Últimos temas
Link
Normas

[Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Ir abajo

[Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Mar 30 Oct 2018 - 22:54

Cuando el Contraalmirante de la Marina al mando actualmente del Cuartel del G-5, al inicio del Nuevo Mundo, solicitó la ayuda de dos miembros del Gobierno Mundial con las capacidades suficientes de infiltración y espionaje como para descubrir quién estaba saboteando su base militar desde hacía un tiempo, no dudé en presentarme voluntario. Sin duda se trataba de una tarea perfecta para alguien con mis habilidades y que, además, de tener éxito me brindaría el favor del Gobierno, dada la importancia estratégica del cuartel. Así que me dirigí hacia allí en un transporte oficial de la Marina, pensando en la mejor manera de desenmascarar al infiltrado. Seguramente se tratase de un espía de la Armada Revolucionaria, tal y como Rodney G. Mort, el hombre que acabó con la vida de mi padre, era antes de ascender en el escalafón y prácticamente desaparecer a los ojos del mundo.

Llegué al cuartel vestido como un obrero, un técnico enviado para ayudar en las reparaciones de los desperfectos causados por el saboteador. La única persona que sabía de mi inminente llegada era el propio Contraalmirante Strong, así que en principio nadie tenía por qué sospechar que un experimentado Agente de Inteligencia del Cipher Pol se encontraba allí.

Poco después de llegar me dirigí al despacho del oficial, en teoría para recibir instrucciones sobre los arreglos necesarios y la localización de los materiales. No obstante, como era lógico el verdadero motivo era otro. Una vez allí, saludé al Contraalmirante Strong con un apretón de manos mientras me presentaba:

- Saludos, Contraalmirante. Mi nombre es Thawne, Agente de Inteligencia de la División de Infiltración del Cipher Pol, y estoy aquí, como bien sabe, para ayudar a resolver el problema que tiene entre manos. Sin embargo, primero necesito que me dé algún detalle más.

El oficial de la Marina parecía estar tratando de analizarme con la mirada, como buscando dilucidar si era la persona adecuada para llevar a cabo la tarea que necesitaba que se cumpliese. Tras unos tensos segundos, pareció relajarse:

- Bien, le estaba esperando, Agente. Espero que, con su ayuda, podamos desenmascarar al saboteador. No obstante, en pos de no repetir varias veces lo mismo, antes de darle más datos permítame ofrecerle un café o una infusión mientras esperamos al otro Agente que ha aceptado la misión. Debería estar al llegar.

- De acuerdo, aceptaré con gusto un té negro con miel si tiene, Contraalmirante. - repliqué mientras me preguntaba quién sería la persona que iba a hacerse cargo de tan vital encargo junto a mí.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Lun 5 Nov 2018 - 14:17

Algo estaba ocurriendo con la división maldita del cipher pol, su preciada Karasu, ¿el qué? Era una cuestión que solo los altos cargos del gobierno lo podrían resolver. Durante las últimas dos semanas había estado yendo de un lado para el otro, viajando de isla en isla sobre un vagón de primera clase del colosal tren marítimo. Mientras estaba volviendo a Ennies Lobie, después de una misión de reconocimiento aburrida, un agente se sentó a su lado y le entregó una nota, para luego desaparecer en pocos segundos.

Agente 2810-M,

A las 1300 deberá tomar un barco que ira directamente hacia el cuartel del nuevo mundo. Allí busque al contraalmirante Strong, y éste le informará de todo. No olvide ir de paisano.

Y de nuevo otra misión. Los mensajes por parte del gobierno eran inconclusos, quizás demasiado, mas no tenía otra opción que cumplir órdenes. Era algo más de las once y media de la mañana, o como dirían en la base central, en torno a las 1130. Una vez bajó del tren, se dirigió hacia su apartamento para darse una ducha de agua fría. Al acabar, abrió su armario y observó su ropa. Todo lo que tenía eran trajes de distintos colores, tanto de verano como de invierno, lisos y de rallas. No obstante, recordó el regalo que le hizo su compañera Marie, un pantalón chino de color beige y unos náuticos de color azul marino, algo que iría muy bien a juego con una camisa blanca y una blazer azul.

—Como un guante —dijo, mirándose al espejo segundos antes de salir.

Al llegar al cuartel del G-5 aquello estaba lleno de marines. Con altitud altiva, como si de un ejecutivo se tratase, habló con el primer recluta que se encontró y preguntó por el despacho del contraalmirante. Se dirigió hacia allí, y golpeó dos veces en la puerta.

—Adelante —dijo él.

Su despacho era espacioso y minimalista, únicamente con una estantería, un gran escritorio de madera y tres sillones contando el del propio oficial. Sentado en un segundo había otro marine, tomando un té; algo que le resultó muy raro.

—Buenas tardes, señor Strong —dijo, educadamente—. Mi superior me ha mandado esto para usted.

Se acercó, y le entregó la nota.

—Entiendo. Es extraño que no os hayan enviado juntos, pero me dijeron que iban a enviar a dos hombres, y aquí estáis.

—Eso resuelve una de mis dudas —comentó Giotto en voz alta—. Mi nombre es Giotto LeBlanc, un placer —hizo una pequeña reverencia hacia los presentes.

—¿Qué es lo que ocurre? Me han dado pocas explicaciones antes de esta misión.
avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Lun 5 Nov 2018 - 17:03

Cuando estaba terminando de disfrutar de la ciertamente deliciosa infusión que el Contraalmirante me había servido, alguien más entró en el despacho. Se trataba de un hombre joven, vestido de forma elegante, que saludó y se dirigió al oficial para entregarle una nota.  Acto seguido, el chico, que aparentaba más o menos mi edad, se presentó como Giotto Leblanc, un nombre que en mi opinión le pegaba bastante. Así que aquel era el otro agente enviado por el Gobierno Mundial para solucionar aquel entuerto... Físicamente no parecía gran cosa, pues era bastante más delgado de lo que esperaba, pero en mi experiencia sabía que muchas veces el aspecto engañaba. Si le habían asignado un cometido como ese debía de tratarse de alguien poderoso, o al menos eso esperaba.

- Anders D Thawne - dije mientras me levantaba del sillón y ofrecía mi mano al recién llegado para que la estrechara. - Soy el otro agente enviado a este lugar.

Tras los pertinentes saludos, el Contraalmirante Strong comenzó a hablar sobre la tarea que nos esperaba:

- Bienvenidos ambos, agentes. Como bien saben, he solicitado en secreto la ayuda del Gobierno Mundial para salvar esta base. Desde hace meses vengo notando que las máquinas se averían, las armas y municiones desaparecen, y todo tipo de problemas. En varias ocasiones, tras un exhaustivo análisis, he encontrado pruebas de que las máquinas averiadas habían sido manipuladas. Cada vez ocurren más desgracias, e incluso la semana pasada uno de mis hombres apareció muerto. En ese momento fue cuando, apartando mi orgullo, decidí solicitar su ayuda para acabar con el problema. No hay duda de que alguien se ha infiltrado en la base, probablemente haciéndose pasar por un marine, y está saboteándonos desde dentro. Espero que ustedes, como reputados miembros del Cipher Pol, sean capaces de llevar a cabo una investigación de forma discreta que concluya con la captura del saboteador. Tienen libertad de acción mientras consigan el objetivo marcado. ¿Alguna duda, caballeros?

Así que el saboteador había incluso asesinado a un marine... Mis puños se crisparon al oírlo, pensando en que otro militar había sufrido el mismo destino que mi padre, morir a manos de un espía a quien había descubierto. Fuese o no un revolucionario, el recuerdo del asesinato de mi progenitor hizo que una gran ira creciese en mi interior. Por suerte para mí, sabía controlar mis emociones, no obstante, cuando me hallase ante el infiltrado pensaba dar rienda suelta a mi furia.

- Hmmm, parece que estamos hablando de un espía experimentado. Sin embargo, da la sensación de que dejó un cabo suelto y alguien logró pillarle. Es el motivo más plausible para un asesinato. Tal vez si, con alguna excusa, nos enseñase la escena del crimen e incluso el cuerpo del marine fallecido podamos hallar alguna pista relevante. - en ese momento me volví hacia Giotto y pregunté, con tono firme pero amable:

- ¿Qué piensas? ¿Estás de acuerdo conmigo o se te ocurre algún otro punto de partida?



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Lun 5 Nov 2018 - 18:02

—Un placer, señor D. Thawne —dijo, teniéndole la mano al hombre que resultó ser otro agente, que no dudó en levantarse y saludarle. Era raro ver en estos tiempos a personas con tan exquisita educación. Un apretón de mano fuerte y firme, dejando claro muchos aspectos de su personalidad, aunque no iba a indagar en ello ahora; especialmente porque sintió un gran poder en su interior cuando trató de evaluarlo, hasta el punto de sentir algo de terror. “¿Qué clase de persona es este hombre?”, se dijo.

