Últimos temas
» Return
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyHoy a las 0:36 por Annie

» La gran noche [Capítulo]
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyHoy a las 0:12 por Ichizake

» La flor del sur[Priv]
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyAyer a las 19:58 por Ellanora Volkihar

» Liv y Simo vs Dusty Hoffman
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyAyer a las 18:15 por StaffOPD

» Érase una vez un lindo gatito [Moderado nivel 3] [Zay]
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyAyer a las 17:53 por Annie

» Cosas Brillantes ( Pasado Evankeel-Nayelis)
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptySáb 15 Jun 2019 - 13:18 por Nayelis

» Soy Nadie ( Yarmin-Nayelis) Pasado.
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptySáb 15 Jun 2019 - 12:55 por Nayelis

» Ellie vs. ¿¿¿???
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyVie 14 Jun 2019 - 19:14 por Ellie

» Roland Oppenheimer, Científico de Neutralización [En construcción]
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyVie 14 Jun 2019 - 14:56 por Roland Oppenheimer

» [Moderado Kaito] El valor de un gyojin
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyVie 14 Jun 2019 - 10:18 por Kaito Takumi

» Spanner vs. Los hombres de la limpieza 3
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyJue 13 Jun 2019 - 20:21 por Mist D. Spanner

» Busco rol
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EmptyMiér 12 Jun 2019 - 22:18 por Nayelis


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Katharina von Steinhell el Miér 9 Ene 2019 - 22:25

Las palabras de su capitán le recordaron al marine que murió con una fusta en el trasero y la cabeza en el excusado. Era una pieza única con un valor incalculable, ¿quién moría de una forma tan indigna? Dudaba que hubiera compradores de zombis, pero de haberlos seguro que hubieran pagado millones de berries por el de la fusta en el trasero. Volviendo a la realidad, escuchó la respuesta de Zane y sonrió satisfactoriamente. Sí, sus métodos eran crueles e inhumanos, pero solían ser muy efectivos al carecer de escrúpulos morales. Además, no se estaba comportando como una verdadera tirana sin respeto por la vida. El mink moriría, sí, pero pronto volvería a la normalidad como una criatura sana y sin espuma en la boca, capaz de hablar y comunicarse con sus amigos.

La respuesta de Mufasa no sorprendió en lo absoluto a Katharina, de hecho, ni siquiera le importó. Él no tenía liderazgo alguno en la tribu, además, era normal enfadarse por el frío asesinato de uno de los suyos. «Se le pasará cuando vea que su compañero está a salvo », pensó la bruja intentando comprender los sentimientos del mink. Como sea, el líder había tomado la decisión correcta al permitirle usar sus habilidades para obtener cuanto antes las respuesta que todos necesitaban. Con el visto bueno por parte de los jefes, la pelirrosa caminó en silencio a la puerta del edificio donde se encontraba el mink transformado, pero antes fue detenida por Luka. Estaba a punto de decirle que no intentara detenerle, pues ya tenía la aprobación de los que allí importaban, pero las palabras del gyojin llegaron primero a los oídos de Katharina.

—De acuerdo —respondió la pelirrosa luego de meditarlo durante medio minuto. Katharina era una mujer con la que se podía razonar y si existía la posibilidad de encontrar una cura, la tribu estaría muy complacida. Evidentemente no hallarían las respuestas que buscaban, pero de cualquier forma estarían contentos al saber que sus compañeros podían volver a la normalidad—, pero no tenemos todo el tiempo del mundo. Esta gente está desesperada y pronto caerá la noche.

Con el semblante serio como de costumbre, entró a la habitación y se arrodilló para tocar el suelo. Luego de un suspiro, dos férreas manos de roca sujetaron con fuerza las extremidades de la criatura que había perdido el control de sí misma. No tenía ningún hechizo para inmovilizar ni mucho menos para hacer dormir a alguien. Esperaba que sus grilletes improvisados sirvieran para contener al mink.

—Cortarle los brazos y las piernas sería la mejor forma de inmovilizarlo, pero dudo que quieras hacerlo. Esto es lo mejor que puedo hacer —confesó sintiéndose un tanto inútil—, y no sé qué tan efectivo sea.
Katharina von Steinhell

Mensajes : 787
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm97/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (97/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm174079/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (174079/1000000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Therax Palatiard el Sáb 12 Ene 2019 - 13:02

El rubio permaneció junto al mink -o lo que quedaba de él- mientras Luka iba en busca de Katharina para comentarle sus intenciones. Un par de jabalíes se quedaron en el interior de la estancia, custodiando a su congénere. El rubio sintió la tentación de dejarles claro que no estaba entre sus planes acabar con su vida, pero finalmente optó por guardar silencio. ¿Qué podía esperar? Él hubiera hecho lo mismo. Se limitó a permanecer a una distancia prudencial de la jaula, escrutando cada milímetro de la herida, que no mostraba la menor intención de sangrar.

Mil teorías a cada cual más descabellada surgieron en su mente, cruzándose unas con otras de los modos más inverosímiles para dejar clara una única cosa: sólo tenía conjeturas sin ningún tipo de fundamento. Unos pasos tras él no tardaron en indicarle que la conversación entre el gyojin y la mujer había terminado. Un suspiro de esta última bastó para que sendas manos pétreas, grandes y poderosas como para asir firmemente las extremidades del cautivo, nacieran del suelo.

-Supongo que servirá -dijo el rubio, aún cruzado de brazos-. Y si no es suficiente, tendremos que hacer que lo sea -sentenció, desenvainando a Hi no Tamashii e introduciéndose allí donde mantenían encerrado al que se había convertido en sujeto de estudio.

El filo de su arma refulgió con fuerza cuando presionó uno de los botones ocultos en su empuñadura. No tenía material apropiado para lo que se proponía, así que tendría que confiar en su pulso y la hoja candente de su tantō. Comenzó ampliando el corte que le había realizado anteriormente sobre la rodilla, aumentando sus dimensiones y dejando al descubierto la musculatura del muslo.

-No debería poder moverse -susurró-. Debería estar muerto. ¿Tú qué opinas? -inquirió mirando a Luka. El mink mostraba unos vasos sanguíneos de una tonalidad mucho más oscura de la que cabría esperar en un ser vivo, lo que indicaba que la sangre se había coagulado en su interior. Además, esto justificaba que la laceración producida con anterioridad no le hubiese arrancado ni una gota.


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 2yBBBTF
Always:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Xafd8fA
The tempest has arrived:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 PrWw8sI
Shurmanos de la tormenta:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 AoFFtJq
Loh Polloh:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 DMe5Vuv

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Bylrguu
Therax Palatiard

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm95/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (95/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm201555/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (201555/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Zane D. Kenshin el Dom 13 Ene 2019 - 17:16

Nada más poner un pie sobre el suelo del poblado Mink, el león se abalanzó sobre el capitán pirata golpeándolo con furia. El pelirrojo, por su parte, había sido capaz de prever el ataque gracias a su mantra, pero decidió mantenerse firme y recibir el golpe de Mufasa, sin moverse apenas unos pocos centímetros. Las gentes del pueblo se quedaron en silencio, contemplando aquella estampa.

—Entiendo que estés mosqueado —le dijo—. Pero no volveré a tolerar que me golpees de esa forma, ¿entendido? Una cosa es que seamos buenos y hayamos decidido a ayudarte, y otra que quieras jugarte la vida sin tener primero información sobre lo que verdaderamente está ocurriendo.

Dichas aquellas palabras, el pelirrojo, aún con ese extraño bicho clavado en su espada, fue hacia la tienda de Misifú. Allí parecía que sus compañeros habían acabado de analizar al mink canguro, y lanzó el bicho muerto contra el suelo con un movimiento de vaivén de su katana, para después limpiarla con un mantel que allí había y enfundarla.

