Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Baozar el Dom 23 Jun 2019 - 14:02

El sol se esta poniendo más allá de las tranquilas aguas del reino de Lvnnel, ocultando con sus rayos, la ciudad, que se prepara para dormir. Mercaderes, pescadores, artesanos, mineros, constructores, pilotos y marines abandonan la jornada agotados y regresan a sus casas. Las luces se van encendiendo en el interior de las viviendas. Sin embargo no todos dormían en ese momento, ni siquiera pensaban en ello.

El silencio reina en el Santuari.0, la tripulación actúa como el mecanismo de un reloj, todos son conscientes de que cuando el submarino está en marcha y sumergido se debe de estar en silencio. En el centro de mando Sereg, de mediana estatura, de constitución muy fuerte, y la piel blanquísima, las facciones regulares, los ojos grises, astutos, los labios finos y burlones, se encontraba dirigiendo el sumergible bajo mi mando, nos encontrábamos aproximadamente a quinientos metros de la superficie.

En la cámara de mando se encuentran el periscopio, el timonel y la mesa táctica de navegación. Junto a ella, ademas de todos los otros sistemas de control, están los equipos sonar para detectar buques y el sillón trono enfocando al enorme ojo de buey que se encuentra en la parte frontal de la cámara, dejando a su izquierda y derecha los otros dos ventanales.

Llevamos un par de días en el North Blue, parece que un grupo de oficiales de la marina estaba abusando de su poder, avasallando a los lugareños como si de un líder mafioso se tratara. El capitán Roger había solicitado ayuda para acabar con ellos y yo estoy más que dispuesto a acabar con un marine corrupto. El camino desde Mount Diamont había sido tranquilo y sin contratiempos, pues gracias al Submarino, no tenemos que lidiar con gran parte de los barcos de la superficie.

-Sereg, ¿Cuanto nos falta para llegar a Lvnnel?

-Menos de una hora mi capitán.

-¿Algún barco enemigo en las inmediaciones?

-No señor, ninguna nave al alcance de nuestro sonar, ni a visión de periscopio.

-Mantén el rumbo y avísame si sucede algo.

Dejé mi asiento en el puesto de mando y me disponía a dirigirme a mi camarote cuando sonó un ruido como de un impacto en el ojo de buey frontal.

-¿Pero.. eso que es?- Dije mirando fijamente al extraño cuerpo que se encontraba ahora "pegado" al ojo de buey.
Baozar

Mensajes : 274
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 31

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm72/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (72/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm69900/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (69900/1000000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  OlH1jh3

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Dom 23 Jun 2019 - 16:15

Bajo el nivel del mar el color desaparece. De hecho, Kaito ya llevaba nadando cuatrocientos setenta metros en plena oscuridad. A medio kilómetro de la superficie, se veía relegado a usar el resto de sus sentidos para encontrar a su suculenta presa.

Flotando en la inmensa y fría oscuridad, el hijo del mar esperaba pacientemente a percibir rozando sus carnes las estelas de las muchas criaturas que pasaban a su alrededor ocupadas, tanto como él, en sobrevivir.

Pero la zona batial, donde no llega apenas un 1% de la luz, es un lugar extremadamente duro para hacerlo.

"Ahí está", se dijo el ningyo al notar la larga y lenta silueta del animal que venía a buscar. El pez remo real era, y sigue siendo, de los peces óseos más largos del mundo, midiendo de media la friolera de 11 metros. De hecho, esta característica conjunto a la afilada y extensa aleta dorsal, eran sus únicos métodos de defensa, ya que su boca, y apesar de su parentesco con las lampreas, se había adaptado y mellado para sorber plancton, la única fuente fiable de alimento en el descorazonador abismo del que raramente salía.

Extendiendo lentamente el bichero de madera, Kaito se forzó a esperar un poco más para asegurar que su preciso impacto acababa rápidamente con el animal sin echar a perder ninguna de las protusiones de la corona que caracterizaba al bien apodado "Rey de los arenques".

Con un cruel movimiento, el ningyo ancló su garfio un par de centímetros sobre el hueco branquial, perforando como un preciso cirujano el cerebro de la bestia que, tras una malsana convulsión que esquivó a duras penas, comenzó a hundirse.

—Perfecto... —dijo Kaito casi relamiéndose, mientras apresuradamente hacía pasar el cabo que llevaba a través de la boca del animal, anudándolo prácticamente a través de sus branquias para poder tirar de él hasta la superficie.

Aunque realmente no le hizo falta tirar.

Atropellado por el coloso mecánico, Kaito se aferró al cristal poniendo todo su empeño en no perder la presa que tantas horas de frío y silencio le había costado obtener. Emergiendo con el navío se ahorró el esfuerzo, aunque desde luego había sido una maniobra bastante arriesgada...

Arriesgándose a encontrarse con gente indeseada, el pelirrojo subió por el casco con su captura para ver quién demonios había llegado a aquel resquicio de Lyvnel en el que, gracias a su cocina y el inusual apetito de su patrón, se había asentado temporalmente a la espera de un barco rumbo a su nuevo destino.

—Bueh, piratas...—farfulló al ver la bandera negra empapada y retorcida sobre un palo de la nave.

Al ningyo no le costó notar que los pescadores que Gral le había asignado para encontrar el mejor sitio de pesca parecían demasiado despreocupados por aquella llegada. "Pobres incautos, mejor mal conocido que bueno por conocer... Y los piratas no son que digamos más humanitarios que El Fauces", pensó Kaito a la espera de ver quién salía de las pesadas escotillas.




Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Baozar el Dom 23 Jun 2019 - 17:50

El ruido del golpe retumbó por todo el armazón del submarino. No era el sonido provocado por el impacto de un objeto contundente, mas bien sonó como si un cuerpo, posiblemente el de un ser vivo, se estrellara contra el ojo de buen que se encuentra en la parte central del puesto de mando.  

Sereg, activa los Focos. Quiero ver que se a chocado contra nosotros.

A la orden capitán.

El subalterno, hábil como el ingeniero de cubierta mas capaz, activo los focos. En el exterior los dos reflectores que se encontraban encima del ojo de buey iluminaron el exterior, no mucho pues a esa profundidad la oscuridad absorbe toda luz que se encuentra en su camino. Lo que la tripulación que se encontraba en el puente vio les aterro en un primer momento. Todo el redondo ventanal estaba cubierto de tentáculos de alguna especie de cefalópodo, pues las ventosas estaban aferradas al cristal.

Gracias a todos mis años de peregrinaje, he llegado a conocer todo tipo de criaturas, pero las posibilidades que ofrece el fondo del mar en este aspecto son infinitas. Rápidamente di orden a Sereg, para que emergiera, Mi haki de observación me decía que fuera lo que fuera ese ser, era mas que un simple animal, pues al intentar utilizarlo vinieron a mi mente imágenes de miedos ya superados en el pasado. Era consciente que de no haber entrenado mi mente en el pasado para afrontarlos, estas imágenes me hubieran dejado bastante afectado.  

Rápidamente toda la tripulación se preparó para salir a superficie, dejaron todas las tareas que estaban realizando para ponerse a punto para la maniobra, pues cuando el Santuari.0 o cualquier otro submarino realiza una emersión de emergencia, se usan simultáneamente todos los métodos de control de la profundidad y la escora para propulsar al buque hacia arriba. Dicha emersión es muy rápida, por lo que el submarino puede incluso saltar parcialmente fuera del agua.

La tranquilidad de la superficie fue rota primero por un incremento de burbujas en la superficie, para seguidamente romper la misma superficie del mar con la proa del submarino, cualquiera que lo viera desde lejos podría pensar que era una ballena descomunal saliendo a superficie, pero de cerca se apreciaba como el monstruo de metal estaba saliendo rápidamente a superficie.  Los intensos ruidos metálicos, provocados por los cambios de presión en el casco exterior, se escuchaban como si de un lamento se tratase.

Por la Muerte; Como me encanta esa sensación, El momento exacto cuando el Santuari.0 pierde la inercia de subida y se precipita contra la superficie del mar, creando unas olas de varios metros de alto. Ese subidon de adrenalina que uno siente en las situaciones mas arriesgadas.

