Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: North Blue :: Flevance

Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Miér 20 Nov 2019 - 2:54

Había usado casi todas sus reservas de magia para salir de la Gran Aguja, se dejó llevar por los vientos del mar del norte y fue así como terminó en Flevance. La bruja conocía ese lugar, bueno, no físicamente. Había leído de la Ciudad Blanca hacía un buen tiempo, cuando aún vivía en el North Blue. Antaño, había sido un reino muy rico gracias al comercio del Plomo Ámbar, un mineral precioso que era usado para todo. Muy pocos historiadores y entendidos del tema sabían la verdad que escondía Flevance. El Gobierno Mundial y la familia real habían descubierto que el Plomo Ámbar era venenoso, pero decidieron mantener esa gran verdad en secreto para seguir con las ganancias. Cuando la noticia se hizo pública ya era demasiado tarde para el país, pues la gran mayoría de los habitantes—si es que no todos— estaban envenenados. Poco a poco fueron muriendo y las islas vecinas, por temor a que pudiera ser contagioso, pusieron al país en cuarentena. Desesperados, los ciudadanos de la Ciudad Blanca intentaron huir, pero fueron cruelmente exterminados.

Katharina caminaba en silencio por las solitarias calles de la ciudad que alguna vez albergó una belleza incuestionable, sin embargo, ahora no era más que ruinas y vestigios de lo que alguna vez fue. Si bien había leído un poco sobre Flevance, no conocía casi nada sobre el famoso Plomo Ámbar, pero con la tecnología actual debía haber una forma de explotarlo sin condenar a los mineros a una muerte segura. Tampoco conocía su medio de contagio. ¿Sería oral? ¿Por contacto? No tenía idea, pero sus poderes mágicos eran capaces de repeler toda clase de veneno, así que no le preocupaba en lo absoluto. Es más, ¿había algo que no pudiera hacer la magia? Bueno, viajar por el tiempo y teletransportarse no eran cuestiones posibles, pero daba igual. Tampoco lo necesitaba.

En su libreta fue anotando todo lo que veía; quizás algún día le serviría para una investigación. En la actualidad, Katharina era una de las cronistas más importantes y, si no fuera una criminal, sería altamente reconocida. Era una de las pocas personas con la capacidad de leer los Poneglyph, lo cual ponía en aprietos al Gobierno Mundial. Una enemiga declarada de la institución más poderosa y grande del mundo tenía el poder para revelar lo que protegían con vehemencia. Eso, y que también podía descifrar la ruta al One Piece. La bruja era una persona escéptica, pero creía en la historia y en que Monkey D. Luffy había encontrado el tesoro más grande de todos. Además, también lo había asegurado Barbablanca antes de morir.

Desenvainó rápidamente la Hoja de Argoria transformada en una katana y lanzó una onda cortante en diagonal, creyendo haber escuchado un ruido. La Ciudad Blanca debía estar desolada; ningún reino había intentado apoderarse de su riqueza por miedo más que por otra cosa. No obstante, en el último tiempo la gente se había vuelto temeraria y no parecía tenerle respeto a la muerte. Caminó con los sentidos aguzados hacia el origen del ruido y cuando estuvo a metros de distancia, usó el poder de la telequinesis para quitar los escombros y poder ver lo que había detrás.

—¿Lo habré imaginado todo…? —se preguntó con el ceño fruncido.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 901
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm115/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm310344/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (310344/1000000)
Berries: 269.723.800


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Vie 22 Nov 2019 - 17:42

Nuestro agente Roland es una persona que viaja mucho. La mayoría de las veces viaja por trabajo a sitios que ni él mismo habría podido soñar en mil años, pero en pocas ocasiones puede hacer uso de su escaso tiempo libre para tomarse unas vacaciones. La mayor parte de esas vacaciones consisten en viajes de descanso y exploración de nuevos y exóticos lugares, pero en esta ocasión era algo distinto.

Roland había viajado en su NeoBike desde Ennies Lobby hasta Flevance, la pálida isla del North Blue. Esta isla antaño habitada ahora se encontraba en ruinas, completamente vacía y abandonada. Hacía muchos años había ocurrido una gran catástrofe. Una enfermedad se propagó por toda la isla, causando una cuarentena en todo el lugar. Todos sus habitantes murieron a causa de esa enfermedad y nadie nunca quiso volver. Sin embargo Roland se encontraba allí por la causa de esa enfermedad, el Plomo Ámbar. Este es un mineral que es excavaba en la isla y que además de ser un material de contrucción con una particular belleza, posee capacidades venenosas.

El mink, como buen químico que se precia, posó sus ojos en ese extraño material la primera vez que lo escuchó hablar de él. Hasta ahora no había podido ir hasta el North Blue para investigar ese material, pero ahora que lo había hecho pensaba no solo investigarlo sino extraer todas las muestras posibles para ayudar a su estudio.