Tras ello, se sentó en el sillón sobrante para escuchar al contraalmirante. Absorbió y analizó cada uno de los acontecimientos que, supuestamente, habían ocurrido en aquel cuartel, que abarcaban desde sabotaje hasta homicidio en primer grado. La mirada del rubio estaba clavada en los ojos del oficial Strong, analizando todos y cada uno de sus movimientos: la cantidad de veces en la que pestañeaba, como cerraba el puño cuando hablaba de la muerte del marine, la agitación de su respiración; todo. Y una vez terminó, el otro agente le habló.

—Ahora mismo hasta nuestro contratante puede ser el traidor intentado tener una coartada para salvarse, así que no tengo nada que decir ahora mismo —le dije—. Aunque estaría de acuerdo en ver la escena del crimen. Sin embargo, antes tengo que pedirle un uniforme de técnico superior para vestirme, y pasar desapercibido.

—Entiendo…

El oficial hizo una llamada, y le trajeron un uniforme de la lavandería.

—Gracias, ¿algún lugar donde pueda cambiarme?

—Puede entrar en mi baño personal, si le parece bien.

—Perfecto.

Era un cuarto de baño grande para tener solo un retrete, un lavabo y una estantería colgada en la pared. Al cambiarse, dobló su vestimenta y la dejó en la tabla más alta del estante. Luego, salió y se unió a sus nuevos amigos. El marine les llevó a la escena del crimen. Fue en el lugar más alejado de las zonas comunes, teniendo que bajar al sótano, después de haber traspasado dos módulos distintos.

—Fue aquí —dijo Strong, señalando con la mano.

—No veo manchas de sangre, tampoco de forcejeo.

—El servicio de limpieza actuó rápido y con total cautela, no queríamos sembrar el pánico entre los más novicios.

—Entiendo… —Giotto se cruzó de brazos—. ¿Tú qué opinas?

Esa última pregunta la hizo refiriéndose a Thawne, esperando una respuesta sensata.



avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Mar 6 Nov 2018 - 21:32

La respuesta de Giotto me agradó. El hecho de que pensara que incluso nuestro contratante pudiese ser el saboteador, por absurdo que pareciese dicha idea en un principio, hablaba muy bien de él y de su minuciosidad. Así era como un agente especializado en infiltración debía comportarse. Salvo que se demuestre lo contrario, de entrada todo el mundo podría ser mi enemigo. Tan solo pensando de ese modo un espía puede conservar el pellejo mucho tiempo.

Después, una vez su nuevo compañero se hubo cambiado a un atuendo más apropiado para la ocasión, el Contraalmirante nos guió al lugar del crimen. Para llegar allí hubimos de recorrer casi toda la base, pues había tenido lugar en uno de los lugares más recónditos. Una vez en lo más profundo de los sótanos del cuartel, el oficial nos indicó el punto exacto donde había ocurrido el asesinato. La apreciación de Giotto era certera, todo estaba muy limpio. Tal vez demasiado limpio... La explicación del Contraalmirante era plausible, si bien podía considerarse demasiado simple. Algo no terminaba de encajar allí, y parecía que su compañero se había dado cuenta también por el modo en que habló. No obstante, con el Contraalmirante delante no era momento de ponerse a debatir, sino de mostrarse firme y actuar. Así que, con voz calmada pero decidida, respondí:

- La verdad es que de este lugar no se pueden sacar demasiadas pistas.

Mientras tanto, contacté mentalmente con Giotto para dejarle claro que a mí también había algo que me escamaba en aquel asunto. << Giotto, soy yo, Thawne. Podemos hablar mentalmente sin que nadie se entere gracias a mi habilidad. Todo esto tiene algo que no termina de cuadrar, todo está demasiado limpio, como si alguien se hubiese esforzado mucho para no dejar pruebas >>. A la vez que comentaba a mi compañero lo que realmente pensaba, me volví hacia el Contraalmirante Strong y dije:

- Si no le importa llevarnos ahora al depósito, o donde lleven ustedes los cuerpos de los fallecidos para que pueda examinar adecuadamente el cadáver del marine asesinado aquí se lo agradecería. Soy médico, podría sacar información de allí aunque le resulte extraño.

- De acuerdo, les llevaré allí. - respondió el oficial. La verdad era que estaba colaborando en todo lo que le pedíamos, y parecía dispuesto a ayudarnos en lo que hiciera falta para atrapar al infiltrado. Aunque hubiese algo mosqueante en lo excesivamente limpia que estaba la escena del crimen, no me sentía inclinado a pensar en él como uno de los sospechosos, o al menos no como uno de los más probables. Lo que sí creía era que el saboteador era alguien de cierto rango dentro del cuartel, alguien lo suficientemente influyente como para conseguir que todo rastro de su asesinato fuese borrado de forma legal con tanta celeridad.

Mientras nos dirigíamos al lugar donde mantenían conservados los cuerpos de los marines fallecidos hasta poder enviarlos a sus familias, expresé mentalmente a Giotto aquellos pensamientos, para acto seguido preguntarle por su opinión al respecto.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Miér 14 Nov 2018 - 19:21

El enigma en el que estaban envueltos cada vez era más inconcluso. No había pistas alguna de quien o quienes había saboteado aquella instalación gubernamental, y algo en el interior de Giotto le decía que aquel contraalmirante no estaba siendo completamente franco con ellos.

“Algo no cuadra” —reflexionó, clavando su mirada sobre Strong.

Estaba ensimismado en sus pensamientos, cuando, contra todo pronóstico, la voz del agente Thawne resonó en su cabeza, tan clara como la suya propia. Era la primera vez que le ocurría algo así. Había oído de personas capaces de adentrarse en la psique de otros para volverlos locos, comunicarse o, simplemente, leer sus pensamientos. No le gustaba que un desconocido, por compañero que fuera, hiciera eso. Sin embargo, no iba a quejarse, sólo tenía que guardar cautela en lo que pensaba y no pensaba. Actuar más por instinto.

—“Me has asustado” —le dijo, con timidez —“¿Puedes oírme? Espero que sí. Algo me dice que éste hombre nos está ocultando algo. Ésta noche creo que deberíamos investigar por nuestra cuenta, mientras tanto actuemos acorde a lo que hemos venido.

Thawne tuvo una gran idea. Ir al depósito a ver los cadáveres de los marines encontrados. El camino fue corto, y silencioso. Los marines nos miraban, como si no estuvieran acostumbrados a ver al contraalmirante por esos pasillos. La entrada al depósito se hacía mediante tarjeta y contraseña, la cual era “dos-siete-siete-ocho-uno-cero”. Entré el primero, pues el contraalmirante me cedió el paso. Allí había una cámara frigorífica en la pared, con distintas aperturas para los cuerpos. Un total de ocho, pero solo dos parecían tener una placa identificatoria en su exterior. Allí no había nadie, solo nosotros tres. Abrió las dos cámaras y vimos los cuerpos. Giotto no era un experto, pero no había señales de heridas mortales, solo un par de moratones a la altura del corazón. Un único golpe, y todos muertos.

—¿Cuál es tu punto de vista como doctor, agente Thawne? —le preguntó, dubitativo.
avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Jue 15 Nov 2018 - 20:06

La idea de Giotto de investigar durante la noche me pareció adecuada. A fin de cuentas, el tiempo jugaba en nuestra contra. Cuanto más tardásemos en desenmascarar y capturar al saboteador, más cerca estaría él de completar su plan, fuese cual fuese. Y por la noche podríamos trabajar más tranquilamente y con menos trabas y miradas indiscretas.

Una vez dentro de la cámara frigorífica, pude ver que había ocho huecos para cadáveres. No obstante, en aquel momento tan solo dos estaban ocupadas. Eso significaba que recientemente habían fallecido dos personas en el cuartel. Con un rápido vistazo a las placas identificativas fue suficiente para darme cuenta de que ambos habían muerto con apenas tres días de diferencia.

- ¿Podría permitirnos ver ambos cuerpos, por favor? - pregunté. El oficial solo había hablado de una víctima, pero las fechas de fallecimiento de ambos estaban demasiado cercanas. Aquello era cuanto menos extraño.

- Sin problema. El otro cadáver es el de Roger, el más anciano de cuantos aquí vivían. Tres días antes del asesinato de su compañero falleció por culpa de un infarto mientras dormía. - se apresuró a responder, con naturalidad, el Contraalmirante. Y acto seguido abrió las dos cámaras, dejando expuestos ambos cadáveres ante nosotros. A primera vista, no había mucho en ninguno de los dos que llamase la atención, salvo que ambos parecían exageradamente limpios. Sin embargo, si algo se podía apreciar en el cuerpo sin vida del marine asesinado eran dos moratones en el pecho, que más o menos delimitaban la zona en la que el corazón solía encontrarse. Dado el ligero color violáceo de su piel en general, producido por el estasis sanguíneo, no destacaban en demasía, pero sí lo suficiente para que cualquiera que se fijase un poco pudiera verlos. No obstante, no había más datos que saltasen a la vista. La situación requería de un análisis más en profundidad.

