Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7245)
 
Nocturne93 (5268)
 
Lion L. Kai (3038)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2201)
 
AlexEmpanadilla (2193)
 
Sawn (2161)
 
Webmaster (2132)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Dom 10 Ago 2014 - 17:32

Crimson estaba en un bar, algo ya bastante habitual en su persona que cada vez más sufría de un agudo alcoholismo. Empezaba a creer que debía de mirárselo. Luego se bebía una botella de whsiky y se le quitaba esa estúpida creencia. Bendito whisky y sus benditas propiedades anti memoria, le encantaba. Le gustaban mucho tipos de bebida. Ron, Vodka, Ginebra, Tequila... Todas las que con media botella te dejan ya para el arrastre. Así es como disfrutaba de sus ratos libres. Una mano ocupada en el cuello de una botella y la otra sobre la cintura de alguna chica que se llevaba. Las historias de piratas y aventuras disparatadas eran un gran anzuelo cuando se trataba de encontrar mujeres allá por dónde iba. Lastimosamente en Mock Town no abundaban tantas mujeres como a él le hubiese gustado.

La mayoría ya estaban con otros piratas, bajo sus apestosos brazos, pues ellos eran más típicos. Sombreros tricornios, faltos de dientes, alguno que otro de oro, prominente barba y el infaltable ron sobre sus mesas, obviamente sin usar copas. No iba a intentar  nada con alguna de ellas. A saber qué es lo que le pegarían después de estar con esos aficionados y Crimson ya había tenido suficientes visitas al médico por un mes para que le traten las venéreas. No, no, no se volvería a repetir. A partir de ahora siempre con gomita, aunque sea incómodo.

-"Sí que tarda Abyss... Mira que hacer esperar a su acompañante en una cita, muy mal. Tendré que darle algunas lecciones" -pensó mientras daba otro sorbo a su copa. Se dio una media vuelta en su taburete y observó el panorama. Había bastante gente para ser casi las dos de la madrugada. Estaba claro que al resto de piratas también les iba la marcha y estos empezaban a gozar del dulce néctar quita-sobriedades. No había muchas a las que poder atacar, la amyoría debían de estar ya infectadas, pero no se rendiría tan fácilmente, un buen cazador siempre sigue buscando más presas, hasta encontrar a la más indefensa y entonces saltar sobre ella. No literalmente, claro, al menos no en un principio, ya vendría eso después, si se jugaban todas las cartas correctamente. -Guapa, ponme otra -le dijo a la camarera, que parecía ser la única disponible del bar. Estaba muy solicitada. Si quería tener alguna oportunidad debía de quitarle de encima al resto de barbudos. Se lo pensaría. La noche era joven, y todavía no estaba borracho. Sospechaba que pronto lo estaría.
avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Dom 10 Ago 2014 - 18:56

Había quedado con un antiguo amigo, Crimson, para “hablar”. ¿Y donde habíamos quedado? En un bar. A las dos de la noche. Creo que puede quedar bastante claro lo que íbamos a hacer, y básicamente no sería hablar. Ya me imaginaba como acabaría la noche, despertando a kilómetros de distancia de donde te acordabas que habías estado la última vez, “vestido” solamente de papel de aluminio y rodeado de dildos que ponían sondas, junto a un montón de personas más, todas ellas mujeres. Sería una noche muy productiva.

Me di más prisa en mi paso y me dirigí al bar, el Unicornio Vainilla, donde había quedado con Crimson, entrando por aquella puerta de madera para verlo ligando con la camarera, era tan típico de él que incluso me extrañaba que llegase y no lo estuviese haciendo, suspire preparándome para lo que pasara durante la noche y me acerque a él, que estaba en el fondo del local, en la barra.


-Hola palomo, ¿Molestando desde el principio a la chica?-Dije intentando molestarle, aunque seguramente tuviese alguna respuesta para eso y mire a la camarera, una mujer de curvas voluptuosas y peligrosas, lo cual era  la razón de que todos los hombres babosos de aquel bar la estuviesen intentando “cortejar” con gritos como, “vente conmigo que te daba lo tuyo” o “pareces con hambre, yo tengo carne en barra para un mes”, la mujer era guapa y tenía  otros rasgos que la hacían atractiva a la vista como su pelo color del oro, piel clara como nieve o simplemente una bonita sonrisa-Póngame una buena jarra de tequila.-Le dije mientras me acomodaba en un taburete, tirando a un hombre que se había quedado dormido sobre su vaso lleno de ron.

