Últimos temas

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: North Blue :: Alta Mar

Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por Kimimaro Kazuya el Sáb 13 Abr 2019 - 23:45

La lluvia golpeaba fuertemente la cubierta del barco que resistía arduamente la violenta marejada de aquella noche. Todo estaba increíblemente oscuro, pareciendo que el navío flotaba en un mar de oscuridad empujado por la fuerza de las enormes olas que lo azotaban. La chica de cabellos negros hacía todo lo que estaba en sus manos para salir con vida de esa horrorosa tormenta, pero no tenía la seguridad de poder hacerlo. Tanto ella como su hermano mellizo sabían que Paraíso guardaba mares violentos y mortales, pero hasta no verlo con sus propios ojos jamás dimensionaron el peligro. Y ahora, cuando sus corazones latían aceleradamente, sabían que la muerte en cualquier momento les terminaría alcanzando.

Los truenos silenciaban los gritos de la chica mientras que los relámpagos, esporádicos y resplandecientes, teñían todo de blanco durante unos breves segundos. «¡¿En serio?!», pensó Kazuya cuando frente a él comenzó a formarse una ola que amenazaba con alcanzar los diez metros de altura. Sin embargo, y pese a encontrarse en una situación tan poco agraciada, el muchacho no sentía miedo.  Una sonrisa rebosante de ingenuidad se dibujaba en su rostro, enseñando unos blancos y afilados dientes. Parecía como si estuviera enfrentando la furia del mar. «A una aventura no se le debe temer», se dijo a sí mismo, «todo lo que hay que hacer es ir directamente a por ella».

*****

Habían pasado tres días desde la tormenta que destruyó casi por completo el barco en el que viajaba junto a su hermana. Por suerte, la diosa de la fortuna les terminó sonriendo y terminaron en una isla conocida como Aguasnegras. Su nombre hacía referencia al color ébano del agua de las playas, dándole un aspecto cuanto menos peligroso y extraño. Kazuya jamás había visto tantos barcos reunidos en un solo lugar, y es que el puerto de Aguasnegras era sencillamente gigantesco. A juzgar por las banderas que portaban los navíos y las vestimentas de sus tripulantes, la mayoría de estos eran piratas. Unos llevaban sables a la altura de sus caderas; otros, pistolas enfundadas. Algunos lucían muy bien sus grandes sombreros de ala ancha y otros caminaban alegremente entre las sucias calles, hablándoles a sus loros.

Había muchas tabernas ubicadas en la costanera y ninguna de ellas parecía mejor que la de al lado. Todas olían mal y los duelos entre borrachos era algo muy frecuente. A los hombres les gustaba perder dinero en apuestas, y los juegos de azar eran uno de los mayores atractivos del pueblo. Había una taberna en especial, una de nombre Corazón Delator. Fue allí donde los hermanos decidieron hospedarse hasta que su barco estuviera en condiciones de surcar una vez más los violentos mares. Contaban con algo de dinero, no mucho, pero sí lo suficiente para quedarse casi un mes en Aguasnegras, aunque lo mejor sería no hacerlo.

—¡Dios mío! ¡No quiero pasar un minuto más en este lugar de mala muerte! —se quejó la chica mientras dejaba caer unas botas repletas de lodo.

—Tampoco tenemos muchas opciones, ¿verdad, Kanilla? —respondió Kazuya, mirando a su nueva adquisición: un loro bien bonito de llamativos colores verdes. Aunque su característica más notable eran sus dos ojos incapaces de enfocar cualquier cosa, dándole un aspecto un tanto… lamentable.

—No puedo creer que hayas gastado tanto dinero en ese pobre animal. ¡Míralo! Parece retrasado.

El peliceleste fulminó con la mirada a su hermana.

—Estás celosa porque a ti nadie te quiso vender un loro. Como sea, iré a dar una vuelta. Kanilla y yo queremos conocer los alrededores.

