Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7450)
 
Nocturne93 (5328)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Webmaster (2268)
 
Alwyn (2265)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Ir abajo

Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Sáb 28 Abr 2018 - 21:26

El día está ligeramente nublado y el viento mece suavemente tus cabellos, seguramente dirías que hace frío, pero tu pelaje te protege de este. Te encuentras en la entrada principal de una gran ciudad, justo donde termina un puente —o donde comienza, depende de donde lo veas—. Hay mucha gente a tu alrededor, muchos de ellos cargan pesadas bolsas y ves que los ancianos lucen cansados. También, si te fijas un poco, notas que están algo sucios y mal alimentados, vaya cosas de tierras como esa. Lamentablemente no tienes mucha opción de largarte de allí y pasar el fin de semana en un spa, pues el Gobierno Mundial tiene un trabajo para ti.

No posees mucha información acerca del sujeto al que tienes que silenciar, ya sea atrapándolo o haciendo lo que un agente debe hacer. Sabes que es un traficante de armas y muchas de ellas no son un gran problema, considerando que la mayoría son armas blancas bastante… normalillas. Sin embargo, la cuestión es que el hombre que se hace llamar Falco, trabaja codo a codo con un grupo de revolucionarios que se esconden entre las sombras. ¿Sus objetivos? Joder al Gobierno. No recibiste mucha información acerca de este misterioso grupo, pues tú céntrate en atrapar a Falco y ya otro se encargará de lo demás.

Tienes muchas cosas que hacer, así como también mucho que descubrir. Estás en una ciudad nueva y se permite la curiosidad, después de todo, ¿cuándo volverás a estar en Novigrado? Si interactúas con la gente y haces un par de preguntas, sabrás donde encontrar algunas tabernas, hostales y el teatro. En todo caso, más de alguno te mira feo y, de hecho, te escupen los pies. No todos son muy educados con los extranjeros, ¿eh? Puedes dirigirte hacia cualquiera de los lugares nombrados, ya sea para reunir información, conseguir una habitación para descansar o simplemente pasar un buen rato viendo una obra de teatro.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Miér 2 Mayo 2018 - 21:24

Cabizbaja por haber derramado el té de la señora en el barco, Ellie consiguió desembarcar en una isla que no conocía. Ni siquiera tenía una gran certeza de qué debía hacer allí. Simplemente conocía el nombre de alguien que había estado perturbando al gobierno. Debía ser capturado o, si las cosas se ponían feas, eliminado. A la mink no le gustaba en exceso lo de ir acabando con la gente por ahí, pero entendía que no podía fallar en una misión, y si era necesario, tendría que terminarla con la muerte de su adversario.

El sol brillaba por su ausencia, y el viento parecía enfriar al resto de personas que por allí estaban. Para su fortuna, la loba tenía un pelaje que la cubría de éste. Cuando dió un par de pasos, pronto notó cómo los trabajadores, muchos de ellos ancianos y la gran mayoría descuidados, se fijaban en ella. Volvió a agachar la cabeza y se movió entre la gente, intentando evitar las miradas más sucias. Incluso le pareció que alguno la empujaba o escupía, pero intentó hacer caso omiso.

Cuando andó en línea recta un par de minutos, intentó encontrar a alguna señora por las calles, a la cual le haría un par de preguntas. ¿Dónde se encontraba el hostal más cercano? ¿Y el teatro?

Ellie sabía que tenía que hospedarse en algún lugar, y aunque el gobierno solía tramitar ese papeleo, por alguna razón esta vez no lo había hecho. Y el segundo lugar, sería el teatro. Ellie nunca había estado en un teatro. Había visto representaciones para niños en su isla natal, pero nada de ir a un gran teatro como el que había en aquella isla. Había visto un cartel sobre una actuación en el camino de la entrada hasta donde se encontraba, y confiaba en poder visitarla.

Tras realizar las preguntas, se lamería la pata derecha fruto del nerviosismo y, tras ello, pensaría qué hacer. Quizá, con suerte, acabaría viendo una actuación en directo. La misión podía esperar un par de días. O quizá tres.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 4 Mayo 2018 - 19:17

Avanzas por varias calles y puedes ver cómo es realmente Novigrado. Hay casas bastante grandes, pegadas a la calle y, generalmente, hechas de piedra. Las personas visten trajes simples: túnicas, pantalones de hilo, camisas… Parece que estás envuelta en un lugar donde los avances tecnológicos no han conseguido llegar, pero no supone ningún problema para tu trabajo. Nunca está de más saber donde uno se encuentra, ¿verdad? Y ahora que has decidido visitar el teatro, conocerás un poco más de la ciudad que esconde una belleza única. Seguramente no se parece en nada a Zou, ¿eh?

Doblas hacia la derecha, luego sigues recto y doblas hacia la izquierda. Te hubiera venido bien alguien que conociese la ciudad, pues desconoces qué tan peligrosa puede llegar a ser. Resulta que te encuentras en un callejón y a mitad de este, hay un grupo de tres hombres. Uno de ellos, un sujeto alto y delgado, se fija en ti y se acerca maliciosamente. Seguramente sus movimientos son los de un novato, pues consigues ver que saca una corta daga de su bolsillo. Tal vez es el momento de dar media vuelta y huir, pero si lo intentas verás a un hombre gordo y mucho más alto que tú: el matón encargado de bloquearte el paso.

—¡Hey, bestia! —dice el delgaducho seguido de sus dos amigos— No nos gustan que cosas como tú anden en nuestra ciudad; somos los encargados de limpiar la basura. Puedes entregarnos todo lo que llevas encima, incluida la ropa, y te dejaremos ir. No te resistas, abominación, pues terminaremos llevándonos todo… estés viva o no.

Es el momento en que tienes que tomar una decisión. ¿Opciones? Muchas. Puedes calmarles y darles tu dinero, convencerles de que todo esto es una mala idea, pelear contra ellos y quitarles sus cosas (ladrón que le roba a ladrón tiene mil años de perdón). En fin, las opciones solo están limitadas a tu imaginación. En todo caso, y porque eres nueva en la ciudad, te recomiendo que no llames mucho la atención. Ya sabes de sobra que los minks no son muy bien recibidos en Novigrado, y es únicamente porque la gente tiene bastantes prejuicios.

Importante:
Todos los bandidos son de nivel 5, el callejón tiene unos cinco metros de ancho y por lo menos treinta de largo. El gordete que está detrás tuyo mide dos metros y treinta centímetros.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Lun 7 Mayo 2018 - 17:33

A paso lento Ellie fue caminando por las calles de la ciudad, notando cómo de distinta era a cualquier otra isla donde podía haber estado con anterioridad. Lo primero que le llamó la atención era la forma de las casas, las cuales estaban construidas en su mayoría de piedra y denotaban un escaso -o nulo- uso de la tecnología en la isla. Se fue fijando en todas y cada una de ellas, y poco tiempo pasó hasta que decidió que, en un futuro y si su estado económico se lo permitía, acabaría haciendo un viaje más largo en aquella isla, intentando comprender la cultura que seguían y qué les había llevado a ello.

Sin embargo, como suele pasar cuando visitas una isla por primera vez, la loba acabó perdiéndose. Ni siquiera recordaba la cantidad de veces que había girado desde el punto en el que inició su recorrido.

Definitivamente estoy perdida Pensó cuando se adentraba en uno de los infinitos callejones de aquella isla.

Sin embargo, la luz pareció guiar a la mink a aquél callejón. Allí había un grupo de hombres al cual la loba se disponía a preguntar. ¿Sabrían orientarla? Seguro que sí. Pero un giro inesperado de los acontecimientos llevaron a pensar a la mink que quizá no era la mejor opción. Observó cómo el grupo de tres humanos la increpaba de forma racista, así como también observó cómo uno de ellos, el delgaducho alto sacaba una daga de una manera poco vistosa.

La loba apretó el puño en un movimiento que respondía a su frustración, y notó cómo le hervía la sangre. Contó hasta seis, calmandose e intentando mantener la compostura. No era la primera vez que la increpaban por ser diferente a los demás, ni sería la última tampoco.

