Últimos temas
» Return
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyHoy a las 20:51 por Señor Nat

» La flor del sur[Priv]
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyHoy a las 19:58 por Ellanora Volkihar

» Liv y Simo vs Dusty Hoffman
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyHoy a las 18:15 por StaffOPD

» Érase una vez un lindo gatito [Moderado nivel 3] [Zay]
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyHoy a las 17:53 por Annie

» La gran noche [Capítulo]
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyHoy a las 10:03 por Osuka Sumisu

» Cosas Brillantes ( Pasado Evankeel-Nayelis)
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptySáb 15 Jun 2019 - 13:18 por Nayelis

» Soy Nadie ( Yarmin-Nayelis) Pasado.
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptySáb 15 Jun 2019 - 12:55 por Nayelis

» Ellie vs. ¿¿¿???
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyVie 14 Jun 2019 - 19:14 por Ellie

» Roland Oppenheimer, Científico de Neutralización [En construcción]
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyVie 14 Jun 2019 - 14:56 por Roland Oppenheimer

» [Moderado Kaito] El valor de un gyojin
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyVie 14 Jun 2019 - 10:18 por Kaito Takumi

» Spanner vs. Los hombres de la limpieza 3
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyJue 13 Jun 2019 - 20:21 por Mist D. Spanner

» Busco rol
La gran noche [Capítulo] - Página 44 EmptyMiér 12 Jun 2019 - 22:18 por Nayelis


La gran noche [Capítulo]

Página 44 de 44. Precedente  1 ... 23 ... 42, 43, 44

Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Tenebrex el Miér 12 Jun 2019 - 22:14

Edward sonrió levemente. Él quería creer en la inocencia de Krauser, incluso aunque esta fuera parcial, por lo que la mención a un cerebro detrás de este infierno le generó cierto alivio.

Por otra parte, Osuka estaba totalmente fuera de sí, parecía tener algo personal con ese David Brownie, ¿o era solo por ser el comandante de su mar natal? Edward no sabía mucho de él, pero la verdad es que por algunos detalles de su vida personal no parecía una persona adecuada para un puesto de tal responsabilidad... Y eso le generaba cierta inseguridad en las altas esferas de la armada.

Edward era un firme defensor de la revolución, pero hay cosas que odia más que los enemigos de la misma, entre ellas, a los traidores. Personas en las que el pueblo deposita su confianza que la traicionan por ambición o cualquier otra razón egoísta, que además echan por tierra la reputación de la organización. Por si fuera poco, en este caso los daños y las pérdidas habían sido ya demasiado.

Dentro del ascensor, Maki protagonizó una ridícula escena (como de costumbre) y Edward, mientras se alejaba del mal olor, negaba con la cabeza por la vergüenza de que alguien así fuera su superior. Cuando el gyojin lo acusó, se sobresaltó. —Pero ¿qué dices? Está claro que has sido... Agh, déjalo. —respondió, callándose al detenerse el ascensor.

Un segundo después, una bala rozó al León Carmesí, lo cual alertó al grupo. Edward sacó el Mushikabe, con la intención de ponérselo a su líder y protegerlo, pero al ver cómo este se transformaba, se quedó a la espera de instrucciones. Siguió el plan de Osu y, en cuanto se separara de este, se protegería a sí mismo, colocándose el artefacto sobre el guantelete, en su antebrazo derecho. Esto le protegería por si el tirador disparaba, aunque habiendo acortado tanto las distancias, era probable que usar un fusil no fuera la mejor opción. De todas formas, y por si acaso, él no solo lo activó, sino que no bajaría la guardia y trataría de esquivar los disparos, sin confiar del todo en el Mushikabe.

—Cuenta con ello. —dijo Ed, saliendo disparado hacia la escalera tan rápido como pudo y cargando electricidad, era muy probable que el francotirador presentara pelea. Activó su Haki de observación para poder tener controlada la posición de su objetivo, así como evaluar sus capacidades.

Resumen:
Hago lo que ha dicho Osu, es decir, me escondo tras él mientras carga como un toro y salgo a por el tirador usando las escaleras de caracol.

Cosas usadas:
Nombre del objeto: Mushikabe
Descripción: Se trata de un escarabajo de hojalata de color azul metálico de 30 cm de longitud. Bajo el caparazón en vez de patas tiene una serie de imanes para adherirse a cualquier superficie metálica. Para despegarlo sólo hay que pulsar sus dos ojos a la vez.
Cualidades del material: Dureza, tenacidad y atermia Genuinas.
Cualidades excepcionales: Una vez por rol se puede pegar este escarabajo a una superficie metálica para iniciar su efecto. Nada más pegarlo se generará un campo magnético alrededor de la superficie que alterará la trayectoria de cualquier proyectil metálico de calibre pequeño o mediano disparado por medios convencionales. El efecto dura de forma indefinida hasta que el escarabajo sea despegado, la superficie destruida, o cualquiera de ellos sean afectados por un campo magnético externo.

Haki de Observación Precilecto Rango 6 Ambas ramas

PD: lo de "cargar electricidad" es más bien algo escénico. Se corresponde a que, de ser necesario, en el siguiente post usará esta técnica:
Nombre de la técnica: Kaminari no yari
Naturaleza de la técnica: Elemental
Descripción de la técnica: Edward concentra electricidad durante su defensa (puede esquivar y moverse con normalidad, si recibe un ataque es interrumpido). Si logra no ser alcanzado, puede crear hasta tres lanzas de rayos que pueden ser lanzadas a velocidades de hasta 12 metros por segundo, con 50 metros de alcance máximo tras los cuales se deshacen.
Tiempo de canalización: Tres segundos (ocupando todo el tiempo de la defensa)


Firma:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Oaq8vm

La gran noche [Capítulo] - Página 44 0qzZoWf
Tenebrex

Mensajes : 461
Fecha de inscripción : 08/11/2016
Edad : 20
Localización : Buff... la tira de lejos, no quieres venir.

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm92/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (92/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm188455/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (188455/1000000)
Berries: 105.370.200

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 1LBkJOL

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Julianna M. Shelley el Miér 12 Jun 2019 - 22:19

Estaban lo bastante cerca la una de la otra como para que el hedor de su sangre le golpeara en la nariz. El chorro le manchó el vestido, pero fue capaz de sujetar el cuerpo de la niña rata con la mano que no sujetaba el arma. La colocó cuidadosamente en el suelo, algo atontada y todavía en guardia. Oía toda clase de ruidos a su alrededor y no era capaz de identificar ninguno como algo amistoso. Sus dedos se cerraban en torno al metal como si fueran parte de la espada. Intentó aflojarlos, pero no fue capaz. Adahír acudió a su lado y el caos a su alrededor pareció calmarse un poco. Le pasó el brazo por los hombros y se acurrucó junto a ella, en un vano intento de darle calor.

Las alucinaciones de la pequeña eran igual de frías que siempre.

- Ha sido tu primera vez, ¿verdad, pequeña?

Jul asintió con la cabeza, despacio. No lloraba. Tenía fruncido el ceño en una mueca a medio camino entre frustración y disgusto, como si tratara de encontrar la solución de un puzle muy complicado.

- No pasa nada. Mira sus manos. Ella no estaría en esta aguja si no estuviera preparada para morir.

- Yo estoy aquí y todavía no es mi hora.

-Jul... los dos sabemos que tú no eres la más cuerda en esta habitación.

La pequeña esbozó una sonrisa torcida antes de respirar hondo un par de veces. Más calmada, le cerró los ojos a la niña rata. Era todo lo que haría por ella. Se levantó y agarró su bolsito; tenía que vendarse el brazo antes de seguir su camino. Tenía dos opciones, un ascensor y unas escaleras. Se echó alcohol en el brazo y cerró los ojos un momento, apretando los dientes para aguantar el escozor. El edificio estaba dañado, podía ver los estragos por todas partes. Seguramente a esas horas las escaleras eran más seguras que cualquier mecanismo. Se vendó el brazo pulcramente mientras caminaba, tirando de la tela con los dientes y la mano libre para asegurar bien el vendaje.

Todavía espada en mano, examinó el lugar. Era estrecho y bajo, pero ella cabía bien. No había muchas personas que pudieran entrar por ahí, así que quizás fuera capaz de encontrar algo de utilidad. Al fin y al cabo, semejaba el escondite perfecto. Había varias puertas, pero no oía nada extraño. Con cuidado, entró a la primera sala. Sus ojos se abrieron como platos al ver las estanterías llenas de libros. Dio una vuelta rápida por el lugar, consciente de que no tenía mucho tiempo. Si veía algún tomo interesante se lo llevaría bajo el brazo.

Si era capaz de salir sin problemas, entraría a la segunda sala. Se miraría al espejo y curiosearía detrás, tratando de averiguar de dónde venía el vaho.
Julianna M. Shelley

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 02/04/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm35/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (35/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm16800/790000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (16800/790000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Galhard el Jue 13 Jun 2019 - 0:26

La ascensión hacía los pisos superiores de la aguja mediante el pilar de hielo había sido otra experiencia que Galhard tendría el gusto de poder narrar en la taberna a los amigos que hiciese en distintas islas, la pelea contra el creepy aunque inconclusa podía contarse como una victoria y el felino otrora malherido sacaba pecho de una situación que casi le había dejado los sesos esparcidos como decoración del día de las brujas en ese oscuro pasillo. Tras varios minutos que parecían haber sido eternos Zay y Galhard se encontraba bajo la luz de la luna, con fuerza el recluta se sujetaba con fuerza a su espada clavada en el hielo mientras el pilar seguía subiendo. "Ah, este aire sienta de maravilla... Estaba asqueado de el ambiente cargado de esa aguja" Los pensamientos del marine se vieron rápidamente truncados por la extraña metamorfosis de su peludo compañero de batalla, al cual parecía que el golpe del martillo en la cabeza le había dejado mella en el carácter.

-¿Que clase de aberración es esta?- Dijo el marine en voz audible no pudiendo restringir más su desagrado por los Mink mientras contemplaba la extraña forma que Zay había adquirido  -¿No se supone que querías redimirte? ¿O es que pelear contra el barbudo y recibir ese golpe en la cabeza ha sido demasiado para ti?-

La situación había puesto en jaque la ya agotada mente del recluta que con las venas de la frente infladas veía como Zay arremetía contra sus compañeros marines, en estos momentos las palabras de Kenzo resonaban en su mente con más fuerza que las pronunciadas por Al Naion. "Quizás hay gente que no puedes arriesgar a dar segundas oportunidades, quizás habría sido mejor haber dejado que el Creepy mermase más la resistencia de Zay en vez de haber intervenido" Todas esas cuestiones carcomían la cabeza de Galhard, el cual, aunque en su limite sabía que como marine tendría que cargar con esas responsabilidades. Sabía que debía hacerse cargo de ello a toda costa, pues de otra forma perderían el escaso tiempo del que tenían para poner fin a los planes del criminal que deseaba aniquilar el North Blue.

