Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7457)
 
Nocturne93 (5328)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2812)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Webmaster (2304)
 
Alwyn (2265)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Nathan

Ir abajo

Nathan

Mensaje por Nathan el Sáb 3 Mar 2018 - 0:08

Datos Esenciales:

Experiencia: 0

Nivel: 1

Nombre: Nathan

Apellido: -

Apodo: -

Alineamiento: Rebelde - Impuro

Raza: Humano

Sexo: Hombre

Edad: 28

Facción: Cipher Pol

Rango/Empleo: Iniciado

Rango social: Por los suelos Bajo

División: 4/2 = 2

Clase (+5 niveles):
Característica clave: Puntería
Características principales: Agilidad y Sigilo
Características secundarias: Reflejos y Velocidad
Maestría: Ámbitos

Oficios: Espía, músico y bufón.

Mar e Isla de Origen: North Blue; Cliff Island

Sueños: Ninguno más allá de sobrevivir al día a día y que sus negocios prosperen.


Datos Escénicos:

Descripción Física: Se trata de un joven de aspecto bastante común, con pocos rasgos que resulten realmente llamativos. Su piel es notablemente bronceada, pero sin llegar a ser oscura, cómo si tomase el sol bastante a menudo (aunque no sea el caso). Es alto (mide alrededor de un metro ochenta y cinco) y algo delgado para su estatura (apenas ronda los ochenta kilos). Está en buena forma y presenta una constitución atlética, con una musculatura no muy pronunciada pero bien definida. Tiene el pelo negro y considerablemente largo, llegandole este bastante por debajo de los hombros, y acostumbra a llevarlo suelto o recogido en unas peculiares rastas. Sus ojos son casi tan oscuros, presentando un intenso tono castaño.

Los únicos rasgos de su cuerpo que si podrían llegar a llamar la atención son dos cicatrices en su rostro y un par de tatuajes en sus muñecas. La primera cicatriz, la más grande de las dos, recorre la parte inferior de su mejilla izquierda, naciendo desde la mandíbula y finalizando a mitad de esta (mide unos 5 centímetros). La segunda, algo más pequeña, se sitúa en la ceja derecha, casi al final de la misma. En cuanto a los tatuajes, los dos son exactamente idénticos: unas pequeñas cadenas situadas en la parte interior de sus muñecas, formadas ambas por tres eslabones unidos por dos más pequeños.

Descripción Psicológica: Nathan es un tahúr y timador de considerable reputación (mayormente mala) que ha pasado la mayor parte de su vida granjeándose, con su encanto y su habilidad con los naipes, la admiración y la enemistad de ricos y necios por igual. Raras veces se toma las cosas con seriedad y afronta cada día con sonrisa burlona y actitud despreocupada. En todos los sentidos imaginables, Nathan siempre se guarda un as en la manga.

Dado que se crió rodeado de criminales y violencia, repudia a la gente de tal calaña y sus desagradables tendencias. Sin embargo, se guía por su propio código de moral, uno en el que solo se preocupa por sus propios intereses y todo lo demás es secundario. Así, si se viera en la necesidad de matar o robar para conseguir algo que cree que necesita, lo haría sin remordimientos y sin importar a quién le toque, tanto si es un pirata como si es un marine.

Tiene así una psicología egoísta, con cierta tendencia a dejar que cada uno se las arregle como pueda y sin miramientos si debe dejar a alguien atrás. Su falta de preocupación por nadie que no sea él mismo hace que se vea como alguien rebelde, aunque no se saldría de su propio camino solo para provocar un desorden innecesario. Además tampoco busca causar problemas para los demás, simplemente no le quitaría el sueño si sus actos tuvieran consecuencias negativas para terceros.

Su mayor pecado no sería la avaricia, sino la envidia. Su deseo de posesión y desapego por los demás tiene sus raíces en su infancia., dado que se crió sin nada en un lugar pequeño. Ahora que puede abrirse al mundo, pretende experimentar todo lo que nunca pudo tener, y obtener aquello que siempre se le negó.

Sus gustos son aquellos que se relacionan con su manera de pensar y actuar: le gusta el dinero, ya que aquellos que lo poseen pueden lograr más cosas que los que no lo hacen, y resulta muy útil para obtener información, servicios y favores, además de bienes materiales. Ha desarrollado un gusto por alimentos refinados o exóticos, cuya sola visión ya es un lujo que pocos se pueden permitir, lo que contrasta precisamente con la pobreza que tuvo que soportar durante tanto tiempo. Le gustan también así diversos estilos de música, incluyendo el jazz por sus mensajes profundos y su origen humilde, la música callejera que le recuerda a los ambulantes de las calles de Cliff Island, y la clásica que predomina entre los integrantes de las estilizadas filas del Gobierno Mundial.

Finalmente, tiene un cierto apego por los juegos en general, y particularmente por aquellos de azar y apuestas como dados, cartas y similares. Para él, ganar dinero por éstos métodos no es lo mismo que robar, por lo que pasa perfectamente por su filtro moral particular.