- A ver, caballeros -comentó a la par que hacía una pequeña pausa y se lamía la pata derecha, girando hacia atrás y observando a un humano más robusto-, creo que todo esto está siendo un malentendido…

Aunque sabía que hablar con ellos probablemente no resolviese nada, puesto que jamás en su corta experiencia tratando con seres racistas había funcionado. Simplemente optó a dialogar para, mientras hablaba, estudiar el terreno. Y eso hizo, dándose cuenta de las dimensiones que tenía el callejón y viendo viable la única opción que creía que la salvaría de combatir.

Fijando su mirada en el punto al que quería llegar, la loba flexionó sus piernas y dió un fuerte impulso eléctrico que la elevó con una inclinación de unos sesenta grados, unos cuantos metros hasta una de las paredes del callejón y, posteriormente, haría lo mismo al entrar en contacto sus piernas con la pared. En un principio estimó oportuno llegar al techo con un solo apoyo en una de las paredes, aunque no dudaría en realizar un segundo si lo veía necesario.

Una vez llegase al techo, si llegaba, intentaría divisar el teatro. Siendo un edificio tan emblemático y con tanta fama, seguro que se hacía distinguir entre la multitud de construcciones.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Dom 13 Mayo 2018 - 18:57

No consigues ver las expresiones de los malhechores, pero seguramente quedaron anonadados por la facilidad con la que consigues usar las paredes para subir al techo… vaya cosas, considerando que tiene varios metros de alto. También les pudo haber impresionado la electricidad que surgió de tu cuerpo, pues no están acostumbrados a ver cosas así. De momento no ha pasado nada malo… de momento. Por otra parte, incluso tú misma pareces impresionarte por lo que conseguiste hacer. ¿Pudo haber ayudado la concentración? ¿El peligro? ¿O simplemente tus piernas reaccionaron al 100%? Quién sabe, pero es algo bueno.

La vista desde el techo es fabulosa. Si miras hacia el norte, te encontrarás con una multitud reunida frente a lo que en principio parece ser un escenario. Al parecer has dado en el blanco, suerte la tuya. Por otra parte, si miras hacia el noroeste verás que hay un espacio abierto donde una luminosa fogata llama tu atención; seguramente algo interesante esté pasando allí. Como sea, es hora de que elijas qué hacer. Puedes dirigirte hacia donde está la multitud, y así seguramente habrás llegado al teatro, lugar donde no solo podrás entretenerte, sino que conseguir algo de información sobre Falco. También puedes retirarte y buscar un lugar para descansar, aunque ahora estate atenta; no sabes si los próximos bandidos vayan a ser tan mediocres. Ah, y puedes ir hacia el fuego. Un poco de calor siempre hace bien.

Consejo:
Antes de que vayas a realizar cualquier acción, asegúrate de saber lo que puedes hacer y lo que no. Según tu clase, eres tier 1 de agilidad y seguramente no da para subir las paredes como lo has hecho. Aquí puedes ver la tirada de dados que hice para decidir qué hacer contigo. Y el otro consejo es que profundices en tus acciones, ya que afectará en las posibilidades. Espero que te sirvan mis consejos para posteriores moderados^^.
Recordatorio:
No tomes en cuenta esto, es solo para acordarme y que no se me vayan las ideas: electricidad, aumento, futuro.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Lun 14 Mayo 2018 - 12:00

Cuando las piernas tocaron la pared y lograron impulsarse, la loba sabía que lo conseguiría. Aún así, no pudo evitar sorprenderse de la facilidad con la que lo consiguió. Sus piernas se impulsaron empleando la electricidad y ganando así agilidad, de tal manera, que una vez en el techo pudo recobrar la sonrisa y autofelicitarse, fruto de la emoción vivida.

La mink fue golpeada por una ligera brisa mientras ojeaba todo aquello que podía ver desde su cómoda posición. Sin duda eran unas vistas increíbles, de las más bonitas que jamás había tenido el gusto de presenciar. Y había dos cosas que llamaban su atención por encima de cualquier otra. Por un lado, un gran grupo de gente en lo que parecía ser, casi con total seguridad, el teatro que Ellie estaba buscando. Sin embargo, una gran fogata llamó aún más la atención de la joven, que por un momento se quedó pensando en quién podía haberla provocado o si había algunas fiestas allí. No era muy común en las islas que había estado el encender una fogata dentro de la isla, o al menos tan dentro como aquella estaba. Aunque por otro lado, quizá era tradición allí. Independientemente de una u otra cosa, despertó la curiosidad de la joven mink, que pensó en cómo llegar hasta allí e intentó memorizar el camino que debía seguir para no perderse. ¿Correría la vida de alguien peligro? ¿Acaso era una fogata planeada?

Aunque la idea del teatro nubló sus pensamientos por unos segundos. Era su idea inicial, y siempre había deseado ver una función en un gran teatro. En aquellos momentos de duda, la loba se tomaba su tiempo para plantearse todos los escenarios posibles -o los que ella creía posibles-, y entonces decidir. Si bien el teatro llamaba sumamente su atención, y más teniendo en cuenta que nunca había estado en uno que no fuese infantil, el fuego la llamó más. Sabía que podía ser peligroso, y que quizá, más allá de su misión, hubiese gente que necesitase más de su ayuda que aquella que le había encomendado la misión. Además, si por alguna razón era una fogata planeada y había gente, podría obtener alguna información del tal “Falco”, el motivo por el cual se encontraba allí.

Un pequeño escalofrío recorrió su piel y erizó su pelaje. ¿Sería algún mal presagio? Quién sabe. La joven echaría un último vistazo al callejón y, tras ello, actuaría en función de lo que viese.

Si, tras un exhaustivo escaneo no conseguía divisar nada, bajaría con cuidado y se dirigiría hacia la fogata. En caso de seguir los maleantes, saltaría hasta otro edificio -siempre y cuando estuviese cerca- e intentaría bajar desde él para que no la viesen.

En cualquier caso y si no podía bajar de una manera óptima y sin lastimarse, se lanzaría y usaría su logia para amortiguar la caída. Poniendo en cualquiera de los casos rumbo hacia la fogata.

Puede que, después de todo, una vez viese la fogata y acabase su misión, tuviera tiempo para ir al teatro. ¿Qué obras representarían allí? Ojalá estuviese su preferida, Bromeo y Mulieta, una dramática historia de amor con la que Ellie solía llorar. Quizá puede que incluso hiciesen alguna versión de ésta donde los personajes fuesen minks. Bueno, aquello quizá era más fruto del fanatismo que de la posible realidad. Pero de cualquier manera, la joven mink deseaba que aquella función se representase el día que fuese al teatro.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Sáb 19 Mayo 2018 - 19:57

Caes sin problema alguno y empiezas a caminar hacia tu destino: la fogata. A medida que te acercas a esta, ves que la cantidad de gente con la que te topas es mayor, dándote cuenta de que estás en una gran plaza. Quizás la principal de Novigrado. Te acomodas la capucha para que no te sigan juzgando por como luces y continúas tu camino. Notas que hay una gran cantidad de guardias, quienes visten armaduras pesadas y espadas largas; algunos tienen ballestas. Pero para alguien como tú no debe significar ningún problema la ley, ¿o sí? Como sea, continúas tu camino.

Llegas hasta la pica flamígera, lugar donde ves que hay una plataforma elevada con razón de que la persona que estuviese allí fuese vista por todo el público. Se trata  de un hombre de cabello canoso y ojos dorados, viste una túnica roja y lleva un cetro en su mano. Detrás de él hay un tipo que parece más gigante que humano, pues su altura te deja perpleja. ¿Medirá tres metros, tal vez? Lleva un parche en su ojo izquierdo, o en lo que debía haber ahí, y su cabello es negro como la noche, el cual deja caer hasta la altura de los hombros. Es bastante corpulento y tiene su mano izquierda apoyada en el pomo de su espada. Por otra parte, parece que has llegado tarde para ver el espectáculo… En el centro del fuego, yace el rostizado cuerpo de lo que alguna vez fue una persona.

—… y así, encomendamos esta corrompida alma al Señor de la Luz —dijo el sacerdote y luego hizo una reverencia, seguida de casi todo el público.

