Dos hormigas negras [Connor]

Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Saiiko Naoto el Dom 27 Oct 2013 - 12:14

Un barco mercante de pieles y seda surcaba el West Blue, acercándose cada vez más a la periferia de Ohara. Sus mercancías serían un buen objeto de trueque o venta en la ciudad que se situaba en esa isla, donde a parte del gran árbol de la sabiduría y las montañas gigantes que habitaban bandidos, se encontraban unas edificaciones en uno de los puntos más altos de su situación. Una vez que encalló, los tripulantes comenzaron a bajar todos los objetos que habían estado cargando desde la última isla en que rellenaron sus alimentos, sin darse cuenta de la presencia de la individua peliazul que se había escondido en lo más oscuro y profundo de su barco, navegando sin pagar hacia la nueva isla.

Fuera de su tierra, no era nadie conocida, más bien incluso más de una le tacharía de imbécil con ganas de aventuras. Pero su mirada seria decía lo contrario, pues huía de los recuerdos de su pasado y esperaba forjar otros nuevos que reparasen las grietas de su corazón.

Solo hubo que esperar media hora más para que el barco quedase vacío, momento que aprovechó tapándose con sus oscuros ropajes para salir al exterior, con mucha cautela y haciendo todo lo posible por no ser vista por ningún curioso. Avanzó como una sombra, bajando por la pasarela principal a gran velocidad hasta el suelo, donde se hizo el desentendido sobre lo que había pasado. Vio a un grupo de gente cargando cajas y llevándolas por una colina hacia la puerta de entrada a la ciudad. Saiiko se alejó de la pila de trabajadores para salir directa a la ciudad.

Lo más asqueroso de todo podría ser el hedor que emanaba de unos cuántos cadáveres de animales que se encontró a las afueras, así que no hubo que pensar mucho para adivinar que aquel recorrido estaría lleno de peligros, y era por eso que los mercantes siempre viajaban en grupos bastante grandes. Muchos de los bandidos que habitaban aquel sitio no parecían tener suficientes escrúpulos como para robar directamente la mercancía e irse. No, tenían que matarlos también, y esa idea le resultaba encantadora. Saiiko siempre había ido en busca de lugares interesantes y con suerte, escandalosos.

Sin embargo, ¿Quién podría vivir en aquellos lugares? Desde luego había veces que no podía entender a la gente. Incluso tenía que ser infeccioso. Aquél árbol le ponía la carne de gallina, le hacía recordar la tan famosa Buster Call y la masacre que había colmado la isla esa noche. Ojalá hubiera estado allí para verlo.
La peliazul se bajó la capucha de la capa una vez estuviera en un pueblo bastante familiar, y a medida que avanzaba se la quitaba completamente; no hacía mucho frío y el calor de la multitud la había dejado frita. Se quedó entonces en un atuendo cómodo que solía vestir, y dejó el abrigo en cualquier rincón, puesto que ya no le interesaba.

Se movió hacia un callejón tras haber robado desapercibida una manzana verde, una vez que la terminó tiró el hueso que quedaba de ella al suelo, mientras que se ataba el cabello en una alta coleta, examinaba que los cuchillos que seguían sujetos al cinto, pues temía perderlos. Se irguió de espaldas y se acercó a la salida del callejón, pegando la espalda a la pared para examinar bien todo lo que acontecía.
Saiiko Naoto

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/03/2013

Hoja de personaje
Nivel:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm30/100Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (30/100)
Experiencia:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm16230/320000Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (16230/320000)
Berries: 7614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Invitado el Lun 28 Oct 2013 - 20:33

Allí lejos, justo en la linea que se ve que parece que el mar acabará allí, se veía yendo hacia la isla de Ohara, un gran barco. ¿Sería un buque de la marina? o ¿quizás un barco pirata?. A medida que se acercaba se iba haciendo más y más grande. Se podía entrevér una bandera oteando el viento, era negra con una calavera. En efecto, era un barco pirata, pero no se notba movimiento en el. Parecía como si navegara solo ,a la deriva.
Nada más lelgar al puerto de Ohara, un chico de pelo amarillo y ropajes raros, se bajó del barco, era el capitán, pero no tenía tripulación. ¿Qué haría un pirata viajando solo en un barco tran grande? En la quilla del barco se podía ver tallado un nombre, "Orpheus", era el nombre con el cual se bautizó al barco pirata. El chico de cabello amarillo, se dirijió a la ciudad de Ohara, necesitaba enseres y armamento para su navío. En el mercado podría encontrar lo que quisiera y en la tienda de armas podría encontrar balas de cañon y alguna que otra katana para su colección.

