Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7160)
 
Nocturne93 (5176)
 
Lion L. Kai (3020)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Alwyn (2139)
 
Drake Lobo Ártico (2058)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Dom 25 Mayo 2014 - 20:23

El sol salia por el horizonte, las nubes bajas dejaban pasar los primeros rayos de sol, la suave brisa marina, acariciaba la superficie del mar, formando pequeñas olas a favor de la corriente, corriente que finalizaba en la isla de Jaya. En medio de la corriente, se podía apreciar la silueta de un pequeño bote de 3 metros con una simple vela azul. En la proa una figura en posición de loto coronaba a embarcación.
Inaga se encontraba meditando, sus rodillas cruzadas con las palmas de la mano extendidas hacia arriba, el dedo corazón y el pulgar juntos por las yemas, gotas de agua salpicaban su rostro de mirada distante, se centro una vez vio tierra, sus ojos verdes brillaban con el amanecer, un reflejo se formaba en su calva.
A medida que se acercaba a la costa el jubilo le invadió.

Si por fin veo tierra, Energía del universo gracias por no dejarme perecer en esta travesía.


había llegado sano y salvo a una isla despues de una semana perdido en el mar, saco su flauta travesera, y empezó a tocar una melodía alegre, in crescendo cada vez mas rápida (melodía de la Cantina de star wars IV).

Al llegar a tierra saco su maleta arrastro el bote a tierra, lo cubrió con maleza por encima, y con las cartucheras y la flauta en la boca, se fue en busca del pueblo mas cercano por un camino en la orilla.

Ahora a buscar el pueblo mas cercano, espero encontrar buen material para hacer una buena canción.

Por el camino la cualquiera que viera a Inaga lo vería con sus ropas rojas oscuras con ribetes dorados, un gorro con ala del mismo color, las cartucheras a los costados y la maleta a la espalda mientras va tocando la flauta travesera realizando pequeñas vueltas mientras avanza.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Lun 26 Mayo 2014 - 8:45

Jaya, una isla donde la marina no tenía poder y solo los piratas caminaban por sus calles, criminales de toda clase y bandidos. La gente de ese lugar era sin duda lo peor de lo peor. Las gaviotas paseaban por encima de la isla, iban a la playa de vez en cuando para poder coger algún pez que poder llevarse a la boca. El suave viento hacía que los pocos arbustos que había se movieran un poco para poder dar algo de vida. El aire olía a muerte, a varios puestos de comida de la zona y a algunos ingredientes de mal olor que algunos tenderos vendían. También se notaba el olor del tabaco y del alcohol por todas partes, era una isla llena de adicción y de la peor calaña de los mares. Ese día todos esos forajidos iban a aprender que había alguien peor que ellos por aquellos mares, alguien con mucho mas poder y mucho más sanguinario que todos ellos, un asesino en toda regla. Una persona que no le importaba aplastar a cualquier humano mientras que sus objetivos se cumplieran, ese ser del infierno había llegado ya a la isla y ahora caminaba por una de las calles.
 
Sus pisadas iban provocando un sonido de metal contra el suelo, eso era debido a sus botas de metal. Su pelo castaño con mechones pinchudos y alborotados era mecido por el viento hacia la derecha, dos de estos mechones caían sobre su frente. Sus ojos eran dorados e intensos, pero el blanco de los ojos era de un tono negro que asustaba bastante. Un diente afilado sobresalía de su boca, su piel era de un tono normal. Su altura era de 1,92 y su cuerpo muy musculoso. No llevaba camiseta y dejaba ver sus desarrollados abdominales junto a sus poderosos pectorales bien definidos. Sus brazos tenían un buen grosor y su cuello estaba perfectamente musculado, sus piernas se notaban firmes y fuertes. En su cintura portaba un cinturón negro con una pequeña funda del tamaño de una navaja, en su pierna derecha una funda negra del tamaño de un arma de fuego. Portaba como única vestimenta un pantalón largo y blanco de un material flexible para poder moverse cómodamente. Esta era la apariencia que el asesino espectral solía llevar consigo siempre, a veces combinaba una chaqueta negra con capucha pero ahora no era el caso, estaba muy cómodo de esa manera de la que vestía.
 
Mientras caminaba su mirada iba centrada al frente, su paso era lento y preciso y las miradas ajenas estaban clavadas en su silueta. Muchos se preguntaban quién podía ser ese tipo. Otros pensaban en atacarle para reírse de él y otros resultaban intimidados por sus terribles ojos con aquel aspecto tan amenazador. El lobo no pretendía ir a ninguna taberna ni nada por el estilo, estaba buscando al pirata más temido de allí para poder mostrar su poder. Finalmente un tipo se atrevió a hacer algo en aquella situación. Era un hombre de pelo rubio y ojos verdes, iba con una camiseta en tirantes morada y unos pantalones largos negros, en sus pies unas sandalias y su cuerpo definido y musculoso aunque no tanto como el del castaño. Su piel estaba llena de heridas y su sonrisa era muy sádica, este se puso frente al chico de pantalón blanco y sonrió de lado con una tétrica mirada. –Una rata como tú no debería andar a solas por estos lares tan peligrosos amigo –Dijo aquel hombre mientras soltaba una pequeña carcajada, la pierna derecha del asesino espectral subió rápidamente golpeando la cabeza de aquel rubio y lanzándolo a dos metros a la derecha estrellándolo con un puesto de sandias. El chico rubio quedó inconsciente en el acto y el asesino continuó su camino tranquilamente mientras toda la gente observaba paralizada lo que había pasado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Lun 26 Mayo 2014 - 15:15

