Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7457)
 
Nocturne93 (5328)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2812)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Webmaster (2304)
 
Alwyn (2265)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Ir abajo

¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Mensaje por Nocturne93 el Dom 4 Mar 2018 - 17:21

Sentado esperaba el momento oportuno para hacer mi movimiento. En aquél bar lleno de piratas había uno en concreto que era el objetivo de mi misión en ese lugar. Tan solo había un problema, y era que no estaba seguro de quién era en estos momentos.

Un pirata conocido por llevar siempre una máscara cuando es visto en público, los carteles de recompensa no conocen su verdadero rostro, y lo único de lo que me puedo guiar para desenmascararlo y llevarlo ante la justicia es su personalidad. Se dice que es muy frívolo, que es incapaz de relajarse, pero eso tan solo resulta ser otro problema, pues me diría que no está realmente en este lugar. Aunque es imposible.

Había estado siguiendo el barco, la bandera de la tripulación que lleva la calavera enmascarada, es inconfundible. Les había estado siguiendo a escondidas, vigilándolos. Todos los piratas habían salido del barco, mi haki de observación no me reveló ninguna otra presencia en el navío, y todo el que salió del barco, entró en este establecimiento. Y si digo que esa información puede resultar otro problema, es por el hecho de que aquí en el local no hay absolutamente nadie que pueda parecer tener ese tipo de personalidad, todos están ebrios, despreocupados, gritando y cantando. Como buenos piratas. Tal vez hasta doy un poco el cante en ese lugar, aunque vaya de incógnito.

Trataría de esperar el momento oportuno para actuar, aunque debía de seguir fijándome en todos, debe haber alguno de ellos al que todos le tengan respeto, tal vez temor, ese debe de ser el capitán enmascarado, el objetivo principal. Debo asegurarme de que es él antes de acabar con ellos. Lo cual será pan comido en ese estado de embriaguez que llevan todos.

Tan solo debo de ser paciente.
avatar
Nocturne93
Marine6-Teniente Comandante
Marine6-Teniente Comandante

Mensajes : 5328
Fecha de inscripción : 24/12/2011
Edad : 25
Localización : Hyrule field

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
152646/790000  (152646/790000)
Berries: 380.351.945

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Mensaje por Kodama el Lun 5 Mar 2018 - 23:02

Kodama era totalmente invisible. No de verdad, claro, sino metafóricamente hablando. Sin el uniforme ni sus espadas, vestido con ropa de paisano y leyendo el periódico tranquilamente, pasaba desapercibido hasta un punto tal que nadie se fijaba siquiera en él. Con el tiempo se había convertido en un auténtico experto en misiones de camuflaje. Sus disfraces eran cada vez mejores, y lo volvían indistinguible de una persona corriente.

Tenía todo lo necesario para camuflarse en la sociedad humana. La típica ropa humana: chanclas con calcetines blancos, bermudas con motivos floreados de colores chillones, camiseta fucsia con las palabras "I Love Jaya", y unos bonitos tirantes. La típica gorra humana, con la visera hacia atrás y bien calada para disimular las hojas. Los típicos accesorios humanos: un chiuaua malvado y tembloroso con correa de pinchos, una mariconera cruzada sobre el pecho donde guardaba multitud de paquetes de pañuelos que no usaría jamás, un palo-Den Den Mushi para poder hacerse fotos a sí mismo y un periódico al que le había hecho dos agujeros para poder ver a través de él.

El investigador Roble estaba listo.

Si estaba allí era, como de costumbre, para investigar a posibles corruptos. Ya lo había hecho anteriormente, y ahora le tocaba investigar a otro de sus compañeros. Los humanos se sentían incómodos fisgando en las vidas de sus colegas, pero a él le daba igual. La intimidad era algo que le resultaba ajeno, así que no veía problema alguno en seguir a ese tal Kimura Hayate a ver qué hacía.

No sabía gran cosa sobre él, pero le sorprendía verlo en un bar a esas horas de la mañana. Menudo soldado ejemplar... Llevaba ahí ya un buen rato. ¿Debería entrar? Sería lo mejor. Los humanos que ingerían grandes cantidades de esas extrañas bebidas embriagadoras se volvían muy habladores. Posiblemente fuese suficiente una única pregunta para que confesase. Sí, estaba convencido.

