El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Ir abajo

El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Mensaje por Syrio Forel el Mar 15 Jul 2014 - 20:28


Syrio se encontraba sentado en un pequeño taburete, cabizbajo, con el sombrero haciéndole sombra en su bronceada tez y siguiendo con la testa sutilmente el compás de la música sonante que se escuchaba en toda la sala. Sus dedos se deslizaban suavemente por las cuerdas, sintiendo como la estupefacción, la sorpresa y el asombro del público se hacía cada vez más manifiesto pues el hombre al que enfocaban en el escenario tenía ese algo que sólo los grandes artistas tienen y transmiten: pasión en lo suyo, y el desbordaba sentimiento y raza.

Las bailaoras que iban con él bailaban al son de su guitarra, aunque no era suya exactamente, zapateando y dando palmas, así como moviendo la falda de forma sensual, disfrutando incluso más que el resto de espectadores con el fantástico show que ofrecía Forel.  Tras unos minutos se detuvo y se puso en pie. Parecía relucir, brillar, más que nunca, abrió los brazos inclinando levemente la cabeza, demostrando el respeto que se merecía su público, y recibiendo una gran ovación. Eso, exactamente, era la droga del artista. El sentirte admirado por una gran masa de personas, una muchedumbre enloquecida vitoreando tu nombre (aunque esto no esté ocurriendo en ese momento), eso es lo que él esperaba tras cada actuación.

Eso es justamente lo que estaría esperando el hombre que al que acaba de sustituir. Hace un par de horas Syrio deambulaba por aquel crucero de lujo, rondando los pasillos en busca de algo de entretenimiento, deteniéndose al poco rato al escuchar una guitarra; bastante desafinada, por cierto; desde una habitación cercana a su posición. Se acercó, curioso y entró. Al hacerlo se encontró a un hombre ensayando con el instrumento. Syrio entabló conversación con él en ese instante y descubrió que era el músico de esa velada. En nombre del arte decidió que eso no podía ser posible y lo ató y amordazó en su cama, robándole la guitarra y siendo su sustituto, pues estaba de baja. Al ver las habilidades de Syrio, no dudaron en que realmente lo era. Así fue como se coló en ese escenario esa noche en alta mar.
avatar

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 16/05/2014

Hoja de personaje
Nivel:
26/100  (26/100)
Experiencia:
8220/320000  (8220/320000)
Berries: 4696

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Mensaje por Invitado el Miér 16 Jul 2014 - 16:32

El sol se ponía en el horizonte lentamente dejando ver en el cielo un destello anaranjado que se cernía sobre el mar, el atardecer de otro día. En aquella cubierta se encontraba una joven rubia de dos coletas, llevaba una vestimenta extraña, una chaqueta negra acompañada de una una minifalda roja, a su lado había una especie de animal, un oso dividido a dos colores blanco y negro con un aspecto un poco demoníaco.
Álika suspiraba apoyada en la barandilla de aquel barco, tenía la mirada triste y perdida como si algo la preocupase, después de estar un buen rato de esa forma decidió agacharse para acariciar a Monokuma, su mascota, luego comenzó a caminar sin un rumbo fijo mientras el bichito la seguía por detrás tambaleándose.
A medida que la rubia avanzaba escuchaba una leve música, a Álika le gustaba esa melodía así que no dudó en seguirla, avanzó rápidamente por los pasillos decorados de aquel barco hasta que pudo escuchar la música con claridad, ante ella había una puerta grande y decorada con dos pequeñas esculturas a sus alrededor, ambas tenían una figura de un arpa tallada a mano de piedra, "vaya...si que se lo trabajan por aquí..." pensó la chica al ver tan buen trabajo.
Abrió la puerta de golpe empujándolas y accedió al interior de la sala, allí había mesas y asientos con un montón de gente, supuestamente pertenecían a una alta clase social, algo que a Álika le resultaba repugnante y que no era digno de ver para sus ojos.
Se quedó en el centro de la sala sin sentarse en algún sitio, y la canción finalmente había acabado, un gran espectáculo aunque ella no había podido verlo entero pudo escuchar la bonita melodía, en el escenario había un hombre pero su cara no podía verse bien debido a su sombrero, así que Álika decidió sacar una pequeña daga y tirarla hacia el para ver si conseguía esquivarla.
El local estaba todo oscuro y cuando la chica hizo ese movimiento todo el mundo se quedó en silencio impactados por haberla visto lanzar un arma contra aquel hombre, la joven rubia se quedó de pie con los brazos cruzados en el centro sin moverse del lugar y un gran foco la iluminó, dejando solo dos puntos de luz, el que se encontraba ella y en donde estaba aquel hombre.
Álika lo único que hizo fue mencionar unas palabras con una sonrisa-Preciosa actuación.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Mensaje por Syrio Forel el Jue 17 Jul 2014 - 13:31