La diferencia de poderes entre él y Zay pese a la horripilante cantidad de daño que había sufrido el pirata era abisal, un enfrentamiento tanto directo como indirecto resultarían en una derrota para él. Cuando estaba dispuesto a cargar contra Zay, en un impulso kamikaze, para hacerle caer junto a él de la aguja y ganar tiempo para sus compañeros la voz alarmada de su superior le hizo torcer la vista hacia el mismo. ¿Plata? la expresión de desagrado de Galhard era notoria ante tal petición, no sabía mucho sobre el mundo pero si bien su desagrado por los minks le hacía saber que algo de plata no pararía ese frenesí asesino que mostraba el pirata y mucho menos lo dañaría. La situación no habría ido a más si el almirante no hubiese arrojado lo que para el recluta no era más que un extraño pendiente de planta hacía Zay, pero a juzgar por la cara de los presentes Galhard perdió un atisbo más de inocencia en ese momento, cambiando su cara de desagrado por una de absoluta repulsión.

-Empiezo a... Cuestionar y lamentar... Mis decisiones en la vida.- Con el estomago algo revuelto por la visión de todas las escenas Galhard hizo su mayor esfuerzo por tal de incorporarse correctamente sobre el pilar de hielo, contempló a los demás marines y personas que se encontraban en el lugar y arrancó del hielo su viejo sable. Debía ingeniárselas para llegar hacía Arthur y Jack, las figuras más "cuerdas" que podía ver en aquellos momentos y tratar de trazar un plan para frenar a Zay u optar por una más que estúpida e infructuosa idea de cargar contra la fiera o al menos contra la plataforma de hielo que tenía como soporte con tal de hacerle descender, meditada su decisión, saltó desde su pilar de hielo hacia donde Arthur, Al y Jack se encontraban y Zay se dirigía, llegado el momento ya decidiría.
Galhard

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 04/09/2015
Edad : 24

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm8/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (8/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm2100/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (2100/1000000)
Berries: 40.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 ThDw2Fq

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Annie el Jue 13 Jun 2019 - 11:15

Quizá destruir las torres no era la mejor opción. Lo había hecho en un ataque de ira, impulsada por sus emociones tras haberse enfrentado al rapero. ¿Pero qué podía hacer ella? Nada. Solo confiar en sus habilidades y a veces estas fallaban, como era en el caso de arrasar con todo. Las ventanas y puertas habían salido volando, igual que cientos de objetos más rotos que se desperdigaban por el aire y algún que otro revolucionario. Seguramente alguien se llevara un buen golpe por su culpa, pero no sentía pena por ellos. Si estaban allí, estaban para enfrentarse a todo, aunque fuera a puertas volando.

Annie sintió la vibración el viento viniendo desde una de las ventanas. Una bola de cañon negra como el carbón venía dirigida hacia ella. En su cola formó un escudo de viento y se colocó en posición de golpearla con la máxima fuerza posible en la misma dirección.

Si lo conseguía, la revolucionaria volaría lo más rápido que pudiera hasta llegar a la ventana y transformarse en el proceso para entrar en el interior como una persona normal. No sabía que encontraría allí, o si quizás era simplemente un punto de defensa. Lo único que le importaba era dejarlo destruido. También tenía curiosidad por si había algún secreto que desvelar o si poseían el típico botón rojo de apagar cosas. Puede que Annie no se llevase muy bien con la tecnología, pero se hacía una idea de como funcionaban las cosas.


La gran noche [Capítulo] - Página 44 0qzZoWf

La gran noche [Capítulo] - Página 44 1ToPeZ7

La gran noche [Capítulo] - Página 44 AqPWuT1

Always:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Xafd8fA

Shhh:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 0mVpeRy

La gran noche [Capítulo] - Página 44 WY68nw0
Annie

Mensajes : 2020
Fecha de inscripción : 14/07/2013
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm71/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (71/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm93236/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (93236/1000000)
Berries: 50.642.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 YyF0BBB

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Taylor Fitzgerald el Jue 13 Jun 2019 - 11:33

Taylor apuntó en todo momento a Dretch. Nunca había tenido esa sensación de incomodidad en una guerra. Quizá, el hecho de haber pasado por algunas cosas en relación con lo que era le hizo crear un vínculo respecto a algunas personas, pero ¿era su superior una de ellas? Ahora sabía que no. Nunca lo sería. El agente parecía rendirse y miró al revolucionario, el cual estaba cada vez más asustado. En ningún momento dejó de apuntar, hasta que su compañero sin cejas se puso delante de ella.

La agente se relajó al ver como se acercaba y quizás se confió demasiado. Dretch estaba frente a ella y sus palabras la dejaban en blanco. Quería responderle y gritarle por todo lo que había pasado, para que entendiera que no solo era una máquina programada, pero no lo entendería. Taylor sabía que en el mundo habría muchas personas con una mente tan cerrada que jamás sentirían empatía por alguien como ella y, aunque le doliera, su superior era una de ellas.

No dijo nada. Bajó la cabeza y guardó silencio. En cuestión de segundos, el agente le arrebató el arma con un movimiento y la empujó. Taylor podía haber visto venir eso, pero algo se lo impidió, algo que escapaba de su conocimiento.

La muchacha cayó de espaldas sobre Giotto, quien amortiguó la caída y cuando vio a Dretch apuntarles con su propia arma, se temió lo peor. Él no dudaría en dispararles y así fue. Taylor conocía la munición que había dentro de su arma, era explosiva. A ella no le afectaría mucho, quizás alguna abolladura y desgarros de la piel y, conociendo el poder de Giotto, tampoco le afectaría. Parecía que empezaba a entenderlo todo.

Las balas explosionaron contra ellos. Solo fue una pequeña ráfaga, pero la suficiente como para que su traje se rompiera y sintiera su cuerpo sobrecalentarse. Como era visto, no sintió dolor alguno, pero sus ropas estaban bastante rotas y dejaban a la vista hombros metálicos y algunas zonas de la pierna derecha igual. Taylor no se movió del suelo, permaneció allí hasta que el agente hubiera terminado.
Taylor Fitzgerald

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 09/03/2018

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm10/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (10/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm2700/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (2700/1000000)
Berries: 330.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 7os5mME

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Nailah el Jue 13 Jun 2019 - 11:47

Nailah observó todo a su alrededor, no sabía qué hacer para que el repartidor se levantara y cada vez estaban más en peligro. Las llamas emanaban de todas partes y el suelo vibraba bajo sus pies. Quería abandonar la Aguja cuanto antes, pero por algún motivo nadie conseguía destruirla ni apagarla.

Cuando el chico mencionó a Ginny Hendrix, una mujer de ébano apareció ante ellos. Nailah miró sus ojos y vio que la mujer estaba bastante en la droga. Sobre todo lo demostraba a la hora de hablar. ¿Era ella? Una música empezó a sonar, la pirata sabía que la conocía de algo, pero no es que fuera una buena canción, era bastante mediocre. Dio una vuelta sobre sí misma, tratando de ver de donde venía y se volvió a fijar en la receptora del paquete.

Poseía una guitarra vieja y un cigarro que no parecía terminarse nunca. Nailah miró de reojo al repartidor al ver que esta le pedía el paquete. Podría enfrentarse a ella ahora y así nunca activar la aguja, pero estaba en desventaja. No conocía nada sobre la mujer y podía ser quizás una de las mejores criminales del mundo, aunque su apariencia y estado indicasen lo contrario. Si algo le habían enseñado las calles de Arabasta es que no debía subestimar nunca a nadie.

En caso de que su compañero accediera a darle el paquete, Nailah daría un paso al frente.

-Espera, iremos contigo - dijo en voz alta.

Nailah avanzó detrás de ella con la intención de llegar hasta arriba. Quizá se estuvieran metiendo en la boca del lobo, pero estaba segura que entre los dos podrían arreglárselas para salir después de allí.
Nailah

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 22/06/2017
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm56/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (56/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm58765/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (58765/1000000)
Berries: 16.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 XYNELKC

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Jack Suzume el Jue 13 Jun 2019 - 14:12

Subirme en una nube de algodón para viajar había sido una idea terrible, me estaba perdiendo de dónde o qué estábamos haciendo, aunque el objetivo fin aún lo recordaba. Por suerte habíamos salido al exterior de la aguja y el aire de la noche se sentía freso y ligero tras unas cuantas horas encerrado en aquel lugar.

Cuando me incorporé en mi nube de azúcar y caramelo, que formaba una especie de cojín de agua, pude ver como el gato que quería que entrase a la brigada ya no tenía su color de antes, es más, tenía más pelo.

-Dan-cho, me niego a limpiar el pelo que suelte en la base si entra – le dije al almirante señalando a Zay mientras este seguía discutiendo con alguien.

En ese momento el capitán se giró y vio lo mismo que yo, soltando una palabra, hidrofobia, que hizo que un escalofrío recorriese todo mi cuerpo, aunque luego solté una risita. Luego el capitán comenzó a dar órdenes para comenzásemos a preparar la plata para a tacar al gato agresivo que teníamos al lado.

-Dan-cho, no soy un experto, pero algo me dice que no funcionará, no es un perro, es un gato, ¿no debería usarse otra cosa? De todos modos, nunca solemos llevar nada de plata, craso error por mi parte. – Informé a Al mientras veía que se metía la mano en el pantalón.

Mi cara pasó a tener una expresión ligera de asco y asombro por lo que estaba viendo. Sin embargo, lo peor fue cuando pasé a tener una cara de completo dolor. Ese fue el momento en el que Al se había arrancado algo y lo lanzó contra el Mink. Debía de ser una jugada maestra por parte del capitán de brigada, si no, no creía que fuese a hacer aquello y menos de esa forma. La sorpresa fue grande, si escondía eso ahí, ¿qué podría esconder en otras partes también ocultas de su cuerpo?

resumen:
Ver la escenita de Zay y escuchar a Al (lo que se resume en las siguientes imagenes)
cuando se mente la mano en los pantalones:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 19854-800x445
cuando se arranca el Principe Alberto:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Xjack_sparrow_asustado.jpg.pagespeed.ic.imagenes-plantillas-caras-crear-hacer-memes-memegenerator
tras saltar al ataque con el Príncipe Alberto:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Johnny-depp
Jack Suzume

Mensajes : 321
Fecha de inscripción : 22/02/2014
Edad : 25
Localización : zamora

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm98/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (98/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm214968/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (214968/1000000)
Berries: 212.737.500

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 HtWoR8T

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por William White el Jue 13 Jun 2019 - 14:39

El pobre diablo de escupió una mezcla de gasolina y sangre, nada más quitarle la mordaza, tras lo cual aún con el miedo en el cuerpo, comenzó a cantar explicando el funcionamiento del armatoste. Al parecer iba a ser un altavoz enorme, su funcionamiento interno le resultaba algo extraño por no decir bizarro, pero a estas alturas lo único que le importaba es que esa cosa podía funcionar y de hacerlo sería fatal. El hombre menciona así mismo como estaba en contra al saber las bajas colaterales que aquel proyecto.

Estaba cansado de todos, revolucionarios y gubernamentales, todos siempre tratando de imponer sus intereses vanagloriándose con las palabras justicia y libertad. Todo aquello era una mierda, daba igual que aquellos hombres acabarán con Mary Geoise y los dragones que la regían. Poco o nada importaba con cortar la cabeza a la serpiente, una vez que no estuvieran muchos otros se alzarían reclamando el vacío de poder, como si de una hidra se tratará el problema no dejaría de aumentar.

-¿Y cuál era tu rol en todo esto?- preguntaría mientras buscaba algo de utilidad en el cadáver del primero.

Volviendo a la realidad, procedería a cachear al hombre buscando algún tipo de mapa, plano o algo que le indicará como continuar por la estructura, zona de control o donde estaba los científicos que tanto tiempo llevando buscando y despojándolo de cualquier tipo de arma.