Cuando se asentó el submarino en la superficie, me coloque bien mis ropas y me dispuse a salir por la escotilla superior, la cual provoco un ruido sordo al chocar con la cubierta. Mi figura se alzaba sobre la salida, casi dos metros de altura, mi calva reflejaba los primeros rayos de luna y mi plateada barba, que se alza en forma de V por los laterales de mi rostro, se mantenía firme ante la brisa marina, la cual mecía las puntas de las plumas de mi alas.

Su mirada se fijo en el extraño ser que se encontraba ahora casi delante de el, sin duda debía ser un habitante del mar, así como yo lo soy del cielo.

Os pido perdonéis a este humilde anciano, ¿Estáis bien? pues atropellaros no era mi intención. Mas el destino puede nos haya unido por alguna extraña razón, pero antes de empezar con los desvarios de un anciano, permitid que me presente, pues antes vos se encuentra el viejo monje Inaga Castamere.  


Dije mientras me inclinaba realizando una ligera reverencia.
Baozar

Mensajes : 274
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 31

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm72/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (72/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm69900/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (69900/1000000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  OlH1jh3

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Dom 23 Jun 2019 - 19:10

La ceremoniosidad con la que hablaba Inaga generó en Kaito una mueca mezcla de extrañeza y desagrado. Los nobles hablaban casi en su propio idioma plagado de dobles sentidos e indirectas, y eran estas intenciones ocultas lo que más le desagradaba al nyngio. Aunque, tas aquel breve rechazo a la prosodia, una vez su mente urgó en la laberíntica y ensayada cordialidad, no le pareció tan mal tipo. De hecho, repasando las posibilidades de aquel primer encuentro con el pirata, las cosas habían salido estupendamente.

—¿¡Viejo!? Si estás más joven que yo. Mayor puede, pero viejo, lo que se dice viejo, ni un pelo. Bueno, canas aparte —comentó el nyngio con desparpajo tras admirar la magnifica figura del anciano. Tas erguirse unos palmos sobre sus tentáculos, lo suficiente como para no considerarse estar "sentado", le tendió la mano echándose su captura al hombro—. Nada; no se preocupe que el mar me ha hecho duro.

Tras estrecharle la mano, y rezar en el proceso porque no se la rompiera, ell pelirrojo se daría un pequeño momento de incómodo silencio para analizar qué debía hacer a continuación. Al fin y al cabo estaba trabajando de cocinero para satisfacer los caprichos de un glotón marine corrupto, y aunque conocía el interés de los ciudadanos para librarse de él, había relegado de aquel riesgo. Al menos hasta aquel preciso momento.

—¿Qué le trae a este rinconcito del mundo, Inaga? ¿Se retira? —se atrevió a aventurar, dada la insistencia con su edad—. Porque la vida de pirata tiene que ser dura con tanta competencia hoy en día. Por no hablar de la Marina, la Revolución, los Cazarrecompensas y los criminales que prefieren no catalogarse como lobos de mar.

Una vez escuchase sus palabras, el avispado cocinero pasaría su vista por el largo pez remo que había capturado y esbozaría una pequeña sonrisa.

—¿Qué le parece si le invito a comer? Estoy seguro que al jefe no le importará... Aunque mejor omitamos lo del tema pirata, que la gente se pone muy tonta con estas cosas. ¿Verdad, chicos?—preguntaría al dúo que le había acompañado en barca.

Era solo cuestión de tiempo que volvieran al puerto y se orquestara el tan esperado asesinato del corrupto marine semigyojin. Una vez estuviese muerto, Kaito sabía que si jugaba bien sus cartas dispondría del cadáver para él solo. Tenía curiosidad por saber cómo sabía la carne humana tintada con ascendencia de siluro...

—Por cierto, soy Kimihiro, cocinero errante.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Baozar el Dom 30 Jun 2019 - 12:31

Que grata sorpresa, el ser que atropellamos, no era hostil y pareció tomarse bastante bien el evento. Tras un firme apretón de manos, comprobé que su fuerza no era baladí, no en vano las criaturas del mar poseen la fama de ser unos seres realmente impresionantes, pero los años de entrenamiento y mi estilo de vida, habían hecho que yo no me quedara atrás.

Escuché con curiosidad sus palabras, pues si bien mi misión no era secreta, cuanto menos gente lo supiera mejor.

Tengo un asunto pendiente con cierto marine indisciplinado, pero no es mi intención molestarte con asuntos tan triviales. Mas ¿como podría yo retirarme, si aun estoy en la flor de la vida? Ademas el mundo es enorme y todos podemos tener nuestra pequeña porción de este y convertirlo en nuestro paraíso.

Tras decir estas palabras me fijé en la gran presa que el nyngio arrastraba en su hombro. Un enorme pez de apariencia delgada y aplanada. Me quedé impresionado, era la primera vez que mis ojos veían tremendo ejemplar. Parece que mi mirada no paso desapercibida, mientras yo me distraía maravillado por el pez, Kimihiro, me invitó a formar parte en semejante manjar.

Rayos y truenos, ¡Claro que acepto!  Mis feligreses quedaos cerca de la costa y vigilad, si las cosas se ponen serias preparaos para aparecer y darles una sorpresa a esos marines.  Que alguien me alcance un bastón.


Bramé con mi potente voz, y mi tripulación no tardo en obedece, los piratas lanzaron un grito de aprobación que se escuchó a través de la escotilla, Sereg me trajo el bastón que pedí y una capa de viaje para ponérmela por encima y tapar mis alas, quedándose una forma similar a una joroba en mi espalda. Con esfuerzo y control mental, relaje mis músculos y estos disminuyeron su tamaño, casi desapareciendo en su totalidad mi masa muscular. Mi barba, cayó dejando la forma que tanto la caracteriza para quedar colgando. Mi apariencia ahora era mas similar a la de un mendigo que a la de un pirata, relaje mi postura y me encorvé, para ayudar a aumentar mi tapadera me valí de mi agilidad para simular una falsa cojera.

Bien listo, ahora, ¿Os parece bien si vamos en la barca de vuestros amigos?


Sin esperar respuesta, me subí en el bote como pude y confiando que estos pondrían rumbo a tierra firme, empecé a fumar de una pipa que saque de entre mis ropas, autentico tabaco de las islas del cielo. El trayecto fue rápido y apacible, pues con el amparo de la noche nadie se interpuso en nuestro camino.

Ahora Kimihiro, ¿Hacia donde vamos?

Dije mientras desembarcaba y le daba las gracias a los pescadores.
Baozar

Mensajes : 274
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 31

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm72/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (72/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm69900/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (69900/1000000)
Berries:

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  OlH1jh3

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Dom 30 Jun 2019 - 20:28

Las palabras de Inaga Castamere eran muy interesantes, pero para Kaito aún lo eran más las alas que sobresalían de su espalda. En un principio las había confundido con un adorno, pero aquella suposición se había esfumado cuando el viejo el dio la espalda para comenzar su peculiar transformación.

Frunciendo el ceño y ladeando la cabeza, el ningyo intentó buscarle alguna explicación a lo que tenía delante, mas solo pudo elaborar conjeturas sobre mutaciones dirigidas como a las que se habían sometido algunos de sus subalternos. Desde luego no se le pasaba por la cabeza que aquello que tenía delante no era un humano, sino una criatura de una tierra tan fantástica que se la llamaba “cielo”.

—No me extraña nada que la gente haya pedido ayuda con la situación en la que están…—reconoció el pelirrojo, el cual había adoptado con muy buen gusto el sucedáneo de esclavitud—, pero que se haya enterado un pirata antes que un marine es preocupante. Aunque pueden que no se hayan querido arriesgar a usar métodos convencionales de queja… Si la trasmisión de la marina...

