Últimos temas
» Votaciones para el concurso de Relatos.
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyHoy a las 21:07 por Marc Kiedis

» Marc Kiedis, el pirata amable
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyHoy a las 21:00 por Marc Kiedis

» ¿Modales? ¿Qué modales? [Moderado - Ummak]
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyHoy a las 20:33 por Ummak Zor-El

» En un pueblo nevado de cuyo nombre... [Maki & Ummak]
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyHoy a las 19:50 por Ummak Zor-El

» Moderado para oppenheimer
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyHoy a las 19:05 por Roland Oppenheimer

» Hola, nakamas!
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyAyer a las 23:11 por Lance Kashan

» Oficial Makintosh - Ficha 3.0
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyDom 13 Oct 2019 - 22:22 por Maki

» [Misión Legendaria] El Culto de la Ostra Azul
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyDom 13 Oct 2019 - 21:29 por AEG93

» El tiburón Luka Rooney
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyDom 13 Oct 2019 - 20:37 por Luka Rooney

» Que opinas del nick del user de arriba?
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyDom 13 Oct 2019 - 19:14 por Mitch

» ¿Con qué canción definirías al user de arriba?
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyDom 13 Oct 2019 - 19:11 por Mitch

» Si fueras un pokemon
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EmptyDom 13 Oct 2019 - 19:09 por Mitch


La gran noche [Capítulo]

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Mist D. Spanner el Jue 20 Jun 2019 - 20:09

El aire se volvía sólido bajo sus pies a la par que subía, siguiendo la poderosa presencia de su capitán, ahogada por la de Dexter. Durante un instante le pareció ver un rostro familiar a su derecha, que con más lentitud que él, también subía hacia arriba. Era la bruja que iba en el barco con ellos, aquella mujer que Spanner no terminaba de sentir como de la familia, a diferencia del resto de tripulantes bajo la bandera de Zane. Su vista volvió a clavarse al frente, practicamente ignorando a la mujer. La lucha era encarnizada y el escenario extraño y artificial. Torres metálicas por todas partes y la punta de la aguja rota y ladeada, producto del combate de Zane contra el revolucionario.

Vio entonces al pelirrojo. De un gran salto aterrizó a su espalda, justo para ver como ejecutaba una técnica contra el que debía ser el responsable de todo aquello. Aquel que Spanner dedujo hace rato que era uno de los líderes revolucionarios. El resto de la banda estaba allí, unidos a la lucha del capitán. Sin embargo... ¿Qué pintaba allí Spanner? El pelirrojo y el yonkou estaban allí, todos los demás eran... estorbos. Estorbos que acabarían muriendo por los daños colaterales. De todas formas, se colocó en posición y se llevó la mano al mango de la espada, expectante y en guardia. No dejaría solo a Zane, ni hoy ni nunca.
Mist D. Spanner
Mist D. Spanner

Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 30/05/2016

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm70/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (70/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm100975/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (100975/1000000)
Berries: 5.316.666


La gran noche [Capítulo] - Página 6 Gir4bGJ

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Hamlet el Jue 20 Jun 2019 - 20:10

El solo hecho de ver el cuchillo cubierto por aquella sustancia me hizo lanzarlo tan lejos como pude, en un acto reflejo. ¿Qué diantres era aquello? Asustado, me alejé un par de pasos del candado. Entonces me llamó uno de los espadachines, con voz temblorosa. Al ir a ver qué sucedía, quedé aun más alarmado. Observar al pobre diablo en semejante estado consiguió revolverme el estómago. Noté la bilis intentando escalar mis interiores. Aparté la vista y la posé en la llave, que estaba sostenida por un clavo.

¿Cómo iba a lograr sacarla de ahí y llegar al escenario a tiempo? Debía pensar rápidamente, y no me quedaba tiempo. Decidí sobreponerme a la situación y aparentar tranquilidad. Si había algo que lograría tranquilizar a esos mequetrefes, era una apariencia de autoridad. Tenía una teoría sobre aquel metal, aunque ni yo mismo me la creía. Aun así, supuse que mentir por la Justicia era algo completamente necesario. Y las vidas de aquellos peleles no tenían el mismo valor que la de todo el North Blue. La del hogar en la que me críe.

-Esto le ha pasado por impulsivo -dije, con voz grave, mientras miraba al espadachín que seguía intacto-. Es un metal termosensible, puede que por una bacteria. Está clarísimo -afirmé, tratando de hacer creíble la mentira-. Al tocarlo con la mano desnuda y templada, le puso la alfombra roja a la infección para que se apoderase de su cuerpo. Ya está perdido, pero tú me vas a ayudar y hacer que su muerte valga para algo.

Hice una pausa y me acerqué al espadachín ileso, agarrándole con fuerza del hombro. Le miré, ceñudo, y continué.

-Vas a buscarme unas tenazas y unos guantes. También quiero que traigas lo más frío que tengas a mano, como unos cubos de hielo, y lo que más calor pueda producir. Un soldador, una plancha o algo por el estilo. El calor matará a las bacterias, y el frío evitará que avancen. ¡Corre!

Entonces me volví a fijar en la llave. Observé mis alrededores. De algún modo tenía que haber llegado aquí. Me fijé en las partituras y razoné que aquello no era lo más raro que había visto en la torre. Yo no era ningún músico, pero si se podía intentar, había que hacerlo. Acercándome al escritorio y con más bien poco conocimiento de cómo interpretar una partitura, empecé a golpear la madera con un ritmo constante que pudiera aparentar una cierta musicalidad.

En el muy improbable caso de que aquello funcionase, cosa que sabría si el otro espadachín se libraba del óxido, mantendría el ritmo hasta coger la llave, y lo replicaría mientras andaba hasta la trampilla y terminar de abrir el candado.

Resumen:
Mandar al espadachín a buscarme una serie de cosas e intentar ver si el metal reacciona ante la "música".
Hamlet
Hamlet

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 28/12/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm56/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (56/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm57600/790000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (57600/790000)
Berries: 64.129.490


La gran noche [Capítulo] - Página 6 AjTRKne

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Zuko el Jue 20 Jun 2019 - 20:32

Apretó el puño con rabia, pues ya nada podía hacer. La impotencia llegó a él junto a la lucidez de sus actos, remarcando con fuerza el dolor que le provocaban sus heridas. El dragón era resistente y era capaz de aguantar el dolor, sin embargo se mantuvo ahí, como un recordatorio de lo ocurrido. Un recordatorio que podría ser de vergüenza si fracasaban o de honor si tenían éxito. La aguja tembló de nuevo mientras el combate en las alturas seguía teniendo lugar. Todo a su alrededor pasaba demasiado lento, a pesar de ser basicamente acción frenética. ¿Cuándo iba a terminar todo? La mano de Iulio fue tendida hacia él, diciéndole que deberían marcharse. El comodoro negó con la cabeza.

—Esta lucha también es mía, he sido participe. Si pierden allí arriba, el fracaso también descansará sobre mis hombros, y el castigo de dicho fracaso debe ser tomado.

Zuko siempre había temido a la muerte, pero estaba dispuesto a aceptarla desde el momento en que empezó el combate contra Krauser. Y además, si se marchaban de allí y aquellos que siguen combatiendo mueren... ¿Con qué cara diría que hizo todo lo que pudo? ¿Con que honor contaría historias de este día? No sería más que el Comodoro que huyó. Miró a Deathstroke.

—Sé que querías que Dexter hablase con él, pero... Creo que ya sabe todo lo que hay que saber. Que ha sido controlado. Y... no parece que Krauser pueda hablar con nadie. Te digo lo que te dije antes... No reconocerán tu valía hoy, pero yo sí lo haré. Gracias. —Entonces se giró para mirar a Iulio—. Llévate a Krauser al cuartel más cercano y explícales lo que ha pasado. No omitas un solo detalle. El comodoro Zuko Kasai, los piratas Zane D. Kenshin y Deathstroke, y el revolucionario Osuka Sumisu derrotaron a Krauser en el Jinete.



La gran noche [Capítulo] - Página 6 JlpYxm4
La gran noche [Capítulo] - Página 6 XWJeycY
Always:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 W5xxZjf

Demons run when a good man goes to war:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 Giphy
Zuko
Zuko

Mensajes : 715
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm94/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (94/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm180382/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (180382/1000000)
Berries: 15.797.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 ADPen14

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Jue 20 Jun 2019 - 21:06

Se llevó las manos a los oídos al oír el estruendoso rugido que recorrió cada rincón de la destrozada aguja. Tuvo que hacerse a un lado para que un foco no le cayera en la cabeza. Y, luego de que el molesto sonido cesase, Katharina comenzó a elevarse hacia el cielo. Echó un rápido vistazo para percatarse del panorama y no sólo descubrió a Spanner, sino también a un montón de revolucionarios y marines tendidos en el suelo, algunos con vida; otros no. Así eran las guerras, ¿no? Siempre había bajas. A lo lejos divisó a sus compañeros en una situación para nada favorable. Tal vez los poderes de Katharina podrían ayudar. Como sea, también estaba el hombre más poderoso del mundo: Dexter Black. Y todos luchaban contra una sola persona.

 Al ver que Spanner pasó de ella como si fuese una completa desconocida, Katharina decidió hacer lo mismo. No lo necesitaba. Haría lo que creía correcto y ayudaría a sus compañeros. Tal vez si conseguía hacer algo por ellos olvidaría la idea de que no había hecho aporte alguno en detener el fin del mundo. No sólo había obtenido una victoria vergonzosa, sino que tampoco había encontrado los planos. Nada. Se mordió tan fuerte el labio que un hilillo de sangre comenzó a escurrir. Estaba molesta. Las cosas no se habían dado como ella quería, pero ¿alguna vez fue así? Reprimiendo un grito de enojo, avanzó hacia donde estaba su capitán y se mantuvo a una distancia prudente. Verdaderos monstruos estaban luchando entre sí, librando una batalla que decidiría el destino de todos. Tal y como había dicho Denis, Katharina estaba lejos de poder considerarse un monstruo. Su poder no se podía comparar al de Zane, y ni siquiera podía soñar con alcanzar a Dexter. Sin embargo, había algo que sólo ella podía hacer.

 La sanación jamás había sido su especialidad, pero, por suerte, conocía un conjuro lo suficientemente poderoso para salvar decenas, si es que no cientos de vidas. O al menos eso esperaba. ¿Qué importaba que fueran agentes gubernamentales los que estaban allí en el suelo? Aquel día se peleaba por una razón mucho más grande que la venganza de Katharina von Steinhell. Además, su hechizo ayudaría también a sus compañeros, y al resto de piratas. Entonces, habiendo decidido romper una vez más su juramento, sabiendo que ayudaría a los enemigos que alguna vez juró destruir, cerró los ojos y dejó que la energía mágica fluyese por sus venas.

 El odio, la venganza y la intolerancia crearon esa situación, un panorama en que cientos de vidas inocentes se verían afectadas. Katharina no quería formar parte de ese ciclo de muerte. Sabía que su hechizo no redimiría sus pecados. Tenía muy claro que jamás volverían a la vida las personas que había asesinado. No obstante, si de algo servía lo que estaba a punto de hacer, simplemente lo haría.

 Una luz dorada bañó el cuerpo de Katharina y un enorme círculo mágico del mismo color apareció en el cielo, sobre los heridos, sobre sus compañeros. La bruja sabía que no sería suficiente para ayudar a todos. No, necesitaría reunir más y más energía. Intentaría llevar al límite su cuerpo para que todos los que alguna vez lucharon para detener el fin del mundo pudieran levantarse una vez más. Ignorando el hecho de que el día de mañana, si es que lo había, volverían a ser enemigos, terminó de conjurar el hechizo.

—Redención —susurró, jadeando por la ingente cantidad de magia que había destinado al conjuro.

 Independiente de si su hechizo funcionase, salvase vidas o no, empuñaría con firmeza su arma y correría hacia el campo de batalla.

Resumen:


  • Pasar de Spanner.
  • Reflexionar.
  • Usar magia de sanación para ayudar a los heridos y a sus compañeros.
  • Correr hacia el campo de batalla.