 Sea lo que sea lo que esté pasando en esa ciudad, no es algo muy común en la vida más civilizada. Ya verás tú como reaccionas, aunque te daré un consejo: huye. Notas que la mirada del sacerdote se posa sobre ti y una expresión de horror se dibuja en su rostro, haciéndolo retroceder, impactado. ¿Es que nunca antes había visto a una mink? Seguramente no. Como sea, su mirada es acompañada de varios hombres y mujeres que hacen un círculo en torno a ti. ¿Alguna vez te has sentido como un animalito de circo? Algunos te miran con espanto y otros con curiosidad, pero definitivamente nadie sabe exactamente lo que eres.

—¡Aberración, monstruo, hereje! —sentenció el sacerdote—. ¡Acaben con la vida de esta pobre alma!

Algunos guardias se te acercan con las espadas desenfundadas y con caras de pocos amigos. Ya verás tú qué haces, pero por el momento estás en un grave problema… o no. De entre la oscuridad, nace un rayo de luz. Un encapuchado te toma el brazo y puedes ver unos ojos amatistas, además de un rostro joven. Te dice que le sigas; al parecer tiene un plan. Todo parece que es mejor que estar rodeada de soldados y matones, tampoco es que quieras terminar en la hoguera. Aunque seguramente a una chica loba de magma no le pasará mucho, pero arruinaría la trama. Como sea, si decides seguir al chico que ha aparecido de la nada, este lanzará una bomba de humo acompañada de una de aturdimiento (libera una horrible onda de sonido) para luego llevarte a un callejón.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Lun 21 Mayo 2018 - 11:14

La estancia de la joven mink en la isla empezaba a ser más arriesgada de lo que a ella le gustase. Cuando se percató de que todo estaba correctamente, descendió y prosiguió la búsqueda de la hoguera. Quizá allí encontrase alguna respuesta a por qué se permitía ese aparente caos.

Conforme la loba iba caminando por las calles de la isla, acercándose al epicentro de la hoguera, se dió cuenta de la gran cantidad de guardias que había. ¿Serían del estado? ¿O sería la guardia de quien fuese que estuviese allí?

Tras unos segundos inmersa en los detalles de las armas y armaduras de aquella gente, acabó divisando la hoguera, y con ella a un hombre de unos tres metros que imponía con su sola presencia. Aquello era lo más cercano a un gigante que la loba había visto hasta la fecha. Se moría de ganas de preguntarle las miles de cosas que rondaban su cabeza, pero parecía que aquél no sería el día. Cuando escuchó al hombre que hablaba regodeándose con sus propias palabras, entendió de qué iba todo. ¿Quemar a las personas en la hoguera? ¿Quién diantres haría eso?

Había pensado en múltiples opciones posibles, pero jamás se hubiera siquiera acercado ni por asomo que lo que quemaban en aquella hoguera eran seres humanos. Y mucho menos que todo estuviese relacionado con un dios. El de la luz, concretamente. Su mirada mostró rabia, pero no podía actuar allí, no era su misión. Aunque seguro que aquello era mucho más importante que atrapar al tal Falco. O quizá todo estaba relacionado.

Cuando la loba se disponía a darse la vuelta, notó que todos la estaban mirando. Se tapó algo más el rostro con la capucha, pero ya habían visto suficiente, y en un nuevo ejercicio de racismo, la gente empezó a llamarla monstruo, a la par que el humano cuya voz predominaba allí, pedía su cabeza. También querían quemarla a ella, pero lo que no sabían era que ella ya estaba quemada por dentro, que el fuego no le haría nada, pues el magma era aún más cálido. ¿Quizá debía dejarse quemar? Puede que así la tratasen como a una diosa. “La diosa mink Ellie, la que no arde, la que superó la prueba del dios de la luz. La elegida”. Sonaba bien, demasiado bien. Aunque la joven loba no podía dejar de pensar acerca de aquél dios. ¿Bajo qué ideología se regiría? Debía ser alguna extremista sin duda. ¿Supremacista?

De repente, un encapuchado entró en escena y Ellie adoptó una pose defensiva. En primera instancia pensó que alguien se lanzaba a por ella siguiendo las instrucciones del humano que la quería en la hoguera, sin embargo debido a sus actos pronto cambió la perspectiva que tenía sobre el encapuchado. Éste, de hermosos ojos y joven rostro, se presentó como su salvación, y después de pedirla que le siguiera, el joven lanzó una bomba de humo a la par que le decía que se tapara los oídos.

La joven mink pensó durante unos segundos, los cuales bastaron para entender que era su mejor opción. En el peor de los casos, tendría que enfrentarse a una única persona. Haciendo caso al misterioso encapuchado, la mink se tapó los oídos con las palmas de las manos y corrió en su dirección. Un estruendo sacudió la zona, aunque no parecía una explosión.

-¿Qué ha sido eso? -comentó la mink a la par que se destapaba los oídos- Y por cierto… ¿Cómo te llamas?

Aunque Ellie tenía una batería de preguntas preparada, se decidió a elegir aquellas dos como sus primeras. Ya habría tiempo de explicaciones. O eso creía ella.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Sáb 26 Mayo 2018 - 23:56

El muchacho se quita la capucha y su cabello lacio y blanco cae desordenadamente, cubriéndole las orejas. Se asoma por la esquina para ver si algún guardia o ciudadano curioso alcanzó a seguirles, pero al darse cuenta de que no es así, regresa contigo.

—No es algo nuevo en Novigrado —te cuenta—, desde que esa secta caló en las mentes de las personas, aquí se comenzó a quemar a los que piensan y actúan distinto. Ten cuidado, hermana —te sugiere y se vuelve a poner la capucha—. Si sientes que esto es injusto, será buena idea que hables con Reynold.

Sin más, el chico desaparece tan rápido como apareció, dejándote con más dudas que respuestas. Y ahora te encuentras sola, en un callejón y atrapada en una ciudad donde persiguen a las personas como tú. Sin embargo, aún tienes una misión que completar: atrapar a Falco. Por alguna razón bastante evidente, te das cuenta que el muchacho de cabello blanco no está muy a favor del gobierno de Novigrado. Aquí es donde tienes que pensar qué hacer, y juega bien tus cartas.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Lun 28 Mayo 2018 - 11:24

La joven mink sonrió ante el acto que el peliblanco llevó a cabo, y sobre todo por lo estiloso de éste. Se quitó la capucha de tal manera que parecía sacado de un anuncio de champú. Su pelo cayó sobre sus orejas y, tras ello, el curioso hombre se marchó a ver si alguien les seguía. No tardó en volver, por lo que intuyó que todo había salido a pedir de boca.

-¿Por qué lo has hecho?-se limitó a preguntar laj oven mink.

Lo cierto es que no entendía cómo podía ser una costumbre quemar a gente. Sí, sabía lo que era una secta y el peligro que podían llegar a tener. Pero… ¿Es que nadie iba a intentar frenarles? Aquello se escapaba de su conocimiento. No podía siquiera imaginarse el motivo por el cual el gobierno no se hacía cargo de una situación así. Pero parecía que así era. Quizá el mecanismo que el gobierno tenía para actuar en esas situaciones no fuese el idóneo, o quizá aún no lo sabían… aunque aquello no tenía mucho sentido. Si ya era una costumbre… ¿Acaso lo respaldaría? La mink estaba confusa.

-Reynold…-susurró-¿Dónde puedo encontrarle?

Y el tipo desapareció, de manera tan ágil e inesperada que Ellie ni se percató de por dónde lo hizo. Ladeó la cabeza y ojeó el sitio en el que se había quedado. Un callejón sin salida, al igual que parecía estarlo ella. Se sentó sobre el suelo y empezó a cavilar sus opciones.

Por un lado, estaba el asunto de la mafia, y aquél tal Reynold, al cual debería acudir en caso de querer ayudar. Querer, claro que quería, pero aquello no podía interceder en su misión. Sin embargo, le gustaría preguntar a sus superiores si sabían algo, y en caso de no saberlo, quedarse unos días más para ayudar a atrapar a aquella mafia.

