Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7360)
 
Nocturne93 (5327)
 
Lion L. Kai (3097)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2265)
 
Webmaster (2231)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Ir abajo

¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Dretch el Lun 8 Ene 2018 - 23:39

De paisano, nadie sería capaz de reconocerlos. O eso era al menos lo que Dretch esperaba conseguir. A fin de cuentas, no estaban de servicio. Tenían un permiso de una semana y el agente planeaba enseñarle lo mejor que el North Blue podía ofrecerle a un extranjero como Rexair. Se conocía aquel mar como la palma de su mano y había comido en la mayoría de sus islas, por lo que se consideraba así mismo una autoridad gastronómica.

Iba vestido con una ropa de un corte rústico que no pegaba para nada con su elegante uniforme gubernamental. Llevaba una gran sedimentación de tejidos: chaqueta, chaleco, camisa, camiseta, de escotes decrecientes, y de color gris, marrón, negro y violeta, con un ancho pantalón colonial, sostenido con una gran cantidad de botones.

Al pasear por las calles de su isla natal, el agente contempló las calles abarrotadas de jóvenes vestidos con primor, y coronados con flores, cantando y tañendo varios instrumentos; todas las casas estaban adornadas con guirnaldas y festones de rosas y las ventanas mucho más con hermosas doncellas Skyrianas, ataviadas con lujosos vestidos verdes que intentaban imitar a las ranas. Al ver tan hermoso espectáculo, Dretch estaba embelesado, hacía ya varios años que sus pasos no lo llevaban hasta su isla natal… Era una verdadera suerte que sus días de permiso hubieran coincido con el Festival de las Ranas. Sin embargo, Rexair que caminaba junto a él no parecía mostrar la misma pasión que él por el folclore local.

- ¿Tu primera vez en una isla medieval? – inquirió al estudiar el rostro del mink – Es costumbre en Skyros celebrar todos los años, durante la segunda semana de enero, un festival en honor a los anfibios. No por nada se conoce a Skyros por el Reino Rana. Aunque como puedes ver, con los años el festival se ha ido globalizando un poco. Ahora los amantes aprovechan para adornarse con coronas de flores las puertas de las casas de sus queridas, y cantan debajo de sus ventanas.

Notó entonces que el felino posaba la mirada en una de las puertas con varias coronas de flores.

- Cuando dos rivales se encuentran bajo la misma puerta o debajo de la misma ventana, ponen juntos sus coronas y cantan alternativamente. Pero tranquilo, no hemos venido a tirar los tejos a nadie, ni a competir por quien canta mejor… Por suerte para todos solo hemos venido por la comida- dijo mientras se echaba a reír.

Después de haberse detenido un rato en la primera calle ambos agentes prosiguieron su camino. Dretch trataba de hacer memoria del lugar en el que se encontraba la plaza de la villa, aunque su memoria no parecía demasiado confiable. Era algo triste, pero para ser un skyriano apenas conservaba ya recuerdos nítidos de su infancia. La Cipher Pol se había encargado de manipular la mente del agente para que se centrara tanto en otros asuntos, que casi parecía un turista más en su hogar.

- Creo que es por allí – atajó antes de que Rexair pudiera cuestionar su orientación. Hacia el final la calle comenzaba a ensancharse hasta dar lugar a una enorme plaza que parecía abarrotada de puestecillos y, en definitiva, la parte más purista del festival.


Última edición por Dretch el Vie 19 Ene 2018 - 15:34, editado 1 vez
avatar
Dretch
CP4-Agente
 CP4-Agente

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 06/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
36/150  (36/150)
Experiencia:
20895/790000  (20895/790000)
Berries: 518.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Zareen el Mar 9 Ene 2018 - 2:02

Me encontraba caminando por las rebosantes calles de la isla Skyros, era mi primer visita a una isla del North Blue por lo que no sabía que ir a visitar primero. Por suerte, mi jefe me había dado un par de días libres, animándome a que fuera a divertirme ya que se suponía que en la isla se iba a celebrar un festival. No le dije que no, igual me venía bien respirar un poco y conocer nuevos sitios. Así de paso si tenía que volver para una misión ya conocería el lugar. Mataba dos pájaros de un tiro. No tuve que preocuparme por el transporte, mi jefe me proporcionó uno tirando de sus numerosos contactos. A veces me preguntaba a cuantas personas conocería aquel extraño hombre.