Cosas usadas:
Nombre de la técnica: Redención
Naturaleza de la técnica: Espiritual
Descripción de la técnica: Un gigantesco pentáculo dorado aparece en el cielo, sobre la conjuradora el cual se activará en el siguiente turno. El pentáculo abarca un radio de 25 metros y, una vez activo, provocará una descarga de energía espiritual capaz de sanar las heridas de todos los aliados que considere la conjuradora. Las heridas disminuirán de hasta dos rangos, aunque no recuperará amputaciones. Puede usarse solo dos por combate y una vez cada cuatro turnos.
Tiempo de canalización: Tres segundos.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 804
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm104/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (104/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm231879/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (231879/1000000)
Berries: 19.723.800


La gran noche [Capítulo] - Página 6 VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty 00:05

Mensaje por StaffOPD el Jue 20 Jun 2019 - 23:59

Una luz blanca se extiende entre la inconmensurable oscuridad de la noche, avanzando en todas direcciones en un fulgor abrasador. Ningún sonido mancha el sepulcral silencio que, poco a poco, se ha apoderado de la aguja. Hasta que el zumbido de la pólvora y el estruendo de las explosiones llega, y con la muerte de la luz fuegos artificiales de todos los colores empiezan a aparecer en el firmamento. Sin duda resulta un espectáculo muy apropiado, teniendo en cuenta que el juicio final está a punto de llegar.

La aguja, sin embargo, parece tambalearse, y la estructura empieza a desplomarse por algún motivo mientras, poco a poco, unos finísimos y casi imperceptibles hilos se rompen, generando un ruido casi musical, una canción tan hermosa que resultaría imposible describir con simples palabras. Los grandes bloques de hormigón que casi se habían precipitado al vacío terminan de desplomarse, y su hundimiento resuena en el mar en medio de un centenar de cañones y maderos reventados. Sin embargo, la estabilidad del arma se ve mermada cada vez más hasta el punto de que el artefacto trepida violentamente... No queda mucho tiempo.

La gran noche [Capítulo] - Página 6 NGbQmHY

Deathstroke, Iulio, Zuko y medio Krauser:
Sois testigos de como el conflicto termina desde unos niveles por debajo, pero por las palabras que se escuchan, no queda lugar a dudas. Bueno, si. Por si quedara lugar a dudas de alguna forma, los escombros y trozos del piso superior que comienzan a caer sobre vosotros son una señal inequívoca de que la aguja ya no está operativa.

A todo esto, la maraña de hilos se ha empezado a retorcer de forma violenta, para luego marchitarse de forma abrupta en unos segundos.

La zona se ha vuelto peligrosa, necesitáis moveros a un lugar seguro o evacuar, portáis a dos personas en situación delicada, así que supongo que hace falta que os detengáis a ayudar con la evacuación (Si no queréis, héroes no faltan)

Rápido, antes de las presentes y futuras leyendas de los mares acaben aplastadas por una roca.
El escuadrón de Brownie, el desenlace:
Os defendéis con éxito de las manos que amenazaban vuestras vidas, gracias a la intervención de Zane. Las técnicas que tenían como objetivo estas se dirigen ahora a por Brownie, quien, tras incorporarse tras el anterior impacto, vuelve a desplegar sus defensas en medio, solo que esta vez redobladas. Las diversas técnicas impactan en el muro de cuerdas, las cuales vibran al son de los choques, las primeras ondas que recibe se dispersan y entorpecen el avance de posteriores ataques. Mientras se prepara para devolver la fuerza que le habéis lanzado, os dais cuenta de que está demasiado concentrado, como para centrarse en la irresponsable ofensiva de Dexter.

En el momento del destello, se da cuenta de su error, y redirige, toda la energía que había acumulado a intentar detener, en un desesperado último acto, el ataque del Yonkou. La enésima detonación os ciega momentáneamente, aunque, a diferencia de las anteriores, falta el estruendo.
El pelo de Brownie, se ha quedado blanco, parece como si hubiera envejecido 40 años en un instante, está de rodillas, con gesto derrotado, le falta un brazo, con un muñón incinerado, apuntando al cielo.

- No... no puede acabar así. Tantos años, tanta planificación. Sólo quería un mundo mejor... pero nadie está dispuesto a hacer el sacrificio.- Dice con una voz quebrada, casi un susurro para sí mismo. - Recordad mis palabras, algún día recordaréis que me detuvisteis con todo lo que teníais, y os arrepentiréis de no haber empleado esa fuerza y esa voluntad contra el verdadero enemigo. - Sus palabras se pierden entre el ruido de la estructura, cada vez más inestable. - Puede que caiga, pero mi sueño, y todos lo que están en él, caerán conmigo. Infames últimas palabras y un poco clichés, lo sé, pero siempre quise decirlo.

Y con esa última palabra, el escenario comienza a deshacerse, en hilos que caen y desaparecen en el vacío, con David como centro. La torre está al borde del colapso. No hace falta botón de autodestrucción, tanto el villano como su dispositivo del juicio final comienzan a desmoronarse, a caer cientos si no miles de metros, hacia la superficie, hacia el mar, donde miles de soldados aclaman triunfantes, el fin de una crisis.

Lysbeth, no parece que mucha gente quiera hacerte caso, pero en cuanto todo empieza a desmoronarse y caer, como que empiezan a gritar y levantarse siguiendo tus rápidas órdenes
Kodama :
El muchacho, como tiene que decir la verdad, pulsa el mismo el botón. Las puertas se cierran y a vuestro alrededor ocurre un fuerte estruendo. Sea lo que sea, no habéis estado allí para vivir lo que parece ser una masacre debido a los gritos agudos de dolor de los revolucionarios a los que no quisiste matar. El ascensor tarda en emprender la marcha, de hecho parece que le cuesta subir. Quizá no era muy seguro acceder por él, pero si el chico dice la verdad habrá que creerlo.

-No me interesa el secreto de esa mierda de suero - Tras eso se tapa la boca, arrepentido.

A mitad de camino el ascensor retiembla y se para durante un momento. Parece que os vais a quedar ahí hasta que todo termina, pero una fuerza extraña hace que vuelva a funcionar y llegáis hasta lo más alto. Cuando las puertas se abren solo puedes ver fuego y destrucción, al Yonkou Dexter Black y a Zane, y mucha más gente. Parece que las cosas se están poniendo feas y quizás deberías poner un poco de orden.
Bob y la comitiva de las Divas:

Las expresiones de Bob varían desde la sorpresa hasta la congoja pasando por deleite, susto y confusión mientras Al le va explicando todos los medios por los que no puede matar al gatántropo. Cuando Al echa a correr, el grito de damisela en peligro de Bob es oído por todos los presentes, digno de la más competente soprano.
Arthur, cuando te lanzas contra Zay… el se lanza contra ti. Se agacha y embiste tu puño con su hombro, echándote hacia atrás. Puedes notar la no tan amigable caricia de la electricidad por todo tu brazo. Antes de que puedas contraatacar, Zay ruge y sale corriendo, perdiéndose entre los edificios.
Erik, Fluffle salta de tus brazos y persigue a Al al trote. Consigue acelerar lo bastante como para saltar en el hombro de Bob y lograr un viaje gratis. Los tres y todo aquel que les siga llegarán al escenario principal, entrando por la izquierda al pie de las gradas. Fluffle vuelve a salir corriendo y salta sobre el cuerpo de Bleyd, lamiéndole la cara con alegría.
Hamlet:
El espadachín te mira con respeto reverencial antes de salir corriendo a por las cosas que le has pedido, gritando un ¡¡SI, SEÑOR!!

No parece que el ritmo haga nada, de hecho mientras lo escuchas te das cuenta de que no es una música muy buena. Cuando el espadachín regresa, se acerca a la llave con mucho miedito y dos tenazas heladas en las manos. Agarra la llave con las mismas, que se cubren de óxido al instante. Por suerte, este para al llegar al mango y obtenéis la llave sin mayores problemas.

El meterla en la cerradura mientras la sujetabas con las tenazas fue una odisea y requirió que te colocaras en posiciones poco decorosas, pero por suerte para ti el espadachín no parece haber perdido el respeto que te tiene, aunque también puede que haya aprovechado para mirarte el culo.  El caso es que la trampilla se abre y ambos podéis subir. Vais a dar a otra sala oscura, con un pasillo al fondo que desemboca en un rectángulo de luz. Si seguís, saldréis a las gradas  del teatro principal.  
Zay:
Por unos segundos, lo ves todo negro. Has notado y visto como tus patas se movían solas y con poder descomunal arrancaban de cuajo la cabeza de un Almirante de la marina. Él está bien y  empieza a lanzarte… cosas. No distingues apenas las formas, pero saltas de aquí para allá sin poder controlarte, esquivándolas todas. Cuando Arthur se enfrenta a ti, le enganchas de frente, furioso. Y ahí todo se volvió blanco.
Has sentido el beso de la luna y su bendición, o maldición, sobre todo tu ser. Todavía puedes sentir la electricidad crepitando a tu alrededor, casi ronroneando y esperando a ser utilizada. Utilizada para dañar, para matar…

De repente, vuelves en ti por un breve instante. Estás solo y a tu alrededor no hay más que edificios. La luna te mira a lo lejos, como si se burlara de ti. Puedes oír gente y gritos a lo lejos y tu cuerpo te pide, te intenta arrastrar hasta allá para saciar su sed de sangre. Pero, de alguna manera, estás lúcido. Aprovéchalo.
Taylor y Dretch:
Mientras habláis de vuestras cosas parece que todo a vuestro alrededor tiembla. La aguja se está desmoronando y deberíais ir pensando en marcharos. O tal vez evacuar a otros agentes del gobierno que hayan ido a esa misión. La cuestión es marcharse o podéis morir.

La gran noche [Capítulo] - Página 6 0qzZoWf

Osuka y los destructores del mundo libre:
Al pulsar el botón podéis escuchar una serie de explosiones muy cerca de vuestra posición. Si miráis por la ventana veis que han salido unos fuegos artificiales que alumbran todo el cielo. Son de colores muy diversos, parece mentira que os encontréis a escasos minutos de un posible final apocalíptico, digno de la mejor novela del Maki escritor.

Si os asomáis por la ventana veis todo el percal: un dragón, dos pollos voladores, un pez, un enmascarado con pinta de flipado, una bruja y un espadachín curiosamente atractivo. Podríais acercaros, buscar algo de interés en aquella torre o, simplemente, lo que más os guste.
Annie:
Pese a que preguntas nadie te contesta. Ves un armario al fondo y esta entreabierto, si lo abres verás que hay un par de carpetas que quizá, solo quizá, pueden ser valiosas. Y vuelves a sentir la presencia. Si te giras verás un pequeño tonttata que te mira fijamente.

—¡Hola! ¡Pareces buena persona! ¿Me sacas de aquí? Tengo mucho miedo —te dice, enlazando las palabras tan rápido que casi te cuesta entenderlo.

Fuera ves algunos fuegos artificiales y mucha gente alrededor del escenario. No muy lejos de allí puedes ver otra torre, y si tu vista es buena verás a Osuka en ella.
La julia:
Uno de ellos clava su mirada sobre ti, mientras que el otro hermano esta de brazos cruzados, refunfuñando.

—Tú eres la hija de Marie, ¿verdad? ¿Qué haces aquí? —inquiere—. No deberías haber subido a este piso. ¿La cerrada? La llave está en el armarito, cógela y mira tú misma.

Tras decir eso, si vas al armario, verás una llave reluciente que de usarla verás que tras la puerta hay otro ascensor, pero que solo sube hacia arriba. De subir te verás en mitad de todo el berenjenal del último piso, mientras que si coges el otro ascensor bajarás.

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Fb8aMCq

Kaito:
—¡Pero el baile es mi vida, Kimihiro! ¡Teehee! ¡Llevo bailando sin parar desde los once años! ¡He aprendido a bailar dormido!

Más que hostilidad detectas que está en guardia, que no termina de fiarse de ti. Eso si, sin dejar de bailar en ningún momento. Tampoco parece que se canse de hacerlo. Al analizarlo con el haki te das cuenta de algo bastante extraño. Todos los cadáveres que bailan con él de forma sincronizada tienen exactamente su misma presencia.