—¿Qué ez ezo? —preguntó el mink.

—Por lo que he visto es una especie de parásito —le contestó, continuando con todo lo sucedido en el claro, incluyendo lo del hombre encapuchado—. Therax, tú tienes experiencia con animales, analízalo.

Pasadas unas horas, corriendo, el mink pug entró en la tienda, jadeando como un cánido que acababa de dar una carrera en una tarde calurosa de verano.

—¡Jefe! —exclamó—. M ha cogido su traje de batalla y se ha ido al bosque. Dice que ha encontrado al causante de todo y va a acabar con él ipso facto.

—Maldito cabezota inconsciente —comentó Zane, sintiéndose observado por sus compañeros—. Kath, tú y Therax analizaréis el bicho, porque si es un parásito, seguramente, juntos podréis crear un antídoto. Luka, tú ven conmigo y busquemos a Mufasa, dentro de poco tocará baño y puedes ser de gran ayuda.

Dicho aquello, haciendo brotar sus alas y unas garras en sus piernas, se ofreció a llevar al gyojin para buscar al león. El pelirrojo sobrevoló el bosque en busca de mufasa, pero no era capaz de encontrar nada. Sobrepasó el claro, y sobre el suelo estaba el cuerpo del mink ardilla, inerte y con un color de piel más grisáceo que pardo.

—Antes era marrón, y ahora tiene el color del canguro —le comentó a Luka. Entonces, una explosión parecida a un trueno cuando choca con la tierra durante una tormenta—. Los minks usaban la electricidad, ¿cierto?



[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1055089496
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1UPBSse

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 LTLexFa

Foto de Familia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Q4XpUPu

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1513
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm116/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm284287/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (284287/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Therax Palatiard el Lun 14 Ene 2019 - 0:24

Lo cierto era que aún no tenía demasiado claro qué demonios le podía haber sucedido al puñetero canguro, pero era crucial que lo averiguasen cuanto antes. Tenían teorías, sí, pero nada concluyente que les permitiese esbozar nada parecido a un plan de actuación. Suspiró, sentándose sobre sus talones y colocando las manos sobre los muslos. Aquella postura era demasiado incómoda.

Entonces, como si de una gota de proporciones épicas se tratase -y con un color extremadamente raro, todo sea dicho-, un bicho de tamaño exagerado aterrizó frente a él. Cayó a plomo, con el sonido líquido y desagradable que hace un filete aún crudo al caer desde una altura considerable. El rubio arrugó la cara por un instante, mas no tardó en recuperar la compostura. ¿Qué demonios era aquello? ¿Un ácaro gigantesco? ¿La madre de todas las arañas?

-Sí, sí. No hace falta que me lo digas -respondió Therax sin mirar a su capitán. La curiosidad había sustituido por completo al asco, y la única verdad era que el domador estaba deseando hincarle el sable en la tripa y ver cómo era su interior-. Déjamelo a mí, no te preocupes.

La marca de la espada del pelirrojo era evidente, así que movilizó al insecto sin ningún tipo de reparo. Mientras lo hacía, las palabras de los allí presentes llegaban a sus oídos de un modo lejano. Alguien había puesto su vida en riesgo de forma estúpida y Zane iba a intentar solucionarlo a golpe de espada; nada nuevo bajo el sol. En cambio, lo que tenía entre manos era completamente desconocido para él.

Una hilera de aguijones de diverso grosor y longitud presidía lo que debía ser la boca de aquel ser. Algunos de ellos, los más grandes, conservaban restos de sangre en su punta.

-Zane sabrá mucho de mujeres, o eso dice, pero de animales no tiene ni idea -comenzó a decir para que su compañera le escuchase-. Si sospecha que es un parásito debe haber visto algo que apunte en esa dirección, algo tan evidente que no deje lugar a dudas. Tal vez lo cazó con alguno de esos aguijones metido donde no debía estar -conjeturó.

Entonces, tras dar tiempo para que su compañera de disección observase lo que creyese oportuno, empuñó a Hi no Tamashii y trazó un corte en el abdomen del insecto. Para ello empleó únicamente la punta de la hoja candente de su arma, dejando que un peculiar olor a tejido quemado naciese del humo que emanaba del corte.


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 2yBBBTF
Always:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Xafd8fA
The tempest has arrived:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 PrWw8sI
Shurmanos de la tormenta:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 AoFFtJq
Loh Polloh:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 DMe5Vuv

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Bylrguu
Therax Palatiard

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm95/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (95/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm201555/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (201555/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Luka Rooney el Lun 14 Ene 2019 - 14:40

¿Quién era el tiburón para contradecir una orden directa de su capitán? Puede que pensara diferente, que entendiese que era necesario para la misión que estaba a punto de realizar… Incluso puede que el gyojin actuase distinto en otra situación, en un lugar distinto y con un ambiente menos cargado. Pero aquella vez se limitó a asentir y pensar en aquello a lo que Zane se refería como “baño”. ¿Qué sería? Si el espadachín le veía útil para su incursión, el habitante del mar se limitaría a confiar en él.

Pese a que el tema de inspeccionar al extraño mink había sido idea suya y estaba entusiasmado con ello, confió en el fiel espadachín rubio. Sabía que él era la mejor opción para averiguar algo, y seguro que Katharina le sería de ayuda. O al menos eso esperaba el pirata.

Se desplazó hasta su capitán, no sin antes girar la cabeza y centrar su mirada en el rubio, que se encontraba absorto en sus pensamientos. ¿Tendría ya algún hilo del que tirar? Probablemente.

Finalmente, se decidió a subir al exhibicionista, que estaba haciendo uso de su zoan, para, junto a él, sobrevolar aquella extraña isla. Realmente había algo que le llamaba la atención cada vez que volaba con su capitán, y no era ni más ni menos que lo insignificantes que parecían los seres que veían desde las alturas. A diferencia de las profundidades, en el cielo todo se veía distinto, más diminuto. Las vistas eran agradables también, pero nada que ver con la belleza oculta en el mar, aunque poca gente la había visto. Quizá por ello seguía siendo un paraje tan bello, porque era menos accesible, y eso quería decir que había menos gente que lo pudiera estropear.

- Por cierto, capi, ¿a qué te referías con eso del baño? No me vendría nada mal remojarme un poco, la verdad. El clima de esta isla no está mal, pero me siento un poco… seco. Ya sabes, necesito humedecerme un poco.

Esperando la respuesta del pelirrojo, Luka frunció el ceño tras ver algo raro en el horizonte; unos pequeños y raros minks se encontraban en el suelo, y su aspecto era bastante distinto al de unos minks estándar. El habitante del mar no tardó mucho en dar su opinión a Zane, aunque le dió la sensación de estar diciendo algo evidente.

- Creo que están infectados, jefe. Deberíamos andar con ojo, no sabemos qué efectos causa más allá de la locura que parece traerles -comentó a la par que empleaba su olfato en busca de algún olor sospechoso-. Y creo que aquello que ese hombre vino a buscar está cerca. ¿Qué crees que deberíamos hacer? Puede que sea buena idea llamar a Therax y Kat, puede que hayan descubierto algo que nos sea de ayuda.

Antes de que el capitán de los Arashi dijese nada, el gyojin se pondría de cuclillas agarrándose firmemente en la espalda del ave, estando atento por si su jefe le mandaba descender de manera brusca o si aparecía algún peligro de la nada. No había mejor opción que estar alerta en aquél momento.