Y allá fue. Agarró al chiuaua, una alimaña diminuta y confusa a la que el Gobierno le introdujo el cerebro de un infame criminal -se suponía que así aprendería a hablar, pero solamente mordía y temblaba-, y se acercó a la taberna a grandes zancadas.

Entró como un humano totalmente normal.

-¡Buenos días, congéneres humanos! -saludó alegremente.

Se acercó al primer hombre que vio, le pasó la mano sobre el hombro, levantó el palo-Den Den Mushi y se hizo una foto con él. Luego buscó con la mirada a Kimura. Todos los humanos le parecían iguales, así que se guió por el inusual color de pelo. "Color otoño", se dijo, eso que los humanos llamaban "rojo".

Se sentó frente a él en su mesa, un poco encorvado por lo antinatural que le era  el hecho de sentarse, y le lanzó una pregunta directa que el alcohol le obligaría a responder sinceramente:

-¿Eres un corrupto, Hayate?
avatar
Kodama
Almirante Kodama
Almirante Kodama

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Hoja de personaje
Nivel:
102/150  (102/150)
Experiencia:
299068/790000  (299068/790000)
Berries: 58.696.292

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Mensaje por Nocturne93 el Mar 6 Mar 2018 - 13:26

Todo estaba yendo más o menos tranquilo, lo mejor que podía ir en un lugar como aquél. Pero de pronto un inesperado giro de los acontecimientos ocurrió cuando una persona conocida para mí entró en el establecimiento.

Al saludo de "Buenos días, congéneres humanos" apareció el capitán Kodama en escena. ¿Trataba de ir de incógnito? Apostaba a que todo el mundo se le quedaría mirando, por más que vaya disfrazado o de incógnito, apostaba que hasta los más borrachos se daban cuenta de que se trataba de un árbol parlante. Miré disimuladamente alrededor, unos se quedaban mirando a Kodama anonadados, otros se ponían a reirse pensando que se trataba de una ilusión o algo parecido, incluso alguno se quedaba mirando la botella y al árbol alternamente y acababa tirando el alcohol, diciéndose a sí mismo que ya había bebido lo suficiente.

¿Qué diantres estaba haciendo el capitán Kodama en un lugar como este? ¿Acaso venía también en busca de los piratas enmascarados? Por suerte estos estaban tan absortos en su propia fiesta que parecía que no se percataron del árbol. Pude notar su mirada sobre mí. ¿Acaso me conocía? Se hizo una foto con un borracho que estaba flipando y diciendo "Coño, un árbol que habla" y después vino directo hacia mi posición. Se sentó frente a mí y fue directo, mostrando sus intenciones. Me hizo una pregunta que por unos instantes me dejó paralizado. ¿Me estaba preguntando eso de verdad? ¿A qué venía aquello? No entendía nada.

-No entiendo a qué viene esa pregunta, capitán. Pero debe saber, que no deberíamos hablar demasiado. Tengo un objetivo aquí.

Le tendí un papel arrugado, se trataba de un cartel Wanted donde estaba impresa la imagen del pirata que estaba buscando. Esperaba que el capitán entendiese que no era el mejor lugar para hablar con formalidades como marines, ya que la tapadera podría irse por la borda. Aunque su mera presencia ya podría hacerlo si alguien era capaz de reconocerle, y si así era incluso me habría delatado a mí mismo.

-He estado siguiendo la pista, está aquí y estoy tratando de reconocerle antes de ir a por él. Necesito asegurarme para evitar fracasar la misión, capitán. Lo único que hago aquí, es pasar inadvertido camuflándome como uno más de ellos.

No conocía mucho al capitán Kodama, no más que de aquella vez en la que prestó sus servicios para la construcción de Atlas. Maldita sea, era un superior que además nos echó una mano simplemente por que quiso, y todavía no he sido capaz de agradecerle como es debido. Desearía habernos encontrado en otra situación.