El joven cocinero se fue dando pequeños saltitos, teniendo una actitud muy positiva. Ya todo estaba oscuro allá fuera, y el peligro comenzaba a sentirse en las calles. Incluso un novato como Kazuya sabía que meterse en los callejones era un viaje de sólo ida. Esos pasadizos eran el hogar de bandidos y vagabundos, todos dispuestos a lo que fuera por una botella más de ron. Si con tal de calentar sus estómagos y saciar sus ansias de ebriedad debían matar a alguien, pues que así sea. Allí no había buenos hombres. Sólo hombres. Era una zona sin ley donde la influencia del Gobierno Mundial era un motivo de burla. Si alguien quería solucionar algún problema, la única forma aceptable era mediante un duelo a muerte. En dos días Kazuya aprendió un dicho muy alentador: «Plomo o plata».

—Veamos qué tiene para ofrecer Aguasnegras.
Kimimaro Kazuya

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 26/03/2018

Hoja de personaje
Nivel:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm16/150La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm7150/790000La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (7150/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty Re: La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por John Sword el Dom 14 Abr 2019 - 21:30

Hacía días que el barco de pescadores con el que John viajaba había atracado en aquella isla. Los dioses de los mares habían desatado una violenta tormenta y se habían visto forzados a llegar allí. Por suerte, ni las olas ni el viento habían dañado el barco y todos los pescadores se encontraban sanos y salvos. La única pega que podían tener eran los escasos víveres con el que contaban los tripulantes debido a que no habían podido pescar nada en los días previos.

En aquel momento, John y su capitán, Wilkins, habían salido en busca de suministros. Ambos caminaban por una calle bulliciosa, con un sinfín de puestos que vendían toda clase de productos, desde ropa hasta animales enjaulados de lo más extraños. Ambos pescadores miraban de reojo aquellos puestos, pero ninguno traía buenas vibraciones al joven carnicero. Todos tenían una apariencia lúgubre y apagada y la mayor parte de los comerciantes reflejaban en sus rostros desgana.

Finalmente, tras una larga caminata, ambos llegaron a una plaza. No habían encontrado ningún tenderete que los hubiese convencido, así que desesperanzados entraron a una taberna en aquel lugar. Tras abrir la puerta, vieron un local animado, en una esquina, unos tipos tocaban instrumentos y la gente reía sentada en las mesas a la vez que tomaban un trago junto a una iluminación suave, perfecta para aquel ambiente, que ponía la guinda al pastel.

Ambos forasteros se miraron de forma recíproca. Tanto John como Wilkins entendían que habían tenido suerte al dar con aquel sitio, que salía totalmente con la dinámica de aquella triste isla. La noche comenzaba a caer y el tiempo se les acababa, pero sabían que allí podrían encontrar algo para aguantar el hambre en los días venideros.

- Bienvenidos a Cantares de Howell. - Dijo una sonora voz. Ustedes parecen extranjeros, ¿verdad? No deberían vagar por la calle cuando la noche está al caer. - Continuó uno de los dueños del local, un tipo alto de pelo oscuro que vestía con un chaleco de color marrón, tras la barra.

- Solo buscábamos algo de comida antes de zarpar de nuevo, ¿podrías proporcionárnosla tú? - Respondió el viejo capitán con un tono sereno.

- Por supuesto que podría... - Respondió el camarero antes de hacer una pausa. - Pero no hoy. No han elegido la mejor noche para llegar aquí. Yo de ustedes, me marcharía lo más pronto posible. Pese a todo, me temo que no puedo darle más información... Si desean, pueden alojarse aquí, cerraremos pronto la entrada. - Concluyó.

Al escuchar aquellas palabras, se le hizo un nudo en la garganta a John. El rostro de Wilkins cambió por completo, la sensación de seguridad había sido efímera. El viejo pescador agradeció al tabernero y tan rápido como pudieron, abandonaron el local. El puerto no se encontraba muy lejos tampoco, media hora andando, como mucho, pero debían darse prisa. Los últimos rayos de luz caían y el tiempo era un bien preciado.

Con rapidez, los dos pescadores volvieron por la gran calle comercial por la que habían pasado con anterioridad, sin embargo, ahora había mucha más gente que la primera vez. Ambos fueron abriéndose camino entre la multitud, pero en cierto punto, John le perdió la vista al viejo.

John intentó alzar la mirada entre la muchedumbre, pero fue inútil. Se lamentó en voz en baja, pero sabía que el tiempo era oro. No se encontraba cómodo entre todas aquellas personas, sabía que debía llegar lo antes posible al barco, pues nadie era consciente de los peligros que aguardaba la oscura noche...