Miró a los pescadores, los cuales no parecían del todo conscientes de los miserables futuros que podrían haber traído a su pueblo con aquella petición de ayuda. Kaito envidió por un instante su repugnante ignorancia. Se encogió de hombros, aceptando aquella extraña situación a la que aún no sabía si catalogar como un golpe de suerte y siguió la iniciativa de su acompañante, al que prácticamente los dos pescadores ya habían tomado como mesías. Volvió con ellos nadando alrededor de la lenta barca sobre la cual había depositado cuidadosamente el largo pez al que, aún, no había decidido cómo transformar en plato.

Una vez atracados, emergió en un antinatural silencio de las aguas y tomó su presa sobre los hombros, enroscándola cuan larga era sobre su tronco para hacerse la carga más llevadera.

—Pues veamos…

El hijo del mar perfiló con la vista las pequeñas montañas que cobijaban el recóndito pueblo de Lvwell intentando encontrar algo digno de mención. Allí, en un pueblo de pescadores y ganaderos que muchos habrían llamado sin ningún tapujo “paletos” no había nada que destacase de la homogénea rusticidad y simpleza con la que vivían y siempre habían vivido sus habitantes, y tras un rato rumiando la idea finalmente abrió la boca.

—Lvwell no tiene mucho. Es… Era un sitio bastante tranquilo según tengo entendido, y lo único que se hace aquí es servir de puesto de control para el oeste de la isla. El queso está muy bien, la cabra muy rica, y no tiene nada que envidiar en cuanto a mariscos y peces de coral. Es de esos sitios en donde no pasa nada… hasta que pasa. Como están rodeados de montañas, hay aquí un destacamento pequeño para proteger la ciudad y un par de torres de telecomunicaciones en el cuartel para que lleguen y se manden noticias. Hace poco el anterior subteniente, o yo que sé qué de cargo que tiene, se jubiló y vino el que está dando problemas.

Aquello era lo poco que había sacado de aquella gentuza, aparte de algún que otro piojo de cabra. Tras la llegada de aquel déspota semigyojin, el natural racismo de la humanidad se había visto reforzado.

—Yo tengo que preparar esto, así que vamos al cuartel antes de que sea más tarde. Me ha llevado mucho cogerlo y ya casi son las dos…—Puso pie, o tentáculos más bien, hacia el final del puerto, donde se encontraba lo que había sido la antigua abadía—. ¿Vas a matarlos a todos y hacerte con el pueblo o...? —No se le ocurría mucho más que hicieran los de su calaña—. Porque hay piratas y piratas.

Aunque claro, antes deberían solventar el problema del pelotón local y cómo iban a entrar en aquel “terreno santo”. Nada más llegar, Bob y Tod, los dos mamotretos que siempre iban los últimos en las carreras de entrenamiento pero que ganaban siempre los pulsos preguntaron a coro:

—¿A quién t’as traío Kimihiro?

—¿Este?—lo señaló con el pulgar—. Uno que quería ir a la iglesia. Que ya no hay iglesia, pero no atiende a razones…—dijo negando despreocupadamente mientras avanzaba—. Y yo voy entrando tranquilamente que se me pone esto malo…

Escurriéndose por la puerta antes de que le lloviesen más preguntas, o los golpes que seguramente estaban a punto de diluviar, Kaito se dirigió por la larga nave principal rumbo a su santuario particular en el ala izquierda.

Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Jue 11 Jul 2019 - 17:57

Kaito no tardó mucho en llegar a la larga cocina que había proporcionado alimento a la orden ya perdida. Dejó su presa en la larga mesa de piedra, y contemplándola durante unos pocos segundos no pudo evitar sonreír pensando en todo cuanto podía hacer.

Sabiendo que el pescado aguantaría lo suficiente como para darle tiempo a preparar el resto de ingredientes, el nyngio lo dejó allí tapado con un par de manteles mientras cortaba las verduras para dar de comer al regimiento. Cebollas, patatas, zanahorias, boniatos y tiras de acelga fueron cortadas en suculentos trozos algo más grandes que un bocado, y separados en montones para controlar cuando iban a ser echados en la olla esperaron su turno.
—Iugg… ¿eso qué es?

La vocecilla provenía de la pequeña boca de Ann, una rubita de diez años que tenía la mala costumbre de acabar donde no debía en sus largos juegos al escondite. Despeinada y con los pantalones sucios de sus traviesas correrías, miraba con una mueca de asco y curiosidad a la criatura que había destapado.

—Un rey de los arenques —contestó el nyngio volviéndolo a arropar con uno de sus tentáculos.

—No me gusta el pescado.

—Y a mí no me gustas tú, así que estamos en paz.

Ann infló los carrillos y dio un pisotón. Se cruzó de brazos y pululó por la cocina con enfado hasta que el cocinero empezó con el preciso despiece. Por mucho que le desagradara ver aquello, su curiosidad podía más que toda la fatiga que le diesen aquellos estrambóticos sonidos de carne húmeda y hueso seccionado.

—Me estás poniendo de los nervios.

—¡Pero si no he hecho nada! —se quejó con razón.

—¡¿Qué no?! Estás ahí distrayéndome con tus “iugs y aghs”, ¿es que no tienes nada mejor que hacer?

—Pues no.—Se encogió de hombros despreocupadamente.

Mascullando ininteligibles maldiciones, Kaito miró a su alrededor buscando algo para entretener a aquella molesta criatura que venía días mordisqueando toda tartaleta que dejaba desatendida. Pudo ver claramente el rastro de huellas que había dejado desde la ventana.

—Ya puedes estar cogiendo un trapo y limpiando todo eso. Pero antes te vas a lavar los pies al pozo que están más negros que el sobaco de un grillo.

La chica explotó en carcajadas. Aquel bicho marino era muy gracioso. Especialmente cuando se enfadaba. Riendo salió, se limpió y volvió a entrar cargando el cubo que la propia risa no le dejaba levantar del todo. Tropezó, llenándolo todo de agua y acabando con el divertimento.

El pelirrojo se quedó mirando el cuerpecillo tirado en el suelo encharcado durante el largo momento en el que la muchacha reprimió el incipiente llanto con una sonrisa forzada.

—¡Estoy bien! —dijo con su ancha sonrisa de mala mentirosa.

Su alma siempre olía así, a una amarga y falsa felicidad que, poco a poco, había ido sustituyendo a la verdadera como una dura máscara. “Pero por dentro está podrida”, se dijo el pelirrojo rascándose la nariz intentando quitarse aquel desagradable olor que se había dejado entrever momentáneamente. Su haki resultaba hasta molesto en aquellas ocasiones y lugares donde las malas emociones abundaban.

—Siéntate anda…—No fue una queja empapada de asco y desprecio como las de su tía, sino un amable suspiro.

Con una serie de movimientos de tentáculo, el ninja marino recogió la suciedad y el agua formando una serpiente que fue a descansar al cubo. Marvillada por la técnica, la niña volvió a quedársele mirando mientras se frotaba su frente enrojecida. Era dura, probablemente de todas las veces que se había comido el suelo, pero no tanto como para ignorar el daño por completo.

—Listo. Ahora cuéntame por qué puñetas no estás en tu casa o en la escuela.

Y en los cuarenta minutos en los que tardaba en hacerse el guiso y los otros diez en montar el sushi con el arroz aglutinado del desayuno, Kaito escuchó pacientemente el enrevesado relato de alguien que hablaba culpándose y defendiendo a quien no debía. Aquella niña huérfana cuya avara tía quería convertir en una princesa a la que vender estaba tan hecha trizas como el resto de imbéciles pueblerinos que bajaban la cabeza ante la despótica autoridad de Gral “El fauces”.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Lun 15 Jul 2019 - 16:36


Kaito también había sufrido el maltrato de pequeño, y ahora que era mayor era consciente de muchas de las cosas que había pasado por alto. Frunciendo el ceño y sacando la vajilla para llevarla al largo comedor, reveló lo que pensaba sin pelos en la lengua.

—Exageras. Si tu tía fuera tan mala no estarías la hora que es aquí, habiendo manchado de barro la cocina. Estarías estudiando, y ella estaría obligándote a comportarte como, seguramente, debieras.

Aunque esperaba alguna contestación en protesta a aquella falta de tacto, solo obtuvo un triste silencio.