- ¿Podría dejarnos la sala, para que pueda concentrarme más en el trabajo y asegurarme de proceder en un ambiente lo más tranquilo posible? - inquirí, con un tono de voz que pretendía denotar interés por el trabajo y ganas de resolver eficaz y rápidamente el misterio. El oficial aceptó y, dejando a Giotto las llaves de la sala, abandonó la estancia. Entonces comencé con la auténtica investigación de lo que había causado la muerte de aquellos dos hombres. Así como en el primero había evidentes signos de que había sido golpeado dos veces (o con dos armas) en el pecho, en el segundo no parecía haber ningún signo de violencia.

Procedí a abrir el cuerpo del hombre asesinado, empezando por el tórax, lugar del impacto visible. Y lo que vi me sorprendió. El corazón y el pulmón izquierdo estaban severamente dañados, como si hubiesen sido expuestos a un brusco e intenso aumento de presión. El resto de órganos, para mi sorpresa, estaban intactos. Parecía que, fuese lo que fuese lo que le había golpeado en el pecho, tenía una potencia tal que le había destrozado el corazón y un pulmón.

Después pasé al otro cadáver. Se trataba de un hombre, como había dicho el Contraalmirante, entrado en años. Por muy a fondo que lo inspeccioné no encontré nada indicativo, o siquiera ligeramente sospechoso, de que hubiese sido asesinado. Mi sorpresa vino cuando, al abrir su tórax, encontré las mismas lesiones en los mismos órganos que había visto en el otro cuerpo.

- Mira esto. - comenté mentalmente a mi compañero. Definitivamente, algo allí no cuadraba. Y esa seguridad se acrecentó aún más cuando me di cuenta de que el filo del bisturí que había utilizado estaba impregnado de una especie de polvo de un tono similar al de la piel del anciano. Volví mis ojos de nuevo a la piel del tórax, a nivel de la incisión. Alrededor de los bordes de la herida el color se había oscurecido ligeramente, alcanzando un morado casi tan intenso como el otro cadáver. Aquello era ya un signo inequívoco. Aquel hombre había sido asesinado por la misma persona que más tarde eliminó al marine más joven, solo que había sido capaz de hacer que pasase por un infarto en una persona entrada en años. Volví a dirigir mis pensamientos hacia mi compañero, manifestándole lo que pensaba.

- Esto dirige nuestras sospechas hacia el médico que firmó que la causa de la muerte del anciano había sido un infarto. Tras este engaño solo caben tres posibilidades. O bien ni siquiera se molestó en revisar el cadáver antes de firmar, o es el asesino, o trabaja con él. Deberíamos investigar en su despacho, así como en el cuarto de limpieza. Allí tal vez encontremos algo que nos dé una pista de por qué se ha limpiado tan cuidadosamente tanto el lugar del crimen como a los dos fallecidos. Por dónde crees que deberíamos empezar esta noche?



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Lun 19 Nov 2018 - 14:01

Giotto se mantuvo callado durante el examen médico que su compañero les hizo a ambos cuerpos. La verdad es que era asqueroso, por no decir de mal gusto. El agente nunca había soportado ver vísceras ni nada por el estilo, quizás fuera por eso que no estudio medicina como quería su padrastro, y se alistó en el gobierno mundial. No obstante, era algo ilógico, pues más de una vez había tenido que hacer trabajos sucios para sus jefes, teniendo que matar a un número contado de personas. Dejando eso de lado, estuvo atento a todo lo que le dijo Thawne, asimilando cada concepto.

—Eso si le ha visto el médico —le dijo en sus pensamientos—. Optaría por lo más obvio e ir al despacho del médico esta noche, pasadas las una de la madrugada. Entretanto, mezclémonos entre los marines, e intentamos no llamar mucho la atención. Es posible que se haya corrido el rumor de que estamos investigando el escenario del crimen, al fin y al cabo, nos han visto todos —hizo una pequeña pausa, mirando el cuerpo inerte del difunto Roger—. Así que lo mejor será hacerse el tonto hasta entonces.

La noche llegó antes de que se diera cuenta. Estuvo de un lado para otro, haciendo su papel como marine a la perfección. Intentó buscar información hablando con algunos miembros de la marina, pero ninguno parecía saber nada; o eso era lo que decían. Después de la cena, la cual era horrible en comparación con lo que solía comer, se fue al apartamento de la zona exterior que le habían asignado junto a Thawne.

—Que cansado estoy —dijo, sentándose en el sofá—. Como dicen muchos, cuando coja la cama la voy a partir en dos —tras eso, miró al agente, y arrugó el entrecejo—. “Será mejor que no hablemos mucho aquí, no sabemos si la casa que nos han dejado tiene micro o no”.

Eran poco más de las nueve de la noche, y Giotto había decidido echarse a dormir hasta la hora de investigar. Estando sumido en un placentero sueño, algo rompió la ventana y todo se envolvió de humo. Instintivamente, el agente usó su mantra e intentó localizar algún aura cercana, pero no, salvo la de Thawne, no era capaz de encontrar ninguna. Sin embargo, se pudo escuchar como alguien se chocaba contra unos bidones. Saltó por la ventana, pero no había nada, salvo tres papeleras de metal tiradas en el suelo.

—Esto es muy raro —comentó Giotto.

avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Lun 19 Nov 2018 - 19:32

Giotto, tras valorar lo que yo le había explicado, consideró la mejor opción hacer una visita nocturna al despacho médico, lo que me pareció realmente acertado. Voluntariamente o por negligencia, el galeno era el responsable de que el primero de los dos fallecidos no hubiese sido identificado como una persona asesinada, y husmear entre sus cosas y documentos podía sernos de gran utilidad. No obstante, todavía quedaban varias horas hasta que el cuartel estuviese lo suficientemente despejado, y la idea de Giotto de pasar el rato para relajar las sospechas que podían haber caído sobre nosotros no era mala.

Así, tras una tarde haciéndonos pasar por dos marines más y una cena de calidad cuanto menos cuestionable, los dos agentes nos dirigimos a nuestra habitación para descansar un poco antes de colarse en el despacho del doctor. Giotto, en una demostración de inteligencia práctica, sugirió en voz alta que estaba agotado mientras mediante nuestra conexión mental me comunicaba sus sospechas de que pudiesen estar escuchándoles. Había que reconocer que aquel agente era ciertamente sagaz, algo que hacía que me alegrara enormemente de que fuese él mi compañero en aquella misión. Un cometido como aquel necesitaba usar con acierto la cabeza.

Una vez Giotto se hubo dormido, y estando yo sentado en el suelo meditando, la ventana de la habitación se rompió bruscamente. En ese momento, todo el habitáculo comenzó a llenarse completamente de un denso humo gris. Mientras mi compañero se despertaba, me levanté lo más rápido de lo que fui capaz y, activando mi Haki de Observación, salí corriendo de la habitación.

Podía detectar una presencia alejándose rápidamente, alguien en quien se podían distinguir sentimientos como ira, miedo o la urgencia de escapar de allí. Sabiendo que casi con total seguridad dicha presencia pertenecería a quien había tratado de gasearnos, según salí de la habitación mascullé entre dientes una palabra:

- Soru.

El mundo se difuminó a mi alrededor mientras aceleré de golpe, lanzándome tras aquel tipo. Gracias a esa técnica no me fue difícil recortar la ventaja que me llevaba el fugitivo y tenerlo a mi alcance en escasos segundos. Esperaba que Giotto hubiese adoptado mi misma estrategia y no se hubiese quedado atrás.

En cuanto tuve a mi enemigo a tiro y lo suficientemente cerca, apunté a su pantorrilla derecha y, mientras tres palabras salían de mi boca, disparé a gran velocidad aire comprimido:

- Tobu Shigan Bachi.

Cuando recibió el impacto, el fugitivo cayó al suelo estrepitosamente. Con el gemelo derecho inutilizado e incapaz de ponerse en pie, no pudo sino esperar a que llegase hasta él. Una vez atrapado el criminal, aguardé a que Giotto llegase. Cuando lo hice, propuse llevarnos a aquel tipo a una sala vacía y proceder a interrogarle.

- No te preocupes, seguramente podré saber en todo momento si nos está contando la verdad o trata de engañarnos - aseguré a mi compañero a través de nuestra conexión mental. - La comunicación no es la única de las capacidades especiales que posee mi mente.

Dicho esto, comencé a preguntar al criminal qué hacía allí, quién le había enviado, cuál era su cometido y si había alguien más con él. Sus respuestas fueron en ocasiones sinceras, pero en otras tan solo mis habilidad telepática me permitió saber que nos ocultaba información. Finalmente, esto fue lo que pude averiguar: Su nombre era John Blister, miembro de la Armada Revolucionaria, y había sido enviado allí por sus líderes para, a lo largo de varios meses, ir desmantelando la base militar y preparándola para su futura conquista por parte de la Revolución. En ningún momento le habían hablado de que hubiesen enviado a nadie más, y de hecho la única forma que tenía de contactar con sus superiores era un Den Den Mushi especial, que solo permitía recibir llamadas y cuya señal era irrastreable, a través del cual le indicaban periódicamente los próximos pasos a seguir.

