Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7207)
 
Nocturne93 (5248)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Alwyn (2187)
 
Sawn (2161)
 
Drake Lobo Ártico (2073)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Mar 20 Ago 2013 - 3:21

Karl the Unbreakable Vs. Leiko


Coliseo: Isla creada exclusivamente para el gran torneo de luchadores que se hace a la fuerza una vez cada diez años. Este sitio representa la viva imagen de un viejo coliseo romano repleto de gente que ingresa para ver los combates. La pista de combate que se ubica en el centro de la pista es un sitio limpio donde no se encuentra nada salvo las armas que cargaban sus luchadores antes de ser tomados a la fuerza por los preparadores del evento.

Turnos: Leiko - Karl - Leiko - Karl - ...

Fecha limite: 2 de Septiembre a las 20:00

Moderadores: Arabel & Yuki Shougo

*Se le salta el turno a quien pasadas 36 horas no postea en su turno

Se valora:
-La caligrafía, las faltas de ortografía y demás.
-Ambientación, y adaptación al escenario
-Rol bélico
-Rol Descriptivo
-Asumir daños respetando nomenclatura
-Acciones cerradas


Última edición por ShakiDale el Jue 22 Ago 2013 - 18:09, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Miér 21 Ago 2013 - 20:00

La felina se encontraba completamente dormida en su celda, en aquel sucio y asqueroso lugar, ahora lujoso, donde la habían dejado después de que terminara ganando su combate contra aquella joven de cabellos azules tomando algo que no muchos habían hecho, dar verdadera diversión al público. Por ese motivo le habían dejado en una celda que a diferencia de la anterior se encontraba sumamente limpia, básicamente sin una mota de polvo o tela de araña y para mejorar aun mas su estadía una cómoda cama se encontraba en una de las paredes, una cama con un colchón notablemente nuevo asi como las sabanas. Todo eso le dio un verdadero placer a la felina que se acurruco en forma de ovillo y de esa manera quedo dormida, tal como dije en el inicio.

El momento de despertase llego segundos después cuando el grito de un hombre se escuchaba a lo largo de todo el pasillo llamando únicamente a una persona, Murasaki Leiko. Escuchando su nombre la modorra del sueño no le permitía despertarse sino que se limitaba a soltar unos ronroneos intentando demostrar molestia por esos ruidos, cosa que acostumbra hacer cuando intentan despertarla en el barco de su tripulación, pero en este caso se encontraba como prisionera por esos simples ruidos se había llevado un buen baño de agua.

En cuanto el agua entro en contacto con su cuerpo Leiko no hizo más que soltar un gruñido de molestia mientras se levantaba de golpe de la cama. Hecho eso su mente entro en armonía al recordar donde estaba parada y únicamente se limito a sacudirse un poco el cuerpo con una cara que demostraba bastante molestia por ese hecho. Mas no, sus acciones no pasaban de la muestra de poco afecto que su rostro mostraba ya que no quería verse envuelta en problemas además de perder sus privilegios por dar un buen espectáculo.

Ya voy, un poco de paciencia que acabas de bañarme

Mientras le respondía eso a su carcelero este le indicaba casi de manera insistente que era su turno de salir al campo de batalla. Volver a aquel sitio por segunda vez no le hacía mucha gracia pero tenía que hacerlo si quería ganarse su libertad como bien le habían prometido. Sin esperar mucho mas salió de su celda y comenzó a caminar por el pasillo de piedras frías escuchando de los lados los gritos de los demás prisioneros, gritos que poco le importaban a la Leiko.

Los ojos dorados y casi de cristal de la mujer tenían un cierto brillo especial al salir del sistema de celdas hacia el campo de batalla. Aquel par de ojos felinos brillaban con algo de emoción por saber contra quien pelearía esta vez, a quien le tocaría caer ante su enorme confianza y sus raros golpes. Aquellos pensamientos rápidamente la sacaron de su estado de somnolencia preparándola para lo que estuviera por venir a la par que se asomaba por sus labios sus delicados colmillos marcando una sonrisa ciertamente macabra. Y para mejorar aun más el aspecto o la fama de aquella mujer el publico entero salto de emoción al a par que comenzaba a corear el nombre de Leiko, y si digo entero es porque básicamente el coliseo entero lo estaba haciendo.