Para el festival, había decidido ponerme una elegante camisa roja de seda, unos pantalones de vestir negros azabacahe y unas botas grises como las perlas. Todo ello adornado con una elegante capa esmeralda que caía desde mi hombro derecho hasta mi espalda . Me había planteado el disfrazarme de mi nueva identidad secreta, Vittoria de La Valliere, pero lo descarté rápidamente en su momento. Iba a tomarme unas vacaciones, no a ganar un dinerillo extra cazando criminales.

Paseaba por las coloridas calles, todo había sido detalladamente cuidado para que el festival fuera perfecto. Había escuchado que durante este festival había gente que intentaba encontrar a su media naranja. Esa idea dibujó una sonrisa en mis labios. Era muy típico en algunos de los libros que había estando leyendo días atrás. Pero... aunque estuviera de vacaciones me encontraba armada por si algo sucedía. Iba equipada con mis dagas y dos nuevos juguetitos que el maestro me había dado: Un par de brazaletes con hojas ocultas impregnadas de veneno y una máscara con un dial de grabación.

Me limité a deambular tranquilamente, guiándome por donde había más gente. Sin embargo, acabé en una especie de plaza donde habían un par de tiendas. Era un buen lugar para detenerme a leer un poco, tenía ganas de releerme un libro que portaba en aquel momento. Sin más preámbulos, busqué un banco y me senté abriendo el libro por la parte que más me gustaba.

- "Infinito en misterio, es el don de la diosa.
Lo buscamos de esta forma, y hacia el cielo nos alzamos.
Ondas se forman en la superficie del agua.
El alma errante no conoce descanso" - leí en voz alta atrapada en la lectura. Era uno de mis libros favoritos " Loveless"
avatar
Zareen
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 25/08/2017
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3500/790000  (3500/790000)
Berries: 280.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Difter el Sáb 13 Ene 2018 - 13:56

¿A donde me habían traído los vientos esta vez? A nada mas y nada menos que Skyros, esta vez no venía por gusto, ni mucho menos, aunque el lugar era bastante pintoresco. Venía tras la pista de una red de trafico de akumas, ya que el líder tenía una jugosa recompensa por su cabeza y las pistas indicaban que estaba por aquí cerca, así que vine con ese motivo.

Mientras paseaba por Skyros veía que toda la gente estaba vestida de verde y mi ceño de frunció un poco expresando algo de confusión, aunque no le di mucha importancia, ya que por los adornos y tal pensé que quizás era una fiesta nacional o algo así nada que me pudiese atraer demasiado. La gente andaba feliz por las calles, los niños corrían y jugaban, los adultos charlaban de sus cosas, todo parecía totalmente normal, incluso demasiado.

Alcé la mirada y vi los balcones, también adornados y las gentes disfrutando de las vistas de la fiesta, ver tanto verde tiene que ser bonito, supongo. El sol era radiante y las nubes eran escasas y blancas, no parecía que fuese a llover.

Seguí andando hasta llegar a una gran plaza, parecía un lugar concurrido y perfecto para una... ''transacción'', así que simplemente me senté en un banco y me dispuse a observar disimuladamente a la gente del lugar en busca de algo sospechoso.
avatar
Difter
Cazador1-Aspirante
Cazador1-Aspirante

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 27/06/2016
Edad : 17
Localización : Granada

Hoja de personaje
Nivel:
35/150  (35/150)
Experiencia:
16110/790000  (16110/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Adry-sama el Vie 19 Ene 2018 - 12:09

Dretch estaba estaba encantado con la visita a su tierra natal. Cuando se enteró de que nuestras vacaciones coincidían, no se lo pensó a la hora de pedirme que le acompañara. Me decía que no me arrepentiría. Como yo tampoco sabía muy bien que hacer esos días de descanso me convertí en su acompañante.

Cuando llegamos a la isla el clima era suave, y nada más bajar del barco ya se podía escuchar el ruido proveniente de las calles de Skyros. Dretch me había comentado que esta era una isla medieval, pero no me había esperado ver una civilización poco avanzada como lo estaba. Aún así, era agradable, e intenté disfrutar del ambiente festivo, aunque algunas personas que pasaban a mi lado me miraban mal - para variar -, aunque como siempre yo lo ignoraba.