-Te voy a dar una oportunidad de enmendar tus errores- dijo mientras sacaba una daga y le mostraba el filo -Si me tratas de engañar, te mataré, si me intentas herir, te mataré, si no haces lo que te diga, no hace falta que te diga lo que haré- amenacé mientras lo desataba, poco importaba que estuviera o no de acuerdo.

Tras eso asintí a la afirmación de Elliot, el cual comenzó a escalar por el derrumbe, por lo que situándome detrás del sujeto le indiqué que siguiera a mi compañero, siguiéndolo yo desde su espalda, por si se le ocurría hacer algún tipo de tontería. Tras escalar y volver a la zona superior, volvería a preguntar al rehen.

-¿Sabes parar a este armatoste o sabes de alguien dispuesto a detenerlo? De ser así dime quién y guíame- diría inquisitivo -Y más importante, que vía de escape teníais contemplada los tuyos en caso de emergencia- proseguiría, de poco le serviría un investigador si no podía escapar de allí con vida.
William White

Mensajes : 505
Fecha de inscripción : 04/10/2014

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm53/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (53/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm46414/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (46414/1000000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 BV5mAuA

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Dexter Black el Jue 13 Jun 2019 - 15:58

Aquella noche estaba resultando si no fatídica completamente estúpida. Sus oídos sangraron cuando el estrépito llegó por los altavoces, y aunque se cerraron rápidamente no podía obviar que alguien acababa de reventarle los tímpanos. Que, por otro lado, aquello parecía ser solo el aperitivo pues el energúmeno de Bleyd Master había sido lo suficientemente estúpido u osado como para proclamarse líder de la Revolución. Casi tendría sentido de no ser porque el mercenario había sido siempre un personajillo caracterizado por un comportamiento errático y excesivamente dramático, tendente a buscar la fama y el reconocimiento: Lo había hecho ya tantas veces desde que había oído hablar de él que había perdido la cuenta. De todos modos tenía problemas más importantes que atender.

David Brownie lo estaba ignorando. Aquello era insultante, pero podía significar un par de cosas: No lo había reconocido, lo cual era a todas luces una buena noticia, o simplemente lo estaba despreciando. Si se trataba de la segunda opción caía en un acto propio de la villanía, una sensación de falsa seguridad que orbitaba peligrosamente a su alrededor, una sombra de derrota que podía caer sobre él en cualquier momento. Además, por un rato de levantar rítmicamente las piernas y agitar los pompones para el pelirrojo no iba a pasar nada, ¿no?

- ¡Ánimo Arashi! -gritó con voz de colegiala como única respuesta a las palabras de Deathstroke, que analizó fríamente. No obstante, sus ojos relampaguearon con furia cuando procesó lo que le había dicho su segundo al mando.

¿Espalda rota? ¿Imposible caminar? ¿Herida vieja? Los ojos se volvieron de reptil casi sin pretenderlo, y clavó sus pupilas en el músico que ponía en jaque a la banda del pelirrojo. Krauser había sido para él, casi desde el inicio de sus aventuras, un compañero constante y casi un maestro, más que un amigo. El Demonio de la Niebla, el Gran Espada como se había hecho llamar tiempo atrás, era casi un hermano para él y sabía que algo malo debía haber sucedido para participar en esa aberración. Ahora ya tenía una idea aproximada viendo las técnicas de Brownie y las heridas de su amigo. Estaba furioso.

Hacía años, cuando Alice fue asesinada por aquel agente del Cipher Pol, Dexter había sucumbido a un impulso destructor tan devastador que toda una isla desértica en medio del Paraíso había terminado por ser una gran extensión de cristal pulido. La ira de un dragón era algo que pocas veces quien la despertaba seguía vivo para contarlo, y Brownie había llegado en un tiempo casi récord a convertirse en su objetivo número uno. Pensó en milésimas de segundo setenta formas de acabar con su vida, pero muy pocas no eran también potencialmente letales para todos los presentes, así que se decantó por una con menor probabilidad de éxito pero igualmente terrorífica: Iba a fundirle los sesos.

- Apartaos todos de él -ordenó. Su mente ya no estaba centrada en retener el poder de su presencia, y el suelo comenzó a quebrarse bajo sus pies-. Es mío.

Su voz no había sonado demasiado alta, pero seguramente se acabase de convertir en el centro de atención. Esa dulce chiquilla con una mirada de odio tan profundo... Esa ropa que poco a poco iba volviendo a parecer la del emperador del mar y esa altura que estaba poco a poco recuperando aún sin que su verdadero ser emergiese. Poco a poco, sus piernas se flexionaban, y aunque podría haber corrido a una velocidad de vértigo, prefirió impulsarse con todas sus fuerzas contra el cantante. En un parpadeo debía llegar y ser ya él mismo, sin camisa y con un chaquetón que quedaba ya atrás, cayendo al suelo.

Cuando lo tuvo delante simplemente preparó los puños y los pies, listo para el ataque, y comenzó a dar un combo de golpes que estaba convencido Brownie podría parar sin problemas. Sin embargo había sacado por fin el colgante del bolsillo y estaba ya en su cuello. No escuchaba nada, pero todo estaba a punto de cambiar; en medio del castigo al que intentaba someterlo giró el zafiro a su segunda posición, y su aparato fonador fue por unos instantes el de su forma completa. Llegó el rugido.

¿Por qué un rugido? ¿Por qué un simple rugido era el arma secreta del dragón en aquel momento? Si aquello fallaba probaría una cosa más, pero si bien su gañido era tan potente como para ensordecer a una víctima cercana, bajo los efectos de aquel colgante todo era más potente. No sabía cuánto, pero esperaba que lo suficiente como para traspasar sus oídos y dejarlo, como mínimo, fuera de combate.

Cosas:
Nivel 90: Puede generar vientos huracanados que destruyan edificios de tamaño medio. Su rugido es tan potente que una persona normal a menos de diez metros saldría despedida hasta esa distancia y ensordece completamente a alguien que esté a menos de dos metros.


Objeto de lotería:
Nombre del objeto: V.O.Z. (Vibrante Ornamento de Zafiro)
Descripción: Un colgante dorado con una cadena muy fina y un círculo de tres centímetros con un zafiro incrustado.
Cualidades del material: Tenacidad, dureza, resistencia a la corrosión y atermia legendarias.
Cualidades excepcionales: El círculo absorbe constantemente energía solar y un mecanismo tras el zafiro hace que, cuando este se gira 180º, esta energía se use para que, a través de toda la cadena, se transmita una vibración imperceptible. Funciona mientras haya luz, o hasta 24 horas después (tiempo de autonomía). Esta vibración aparentemente inútil (y nada molesta para el usuario) genera unas potentes ondas sónicas mucho más allá de las capacidades perceptivas humanas que anula cualquier sonido en un rango de dos metros de radio con centro en el portador. El sonido simplemente no puede pasar a través de ese área, haciendo al usuario virtualmente sordo pero también imperceptible en cuanto a sonidos se refiere. También se puede mantener pulsado el zafiro para que el objeto invierta sus ondas hacia el interior, de manera que en vez de neutralizar el sonido, lo potencie. Esto se traduce en que otorga al usuario una potentísima voz (y algo más grave) que puede oírse a cientos de metros.

Nota: el efecto de las ondas de sonido en animales que lo puedan oír no está comprobado, por lo que es algo impredecible, aunque lo más probable es que genere hostilidad.
Dexter Black

Mensajes : 1202
Fecha de inscripción : 17/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm134/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (134/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm540000/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (540000/1000000)
Berries: 865.576.001

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Steve el Jue 13 Jun 2019 - 16:07

Algo extraño paso cuando dije para quien iba el paquete, pues la supuesta destinataria apareció por arte de magia en donde estábamos. Cuando me di la vuelta, vi a la mujer, alta y de tez morena, con un afro bastante envidiable. No parecía importarle mucho lo que pasaba alrededor, aunque parecía ir bastante intoxicada de algo, y seguía tocando una canción que en otra circunstancia podría ser olvidable. La verdad es que tenía un montón de preguntas, pero lo que me interesaba ahora mismo era salir de la estructura poco estable, así que cuando me dijo que le diera la guitarra, o más bien el paquete que la contenía, le hice firmar el recibo.

Al hacerlo Nailah dijo que iríamos con ella, y como era lo que pensaba hacer, no dije nada más y solo me quede anonadado al ver que tocaba una canción con la guitarra y aparecía un castillo de la nada, el cual usaríamos para subir, supongo.

Justo al acercarme al método de salida, vi como la aguja retumbaba de vete tu a saber que explosión en esta ocasión y me vi que si nos quedábamos en el edificio habríamos acabado cayendo con este en alguna de las explosiones futuras. Así que nos encontrábamos a salvo, por ahora.
Steve

Mensajes : 2343
Fecha de inscripción : 30/01/2012

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm1/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm0/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (0/1000000)
Berries: 40.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Zuko el Jue 13 Jun 2019 - 17:18

Todo a su alrededor estaba borroso y el dragón estaba ligeramente confuso. Sintió como un poco de sus fuerzas volvían a él, aunque no llegaba a recuperarse del todo. La herida de su ojo izquierdo latía, llamando su atención, rogándole que alguien la curara. Había sido movido, seguramente por el segundo al mando de los Blue Rose, hacia una nueva posición donde podría vigilar bien el cuerpo inconsciente de Krauser, sin molestias. Al rato de escuchar palabras distantes, la presencia de uno de los suyos llegó hasta él. El Supervisor Iulio, de la rama científica de la Marina, y uno de los valiosos miembros de su brigada.

—Iulio... —dijo, recuperando cierta nitidez en su percepción de sus alrededores—... Mi ojo... ¿Lo he perdido?

Todo lo siguiente ocurrió demasiado rápido como para que el dañado dragón pudiese reaccionar a tiempo. Una maraña de hilos blancos salió del cuerpo inconsciente del revolucionario y saltó directo hacia su subordinado, que intentó contrarrestarlo con uno de sus ataques de luz. El dragón movió la mano al ver como los hilos se adherían al brazo del marine. El pirata atacó y cercenó el brazo del supervisor de un limpio corte.

—¡¡No!!

Antes de que pudiese hacerle nada, el pirata ya estaba arrancando la maraña de hilos del brazo y volviendo a unir este a su legítimo dueño. El dragón gruñó, mirando con odio al pirata. El marine era usuario de logia y podría haberse librado de aquella cosa... Espera... ¿Podría? Krauser también era logia y no... no pudo. En cuanto el pirata pidió un recipiente en el que poder guardar aquella cosa, el dragón llevó la mano hacia delante y chasqueó los dedos. Una llama se encendería de golpe justo donde estaban los hilos, con el propósito de reducirlos a cenizas. Chasqueó los dedos otra vez, y otra, y una vez más, buscando no dejar ni rastro de aquella cosa. Respiraba con profundidad, todavía con el brazo extendido y los dedos recién chasqueados. Bajó el brazo y echó la cabeza hacia atrás, justo cuando un potente rugido llenaba el aire.

—D... ¿Dexter?