-Y bien Crimson ¿qué tenías pensado hacer hoy? Porque a mí se me ocurre un bonito concurso de quien aguanta más sin emborrachase ¿Hay ganas?-Sabía su respuesta antes de empezar y ya esbozaba una sonrisa esperando su aceptación, pero quería asegurarme de que la noche iba a ser entretenida.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Dom 10 Ago 2014 - 23:42

No tardó en ver llegar al que sería su compañero de juergas esa noche. Entró campante por la puerta y se dirigió directamente hacia la barra, hacia su posición, al taburete de al lado. -Todavía no -respondió, matizando en la palabra todavía-, aunque visto lo visto no creo que tarde en lanzarme a por ella. Mírala -le comentó. Ella no podía escucharlos pues estaba a una distancia considerable y más pendiente de esquivar los descontrolados dedos que iban hacia ella en numerosas ocasiones. Demostraba saber lidiar ya con ellos. Esa seguridad que te da la experiencia era lo que ella denotaba. Sabía manejar bien a esas hormonas empaquetadas en un feo envoltorio peludo y mugroso. Volvió a girar la cabeza hacia Abyss, pues éste parecía leerle la mente. Sabía a lo que venía. Esa noche, incluso con todo lo que se beberían, no la olvidarían fácilmente. -¡Vaya! -contestó exagerando su sorpresa- Parece que has mejorado tu haki de la observación, pequeño saltamontes. Es casi como si supieras qué iba a hacer. Guapa, trae dos botellas de lo más fuerte que tengas -todos enmudecieron y se dieron la vuelta, clavando sus miradas en aquellos dos- y tu dirección escrita en una servilleta -concluyó entre risas. No sabía a ciencia cierta si conseguiría que aquella camarera le dijera dónde vivía, pero por intentarlo no perdería nada.

Trajo las dos botellas, mucho más grandes que cualquier otra, tendrían al menos tres litros, y dijo el nombre de las bebidas, Coco-algo. No llegó a comprender del todo lo que dijo. Siempre había creído que lo más fuerte era la absenta. Nunca se dejaba de aprender. Esperaba no sentirse decepcionado con esa nueva bebida. Plantó dos copas, dos jarras de un litro cada una, delante de ellos para que se fueran sirviendo, aunque ella dudaba de que aguantasen más de dos copas antes de caerse de espaldas al suelo. Nunca había visto a nadie terminarse una. Ese día ella también aprendería algo nuevo. Crimson no vio ninguna servilleta para su mala fortuna. Al menos lo había intentado.

Se sirvió la primera copa. No tenía nada de hielo. La lleno casi hasta el borde -¿Estás listo? -le preguntó. No iba a esperar su respuesta pues en cuanto dejase dos segundos se la bebería del tirón. Bueno, al menos lo intentó. No llegó ni a la mitad cuando tuvo que parar. Los ojos le lagrimeaban. Tenía tanto alcohol que se evaporaba y se subía por las fosas nasales y le quemaba por dentro. Era como intentar tragarse medio bote de desodorante del tirón. Era tarea hercúlea. No paró. No se iba a detener tan fácilmente. Se bebió el resto y estampó la jarra de litro sobre la barra. Estaba extrañamente bien, a excepción del sabor a fuego que se le había quedado desde la lengua hasta el estómago, pasando por el esófago. Se sirvió otra. Se bebió media jarra más. Entonces un breve lapso temporal. Sin darse cuenta muy bien cómo, estaba encima de un pirata atizándole con el mango de su katana, destrozándole la nariz a base golpes. Se podía escuchar los sollozos del pirata, mientras los de su tripulación intentaban apartar a Crimson, sin éxito. Estaban aterrados. -Te digo, que un pegaso le ganaría a un unicornio en una carrera bajo el agua y como oses contradecirme voy a meter la cabeza de ese idiota -levantó la vista, media hora después le vinieron las imágenes que ahora veían sus ojos, y los fijó en un chaval de no más de quince años- en tu culo- el pirata empezaba a llorar acojonado por la repentina agresividad del capitán de Sons of Anarchy. El niño intentó escapar pero Crimson lo detuvo. -Como te vayas, empezaré a hacer trenecitos con vuestras cabezas y vuestros ojetes. ¿Sabéis que es el centípedo humano? -estos negaron con la cabeza- Tranquilos... Hoy lo sabréis. ¿Aaaabysss, dónde estás? -preguntó de pronto.
avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Lun 11 Ago 2014 - 0:32