Cuando estuvimos un rato paseando, mi compañero, con una sonrisa de felicidad en todo momento, me iba explicando sobre el festival que estaba teniendo lugar y sobre las costumbres de la isla, todo esto mientras me guiaba a través de la multitud. Parecía un poco despistado, lo cual pensé que era normal ya que llevaba mucho tiempo sin visitar el lugar y era lógico pensar que se confundía un poco. Al final, consiguió ubicarse llevándome al lugar donde sirven la mejor comida de la isla, la plaza mayor, donde, para mi desconcierto, había aún más gente celebrando que en las calles colindantes.
avatar
Adry-sama
CP2-Auxiliar
 CP2-Auxiliar

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 23/07/2017

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10770/790000  (10770/790000)
Berries: 45.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Dretch el Dom 21 Ene 2018 - 15:35

La gente nos cerraba el paso, no porque se propusieran hacernos daño, sino porque esa era su peculiar forma de moverse. Muchos de esos hombres y mujeres caminaban a nuestro lado desordenadamente, con la torpeza ciega de los rebaños, comiendo sin cesar y escupiendo en los adoquines, incluso recibimos algún codazo en las costillas. Poco a poco, no sin esfuerzo y sin codos, comenzamos a abrirnos paso entre el gentío. Al recorrer la calle contemplamos las viejas mansiones adosadas entre sí, con suntuosos portales y llamadores de bronce. A pocos pasos se encontraba la plaza del mercado, de cuyas vigas colgaban jaulas con pájaros, gatos, gallinas sujetas con una cuerda a las patas de los tenderetes… Todo un espectáculo para la vista y nuestro destino.

- No es muy elegante, lo sé. Pero créeme, pocos manjares has probado en tu vida como el afamado estofado de ternera con mostaza y brandy de Skyros. Aunque lo cierto es que dudo que lo sirvan a extranjeros… Siéntete libre de curiosear cuanto quieras, en menos de lo que canta un gallo estaré aquí con un par de platos – explicó con una sonrisa de oreja a oreja.

A fin de cuentas, aquel era su hogar ¿Por qué iban a tratarlo a él como a un extranjero?

- ¡Ah! Recuerda, actúa con naturalidad – le recordó – Skyros no pertenece al Gobierno Mundial. Esta dentro de la esfera de influencia de Hallstat, es algo así como su protectorado. Si se enteran que dos agentes de la Cipher Pol están metiendo las narices en su país, puede que no se lo tomen demasiado bien. Tu y yo somos ciudadanos de segunda, no querrás saber lo que nos harán si provocamos un conflicto diplomático. Nada de jugar al llanero solitario. Aquí la gente es bastante chismosa, si te preguntan de dónde venimos invéntate algo convincente… ya sabes, algo aburrido y fácil de olvidar.

Avanzó de tenderete en tenderete, casi guiándose más por su olfato que por su vista. Puede que el puesto que buscaba ya no estuviera allí. O peor aún, puede que nunca hubiera existido y aquello fuese un recuerdo falso. De cualquier forma, Dretch insistió en su búsqueda.

Sus pasos finalmente le llevaron hasta un puestecillo relativamente nuevo, regentado por dos chicas que tampoco parecían ser locales. Sobre el toldo aguamarina de la estructura podía leerse un esmerado rotulo con las siguientes palabras: «EL DESCANSO DEL TRAFICANTE». Una pequeña piña amarilla, de carácter afable y motivos en espiral, se asomaba desde la “O” dándole algo de encantó al nombre.

Había pequeñas akumas de todos los sabores: menta, sandia, limón acido, cereza, vodka-naranja, piña, frutas del bosque, pomelo, frambuesa, mango, uva, etc… El agente, casi guiado por su instinto, pidió un pequeño cucurucho de cartón con cerca de una veintena de frutas Mera Mera. Dretch las miró con curiosidad. Se trataban de esferas de unos tres centímetros de una intensa tonalidad anaranjada, formadas a su vez con pequeñas bolas en forma de llamas apiladas entre sí. No tenía ni idea de si se trataban de reproducciones fidedignas, tendría que llevarle algunas a Giotto para que el iniciado se lo confirmara.

