Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer]

 :: ZONA ROL :: Rol islas :: El paraiso :: Alta mar

Ir abajo

Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] Empty Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Dom 12 Ene 2020 - 17:24

Chumpigumpilandia. Una isla oculta para la mayoría de las personas. Al contrario de lo que indica su nombre, Chumpigumpilandia es una roca en mitad de la nada, con un campo magnético muy peculiar. Únicamente rastreable con Poses especiales. Rodeado de niebla y múltiples rocas saliendo de la superficie como cuchillas, no solo costaba encontrar la isla sino acceder a ella. Portentosas corrientes impedían una correcta navegación de barcos de gran calibre, hundiéndolos si se atrevían a atravesar las defensas naturales de la isla.

Cuando el Gobierno Mundial obtuvo la forma de llegar a la isla, no perdió la oportunidad, ya que la isla era conocida por ser una base revolucionaria con muchas incógnitas a su alrededor. Cuando un agente asesinó y robó uno de esos Poses especiales a un revolucionario, los altos cargos del Gobierno reaccionaron rápidamente para llegar a la isla antes de que la información llegase a sus oídos. Reclutaron a marines, agentes y cazarrecompensas, muchos desconocidos y poco talentosos, ya que debían hacerlo rápido y los mejores y más famosos estaban ocupados en sus quehaceres.

El Gobierno había facilitado un navió para trasladarlos a todos hasta las inmedianías de la isla, asignándolos por parejas y otorgándoles a cada uno de ellos una barcaza para acercarse a la isla en cuestión. Esa noche hacía luna llena, y Roland se había tapado la cabeza con su característica bufanda para que los pálidos rayos de luz no hicieran contacto con sus ojos. Afortunadamente la niebla les cubría y dificultaba que Roland mirase a la lune directamente. En circunstancias normales no hubiera aceptado la misión, pero esta vez era muy importante y de urgencia.

En el navío se le asignó con un cazador, un ser que, lejos de ser humano, causaba mucha curiosidad al mink. ¿Sería de otra especie, al igual que él, o sería por el poder de una akuma? El felino no lo sabía pero era muy extraño ver a un lagarto bípedo. Además, parecía tratar de ocultar su origen, ya que si no le mirabas directamente a la cara o las manos, el resto estaba oculto por una armadura y una capucha. Eso había hecho que, inconscientemente, Roland sintiera un poco de empatía hacia ese ser. Él se había criado entre humanos siendo discriminado, y probablemente al largarto le hubiera pasado igual.

- Soy Roland, agente del CP. Antes de que yo termine el trabajo, te dejaré un par de revolucionarios que matar. ¿Qué te parece?

El mink no era el mejor socializando, pero hizo su mejor esfuerzo. Si el lagarto le respondía de buenas formas, intentaría mantener una conversación trivial mientras se subían a la barcaza y navegaban hacia la isla.


Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm41/150Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm30100/1000000Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] Empty Re: Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer]

Mensaje por Parkos el Dom 12 Ene 2020 - 22:51

Una vez más los incompetentes del Gobierno Mundial habían contactado con mi grupo para hacerles el trabajo sucio y por desgracia para mi saqué la pajita más corta y me tocó ir a encargarme de ello.
Empaqué mi equipo preparando una sorpresa en una caja de madera que bine podría guardar dentro una nevera y me subí en la barcaza que nos llevaría rumbo al islote de turno repleto de revolucionarios.

Me sorprendió ver a tanta y tan variopinta gente, ya veríamos a ver cuantos se rajaban en cuanto empezase la acción y cuantos no volvían, aunque como me importaba más bien poco me aparté a descansar tranquilamente en un lateral de la barcaza.
Aunque no pude quedarme dormido porque en cuanto empecé a coger el sueño se acercó a interrumpir mi descanso un puñetero furro, y para colmo decía ser del CP, luego dicen que Dios no castiga dos veces. Se suponía que iba a ser mi compañero.

-Soy Yuc. - Respondí levantando la mirada levemente. -[/color] Y me encargo normalmente de los trabajos que tu gente no quiere o no puede hacer. - Hice una pausa mientras me incorporaba. - Si quieres puedes dejarme apuntado en un papel la dirección a la que devolver tu cuerpo si hay algún revo medio inteligente. Y por las presas no te preocupes, no me importa compartir.

Me estiré para tratar de despejarme un poco mientras veía a los demás pertrecharse.

- ¿Sabes más o menos cuanto tardaremos en llegar?
Parkos
Parkos

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/01/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm50/150Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm44485/1000000Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (44485/1000000)
Berries: 39.450.000


Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] ZY19Wzb

Volver arriba Ir abajo

Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] Empty Re: Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer]

Mensaje por Roland Oppenheimer el Lun 13 Ene 2020 - 17:48

Si en algún momento el lagarto le había caído en gracia, ese sentimiento se desvaneció en cuanto abrió la boca. Cierto, él no podía reprochar que le hiciera comentarios del mismo tipo que había hecho, pero nunca le había gustado que se los hicieran y eso no iba a cambiar ahora. Se veía obligado a trabajar con el reptil, y esperaba que fuera mínimamente competente porque si no...bueno, que le pregunten al último compañero del mink.

