Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (6927)
 
Nocturne93 (5097)
 
Lion L. Kai (3024)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2314)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 
Simo (2025)
 
Drake Lobo Ártico (2011)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Una noche de terror (Kedra-Flea) (Privado-Pasado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una noche de terror (Kedra-Flea) (Privado-Pasado)

Mensaje por Invitado el Vie 8 Ago 2014 - 6:17

El enorme barco conocido como el Soul Of Demon, se acercaba a la costa despacio. Era un enorme barco de velas blancas, sin embargo la madera del barco era totalmente negra y siniestra. Aquel barco se trataba del buque de la tripulación de las sombras conocida como Kage Akuma. Capitaneada por el Supernova cuya recompensa alcanzaba los 305.000.000 B. era una suma a tener en cuenta pues con aquella enorme cantidad, no era de extrañar que hubiese muchos cazadores tras él. Sin embargo los pocos que lo habían intentado, habían acabado muertos. Comenzaba el atardecer y el Sol estaba en un color naranja precioso, el mar estaba muy calmado y como de costumbre, el único despierto a aquellas horas en el barco era el capitán. Este se encontraba en su camarote. Kira, la chica que actualmente dormía cada noche con Kedra y que estaba casi todo el tiempo con él. Estaba allí tumbada medio dormida, sin embargo el temible castaño estaba cogiendo sus cosas para salir a investigar aquella isla y enseñar lo que es luchar a alguno de aquellos payasos que se creían superiores por estar en un gimnasio de lucha.

Tomó su sudadera blanca y se la colocó mientras se ponía la capucha. Después se puso un pañuelo que le tapaba la boca y la nariz y tan solo dejaba ver sus ojos brillantes y siniestros. Su pantalón era blanco también y sus botas eran del mismo color, además de ser de metal. En su cinturón llevaba una pequeña funda donde guardaba una simple navaja y en su rodilla una funda negra algo más grande donde ocultaba su revólver del 44. Se notaba que era alguien musculoso y bien definido ya que pese a llevar una sudadera, el grosor de sus brazos se notaba perfectamente. Media casi dos metros, realmente 1,92. El fondo de sus ojos no era blanco, era de un color negro temible y sus ojos de un color dorado intenso. En su pecho portaba un tatuaje de una luna negra creciente, sin embargo no se veía debido a la ropa. Su piel era de un tono normal, ni muy pálido ni muy moreno. El capitán de la banda estaba listo para abandonar el barco y ahora salió por la puerta mientras se dirigía a la cubierta. El barco ya estaba en la orilla, por lo que echó el ancla y miró hacia la isla. Había llegado la hora de entrar, además esperaba obtener una pista sobre Drake, encontrarle y matarle era su objetivo por el momento.

Lentamente se acercó a la borda y colocó su pie derecho en ella, tras eso pegó un salto sin pensárselo y cayó en la arena clavando su rodilla derecha en el suelo, un suave viento meció sus cabellos mientras entreabría sus ojos despacio. Se irguió y ahora se relamió despacio dejando escapar una sonrisa bien sádica que pondría los pelos de punta a cualquiera, el asesino estaba suelto y ahora comenzaba el juego. El peligro se podía respirar a su lado, era una de sus principales características, el miedo que muchos llegaban a sentir cuando activaba sus habilidades. Su apodo era “Nightmare” el cual significaba pesadilla, pues en ese se convertía para sus oponentes o retadores. Sus pisadas no sonaban debido a la arena, el Sol continuaba ocultándose despacio, bañándole son sus últimos rayos mientras desaparecía del todo. La noche ya estaba cerca y el primer objetivo era un pequeño gimnasio que ya estaba divisando, estaba a unos treinta metros de distancia. Podría llegar en unos dos o tres minutos perfectamente. Se podían ver las luces encendidas y se podían escuchar los sonidos de las patadas contra los sacos. La fiesta había empezado en aquella isla del Norte.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche de terror (Kedra-Flea) (Privado-Pasado)

Mensaje por Flea el Sáb 16 Ago 2014 - 16:33

Era de noche en el North Blue. Había despertado debido a que mi chalupa había golpeado contra un enorme barco con velas blancas, y el impacto interrumpió mi letargo. Tardé bastante en reaccionar. Meneé mi cabeza de un lado a otro, y me tomé la frente. Mire hacia arriba y recordé que la última vez que había visto el cielo, era de noche también. En ese momento me preguntaba cuántos días había dormido, ya que podría haberme pasado un día durmiendo, o cinco completos sin abrir los ojos. Viré mi cabeza hacia la derecha, y podía ver una grande pero extraña isla. Dicha isla tenía una pequeña playa, con pueblos a los lados, mientras que mirando arriba se podía divisar un puño gigante, de unos mil metros de altura aproximadamente. Caí en la cuenta de que estaba en la Isla de Puño, del North Blue. Quién sabe cuanto tardé en viajar, ya que cuando me quedé dormido, había entrado en este mar, así que luego de hacer unos pocos cálculos, había dormido más o menos tres días completos, por lo que entendí la razón de mi mareo.

Salí de mi botecito y puse los pies sobre la arena. Esta era demasiado dura, mas cuando fui dando pequeños pasos, se fue ablandando, mientras se metía por el interior de mis botas. El clima era bueno, no hacía ni frío ni calor. Por más que fuera de noche, bastaba con una camisa para no congelarse, mientras una pequeña brisa azotaba mi cara, para despertarme más.