Sin embargo, lo que más llamó mi atención fue que aseguraba con total convicción no haber matado a nadie en toda su vida. Su afirmación era sincera, aunque eso no tenía por qué significar que fuese cierta. Tan solo que él creía que lo era. Pero cabía la posibilidad de que no fuese consciente de haberlo hecho, ya fuese por algún poder extraño, por una personalidad oculta o porque verdaderamente no había sido él el asesino.

Todo lo que averiguaba iba transmitiéndoselo a Giotto a través de nuestro vínculo, de forma que no se le escapase nada. Una vez terminé el interrogatorio, pregunté a mi compañero si había algo más que quisiera saber. Cuando hubiese terminado, mi pregunta sería bien distinta:

- ¿Qué piensas?

Cosas:
- Haki Observación Magnífico (Predilecto).

- Soru: Thawne ha perfeccionado su dominio del Soru a lo largo de agotadores entrenamientos. Debido a esto ha logrado optimizar sus movimientos, consiguiendo que la velocidad instantánea otorgada por esta técnica pase a ser de 50 m/s.

- Tobu Shigan Bachi: El entrenamiento continuo del Rokushiki ha dado como resultado que Thawne haya aprendido a lanzar su Shigan, de forma que crea una especie de bala de aire comprimido desde su dedo. Su velocidad es la de una bala estándar (unos 330 m/s) y su potencia es similar. Su alcance es de 50 metros, aunque que acierte o no está determinado por la puntería del usuario. Puede ejecutar tantos como su Tier de Agilidad le permita.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Lun 19 Nov 2018 - 22:07

Como si de una sombra imperceptible para el ojo humano se tratara, un veloz Thawne pasó por su lado levantando el aire, haciendo bailar los cabellos dorados de Giotto, que no pudo evitar soltar un ”wow” de asombro ante aquello. Si él hubiera querido, quizás, solo quizás, podría haber igualado su velocidad, pero de hacerlo estaría desvelando su poder como logia, y era algo que no podía permitirse por el momento.

La conexión mental de su compañero se mantuvo intacta, y fue algo que le ayudó a saber dónde se encontraba junto al agresor. Era extraño. En Karasu, su agencia, era quien tenía un mejor mantra y no había sido capaz de captar el aura de aquel atacante, que resultó ser un revolucionario llamado John Blister, ¿qué clase de poder aguardaba aquel agente? Y lo más importante, ¿qué rango tendría? Posiblemente superaría el suyo con creces, mas eso daba igual en ese momento.

Cuando llegó al lugar donde estaban, el revolucionario parecía estar a punto de llorar de miedo. Era una persona joven, más o menos de la edad de Giotto, tal vez menos. Juraba y perjuraba que nunca había herido de muerte a nadie, que no sabía si había alguien más de la revolución en aquel lugar. El rubio le miró a los ojos, y se acercó a él poco a poco.

—Dime la verdad, muchacho. ¿Quién está trabajando contigo? —le preguntó.

—Nadie, de verdad, lo prometo. Por favor, no me matéis —contestó entre sollozos.

La verdad era que su mirada transmitía sinceridad y miedo. Por primera vez ese joven había mirado a la muerte a los ojos y había sido derrotado; era algo que sabía, lo había vivido en sus carnes en el pasado, pero había sido capaz de sobreponerse a ello. ¿Haría lo mismo el revolucionario?

—No vamos a matarte, al menos no por ahora —le dijo—. Sé que dices la verdad, pero eres un revolucionario y no puedo permitir que campes a tus anchas. En nombre de la marina estás arrestado, y puedo prometerte que tendrás un juicio justo, así que deja de llorar.

Giotto cogió del brazo al revolucionario, pero entonces una bala atravesó el pecho del agente, creando un orificio de fuego y mató al joven. Era una presencia débil, que estaba sobre un edificio cercano. Soltó al revolucionario, y usando su Slancio di Fuoco se desplazó hacia el lugar a gran velocidad, dejando una sombra de fuego que no tardó en desaparecer.

—No debiste haber eso hecho eso…

Era un hombre vestido con un traje de la marina, con gafas y un pelo negro como la misma turba. Tenía rasgos bastos, y podía medir en torno al metro setenta. Sin andarse con rodeos, el joven agente incendió su puño y le golpeó en la boca del estómago, para aprovechar la inercia de su caída para desplazarse nuevamente y golpearle en la nuca para dejarle inconsciente.

—Creo que es hora de despertar al contraalmirante —le dijo a Thawne por telepatía.

cosas usadas:
Slancio di Fuoco: Debido a un intento de combinar su rokushiki con su fruta del diablo, Giotto ha creado un kempo que solo puede usar él, el cual consiste en aumentar la velocidad de sus soru, propulsándose con fuego a una velocidad de hasta 60 m/s. Debido a ello, antes de desaparecer se queda como una silueta ígnea donde estaba su cuerpo, el cual en situaciones propicias podría confundir a su contrincante.
avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Miér 21 Nov 2018 - 21:01

El saboteador contestó a las preguntas de Giotto con aparente sinceridad, dejando claro que trabajaba solo. Cuando mi compañero le anunció que estaba formalmente bajo arresto y a la espera de juicio, una bala lo atravesó, y algo realmente sorprendente ocurrió. El proyectil atravesó el cuerpo del agente, que pareció transformarse momentáneamente en fuego, e impactó en el revolucionario, causándole la muerte al instante. Aquello aportaba un nuevo dato verdaderamente interesante sobre Giotto: era un usuario Logia, y no uno cualquiera. Su poder me trajo irremediablemente a la mente a mi pupila. Ellie, con su habilidad para transformarse en magma, poseía unas capacidades probablemente muy similares a Giotto.

Este, reaccionando con gran celeridad, se abalanzó sobre el tirador moviéndose a una velocidad que parecía incluso superior a la mía gracias a lo que aparentaba ser una combinación del Soru y su elemento, y con un certero golpe en la nuca le dejó fuera de combate con facilidad. Mi compañero de misión, pese a estar en un nivel de poder considerablemente inferior al mío, era sorprendentemente fuerte y prometedor.

Tras dejar inconsciente al tirador, me propuso ir a hablar con el contraalmirante, cosa con la que estuve de acuerdo. Habíamos atrapado no a uno, sino a dos saboteadores. Viendo que el primero había asegurado no haber matado a nadie, y que el segundo había intentado acabar sin miramientos con la vida de Giotto, parecía plausible que fuese él el asesino. No obstante, el método que había usado, un disparo desde larga distancia, no era ni mucho menos similar al modus operandi utilizado en los dos casos anteriores. Algo no terminaba de convencerme. ¿Y si en vez de a uno o dos saboteadores nos enfrentábamos a una célula revolucionaria al completo? Parecía claro que no podíamos concluir la investigación así como así.

Sin embargo, cuando llevamos a ambos saboteadores ante Strong, el oficial pareció darse por satisfecho. Nos felicitó por nuestro trabajo y aseguró que nos haría llegar la recompensa prometida a Ennies Lobby en escasos días.

- No me fío de nadie aquí - comenté mentalmente a Giotto tras transmitirle mis inquietudes. - Propongo que le sigamos la corriente y finjamos irnos del cuartel, regresando de forma encubierta y asegurándonos de terminar la investigación sin dejar un solo cabo suelto. ¿Qué opinas?



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Mar 27 Nov 2018 - 16:05

Con suma facilidad llevaron los cuerpos de los saboteadores al despacho del contraamirante Strong. Era tarde, mucho para una persona normal, pero la cantidad de marines despiertos sobrepasaba la veintena. ¿Porqué? A saber, no le interesaba mucho a Giotto, pero sí le resultaba curioso. Junto a ellos, había un marine que no se separó de ellos hasta la llegada de Strong, quedándose en la puerta. Observó el cuerpo del moribundo marine, y del otro, que estaba amordazado con cuerdas y esposas.

—Muchas gracias, caballeros —dijo el alto cargo de la marina—. Habéis sido de gran ayuda a la hora de encontrar a estos dos cadetes revolucionarios que, seguramente, han estado filtrando información a sus superiores. Ahora, me pondré en contacto con vuestros superiores y me encargaré de que sepan la gran labor que habéis realizado. ¡Sargento Scoal! —dijo en voz alta, haciendo que el marine entrase—. Lleve a este sucio revolucionario a los calabozos, y el otro a la morgue.

—Señor, sí, señor.

Al salir del despacho, se fueron directos a la casa que les habían asignado, mientras Thawne le hablaba mentalmente.