Al parecer el palomo no aprendía, junto a la jarra de la bebida más fuerte que tuviera  le pidió su dirección ¿De verdad creía que se la daría? En fin, la mujer no me llevo la jarra que había pedido, pero tenía un reto con aquel hombre y pensaba ganarle aunque le costase todo su sistema digestivo.

Vio como llegaban dos botellas metálicas, junto a dos jarras de un litro, normalmente prefería beber desde la botella, por lo que justo cuando empezamos a beber tire la jarra por encima de mi hombro derecho y agarre la botella con la mano derecha, debían ser al menos tres o más litros, que me lleve a la boca directamente, engullendo el líquido como si no le pasase nada. Pero si que pasaba, uuuh, claro que si, ardía como si se estuviese bebiendo el mismo infierno, como si estuviese tragando fuego con cada mililitro que tocaba mi lengua y bajaba por mi garganta, pero aun así seguí tragando, yo era tozudo como una mula y el que empezase todo a dar vueltas como si fuera una jodida noria dando vueltas a 100 kilómetros por hora, no me iba a parar, aunque sí que lo hizo perder el equilibrio y caer con el taburete, mientras seguía chupando de la botella hasta que me trague todo el contenido, y aunque seguía intentando chupar de la botella, me lloraban los ojos, los cuales parecían ríos, y un enorme eructo salió de mi boca, para después caer inconsciente, abrazado a la botella.

O al menos eso creía, después me estaba moviendo, pero parecía haber pasado el tiempo porque había menos gente en el bar, seguramente lo hacía bajo los efectos del alcohol y estaba en pie desde hacía un rato, ahora solo había recuperado un poco de conciencia, el mundo se movía a todos lados y yo casi no podía tenerme en pie, mientras veía a Crimson pegarle a… ¿algo? Iba a hablar, pero lo que salió de mi boca fue un eructo largo y sonoro, mientras perdía el equilibrio y me iba de boca contra el suelo, por lo que tardaría un ratito en levantarme de este.

Cuando lo logre agarre a Crimson por el hombro, para apoyarme en el, cosa poco recomendable y para hablarle a la cara, levante mi otro brazo con el dedo índice apuntando hacía el techo, como si quisiera que me prestara atención, pero tarde un rato en hablar, miraba a mi alrededor, viendo como un montón de enanos se movían por el local, tenían tentáculos en vez de piernas y estaban por todo el lugar, sabía que eso pasaría un día.


-Crimson ¿Ves a los enanos del planeta Octopus 9? ¿Los ves? ¡Estan en la taberna! ¡Nos invaden!-Alargaba exageradamente las vocales y las eses, otro efecto del alcohol, mientras peleaba por estar de pie.

Lo que yo no veía es que la mayoría de esos enanos eran las personas que quedaban en el bar, el alcohol los había hecho que se me pareciesen esas cosas y había pensado una cosa para deshacerme de ellos, salir del bar y quemarlos vivos, por suerte el lugar estaba plagado de bebidas alcohólicas por lo que el fuego se propagaría bien.

Me solté de Crimson e intente lanzar una estaca de cobalto, aunque hacerlo mientras caía constantemente al suelo era difícil, por lo que me costó varios intentos reventar unas pocas botellas y otros tantos quitarle el mechero a un hombre que estaba asustado por nuestra conversación, pero cuando lo conseguí, me volví a acercar a Crimson, me apoye en su hombro y ofreciéndole el mechero con la mano izquierda dije.


