Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (6917)
 
Nocturne93 (5096)
 
Lion L. Kai (3024)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Simo (2025)
 
Drake Lobo Ártico (2005)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Sáb 29 Mar 2014 - 11:34

- Pfff que pereza me da tener que viajar a esa isla.

- Lo lamento capitán Krauser pero solo alguien como usted podría atrapar a ese tipo, no es moco de pavo y es usted perfecto para el trabajo.

Krauser asintió observando al sargento mayor que le pedía el encargo. Al parecer nadie se atrevía a ir y la solución era mandar al capitán de la marina el cual no tenía sentimientos. Justo estaba a punto de comenzar su viaje al reino de sakura para empezar con su entrenamiento pero ahora debía largarse a otra misión a la captura de un criminal. El típico mafioso lleno de guardias que se divertía jugando en los casinos. Sin pensárselo se dirigió al baúl de aquella sala la cual era su despacho y lo abrió con cuidado para sacar su espada y atársela en la espalda. No necesitaba el atuendo de soldado, el cual se componía de su escopeta recortada y su pistola. Cogió el de asesino quedando solo con su espada y su mango extensible. También se llevó la pistola de bengalas por si acaso. Ahora le dirigió una última mirada al sargento mayor y bostezó saliendo de la sala.

- Volveré con ese tío, pero no volverá de una pieza.

En aquel bote se encontraba el asesino, ya estaba casi llegando a la isla después de su charla en el cuartel. Había pasado cosa así de dos días y por fin divisaba la maldita isla. Llevaba su camiseta negra de manga corta y sus pantalones negros. Su rostro vendado de nariz hacia abajo como siempre acabando un poco por debajo del cuello. No se había fijado quien era el criminal ni que valía su cabeza pero bueno, ya se ocuparía de apañarse la vida para buscarlo pues no era ningún novato. Estaba deseando poder empezar su entrenamiento, había estado pensando en una técnica nueva y con su energía debía desarrollarla. Por ahora con su haki de observación se bastaba muy bien sumado al poder de su niebla y su espada. Sus shurikens de energía también eran increíbles y ahora los tenía desarrollados hasta un punto donde unos cortes de energía arrasaban por diversas direcciones por lo que ahora no solo bastaba con esquivarlos. El poder de aquel capitán subía cada día más.

Había formado su propia flota abandonando la de Quimera Karl. El nombre de esta flota se llamaba ´´La Élite´´. Estaba formada por sus colegas, Garland, Ai Nanasaki, Hideki y un nuevo recluta llamado Agtaron. En esta ocasión había preferido ir solo sin nadie que pudiera peligrar ya que decían que ese hombre era peligroso. Ahora había que poner a prueba esa teoría y enfrentar la diabólica niebla del demonio contra aquel tipo. Por fin el bote se encalló en la arena, el asesino sacó un poco más el bote para que no se lo llevaran las olas ya que no tenía entonces forma de volver. Ahora estaba en la playa a plena tarde en un día nublado pero no había avisos de lluvia por lo que estaba tranquilo. Ahora solo quedaba dirigirse al casino como un infiltrado y ver quién era ese tipo y donde estaba.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Sáb 29 Mar 2014 - 12:59

-Casino Island. Nunca había estado aquí. Espero que sea tan divertida como dicen- Dijo Alex con curiosidad.

El barco ancló en el puerto para que todos los pasajeros bajaran. La isla era un monumento al lujo y la opulencia, lago que le desagradaba bastante al cazador. No le gustaban los lugares sin naturaleza y al lobo mucho menos, por lo que sería bastante difícil. El animal se sentiría nervioso y alarmado con tantas luces y ruidos, pero Alex confiaba en él y sabía que se controlaría. El suelo era muy duro y no había arena, aunque sí que había playas en otro lado. Todo estaba lleno de gente, demasiada. Sería muy difícil encontrar a aquel hombre en un sitio tan atestado. Seguro que se había escondido aquí por ese simple hecho.

Sacó el cartel de recompensa y lo miró de nuevo. Era un hombre inmenso y aterrador. Tenía toda la carra llena de cicatrices y su cabeza estaba carente de pelo, aunque tenía una barba marrón muy prominente. Además usaba un hacha inmensa con la que partir a sus enemigos. Por mucha gente que hubiera no podría esconderse a la perfección. O eso quería creer Alex. El hombre era jefe de una mafia que dirigía los casinos y podrían esconderlo con facilidad. Él lo sabía, pero prefería ser optimista y esperar que las cosas salieran bien. Si no salía como esperaba... podría irse a buscar otro criminal al que capturar y cobrar su recompensa.

No sabía por donde empezar la búsqueda. Siempre las iniciaba en alguna taberna preguntando por el criminal. En las tabernas se sabe todo, pero en este lugar no sería tan sencillo. El hombre habría escondido bien sus pistas y si los mafiosos controlaban los casinos ocultarían toda información. Quizás era el caso más complicado al que se había enfrentado nunca. Y, por si fuera poco, la recompensa era muy jugosa, lo que demostraba que debía ser un rival muy poderoso. Todavía estaba a tiempo de dar vuelta atrás, pero eso no iba con él. Nunca dejaba una cacería sin completar y no temía a ningún enemigo. Que se preparara el mafioso.