Mientras andaba veía como la gente se ayudaba una a otra y eso le hacía sonreir. Tambien había gente que transportaba cajas por una colina que llevaba hacia la puerta de la ciudad. Se acercó a un hombre que llevaba más peso de lo normal y se ofreció a ayudarlo, cargando la caja más pesada.

Tras un buen rato andando cargado, el joven de pelo amarillo, llamado Darkan preguntó a los trabajadores donde se encontraba la famosa biblioteca de Ohara. Para devolverle el favor de haberles ayudado con las cajas, le acompañaron hasta la misma puerta de la biblioteca y Darkan les dij que si encontraban algún alimento o armamento que por favor lo cargaran en el barco pirata que tenía grabado el nombre de "Orpheus". Los trabajadores asintieron con la cabeza y se lo prometieron al joven.

Darkan procedió a entrar a la biblioteca y allí le preguntó al recepcionista donde podría encontrar libros de medicina y arqueología. El amable recepcionista le dijo que en la segunda fila a la derecha estaban todos los libros que Darkan buscaba.
Fue allí, cojio varios libros algunos los dejo en el suelo y comenzó a leer uno de medicina, los del suelo estaban repartidos tambien en medicina y en arqueología.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Saiiko Naoto el Jue 31 Oct 2013 - 9:27

La peliazul se arrepintió poco después de haber salido de aquel callejón oscuro de haber tirado la capa que en ese momento, podría haber estado cubriéndola de miradas curiosas y murmuros de insatisfacción. El color de su cabello y la transformación que sufría al estar en contacto con naturaleza no era nada común, cosa que solía despertar los intereses de quienes la rodeaban. Sumando a esto sus llamativas y coloridas vestimentas, que aún que poco le importaban, en sitios como ese no eran precisamente cómodas.

Bajó un poco la mirada con intención de ocultarse de los ojos de aquellos pueblerinos ocupados y continuó su paso. Ya estaba allí, en la Isla de Ohara, demasiado épica y cultural para Saiiko, pero tampoco perdería gran cosa por asomarse al Árbol por el cual muchos marineros habrían cruzado cielo, mar y tierra por sólo respirar toda su sabiduría, un sólo y gigantesco árbol donde se acumulaban cientos de libros con muchísima información valiosa, un cáliz burbujeante de conocimiento...

Pero aún así, eran libros, y Saiiko no preferiría ni soplarles el polvo. Nunca había leído ni siquiera una guía para cocinar ni le había echado el ojo a las agendas de recetas. Leer era para ella una pérdida de tiempo, al contrario que Naru: ella era más pasiva, le gustaba mucho ilustrarse con todo tipo de libros, aún más con los de medicina, pero sobre todo, le gustaban los libros de historias de aventura. Aún Saiiko se acordaba de la mayoría de cuentos que le había contado en el Barco de los Nigromantes justo antes de dormir.

Se sacudió la cabeza. Estaba parada en mitad de la multitud y ni se había percatado de ello. La chica se llevó la mano al bolsillo de la falda y sacó de él cinco berries, dos chapas viejas y una gomilla para el pelo. Echó una mirada a su alrededor hasta encontrar una taberna milagrosamente, porque allí no se veía ni el suelo; había personas por todas partes.

Se acercó a la taberna y se sentó en una mesa redonda y pequeña, alejada de las muchas otras. Un niño jóven, de unos diez años se le acercó y le tomó el pedido, después, se fue corriendo y desapareció por detrás de la barra. La peliazul hundió la cabeza entre los brazos a la espera de su jarra de ron cuando, sin apenas darse cuenta, se fijó en que casi estaba anocheciendo.
Saiiko Naoto

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/03/2013

Hoja de personaje
Nivel:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm30/100Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (30/100)
Experiencia:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm16230/320000Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (16230/320000)
Berries: 7614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Invitado el Jue 31 Oct 2013 - 19:42