—Estoy completamente de acuerdo contigo —le dijo, mientras metía las manos en sus bolsillos—. Lo que más me crispa es que asumiera que eran cadetes, lo dijo con demasiada seguridad. ¿Y si él está en el ajo? ¿Y si sabe más de lo que aparenta? Es muy extraño que, habiendo dos de ellos, no se preocupara en que pudiera haber más, ¿verdad? No actúa como debería hacer el líder de un cuartel de la marina.

Tras la conversación, ambos se echaron a dormir durante un tiempo. El tren pasaba a primera hora de la mañana, y para que su plan fuera efectivo debían coger ese y no otro. Pidieron una sala en el vagón para ellos dos solos, para poder hablar de asuntos privados, y como agentes del gobierno así fue. Estuvieron en uno de los vagones de primera clase, aislados del resto. Era un tipo de vagón dividido en zonas, aislados completamente del resto. Algo pequeños, pero de gran utilidad para que la información no se filtrara; aunque con la conexión mental de ambos era algo que les daba igual. Habían recorrido ya media hora en tren, cuando Giotto abrió la ventana.

—Es ahora o nunca —le dijo, para justo después salir por ella y desplazarse usando su Geppou—. Creo que debemos adoptar una de nuestras identidades secretas. En el maletín llevo maquillaje y algunas prendas, por si te interesa. Es hora de saber que se cuece verdaderamente en el cuartel.

La idea de Giotto era noquear al sargento Scoal y ocupar su posición, mientras el otro se mezclaba con el resto de marines, intentando encontrar algo que lo llevase al centro de aquel huracán.
avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Mar 27 Nov 2018 - 17:27

Giotto, suspicaz también ante la situación en la que nos encontrábamos, se mostró de acuerdo conmigo. Algo en todo aquel asunto olía mal, y debíamos investigar más a fondo hasta averiguar qué era. Así que ambos decidimos fingir de cara al resto de personas que no ocurría nada, que tan solo éramos dos agentes satisfechos tras haber cumplido la misión que se les había encomendado, y descansar durante la noche en nuestros aposentos. Para continuar sin levantar sospechas nos fuimos en el tren la mañana siguiente como estaba previsto y, una vez a una distancia prudencial del cuartel salimos a través de una ventana. Gracias al Geppou nos resultó bastante sencillo llegar a la isla de nuevo.

Durante el trayecto, Giotto expuso su plan. Este consistía en disfrazarse adecuadamente, él suplantando al Sargento Scoal y yo haciéndome pasar por un marine cualquiera. Cuando me ofreció alguno de sus bártulos para hacer un disfraz más creíble, lo rechacé adecuadamente mientras cambiaba por completo mi aspecto y le decía mentalmente en tono divertido:

- No te preocupes, yo no necesito de nada más allá de mi habilidad para fingir ser otra persona. Ya te dije antes que la telepatía no era el único poder que poseía.

Bajo la apariencia de un marine delgado, de pelo negro, ojos oscuros y mediana estatura, alguien con unas facciones muy comunes y que no llamase mucho la atención, aterricé junto a mi compañero en un rincón apartado del cuartel, donde nadie pudiese vernos. Expresé mi conformidad con su idea de noquear y suplantar al sargento. Como hombre de cierto rango, seguramente gozaría de acceso a lugares no disponibles para un simple recluta. Por mi parte, me dirigiría primero a husmear en el despacho médico.

- Seguramente nuestra conexión mental continuará funcionando - le dije. - Salvo que nos alejemos más de medio kilómetro podremos continuar en contacto e informar al otro de nuestros progresos. Suerte.

Tendí la mano a mi compañero mientras le deseaba suerte y, acto seguido, comencé mi investigación. Paseando por el cuartel de forma normal, como si fuese un marine más, me dirigí al ala médica. Lo anodino de los rasgos que había elegido como disfraz hizo, como esperaba, que nadie se fijase en mí. Con toda probabilidad todo el que se cruzó conmigo habría que ya me había visto antes y simplemente no recordaba bien quién era, algo por otra parte común en el caso de gente que no llama la atención.

Una vez en el área del cuartel dedicada a la sanidad, busqué el despacho del médico responsable. Recorrí los largos e intrincados pasillos buscando una puerta junto a un cartel donde estuviesen escritas aquellas palabras, hasta que finalmente di con ella. Me resultó extraño no haberme encontrado más que con dos personas mientras deambulaba por el área médica, pues me imaginaba una actividad ligeramente mayor, pero debía reconocer que resultaba más sencillo de aquella manera.

La puerta estaba abierta, señal de que quien quiera que trabajase allí probablemente no tardaría demasiado en aparecer. Sigilosamente, me colé en la estancia y comencé a buscar cualquier cosa que pudiese ayudarme. Principalmente me enfoqué en los informes médicos y forenses, pero tampoco podía deshechar la posibilidad de que la información que necesitaba se encontrase entre los efectos personales del galeno o en cualquier otro lugar. Tras unos veinte minutos de búsqueda infructuosa, dí con algo que llamó mi atención. Se trataba de los partes de defunción de las dos víctimas mortales del saboteador. Estaban firmados por el doctor Hansson, y entre ambos había una abismal diferencia. Así como en el informe del segundo fallecido ponía bien claro que se trataba de una muerte probablemente violenta de causa no aclarada, en el del primero figuraba como causa de la muerte un infarto agudo de miocardio, especificando que no se habían encontrado lesiones ni otros signos que hiciesen pensar en un diagnóstico alternativo. Parecía que el Contraalmirante estaba en lo cierto y los partes eran claros. Eso me dejaba aún más dudas sobre la lealtad, o en caso contrario, la profesionalidad del médico.

Continué mi investigación, ávido de conocimiento, hasta que escasos minutos después encontré algo que hubiese pasado desapercibido en cualquier otro momento. En uno de los cajones de la mesita había un pequeño frasco de cristal medio lleno de un fino polvo de un tono similar al de la piel humana. Al abrirlo y tocarlo con la yema del dedo pude darme cuenta de que era, con toda probabilidad, el material utilizado para camuflar las lesiones cutáneas del primer cadáver.

- Vaya, vaya - dijo en ese instante una voz. - Veo que en este cuartel hay demasiada gente a la que le gusta meter las narices donde no le llaman.

Casi por instinto activé mi Haki de Observación, justo a tiempo para sentir cómo una presencia aceleraba bruscamente hacia mí e intentaba atravesarme por la espalda con lo que parecía un puñal. Por apenas unas centésimas de segundo fui capaz de reaccionar, y retrocediendo mientras realizaba un giro hacia mi izquierda que resultaría imposible para la inmensa mayoría de la gente, evité recibirlo de lleno. Tan solo noté un ligero dolor cuando el arma blanca impactó de refilón contra la manga derecha de mi traje. Por suerte, las peculiares características de la tela que lo componía junto a la velocidad de mi movimiento hicieron que no fuese capaz de atravesarla, pero aún así el golpe fue considerable.

- Veo que aquí tenemos a otro saboteador - dije mientras fijaba mis ojos en el hombre que me había atacado. - Os multiplicáis como las ratas. No deberías haberme atacado sin asegurarte antes de que ibas a acabar conmigo. Ha sido tu último error.

Me coloqué en guardia frente a él y comencé a moverme a su alrededor, sin perderle de vista un segundo. Era, como había sospechado, el doctor Hansson, o al menos eso ponía en la tarjeta identificativa que colgaba de uno de los bolsillos de su bata.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Lun 3 Dic 2018 - 21:07

El sargento de infantería Scoal tenía una complexión parecida a la de Giotto. Era alto, con el cabello rubio y un rostro fino, pero no tan elegante. Sus modales eran más bastos que los de él, eso sin contar la forma de andar tan tosca, tendiendo a dar pasos chulescos e irregulares moviendo demasiado los hombros. Era un marine, no un chulo playa; eso sí era quien decía ser, claro está. Giotto se adentró en la base, vestido con un traje marine que había robado, y fue cautelosamente en busca de Scoal para suplantarlo, pero no daba con él. Probó en cada uno de los pabellones donde se suponía que debía estar, pero nada. Finalmente, entró en la cocina, pues muchos frecuentaban sus horas libres allí. Usó su mantra para percibir el aura de aquel hombre, pero tampoco sirvió para nada.

“No encuentro a Scoal, Thawne” —le dijo por telepatía, esperando que le respondiera—“Es como si hubiera desaparecido. Creo que le suplantaré creando una identidad nuev…”

Y fue entonces, cuando al salir de la mugrienta cafetería, cuya sanidad era equivalente al nivel de la comida que allí se servía, se topó de frente con el contraalmirante, que iba a acompañado de Scoal y otro marine más. Strong le miró a los ojos, clavando una penetrante y siniestra mirada sobre el agente, que hizo el amago de darse la vuelta y buscar otra salida, pero Scoal y el otro marine le pusieron la mano en el hombro.

—Acompáñenos fuera de aquí, señor —le pidió amablemente, clavándole la mano con haki en el hombro.