Además, siempre podría aprovechar para probar sus nuevos poderes si era necesario. Había mejorado mucho el control con su fruta y ahora podía logras cosas mucho más potentes que antes. Tenía un poder latente que superaba cualquier cosa que hubiera imaginado. Todo eso pensaba cuando se chocó contra alguien. Estaba tan despistado con sus cosas que no se había percatado de que había alguien frente a él. Pidió disculpas con una reverencia y miró a aquella persona que había hecho de obstáculo. Entonces sintió que le sonaba de algo... pero no estaba seguro. Quizás era... ¡Sí! ¡Era igual que aquella vez en esa isla!
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Dom 30 Mar 2014 - 18:45

Los pasos del capitán de la marina continuaban de forma calmada hasta que al llegar el portero se quedó mirándole de forma sería, parecía que no le iba a dejar pasar. Era un tipo alto de pelo moreno y gafas de sol. Era incluso más alto que el propio marine que casi llegaba a los dos metros. Los dos se quedaron mirando fijamente, aquel tipo iba bien trajeado con sus zapatos y su corbata y el capitán llevaba una camiseta negra y una enorme arma en la espalda por lo que este ya sabía que aquel gorila le daría problemas para entrar aquel sitio. Seguramente iba a tener que entrar por las malas ya que no quería que nadie supiera que era un marine y mucho menos un capitán. Aquel tipo alertaría al supuesto criminal y era algo que no iba a permitir bajo ninguna cosa. De repente el tipo habló con una voz en un tono chulesco y arrogante.

- Largo de aquí miserable.

El castaño se quedó observándole con sus vendas sin decir o hacer nada. Simplemente estaba pensando en el modo de derribarle sin hacer mucho ruido y que nadie le viera. Ahora su mirada estaba buscando a los demás para ver si estaban solos, aquel tío seguía en su postura con una sonrisa arrogante, tras varios segundo el capitán Krauser observó que no había nadie y sonrió de lado. Cosa que aquel tipo no vería por los vendajes que le tapaban. De repente el marine lanzó un puñetazo a la boca del estomago de aquel hombre que escupió quedando de rodillas sin aire. A continuación elevó el codo derecho y golpeó su cabeza hacia abajo haciendo que su rostro se chocara con el suelo. La sangre salió del rostro del ahora inconsciente guardia y rápidamente lo cogió de una pierna tirando de él hacia unos arbustos. Lo dejó allí de forma calmada para después volver a dentro. Justo por la puerta observaba como en el interior había juegos de toda clase.

- ¿Dónde está el bebe?

Pronunció en voz baja mientras daba unos pasos para adentrarse cuando de repente alguien tropezó con él. Este estuvo a punto de caer al suelo cuando mantuvo bien el equilibrio e imbuyó su mano en energía cortante, frenó aquella energía y la deshizo mientras miraba al tipo con el que había chocado. Aquel hombre era el tipo de la isla, con el que había hablado tras el ataque pirata al pueblo, su compañera Ai Nanasaki estaba ese día presente. Los ojos del marine eran más o menos del mismo color que los de aquel tipo y ahora los miraba. Sabía de sobra quien era pero su rostro era serio. Sabía que aquel tipo se llevó el objeto que había en el cofre pero eso le daba igual y él mismo se lo afirmó. Despacio llevó las manos a su cabeza y tras un bostezo sonrió de lado observando al chico con una sonrisa tranquila.

- No me esperaba volver a verte amigo.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Lun 31 Mar 2014 - 20:01

Sí, efectivamente era Krauser, el hombre con el que se topó en esa isla. Lo recordaba perfectamente y no solo por su buena memoria. Tras aquello estuvo en varios cuarteles de la Marina investigando a aquel hombre. Le había resultado muy curioso y, aunque no lo esperaba, necesitaba saber todo de él por si algún día quería cazar al cazarrecompensas por culpa de aquella fruta. Aunque en su momento le dijo que el asunto del "cofre" estaba zanjado y que no le importaba. Por su parte Alex le había dicho que nunca lo usaría en contra de la Marina y no tenía intención alguna de incumplir esa promesa por sí mismo. Al menos eso creía.

-Si no recuerdo mal, te llamabas Krauser. Me alegro de verte, pero qué hace alguien como tú en esta isla? No te ofendas, pero no pareces el típico que se divierte en los casinos y... Prasky Makarov. Has venido a por él, ¿me equivoco? Pues vaya mi suerte, yo venía a por lo mismo- Dijo Alex con cierta decepción.

El marine tenía que haber venido también a pro aquel mafioso y, si eso era así, sería bastante problemático. Le podría pedir que se lo dejara entregar a él, pues cobraría una recompensa y el marine no, solo era su trabajo. ¿Pero por qué un alto cargo como él lo iba a permitir? Por si no fuera complicado encontrarlo ahora también había este problema frente al cazador. Algo tenía que hacer si no quería quedarse sin dinero. ¿Pero cómo convencer a Krauser de que se lo permitiera? Según lo que había leído era un tipo serio y fiel a la Marina que siempre cumplía con su labor. El hombre perfecto para lo marines, vaya. Y le caía bien.

-Mira, aunque sea cazador de recompensas no me gusta nada trabajar con la Marina. No me desagradan, pero son demasiado estrictos y tiene un código de honor muy diferente al mío. Aunque tú me caes bien. Lo único cierto ahora es que ese desgraciado tiene que estar escondido por aquí y no es alguien débil que digamos. ¿Qué te parece que colaboremos para atraparlo y después decidamos lo que ocurre?- Dijo Alex con cierta decepción.

Sería una cagada tremenda vencer al mafioso y no poder cobrar su recompensa, pero ya que estaba aquí no podía hacer otra cosa. Al menos libraría a la gente de un desgraciado más y liberaría el estrés acumulado durante el viaje. Se aseguraría de darle una buena paliza por si no podía cobrar por él. Al menos, así, no habría sido completamente en vano. Aunque todavía tenía que escuchar la respuesta de Krauser. Quizás lo sorprendía y compartía el mérito con él o le pagaba algo por la ayuda. Llevaba un tiempo sin cazar y sus existencias se habían reducido al mínimo. Necesitaba hacer bien un trabajo o se moriría de hambre.