Dretch se llevó una de las pequeñas esferas a la boca. La empezó a masticar con toda confianza y sin embargo, no encontró en ella un sabor especialmente dulce. Le picaban los labios y durante unos instantes su boca se convirtió en un pequeño horno. Cuando el picante se esfumó, la golosina adquirió una sabor afrutado y ligeramente dulce.

«¿Dátil? Ojalá la mía hubiese sabido a así» - se lamentó mientras volvía a coger otra golosina del cucurucho.

Aunque no eran golosinas lo que buscaba, aquella compra le había supuesto una agradable distracción mientras continuaba con su rastreo culinario. Estaba seguro que de un momento a otro reconocería el olor.
avatar
Dretch
CP4-Agente
 CP4-Agente

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 06/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
36/150  (36/150)
Experiencia:
20895/790000  (20895/790000)
Berries: 518.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Zareen el Mar 30 Ene 2018 - 12:22

Me hallaba realmente concentrada en la lectura, era normal sabiendo que uno de mis libros favoritos se encontraba en mis manos y mis ojos disfrutaban de aquella obra maestra de la literatura. Aquel libro hablaba sobre los "Dones de la Diosa" y tres hombres que tratarán de obtener dichos dones. Sin embargo, cada uno de ellos elegirá un camino distinto. Cuando acabé de releer el libro, lo cerré cuidadosamente y lo deposité en mi regazo. Noté como un extraño hombre posaba su mirada azulada en mi persona, ¿acaso quería algo? ¿Se habría perdido? ¿Querría ligar conmigo? Lo miré de reojo.

- Perdone que le moleste, señorita. Mi nombre es Marcelus Wallace y no he podido evitar quedarme embobado viéndola leer esa maravillosa pieza - señaló el libro con una sonrisa de oreja a oreja.

Me quedé atónita ante la situación. ¿Estaba el tal Marcelus intentando entablar una conversación conmigo? ¿Una extranjera? Si mal no recordaba, los extranjeros no eran bien vistos en la isla. No me fiaba de desconocidos, mantendría mi guardia alta hasta que sus verdaderos motivos fueran expuestos. Sin embargo, no muchas personas se mostraban interesadas en el libro que mis manos guardaban con celo.

- Oh, ¿en serio? ¿Lo ha leído? Entonces dígame, señor Wallace, ¿cual es el segundo Canto? - acabé de decir mostrando mi desinterés y continuando mirándolo de reojo.

- "No hay odio, solo felicidad. Porque tú eres amado por la diosa. Héroe de la mañana, sanador de mundos. Sueños del mañana, tiene el alma destrozada. El orgullo está perdido. Las alas, arrancadas; El final está cerca." Creo que era así, si mal no recuerdo. Segundo Canto del libro "Loveless", sin duda alguna, uno de mis favoritos. Oh, vamos. No sea así señorita, no tengo la intención de hacerle ningún mal. Solo estaba apreciando su lectura ya que no conozco a muchas personas que conozcan la obra - se puso delante mío intentando que le prestara más atención.

Al tenerlo completamente a la vista, pude observar que se trataba de un hombre que rondaba casi los 30 años. De cabello azul y piel blanquecina, su mirada permanecía seria al contrario que sus labios. Iba vestido con una elegante camisa blanca, unos pantalones marinos, unas botas marrones y una capa roja. Por el aspecto que tenía parecía ser un noble, gente con la que no me llevaba muy bien.

- No me extraña que un sangre azul sepa acerca de este libro, aunque he de reconocer que tiene buen gusto por la lectura. ¿Y bien? No creo que usted haya decidido hablar conmigo solo para esto, ha de tener otro motivo - lo miré a los ojos, decidiendo seguirle el juego.

- A decir verdad, es cierto que hay otro asunto que me lleva a contactar con usted. Un viejo amigo me ha dado esta carta para ti. Y por cierto, seré un noble pero no me siento como tal - al terminar de hablar, me tendió una carta con un extraño sello.

Al darme la carta, el extraño hombre comenzó a caminar hasta desaparecer entre el gentío. Examiné la misteriosa carta y decidí abrirla, la curiosidad me mataba por saber quien quería contactar conmigo. Mi sexto sentido me decía que era de cierta persona que me había mandado a la isla de vacaciones. Aunque siempre podría equivocarme, ¿no?  Suspiré y comencé a leer.