Última edición por Luka Rooney el Miér 16 Ene 2019 - 12:59, editado 1 vez
Luka Rooney

Mensajes : 534
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm90/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (90/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm178441/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (178441/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 15 Ene 2019 - 1:36

Las investigaciones tomaban tiempo y no era algo de lo que ahora mismo los piratas contaban. Al mismo tiempo que se acercaba la próxima oleada de minks enloquecidos, otros más estaban cerca de ser convertidos. El primer paso era descubrir el causante de la transformación y luego diseñar un antídoto, sin embargo, sin el equipo adecuado era difícil hacer las deducciones apropiadas. Además, aún no habían descubierto muchas pistas sobre lo que les sucedía a los minks. A juzgar por los tonos grisáceos de sus cuerpos y las reacciones de las criaturas, la bruja estaba casi segura de que no estaban vivos. Tampoco sangraban, y no era necesario ser demasiado listo para darse cuenta de que los vivos sí lo hacen.

Pronto, y literalmente caído del cielo, llegó una importante pieza del rompecabezas que los piratas intentaban armar. Zane le arrojó al rubio una horripilante y dentada criatura, similar a cualquier parásito imaginable, solo que de un tamaño exagerado. Sin que su capitán lo dijese, la bruja se apresuró en observar a la criatura y percatarse de que había gotas de sangre fresca en sus dientes. Imaginó que pudo haber estado aferrado a algo, alimentándose de alguna bestia. Algo de ese tamaño seguramente no se conformaba con un animal del tamaño de un perro, sino de algo muchísimo más grande… como un mink, por ejemplo. Siendo así, a Katharina se le ocurrieron dos opciones; una de ellas era que los parásitos eran portadores de una enfermedad mortal que transformaba a los minks en zombis, o algo por el estilo. La otra, y mucho más compleja y sacada de una historia de ciencia ficción, hacía referencia a que los parásitos se hospedaban dentro de un cuerpo vivo.

—Sea lo que sea esta… cosa, está relacionada con la transformación de los minks. Apuesto a que este de aquí está muerto y temo que no tenemos mucho tiempo para probar diferentes caminos —mencionó dando vueltas en la habitación—. No solo tenemos que encontrar una solución a esta “enfermedad”, sino también al responsable. Usaré mi magia sobre el cadáver y obtendré la información que necesitamos; en todo caso, si por alguna razón el mink no está muerto, mi hechizo no funcionará.

Esperando que su compañero no se opusiera a sus métodos, la bruja se dirigió hacia el cadáver y enseguida una nebulosa de color violáceo apareció en su mano. Entonces, el cuerpo se estremeció y comenzó a convulsionar, algo no muy común de ver en una reanimación. La criatura, aún inmovilizada, soltaba horrorosos gritos como si de verdad estuviera sufriendo; sin embargo, la pelirrosa continuó con el hechizo. Segundos después, de la boca del mink empezó a escurrir un extraño líquido viscoso y de color verde muy oscuro, casi llegando a negro; acto seguido, los gritos y las convulsiones cesaron. La reanimación otorgaba un vínculo especial e imposible de demostrar entre el amo y el sirviente. De alguna forma, la nigromante sabía que el hechizo había funcionado; lo percibía. Daba igual la forma en la que hubiera muerto el reanimado, el hechizo funcionaba con cualquier cadáver.

—Dinos tu nombre —le ordenó la bruja con el ceño fruncido.
Katharina von Steinhell

Mensajes : 787
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm97/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (97/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm174079/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (174079/1000000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Zane D. Kenshin el Mar 15 Ene 2019 - 19:16

Los estruendos que Zane estaba escuchando procedían del interior del bosque, pasados el claro donde el mink canguro estaba agonizando. Se puso sobre ellos, y allí estaba Mufasa, enfrentándose a una horda de minks con gran maestría, mientras un hombre ser encapuchado observaba. Al mismo tiempo, la trompa del elefante se estaba alzando en el cielo, creando una vasta sombra que oscureció gran parte del lomo del gigantesco elefante, y una tromba de agua comenzó a caer y venir en su dirección.

—Ahí tienes el baño, socio —le dijo, cayendo en picado para que el pez usara la corriente formada para acercarse a los enemigos—. Y ten cuidado con la electricidad, que puede hacerte pupa.

En cuanto el pez se deslizó por su espalda y cayó sobre el torrente de agua, el pelirrojo se dejó llevar por una corriente de aire ascendente esquivando el aguacero. Una vez el agua era una gran charca de varios centímetros de profundidad, descendió hasta tierra firme, posándose sobre la copa de un árbol contemplando la estampa. Todo estaba negado, y los minks habían sido arrasados y repartidos por el bosque. Por su parte, Mufasa estaba agarrado a una gruesa rama de otro árbol, mientras que el encapuchado estaba sobre el agua, como si de un falso profeta de leyenda se tratara.

—¡Eh, tú! —gritó Zane, señalando con su espada al encapuchado—. ¿Quién demonios eres? —le preguntó—. No es honorable combatir sin mostrar el rostro a tu oponente.

El encapuchado no dijo nada, e intentó huir. Sin embargo, el pelirrojo gracias a su firebust, se puso frente a él, haciendo un movimiento ascendente con su acero enviándolo por los aires. Tras eso, un grupo de más de veinte minks se acercaron a su posición, rodeando toda la zona. Agarró su den den Zane y habilitó el canal de Therax y Kaht.

—Cariños míos —les dijo—. ¿Cómo vais? Estamos rodeados de minks rabiosos, y sería un detalle que hubierais encontrado una solución pacifica antes de usar el fuego purificador que dios me ha dado.

Escuchó la contestación de sus compañeros, para después lanzar una serie de ondas cortantes, derribando al momento a varios minks, mientras que otros eran capaz de soportar sus ataques.

“Son fuertes” —pensó.

—Luka, ¿cómo vas? —le preguntó, antes de colocarse en posición defensiva con su única espada y envolverse con fuego.


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1055089496
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1UPBSse

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 LTLexFa

Foto de Familia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Q4XpUPu

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1513
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm116/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm284287/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (284287/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Luka Rooney el Miér 16 Ene 2019 - 13:22

El tiburón aguardaba el momento preciso en el lomo de su capitán. Sobrevolaba la escena de una intensa lucha, y poco a poco se fue dando cuenta de que ciertamente los minks tenían un extraño aspecto. Antes de que pudiese resaltar lo evidente de nuevo, Zane le dijo el por qué del baño. Y no era ni más ni menos que la trompa de aquél gigantesco elefante, que por alguna razón, expulsó una gran cantidad de agua hacia ellos.

- Zane, no sé si tienes el suficiente dinero o poder como para comprar esta cosa, pero la quiero. Podría hacer virguerías con un depósito de agua como éste -comentó justo antes de saltar al frente.

Su intención era usar la tromba de agua para desplazarse, y así lo hizo. Cuando recibió el primer impacto, por inercia, tuvo que cubrirse para no recibir un golpe demasiado intenso. Después, empezó a moverse a través del agua lo más rápido que pudo. Su cuerpo empezó a humedecerse, y utilizó aquello para guardar una parte del agua en su interior. Aquél ambiente era el óptimo para él. A la par que se desplazaba lanzaba torbellinos de agua hacia el resto de minks. Probablemente aquellos torbellinos no hiriesen a los minks, pero si mojas algo con pelo… Inevitablemente se vuelve más lento. No tardó más de tres segundos en llegar hasta el árbol donde se encontraba Mufasa, con visibles problemas para agarrarse. Con la mano derecha le cogió de la pechera, no sin antes recibir un par de zarpazos en el propio brazo. El mink parecía no saber quién le tenía cogido.

- Guarda esas uñas si quieres conservarlas, vengo de parte de Zane.

Con un rápido vistazo al espacio que les rodeaba, Luka consiguió ubicar a algunos minks salvajes, que empezaron a reorganizarse y crear un círculo a su alrededor. Zane cayó cerca, y no tardó en pedir refuerzos.