La arena blanquecina junto al molesto e intenso sol creaban de aquel campo un lugar bastante caluroso y molesto para mucho pero aquella mujer había pasado dos años de su vida entrenando en el desierto de Arabasta motivo por el cual apenas le era perceptible ese hecho. Acompañada del público y disfrutando de nueva fama ambas manos de la felina se alzaron hacia el aire para dar lugar posteriormente a una reverencia tras la cual se dispuso a caminar hacia el centro del coliseo donde tendría que encontrarse con su nuevo contrincante. Aquella persona que ella consideraba su nueva víctima, su herramienta para entrenar nuevamente al público y ganarse un poco más de tiempo de comodidad en las celdas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Jue 22 Ago 2013 - 1:01

En una estancia oscura bajo el coliseo, Karl limpiaba sus zapatos con un trapo. Estaba sentado en un banco de madera, con sus escasas pertenencias apoyadas sobre este a su lado. La sala era un habitáculo cuadrangular más bien pequeño, iluminado por unas velas y un pequeño ventanuco con rejas desde el que se veía la arena. En este había únicamente el banco mencionado antes y dos puertas, una a cada lado de la estancia.

A diferencia de la mayor parte de los combatientes, él había acudido voluntariamente al torneo. Sólo buscaba nuevos retos y nuevos rivales a los que aplastar para ganar fama y renombre. Gracias a esto había logrado un trato más favorable que el del resto de gladiadores. Se apoyó contra la fría pared de piedra y silbó una animada melodía mientras terminaba de sacar lustre a su calzado. Tenía algunas manchas de sangre seca que no había logrado quitar, pero el resultado general no era desfavorecedor. Sonrió levemente, complacido, y se calzó de nuevo. Tras esto se levantó, se puso su chaqueta de oficial marine y se puso a pasearse por el lugar, esperando a que acudiesen a avisarle de que había llegado su turno. Como no llegaban, se puso a hacer flexiones en el suelo con una sola mano, alternando brazos.

Lion D. Karl era un hombre alto y fornido, bastante musculoso. A denotar esta cualidad suya contribuían sus atuendos: una camiseta de asas negra muy ajustada y elástica y unos pantalones blancos holgados. Su pelo era algo corto, revuelto y de color castaño oscuro. Junto con su barba (Que le rodeaba el contorno de la cara, con las mejillas y el bigote afeitados) le daba un aire salvaje. Este aspecto hacía justicia a su fama de carnicero. Karl era famoso como marine bajo su apodo "Quimera Karl", capitán de la ya disuelta Brigada Disciplinaria, y sus acciones extremadamente crueles como aniquilar pueblos enteros por colaborar con la Revolución le habían dado renombre. En la Marina era conocido y las opiniones sobre él estaban divididas. Había quien lo consideraba un visionario y un justiciero, un arma en manos de la justicia del Gobierno Mundial. Otros lo consideraban un mero monstruo despiadado.

Tras un rato que a Karl se le hizo eterno por la impaciencia, el carcelero llegó con las llaves, entrando por la puerta de la estancia contraria a la de la arena. "Tu turno, Quimera" le dijo únicamente. El hombre, un mulato corpulento y gordo vestido con una piel de tigre, le abrió la puerta que daba al reñidero y se fue de nuevo, con su barriga meneándose de un lado a otro. Karl se colocó bien la chaqueta de oficial y subió las escaleras hasta el acceso al lugar donde pelearía sin piedad alguna contra quien quiera que tuviese la mala suerte de ser su rival.

En cuanto salió a la arena, lo primero que notó fue un ramalazo de dolor en los ojos al deslumbrarse con el sol, tras estar casi a oscuras durante un largo período de tiempo. Lo siguiente fue el ensordecedor rugido de la multitud al verle salir. Le conocían y sabían quien era. La misma gente que en la calle le hubiese rehuido o hubiese temblado de miedo ante su presencia, ahora coreaba su nombre pidiendo sangre. Qué irónico. Karl esbozó una media sonrisa, levantó su brazo derecho hacia el aire con el puño cerrado y dio un potente grito de guerra. Los espectadores le correspondieron coreando "¡Quimera Karl! ¡Quimera Karl!" Con una sonrisa de oreja a oreja de autocomplacencia, observó a la persona que había tenido la mala suerte de ser su rival. Era una mujer alta y de curvas generosas, con una larga cabellera púrpura. Sin embargo era muy extraña. Se fijo en que tenía orejas de gato del color de su pelo y nueve largas colas blancas.