-¿Quieres hacer los honores, pollo?-Como era de esperar seguía alargando las letras, y me tambaleaba como un taburete cojo.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Lun 11 Ago 2014 - 1:04

Algo le tocó el hombro, lo cual le desconcertó y acojonó de una manera terrible. -¡AAAHH! gritó al sentir esa mano. Los otros piratas de cayeron al suelo del susto y por lo absurdo de la situación. Tardó un par; bueno, al menos cinco; segundos en darse cuenta de que le estaba hablando Abyss. La botella de antes la tenía escondida en el abrigo, aunque él no lo sabía. Por puro instinto metió la mano para encontrarla, sin ser plenamente consciente de ello, y la sacó para darle otro sorbo. Volvió a poner la misma cara que pone un niño cuando chupa un limón y al igual que estos no se detuvo. Ya quedaba sólo un cuarto de la botella. Casi se cae, y el continuo toque en el hombro de su compañero no hacía más que trastabillarle aún más. El idiota que tenía debajo de él con la cara destrozada aprovechó ese momento para escapar. Cuando Crimson se dio cuenta de lo ocurrido ya estaba a más de dos manzanas del local. Otros tantos se habían quedado, aunque eran muchos menos. No se quedaron por lo voluntad propia, sino por que estaban totalmente aterrorizados por los dos locos que empezaban a gritar entre ellos.

Escuchó lo que decía. Todo empezaba a tomar sentido, ese último trago le ayudó a estar más convencido de esas palabras. Lo que antes eran extremidades, ahora no eran más que simples prolongaciones de sus deformes cuerpos, tentáculos más propios de una ameba abortada que de un pulpo. -Buaaaah, tío... Eres un filósofo... -dijo al comprender, a duras penas, el plan de mandarlo todo a la mierda y quemar a esos monstruos.  -Te nooombgrrrareé sufffcapitán. ¡Ahora estás por detrás de Rose! -se le escapó una risilla floja- Jijijiji, no mal pienses granujilla... Jijijijijiji -no podía evitar reírse por lo mal que sonaba. Sobretodo después de zamparse ya más de dos litros de lo que sea que fuera eso. Así fue como ese día Abyss subió en el escalón de Sons of Anarchy. Crimson nunca supo cuando se lo recordaba si realmente lo nombró subcapitán o no.

Cogió el mechero, dispuesto a hacer arder todo a su paso. La guapa y curvilínea camarera gritó para que se detuvieran, pero estaban muy borrachos como para entrar en razón. Aún no estándolo tampoco es que fueran especialmente espabilados. Tiró el mechero... Apagado. -¡Joder! ¿Por qué sssiempre me pazza lo mismo? - se lamentó. Se agachó buscnado volver a coger el mechero y cayó de bruces contra el suelo, dejando la bonita forma de su cara en el suelo. Todos los espectadores del show de Crimson y Abyss se llevaron la palma de la mano a la cara. No se podía creer la que llevaban encima esos dos. Se levantó apoyándose en las mesas. -Tío... Estássss fffaaaatal, mira que tirarme el mechero. Hoy conduzco yo el barco, que tu nos estrellas, ¡puto loco! -gritó de pronto. Desenfundó su O wazamono y lanzó un corte contra eléctrico contra el suelo lleno de licor. Pese a la borrachera fue suficiente como para que las chispas que soltaba su espada encendieran todo. Para su mala suerte empezaron a verse rodeados ellos mismo de fuego. ¿Ahora qué?
avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Lun 11 Ago 2014 - 11:14

-Tiooooo, me hal*hip*agas mucho, aceptare el cargo con orgullo.-Le respondía al hombre que lo acompañaba, ya tenía ese hipeo característico, en su travesía por el país de las Piruletas y los Chocolates.

Aunque eso es lo que yo veía, lo que pasaba realmente era que el local se incendiaba a nuestro alrededor, quemando a la gente, pero no me interesaba para nada aquellos desconocidos, simplemente había visto algo, una especie de mega oso dragón mágico de peluche, en el horizonte, subiendo por la colina de la Galleta, es decir, la calle que llevaba al puerto, así que me gire hacía donde estaba Crimson de una forma bastante tosca, dejando que los brazos bailasen al moverme, pues casi no tenía fuerza en estos y le grite.