Inaga por fin había salido del bosque por el camino que lo conducía a la ciudad, la alegría por llegar a tierra se le había pasado a los 5 minutos de bajar, según avanzaba hacia la ciudad el aire se iba enrareciendo, el olor de la comida en descomposición junto al de algún cadaver dejaba un regusto en el paladar que Inaga encontraba desagradable.

Por fin llego a la ciudad, los puestos de comida se mezclaban con los de ventas de segunda mano, muchos piratas caminaban a sus anchas, el paso de inaga era firme, el sombrero le cubría media cara, dejando ver un ojo verde, la nariz y a poblada barba marron que llevaba. Con su 1.91 metros, no era el mas alto de la zona, sus ropas rojas oscuras y negras, parecían mas las ropas de un músico que las de un pirata, La cacheta abierta debido al calor dejaba ver una camisa elegante blanca, en sus piernas podían verse las cartucheras, así como la flauta que llevaba en la mano en estos momentos.

Con menos de 10 pasos dados ya se habían desatado dos peleas a su alrededor, Inaga se fijo específicamente en una de ellas, dos hombres de su misma estatura se habían dicho unas palas y uno de ellos había salido volando, Inaga no sabría definir la sensación, pero al dar la patada el chico castaño con ojos dorados, una nota musical vibro en su alma en el mismo momento del impacto. Sensaciones encontradas fueron a parar a la mente de Inaga, nunca había escuchado a nadie dar una nota tan limpia, pero el que la había dado era tan solo un niño, podía a ver sido tan solo casualidad, sin dudarlo un segundo mas, se acerco al joven por un lado, y se paro a dos metros de el por la derecha.

Disculpa joven, podrías decirle a este humilde anciano como te llamas?

Dijo haciendo una pequeña reverencia, con el brazo izquierdo a medio extender hacia atrás y la palma para el cielo, la mano derecha semiflexionada delante mía con la palma hacia el suelo, con el torso ligeramente inclinado hacia delante y el pie derecho con el talón levantado.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Miér 28 Mayo 2014 - 12:07

Mientras el castaño continuaba su camino, la gente estaba atemorizada, había tumbado a uno de los tipos más duros de una simple patada. Su fuerza era monstruosa debido a que su fruta le daba ya bastante potencial, no solo eso, era un gran luchador debido a sus poderosos entrenamientos, los cuales le preparaban muy bien físicamente. Su poder y su avaricia no conocían límites, la destrucción de la marina y el gobierno ahora eran su principal objetivo sin duda alguna. Estaban en una isla donde no existía la ley, sin embargo le miraban como si de un almirante se tratase, desprendía una especie de aura que mucho encontraban tenebrosa. El aire olía fatal, olía a comida putrefacta de los puestos de comida y además había olores desagradables como el tabaco o el alcohol, no importaba a donde mirase, el olor era horrible. Muchos de los ciudadanos empezaron a dar pasos atrás cuando el temible chico de los pantalones blancos pasaba. Este chico iba a fundir su propio equipo del mal, ya tenía a dos integrantes y juntos eran muy poderosos. El ataque al reino de Goa fue algo que muchos conocerían ya, como tres simples piratas hicieron cara a los marines en poco tiempo.
 
Los pasos de aquel chico siguieron avanzando mientras la gente se alejaba, de repente pudo oler una presencia muy cerca suya. Los pasos del lobo espectral pararon y sus ojos dorados se iluminaron tétricamente. Unas palabras acudieron a sus finos oídos, le preguntaron cuál era su nombre. El ruido había venido de su derecha, desplazó las piernas dos pasos hacia la derecha mientras giraba su cuerpo y podía ver a un anciano inclinando la cabeza. Este tenía una extraña postura, como si fuera un hombre acostumbrado a los negocios o a la vida de los nobles, era extraño para el chico recibir cosas buenas  y menos reverencias. Su expresión permanecía seria y no se inmutaba lo mas mínimo, su mirada estaba clavada en aquel hombre. La gente observaba sin saber que decir, estaban empezando a molestar al castaño, como siguieran mirando se iban a llevar un buen golpe. Sin embargo ahora estaba observando aquel tipo de mayor edad. Se había hecho llamar así mismo humilde anciano, algo que tenía al lobo algo inquieto, algo le decía que no era un simple y humilde anciano. –Kedra –Dijo simplemente con una voz muy grave y seria. Tras aquello se giró de nuevo.
 
