a la historia antigua, y que, sin que pudiera sospecharlo de ninguna manera, sería el inicio de un cambio en su vida.

Continuaron pasando los años. Quince, dieciséis… Veinte. Veinte primaveras contadas ya por el joven de rubios cabellos. Su entrenamiento con la espada mejoraba de manera progresiva, su colección de libros iba en aumento… Y los problemas en su casa comenzaron a aumentar.

Desde hacía unos pocos años, su padre había sufrido una grave lesión en la pierna, que empeoraba cada día y amenazaba con ir a peor sin que nadie pudiera frenarlo… A menos que…

Con una sola pierna su padre no se podía permitir ir a bordo de un barco, por lo que tuvo que despedirse del trabajo que llevaba ejerciendo desde hacía tanto tiempo, y del sustento principal de la familia.
De algún modo, Alek se sentía culpable. Algo le decía que la razón por la que estaban pasando penurias en su casa tenía que ver con él… Y una bombilla se iluminó en su cabeza. Su madre hacía lo que podía, su padre poco podía hacer ahora… Mientras que él era sencillamente una boca más que alimentar, no aportaba nada a la ayuda de su hogar, a pesar de que sus padres insistieran en que él no era ni de lejos, un problema, y que bastante hizo por ellos apareciendo en sus vidas.

Pero eso era algo de lo que no podían convencerle con palabras. Por primera vez, su inapagable sonrisa no se aguantaba en su rostro, era como si de repente su cara hubiese dejado de brillar, como si aquella mezcla del dorado del sol y el azul del mar se hubiera ensombrecido.

Trataba de ocultar su preocupación sumergiéndose en sus libros, estirando su mente a los párrafos del negro sobre blanco, buscando escabullirse de la realidad. Pero tapar su rostro con hojas de papel no era suficiente para que no notaran que había pesar en su conciencia. Había dejado de asomarse a precipicios, de buscar cuevas, de asistir al dojo a practicar… No tenía animos para absolutamente nada.

Y sin embargo, no fué sino ahí, en esas hojas de papel, en esas líneas antiguas donde encontró una respuesta…

-¡Iré a surcar los mares!

Sus padres se miraron de soslayo, confusos por lo que acababan de escuchar.

-¿A qué te refieres, cariño?
-¿Quieres ocupar mi puesto en la tripulación? A los chicos no les importará enseñarte.

Una sonrisa triste en sus labios, tenía que soltarlo, a sabiendas de que tratarían de hacerle cambiar de idea.

-No. No hablo de ser pescador. -acercó su libro favorito a la mesa- Quiero viajar de isla en isla -el primer libro de su pequeña colección que no era un cuento de fantasía- estudiar historia antigua. -aquel libro tan viejo que le trajo su padre hacía ya tantos años- Remover el pasado y encontrar rastros de vidas pasadas… -Aquel libro con la gaviota azul zafiro- ¡Quiero ser arqueólogo!

Ni hablar. Ni en sus sueños. Ni por todo el oro del mundo iban a dejar a su hijo navegar por los mares sabiendo de buena mano los peligros que aquello acarreaba. Le dijeron todo aquello, pese a haberse dado cuenta de que no le iban a disuadir. Ahí estaba de nuevo, aquella sonrisa que no se borraba con nada, aquella sonrisa que traía el amanecer incluso con el sol tapado por las nubes. Aquella sonrisa tan brillante como la luz de un faro en una tormenta. Aquella condenada y bonita sonrisa…

-Si me voy, podréis estar más tranquilos. Una boca menos que alimentar. Y cuando sea un arqueólogo famoso y gane montones de dinero os lo enviaré.
-Alek, no puedes…

Sujetó las manos de sus padres, intentando torpemente rodear sus cuatro manos con sus delgados y largos dedos.

-Sabéis que es lo mejor para todos.

Esa maldita sonrisa que les arrancaba toda las penas y las dudas de sus almas… Y aquel fuego en sus ojos. Aquel fuego en esos preciosos ojos. Más azules que el mismo cielo, y más verdes que que los bosques a su vez. Aquellas esmeraldas sumergidas en el azul del mar ardían como mil soles.