- ¿Una zoan? Bueno, da igual. No me asustan los gatos. - fanfarroneó.

No solía ser fanfarrón. No era su forma de ser. Pretendía únicamente provocarla para que perdiese los papeles. Si su rival se enfadaba, podría pillarla por sorpresa con cualquiera estratagema y derrotarla rápido. El marine se cruzó de brazos y esbozó una sonrisa sádica.

- No sé si sabéis quién soy. Mi nombre es Quimera Karl, oficial marine. Lo siento, pero habéis perdido este combate de antemano.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Jue 22 Ago 2013 - 18:07

Debido a una eliminacion de la cuenta de Tensa Zangetsu este combate queda unicamente entre Leiko y Karl the Unbreakable. Suerte a ambos. El tiempo de salteo cuenta desde el horario de este post en adelante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Vie 23 Ago 2013 - 23:09

El marine llamado por la gente Quimera Karl era la persona que tenia frente a ella la felina mujer en ese momento. Un hombre que ocupa el puesto de Oficial en aquella organización que podría causarle problemas en un futuro, de momento la felina mujer no quería atacar y se limito únicamente a caminar a paso lento alrededor del denominado Karl. Su cabello corto iba en combinación con sus oscuros ojos dándole una apariencia confiada, un detalle tal vez ridículo que había notado en todo ello había sido las excesivas patillas que causan algo de risa cuando se las veía con detalle. Después de ello paso a investigar su cuerpo notando algo de musculatura bajo las ropas, cosa que podría traerle problemas, sin duda alguna tenia apariencia de ser tranquilo cuestión que era notable que era únicamente una fachada que cubría una identidad que ella no podía entender.

Conque un marine, le deseo mucha suerte... La va a necesitar

Las últimas palabras salían casi de manera inaudible pero de manera que él pudiera escucharla para comenzar un juego de peleas verbales y más que nada era como respuesta a las últimas palabras que había soltado. ¿El combate perdido? Esa pregunta rondaba la mente de Leiko haciendo soltar cada tanto unas risas cortas ya que después del todo solo le causaba risa ese hecho. Concluida la vuelta se quedo de frente, en la misma posición que el inicio, mirándolo a los ojos esperando ver una reacción que pudiera utilizar a su favor. Sin mucho más aquel pequeño juego de miradas había hecho que la gente comenzara a callarse dejando un silencio casi sepulcral en el coliseo.

Esto me está aburriendo ¿Te parece si empezamos?

Mientras decía aquellas palabras acompaño la pregunta con un gesto de su cuerpo llevando una de sus manos al centro de su pecho y la otra hacia delante haciendo una seña con los dedos indicándole que atacara, aquella clásica pose donde dos dedos de la mano que van por delante hacen un simple seña que dice por si sola "acércate". En ese momento todo el estadio volvió a su anterior juego de gritar de manera innecesaria, gritos distintos que no terminaban de cerrar de manera lógica o útil para el apoyo de alguno de los dos. Aun asi ese simple movimiento no sería todo, no iba a dejar que todo quedara congelado y mucho menos iba a desperdiciar la oportunidad de atacar a la primera siendo ella una persona que disfruta de ello.

Saliéndose de la lógica de su seña, de aquello que había hecho para retarlo a atacar primero se limito a correr en dirección directa hacia su oponente, la manera de la que acostumbra pelear ella y le era inevitable guardarla. Una vez se acerco lo suficiente, cosa que no era mucho trabajo ya que anteriormente los separaba una corta distancia, le intento lanzar un golpe directo a su rostro cosa que serviría de distracción ya que poco después lo bajaría para apoyarse en el suelo junto a la otra mientras su pierna derecha dibujaba un semicírculo en el suelo de manera tal que pudiera golpear sus tobillos y tirarlo al suelo después de eso apoyo la planta de ambos pies en el suelo y se levanto dándose un impulso medianamente fuerte con sus piernas y a su vez se alejo unos metros de donde estaba anteriormente.