—Si tu tía quiere que te comportes como una señorita será porque querrá que tengas una buena vida casándote con algún tipejo rico, y así no tengas que complicarte en buscarte un trabajo ni nada. A algunos podrá parecerle una mierda, y para otros será una alternativa más cruel y cómoda. Lo único que puedes hacer es aguantarte, o buscarte la vida que quieres por tu cuenta…—Se giró para mirarla a los ojos para darle una última advertencia—. Y no será fácil, te lo aseguro; te encontrarás con monstruos mucho peores que Gral o tu tía.

Ann se encogió, y pareciendo aún más pequeña de lo que ya era se echó a llorar. Lágrimas a cucharadas bajaron por su rostro mientras su pecho bajaba y subía en un suave sollozo que parecía no tener fin.


¿Y qué hizo Kaito en aquel momento?

Lo que tenía que hacer. Se fue a poner la mesa para cuando llegara el regimiento.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Ichizake el Lun 15 Jul 2019 - 21:46

Gerald se arrebujó en su capa y entrecerró los ojos para protegerlos de la fina llovizna que le salpicaba la cara. Echó un buen trago de té caliente y se deleitó con el calor que dejaba el líquido al desaparecer por su garganta. Podría haberse guarecido en su camarote, donde le aguardaba una estufa encendida y un mullido sillón, pero prefería estar fuera. El desapacible clima del norte le resultaba extrañamente reconfortante. En el Grand Line el frío no era inusual, pero solía pasar deprisa mientras uno navegaba; el clima era demasiado cambiante. Pero allí, en los mares periféricos, no había bruscos cambios de temperatura. Las tormentas perduraban, el frío perseveraba. En cierto modo era tranquilizador.

Mucho menos amable era el asunto que le había llevado allí. Los viajes eran algo habitual en su oficio, pero rara vez había tenido la mala fortuna de ir en busca de una criatura tan desagradable como Black. Confiaba en que se mostrase un poco más... comedido que en su último encuentro. Había tenido que tirar un buen par de zapatos después de que se los llenase de tinta allá en la torre.

"En fin. Un aliado es un aliado", se consoló.

Normalmente era más selectivo, por supuesto. De hecho, había estado a punto de sugerir a White que echase a aquella criatura de Nameless, pero la situación, tras cortarle la cabeza a dos copias de Viktor Elrik, había cambiado. Si tenía en contra al mayor criminal del mundo, le convenía contar con gente en su bando. Y a falta de gente, bien estaba Black.

Tuvo que desembarcar justo cuando más a gusto estaba. Se desembarazó del sopor que comenzaba a invadirle y bajó a tierra siguiendo la conexión mental que le unía al pulpo. Entrar en su cabeza una vez, aunque brevemente, no fue agradable, pero al menos le permitía encontrarle cuando quisiera. Ver por los ojos de Kaito era tan fácil como hacerlo por los suyos propios. Si bien no tenía ningún motivo plausible que justificase haberle encontrado, no le preocupaba. Eso solo haría bien a su reputación. No solo  le daba la oportunidad de afianzar la alianza de Black, sino que también mandaba un mensaje: "Puedo encontrarte. No importa lo lejos que vayas". Aunque debía reconocer que le pillaba de paso.

La iglesia le recibió con un aroma a comida recién hecha. Olía bien. Casi le hizo olvidarse de lo antinatural que era la presencia de un ser como Black en un lugar supuestamente santo.

El gyojin estaba en la cocina. Los guardias, obnubilados por un poder que no comprendían, ni siquiera le habían percibido al acercarse. Gerald abrió la puerta con su espada envainada y dejó que chocase contra la pared de piedra. Permitió que sus ojos hablasen por él. Dejaría que Black le reconociese y se preguntase durante unos segundos qué hacía allí y cómo le había encontrado. Paladear esos breves momentos de desconcierto era uno de sus pequeños caprichos.

-Buenos días, señor Black. ¿Habéis estado ocupado?
Nota:
Sustituyo al pirata para que pueda completarse la misión como dios manda
Ichizake

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm93/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm260633/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Mar 16 Jul 2019 - 10:44

Platos y cubiertos habían sido colocados en la larga mesa allá donde los antiguos monjes habían almorzado, y ahora solo quedaba llevar la olla para servir, el pan de la despensa y algún que otro condimento de aderezo. Observando la enorme olla, Kaito se dio cuenta de que no había manera ni forma de que pudiera llevar aquello él solo.

Y aunque la niña no iba a ser de mucha ayuda, alguien que justo apareció sí que lo iba a ser.

Durante una fracción de segundo un conjunto de pronósticos se arremolinaron en la mente de Kaito como los ingredientes de una rica y peligrosa sopa. Pensó que venía a matarlo, a hablar con él o a vengarse de maneras más crueles, luego que simplemente le había rastreado para achacarle la mala actitud que había tenido en la torre, y por último pasó a convertirse en un par de brazos más para cargar aquella olla.

—Justo a tiempo, tú —Cogió uno de los grandes soportes de un lado envuelto en un paño y comenzó a prepararse para levantar el peso—. Échame una mano para llevar esto allí. ¡Venga, que ya es la hora de comer!

Las campanas empezaron a sonar para respaldarle.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Ichizake el Miér 17 Jul 2019 - 20:12

Gerald disimuló el desprecio bajo una leve sonrisa que pretendía ser amistosa. Llevar cazuelas y platos... Quería que fuese su marmitón, cómo no, su pinche. Le sorprendía incluso a él mismo la rapidez con la que había vuelto a odiar a esa cosa. Había calculado al menos unos minutos para perder la paciencia.

Tragó saliva y bilis y se dispuso a ayudar a Black a llevar su enorme olla hasta la mesa. Tomó buena nota de no probar nada que hubiese cocinado ese ser repulsivo.

-¿No teníais tentáculos? -preguntó mientras cumplía su ingrata tarea. Luego recapacitó. Los tentáculos de ese ser no debían ser precisamente higiénicos.

Tras dejar el cacharro, Gerald se limpió las manos inconscientemente. Tocar cualquier cosa que hubiese pasado por las manos de Black se le antojaba una temeridad. A saber por qué mugrientos parajes había deslizado sus múltiples y viscosas extremidades. Echó un vistazo a la mesa. Estaba puesta para dar de comer a una buena cantidad de gente. Era de esperar que su "socio" no hubiese decidido cambiar de oficio por algo tan mundano como hacer de comer, así que debía de estar allí por algún trabajo. O por alguna razón que solo un pulpo podría comprender.

Decidme, ¿qué hacéis tan al norte? Aparte de cocinar.
Ichizake

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm93/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm260633/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Miér 17 Jul 2019 - 20:39

Puesta la mesa a la espera de los comensales, Kaito se paró para pensar la rápida contestación al comentario de Elliot.
— Eso sería como cocinar con mierda de zapato. Nada bueno. Las intoxicaciones estarían a la orden del día si fuese tan descuidado como para ponerme a cocinar con los rejos. Alguna vez lo he hecho, pero como que tengo que limpiarlos constantemente y es un maldito engorro…—Kaito observó el asco en el rostro y el gesto del que debiera ser su compañero, y sonrió —. Mira que eres pijo…—comentó divertido en medio de la importante pregunta del espadachín—. Pues na’, aquí encallado hasta que vea cómo puñetas vuelvo al West. En una semana o algo así iba un navío que pasaba por aquí, porque no ha sido poca la gente que s’a venío por lo de la torre, pero bueno… Por lo pronto me he enterado que pagan por deshacerse de Gral el Fauces, jefe déspota del regimiento al que estoy dando de comer. Muy divertido todo. ¿Tú qué? Porque aparte del breve momento en la torre y que eres amigo del jefe no tengo ni puñetera idea de qué haces aparte de decapitar clones.

El ningyo volvió a la cocina despreocupadamente, como si aquella conversación no pudiera tener repercusión alguna en oídos de la pequeña jovenzuela de ojos hinchados que aún se debatía qué hacer con su vida.