Es entonces cuando un disparo impacta con su frente. Cae al suelo, sangrando, y los zombis caen con él. Parece que por fin ha dejado de bailar. Hay tantas presencias en la aguja ahora mismo que te es un poco difícil discernir si hay alguna cerca que haya podido dispararle. Sin embargo... Parece que ahora mismo está todo en calma.
William e Ichizake:
El hombre camello grita y se cae. El hombre que iba encima de él sale disparado unos pocos metros y cae al suelo justo a los pies de Ichizake. Antes siquiera de que puedan levantarse sus cabezas explotan debido a los disparos. Es entonces cuando una bala atraviesa la cabeza del que una vez fue rehén. Si buscáis o rastreais la zona en busca de la presencia del tirador, sois incapaces de reconocer una que pueda ser la culpable. No parece que vayan a dispararos, aunque quien sabe. Parece que ahora mismo está todo en calma.
StaffOPD
StaffOPD

Mensajes : 1275
Fecha de inscripción : 23/03/2014

http://staffopd42@gmail.com

La gran noche [Capítulo] - Página 6 LlH4zVf

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Eric Zor-El el Vie 21 Jun 2019 - 11:40

La perspectiva global de lo que estaba ocurriendo después de una profunda calada de tabaco natural mezclado con hierbas obtenidas de a saber dónde, pues las había cogido del cuerpo medio muerto de un individuo que estaba tirado por ahí, era completamente distinta. Las hierbas tenían un aroma que le recordaba a una tarde de cacería en los vastos campos de su tierra natal y traían a sus mentes bellos recuerdos de su infancia. La primera vez que degolló a una alimaña, para después arrancarle la piel a tiras y cocinarlo en su jugo a la leña, bien especiado y con un buen chorro de cerveza negra para darle matices que no sabría describir a la carne.

Continuó deambulando hasta que se topó de nuevo con Zuko. Estaba allí, a unos cuatro o cinco metros, de pie junto a un individuo estrafalario, un tío quemado y moribundo, y el vago de Iulio. Sabía que no podía evitarlo por más tiempo, así que resignado se acercó a él.

—¡Iyo, hermano, ¿y tú ojo?! —le preguntó—. Eso ha sido el pelirrojo ese, ¿verdad? ¿Dónde se encuentra? Que le voy a enseñar cómo nos las gastamos los hijos de la madre loba —Y de pronto todo comenzó a temblar, de forma que el albino supo que era el momento de irse—. Creo que va siendo hora de que te conviertas en un Gra’hyii y nos vayamos de aquí.

Después de esas palabras se fijó en el hombre que estaba con el moribundo e inclinó la cabeza durante un instante.

—Le doy el pésame por su compañero, señor.
Eric Zor-El
Eric Zor-El

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 01/11/2016

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm63/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (63/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm76813/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (76813/1000000)
Berries: 16.032.500


La gran noche [Capítulo] - Página 6 UC3Fvxm

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Annie el Vie 21 Jun 2019 - 13:17

Annie se giró en busca de quién hablaba. Miró hacia todos lados hasta que se fijó en el suelo. Allí había un hombre pequeñín muy asustado que pedí ayuda. La arquera se arrodilló, sonriendo con ternura ante la apariencia del joven tontatta. Ella estaba allí para ayudar así que no dudaría en ofrecer su ayuda a la gente inocente que la necesitase. Le extendió la mano para que se subiera a ella y poder hablar de frente a frente.

-No te preocupes, te sacaré de aquí, soy la cabo Annie, pero antes... - tomó una pausa mirando todo a su alrededor para ver si había cosas importantes y, si el tontatta quería, le dejaría posarse en su hombro.

Annie se movió con rapidez por todo el lugar, revolviendo los documentos que podía haber en la mesa y demás cosas que no eran de utilidad. No encontraba nada relevante salvo unas carpetas. Tenían pinta de ser confidenciales y valiosas. Las recogió y las metió en la bolsa que colgaba de su cinturón.

-Ya está, ya podemos irnos.

Tras eso se acercó hasta la ventana por la que había venido. Fuegos artificiales por doquier y una persona en especial captó su atención. Osuka estaba junto a Tenebrex y no muy cerca de ellos rondaba la banda del capitán Zane. Subió la pierna por la ventana y se sentó en esta, dispuesta a lanzarse para ir volando hacia ellos. Los fuegos artificiales, las explosiones y las llamas que brotaban de las plataformas indicaban que esto estaba a punto de terminar. Era el momento de escapar.

-Sujétate bien, pequeño.

Tras eso, Annie se lanzó de cabeza al vacío, ralentizando su caída con ayuda del viento y cuando estaba llegando al suelo su cuerpo comenzó a transformarse en la bella serpiente emplumada que era. Las alas brotaron de su espalda y se agitaron con fuerza para llegar hasta sus compañeros de la revolución. No estaban precisamente cerca, pero el pelo de Osuka era siempre muy llamativo y a decir verdad, Maki también destacaba mucho. Aterrizó al lado de ellos y se mantuvo sobre el suelo, para que pudieran subirse sin problemas.

-Nos vamos, esto ha terminado, ¡hay que escapar ahora! - Ordenó al revolucionario y a Maki, Edward podía volar por sí mismo e incluso rescatar a más gente que estuviera en problemas.

Por lo que vio, habían derrotado a Brownie sin problemas, todo este tiempo se sintió engañada por la revolución. ¿Por qué había decidido unirse a un bando que no respetaba la vida humana? Esta guerra había creado muchas dudas en la arquera y no estaba segura de que pudiera resolverlas pronto, pero si algo había que le preocupara más que la Aguja era Therax. Al final no había podido encontrarse con él ni averiguar si estaba bien, así que en cuanto subieran, alzaría el vuelo, no sin antes pasar cerca de las dos aves volando, Zane y Therax. La serpiente se detuvo en el aire y se quedó mirando al pollo de viento.

-¡Te espero en la siguiente isla en dirección al oeste cuando todo esto acabe! - exclamó, para después batir las alas con fuerza y abandonar la Aguja de una vez por todas.


La gran noche [Capítulo] - Página 6 0qzZoWf

La gran noche [Capítulo] - Página 6 1ToPeZ7

La gran noche [Capítulo] - Página 6 AqPWuT1

Always:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 Xafd8fA

Shhh:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 0mVpeRy

La gran noche [Capítulo] - Página 6 WY68nw0
Annie
Annie

Mensajes : 2101
Fecha de inscripción : 14/07/2013
Edad : 21

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm85/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (85/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm143636/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (143636/1000000)
Berries: 50.642.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 HbBpDVh

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Zay el Vie 21 Jun 2019 - 13:33

Al parecer el mink ahora se encontraba lejos de sus compañeros y estaba solo entre edificios y oyendo voces a lo lejos. ¿Serían Al y todos demás? No sabía que había pasado. Estaba allí y de repente aqui.

-Recuerdo mirar a la luna y luego ya despertarme aqui. ¿Acaso el Sulong me hizo perder el control de mis sentidos? Debo controlarlo, de no ser así puede ser fatal para cualquier aliado. Ahora estoy lúcido, pero no se como ponerme en contacto con Al ni los demás y explicarle la situación antes de volver.

El mink hablaba consigo mismo buscando una respuesta. Estaba tumbado en el suelo, reptando en dirección a Al y los demás. Así nmo llegaría muy lejos pero ahora mismo es lo que podía hacer. Los combates le habían dejado muy tocado y la transformación del Sulong fue la punta el iceberg para que terminara así. Estaba desesperado, solo y hambriento. Si se encontaba allí a alguien con quien no simpatizara... sería su final.

- ¿Hay alguien? ¡¡Ayuda, por favor!! -Gritaba el mink mientras se arrastraba hacia la posición de Al y los demás, o la que creía que era el la dirección correcta. - Ahora me vendría bien la ayuda de Paul Vazo o el Pome, si tan solo hubiera sido mas amable con ellos... No me encontraría en esta situación. -Miraba al suelo, con lágrimas en los ojos y golpeandolo con su puño...

Aunque la esperanza de encontrar a alguien que lo ayudase estaba intacta, por el momento.

Resumen:
Arrastrarse hasta la posición que cree que estan Al y los demás. Rogar ayuda a algun ser benevolente y esperar malherido y por el momento, lúcido
Zay
Zay

Mensajes : 858
Fecha de inscripción : 02/04/2014
Edad : 25
Localización : Torrelavega, Cantabria

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm53/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (53/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm50520/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (50520/1000000)
Berries: 0


La gran noche [Capítulo] - Página 6 K7WnRpS

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Luka Rooney el Vie 21 Jun 2019 - 23:41

El tiburón cayó al suelo de la inercia de su poderosa onda, mientras se agarraba el brazo, bastante maltrecho por haber despedido tal cantidad de energía. Desde allí miró cómo Zane conseguía abrirles paso con una magnífica onda cortante que partió por la base cada mano defensiva del escenario, y también cómo una presencia más fuerte que él lanzaba un ataque que dejaba al suyo en evidencia.

Sin embargo, ambos golpes directos a Brownie fueron parados con una pasmosa facilidad. Como si de simples puñetazos se tratase. El tiburón, por primera vez desde que estaba en los Arashi sintió miedo. Quizá miedo no era la palabra, pero sin duda era la definición más cercana a aquel sentimiento.

Además, su fiel nakama Therax falló en su ofensiva también. Aquello solo podía significar una cosa: Su rival era sin duda la persona más fuerte contra la que habían luchado. Aunque en el bando aliado también parecía haber otra bestia que le podía hacer frente; El Yonkou Dexter.

Pronunciando un discurso en el que el bravido pirata sentenciaba a muerte al revolucionario, el tiburón notó aquello a lo que llamaban voluntad. Un poder sin igual, que acabó saliendo a la luz en forma de un contundente rayo que cayó en pleno centro de lo que quedaba de aguja. Brownie cayó de rodillas, con varios miembros mutilados y de un solo golpe. Los oídos del gyojin dejaron de oír nuevamente debido a la sonoridad del ataque, y entonces le hizo una seña al rubio. Le habría gustado haber dado más de sí, pero si algo bueno tenía que su ataque no hubiese servido de nada, es que el espadachín no tendría que curarle ni una herida. Y por lo tanto no escucharía sus murmullos con cara de niño enfadado.

Agarrándose con el brazo izquierdo al muslo del pirata, el Gyojin observó cómo una especie de serpiente se paraba al lado del rubio. No podía escuchar qué decía, pero se preparó para lo peor. Afortunadamente, parecía ser una simple amiga. O algo más a juzgar por el bulto que empezaba a mostrarse cerca del muslo que el habitante del mar estaba agarrando. Lentamente y lo más disimulado que pudo, fue descendiendo hasta agarrarse del pie del espadachín. Se preocuparía si algo abultaba en aquella zona.

Y entonces lo vio. El tiburón tensó la mirada ante el ser que había cerca de ellos. Era Kodama. El Almirante con el que había pagado su frustración, meadole con su doble chorro infalible. Y el corazón le dio un vuelco.

-Si viene, del 1 al 10, ¿como ves de factible sobrevivir? - preguntó, sin siquiera saber si podría escuchar la respuesta.


Luka Rooney
Luka Rooney

Mensajes : 542
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm101/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (101/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm285212/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (285212/1000000)
Berries: 36.000.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Kaito Takumi el Sáb 22 Jun 2019 - 12:05

Al no percibir signo alguno de actitud violenta, Kaito subió con precaución a la cornisa por si las cosas cambiaban de repente. Conocía bien que el temperamento de los hombres, y en cierta manera el de las bestias, era un asunto tan voluble como el océano, y dado el momento prefería observar esto desde lo alto.

—¿Desde los once años? —comentó con una añeja curiosidad —. Qué edad más rara para iniciarse en un hobby.

Por supuesto aquello no era tan extraño como que los cadáveres compartieran su misma esencia, pero teniendo el poco conocimiento que tenía de las “logias”, y razonando la coordinación de aquellos zombies, supuso que parte del bailarín estaba anclada al armazón de sus pútridas marionetas.

—¿Cómo mierdas haces eso? ¿Es algún tipo de control de los líquidos internos en tus monstruos?

Siempre había preferido la reafirmación de sus teorías, pero por desgracia para Kaito esta jamás sería confirmada ni desmentida. Tras el disparo y observar incrédulo cómo el cuerpo del bailarín perdía su esencia y caía al suelo, Kaito se lanzó tras los muertos todo lo rápido que pudo. Entonces llegó el fogonazo, cegándole y, de no ser por la longitud de sus muchas patas, haciéndole casi comerse el suelo.

—Mierda, mierda, mierda, mierda.—Aquello se repetía en su cabeza continuamente.

Engullido por el brillante abismo, el ningyo podía hasta sentir el desagradable fulgor rumiándole la piel como un destellante sol. Conjunto a aquel inapreciable zumbido se juntaron las vibraciones de más explosiones, la mugre de los cuerpos que cubría el suelo y el propio charco de agua de la lengua que llevaba agarrada. Su tacto, intacto, le sirvió para guiarse en aquel desconcertante y peligroso momento de su vida.
Pasando por encima de los cuerpos acompañado por la bella sonata de las cuerdas, Kaito continuó con su desesperada huida en busca de cobertura zigzagueando por el pasillo asincrónicamente, saltando de pared en pared y buscando tras las maniobras un lugar donde refugiarse. No había escuchado el disparo, o al menos no había podido diferenciarlo de los cañonazos que asediaban la estructura desde hacía ya rato, y lo único que podía calcular, y a duras penas, era que el francotirador estaba en algún lugar del centro de la torre. Aprovechando esta información minada con pura lógica, se lanzó a los lados de una de las cornisas pegando su flexible cuerpo todo lo que podía al muro para convertirse en un blanco lo más difícil de encontrar posible.