Definitivamente había nacido para ello. Lo suyo era estar en frente de un montón de personas, demostrar su arte frente a ellos. Puso una brazo en horizontal delante y el otro detrás e hizo una breve reverencia al respetable que justo entonces enmudeció. Syrio aún no sabía por qué pero al levantar la vista y observar a la única chica que era alumbrada fuertemente por el foco. Una jovencísima rubia, despampanante, que relucía, resaltaba, de entre aquella multitud. El resto la miraban con cierto asombro, y hasta miedo. Aún no sabía con exactitud que había ocurrido. Miró ligeramente hacia atrás y observó un cuchillo clavado en la pared. - "Así que era eso"- pensó al verlo. Se acercó y lo cogió. En un casi imperceptible movimiento lo escondió en su manga, casi parecía que había desaparecido frente a todos. Se dio la vuelta y la miró directamente a los ojos. -Y aquí tenemos a nuestra dulce damicela para que nos ayude con la siguiente parte del Show- improvisó Forel para no preocupar los espectadores y utilizarla . Estos quedaron un poco más calmados aunque cierto era que seguían con el corazón en un puño al no esperarse la aparición repentina de la rubia.

De su bolsillo sacó una baraja de cartas para continuar con el espectáculo. -Ahora se revelerá la siguiente parte- exclamó en alto para que todos lo oyeran. Cogió el mazo de cartas y se lo lanzó a la chica, dispersándose todos los naipes en mitad del aire mientras se dirigían hacia ella con gran velocidad. formaban una pequeña cortina de cartas blancas y rojas que dificultaban la vista. Sin embargo no fue lo único que había lanzado. Entre ellas, escondido, iba de vuelta su cuchillo en dirección a sus voluptuosos pechos [AIF]. Si eran tan grandes sería mucho más difícil que fallase. Esperaba ansioso al movimiento de la chica. Si había tenido el valor de atacarle también debía de saber aceptar las consecuencias. En parte sabía que encontraría alguna forma de defenderse de su ataque camuflado, o al menos lo esperaba. Sino tendría que limpiar el charco de sangre. Una muerte le parecía un final demasiado grotesco.
avatar

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 16/05/2014

Hoja de personaje
Nivel:
26/100  (26/100)
Experiencia:
8220/320000  (8220/320000)
Berries: 4696

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Mensaje por Invitado el Sáb 26 Jul 2014 - 22:10

La joven rubia seguía observando el ambiente que se cernía sobre aquella sala, el suspense estaba ante aquellos dos muchachos ¿cuáles serían los próximo movimientos? Las luces pálidas de los dos focos seguían iluminando mientras el resto se mantenía absorto en la oscuridad.
Álika no soportaba que alguien hiciese algo que se le daba mal a ella, y este había sido un claro ejemplo de lo que había echo, en este caso tocar música, a pesar de que le había gustado no pudo sentir repulsión por aquello así que no le quedó otra que hacer lo que hizo.
La joven no se movió del sitio, esperaba algo más por haberle lanzado aquella daga, sino hacía nada le daría simplemente un susto para que tuviese cuidado con ella, pero si hacía algo...no le importaba llenar de sangre la ropa de las gentes que había allí.
Álika escuchó lo que dijo aquel hombre, parecía que intentaba seguir con aquel Show, "Démosle el espectáculo que se merecen..." pensó la chica con una mirada desafiante. Ante eso ella hizo una pequeña reverencia y comenzó a sonreír, actuaría como una invitada más ante aquel tumulto.
La joven cerró los ojos y suspiró profundamente, por unos segundos se desconectó de todo lo que la rodeaba y finalmente volvió a abrirlos, cuando los abrió vio que una baraja de cartas se dirigían hacia ella, la chica sacó sus dos espadas y comenzó a enviar cortes contra ellas para defenderse, algunas consiguió cortarlas pero otras consiguieron llegar hasta ella y cayeron al  suelo, pero por la sencillez de la defensa sus cortes detuvieron la daga que ella había enviado.
Se agachó y la cogió, la miró durante unos segundos y la guardo en su cinturón a lo que en un susurro respondió un pequeño gracias con un guiño.
Álika alzó sus brazos y con la voz aguda comenzó a hablar-Escuchen señores y señoras, observen el principio y el fin de esta historia, ahora comienza la tercera parte de este espectáculo, ¿dolor o felicidad?¿vida o muerte? solo ustedes lo sabrán...-después de eso, la chica caminó lentamente hacia aquel joven hasta que se quedó a un metro de distancia sobre el pequeño escenario y volvió a estirar sus brazos, de ellos brotaron brazos que llegaron hasta las espaldas de aquel hombre para agarrarlo, una vez lo tuviesen agarrado iniciarían una serie de golpes en los puntos débiles de los hombres, empezarían por el abdomen y luego irían bajando con suficiente fuerza hasta una zona "sagrada" si es que conseguía esquivarlo.
Jigoku: Impact[AF]
Álika se sentía satisfecha, pues había mejorado hábilmente gracias a sus intensos entrenamientos, pero tampoco iba a ir fuerte, no quería que este combate acabase antes de lo esperado.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Mensaje por Syrio Forel el Dom 27 Jul 2014 - 1:24