Eso sin hablar del lobo, que parecía cansarse de comer carne de baja calidad en tabernas medio derruidas. Y lo último que quería Alex era tener a un lobo enfadado y hambriento cerca. Farkas era un gran amigo, pero seguía siendo un animal y podía atacar a una persona o a otro animal sin querer cegado por su instinto. Nunca había pasado aún estando días sin comer, pero podría pasar algún día. Sonrió mientras acariciaba al lobo y volvió a mirar a Krauser para esperar su respuesta. Si todo era favorable no había ningún problema, si no habría perdido el tiempo. Un tiempo bastante necesario y que no podía desperdiciar... otra vez.
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Jue 3 Abr 2014 - 5:55

Efectivamente aquel era el cazador que encontró en aquella isla cuando atacaron los piratas. El chico se había acordado de su nombre y eso le honraba. El marine también se acordaba del suyo pues se quedaba bien con los nombres de la gente. Aquel chico le había proporcionado el nombre del idiota que estaba buscando. Al parecer aquel chico también había venido a por su cabeza. La diferencia era que uno venía por dinero y el otro por deber. Cada uno a su forma pero la cuestión final era eliminar al sujeto. Las palabras del chico habían sonado con cierta decepción al saber que aquel marine venía a por el que él mismo había nombrado. No sabía que el chico se había comido la fruta del cofre pues nunca supo lo que había en este pero eso le daba igual y no pensaba hacer nada al respecto si lo supiera.

Ahora el chico le había dicho que no le gustaba colaborar con la marina pero si debía hacerlo lo haría. Además al parecer Krauser le había caído bien, algo extraño pues todos los veían como alguien malvado y cruel por su aspecto. Al marine no le caía nadie mal salvo los criminales pero aquel chico parecía saber lo que hacía y por ello le caía genial. La idea de capturar aquel tipo juntos le agradaba bastante y de hecho él también se o hubiera propuesto a él si no lo hubiera hecho el cazador antes. Parecía entenderse con el chico bastante bien y eso era algo crucial si pensaba colaborar con él. Algo de razón tenía pues no había muchos marines como Krauser y otros abusaban de su poder y eran más estrictos de la cuenta por hacerse los chulos ante los civiles. Una vez escuchó sus palabras se quedó mirando al chico a los ojos de forma seria y fría para contestarle.

- Solo acepto la primera condición, colaboraremos para atraparlo pero eso de ver que pasa después no se llegara a discutir.

Su tono había sido serio pero tras unos segundos volvió a mirar al chico cambiando su rostro por uno de orgullo y lo que parecía ser una sonrisa de lado, cosa que no se veía debido a los vendajes que llevaba.

- Lo que pasara después es que me iré al cuartel informando de cuando llegue un cazador lo había eliminado y ya se lo había llevado. Eso es lo que va a pasar amigo, yo soy un marine y vivo de mi sueldo ganándomelo a pulso. Sin embargo los cazadores vivís de lo que capturáis, no me gusta recibir dinero por cumplir mi deber. Al mes cobro mi sueldo y con eso tengo bastante. Así que compañero alegra esa cara, el dinero es tuyo, yo me quedo con la satisfacción de que habrá un asesino menos suelto en el mundo.

Una vez dijo sus palabras le guiñó un ojo al chico y miró a su alrededor. Era mejor dividirse según la situación. Aquel tipo estaría en algún despacho o mesa especial llena de guardas por lo que solo había que localizarlo.

- Dividámonos, cuando uno lo encuentre que rompa algo, eso hará ruido y todos miraran a ese lado. De ese modo sabré si lo has encontrado donde estáis y al contrario también.

Dicho esto el marine le sonrió de lado de nuevo y empezó a mirar en varias direcciones. Finalmente se había decantado por el piso de arriba, solía ser la zona del poker y allí se ganaba mucho dinero, de esa forma tal vez podría ver al tipo o a cualquiera de sus matones por allí. Además si el cazador le encontraba solo tenía que acudir al ruido.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Jue 3 Abr 2014 - 16:25

Todo había salido a pedir de boca, al final sí que cobraría la recompensa. Krauser había demostrado ser alguien de confianza y leal. Aunque la lealtad a la Marina no estaba tan bien pagada como debería. Alex se estaba planteando usar ese dinero para hacerle un regalo al marine. Aunque sentía que había dado una imagen equivocada de sí mismo. Tal y como habían quedado las cosas parecía que solo capturaba criminales pro el dinero, pero nada más alejado de la realidad. Era cierto que sobrevivía a base de ello, pero no era el principal motiva para llevar a cabo ese trabajo. Necesitaba explicárselo a Krauser si iban a colaborar.

-Te lo agradezco mucho, pero tengo que decirte algo. Vivo de cazar criminales, sí, pero no lo hago por el dinero. Tengo un sentido de la justicia muy especial y no capturo criminales que no lo merezcan tengan la recompensa que tengan. Solo cazo a aquellos que hayan hecho daño a otros como asesinos o este mafioso. jamás capturaría a alguien que roba para comer y eso es lo que me impide formar parte de la Marina. Si lo hiciera debería atrapar a esa persona e iría contra mis principios. Dicho esto- Dijo Alex ofreciéndole la mano de forma amistosa.

Krauser se marchó hacia la parte superior, por lo que Alex se quedó en ese piso. La mejor forma de encontrar al hombre era encontrar a alguno de sus "trabajadores". EL cazador dio vueltas pro el casino hasta que encontró a alguien que daba con el perfil. Era un mastodonte que observaba a todos e iba echando a los demasiados afortunados. Hizo una señal al lobo y se acercó. Cuando estuvo lo suficientemente cerca se lanzó contra el hombre de espaldas y ambos cayeron al suelo. El lobo aprovechó para arrancar un trozo de ropa del tipo y alejarse unos metros. Alex se levantó aparentando una embriaguez.

-¿Por qué estás en el... medio? Los *hip* seguratas deberían vigilar... a la gente *hip* peligrosa y no trabajar de *hip* bigas- Dijo simulando dificultad.

-Maldito borrachuzo, ¡fuera del casino!- Dijo el hombre enfadado.