Aunque ahora una duda ronda mi mente. ¿Por qué está él aquí? ¿Qué busca en este lugar? Me parecía un poco impertinente preguntarle directamente en este momento, debería esperar un poco más.
avatar
Nocturne93
Marine6-Teniente Comandante
Marine6-Teniente Comandante

Mensajes : 5328
Fecha de inscripción : 24/12/2011
Edad : 25
Localización : Hyrule field

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
152646/790000  (152646/790000)
Berries: 380.351.945

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Mensaje por Kodama el Mar 6 Mar 2018 - 21:14

-No te preocupes, Hayate, mi disfraz es perfecto. Si hablamos en voz baja nadie tendrá sospecha alguna de que somos servidores de la justicia. Al menos, uno de nosotros -añadió de forma mordaz. Había llegado a perfeccionar su habla imitando a los humanos y ya casi no se notaba su anterior tono monocorde-. Dime, chico, no me has contestado: ¿eres un corrupto?

Un hombre claramente borracho se acercó a ellos y le preguntó a Kodama si le pasaba algo en el pelo. "Tienes una hoja en la cabeza, tío", fueron sus palabras exactas. Kodama se giró hacia él, expuso sus inmaculados dientes en una amplia sonrisa y le dio las gracias entusiasmadamente, para no llamar la atención. Terminó con un perfectamente natural guiño de ojo que, como aún no lo controlaba del todo, consistió en cerrar el ojo izquierdo durante ocho segundos. Cuando el borracho se alejó, seguramente sin la más mínima duda sobre la humanidad de Kodama, éste pudo volver a su conversación, no sin antes hacer callar al irritante chiuaua.

-Solo hay tres personas en el entorno de la Marina que hayan tenido contacto con este hombre -El Roble sacó una foto en la que se veía a un tipo alto y delgado con un único brazo. Se trataba de un cazarrecompensas bastante conocido llamado Jacob, que hasta hacía poco no había llamado la atención de los soldados de blanco. Se giró para comprobar que nadie estaba escuchando antes de seguir-. Uno de ellos eres tú. Este hombre se coló en unas instalaciones del Gobierno gracias a una identificación falsa que solo ha podido proporcionarle alguien de dentro.

En realidad, el hombre-árbol tenía sus dudas al respecto, pues existían otras hipótesis viables, pero hacía lo que le decían. Al menos mientras estuviese de acuerdo con ello. Los otros dos sospechosos, a los que ya había investigado antes habían demostrado su inocencia gracias a sólidas coartadas y a otra multitud de pruebas irrefutables. El último, Kimura, debía ser el culpable por descarte. O eso le habián dicho; dudaba que los de arriba admitiesen haberse equivocado en su interpretación del caso, por lo que era fácil que las culpas le cayesen al chico del pelo otoñal.

Todo sería más fácil si resultaba ser culpable.

-Sabemos que tuviste relación con el tal Jacob y, por tanto, una oportunidad perfecta para pasarle información. Te lo preguntaré otra vez: ¿eres un corrupto, o no, chico? -le dijo sin desviar un milímetro la mirada de los ojos del humano. Luego recordó que era común pedir comida en lugares como aquel-. Ah, camarero, mozo, ¿puede traerme una empanada de riñones?
avatar
Kodama
Almirante Kodama
Almirante Kodama

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Hoja de personaje
Nivel:
102/150  (102/150)
Experiencia:
299068/790000  (299068/790000)
Berries: 58.696.292

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Mensaje por Nocturne93 el Miér 7 Mar 2018 - 12:57

Las palabras del capitán tan solo hacían que aquella situación resultase más problemática. Nos encontrábamos en una taberna en Jaya, rodeados de piratas, y el capitán parecía que había venido en mi busca con la idea de que soy un corrupto que había estado con ese hombre. Maldita sea, su fea cara nunca se me olvidará, ese maldito resultó ser más un estorbo que otra cosa, y para colmo me toman como un cómplice suyo. Esto no podía estar pasando.

Kodama pidió algo para comer, para disimular pedí exactamente lo mismo, para que no resultase más llamativo el capitán, quien no parecía estar muy relacionado con los hábitos humanos por lo que se ve. En cuanto el camarero se fue me dispuse a responder al capitán.