- Cuando la cosa se pone interesante, vas y compartes el botín… Te voy a quitar el puto teléfono, capi -comentó entre risas a la par que lanzaba a Mufasa hacia el antiguo supernova-. He recogido esto por el camino, creo que deberías protegerlo, a mí no me quiere -espetó con algo de desprecio mientras enseñaba los zarpazos que le había dejado marcados-. Además, me da que el Luka salvaje va a salir… Y creo que cuanto más lejos de mí esté mejor.

Mientras Zane empleaba su katana para crear ondas cortantes que desplazaban a los minks, Luka concentró las partículas de agua de su cuerpo en el costado, creando cuatro brazos más. Seguidamente, utilizó parte del agua almacenada para lanzarla al suelo a su alrededor.

- Venid a por mí, gatitos -comentó a la par que usaba sus seis brazos para crear ondas de choque-. Si es que podéis.

La gran mayoría de las ondas de choque fueron frenadas por los minks, pero algunas de ellas impactaron en los más lentos. Luka conocía poco de los minks, pero sabía que a parte de ser bravos guerreros, eran ágiles y utilizaban la electricidad. Esperaba que entre lo mojados que iban y la dificultad de moverse sobre un suelo mojado, igualase su agilidad con la de los salvajes. O al menos la redujera a un umbral en el que sus ataques pudieran ser efectivos.

- Iría mejor si estos bichos fueran menos fuertes -comentó a la pregunta de su capitán-. Igual has hecho bien llamando. Buen capitán, Zane, buen capitán.

El tiburón reculó un par de pasos hasta estar espalda con espalda con el espadachín.

- Tienes una espada, no creo que te moleste estar espalda con espalda -susurró mientras adoptaba una pose defensiva-. ¿Cuánto tiempo tenemos que aguantar hasta que el rubio y la bruja vengan?

El gyojin empezaba a pensar que tenían pocas posibilidades de vencer a todos sus rivales siendo dos. Aunque realmente… Aquello era un reto interesante, siempre y cuando no perdiese la vida allí.
Luka Rooney

Mensajes : 534
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm90/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (90/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm178441/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (178441/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Therax Palatiard el Vie 18 Ene 2019 - 2:05

Un crujido acompaño a la hoja de Hi no Tamashii, que, al rojo vivo, dejaba a la vista las entrañas de aquella cosa. No había nada excepcional. La anatomía de la criatura se asemejaba en gran medida a la de un ácaro. De las dimensiones de un perro, eso sí, pero un ácaro al fin y al cabo. Sin embargo, un poco por debajo de la zona que debería corresponder a la cabeza se podían identificar algunas estructuras que se salían de la norma. Correspondían a dos bolsas conectadas a las prolongaciones ensangrentadas.

Entonces, cuando se disponía a extraerlas y comprobar su contenido, una nube de color rosado se elevó desde el suelo para rodear al mink canguro. Nunca había visto a Kath realizar un conjuro como aquél y, siendo sincero, ver cómo reaccionaba el mamífero no era lo más agradable que había visto en su vida. «Es necesario», se dijo, oyendo cómo la pelirrosa le preguntaba su nombre.

La conversación entre la enigmática miembro de los Arashi y el canguro comenzó a continuación. El rubio escuchó en silencio y con atención todo lo que el último contaba. Algunas cosas no eran muy útiles, otras no tanto. No tardó en confirmar que su transformación había comenzado después de ser atacado por un ser como el que Therax tenía frente a él. Sin embargo, lo que motivó la alarma se instalara por completo en él fue otra cosa. De las palabras del marsupial se extraía con facilidad que aquello era un proceso gradual. Él había muerto, así lo indicaba su sangre, pero no había sido así desde el primer momento. Tal vez hubiese esperanzas para los demás minks que habían sido atacados.

-Necesito el equipo de Spanner -comentó entonces, poniéndose en pie e interrumpiendo el diálogo que se estaba desarrollando frente a él-. Voy a llevarme esto al barco para analizarlo mejor, pero creo que estas vesículas tienen algo que ver. Los libros no describen nada así en estas especies, y yo tampoco había visto ninguna antes.

No sabía si la chica preferiría acompañarle o quedarse allí. Tampoco si, en caso de que creyese que podía aportar más en el navío de los Arashi, se mostraría dispuesta a ir sobre él o elegiría ir por sus propios métodos. En cualquier caso, esperó a que se manifestara y abandonó el poblado mink a toda prisa.

Fue empujado por la corriente de viento más potente que había pasado cerca de Zunisha en mucho tiempo, eso seguro, y no demasiado tiempo después se encontraba sobre la cubierta de la nave. Aterrizó y se dirigió a toda prisa al laboratorio del segundo al mando de la tripulación, que no puso demasiados problemas una vez le hubo explicado la situación por encima. Aun así, le pareció identificar un tic en uno de sus ojos al ser consciente de que el orden que allí imperaba iba a desaparecer por completo.

Tras soltar a la extraña criatura sobre la mesa se dirigió a su camarote, pues había varios libros que debería consultar si quería realizar su tarea con una mínima eficiencia. Su primer objetivo era averiguar qué demonios eran las bolsas que había encontrado.

***

La última gota del líquido violáceo se precipitó hacia el vacío, pero encontró un matraz donde esperaban muchas como ella. Aquel era el antídoto al que había confiado el futuro de la especie que habitaba Zou. A varios centímetros del recipiente, un papel recogía de forma precisa la elaboración de la cura.

Creía haber descubierto qué era lo que sucedía, pero eso no implicaba que la solución que proponía sirviese. Ambas estaban conectadas con los aguijones que poseía el enorme ácaro. Una de ellas almacenaba sangre, mientras que la otra producía y segregaba la sustancia causante de todo.Sus indagaciones le habían llevado a pensar que poseía dos efectos, los cuales, todo sea dicho, poco o nada tenían que ver. El principal, más inmediato, era actuar como un neurotransmisor que estimulaba la zona de la corteza cerebral asociada a la agresividad, aunque aquello no terminaba de explicar que los minks infectados atacasen de noche y, según parecía, a aquellos que habían sido contagiados. Debía haber algo más, pero lo que fuese no se encontraba en aquel insecto. El segundo efecto, que parecía más bien uno de esos efectos adversos inesperados que aparecían al dar forma a una nueva droga, era la paulatina coagulación de la sangre que conducía a la muerte del individuo. Era un proceso lento que debía demorarse semanas, por lo que el canguro que habían atrapado debía ser de los primero en ser atrapados. Aun así, le parecía fascinante que el primer efecto fuese lo suficientemente potente como para hacer que los minks siguiesen en movimiento, casi como autómatas. Unos verdaderos muertos vivientes.

-Más nos vale que sirva -susurró sin ser demasiado consciente de que hablaba en voz alta.

Entonces, como si su voz hubiese recorrido varios kilómetros, el den den Zane que había dejado sobre la mesa sonó con fuerza.

-Ya estamos, o eso espero -contestó para, acto seguido, verter el contenido del matraz en un frasco y taparlo. Plegó el papel y lo guardó en uno de sus bolsillos. Sólo tenía que coger un juego de jeringuillas y volver a Zunisha. Así lo hizo. Las indicaciones a los médicos de Zou fueron rápidas y concisas, pues realmente no había demasiado misterio en la elaboración del remedio una vez descubierto. Además, había anotado cuidadosamente las sustancias empleadas, sus cantidades y cualquier cosa con una mínima relevancia en el proceso.

Habiéndolo dejado todo claro, sólo tenía que encontrar a sus compañeros. Sacó el molusco pelirrojo de un bolsillo interior de su capa para preguntar la localización de los suyos y, una vez la supo, se puso en marcha.