Para sorpresa suya, cuando se había girado, el paisaje había cambiado un poco, había diez tipos frente a él. Unos portaban bates de madera y otros cuchillos, incluso había algunos con espadas y otros con hachas. La mirada del chico no cambió para nada, le daba igual quienes fueran esos tipos, por su forma de mirarle pensaba que le iban a atacar. –Prepárate a morir chaval, ya la has liado suficiente por hoy, es hora de que aprendas quienes mandan en la isla de Jaya. –Fueron las palabras que dijo el que estaba por delante de todos, era un tipo de unos treinta años, su pelo era largo y naranja y sus ojos iban tapados por unas gafas de sol. Era un  poco musculoso y llevaba un cuchillo en su mano derecha, en la izquierda portaba una pequeña hacha. Vestía con una camiseta blanca de manga corta y unos pantalones cortos y azules, sus botas eran negras y sus piernas llenas de pelo. Además estaban sucias, aquel tipo no se lavaba desde semanas o eso le decía a Kedra su olfato. –La muerte ha sido tu elección. –Susurró despacio mientras empezaba a caminar hacia ellos lentamente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Vie 30 Mayo 2014 - 5:38

Mientras esperaba a la respuesta del joven, Inaga se fijo en sus ojos, no eran para nada naturales, un iris color dorado se veía enmarcado en un fondo negro dándole aun más intensidad a su mirada, pudo observar como el joven se sentía a disgusto con tanta gente alrededor, un rasgo que compartían.
Finalmente el joven dando dos pasos hacia mí, me dijo su nombre mientras me analizaba con su mirada, se llamaba Kedra, únicamente dijo su nombre.

El momento elegido por el azar vale siempre más que el momento elegido por nosotros mismos.


Soltó Inaga mientas el joven se volteaba, observo como se había reunido a su alrededor un grupo de personas con intenciones hostiles hacia Kedra, Inaga alcanzo a ver como el que tenía pinta de líder, le amenazaba, sus compañeros iban armados con espadas, hachas, bates y cuchillos, armas que por la forma de sujetarlas,  se veía que nunca habían aprendido a usarlas correctamente. Kedra se dio la vuelta y su réplica dejaba claras sus intenciones.

Desde atrás Inaga había tenido tiempo de ponerse las garras, la posición en la que había saludado a Kedra era la pose básica de la Danza Derviche, por lo que para cuando Kedra había dado el segundo paso Inaga había contado hasta 5 y entrado en el trance preparándose para lanzarse a toda velocidad hacia el líder, Usando su técnica, “Sairento Dansu” Inaga desapareció de su posición para colocarse detrás del líder marine, Un ojo experto hubiera sido capaz de ver el movimiento realizado por el monje, con una increíble velocidad de giro y desplazamiento, Inaga se lanzo sobre el punto ciego(la espalda) del hombre que tenía pinta de líder, con un giro rápido, canalizo la energía del movimiento y golpeo a su enemigo con las garras, formando una X en la espalda del hombre y lanzando a volar a los Directo a los pies de Kedra mientas la sangre del hombre caía sobre Inaga y los matones en forma de lluvia. Bajando la velocidad de giro, Inaga espero la reacción de los compañeros del matón y de Kedra a la vez que recitaba.

Las grandes almas tienen voluntades; las débiles tan solo deseos, respondeme joven ¿cual posees tu?.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Vie 20 Jun 2014 - 5:46

Antes de que pudiera hacer nada, aquel hombre se había desplazado a una velocidad increíble hasta la espalda del tipo de gafas de sol y pelo naranja. De un solo movimiento, aquel tipo acabó en los pies de Kedra con una equis en la espalda que le sangraban bastante, aún seguía con vida y se quedó paralizado mientras escupía sangre y trataba de levantase, el asesino no le dejó hacerlo. Pisó su cabeza con fuerza con su bota de metal y destrozó el cráneo de aquel tipo. Ahora los otros nueve estaban muy enfadados pero el tipo conocido como Kedra no iba a dejarse achantar, eliminaría a todos si era necesario. Tras aquello aquel extraño hombre dijo unas raras palabras que el chico de pelo castaño empezó a examinar en cuanto aquel hombre las dijo.

- Yo no tengo una voluntad ni un sueño, es una realidad que voy a realizar y es la extinción de la humanidad.

Dijo con una sádica mirada mientras ahora observaba a los otros nueve que poco a poco se acercaban con armas, en ese momento el chico lobo corrió hasta meterse entre dos de aquellos hombres, no se lo pensó y lanzó con su pierna derecha una patada que se estrelló en el cuello de uno de ellos tirándole al suelo y partiéndoselo. Al de al lado simplemente le dejó atacar, este lanzó un tajo con su hacha hacia le cabeza del chico. El castaño solo se tuvo que agachar y después de un puñetazo ascendente hacer que se mordiera la lengua para finalmente meterle un rodillazo en el pecho y dejarle tirado en el suelo tosiendo con fuerza por la falta de respiración. Lo más increíble es que pese a haber matado gente, en su rostro no había ninguna expresión de nervios.

- Continuemos la fiesta.