Y por otro lado, estaba la misión de la cual no sabía nada más que un nombre; Falco. Debía atrapar a esa persona por haber cometido una serie de delitos menores. ¿Pero por dónde empezar?

Le había quedado más que claro a la loba que aquella isla no era el paraíso para ella. Condenaban y perseguían la razón de ser de los minks, y probablemente de cualquier otra raza diferente al ser humano. ¿Sería toda la isla o sólo la parte perteneciente a la secta? Era algo que ni sabía ni podía poner a prueba.

Está bien, tendré que ponerme en contacto con mis superiores. Preguntar si pueden darme algo más de información, y si me permiten ayudar a esta gente a librarse de la mafia

Como todo buen agente, la loba tenía un den den mushi con el cual poder contactar con jefes. Llamó a su superior inmediato, y una vez este descolgase, le soltaría todo del tirón.

-Aquí la agente Ellie, mi señor. Estoy en Novigrado en mitad de la misión Falco, intentando capturar al criminal con el mismo nombre. Llamo para solicitar información del individuo, así como si sabemos algo de él que tenga alguna relevancia para el caso. Además, me gustaría que alguien mirase en los archivos de Novigrado, he notado cierta hostilidad a mi persona por ser mink, pero no sé si es debido a las creencias de la isla o a un grupo de gente aislado. Creo que es información lo suficientemente relevante como para tener en cuenta. Y por último -comentó esto en tono más serio aún del que inicialmente usó-, me gustaría saber si el gobierno tiene conocimiento de… -intentó no usar la palabra mafia para no condicionar a su superior- una organización cuyo fin es quemar a la gente que consideran impura en base a unas creencias religiosas. Y un fuerte racismo -finalizó sin poder evitarlo

Si su superior le daba información estaría lo más atenta posible y prestaría el máximo de atención, si por el contrario, no lo hacía, se marcharía hacia el teatro, donde intentaría indagar algo sobre los nombres de Reynold y Falco. Algo en su interior le decía que, por alguna razón, estaban relacionados. ¿Sería verdad?
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Lun 4 Jun 2018 - 6:08

Por un lado, no obtienes respuestas del joven de cabellos blancos pues este ya no está junto a ti. Esperas unos pocos minutos para que te reciban la llamada y esperas otros más para tener respuesta por parte de la agencia. Del otro lado suena una voz femenina y extrañamente robótica, como si careciera de emociones. La recepcionista te confirma que existe una imagen del hombre que buscas en la base de dato, imagen que no debería tardar en llegar a tus dispositivos. Y de Novigrado no se dice mucho. La agente encargada de la transmisión de información te dice que tu única misión es capturar a Falco, nada más. Puede que el Gobierno haya decidido no informarte sobre esto, puede que no conozca la situación que acabas de contar, o simplemente no les importa lo que esté sucediendo. Lo que sí interesa es que debes cuidarte para no terminar… bueno, en realidad eres una chica de magma, quemarte no tiene mucho sentido.

Si decides ir al teatro, te encontrarás con mucha gente que lo está pasando realmente bien. Risas y aplausos, un ambiente completamente distinto al anterior. Allí parece haber fraternidad y respeto por el otro, no como en la plaza donde todos te querían muerta. Ves alguno que otro hombre con una jarra de cerveza en la mano, así que te aconsejo que si quieres conseguir información, pregúntales a ellos. Por otro lado, si te fijas en el escenario, verás a un hombre rubio haciendo de príncipe y poco más. Tampoco es que la obra de teatro sea demasiado interesante ni llamativa, lo que si es curioso es el hombre que está apoyado en una viga de madera, observando todo desde las sombras. No consigues ver sus facciones, pues la oscuridad no te permite hacerlo. Bien, tienes unos minutos para interrogar a la gente, reunir información y comenzar con tu plan. ¿Recuento? Saber quién diablos es Reynold, qué relación tiene con Falco (si es que la tiene), saber la ubicación del traficante de armas y, si quieres jugar a ser heroína, averiguar algo sobre la secta. ¿Qué harás?


____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Mar 5 Jun 2018 - 16:39

La mink siguió su camino hacia el teatro intentando evitar que nadie viese su rostro. Había adoptado cierto miedo a que pudieran atacarla por su condición racial. Por ser diferente al resto, por su físico.

A veces pienso que el mundo es un sitio frío y complicado para vivir en él

Durante el camino pensó sobre qué preguntar a los transeúntes o a la gente que estuviese viendo el espectáculo. Y llegó a la conclusión que tendría que preguntar sobre Falco en primer lugar, y en caso de conseguir alguna información, preguntaría después sobre el tal Reynold, intentando averiguar si tenían alguna relación entre sí o simplemente eran dos pistas distintas que seguir.

Una vez la loba llegó al teatro, se fijó en la actuación que había. Fue un poco decepción teniendo en cuenta las expectativas con las que llegaba, pero aún así se quedó un rato mirando lo que quisiera que trataran de transmitir aquellos actores. Cuando se dió por vencida por no haber logrado recibir esa información, decidió observar la gente que tenía alrededor. Y su vista se fue hasta un grupo que bebía en la barra del bar.

Hasta allí se fué la mink, que sin duda sabía que un borracho siempre decía la verdad. Y no ponía impedimentos para decirla. Es más, a cambio de un par de tragos de cualquier tipo de alcohol, sería capaz de incluso vender su bien más preciado. Y es por ello que la joven loba se acercó a ellos e intentó comprarlos invitándolos a una copa.

- Soy nueva por aquí y solo pretendo hacer amigos -comentó a la par que preparaba su pregunta- ¿Puedo haceros un par de preguntas?

Si la respuesta era afirmativa, la lanzaría, en caso contrario, se dirigiría a otro grupo con el mismo fin.

- ¿Conocéis a un tal Falco? ¿Y a Reynold? Son dos hombres a los que estoy buscando.

La mink intentaría escatimar en detalles para no levantar sospechas, pero si alguien preguntaba, tendría que verse obligada a improvisar algo. Diría que Falco era un viejo socio, y que Reynold había sido su amigo de la infancia. Quizá colase, quizá no, pero era lo primero que a la mujer se le ocurría.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Lun 18 Jun 2018 - 21:33

Los hombres a quienes les preguntas se miran desconcertados, te responden que no tienen idea de quién es Falco ni Reynold, y luego te invitan un trago. Sin embargo, antes de que aceptes, escuchas que alguien se aproxima hacia ti y de pronto notas una presencia justo en tu espalda. Si te volteas, te encontrarás con un hombre alto y delgado, sus cabellos rubios están desordenados y es imposible saber hacia dónde van. Te mira con sus alargados ojos azules al mismo tiempo que tiene ambas manos puestas en los bolsillos del pantalón.

—¡Vaya, no sabía que una chica tan guapa como tú está preguntando por mí! —comenta con una sonrisa medio picarona y luego te intenta tomar del hombro para dar un “paseo”—. Si buscas a Reynold, ya lo encontraste. Me han contado sobre ti… y sobre lo que sucedió hoy en la plaza. Acompáñame, hay muchas cosas que tenemos que hablar.

Si decides acompañar a Reynold, este te llevará a un bar cuya entrada está oculta a la vista de los transeúntes. El sitio está limpio y ordenado, el suelo de madera brilla intensamente al mismo tiempo que una cálida luz anaranjada ilumina el lugar. El rubio te invita a sentarte en torno a una mesa cuadrada, también de madera. Por otra parte, no hay una sola alma en ese “bar”… así que estás sola con el desconocido. Es tu oportunidad para hacer preguntas y saber qué diablos sucede en la isla, dónde puede estar Falco y por qué hay hombres quemando a otros hombres. Sin embargo, antes de que puedas preguntar algo, Reynold toma la iniciativa.

—Dime, ¿qué sentiste cuando todo el mundo estuvo en tu contra? ¿Qué sentiste cuando estuviste sola y desprotegida? —pregunta con el semblante serio y los ojos puestos en ti, hace una pequeña pausa para que reflexiones la pregunta y continúa—. Ese sentimiento es el que vive dentro de las personas de Novigrado… El miedo ha calado hondo en nuestra gente y, entonces, me pregunto: “¿Esta es el mundo que quiero para mis hijos? ¿Y para los hijos de mis hijos?”. Tú sufriste en carne propia lo que es ser discriminada inhumanamente por ser diferente, tú tienes incluso más motivos que yo para decir “basta”. Ahora que sabes esto, déjame presentarme como debe ser: Reynold Silverwing, Comandante del Ejército Revolucionario.