Era imposible que le hicieran cambiar de opinión. Imposible. Lo sabían.

Y entonces, unas semanas más tarde…

-Prométeme que te cuidarás mucho.

El barco estaba soltando amarras.

-Lo prometo, mamá.

Pronto levarían anclas.

-Escríbenos todos los días.

Aquello era impensable.

-Os escribiré siempre que pueda, papá. -dijo sonriendo, mientras caminaba de espaldas por la pasarela.

-Y no comas solo porquerías, cuida tu dieta.

Eso no iba a pasar.

-Recuerda que vas a estudiar, no a meterte en líos.

No iba a ser tan sencillo.

-Me convertiré en un arqueólogo famoso, mi nombre recorrerá los mares en poco tiempo.

Mentira…

-En serio, cuídate muchísimo, y ven a visitarnos con frecuencia.



-De eso no te preocupes. Yo debería de preocuparme de cómo vais a sobrevivir sin mi.

Las anclas subieron.

-Te queremos, hijo mío, te queremos muchísimo.

-Y yo a vosotros. -acarició la cubierta de su libro favorito.

Y el barco zarpó.


Tan pocas cartas en tantos años, cartas en las que contaba que estaba bien, que no todo era tan sencillo como parecía pero que estaba muy bien, que no le faltaba nada. Que era un estudiante de arqueología aplicado. Que se pasaba los días estudiando. Que estaba muy ocupado… Tantas, tantísimas mentiras…

¿Qué podía hacer?
¿Cómo iba a contarles que apenas había dormido en una cama desde que se fué de casa? ¿Para qué iba a contarles que la mayor parte de su alimentación provenía de las buenas almas de unas pocas personas que sentían lástima por él?
¿Qué pensarían si les contase que en las pocas veces que había viajado en algún barco, la mitad de ellas había sido de polizón?
¿Qué ganaba con contarles que en aquellas pocas cartas que les enviaba se le iba el poco dinero que tenía? El dinero que con dificultad había ganado trabajando en sitios de mala muerte en el que lo contrataban a desgana. Y en donde de buena gana le mandaban a la calle.

Cinco años, cinco asquerosos años. Cinco malditos años en la miseria. Cinco años sin más pertenencias que la katana que le regalaron del dojo antes de irse, impoluta de no desenvainarla nunca, y su libro favorito, con la gaviota azul zafiro que surcaba las páginas de negro sobre blanco y que ya se sabía de memoria y que releía incontables veces, encontrando así asilo de su realidad.

Y con todo, aquella maldita sonrisa, aquella condenada y sincera sonrisa que nunca se borraba permanecía ahí, en su rostro. ¿Y por qué no iba a estar ahí? Sus padres no sabían por lo que estaba pasando, los pájaros seguían volando… Y él estaba vivo.

Sí, él seguía vivo, y el mundo lleno de ruinas que explorar, de secretos de vidas pasadas que deseaban salir a la luz. Tal vez la vida solo estaba calentando para el siguiente acto. Tal vez el próximo amanecer llegase con algún cambio, Y si no ese, tal vez el siguiente, o el siguiente… O...


Datos Bélicos:

Talentos:


  • ¿Talentos? Creo recordar que hablábamos de Aleksandar, esa palabra no existe en su manual de instrucciones... Bueno, si no contamos el hecho de que sabe poner pies en pólvora... No, no. No en polvorosa. En pólvora. Cuando se da la ocasión (o la necesidad) parece que le exploten bombas en las plantas de los pies y empieza a correr como un desquiciado. Es rápido corriendo, sin duda, bastante rápido... Aunque realmente no le pasa solo en las piernas, es rápido haciendo cualquier cosa que tenga que hacerse deprisa. Rápido pensando (pero más rápido actuando, llegando a veces a pensar en lo que acaba de hacer), rápido hablando, rápido moviéndose... Sí, la rapidez es un talento destacable en Alek.

  • Muchas veces se motiva más de la cuenta y se imagina que es uno de esos héroes que aparecían en los cuentos que le encantaba leer de pequeño, lo que le inspira a la hora de actuar.