Poco a poco su vista volvió a él, a tiempo para ver qué causaba el temblor que sentía en cada ventosa. La integridad estructural de la torre se había ido al garete. Y ese dato era mucho más importante que cualquier bicho peludo que aún continuara trepando por la pared.

Pegado allí y sometido a la inevitabilidad de los acontecimientos, Kaito intentó relajarse y concentrarse en sus sentidos para detectar posibles amenazas más rápidas que el desmoronamiento del edificio. Había pensado en saltar, pero sabía que tenía que esperar hasta el último momento para no acabar sepultado en una marea de escombros. Debía surfear aquella ola permaneciendo en su cenit para no verse muerto.

—Pues toca esperar—se dijo bastante más intranquilo de lo que creía parecer.


Usado:
2º Turno de Haki obs. Ventosas (Obviamente) y creo que ya.
Kaito Takumi
Kaito Takumi

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm65/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm84702/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Dretch el Lun 24 Jun 2019 - 15:00

Las palabras de Taylor conmocionaron ligeramente al agente, se trataba de una historia demasiado triste incluso para sus estándares de tristeza. Desconocía hasta qué punto Taylor debía obediencia aquella misteriosa gente de Kern y de si verdaderamente su desconexión acarrearía consecuencias severas sobre la iniciada. En cualquier caso, bastaba con echar un vistazo a su alrededor para darse cuenta de que su estadía en la aguja se había prolongado ya demasiado. Las recias paredes que elevaban a aquel monstruo arquitectónico hacia los cielos habían colapsado, una buena parte de los cables que sustentaban el aparato habían sido destruidos o, en algunos casos, la tensión lo era lo suficientemente fuerte como para que estos fueran de utilidad. Mirara por donde mirara tan solo había rastros de destrucción y desolación, incluso se atrevería a jurar que la estructura principal había cedido y que ahora se encontraba levemente inclinada hacia uno de los laterales. De hecho, la sucesión de continuos temblores amenazaba con echar a abajo lo que quedaba de la maltrecha estructura si no se ponían en movimiento.

- Supongo que te debo una disculpa, lo siento – concedió finalmente el norteño, avergonzado por su propia conducta. Pues estaba claro que había prejuzgado a la iniciada sin darle siquiera la opción de defenderse -  Me gustaría darle a esta disculpa la relevancia que se merece, pero tenemos que irnos de aquí antes de que sea demasiado tarde ¿Tienes algún cacharro que te permita volar? – Preguntó temeroso, pues tenía la sospecha de que de un momento a otro su espalda sufriría cargando con la iniciada.


La gran noche [Capítulo] - Página 6 NGbQmHY
Dretch
Dretch

Mensajes : 351
Fecha de inscripción : 06/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm78/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm121599/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (121599/1000000)
Berries: 2.138.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 HSwKHg8

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Ichizake el Lun 24 Jun 2019 - 18:37

Confiaba en que su ligera intervención mental hubiese pasado desapercibida. La caída del centauro jorobado bien podía pasar por un tropiezo accidental producto de su deformidad o su torpeza. Tal vez White ni siquiera reparase en ello. Por otro lado, Gerald estaba cansado, dolorido y enfadado, así que cualquiera que hubiese visto algo ya podía irse al diablo.

-Buena puntería -felicitó a White. Una cabeza reventada más para la sangrienta colección de la torre y una mancha de sangre más en los zapatos de Gerald. No importaba. De todos modos iba a tener que tirarlos después de todo lo acaecido esa extraña noche.

No era el único con buena puntería, no obstante. Un tirador desconocido abatió al rehén que White había llevado consigo. Gerald trató de localizarlo, alerta por si acababa siendo el siguiente en recibir un balazo. Nunca había probado el mordisco de un arma de fuego, pero no parecía ser muy agradable a juzgar por las reacciones de quienes sí los habían probado. Y por los restos de sus sesos esparcidos por el suelo.

Le fue imposible dar con el asesino. No le habría importado de no ser por el peligro que representaba. El tiempo apremiaba y debían salir de ahí cuanto antes, pero dejar un pistolero suelto a sus espaldas podía ser fatal. Le habría gustado tener otra opción.

-Hay que irse. Ya -apuró Gerald. A saber cuánto faltaba para que un trozo de techo del tamaño de un búfalo cayese sobre ellos y les convirtiera en papilla. Encontrar a otro socio como White sería posible; encontrar a otro como él ya podía resultar más complicado.
Ichizake
Ichizake

Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm93/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm260633/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por AEG93 el Lun 24 Jun 2019 - 19:14

Y de repente se hizo el silencio. Tras la feroz ofensiva de varios de los individuos más poderosos del mundo, David Brownie cayó derrotado. Sus últimas palabras, aunque no excesivamente memorables, dejaron ver al alcalde que era el momento de actuar. Debía hacer aquello que llevaba ya un tiempo planeando, algo que cambiaría el mundo en un instante. Y tenía a su disposición lo necesario para conseguirlo en aquel momento.

El caos que siguió a la muerte de Brownie dificultaba las cosas en parte, pero con la ayuda de las personas que se hallaban también en el escenario su mensaje llegaría a todos a quienes debía hacerlo. Y el hecho de que un Den Den Mushi se hubiese caído del bolsillo del Yonkou Dexter Black en mitad del enfrentamiento era un golpe de suerte, pues le ahorraba depender del famoso carácter volátil del pirata. De nuevo con forma humana, se agachó y cogió el caracol al tiempo que extendía sus lazos telepáticos hacia las otras dos personas más importantes de las proximidades: Zane D Kenshin y el Almirante Kodama. Primero se dirigió al militar a través de dicha conexión:

- Saludos, Almirante. Aunque no me reconozcas debido a la máscara que porto, espero que me recuerdes. Mi nombre es Anders D Thawne, Agente de Inteligencia del Cipher Pol. Soy el agente sin pelo al que derrotaste en el Gran Torneo del Gobierno Mundial hace algo más de un año, aunque mi poder actual no tiene nada que ver con aquel entonces. Quería pedirte un favor, necesito iniciar una llamada múltiple para comunicar el final del conflicto, y para ello es necesario que me conectes directamente con tus dos compañeros Almirantes y el Almirante de Flota. Voy a incluir también a famosos delincuentes como Zane D Kenshin o Dexter Black en la conversación, buscando un entendimiento entre todas las partes. ¿Estás de acuerdo?

Una vez el árbol hubo accedido, el político utilizó la conexión creada con el Descamisetado para expresarle sus pensamientos:

- Zane D Kenshin, hacía tiempo que quería hablar contigo. Mi nombre es "Dakuhebi no" Kirtash, líder de Hebi no Kiba y alcalde de Water Seven. Quiero proponerte un trato muy ventajoso. Tan solo necesito que me pongas en conexión con todos los contactos de tu Den Den Mushi. Voy a realizar una llamada múltiple con varias de las personas más importantes del mundo y hacer algo que cambiará el equilibrio de poderes. Sé de tu desagrado por el Gobierno Mundial y de tu gusto por la libertad. Si deseas un mundo más libre, te gustará escuchar lo que tengo que decir. ¿Qué me dices?

Cuando el pelirrojo aceptó, el plan ya era imparable. El alcalde se quitó uno de sus Den Den Shoes, el izquierdo concretamente, e inició la conexión. Todos los contactos de su teléfono escucharían sus palabras. Gracias al terminal recogido del suelo y perteneciente a Dexter Black intentó conectar con los demás Yonkous, así como con los líderes revolucionarios y criminales cuyos números encontró en él. Tras conectar con el Almirante y el Descamisetado y que estos cumpliesen con su parte e hicieran lo propio con las personas apropiadas, llamaría la atención de Black:

- Dexter Black, se te ha caído esto. - Dijo mientras le tendía el Den Den Mushi que había recogido del suelo, conectado también a la llamada múltiple. - Espero que no te importe formar parte de esta conversación, pero creo que te interesará lo que tengo que decir.

Y acto seguido apretaría el botón de su Dial de Grabación, se llevaría la boca a su Den Den Shoe y, con voz clara y firme, comenzó su declaración. Unas palabras que cambiarían todo:

- Altos cargos del Gobierno y la Revolución, piratas, criminales, personas de gran importancia. Mi nombre es "Dakuhebi no" Kirtash, líder de la organización comercial Hebi no Kiba y alcalde electo de Water Seven, y tengo algo que deciros. La crisis de los Jinetes ha terminado. La unión entre las fuerzas del Yonkou Dexter Black, el pirata Zane D Kenshin y un servidor ha acabado con David Brownie, el cerebro tras este atroz plan de destrucción mundial. Y si algo han evidenciado nuevamente los acontecimientos es que el sistema actual no funciona. Nuestro mundo se desmorona, desgarrado por los conflictos. Necesitamos que algo cambie. Creedme, sé bien de lo que hablo. Durante los últimos años he trabajado en las sombras, oculto, para el Gobierno Mundial. Mi verdadero nombre es Anders D Thawne, Agente de Inteligencia del Cipher Pol, más conocido como "Senkao no Shi, la Muerte de Mil Caras". He cometido verdaderas atrocidades en pro de la paz y la justicia, convencido como estaba de que el Gobierno Mundial tenía la razón. Pero me he dado cuenta de que no es así.

Durante mi tiempo como alcalde de Water Seven estoy orgulloso de haber logrado hacer de la ciudad un lugar seguro y próspero, mucho más de lo que lo era antes. Y quiero que esa paz y esa bonanza alcancen todos los confines de los mares. Pero ello no puede hacerse bajo la bandera de un Gobierno Mundial que ha mostrado ser no solo corrupto, sino también incapaz de velar por las buenas gentes que lo pueblan. Solo responde a los intereses de unos pocos privilegiados, y eso es algo que debe cambiar. La Revolución también ha mostrado que el suyo no es el camino a seguir. El odio y el enfrentamiento armado no son la solución, y pueden desembocar en fanatismos como el que hoy ha estado a punto de destruir nuestro mundo.

Es por eso que en este mismo momento renuncio a mi puesto en el Cipher Pol, siendo plenamente consciente de lo que ello supone, y declaro que Water Seven pasa desde el día de hoy a ser un Reino Independiente bajo mi mandato. Las buenas gentes de la ciudad son para mí lo más importante, y no puedo permitir que estén un minuto más bajo el yugo del Gobierno. En el territorio que comprende dicho Reino las leyes del Gobierno Mundial no tendrán ningún valor, así como las recompensas ofrecidas por este. La majestuosa Ciudad del Agua pasa a convertirse en Capital Mundial de la Libertad, y cualquier persona que acuda sin malas intenciones será bienvenida a ella.

Lanzo desde aquí este mensaje a quien quiera escucharlo. Ciudadanos del mundo, uníos. La libertad es posible aunque los Dragones Celestiales que residen en Marie Geoise no quieran que lo creáis. Cualquier territorio que desee seguir los pasos de Water Seven hacia un futuro más brillante es bienvenido a hacerlo y tendrá todo nuestro apoyo.

Y ahora, mis estimados compañeros, es el momento de abandonar la Gran Aguja antes de que su caída nos sepulte a todos.


Resumen (ATENCIÓN, LEED TODOS):
- Realizar una conexión telefónica múltiple con la ayuda de Kodama, Zane y un teléfono que se cae del bolsillo de Dexter (hablado con sus respectivos users previamente).

- Dar a conocer mi identidad, renunciar y declarar unilateralmente la independencia de Cataluña Water Seven.