El dragón se intentó levantar, apoyando una mano en el muro. Sintió el dolor de sus costillas al intentar levantarse y apunto estuvo de volver a caerse, pero se mantuvo de pie. Miró hacia arriba, sintiendo como la presencia del yonkou se hacía cada vez más notoria y poderosa. El marine casi sentía todo su peso encima, a pesar de aquella distancia. Durante un instante se planteó transformarse y alzar el vuelo. Odiaba estar allí, no hacer nada... Apretó los dientes en un gruñido y, con rabia, golpeó el muro con el puño cerrado, agrietándolo. Estaba recuperado gracias a Zane y a Deathstroke, pero dudaba tener fuerzas suficientes para unirse a la batalla. Tan solo sería un estorbo para Dexter.

—Como pierdas... —dijo en voz alta aunque sabía que no le escuchaba—... No te lo perdonaré jamás.



La gran noche [Capítulo] - Página 44 NGbQmHY
La gran noche [Capítulo] - Página 44 JlpYxm4
La gran noche [Capítulo] - Página 44 XWJeycY
Always:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 W5xxZjf

Demons run when a good man goes to war:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Giphy
Zuko

Mensajes : 688
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm80/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (80/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm123298/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (123298/1000000)
Berries: 15.017.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 81dFXLs

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Hamlet el Jue 13 Jun 2019 - 18:02

Aquello resultaba... Decepcionante. Aunque me alegraba, ciertamente, de que no tuviera que ser más "persuasivo" con aquellos personajillos. No obstante, su incompetencia me resultaba, siendo franco, irritante. El estridente sonido que se había apoderado de la torre no mejoró la situación.

-Vamos a ver -dije, mientras me frotaba los ojos con una mano-. Si hay un candado, tiene que haber una llave, ¿no?

Miraría a ambos sujetos de forma acusatoria y repetería, con alzando el volumen de mi voz:

-¿NO?

Esperaba que me respondieran que los poseedores de la llave estaban en lo alto del escenario. En cualquier caso, no me iba a quedar esperando a que se cayera la torre para poder llegar a lo más alto de la misma.

-¡Id a buscar algo que sirva para abrir esto, joder! ¡Me da igual si es una llave de repuesto o un bote de sosa cáustica, pero tengo que atravesar esta trampilla! ¡Corred!

En cuanto aquellos energúmenos se marchasen, sacaría de su funda el pequeño cuchillo que portaba conmigo. Usando el pomo, que recubrí con Haki, empecé a golpear con fuerza el candado. Un golpe con la potencia suficiente podría accionar el mecanismo, o dañar el candado lo suficiente como para poder arrancarlo con facilidad de la trampilla.

Notaba el techo encima de mí temblando, como si estuviera por derrumbarse. Tenía que darme prisa, o aquello acabaría resultando en una muerte de lo más grotesca. Probando soluciones alternativas, también golpeé la trampilla y el techo, por si resultaban ser más frágiles que el propio candado (algo que dudaba).

Recé porque llegasen pronto los mequetrefes con una solución. No podía perder más el tiempo.

Resumen:
Mandar a los espadachines a por algo que pudiera abrir el candado mientras trato de destruirlo.
Hamlet

Mensajes : 128
Fecha de inscripción : 28/12/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm33/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (33/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm20400/790000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (20400/790000)
Berries: 617.500

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 AjTRKne

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Kodama el Jue 13 Jun 2019 - 18:05

Cada metro de lo que quedaba de la ruinosa torre estaba cubierto de escombros, llamas o escombros en llamas. Tal y como se había temido desde el principio, aquellos e había desmadrado. De ser un edificio había pasado a transformarse en un campo de batalla tan desagradable y caótico como cualquier otro en el que hubiese estado. Cada muerte y grito era una reminiscencia a las grandes guerras del pasado. Solo quedaba, al igual que todas aquellas veces, poner fin a todo con una demoledora explosión y marcharse dejando allí una tonelada de cadáveres.

"Este trabajo empieza a hacerse cuesta arriba".

-Ya ves lo que hay, chico. ¿Estás seguro de que no te ha venido nada más a la cabeza? -Kodama acercó su rostro al del joven capturado que no dejaba de retorcerse. Adoptó su expresión más glacial y su tono de voz más autoritario y amenazante-. Dime cómo se apaga esto, no tendrás más oportunidades.

No se fijó en la gente armada hasta que no le hubieron rodeado. En realidad sería más exacto decir que no les prestó atención. Con tantas armas y tanta gente empuñándolas era difícil centrar la atención en unos o en otros, incluso en los que le amenazaban a él mismo. De todos modos, dentro de su burbuja era prácticamente intocable. Podía recubrirla de haki en un instante o marcharse volando de allí en cuanto le placiera. Se giró hacia el grupo armado y les dirigió unas palabras suaves como la caricia de la brisa en las hojas:

-Bajad las armas.

Junto con su voz se proyectaba su Ambición.

Luego pasó a otra cosa. Lo más importante era recabar información.

Abrió el botiquín. Un buen médico siempre iba preparado para todo, y él se preparaba aun más. Apartó con cuidado los instrumentos. Rollos de venda, bisturís, desinfectante, gasas, las ampollas con el Hipervisionador, la pócima del hombre-seta... Hasta que sus rugosos dedos chocaron con un tintineo contra el fino cristal del vial que contenía el suero de la verdad.

-Contestarás a mis preguntas, muchacho -dijo. No era una pregunta. Llenó una jeringuilla con el suero para administrársela a su prisionero.

Usado:
Suero de la verdad: Una inyección con esta fórmula hace que cualquiera se vuelva incapaz de mentir. O más concretamente, incapaz de no decir la verdad, pues provoca una verborrea incontrolada. Dura unos quince o veinte minutos. Efectos secundarios: dolores de cabeza, visión borrosa, erecciones involuntarias y pérdida de equilibrio.

Modalidad de Haki del Rey --> Espíritu natural: Lejos de usar su Ambición para transmitir miedo o intimidación, la peculiar naturaleza de Kodama le permite emitir un aura de confianza y serenidad.

Nivel I: Cualquier animal -a no ser que su domador le ordene lo contrario- se verá instintivamente atraído hacia Kodama, mostrándose amigable con él e incluso ayudándole en cierta medida. De desearlo, puede transmitir esto mismo a las personas, por lo que cualquiera con 20 o más niveles por debajo de Kodama se verá naturalmente inclinado a llevarse bien con él -excepto que su personalidad sea radicalmente opuesta a esto-.
Kodama

Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm105/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (105/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm299068/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (299068/1000000)
Berries: 63.506.292

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 M60P9Bo

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Marc Kiedis el Jue 13 Jun 2019 - 18:46

La facilidad con la que Brownie frenó todos y cada uno de los ataques dirigidos hacia él fue casi insultante. Pero lo más sorprendente era que para ello había usado lo que parecían hilos que, casi imperceptiblemente, vibraban y emitían cada uno un sonido diferente. Sin tener muy claro por qué, en la cabeza del semigigante apareció la imagen de una guitarra. ¿Sería aquel su poder? ¿Podía actuar como una guitarra muy poderosa? La idea era casi divertida, de no ser porque Marc y sus amigos se estaban jugando la vida en ese preciso momento.

Entonces el suelo comenzó a reverberar bajo sus pies, temblando hasta tal punto que el grandullón casi pierde el equilibrio. Dicha vibración no hacía presagiar nada bueno, y más teniendo en cuenta lo que habían visto sobre las habilidades de su enemigo. Temiendo que algo viniera del suelo, el cocinero hizo que una gruesa capa de queso sólido emergiera bajo sus pies, haciéndole ligeramente más alto y, más importante, interponiendo una resistente barrera entre posibles ataques y él.

Después los acontecimientos se sucedieron tan velozmente que el semigigante casi no fue capaz de discernir cuál ocurrió antes. Un hombre gritó a los cuatro vientos que era el líder de la Revolución y destituyó a Brownie de su cargo. Deathstroke, el famoso Ju Senshi, hizo acto de presencia y dijo algo a la chiquilla que estaba junto a ellos y esta, repentinamente, se convirtió en el Yonkou Dexter Black y se abalanzó sobre el enemigo con un rugido tan feroz que los oídos de Marc comenzaron a pitar. Para colmo un extraño vapor se adueñó de la zona. Tenía un regusto extraño, embriagador. Escasos momentos después el grandullón comenzó a sentir una ligera torpeza, similar a la que experimentaba cuando se tomaba un par de copas con sus nakamas. Él aguantaba muy bien el alcohol gracias a su descomunal tamaño, pero eso no quería decir que fuese inmune a sus efectos.

- ¿Qué está sucediendo? No entiendo nada... - Preguntó el cocinero a sus amigos. Todo sucedía demasiado deprisa y Marc estaba empezando a perderse.

Resumen:
- Protegerse del ataque de Brownie y perderse un poco ante todo lo que está ocurriendo.
Marc Kiedis

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 12/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm64/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (64/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm77303/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (77303/1000000)
Berries: 10.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 0CCbvjc

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Kenzo Nakajima el Jue 13 Jun 2019 - 19:02

La estructura que ascendía hasta los confines del edificio era una escalera. El marine, buscando llegar a la planta superior, se adentró en ella y comenzó a subir. El ascenso fue largo y tedioso, daba la sensación de que no iba a terminar nunca, y para colmo a cada paso que daba menos era capaz de ver. La oscuridad iba adueñándose de todo escalón a escalón, implacable.

Cuando los escalones terminaron, el brazos largos no podía ver nada a su alrededor. Tocó con cuidado las paredes, dándose cuenta de que se encontraba en lo que debía de ser un estrecho corredor. Continuó su avance, extremando precauciones y con Kurai Noroi y Bottokatta desenvainadas por si alguien intentaba sorprenderle. Y poco después, un poco más hacia delante y hacia la izquierda, pudo escuchar lo que parecía la voz de una mujer suplicando a alguien que le dejase marchar. ¿Se trataría de algún delincuente que intentaba aprovecharse de alguien indefenso? No tenía forma de saberlo desde allí, pero como marine debía averiguarlo.

Avanzó hasta que, palpando, pudo descubrir un pasadizo hacia su izquierda y habló con voz potente:

- ¿Quién está ahí? Como servidor de la justicia y del Gobierno Mundial exijo saber qué ocurre y el por qué de las súplicas que he escuchado.

El brazos largos se preparó para una posible confrontación, poniéndose en guardia mientras aguardaba la respuesta.

Resumen:
Subir la escalera e intentar averiguar si se está cometiendo (o se iba a cometer) algún delito.
Kenzo Nakajima

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 07/12/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm38/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (38/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm24400/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (24400/1000000)
Berries: 472.500

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 AjTRKne

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Lion L. Kai el Jue 13 Jun 2019 - 19:12

¿Hilos? Retrocedió un paso, apartándose de los que le habían frenado el paso. Miro a su alrededor con desconfianza. Habían caído de lleno en la trampa; ya debían estar totalmente rodeados por ellos. Mientras el hombre hablaba, observó los que podía distinguir, fijándose en sus vibraciones y los sonidos que emitían. Por algún motivo no podía evitar pensar que había visto algo así en el pasado en más ocasiones. Era casi como... ¿un instrumento de cuerda? ¿Pretendía usar aquellos hilos para generar música, para pelear con vibraciones o para qué? ¿Acaso era alguna especie de araña guitarrista? El suelo comenzó a temblar bajo él, mientras el discursito del tal Bizcocho continuaba. Kai desactivó el camuflaje y retiró la máscara, con una mirada seria.

- Si usas la vibración, ha elegido al enemigo incorrecto.