-Recuerdo a este hombre. Navegaba con un pelotón cuando fuimos atacados por los gyojin, viendose inmersos dos navíos de civiles, los cuales debido a las inclemencias del temporal no pudimos hacer nada por salvarlos, salvo un chico que saqué del mar. Los gyojin tenían como objetivo esos barcos, que huían de una isla donde estaban atacando. Cuando llegamos, con el barco dañado, la isla estaba practicamente arrasada por los gyojin, y tan solo había una persona que les había ayudado. Era ese hombre, Jacob, un cazarrecompensas que hizo que los tritones se marchasen. El sabía la identidad de los atacantes, dijo que iba a ir a por ellos y fui con él.

El camarero llegó sirviendo unas bebidas que no habíamos pedido, pero que al parecer era lo típico al pedir cualquier cosa allí. La cerveza prácticamente rebosaba por la jarra que parecía desportillada en casi la totalidad, un grato servicio.

-Aunque debo reconocer que en todo momento, los actos de Jacob dejaban mucho que desear, resultó más un estorbo que un aliado en combate, pues no hizo prácticamente nada salvo dejarse atrapar, ser herido y ponernos a ambos en aprietos. Un gyojin con un brazo robot que al final de todo aquello, simplemente desapareció, volvió al mar y no volví a saber nada de él. Le vi más como un inútil que no sabe cuidarse de sí mismo que como algún tipo de criminal. Al fin y al cabo, protegió la isla.

En ese momento me vino a la cabeza una teoría, el rostro se me puso prácticamente blanco, no había sido capaz de pensar aquello antes y me sentía realmente estúpido. ¿Cómo había podido estar tan ciego? Parecía improbable, pero tampoco conseguí tener una oportunidad para interrogar a ninguno de aquellos gyojin, me vi obligado a recurrir a la fuerza y no pude preguntarles por los civiles, no pude saber para qué los querían ni donde estaban. Aunque finalmente fueron encontrados, pero ellos no sabían nada.

-Pero y si... Me siento inútil. Él era un gyojin, misteriosamente una persona que apenas parecía tener habilidades, consiguió hacer retroceder a ese ejército que después le rodeó cuando estuvimos luchando. ¿Y si él estaba trabajando para los piratas de Krabbo? ¿Y si me llevó con él con la intención de capturarme a mí también y les salió mal? Si prefería asegurarse nunca habría soltado su coartada, y los gyojin en su inmensa mayoría fueron a por mí, dejándole a él. Tan solo aquella sirena, que me hizo dar a entender que lo estaba ahogando para hacerme caer en una trampa, cuando ella vería que no se ahogaba al ser otro gyojin... Maldita sea. ¿Cómo he podido estar tan ciego?

Me llevé las manos a la cabeza, frustrado por mi propia negligencia. Tuve en aquella ocasión alguien que podría haber sido otro cabecilla y no fui capaz de verlo. ¿Qué me ha ocurrido? ¿Cuándo me he vuelto tan despistado y confiado con la gente?

-No soy un corrupto, capitán. Se lo puedo asegurar y mostrar de la forma que lo desee. Tan solo en aquella ocasión no fui capaz de ver a través de las palabras de ese hombre. Por ello, mis más sinceras disculpas, pero en este momento tengo otro asunto entre manos.

Algunos de los miembros que debía estar vigilando parecía que estaban por marcharse del local. Era mi deber seguirlos, pero no podía dejar al capitán así.

-No se si estas palabras le servirán para creerme, pero no puedo dejar ahora mi deber, llevo una semana siguiéndoles y vigilándoles. Con su permiso, capitán, debo terminar el trabajo.

Me ahorré el saludo tradicional y riguroso por el lugar donde nos encontrábamos, no quería que nadie me viera hacer eso delante de nadie, es la marca del saludo marine, detalle que no debería ser mostrado en un lugar así, y más yendo de incógnito. Me levanté y me quedé mirando a Kodama.

-Si no desea nada más, capitán... No puedo dejar escapar esto ahora.
avatar
Nocturne93
Marine6-Teniente Comandante
Marine6-Teniente Comandante

Mensajes : 5328
Fecha de inscripción : 24/12/2011
Edad : 25
Localización : Hyrule field

Hoja de personaje
Nivel:
83/150  (83/150)
Experiencia:
152646/790000  (152646/790000)
Berries: 380.351.945

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Coño, un árbol que habla! [privado Kodama & Nocturne93]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.