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 2yBBBTF
Always:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Xafd8fA
The tempest has arrived:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 PrWw8sI
Shurmanos de la tormenta:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 AoFFtJq
Loh Polloh:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 DMe5Vuv

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Bylrguu
Therax Palatiard

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm95/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (95/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm201555/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (201555/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 18 Ene 2019 - 17:34

Eltra Poh era —más bien fue— el comandante de uno de los tantos escuadrones que envió el jefe de la tribu para explorar los alrededores en busca de pistas. Sus hombres fueron atacados de pronto por lo que alguna vez debieron haber sido de los suyos, muchos cayeron y otros consiguieron sobrevivir. Sin embargo, poco a poco fueron transformándose hasta perder por completo el control. Eltra Poh no sabía qué estaba sucediendo con sus compañeros, por lo que decidió volver al pueblo; sentirse seguro tras las murallas. Pero nada de eso sucedió, recordaba estar corriendo y, de pronto, una cosa similar a lo que Therax tenía abierto, le atacó. Luego de la caída no hubo nada más que oscuridad… hasta ahora. No sabía muy bien qué sentir al respecto, jamás en su vida había pensado que terminaría siendo resucitado por alguien. Pero ahora mismo lo que importaba era encontrar una solución al problema, al menos tenía eso bastante claro.

Therax era un hombre inteligente y no tardó en relacionar el ataque y los minks enloquecidos con el parásito que estaba diseccionando. Se incorporó tan rápido como lo hace un hombre que va atrasado a una cita con su esposa, comentando que necesitaba volver al barco. Katharina no sabía que Spanner tenía un laboratorio, lo cual resultaba ser bastante… curioso. Si el segundo al mando tenía algo como eso, ¿por qué no hablar con Zane para contar con su propia biblioteca? Como sea, no había razón alguna para que la bruja acompañase al rubio en su viaje. Lo suyo era la historia, los libros y las ruinas, cualquier cosa que tuviera que ver con un laboratorio definitivamente estaba lejos de su área de estudio. Además, sabía que podía aportar mucho más en la isla que en el barco observando cómo su compañero trabajaba.

—Hablaré con Zane, puede que necesite mi ayuda —le respondió al rubio—. No hay nada que pueda hacer para ayudarte a crear el antídoto. Es mejor que me quede aquí.

Una vez su compañero se marchó, la bruja se volteó fulminando a su nuevo sirviente con la mirada. Había que ser muy bueno mintiendo para eludir la servidumbre que implicaba el hechizo lanzado sobre el mink, y claramente Eltra Poh no lo era. Si bien había dicho la verdad, no dijo todo lo que sabía. Se había guardado algo, pero necesitaba saber el qué. Antes de amenazarle con quitarle todo lo que más quería, recordó que no era necesario llegar hasta ese punto. Podía abordar la situación de otra manera, una mucho más… efectiva. Entonces, luego de amenazarlo con obligarle a matar a su familia con sus propias manos, Eltra Poh mencionó que había visto un extraño edificio en medio del bosque. Parecía estar cubierto por los árboles, pero había una entrada.

La bruja agradeció los amables servicios de su sirviente y, luego de haber escuchado una vez más las indicaciones para llegar, empleó el vuelo. Tal vez había más de esas cosas que convertían a los vivos en no-muertos. Podía decirle a Therax que domara a un ejército para infectar un pueblo completo y usar la nigromancia para tener un batallón de zombis. O mejor aún, en las instalaciones que mencionó el mink podía haber algo mucho más interesante que unos parásitos amantes de los animales parlantes.

No tardó en llegar a la ubicación especificada, más bien perdió tiempo encontrando la puerta metálica que había descrito Eltra Poh. Examinó con cuidado la puerta pues, al no contar con ninguna ranura ni perilla, la bruja sabía que no era la misma que se coloca en la entrada de una casa. Lamentablemente no llevaba su equipo consigo, de hecho, ahora que lo pensaba tampoco tenía uno. ¿Qué clase de ladrón no lleva ganzúas encima? Estaba muy mal acostumbrada al solucionar todos sus problemas con magia, y ahora no sería la excepción. Su cuerpo emitió un aura frío, tan frío que congeló por completo el suelo, el aire circundante y la compuerta de metal. Solo bastó crear unos enormes puños de roca para terminar el trabajo y echar abajo la única entrada visible. Nada más hacerlo, sintió una profunda sed de sangre.

Estaba a punto de entrar cuando su característico den den mushi con sombrero de ala ancha y la punta medio caída sobre sí sonó. Confiaba en las habilidades de su capitán como para no acudir a su ayuda, sabía que, si el pelirrojo lo quería, deshacerse de unos cuantos minks enloquecidos no era un problema. Ahora mismo ella tenía algo mucho más importante que hacer. La instalación tras la puerta resultó ser lo que muchos llamarían un laboratorio, uno increíblemente oscuro y desordenado. Había un sinfín de cápsulas con los parásitos que transformaban a los minks en seres carentes de raciocinio. No había que ser demasiado inteligente para percatarse de que, si todos eran liberados al mismo tiempo, no pasaría mucho para que la tribu fuera completamente transformada. Era una pena tener que deshacerse de todo eso, pero la prioridad ahora mismo era la seguridad de los minks. Entonces, una bola de fuego apareció en su mano, pero, antes de poder dispararla, una voz ronca y profunda interrumpió a Katharina.

—Yo si fuera tú no lo haría.
Katharina von Steinhell

Mensajes : 787
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm97/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (97/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm174079/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (174079/1000000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Zane D. Kenshin el Sáb 19 Ene 2019 - 14:18

—Estás muy gracioso para estar rodeado por seres que pueden dejarte frito —le comentó, chocando la espalda contra la del pez—. Si te soy sincero, no tengo ni idea.

Un total de veintitrés minks estaban rodeándolos, con la mirada ida y espuma saliéndole por el lateral de la boca. Su cuerpo rezumaba electricidad por todos lados, escuchándose chispazos que, seguramente, dejarían a Zane “pajarito”, literalmente. El hombre encapuchado, continuaba alejado de la multitud, luchando contra Mufasa, quien parecía estar en apuros.

—Luka, creo que tengo un plan —le dijo—. Voy a hacerte un pasillo para que vayas a por el encapuchado, y ayudes al gatito. Mientras tanto, yo me encargo de estos de aquí., ¿vale?

El pelirrojo sabía que Luka no iba a estar muy de acuerdo con su decisión, ya que su afán por la batalla le hacía querer estar siempre al pie del cañón. Sin embargo, pese a que Zane era un hombre de pocas palabras a la hora de dar órdenes, quería que Luka entendiera que lo hacía por su bienestar físico, pues no quería que se convirtiera en “pescado frito”, al menos no en ese momento.

Tras eso, se aferró a la empuñadura de su samidare, y trazando una vertical descendente creó una onda cortante que atravesó a los minks, lanzándolos por los aires y creando un camino para que su oficial de cubierta pudiera pasar y acabar con el encapuchado. Inmediatamente después, hizo brotar de nuevo sus alas y se envolvió en fuego. Modo paladín, se dijo para sus adentros.

Comenzó a desplazarse a gran velocidad, dando un espadazo tras otro, envuelto en llamas y dejando inconsciente a cada mink que se cruzaba con él. Los minks eran fuertes, lo había comprobado antes, pero se guiaban por sus instintos más básicos. Era extraño que todos los minks que estaban infectados fueran aquellos que, por genética animal, fueran depredadores: cánidos, grandes felinos y, en menor medida, marsupiales de gran tamaño. El suzaku volaba entre ellos dando un espadazo tras otro, reduciéndolos en número, no obstante, uno de ellos consiguió golpearle en la cara, desviando su vuelo y haciéndole chocar contra un árbol, que comenzó a arder.

—Eso ha dolido —le dijo, mientras giraba el cuello para crujírselo. Entonces sonó su den den mushi, al cogerlo era Therax—. No puedo hablar ahora, pero no tardes —le dijo, colgando y usando su haki del rey contra los minks. Muchos de ellos cayeron inconscientes, quedándose únicamente dos en pie.