Roland se adentró en las ruinas del centro de la ciudad. Las calles, los edificios, todo estaba hecho del mismo material blanco. Roland recogió algunas muestras de escombros que había encontrado por el camino y rápidamente los guardó en la Dimensión Reflejo a través de uno de sus espejos. Acto seguido hizo desaparecer el espejo y siguió andando. Lo cierto que es poseía una habilidad muy útil, ya que le permitía tener un almacén portátil además de muchos otros usos, aunque nunca terminaba de sentirse totalmente cómodo usándola. En la medida de lo posible prefería evitar usarla, pero como no se trataba de una investigación oficial, era la única forma que tenía él solo de transportar una gran cantidad de Plomo Ámbar.

- Estas muestras serán útiles, pero necesito material sin refinar, que sea completamente puro. ¿Dónde habrá una excavación de este plomo? - decía Roland para sí -. A lo mejor en aquella di...

Un sexto le avisó de la presencia de un peligro inminente. El mismo sexto sentido que evitó su muerto en aquella extraña mansión cuyo misterio nunca pudo resolver. Ya confió con anterioridad en esa sensación que le decía que hiciera algo para evitar el peligro, y lo volvería a hacer. Acto seguido usó el Kami-e y su cuerpo se contorsionó para evitar una onda cortante que le rozó los pelos del cuerpo. Nada más esquivarlo usó una extensión de ese sentido para intentar presentir a la persona que le había atacado y, cuando lo hizo, presintió que se trataba de alguien con una gran presencia y poder.


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm41/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm30100/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 22 Nov 2019 - 18:34

Un pie delante del otro, la espalda recta y la espada inclinada en un perfecto ángulo de 45°. Alzó el arma y luego la dejó caer con fuerza, repitiendo el proceso una y otra vez. Era un ejercicio básico para alcanzar la maestría absoluta en la esgrima oriental. Además, estaba intentando otra cosa. Cada corte al aire era acompañado de su energía espiritual comúnmente llamada haki. Lo había visto en la Gran Aguja, todos y cada uno de los grandes monstruos eran capaces de cubrir sus cuerpos o armas con una armadura negra, resplandeciente y muy resistente. Si en ese entonces hubiera poseído un haki más fuerte, no habría tenido tantos problemas con Denis. Es por eso que ahora se encontraba entrenando en la desolada isla, repitiendo una y otra vez el mismo ejercicio.

«Práctica, preparación, repetición sin fin; hasta que tu mente esté cansada y te duelan los huesos; hasta que estés demasiado cansada para sudar; agotada para respirar. Esa es la forma, la única forma en la que uno adquiere la Danza de las Sombras Gemelas», recordó las palabras de su antiguo maestro. Tras escuchar el extraño ruido y descartar cualquier posibilidad de encontrarse en peligro, comenzó a entrenar. Una, dos y hasta tres horas consecutivas. El sudor corría por su pálido rostro, los brazos le dolían y el pecho el quemaba, sin embargo, continuó repitiendo una y otra vez el mismo ejercicio. En el Reino de los Muertos realizó la misma práctica, aunque solo para mejorar su pericia con la espada. Ahora, lo hacía para alcanzar el armamento.

Se lanzó al suelo a descansar, respiraba agitadamente y sentía que se desvanecía. Estaba hambrienta. Estuvo a punto de decirle a Nailah que le preparase algo de comer, pero se dio cuenta de que no estaba. Había abandonado a sus compañeros, bueno, todo tenía una explicación. Ese hombre, Zane D. Kenshin, había resultado ser más egoísta y arrogante de lo que alguna vez pensó. Le había dado la espalda a una persona que jamás le había fallado, pero daba igual. Sobreviviría a la soledad de Flevance con sus propios medios, además había comprado provisiones en un pueblo de paso a la isla.

Hizo una fogata y creó una estaca de roca pura para asar el gigantesco trozo de jabalí. El problema era que Katharina no tenía idea de cuánto tardaría en cocinarse. Si se lo comía crudo, estaría con dolor de estómago un buen tiempo, así que simplemente lo dejó ahí, asándose al calor de las brasas. En varios minutos la capa exterior del jabalí se encontraba completamente negra y la bruja lloraba por dentro, maldiciéndose por ser una inepta en la cocina. El primer bocado fue asqueroso, y el segundo no estuvo mucho mejor, pero tampoco tenía demasiadas opciones.

—Pronto oscurecerá… —se dijo a sí misma inconsciente de que sus pensamientos escapaban por su boca—. Debería dormir.