Ahora era cuestión de esperar. El lobo ya tenía el rastro de ese hombre y podría seguirlo hasta donde se escondiera su jefe. Tardó varios minutos, pero al final se movió y desapareció de la zona. Ahora le tocaba a Farkas. Alex le hizo una señal y el animal olfateó el suelo para empezar a seguir el rastro del trozo de ropa. Tarde o temprano llegaría al lugar en el que estaban escondidos y solo sería cuestión de liarse a golpes para llevarse el premio. Aunque era muy difícil seguir un olor específico en un casino, había demasiados olores fuertes en el ambiente, por lo que el lobo tardaría mucho en encontrar y segur el rastro. Mucho más de lo que Alex desearía. Pero seguía siendo más efectivo que buscar o preguntar sin rumbo.

En cuanto Farkas encontró algo empezó a correr y Alex lo siguió. Dio vueltas por la mitad del casino a ojos de los sorprendidos presentes. Parecía que quisiera marear al cazador, pero sería cosa del movimiento del mafioso. Habría estado patrullando por todo el casino. Finalmente llegaron a una puerta cerrada que no parecía muy importante. De no ser por el lobo nunca le habría prestado atención. Aunque era el escondite perfecto, todos habrían buscado el lugar más lujoso o más obvio y este estaba bien escondido. Nadie buscaba tras una puerta sencilla a un mafioso tan rico y poderoso. Acarició a Farkas y lo felicitó.
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Vie 4 Abr 2014 - 5:18

El capitán de la marina seguía avanzando tras haber escuchado las palabras del cazador. Esa forma de pensar que tenía era la misma de la de él. Sin embargo cada uno había cogido un camino parecido pero distinto, si Krauser pillara a alguien robando por comida incluso le daría dinero y le hablaría de forma seria pero sin hacer nada. Había muchos marines, unos cabrones que abusaban de su poder y se creían los mejores además de atemorizar los pueblos por donde pasaban. Otros eran los amables que ayudaban y siempre estaban de buen rollo y sonriendo y por último los serios y fríos que ayudaban y eran justos y legales. Estos escaseaban bastante y Krauser era uno de ellos. Pretendía llegar al puesto de almirante y dejar claro que la marina no tenía por qué ser oscura. Tanta tontería debía llegar a su fin y para ello debería llegar bien alto. La marina era la esperanza de los ciudadanos y no una amenaza y el castaño debía conseguir su objetivo. Nada le importaba más que la seguridad de los demás, quizás ese fuese uno de los motivos por los que abandonó la brigada de Karl.

Ahora debía centrarse en su trabajo y tratar de localizar aquel tipo y capturarle cuanto antes pues no debía dejarlo suelto debido a lo peligroso que era. Su mirada analizaba la zona llena de juegos aunque en aquella parte abundaban las mesas de poker y algunas dianas. Los crupier repartían cartas y los demás jugaban de forma correcta y tranquila. Parecía estar todo en orden, las cortinas y mesas del local eran increíblemente preciosas y de buena calidad. Se notaba que era un sitio de lujo y de los mejores que había visto. La gente vestía de forma elegante mientras que él llevaba ropas cómodas de calle. Muchos se quedaban mirándole por las vendas de su rostro pero al ver la mirada del capitán volvían a lo suyo. Sus ojos pudieron ver a un tipo bastante alto con gafas de sol y pelo azulado oscuro. Vestía con un traje negro y corbata roja además de una camisa blanca por dentro y sus mocasines. Este estaba echando a un hombre que llevaba al parecer una racha de buena suerte. No iba a permitir ese acto y pensó que ese idiota sabría donde estaba el hombre al que buscaba. De repente la voz del marine se pudo escuchar en aquella sala, su tono era serio y elevado además de frio.

- Eh tú, gorila, voy a pedirte que dejes a esa persona en pez si no quieres tener problemas. Despues quiero que me digas donde está el señor Makarov y ni se te ocurra mentirme o vamos a tener una charla muy poco agradable, al menos para ti.

Aquel tipo soltó al hombre que estaba teniendo aquella charla, sin contestarle al marine sonrió de lado y caminó hacia él de forma tranquila. Parecía haber entrado en razón y podría hablar de forma tranquila, o eso creía Krauser, ya que al llegar aquel mastodonte hasta donde él estaba, le lanzó un puñetazo hacia el pecho. El cuerpo del marine salió disparado contra la pared y quedó allí echado. El capitán quedó con los ojos cerrados pero despierto, tras unos segundos se reincorporó con un agudo dolor en la espalda por el golpe. Su mirada se fijó en aquel tipo trajeado para después imbuir su puño izquierdo en energía cortante y con la otra mano coger su enorme espada como si no le pesara. Tanto entrenamiento había hecho que se acostumbrara a ella. Ahora el combate entre aquel tipo y el capitán de la marina comenzaba y nadie parecía atreverse a meterse entre aquellos dos. Mucho mejor para el marine pues así no habría civiles involucrados ni heridos.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Sáb 5 Abr 2014 - 16:07

Alex intentó abrir la puerta, pero estaba cerrada y no solo con llave. Por la rigidez debía ser una puerta muy pesada detrás de la madera y tener varios cierres. Pensó en tirarla abajo, pero no era buena idea alertar a todos sin haber encontrado primero al mafioso. Golpeó la puerta con los nudillos sin obtener respuesta. Cuando, por fin, alguien abrió una rejilla dejó volar su imaginación. Tenía que decir algo convincente para que aquellos hombres lo creyeran y abrieran la puerta. Si la cagaba tendría que armar un buen estruendo para entrar y eso no era algo bueno. Además alertaría a Krauser en vano. Ya sabía qué decir.

-¡Daos prisa, hay marines chafardeando por todo el casino y están buscando al jefe! ¡Les he dicho que no había nadie peligroso aquí, pero se están acercando!- Gritó simulando miedo y desesperación.