"Querida Zareen:
Mucho me temo que vas a tener que posponer tu bien ganado descanso, al menos un tiempo. He de darte una misión que debes cumplir. En la isla se conoce que hay una red de falsificación de Akuma no Mi, gente que vende copias falsas a cambio de cantidades inmensas de dinero. Mandaría a otro agente a cumplir el trabajo pero tú estás allí así que... perdóname. Siempre tuyo
El Fantasma Blanco"
avatar
Zareen
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 25/08/2017
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3500/790000  (3500/790000)
Berries: 280.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Adry-sama el Dom 11 Feb 2018 - 21:12

Dretch me había dejado solo entre aquella muchedumbre. Decía que iba en busca de unos maravillosos platos provenientes de la isla, pero a mi no me engañó, se le notaba en la mirada que había ido a curiosear y, de paso, si encontraba algún platillo rico pues traerlo para probarlo. Me daba un poco igual, pero uve que separarme de la única persona que conocía en el festival, y realmente no me sentía muy cómodo entre toda la gente.

Al lado mío pasó un grupo muy variopinto tocando toda clases de instrumentos. Yo me había resignado a esperar a mi compañero apoyado en una pared, con los brazos cruzados e intentando pasar desapercibido, pero uno de los músicos del grupo se acercó a mi diciendo:

- Oye bro, te veo mu´solo, bro. ¿Tú quiere tocá mi trompeta?

Mientras me hablaba miré a un lado y después al otro. ¿Estaba hablando conmigo? Eso sí que era una sorpresa. Ahora, además de estar colgado, tenía que soportar a un completo desconocido que se le veía especialmente alegre. - Qué suerte la mía - pensé con ironía.

- Ey, tú, el de máscara de gato zarrapastroso - dijo de nuevo más alto. Definitivamente tenía que librarme de él, pero antes de eso le iba a da una lección para no molestar a los que se quedan apartados en las fiestas.

- Hola compañero. Mira, he escuchado que la música de aquí es "electrizante". ¿Podrías tocar algo para escucharlo?

- Clao que sí, bro. Allá voy - se colocó su trompeta entre los labios y empezó a soplar. Al poco de hacerlo me acerqué a él y toqué el pabellón del instrumento con mi dedo índice mientras activaba el Electro. Nada más hacerlo el hombre recibió una fuerte descarga en su boca y se cayó al suelo soltando su instrumento. Su cara reflejaba dolor y sorpresa, y no sabía muy bien que hacer.

- Oh, vaya, "bro". Ha resultado que la música es demasiado chiposa para ti. Mejor vuelve con tus amigos, no vayas a acabar frito.

Me hizo caso y salió corriendo hacia su grupo. Se había dejado la trompeta en el suelo, y la recogí para observarla un poco. Cómo me hubiese gustado saber cantar y tocar instrumentos, a lo mejor así podría disfrutar más de estas celebraciones. Meditabundo, me senté en un banco, al lado de una mujer rubia que estaba leyendo una carta. Parecía un poco sola, al igual que yo. A lo mejor fue el ambiente festivo o la soledad que estaba empezando a sentir, pero algo me empujó a entablar una conversación con ella cuando acabó de leer su papel.

- Muy buenas tardes, ¿estás disfrutando de la fiesta? - no sabía que esperar, pero quién sabe lo que podía surgir de ahí
avatar
Adry-sama
CP2-Auxiliar
 CP2-Auxiliar

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 23/07/2017

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10770/790000  (10770/790000)
Berries: 45.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Dretch el Jue 29 Mar 2018 - 1:21

La plaza de la villa rebosaba de actividad. Bullía, resplandecía multicolor, como lo había hecho años atrás en sus recuerdos. Dretch ya había comprado un jersey morado, un enorme mapa del North Blue pintado a mano por un artista local, que llevaba enrollado y sujeto por una goma, y dos preciosos fulares. Llevaba todo en una bolsa de tela negra que se balanceaba alegremente a su paso, sin embargo, no había ni rastro del legendario puesto de estofado que recordaba de su infancia.