Neko Fall [AMB]

En cuanto freno su pequeño escape se dio media vuelta de un salto y se mantuvo dando pequeños saltos en el suelo mientras alzaba ambos puños colocándolos de manera defensiva, tal como en el boxeo.  Sin mediar palabras se quedo esperando una reacción de su contrincante mientras que la gente parecía abuchear a Leiko por la simpleza de su ataque cosa que poco le molestaba ya que tenía un exceso de confianza en ella misma.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Dom 25 Ago 2013 - 19:25

Karl avanzó cautelosamente a través de la arena, fijándose en el terreno buscando algo que pudiera darle ventaja. Escudos mellados y rotos, yelmos hendidos y espadas oxidadas decoraban el suelo, haciéndolo un terreno peligroso. Una caída sobre un arma podría resultar fatal. Analizó cuidadosamente la disposición de estas, trazando un plan. Tras hacerlo, sonrió ante las pullas de su adversaria. Mientras, el público se había callado ya. Su rival comentó algo más y le hizo un gesto con la mano incitándole a atacar. La sonrisa de Karl se ensanchó, pero no hizo nada. Inesperadamente, esta empezó a correr hacia él. Decidió que no se defendería. "En ese ataque, probaré su fuerza y analizaré su estilo de combate. Será la única vez que dejaré que me toque." La chica gata se preparó para darle un golpe alto mientras corría, posiblemente a la cabeza. Sin embargo, en mitad del sprint cambió la dirección del ataque para realizar un hábil movimiento. "Una finta interesante... pero el movimiento ha sido largo. Podría haberlo evitado con un burst o un shadow. Habría sido más apropiado en otra situación en que yo no estuviese ocioso y en posición perfecta para un contraataque." Con un feroz barrido bajo, rápido como un latigazo, la chica alcanzó sus tobillos y lo desequilibró. Las piernas de Karl salieron disparadas para arriba, quedando este en posición horizontal en el aire durante un instante, mientras su rival se alejaba impulsándose hacia un lado. Parecía que Karl iba a caer sobre el suelo, llevándose un buen golpe y tal vez clavándose alguna de las armas tiradas, pero gracias a sus reflejos y al subidón de adrenalina, dio instintivamente un golpe al aire con la palma apuntando hacia el suelo.

- Sokudan Move, ¡Burst!

Una pequeña onda de choque dispersa golpeó el suelo. Con la fuerza del retroceso, al estar en el aire, se impulsó un metro y medio hacia arriba, dio una pirueta y cayó de cuclillas. Karl se movía con la desenvoltura propia de un artista marcial del Sokudan, y con una agilidad felina. El público enloqueció y comenzó a vitorear a Karl por su destreza y a abuchear a su rival.

- Es de mala educación no presentarse, señorita... creo que debo enseñaros modales.

Esbozó nuevamente una sonrisa, sin levantarse aún. Le dolían los tobillos bastante por el veloz golpe, y le saldría un bonito cardenal en nada en donde el golpe le había impactado de lleno, pero no era nada que pudiese incapacitarle. Seguía de cuclillas con el puño derecho apoyado frente a él, en el suelo. Cerca de él había un pesado escudo hoplítico, dagas romas, un hacha de batalla con el mago roto y diversas espadas de todos los tamaños, la mayoría rotas, desafiladas y casi todo esto oxidado. De repente a Karl comenzó a envolverle un aura extraña, de tonos rojizos, amarillos y anaranjados. Este aura llameaba como si fuese fuego. Karl dejó de sonreír y se puso serio.

- Que comience la función.

Modo llameante

Spoiler:
En este modo Karl utiliza su canalización de energía para aumentar sus capacidades físicas. Se vuelve más veloz, ágil y fuerte. Recibe su nombre del aura que sale de su cuerpo, similar a una llama y de una gama variada de colores entre el amarillo y el rojo.

En un veloz movimiento, agarró el escudo con su mano derecha mientras se levantaba, dio un giro sobre si mismo para tomar impulso y lanzó el enorme escudo a la chica gato como distracción. El público enloqueció de nuevo. Mientras, Karl puso en práctica su plan. Aprovecharía el instante de confusión para desplazarse a gran velocidad por su derecha, zigzagueando entre los obstáculos del suelo que había visto previamente, hasta estar a la izquierda de la chica, a unos metros de ella. Ahí le impactaría con una onda de choque envuelta en energía. Para desplazarse a gran velocidad combinaría su "shadow" con el modo llameante.