  • Sabe reconocer una gran número de razas de pájaros. Parecerá una tontería, pero sabría reconocer el clima y las condiciones típicas de una zona solo viendo a los pájaros que habitan.


Ineptitudes: ¿Esto es realmente necesario? Nos podrían dar las uvas del año que viene antes de terminar con la lista. ¿Qué te parece si solo te cuento unas pocas y el resto las dejamos a la imaginación o que se descubran luego?


  • Falta de orientación en espacios abiertos. Si bien se siente como en casa dentro de un laberinto, en las calles de una ciudad, un bosque, en una ruta en barco, etc... Es como un pez fuera del agua.

  • Olvidadizo: ¿Quieres que memorice algo? Si no es de un tema que le interese ya puedes armarte de paciencia y explicárselo al menos 100 veces con todo lujo de detalle. O puedes ir por el camino fácil y olvidarte de él. En mi más sincera opinión y para resumir, si no le vas a hablar de un tema que despierte su curiosidad, tira la toalla, abandona toda esperanza o menciona algún pájaro en medio de la conversación, aunque sean detalles falsos. ¿Quieres mandarle a comprar comida? Dile que a las cotorras lunares del amazonas profundo les encanta comer de eso. ¿Quieres explicarle como arreglar una pared? Pues dile que los materiales que va a utilizar son los favoritos del guacamayo comepiedras... Recuerda, pájaros. O si no te sientes inspirado para hablarle de aves imaginarias intenta explicarle el asunto en cuestión como un reto de obstáculos, eso también funciona.


  • Déficit de atención: Te lo he dicho antes, que tienes de hablarle de cosas que le interesen para que te preste... ¡Oh mira, un pájaro!


Estilo de Lucha:
Nombre del estilo de lucha: Ken O Utsu

Descripción del estilo de lucha: El Iaido es un conocido arte marcial que se explica de un modo muy sencillo: Desenvaina. Ataca. Envaina. Aleksandar usa un estilo muy parecido al Iaido en lo que a su fundamento se refiere con una pequeña diferencia: En el Iaido siempre se procura atacar una sola vez, que sea un ataque bien ejecutado y acto seguido guardar la espada... Mientras que en el Ken O Utsu la espada se puede desenvainar en cualquier momento del combate pero solo cuando se da la ocasión.

Por lo general, Alek ataca con su arma en una mano pero sin desenvainarla salvo cuando vaya a atacar. Durante el desarrollo del combate dará cientos de patadas, puñetazos, cabezazos, y de seguro golpes contundentes con su espada envainada. Pero cuando solo cuando ve el momento oportuno, solo cuando es realmente obligatorio cortar, entonces es cuando desenvaina la espada, realiza un tajo o todos los que le de tiempo antes de que llegue el momento de envainarla de nuevo. Es como si no le gustase que los demás viesen su espada, o una manera de creerse a sí mismo más seguro de lo que está. Sea cual sea la explicación que quieras darle a por qué lo hace, lo cierto es que a estas alturas ni él lo sabe ya, solo es una costumbre.

Como sea, el Ken O Utsu se basa en una sola cosa: Desenvaina solo el tiempo necesario. El resto del tiempo tu espada es un palo y el resto de tu cuerpo es un arma.

Ámbitos:


  • Desenfundado rápido. De forma pasiva, mientras mueve su espada, si bien se puede ver con claridad la empuñadura, la vaina o incluso los movimientos de sus brazos, no es lo mismo con el filo en sí mismo. Atacando, Aleksandar ha aprendido a hacer que sus enemigos sean incapaces de ver la forma de la hoja, haciendo que parezca un borrón cromado en el aire. De forma activa, Alek es especialista en dejar al rival con las ganas de ver su espada desenvainada. Mientras tenga la espada desenvainada y siempre que lo que pretenda sea atacar, su Velocidad aumenta un 100%. 2 turnos de recarga. 2 turnos de duración.