La gran noche [Capítulo] - Página 6 UjFbB8w

No uséis Mantra contra mí:
Aura Demoníaca:
Los Rákshasa son demonios conocidos por atormentar a los humanos, y el Aura de Thawne así lo expresará. Por ello, cualquiera que use Haki de Observación contra él sentirá una poderosa presencia demoníaca (añade el epíteto extra "Demoníaco" a su presencia). Del mismo modo, todo aquel esté 10 niveles por encima de Thawne o menos tendrá tanto miedo de esta presencia que quedará paralizado un turno la primera vez que centre el Mantra en él en cada rol. Cada 20 niveles hacia abajo se añadirá otro turno de parálisis (es decir, 2 turnos si 10 niveles por debajo, 3 si 30, 4 si 50…).
AEG93
AEG93

Mensajes : 670
Fecha de inscripción : 26/07/2017
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm111/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (111/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm262566/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (262566/1000000)
Berries: 72.021.900


La gran noche [Capítulo] - Página 6 W5Gutuj

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Maki el Lun 24 Jun 2019 - 20:46

Las luces de colores iluminaron el cielo con brillantes puntitos de luz. La noche, en lugar de humo y fuego, acogió los estallidos de fulgor y envió a todo el mundo el mensaje de que, incluso en la más encarnizada guerra, siempre quedaba sitio para los petardos. Maki era un gran fan de la pirotecnia. Le encantaba el olor de la pólvora, el tono de su piel iluminado por las luces de colores, el olor de la pólvora... Es que el olor de la pólvora le gustaba mucho. Era como el humo adictivo del tabaco, solo que más fuerte e intenso. Podría acostumbrarse a respirarlo.

-Bueno... Pues ya está, ¿no? Asunto arreglado.

Si de algo entendía el Comandante era de salvar el mundo, y había pocas formas mejores de acabar una misión con éxito que pulsando un botón. Un botón malvado, seguramente. Los fuegos artificiales eran la prueba rotunda y clara de que habían cumplido satisfactoriamente. El mundo estaba salvado. Otra vez. Un éxito más para la gloriosa Revolución.

-Ya podemos irnos. Cuando lleguemos a la base veníos a donde los Centellas. Cecilia la Floja tiene un botijo de XXXXX para las ocasiones especiales.

Maki, convencido de que los fans se agolparían para felicitarle y pedirle autógrafos, decidió marcharse antes de que llegaran. Le gustaba salir de escena cuando nadie miraba, sin esperar reconocimiento alguno. Él no luchaba por eso. Era un guerrero que peleaba por el bien general, por el mundo, no por la fama ni la gloria que sin duda se habría merecido. Se asomaría a una ventana o un agujero que diese al mar y saltaría para volver a casa, satisfecho con el trabajo bien hecho, consciente de que el sol saldría un día más. Y que era todo gracias a él.
Maki
Maki

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 31/03/2014

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm92/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (92/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm242672/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (242672/1000000)
Berries: 368


La gran noche [Capítulo] - Página 6 J3MqYoC

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Al Naion el Lun 24 Jun 2019 - 22:47

- Hay al menos ciento cincuenta y cinco razones por las que todo eso es una absoluta majadería -espetó Al, den den mushi en mano, delante del escenario. Había llegado al escenario principal justo a tiempo para ver cómo el todopoderoso Dexter Black demostraba su omnipotencia prácticamente evaporando al revolucionario David Brownie, y el supuesto agente del Cipher Pol no había tardado ni un instante en robarle el den den mushi para soltar su discurso populista a, por lo que veía, cuánta más gente mejor. Era por un lado lógico pero, por otro lado, a ese hombre se le había ido definitivamente la cabeza: No solamente reconocía ante el mundo ser un enemigo del Gobierno, sino que trataba de declarar la independecia del territorio mejor comunicado con toda la red gubernamental, incluidos Marineford y Enies Lobby-. Arthur, informa ya mismo al Cuartel General de lo sucedido, y que manden un batallón a Water Seven.

Descendió por las escaleras de mármol mientras desenfundaba a Fuego con el rostro crispado, recitando mentalmente cuántas leyes había roto y todas las órdenes que, sin duda, había desacatado. Ni siquiera había estado presente durante la arenga de Hyoshi ni los preparativos, ¿y llegaba al final, tras no hacer nada, para adjudicarse la fama y robar un valiosísimo enclave al Gobierno mundial?

- Muchacho, no sabes de cuántas formas la has liado. Pero te voy a decir unas cuantas: En virtud del artículo veintisiete epígrafe tercero de la Ley General de Fuerzas Armadas (LEFA), la traición o sedición según recoge el artículo ciento setenta y tres del código penal y los agravantes civiles recogidos en el apéndice trece hache de la Ley Orgánica de Libertades y Obligaciones (LOLO) , será un delito penado conforme a la jurisprudencia dictada más reciente o, en su defecto, la recogida en el subartículo cuarenta y tres barra trece del Código penal en caso de que la primera resultase más laxa por alguna clase de atenuante no contemplado en los artículos cuatro, siete o diecinueve qu.

Sacó de su chaquetón un librito de leyes, básicamente el que daban a los cadetes según se alistaban y del que examinaban antes de cualquier ascenso a los cargos de oficial, comenzando a pasar páginas aparentemente sin ton ni son, deteniéndose en algunas páginas llenas de rallones y apuntes con su cuidada y estilosa caligrafía.

- Del mismo modo, y al haber reconocido que has mantenido una identidad falsa a través de la cual has logrado cargos orgánicos se te debe acusar también de falsedad en documentos públicos, deslealtad al Gobierno Mundial y un delito de Rebelión. Todo esto en base al artículo ciento veinte apartado tercero subartículo be del Código Organizacional de Comunidades y Organismos (COCO), cuyo artículo sesenta y uno autoriza al Gobierno Mundial o a sus autoridades militares y civiles, en este caso yo, a deslegitimar cualquier clase de cargo público en el que participe u ostente el sujeto del delito, tú en este caso. Seguramente Arthur, mi compañero, te podría especificar con mayor detalle todos y cada uno de tus delitos, pero yo no quiero darte una turra mayor. Sin embargo, debo recordarte que una alcaldía es un tipo de gobierno local supeditado al Gobierno Mundial y que, según el Código Etico Gubernamental (CEG) en sus artículos primero, segundo, y centésimo quincuagésimo quinto y respectivos subapartados a, ce y hache respectivamente invalidan, deslegitiman y anulan cualquier cargo de responsabilidad en caso de una traición que, en este caso, es flagrante.

El suelo bajo sus pies comenzó a helarse lentamente. Mientras hablaba, despacio y sin prisas, la masa de frío avanzaba en todas direcciones. Con suerte podría estabilizar ligeramente la plataforma mientras la gente terminaba de huir.

- Además, y ya termino, la isla de Water Seven es un enclave hipercomunicado con toda la estructura del Gobierno Mundial y una de las joyas en las que más se ha invertido. Según el último balance presupestario esa isla ha recibido el uno coma cinco por ciento de la inversión neta del Gobierno Mundial, una cifra astronómica teniendo en cuenta que esta unión de más de ciento setenta islas dedica una enorme cantidad, cercana al diecisiete por ciento, a gastos militares y de defensa. Lo que significa que esta traición puede ser considerada, asi mismo, un acto de malversación de fondos públicos al proceder a una declaración unilateral de independencia a través de bienes y o fondos públicos. Dicho esto, por favor entrégate pacificamente o me veré obligado a recordarte qué es la respoinsabilidad. Que, por cierto, me parece terriblemente irresponsable que digas que el mundo necesita estar unido y justo después intentes montarte tu chiringuito en plan microestado en una arteria principal del Paraíso.

Resumen:
Aplicar el 155.
Al Naion
Al Naion

Mensajes : 7637
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 25
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm114/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (114/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm281600/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (281600/1000000)
Berries: 718.183.361


La gran noche [Capítulo] - Página 6 Lz20W6R

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Kodama el Lun 24 Jun 2019 - 23:45

La puerta se abrió y Kodama se encontró frente a... pues frente a todo. Piratas, marines y otros añadidos se batían en un multitudinario duelo del que el Roble no sacaba nada en claro. Solo sabía que alguien estaba luchando contra alguien allí, pero lo demás era bastante confuso. De haber estado Cass allí habría sabido explicárselo. Supuso que lo mejor sería observar hasta estar seguro de a quién tenía que atacar y por qué. Vale, el por qué era secundario por el momento.

El almirante suspiró de profundo alivio cuando todo pareció acabar de pronto. Era una gran noticia no haber tenido que hacer nada, pues no habría tenido muy claro por dónde empezar. Además, tenía la posibilidad de hacer su trabajo de todos modos. Seguro que allí había alguien a quien hubiese que arrestar, y eso no podía hacerlo nadie mejor que él.

-Veamos... Espero que haya una buena explicación para todo esto -dijo con tono serio y admonitorio, con autoridad. "De verdad que lo espero", añadió para sus adentros-. ¿Puede alguien hacer el favor de señalar al culpable de todo este lío?

Con un poco de suerte no tendría que hacer gran cosa y podría irse de allí. Echaba de menos su jardín, sus plantas. Ellas eran pacíficas y tranquilas, no como esos subseres primitivos que parecían gozar matándose por millares. Dejaría la limpieza y la burocracia a gente más apta para ello y él trataría de olvidar todo aquello en su pequeño rincón del mundo.

Kodama soltó al chico; suponía que ya daba igual lo que hiciera. Incluso dejó que el agente -al que recordaba gracias a su cabeza sin pelo- se encargase de dar la noticia del fin de las hostilidades. ¿Y por qué no? La otra opción era hacerlo él. Claro que, mientras escuchaba su discurso se planteaba si había sido buena idea.

Si algo sabía de los humanos era que nada les volvía más violentos que el control sobre un trozo de tierra. Y Water Seven era un gran trozo de tierra. La sangre correría, no le cabía duda. Aun así había cierta belleza en la idea. Aquel hombre quería algo de paz, lo cual era una noble intención. Las nobles intenciones rara vez iban acompañadas de nobles actos entre los humanos, pero no por ello dejaba de ser una mala idea.

Una pena que su deber le obligase a acabar con él.

-Es una jugada arriesgada, muchacho. Hay un rincón en Impel Down que ahora te está esperando -le advirtió acercándose a él con la mano descansando en la empuñadura de su espada.

Kodama paseó la mirada por todos los presentes, preguntándose cómo reaccionaría cada cual. Muchos de ellos podían elegir, pero él tenía claro cuál era su misión: encerrar al rebelde, aplastar la brizna de hierba que sobresalía del resto, devolver el orden a los dominios del Gobierno. Traer la paz al mundo. Miró a su alrededor. Vio sangre y fuego, muerte y ruinas, y a Al Naion buscando una pelea más. No vio paz en absoluto.

-No se peleará más hoy -declaró-. Bastante hemos tenido por una noche. Por lo que parece, ha ayudado a poner fin a esto, así que se le aplicará la misma vara de medir que a los otros criminales de aquí -señaló a Kenshin y Black. Luego se colocó entre su compañero almirante y el agente traidor. Él también se la estaba jugando, pero nunca había sido famoso por su buen juicio, sino más bien por ser negligente y blando. Se dirigió hacia Thawne-. Tienes un día de ventaja, chico, no se te dará más. Un día de gracia por los servicios prestados. Si luego queréis otra guerra, libradla lejos de mi presencia.
Kodama
Kodama

Mensajes : 372
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm109/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (109/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm375468/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (375468/1000000)
Berries: 65.056.292


La gran noche [Capítulo] - Página 6 M60P9Bo

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Rainbow662 el Mar 25 Jun 2019 - 0:00

Arribor empezaba a impacientarse. La torre, que ya solo debía estar sujeta por cuatro palos, estaba claramente a punto de irse al carajo, así que él ya no tenía nada que hacer allí. Solo quedaba recoger y largarse de una vez. Aún tenía que informar a su abuela de que la amenaza de la súper-torre estaba neutralizada e inventarse una mentira para quedar como el héroe de la historia ante ella. Eso era ya bastante engorroso sin tener que preocuparse porque el maldito tejón no aparecía. ¿Iba a tener que ir él a buscarlo? Con su suerte seguro que acababa perdiéndose.

En vez de eso estaba flotando en el aire a base de mover la sangre de su interior. Buscaba con la mirada alguna señal de Zack o de Franklin -o de Princesa, pero eso no lo admitiría- y de vez en cuando echaba un vistazo al espectáculo que tenía lugar por allí cerca. Alguien estaba librando una lucha intensa, pero odiaba estar de público. Ya sentía a suficiente gente por ahí como para meter las narices.

Viendo que al edificio le quedaba un suspiro, empezó a llamar a voces a su subcapitán. Era un tejón con piel de hierro y una melena azul eléctrico que llevaba consigo una morsa mutante que emitía luz por la boca. No podía ser muy difícil de encontrar. Trató de localizar su voz con el mantra mientras repetía "qué buenas están estas alitas de pollo", el reclamo perfecto para Franklin. Una vez diese con ellos podría abandonar ese ruidoso y extraño lugar antes de que el monstruo-cacahuete del tarro intentase matarle de nuevo.