En la gran biblioteca de Ohara, se encontraba Darkan, ya había terminado de leer todos los libros qe le interesaban y había aprendido algo de ellos. Se levantó, se dirigió a la salida y se despidió del recepcionista con una sonrisa.
Una vez fuera de la biblioteca, le entró sed y fue a la tabarna mas cercana que tuviera. Echó a andar hacia el pueblo. Tenía poco camino por recorrer pero así le daba un poco de tiempo a respirar aire puro mientras la brisa le acariciaba su amarillo pelo. Tras un rato andando llegó, al pueblo había una multitud de gente pero pudo divisar un cartel donde ponía: "taberna". Se acercó, y se dirigió a una mesa apartada del resto. Había un chiquillo, de muy temprana edad tomando pedidos y cuando fue a atender a Darkan, le dijo:

- Lo que vaya a tomar aquella señorita tan bella de pelo azul, me lo cobras ami. Yo quiero una jarra de sake, gracias.

Y esperó a que le trajeran la jarra mientras miraba aquella taberna. Estaba anocheciendo, hacia un poco de frío pero el joven muchacho de pelo amarillo tenia puesta una chaqueta que quitaría bastante frió.

Unos segundos más tarde miró a la mesa donde estaba aquella bella muchacha de pelo azul, no podía dejar de mirarla. Nunca había visto a una muchacha tan bella, si el joven tuviera la oportunidad de conversar con ella, seguramente le pediría que s uniera a su tripulación pirata.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Saiiko Naoto el Sáb 2 Nov 2013 - 1:13

Los chirridos incesantes de la puerta de madera principal comenzaban a acostumbrarse a la conciencia de la peliazu. Al principio habían comenzado irritándola, pero con el tiempo cualquier cosa se le habría hecho más amena dentro de aquellas mugrientas cuatro paredes. ¿Por qué seguía allí? ¿Por qué no había salido aún a formar un espectáculo delante de toda aquella gente? Sin embargo, aun que fuera la primera vez que pisaba una isla como aquella, sabía que lo había hecho por casualidad, porque se había topado con ese barco de cargamento que casualmente la había traído a esas tierras. Echaba en falta un barco, su barco.

El niño que minutos atrás había tomado el pedido de Saiiko se volvió a acercar tambaleante con una bandeja y una jarra con ron. De no haber sido porque esa era una isla en la que no debía molestar, se habría quejado de la demora y habría soltado alguna que otra 'palabrita'.
El niño se lo pensó dos veces antes de hablar, pero por fin abrió la boca:
-E-esto... Corre a cuenta del señor de aquella mesa... - Su voz sonaba cortante, como si le temiera.
Señaló con la mirada a una mesa un poco más allá, donde se sentaba un chico de unos veinte años, joven, rubio y con pintas un tanto extrañas. Saiiko lo miró e reojo, curvando el entrecejo y llevó una de las manos a la mesa, con intenciones de coger la jarra y beber de ella, pero la mano se cerró en el aire.
El chiquillo que la atendía no le sacaba el ojo al otro hombre, y aún no había dejado el ron en la mesa, el cual temblaba levemente sobre la bandeja.

-Eh, ¿qué te pasa? -Murmuró la peliazul, cruzándose de brazos y desplomándose sobre el respaldo de la silla -¿Es que conoces a ese tío?
La chica guardó sus modales mínimamente. No le agradaban los niños, pero ver cómo la gente les trataba mal le recordaba a ella y a Naru, por lo que prefería no hacerlo. El chiquillo, sin embargo, miró una vez más a la peliazul: él no conocía al chico de la otra mesa, sólo le temía. Dejó la jarra en la mesa y salió corriendo hasta que se perdió detrás del mostrador. Saiiko resopló y miró el ron, que aún bailaba dentro de su recipiente transaperte, y después, al rubio que lo pagaría por ella. ¿Quién demonios sería? ¿La conocía de algo?

No pensaba quedarse esperando para averiguarlo. Saiiko que levantó de la mesa sin dar más interés al ron y se dirigió con paso decidido a la mesa del rubio, donde se sentó en una de las tres sillas libres, frente a frente. Se cruzó de piernas, apoyando los codos sobre la mesa y las mejillas sobre ambas manos, después, le miró de reojo, curvando las cejas.
No parece que seas de aquí -Observó, después de haberle examinado durante unos segundos -¿Quién demonios eres? -Finalizó, dejando de lado los buenos modales que había tomado con el camarero y empleando un tono amenazador, pero aún as así, curioso.