Dijo mientras ahora se giraba cogiendo a otro del cuello y sin ninguna piedad lo estrangulaba lentamente mientras los demás miraban aterrados. Uno en un acto de valentía sacó un cuchillo y corrió hacia el chico lobo para tratar de salvar a su compañero, sin embargo se encontró con la bota del lobo oscuro que le rompió dos dientes y le tiró al suelo, el cuerpo del otro hombre no tardó mucho en morir pues se quedó sin oxigeno. Tras aquello lanzó el cuerpo contra dos de ellos tirándolos al suelo para después caminar hacia los dos y rematarlos con su navaja antes de que se pudieran levantar o apartar el cadáver de su compañero. Ya solo le quedaban tres, dos de ellos salieron corriendo, el otro se lanzó con su hacha a por el lobo lanzándole dos tajos que este esquivó, tras aquello golpeó su rostro con el puño dejándole tirado en el suelo.

- Malditos idiotas.

Nada más decir aquello miró hacia el mar y pudo ver como tres barcos de banderas blancas se acercaban, seguramente una expedición, era el momento se proseguir con aquello, planeaba eliminar a los barcos de la marina sin compasión alguna. Esos payasos del gobierno iban a recibir muy pronto noticias del tipo de la fruta del cadejo negro. En menos de un mes pretendía tener más de doscientos millones por su cabeza y pensaba lograrlo se metiera quien se metiera y sin importarle matarlo. Mientras caminaba hacia el puerto pensaba en donde estaría Dexter, de repente la voz del chico lobo se escuchó dirigiéndose al monje pero sin dejar de andar ni un solo instante. La voz era calmaba y bastante tranquila pese a la matanza que había hecho hacía unos segundos de nada.

- Sígueme si deseas diversión.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Dom 22 Jun 2014 - 22:28

Inaga después de su rápido movimiento, vio como el matón salía despedido a los pies de Kedra pero antes de poder levantarse este último le piso la cabeza con sus pesadas botas, la sangre y los sesos se esparcieron por el suelo dejando una escena grotesca.

El monje pensó que no era necesario, pues ya se estaba desangrando pero el joven poseía una mirada despiadada, y acabo con él, a la vez que le respondía a su pregunta con una cara sadica.

- Yo no tengo una voluntad ni un sueño, es una realidad que voy a realizar y es la extinción de la humanidad.

Sentía curiosidad, seria verdad tal afirmación? El monje no lo sabía, pero los rápidos movimientos del joven le sacaron de dudas, se metió entre los 9 hombres, Inaga asistió a la carnicería en primera fila, el joven le partió el cuello a uno, después de un puñetazo y un rodillazo en la el pecho tumbo a otro, en su mirada no había expresión alguna.

Al cabo de pocos segundos, los 9 matones yacían por los suelos moribundos los que tenían suerte, los que no habían muerto en su agonía. El joven le invito a seguirle si quería diversión.
Mas que diversión lo que sintió Inaga fue la curiosidad de saber más de aquel joven, pues había algo en su oscura mirada que le indicaba que llegaría lejos.

Con sus garras libro de la agonía a los que habían sobrevivido a la matanza de Kedra, guardo sus garras en las cartucheras y siguió a Kedra mientras con su flauta entonaba un réquiem oscuro, lúgubre pero a la vez impactante.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Lun 23 Jun 2014 - 4:19

Los pasos del asesino continuaban desplazándole cada vez más hasta el puerto. Dos de los barcos estaban alineados, el otro estaba ya desembarcando a sus hombres. Una oscura sonrisa apareció en el rostro del lobo que ahora escuchaba la melodía del hombre que le seguía. De repente comenzó a girar su brazo derecho a toda velocidad mientras este comenzaba a ser envuelto por una especie de energía de color negro. Sus ojos brillaban mientras sus músculos se tensaban y una sonora carcajada salía de su boca.

- Nunca pensé que sería tan fácil derribar dos barcos de un tiro, mira que alinearos, estúpidos estáis perdidos.

Kedra sabía de sobra que su ataque no iba a atravesar a los dos barcos, pero su objetivo era pasar su ataque por la parte delantera del barco rozando primero al barco que se acercaba y después al otro. Ambos roces servirían para abrir un agujero por donde el agua entrara. Ahora llevaba el momento del terror, dejó de girar su brazo derecho y se relamió mientras ahora pronunciaba unas extrañas palabras con un tono serio y macabro.

- Yami O Katto

Lanzó a continuación un poderoso puñetazo hacia los barcos con el objetivo de hundirlos. De su puño salió una energía oscura que en poco tiempo se transformó en un perro negro demoníaco con dos largos cuernos y unos ojos rojizos, este pegó un rugido y salió disparado contra los barcos fundiéndose con la energía oscura formando una poderosa onda de choque hecha de energía cortante de color negra. Esta impactó de roce con las partes delanteras de los barcos haciendo que la madera fuera destruida para después seguir el trayecto hacia el mar y deshacerse. Los dos barcos comenzaron a hundirse mientras los hombres gritaban quejándose, Kedra se mantenía sonriente ante todo y ahora observaba al barco del puerto, varios marines lo habían visto y ahora se dirigían corriendo a su posición. Esos inútiles no se imaginaban lo que les esperaba, el brazo del lobo había dejado de soltar aquella energía negra y ahora estaba calmado.