—Estuve haciendo pruebas con los restos clónicos del capullín ese, por si te interesan. Su akuma parece complicada… más de la cuenta, me refiero. No he tenido la oportunidad de comprobar tasas metabólicas, pero no sería complicado si conseguimos uno vivo. Y un poquito de piedra marina no estaría mal...

Cómo alguien tan campechano en un momento podía ser tan frío y analítico en otro era algo bastante desconcertante. No lo sería tanto si se tuviese en consideración la miríada de pensamientos que le pasaban por la cabeza, los cuales tenían el principal interés de tener algo que su “aliado”, que había solo demostrado ser poderoso pero no de mucha ayuda, pudiera apreciar. Las relaciones, al fin y al cabo, son meros tratos comerciales.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Sáb 20 Jul 2019 - 20:35

Pero antes de que pudiera realizar otro trato, el primero le reclamó. Las puertas de la iglesia se habían abierto de par y par de un solo golpe, y los gritos de la roca y la visagra retumbaron por toda la estructura poco antes del de Garr.

—¡Kimihiro! ¡Más te vale tener la comida puesta!

Kaito suspiró, y dirigiéndose fuera balbuceó algo que no llegaba a ser ni un insulto al marine ni una disculpa al criminal. Reptando rápidamente sobre la desgastada piedra, el ningyo llegó justo a tiempo de que el semigyojin de mandíbula ancha cruzara el umbral al comedor.

—Capitán…—saludó.
—¡Es Comodoro! ¡¿Cuántas veces tengo que repetírtelo?!—Le empujó ferozmente a un lado, apartándole del camino a la preciada comida que justificaba su presencia en el santo cuartel.

El ningyo entrecerró los ojos y dedicó un largo vistazo al resto de marines que iban entrando uno tras otro con los pies destrozados de la larga caminata y las caras caídas de los constantes insultos. Para Grall ninguno de sus hombres se esforzaba lo suficiente. Nunca.

Último en la cola iba el menudo Morel, un joven de tez negra con el uniforme empapado en sudor y miseria que había visto su cómoda labor en la enfermería arrebatada tras la llegada del tirano. El médico en prácticas del cuartel había intentado dar mil excusas sobre su frágil salud y cuerpo, pero ninguna le valía al monstruo que les lideraba. Y aunque los dos verdaderos médicos del pelotón deseaban quejarse de aquel maltrato al pobre desgraciado que a cada poco caía enfermo, sabían que su jefe llevaba razón.

“No debía haber marines débiles” retumbó con desprecio en la sofocada calva del hermano pequeño de Grall antes de caer al suelo. Viendo que su compañero había perdido el conocimiento, muchos de los cansados marines se giraron para ir a socorrerle, pero un sonoro golpe contra la gruesa mesa de roble les hizo detenerse. Su mandíbula torcida con asco, decepción y autoridad fue suficiente para que todos los uniformados se sentaran a la mesa.

Mirando todo aquello con la misma fría crueldad con la que había tratado a la pobre Ann, Kaito recogió a aquel papanatas del suelo y se lo echó al hombro arrugando la nariz. Su sudor era una gelatina amarga y rancia que eclipsaba incluso el desagradable aroma de gimnasio del resto del regimiento.

Cuando el ningyo pasó al lado de El Fauces, su gesto de desaprobación y exigencia se dobló en esfuerzo.

—¿Qué haces, Kimihiro?—escupió entre sus largos, planos y deformes dientes de humano que no pegaban con nada en aquella ancha boca de ascendencia acuática.

—Sacar la basura. ¿No me pagáis por eso y por cocinar? Ah, no.

—Suficiente pago es la protección de la marina, especialmente sirviéndonos esta bazofia. Déjalo en el suelo si no quieres que te detenga por desacato, Kimihiro.

Deteniéndose un momento, Kaito pensó en descolgarle de su hombro dejando caer en peso muerto al pobre desgraciado de cara al suelo y disfrutar de la suave vibración del cartílago roto que recorrería sus ventosas mientras, poco a poco, la sangre se mezclaba con la pegajosa babilla que impregnaba el cuerpo. Pero, en el breve instante en que su mente recorrió las consecuencias, decidió bajarlo con cuidado y dejarlo ahí, donde no se pudiera hacer daño y no pudieran hacérselo a él como vendetta. Había aprendido a ser paciente, aunque a veces fuera un bocazas.

—Si necesitan algo, estaré en la cocina.

Y volviendo a su territorio, cerró la puerta esperando tener una buena conversación antes de tener que ir a recoger los platos que dejarían los “defensores” del pueblo.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Ichizake el Sáb 20 Jul 2019 - 20:51

No es que antes tuviese mucho apetito hacia las viandas de Black, pero si había una forma de conseguir que le pareciesen peores era revelar que pensaba dársela de comer a un objetivo de asesinato. Había que estar loco para creer que un asesino haría la comida para su víctima, al menos sin incluir cierta dosis de algo mortal o peligroso. Como poco, esos platos estarían cargados de sedantes; ¿lo más probable? Que fuese veneno. Gerald se arrepentía de haber tocado siquiera la olla.

-No sabía que matarais gente por dinero -observó. Aunque tampoco le extrañaba. Por alguna razón, un trabajo así de sucio pegaba con Black-. No soy amigo de White, si es a lo que os referís. Somos socios, nada más. No hay vínculo ni lazo alguno más allá de ese. Cada uno se dedica a sus propios asuntos, aunque colaboramos puntualmente, como ocurrió en la torre.

Se apartó de la mesa y se apoyó en la pared. Trató de apartar los pensamientos de lo vivido en aquel edificio durante esa desastrosa noche de la que no obtuvo más que quebraderos de cabeza. Casi podía notar el sabor de la bilis subiéndole por la garganta. Habría bebido agua de haberse fiado, pero no pensaba arriesgarse a que el pulpo hubiese mezclado con ella alguno de sus mejunjes.

-Estoy aquí por motivos... sociales. Podríamos decirlo así. Si pertenecéis a la misma sociedad que yo, considero oportuno conocer algo más sobre vuestra forma de trabajar. Establecer, si bien no confianza, sí una mínima... tolerancia del uno hacia el otro -No era cierto, ni por asomo, pero algo tenía que decir. Su única intención era la de tener otro potencial aliado-. En cuanto a las copias, según mi experiencia no importa demasiado de qué están hechas. Basta con saber si se las puede matar.

Y se las podía matar.

Los marines llegaron y Gerald volvió a al cocina. No tenía demasiadas ganas de ver a gente morir envenenada; eso le estropearía la cena más tarde. De todos modos era interesante ver a Black en acción. No solo aceptaba trabajos tan sucios y de tan bajo rendimiento como el asesinato concertado, sino que además no tenía reparos en utilizar trucos sucios. Vale, él no era el más indicado para reprochar las trampas y el subterfugio, pero tomó buena nota de andarse con cuidado.

-¿Qué ha hecho vuestra desdichada víctima?
Ichizake

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm93/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm260633/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Dom 21 Jul 2019 - 12:09

Habiendo vuelto a su dominio tras las impertinentes frases de Elliot, a Kaito le sorprendió bastante que la niña no se hubiese marchado de allí llorando y gritando. Que estuviese en presencia de asesinos no parecía molestarla, y de hecho una pequeña y triste sonrisa había aparecido en su rostro casi desprovisto de vida. Sin querer fruncir el ceño ni hacer ningún gesto que revelara las estaciones de su tren de pensamiento, el ningyo dijo lo que había querido decir antes de irse.

—Pues eso es una gilipollez—dijo como si hubiera comido algo tremendamente amargo—. No me refiero a no ser amigo de White, eso es lo más normal en nuestra situación, ni a lo de “socializar” para mantener una tolerancia entre los miembros, sino a ignorar de qué, y por ende cómo, están hechos los clones. Incluso con tu más que probable red de información, porque por algo me habrás encontrado, y tu capacidad para pasar desapercibido, no se debe nunca subestimar a un enjambre. Incluso las cosas más pequeñas, en suficiente número, pueden dar la ostia de problemas…

Los cientos de mosquitos, las miles de garrapatas, los bancos de sanguijuelas y las infecciones eran algo que recordaba muy bien de su estancia en los pantanos. Demasiado bien. Los vómitos, las diarreas y las fiebres tifoideas que le hicieron ser poco más que una masa temblona a merced de los elementos y los carroñeros eran de esas experiencias que tendían a no olvidarse en la vida.