-Vámonos a la caza del oso, pollo, subámonos en nuestras monturas y persigámoslo.-Decía arrastrando las eses de una manera bastante exagerada, mientras me volvía a ir de boca contra el suelo, hipando, y perdía el conocimiento unos segundos por el golpe, pero me levante lo más rápido que pude, es decir, tarde varios minutos en hacerlo.

Y hecho eso, me monte sobre mi “montura” el cual era una de las personas que huían del local, una de las mujeres que estaban rodeadas de piratas, me subí a su espalda de un salto demasiado perfecto para estar en mi estado, mientras gritaba que lo iba a montar suavemente y demás obscenidades que estarían penadas en varios países, pero lo que yo veía era como un canguro robot ninja se movía por el camino de las galletas lo más rápido que podía, mientras yo golpeaba con mi látigo el suelo, el “látigo” era mi espada y le golpeaba en las pantorrillas haciéndole varios cortes, agarrándola de la cabellera como si fuesen las correas de un magnifico caballo. El espectáculo  no duro mucho, lo suficiente para que hiciese que mi “montura” se chocase contra una piruleta de colores rojo y blanco, el cual era un enorme poste de madera, lo que hizo que me relamiese.

-Crimsoooon, me pienso llevar esta piruleta al barco.-Decía mientras me agarraba al poste de madera e intentaba sacarlo del suelo inútilmente.

Tras varios minutos intentándolo, decidí que lo mejor era cortarlo y dejar un cacho de caramelo en el suelo, por lo que cree una enorme cabeza de hacha a partir de mis dos manos, la cual me desestabilizaba aun más, e intente golpear el caramelo varias veces, cayendo la mayoría al suelo, pero cuando lo golpee, arranque el caramelo del suelo y cuando me gire para ponerlo sobre mi montura para llevarlo como si fuera una mula de carga, viendo para mi sorpresa que la mi canguro robot ninja había desaparecido, lo cual hizo que me cayese una lagrimilla pensando en todo lo que habíamos pasado junto, es decir nada, pero mi mente creaba esos momentos emotivos.

Pero eso no me paro en mi travesía de la búsqueda del oso dragón mágico y simplemente puse ese caramelo en una plataforma del material con el que se hacen los sueños que se hacía a partir de mi cuerpo, es decir lo que yo veía como mi cobalto. Hecho eso me voltee de nuevo al hombre que me acompañaba y le dije lo más claro que pude.


-A la aventur*hip*-Solté mientras me caía de boca otra vez, pero me levantaba, lo cual me costaba cada vez más, y me iba moviendo por el camino de la Galleta.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Lun 11 Ago 2014 - 23:02

Las pupilas de Crimson estaban cada vez más dilatadas, y no sólo por la ingente y desmesurada cantidad de alcohol que tenía en sangre, sino que también por la admiración (o enajenación) que sentía en ese momento por la actuación de Abbys -Esssa es una idea coojonudda -respondió y le imitó. Se montó encima de silla se un salto. Milagrosamente ésta aguantó sus casi noventa kilos de músculo (y polla). Se puso a darle patadas a las patas con los talones mientras gritaba como un vaquero del oeste. -¡Arre!-. Desenfundó sus dos pistolas y empezó a disparar al cielo. La mesa que tenía justo a su derecha ardía peligrosamente cerca de él, aunque esto poco le importaba pues estaba más pendiente de no caerse de un bravo corcel. Tardó varios minutos en darse cuenta de que ese caballo no iba a avanzar. ¡Estaba muerto! Era la única explicación lógica. Se lamentó por haber profanado al pobre animal en su lecho de muerte. Lo sintió durante unos escasos segundos antes de lanzarse encima de un hombre, probablemente uno de los empleados de El Unicornio Vainilla, que intentaba, con pocos resultados, apagar el fuego que causó el pirata, con ayuda de su tripulante. El techo también empezó a arder. Sus pistolas estaban impregnadas de su solución pírica por lo que las balas también eran de fuego. Claro, esto él no lo sabía, simplemente intentaba sentirse como un verdadero chicovaca (Cowboy).