-Mierda, date prisa, que tengo sueño.
Rainbow662
Rainbow662

Mensajes : 1562
Fecha de inscripción : 07/05/2013

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm115/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm496786/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (496786/1000000)
Berries: 98.500.466


La gran noche [Capítulo] - Página 6 RCZFkV6

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Arthur Silverwing el Mar 25 Jun 2019 - 0:26

Los problemas venían uno tras otro, no a la vez no, uno tras otro. Si vinieran todos a la vez podríamos lidiar con todos a la vez, pero así, cada vez que pensabas que habías terminado, surgía otro problema más. Primero el tema de la Aguja, luego un gatántropo, y por último a uno de los agentes se le había ido la pinza y había soltado una bomba de declaración. No, no se iba a casar con una celebridad, era algo bastante más serio.

Al le había aleccionado en cuanto a leyes, bien, lo que había dicho era lo mínimo que pedía para aprobar un examen de legislación y protocolos. Aunque el libro que estaba usando llevaba desfasado unos 10 años, así que había mencionado leyes que se habían resumido e incorporado en otros apartados. En efecto las leyes de hace unos años eran tan confusas que se contradecían a sí mismas. Lo sabía bien, ese era el tema principal de mi tesis.

Me acerqué al almirante y tomé el DDM de sus manos con toda la educación que me era posible en esos momentos. Inspiré hondo, y procuré que mi voz se escuchase entre el posible aluvión de respuestas que recibiría el disidente.

- Muy bien piltrafilla descafeinada. Dado que Al te ha cantado las cuarenta en cuanto a leyes deja que sea yo quien te explique lo mala idea que es, pero no desde las consecuencias que vas a recibir tú directamente, sino de lo que va a pasar si, en efecto Water Seven sigue tu mandato. Pero antes voy a puntualizar una cosa. Acabas de decir que la gente de Water Seven es lo más importante para ti, y estás dispuesto a condenarlos a una guerra civil contra un enemigo cientos de veces su tamaño sólo para satisfacer tu ego de justiciero desenmascarado. - Inspiré para calmarme un poco, tras el ejercicio la voz podía sonarme algo alterada y podría denotar una falta de confianza en mis palabras. De la manera más calmada y severa que me era posible continué mi respuesta. - Vamos a poner el caso de que, de forma unánime todos los habitantes de la ciudad decidan seguirte, vamos a ignorar los hechos de que las opiniones dispares generarán revueltas internas, así como la falta de una ley unificada aplicable, que hará que la criminalidad se dispare. Ignoremos estos puntos que pondrían las fuerzas de seguridad de la cuidad en un punto muy comprometido como para abordar navíos de defensa. Vamos a poner un caso en el que, en efecto, Water Seven esté lista para la guerra. No soy adivino, pero como estratega de mi brigada, de voy a decir lo que pasará. No va a ser una batalla épica, no va a ser convocada una Buster Call, la infraestructura de la isla es demasiado valiosa, no se va a disparar una sola arma. La derrota de Water Seven será tan silenciosa como su alzamiento. Te voy a exponer las razones por las cuales suspenderías el examen de logística de la academia de oficiales. Como isla comercial y puerto militar, posee la gran mayoría de su territorio edificado ¿Qué quiere decir esto? No es auto-suficiente. Lo que significa al gobierno sólo le basta con desplegar un cordón de bloqueo de las rutas de abastecimiento. Water Seven poco a poco se consumirá, durará una semana, un mes... puede que tres o cuatro, hasta que los habitantes decidan que quieren a un soberano que por lo menos les da de comer.

Hice una pausa, sorbí el café del termo, a estas horas hacía falta. Volví a mirar a la cara del gasterópodo como si mirase a ese hombre de tantos títulos.

- Ahora te diré los fallos de planificación que has tenido. Para empezar has escogido un puerto militar de la principal potencia mundial, no sólo eso, sino que una de sus principales capitales económicas. ¿Crees acaso que no van a tomar medidas excepcionales? Esta isla se encuentra comunicada y RODEADA por los principales puertos de la Marina. Cualquier desvío de fuerzas es un esfuerzo mínimo, dado que cuentan con las rutas más rápidas, tanto para el despliegue de tropas como para su abastecimiento. Adelante, piensa que alguien se te va a unir, que un aliado misterioso llegará montado en su corcel de oro para romper bloqueo. Le estarás pidiendo una misión suicida, golpear el corazón del gobierno es algo que pocos han logrado hacer, ninguno de forma continuada. Dexter Black no es un dios, sólo puede estar un sitio a la vez, creeme, tenemos planes de contingencia, y el sabe llevar un país, el cual no va a arriesgar en una absurda pelea al otro lado del mundo, no otra vez. No miento al decir que tu declaración inspirará temor en los corazones, pero lo hará en los de los ciudadanos que tanto "aprecias".

Dicho esto miré a los lados por si alguien más quería decir unas palabras, sino colgaría.

Spoiler:
https://www.youtube.com/watch?v=eoqSJKqor6o


La gran noche [Capítulo] - Página 6 NfILl02

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Ab1OUpq

La gran noche [Capítulo] - Página 6 NGbQmHY
Arthur Silverwing
Arthur Silverwing

Mensajes : 759
Fecha de inscripción : 14/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm105/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (105/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm302655/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (302655/1000000)
Berries: 106.015.000 y un botón


La gran noche [Capítulo] - Página 6 8MtOL4w

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Al Naion el Mar 25 Jun 2019 - 0:27

- Ningún vegetal puede dar órdenes a Al Naion -respondió-, y menos después de esto.

Al explotó en una nube de hielo y se desplazó, casi al instante, frente al tipo. La máscara de serpiente dejaba entrever su mirada por unas mínimas rendijas, y la simple contemplación de ellas le ponían furioso. Irresponsable, traidor, energúmeno, vanidoso y valiente estúpido. El agente era todo lo que no debía ser un miembro del Gobierno, todo aquello que le daba mala fama a los colores que vestía y a la enseña que representaba.

- Si intervienes Hyoshi tendrá mi dimisión mañana, Kodama. Y tu cabeza al día siguiente.

Un humo negro quemaba su piel y se elevaba hacia el cielo nocturno mientras unas escuetas llamas de color hollín iban consumiendo, poco a poco, sus brazos. Sus venas iban marcándose más y más, adoptando un tono cerúleo, y de sus hombros la humeante furia que sentía fue tornándose en alas, majestuosas como las de un águila y más oscuras que el funesto destino que aguardaba a Thawne.

Bajo sus pies el hielo se estaba ya tornando también negro, así como la hoja de su espada también rezumaba la misma corrupción que su cuerpo apenas era quién de retener. Bufó, furioso, y dejó que toda su rabia saliese en un largo grito que podría haber ensordecido a más de uno, pero el korip se desvaneció paulatinamente hasta desaparecer por completo. La voz de Arthur sonaba distante, pero tranquilizadora, y pudo articular palabra de nuevo.

- Tienes veinticuatro horas para rendir la ciudad y entregarte. -Encendió su Den Den mushi dorado y siguió hablando-: Si en veinticuatro horas no doy una orden, la Buster Call será convocada en Water Seven. Se darán veinticuatro horas más desde que mis buques lleguen para evacuar a cualquier civil desarmado. Cualquier persona que porte ni que sea un tenedor consigo será ejecutado como traidor al Gobierno Mundial. Y pasado ese tiempo, se abrirá fuego sin ningún tipo de contemplación.

Colgó.

- O puedes entregarte, y nadie saldrá herido.
Al Naion
Al Naion

Mensajes : 7637
Fecha de inscripción : 08/04/2014
Edad : 25
Localización : Al lado de un Oso Panda

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm114/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (114/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm281600/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (281600/1000000)
Berries: 718.183.361


La gran noche [Capítulo] - Página 6 Lz20W6R

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Osuka Sumisu el Mar 25 Jun 2019 - 0:33

El cielo se ilumino de luces y colores, pues el gran y no tan intimidante como uno rojo, botón rosa pareció activar lo que parecían unos fuegos artificiales. Quizá Brownie los había preparado para su ya fugaz victoria, ya que muerto no tenía mucho que celebrar. Habia visto como Desxter, Zane y aquel CP entrometido de Gray Rock. El tío era mucho ruido y poca nueces; comparando que el había colaborado igual que Kenshin y Dexter. Ya le gustaría aquel individuo hacer ni una cuarta parte que aquellos dos.

Lo peor era escucharle soltar un tostón peor que el del sacerdote los domingos en la iglesia. ¿Acaso no se daba cuenta de que la torre se iba a pique? Por eso Osu prefería ser humilde y reservarse las charlas cuando la gente no estuviera ocupada intentando no morirse.

Por suerte, Annie había aparecido como aquella encantadora bestia voladora, lista para evacuar al equipo. Se subió sin quejas, pues aunque se había quedado con las ganas de patear a Brownie, se conformaba con el castigo que había merecido.

La serpiente esmeralda se acercó a las dos aves que había en el aire. Ella se dirigió a la que era Therax mientras que Osu quiso dirigirse a Zane.

- Pelirrojo. En nombre de la revolución, del West Blue y mía… - se detuvo un momento mientras sonreía aliviado-. Gracias. Estoy en deuda contigo.

Una vez se alejaron, miro a su segundo al mando, para darle las instrucciones finales.

- Edward, contacta con el mando central. Que todos los revolucionarios abandonen la estructura. También que se preparen para que más llegar haga un comunicado en persona, quiero aclarar todo sobre Krauser, Brownie y la involucración que ha tenido la Armada Revolucionaria en todo este desastre.

Cuanto antes dieran explicaciones al mundo, antes evitarían que terceros empezaran a confabular y a acusar a la Revolucion de crímenes absurdos. Hoy la Armada Revolucionaria recibiría otra herida, pero si Osu sabía algo, es que al igual que el, nunca se rendirá a sus objetivos.
Osuka Sumisu
Osuka Sumisu

Mensajes : 483
Fecha de inscripción : 01/12/2014
Edad : 21
Localización : No lo se, pero esto esta lleno de guiris

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm100/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (100/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm244400/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (244400/1000000)
Berries: 63.000.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 GzzbEfE

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Dexter Black el Mar 25 Jun 2019 - 1:08

- En realidad no era todo lo que tenía -dijo Dexter, interrumpiendo momentáneamente al músico, que continuó su discurso como si nada. La verdad es que en su fuero interno habría deseado que resistiese y tener un combate interesante, algo que le hiciera sentirse vivo por un día... Hacía ya tanto desde la última vez que no había sentido la brutal decepción del combate prematuramente acabado que casi no recordaba la adrenalina fluyendo en su interior.

Las escamas fueron replegándose, y el bicolor blanco y negro gobernó de nuevo sobre su cabeza en una larga melena recogida en coleta. Entonces, ¿todo había terminado? La estructura se encontraba en un inestable equilibrio que parecía desmoronarse poco a poco, aunque lo hacía al son de una extrañamente cautivadora melodía. Decidió ir a por su chaqueta (algo tendria que hacer con Bleyd, de paso) y marchar, pero en medio de su camino se interpuso un enmascarado. El hombre le cedía un aparato rectangular, brillante y con una pequeña concha sobre la tapa trasera, que lo identificaba como su i-den den mushi. Estaba a punto de guardarlo en su bolsillo cuando se dio cuenta de que, por algún motivo, estaba llamando a alguna parte. Debía ser a raíz de tanta chispa que se habría estropeado.

- ¿Conversación? -preguntó, algo distraído- Claro, hablemos. Dame un momento.

Colgó el aparato. No quería molestar a nadie, y menos a esas horas intempestivas. La verdad era que no entendía por qué el enmascarado deseaba hablar, pero cuando el tipo empezó a hablar a través de un den den mushi se preguntó hasta qué punto habría sido accidental esa llamada. ¿En serio había violentado su teléfono? Era una sinvergonzonería. No obstante eso no podía afectar a lo que estaba diciendo, tenía que centrarse en atender a lo que le estaban diciendo... Aunque, bueno, en cierto modo, se lo estaba diciendo al mundo.

Sus palabras eran un vivaracho y populsita discurso que, por algún motivo, el al parecer agente Anders D. Thawne, consideraba oportuno. Tras matar a miembros de la Revolución, ganarse apodos terroríficos y que su figura estuviese presente en cientos de pesadillas, se autoproclamaba paladín de Paraíso Esperanza y rey de Water Seven, un reino que estratégicamente estaba destinado al fracaso. Arthur Silverwing y Al Naion no tardaron en explicarle por qué, y aunque entendía los motivos de todos los que estaban allí, no pudo empezar a reírse cuando se dio cuenta de un detalle.