Tras gritar "mierda" el hombre abrió la puerta y salió despedido hacia fuera a una velocidad vertiginosa. Antes de que se cerrara el cazador de recompensas entró. Había un enorme y oscuro pasillo que llevaba a unas escaleras. Bajó por ellas hasta un sótano muy oscuro. No se veía nada hasta que alguien encendió las luces. Alex notó un dolor horrible en el pecho y fue estampado contra la pared. Cuando abrió los ojos vio al hombre que encajaba con el cartel de recompensa sonriendo. Este se fue hasta una silla y se sentó mientras hacía una señal a sus hombres para que atacaran al cazador. Lo había encontrado.

-No deberías haber hecho eso, Prasky Makarov. Había venido con buenas intenciones, pero ahora te entregaré inconsciente. Y no me tientes, me pagarían también por tu cadáver. Pero antes... tengo una sorpresa- Dijo el cazador.

El brazo derecho de Alex empezó a brillar en un tono blanquecino mientras el suelo vibraba ligeramente. AL instante propinó un puó al aire y unas grietas surgieron en la pared a su lado. Un temblor comenzó a agitar toda la sala y a hacer que la pared cayera a trozos. Ahora se alegraba de que fuera de un material poco resistente, de haber sido roca dura o acero no podría haber hecho nada. Los hombres se abalanzaron hacia él mientras partes del techo caían sobre ellos. Esperaba que Krauser se diera cuenta de esta señal y viniera pronto, aunque siendo un sótano podría no haberse enterado del estruendo.

Esquivó al primer hombre que trataba de ensartarlo con una espada. Tras esquivarlo más de cuatro veces le propinó un puñetazo en el estómago y un codazo en la nuca. Miró al resto de hombres que parecían sorprendidos. ¿Qué creían? Si alguien venía a por Makarov tenía que ser medianamente fuerte y Alex se consideraba más que eso. Con estos hombres no tenía ni para empezar, pero el mafioso parecía muy fuerte. Y el golpe que le había propinado antes lo demostraba. Quizás terminaba antes de que el marine viniera, pero no estaba muy seguro de que eso fuera posible con el poder del criminal.
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Dom 6 Abr 2014 - 6:02

La fiesta comenzaba y el combate daba lugar a las miradas de los demás clientes que estaban divididos en cuanto a sus opiniones. Unos iban con el capitán sabiendo que solo había ayudado a un civil y los demás iban con el trajeado. Aquel tipo lanzó un puñetazo de nuevo que se dirigía al rostro del marine. El castaño cerró los ojos interponiendo su mano y parando aquel golpe con facilidad para después alzar la pierna y tirar aquel tipo lejos a unos cuatro metros. El maldito idiota rompió con su gran peso dos sillas y una mesita de cristal. La gente tras aquello se volvió loca gritando y animando. De repente dos hombres trajeados más aparecieron y corrieron a por el castaño, este con un movimiento de su espada partió a uno en dos para después lanzar otro corte al otro y decapitarlo. No tenía piedad con aquella gente y demostraría quien era el que allí mandaba.

El tipo se levantó de nuevo y avanzó lanzando puñetazos al marine que con una sola mano bloqueaba los golpes y esquivaba moviéndose ágilmente de un lado a otro. Su nivel del haki de observación era ya bastante avanzado y le era fácil esquivar aquellos ataques que predecía sin ningún esfuerzo. En un descuido el tipo del traje le dio una patada en las costillas tirándolo de espaldas al suelo. Este frunció el ceño y se levantó rápidamente para después de un tajo con su arma cortar el brazo derecho de su oponente. El tipo se pudo a gritar de dolor mientras la sangre adornaba el suelo. El demonio de la niebla sin pensárselo lanzó otro tajo cortándole el otro brazo para después saltar y lanzarle una patada aérea a la cabeza y tirarlo al suelo. Se acercó hasta él y de un tajo atravesó el corazón de aquel tipo sin compasión. No había paz para los malvados. De repente un ruido llegó hasta sus oídos y este giró el cuello mirando hacia el piso de abajo.

Al parecer Alex ya había encontrado al tipo que buscaban y rápidamente salió corriendo bajando las escaleras con su espada en mano y dirigiéndose al lugar del ruido. Allí había una puerta la cual abrió despacio. Dentro estaba el chico peleando con varios guardias y la sala en un estado de ruina, no sabía que había pasado pero ahora otros tres guardias surgieron corriendo a por Alex. Krauser desde la espalda del cazador estiró el brazo creando un brillo blanco en su mano libre, tras aquello sonrió y lanzó una especie de shuriken blanco que avanzó haciendo un sonido metálico hasta los tres tipos que se echaron a un lado riendo pues el shuriken era del tamaño de una televisión. De repente Krauser cerró el puño y las cuatro puntas de aquel ataque se expandieron dos metros partiendo en dos aquellos tres tipos con la energía cortante del ataque. La sangre salpicó varias paredes y el marine se colocó junto al cazador preparándose para el combate con aquel tipo.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Lun 7 Abr 2014 - 22:44

Krauser llegó a tiempo de unirse a la fiesta. Hizo algún tipo de ataque y unos hombres murieron tras el cazador de recompensas. Eso sí que era una entrada. Ahora que el marine lo apoyaba sería mucho más fácil detener al mercenario. Aunque no esperaba que fuera un paseo. Había comprobado en su propio cuerpo la fuerza de aquel hombre. Además tenía un hacha gigantesca con la que podría partirlo en dos. De haber querido ya habría matado a Alex en el primer golpe. Pero ese había sido su error y ahora pagaría por ello. Si alguien viene a por tu cabeza no es una buena idea dejarlo vivir para que pueda conseguirlo.