Su puño descendió al tiempo que la onda sónica se intensificaba. La extremidad del marine parecía varias superpuestas, y emitía un sonido bastante menos armónico y musical que el otro. Ambas vibraciones chocaron, opuestas, enfrentando sus fuerzas. Kai notó una intensa presión en su brazo, seguida de una oleada de dolor. No calculó bien el alcance de la onda enemiga, que sacudió sus piernas y pese a su resistencia y que llegaba ya debilitada, notó varias punzadas de dolor en los gemelos y músculos peroneos. Gruñó y alzó la vista, con el desafío escrito en su rostro. Zane ya se le había adelantado, preparando un nuevo ataque frontal, con su grupo dispuesto a apoyarlo. Por una vez y pese a su impulsividad, el Vicealmirante se mantuvo a la espera. No creía que la fuerza bruta fuese a funcionar con un rival como aquel. En lugar de eso... trató de buscar de nuevo los hilos y ver su recorrido.

- ¡Iron Kai, linterna!

Una linterna se activó en su casco y comenzó a girar tratando de revelar los hilos y su recorrido. Si estaban unidos de alguna manera a Brownie... tal vez pudiera hacer algo al respecto. Respiró hondo adoptando una pose de transición, mientras la vibración volvía recorrer sus manos. Entonces lanzó una serie de rápidos golpes a varios de los hilos cuidadosamente escogidos, transmitiendo a través de ellos la vibración del ataque. Si no lograba su objetivo, esperaba al menos entorpecer al tipo ese y contrarrestar las vibraciones que generaba - Tú ya has muerto, Arañita Brownie - dijo, en una pose de héroe. Entonces una presencia sofocante y terrible lo envolvió, obligándole imperiosamente a prestarle atención. El mismo suelo se quebraba ante el peso de aquella Voz. Por primera vez en mucho tiempo, Kai sintió miedo al ver la ira en los ojos del Yonkou, ahora revelado en su auténtica forma, y procedió a retirarse a un lado para dejarle espacio libre.

- Así que has decidido revelarte, Dexter.

resumen:
Contrarrestar (al menos parcialmente) el ataque de Brownie contra mí y luego trato de atacarle con vibración a través de sus hilos. Dado que Dexter da miedete, me aparto para que ataque.
pose de héroe:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 JotaroPart3Full
técnicas:
Nombre de la técnica: Omae wa mou shindeiru
Naturaleza de la técnica: Física
Descripción de la técnica: Este ámbito aprovecha el componente pasivo de generar vibraciones de los otros cinco. Con un toque o un puñetazo, Kai genera una onda vibratoria en el cuerpo causando daños internos. Cuando use la técnica diciendo "tú ya estás muerto" quedará increíblemente bien y carismático, aunque no haya logrado nada.
Tiempo de canalización: Instantáneo.
Lion L. Kai

Mensajes : 3114
Fecha de inscripción : 30/08/2013
Edad : 25
Localización : Stalingrada, Soyúz Soviétskij Sotsialistíchieskij Respúblik

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm90/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (90/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm145320/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (145320/1000000)
Berries: 8.350.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 ADPen14

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Therax Palatiard el Jue 13 Jun 2019 - 19:14

Había sido detenido sin más, con el esfuerzo que emplea un adulto para apartar a un niño de donde no debe jugar. Aquello le provocaba ira y excitación a partes iguales. Tendría que dar mucho más si quería acercarse a herir aquel tipo siquiera. ¿Por qué quienes tenían en su mano el poder para hacer algo realmente importante tenían la mala costumbre de terminar siendo unos dementes?

El ruido más estridente que jamás hubiera escuchado rompió su fugaz pensamiento. Por acto reflejo y mera defensa, tanto hacia el sonido como al líder revolucionario, se alejó cuan rápido pudo hasta que el chirrido y el temblor cesaron. Todo había cambiado bastante a su alrededor para entonces. Zane se afanaba por defenderse de la peligrosa ofensiva que lanzaba el recién revelado criminal, y su advertencia caló bien hondo en el domador. Ahí estaba la clave; de ese modo había detenido su ataque sin mayor dificultad, disipando cualquier atisbo de fuerza hasta no dejar de él ni el menor rastro.

Dos alas azuladas brotaron de la espalda de Therax instantes antes de que se elevase varios metros del suelo, los justos para ganar distancia con respecto a su oponente sin alejarse demasiado. El pelirrojo atacaba, y lo mismo hacía Luka. No obstante, jamás hubiera esperado lo que sucedió a continuación. La figura de Dexter Black apareció para reemplazar a la de la misteriosa niña. Aquello explicaba muchas cosas, pero ¿cómo demonios se las ingeniaba para meterse en todos los problemas y acontecimientos que se sucedían en el mundo?

Fuera como fuere, el Emperador del Mar no se lo pensó y comenzó un violento asedio sobre Brownie. Su aura atenazó cada hueso del domador, y su feroz rugido estremeció hasta la más profunda cifra de su ser. Los niños mayores estaban jugando y pensaban hacer suyo el patio del recreo, de eso no había la menor duda. La advertencia estaba clara, ¿o acaso era una amenaza? Eso no importaba; el resultado sería el mismo. Sabía que aproximarse al duelo que acababa de comenzar no le traería nada bueno. ¿Se lo podía traer a alguien?

Tal vez no fuese de recibo inmiscuirse en el conflicto, aunque a fin de cuentas no le debía ningún tipo de lealtad al pirata y, al menos en apariencia, los motivos que les empujaban al combate en aquellos momentos eran cuanto menos similares. Quizás no fuese descabellado dar por hecho que su función allí había terminado.

Dirigió un rápido vistazo a su capitán. Su gesto serio y adusto, tan impropio de él, dejaba claro que aquella batalla no era como todas. Era algo que, siendo sincero, escapaba de su alcance. Pero no todo lo que había allí tenía por qué salirse de su ámbito de influencia. Si no podía acercarse, y así lo confirmaba la mirada de Zane, se alejaría.

Sobrevoló la zona, rastreando cada palmo del lugar con la aguda vista que le concedía H. Buscaba cualquier indicio que le permitiese conocer cómo destruir de una vez por todas aquel engendro de metal y cables. Brownie se encontraba allí, y el mecanismo del que se sirviese el Jinete, con algo de suerte, no se encontraría muy lejos. ¿Por qué no iba a ser él el encargado de destruirlo?


Última edición por Therax Palatiard el Jue 13 Jun 2019 - 21:16, editado 1 vez


La gran noche [Capítulo] - Página 44 Fb8aMCq

La gran noche [Capítulo] - Página 44 2yBBBTF
Always:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Xafd8fA
The tempest has arrived:

La gran noche [Capítulo] - Página 44 PrWw8sI
Shurmanos de la tormenta:

La gran noche [Capítulo] - Página 44 AoFFtJq
Loh Polloh:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 DMe5Vuv

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Bylrguu
Therax Palatiard

Mensajes : 1001
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm95/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (95/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm201555/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (201555/1000000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Iulio el Jue 13 Jun 2019 - 21:02

No sabía si era inocencia, inexperiencia o simple y pura necedad. No tenía ni idea, pero la cuestión era que por un momento había creído que mi defensa, aunque fuese un acto reflejo, había surtido efecto. Fue así hasta que una presión como nunca había experimentado atenazó mi brazo, amenazando con trocearlo hasta que no quedase de él más que el recuerdo.

¿Por qué demonios era aquella cosa capaz de atraparme? Si algo me habían enseñado mi corta experiencia en la Marina y los comentarios de mis superiores era que, para tocar a alguien de mi naturaleza, únicamente ese condenado mineral oscuro y una voluntad digna de ello podían ser de utilidad. Pero eso no era negro. De hecho, no era nada que hubiese visto jamás. Las opciones se resumían en dos: algún extraño cachivache desarrollado por a saber qué científico o, bastante más infrecuente, un poder de la misma naturaleza que el mío.

Mis pensamientos se sucedieron en las milésimas de segundos que un profundo alarido tardó en desgarrar mi garganta. No por la fiera tenacidad con la que me aferraba la dichosa maraña, que también, sino porque Deathstroke había tenido a brillante idea de amputarme la extremidad. ¿¡Pero qué demonios hacía!? Sabía que no tenía nada que hacer contra él. En algún profundo rincón de mi conciencia, de acuerdo, porque no había lugar para la lógica cuando te cortaban un brazo, pero allí estaba aquella certeza.

No obstante, apenas había alzado una mano cuando comprobé que el pirata se afanaba por devolver a su lugar lo que me había arrebatado. Al mismo tiempo, se esforzaba por impedir que aquella cosa se liberase. ¿Me había librado de ella? ¿A cuento de qué? Era curioso cómo una simple acción que apenas había durado unos segundos podía hacer que me replantease tantas cosas.

Me quedé quieto, observando alternativamente al delincuente y a mi superior. Su lucha debía haber sido titánica a juzgar por su estado, pero allí seguía. Se intentaba levantar al tiempo que hacía lo imposible por destruir el pequeño caos blanquecino. Tragué saliva, dejando que el segundo el mando de los Blue Rose continuase con su labor. Sacudí negativamente la cabeza cuando preguntó si alguno de los presentes teníamos algún recipiente para guardar aquella cosa.

El comodoro no se encontraba en condiciones de dar ninguna orden; demasiado tenía con continuar respirando. En consecuencia, decidí aguardar hasta que mi brazo volviera a su lugar antes de disponerme a ayudar a mi superior. Si él no era capaz de llevar el cuerpo de Krauser hasta un lugar seguro, yo me aseguraría de transportarlos tanto a él como a su captor.
Iulio

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 31/08/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm52/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (52/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm49650/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (49650/1000000)
Berries: 5.578.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 SBxtRmF

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Zay el Jue 13 Jun 2019 - 21:22

El mink oía las palabras de sus actuales compañeros, pero al estar en su forma Sulong y estar completamente descontrolado, parecía ser que no surtían ningún efecto en el. Mientras el felino atacaba a diestro y siniestro a los allí presentes, el Almirante de la marina lanzó una especie de estatuilla de plata en modo de ataque hacia Zay. El mink se fijó en lo que le lanzó el Almirante de la Marina y solo tuvo que poner la mano, agarrarlo y aplastarlo como si nada. Una cosa como esa no detendría al guerre de la tribu mink. El querría que lo parasen cuanto antes, pero ahora mismo no tenía conciencia propia para darlo a entender. Solo era una maquina de destrucción incontrolable que destruía todo a su paso.

El mink clavó su mirada en el que le había atacado con la plata, el Almirante. Dejó de prestar atención a los otros y se fue directo a por él. Con una velocidad endiablada y mientras su cuerpo estaba que echaba chispas, literalmente, alzó ambos brazos sobre su cabeza, juntando las manos con los dedos entrelazados. Descendió ambas extremidades cargadas con electricidad en dirección a la cabeza del Almirante de la Marina. Si le vencía a él, los demás no podrían hacer nada ante su inmenso poder. ¿Como recuperaría su estado normal y por tanto la cordura? Era la primera vez que Zay entraba en ese estado y si permanecía mucho tiempo así, su cuerpo no lo soportaría y podría llegar a morir. El Almirante se tendría que haber percatado del poder del Sulong y haber preparado una estrategia mejor. Tal vez atacándole todos a la vez, consiguieran dejarlo KO y que este volviera a su estado original... Le caía bien esta gente y quería unirse a ellos, aunque después de esto... no se si le aceptarían en sus filas. Por primera vez quería tener... amigos.