Caminaba observando los puestos y tenderetes que caían dentro de su limitado rango de visión. Adoraba sumergirse entre la multitud, se sentía vivo.

Le llamó la atención un tenderete repleto de ropa autóctona. Un gorro de lana colgaba de una percha de madera. Parecía calentito, cómodo y los colores combinaban con el jersey que había comprado hacía rato. Decidió probárselo.

Lo cogió, se lo llevó a la cabeza… y se le cayó.

- ¡Eh! – exclamó el vendedor – Si no te gusta no lo tires al suelo.

- Perdón – respondió el agente algo apurado.

Lo cogió con los dedos de su mano libre, tocándolo lo menos posible. No podía evitarlo, a veces era un completo manazas.

- ¡Oye! ¿Vas a comprar el gorro o no? – gruño el vendedor, el cual había interpretado su gesto como un desprecio.

Dretch se apresuró a dejar el gorro donde estaba para evitar una discusión. Por un momento se dio cuenta de que se había olvidado por completo de Rexair, no era justo que él se estuviese divirtiendo por ahí mientras él esperaba. Al menos no regresaría con las manos vacías, uno de los fulares era para él. Se había asegurado de que la prenda combinara a la perfección con su pelaje de piel, tener un uniforme no quería significar renunciar al estilo. Si a fin de cuentas el iniciado estaba a su cargo, no podía permitirle ir hecho unos zorros por ahí.

Tras unos minutos de idas y venidas bastante erráticas logró ubicarse y caminar hacia la zona de partida, no contaba con que aquel felino de culo inquieto se hubiese quedado de brazos cruzados esperándole. Pero al menos desde allí, pensaba que sería más sencillo dar con él. Sin embargo, no fue a Rexair a quien encontró en la calle de acceso a la plaza, sino a un joven músico que había visto días mejores. El olor a piel quemada inundaba el ambiente y un corrillo de gente se arremolinaba en torno al muchacho. Al parecer estaba vivo, aquello tranquilo al agente.

“Hay que joderse, le digo que nada de llamar la atención y ya está desobedeciendo… Cría cuervos y te sacarán los ojos” – se dijo a si mismo, mientras trataba de ponerse de puntillas para tratar de localizar al Mink. Pero su altura no era la suficiente como para dar con el felino, necesitaría subirse a un sitio más alto si quería dar con él.
avatar
Dretch
CP4-Agente
 CP4-Agente

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 06/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
36/150  (36/150)
Experiencia:
20895/790000  (20895/790000)
Berries: 518.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Zareen el Sáb 31 Mar 2018 - 16:06

No podía negarlo, estaba un poco molesta con mi jefe por darme una de sus misiones justo cuando me encontraba disfrutando de mis vacaciones. A veces me daban ganas de arrancarle la cabeza. Esperaba que la misión no fuera un quebradero de cabeza, necesitaba acabar cuanto antes para poder seguir visitando la ciudad sin tener que matar o perseguir a alguien. ¿Donde podría empezar a buscar? La ciudad era muy grande y no estaba familiarizada con ella. Debía ir a hablar con los mercaderes locales a ver si habían escuchado algún rumor que me fuera de utilidad. Algo que hayan visto fuera de lo común o ,quizás, ofreciendo algunos berries a alguno se le soltaba la lengua.

De pronto, una voz me sacó de mis pensamientos. ¿Como no había notado que alguien se había sentado a mi lado? Esperaba que no hubiese leído nada de la carta, tendría que matarle o silenciarle. Volví a doblar aquel pedazo de papel y lo guardé cuidadosamente en mi libro. Todo esto lo hice despacio, para no levantar sospechas. Hecho esto sonreí de forma natural y respondí al extraño que esperaba que le dijera algo.

- Buenas tardes, señor. Pues de momento la estoy disfrutando, algo me dice que he hecho bien al venir aquí de vacaciones. El problema es que al ser una extranjera, no sé cuales son los puntos de interés de esta ciudad y más durante las festividades. ¿Y usted? ¿Es de por aquí? - pregunté de forma cordial, esperando que fuera un local o que al menos conociera la ciudad.