- ¡Cogedle!

Gritó uno de aquellos hombres, el primer grupo que se acercaba parecía ser un simple grupo de unas siete personas. En primer lugar iba un tipo peli verde con un uniforme de sargento mayor. Sus ojos eran castaños y parecía mosqueado, en sus manos portaba una lanza de color plateada, parecía que quería acabar con el lobo empalándole. Ese payaso tenía los segundos contados, no iba a vivir mucho más. Nada más llegar hasta la posición del chico espectral, este lanzó su pierna con fuerza golpeando el mango de la lanza de aquel tipo y destrozándola por completo, acto seguido lanzó un puñetazo hacia el rostro de aquel tipo partiéndole un pómulo y tirándole al suelo. La sangre comenzó a salir de aquella herida y el chico lobo lo único que hizo fue cogerle del cuello elevándole para después lanzar un puñetazo con su mano libre a su pecho y travesárselo. El puño del chico lobo asomó por el otro lado y tras aquello tiró el cuerpo al agua. El color azul del agua del puerto se volvía lentamente roja.

Ahora se acercaban los otros seis, el chico pudo ver que entre ellos había otro sargento mayor y dos cabos, el resto eran simples reclutas. Kedra retrocedió dos pasos con una mirada seria para después mirar unos segundos a la posición de Baozar y hablarle en un tono muy calmado y tranquilo mientras metía la mano en los bolsillos.

- Tu turno amigo, espero que con esos seis tengas suficiente por ahora, demuestra un festival de sangre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Lun 23 Jun 2014 - 18:45

Los gritos de terror inundaban el puerto, el joven conocido como Kedra estaba realizando una masacre de marines, después de cargar energía en su brazo lanzo una onda con forma de lo que parecía un gran perro negro, cortando la proa de los barcos permitiendo que estos se llenaran de agua y se hundieran. Los marines del tercer barco, desembarcaron y cargaron con ira hacia el joven pirata, el cual de una patada destrozo su espada, con un rápido puñetazo destrozo su cara y lo mando a volar hacia el mar, el cual alrededor del cuerpo se tiño de rojo.

Inaga no había dejado de tocar en ningún momento, el hundimiento de los barcos fue acompañado de una melodía “Allegro” rápida y animada, en el momento de ambos impactos al sargento, de la flauta del monje surgió una pausa dramática que aumento el drama de la escena.
Los otros 6 marines observaron con horror el destino de su compañero, inmersos en el combate cargaron como alma que lleva el diablo, Kedra dio dos pasos atrás metiendo las manos en los bolsillos del pantalón (?) y se dirigió a Inaga con voz calmada.

- Tu turno amigo, espero que con esos seis tengas suficiente por ahora, demuestra un festival de sangre.-

Inaga se había esperado algo parecido, el joven quería ver de lo que era capaz el monje y este no pensaba defraudarle, su cuerpo se volvió cristalino, su forma aunque humanoide, no parecía humana, pues las formas geométricas del cuarzo le daban una apariencia sobrehumana. En su frente para el observador más perspicaz le hubiera dado tiempo a ver antes de la transformación, un tercer ojo sobrenatural abriéndose.

Ayudándose del ritmo de su música entro en trance y se lanzo danzando en medio de los marines, estos no tardaron en rodearle,  lanzándole cortes y estocadas como si no hubiera un mañana, estaban en lo cierto..

Ninguno de los golpes acertó a Inaga el cual gracias a sus giros y al tercer ojo era capaz de esquivarlos, como no tenia las cuchillas puestas Inaga formo en los codos y rodillas unas protuberancias de cuarzo, las cuales acababan en varios pinchos de aspecto amenazador de 5 cm de largo. Aprovechando su velocidad de giro, su capacidad de leer los movimientos y su tercer ojo, se coloco detrás del sargento y le dio un codazo de la nuca, el pincho de cuarzo se incrustó en la columna vertebral causándole una parálisis permanente, al retirar el brazo un chorro de sangre cayó sobre Inaga, el cual se lanzo hacia dos reclutas agarrándoles la cara con las palmas de la mano, para horror de los espectadores, dos formaciones de cuarzo salieron desde su palma introduciéndose por la garganta de los marines, atravesando su cráneo para acabar sobresaliendo en la parte posterior del cráneo.

Los dos cabos y el recluta estaban aterrorizados, intentaron salir en retirada tiempo que uso Inaga para colocarse sus resplandecientes garras, con un velocidad de giro extrema realizo su técnica danza silenciosa, situándose entre los marines y el barco, en el pecho del marine se formo una x compuesta de 5 cortes por garra, lanzándole por los aires, provocando que su sangre lloviera sobre los presentes. Los dos cabos tardaron un segundo en reaccionar y lanzaron dos cortes con sus espadas a los costados de Inaga, los cuales rebotaron al chocar contra el cuarzo, en el mismo momento en el que las garras del monje se clavaban en los cráneos de ambos marines. Limpiándose las garras de un rápido movimiento para escurrir la sangre, dirigió su mirada al barco, su cuerpo volvía a forma de carne y hueso, concentrando toda su energía en la mano izquierda el monje lanzó una onda cortante de energía (excalibur) apuntando al tercer barco en el mismo lugar que Kedra había impactado en los otros dos. El corte notablemente menor, pero aun así cumplió su función, una grieta por la que empezó a entrar el agua provocó su hundimiento.