El techo casi se les cae encima, lo que propició que aquel hombre, además de no poder zafarse del capitán, huera despavorido fuera del local. -¡Cooorrrrre como el vieeento Tiiiro al Bbblanco! ¡Yeeha! -se le escuchaba exclamar mientras conducía al pobre señor. Crimson le sujetaba de las orejas y las tiraba hacia un lado y luego hacia el otro para dirigir su movimiento. Siempre había tenido instinto de ser piloto. Ese día estaba demostrando sus dotes al volante. Bueno, más o menos. Acabó dando vueltas a una farola. -Quieeero cruuzaar, esta puta farola, pero siempre queda a mi izzquierda. Nooo, no lo eentiendo -se preguntaba mientras se oían lamentos de "Por favor para, tengo una familia que mantener". Ignoró totalmente esas palabras y vio como su salvador le ayudaba quitando esa horrible y estúpida farola de en medio.

-Tío, gracias, te debo la vida -le decía con verdaderas lágrimas de emoción en sus ojos, o por culpa de todo el alcohol que ya se había bebido, nunca se sabría con exactitud. Entonces se detuvo y pensó a dónde podrían ir ahora. Lo primero que se le vino a la cabeza fueron tetas, suculentas y apetitosas, grandes y blanditas, aunque sin que pierdan su firmeza. En un lugar lleno de piratas debía de haber algún burdel cerca. Debía haberlo pero en su estado poco podría recordar. Se terminó la botella y al tiró al suelo. Reventó y dejó todos los trozos de cristal esparcidos por el pavimento. Para su suerte el no tenía que caminar. Para la mala suerte de... llamemosle Paquito... de Paquito él si tenía que sortear los trozos de vidrio mientras el loco de su espalda le “dirigía” tirando de sus oreja. El pobre hombre lloraba. Crimson gritaba y reía como un poseso. -Vamosss a esas luces. ¡Mira como brillllan! -le dijo a Abyss. Sin esperar su respuesta se encaminó al gritó de “¡Yeeha!”y Paquito siguió corriendo, ya cansado, y con uno de sus peis heridos.

Entró en aquel bar lleno de neones colores rosa y música estrámbotica que él no podía llegar a comprender. Miró a su alrededor y sólo vio tentáculos, hombres mitad insecto, poca ropa y mucha, mucha espuma. Olía a sudor y se oían “Mira esos guapetones que se acaban de sumar a la fiesta”. Era un bar Gay, el mayor bar Gay para piratas de todo Grand Line. Crimson no sabía dónde se acaba de meter. Sin embargo sacó otra vez su pistola y empezó a disparar a diestro y siniestro. -¡Morid, monstruos hijos de puta! -exclamaba mientras los llantes de Paquito se hacían cada vez más evidentes. No, no lo hacía porque fueran unos desviados que serían enviados al infierno, no. Lo hacía porque él de verdad creía que eran bestias que intentaban matarlo. Iba a defender a su corcel. Al menos hasta que fuera inevitable y lo sacrificase en pos de su huida. Era un estratega nato. Pero sobretodo era un cabrón coon quién no conocía, más si estaba borracho.
avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Vie 15 Ago 2014 - 20:13

Íbamos demasiado borrachos, yo empezaba a no ver más allá de lo que se extendía mi brazo, parecía que en vez de perder el pedo lo iba ganando progresivamente, y por eso no pude ver hacía donde apuntaba Crimson, por lo que antes de que se fuera me agarre a su esplendido caballo, rogando porque no me cagase encima y con la enorme piruleta agarrada con la otra mano, arrastrándola por el suelo para que la llevase el caballo que al parecer tenía serios problemas por llevarnos a todos, a mí, al pollo, a la piruleta Manolo y a Wingis, el unicornio dorado que daba vueltas a mi alrededor y gritaba “Wiiiiiiiiiiii” continuamente, dándome más ganas de matar, pero al llegar al lugar donde me decía Crimson, vi que era un esplendido jardín.