En cuanto a lo que no le gusta, lo más destacable es, como ya se ha dicho, la gente que se gana la vida a costa de perjudicar activamente al resto del mundo, comúnmente llamados criminales (sí, a nadie se le escapa la ironía de esto). Esta es una de las razones por las que se terminó aceptando unirse al Cipher Pol. También odia que le mientan o engañen (la ironía ataca de nuevo), y le disgusta bastante que le llamen por su nombre completo, “Nathaniel”. Prefiere no hacer esfuerzos innecesarios cuando podría haber otros que lo hagan por él. Así, tareas cotidianas como limpiar o cocinar son cosas que preferiría no tener que hacer, le aburren.

Habilidades: Nathan tiene abundante experiencia comerciando con información, y por tanto le resulta más fácil que a otros obtenerla o saber qué hacer con la que tiene. Es bastante bueno manipulando aquello que cae en sus manos, lo que le ha servido para “aumentar sus posibilidades de victoria” en juegos de manos, cartas y dados, por ejemplo. Es lo que comúnmente se asocia con los trucos de magia o juegos de mano de los actores ambulantes. Puede lanzar dados de una manera específica para que caigan sobre la cara que quiere, o lanzar cartas con cierta puntería como si fueran dardos, entre otras cosas. De la misma manera tiene cierta habilidad para el latrocinio, la habilidad de hurto propia de ladrones consumados. Esto se aplica a sus juegos de manos, siendo capaz de realizar carterismo simple o de forzar cerraduras no muy complejas usando ganzúas u otros medios similares. También le sirve para ocultar cosas pequeñas de manera sutil y discreta, ya sea entre sus ropas o entre sus manos.

Elocuente como pocos, Nathan posee una labia muy desarrollada, pareciendo que siempre sabe qué decir en cualquier momento y situación. Esto le da un aire de carisma diferente del que ostentaría un líder, siendo más apto para las relaciones personales y convencer a la gente de que actúe a su favor. Tiene buen ojo para calcular el valor de las cosas, ya sea material (podría ser tasar cuánto valdría una joya) o de otra índole, como sentimental (podría ser determinar el apego que alguien siente por algo u otra persona).

Nathan es astuto, una virtud que le ha hecho falta para poder sobrevivir en las condiciones de Cliff Island. Solventa las cosas usando más su ingenio que su fuerza. Tras haber pasado tanto tiempo viendo a tantos estereotipos diferentes de persona pasar por las calles de su isla, desarrolló un ojo clínico para reconocer el “tipo” de gente con la que trata, y sus rasgos más destacables o probables. Por ejemplo al hablar con un matón, podría reconocer si está de buen o mal humor, y de qué forma le convendría actuar para evitar ser él el que reciba su siguiente puñetazo.

Torpezas: El tipo se guía por algo similar a la Ley del mínimo esfuerzo, lo que muchos llamarían falta de convicción. Si cree que los beneficios que obtendría por algo no compensarían el esfuerzo realizado o las pérdidas sufridas, tira la toalla muy rápido. De hecho cedería a un interrogatorio antes de que fuera necesario torturarle, cantando más que un ruiseñor. Otra cosa es que lo que diga sea la verdad, pero hablar hablará enseguida. Aunque tras unirse al Gobierno se ha culturizado bastante, sigue teniendo mucha falta de conocimiento general en cuanto al mundo se refiere. No haber salido nunca antes de su isla natal le ha impedido conocer lo que hay más allá, por lo que desconoce cualquier cosa sobre otras culturas que no le hayan enseñado en la agencia, como idiomas o costumbres extranjeras.

Tiene un trastorno menor de cleptomanía, por lo que si tiene la oportunidad de llevarse algo banal que nadie echará en falta, suele hacerlo. A pesar de su habilidad con los instrumentos, producto de la práctica, nunca ha podido solventar que es un negado para el canto. Tiene una terrible voz a la hora de entonar melodías. Sin llegar a ser vengativo, sí que es bastante rencoroso, y le cuesta perdonar. Incluso si lo hace, eso no quiere decir que olvide aquello que causó ese rencor originalmente.

Sus dotes de liderazgo son nulas debido a que es un irresponsable. Es decir, no es que “no pueda” liderar, es que es incapaz porque “no quiere” hacerlo, simple y llanamente. Esto viene en relación con lo dicho anteriormente sobre la Ley del mínimo esfuerzo. No quiere tener bajo su responsabilidad a nadie, pudiendo en cambio solo preocuparse por sí mismo. La falta de confianza es algo que fluye en dos sentidos con este hombre. Por un lado, es bastante desconfiado, lo que tiene su parte buena y su parte mala. Pero su torpeza particularmente radica en que él mismo es de poca confianza, algo que le viene por las costumbres que tiene a la hora de actuar sin miramientos por cosas como “juego sucio” y otras fechorías.

Historia:
Nacido en algún lugar de la desoladora ciudad de Cliff Island, fue abandonado en la puerta de un burdel con apenas unos días de vida. Las muchachas que allí trabajaban, compadeciéndose de la criatura, decidieron adoptarlo y lo criaron cómo si fuese hijo de cada una. Y aunque no pueda decirse que creció solo o sin afecto, si que se ha de admitir que las condiciones no eran las óptimas para criar a un niño. A pesar de ello y contra todo pronóstico, el joven creció y se fortaleció hasta convertirse en todo un hombre de gran influencia y relevancia en su ciudad.