- Flaming Sokudan, Burning Shadow.

Como había planeado, comenzó a desplazarse hacia su derecha a una velocidad de vértigo esquivando las armas del suelo hasta estar a la izquierda de su enemiga. A la vista del público, una llamativa sombra multicolor se desplazó a velocidades asombrosas a lo largo del estadio, levantando una gran polvareda. Al llegar a su destino se frenó hábilmente, derrapando a la vez que hacia un corto giro quedando mirando hacia ella. Estaba medio agachado con la pierna derecha adelantada, las rodillas flexionadas y el brazo derecho sobre la pierna derecha. Su brazo izquierdo reposaba inerte. Esta pose, con la energía brotando de él en forma de llamas, era digna de ser retratada. Mientras veía como el escudo giraba enloquecidamente hacia la mujer, silbando, se incorporó velozmente y se dispuso a dar un puñetazo al aire, alzando hacia delante el brazo izquierdo para hacer contrapeso y flexionando hacia atrás el derecho. Este último comenzó a brillar intensamente.

- Flaming Sokudan, ¡Big Cannon Shot! [AF]

Una bola de energía (De los colores de su aura) del tamaño de un perro grande salió disparada desde el puño de Karl en el momento en que este golpeó el aire. Un sonido como de un cañonazo se hizo audible en todo el estadio mientras la rápida onda de energía avanzaba hacia la chica, levantando polvo y arena a su paso, inexorablemente hacia su destino.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Lun 26 Ago 2013 - 22:15

¿Suerte? No, esas son cosas que no existen en un combate y mucho menos en uno como aquel. El golpe de la felina había sido tan perfecto como ella misma lo esperaba aunque había algo que le sabía mal de la defensa, que no existió ni remotamente, que le molestaba. Seguramente habría usado aquel golpe para medir el potencial de la mujer aunque no estaba ni cerca del ser correcto, por otro lado la felina sabia que algo andaba mal, sus instintos se lo decían pero una parte de ella no quería creerlo y de esa manera se cerro de manera casi definitiva a que pudiera haber una opción distinta, su golpe había sido perfecto y no había que discutirlo. En tanto la demostración de artes marciales que había dado concluyendo su caída en una serie de giros siguiendo con la tradición de hablar, una tradición realmente molesta.

Es de mala educación no presentarse, señorita... creo que debo enseñaros modales.
¿Enseñarme modales? Esas cosas no existen

En cuanto termino de hablar los pequeños colmillos se asomaron por la comisura de sus labios demostrando ciertamente sus ganas de ver con qué clase de artimañas le saldría aquel extraño marine en ese momento. Lo inesperado llego cuando una especie de energía comenzó a rodear el cuerpo de Karl en unos diferentes tonos que respetaban siempre la serie del rojo, amarillo y naranja. De un momento a otro la sonrisa desapareció y esa energía que simulaba ser fuego le arranco una expresión seria que demostraba que el ataque estaría próximo y no seria para nada agradable recibirlo de lleno.

De un momento a otro tras dar por empezada la función un escudo salió volando en dirección a Leiko mientras que el marine comenzaba a moverse a gran velocidad de un lado a otro hasta quedar a la izquierda con unos pocos metros que los separaban. En ese momento ciertamente extraño le dio ciertamente de lleno en el estomago haciendo que perdiera el aire por unos pocos segundos mientras que a su lado el polvo de la pista parecía levantarse por sí solo. De pasada el escudo continuaba volando en dirección hacia ella y las ideas comenzaban a agotársele.

¡Demonios!

Ese grito se reproducía por toda su mente mientras intentaba reaccionar ante la enorme y asquerosa velocidad del marine que ahora mismo debería de estar del lado contrario a su anterior posición. El rostro de la felina asi como su cabello y su cuerpo entero dieron un brusco giro quedando de frente al marine que tenía en ese momento una pierna por delante de la otra lo que indicaba que aun no estaba ni cerca de concluir su extraña combinación de golpes. El brazo izquierdo de la felina golpeo el escudo mientras que un gruñido salía de ella para ocultar el ruido del metal contra el metal, lo mejor sería mantener en secreto que sus brazos fueran un implante ya que de esa manera lograba mantener un as bajo su mango. En tanto y de manera inesperada una especie de esfera de un tamaño considerablemente grande apareció en el aire con una dirección concreta; Leiko.