Akuma no mi:
Nombre de la Akuma:

Clasificación:

Poderes:

Tabla de la Akuma:
Nivel 1:
Nivel 10:
Nivel 20:
Nivel 30:
Nivel 40:
Nivel 50:
Nivel 60:
Nivel 70:
Nivel 80:
Nivel 90:
Nivel 100:

Pertenencias:

Armas: Una katana estándar que le regalaron del dojo antes de salir de viaje.

Ropas: Como ya dije, Aleksandar va con lo puesto y nada más. Nunca se ha podido permitir el más mínimo vestuario de reserva.

Propiedades: Su ropa, su dignidad, su viejo libro y sus ojazos azul verdoso... A parte de eso nada más.

Barcos:

Islas:

Varios:
[/list]


Última edición por Aleksandar Mostovoi el Mar 22 Mayo 2018 - 20:21, editado 10 veces
avatar
Aleksandar Mostovoi
Pirata1-Desconocido
Pirata1-Desconocido

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 24/12/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1500/790000  (1500/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Therax Palatiard el Vie 29 Dic 2017 - 17:48

¡Buenas tardes! Vengo a decirte que tienes algunas cosas que arreglar:

  • Clase: tiene una serie de características que debes seleccionar y una maestría a tu elección. Si no quieres ponerte a pensar hay algunas prediseñadas que puedes elegir, pero debes reflejar sus características en tu ficha. Te dejo aquí laguía, que me da a mí que no te la has leído. Por cierto, tienes un +5 en la clase por ser humano.
  • Oficios: normalmente no te diría nada, pero en este caso creo que es mejor que te avise. Puedes elegir un máximo de tres oficios y, si quieres, puedes seleccionar sólo uno y escoger los tres suboficios que derivan de él para cubrir esos tres “espacios”. De todos modos, te dejo también la guía. Te pediría que le echases un buen vistazo a las dos.
  • Habilidades y torpezas: tiene que haber un mínimo de 100 palabras en cada uno de los apartados, repartidos en al menos tres habilidades y torpezas.
  • Ámbito: por ser humano tienes derecho a un ámbito de inicio. Si no quieres hacer uso de él no hay problema, pero no podrás solicitarlo más adelante. La información sobre los ámbitos se encuentra al final de la primera guía que te puse.

Creo que no me dejo nada. Postea aquí cuando hayas arreglado lo que te he dicho y me pasaré para comprobar que todo esté correcto. ¡Ta’lué!

PD: por si no ha quedado claro, léete bien las guías.

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:



avatar
Therax Palatiard
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 776
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
181305/790000  (181305/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Aleksandar Mostovoi el Vie 29 Dic 2017 - 20:26


  • Clase: Espero haberlo puesto todo correctamente.

  • Oficios: Solo me interesa el de asaltatumbas, por dejar a mi personajes más especializado únicamenet en lo que le interesa.

  • Habilidades y torpezas: Confío en que lo que haya escrito encaje en ese apartado. Porque, sinceramente, no entendía la diferencia entre Habilidades y Talentos ni entre Torpezas e Ineptitudes.

  • Ámbito: Por mucho que lo leyera, por mucho que mirase en otras fichas, dudo haberlo entendido del todo. Me gustaría tenerlo, por supuesto, pero si lo que he puesto no tiene nada que ver, por favor, me gustaría que me lo explicara.



Dicho eso creo que ya está todo arreglado.
avatar
Aleksandar Mostovoi
Pirata1-Desconocido
Pirata1-Desconocido

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 24/12/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1500/790000  (1500/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Therax Palatiard el Mar 2 Ene 2018 - 21:34

Veamos:

  • Clase: todo correcto.
  • Oficios: de acuerdo. Recuerda que por renunciar a uno de los oficios tienes derecho a solicitar una técnica de especialización cada 25 niveles. No obstante, tener un único oficio no implica ninguna ventaja o diferencia con respecto a tener dos. Dicho esto, por última vez me gustaría recomendarte que seleccionases un oficio más, dentro de la rama de historiador incluso, pero es algo que está completamente a tu elección y que no mencionaré más.
  • Habilidades y torpezas: todo correcto. Para futuras ocasiones, las diferencias son las implicaciones bélicas de cada una. Una habilidad puede ser jugar muy bien al ajedrez y un talento tener una capacidad analítica en situaciones extremas superior a la media, por poner un ejemplo.
  • Ámbito: en primer lugar, me gustaría pedirte que lo pusieras en "Datos bélicos". Por otro lado, lo que has añadido son los componentes activos de dos ámbitos diferentes (uno te otorga velocidad y otro agilidad). Elige uno de ellos y agrégale un componente pasivo.