Cuando apenas había alcanzado los diez años de edad descubrió en él un don innato para el robo. Habilidad que no dudó perfeccionar con la práctica, adquiriendo el gusto por acumular riquezas desde muy temprana edad. Pronto descubrió que el contenido de una carta acostumbra a ser más valioso aún que el de la bolsa de un hombre, por lo que comenzó a centrar sus esfuerzos en el negocio de la adquisición y venta de la información. Instruyó a los otros jóvenes del burdel, hijos de las chicas, en el negocio y a estas en conseguir información directamente de los clientes. Al fin y al cabo, todo el mundo sabe que cuando le bajas los pantalones a un hombre se le suelta la lengua.

Antes de cumplir la mayoría de edad él y la banda que dirigía, las serpientes callejeras (o los hijos de puta, como muy acertadamente se les llamaba en ocasiones), se habían convertido en los principales proveedores de información de la ciudad. Todas las bandas acudían a él en busca de los trapos sucios y puntos débiles de las otras, y ninguna se atrevía a atacarles pese a su escaso número por miedo a que revelase secretos que estaban mejor ocultos.

Pero a pesar de que las cosas no le iban nada mal, nunca estuvo satisfecho con lo que hacía. Por ello, cuándo un viejo amigo y contacto del gobierno apareció ante él con una carpeta con el estampado "clasificado" en letras rojas y una tentadora oferta, no pudo evitar encogerse de hombros y asentir.


Datos Bélicos:

Talentos: Ambidiestro: tiene la capacidad de manejarse con ambas manos con la misma soltura.
Pragmatismo/Pensamiento rápido: Es capaz de tomar decisiones rápidamente, no pierde el tiempo cuando piensa en estrategias
Suerte: La fortuna lo acompaña, haciendo que le favorezca en cuestiones de azar, y en salir "milagrosamente" de los problemas.
Difícil de engañar: Como es desconfiado, y sabe mentir, es capaz de reconocer mentiras fácilmente. Cree el ladrón que todos son de su condición.
Pelea con Armas: Aunque no sea un experto, aprender a manejarse en el uso de armas simples para el cuerpo a cuerpo ha sido crucial para su supervivencia.

Ineptitudes: Adicción al tabaco: Cuando pasa mucho tiempo sin fumar empieza a desarrollar síntomas de síndrome de abstinencia.
Fobias: Siente un miedo antinatural a tener que pagar a los osos, hasta el punto de que tratará de evitarlos por cualquier medio a su disposición.
Alergias: Tiene una alergia considerable a tener que pagar al pelo de oso. Si está cerca de este no podrá evitar estornudar con frecuencia y le dificultará la concentración, pudiendo llegar incluso a perder el conocimiento tras una exposición prolongada.
Resistencia física: En lo que a resistir golpes se refiere, es más bien débil (tirando a inútil).
Intolerancia al dolor: Quejarse es un arte y el la domina a la perfección. No soporta el dolor ni la tortura, por lo que en caso de verse obligado dirá lo que sea para evitarlo. Aunque ojo, que hable no significa que diga la verdad (y si le conoces lo más mínimo, sabes que lo más probable es que esté mintiendo para salvar el pellejo).

¡Repartimos!:
Pasiva: Nathan posee una maestría inigualable para manipular cualquier baraja de cartas que caiga en sus manos, pudiendo hacer con estas prácticamente cualquier cosa que se le ocurra (aunque suele limitarse a trucos de magia y trampas al póker, le falta práctica al pobre).

Activa: Es capaz de lanzar las cartas con sus manos como si fuesen balas disparadas con una pistola (misma velocidad). Además, una vez cada dos turnos podrá imbuir una carta en energía, adquiriendo estas un efecto adicional según el color.

Energía roja: Al impactar libera una pequeña explosión de unos treinta centímetros de radio.
Energía amarilla: Al impactar libera una pequeña descarga que paraliza la zona afectada durante un turno.


Pertenencias:

Armas: Un revólver, un bastón y una excesiva y preocupante cantidad de barajas de cartas.

Propiedades: Una habitación en un burdel de Cliff Island.

Barcos: Uno de goma en la bañera.

Islas: -

Varios: -


Última edición por Nathan el Sáb 3 Mar 2018 - 19:02, editado 1 vez
avatar
Nathan
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 01/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nathan

Mensaje por Yuu Z. Blade el Sáb 3 Mar 2018 - 18:21

Recuerda pasarte por el censo y el registro de físicos.

____________________________________________
¡Nunca me rendiré!:


Chapero oficial:

avatar
Yuu Z. Blade
Criminal2-Ratero
 Criminal2-Ratero

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 20/08/2017
Edad : 17

Hoja de personaje
Nivel:
51/150  (51/150)
Experiencia:
57614/790000  (57614/790000)
Berries: 378.856.660

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.