- ¡Joder, si es que sois idiotas! -Soltó entre carcajadas- ¡Pensé que había micros inalámbricos por aquí, hay un inhibidor de frecuencia conmigo! -Ya en un tono más calmado, prosiguió-: Eso por no hablar de que estáis sacándolo todo de quicio. En fin, qué vida esta.

Recogió el chaquetón y se lo echó por encima, dando una parsimoniosa vuelta que resultaba a todas luces innecesaria. Tras ello desactivó el inhibidor. Aún quedaba otro, aunque a saber dónde había acabado con toda la destrucción que se veía por allí.

- Ahora en serio, muchachitos. Relajaos. Nadie ha escuchado vuestra pelea de gatas, por suerte o por desgracia para todos. -Se mojó los labios y comenzó a caminar. De nuevo controlaba su presencia, y el suelo ya no se agrietaba a su alrededor- Yo no voy a intervenir en una lucha por el Paraíso, es una campaña que no puedo financiar ni mantener, pero permitidme daros un consejo como persona que ha vivido y tiene amigos entre toda la gente que hay por aquí. -Miró a Zane, a Kodama, a Kai y a Osuka. Con todos había tenido sus más y sus menos, pero de alguna manera habían estado allí- ¿Qué es lo mejor? ¿De verdad quieres eso, Thawne? Arthur tiene razón, si deciden asediarte estarás solo, y aunque convencieras al pollo para que te ayudase a frenar al niño helado, ¿quién frenaría a la devastadora e imparable máquina del Gobierno Mundial? Has matado a cientos de revolucionarios, así que no puedes contar con la Armada y... Bueno, ¿vosotros en qué coño pensáis? -Se dirigió a los Marines del lugar- No podéis comportaros como gamberros durante años y pretender evitar estas cosas por una noche de redención. Mirad, a mí me da igual lo que hagáis, pero si en algún momento me veo obligado a tomar partido... No os va a gustar a ninguno. Haced lo que queráis.

Tiró su teléfono a Thawne. Más valía que nadie lo interceptase. Tras ello recogió a Bleyd, dio indicaciones a través del auricular y abandonó la aguja rumbo al barco.

Resumen (LEER TODOS):
Hace unos turnos puse un inhibidor. No van los den den mushis. Bla bla bla, robar protagonismo, bla bla bla, amenazar, bla bla bla, pirarme.

Ineptitud:
Ineptitudes: Es tan despistado que muchas veces se olvida de cualquier clase de estrategia, impuesta por él o por otro. Hay una anécdota muy graciosa al respecto, en la que participaron un Cazador, Dexter y un reno llamado Sven. De todas formas, este ínfimo defecto no le impide llevar una vida normal más allá de vivir dentro de su cabeza la mayor parte del tiempo. Al menos no cierra los ojos y se cree ciego.


La gran noche [Capítulo] - Página 6 0qzZoWf
La gran noche [Capítulo] - Página 6 EJq2YV7
La gran noche [Capítulo] - Página 6 BOKei9S
Datos:
Nivel: 130
Berries: 917.826.001
Nombre: Dexter Black
Bando: Pirata (Blue Rose Pirates)
Akuma no mi: Ryu Ryu no mi (modelo dragón azul)
Profesiones: Luchador, Físico, Maestro Armero, Carpintero.
Características:
Fuerza: Tier 13. En forma humana, multiplicador x14.
Resistencia: Tier 13. En forma humana, multiplicador x9.
Agilidad: Tier 9. En forma humana, multiplicador x4.
Reflejos: Tier 9. En forma humana, multiplicador x4.
Velocidad: Tier 4. En forma humana, multiplicador x4.
Waiting for Zuko:

La gran noche [Capítulo] - Página 6 198u77
Dexter Black
Dexter Black

Mensajes : 1214
Fecha de inscripción : 17/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm136/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (136/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm614400/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (614400/1000000)
Berries: 865.576.001


La gran noche [Capítulo] - Página 6 W4pbZri

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Hamlet el Mar 25 Jun 2019 - 3:15

-¡Ya está! -exclamé con satisfacción al lograr desbloquear el candado de la trampilla.

Noté como mi cuerpo se destensaba y una pequeña sonrisa se formaba en mi rostro. No creía que aquello fuera a funcionar. Cuando me di la vuelta pude ver al espadachín escrutinando mi figura con cierta curiosidad, consiguiendo que notase en mi cara el caluroso cosquilleo propio del ruborizarse. Me volví hacia la trampilla y la abrí rápidamente, pestañeando con fuerza. Al terminar, carraspeé de forma extremadamente sonora.

-Ejem... Esto... ¿Qué quieres hacer con tu vida? ¿Vas a quedarte llorando a tu camarada muerto o prefieres venirte conmigo para evitar acabar sepultado?

Independientemente de su respuesta, marcharía por la escotilla sin decir más. Aquella última frase me hizo recordar a la niña que había dejado inmovilizada y que posiblemente moriría en la aguja. Notando un sudor frío recorrer mi cuerpo, me froté la nunca y traté de no pensar más en aquello.

Según avanzábamos por el corredor, una voz iba ganando fuerza. En primera instancia tardé en reconocerla, pero pronto se presentó como Thawne. Fue aliado de Kimura y me lo encontré al llegar a Gray Rock, de hecho, mucho se habló de su participación en la contienda. ¡Aquello resultaba esperanzador!

No obstante, mi sangre se heló tan pronto como continuó hablando. Al explicar sus planes, reveló cuáles habían sido sus lealtades en todo momento y qué era lo que realmente planeaba. Abrí los ojos como platos, sorprendido.

-Thawne...

Prosiguió con su discurso, convencido de que actuaba de la forma correcta. De que traicionar al Gobierno Mundial era la mejor decisión. Aquello me decepcionó profundamente, dejándome inmóvil y con la cabeza gacha. Bufé, o quizás jadeé con demasiada fuerza, producto de la ira que se estaba gestando en mi cuerpo y creía desaparecida.

¿Por qué?  ¿Por qué todo aquel que parecía andar junto a mí por el camino de la Justicia acababa por abandonar aquel sendero de rectitud y virtud? ¿Por qué había individuos tan brillantes que, pudiendo hacer tanto bien por el orden mundial, preferían romper con las leyes que hacían de nuestra sociedad un lugar mejor? ¿Por qué todos caían en la corrupción y el individualismo si eso era lo que criticaban de nuestro sistema?

Levanté la cabeza, con mis sienes latiendo y rabia infinita desprendiéndose de mis ojos. Apreté los dientes y, notándome cetrino pero revitalizado por la furia justiciera que se apoderaba de mí, grité.

-Thawne... ¡Jodido traidor! ¡Pagarás por esto!

Me agaché y rebusqué en la pequeña mochila acoplada a mi armadura. Allí se hallaban los mini-drones del Gobierno. Tenía un plan. Lo haría sobrevolar discretamente entre las gradas y hacerlo caer en barrena cuando estuviera encima del ex-CP, para que se confundiera con un escombro cualquiera. Cuando se acercase a su brillante calva, activaría la autodestrucción. Eso iba a matarlo. Inconscientemente, sonreí de oreja a oreja, tornando mi expresión en una ciertamente aterradora. Mi cuerpo solo notaba mi ceño fruncido en esos instantes.

Sin embargo, cuando me dispuse a desplegar el artefacto, una voz que reconocí como la de una autoridad en la Marina consideró conveniente dejar ir a aquel criminal. ¿Por qué había hecho eso? ¡Había que acabar con él en ese instante! ¡Era peor que los revolucionarios!

Rechinando los dientes y frunciendo el ceño incluso más me levanté y me dirigí con paso marcial al espacio abierto en el que terminaba el pasillo. Un escenario. Aquella banalidad era el centro de mando de los degenerados que habían iniciado este caos que casi destruye mi hogar. Esos enfermos, por cierto, se hallaban muertos en el suelo. Ojalá hubieran sufrido más.

Aprecié con un rápido vistazo que en el centro del recinto, dos almirantes, Koneko y Mitoko, junto a Silverwing, encaraban a un disfrazado Thawne. Allí también se hallaban  el traidor de Dexter Black y el odioso Zane D. Kenshin, junto a algunos de sus subordinados. Cerca del pelirrojo se encontraba, además, Sumisu, uno de los cabecillas del Ejército Revolucionario. Aquello parecía, sin duda, un festival demencial de ruines consortes de la discordia, mezquinos caballeros defensores del caos y la fatalidad.  

Con pasos largos y seguros, dando fuertes pisotones, me acerqué a los almirantes, sin disimular la expresión de mi rostro. En mi fuero interno repetía "Thawne, Thawne, Thawne", como un cántico de odio para no olvidar quién era mi enemigo. Curiosamente, me importó poco que en ese momento figuras tan despreciables como Black o Sumisu se hallasen en la escena.

Con la mano apoyada en Elsinor, me coloqué junto a Mitoko y miré a los ojos de aquel criminal que ya se había alejado de toda redención posible. Pensé en lo que diría si tuviera el rango suficiente como para que importasen mis palabras:

"Thawne, hijo de perra. Te aseguro que jamás olvidaré quien eres. No olvidaré tu nombre, tu rostro ni tu rango cuando decidiste traicionarnos. No, tampoco olvidaré por qué deseo acabar contigo en este preciso instante. No olvidaré tus viles crímenes ni la forma en la que decidiste volverle la espalda a la Justicia. Cuando consiga el poder suficiente como para que puedas considerarme una amenaza, lo que te aseguro que haré, voy a ir a por ti. Vas a pagar por haber engañado a tanta gente. A los Crimson, a la Marina y a todos y cada uno de los ciento setenta países que conforman el Gobierno Mundial. Sí, también el tuyo, porque pronto verás que no podrás sostener esta farsa. Y cuando llegue ese momento, voy a formar parte de tus pesadillas. Te causará risa que te lo diga ahora, pedazo de mierda, pero pronto verás que solo sigo vivo por una razón. Y créeme, no es sabio enfadar a una persona que tiene algo por lo que morir. Iré detrás de ti hasta que solo quede uno de los dos".

Entonces corté el contacto visual, asqueado. Con Mitoko quizás resultaría difícil hacerlo. Por un momento bailó por mi cabeza la idea de actuar de forma extraoficial y acabar con el traidor yo mismo, sin órdenes de la Marina. En un principio, la idea me repugnó y traté de apartarla de mis pensamientos, pues aquello significaría rebajarme al nivel de aquel tirano, pero aquello empezaba a resultar ciertamente atractivo.

Di un rápido vistazo al escenario y reparé en más gente, como el Vicealmirante Kai. ¿Seguía vivo? Intrigante. Seguí observando la estructura. Aquella aguja había hecho demasiado daño a mi hogar y había sacado lo peor de mí, descubriéndome verdades sobre mí mismo y sobre los demás que desconocía. Por un instante, sentí que algo estaba profundamente mal. Aunque tardaría en saber si era algo de mi entorno o si esa mácula se hallaba en mi interior.

Resumen:
Llegar al escenario y pensar en lo mucho que odia a Thawne, ya que no puede actuar de otro modo. Acabar hecho un manojo de nervios.
Hamlet
Hamlet

Mensajes : 145
Fecha de inscripción : 28/12/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm56/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (56/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm57600/790000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (57600/790000)
Berries: 64.129.490


La gran noche [Capítulo] - Página 6 AjTRKne

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 25 Jun 2019 - 7:32

El espectáculo de fuegos artificiales era digno del juicio final. El inicio del fin de los tiempos, le habría gustado llamarlo. La estructura poco a poco se desmoronaba y enormes escombros caían, aplastando todo lo que estuviera bajo ella. Era evidente que no quedaba demasiado tiempo, pero ¿para qué exactamente? ¿Acaso sus amigos, Black y los demás no habían detenido al causante de toda esa locura? ¿Por qué no todo terminaba y ya? Katharina estaba hastiada de ver más y más muertos. Lo mismo había sucedido en Gray Rock, y en las guerras que había estado antes. Era irónico que estuviera cansada de la muerte, siendo que ella misma había asesinado a un sinfín de gente. Sin embargo, tarde o temprano terminaría pagando por sus pecados.