»Estoy aquí para liberar a Novigrado del miedo y devolverlo a la libertad. He decidido confiarte esta información por lo que viviste hoy, y porque puedo ver en tus ojos que quieres lo mismo que yo… y espero no equivocarme —te confiesa—. Únete a mí y ayúdame a hacer realidad mi sueño, ayuda a la gente que es como tú… aquellos que no tienen la fuerza suficiente para protegerse a sí mismos. Por eso es que yo existo. Ah, y no necesitas responderme ahora. Mañana me reuniré con un importante socio de la Armada —el hombre te acerca un trozo de papel—. Ahí está toda la información que necesitas para llegar y la hora de la reunión. Si nos vemos, asumiré que quieres lo mismo que yo y comenzaremos a trabajar juntos.

Off:
En serio siento mucho la tardanza, pero he estado con exámenes. He decidido acelerar el ritmo del moderado para que no te aburra, así que si tienes pensadas las técnicas que te quieres llevar, puedes enviarme un mp para que mis compañeros las revisen y yo pueda pensar en algo para que las obtengas.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Miér 20 Jun 2018 - 9:37

Los rostros de los humanos no decían gran cosa. Parecían un poema a medio construir, quizá su semblante era fruto de la incredulidad porque alguien les preguntase sobre determinados nombres, o puede que el origen fuese el desconocimiento de esos nombres. ¿Quizá era que ella era una mink? ¿O quizá aquellos nombres inspiraban miedo? En cualquier caso, la pobre loba no recibió más que una alegre invitación a una copa y una negativa ante su pregunta.

No puede ser que nadie conozca a esta gente Se cuestionó en su interior la joven.

Sin embargo, cuando estaba apunto de agarrar la copa que le habían ofrecido, notó cómo una presencia atrás buscaba su atención. Al girarse, observó a un tipo -como buenamente pudo, ya que el interior de la taberna no brillaba especialmente por su luz-, y tras unos eternos segundos, éste se presentó. Y lo hizo como Reynold, algo que sorprendió tanto a Ellie que en un principio no le creyó. Pensó que seguramente la había oído y estaba intentando algo que aún no comprendía. Pero poco a poco la loba se mostró más receptiva a creerle.

La mink aceptó gustosa su invitación a salir fuera, y tras unos minutos, el tal Reynold la llevó hasta una nueva taberna, aunque ésta parecía más clandestina y escondida del resto de la humanidad. Unas gotas de sudor frío recorrieron la cabellera de Ellie. No había nadie en la taberna. ¿Qué estaba tramando aquél tipo?

Cuando los dos se sentaron, la mink ojeó detenidamente al que parecía ser su nuevo “amigo”. Sus ojos se clavaron en ella, y no tardó más de unos segundos en empezar a hablar. La loba escuchó pacientemente. Analizó cada palabra del humano, y llegó a la conclusión de que su fin parecía buscar el bien. En la mente de Ellie todo iba a transcurrir de manera diferente, pero desgraciadamente, rara vez la realidad se daba como en la mente de la mink. El humano confesó que se reuniría con un importante cargo de la revolución. Así mismo, Ellie recordó que Reynold se había presentado como comandante. ¿Qué cargo importante sería?

-Gracias -comentó cuando tuvo el papel en la mano-. Allí estaré.

La joven loba no tenía muy claro qué hacer. Por un lado, aún no sabía nada de Falco, por otro, el tal Reynold estaba a punto de hacer algo interesante por el bien de los ciudadanos… pero era un revolucionario. ¿Qué era más importante en la vida? ¿La lealtad a tu ordenamiento, o lograr el fin que supuestamente tu organización busca?

Ellie lo tenía claro. Y aquellas preguntas le ayudaron a decidirse finalmente por ayudar a Reynold. Pero nadie podría saber que era una agente del gobierno. Nadie la podría relacionar con lo que fuera que fuese a suceder. Y Falco tendría que caer también.

Entonces, la loba se marchó del lugar agradeciendo de nuevo al humano su confianza y pensando en cómo podía crear una coartada ante sus superiores. Algo en su cabeza cobró el sentido necesario y marcó a través de su den den mushi hacia sus superiores, trazando un plan en segundos.

-Falco está atrapado, me dispongo a salir de la isla.

Y sin más, la loba cortó la comunicación. Podían pasar varias cosas. Primero, que no atrapaste a Falco, lo cual pondría en problemas aquella frase. Quizá podía decir que se escapó, que se confundió, que la engañaron… cualquier cosa, nada la salvaría de un castigo. El caso es que ya tenía una coartada. Oficialmente, no estaría en la isla cuando lo que fuera que Reynold estuviese planeando viese la luz.

Ya solo quedaban unas horas para verse de nuevo con los revolucionarios. ¿Podría intentar encontrar a Falco hasta entonces? Quién sabe. La mink lo intentaría por los alrededores del lugar al que el humano la había invitado. Buscaría a alguien y le intentaría hacer un breve cuestionario. Primero, le preguntaría si conocía a Falco, y en función del semblante que pusiera, continuaría o no. No pararía hasta dar con Falco… o hasta acabar exhausta.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Dom 24 Jun 2018 - 20:45

Justo después de salir de la taberna, te ves rodeada por un grupo de cuatro hombres armados. No parecen ser los mismos tontos que intentaron robarte en el callejón, estos están formados de tal forma que ves improbable una huida exitosa. El del centro es un hombre grande y tuerto, quien te mira con su único ojo café. Lleva una espada casi tan grande como tú, así que te sugeriría tener cuidado. Por lo que puedes observar, los soldados que están frente a ti pertenecen al culto amante de la quema de hombres. A medida que te acechan como una leona a su presa, el del centro decide hablar.

—Escoria como tú no merece pisar este lugar santo. Sea lo que sea que hayas venido a hacer aquí, lo estarás lamentando dentro de poco —te comenta y luego saca un DDM—. La hemos encontrado, Señor, comenzaré la cacería.

El hombre del centro se abalanza sobre ti a una velocidad impresionante para alguien de su tamaño, mientras que el hombre de la izquierda te dispara con su ballesta y otro de ellos busca tu espalda para realizar un corte diagonal y descendente. Ten cuidado, pues parece que los cazadores no están de muy buen humor. ¿Consejos? La huida no parece ser una buena opción, así que es momento de que luches y muestres de lo que estás hecha, es decir, de lava. Tu corazón late a mil por hora, tu cuerpo comienza a secretar adrenalina (¿lo dije bien?) y tus músculos se preparan para lo inevitable. Una idea surge dentro de tu cabeza como si una ampolleta se hubiera encendido, pero debes esforzarte para llevarla a cabo. Sé inteligente y vencerás; confíate y perecerás. Tu instinto animal y femenino te dicen que el mayor problema lo tienes en frente: el soldado de tamaño desmesurado, quien busca partirte a la mitad con un único tajo descendente y vertical. Por cierto, si logras vencer, tal vez ellos sepan algo de Falco. Ánimo.


____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Lun 25 Jun 2018 - 19:15

Al salir del callejón, la loba sintió unas presencias hostiles. Se temió lo peor… Y así fue. Aquellos humanos estaban de algún modo relacionados con el hombre que quemaba a la gente por algún ideal que aún no lograba descifrar.

Ellie se bajó la capucha, consciente de su inutilidad, y observó con detenimiento a los rivales que tenía enfrente. Sin duda parecían duros. El que se encontraba justo enfrente de la agente tenía un arma que prácticamente era de su tamaño. Seguro que tenía una gran fuerza si era capaz de levantar tanto peso. A su lado se encontraba un hombre con una ballesta y otros dos hombres más, portando uno de ellos una espada de un tamaño bastante más normal que el del primer humano. Al último no le pudo hacer mucho caso.