Inaga dirigió su mirada hacia Kedra, sin saber por qué parecía que buscaba su aprobación.

Espero que esto cumpla tus expectativas, ¿Y ahora?


Dijo a la vez que iba al encuentro del joven.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Miér 25 Jun 2014 - 14:18

La fiesta empezaba y el castaño observaba de forma calmada con ambas manos en los bolsillos y con una mirada seria y algo sádica. Aquel hombre había tomado una extraña figura humanoide mientras atacaba sin parar, la visión del lobo pudo ver una especie de tercer ojo en su frente. Por lo que parecía, o bien era una técnica especial o se trataba de un usuario del tipo logia o paramecia. Sus movimientos eran muy agiles, tanto que al chico le costaba seguirlos un poco, lo que si era capaz de seguir era la sangre que salía disparada. Dejó de seguir sus movimientos con la vista y empezó a seguirlos con el olfato detectando el olor, un olor de un mineral que por ahora no reconocía, pero que parecía ser muy útil en manos de aquel anciano. Formaba extraños pinchos que iban dejando a los marines en un estado patético y pésimo, su estilo de lucha era bastante bueno. A diferencia del lobo, usaba armas, garras, pinchos y la fuerza y agilidad del momento. Kedra simplemente usaba su estilo personal cuerpo a cuerpo y sus habilidades, aunque por lo pronto solo había mostrado una.

Sin dejar de observar ni un instante, observó un pequeño puesto de comida vacio, el dueño había oído al ver toda la masacre que se estaba montando. El tipo de comida era uno que agradaba mucho al lobo, hamburguesas y algunos perritos calientes, este no se lo pensó y se sentó sobre la barra mientras observaba la pelea. Cogió una de las hamburguesas ya hechas y no dudó en clavarle sus dientes destrozando el pan y notando el sabor de la deliciosa carne de pollo recorrer su paladar. Esta parecía estar aliñada con una sala picante y algo de atún y lechuga, además notaba también el sabor del tomate y del maíz. Masticaba de forma calmada mientras seguía los pasos del tipo de aquella velocidad, estaba analizando su estilo de lucha, le gustaba bastante y estaba siendo un agradable espectáculo.

- Deliciosa.

Susurró el chico lobo mientras terminaba de engullirla y cogía otra con toda confianza mordiéndola de forma calmada. De repente unas gotas de sangre llegaron a su mejilla, este no se inmutó, simplemente estiró su lengua relamiéndose y tragándoselas para después seguir devorando su comida. Aquel hombre realmente era bastante bueno, no tardó mucho en acabar con los que quedaban, justo después lanzó una onda cortante de color verde contra la parte delantera del último barco.

- Ha sido un final feliz, los tiburones vivieron felices y comieron marines. Has cumplido y las has superado, ahora a comer.

Dijo respondiéndole con tranquilidad dejándole asiento y señalando con un dedo la bandeja de hamburguesas y perritos que allí había. Aquel tipo había dejado mucha comida antes de largarse, estaría preparando un pedido o algo así, ahora aquel pedido estaba siendo bien aprovechado. La carne era una de las cosas que más agradaba al chico espectral, su sabor le hacía sentir mucho mejor. Era una textura y una sensación deliciosa para el lobo, ahora su mirada volvía a mirar la bandeja mientras terminaba la hamburguesa y cogía un perrito sin echarle ningún tipo de sala y mordiéndolo en el acto acabando con la mitad en segundos. Incluso comiendo parecía disfrutar partiendo en dos.

- Debo admitir que esta carne no está nada mal.

Dijo de repente con un tono calmado mientras observaba como el tercer barco se hundía por toda el agua que le había entrado, poco a poco el sol iba siendo tapado por algunas nubes, parecía que dentro de poco iba a comenzar una tormenta.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Sáb 28 Jun 2014 - 16:18

Inaga miro a su alrededor, una extraña calma recorría el ambiente, la cual era producida por la ausencia de sonido,  los cuerpos de los marines yacían en el suelo, el sol empezaba a descender dejando ese característico color naranja en el cielo moteado de nubes. Una leve brisa arrastraba el salitre marino y el olor de la sangre recién vertida.

El monje soltó una plegaria para que las almas de los marines recorrieran el cosmos y se reencarnaran en algo útil para la sociedad.

Con un paso extrañamente lento apoyado en una muleta hecha de cuarzo, aquel que no lo hubiera visto combatir pensaría que se trataba de un simple viejo con dificultades al andar, se dirigió hacia el lado de Kedra el cual se estaba comiendo una especie de bocadillo no sabría muy como calificarlo.

Como se llama a esta comida?


Dijo mientras cogía un perrito caliente y lo examinaba, saco la salchicha y le dio un bocado, luego un mordisco al pan por separado. La cara del anciano durante una fracción de segundo se iluminó, por separado se comió el perrito y otros dos más.