Se acurrucó en la capa negra que vestía y miró el fuego que danzaba flamante ante ella. ¿Por qué seguía con la sensación de que la isla, en realidad, no estaba desolada? Intentó dormir, pero no pudo conciliar el sueño, así que se levantó y caminó bajo la enorme luna plateada que yacía en el oscuro cielo. El viento ululaba, trayendo consigo los susurros de un mundo que cambiaba constantemente. Y bajo el manto de oscuridad se sintió observada, como si algo la estuviese acechando desde las sombras. Sin embargo, no hizo nada; no lanzó ninguna onda cortante como en la tarde, simplemente se quedó allí, en silencio, aguardando la aparición del cazador.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 901
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm115/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm310344/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (310344/1000000)
Berries: 269.723.800


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Sáb 23 Nov 2019 - 23:16

¿Qué había pasado? ¿Por qué le habían atacado? El mink no lo sabía, pero iba a descubrirlo. Esperó, pacientemente, preparado para un segundo ataque, pero este no llegó. Siguió esperando, pero tras un tiempo prudencial decidió que era seguro moverse. Normalmente se hubiera abalanzado sobre el enemigo, pero al prever el poder de este, decidió ser precavido. Le extrañaba que le hubieran atacado en un principio pero que no hubieran continuado la ofensiva. ¿Acaso aquel ataque no estaba dirigido hacia él? ¿O bien era una estratagema para que se confiara? En tal caso, no pensaba caer en la trampa del enemigo.

Roland siguió concentrándose en la persona que le había atacado. No sabía muy bien como, pero era capaz de sentir su presencia, aunque no notaba ninguna hostilidad de su parte. Estaba un poco confundido, pero moviéndose sigilosamente entre los escombros de la ciudad se acercó lentamente a su posición, a una distancia segura en la que era difícil darse cuenta que se encontraba allí. Cuando observó la situación encontró un rosto que le parecía haber visto en algún sitio pero, ¿en dónde? No estaba seguro, pero antes de hacer nada continuó observando cómo la mujer empezaba a entrenar con su espada. Parecía diestra en el manejo de su arma, cosa que no le extrañaba al agente habiendo sentido en su propio cuerpo la inmensa aura que emitía. Tras varios movimientos de la mujer con su espada se acordó. Era Katharina von Steinhell, una renombrada pirata del Nuevo Mundo famosa por sus bizarras habilidades. De todos los lugares del mundo, ¿por qué había decidido asentarse en la isla? Roland no tenía ni idea, pero no pretendía dejar escapar esa oportunidad. No todos los días te encontrabas con alguien que, si se lo entregaras al Gobierno Mundial, estarían tan agradecidos que te darían cualquier cosa. Así que esperó.

Al cabo de varias horas, la pirata que no había dejado de practicar en todo ese tiempo, dejó la espada para sentarse a descansar. Al cabo de un rato comenzó a preparar la cena, la cuál resultó en un completo desperdicio. Esa mujer podría ser todo lo poderosa que quisiera, pero sus habilidades gastronómicas y de previsión eran penosas. Mejor para mí pensó Roland. Si no comía se encontraría debilitada, lo cual simplificaría su trabajo. Su objetivo actual era atacarla mientras dormía. Aprovechar la noche a su favor para matarla cuando estuviera con la guardia baja y llevar su cuerpo a Ennies Lobby.

Roland aguardó, en silencio, sin moverse, tranquilamente. La chica se había recostado en un acto de cansancio. Parecía que estaba en camino a dormirse, pero siguió esperando. El mink bien sabía que no todo el mundo conciliaba el sueño con facilidad, y más valía prevenir, sobretodo tratándose de alguien como esa mujer. Si quería asegurarse de su muerte, debía esperar a que se encontrara profundamente dormida, por lo que siguió esperando por varias horas más. En todo este tiempo no se había atrevido a moverse lo más mínimo. Su cuerpo estaba llegando al extremo del cansancio producido por forzar a sus músculos a mantenerse en la misma posición por tanto tiempo, pero su mente era más fuerte y estaba concentrado en la que se había vuelto su presa.

Sin embargo había pasado tanto tiempo concentrado en ella que no se percató de que no estaban solos. Una figura se lanzó rápidamente contra la adormilada pirata. No sabía de dónde había salido ni cuáles eran sus intenciones, pero no podía permitir que nadie más se llevara el mérito de la hazaña. Al no mover sus ya rígidos músculos le costó reaccionar, pero haciendo acopio de todas sus fuerzas se lanzó contra la misteriosa figura. La luna creciente se encontraba oculta tras las nubes, por lo que a pesar de la leve iluminación no podía distinguir a la figura, pero le daba igual. Quería dejar claro que no se acercasen a la famosa pirata, que él la había visto primero, así que hizo una demostración de fuerza y rodeó su puño de haki, impactando a máxima potencia en la cara del aún desconocido personaje.


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm41/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm30100/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 26 Nov 2019 - 23:40

Una sombra salió de entre los escombros, no podía ver bien sus rasgos ni sentía hostilidad hacia ella, pero igual desenvainó la espada. El cuerpo le pesaba y los brazos le dolían por haber estado entrenando, pero creía que igual podría defenderse. Se preparó para enfrentar a la sombra, sin embargo, esta nunca tuvo intenciones de atacarle. Fuese quien fuese, atacó al hombre que había aparecido detrás de Katharina. No entendía nada, pero ya tendría tiempo de reflexionar. Alzó su arma para proteger su cabeza del ataque de un bárbaro, un hombre vestido con pieles que llevaba un hacha de piedra en cada mano. Retrocedió y tomó distancia para poder tomar una decisión: unirse al encuentro o huir.