Como acto reflejo intento hacerse a un lado mientras la gente dejaba un silencio sepulcral que solo dejaba escuchar la especie de explosión repartiéndose de manera repetitiva en el campo del coliseo donde se encontraban. El golpe de extraño porte continuo su recorrido dándole un golpe de lleno al hombro metálico de la mujer tirando su secreto al demonio y dejándola bastante herida en aquel sitio. El metal se encontraba abollado soltando un par de ruidos del metal rozando contra el metal además de la extraña y densa abolladura que su piel demostraba dejando a entender que no era un simple brazo humano.

 ¿Qué clase de fuerza tiene este tipo?

Esa pregunta se entremezclaba con otras dejando a completamente desconcertada a la felina a la cual comenzaban a escasearle de manera realmente grande las ideas, ya todos sus ataques parecían no servir para nada y su increíble confianza parecía no querer frenarla por lo que en ese preciso momento el instinto mismo la llevaría a golpear, algo tenía que surgir atacando sin mas pero esa no era su manera de pelear. La respiración le sonaba algo agitada, transpiraba más de lo normal y su cuerpo parecía estar fuera de la pista, realmente no sabía qué hacer y atacar en blanco no era algo que le pareciera agradable. Lo peor de todo es que ella siempre estaba un paso por delante de sus contrincantes y en aquel momento no entendía ni lograba hacerlo.

Murasaki Leiko, ese es mi nombre marine impertinente

Las palabras sonaban confiadas y la sonrisa volvía a asomarse por el rostro de aquella mujer mientras su mirada pasaba de manera rápida por toda la pista ingeniando algún ataque descabellado o poco pensado.  Sin más ideas que un único plan se limito a devolverla la mirada a su contrincante que se encontraba a unos pocos metros por delante de ella mientras que sus pequeños colmillos brillaban ante el molesto sol asi como sus ojos que parecían ser perlas.  Sin esperar mucho mas dio un salto hacia delante y comenzó a correr hacia su enemigo como antes había hecho pero estaba vez un ligero cambio tomaría el rumbo del ataque.

Una vez estuvo cerca de la posición del marine dio un salto hacia un lado mostrándole su sonrisa macabra mientras que un par de sus colas iban directo a sujetar su tobillo para evitar que se moviera, y si lo hacía caería con total seguridad. Pero si decía tomar defensa contra ese pequeño hecho quedaría al completo descubierto al golpe que estaba lanzando a la par la felina. Un simple golpe a puño cerrado hacia su rostro, pero no era tan simple ya que poseía una cualidad que no muchos resistían que era el hecho de que fuera de metal y quieran o no un golpe de metal de una mano desnuda afecta tanto psicológicamente como físicamente por el hecho de no esperarlo.

Neko cheating [AF]

Ya concluido el golpe y en caso de que sus colas sujetaran de manera correcta al marine se retiro del lugar dando un simple tirón de sus colas para tirarlo al suelo, siempre y cuando lo sujetaran desde un inicio. A unos simples saltos alternando su pie de apoyo se alejo unos cinco o seis metros hacia la derecha escuchando de nuevo la voz del público gritando desaforadamente cosas que no importaban en lo más mínimo. En tanto la felina sabía que aquel golpe no había sido más que un farol, una inutilidad ante el verdadero potencial que demostraría en sus golpes el marine durante el combate. Lo único que le quedaba era agradarle al público, de esa manera podría ganarse algo ya que realmente aquel combate lo tenía perdido aunque su excesiva confianza no dejaba que lo viera, para ella estaba más cerca de ganar el torneo que cualquier otra persona que estuviera anotada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Invitado el Mar 27 Ago 2013 - 15:54

Karl observó con cierta sorpresa el efecto que había causado su ataque en su rival. Su brazo, hacia la zona del hombro, estaba abollado como si fuese metal, y bastante dañado. Desde luego no era de carne, y el sonido que había hecho se lo confirmaba. "Metal... ya he visto a alguien así antes." Un aventurero al que había conocido en el East Blue, Yuu Kinzoku, tenía partes del cuerpo hechas de acero. Aquella extraña mujer gata entonces debía ser en realidad una humana con modificaciones similares a las de Yuu. Desde luego el combate le resultaría interesante, pero metal o carne, tenía fuerza suficiente para aplastar a su rival.