Resumen:
Atacar al Al-mirante con sus brazos electricos como si de un martillo se tratase.
Zay

Mensajes : 848
Fecha de inscripción : 02/04/2014
Edad : 25
Localización : Torrelavega, Cantabria

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm21/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (21/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm11320/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (11320/1000000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty 00:03

Mensaje por StaffOPD el Vie 14 Jun 2019 - 0:26

En medio del silencio se hace el sonido. Un rugido que resuena en la noche hace vibrar la aguja en un estruendo ensordecedor, más potente que cualquiera hasta ahora y cuyo eco permanece vibrando durante un tiempo en la aguja en una cacofonía de graves disparatados. Algunos focos caen, y la mismísima base del Jinete tiembla mientras escombros y restos se precipitan al mar, algunos aplastando buques del Gobierno mundial y Viktor Elrik. Parece que la aguja está a punto de activarse...

La gran noche [Capítulo] - Página 44 NGbQmHY

Dretch, Taylor y Giotto:
El hombre muere, no sin antes mearse en los pantalones. Su cuerpo está ardiendo. Giotto, empiezas a subir, y no parece que nada quiera detenerte. Casi parece que es a propósito. Cuando subes puedes ver una escena muy bonita. Mucha gente combatiendo, entre ellos el Yonkou Dexter Black y el infame pirata Zane D. Kenshin. Dexter parece estar muy enfadado, lo mismo no es buena intervenir, aunque como quieras.

Dretch y Taylor, parece que por ahora tenéis un momento a solas para resolver vuestros recientes problemas que han surgido por la situación. O podéis ignorarlos, seguir a Giotto y ya llamaréis a un psicólogo de parejas otro día.
Kodama:
Logras detener a los revolucionarios armados y estos se quedan parados, mirandote detenidamente y en cuanto se les pasa el efecto de tu haki del rey se retiran, dejandote a solas de nuevo con el muchacho. Este te mira con el ceño fruncido cuando te acercas a él y, al principio te cuesta un poco inyectarle el suero ya que no para quieto, pero finalmente aciertas donde es debido. Cuando el suero hace efecto, el joven se calma y ni se inmuta por lo que sucede a su alrededor. No dice nada, pero te señala una de las columnas. Si le dejas moverse este se acerca a ella y da unos golpes combinados haciendo que se abran unas puertas plegables. Es un ascensor y tiene gran cantidad de botones.
El gato loco y la comitiva de La Diva:

Al, al escucharte el tipo se aparta un par de pasos y te mira con suspicacia, pero parece irse calmando poco a poco. Al menos, hasta que Zay explota en una bola de pelo blanco. Por desgracia, tu piercing rebota y se pierde por el suelo.

Arthur, algo te arranca el contrato de las manos. El tipo que hace unos segundos os estaba gritando ahora está acuclillado tras las piernas de Al, tembloroso pero con el ceño fruncido y examinando el contrato minuciosamente. A tu lado llega Galhard, si cabe más enfadado y con la espada lista.

Lo cual es una suerte, porque Zay os salta encima tras rugir e intenta atravesaros de lado a lado de un zarpazo. Su fuerza es impresionante, pero además podéis ver una especie de rayos azules danzar alrededor de su pelaje; esa cosa está electrificada. Mientras veis como sobrevivir, un grito se alza sobre el rugido del mink descontrolado.

-    ¡¡Está bien!! Si os deshacéis del gato, os acompañaré al backstage. ¡No podemos consentir mascotas en el recinto, ni siquiera por una estrella!!
Lo ha dicho muy alto, pero sigue agarradito a la pierna de Al.
Hamlet:
En cuanto tu cuchillo entra en contacto con el candado oyes un bajísimo sonido sibilante que no sabrías describir. En pocos segundos, toda la hoja del cuchillo está verde y rugosa, como si se hubiera oxidado o pudrido.
Mientras lo examinas, oyes un grito a lo lejos. Es uno de los espadachines y no pasa mucho hasta que el otro aparece en el pasillo con una cara de espanto que asusta. Corre hasta ponerse detrás de ti y puedes sentirle temblar.

-H-hemos encontrado la llave en el despacho del j-jefe pero… pero…

No consigue acabar la frase, pero te lleva hasta allí. Está en una de las puertas del pasillo de la izquierda. Es una sala pequeña y muy aséptica, apenas hay un escritorio y un par de estanterías sin muchos libros, aunque  aquí y allá hay desperdigadas un montón de partituras. En la pared de la derecha, de un clavo, pende una llave hecha de un metal verde que reconoces en seguida. Y al lado está el otro espadachín… petrificado y cubierto por la misma roña verde que tu cuchillo. El bravo superviviente tartamudea a tu espalda:

-    L-la rozó y a los pocos segundos…
Kenzo:
A lo lejos en el pasillo, iluminados por una bombilla que parecía en sus últimos minutos de vida, había dos personas. Una estaba tirada en el suelo, apoyada contra la pared. Era una mujer joven, vestía de traje y parecía asustada. Frente a ella, había un hombre. Al acercarte, reconoces su uniforme… y su grado. Es un marine, un sargento igual que tú. La posición de ambos y la cara de terror de la muchacha no te dejan mucha duda de lo que está ocurriendo. Ella te mira, pidiéndote ayuda con los ojos.
Estevo y Nayala:
Bua, suena de maravilla. Menudo instrumento, si es que menuda performance se está marcando la Ginny. Esos riffs, menuda velocidad al acorde, cada arpegio… Puff, casi os pone cachondos, sobre todo a Nailah. Mira ese afro, y esos ojos de yonki, es como un festival de música psicodélica andante.

En cualquier caso llegáis arriba y la torre se ancla al borde del último anillo. Hay torres de control y cuarteles, un descontrol generalizado y un caos galopante que se apodera de todo y Ginny sale corriendo hacia el escenario:

- ¡Detente en nombre de la Marina, villano!

Hostia. ¿De verdad esto formaba parte de un gran plan? En fin, podéis seguirla o explorar alrededor. Concretamente hay ahí una sala que pone “Emergencias” donde fijo hay algo que rascar.
El escenario del juicio final:
Zane y Luka se lanzan al ataque, tratando de llegar hasta el cantante. Los hilos son difíciles de cortar, pero no imposibles, pasáis la primera capa, pero vuestros ataques se detienen a escasos centímetros de David Brownie. Una serie de vibraciones se marcan en el aire, contrarrestando la fuerza ponéis en vuestros golpes, así como la dirección de estos. Podéis notar el reflejo de unos hilos más entrelazados, como una fina tela de araña. Notáis una mueca de esfuerzo en el rostro del villano.

- Disculpa... ¿Quién decías que eras? - Comenta con sorna David mientras con un gesto de su mano hace que parte de las gradas se transforme en un gigantesco tentáculo de hilos con el que trata de lanzar volando a Bleyd de un latigazo.

Cuando os queréis fijar algo empuja a los que están al lado de Brownie varios metros de distancia. Todos los presentes en el escenario estáis sordos durante este turno.

El rugido de Dexter no sólo se ha visto amplificado por la pierda, la voz ha viajado por el suelo, reverberando en este como en un
altavoz y transmitiéndose a la aguja. Toda la estructura resuena de forma peligrosa e inestable. Por su parte, vuestro enemigo ha hincado la rodilla en el suelo. Un mechón cae por su frente, claramente despeinado.

- No sabéis con lo que estáis jugando. - Chasquea los dedos y los hilos, hasta ahora ocultos en el suelo o formando parte de este, emergen con forma de manos que se extienden como una forma sólida hacia cada uno de vosotros. Vibran de forma amenazante y se extienden un máximo de 10 metros desde su origen.

Por otra parte, Dexter, Una serie de hilos negros, más finos se alienan y se tensan formando una especie de cilindro delante de tí, formando una especie de cañón. El aire en su interior se comba de forma extraña mientras te apunta y parece calentarse rápidamente mientras un potente zumbido incrementa su frecuencia. La "detonación" es silenciosa y, a diferencia de lo que cabe esperar, se desplaza increíblemente más rápido que la velocidad del sonido. Una masa se aire concentrado, cargado de una cantidad absurda de energía se dirige a tu pecho.
Death, Iulio y Zuko:
Os lográis librar de la extraña maraña, siendo esta reducida a cenizas rápidamente una vez ha abandonado el cuerpo de Iulio... junto con su brazo.

Ah, no espera, este está bien, sólo ha perdido el riego durante unos segundos. Iulio, lo notas entumecido mientras se restauran las conexiones, aunque te costará bastante usarlo durante unos turnos. De todas formas no crees que haya complicaciones.

Zuko, tu cuenca ocular está vacía, aunque no sabes si podrás recuperar el ojo gracias a poderes propios o las maravillas de la ciencia y la brujería.

La gran noche [Capítulo] - Página 44 0qzZoWf

Annie:
Tu escudo de viento reduce la fuerza de la bala de cañón, pero no lo suficiente como para desviarla por completo, golpeando en tu cola y fracturándotela. Aún con mucho dolor te adentras en la torre, volviendo a tu forma humana y sintiendo gran dolor en el coxis. Deambulas por allí y llegas a un piso donde hay un cañón, que si lo tocas está caliente. Allí hay una serie de mapas y carteles de se busca, pero no logras ver a ninguna persona. No sientes ninguna presencia. Y de pronto, notas que algo se mueve a tu espalda. ¿Qué habrá allí?
Pedrolomán, el coche de choque y super Maki:
Osuka avanza raudo y veloz, pero con alguna que otra bala clavada en la piedra hasta llegar a la puerta de la torre, la cual está abierta. De entrar os toparéis con una gran cantidad de cadáveres. Uno de ellos es un amigo vuestro de la revolución y a los otros no los conocéis. Si subís por la única escalera que hay, llegaréis al último piso, donde se encuentra Edward. Éste, por su parte, consiguió llegar a gran velocidad hasta el lugar donde estaba el supuesto francotirador, que era en realidad una computadora.

Allí también hay un panel con palancas y botones, aunque el que más llama la atención es uno grande, libre y rosa.

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Fb8aMCq

AEG:
El hombre que encuentras no es exactamente un ser vivo, sino un robot con cerebro y corazón de persona. Cuando indagas en su mente descubres que el botón activa unas cámaras que muestran a la aguja todo lo que está sucediendo, y como ejemplo de su espalda sale un pequeño bracito que lo pulsa.

En cuanto lo acciona cerca de diez patanllas se iluminan enseñándote gran parte dela aguja y lo que está sucediendo, así como una visión privilegiada de la ciudad en la que habitan los dragones celestiales en lo más alto de la red line. En una de las pantallas puedes ver el escenario central, donde David Brownie está combatiendo contra Dexter Black, y unas extrañas manos han salido en busca de la banda del infame Zane D. Kenshin. Ves a los revolucionarios en una torre de control, comandados por Osuka Sumisu y a una gran sierpe gigante en otra de ellas, aunque desparece rápidamente (la sierpe, no la torre). En una ves a un agente de cabellos rubios con una llama en la cabeza, quizá te suene de algo.

Entonces, el robot de escasa voluntad empieza a elevar su temperatura y en sus ojos ves un contador. Tienes apenas treinta segundos antes de que se autodestruya. Hay una ventana justo a su lado, y ella tiene una vista perfecta del escenario, aunque no sé si es buena idea ir hacia allá. La decisión es solo tuya, señor alcalde.