Era un buen momento para poner en práctica lo que entró durante la tarde, además su contrincante no se veía tan intimidante tras verlo bien. Bueno, podía medir más de dos metros, tener troncos en vez de brazos y una cicatriz en el rostro, pero poco más. El bárbaro volvió a atacar tras soltar un gruñido, arremetiendo contra la bruja y lanzando una lluvia de hachazos. Sus movimientos eran toscos y carecían de técnica, pero es que el hombre no necesitaba nada de eso. Cada ataque, fallara o no, lanzaba una pequeña onda cortante muy destructiva que hacía retroceder poco a poco a Katharina, además de hacer añicos el suelo.

Una estocada casi tan rápida como una bala le rozó el cuello, pues pudo hacerse a un lado justo a tiempo. Una chica pequeña y de cabellos blancos miraba a la bruja con sus grandes ojos dorados. Una armadura roja y en forma de placas protegía por separado su dorso, brazos y piernas. La espadachina volvió a atacar, se abalanzó y soltó una ráfaga de veloces ataques mientras el bárbaro se preparaba para arremeter. El choque entre espadas liberó una onda que resquebrajó el suelo y provocó un intenso dolor en los brazos de Katharina.

La bruja se alejó, tomó aire y entonces susurró:

Vientos de Venganza.

Trazó un movimiento en forma de luna completa y lanzó una onda que cortó las hachas del bárbaro, dejándole una fea herida en el pecho. La chica pudo resistir con dificultades el conjuro de Katharina, desviando la onda hacia arriba.

—¿Quiénes son y por qué me atacan? —les preguntó a los merodeadores.

—Retirada —se limitó a decir la chica mientras ayudaba al bárbaro a incorporarse.

Un pentáculo mágico se formó frente a la espada de la bruja al mismo tiempo que apuntaba a la pareja. Enseguida, una enorme bola de fuego salió disparada tan deprisa que sus enemigos no tuvieron tiempo de reaccionar siquiera. La explosión de llamas los mandó a volar, separándolos y dejando un pequeño cráter en el suelo. Katharina aprovechó el incremento de velocidad de su anterior hechizo para reducir la distancia entre ella y la chica, tomándola por sorpresa y pegándole una patada en las costillas. El bárbaro estaba fuera de combate y la prisión de viento recién creada por la bruja impediría que la muchacha huyese.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 901
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm115/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm310344/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (310344/1000000)
Berries: 269.723.800


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Dom 1 Dic 2019 - 18:34

Pudo arremeter contra el extraño repeliendo su ataque, y acto seguido la pirata se había levantado con espada en mano. Había dos atacantes más, pero la Supernova empezó a hacerles frente mientras que Roland seguía enfrentándose al primero que se lanzó al ataque. "¿Y toda esta gente? Pensé que la isla estaba deshabitada...y resulta que está plagada de molestias. Habrá que romper un par de huesos" pensó el mink.

Su rival, un hombre de altura media vestido con ropa militar de combate y varios protectores repartidos en distintas zonas del cuerpo, retrocedió momentáneamente tras el puñetazo del agente, pero después de la sorpresa inicial no se retiró sino que empezó a pelear contra Roland. Sus movimientos eran rápidos y fuertes, pero nada contra la que el mink no pudiera. Enseguida se formó un intercambio de golpes, compuesto por puñetazos, patadas y hasta algún cabezazo. Ninguno retrocedía contra el otro, y parecía que, a pesar de los objetivos de cada uno de ellos, lo estaban disfrutando.

Pero todo lo bueno llega a su fin, y el atacante sacó dos cuchillos largos que tenía guardados en bolsillos de sus piernas para tornar la balanza a su favor. Roland ahora solo podía esquivar esos cuchillos para no recibir ningún corte perjudicial, así que optó por cambiar la estrategia.

Dio un salto hacia atrás para tomar distancia mientras dos espejos aparecían al lado suyo, uno a su izquierda y otro a su derecha, ambos mirando hacia su creador. Rápidamente metió un brazo en cada uno de ellos y sacó su equipo especial para combatir. Cuando desaparecieron los espejos, en la mano derecha portaba a Felineus, su espada, mientras que la izquierda estaba oculta por un escudo que hacía las veces de espejo, el Escudo de Doramas.

- Ahora empieza lo bueno - dijo el mink relamiéndose la boca.

Se lanzó contra el rival de cabeza, lanzando espadazos a diestro y siniestro. Algunas veces bloqueaba los cuchillos del adversario con su propia espada, otras, con el escudo. En un momento dado cuando le intentó apuñalar el hombro, Roland bloqueó el ataque con su escudo, del cual brotó un brazo idéntico al de su atacante con un chucillo también idéntico, el cuál se clavó en su propio hombro, tras lo cual desapareció. El hombre parecía confuso y, aprovechando el momento de desasosiego, el mink aprovechó para lanzar un tajo imbuido en haki para terminar de una vez por todas, pero su enemigo lo bloqueó con su otro cuchillo.