Saiiko siempre había hecho las cosas en ese orden: primero hacía, después comía y después pensaba. Tampoco creía que aquello le fuera a traer malas consecuencias, sino que le resultaría divertido, dentro de lo que podría significar esa palabra en la Isla de Ohara, por su puesto.  


Última edición por Saiiko el Sáb 2 Nov 2013 - 12:13, editado 1 vez
Saiiko Naoto

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/03/2013

Hoja de personaje
Nivel:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm30/100Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (30/100)
Experiencia:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm16230/320000Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (16230/320000)
Berries: 7614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Invitado el Sáb 2 Nov 2013 - 11:33

El joven oyó la voz del chico cuando se acercó a la joven de pelo azul, su voz era entrecortada. Luego vio como se marchó corriendo y desapareció detrás de la barra. Luego la joven muchacha se levantó y se acercó poco a poco hacia el joven de pelo amarillo. Se sentó en una de las tres sillas y exclamó después de observarle unos segundos:

- No parece que seas de aqui.

Después con malos modales, le dijo al chico:

-¿Quien demonios eres?

El joven, esbozó una sonrisa y tras una breve pausar, tomo un poco de sake y dijo:

- Tranquilizate bella muchacha, solo queria invitarte a tomar algo. Soy un joven pirata novato pasando un dia es esta maravillosa isla, con su gran biblioteca, que tiene muchisimos libros, los cuales me han ayudado mucho en mi estudio. Y también estoy buscando tripulantes para mi banda pirata y había pensado reclutarte ati. Necesito a alguien con caracter y por supuesto bella. ¿Te interesa? O prefieres seguir tomando algo conmigo?

Exclamó el joven, mientras esperaba la respuesta de la joven dama, tomándo un poco de la jarra de sake.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Saiiko Naoto el Sáb 2 Nov 2013 - 12:48

El chico comenzó a hablar, sin ton ni son y en un arrebato de tiempo inadmitible en el que colmó cosas que el cerebro de Saiiko no procesaría nunca, más por pocas ganas e interés que otra cosa, el rubio le ofreció sitio en su banda pirata. La chica se echó un vistazo sin moverse, ¿tantas pintas tenía de ser pirata? Pero eso no era lo que más le extrañaba, sino la buena suerte que acababa de tener al encontrar a ese chico. La peliazul no tenía intenciones de unirse a ninguna banda pirata, ni mucho menos, pero estaba segura de que tendrían un barco con comida y mucho dinero, por lo que sólo bastaría un poco de tiempo para hacerse con él.
-Así que... eres un pirata -Murmuró, clavándole la mirada - Llevo buscando destino desde hace tiempo y tu oferta me interesa... -Saiiko puso un especial énfasis en la palabra 'destino', porque no pensaba compartirlo con nadie más que ella.

Sólo había confiado en dos personas a lo largo de su vida, y ahora no tenía ni idea de dónde estaban, ni si quera de si se encontraban bien, por lo que para ella, trabar amistad o esperanzarse en alguien era algo demasiado remoto, y antes de jugar para ver si lo conseguía, prefería jugar para ver con cuánto se hacía.

La peliazul volvió a separar los labios para hablar, pero un ruido le arrebató la palabra. La puerta del lugar se abrió, y por ella cruzaron unos seis marines uniformados. Parecía como si estuvieran celebrando algo, y entonces Saiiko extendió la mano para acercar un periódico de una mesa vecina. El titular era claro y conciso: ''Cae una Armada Revolucionaria en la Isla de Shoko, West Blue''. Al lado del artículo se encontraba el rostro del escritor y su nombre, y más abajo, las declaraciones del Gobierno Mundial. La chica dejó el periódico sobre la mesa y giró el rostro disimuladamente. Los Marines habían pedido una mesa grande y, en vez del chiquillo que había antes atendiendo, ahora habían dos mujeres de mediana edad sirviéndoles enormes jarras llenas de sake. Saiiko volvió la mirada al rubio y, en ese mismo instante, el chocar de unos cuantos cristales colmó el lugar en vitoreos y celebraciones. Al parecer la banda Revolucionaria que había sido capturada no era una cualquiera.