Última edición por John Sword el Lun 15 Abr 2019 - 0:30, editado 1 vez
John Sword

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 02/08/2017
Edad : 17

Hoja de personaje
Nivel:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm1/150La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm0/790000La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (0/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty Re: La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por Kimimaro Kazuya el Lun 15 Abr 2019 - 0:14

La costanera, un camino de piedra permanentemente húmeda, no era un lugar demasiado iluminado. Había una importante distancia entre cada farol y, encima, estos emitían una luz anaranjada tan tenue que no era muy útil. Podía escucharse el vaivén de las olas, rompiendo fuertemente contra las piedras de aquel roquedal. Tuvo que acomodarse el largo abrigo negro que vestía, acercándolo más a su cuerpo. La temperatura en Aguasnegras comenzaba a descender y la brisa nocturna poco a poco se volvía más helada. Afortunadamente, Kazuya también llevaba una peluda bufanda del color del carbón.

Caminaba con la vista clavada en el suelo, pensando en todo lo que había sucedido. Era la primera vez que estaba tan lejos de casa. La primera que estaba en un lugar desconocido. Por un lado, se sentía aterrorizado. Todo a su alrededor lucía peligroso y atemorizante, desde las casas de madera medio destruidas hasta los hombres calvos y gordos que miraban al joven cocinero desde las sombras. Sin embargo, todo también era increíblemente interesante. Kazuya jamás había imaginado que había gente que viviera en esas condiciones. Conocía a un solo pirata, Glotonería Ducasse, y era muy diferente a los hombres que frecuentaban Aguasnegras. Ese maestro de la cocina era un tipo elegante y refinado; en cambio, los malhechores que pasaban de taberna en taberna eran toscos y escandalosos.

Ni siquiera se dio cuenta de cuando dobló en una esquina, siguiendo el camino y llegando a lo que parecía ser una enorme plaza rodeada de altos edificios. Era increíble el desorden que se veía. Había papeles en el suelo y varias cajas de madera que no servían de nada. Y cómo no fijarse en las botellas rotas y vacías que adornaban la encantadora plaza central de Aguasnegras. Sin embargo, lo más interesante resultó ser el grupo de hombres enmascarados que se calentaban en torno a una fogata. Sus máscaras eran realmente buenas y muy aterradoras. Una era algo así como el rostro desfigurado de un puerco repleto de pelo café, grandes colmillos ensangrentados y algunas cicatrices. Y el garrote que cargaba con firmeza le daba un toque bastante llamativo. Había otro que estaba disfrazado de cualquier cosa que tuviera piel verde y una nariz extraordinariamente larga. Kazuya no conocía a ningún monstruo que cumpliera con esas características, pero se veía impresionante. En cualquier caso, ¿por qué diablos estaban disfrazados? No reparó en esa pregunta hasta que entendió un poco más la situación: un grupo de hombres armados y enmascarados en torno a una fogata.

Un escalofrío recorrió su cuerpo y, de pronto, se hallaba caminando hacia el único lugar que parecía más o menos decente. Un viejo edificio se ubicaba del otro lado de la plaza. Tenía un par de ventanas rotas y un cartel de madera se asomaba por encima de la puerta. «Grito ahogado», señalaba el letrero. Kazuya atravesó la plaza con las manos en los bolsillos, echando miradas de vez en cuando hacia atrás para no perder de vista a los extraños enmascarados. Se detuvo en seco al escuchar un chirrido atronador proveniente de más allá de los altos edificios. «¿Qué pasa en esta ciudad?», se preguntó encogiéndose de hombros. Sin perder más tiempo, y dejando las dudas a un lado, retomó su camino a la taberna.

Había mesas dispuestas ordenadamente y una hermosa chica de largos cabellos del color de la miel era la protagonista de un pequeño escenario, deleitando a los presentes con la profunda melodía de su laúd. La dulce y suave voz de la muchacha robó toda la atención de Kazuya, quien, nada más entrar, volteó su mirada hacia ella.

Atravesó la estancia hasta llegar a la barra y, luego de saludar al tabernero, un hombre panzón y de ojos negros, pidió una jarra de cerveza.

—¿Qué pasa con la gente esa que usa máscaras? ¿Acaso hay algo que celebrar? Si es así, me parece de muy mal gusto —dijo el muchacho, mirando al tabernero.