Pero algo curioso sucedió, el cuchillo empezó a ceder y la espada lo estaba cortando, atravesándolo por completo y cayendo sobre el pecho del hombre. El dolor, silencioso pero reflejado en sus ojos, le hizo retroceder y pensárselo dos veces. No solo eso, sino que la pirata había derrotado a las otras dos personas que habían aparecido en un alarde de sorprendentes habilidades, por lo que prefirió dar media vuelta y volver por donde había venido.

Roland le hubiera perseguido, pero no quería perder de vista a Katharina, que era su objetivo principal. Así que le dejó escapar y rápidamente guardó su equipo, para acercarse a la pirata. Se ocultó la boca y la nariz con su bufanda para acercarse a hablar con ella y le dijo:

- Hola, soy Dnalor Remiehneppo, vi que iban a por ti y decidí ayudarte. ¿Qué te trae por esta isla? - preguntó sin rodeos y ocultando su identidad -. Y más importante, ¿quienes son estos hombres y por qué iban a por ti?


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm41/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm30100/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 3 Dic 2019 - 19:39

La bruja miró al desconocido de arriba abajo, analizando su postura y su modo de hablar extrañamente tosco, objetivo, directo. ¿Dónde había escuchado esa voz…? Estaba segura de haberlo hecho, pero ahora era lo que menos importaba. El hombre le había echado una mano, aunque jamás necesitó su ayuda. Había demostrado estar muy por encima de los merodeadores y ninguno de ellos había supuesto un problema para ella. ¿Tuvo que hacer uso de sus hechizos más poderoso? Por supuesto que no, porque eran basura. A pesar de que se encontrase en Flevance dudaba de que hubiera desafíos como en el Nuevo Mundo. Sin embargo, se seguía repitiendo una y otra vez que esa arrogancia terminaría pasándole la cuenta.

La naturaleza desconfiada de Katharina le impedía creer en las palabras del hombre, no confiaba en las buenas intenciones de la gente y era evidente que quería algo a cambio de haber arriesgado su vida. «Vi que iban a por ti y decidí ayudarte». ¿En serio? Pudo haberse inventado una excusa más decente, algo que no pusiera una barrera inmediata entre él y la bruja. Encima estaba pidiendo información sobre lo que la bruja hacía en Flevance, cuánta arrogancia del hombre al pensar que le respondería. Estaba haciendo demasiadas preguntas y no le apetecía responder ninguna de ellas. Katharina era algo paranoica en cuanto al peligro, puesto que era obvio que el Gobierno Mundial quería su cabeza en una pica. ¿Quién no lo sería teniendo de enemigo al país más grande del puto mundo? Sin embargo, la bruja era una chica bien educada y debía representar su clase social superior a la de los demás.

—No estoy dispuesta a hablar de mis intereses por Flevance, pero digamos que me gusta la historia —le respondió con sus fríos ojos celestes puestos en el misterioso hombre—. No sé quiénes son estos ni qué se traen conmigo, pero sé lo que hay que hacer para tener las respuestas que buscas. Ah, y ni creas que te daré las gracias por haber intervenido; nunca estuve en peligro ni jamás necesité tu ayuda.

La bruja conocía varios métodos para obtener lo que quería, aunque nunca había sido buena torturando a nadie. No tenía ningún apego por los gritos, la sangre y la desesperación, de hecho, mientras más limpio fuese el trabajo, mejor. Si lo quisiera, podría atravesar el corazón de uno de los dos prisioneros y hacer uso de la magia oscura para traerlos a la vida como esclavos. Sin embargo, quería hacer de esto algo mucho más entretenido, algo que valiera la pena y pusiera a prueba sus habilidades con la espada. No tenía muchas expectativas, pero al menos servirían para pasar el rato.

Arrastró el cuerpo moribundo del bárbaro y lo depositó cerca de la muchacha, quien le miraba con una furia indescriptible. Luego creó una prisión de roca y hielo para que sus queridos prisioneros no huyesen.

—Luego decidiré qué hacer con ustedes —le dijo a la chica, sonriéndole petulantemente—. Te aconsejo que no intentes huir de esta celda, de lo contrario, cortaré tus brazos y piernas. Mañana por la mañana hablaremos sobre este vergonzoso asalto.

Uno de los grandes problemas era que al hombre enmascarado se le había escapado uno de los asaltantes. Era cuestión de tiempo para que los compañeros de los merodeadores supiesen que dos de los suyos eran prisioneros de Katharina. Bueno, casi resultaba ser conveniente. Ahora tenía que hablar con el hombre que le había ayudado a dejar ir al enemigo.

