Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss]

Ir abajo

Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] Empty Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss]

Mensaje por Galhard el Mar 24 Sep 2019 - 17:37

Pese al festivo ambiente de la isla de Dressrosa el joven cadete Galhard no había tenido ni un momento de descanso desde que desembarcó. Sin duda su brigada era peculiar en todos los sentidos y aunque el nombre aludía a cierta indisciplina de sus miembros la verdad es que poseían distintos protocolos que debían cumplir (Por lo menos los reclutas). Después de una larga introducción Galhard tuvo un poco de tiempo libre durante el atardecer.

El recluta pensó que sería una buena idea perderse por las calles de la ciudad donde se encontraba el cuartel para familiarizarse con el entorno, la cultura local y lo que era más importante, la gastronomía. Si bien estaba curtido en no caer presa de las falsas recomendaciones de sitios para comer con precios inflados y comida de dudosa calidad el joven no sabía por donde comenzar, así que decidió poner rumbo de nuevo hacia el puerto pues quizás desde allí podría encontrar alguna cantina con un precio que su sueldo le permitiese pagar, la vida de bajo salario era dura, más cuando había vivido entre algodones.

-Mmm... Veamos, las calles principales tienen pinta de ser un robo, las callejuelas invitan a que te dejen hecho un colador pero quizás allí hay si encontraré el local perfecto... Creo que hice bien en dejar la ropa de trabajo en el cuartel y solo llevar la identificación en el bolsillo.- Decía en voz baja el marine mientras se adentraba por un callejón colindante con la avenida que nacía del puerto.

Se llevó las manos al bolsillo y mientras silbaba observaba con atención la curiosa arquitectura de los edificios que no solo estaba presente en los edificios más llamativos de la ciudad si no que también en los más recónditos habitáculos del lugar. Tras caminar por unos largos minutos dio con una taberna, la cual, no parecía estar tan decrepita como las que habían salido a su paso hasta el momento pero tampoco se veía un lugar de lujo.

-Bien, creo que este lugar será el adecuado para llenar el estomago, estoy cansado de la comida del barco <

Atravesó la puerta de madera, que tuvo días mejores y entró buscando una mesa libre, el dueño del local le miró con una expresión mustia "Otro guiri con ganas de tocar las narices, espero que no monte un pollo si se emborracha" debió pensar mientras se acicalaba el bigote.

-¿En que puedo ayudarle? Si no piensa consumir pueda volver por donde ha venido, si de lo contrario quiere un trago no monte alboroto o le cobraré un suplemento- Dijo el tabernero con voz cansada

-Eh... No no, me gustaría saber cual es el menú y cenar algo ¿hay espacio libre?

El tabernero soltó un suspiro mientras se rascaba la sien -Dime ¿A caso ves que este lugar esté a rebosar de gente? Claro que hay sitio... Ahora te traeré la carta, siéntate allí y no armes mucho ruido, no quiero que molestes a mis clientes

Desde luego que la paciencia y la cortesía no eran la virtud de ese hombre, algo que chocaba con lo que hasta ahora había visto de la ciudad, sin pensar demasiado en ello tomó asiento en una vieja mesa y esperó a que volviese el hombre con la carta.

-Me gustaría comer ese tipo de plato que lleva arroz y marisco...¿Paella le llamaban?- Gahard se estiró mientras vio al tabernero acercase a toda prisa

Como si de una palabra tabú se tratara el hombre con una expresión más agria que la anterior exclamó-Esto es un lugar decente aquí no hacemos arroz con cosas, la paella no lleva marisco, lleva pollo, conejo y verduras y no hace falta que decidas que comer, vas a comer eso y te va a gustar, inculto Las mejillas del tabernero se tornaron rojas mientras las venas de su sien se hicieron notorias.

-Eh...S-si... Lo siento- Galhard se resignó mientras agachaba la cabeza a modo de disculpa, como si hubiese insultado a la madre de ese hombre. Al menos no tendría que preocuparse por decidir nada más y si llevaba carne sería mejor que los insulsos peces que había comido durante la travesía.

Acabó de estirarse y esperó a que el camarero le llevase su comida mientras observaba a los distintos y escasos clientes que ocupaban las otras mesas del lugar.
Galhard
Galhard

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 04/09/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm43/150Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm33300/1000000Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (33300/1000000)
Berries: 90.000


Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] ThDw2Fq

Volver arriba Ir abajo

Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] Empty Re: Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss]

Mensaje por Elya Edelweiss el Sáb 16 Nov 2019 - 12:11

Le habían destinado a Dressrosa dos días atrás. Pasaría allí dos semanas, sirviendo de refuerzo a la brigada local y ayudando en lo que fuera necesario. Mientras recogía sus escasas pertenencias y subía al barco que le habían indicado, Elya pensó por primera vez que empezaba a estar un poco cansada. La marina le gustaba. El trabajo... no tanto. Había mucho papeleo y mucho avisar a los superiores, rara vez era capaz de escoger su destino o su papel en un conflicto. No habían sido pocas las veces en que cuestionaba una orden que le había sido dada, aunque por supuesto no había dicho nada. No era su lugar, aunque... quizá quería que lo fuera. Suspiró y bajó del barco en cuanto tocó puerto, sin entretenerse. Cavilar no arreglaba los problemas, actuar si. De momento, completaría su estancia en Dressrosa y entretanto pensaría en su siguiente paso.