La bruja comenzó a caminar hacia donde estaban sus compañeros, y pronto la caminata se transformó en una carrera. En el trayecto esquivó escombros, rocas y cadáveres, gente desmayada e incluso a un sujeto con una fusta en el trasero y la cabeza dentro de un retrete. ¿Acaso ese no era…? Como sea, aún podía ser de utilidad. Siguió avanzando entre tanta destrucción hasta haber alcanzado a los Arashi no Kyoudai. En ese momento se arrepintió de haber optado por la independencia. Se arrepintió de no haber seguido el camino que su capitán y el resto de los chicos siguieron. Katharina debió haber luchado codo a codo con sus compañeros en vez de haber ido a buscar los planos que jamás encontró. Un fracaso tras otro, ¿eh? No había hecho nada para impedir el apocalipsis.

—Y-Yo… Me alegro de que estén bien —susurraría al reunirse con sus compañeros, sintiéndose aliviada y manteniendo la vista gacha. Incluso se alegraba por Luka, quien, al parecer, había tenido la batalla de su vida—. Debí haber estado con ustedes. Perdón.

Tal vez ese no era el espacio para pedir disculpas ni hacer una demostración de afecto nunca antes vista, después de todo, el lugar explotaría. Además, un verdadero monstruo se acercaba hacia los piratas. Kodama, Almirante de la Marina. En la guerra de Gray Rock había visto a esa cosa crear un bosque sin mayor esfuerzo, bosque que ella misma incendió minutos después. Realmente no había sido su culpa, sino que fue provocada por ese estúpido hombre de la armadura y la pistola láser.

De pronto, e ignorando la pregunta del gyojin, vio al tipo con el que había compartido su viaje durante la aguja. Katharina frunció el ceño al saber que pertenecía al cuerpo de agentes del Gobierno Mundial. Sabía que había algo raro en él, lo presentía. Ningún agente del Cipher Pol tenía derecho a hablar de justicia y paz. Dejando a un lado los pensamientos, Katharina siguió escuchando las palabras del enmascarado. Quedó boquiabierta al escuchar que Kirtash había decidido renunciar al Cipher Pol. No es que la renuncia le importase, pero el hecho de hacerlo de manera pública… ¿Acaso formaba parte de un plan que era incapaz de comprender? No conocía demasiado a ese hombre, pero sabía que era inteligente. ¿Qué mierda tenía en la cabeza? ¿Acaso no sabía que estaban los miembros más fuertes del Gobierno Mundial en ese lugar? ¿Tanto confiaba en su fuerza como para hacer una renuncia pública? Por otra parte, lo que decía tenía sentido. El Gobierno Mundial era el menos indicado para hablar de paz y justicia, era incapaz de velar por el bienestar de todo el mundo.

Vio al hombre roble interponerse entre el agente y quien debía ser Al Naion, otro de los monstruos del mundo. La decisión del sabio Almirante había sido la correcta al optar por la paz. ¿Acaso no había ya demasiada muerte y destrucción? No obstante, el hombre de hielo tenía otros planes. Katharina frunció el ceño al verlo explotar en una nube de hielo. Nada de lo que estaba a punto de suceder podía ser bueno. Nada. Y, entonces, escuchó las palabras del marine.

El semblante de la bruja se ensombreció y apretó fuertemente los puños. La ira fluía por sus venas como un líquido caliente que la incitaba a hacer una estupidez. Sin embargo, ¿acaso debía sorprenderle? Ese era el verdadero rostro del Gobierno Mundial. Cualquiera que quisiera seguir un camino propio sería condenado a muerte. Cualquiera que quisiera optar por un sendero diferente, optando por la libertad, sería acusado de traición y eventualmente ejecutado. ¿Qué tan diferente era la sentencia de Al Naion a lo que estuvo a punto de hacer una sección de la Armada Revolucionaria? ¿Cómo podía hablar de paz y justicia si estaba dispuesto a sacrificar una ciudad completa sólo por seguir órdenes? Katharina quería emprender vuelo y arremeter contra Al Naion, pero la imprudencia no formaba parte de su comportamiento, al menos no en una situación tan importante y peligrosa.

—Este es un buen momento para declarar la guerra al Gobierno Mundial, ¿no crees, Zane? Sin embargo, es tu decisión. Sólo te pido que tengas en cuenta mis sentimientos —mencionó finalmente en voz baja, posicionándose cerca del pelirrojo. No faltaría la cadena de mando. Seguiría las órdenes de Kenshin tal y como lo había hecho durante el tiempo que había estado viajando junto a él.

Resumen (Leer Zane y compañeres):

  • Volver con sus compañeros.
  • Blablabla.
  • Querer arremeter contra Al Naion.
  • Esperar las órdenes de Zane.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 804
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm104/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (104/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm231879/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (231879/1000000)
Berries: 19.723.800


La gran noche [Capítulo] - Página 6 VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Luka Rooney el Mar 25 Jun 2019 - 8:40

Éramos pocos… Y llegó Katharina. Y lo hizo de una manera extraña para ella; Se disculpó, e incluso mostró algo de cariño al resto de los presentes. El Gyojin estuvo a punto de frotarse los ojos, pero una confrontación en aquel momento quizá no era la mejor idea.

Y entonces sucedió. Thawne, el de los mil apodos, hizo su aparición. Trazó una comunicación con la gente del lugar y empezó a contar su historia. A cada palabra, el pirata no pudo esbozar una sonrisa más grande. Suscribió casi todas sus frases, y se sorprendió de, al menos por una vez, pensar como la bruja.

Más le sorprendió el talante del árbol, quien tuvo una confrontación con otro almirante, Al. Sus métodos fueron más bruscos que los de Kodama, y lógicamente, desatarían mucha más rabia.

-Sinceramente… Me equivoqué de objetivo. Debí mear a ese saco de hielo.

Apretando el puño, el tiburón alzó la vista hasta su capitán, consciente de que no era el momento para pelear, pues la aguja estaba a punto de romperse en mil pedazos.

-Últimamente te has vuelto un padre protector, y escoges más selectivamente los líos en los que te metes para protegernos. Pero Zane, esto no va de protegerme a mi, al rubio o a Katharina. Esto va mucho más allá. Va de luchar contra un sistema podrido, contra la corrupción, y contra ese maldito saco de hielo que ve lógica en una medida que masacraría todo aquello que el hombre tanto tardó en levantar. Lo siento, Zane. Decidas apoyar a ese hombre o no, yo iré con él. Y creo que Katharina se vendrá también - comentó, dejando el peso de la decisión sobre sus dos compañeros-. Y… Me pido a ese saco de hielo. Yo seré quien derrote a Al Naion, puedes decírselo si quieres.

resumen:

Hablar con los shurmanos sobre las palabras de Thawne, Kodama y Al.

Luka Rooney
Luka Rooney

Mensajes : 542
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm101/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (101/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm285212/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (285212/1000000)
Berries: 36.000.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 KyiJTdX

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Lion L. Kai el Mar 25 Jun 2019 - 10:37

La locura al fin había acabado. Lo habían logrado... bueno, él había llegado tarde, pero al menos a tiempo para ver a Dexter y Zane salvar al mundo. Era... doloroso, en su orgullo como marine y como defensor de la justicia, ver que dos de los más famosos criminales del mundo habían sido sus salvadores. Y sin embargo, no podía evitar sentirse aliviado y agradecido. Suspiró y se apoyó contra una pila de escombros, notando toda la tensión desvanecerse de golpe. Sin embargo un cacho de techo cayendo cerca de él le recordó que no era momento de relajarse; aquella cosa estaba a punto de caerse a pedazos. Una mujer morena, más espabilada que la mayoría, ya se estaba ocupando de evacuar a los presentes. Inclinó la cabeza con respeto ante Kodama al verlo aparecer. Ah, ahora era Almirante... ¿verdad? Se rascó la barbilla, confundido. Demasiadas cosas habían cambiado en aquel último año.

- ¡Hey! - saludó despreocupadamente a Al, mientras un cacho de viga rebotaba en su cabeza - Llegas un poco tarde, rubia.

Entonces todo se fue a la mierda, en un sentido tan poderosamente figurado que rozaba la literalidad. Al principio no se imaginó cuán trascendentales llegarían a ser aquellas palabras. La historia, una vez más se repetía. Caída una nueva amenaza, un nuevo cabecilla se alzaba y le declaraba la guerra aprovechando el caos del final de la contienda. Parecía que los últimos diez o doce años habían sido una ristra de traiciones y alzamientos: Kirito tras Loguetown, Karl en Mary Geoise, Derian en el North Blue. Siempre era igual. Daba lo mismo bajo qué pretextos decorasen su discurso, nacionalismo exacerbado, libertad, justicia... al final no eran más que hombres ambiciosos sedientos de poder, amenazas al Equilibrio que Kai había jurado proteger. Enemigos de la paz y del pueblo que decían proteger. Y podían cambiarse de máscara, pero bajo esta siempre se ocultaba el mismo feo rostro. Porque la guerra no cambia nunca.

- Al... - comenzó a decir, en un tono falsamente calmado - Si el cabecilla muere, no hará falta una Buster Call. ¿Cierto? Corta la cabeza a la serpiente y el cuerpo morirá.

La última lección de su maestro acudió brevemente a su mente. Calcular riesgos, y elegir la opción que menos daños colaterales traería al resto. Respiró hondo, a duras penas conteniendo toda la ira que latía en su interior. Sus puños, apretados hasta el punto de hacerse sangre, temblaban de pura rabia. Comenzó a caminar lentamente hacia Thawne, con el rostro ensombrecido. Cuando se detuvo a escaso metro de él, la diferencia entre el agente y el Vicealmirante se volvió plenamente notoria: Kai le sacaba más de medio metro de altura, y bueno, bien podría serlo también de hombros en realidad. Sus ojos recorrieron su figura atlética, engañosamente delgada, y se detuvieron en la máscara, contemplando la serpiente. Irónicamente apropiado, teniendo en cuenta su ejemplo anterior y las ganas que tenía de arrancarle aquella estúpida careta junto al cráneo entero.

- Es irónico, Thawne. Irónico, hipócrita y estúpido, todo cuanto has dicho. Hablas de libertad, prosperidad y justicia cuando lo que estás a punto de hacer es arrastrar tu ciudad a una guerra. Acabamos de salvar el mundo de una catástrofe sin precedentes, y tú quieres arrastrarnos a un nuevo conflicto, a una nueva pérdida inútil de vidas. ¿Dices que el Gobierno sólo sirve a unos pocos privilegiados? Insultas el trabajo que hacemos todos los marines día tras día, arriesgando nuestras vidas para proteger al pueblo al que tú intentas arrastrar al desastre. Podría decirte mucho más, pero creo que no servirá de nada, porque los hombres como tú no atendéis a razones. Llevarás una máscara, pero yo ya he visto tu verdadero rostro. La ambición te ha podrido por dentro.

Sin contener más su frustración y furia, alzó velozmente la mano y le cruzó la cara (o más bien la máscara) de una bofetada al traidor. El golpe resonó por el escenario a pesar de los ruidos de la Aguja desmoronándose. Apretó el puño, observando con odio a Thawne, y se apartó de él. Mientras se alejaba, dijo una última cosa - Por cierto, qué cojones tienes, macho. Llegas justo al final del combate, no haces nada, y quieres atribuirte el mérito de lo que han hecho los demás. Mamarracho - Se acercó a los Almirantes, con una mirada decidida y se plantó ante Al. Lo que estaba a punto de hacer podía causar problemas en la Marina, pero bueno, era preferible un conflicto entre altos cargos que seguramente el Almirante de Flota acabaría resolviendo sin derramamiento de sangre a una nueva guerra. Se cuadró ante Al con un gesto serio:

- Almirante Koneko, solicito permiso para dar caza al traidor Anders D. Thawne de inmediato y llevarlo ante la Justicia.

cositas:
Nombre de la técnica: Soy la reina de los mares
Naturaleza de la técnica: Física
Descripción de la técnica: Juntando toda su energía gay, Kai es capaz de golpear con una afeminada bofetada que, no obstante, nunca falla. No hace daño físico, pero se traduce en todo el daño moral que un bitchslap bien ejecutado puede producir.
Tiempo de canalización: Instantánea.
Lion L. Kai
Lion L. Kai

Mensajes : 3116
Fecha de inscripción : 30/08/2013
Edad : 25
Localización : Stalingrada, Soyúz Soviétskij Sotsialistíchieskij Respúblik

Hoja de personaje
Nivel:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm91/150La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
La gran noche [Capítulo] - Página 6 3qaWnZm152720/1000000La gran noche [Capítulo] - Página 6 9h2PZk8  (152720/1000000)
Berries: 8.350.000


La gran noche [Capítulo] - Página 6 ADPen14

Volver arriba Ir abajo

La gran noche [Capítulo] - Página 6 Empty Re: La gran noche [Capítulo]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.