—Soy Katharina —dijo cuando estuvo cerca de él—, y solo necesitas saber mi nombre. —La bruja se echó al suelo y suspiró cansada—. Mañana por la mañana decapitaré al bárbaro y liberaré a la chica para que entregue el mensaje. Me llevará directamente a su base de operaciones, si es que existe tal cosa. Eres libre de acompañarme…, si puedes seguirme el ritmo.

Ahora estaba demasiado cansada como para iniciar una persecución, además tenía que hacerle creer a la prisionera que estaba reflexionando sobre qué hacer con ella. La desesperación de no saber lo que sucederá con su vida le hará dudar de sí misma. Liberar a ambos sería demasiado sospechoso, en cambio, usar la cabeza del bárbaro como mensaje y enviar a la chica como emisaria… Sí, haría que las cosas fuesen más creíbles.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 901
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm115/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm310344/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (310344/1000000)
Berries: 269.723.800


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Mar 3 Dic 2019 - 21:09

La toma de contacto no había salido como Roland esperaba. Para qué negarlo, había salido fatal. Aquella mujer poseía unos aires de grandeza sin igual que hicieron que al mink le entraran ganas de darle una lección. ¿Pero quién se había creído? ¿Por ser famosa era ya mejor que los demás? Anda ya. "Si no hubiera sido por mí, ese primer atacante podría haber acabado con ella, al igual que pensaba hacer yo. Jodidos bastardos, me han dificultado el trabajo" pensó.

Ahora que había llegado tan lejos como para hablar con ella y aparentar ser un buen samaritano, no podía echarse atrás y dejar esa faceta. Así que, por mucho que le costase, se mordió la lengua y contuvo sus impulsos para no responder a la chica de una forma brusca. Ahora su objetivo era buscar una apertura para pillarla por sorpresa, aunque al recibir un ataque de este tipo seguramente estaría más alerta.

- Si no quieres hablar, no puedo obligarte - soltó el mink siendo lo más agradable posible -. A mí más que la historia, me gusta la ciencia, eso es lo que me había traído a esta isla - ese comentario realmente no era una mentira -. Y me da igual si estabas en apuros o no, solo vi a un hombre que se dirigía a atacarte y tuve que reaccionar, nada más. No te he pedido ni un gracias ni nada por el estilo, no entiendo por qué sueltas eso con aires de supremacía - terminó de hablar escapándosele algunas palabras de más.

A continuación observó cómo la chica se hacía cargo de los derrotados enjaulándolos gracias a su habilidad, la cual debía de reconocer que era muy versátil. Tras decirles unas cortas palabras volvió a donde Roland y se presentó. "Ya sé cómo te llamas, estúpida" pensaba el agente mientras le hablaba. A continuación le explicó sus planes a lo que este respondió:

- Me da igual, haz lo que quieras - y tras decirle que podía acompañarle en caso de poder seguir su ritmo este respondió con una sonrisa engreída -. No me subestimes, no vaya a ser que tengas tú que seguirme el ritmo a mí.

Roland se alejó un poco para descansar tras concluir la charla. No dormiría mucho, solo unas pocas horas y atento a cualquier peligro. Aunque por el momento no pareciera que la pirata le fuera a hacer algo, no debía confiarse. Tampoco necesitaba descansar mucho más, así que se tumbó en el suelo mientras meditaba que aquel grupo podía ayudarle, de forma indirecta, a capturar a Katharina, debilitándose ambos bandos en el proceso.


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm41/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm30100/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 6 Dic 2019 - 19:27

Despertó antes de que los rayos de sol comenzasen a iluminar el oscuro cielo, bostezó profundamente y observó a su alrededor. Los prisioneros aún dormían en la celda que había improvisado. Entrenar en ayuno era un verdadero desafío, uno que llevaría a cabo. Tomó un buen sorbo de agua y luego cogió la espada. Se alejó del campamento y repitió el mismo entrenamiento del día anterior, lanzando un corte al aire tras otro. Cada uno de ellos estuvo acompañado de su débil haki de armadura.

Se detuvo cuando los brazos comenzaron a dolerle y el sol ya estaba saliendo. El estómago le rugía y sentía que en cualquier momento fallecería a causa del hambre. El sudor escurría por su rostro y desaparecía en su escote, jadeaba agitadamente y parecía que la espada pesaba diez veces más de lo normal. Le dio un buen sorbo al odre hasta vaciarlo y luego volvió al campamento. Asó —muchísimo más de lo necesario— un trozo de carne y se lo comió malhumorada. Daba igual lo que intentase cocinar, todo lo hacía fatal.

—Algún día tendré que contratar a un cocinero… —susurró para sí misma, decepcionada de sus habilidades culinarias.

Por fin el día comenzaría en serio, llevaría a cabo su plan y le mostraría al misterioso hombre cómo es que Katharina von Steinhell hacía las cosas. Todo saldría bien porque ella lo planeó; así eran las cosas. Necesitaba que su salvador estuviese presente en la ejecución para dejarle claro el mensaje: traicióname y la siguiente será tu cabeza. Por supuesto, había decidido la noche anterior a quién ejecutaría. El bárbaro estaba demasiado herido como para volver pronto a la supuesta base. Necesitaba a alguien que pudiera transmitir el mensaje y esa persona era la muchacha de cabellos blancos.