- No mucho -respondió el mink a la pregunta de su nuevo compañero -. En cuanto den la señal, subimos a la barcaza y llegamos remando hasta la isla. Si nos damos prisa, podemos ser los primeros en llegar y quedarnos con la gloria.

No esperaba mucho de su compañero con su actitud despreocupada. Si bien él mismo no estaba preocupado por lo que se avecinaba, sí estaba atento y preparado para cualquier situación, no echándome una siesta en el suelo. Otro punto en contra del lagarto.

No pasaron muchos minutos hasta que los grupos empezaron a montarse en las barcazas. Tres grupos a la vez. Cada 40 segundos salía un pelotón formado por tres grupos dos personas cada uno, un total de seis personas afiliadas al gobierno mundial preparadas para acabar con la amenaza revolucionaria. Roland y Yuc fueron destinados a la primera línea. Su misión era abrir una brecha entre los revolucionarios de la isla para que el resto del grupo pudieran avanzar.

- Vamos escamitas, hora de zarpar - inquirió el felino al lagarto para que se levantara y moviera el culo.

Una vez estaban los dos en la barcaza, empezaron a remar en dirección a la isla. Otros dos transportes se movían cerca de ellos, a una distancia prudencial. La niebla dificultaba el poder observar a sus compañeros además de los obstáculos en la costa de la isla, pero también les ocultaba de sus objetivos.

Por eso Roland se sorprendió cuando escuchó un ruido similar al de una explosión. Giró la cabeza y vio como el barco en el que habían llegado se encontraba cubierto de llamas. Al poco tiempo una lluvia como de meteoritos asoló el cielo cayendo en la costa, dirigido hacia las barcazas en las que se encontraban los afiliados del Gobierno. Uno de esos meteoritos se dirigía directo hacia la barcaza en la que se encontraban el mink y el lagarto. Roland apenas tuvo tiempo para escapar usando su Geppou, saltando en el aire y protegiéndose de otros posibles proyectiles usando las rocas que surgían del mar como escudos. No pudo avisar del peligro a su compañero, y aunque no le caía del todo bien, esperaba que hubiese podido sobrevivir. Se encontraban en peligro, les habían descubierto.


Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] WY68nw0
Roland Oppenheimer
Roland Oppenheimer

Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 14/06/2019

Hoja de personaje
Nivel:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm41/150Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (41/150)
Experiencia:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm30100/1000000Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (30100/1000000)
Berries: 10.412.000


Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] GuIEMtw

Volver arriba Ir abajo

Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] Empty Re: Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer]

Mensaje por Parkos el Mar 14 Ene 2020 - 11:35

Parecía por el gesto de su cara que al mink no le había sentado del todo bien que le respondiesen con la misma moneda. Ahora tenía el doble de trabajo, enfurruñarse y desenfadarse, aunque tampoco iba a importarme mucho pues mi interés radicaba en terminar el trabajo y cobrar.

Cuando nos sumergimos en la niebla no pude evitar ponerme tenso, no terminaba de gustarme esa situación así que opté por pasar el visor del casco a modo térmico.
Eché un vistazo alrededor, podía observar las siluetas en las barcazas que nos acompañaban, algunos parecían estar vigilantes, otros pasaban olímpicamente de todo. Fue entonces cuando sonó algo similar a una explosión, giré rápidamente y vi una bola roja impactar contra una de las barcazas.

Dirigí mi mirada al cielo viendo como se cumplían los peores de mis temores, había más en camino, pero como suelen decir: lagarto preparado vale por dos.
Eché mano de mi fusil de riel y poniendo rodilla en tierra comencé a disparar uno por uno a los pequeños meteoritos que a modo de artillería buscaban hundir la barcaza, nada como proyectiles a 35000 m/s para partir y frenar piedras voladoras letales.

- ¿Todo el mundo bien? - Grité cuando parecía que ya no había más meteoritos en camino. -¿Roland?
Parkos
Parkos

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 23/01/2015

Hoja de personaje
Nivel:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm50/150Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (50/150)
Experiencia:
Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 3qaWnZm44485/1000000Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] 9h2PZk8  (44485/1000000)
Berries: 39.450.000


Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] ZY19Wzb

Volver arriba Ir abajo

Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer] Empty Re: Di no a la droga, somos muchos y queda poca [Privado Parkos - Oppenheimer]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 :: ZONA ROL :: Rol islas :: El paraiso :: Alta mar

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.