¡Ah! Se me olvidaba. El mapa de Marie Geoise es más bien un plano mal hecho por un crío que apenas está aprendiendo a dibujar, mientras que el otro es un mapa del reino de Standing.

Katharina y Spooner:
Katharina, por mucho que llamas a Zane y Therax parece que están demasiado ocupados como para responder a sus respectivos den den mushis. Sin embargo, cuando estás elevándote hacia el cielo, puedes ver como Spanner avanza a gran velocidad por tu izquierda, llegando a la cima antes que tú, aunque solo unos segundos.

Allí veis que todo está hecho un estropicio. Cuerpos de revolucionarios y gubernamentales por los suelos, varias torres de control, un escenario donde se encuentra el resto de vuestra banda en una situación algo desfavorable. De todo un poco, la verdad.
Kaito:
El bailarín te mira extrañado, sin dejar de bailar. Da un par de vueltas pero siempre termina mirándote a los ojos de nuevo. Pasados unos segundos, de nuevo sin detener su maravillosa danza, dice:

—¿Cómo dices? ¿No eras tú el que trabajaba para los de la aguja? ¡Yo quiero detenerla! ¡Sino, no podré construir mi parque acuático de Neverland! ¡¡Teehee!!

Su baile se intensifica, aunque esta vez parece que no quiere atacarte. Ya no está seguro de que seas un enemigo.
William e Ichizake:
El hombre parece agradecido y acepta por completo las condiciones de William. Lo único que encontráis en sus bolsillos es un encendedor, nada más. Conseguís subir sin problema alguno.

—Brownie... El jefe detrás de todo esto... Solo él tiene la clave para apagar la aguja —dice el antiguo rehén, señalando a lo alto de la estructura—. Debería estar allí arriba. Parece que todo el mundo aquí quiere detenerle y se lo está poniendo difícil...

—¡No tan rápido! —grita alguien a la par que suena una malvada y ominosa melodía —¿Buscáis confrontación?

Delante vuestra tenéis lo que parece ser un centauro, pero en vez de cuerpo de caballo, tiene cuerpo de camello. Su cuerpo humano tiene el torso desnudo, está increíblemente gordo, con mucho pelo en el pecho, el cual está decorado con numerosas cadenas y collares de lo que parece ser oro que cuelgan de su cuello. Es calvo, pero con una larga cabellera que empieza justo en las sienes. En las manos porta una enorme lanza. En su lomo, entra las jorobas, podéis ver a un hombre muy delgado, con la nariz más larga que habéis visto jamás.

—Pues escuchad nuestro lema.

—Oye, que eso no rima —dice el hombre camello, apagando el radiocassete que llevan.

—Da iguah que no rime, Manueh. ¡Estoh quieren pararlo!

—¡Es verdad!

Entonces, el centauro camello cabalga hacia delante, con el propósito de cortaros por la mitad con un tajo horizontal con su lanza, a la par que el hombre de su lomo os mira con mucho odio.
Lysbeth:
Supaidaman acepta y te coge la mano con decisión. Subes sin problema, sin oposición durante el viaje, lo cual es hasta extraño. Llegas por fin arriba del todo y puedes ver una escena bastante movidita. Mucha gente combatiendo. Puedes ver al Yonkou Dexter Black y al infame pirata Zane D. Kenshin, combatiendo contra quien solo puede ser... ¿Es ese David Brownie, famoso cantante y filántropo? Lo único que puedes deducir es que una de esas tres personas es la responsable de todo esto.
StaffOPD

Mensajes : 1187
Fecha de inscripción : 23/03/2014

Ver perfil de usuario http://staffopd42@gmail.com

La gran noche [Capítulo] - Página 44 LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Luka Rooney el Vie 14 Jun 2019 - 19:12

La cosa se empezaba a torcer, y con ello toda posibilidad por salir vivos de allí. Zane se zafó de su presa, e instintivamente, el humano y el gyojin llegaban hasta su rival. O casi llegaban, mejor dicho.

Justo en el momento previo, una extraña fuerza contrarrestó la violencia de los piratas. El tiburón hizo un ademán por batir esa fuerza, pero fue en valde. Miró entonces el rostro de Brownie y observó una mueca de evidente esfuerzo, algo que al menos le reconfortó.

Entonces todo se desmoronó. La aguja empezó a cobrar vida; Primero las gradas, intentando golpear a un tipo que previamente había gritado algo de escasa importancia para el habitante del mar, después la misteriosa fuerza les empujaba unos metros hacia atrás y tras ello, el gyojin dejó de escuchar. Todo el escenario se tambaleó por alguna razón, obligando a Luka a concentrarse para mantener el equilibrio. Y en aquél momento, miró a su capitán con el rostro lleno de rabia. Estaba seguro de que Zane no necesitaba nada más que aquella mueca para saber que algo pasaría. Y ese algo tenía como consecuencia estar rodeado de sangre. Aliada o no, solo el destino lo sabría.

El oficial de cubierta de los Arashi salió corriendo en dirección al hombre de hilos, sin embargo, tras una prepotente frase, éste invocó una serie de manos gigantes que nacían desde el suelo y cubrían el paso. Con la mirada fija en Brownie, y marcando el golpe con su mano, el pirata adoptó una pose ofensiva, flexionando ligeramente las rodillas y girando el cuerpo cuarenta y cinco grados. Su pulsera ardía, consciente de que pronto vería la luz.

- Los hilos… Son simplemente hilos -se diría, a pesar de no poder oírse

Con firmeza, realizaría un golpe al aire como tantas veces había hecho, creando una potentísima onda de choque que se dirigía directamente hacia Brownie, aunque antes tendría que lidiar con la protección que había creado; la mano de hilos.

El tiburón confiaba en que su golpe fuese suficiente para derribar la mano, y puede que incluso para llegar hasta su rival. Consciente de que sus fuerzas aún no eran muy parejas, quizá pudiera valer para decantar la balanza hacia el favor del bando anti-Brownie. O quizá solo quedase en una temeridad más. De cualquier manera, el golpe ya estaba hecho.

Cosas usadas:


  • Bonificadores: Fuerza 11 (9 Clase + 2 Gyojin) | Resistencia 9 | Agilidad 6 | Velocidad 6 | Reflejos 3 | En el resto 2
  • Bonificadores pasivos Fuerza x10 - Resistencia x4
  • Bonificadores activados por técnicas u objetos: Fuerza: x8 (x5 técnica + x3 queso)

  • [b]Seichō-ki: Luka desplaza las partículas de agua alrededor de su cuerpo, agrandando sus músculos y aumentando su tamaño (Pasa de medir 2.75 metros a 4 metros). El aumento de tamaño de los músculos en el tiburón provoca un aumento en el siguiente atributo: Fuerza x5

    • Tiempo de canalización: 1 segundo.
    • Duración: 2 posts. (2/2)
    • Tiempo de reutilización: 3 posts.

  • Gegenees: Luka utiliza su Fōmu no sakusei-sha, para crear cuatro brazos que salen del costado, quedando de manera paralela a los suyos y con unas dimensiones similares. Puede controlarlos a voluntad y, al igual que en la técnica previamente mencionada, cualquier usuario con tres tiers de fuerza más que Luka podrá romperlos sin problemas.

    • Tiempo de canalización: 2 segundos.
    • Duración: 3 posts o hasta que se rompan.
    • Tiempo de reutilización: 2 posts.

  • Binshō-sei: Realizando un ágil movimiento de pies Luka puede moverse a velocidades extremadamente altas, siendo casi imperceptible para el ojo humano. La técnica puede emplearse durante un periodo de dos post y únicamente se puede usar una vez por combate. Luka gracias a esta técnica es capaz de llegar a los 17m/s.

    • Tiempo de canalización: 1 segundo.
    • Duración: 2/2 posts.
    • Tiempo de reutilización: 3 posts.




Ambito Ondas de choque:

Luka tiene la capacidad de conservar la energía y enviarla a cualquier parte de su cuerpo con la cual pueda llegar a golpear, consiguiendo así provocar ondas de energía destructiva que amplifican tanto la potencia como efectividad de sus golpes. Además, es capaz de moldear la onda para darle una forma en concreto, algo que es totalmente escénico.
La potencia de los golpes de Luka podrán causar una onda destructiva de hasta 15 metros de radio. (x7 en potencia y radio por la pulsera).

Tiempo de canalización: 2 segundos.



Cosas cargadas:


  • Carga pulsera: 5 turnos de 5 max.
  • Carga Espiritu de Poseidón: 3 turnos de 3 max. (Usados 200 + 200 + 100 de los 1000 litros)
  • Parmigiano: de fuerte sabor y tremendamente nutritivo, este queso otorgará a quien lo consuma un x3 activo (acumulable con activas del consumidor) a la Fuerza durante 3 posts.

Luka Rooney

Mensajes : 534
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm90/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (90/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm178441/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (178441/1000000)
Berries: 36.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Kaito Takumi el Sáb 15 Jun 2019 - 14:41

La torre gritó aún más fuerte. El final se acercaba y se hacía patente vibrando en cada molécula que componía tanto a la torre como a sus moradores. Aquel horrible rugido era hasta dañino, y no solo para los oídos de los pobres desgraciados que intentaban parar su cometido.

Allá en lo alto de la torre, Kaito escuchó las palabras de su esperpéntico enemigo con el ceño fruncido. No se fiaba un pelo de él, y por mucho que pareciese que no estaba en su contra y que quizás pudiera ser su aliado, apreció que aquello no tenía sentido. ¿Qué hacía entonces yendo para abajo?, se preguntó, pero dudó de su argumento dada la cantidad de laberínticos pasillos que había ido atravesando en su subida.

—Pues parece que tenemos el mismo cometido…—comentó el hijo del mar con sus ojos entrecerrados con clara sospecha—. De hecho me interesa el mundo de la hostelería, y un parque de atracciones necesita comida… ¿Qué te parece una alianza temporal e injustificada? Yo vengo de esa dirección y no hay más que un ascensor y algún que otro pasillo, es el centro donde parece cocerse todo.

Aunque aún estaba más que dispuesto a aprovechar el agua que sorprendentemente aún seguía saliendo del arma, Kaito supo reconocer la oportunidad de negocios. Además, quería saber cómo levantaba muertos, aunque lo achacaba a un macabro poder del diablo.

—Decidido. Pero deja de bailar tanto, que parece que estás cargando algún tipo de ataque o técnica y no quisiera comenzar una rencilla evitable… Me desagrada la violencia… innecesaria.

Activó su sentido de las corrientes, vulgarmente llamado haki, para oler sus intenciones y prepararse para ellas.

Si era pacífico y al menos bajaba su infernal ritmo, el hijo del mar recogería las pertenencias en su saco de nuevo, a excepción, claro está, del agua que impregnaba todo, y volvería lentamente hacia el muro para subirlo de nuevo. No quería estar al alcance de aquel tipo, y mucho menos de sus bailarines de fondo. Desde allí, le preguntaría su opinión sobre por dónde continuar y se limitaría a andar paralelamente a él desde la agradable seguridad de la cornisa a tres metros.

—Me llaman Kimihiro, si te interesa llamarme por algo que no sea pulpo, bailarín.

Por supuesto esto solo llegaría a darse si no apreciaba violencia, al menos aparte de la tensión que aportaba el matiz de la autodefensa, ya que de iniciarse un combate recurriría a crear a partir de uno de sus tentáculos una lengua de mar que interconectara los charcos para pararle y posteriormente ahogarle mientras retrocedía a la salvaguarda del “pasillo” superior.