La bruja se acercó a la jaula y miró de manera déspota a sus prisioneros.

—Si por mí fuera los habría dejado ir a ambos, pero el hombre de acá los quiere muertos —mintió descaradamente—. Pasamos toda la mañana discutiendo cómo haríamos las cosas, y al final decidimos que solo uno de ustedes vivirá. Lo siento, pero así son las cosas —dijo, mirando al bárbaro—. Les daré un momento para que puedan despedirse.

No confiaba en ese tal Dnalor y prefería que la chica lo odiase más a él. En caso de que quisieran vengarse, irían primero a por el misterioso hombre. Y si había una base, si había más merodeadores, supondrían un grave problema para Dnalor. Por decirlo de alguna manera, la bruja estaba preparando el campo de batalla a su conveniencia.

—… vive, Kara, y olvídate de…

—Bien, ha llegado la hora —interrumpió Katharina, sosteniendo su espada—. Yo fui el que te derrotó, así que me corresponde acabar contigo. No es nada personal, en serio.

—Mientras sea rápido…

—Lo será —aseguró la bruja.

El bárbaro salió de la prisión y miró con determinación a su verdugo. Se puso de rodillas y luego cerró los ojos. La espada de Katharina cercenó sin dificultad la cabeza del hombre. Fue un corte limpio, preciso, perfecto, y ninguna gota de sangre salpicó.

La bruja se percató de que una lágrima ensució el perfecto rostro de la albina de ojos dorados. Miraba enfurecida a Katharina, pero la mirada que le dedicó a Dnalor fue muy… especial. Quería su cabeza en una pica; perfecto.

—Eres libre, pero asegúrate de entregar el mensaje. —Katharina le pasó la cabeza del bárbaro y luego frunció el ceño—. No te seguiremos, tienes mi palabra. No queremos tener problemas contigo ni con tu gente, ¿verdad, Dnalor?
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 901
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm115/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm310344/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (310344/1000000)
Berries: 269.723.800


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Miér 8 Ene 2020 - 13:14

Apenas durmió pocas horas con los ojos entreabiertos, alerta ante cualquier peligro, pero eso había sido suficiente para él por esa noche. Estaba preparado para la falta de sueño en cualquier momento, nunca sabía cuando necesitaba aguantar varios días seguidos despierto para una misión, pero había sido entrenado para ello.

Al final decidió dedicar ese tiempo despierto a algo más productivo. Discretamente, sin que nadie se percatase, se adentró en su Dimensión Reflejo. Una vez dentro recogió las muestras de la piedra blanca que había obtenido a lo largo del día anterior y comenzó a analizarlas. Había montado una pequeña mesa de laboratorio con material simple para poder llevar a cabo esa tarea, junto con un congelador portátil con muestras orgánicas y algunos roedores como conejillos de indias. Quería empezar las pruebas cuanto antes, pero debía de ir despacio. Primero analizaría la sustancia y sus reacciones ante varios elementos. Tras hacer varias pruebas y sintetizar una nueva sustancia, lo probaría en los roedores. Si los resultados continuaban siendo positivos, podría probarlo en personas. Tal vez lo usara en Katharina, quien sabe.

Se puso su bata de laboratorio y se dirigió a la mesa con varias piedras del tamaño de una canica. Colocó una en un microscopio y empezó con lo suyo.

- Hmm, ya veo. Entonces está formado de esta forma. Bien. Y esto otro... será debido a eso. Vale. Creo que puede ser útil - murmuraba para sí mismo cada vez que descubría algo.

Tras pasar un rato bastante largo, parecía haber terminado su análisis. La sustancia parecía ser prometedora, pero aún era muy pronto para decirlo. Ahora tocaba transformar el mineral en un elemento distinto. Debía crear un nuevo compuesto de acción rápida que funcionase como veneno o droga. Obtendría polvo de Plomo Ámbar y lo combinaría con otras sustancias adictivas o tóxicas para aumentar su efectividad. Si la intuición de Roland andaba en lo correcto, esto sería capaz de multiplicar exponencialmente la velocidad de reacción del veneno del Plomo Ámbar.

Tras terminar de trabajar, desarrolló tres variantes del veneno de que debían ser probadas. Eligió a tres ratones distintos, uno gris, otro marrón y uno negro; los numeró por el orden en el que les había aplicado la nueva sustancia y los separó en jaulas individuales. Como tardaría un poco en hacer efecto decidió salir de la dimensión y volver para vigilar a la pirata. Esperaba que no hubiera ocurrido ningún desastre en su ausencia, tenía que hacer lo posible por entregar a Katharina a la justicia, pero tampoco podía dejar de lado el objetivo por el que había viajado a la isla.