¿Cómo sabía que era un usuario? Estaba claro; y todas las piezas del rompecabezas se unieron de golpe. Ellos también estaban en el ajo.

—Como salga de aquí con vosotros es probable que os haga daño, y no queréis eso, ¿verdad? —les advirtió el agente, cuya temperatura comenzaba a elevarse hasta hacer quitara la mano de su hombro. Y rápidamente, a sabiendas de que un contraalmirante era demasiado para él, agarró el brazo de Scoal y lo retorció haciendo una llave, desencajándoselo del hombro. Tras eso, lo lanzó hacia el marine, creando después dos poderosas llamas que no dudó en lanzar a los dos impostores, que cayeron al suelo inconsciente—. ¡EN ORDEN DEL GOBIERNO MUNDIAL! —alzó la voz—. ¡Señor Strong, queda arrestado por traición a la bandera de los más de ciento setenta que lo conforman y suministrar información al bando revolucionario!

Al decir eso, muchos de los marines que estaban allí se quedaron extrañados, sin saber qué hacer. Sin embargo, a una velocidad pasmosa, el contraalmirante golpeó en el torso y lo envió varios metros hacia atrás, chocando con otros marines.

—“Thawne, necesito algo de ayuda en cafetería” —le dijo, levantándose mientras en su cabeza surgía una llama.

avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Lun 3 Dic 2018 - 23:19

El nivel de poder del médico no parecía ser comparable al mío, o al menos eso me decía mi Haki de Observación. Sus movimientos parecían predecibles, y mientras yo giraba y saltaba en torno a él, esquivando sus rudimentarios ataques, rápidamente observé que no era alguien especialmente fuerte en el combate directo. Sin embargo, no había pasado mucho tiempo desde que comenzó el combate cuando me vi obligado a reconocer una cosa: aquel tipo tenía ingenio.

El doctor parecía conocer a la perfección su despacho y, usando el terreno y objetos que allí había, lograba mantener el tipo sin aparentemente demasiadas dificultades. Bandejas, bisturís, tijeras... todo parecía servirle a la hora de plantarme cara. Su habilidad con aquellos artilugios me dejó ciertamente sorprendido, pues yo mismo me consideraba un médico experto, y sin embargo me superaba con creces en maestría utilizando las herramientas que iba cogiendo. En más de una ocasión estuvo a punto de alcanzarme con un bisturí o una jeringuilla lanzados con precisión quirúrgica. Tan solo mis reflejos y mi agilidad me permitieron, varias veces en el último instante, librarme de ser alcanzado. Y menos mal, pues no me fiaba de que en alguna de aquellas jeringas no hubiese alguna cepa contagiosa de algún microorganismo patógeno.

En algún momento durante el enfrentamiento me llegó un comentario de Giotto, diciendo que no encontraba al Sargento Scoal y que cambiaba de planes. No pude responderle, pues me hallaba concentrado en lo que tenía delante, pero no podía obviar que mi compañero, aunque prometedor, no era tan poderoso como yo y, por lo tanto, era conveniente que no me demorase demasiado. De encontrarse con algún problema serio, bien podría necesitar mi ayuda.

Finalmente conseguí acercarme a Hansson lo suficiente como para golpearle. Defendiéndose como pudo, logró librarse de mis dos primeros puñetazos, el primero con una bandeja metálica y el segundo echándose hacia atrás en el momento adecuado. Pese a su clara falta de fuerza, el tipo era rápido, de eso no cabía duda. Así que decidí amagar un puñetazo hacia su costado derecho para, a mitad de trayectoria, ejecutar un cambio de dirección a priori imposible gracias al Kami-e y acabar impactando con violencia en su rostro. El golpe fue demoledor. Se oyó un fuerte "crack" que indicaba que, casi con toda seguridad, su arco mandibular derecho se había fracturado, y el doctor salió disparado varios metros hacia atrás. Cuando cayó en el suelo, prácticamente incapaz de moverse tras el brutal puñetazo recibido, el médico trató de escapar casi a rastras.

Me puse en su trayectoria sin mucha dificultad, pues con las pocas fuerzas que le quedaban la velocidad que alcanzaba en su huida no era precisamente alta. Adoptando la pose y la mirada más aterradoras que fui capaz, posé mis ojos sobre los suyos y, al tiempo que invadía su mente, le pregunté con voz grave, dura y firme:

- ¿Cúal es la misión que os ha encomendado llevar a cabo aquí la Revolución y quién es vuestro líder?

Dudaba muy seriamente que alguien tan débil como aquel hombre o como los patanes a los que habíamos capturado anteriormente fuese capaz de liderar una operación como aquella, así que debían de contar con alguien más poderoso asumiendo el mando de la célula terrorista, pues eso era lo que se podía ya afirmar que era aquello. Tres hombres ya descubiertos, y quién sabía cuántos más abría.

En la mente del hombre, mientras me aseguraba que no me diría nada, pude ver una palabra: "Strong". En aquel momento todo cuadró. La misión, probablemente solicitada por el propio Contraalmirante para tratar de solucionar el entuerto provocado por el segundo asesinato, que no había sido capaz de ocultar. Seguramente los marines del cuartel habrían empezado a sospechar de algunas personas, y los rumores y la preocupación se habrían ido extendiendo. Como superior al mando era su misión buscar una forma de descubrir al asesino, y mi opinión era que había intentado cargar con el muerto a su hombre (o sus hombres) más prescindible. Sin embargo, no contaba con que los agentes enviados fuésemos tan suspicaces, tuviésemos conocimientos médicos avanzados y decidiéramos regresar a escondidas al cuartel tras, en teoría, haber llevado a cabo con éxito la misión y una él hubiese enviado nuestras recompensas a Ennies Lobby. Y ahora iba a pagar caro habernos subestimado.

Cuando me disponía a contactar con Giotto para contarle el crucial descubrimiento, él se me adelantó, notificándome que necesitaba ayuda con urgencia en la cafetería.

Ni corto ni perezoso, me imbuí en un manto de oscuridad que me permitía correr aún más rápido de lo normal y, a tanta velocidad como fui capaz de alcanzar, me dirigí hacia allí. El despacho médico y la cafetería no estaban precisamente cerca, de hecho la distancia entre ellos se acercaba bastante al límite de mi telepatía, pero me las arreglé para llegar en escasos segundos. El panorama allí no era muy halagüeño. Giotto parecía haber sido lanzado violentamente contra varios marines, pues daba la sensación de acabar de levantarse del suelo, en el que aún se encontraban tendidos varios de estos a su alrededor. El Sargento Scoal y otro marine parecían inconscientes, y había signos de quemaduras en sus cuerpos, sin duda obra de mi compañero. Y por último, el Contraalmirante Strong se hallaba frente a nosotros, con el puño todavía extendido hacia delante. Probablemente esa fuera la causa de que Giotto pareciese magullado.

Sin perder un segundo, imbuí el dedo índice de mi mano izquierda en una negra y brillante armadura y me lancé contra el oficial, buscando probar su fuerza. Mi Shigan, con la potencia añadida del Haki, resultaba un arma realmente poderosa, y solo alguien verdaderamente fuerte podría sobreponerse a él.

Lo que ocurrió entonces me sorprendió bastante. El Contraalmirante, con una velocidad de movimientos digna del mejor usuario de Kami-e, movió su mano derecha, cubierta también por una armadura negra, y cerró sus dedos en torno a mi Shigan. Acto seguido, todavía sujetándome, descargó sobre mi abdomen su puño derecho imbuido en Haki.

Noté como la última costilla de mi costado izquierdo se quebraba debido a la potencia del golpe, que casi me dejó sin respiración. Retrocedí varios metros producto del impacto, y cuando logré detenerme, dije mentalmente a Giotto:

- Este tipo es muy poderoso, tendremos que andarnos con mucho ojo con él. Voy a tratar de distraerle, mientras tanto tú trata de aprovechar para alcanzarle con tus llamas, ¿de acuerdo?

En cuanto acabé de proyectar aquellos pensamientos hacia mi aliado, nueve copias exactas de mí aparecieron a mi alrededor. Comencé a moverme junto a ellas en torno a Strong, intercambiando continuamente nuestras posiciones de forma que no tuviese forma de averiguar cuál era yo realmente, y de cuando en cuando hacía que alguna de las figuras, intangibles, lanzase un ataque contra el oficial. No tendrían efecto, pues simplemente pasarían a través de él, pero seguramente ayudarían a aumentar su desconcierto.


Cosas:
- Ámbito Oscuridad: Aumenta su Velocidad un 200% durante 2 post, con recarga de otros 2.

- Haki Armadura Magnífico (Armadura 9/Armamento 0).