-Bienvenido. Te presento a nuestro querido criminal. Ese inmerso gordo que parece un saco de pus es Makarov. Me da igual quien acabe con él, pero le he prometido una paliza, así que no lo dejes fuera de combate rápido- Le dijo Alex a Krauser con una sonrisa pícara.

Uno de los hombres del mafioso se abalanzó a por el cazador, pero solo consiguió llevarse un golpe en los dientes y otro en el estómago. Tenían un cuerpo duro pero no eran más que morralla. A este paso no harían nada, pero era extraño que Makarov ni se inmutara. ¿Tan confiado estaba de su propia fuerza? Había algo que no le gustaba a Alex, algo que le escamaba. Si fuera inteligente habría atacado ya a los intrusos, pero seguía sentado como si no pasara nada. Estaba disfrutando del espectáculo. Debía tener algún "as" en la manga. Mientras pensaba todo eso otro de los hombres lo atacó. Igual que el anterior. No aprendían.

Agarró la lanza con la que el rival intentaba atravesarlo y tiró hacia él para propinarle un cabezazo. Después lo agarró por los brazos y lo lanzó al suelo para pisarle el pecho y dejarlo inconsciente. Se abalanzó a por Makarov, no iba a permitir que se rieran de ellos de esta manera. Antes de llegar a dos metros de distancia el enorme mafioso hizo un gesto y alguien salió al encuentro de Alex. El cazador a penas tuvo tiempo de esquivarlo y no podía contraatacar, el nuevo enemigo era muchísimo más rápido que los anteriores. ¿Ese era el secreto que Prasky escondía? ¿Alguien poderoso que luchaba sus combates por él?

Si ésta era su arma secreta ahora lo entendía. El tipo no dejaba de atacar a una gran velocidad y Alex no podía hacer nada por evitarlo. Había hombres lanzándose a por Krauser, por lo que no podía depender de él. Algo tenía que hacer. Saltó hacia atrás y se abalanzó hacia adelante con toda la velocidad que pudo. Su rival no pudo prevenir ese contraataque y encajó un puñetazo del cazador en toda la cara. Retrocedió unos pasos y se preparó para atacar de nuevo. Este era un rival a medida, esperaba que el resto de hombres no intercedieran en el combate o que Krauser se ocupara de todos de ellos.
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Lun 14 Abr 2014 - 4:42

Aquel estúpido parecía estar acorralado por el cazador y el marine. De repente más guardias salieron y se quedaron mirando. El cazador parecía que estaba a punto de atacar pero de repente otro tipo salió atacándole sin parar. Era bastante fuerte y el cazador parecía estar en apuros. Krauser frunció el ceño y se dirigió hacia él cuando de repente los guardias se le echaron encima atacándole. El marine llevó la mano a su espada y de un tajo partió a dos por la mitad. A continuación lanzó una patada a otro al rostro tirándole de repente al suelo y rematándole con un corte de decapitación. Ahora su mirada estaba fija en el maldito saco de mierda con el apellido Makarov. Las palabras del marine sonaron en toda la sala para que el cazador también las pudiera escuchar. Era un tono serio y frio como de costumbre además de lleno de ira hacia el sujeto al que miraba.

- Alex, ocúpate de ese idiota. Tú eres un gran cazador y sé que los destrozos de esta sala no han surgido solos. Debido que me hago una pequeña idea de lo que había aquel día en el cofre. Pero has cumplido tu palabra de no usarlo contra la marina y yo cumplo la mía. Sea lo que sea, si es una fruta del diablo, un objeto mágico o un arma especia, es tuya.

Dijo con una media sonrisa al final, ahora observaba al tipo al que habían venido a cazar. Sabía que el chico podría vencer aquel estúpido y el marine pelearía con aquel hombre tan enorme. Ahora el tipo furioso sacaba su enorme hacha observando al marine. La pelea estaba a punto de comenzar cuando el marine volvió a hablar.

- Así que ya sabes, ese tío no debe ser problema para ti, y ahora acabemos con este par de fracasados. En nombre del capitán de la marina Krauser, el demonio de la niebla o el gran espada y de Alex, el maldito mejor cazador que he visto en mi vida. Quedáis arrestados hijos de puta.

Tras sus palabras el demonio de la niebla se lanzó lanzando un tajo aquel estúpido de Makarov que ágilmente bloqueó con su hacha para de una patada lanzar al marine contra una pared. Krauser aprovechó la fuerza del lanzamiento para colocar las piernas en la pared de la pared e impulsarse contra él. Con el ceño fruncido lanzó un nuevo tajo que de nuevo aquel tipo pudo bloquear. Esta vez hubo algo distinto pues en cuanto bloqueó aquel ataque, el marine giró en el aire lanzando una patada a su cara y tirando aquel tipo al suelo. El mafioso volvió a levantarse con el ceño fruncido y agarrando con fuerza su hacha mientras le caía algo de sangre por la comisura. Las dos miradas chocaron con maldad deseando acabar con la vida del otro. En ese momento el marine suspiró y tras el suspiro envolvió su puño izquierdo en energía cortante manteniendo su espada en la mano derecha fácilmente preparándose para ponerse serio.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Miér 16 Abr 2014 - 19:36

Krauser dijo unas palabras de aliento que sentaron genial a Alex y le dijo que se encargara del tipo con el que estaba luchando ahora mientras él iba a por Makarov. No era un mal plan y el marine era muy fuerte, no necesitaría ayuda. El rival de Alex se movía en círculos evitando cualquier movimiento ajeno al combate del cazador de recompensas. No se lo iba a poner nada fácil al moreno. Éste miró hacia Krauser, estaba seguro de que vencería al mafioso y conseguirían detenerlo. Al final todo salía a pedir de boca y cobraría la recompensa que tanta falta le hacía. Se acabó el pasar hambre, al menos, por unos cuantos días.