—Las tasas metabólicas que ha de consumir, el límite de materia, y más preocupantemente la capacidad para extrapolar esta a componentes no orgánicos, como su máscara y la ropa, hacen de ese tío un sujeto peligroso. Aunque por suerte la naturaleza de su poder hace tremendamente fácil minar su negocio. Al menos para alguien con contactos…—sonrió, esperando que ese alguien fuera su socio.

Tenía interés en desmoronar el imperio comercial de Viktor, fragmentándolo para parasitar las grietas e infectar los trozos sueltos como una vil plaga económica.

—Respecto a lo de la “víctima”, yo…

—¿Cuánto? —dijo Ann.

Aunque el pelirrojo quería simplemente decir que se había enterado aquel día y que nunca había mencionado nada en absoluto en base a aceptar un trato cuyas especificaciones desconocía, no pudo evitar querer saber más sobre el lento descenso a la cruel realidad de la muchacha.

—¿Por…?

La muchacha le miró con decisión, pero incluso habiendo tomado la oportunidad que había llegado aún no se atrevía a pronunciar su terrible terrible verdad. “Matar a mi tía” era algo que no podía decir, no sin un empujoncito.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Miér 24 Jul 2019 - 21:04

Pero al final Ann permaneció tan callada como el resto de su pueblo ante el abuso. Era débil, y por ello cobarde, y aquello no hacía más que repugnar a Kaito. Le había puesto una oportunidad en bandeja, pero como la comida que había servido había sido tachada de bazofia con una clara mentira. Ambas, tanto la comida como el asesinato, eran, no sublimes, pero bastante buenas. Mucho más que aceptables.


—Si vas a seguir molestando, Ann, será mejor que te vayas a casa... o a otro sitio, la verdad es que no me importa mucho.

El ningyo no mentía, no del todo al menos, aunque a parte de él le desagradaba la posible situación de la niña, sabía que los niños solían exagerar. Y no era de su incumbencia.

En silencio, y echando una ultima mirada con esos grandes ojos tristes, la muchacha se fue a su hogar, esta vez usando la puerta.

Tomándose un silencioso momento para despiezar el aroma de la miseria en cada una de sus notas, el pelirrojo chasqueó la lengua impregnada de amargor.

—En fin. Tengo un plan para que te libres de Viktor, pero no es bonito—comenzó a explicar poniéndose a empezar la laboriosa cena que tenía en mente—. Todo radica en minar su competitividad comercial, explotando, de hecho, el poder de su fruta. ¿Cómo? Fácil y sencillo; hay que implantar la idea general de que sus productos son simples copias creadas por su poder. A mucha gente no le importará teniendo en cuenta su precio, pero ahí es donde entra la terrible terrible verdad que conllevaría comprar a Viktor. Si decide deshacer su poder, toda materia que haya creado, caput. Así que todo el mundo al que ha dado de comer o come regularmente de sus suministros, a la mierda. Claro que eso tiene el problema de que la gente que ya le ha comprado pues... se vuelva más "leal". Pero claro, estarán en su contra en lo que se dice por odio... A nadie le gusta tener cadenas al cuello. Aunque, claro está, esto no es demostrable, ya que el cuerpo muerto de uno de sus clones no desapareció... ni su ropa ni nada, ni son afectados por las leyes de las akumas una vez son desprovistos de vida. Habría que hacer más pruebas.


Tras aquella retahila, empezo a derramar en el enorme volcán de harina una yema de huevo tras otra. Tener todos los recursos del pueblo a su disposición para cocinar para el regimiento era una delicia, y a él no le desagradaba entrar en sucios gallineros bien temprano en la mañana.

—No soy un asesino, Elliot, mucho menos sin saber quién contrata a alguien para deshacerse de "El fauces", pero si quieres usar tu espada mañana voy a ponertelo tremendamente fácil...

Porque bastaba con un huevo con un poquitito de estiércol para que aquella sabrosa tortilla se convirtiese en un cultivo de Salmonella que, aunque no letal, convertiría al regimiento en una masa temblona que vaciaría sus entrañas por ambos orificios.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Ichizake el Jue 25 Jul 2019 - 11:48

Gerald no compartía el entusiasmo de Black por la capacidad de Elrik para copiarse a sí mismo. Su interés sobre ese poder de clonación se limitaba únicamente a lo frustrante que podía resultar el simple proceso de encontrar al original y matarlo. Sin embargo, era cuestión de tiempo. El plan de Black era complicado y potencialmente eficaz, pero no era su estilo. Una espada siempre hacía mejor el trabajo que una sarta de rumores.

-Nos ocuparemos de ese tema a su debido tiempo.

"Me ocuparé", quiso decir en realidad. Si ese pulpo contrahecho creía que iba a representar un papel principal en aquel asunto estaba muy equivocado. White y Black, ambos eran poco más que herramientas con una ligera autonomía. Gerald no cedería el papel protagonista tan fácilmente. Pero sería mejor no mencionar eso.

-¿Cuándo llegan vuestros comensales?

Tenía cierta curiosidad sobre qué sustancia habría echado en la comida y qué habría sido del verdadero cocinero de aquel lugar, pero se guardo sus dudas. Era más interesante limitarse a disfrutar del espectáculo. Quizás aprendiese algo sobre venenos, incluso, si es que esa cosa no había pensado usar su propia tinta o algo así como herramienta de asesinato. De ser así, no creía que pudiese volver a comer nunca.
Ichizake

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm93/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm260633/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Jue 25 Jul 2019 - 16:59

Kaito no pudo evitar esbozar una pequeña sonrisa cuandq su compañero por fin le trató como tal. "Nos", pensó con melancólica felicidad a sabiendas de que su asociación era tan frágil como lo serían las delicadas capas de hojaldre que iba a preparar como postre.

—Siguen en el comedor; aunque engullen no son patos, joder.

A pesar de que el precioso rumor de la ajetreada cocina era de las experiencias que el ningyo más disfrutaba, sabía que dejar pasar la oportunidad de conversar con su "aliado" era peor que tirar un yogur a punto de caducar.

—Hay una cosa que no entiendo todavía, Elliot. ¿Cómo demonios hace la gente desmayarse a otra así por las buenas? Es como, "plás, boquinacio al suelo". ¿De qué va eso? Porque tú lo has hecho, y los imbéciles que entraron al reservado aquella vez también.

Aunque conocía los tipos más usuales del haki, aunque no por ese preciso nombre, el del rey era algo que jamás había escuchado. No sin tacharlo de leyenda y exageración, claro.

Trabajaba rápido, sin dejar entrever del todo la cantidad de esfuerzo, ilusión y cariño que le ponía a cada plato. Incluso el que había emponzoñado simplemente usando un huevo sin limpiar recibía su atención. No faltaba mucho para que la tropa se fuera de allí advirtiéndole de un grito, y entonces tendría que hacer algo mucho menos placentero que cocinar: fregar.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Ichizake el Mar 30 Jul 2019 - 12:55

La pregunta de Black, como todo en aquella criatura, le pilló por sorpresa. En ese momento no recordaba haber hecho desmayarse a nadie delante del pulpo, aunque no le extrañaba. La única vez que se habían visto fue la noche que pasaron en la torre, y era difícil recordar todo lo que ocurrió allí dentro. Había matado, sí, y también hizo uso de sus poderes en un par de ocasiones, pero ni siquiera se acordaba de para qué. No obstante, si Black lo decía debía de ser por algo.