—Un extranjero, ¿eh? Aguasnegras no es un lugar turístico, chico —respondió el hombre mientras depositaba un vaso en la repisa de madera—. Halegüid es la prueba de lo que te digo.

La mirada de confusión de Kazuya bastó para que el hombre, luego de suspirar, empezase a contar todo.

—Todos los años se celebra Halegüid… Por las noches, la gente sale a la calle vestida de verdaderos espantos, horrores sacados de tus peores pesadillas. Se encienden hogueras en los callejones y a veces la gente pierde la cordura. —El hombre hizo una pausa para atender a un viejo borracho y luego continuó. —No suele haber víctimas fatales, pero tampoco hay que bajar la guardia. Aguasnegras ya es demasiado peligroso sin ayuda de esta estúpida fiesta. Aquí las peleas, los robos y los asesinatos son el pan de cada día.

—Una celebración encantadora, sin lugar a duda —respondió el peliceleste—. Hasta me han dado ganas de disfrazarme. ¿Tú qué dices, Kanilla?
Kimimaro Kazuya

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 26/03/2018

Hoja de personaje
Nivel:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm16/150La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm7150/790000La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (7150/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty Re: La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por John Sword el Mar 16 Abr 2019 - 16:36

Conforme más se adentraba la noche, los farolillos de aquel sitio se prendían. Las calles adoptaron un tono anaranjado, debido a la débil luz que las farolas desprendían, haciendo de aquel lugar algo todavía más tétrico. John intentó abanadonar la zona en la que se encontraba, consiguiendo salir finalmente a un callejón, mucho menos transitado que la gran avenida en la que se encontraba.

- Debo llegar al puerto cuanto antes. - Dijo el pescador en voz baja.

A pesar de la situación, John no perdía la calma. Dando un largo suspiro, se recolocó su cinturón y comenzó a andar por aquella callejuela. El joven no sentía miedo, pero tampoco tranquilidad, intentaba analizar su entorno, tan rápido como le era posible, pues John carecía de la mayor parte de la visión de su ojo izquierdo. Aquello parecía una pocilga, todo estaba sucio y las paredes estaban llenas de pintadas, por no hablar del nauseabundo olor a podrido.

Por suerte, no había nadie allí, o al menos, eso pensaba John. En cierto punto, en medio de aquel lugar, una trampilla se abrió bajos sus pies, haciendo que el pescador cayese un par de metros hacia abajo, dándose un fuerte golpe contra el suelo. Con gran rapidez, John se puso en pie, sacudiendo la cabeza, para intentar volver en sí. - ¿Qué cojones...? - Pensó.

Tras incorporarse, el joven miró sobre sí, pero la trampilla por la que había caido estaba cerrada. El chico maldijo su suerte y seguidamente, desenfudó su preciada daga, sujetándola con la mano derecha. Las malas vibraciones iban a más, ¿qué narices era aquel lugar? John no tardó en entender que se trataban de unas alcantarillas. Un caudal de agua fluía y a ambos lados, dos especies de calzadas de ladrillo. El sitio estaba iluminado mediante antorchas. Allí, el olor era aún más desagradable que en la superficie.

- Si me quedo mucho rato aquí voy a echarlo todo... - Dijo John llevándose la mano izquierda a la tripa.

El carnicero comenzó a moverse con un ritmo rápido por aquella ''calzada'', sin rumbo alguno, solo con la intención de salir de aquel repulsivo antro. Si ya de por sí Aguasnegras no desprendía vibraciones amigables, aquel sitio lo hacía aún menos. John se encontraba incómodo, muy incómodo. No recordaba haber estado en una situación similar jamás. Solo deseaba regresar al barco y poder descansar.

Por suerte, no tardaría mucho hasta encontrar una escalera de mano. John enfundó su arma, subió por ella y tras quitar una tapa, consiguió salir al exterior. Nuevamente, se encontraba en un callejón, pero aquella vez era distinto. Aquel sitio estaba iluminado por un par de farolas. Allí, podía escucharse una melodía, una voz de mujer acompañada con instrumentos. Provenía de detrás de una puerta, así que John no dudó en acercarse a ella e intentar abrirla. Por suerte, no necesitaba de una llave y pudo entrar a aquel lugar. Nuevamente, una taberna.