Rápidamente, volvió a su forma humana y desenfundó a cesura, una espada que había mandado a reforjar, convirtiéndolo en un tanto, hacía ya mucho tiempo. Recubrió sus manos de energía espiritual, y del mismo modo lo hicieron sus armas. Estas se envolvieron de un aura blanquecina que estaba completamente adherida a sus hojas. Se abalanzo contra el primer mink, lanzando un tajo diagonal con su tanto, seguida de una estocada con la katana. La primera fue esquivada por el mink, mientras que la segunda dio de lleno. Tras ello, dio un salto y le propinó una patada en la boca del estómago concentrando haki de armadura en el pie, para después lanzar una onda cortante y acabar con el mink. Inmediatamente después, se aproximó al segundo mink y lanzó una doble onda cortante, en forma de cruz, para después crear una llamarada sobre él, haciéndole caer ipso facto.

—Creo que ya está —comentó, esperando que su compañero hubiera acabado.


*    *    *    *    *

Horas más tarde, ya con todos los minks infectados atados de pies y manos sin posibilidad de moverse, esperó a que el rubio volviese del barco. Tardó unas pocas horas, pero vino con una especie de vacuna o algo así, el cual iba a suministrar a los infectados y también a los sanos, como método de prevención.

Uno de los encapuchados resultó ser un enviado del gobierno mundial, ¿cómo había llegado allí? Eso le estaban preguntando, y el hombre no dudó en responder por miedo a ser devorado por los minks.

—Compramos a dos de los vuestros en una subasta de esclavos y los liberamos. Sin que se dieran cuenta les pusimos un localizador y vinimos para montar nuestro laboratorio. Luego cogimos el parásito X, e intentamos controlaros. Había funcionado con animales, ¿Por qué no con una raza inferior como la de los mink? —dijo, haciendo que Mufasa se enfadara—. Eso es todo. Ahora, por favor, no me matéis.

Aquel hombre, y el resto de su equipo, eran unos hombrecillos indefensos, al fin y al cabo. Tenían miedo de los minks, y mucho más de la tripulación de los Arashi.

—No te preocupes —le dijo Zane—. Vuestro destino estará en manos de los minks y de mi querida amiga Katharina. Seguro que os lo pasáis bien.

Antes de irse, revisaron todo el bosque en busca de parásitos, y destruyeron a todos los que había en el bosque. Resultó que eran unos seres que si no encontraban un huésped morían en veinticuatro horas, así que no había problemas, pero el antídoto de Therax se ocuparía de que no hubiera secuelas.

—Muzhas graziaz.—dijo Misifú—. De aquí en adelante podeiz contar con nosotros para lo que zea, y como oz prometió Mufasa, la tribu mink os va a dar una recompensa por zervizios prestados.

—Muchas gracias, Misifú —le contestó Zane, esperando con ansias su premio. No obstante, no dudó en acercarse también a M y ofrecerle que se uniera a su tripulación.

—No, grazias a ti. Por vueztra valia, Zunisha vuelve a caminar de nuevo, no zolo lanza torrentez de aguaz para dezazerze de nozotros.

Zane no se había percatado de ello, pero era verdad que el gigantesco elefante se movía, pero no se notaba tanto como un barco, cuyo vaivén te daba un bienestar inigualable.


Última edición por Zane D. Kenshin el Lun 21 Ene 2019 - 21:03, editado 2 veces


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!![Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1055089496
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 1UPBSse

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 LTLexFa

Foto de Familia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Q4XpUPu

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1513
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm116/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm284287/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (284287/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Therax Palatiard el Sáb 19 Ene 2019 - 15:12

-Manda huevos -se quejó el espadachín en voz alta, atrayendo las curiosas miradas de los minks que se encargarían de la asistencia sanitaria en adelante. Leían una y otra vez las instrucciones que el contramaestre de los Arashi les había entregado, tratando con ello de librarse de cualquier error en la elaboración o administración del antídoto.

Fuera como fuere, el maldito pelirrojo le había colgado sin apenas prestarle atención. Había comenzado a preguntarle su localización para agiizarlo todo, pero el fragor de la batalla debía haberle impedido responder apropiadamente. Eso, o que se había topado con alguna pantera de peligrosas y felinas curvas. En cualquier otra situación hubiera apostado por la segunda opción, pero debía reconocer que, visto lo visto, la primera era mucho más plausible. «Pues nada, tendré que encontrarles yo», se dijo, alzando el vuelo sin mediar palabra.

Un mar verde se extendió ante Therax. Los tonos oscuros se mezclaban con los claros, y las hojas movidas por el viento se comportaban como lo harían las olas en el océano. Desde allí el rubio tenía la sensación de encontrarse en otro lugar. Lo que sucedía bajo el manto de clorofila se asemejaba más a un recuerdo o la historia de un lugar lejano. Pero no era así.

Cerró los ojos y dejó que la brisa acariciase sus mejillas, que las hojas más tiernas le cantasen su canción al oído. De forma suave pero decidida, extendió su voluntad tan lejos como pudo. Figuras de diferentes colores se mostraron frente a él pese a mantener los párpados unidos. Los vegetales permanecían blancos y quietos, mientras que los minks que continuaban varios metros por debajo de su posición adoptaron en su mayoría una tonalidad más verdosa.

Entonces, dedicando unos instantes para sentir cada presencia que se mostraba frente a él, emprendió el vuelo. Sobrevoló el lomo de Zunisha durante un buen rato hasta que, por puro azar, identificó las presencias de sus compañeros. Llamas azules y verdes que adquirían las formas de los suyos resaltaron entre el desierto blanco, causando que el domador abriese por fin los ojos y se precipitase en picado.

-¿Y ése quién es? -preguntó al ver la actitud amenazante de sus amigos. Un tipo cuya identidad desconocía se encontraba en el lugar, atrapado, y la cara con la que la sardina le miraba dejaba claro que algo malo había hecho.

De un modo u otro, él no se dirigió allí, sino que recorrió la línea que formaban los minks apresados. Fue uno por uno, inyectando la dosis apropiada del antídoto en función del peso y la naturaleza del mink en cuestión. Aguardó para ver el resultado. Aquellos que llevasen más tiempo infectados no tendrían opción de salvarse, pero al menos podrían descansar de una vez por todas.

Los movimientos de muchos, que pugnaban por liberarse de sus ataduras, fueron reduciéndose poco a poco. Su mirada aún continuaba perdida, pero todo indicaba que el remedio servía. Esperar que hubiese revertido todos los efectos de manera inmediata tal vez hubiese sido demasiado pedir, más aún tras tanto tiempo de exposición al veneno producido por las criaturas causantes de todo.

-Zane, aunque se muevan, hay algunos que ya están muertos. Son los primeros que fueron infectados, pero los demás saldrán adelante -informó tras unos minutos de observación para, justo después, escuchar cómo el capitán proponía a Mufasa que se uniese a ellos-. No dejas pasar ni una -añadió, sonriendo.

Acto seguido, se volteó hacia el gyojin y arrugó el ceño hasta que le dolió el entrecejo.

-Luka, cuando todo esto acabe voy a echarte un vistazo. ¡Procura que no tarde más de cinco minutos, porque te juegas que Marc haga sushi contigo cuando volvamos!


[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Fb8aMCq

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 2yBBBTF
Always:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Xafd8fA
The tempest has arrived:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 PrWw8sI
Shurmanos de la tormenta:

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 AoFFtJq
Loh Polloh:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 DMe5Vuv

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Bylrguu
Therax Palatiard

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm95/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (95/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm201555/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (201555/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Luka Rooney el Lun 21 Ene 2019 - 15:56

El sudor que caía por la sien del tiburón tenía su por qué; estaban ante una situación complicada. No una de esas en las que estás rodeado de seres a los que sabes que vas a vencer. Tampoco una en la que tienes serias dudas y sabes que solo podrás ganar si todo te sale perfecto, si das el cien por cien o si tu rival se confía o comete algún error. No, aquella era una situación bastante más compleja. Los minks eran extraños y ágiles seres que usaban una habilidad que para nada ayudaba al gyojin; la electricidad.