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:



avatar
Therax Palatiard
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 776
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
181305/790000  (181305/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Aleksandar Mostovoi el Mar 2 Ene 2018 - 21:51

He decidido añadir el "sub-oficio" de Cronista ya que no le queda mal con su historia. Ámbitos arreglados y puestos en la sección correspondiente.
avatar
Aleksandar Mostovoi
Pirata1-Desconocido
Pirata1-Desconocido

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 24/12/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1500/790000  (1500/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Therax Palatiard el Mar 2 Ene 2018 - 21:59

Sí, pero son parte de la misma habilidad:

Desenfundado rápido de forma pasiva, mientras mueve su espada, si bien se puede ver con claridad la empuñadura, la vaina o incluso los movimientos de sus brazos, no es lo mismo con el filo en sí mismo. Atacando, Aleksandar ha aprendido a hacer que sus enemigos sean incapaces de ver la forma de la hoja, haciendo que parezca un borrón cromado en el aire. De forma activa, Alek es especialista en dejar al rival con las ganas de ver su espada desenvainada. Mientras tenga la espada desenvainada y siempre que lo que pretenda sea atacar, su Velocidad aumenta un 100%. 2 turnos de recarga. 2 turnos de duración.

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:



avatar
Therax Palatiard
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 776
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
181305/790000  (181305/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Aleksandar Mostovoi el Mar 2 Ene 2018 - 22:20

Arreglado tal y como has sugerido.
avatar
Aleksandar Mostovoi
Pirata1-Desconocido
Pirata1-Desconocido

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 24/12/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1500/790000  (1500/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Therax Palatiard el Mar 2 Ene 2018 - 22:47

Recuerda pasarte por el censo y el registro de físicos.

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:



avatar
Therax Palatiard
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 776
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
181305/790000  (181305/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Aleksandar Mostovoi el Miér 21 Feb 2018 - 20:05

Ediciones:

  • Modificados los apartados de Habilidades/Torpezas y Talentos/Ineptitudes para que cuadre mejor cada cosa en su sitio.

  • Maestría cambiada a Ámbitos. Espero que no haya problema, no he llegado a rolear nada que implique un combate.
avatar
Aleksandar Mostovoi
Pirata1-Desconocido
Pirata1-Desconocido

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 24/12/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1500/790000  (1500/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Zane D. Kenshin el Dom 25 Feb 2018 - 0:34

Aceptado fumar

____________________________________________
¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!!


Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
Antiguas Firmas:








avatar
Zane D. Kenshin
PirEsp2-Antiguo Supernova
PirEsp2-Antiguo Supernova

Mensajes : 1077
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 26
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
108/150  (108/150)
Experiencia:
253287/790000  (253287/790000)
Berries: 52.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Aleksandar Mostovoi el Mar 22 Mayo 2018 - 20:23

Editados Nivel y Experiencia según la obtenida en este tema Este de aquí confirmada en la petición de experiencia.

Añadido: Presencia y Miedos
avatar
Aleksandar Mostovoi
Pirata1-Desconocido
Pirata1-Desconocido

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 24/12/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
8/150  (8/150)
Experiencia:
1500/790000  (1500/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Zane D. Kenshin el Mar 22 Mayo 2018 - 21:03

Aceptado fumar

____________________________________________
¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!!


Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
Antiguas Firmas:








avatar
Zane D. Kenshin
PirEsp2-Antiguo Supernova
PirEsp2-Antiguo Supernova

Mensajes : 1077
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 26
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
108/150  (108/150)
Experiencia:
253287/790000  (253287/790000)
Berries: 52.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aleksandar. Datos del vagabundo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.