Me quité las lagañas de los ojos con el dedo menique de mi mano derecha, y me acordé que había dejado mis espadas en la chalupa, así que dando una media vuelta, volví para cogerlas. Después de tantear en los asientos de mi bote, agarré las dos y las coloqué en el cinturón como a mí me gustaba: una cerca de mi mano izquierda, y otra cerca de mi mano derecha.

Fue ahí cuando vi a un tipo parado en la playa. Era musculoso, tenía cabello alborotado y era unos cinco centímetros más alto que yo. Logre verlo ya que portaba una musculosa blanca, porque de tener una prenda de otro color más oscuro, sería imposible para mí, entre la noche y el sueño, poder divisarlo. Siempre que entro a una isla hago amigos o enemigos, así que, por sus músculos y altura, prefería que ese tipo fuese amigo. Fui hasta donde se encontraba, y me coloqué frente a él para ver su cara. Vaya sorpresa me llevé cuando me di cuenta de que esa horrible y aterradora cara la había visto ya, en un Wanted, y no precisamente uno con baja recompensa. Ofrecían más de trescientos millones de Berries por su cabeza. Sinceramente, y cuando vi su cara, preferí al cien por cien que fuese amigo, en lugar de enemigo.

- Kedra - se me escapó, debido al asombro - con que eres Kedra, Nightmare Kedra. ¿Qué le trae por aquí a un Supernova? - le pregunté, tratando que no se diera cuenta de mi sorpresa - no pensaba encontrarme con alguien de tu calibre por estos lares, ¿Será que entrenas en este complejo de Artes Marciales? - dije, señalando un dojo el cual él estaba viendo.
avatar
Flea

Mensajes : 937
Fecha de inscripción : 09/02/2014
Edad : 18
Localización : Planeta Vegeta

Hoja de personaje
Nivel:
67/150  (67/150)
Experiencia:
94812/790000  (94812/790000)
Berries: 12.985.380

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche de terror (Kedra-Flea) (Privado-Pasado)

Mensaje por Invitado el Lun 25 Ago 2014 - 23:24

Increíble, creía que iba muy bien camuflado, pero de repente una voz le nombró, sus ojos seguramente le habían delatado. Sin embargo tampoco le importaba dejarse ver, tan solo no quería tener que reventar a los inútiles marines que le atacasen. Ahora le preguntó el motivo de su llegada allí, giró su rostro para poder ver a quien le hablaba. Sus ojos se abrieron al verle, gruñó mientras sus ojos se enrojecían pero de repente paró, se había equivocado. Al verle con el pelo castaño y la cinta roja pensó por un momento que se trataba de Drake, ya pensaba en atacarle y asesinarle, pero al ver que se equivocó, sus ojos volvieron a ser dorados y sonrió de lado mientras ahora se bajaba la capucha y se quitaba el pañuelo. Sus ojos y facciones quedaron a simple vista, suspiró un poco y fue cuando su voz grave y seria salió dejando paso a su voz para de esa forma comunicarse con el chico que le estaba hablando tan tranquilamente.

- Veo que me has reconocido. Me dirijo al gimnasio de ahí en frente, quiero ver si en esta isla hay una sola persona que me pueda dar un combate digno.

Dijo mientras ahora miraba de nuevo al gimnasio nombrado, no sabía si aquel chico se animaría a combatir en un combate contra él, pero en el gimnasio seguramente habría gente que se atrevería a hacerlo. Siempre estaban los típicos novatos que se creían superiores a todo el mundo y con esos inútiles había diversión asegurada siempre, no por el hecho de matarlos simplemente, sino por las caras de terror y miedo que algunos ponían cuando el juego de la oscuridad comenzaba, de hecho ya era de noche. El Sol se había ocultado y las estrellas brillaban en el firmamento. El chico suspiró un poco mientras ahora giraba su mirada observando al otro chico de forma tranquila, se había levantado una pequeña brisa debido a la noche, era un buen momento para combatir y las luces de aquel gimnasio comenzaron a encenderse para que los luchadores que hubiera dentro pudieran ver con claridad lo que hacían. Ahora Kedra observó al chico de forma tranquila mientras se cruzaba de brazos y le volvía a hablar en el mismo tono que antes, de forma seria y grave, aunque estaba vez para hacerle una invitación al gimnasio al que iba a ir.

- Puedes seguirme si lo deseas chico, pero lo advierto. Si mato a alguien no intentes detenerme, he venido para luchar con luchadores que no teman morir en combate, no con tíos que de un golpe lloren.

Tras su advertencia al chico, miró ahora a donde estaba aquel establecimiento. No quería que nadie le regañase por matar gente como hizo aquel chico peliblanco una vez. No era un Supernova del nuevo mundo por nada, estaba claro que para ello había eliminado a mucha gente, entre esa gente a marines de alto rango y demás. No había tardado mucho en llegar a ser lo que era ahora, un terrible luchador oscuro. Tan solo un par de años habían pasado desde que empezó a entrenar, su vida había cambiado mucho y no se quejaba de ella. El capitán de los Kage Akuma comenzó a caminar rumbo al gimnasio de forma tranquila, sus manos estaban metidas en sus bolsillos y sus ojos estaban entrecerrados. No necesitaba armas para pelear, las llevaba por mero aburrimiento, tan solo utilizaría los puños y las piernas para combatir. No necesitaba mucho más a decir verdad, ahora lanzó un puñetazo derribando la puerta y entrando al lugar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche de terror (Kedra-Flea) (Privado-Pasado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.