Resumen:
PACIFISMO. -> Haki de Obsv + PU de olfato en Haki para asegurarme de las intencioncillas

Que quiere candela -> Candelita que vamos con una Lengua de Mar (Extensión de extremidad hecha de agua, KG)
Kaito Takumi

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm40/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (40/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm29622/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (29622/1000000)
Berries: 25.080.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Zane D. Kenshin Ayer a las 15:09

La dureza que presentaba los hilos que estaba generando el revolucionario sorprendieron al pelirrojos, pues eran muy superiores a los que hacía escasos minutos estaba empleando para controlar al demonio de la niebla. Los músculos del pelirrojo temblaron al entrar en contacto con los hilos, pues el filo de sus preciadas katanas tan solo pudieron atravesar la primera capa de ellos, haciendo imposible llegar al cuerpo de Brownie. No poder hacer un corte limpio con facilidad lo enervó, haciendo que en su mente evocara sentimientos y sensaciones que hacía tiempo que no sentía: emoción, nerviosismo y ganas de superarse a sí mismo. En su cara se vislumbró una sonrisa, cuando la voz de alguien llamó la atención del villano.

“¿Qué coño hace este parguela aquí?” —se preguntó Zane, alzando el vuelo unos metros tras su ataque.

—Ese que va a ser el líder de la revolución —susurró—. Si es un parguela.

Fue entonces cuando la jovencita con la que había intentado flirtear en cuanto la había visto resultó ser Dexter. “Está mucho mejor de mujer que de hombre”, se dijo, negando con la cabeza algo entristecido. Estaba enfadado, y no hacía falta tener un mantra muy desarrollado para notarlo pues su voluntad hizo temblar toda la estructura. Y de pronto, un rugido emergió del suelo, haciendo que sus tímpanos ardieran de dolor y solo pudiera escuchar un ensordecedor y angustioso pitido que no le permitía oír nada más, ni sus propios pensamientos con total claridad; al menos durante un instante. Era una sensación agobiante, la cual intentó combatir transformándose en su forma híbrida para aumentar su capacidad de sanación. ¿Sería permanente? Esperaba que no, aunque si así fuera le iba a salir cara al dragón la operación.

Sin poder escuchar nada, concentró su completa atención a su vista, aprovechando la mejora que le otorgaba su fruta del diablo. Una serie de hilos emergen de nuevo, pero esta vez en forma de manos que se acercaban tanto a él como a sus tripulantes, a los que cariñosamente denominaba como sus polluelos. El señor de la piratería, que aspiraba a convertirse en uno de los próximos emperadores del nuevo mundo, aleteó con fuerza intentando esquivar el ataque en el aire. Elevándose lo suficiente para ver que los brazos de hilo tenían un tope. Desde esa posición observó cómo Luka se valía por sí mismo, al menos en apariencia, no obstante, no se fiaba de la capacidad de alguien que había tenido la suerte de bloquear sus cortes. Ese hecho le había dolido en su orgullo como espadachín, su honor como samurái de sangre del país de Wano.

Como sumo protector de los Okamas había aprendido a canalizar energía de otra forma. Era ridícula, por no decir que denigrante, pero le había ayudado a crear una técnica muy poderosa, la cual iba a ser la base para establecer un nuevo estilo de lucha, el Okama Samurái Kenpo. Y comenzó a danzar en el aire, haciendo girar sus espadas, mientras daba pequeños saltos en el aire, haciendo elegantes giros y moviendo las caderas como solo debe hacerse en una cama. Mientras lo hacía su cuerpo se iba envolviendo en una energía de color rosa coral que brillaba con intensidad; era como una luz divina de la muerte en un paisaje angosto como era la cúspide de la aguja. E intentando predecir, gracias a su mantra, lo que haría cada una de las manos, así como sus compañeros, llevó esa energía a sus espadas, al mismo tiempo que cubría la canalización de haki de armadura. En ese momento escuchó la voz de su abuelo y las palabras que le dijo durante su entrenamiento en Wano: “Un espadachín que se precie es capaz de propagar la ferra voluntad de su ryuo –haki de armadura en Wano– grandes distancias y cortarlo todo, incluso el diamante más duro”.

—Okama Mugetsu —musitó, una milésima de segundos antes de llevar una espada hacia adelante y otra hacia atrás y comenzar a girar como un bailarín de ballet, descendiendo algunos metros, e intentar crear una doble onda cortante de gran amplitud, las cuales giraban sobre sí mismas abarcando una vasta extensión de trescientos sesenta grados a una velocidad ingente, con la intención de cortar todos y cada uno de los brazos que amenazaban a sus polluelos, apuntando directamente a la parte baja de cada uno de ellos. Sabía que era algo difícil, pero no imposible. En el caso de no conseguirlo, serían ondas cortantes de gran tamaño con la intención de acabar con los brazos de hilos que tuviera más cerca, así como el suyo, desde una distancia completamente prudencial.

Cosas bélicas:
INTENTO DE SACAR TÉCNICA DEFINITIVA:
Sería la segunda técnica de este "estilo" que estoy creando, para más información visite mi ficha, apartado de Datos Bélicos, sección Okama Samurái Kenpo:

Nombre de la técnica: Okama Mugetsu
Naturaleza de la técnica: Espiritual
Descripción de la técnica: Haciendo uso de unas antiguas técnicas de canalización espiritual del reino Kamabakka, que consiste en unos sensuales pases de bailes similares al ballet, aunque algo más sencillos, Zane comienza a girar generando una extraña energía de color rosacea que puede llevar a sus espadas, la cual puede lanzar en forma de dos ondas cortantes tan poderosas capaces de arrasar una flota de barcos acorazados de gran tamaño entera.  Dichas ondas, además de su color rosado, se trata de un doble corte horizontal de gran extensión (máximo 100 metros) que gira 360º, llegando a alcanzar la velocidad de una bala (340 m/s).
Tiempo de canalización: 5 segundos de canalización.
Tiempo de reutilización: Una vez por rol.

Clase: Actuales (+5 por raza): Reflejos: 12 | | Poder de destrucción: 12 | Agilidad: 8 | Resistencia: 12 | El resto: 3
Maestría en Ondas cortantes:
Nivel 15: Aprende a lanzar ondas cortantes, que se propagan a veinte metros por segundo unos veinte metros. Apenas tienen un par de metros de longitud.

Nivel 30: Sus ondas cortantes alcanzan los treinta metros por segundo, y se disipan a treinta metros.

Nivel 45: Ha llegado a tal potencia que su onda es “sólida”. Podría confrontar espadas lanzando ondas cortantes.

Nivel 60: Puede encadenar varias ondas cortantes a cincuenta metros por segundo, a una distancia de hasta setenta metros.

Nivel 75: Sus ondas cortantes se propagan a ochenta metros por segundo, y su extensión es de unos diez metros.

Nivel 90: Sus ondas cortantes son tan potentes que una sola haría colapsar edificios de tamaño medio.

Nivel 105: Las ondas cortantes que lanza llegan a los veinte metros de longitud, y recorrerían los cien metros antes de disiparse en medio segundo.

Nivel 120: Sus ondas cortantes mellan los materiales más duros, y cortan todo lo demás. Estas ondas son tan veloces como balas.

Stats (Pasivos + Raciales forma híbrida * ámbito No Zane, No party):
Fuerza/P. Destrucción x17,5
Velocidad x6
Resistencia x8
Agilidad x3
Reflejos x6
Hakis:
Mantra, modalidad: Visión tier 11.

  • Tier 10: Puede prever los ataques de una persona con una antelación de hasta siete segundos, o a hasta diez personas con tres segundos de antelación. Podría triplicar esta cantidad, pero su concentración se perdería al triple de velocidad.

  • Tier 11: Podría prever los golpes de su oponente a hasta quinientos metros de distancia. Podría evaluar con facilidad el nivel de combate de un oponente.

Armadura (predilecto): Tier 11 (2 de 35 turnos)

  • Armadura: Tier 11: Es capaz de mantener el Haki de manera continuada hasta treinta y cinco asaltos. Durante ellos, puede generar una armadura transparente con brillo metálico alrededor de su cuerpo, que resiste los golpes siempre y cuando el atacante no posea cinco veces más fuerza que el usuario resistencia o lo iguale en Haki.
  • Armamento: Tier 11: Si concentrase su Haki en una sola arma podría golpear con cuatro veces más potencia. En sus manos un arma normal podría superar a una mítica.


P.U Pasivo Akuma:
Afinidad Completa: Después de asimilar todo lo posible los conocimientos y el poder proporcionado por el suzaku, Zane es capaz de tener las mismas habilidades tanto en forma híbrida como en completa, de tal forma que apenas hay diferencias entre una u otra en cuestión de poder, no de stats.


La gran noche [Capítulo] - Página 44 1055089496¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!!La gran noche [Capítulo] - Página 44 1055089496
La gran noche [Capítulo] - Página 44 1UPBSse

La gran noche [Capítulo] - Página 44 3cgcSCf

Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 LTLexFa

Foto de Familia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 Q4XpUPu

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Fb8aMCq

La gran noche [Capítulo] - Página 44 EB1rOPl
Zane D. Kenshin

Mensajes : 1513
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 27
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm116/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm284287/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (284287/1000000)
Berries: 137.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 G12EEvG

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Osuka Sumisu Hoy a las 10:03

Podía sentir los impactos de los disparos de tirador sobre su armadura de piedra carmesí, pero comparadas con la que le había rozado el hombro antes eran cosquillas. Aunque debía admirar como el tirador no desistía en dispararle pese a la ineficacia de sus acciones. Llegaron a la entrada de la torre, fuera del acoso de las balas, aunque lo que encontró en su interior no era agradable; Una gran cantidad de cadáveres que reposaban sin motivo aparente ahí. Entre estos, logro reconocer a un revolucionario, pues recordaba haber compartido alguna copa con él o charlar. Supuso que el resto de cadáveres estaban relacionados con él.

- Pobres diablos si intentaron detener esto… -musito Osu-.
- O al diablo con ellos si contribuyeron –complemento Ishi a lo que dijo el oficial-.

Al llegar arriba no pudo evitar sorprenderse que al final los dos caminos llevaran al mismo lugar y encontrarse con Edward, que esperaba que se encargara del tirador que por cierto, era una máquina. Si hasta una tostadora podía aprender a usar armas complejas, cuando faltaría para que llegara un futuro en que solo autómatas de metal se enfrentasen entre ellos en las guerras? Perturbador cuanto menos.

Se percató en un panel de control, con palancas, botones y demás, pero resaltaba entre todos un gran botón rosa.

- Tengo muchas ganas de pulsarlo…
- Pues púlsalo, atontado –espeto Ishi-.
- Ya… ¿Pero y si hace que la torre explote o algo peor…?
- ¿Tú ves el color? Es rosa, las que hacen explotar cosas son rojas.
- Touché.

Y pulso el botón.
Osuka Sumisu

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 01/12/2014
Edad : 21
Localización : No lo se, pero esto esta lleno de guiris

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm89/150La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (89/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 44 3qaWnZm157100/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 44 9h2PZk8  (157100/1000000)
Berries: 63.000.000

Ver perfil de usuario

La gran noche [Capítulo] - Página 44 J3MqYoC

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 44 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 44 de 44. Precedente  1 ... 23 ... 42, 43, 44

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.