Mm esto esta muy rico. Aggccht (eructo)


El monje estaba satisfecho, había tenido una buena pelea y una buena comida, pero su semblante volvía a tener su mirada que no expresaba emociones, solo tristeza en el brillo de sus ojos. Recordó la caída de su templo y la pérdida de sus amistades y compañeros, no quería que volviera a pasarle pero sentía que siguiendo a aquel joven sería capaz de componer sus mejores notas, se sentía inspirado así que saco su flauta, pero antes de ponerse a tocar se dirigió al joven.

Kedra, te seguiré, no sabría decirte cuanto tiempo durare pues mi edad ya es avanzada, pero tengo la sensación de que si voy contigo podre crear un gran melodía. Tienes mi música y mente a tu disposición, así pues a donde nos dirigiremos ahora?

Dijo mientras se empezaba a tocar una oscura melodía.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Dom 29 Jun 2014 - 19:31

El chico espectral continuaba comiendo mientras las nubes se acercaban mucho más, no tardó mucho en sonar un trueno y comenzar a caer la lluvia sobre aquella isla sin ley. Los dorados ojos del chico lobo continuaban observando el cielo con una mirada calmada, le gustaba bastante la lluvia más que el Sol. Pegó un suspiro notando como el agua chocaba contra la sombrilla del puesto de la comida, de esa forma la carne no se mojaba, este se comió de repente otra hamburguesa de forma rápida. Era una maquina de comer carne al parecer, encima el dueño de aquel puesto era una maravilla cocinando, debería ofrecerle ser el cocinero de la tripulación, pero el capitán oscuro no sabía quién era ni a donde se había marchado. El castaño mantenía su mirada fija en la sangre de los marines, aún estaba impresionado por la brutal forma de pelear del monje, era un poderoso guerrero pese a su edad y lo había demostrado en un segundo.

De repente escuchó las palabras del tipo y momentos después su eructo, cosa que le daba igual pues él roncaba como el Dios de los osos y por ello no era malo. Cada uno era libre de sus actos según su ideología, el chico lobo planeaba ser el próximo rey de los piratas y su aura oscura estaba con él en ese aspecto pues cada vez que lo pensaba, esta aparecía. El barco no tardaría en llegar, los tripulantes tenían órdenes de aparecer por el puerto en caso de que pasara media hora y el chico castaño no volviera y era lo que había pasado. Una tétrica sonrisa apareció en el rostro del chico, le encantaba ver la carne de los marines esparcida por el suelo y la sangre formando parte del ancho y mar azul. De repente a sus oídos llegaron las palabras de aquel hombre. Kedra entrecerró los ojos de forma calmada mientras mantenía su mirada fija en los cadáveres.

- La edad no importa amigo, bienvenido a Kage Akuma. Supongo que nos dirigiremos al reino de Goa, los malditos nobles se están pasando mucho con la población y alguien debe actuar.

Tras sus palabras pegó un suspiro mirando al horizonte cuando por fin pudo ver aparecer al Soul Of Demon. El enorme barco de velas blancas y madera negra como el azabache, esa combinación daba un aire tétrico al barco. No tardó mucho en llegar al puerto, en ese momento echó el ancla y se quedó quieto. Justo lo que el asesino oscuro había planeado al pie de la letra, se levantó del puesto cogiendo una hamburguesa más y devorándola en cuestión de segundos mientras sonreía de lado relamiéndose tras probar el último bocado. Tras unos segundos pudo escuchar tras él unas voces, se giró y pudo ver a tres reclutas supervivientes, deberían ser de los barcos que Kedra eliminó antes de que llegaran al puerto, estos le apuntaban con rifles.

- ¿Cuál es tu nombre? Ve subiendo al barco y elije una habitación de tu agrado, yo voy enseguida.

Dijo hablando con el anciano mientras un aura empezaba a aparecer alrededor del cuerpo del musculoso chico. Sus ojos empezaron a ponerse rojizos mientras sus colmillos se afilaban rápidamente, lo que iba a pasar allí iba a ser un espectáculo demasiado sangriento. En cuando acabara con ellos subiría al barco y pondrían rumbo al reino de Goa, esperaba que mientras él limpiara la basura, el anciano eligiera un camarote de su agrado y respondiera a su pregunta. La nueva era estaba a punto de comenzar, la era del lobo negro, la tripulación más poderosa de los mares, Kage Akuma.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Baozar el Dom 29 Jun 2014 - 22:06

Mientras Inaga esperaba la respuesta del joven, los cielos lloraban el derramamiento de sangre, una capa de lluvia caía sobre toda la isla bañando los cuerpos inertes y arrastrando la sangre hacia el mar, el viento empezaba a soplar fuerte, un viento que les llevaría a su próximo  destino el reino de Goa el cual Kedra quería atacar por la opresión que allí ejercían los nobles. Eso le pareció bien a Inaga, no creía que la línea de sangre hiciera a nadie más especial, y si no se habían ganado su puesto habría que destruirlos.