Ella sacó dos espadas, dos formidables katanas, que usó para cortar sus naipes, y casi sin quererlo también desviar su cuchillo que le había sido devuelto. Estaba gratamente sorprendido por la habilidad con las espadas de aquella hermosa mujer. Después de todo le iba a demostrar que éstas no eran tan débiles como él creía. Dijo en alto una frase que dejaba ver claramente las intenciones de ella. Iba a luchar contra él directamente, y quería que el público degustase de función. Entonces caminó lentamente hasta él, cruzando la multitud, que estaba perpleja por la situación que acontecía en ese crucero. Sus amarillos iris se clavaron en el andar de la chica, su cuerpo casi parecía una obra de arte, se movía como si siguiese un hermoso ritmo creado sólo para ella, de pasos elegantes que harían perder la cabeza a cualquier hombre pero Syrio Forel, el Artista, no era cualquier hombre.  

Ella extendió sus brazos hacia él y ocurrió algo totalmente inesperado que le dejó totalmente a cuadros. ¡Salieron más brazos! Dio un paso atrás, al no conocer exactamente qué estaba ocurriendo en ese momento. Pero esa pequeña huida fue insuficiente, pues rápidamente se vio rodeado por varios brazos. Que le sujetaron. Con los suyos buscó soltarse, pero antes de darse cuenta estos le estaban golpeando en los abdominales, que los tensó para hacer que los daños sean menores. Sin embargo eso no era más que una distracción, pues los verdadero golpes fueron los que dieron más abajo, en la zona más noble de todo hombre. Cayó al suelo rendido. -Ohhhh- se escuchó como un resoplido de sorpresa y de compasión por el ataque tan rastrero que había recibido el espadachín. -Mala pécora...- alcanzó a susurrar desde el suelo. Nunca en su vida nadie había recurrido a una estratagema tan baja y pueril. Ni siquiera él que hacía engaños durante el combate lo consideraba honroso.

Se levantó adolorido. La miró directamente a los ojos. Las orbes, que asomaban bajo el sombrero de ala ancha, del mosquetero se tornaron de un tono rojo muy brillante. Pocas veces lograban enfadarle y esa mujer lo había conseguido. De imprevisto dio un salto hacia delante, con un pequeño mortal incluido. Las hombreras dejaron caer su capa, mientras se encontraban en pleno vuelo. Así se oculto tras ésta, pues era lo suficientemente amplia como para que ella lo perdiese de vista en un instante. Entonces desenfundó su ropera y lanzó contra la capa, y presumiblemente contra la chica que debería hallarse debajo de la manta, seis estocadas violentas.

Danza del Agua, A capa y Espada: Lluvia del ocaso [AMF]
avatar

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 16/05/2014

Hoja de personaje
Nivel:
26/100  (26/100)
Experiencia:
8220/320000  (8220/320000)
Berries: 4696

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arte Tiene un Precio (Syrio, Álika) [Pasado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.