Su enemiga comenzó a correr hacia él. En lugar de esquivarlo, Karl se puso en posición, con los brazos flexionados hacia delante frente a él. Observó los objetos tirados en el suelo, pero no sabía cómo podía sacar ventaja de ellos. Había un mango de una espada rota que sólo conservaba unos tres centímetros de la hoja y restos de armaduras oxidadas. Mientras el público gritaba enloquecidamente, Karl se concentró en el movimiento de su rival, viendo como alzaba su puño. Ahora sabía que su cuerpo era metálico, por lo que no se dejaría impactar sin más. Tuvo una gran idea, que posiblemente le dejaría la mano izquierda herida, pero que con un poco de suerte reventaría el brazo de su rival totalmente.

De repente el aura que envolvía a Karl se hizo más intensa en su brazo izquierdo, y los músculos en este comenzaron a tensarse y expandirse, dando la impresión de que el brazo izquierdo era más musculoso y grande que el derecho. Esta técnica era el Impact Point, una técnica que aumentaba la masa muscular durante unos segundos en una extremidad para dar un golpe de gran potencia. Esta misma masa muscular protegería su brazo del impacto parcialmente. En cuanto Murasaki estuvo sobre él, dispuesto a darle el puñetazo, Karl contraatacó dando él también un puñetazo contra el puño de ella.

- Master Sokudan, Impact Point [AMF]

El impacto fue brutal, y Karl notó un fuerte dolor en varios puntos de la mano izquierda. La energía liberada por su aura cegó a ambos durante un momento, y de repente Karl notó un tirón en su pie y cayó al suelo de espaldas. Aturdido, se incorporó poco a poco, con el aura aún rodeándole. No llegó a ver los daños que le había causado a su rival, pero este había retrocedido. Miró su mano. Tenía todos los dedos dislocados y la propia mano también. Además tenía los dedos deshollados y le sangraban profusamente. El dolor era muy intenso.

- A tomar por culo - murmuró.

No podría usar su mano en ese combate si no quería causarle más daños, pero podía recolocarla en el sitio para evitar que el dolor (Que sería mayor si la llevaba colgando mientras combatía) le estorbase. Sin dudarlo, se agarró la mano izquierda con fuera y se la recolocó en el sitio. Dió un leve grito de dolor, pero apretó los dientes y hizo lo mismo rápidamente con los dedos. El dolor era insufrible, pero había sufrido dolores mucho peores antes. El público seguía armando un enorme barullo, pero el enorme marine no prestaba atención a los gritos, por lo que no sabía a quién estaban animando en ese momento.

- Suerte del Impact Point... si mis músculos no hubiesen actuado de armadura natural a lo mejor me hubiese dislocado el codo también con semejante impacto.

Aguantando el dolor de su mano, se alzó en pie y se dispuso a continuar combatiendo, con una pose estoica. En su próximo movimiento usaría su golpe más poderoso y pondría fin a ese combate.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Lion L. Kai el Sáb 31 Ago 2013 - 18:13

Dado que Leiko ha desaparecido del foro junto con Shaky y Arianna, supongo que soy vencedor en este combate.
avatar
Lion L. Kai
Vicealmirante
Vicealmirante

Mensajes : 3020
Fecha de inscripción : 30/08/2013
Edad : 23
Localización : Stalingrada, Soyúz Soviétskij Sotsialistíchieskij Respúblik

Hoja de personaje
Nivel:
87/150  (87/150)
Experiencia:
128220/790000  (128220/790000)
Berries: 6.600.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Elisabeth el Sáb 31 Ago 2013 - 19:57

Efectivamente. Ya que ambas usuarias se han largado del foro se le concede la victoria a tu personaje. Y como este era la semifinal se mirara como quedo los premios, pero "creo" que quedaste en primer puesto. Muchas felicidades.
avatar
Elisabeth

Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 20/01/2013
Edad : 22
Localización : En todos lados (?)

Hoja de personaje
Nivel:
23/150  (23/150)
Experiencia:
6480/540000  (6480/540000)
Berries: 10.001.560

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Karl the Unbreakable Vs. Leiko

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.