- Mind Clones: Mediante los poderes mentales otorgados por su Akuma, Thawne puede crear ilusiones con su mismo aspecto (hasta 1 por cada 10 niveles). Estas ilusiones serán intangibles y no podrán atacar ni defender, pero podrán moverse, hablar y fingir que realizan técnicas como Thawne les ordene. Duran un máximo de 1 post por cada 20 niveles. Thawne ha aprendido a hacer que las ilusiones creadas con esta técnica emitan el mismo aura que él a ojos de alguien que use Haki de Observación. Con la nueva mejora afecta a todo aquel cuya Empatía sea de igual Tier que el de Thawne o inferior.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Mar 4 Dic 2018 - 15:56

Thawne, rápido como un destello, apareció en la cafetería para cargar sobre Strong, pero, pese a su ataque, el contraalmirante se defendió con suma maestría y le contraatacó en pocos segundos.

—Espero que entre tus cualidades seas resistente a las quemaduras —le dijo Giotto mentalmente, para luego desaparecer de la vista de todos y aparecer frente a Strong para propinarle un puñetazo ígneo. No obstante, rápidamente, su contrincante bloquéo el golpe con el antebrazo recubierto de una armadura negra como la turba, y seguidamente intentó golpearlo. “No esta vez”, pensó, usando su geppou para esquivar el golpe desplazándose hacia arriba, y luego volver a usar su paso lunar para impulsarse y darle un rodillazo con haki.

Tras eso, volvió a desaparecer. En realidad, no había desaparecido, solo se estaba moviendo extremadamente rápido para evitar que Strong pudiera prever porque lugar le iba a atacar. Giotto sabía que los oficiales de la marina, como mínimo, debían entender las bases de algún tipo de haki, y en el peor de los casos de ambos. Si Strong había llegado desde abajo a contraalmirante, pese a ser un impostor, sería un hueso duro de roer. Aunque eso se lo había confirmado Thawne, un rato antes.

Muchos marines entraron en la cafetería y apuntaron a Strong, pero éste se deshizo de ellos lanzando una onda cortante que destrozó la pared de la cafetería.

—¡Muchacho! —le dijo Giotto a un teniente comandante—. Saca a todo el mundo de aquí, ¿entendido? Es una orden directa del gobierno mundial.

Cuando los marines comenzaron a salir por el boquete del muro, el rubio se encendió y volvió una figura más ígnea que humana. La temperatura aumentó de repente, y tras avisar a Thawne de que se alejara, lanzó una fortísima llamarada para quemar al marine.


avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Mar 4 Dic 2018 - 17:46

Giotto trató de aprovechar el desconcierto causado por mis clones para golpear al Contraalmirante, quien no obstante no se dejó alcanzar, e incluso puso en ciertos aprietos al agente. La velocidad de este, gracias al Soru y el Geppou, le permitió salir ileso, pero no fue capaz de cumplir su objetivo primario de dañar al oficial. Parecía un usuario experimentado de Haki, y además se movía con precisión y velocidad. Sin duda, se trataba de un combatiente experto, alguien de rango importante dentro de la Armada Revolucionaria.

Incluso llegó un momento en que unos cuantos marines, habiéndose dado cuenta de la situación, comenzaron a disparar contra quien hasta hacía escasos minutos era su superior. Este, sin embargo, casi ni se inmutó, obligándoles a cesar en su empeño desenvainando su espada y lanzando una poderosa onda cortante.

Giotto, ni corto ni perezoso, encargó a un oficial de rango medio organizar la evacuación de los marines de la cafetería y, tras advertirme brevemente de que estuviese preparado para cubrirme o alejarme, se encendió en llamas por completo. La temperatura ambiental comenzó a subir de repente y, pocos segundos después, una enorme llama brotó del agente y se dirigió hacia Strong. En ese momento llevé mi mano al medallón que colgaba de mi cuello, bajo la camisa. El familiar tacto del relieve de la letra L grabada en él me aportó la tranquilidad de saber que estaría a salvo del infierno ígneo que mi inflamable compañero había creado en apenas unos instantes. Mientras la IA con los recuerdos de mi antepasado despertaba de su letargo, un campo de energía apareció en torno a mí, impidiendo que las llamas se acercasen a mi cuerpo. Era una gran ventaja poder contar con aquella maravilla tecnológica en momentos como aquel, pues seguramente el marine no habría tenido tanta suerte.

Cuando el fuego se extinguió, Strong se encontraba a escasos metros de mí. La rodilla izquierda hincada en el suelo, magullado y con varias quemaduras en el cuerpo. Sin embargo, ninguna parecía especialmente seria. Mientras se levantaba, dirigió una iracunda mirada hacia nosotros diciendo:

- Habéis conseguido enfadarme, desgraciados. Lo pagaréis caro.

En ese momento, su tren superior comenzó a crecer. El marine lanzó su espada al suelo mientras los músculos de su torso y brazos se engrosaban y volvían más marcados. Sus puños crecieron, y en sus ojos apareció un brillo carmesí. Flexionó ligeramente las rodillas y, justo en ese instante, se impulsó con toda su fuerza hacia mí. Alcanzando una gran velocidad, cubrió la distancia que nos separaba en apenas un parpadeo, y lanzó sus dos puños hacia delante con violencia buscando mi pecho. Pese a su rapidez, mi Mantra me advirtió de sus intenciones, por lo que pude endurecer mi cuerpo mediante el Tekkai, a la vez que concentraba mi voluntad en el lugar del impacto para crear una negra armadura que cubriese únicamente dicha zona.

El impacto, pese a mi poderosa defensa, fue demoledor. Salí volando hasta chocar con la pared más cercana, que prácticamente derribé con mi cuerpo. Por suerte, la resistencia del Tekkai me protegió de ese nuevo golpe. Ese hombre era realmente duro, y yo también debía dar lo mejor de mí si quería que tanto Giotto como yo saliésemos con vida de aquella. Aquella sin duda era la técnica que nuestro enemigo había usado para asesinar a los dos marines fallecidos. Dolorido, me puse en pie de nuevo, y comencé a hacer algo que llevaba tiempo sin necesitar. Gracias al dominio del Seimei Kikkan, mi metabolismo muscular comenzó a acelerarse. Mi temperatura corporal se elevó progresivamente, y un ligero vapor de agua empezó a emanar de mi cuerpo.

- Seimei Kikkan: Shatai Kasokudo.

Acto seguido, me lancé a por mi rival. Ambos nos enzarzamos en un fulgurante intercambio de puñetazos y patadas. La velocidad a la que nuestras extremidades se movían para atacar y bloquear continuamente resultaba imposible de seguir para un ojo humano normal. Ambos recibimos varios golpes, aunque parecía que ninguno era capaz de superar al otro. Entonces, decidí subir algo más el nivel. Con los puños cerrados, comencé a aplicar los principios del Shigan para lanzarlos contra el Contraalmirante a una velocidad muy superior a la de una bala convencional.

En ese momento, Strong comenzó a retroceder, hasta que finalmente dos puñetazos atravesaron su pecho y su abdomen. El hombre cayó al suelo, aparentemente sin fuerzas, y sangrando en abundancia por ambos orificios, grandes como puños. Sin embargo, cuando ya pensaba que había logrado vencerle, el oficial se levantó de nuevo. Parecía enloquecido, incapaz de sentir dolor, y miraba con intenso odio a cualquiera que estuviese a su alrededor. Poco después de levantarse, se lanzó hacia Giotto a gran velocidad con el puño derecho cubierto de Haki.

- Va a ir a por tu rostro. - avisé a mi compañero. Gracias a mi peculiar combinación de telepatía y Haki de Observación  era capaz de prever todo lo que fuese a hacer mi enemigo con cierta antelación, y sabiendo los efectos que tendría sobre Giotto el golpe que Strong se disponía a asestarle no podía menos que avisarle. ¿Sería capaz de evitarlo?


Cosas:
- Medallón de la Familia Lucci: La particularidad de este medallón es que guarda en su interior una IA que cree ser parte de la presencia de Rob Lucci, la leyenda del Cipher Pol y antepasado de Thawne. Este, gracias a que comparte sangre con él, puede despertar dicha IA tocando el medallón con la mano. Mientras no lo esté tocando, solo será un medallón normal. Sin embargo, mientras permanezca tocándolo podrá hablar con él (meramente escénico).

Por último, en un momento de peligro extremo, si Thawne toca el medallón, este libera cientos de nanobots capaces de crear un resistente escudo de energía en torno a él que dura un segundo y protege a su portador de ataques basados en elementos intangibles, como el fuego (hasta 1500ºC al ser un objeto mítico), electricidad (si se dispone de una toma de tierra, en el aire no funcionaría), viento o energía (siempre y cuando sea intangible, como la luz o los láseres). Esto es así porque el escudo impide el paso de cualquier material intangible. No obstante, todo lo que sea tangible (seres vivos, armas, proyectiles...) podrá atravesarlo sin problemas y sin sufrir daño alguno. Esto quiere decir que no protege frente a ataques físicos, sean a distancia o cuerpo a cuerpo, pero sí les desproveerá de efectos basados en elementos o materiales intangibles. Por ejemplo, un puñetazo de fuego (sea mediante el poder de una akuma o de otra cosa) lo atravesaría, pero perdiendo sus propiedades ígneas. Este efecto consume prácticamente toda la energía de la presencia, por lo que solo podrá ser usado una vez por combate.