-Si fuerais capaces de poneros en mi pellejo por un solo instante… No sabéis el mal que hacéis al mundo con vuestra ideología tan radical.

Y acto seguido y sin dejar continuar a la mink, el humano se abalanzó hacia la loba a la par que otro se movía hacia su espalda. También le pareció oír cómo el percutor de la ballesta sonaba, aunque poco podía hacer ante tantas acciones simultáneas en su contra.

Decidió centrarse en el hombre cuyo arma era gigantesca en primera instancia, y tras ello, en el que se estaba intentando situar en su espalda.

Con un ágil y veloz movimiento, Ellie dio un salto hacia la derecha, intentando que tanto el hombre de su espalda como el que venía de frente chocasen entre sí. Si conseguía evadir los golpes, intentaría lanzar una pequeña cantidad de lava hacia sus rivales, intentando impregnar la mayor velocidad posible a éstos. En caso contrario, optaría por transformar todo su cuerpo en lava y caer al suelo, intentando así evadir los golpes. Desde el suelo se lanzaría hacia el que le había atacado por la espalda y le quemaría.

Puede que si se diese éste último caso se ejecutara casi a la perfección una bonita justicia poética. Gente que quema a gente acaba siendo quemada por esa gente a la que quema. Qué bonito todo.

En cualquier caso, y fuera como fuese lo que hubiera hecho, la Mink correría hacia el hombre del gran arma y, amenazando un gancho con la zurda, golpearía su estómago con la diestra empleando su electro y provocándole una descarga en éste. Si el golpe surtía efecto, colocaría su mano izquierda en la boca del estómago y la transformaría en lava. En caso contrario, adoptaría una pose defensiva, a la espera de lo que pudiera ocurrir.

avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 3 Jul 2018 - 4:18

Tus movimientos son dignos de un luchador de gran nivel y, de hecho, consigues esquivar sin ningún problema la arremetida del soldado de enfrente y este choca con el que se ha posicionado atrás tuyo, empujándolo y botándolo al suelo. Tu cuerpo brilla incandescentemente, como el acero expuesto a altísimas temperaturas, y el gran hombre se da cuenta de ello. Justo después de que lanzas lava como unas gotas de agua, el soldado coloca su antebrazo entre su cuerpo y tu ataque. Y a una velocidad impresionante, del guantelete del hombre surge un escudo de metal que intercepta tu ofensiva, reduciéndola a nada. El escudo mide lo mismo que su brazo y parece ser liviano… si brillaras por tu fuerza, seguramente podrías destrozarlo. Por otra parte, antes de que pudieras hacer toda tu justicia poética, el hombre de la espalda se levanta y te lanza una estocada, atravesando tu cuerpo.

—¿Qué diablos…? —pregunta, enseñando miedo en el rostro. Quita su espada aterrado y retrocede un par de pasos, y si deseas continuar con tu ataque al hombre de gran tamaño, da un poco igual.

No importa si embistes hacia él o hacia el otro, el hombre del escudo corre hacia ti con una velocidad que no es normal para alguien de su tamaño y su puño se vuelve negro azabache. Algo te dice que si te golpea, estarás en serios problemas. Es rápido y se ve que golpea con fuerza. Ahora mismo te encuentras a unos tres metros del soldado que te ha atacado por la espalda y en menos de un segundo el otro te alcanzará con su puñetazo, todo mientras el ballestero te apunta con su arma. Y únicamente por el reflejo de la punta de la flecha, puedes ver que también brilla con un negror intenso. ¿Qué diablos es eso…? Debes esforzarte más si deseas vencer.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Mar 3 Jul 2018 - 14:02

La joven loba había tenido suerte al esquivar el ataque de sus rivales, que chocaron entre sí y cayeron al suelo. Sin embargo, el tipo alto y fornido que parecía ser el más duro, realmente lo acabó siendo.

La mink había intentado golpearle de varias maneras, sin embargo ni su lava fue suficiente como para conseguir hacerle el más mínimo daño. De la nada se había sacado una especie de escudo resistente que tenía el tamaño de su brazo, aproximadamente. Además, Ellie notó cómo el resto de rivales volvía a levantarse y el hombre que apuntaba con una ballesta seguía haciéndolo. El panorama no pintaba demasiado bien, la verdad.

Los guerreros de Zou, durante años, habían sido capaces de enfrentarse a los peores panoramas posibles. Habían luchado contra fieros guerreros, contra el mundo por su racismo, contra la sociedad en la que se vivía. Contra todos y cada uno de ellos se habían dejado el alma. Habían mostrado al mundo una ínfima parte de su poder. Ya era hora de empezar a demostrar de qué estaba hecho un habitante de Zou.

La loba adoptó una pose defensiva mientras se concentraba para su siguiente movimiento. Era un todo o nada. Un movimiento que decidiría en gran parte la batalla que estaban teniendo, y esperaba que fuese a su favor.

La mink se dirigió con un par de pasos hacia el rival que le había atacado por la espalda y, en el preciso instante en el que su enemigo hiciese alguna acción ofensiva, se dejaría caer al suelo en forma de lava para aparecer lo más rápido posible en su espalda, recomponiendose e intentando golpearle con el puño derecho transformado en lava con la mayor rapidez posible. Si la cosa no salía bien, adoptaría una pose defensiva.

En caso contrario, se centraría en el grandullón, intentando, en la medida de lo posible, evitar al hombre de la ballesta. Quizá si se movía mucho… Era la mejor opción, o eso creía ella.

Cuando el hombre se acercase, Ellie tendría algo muy claro; El humano había puesto todas las cartas sobre la mesa, pero ella no. Ya sabía que probablemente se defendería con un escudo, y el tamaño de éste, salvo gran sorpresa y que pudiese aumentar aún más, era del tamaño de su brazo. Tan solo tenía que dirigir dos ataques a distintos puntos, lo suficientemente lejos el uno del otro como para que el escudo solo pudiera defender a uno de ellos.

Consciente de todo lo ideado en su cabeza, la mink dió un paso al frente y volver a lanzar la lava hacia su rival, ganando un valioso tiempo en el que intentaría ponerse entre el humano del escudo y el posible disparo de la ballesta, aunque era consciente que quizá era demasiado complicado en caso de disponer de poco margen de maniobra. Una vez lo intentara, y siendo consciente del posible ataque de su rival, intentaría propinar una patada de lava a la altura de la rodilla al hombretón a la par que un combo de puñetazos con la diestra y la siniestra, yendo cada uno de ellos al hombro contrario de su rival, intentando así parar el ataque a la par que dañaba al hombre-escudo. En caso de no conseguir impactar o parar el ataque, intentaría evadir el golpe saltando hacia la derecha y ayudándose de su electro para impulsarse de manera más ágil y veloz.

Puede que la disputa estuviese pronta a su fin, o puede que aún quedase mucho para acabar. El caso es que a Ellie le empezaba a gustar el combate.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Miér 11 Jul 2018 - 1:01

Te mueves rápidamente de un lugar a otro, primero transformándote en un charco de lava para aparecer detrás de uno de tus enemigos y le golpeas la espalda con tu puño derecho. El hombre suelta un grito desgarrador y suelta su arma para llevar ambas manos hacia el origen de la herida, la cual se trata de ni más ni menos que una fea quemadura del tamaño de tu puño. Seguramente le duele, y sin lugar a dudas tu ataque hará que no pueda ejecutar movimientos tan sofisticados. Sin embargo, tus intentos de defenderte del ataque del hombre del escudo se ven diezmados producto de la infinidad de acciones que intentas realizar. Tu cuerpo se ve cargado de electricidad, saltas a un lado pero no lo suficientemente rápido como para evitar que el puño bañado de negro impacte fuertemente en tu rostro. Evidentemente no lo pensarás en el momento, pues estás más preocupada del dolor que de otra cosa, pero… ¿no es raro que te haya podido golpear? Debe tratarse de algo, alguna técnica o quizás tenga que ver con el brillo reluciente de su mano que acaba de desaparecer.