Tras entrar, la música cesó. John observó todo el local y es que, se encontraba sobre el escenario. A su derecha, una chica de cabellos rubios le observaba aterrada. El pescador le había robado el protagonismo completamente a la muchacha. Avergonzado, el muchacho intentó bailar algo, pero tan solo consiguió quedar en ridículo, pues se cayó al suelo en el intento. Al igual que los espectadores, la artista rió por la escenita que había montado. Por suerte para él, aquello solo había quedado en un malentendido y no en nada más grave.

John abandonó el escenario y la chica continuó con su labor. Atravesó el grupo de gente que disfrutaban de la dulce voz de la chica y llegó hasta la barra. Se sentó junto a ella, en un taburete. Vaya espectáculo te has marcado. - Se burló el tabernero. - Toma, invita la casa. - Le consoló ofreciéndole una jarra de cerveza.

- Gracias, pero no bebo. - Respondió el muchacho con cierta desgana. - Si puede indicarme dónde se encuentra el puerto, yo ya me iba. .

Mala noche has escogido. Hoy es Halegüid. Deberías tener cuidado, muchacho. - Aconsejó el camarero. John no entendía a que se refería, pero antes de que pudiera preguntar, alguien entró en la taberna.

¡¡Pónme tres barriles de cerveza!! - Chilló un tipo grandote que portaba un disfraz de algún animal peludo y con unas pequeñas alas de color azabache. Su rostro daba miedo. Estaba repleto de pelo, pelo manchado de vino, y una nariz de animal. Al parecer el tipo iba borracho. Al ver la situación, se le hizo un nudo en la garganta a John. No entendía bien que estaba pasando allí. ¿Halegüid? ¿Gente disfraza de engendros?

El tabernero negó con la cabeza la petición. A aquel tipo se le pusieron los ojos como platos y las pupilas, negras, se le hicieron enormes. Parecía no entender lo que el camarero decía. John simplemente observaba la situación, con cierto temor a cómo pudiera reaccionar aquel tipo. Lo que podía ser una noche de disfraces y diversión, podía acabar de cualquier otra forma...
John Sword

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 02/08/2017
Edad : 17

Hoja de personaje
Nivel:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm1/150La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm0/790000La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (0/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty Re: La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por Kimimaro Kazuya el Miér 17 Abr 2019 - 4:41

No pudo reprimir una carcajada al ver que un extraño hombre apareció prácticamente de la nada en el escenario, enseñando un baile de lo más ridículo y, encima, tropezó. Le pareció un sujeto gracioso y simpático. No cualquiera tenía los huevos para hacer lo que acababa de hacer y, aunque todo salió realmente mal, al menos sacó un par de sonrisas. Lástima por la muchacha de largos cabellos rubios que estaba haciendo un espectáculo fenomenal. El hombre no mucho más alto que Kimimaro robó toda su atención, aunque pronto retomó su recital acústico, nuevamente cautivando a los presentes con su hermosa y armoniosa voz. Y nada más empezó a cantar un sentimiento reconfortante recorrió el cuerpo del joven cocinero, volteando su mirada hacia la cantante y buscando sus ojos del color del zafiro.

El bailarín recorrió la estancia hasta llegar a la barra y, una vez allí, negó la invitación del buen hombre. «¿Quién rechaza una birra?», se preguntó Kazuya.

—¡Si no la quieres la tomaré yo! —anunció eufóricamente, levantándose en cuestión de segundos y recorriendo una corta distancia lo más deprisa que le permitieron sus piernas. No tardó en tener la jarra entre sus cálidas manos. Le dio un buen sorbo y entonces habló —: ¡Lo que te pierdes, bailarín!

Al parecer él también era un extranjero, una coincidencia bastante interesante, y tampoco sabía acerca de Halegüid. No había mucho que saber: la gente se disfrazaba y aterraba a los demás. Parecía ser muy divertido, siempre y cuando estuvieras del lado de los que asustan. Kazuya ya había pensado en un buen disfraz, uno que llamaría la atención de todos, pero lamentablemente necesitaba materiales que sólo podía sacarlos de sus mejores sueños.

—A la orden, a la orden —respondió el tabernero a la petición del grandulón que llevaba un disfraz muy, pero que muy feo. Qué mal gusto, ¿eh?