-No pienso quedarme para ver el espectáculo -Le dijo, en cuanto dos de los alistados comenzaron a cantar - ¿Pero qué te perecería si les aguamos la fiesta? -La chica curvó una de las comisuras y levantó las cejas. Podía ver aquella propuesta como una confirmación a entrar en su banda pirata como una camarada más o entrar como una pirata con los principios bien enumerados. Estando en una Isla como aquella, las posibilidades de salir victoriosos de una enredada con Marines eran bastante estrechas pero, ¿quién decía que no?
Saiiko Naoto

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/03/2013

Hoja de personaje
Nivel:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm30/100Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (30/100)
Experiencia:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm16230/320000Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (16230/320000)
Berries: 7614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Invitado el Sáb 2 Nov 2013 - 13:23

La joven muchacha aceptó la propuesta del chico rubio. Y al cabo de unos minutos entraron unos seis marines, pidiendo una mesa grande y empezando a beber sake. La chica peliazul miro al rubio y le dijo:

- No pienso quedare a ver el espectáculo.

Mientras dos de los marines empezaban a cantar.

- ¿Pero que te pareceria si les aguamos la fiesta?

Dijo ella a su nuevo capitán, levantando las cejas y curvando un poco una de sus comisuras.

Darkan, esbozó una sonrisa, y con su poder oxidó la jarra de sake y posteriormente la rompió en mil pedazos ejerciendo fuerza sobre ella. Se levantó, miró a la chica peliazul, la guiño un ojo dándole a entender que si queria aguarles la fiesta y se dirigio a los marines.
Una vez allí, les preguntó:

- Vuestro festejo o celebracion esta molestando a la señorita que me acompaña. Y eso no puedo consentirlo. Por cierto, el sake es bebida para piratas.

Dijo Darkan, mientras golpeó la cara de uno de lo marines, mandándolo contra el que estaba a su lado.
La cara del marine estaba un poco oxidada debido al poder de Darkan, el cual era el poder oxidar cualquier cosas instantáneamente.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Saiiko Naoto el Sáb 2 Nov 2013 - 14:05

Sin duda, Saiiko nunca habría esperado lo que el rubio había hecho con la taza. Él era un usuario de la fruta, como ella. El chico se levantó y se dirigió a la mesa de los Marines, al mismo tiempo que la peliazul se acomodaba en la silla para ver la función desde un buen ángulo, con una mirada pícara y curiosa. La manera que tenía el chico de enfrentarse al enemigo era bastante distinta a la que solía utilizar Saiiko, sin llamar la atención y desde lejos, aprovechándose de su buena puntería y su habilidad con la naturaleza.

El chico, después de unas interesantes palabras, golpeó la cara del Marine, empujándolo hacia atrás y por consecuente, el uniformado de detrás cayó con él. La cara de su víctima, la cual antes se encontraba de un color moreno y normal, ahora estaba pálida y amarilla, probablemente gracias a la fruta. Saiiko se tomó unos segundos de reflexión en los cuales el resto de clientes de la taberna comenzaban a murmurar y a alejarse de la mesa grande. Por una parte, la peliazul tenía un gran interés en saber a cuánto podría ser capaz de llegar su supuesto nuevo capitán, pero también tenía ganas de hacer algo, por lo que desde su sitio, aún cómodamente sentada, hizo brotar gruesas ramas de una maceta de la ventana, las cuales llegaron sigilosamente hasta uno de los Marines, enredándose al rededor de sus hombros, cada vez más apretadas. Al unísono, la cara de la víctima de la peliazul comenzaba a ponerse de color lila por la falta de aire, y los demás Marines se paraban sigilosamente, levantando sus armas, lo que haría que posiblemente Saiiko y el chico quedaran en el punto de mira de aquellos desgraciados.