Estás algo mareada producto del impacto y si no hubiera sido porque estás tambaleándote, la flecha habría atravesado tu pecho, pero esta solo roza tu brazo derecho y causa una herida superficial. El tirador frunce el ceño y comienza a preparar nuevamente su arma, lo que te da unos cinco segundos aproximadamente para atacarle o hacer algo. Si hubieras tomado decisiones más rápidas y precisas, seguramente habrías conseguido esquivar el ataque del hombre del escudo. Al menos no todo es malo, has conseguido dañar a su compañero y esquivaste por los pelos la flecha que también te ha dañado. Mínimamente, pero lo ha hecho. Desde ahora te sugiero que seas más precisa con tus acciones y recuerda que mientras tú te mueves y reflexionas, tus enemigos también lo hacen.

Dejando a un lado el resultado del intercambio de golpes, el hombre que te atacó por la espalda coge su espada y te apunta con ella, escupiéndote los pies. Vaya, parece estar de mal humor. Por otro lado, el hombre del escudo te mira y rompe su postura defensiva.

—Peleas bien… para ser un monstruo —te comenta—. Entrégate y encomienda tu alma al Señor, solo así te salvarás.

Su propuesta no parece ser demasiado interesante, a menos que quieras morir en manos de unos fanáticos religiosos. Es momento de que empieces a tomarle el peso a la pelea e idees una estrategia útil. Eres ágil y veloz, tu cuerpo es inmune a los ataques del soldado de la espada y tienes más o menos unos ocho segundos entre cada disparo del tirador. Si quieres volverte fuerte y ascender, esfuérzate y da todo de ti. Si no eres lo suficientemente ágil, rompe los límites de tu cuerpo y demuéstrale a tus enemigos que eres algo más que un “monstruo”.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Mar 24 Jul 2018 - 9:41

Habían sido pocas las veces que Ellie había llevado al límite su cuerpo en una batalla, quizá debido a su corta edad. Durante los entrenamientos en su ciudad natal, la mink había pensado en qué hacer cuando se sintiese inferior a su rival. Y aquella era la situación perfecta para ver hasta dónde podía llegar. Sólo ella podía establecer los límites de su cuerpo.

Mientras realizaba sus movimientos, pudo notar cómo su puño impactaba en la espalda de su rival, emitiendo éste un fuerte grito que denotó el dolor que sufría. La joven loba sonrió a la par que pensaba en lo bonito de la venganza; El humano le había intentado atacar por la espalda, pero había sido ella la que había podido golpearle en el mismo sitio.

Sin embargo, la vida no es tan sencilla. Cuando crees que estás ganando, cuando sientes en el paladar el sabor más dulce imaginable, de repente pierdes. Notas ese puntito agrio que estropea el dulce plato de la victoria. La mink, antes de siquiera darse cuenta, recibió un doloroso golpe en el rostro que hizo que cayese hacia atrás. Además, le pareció sentir algo rozando su hombro, aunque fue la menor de sus preocupaciones en el momento. Ellie se levantó rápidamente y se llevó la pata derecha al rostro, justo en la zona golpeada, a la par que ojeaba al tirador, que estaba cargando de nuevo el arma. Dedujo que lo que le había rozado era algún proyectil, pero no tenía forma de saberlo con certeza. CIertamente la joven agente tampoco sabía por qué podían golpearla, aunque era algo que en el momento ni siquiera pensó. La batalla era eso; una batalla. No pensaba en el por qué de las acciones, sino en cómo vencer a sus rivales.

La natural de Zou llevó su mirada a los otros dos hombres. Por una parte, el humano que había sido herido estaba recogiendo su arma del suelo, mientras que el que la había golpeado bajaba la guardia durante un instante mientras pronunciaba unas palabras que poco le importaban a Ellie.

Antes de que acabase de hablar, la mink aprovecharía la guardia baja del humano para mover su mano hacia el frente a la mayor velocidad posible e intentar volver a lanzar lava hacia su enemigo, apuntando al torso y el rostro. Si las cosas salían como ella pensaba, el humano pondría el escudo entre la lava y él mismo, lo cual dificultaría su visión y ayudaría a la loba a realizar un nuevo ataque. Nada más desplazar el brazo y despedir la lava, Ellie saldría corriendo hacia la dirección del grandullón, intentando realizar una patada en su tobillo y tras ello darle un puñetazo en la zona abdominal con su puño envuelto en lava.

En caso de que el grandullón esquivase el ataque de cualquier otra manera, o todo saliese a pedir de boca, centraría su mirada en el humano herido, sin dejar de echar constantes miradas al tirador para evitar que le pillase por sorpresa.

Emanando lava de ambos puños, realizaría un ataque paralelo en dirección a ambos hombros del humano, intentando así inutilizar la principal arma que el hombre tenía. Si no había brazos, no habría espada. O eso creía la loba. Cuando estuviese lo suficientemente cerca, y si no veía un movimiento ágil de su rival, golpearía con firmeza ambos brazos.

Tras ello daría un par de saltos hacia atrás intentando divisar el panorama, sobretodo ojeando al tirador. Si todo salía bien, el desgaste de sus rivales estaría cerca de vencerles. Aunque el estado de Ellie también se estaba viendo bastante mermado. Su corazón latía a mil por hora, y su respiración se hacía eco de ello.

Pensaba que iba a ser un entrenamiento, pero esto está siendo mucho más duro de lo que pensaba
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Sáb 28 Jul 2018 - 1:20

Tal y como lo planeas, el hombre levanta su escudo para protegerse de tu chorro de lava. Te aproximas rápidamente hacia él, de hecho, más rápido de lo que pensabas y le golpeas fuertemente el tobillo. Sin embargo, ¿qué pensabas? Él es mucho más grande y pesado que tú, si tu intención era desestabilizarle, has fracasado rotundamente. Por suerte, está demasiado ocupado soltando el escudo caliente para darse cuenta de que tu puño se aproxima a su estómago, un puño muy candente. Impactas de lleno y este suelta un grito ahogado, a la par que flexiona sus rodillas y cae al suelo. Bien hecho, pero esto aún no acaba. Mientras tú estás ocupada intentando parar al grandote, los otros dos también aprovechan el tiempo. El tirador recarga su arma, y el espadachín carga hacia ti.

Tu ataque en paralelo falla por pocos centímetros, por lo que no logras impactar en los hombros del espadachín. Estando a menos de un metro, el hombre realiza un corte descendente y en ángulo recto, buscando cortarte por la mitad. Y ciertamente lo consigue, pero como antes, simplemente parece cortar el agua… Vaya idiota. Mientras te concentras en el espadachín, golpeándole los brazos (ahora sí lo consigues), el grandote se levanta medio herido y el tirador te apunta. De reojo notas un brillo metálico y negro que brota de la punta del proyectil del sujeto que yace a unos quince metros de ti. Únicamente porque te mueves y constantemente estás observando al tirador es que este no consigue darte en el corazón, pero la flecha queda incrustada a pocos centímetros de este. Un poco más arriba y estarías muerta.

Caes al suelo, cansada y a pocos pasos de la muerte. «¡¿Qué hice mal?!», te preguntarás. Por si no te has dado cuenta, era completamente inútil concentrarse y gastar energías en el espadachín, pues ninguno de sus ataques te hacía efecto. Por otra parte, el grandote no tenía demasiada movilidad y podías esquivarle fácilmente gracias a tu agilidad, dejando al tirador como la mayor complicación de todas. No le has dirigido ningún ataque, no le has distraído ni buscado un sitio donde pudieras protegerte de sus disparos. Y encima ha tenido todo el tiempo del mundo para recargar no solo una, sino varias veces, además de posicionarse como ha querido. Tienes suerte de que tu puñetazo haya impactado fuertemente en el estómago del otro soldado, de lo contrario, este ya estaría abalanzándote sobre ti. Cuentas con pocos segundos para decidir que hacer, tiempo en el que el tirador se dispone a recargar otro proyectil. Aún cuentas con tus últimas energías para pelear, sin duda alguna serás mucho más lenta que antes y te fallará la coordinación, pero tienes posibilidades de encontrar la victoria. Recuerda: si no eres lo suficientemente ágil, selo; si no eres lo suficientemente veloz, encuentra la forma de serlo. Algo te dice que la próxima flecha irá directo a tu corazón.