Llegó al cuartel y le enseñaron su habitación, su puesto y sus funciones. Patrullar, informar de cualquier cosa fuera de lo normal y personarse donde le indicaran en caso de ser necesario. Tedioso, pensó. Y no se había equivocado. En los dos días que llevaba ahí no había sucedido nada interesante. Lo bueno era que sus turnos de patrulla le habían dado la oportunidad de ver la ciudad. Dressrosa estaba llena de color y parecía haber una fiesta diferente en cada esquina. La temperatura, algo más alta de a lo que estaba acostumbrada, se agradecía también. No solía pasar frío, pero apreciaba una brisa cálida. Era agradable.

Ese día tenía un par de horas sueltas antes de su siguiente turno y un sano agujero en el estómago. Silenciosa como era su costumbre, se apartó de las calles principales y husmeó entre las partes más olvidadas de la ciudad en busca de un rincón en el que le dieran algo de comer. Pasados unos minutos, le llamó la atención una taberna pequeña y con pinta de vieja, pero bastante limpia. Le pareció acogedora, así que entró sin dudarlo.

Se acercó a la barra y aguardó unos segundos mientras el tabernero la miraba de arriba abajo con bastante poco decoro. Elya no se lo reprochaba. No vestía el típico uniforme de los marines, aunque utilizara sus colores. En realidad, vestía poca ropa y bastante ajustada; prefería tener libertad de movimientos asegurada. A cambio, le tocaba esperar a que algunas personas asimilasen su presencia. El hombre le preguntó receloso qué hacía allí; parecía convencido de que o se había perdido o le estaban gastando una broma.

- Me gustaría algo de comer, por favor. Aguardaré por allá.

No se quedó a ver su reacción, si no que buscó una esquina y se sentó a una mesa examinando el local para pasar la espera. No pasó mucho hasta que el tabernero apareció de vuelta y dejó caer un enorme plato lleno de arroz, carne y algunas cosas que no era capaz de identificar en la mesa. Se fue, dándole la espalda sin decirle nada más, pero como ya tenía su comida a la marine no le importó.

Estaba riquísimo. Durante unos minutos se olvidó del mundo, disfrutando cada bocado con verdadero apetito. La sacaron de su trance, inevitablemente, los gritos del tabernero. Un pobre recién llegado estaba recibiendo toda la angustia que el hombre se guardaba en el pecho. Por fortuna, el hombre había optado por seguirle la corriente en lugar de alimentar a la bestia y la cosa no escaló, aunque podía oír los refunfuños del tabernero mientras se alejaba. Elya miró su propio plato, dedujo que era lo mismo que iban a traerle y se apiadó un poco.

- No te preocupes; está delicioso se llame como se llame.

Le miró componiendo una pequeña sonrisa y aprovechó para contemplarle un momento. Le sonaba de algo, aunque no era capaz de identificarle. ¿Quizá se lo había encontrado por las calles? ¿Tal vez en el cuartel? Quizá un nombre le daría una pista.

- Soy Elya, por cierto. Bienvenido a Dressrosa.
Elya Edelweiss
Elya Edelweiss

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 08/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm52/150Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (52/150)
Experiencia:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm50150/790000Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (50150/790000)
Berries: 1.220.000


Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] ThDw2Fq

Volver arriba Ir abajo

Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] Empty Re: Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss]

Mensaje por Galhard el Dom 24 Nov 2019 - 18:56

Galhard al fin encontraba una voz amable entre tanta hostilidad que el tabernero había mostrado, se trataba de una joven de aspecto algo llamativo, su piel morena y sus ropas darían a pensar que provenía de alguna región cálida pero la gélida apariencia de los cabellos de la muchacha  chocaban con ello, si la intuición no le fallaba debían venir del mismo mar.

-¡Oh! Tu también lo pediste veo, si es así me quedo más seguro de mi decisión, que ganas de probarlo... La comida del cuartel no es precisamente una exquisitez... Decía el cadete mientras sonreía a la chica.

Elya... ¡Bonito nombre! Yo soy Galhard, recién llegué como nuevo miembro de la brigada de marines que tiene su centro de mando en esta isla ¿Y tu? ¿Estás de viaje por aquí?... Si mi instinto no falla ¿Eres del mismo mar que yo verdad? ¿Del North Blue? Si no, no me explico porqué me eres familiar

El recluta tenía la fea manía de coser a preguntas a las personas que acababa de conocer pero más que por cotilla lo hacía con una emoción infantil cosa que a alguna gente les podía llegar a molestar más y a otros aliviar.

Desde el fondo el tabernero llevaba una paella enorme y su voz llegó hasta donde los dos marines se encontraban.