- Tekkai Mejorado: Puede utilizar el Tekkai mientras se mueve de forma normal. Además, ahora mientras tenga el Tekkai activo podría sobrevivir al aplastamiento por un metro cúbico de oro macizo.

- Jugon: Thawne ha aprendido a ejecutar el Shigan con el puño cerrado, volviéndolo mucho más destructivo. Puede ejecutarlo tantas veces como su tier de Agilidad permita, así como imbuirlo en Haki (tengo el Shigan mejorado al doble de poder y velocidad de lo habitual).

- Seimei Kikkan-Shatai Kasokudo: Gracias a su dominio del Seimei Kikkan, Thawne es capaz de aumentar durante un tiempo el metabolismo de su cuerpo hasta límites insospechados. En concreto, lo que más aumenta es el metabolismo muscular, provocando un aumento del rendimiento físico. Mientras esté activo, su cuerpo emitirá mucho más calor de lo normal y cierta cantidad de vapor de agua. A efectos prácticos provoca un aumento de x3’5 en Fuerza y Agilidad durante 3 posts. Solo puede usarse una vez por combate, y tras su uso Thawne quedará notablemente cansado, no pudiendo utilizar ninguna de las técnicas del Rokushiki durante 2 asaltos.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Mar 4 Dic 2018 - 21:48


La poderosa llamarada creada por el agente hizo estragos en la cafetería, derritiendo las cutres bandejas de plástico y volviendo cenizas la comida. Del mismo modo, el cuerpo del contraalmirante Strong estaba repleto de quemaduras de distintos tipos, mas eso no fue suficiente como para acabar con él.

Reculó hacia atrás, colocándose en posición defensiva para no estorbar a Thawne por si Strong le atacaba. Contempló las habilidades de su compañero, y vio la clase de agente en la que se quería convertir en el futuro. Una persona veloz y ágil que era capaz de dar golpes contundentes para derribar a enemigos con un poder físico terrible. Y entonces se percató de un ataque que había visto antes, pero de forma distinta. Se parecía al shingan, pero usaba su mano.

“Creo que voy a tener que pedirle que me enseñe un par de cosas” —se dijo, para luego escuchar en su cabeza la voz de su compañero.

Cuando quiso darse cuenta, frente a él tenía al contraalmirante, alzando su puño envuelto en haki de armadura con la intención de golpearle en la cara. Ante aquello, usando su mantra, intentó adelantarse al golpe de su oponente, usando rápidamente su kenpo del kami-e: L’intervallo, separando su cuerpo en dos para evitar el ataque. Tras eso, sus manos se cubrieron de flamas negras y agarró por el cuello al contraalmirante, desatando un mar de llamas hasta hacerlo caer en el suelo retorciéndose de dolor.

—Prepárate, Thawne —le dijo, esperando al preciso momento para apartarse y que le diera el golpe definitivo.

Una vez lo hiciera, desharía las llamas y ayudaría a aprensar a los insurrectos.

avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por AEG93 el Miér 5 Dic 2018 - 17:54

Haciendo gala de unos notables reflejos y lo que parecía una forma realmente peculiar de utilizar el Kami-e, Giotto dividió en dos su flamígero cuerpo para evitar la acometida de Strong. El oficial, herido y en un aparente estado de enajenación, golpeó el aire con gran fuerza. A saber lo que hubiera sido del Agente de haber sido alcanzado.

En ese momento, el chico de fuego cubrió sus manos de lo que parecían unas llamas negras, y rodeó con ellas el cuello del Contraalmirante, que cayó al suelo gritando de dolor. Un olor a carne quemada comenzó a impregnar el ambiente mientras el revolucionario infiltrado se retorcía arrodillado.

Por un momento, me paré a analizar la forma de combatir de Giotto, basada en la velocidad y la agilidad, así como en la capacidad destructiva del elemento que formaba su organismo. En particular aquel último movimiento había llamado mi atención poderosamente. Juraría que esas llamas negras poseían ese color gracias al Haki, pero nunca hasta el momento había visto algo así. Aplicar la voluntad que permitía usar el Haki a un elemento... Seguramente lo único que explicaba que pudiese hacer algo así era que él mismo era dicho elemento, no se trataba de algo que simplemente era capaz de crear y controlar, y por lo tanto podía expandir en él su voluntad. Resultaba ciertamente admirable. Definitivamente, aquel chico se convertiría con el tiempo e alguien a tener muy en cuenta dentro del Cipher Pol.

Tras tomarme unos segundos para aquellas reflexiones, me dispuse a pasar de nuevo a la ofensiva. Giotto me indicó que mantendría agarrado al oficial hasta el último momento para asegurar que mi golpe definitivo no fallase, así que me preparé. Comencé a correr hacia el herido revolucionario a gran velocidad, endureciendo ambos brazos lo máximo posible e imbuyéndolos en Haki. El terror se reflejó en los ojos de Strong al ver el color negro que ambas extremidades habían tomado mientras acortaba vertiginosamente la distancia que nos separaba. En un último intento desesperado él también cubrió su cuerpo con aquella armadura negra tan familiar. Cuando me encontraba a muy escasos metros, avisé mentalmente a Giotto:

- ¡Ahora! - le indiqué, mientras echaba ambos brazos hacia atrás para después descargarlos sobre nuestro enemigo con toda la fuerza que fue capaz de reunir. Un poderoso grito brotó de mis labios en ese momento:

- ¡Hasshoken Ougi: Ryu no Ikari!

Una onda de choque emergió de mis puños en el momento del impacto, que recayó sobre el pecho de Strong. Sentí sus huesos quebrarse en mil pedazos, el interior de su cuerpo siendo desgarrado mientras mis manos lo atravesaban por completo. El falso marine voló varios metros, hasta estrellarse finalmente como un muñeco de trapo contra la pared más próxima, quedando inerte en el suelo.

Una vez derrotado nuestro enemigo, propuse a Giotto reunir a todos los saboteadores, vivos y muertos, en el despacho del Contraalmirante. Solo quedaba revisar la documentación de este por si algún miembro del comando terrorista había pasado desapercibido, y posteriormente regresar a Ennies Lobby para entregar a los revolucionarios al Gobierno Mundial.


Cosas:
- Hasshoken Ougi - Ryu no Ikari: Thawne realiza su Tekkai Kempo:Nuclear Head potenciado por Hasshoken e imbuido en Haki, golpeando con su Tekkai concentrado en ambos puños a la vez. La potencia de este impacto (sumando golpe+onda de choque) es tal que sería capaz de romper incluso la capa de hielo bajo la que la Armada Happou guardaba sus tesoros (como el cabezazo taladro de Don Chinjao). Es capaz de romper materiales incluso de Tenacidad Legendaria. Sobre un organismo vivo los daños serían atroces, si el objetivo sobrevive, claro. Límite 1 vez por combate, y respetando siempre los 4 posts posteriores sin poder usar Tekkai. Tiempo de canalización de un segundo.



No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
avatar

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
94/150  (94/150)
Experiencia:
153691/1000000  (153691/1000000)
Berries: 67.173.900

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Giotto Leblanc el Jue 6 Dic 2018 - 13:58

El devastador golpe de Thawne culminó con todas las esperanzas de Strong para salir victorioso. Con quemaduras por todo el cuerpo, y el cuerpo completamente magullado, calló al suelo inconsciente. Agarraron a todos y cada uno de los saboteadores, y los llevaron al despacho de Strong, habiéndolos amordazado con esposas y cuerdas previamente.

Una vez estuvieron allí, llamaron a sus superiores y esperaron hasta que un vicealmirante, acompañado de tres agentes del gobierno trajeados, aparecieron para llevarse a los insurrectos. Todos juntos se fueron para el tren marítimo que los llevaría a Ennies Lobby. Una vez en el tren, Giotto se dispuso a hablar con Thawne.

—Me ha gustado trabajar contigo —le dijo, mientras miraba el paisaje marino desde la ventana.

Cuando llegaron a su destino llevaron a los revolucionarios a sus superiores. Allí fueron interrogados y sentenciados a impel down durante un largo tiempo. Giotto se sentía orgulloso del trabajo bien hecho, y antes de partir hacia su hogar paró de nuevo al calvo.

—Ahora que tenemos unos días de permiso, ¿me enseñarías a usar el shigan? —le preguntó—. He visto que eres un experto en ello, siendo capaz de usarlo con el puño.

Con la promesa de ser instruido por su nuevo amigo, el rubio puso rumbo hacia su casa, donde encontró una carta que le disgustó.
avatar

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
24900/1000000  (24900/1000000)
Berries: 680.000

Ver perfil de usuario


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Épica] Buscando a Wally (Thawne y Giotto)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.