Off:
Aquí te dejo la tirada que hice para decidir dónde impacta la flecha. La explicación del por qué he decidido tomar una decisión tan drástica está explicada en el post, pero si sigues teniendo dudas, puedes enviarme un mp.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Lun 30 Jul 2018 - 13:54

Nota:

Asumo los daños que otorgas a Ellie, ya que he ido cometiendo una serie de errores de n00b desde el principio, pero aún así tengo unas preguntas.

Me gustaría saber en qué estado está el escudo del grandullón, más que nada para saber si lo va a coger o no (que por ahora no lo ha hecho).
Y también el humano de la espada, que tras golpearle no se sabe el alcance de los daños.

La mente de la loba intentaba asimilar todo de la manera más rápida que podía, y poco a poco lo fué consiguiendo. Su plan, como hasta ahora, había sido una mezcla de éxitos y fracasos.

Primero, su chorro de lava fue parado por el escudo del grandullón, primer éxito. Pero al llegar a su lateral, la patada en el tobillo no surtió ningún efecto; Primer fracaso. Afortunadamente, el puñetazo sobre el estómago fue un rotundo éxito, logrando que el rival cayera al suelo. 2-1.

Pero aquella pequeña victoria no merecería ninguna celebración. Puesto que el golpe no era final.

El otro hombre que se encontraba abajo no fue rival. Por un momento pensó que era quien le iba a matar, pero tras sus fallos, hendió la espada en su cuerpo y, gracias a su fruta, no sufrió daño alguno. La mink de lava golpeó los hombros de su rival y, cuando estaba a punto de darle un nuevo golpe, una flecha se clavó en su corazón. O cerca.

Pasaron eternos segundos en los que la mink cayó al suelo. Algunos menos eternos en los que miró el escenario y se dió cuenta de lo que había ocurrido. Tres, cuatro o quizá cinco centímetros de diferencia entre la flecha y su corazón y ahora sería una mink menos en este cruel y racista mundo. Estaba viva de milagro, y debía aprovechar ese milagro para salir adelante.

Se levantó como buenamente pudo y allí vio al tirador de nuevo. Sin duda no podría continuar el combate si el luchador a distancia volvía a darle con una flecha. Se quitó la que había impactado antes y salió corriendo en dirección a un edificio cercano. Intentaría no perder el campo visual con su rival, y en caso de que este lanzase una flecha, trataría de convertirse en un charco de lava para evadirlo. No confiaba mucho en sus reflejos tras el golpe, pero la loba creía que era la manera más simple de evadirlo. Si conseguía llegar antes que sus rivales, se fijaría rápidamente en las posibles ventanas o lugares por los que el tirador pudiese darle, tras ello, colocaría un charco de lava en la entrada e intentaría, si le daba tiempo, fijarse en si hubiese alguna entrada más. Confiaba en que el grandullón y el otro humano, cegados por la ira de atraparla, la siguiesen por el mismo camino.

Si todo salía bien solo tenía que esperar a que sus rivales llegaran y afrontar una ofensiva final. Se decantaría por lanzar lava de nuevo hacia ellos una vez pisasen el suelo. La mink creía que seiscientos grados serían suficientes como para quemar sus calzados y parte de sus pies. El dolor probablemente les distraería. O eso esperaba.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Lun 6 Ago 2018 - 21:58

Off:
El escudo del soldado está achicharronado, por lo que no le es muy útil en este momento. En cuanto al espadachín, este está demasiado cansado y lastimado como para seguir peleando.

Tu huida únicamente se ve acompañada por otro virote que sale despedido desde el arma del tirador, aunque el proyectil falla estrepitosamente. Por cierto, deberías hacer algo con esa herida abierta que tienes. Pese a que tu cuerpo puede transformarse en lava, originalmente sigue corriendo sangre por tus venas. Llegas a una torre gris lo suficientemente alta como para pasarte toda la noche subiendo escaleras, aunque en realidad estoy exagerando. Por suerte, no cuenta con demasiadas aberturas y la única entrada que tiene es la que tú usaste: una puerta de madera de dos metros de alto. Es bastante pesada, por cierto.

Tal y como dices, colocas un charco de lava en la entrada que en principio arroja vapor (además de otros gases). La lava, al enfrentarse a la temperatura del ambiente, comienza a enfriarse rápidamente, así que no serán los 600C de antes, aunque sí es lo suficiente como para que los soldados tengan cuidado. Bien, ahora es el momento interesante: hora de actuar. Puedes ver que los hombres no te siguen ni intentan buscar una manera de entrar, como si hubieran querido encerrarte. Piénsalo bien: ¿por qué, sabiendo que estás débil, no te han seguido? Síguelo pensando… ¿Quieres una pista? Estás en una ciudad llena de fanáticos religiosos. El cuerpo te duele y tienes la visión nublada, pero con gran esfuerzo continúas de pie. Tu intención es cumplir la misión, aunque lo más importante: tienes que vivir. Piensa muy bien tu próximo movimiento, pues puede ser decisivo.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 637
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
86/150  (86/150)
Experiencia:
150679/790000  (150679/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Ellie el Vie 10 Ago 2018 - 10:42

La mink esperó unos segundos con la respiración a mil, sin que nadie accediera a su particular guarida. Pensó entonces que quizá se habían rendido, aunque pronto se quitó esa idea de la mente.

Seguro que están pensando algo… He de aprovechar este momento

La loba se había asegurado de que no hubiese ninguna puerta más en ese nivel, y tampoco parecía haber más de lo que veían sus claros ojos. Algo le decía que debía subir las escaleras, pero aquello podría conducirla a una rinconera sin salida. Aunque ya estaba en una situación así… Sin embargo, decidió posponer aquella opción. Si bien era cierto que solo el hombretón grande debía estar en condiciones de pelear -o eso creía ella-, el tirador podía aparecer por cualquier lugar y, en caso de que en las partes superiores hubiese alguna ventana, disparar y acabar con la vida de la joven loba. Aquella opción sería el plan B.

Ellie se había criado en Zou, y había entrenado durante años en las espesuras del bosque, lo cual le permitía guiarse bien por zonas llenas de obstáculos. Así que solo debía centrarse en eso, sacar provecho del terreno y crear una zona con obstáculos.

Ojearía bien el lugar de nuevo, y tiraría al suelo todos los muebles que pudiese, creando así una zona complicada para correr, moverse o incluso andar. De esa manera, intentaría ganarle el terreno a sus rivales, en caso de que volviesen.

Si nadie se asomaba aún, se cubriría con uno de los muebles tirados y cortaría un trozo de su camiseta para ponérsela cerca de la herida a modo de torniquete. Así, al menos, cesaría la hemorragia. Poco más podía hacer con sus pocos conocimientos de medicina.

Tras ello, la loba estaría pendiente de la entrada y, de ver acercarse a uno de sus enemigos, lanzaría de nuevo la lava como hizo anteriormente. Si tuvo suerte con el escudo, quizá también lo tendría con sus rivales.

Si en un par de minutos nadie se acercaba, se decidiría por adentrarse en las plantas superiores del edificio, teniendo especial cuidado con las ventanas que pudiese haber, y en caso de haberlas, intentar evitarlas. ¿Qué tipo de edificio sería aquél? ¿Guardaría algo importante? De todos modos, la mink no sabía si aquello que le rondaba la cabeza era una buena idea o no.

En cualquier caso, Ellie estaba al borde de llamar a sus superiores. Quizá, después de todo, no fuese tan fuerte como se pensaba. Aquella incursión en la isla estaba siendo una dosis de realidad para la mink, que poco a poco se notaba cada vez en peor estado. A la vista nublada, se sumaba el ya de por sí elevado cansancio que la loba arrastraba desde el inicio de la pelea. Quizá aquello hiciese por sacar todo su potencial. O quizá le causase la muerte. En cualquier caso, el mundo estaba apunto de ver un desenlace a una bonita historia. Bonita por el trasfondo, el resultado tendría que esperar.
avatar
Ellie
CP1-Iniciado
CP1-Iniciado

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 12/04/2018

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6738/790000  (6738/790000)
Berries: 15.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espadas, erupciones y peligros [Moderado 4][Ellie]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.