—Hiciste un muy buen trabajo en el escenario. Me llegó a doler el estómago de lo mucho que reí —le comentó al desconocido—. Por cierto, soy Kazuya.
Kimimaro Kazuya

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 26/03/2018

Hoja de personaje
Nivel:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm16/150La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (16/150)
Experiencia:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm7150/790000La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (7150/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty Re: La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por John Sword el Miér 17 Abr 2019 - 17:57

Y al parecer de eso iba la noche. Diversión, disfraces, fiesta, bebida y mucha diversión. Al final, el tipo grandullón se salió con la suya. El tabernero se intentó resistir, pero al final cedió. Se ausentó un momento para volver rápidamente con un barril de cerveza. El tipo grande comenzó a babear. Sin duda alguna, la gente haría lo que fuera necesario para conseguir un trago de esa apreciada bebida. En cambio, John nunca había entendido aquello. Donde hubiera un buen café, que se quitase lo demás.

Durante aquello, un chico con el pelo celeste se le acercó. John lo miró de una forma fría. Desde siempre había sido muy desconfiado para los desconocidos y siempre le había costado hacer nuevos amigos. Eso sí, un compañero era un bien muy preciado al que John jamás daría la espalda. El muchacho le preguntó por su nombre y le dedicó unas palabras.

John observó como el peliceleste tomaba la jarra que el tabernero le había ofrecido minutos antes para darle un buen trago. ¡Lo que te pierdes, bailarín! - Dijo el chico. A pesar de parecer mucho más joven que él, la cara del muchacho lo decía todo. Disfrutaba aquella bebida con locura.

John suspiró. Debido a su carácter frío, antipático en ocasiones, el pescador se limitó a observar al peliceleste. Entonces, fue cuando se dio cuenta de que el chico se encontraba en compañía de un animal, un loro. Fue entonces cuando entendió de que, quizás, podrían entenderse. John se había criado en una cabaña perdida en la jungla y sentía gran afecto hacia los animales. En aquel instante, el muchacho continuó hablando al carnicero.

- John Sword es el mío, pero puedes llamarme John. - Respondió con sequedad. - Por tu vestimenta no pareces de aquí, ¿cierto?

El chico, se llamaba Kazuya, o al menos, eso decía. Vestía un abrigo negro largo y una bufanda. Allí la gente no solía vestir de esa forma, o al menos, la gente en la que John había reparado para sacar dichas afirmaciones. En aquel momento, la tripa de John rugió. Ciertamente, tenía hambre. John se palpó los bolsillos de sus ropas y por suerte, consiguió sacar un par de berries. No serían mucho, pero al menos, podría comprar algo para saciar parte de su apetito.

Levantando la mano, llamó al camarero. - Póngame un café, por favor.

- Le traeré la especialidad de la casa en cafés, un capuchino. Los granos de este café nos llegan diariamente desde Dressrosa. Son una riqueza culinaria para el paladar. - Dijo el camarero intentando poner un extraño acento.

Realmente, a John le importaba poco de dónde viniese el café, mientras estuviera bueno y fuera barato. Mientras esperaba, el pescador se volvió a dirigir a Kazuya. - Oye, Kazuya... ¿y dónde has sacado ese loro? - Preguntó John con cierta intriga. No estaba interesado en conseguir un ejemplar como ese, pues ciertamente, no parecía ser muy... ¿espabilado? Pero su plumaje le parecía algo muy bonito.

Por suerte, no tardó mucho en traerle el pedido al pescador. Lo dejó con gran elegancia sobre la barra y lo acompañó de un pequeño sobre de azúcar. John le agradeció la atención, y sin echar el azúcar, le dio un sorbo. Nada más probarlo, sintió como el café descendía lentamente por su esófago. Sin duda alguna, estaba delicioso. Uno de los mejores que había probado, quizás.

- Esto si que es una buena bebida. - Dijo el pescador ofrenciéndole un trago al joven peliceleste.
John Sword

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 02/08/2017
Edad : 17

Hoja de personaje
Nivel:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm1/150La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (1/150)
Experiencia:
La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 3qaWnZm0/790000La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] 9h2PZk8  (0/790000)
Berries:

Ver perfil de usuario

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado] Empty Re: La furia de Aguasnegras [Privado][Pasado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 :: ZONA ROL :: Rol islas :: North Blue :: Alta Mar

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.