No podía admitir lo de su habilidad, por supuesto. Difícilmente podría establecerse ninguna confianza hacia él si se sabía que, como poco, podía manipular la memoria de los demás. El haki era una buena explicación para esos supuestos desmayos, pero no sabía gran cosa sobre ese poder. Gerald no era uno de los escasos bendecidos con el don de apabullar a la gente hasta la inconsciencia por la mera presión de su presencia. Y dudaba que un desmayo repentino y casual fuese creíble.

-Una vez conocí a un mago -dijo. Nada como un largo preámbulo para soslayar explicaciones incómodas-. Trajeado, con corbata y las mangas subidas para mostrar que no guardaba nada en ellas. Trabajaba en casinos y salas de fiestas de todo el East Blue, siempre con sus bártulos a cuestas y su escandalosamente guapa ayudante. Su truco más famoso consistía en meterla en una caja y cortarla en dos con una sierra. Debo admitir que me pilló por sorpresa. Fue un número un tanto escabroso para mi gusto, aunque recibió muchos aplausos. La ayudante, dividida en dos, saludaba sin inmutarse por tener la parte inferior de su cuerpo a dos metros de la superior. Luego, el mago cerró ambas cajas, ocultando a su ayudante totalmente, les prendió fuego a ambas y antes de que el humo se disipara, la joven estaba al otro extremo de la sala.

Gerald ojeó por encima del hombro del pulpo lo que estaba haciendo. Tanto cuidado en preparar unos patos que seguramente matasen a sus destinatarios... Curioso.

-Cuando el espectáculo acabó fui a ver al ilusionista. Quería saber cómo lo había hecho. ¿Sabéis qué me dijo? Que un mago nunca revela sus secretos.

Confiaba en haber evitado más preguntas incómodas con esa absurda parrafada.
Ichizake

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm93/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm260633/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Mar 30 Jul 2019 - 19:47

El relato de Elliot había ido tallando poco a poco una mueca de desagrado en el rostro de Kaito. A fin de cuentas, ni siquiera el placer de cocinar podía acallar el terrible picor de una curiosidad insaciable.

—Yo le hubiera obligado a decírmelo. —El rodillo bajó rápidamente aplastando los sesos del rey de los arenques bajo su propio cráneo. Arrancándole la cara para sacar aquella pasta rojiza, se detuvo un momento para girar la cabeza hacia su acompañante—. No es una amenaza, sino más bien un hecho. Y puede que en parte una queja. Odio los secretos…

Volvió a centrarse en cocinar, si aquel tipo que ahora tachaba de tipejo no quería satisfacer su hambre, no iba a molestarse en ser cordial. La gente que preguntaba más que contestaba no le era nada rentable, y aún menos cuando se suponían ser sus asociados.

—Pues tú dirás, Elliot—pronunció tan cortante como los cuchillos que se deslizaban limpiando los huesos del monstruo marino—. La verdad es que no tengo mucha idea qué pretendes con esta visita más que sacártela a lo “Sé dónde estás, Black”. Aún no has aportado nada al tema de conocer mejor nuestras formas de trabajar, y creo que ya he hablado demasiado por mi parte.

Aún le faltaba por hacer la masa para el contundente y reconfortante pastel de pescado que tendría que hacerse y reposar toda la tarde a la espera de los cansados comensales.
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Ichizake el Vie 2 Ago 2019 - 19:00

Por alguna razón, no le costaba nada imaginarse a Black amenazando con sus tentáculos a un pobre mago solo para sonsacarle el truco de su trabajo. Era la clase de criatura soez de la que uno se esperaría algo así. Aun así, no terminaba de gustarle la impertinencia de su tono. Una pequeña lección sobre cortesía no le habría venido bien a ese cefalópodo, tal vez aderezada con cierta dosis de reeducación... Pero no, no estaba allí para eso.

-Es una visita de cortesía. Me aseguro de que estés bien y que dispongas de lo que necesitas.

Era evidente que, al menos en comida, estaba bien surtido. A Gerald le había preocupado que esa cosa se alimentase de caracoles, medusas o, peor aún, de carne humana. Ya había visto la siniestra voracidad que demostró con las cabezas cercenadas de las copias de Elrik y tenía que admitir que, con veneno o sin él, lo presente era toda una mejora.

-Tómatelo como un gesto casual de compañerismo -Se aproximó a la puerta de la cocina, dispuesto a salir por cualquier sitio que no le obligase a pasar por donde comían los invitados e irse antes de una vez-. En cuanto a mi forma de trabajar, estoy seguro de que habrás aprendido tanto como yo de la tuya: yo trabajo en secreto, Black. Si sacas algo en claro de mí hoy, que sea eso.

"Monstruo", añadió para sus adentros.Una parte de él se preocupaba de qué pasaría con esa niña que había visto pululando por ahí, pero tampoco iba a ser tan maleducado como para meterse en los asuntos de los demás.

-Debería marcharme ya. No quisiera estar aquí a la hora de la limpieza -Tampoco quería estar allí cuando comenzase el propio banquete de Black. Detestaría ver como esa cosa hincaba los dientes en la carne de sus víctimas-. Siempre es un placer hablar contigo. Y, ya sabes, si necesitas algo...

No terminó la frase.
Ichizake

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm93/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (93/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm260633/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (260633/1000000)
Berries: 50.500.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  SOu0yxs

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Kaito Takumi el Sáb 3 Ago 2019 - 23:51

Kaito resopló con una mezcla de alivio y rabia cuando el caballero salió por la puerta. No había sacado nada de él más que tiempo perdido y lo que parecía una vaga promesa de compañerismo, y toda aquella situación le escamaba. Que hubiese dos criminales en aquel pueblo, tres si se conocían sus turbios actos pasados, debía tener una razón oculta, y desde luego estaba dispuesto a encontrarla.

Una vez el regimiento salió avisándole uno de sus miembros para que limpiara los platos rebañados, el ningyo usó las artes de su raza para aligerar cuantiosamente su trabajo. Desde luego, que limpiara con el sagrado kárate gyojin hubiera revuelto el estómago de los más puristas hijos del mar. Terminado aquello en apenas unos minutos, marchó de allí hasta el puerto y llamó a la puerta verde de la casa azul que aquella misma mañana había visitado bien temprano.

La mujer tardó en abrirle, y las quejas de detrás de la puerta dejaban bien claro que el pelirrojo había interrumpido un bien merecido almuerzo. Como él no era ningún marine, el rostro amable de la mujerona cambió rápidamente.

—¿Tú qué quieres? —Casi le faltó decir “bicho”.

—Saber cuánto vais a pagar por deshaceros de Grall.

Aquella fornida rubia supo mantener la compostura, pero el pobre pescador que audiblemente se atragantaba en la sala contigua a la entrada había dejado las cosas bastante claras. Kaito esperó paladeando aquel momento hasta que la mujer tuvo que ir a socorrer a su marido tras soltar un suspiro.

Tras haber roto el hielo, tardaron bastante en darle la información que estaba buscando; los rodeos para tantear qué clase de persona, o monstruo, era, le habían hecho malgastar aún más tiempo.

—Así que gracias a un explorador que viene os dáis cuenta que esto no puede seguir así. Y hasta sus propios subordinados quieren que la cosa cambie —dijo con tono serio.

El hombre asintió mientras la mujer que llevaba los pantalones en la casa escuchaba cruzada de brazos.

—Qué ridículo.

—No es ridículo, imbécil.

—¡Sharon!

La mirada de Kaito cambió de objetivo. Si aquella criatura hablaba por el hombre, por el pueblo y por todos, tan solo tenía una preugnta para ella.

—¿Por qué no os habéis encargados vosotros, imbéciles?

La rubia arqueó las cejas y casi se dejó caer hacia un lado, desde luego le había dejado claro que era una pregunta estúpida.

—¿Te parece que podemos hacer algo contra ese monstruo?

—Claro que no.

—Pues entonces.

El pobre Sr. Jhensen estaba ahí, anulado, invisible, como solía estarlo en aquel matrimonio que bien podría tacharse de abusivo o inmerecido.

—Entonces tenemos medio millón por matar…

—Deshacerse—corrigió.

—Como sea. Medio millón de mierda.