Tendría que intentar usar lo mínimo su Gyojin Karate, y aquello quería decir que tendría que combatir como cuando era pequeño y no tenía nociones de éste. A puño limpio, con codazos y rodillazos en zonas donde los golpes no eran bienvenidos.

Sin embargo, su capitán tenía otro plan para él. El suzaku se quedaría solo combatiendo contra todos los rivales, a cambio, la encomiable misión de Luka era ir a salvar a Mufasa, que estaba alejado del resto peleando contra un encapuchado. Sí, uno. Un único ser, mientras su capitán se quedaba contra más de una veintena.

- Un trato justo -comentó con un tono suave-. Uno contra más de veinte, y otro contra un puto encapuchado. Cuando esto acabe, te pienso reventar, Zane -finalizó con una falsa carcajada a la par que salía corriendo en dirección al encapuchado.

El tiburón no sabía que tramaba su capitán, pero sabía que saldría bien. O al menos le daría tiempo a acabar con el encapuchado para después ir a ayudarle. Consciente del peligro que corrían, el habitante del mar fue lo más rápido que pudo, hasta que una corriente de aire le pasó a escasos treinta centímetros de la cabeza, haciéndole menguar el ritmo temporalmente.

Y encima me chulea Pensó, creyendo que Zane había mandado la onda de corte -o lo que parecía una onda de corte- tan cerca del gyojin por el mero hecho de regodearse.

Afortunadamente, aquello era lo que el pirata necesitaba. Algunos minks salieron por los aires, y los pocos que no lo hicieron centraron su mirada en el capitán de los Arashi. Ahora tenía vía libre para llegar hasta el encapuchado, que seguía su particular duelo contra Mufasa.

Cuando el gyojin se encontraba a escasos diez metros, saltó ágilmente y cargó su puño con haki intentando golpear el costado de su rival, que estaba de espaldas. Sin embargo, éste se desplazó hacia un lateral, haciendo errar el golpe. El ser cuya cara estaba cubierta dio un par de pasos hacia atrás y sonrió. Aquello hizo enfurecer al gyojin, que tomó carrerilla y trató de golpearle, sin embargo, esquivó de nuevo con un movimiento bastante similar al anterior, y no contento con ello, realizó una carga eléctrica sobre uno de los brazos acuáticos. La electricidad, ayudada por el agua, se expandió por todo el cuerpo del habitante del mar, haciendo que éste cayese al suelo y se retorciese de dolor. Por inercia, dió un par de vueltas sobre sí mismo, como si de una croqueta se tratase, para después levantarse lentamente y dejar caer los brazos creados a partir de agua.

¿Por qué no se mueve Mufasa? Se preguntó, observando la parsimonia con la que el mink se estaba tomando el combate.

Tras una pequeña pausa de un par de segundos en la que el gyojin trató de recobrar el aliento, fue el encapuchado quien realizó un nuevo movimiento, ésta vez tratando de clavar sus zarpas en el estómago del tiburón. Afortunadamente, el gyojin fue capaz de reaccionar a tiempo, agarrando con la mano la muñeca derecha de su rival, pegando un fuerte tirón hacia él y llevando su rodilla hasta el codo. Un sonoro crujido, acompañado de un grito, hizo que Luka sonriese.

- Un brazo menos, cabrón -comentó mientras instaba a Mufasa a unirse-. Si no quieres que haga lo mismo con el otro, ríndete.

Pero aquello nunca era tan fácil. Ni siquiera el pirata sabía por qué seguía preguntando aquello. Casi nadie se rendía ante aquellas palabras, y los que tenían la voluntad de rendirse, lo hacían antes de que nadie las pronunciase.

La indumentaria de aquel ser le cubría prácticamente entero, y lo que parecía ser un mink, resultó ser un humano. O al menos un ser con manos de humano y fisonomía similar. Las dudas terminaron por resolverse en ese preciso instante, cuando el ser se descubrió de su capucha y dejó de ver un rostro que era claramente humano.

Pero… ¿Y la electricidad? Se preguntó el tiburón, que volvió a hallar respuesta en la otra mano del humano, que parecía tener un dial.

Su enemigo volvió a sonreir y desapareció. O eso parecía. Volvió a aparecer en su espalda, y después diez metros a su izquierda. Y así infinitas veces.

Soru

El humano seguía con la técnica, y el tiburón aguardaba concentrado el momento exacto en el que se decidiese a dar un golpe. Uno, dos, tres, y hasta diez segundos esperando, y no fue hasta el segundo número diecisiete en el que realizó un movimiento. Con el dedo índice como única arma, el humano se decidió a clavarlo en el corazón del tiburón. Instintivamente, el pirata se desplazó hacia el costado, pero no fue suficiente para evadir el extremadamente ágil golpe de su adversario. Luka recibió de lleno el impacto, solo que fue a la altura del hombro izquierdo. Cegado por la ira, y creyendo que evadiría el golpe, llevó su mano derecha hasta el cuello del humano, apretando con fuerza ante la impotencia de éste.

- Mufasa -gritó, descargando así parte del dolor del golpe recibido- ¡Te necesito!

El humano retiró el dedo del hombro del habitante del mar, y llevó ambas manos a la muñeca derecha del tiburón, intentando hacer fuerza para que éste la retirase. Pero no, aquello ya no tenía vuelta atrás, el gyojin había despertado su lado maś primitivo, y solo la sed de sangre mandaría en él. Trayendo hacia sí el brazo, empezó a golpear con rabia la boca del estómago del humano. Y cuando Mufasa se acercó, agarró a su rival de tal manera que no pudiese moverse. Mufasa descargó su ira contra él hasta que quedó inconsciente, momento en el que Luka lo lanzó al suelo con rabia.

***

El tiburón lamía la herida de su hombro, de la cual manaba sangre. Aquello solía saciar su ira, aunque siempre prefería que la sangre fuese de otro.

Zane había cumplido la parte de su trato derrotando a los minks. Todos estaban atados de pies y manos, y algunos aún lucían incoscientes. La tribu mink no había tardado más de un cuarto de hora en llegar desde que fueron avisados por Mufasa. Sin duda se notaba que se conocían el terreno. Entre todos no tardaron mucho en incapacitar a todos los minks afectados.

Therax, por lo visto, iba a llevar una vacuna, algo por lo que el gyojin se alegró. Sabía que el rubio iba a lograr averiguar qué ocurría, así que solo quedaba esperar que todo saliera bien.

Sin embargo… El humano despertó, y los minks empezaron a hacer preguntas. Probablemente, la cara de todos y cada uno de ellos despertase un miedo cada vez mayor en el infraser, que se limitó a contestar lo que parecían ser unas sinceras respuestas. Todo olía un poco raro, comentó que era un agente del gobierno, que habían hecho experimentos con el parásito que habían visto cerca de la jaula, y que tras comprar dos ejemplares minks, le habían implantado unos chips localizadores. Y entonces, pronunció las palabras mágicas. Raza inferior. Todos los minks torcieron el rostro, especialmente Mufasa, que caminó hacia él. El tiburón se interpuso, entre ambos, y miró con rabia al mink.

- Yo me encargo. Vosotros tendréis mucho tiempo para vengaros de éste hombre, pero nosotros nos marcharemos pronto. Como gyojin y ejemplar de otra raza, sus palabras también me ofenden -comentó en un tono de voz bajo, intentando que el humano no le oyese

El mink miró con el rostro serio al pirata, y terminó por afirmar con la cabeza, ante la sonrisa de éste.