Inaga cogió un último perrito de la bandeja después de que Kedra le aceptara en su banda los Kage Akuma, el nombre no era lo más especial que había oído Inaga, pero cuando el barco apareció en el puerto disipo los pensamientos de Inaga, las velas blancas sobre la madera negra le daban un aspecto de oscuridad y un aura tenebrosa, eso le gustaba al monje.

Juntos se dirigieron hacia el barco, la lluvia los mojaba ahora que habían salido de la sombrilla, la sensación del agua cayendo sobre su rostro siempre había relajado y despejado la mente del monje, pues caía con una bella melodía, cuando estaban apunto de subir al barco 3 marines salieron a su encuentro, debían ser los que habían conseguido sobrevivir al naufragio de antes, hubieran estado mejor si se hubieran quedado en el fondo del mar…

Inaga siguió las ordenes de su nuevo capitán, y subió al barco, el cual estaba perfectamente trabajado, las velas y las jarcias todo preparado, Inaga se dirigió a la cubierta y bajo en dirección a los camarotes, pero todos por grandes y confortables que fueran, no le agradaban al monje que solía estar mas cómodo en espacios reducido. Volvió a subir a la cubierta y mirando hacia las velas vio su solución, en el palo mayor había un nido (habitáculo donde se suele poner el vigía), Inaga trepo por una de las escalas la cual conducía al nido, la habitación estaba techada, pero era de apenas 3 metros cuadrados, no había ni una cama, y una agradable brisa hacia más confortable la estancia.

El monje espero a que Kedra acabara con los marines para decirle que si no le importaba su camarote seria esta habitación. Cogió su flauta y empezó a entonar una agradable melodía, que marcaria un nuevo rumbo en su vida.
avatar
Baozar

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 29

Hoja de personaje
Nivel:
66/150  (66/150)
Experiencia:
73450/790000  (73450/790000)
Berries: 24.324.952

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Invitado el Dom 29 Jun 2014 - 23:19

El monje se fue, no respondió a Kedra y no le dijo su nombre. Seguramente a causa de la edad o algo así pensó el chico espectral. De repente en una de las paredes se pudo ver como en la sombre de Kedra aparecía una enorme forma de una bestia con colmillos afilados que pegó un rugido y se lanzó a por los otros tres, la sangre manchó la pared y de repente la sombra del monstruo volvió a ser humana. El chico lobo había usado la forma hibrida y había acabado con los marines fácilmente. Los cuerpos despedazados se unían a la carnicería de los demás marines muertos. La sangre seguía su curso hasta el mar y el chico se acercó de nuevo al puesto de comida con una mirada sádica y tétrica. Cogió dos hamburguesas y se las comió del tirón mientras se relamía. Después cogió el puesto en peso con ambos brazos y se dirigió al barco subiendo con todo el puesto y entrando al interior mientras lo dejaba de forma tranquila en la cocina. No se iba a complicar la vida y se llevó el carro entero. A continuación lo siguiente que hizo fue dirigirse a la borda y observar como el monje trepaba a la zona de arriba. Este por su parte se dirigió a donde estaba el ancla y la recogió para después poner rumbo al reino de Goa en la isla de Dawn.

Después empezó a caminar hacia su camarote de forma tranquila y una vez llegó a este se quedó mirando su silla y se acercó sentándose en ella. Empezó a escribir una carta con tinta de color rojo, él iría en primer lugar al reino de Goa y ya los demás podrían ir después, lo estaba dejando todo preparado. Después de escribirla la dejó en su baúl para que nadie la viera hasta que llegara el momento. Acto seguido pegó un suspiro y empezó a planear sus siguientes ataques, seguramente ya había llamado la atención de la marina y del gobierno por su elevada recompensa, pero aún quería llamar esa atención mucho más y no conformarse con ser un simple rumor o tener un simple cartel junto a los demás. Debería convertirse en el primer objetivo de los líderes mundiales costase lo que costase. El cuartel del Este parecía una buena opción, iba a comenzar a sembrar el terror por los mares y ese cuartel podía ser su primer objetivo serio en cuanto acabasen lo que tenían que hacer en el reino de Goa. Era un plan arriesgado pero el lobo negro confiaba en sus poderes y en las capacidades de sus hombres para realizar aquel peligroso ataque, no iba a ser algo fácil, pero las grandes leyendas empiezan a sonar desde que nacen y él ya había esperado demasiado. Así que esa iba a ser su ruta.

Ahora estaba señalando en los mapas unos cuantos sitios y no tardó mucho en acabar con aquello que estaba haciendo. Una vez finalizó, se levantó guardando esos papeles en el primer cajón de su escritorio. No había sido muy difícil, después pudo notar como el barco ya estaba en marcha, solo tuvo que acercarse a la puerta de su camarote y cerrarla con pestillo. Después volvió a su cama y se echó sobre ella mientras cerraba los ojos de forma tranquila, iba a dormirse unas cuantas horas pues estaba cansado después de la masacre que había organizado junto al monje. Estaba lleno también después de haberse comido aquella inhumana cantidad de carne y ahora de iba a echar una pequeña y tranquila siesta sin molestias.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo camino (privado Inaga/kedra)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.