-Se agradece muchísimo lo que has dicho, y no te preocupes, yo mantengo a raya a este mientras le das caña al gordo. Pero no lo destroces mucho no vaya a ser que no lo reconozcan en el cuartel- Le dijo Alex a Krauser riéndose.

El marine les había ofrecido una detención pacífica si se rendían, pero eso nunca funcionaba. O, al menos, nunca cuando Alex lo intentaba. Pero no era tiempo de pensar en tonterías. El hombre volvió a lanzarse a por le cazador de la misma forma que la vez anterior, con golpes potentes pero muy rápidos que no dejaban tiempo a represalia. Alex odiaba eso, él era más dedicado a la fuerza pura que a la velocidad en el combate, pero no se iba a dejar pillar de la misma forma dos veces. Detuvo los golpes sin preocuparse en devolverlos. La técnica de su contrincante era limpia y buena, pero tenía un fallo. Era agotadora para el que la usaba.

No se hizo de rogar demasiado, tras unos pocos golpes más se detuvo y se echó hacia atrás para recuperar el aire. Era una buena oportunidad para devolver el ataque, pero Alex esperó unos segundos, el hombre se esperaría una ofensiva inmediata y estaría preparado. Sin embargo no supo lo que el cazador iba a hacer y lo tomó pro sorpresa que el ataque tardara tanto, por lo que no se había preparado y encajó los golpes de Alex por todo el cuerpo, desde puños y patadas a codazos y rodillazos. Tras ser golpeado por el primer combo empezó a detener los golpes del moreno. el cazador no era tan rápido, pero tenía mucha más fuerza.

Alex quiso observar a su amigo para saber cómo le estaban yendo las cosas a él, pero su contrario no le dejaba ni un solo segundo para poder preocuparse pro el marine. Aunque tampoco tenía motivos, el demonio de la niebla era un enemigo terrible y Makarov se iba a arrepentir de ser un criminal teniendo que luchar con él. Eso si Krauser le daba alguna oportunidad para defenderse. Ahora se alegraba de contar con la ayuda del marine. Esta presa era demasiado grande para él solo, quizás hubiera muerto de no ser por su amigo. Aunque Alex tampoco era alguien fácil de matar y su poder era bastante alto.
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Mar 6 Mayo 2014 - 6:52

El combate entre el capitán de la marina y aquel estúpido continuaba, Krauser lanzó un puñetazo con la mano envuelta en energía cortante al tipo. Los nudillos chocaron en su rostro haciéndole un corte en la mejilla. La sangre emanaba del estúpido mafioso, este cabreado pegó una patada al pecho del marine y lo tiró al suelo dejándolo sentado y con la espalda pegada a una pared. Aquel hombre cogió la enorme hacha y la levantó con señal amenazante mirando al castaño. Sus ojos mostraban frialdad y una mirada sádica impresionante. Iba a partir al marine en dos, los ojos de Krauser se abrieron mucho, en ese momento aquel mafioso comenzó a hablarle de forma seria, parecía que quería burlarse de él.
 
-          Es una lástima, pero aquí llega tu fin. Voy a partirte en dos, no me importa que seas un capitán de la marina ni nada parecido y tu apodo debería cambiar. Ahora vamos a ver como el demonio de la niebla cae ante este corte, espero que tengas amigos en el otro mundo porque voy a mandarte con ellos.
 
Tras esas palabras bajó su hacha tratando de partir en dos al marine, este se encontraba en el suelo mirando con su respiración agitada. Pudo ver un momento como su compañero el cazador seguía peleando, le dedicó una media sonrisa mientras cerraba los ojos. Unas últimas palabras pudieron sonar en aquella sala. Eran en un tono agradable, aquel marine estaba hablando después de mucho tiempo de forma amable.
 
-          Alex, cuídate mucho amigo, se que vencerás a estos payasos y te quedaras con la recompensa de ellos. Dale buen uso a ese dinero colega, espero que te vaya bien y no mueras muy rápido, te esperare en el infierno.
 
Sus palabras habían sonado a despedida, de repente pudo colocar su mano libre en el suelo y toda la sala comenzó a llenarse de niebla. Aquella hacha bajó del todo, pero Krauser ya camuflado metió su espadón de por medio bloqueando. De repente se levantó y lanzó un tajo con fuerza hacia su oponente. Una vez lo había hecho lanzó otro tajo a la pared derribándola, la niebla empezó a salir de la sala por el agujero que daba a la calle. El Gran espada salió por este y empezó a trotar rumbo a su vehículo para irse de allí. Le había hecho una troleada amistosa al cazador, pero cuando viera el paquete que le había dejado seguramente se reiría. Ahora solo faltaba poner rumbo al cuartel, el marine debía seguir cumpliendo con su deber y su amigo debía cobrar. Por primera vez Krauser, tenía un amigo.
 
-          Nos volveremos a ver colega.
 
Mientras tanto en la sala, aquel mafioso observaba a Alex mientras sonreía de lado, al parecer Krauser lo había dejado vivo. Empezó a reír mientras sacaba su hacha y observaba al joven cazador, fue a lanzar un tajo cuando de repente una línea de sangre apareció en su estomago. Su parte superior cayó a un lado y su cintura junto con las piernas a otro. Había sido partido en dos. El demonio de la niebla había actuado en aquel tajo que había lanzado antes de irse, el capitán Krauser nunca falla.
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Alex14ac el Mar 6 Mayo 2014 - 13:54

El combate se alargaba demasiado y Alex empezaba sentir el cansancio. Peor, poco a poco, iba superando a su rival. Era de una forma casi imperceptible, pero ya conseguía contraatacar sin problemas y defenderse sin mucha dificultad. Solo tenía que aguantar un poco más y se haría con la victoria. Pero entonces su rival habló. Se apartó hacia atrás e hizo un gesto hacia una esquina. Había mujeres y hombres asesinados con cortes por todo el cuerpo. EL hombre sonrió y se atribuyó los crímenes. Quizás era un intento para aterrar al cazador de recompensas, pero lo único que consiguió fue enfurecerlo y pensarse lo de entregarlo vivo.