Girando sobre sí mismo, el gyojin golpeó duramente el rostro del humano, indefenso y atado de pies y manos. Tras ello, le agarró de la pechera con la mano izquierda, notando un fuerte dolor en el hombro, continuando golpeando su rostro hasta que alguien le frenó. Un charco de sangre en el suelo le hizo ver que quizá se había pasado, y puede que hubiese descargado toda su ira contra él.

- Ya está, ya está -comentó alejándose lentamente-. Ya paro.

Entonces, Therax hizo su acto de presencia y empezó a usar su vacuna, no sin antes preguntar por el estado del tiburón.

- No te preocupes, no es nada. Luego le echas un ojo. Ah, me tienes que contar qué mierda era el parásito ese… Por cierto, ¿Y Katharina?


Luka Rooney

Mensajes : 534
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm90/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (90/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm178441/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (178441/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Katharina von Steinhell el Lun 21 Ene 2019 - 18:46

La hoja que apareció de pronto de entre las prendas del encapuchado cortó el hombro de la bruja. Si no tuviera reflejos que superaban los de un humano común, habría sido apuñalada y probablemente el combate ya estaría sentenciado. Su oponente se apresuró en volver a atacar, esta vez realizando un corte diagonal con la misma espada. Al mismo tiempo que la hoja enemiga se abalanzaba sobre la pelirrosa, esta transformaba uno de sus pendientes en una enorme guadaña. El choque entre armas produjo una onda que botó algunos objetos que yacían sobre los muebles de metal.

El suelo fue el primero en congelarse, aunque el aire a su alrededor no tardó en hacerlo también, y era cuestión de tiempo para que la espada enemiga corriera el mismo destino. Por lo general, la bruja contenía la esencia de su aura para no perjudicar a cualquiera que se acercara a ella, no obstante, en un combate se sentía libre de no tener que hacerlo. El encapuchado, al ver que no era buena idea acercarse, retrocedió varios metros dando brincos hacia atrás sin perder de vista a la pelirrosa. Flexionó ligeramente las piernas y, entonces, a esa gran distancia la espada salió proyectada hacia el pecho de Katharina. Caer dos veces en el mismo truco era algo impensable para la espadachina; la primera podía tomarle por sorpresa, mas no la segunda. Sin casi ningún inconveniente, interpuso la hoja de su arma, deteniendo por completo el predecible ataque enemigo.

—Cuando hayas muerto me contarás todo lo que sabes acerca de estos bichos —comentó la pelirrosa con una sonrisa maliciosa en el rostro, comenzando a sentir el miedo de su oponente.

El encapuchado, que resultó ser un humano de treinta años, frunció el ceño y, de pronto, desapareció para aparecer en menos de un segundo en la espalda de la bruja. Soru, se llamaba la técnica, y Katharina la conocía muy bien. Desde su cuerpo cientos de finas estacas salieron disparadas, deteniendo cualquier idea enemiga. El hombre tuvo que realizar una acrobacia en el último minuto para no minimizar el daño, pero aún así su brazo izquierdo lucía completamente destrozado. Tenía al menos veinte pequeñas esquirlas clavadas en él, y era muy difícil que volviera a usarlo. Acercarse a la pelirrosa definitivamente no era buena idea, así que mantuvo el plan de combatir a distancia.

Medio desesperado, el desconocido pareció sacar un objeto del bolso que llevaba sujeto a la cadera y luego sonrió.

—Suficiente de tonterías —mencionó con tono despreciativo.

Antes de que siquiera pudiera emplear lo que sea que tuviera en la mano, la bruja canalizó energía y disparó una poderosa y veloz onda cortante que se deshizo con un fino corte del brazo del encapuchado. La sangre escurrió como el agua de una cañería averiada, ensuciando las paredes y el suelo. El hombre gritó aterrorizado y cayó de rodillas no solo por el dolor, sino también por el trauma que generó la pérdida de la extremidad. Con su única mano buscó la forma de detener la hemorragia, cortando con la boca una parte de su túnica e improvisando una venda. Entonces, la bruja le apuntó con el dedo índice y, enseguida, el sujeto cayó inconsciente. La bala de magia oscura le atravesó muy cerca del corazón, aunque la pelirrosa, por supuesto, no sabía que fallaría. Su intención era matarlo, pero una vez fallado, prefirió que los minks se encargaran de ello.

******

No solo había un encapuchado, sino otro más, y resultaron ser miembros del Gobierno Mundial que visitaron Zou con el fin de experimentar. Y cuando trató de raza inferior a los minks fue que sentenció su muerte. No fue muy inteligente hacerlo, ¿o acaso creía que la tribu se lo tomaría bien y reirían felices? Luka fue quien, sin embargo, ajustició al hombre destrozándole el rostro a base de puñetes. La bruja prefería otros tipos de castigos y uno de sus favoritos era la esclavización eterna, algo que muy pocas personas podían hacer.

Había una buena cantidad de minks que se salvó gracias a los esfuerzos de Therax, pero también hubo unos cuantos que no lo consiguieron. La enfermedad había avanzado demasiado, alcanzando un punto irreversible. Los minks lloraron la muerte de los que no pudieron ser salvados, y en ese momento la bruja comprendió que no eran muy diferentes a los humanos. Les hubiera encantado saber que solo era una fea pesadilla, pero lamentablemente era un cuento que estaba destinado a terminar mal. Seguramente les habría fascinado un milagro, que alguien les devolviera a los que perdieron. Katharina tenía ese poder al alcance de sus manos, pero no jugaría a ser dios. Podía resucitar a los muertos y sin intervención de ninguna maldición, el poder sanador más poderoso que la pelirrosa conocía, sin embargo, no tenía la menor intención de mover un dedo para cambiar la situación. No alteraría los resultados de la historia ni tampoco se presentaría como una diosa que desafía la misma muerte.

La pelirrosa tenía vía libre para decidir el destino de los invasores, y se le ocurrió una idea de lo más fascinante. Ella quería saber algunos detalles de la investigación y los minks seguramente querían venganza. ¿Qué mejor que entregarles como esclavos a los hombres que tanto daño causaron? Perderían completamente su libertad y en sus mentes viviría para siempre el recuerdo de estar sometidos a la voluntad de una raza inferior. Eso les destrozaría el alma y las ganas de seguir viviendo, serían auténticos muertos en vida. Sin embargo, el momento en el que el jefe de la tribu mink rechazó amablemente la propuesta de la espadachina, se encogió de hombros y suspiró, desistiendo de sus deseos por saber más de los parásitos.

—Temo que ahora solo estarán a merced de los minks —mencionó la pirata cruzándose de brazos—. Me hubiera gustado enviarle un mensaje al Gobierno Mundial, uno en forma de cabeza, pero aquí tienen sus propios planes para ustedes.

Al parecer todo salió bien, y aunque desgraciadamente no consiguió ninguna información referente al Gobierno Mundial, no le importaba. Era la primera vez que se involucraba en los problemas de otra persona sin estar segura de recibir algo a cambio. No se sentía nada mal, pero continuaba prefiriendo ayudar a cambio de unas cuantas monedas. Todos lo hicieron muy bien, en especial Therax con la fabricación de la vacuna. Y ahora solo faltaba la respuesta de Mufasa. A Katharina no le molestaría la unión de un miembro fuerte a la tripulación, aunque el hecho de viajar solamente con hombres resultaba un tanto… extraño; al menos tenía a Nailah.
Katharina von Steinhell

Mensajes : 787
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm97/150[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (97/150)
Experiencia:
[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 3qaWnZm174079/1000000[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 9h2PZk8  (174079/1000000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

[Misión Legendaria] Una piedra en el camino. - Página 2 Empty Re: [Misión Legendaria] Una piedra en el camino.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.