-¿Quieres dejar de gritar pequeño calamar con pintas de delincuente? ¡Nano! ¡Que esto no es la plaza del pueblo aquí la gente viene a comer, callar y dejar dinero! Tienes suerte que estoy más orgulloso de mi receta de paella que de mis propios hijos che, que si no te escupía en ello, siéntete afortunado por ello y deja de charrar por los codos y molestar a mis clientes-

Galhard le miró con los ojos entrecerrados, en su mente era más probable que ese carácter molestase más a los clientes que sus preguntas aunque a juzgar por la risa de los que estaban en la barra parecía que era habitual y su carácter aunque rudo era familiar.

-Oh, perdón, perdón, solo me emocioné un poco. Ya sabe, no siempre encuentras gente con quien hablar y menos aún que parezca del mismo lugar que uno mismo. Prometo no hablar tan fuerte y apreciar su paella.

La situación era cuanto menos divertida, los otros comensales ahogaban sus carcajadas entre dientes como podían mientras la frente del tabernero se inflaba más y más.
Galhard
Galhard

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 04/09/2015
Edad : 25

Hoja de personaje
Nivel:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm43/150Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (43/150)
Experiencia:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm33300/1000000Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (33300/1000000)
Berries: 90.000


Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] ThDw2Fq

Volver arriba Ir abajo

Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] Empty Re: Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss]

Mensaje por Elya Edelweiss el Miér 4 Dic 2019 - 20:35

En realidad Elya no había pedido el plato en concreto. Había muy pocas comidas que no le gustaran y siempre estaba dispuesta a probar otras nuevas. Por ello, cuando viajaba, solía dejar sus comidas y cenas a elección del patrón o patrona de cafeterias o restaurantes pequeños. A base de prueba y error, no había sido muy complicado comprobar que la comida casera siempre sabía mejor que cualquier otra, sobretodo comprada con la del cuartel. Además, llegar y pedir a elección del dueño era mucho más sencillo que escoger un plato y si bien Elya tenía sus favoritos, prefería guardarlos para fechas especiales.

Volcó su atención en el desconocido. Era un marine, igual que ella, no le había costado nada revelarlo. Tampoco le había costado nada atosigarla a preguntas, pero por suerte para él estaba tomándose su tiempo para saborear el plato y no le incomodaba responderlas. Sabía por experiencia que no todo el mundo poseía un par de migajas de paciencia y apreció en silencio su ímpetu.

- Efectivamente, mi casa es el North Blue. Hace bastante desde que salí, la verdad. Me alegro de conocer a alguien de allí, aunque estoy convencida de que no nos hemos visto antes.

Le dio un par de vueltas a lo que había dicho. ¿Una brigada con centro de mando en Dressrossa? Por desgracia, solo se le ocurría una.

- Oh, diosa, estás a las órdenes del Al-mirante. - Lo pronunció así, ligeramente separado, pese a que cada célula en su cuerpo le pedía que no lo hiciera. Miró a su improvisado compañero de reojo y preguntó intentando fingir que en realidad no le interesaba la respuesta: - ¿Ha dejado de lado las bufandas?

Le encantaría oír una contestación afirmativa, pero dudaba que existiera siquiera esa posibilidad. Lo cierto es que de entre todo lo que sabía del Al-mirante, lo que había oído y lo que había contemplado, las bufandas eran sin duda lo que más recordaba. Para Elya no había otra circunstancia que resumiera tan perfectamente el horrible y controlado caos que era esa persona. Se alegraba de que estuviera de lado de la ley. Sin embargo, estar a sus órdenes constantemente... Elya se estresaba de solo pensarlo. Compadecía un poco a Galhard, pero creyó que era de mala educación comentárselo.

El tabernero les interrumpió, trayendo una segunda paella que olía a gloria, igual que la primera. Cuando se acercó, Elya aprovechó para aclarar la situación.

- Descuide, no es molestia ninguna. Acabamos de descubrir que somos compañeros de trabajo.

Se giró hacia Galhard, para aclararle:

. Soy recluta, todavía no me han asignado a ninguna brigada. Me han destinado unas semanas a esta isla, aunque de momento no ha ocurrido nada relevante. Si te digo la verdad, tengo la sensación de que me mandan de aquí para allá por cumplir, porque de lo contrario no entiendo mi papel aquí.

Pinchó la última gamba en su paella y se la comió de un bocado. Pese a estar un poco molesta, el dulce sabor del bicho la animó. Rebañó con cierto decoro los restos de su plato y le hizo un gesto al tabernero, dispuesta a pedirle su mejor postre casero.

Elya Edelweiss
Elya Edelweiss

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 08/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm52/150Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (52/150)
Experiencia:
Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 3qaWnZm50150/790000Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] 9h2PZk8  (50150/790000)
Berries: 1.220.000


Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] ThDw2Fq

Volver arriba Ir abajo

Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss] Empty Re: Dos marines poco convencionales [Galhard y Elya Edelweiss]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.