Rápidamente, Saiiko hizo que las ramas que asfixiaban al Marine se separaran de él, haciéndole caer al suelo, y se dirigieran a una de las escopetas recién desenfundadas, sin embargo, hubieron dos disparos antes de que el hierro del cañón quedara doblado por la planta, inutilizable. Una de las balas fue a parar a la pared que había a espaldas de Saiiko, y la otra dejó un pequeño agujero en el techo. El uniformado dejó caer el arma al suelo y levantó ambas manos en son de paz, pero otro de los Marines había conseguido dar alerta a su Base a través del Den Den Mushi, y en poco tiempo su capitán y la peliazul se verían rodeados de ellos, sobre todo por la gran exageración del informante a la hora de decir a sus superiores que ambos piratas se asemejaban a monstruos. Saiiko colocó una mueca de desagrado y se rascó la nuca, mientras se levantaba de su sitio.
-¿Qué, Capitán, es hora de largarse? - Gritó, colocando los brazos en jarra y echando un ojo a la puerta, por si los refuerzos se adelantaban en llegar.
Saiiko Naoto

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/03/2013

Hoja de personaje
Nivel:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm30/100Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (30/100)
Experiencia:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm16230/320000Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (16230/320000)
Berries: 7614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Invitado el Dom 3 Nov 2013 - 12:16

Tras pegarle el puñezato al marine, Darkan observó como las ramas de una de las macetas que había en la ventana de la taberna cobraba vida. ¿Acaso sería brujeria? El chico rubio giró la cabeza y vio que era su linda y bella nakama, que estaba usando las ramas para asfixiar a uno de los marines. Otro de ellos dio la voz de alarma desde un Den Den Mushi asi que al poco rato esto estaría repleto de Marines. ¿Aquellos dos piratas estaban condenados, o tendrían un plan para escapar? Darkan se dirigió al Marine uniformado, porque seguramente seria el superior de esos marines y posiblemente un alto cargo de la Marina.

- Tu... te vienes con nosotros. Y harás todo lo posible para que podamos llegar a nuestro barco y zarpar tranquilos.

Le dijo Darkan al Marine para conseguir llegar a lbarco sin ningun problema.

Luego se giró hacia la puerta, miró a su linda nakama la guñó un ojo y la dijo:

- Bueno que, nos vamos bella señorita? Tu primero.

Y le salió una sonrisa de oreja a oreja, mientras esperaba que saliese ella primero. Mientras el tenia como rehén al Marine uniformado.
Invitado
avatar


Invitado

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Saiiko Naoto el Dom 3 Nov 2013 - 12:50

Saiiko tragó saliva. Esas situaciones la ponían nerviosa, verse entre rejas antes de estarlo era una mala idea, pero también lo era atacar a un Marine en una taberna y no llevarse un beneficio de ello. Mientras veía que el rubio se acercaba al uniformado del Den Den Mushi se acercó a la barra y la saltó, hasta situarse detrás de ella. Se hizo con un saco y abrió la caja, e intentando no babear sobre los fajos de billetes metió todos los que pudo dentro de la bolsa.

Oyó la voz de su capitán mientras le ordenaba al Marine que fuera con nosotros, cosa que no terminó de procesar por los gritos de las dos camareras, acurrucadas en una esquina. Sin embargo, antes de volver a saltar por la barra, el niño que antes estaba atendiéndola le cruzó el paso, con ambos brazos extendidos y la cara colorada. Saiiko frunció el ceño y relajó los músculos de la cara. El rostro de ese niño era exactamente igual al de Naru cuando la protegía de los Nigromantes, su expresión y sobre todo, el ímpetu con lo que protegía lo que le importaba.

La chica salió de la nube en cuanto el rubio la llamó, y entonces volvió a saltar la barra con el saco de dinero colgando del hombro. Echó una mirada al marine y abrió la puerta de la taberna, esperando encontrar cientos de polos blancos armados y dispuestos a encerrarlos, pero en vez de eso, una multitud de pueblerinos normales se atrevieron a acercarse, empuñando bates de béisbol, cuchillos de cocina o simplemente palos de hierro.

Saiiko ladeó la cabeza en todas direcciones hasta que encontró una salida y fue directamente hacia ella, esperando que su Capitán le pisara la sombra.
- ¿Dónde tienes el barco? -Preguntó, alejándose del furioso tumulto de campesinos, que a penas se atrevían a acercarse mucho más.
Saiiko Naoto

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/03/2013

Hoja de personaje
Nivel:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm30/100Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (30/100)
Experiencia:
Dos hormigas negras [Connor] 3qaWnZm16230/320000Dos hormigas negras [Connor] 9h2PZk8  (16230/320000)
Berries: 7614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Dos hormigas negras [Connor] Empty Re: Dos hormigas negras [Connor]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.