-Iba a entregarte inconsciente, pero creo que serás mucho más valioso para el mundo si la Marina se queda con tu cadáver y yo con tu vida- Le dijo Alex muy seriamente.

Alex se lanzó de nuevo a por su rival. Intercambiaron varios golpes, pero ahora atacaba con mucha más intensidad y fuerza, la furia le hacía poderoso. Pensó en utilizar su fruta y fragmentar a aquel idiota en pedazos, pero no se merecía una muestra de tal poder. Con solo sus manos podría acabar con aquel payaso. Esperó al momento oportuno en el que tuviera una oportunidad de propinar el último golpe. No tardó demasiado, aunque pareció una eternidad para el cazador d recompensas. En cuanto vio un despiste en su enemigo aprovechó la ocasión. Dirigió su puño hacia la nuez del asesino. Fue un golpe potente y certero.

La sangre comenzó a brotar a borbotones de la boca de aquel hombre mientras caía de rodillas y se ahogaba en el líquido carmesí que antes lo habría sustentado. Entonces Alex miró a Krauser. Lo que vio lo asustó. Su amigo estaba en el suelo mientras el mafioso se disponía a dar el golpe final El marine dijo una frase de despedida que se clavó en el pecho e Alex mientras corría a socorrer a su amigo. Antes de que pudiera hacer nada toda la sala se cubrió de niebla. Cuando se despejó el marine había desparecido y el mafioso atacaba al cazador. Pero no lo logró, su cuerpo se partió en dos. Krauser lo había engañado y asustado.

-¡Serás desgraciado! ¡Me habías asustado! ¡Más te vale esconderte una temporadita porque, en cuanto te vea, te voy a dar una paliza!- Le gritaba Alex a Krauser esperando que, desde donde estuviera, lo escuchara..

Estaba furioso pero, a la vez, contento por que su amigo no hubiera muerto. Ahora tendría que entregar los cuerpos aunque todo el jaleo le facilitaría las cosas. Seguramente ya habría algunos marines de camino y podrían ayudarle a cargar con los cuerpos. Se sentó, apoyado en una pared, a descansar y esperar a los representantes del Gobierno Mundial para entregar a sus presas y cobrar la recompensa.
avatar
Alex14ac

Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 09/01/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
98/150  (98/150)
Experiencia:
140305/320000  (140305/320000)
Berries: 2.068.111.270

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Krauser K. Redfield el Mar 6 Mayo 2014 - 16:23

Krauser se estaba dirigiendo a su bote de forma calmada cuando de repente escuchó unos gritos que entendió perfectamente. Una pequeña gotita de sudor le cayó por la frente al capitán de la marina, Alex quería darle una paliza por la ``putada´´ que le había hecho. Pensando en lo que había hecho con aquella sala, se le ponía la piel de gallina pensando en lo que podría hacer.
 
-          No me cojeras con vida
 
Dijo soltando una sonrisa de lado mientras empezaba a trotar sin mirar atrás, justo ante sus ojos, al lado de su bote, ahora había un barco de la marina. Sus ojos no creían que hubiera llegado aquel barco, ya era hora que un vehículo mejor a un maldito bote. De todas formas no tenía planeado viajar en él. Debería tragarse las collejas de Alex si lo hacía y el cazador no parecía de los que daban flojo. De repente bajaron dos tenientes, uno de ellos tenía el pelo rubio y sus ojos eran azules, el otro tenía el pelo rojo y más largo y sus ojos eran purpuras. Los dos vestían con un uniforme de la marina de pies a cabeza. El rubio fue el que habló en un tono tranquilo.
 
-          ¿Señor que ha ocurrido con el mafioso?
 
-          Ah, eso. No me volváis a llamar para este tipo de misiones, cuando llegué a la isla ya se lo había cargado un cazador. Está en el casino, entrad por el agujero de la pared y cuidado, creo que esta un pelín mosqueado. Si por casualidad pregunta por mí, no le hagáis caso, está loco yo no le conozco. De todas formas dadle esto y llevadle al cuartel.
 
Tras sus palabras se quitó su cinta azul oscuro del pelo y se la entrego al teniente. Una vez hizo eso salió corriendo de nuevo, miró hacia atrás por si le estaba siguiendo pero había tenido suerte. Finalmente pudo ver su precioso bote, no tardó mucho en meterlo en el agua y meterse dentro. Comenzó a remar tranquilamente mientras colocaba la mano en el filo del bote y la niebla comenzaba a surgir. De esa forma nadie podría ver por donde se largaba, colocó su enorme espadón a un lado y tranquilamente miró al frente, ahora se dirigía al cuartel del norte. Esperaba poder meditar y entrenar un poco antes de que le llamases para otra misión.
 
Los tenientes no tardaron en llegar a la posición del cazador, los dos lo observaron tranquilamente y sonrieron tirándole aquella cinta de Krauser, esta vez el que habló fue el del cabello de color rojo en lugar del rubio.
 
-          Ya nos ha contado el demonio que cuando llegó te habías cargado a estos, gracias por tus servicios, ahora acompáñenos al barco. Le llevaremos a un cuartel para que pueda cobrar, aunque no sabemos porque el capitán ha salido disparado en su bote al mar, jajajajaja que raro es este Krauser. Bueno señor cazador, vamos a cobrar.
 
Tras sus palabras se giraron caminando al barco.
 
 
avatar
Krauser K. Redfield
Oficial Revolucionario
Oficial Revolucionario

Mensajes : 926
Fecha de inscripción : 14/11/2013

Hoja de personaje
Nivel:
115/150  (115/150)
Experiencia:
382470/790000  (382470/790000)
Berries: 202.634.877

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos hombres y un destino (Krauser y alex) PRIVADO

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.