Una vez fuera, los rayos del sol empezaban a asomar. Los prisioneros seguían atrapados, pero la pirata no se encontraba a la vista. A lo lejos, podía oírse un sonido que a Roland le resultaba familiar. Cuando se acercó a indagar, descubrió a la mujer entrenando con su espada. Cada vez que movía su arma, lanzaba una onda cortante de gran magnitud, y a juzgar por los estragos que causaban en los escombros de los alrededores, elmink hubiese jurado que estaba usando su haki de armadura. Eso le hizo pensar en el combate que había mantenido el día anterior. Había conseguido cortar a través del arma de su rival. ¿Acaso su haki se había desarrollado o fue pura casualidad? De la forma que fuese, debía entrenarlo para ser capaz de realizar esa hazaña más adelante. Por muy talentoso que pudiera ser, si no entrenaba podía darse por perdido, y no dejaría que cualquiera le superase, así que empezó a imitar a la pirata por su cuenta. Con su espada realizaba tajos que lanzaban ondas cortantes, con su arma imbuida en haki. Si conseguía usar la esa habilidad siempre que le fuera necesario en el futuro podría resultarle realmente útil.

Cuando acabó de entrenar, sin quitarle un ojo de encima a la criminal, volvió a la zona en la que se habían asentado, y también la imitó cuando empezó a hacerse de comer. Sin embargo, el mink había sido más precavido, y había guardado provisiones en la Dimensión Reflejo, de las cuales hizo uso. Todo iba como se esperaba, y cada vez más se acercaba el momento en el que la pirata empezaría con su plan. Él no pensaba interferir, desde luego, la dejaría actuar como quisiera. Era su plan y cuanto menos se involucrase Roland mejor. No soportaba la actitud de la mujer y no quería tener que ver mucho con ella. Se veía obligado a vigilarla y seguirla para encontrar el momento de apresarla, pero solo eso.

Al final todo fue muy rápido. Katharina soltó a los dos atacantes de la noche anterior, y les permitió volver a su base con sus compañeros, pero uno debía portar la cabeza del otro. Roland fue testigo de cómo le cortó la cabeza al grandullón sin ningún miramiento, aunque eso no era algo que él pudiera reprocharle, ya que tampoco se inmutó. La joven se llenó de rabia, lo cuál era lógico, y no dejaba de mirarle con ojos de asesino. ¿Por qué miraba al agente con tanta rabia? No lo sabía, pero le daba igual. Estaba acostumbrado a no ser aceptado entre los demás, fuese por el motivo que fuese, así que le restó importancia.

- Yo no quiero tener problemas con nadie - le respondió Roland a su pregunta.


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm41/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm30100/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Mar 14 Ene 2020 - 19:56

La joven merodeadora se perdió entre la espesura del bosque de árboles blancos, corriendo desesperada y torpemente; al parecer aún le dolían las heridas del combate. Solo esperaría unos minutos para dar marcha a su plan y descubrir la verdad que se escondía en Flevance. La isla debía estar deshabitada, sin embargo, a las pocas horas de haber llegado se encontró con una gente muy especial. A pesar de ser débiles y no suponer ningún problema para alguien de su calibre, podrían quitar del camino a cualquier aventurero poco experimentado. Averiguaría la verdad una vez la chica los condujese a la base enemiga, confiando en que sería lo suficientemente idiota para dejarse seguir. Y, en cualquier caso, había otro pequeño problema: Dnalor. Era un hombre misterioso que apareció de la nada y parecía no estar muy abierto a expresar sus intereses en Flevance.

—Eres más inteligente de lo que pareces —contestó a la respuesta del recién conocido—. Recuerdo haber escuchado que te interesa la ciencia, ¿no? Puedo imaginar que los motivos de tu viaje a Flevance están relacionados con el Plomo Ámbar. Escúchame, esos hombres que aparecieron no parecen ser simples bandidos y es muy probable que tengan lo que buscas. ¿Por qué no seguimos a esta chica y vemos si mi suposición es correcta? ¿O en serio eres incapaz de seguirme el ritmo?

En caso de que el hombre decidiera aceptar la propuesta de Katharina y averiguar la verdad que se escondía en Flevance, partiría rumbo al bosque y buscaría alguna pista para seguir a la chica. Bueno, igual si Dnalor decidía quedarse en el improvisado campamento ella se dirigiría a la base de operaciones del bárbaro y la chica; si es que había algo como eso, claro. Tenía sus propios motivos para contar con la compañía del hombre, motivos que quizás en algún momento le revelaría.
Katharina von Steinhell
Katharina von Steinhell

Mensajes : 901
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm115/150Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (115/150)
Experiencia:
Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 3qaWnZm310344/1000000Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] 9h2PZk8  (310344/1000000)
Berries: 269.723.800


Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] VWlmxQY

Volver arriba Ir abajo

Desentrañando el pasado [Pasado][Privado] Empty Re: Desentrañando el pasado [Pasado][Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 :: ZONA ROL :: Rol islas :: North Blue :: Flevance

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.