Aquella pequeña fortuna que podría haber sacado de más de un lío a la gente común había sido despreciada, pero Sharon no era tan tonta como para ofrecer más. No, ella sabía bien cómo jugar a todo juego.

—Sin oposición del resto de marines ni del pueblo. Es un dinero fácil.

Kaito dio tres vueltas a su bichero mientras su mente le daba tres mil al problema.

—¿Hasta su hermano?

—Hasta su hermano.

Era todo lo que necesitaba oír. Aunque prefería sacar algo más de tajada a aquel asunto, ya iba a sacar unas cuantas del cuerpo de aquel desgraciado. Incluso con la salmonella en su sistema gástrico, aún había muchos órganos y tejidos que estarían limpios de toda infección. Se marchó de allí tras sellar el trato con un apretón de manos a la dueña y señora de aquella pequeña casa de pescadores.

Y aquella noche, cuando todos y cada uno de los uniformados de azul estaban demasiado ocupados girándose una y otra vez en las letrinas, comenzó la cosecha. Grall estaba sentado en su váter, y su rostro pasaba del rojo de esfuerzo y rabia a un blanco grisáceo de cuerpo decompuesto una y otra vez. Ya era la quinta vez que le preguntaba

—¿¡Qué demonios quieres, imbécil?! ¡No sabes ni cocinar las cosas bien! ¡Esto es por tu..!—se giró para vomitar mostrando una ancha e indefensa espalda cuyos bajos estaban manchados de mierda líquida.


Sería difícil definir el sonido que manó de su boca, fue una mezcla de arcada, grito y el ahogo de una puñalada. Girándose con brusquedad y rabia, la mano semipalmeada de aquel monstruo arrancó el toallero de cuajo. Pero no había nadie allí. Nadie en absoluto.

No pasó mucho hasta que los furiosos pisotones perdieron su fuerza tras resbalarse en su propia inmundicia, y bastante menos hasta que los chillidos pidiendo ayuda se propagaran por toda la catedral. Incluso ocupados en sus propios y escatológicos problemas, e incluso sabiendo que estarían mejor cuando su horrible capataz muriese, más de uno intentaron sobreponerse a su indisposición para ir a prestar socorro. Y como si fuera un cliché, solo uno llegó al pasillo en el que pacientemente esperaba el verdugo.

—Hola, Morel.

Los brillantes ojos del ningyo se fijaron en la pistola de yesca que, temblorosamente, sostenía el descompuesto desgraciado en su diestra. Aquello merecía mucho más su atención que el pequeño botiquín que colgaba en la otra mano.

—¡Déjale en paz! —escupió, con restos de vómito en cada sílaba.

Al otro lado del pasillo la amenazadora sombra del comodoro comenzaba a asomarse.

—Va a morir, Morel. No voy a arriesgarme a que me señale… Los del pueblo dijeron que todos estabais conforme, incluido tú. —se aseguró de decirlo lo suficientemente alto.

—¡Yo nunca accedí a esto! ¡Yo quería enviarlo de vuelta al cuartel!

—Una pena por no poner una lista de especificaciones. Una auténtica pena…—le miró de arriba abajo—. Es curioso como tú pareces menos afectado… será cosa de la ascendencia. Los pies de barro como tú dependéis más que nadie del juego de la genética.

—¡Vete o te disparo!

—Tengo curiosidad, ¿te hiciste marine porque querías o porque no querías estar sin tu hermano?

Y aprovechando la mínima apertura que hizo aparecer aquella duda, cercenó su mano con la potente y rápida corriente de agua de su umigatana. Morel gritó, cayendo a un lado sosteniéndose aquél sangrante muñón mientras los rápidos tentáculos apartaban de su lado el miembro cercenado aún armado.

—En fin. No sería lógico que solo uno de los dos hermanos desapareciese… Nada ló…

Y el cuerpo de Kaito voló lo que quedaba de pasillo antes de las escaleras cuando el toallero le golpeó la espalda. Al otro lado, en el suelo, Grall maldijo y apretó los dientes por no habérselo ni clavado como una lanza ni dado en la cabeza. Intentó ponerse en pie, pero sus pies sin uñas volvieron a resbalar, así que continuó arrastrándose sobre sus codos.

En lugar de gritar, el ningyo se retorció y dio vueltas sobre sí mismo dando golpes espasmódicos. Le dolía demasiado como para que su cuerpo le permitiese tomar aliento, y tanto era así que rápidamente revaloró si todo aquello valía la pena. Cuando aquella horrible sensación le dejó tomar una bocanada ahogada de aire, se volvió para encarar al mamotreto que reptaba como un caracol sobre su propia mierda.

—Eso ha dolido —dijo entredientes pasándose la pistola que había robado al pálido desgraciado que pataleaba abrazándose la hemorragia—. Mucho.

Kaito dio fin a la penosa vida de Morel de un solo disparo. Grall se detuvo, y tras la breve paralisis de ver a su hermano muerto apretó las manos. Cerró los puños sobre la piedra, hundiendo los dedos en el granito que se deshacía bajo el peso de su furia. Y en aquel mismo instante, el ningyo supo que la había cagado. De hecho, tuvo que recurrir a tirarse escaleras abajo para evitar, y por muy poco, la lluvia de pedruscos.

Levantándose del suelo tras el tortazo, el ningyo dijo para sí:

—Vale. Plan B.


****************************

El camino de El Fauces se convirtió en una procesión de ejecuciones. Todos le habían traicionado, y todos iban a morir. Era lo más justo, y él, al fin y al cabo, era la viva imagen de la justicia. Incluso al borde de la muerte, presa de la ira y la enfermedad, seguía viendo sus acciones como la más pura y acertada verdad. Y lo más grave de todo es que se prometió que dejaría de ser blando, pues esto había probado que sus hombres no habían sido firmemente disciplinados. Dispuesto a convertirse en un déspota aún mayor de lo que ya era, llegó a la enfermería y comenzó a vendarse, o más bien envolverse, todo el torso. Había sangrado mucho, demasiado, y necesitaba todo aquel hirviente líquido para seguir luchando.

—Voy a...—El extraño repiqueteo se hizo dueño del silencio—. ¿Qué es eso?

Cautelosamente, el semigyojin se apoyó en una de las camillas y empuñó uno de los guardacamas como lo hubiera hecho con su espada. Intentó deducir que era, pero no pudo siquiera acercarse a discernir qué demonios eran aquellos toquecitos ahogados del entrechocar de huesos.

Deslizándose como un limo, la sanguinolienta masa de costillas y agua se asomó por la puerta como una pesadilla. Saltó hacia él, abriéndose como una horrible boca para soltar en su ataque la cabeza cercenada de su difunto hermano. Incapaz de reaccionar ante aquella monstruosidad más que con un grito, la horrible lamprea de hueso, sangre y agua se ancló en su cuello y comenzó a girar sobre sí misma.

Por mucho que tuviera de gyojin, Grall no había podido llegar a aprender nada de su arte. No podía hacer nada frente a una extremidad líquida que se recomponía y doblaba con cada golpe. Y aunque lanzó con fiereza el guardacamas haciendo trizas la puerta, el titiritero estaba bien escondido en el pasillo, y concentrado en la sensación que le trasmitía su marioneta no paró aquella trituradora de huesos hasta que todo su cuello se convirtió en carne picada. Incluso muerto, y pese a no percibir vida en la sala contigua, Kaito continuó despiezando el cadáver con su macabra herramienta solo por si acaso. No habría aguantado un segundo golpe de aquel tirano.

Terminada la misión con la muerte de todo el regimiento, el ningyo se marchó al día siguiente después de haber cobrado un trabajo mucho más complicado de lo que se le había prometido.Aunque al menos consiguió sus turbias provisiones para unas cuantas semanas...
Kaito Takumi

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 07/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm65/150Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (65/150)
Experiencia:
Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  3qaWnZm84702/1000000Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  9h2PZk8  (84702/1000000)
Berries: 21.100.000

Ver perfil de usuario

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  La1RvDH

Volver arriba Ir abajo

Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]  Empty Re: Sucia corrupción. [Misión osada: Kaito e Inaga]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.