Mis ojos buscaron su mirada y , para mi sorpresa , aquel hombre tenía rasgos de animal. ¿Era un mink? Nunca había visto uno en persona, solo en fotos. Podría serme de utilidad para el trabajo. Pero primero debía ganarme su confianza.
avatar
Zareen
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 25/08/2017
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
14/150  (14/150)
Experiencia:
3500/790000  (3500/790000)
Berries: 280.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Adry-sama el Dom 1 Abr 2018 - 19:09

La mujer me respondió de forma amable. Cuando acabó de leer el papel que tenía entre manos, lo guardó dentro del libro que tenía encima, probablemente para usarlo de marcador. Mientras realizaba esta acción, me respondió a la pregunta. Parecía estar disfrutando del festival, y me preguntó si yo era de por aquí. En ese momento me miró a la cara y, para variar, no se asustó ni me miró con desagrado. Sentaba bien que a uno no lo juzgasen por pertenecer a otra raza.

- Pues no, señorita, lo cierto es que me encuentro lejos de mi hogar, y a decir verdad es que ahora mismo lo hecho un poco de menos. No soy muy amante de los festivales, y un amigo con el que había venido me ha dejado esperando mientras visitaba un lugar que conocía. Y usted, ¿está aquí por trabajo o por placer?

Ya que no tenía nada más que hacer, intentaría seguir hablando con la mujer. Parecía amable y no me miraba con miedo o asco, por lo que podría matar un poco el tiempo con ella mientras esperaba por Dretch. El agente ya debería estar de vuelta, buscándome, por lo que miraría por los alrededores de vez en cuando y desde que hiciera contacto visual con él le haría señas para que se nos acercase.
avatar
Adry-sama
CP2-Auxiliar
 CP2-Auxiliar

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 23/07/2017

Hoja de personaje
Nivel:
30/150  (30/150)
Experiencia:
10770/790000  (10770/790000)
Berries: 45.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Dretch el Miér 18 Abr 2018 - 21:52

El agente continúo caminando sin rumbo fijo alrededor de la plaza mientras, perezosamente, su ojo sano se iba desviando hacia todo objeto que se alzara al menos un metro del suelo. Zigzagueó tanto como pudo para parecer un turista perdido, que dada su forma de mirar en todas partes con cara de póker bien podía parecerlo, hasta que finalmente posó su vista en un solar en construcción cercano. Bordeo una tapia de adobe y, sin previo aviso, saltó sobre ella para caer elegantemente sentado sobre la misma. Si alguien se fijó en su estilosa acrobacia no lo dijo, al menos abiertamente.

Una sonrisa se dibujó en sus labios al otear la plaza y comprobar que su felino acompañante no había perdido el tiempo en su ausencia. Se incorporó como resorte y, en cuanto se hizo un claro de gente bajo sus pies, saltó de la tapia en dirección hacia su compañero.

“Estos minks… cualquiera les entiende”
– pensó, resignado mientras caminaba los últimos pasos hacia el banco donde se encontraban Rexair y su misteriosa acompañante.

- La discreción no es lo tuyo, Stark ¿Tan mal tocaba? – inquirió haciendo referencia al músico herido mientras lo sorprendía por la espalda y l colocaba uno de los fulares, el granate, sobre su cuello – No es una corona de flores, pero a lo mejor te sirve para ligar –resolvió en voz baja dándole un discreto codazo en el costado. Se volvió entonces hacia la mujer que Rexair trataba de engatusar con sus artes felinas – Lamento las molestias que mi amigo te haya podido ocasionar, las aglomeraciones no las lleva demasiado bien… o las lleva demasiado bien, ya no sé qué pensar la verdad.

Metió la mano en la bolsa y sacó de ella otro fular, aunque este era de color añil. Realmente se lo había comprado para él, sin embargo, ya se había comprado muchas cosas en los puestecillos, por lo que decidió ofrecérselo a la mujer.

- No es gran cosa, pero es lo menos que puedo hacer por aguantar a Rexair este rato. Mi nombre es Dretch por cierto – dijo cortésmente mientras le tendía el fular con su mano libre.
avatar
Dretch
CP4-Agente
 CP4-Agente

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 06/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
36/150  (36/150)
Experiencia:
20895/790000  (20895/790000)
Berries: 518.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿A qué se debe tanta fanfarria? Pues al Gran Festival de las Ranas skyrianas [Difter - Dretch - Rexair & Zareen]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.