Un enorme jardín que contenía flores, margaritas, rosas y claveles abundaban el suelo del lugar, petunias y azucenas cubrían las enormes plataformas oscuras, que se extendían en el local, o al menos eso es lo que veía, un bonito campo de marifloros, estaba en un local gay y se podría decir que si, eran gráciles florecillas, pero de  repente Crimson se lio a tiros con ellas, pensando que eran otra cosa distinta, yo al ver la masacre lo agarre mientras me tambaleaba y le decía.


-Tio, vas muy pedo, no dispares a las *hip* flores.-Decía mientras lo sacaba del local y me llevaba a su caballo, que tenía encima mi enorme piruleta, y poniendo mi mano sobre los ojos, a modo de visera, estúpido porque era de noche pero lo hice como acto reflejo, mientras intentaba fijarme en el límite de lo que podía ver-¿No es esa *hip* Rose? Vayamos a saludarla tio.-Solté, mirandolo y alzando varias veces las cejas, planeando algo malvado y esperando que él lo pillase también, si no se había quedado dormido, claro.

Y fuimos, tardamos en llegar, pero fuimos y lo que pensaba que era Rose, era una fregona con la cabeza de color rojo, como su melena y delante, en la mesa en la que estaba apoyada había dos melones, que simulaban… eso. Mi desilusión fue notable, pero sentí un ruido sobre nosotros, algo raro nos sobrevolaba y su ruido era enorme, y tonto de mí, mire y lo que vi fue una enorme máquina metálica de forma ovalada que se mantenía en el aire con unos propulsores extraños que emitían una luz amarillenta y una especie de aro metálico daba vueltas en el límite del ovalo, una extraña máquina, eso se daba por sentado, pero además esa máquina nos había puesto en una especie de foco que… ¿nos levantaba? Realmente no sabía el porqué, puede que fuera por la borrachera que me haría caer grogui o porque eso estaba pasando realmente, pero nos levantábamos Crimson, yo y su mascota, junto a mi piruleta, mi magnifica piruleta que se venía conmigo.

O eso pensaba, pero no iba a ser así, desde que entramos las tres personas, aunque yo veía a uno como un caballo, dejaron de hacer levitar las cosas para guardarlas dentro de la nave, yo llore por ver cómo caía y se partía en dos, pero los hombres de cabeza huevo y piel gris, además de ser de 3 metros, me hizo callar un segundo, pero no lo suficiente.


-¡Hijos de puta! Habéis matado a Manolo.-Les gritaba mientras me iba a acercar a ellos, con intención de golpear a uno de ellos, el más adelantado de todos, pero una maquina me pincho en el cuello inyectándome un sedante que me hizo caer como un saco de cemento.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Sáb 16 Ago 2014 - 1:40

Abyss le detuvo en su incesante cacería de esos monstruos. Se cargó a al menos diez de ellos. Seguro que tendría una buena puntuación, más alguna bonificación por Double Kill y Head Shot. Lo sacó a él y a su caballo fuera del bar, casi a rastras. Intentó resistirse pero estaba más pendiente de conservar el poco equilibrio que le quedaba, físico y mental. Sin embargo se alegró de que lo haya hecho pues vio a una explosiva pelirroja, que él conocía muy bien, delante de ellos, parada junto a una mesa y apoyada en esta de forma provocativa. Se acercó a su segunda al mando y se puso al lado de ella.

-Roussss, ¿te han encogggido un poco no? -preguntó irónico-. Será que te has quitado el sujetador... jijijijijiji -se apoyó en la destartalada mesa y la rompió con su peso. La fregona cayó al suelo junto a los dos melones, que se partieron. Crimson miró horrorizado la escena. -Tío, tío, me he cargado a Rose, ¡la he matado! -gritó entre lágrimas. Realmente creyó en ese instante que la había matado. Su pobre cabecita no daba para más. Era un chico sensible, a ratos, cuando estaba borracho y ahora creía que acababa de cargarse a su pelirroja. La tomó en brazos y gritó un sonoro "¡No!", clamando al cielo porque todo aquello fuese mentira. Sin embargo cuando la dejó en el suelo y se dispuso a levantarse ya s le había pasado. Ventajas de olvidar gracias al alcohol.

Entonces hubo se encontraba siendo levitado de alguna forma. Hubo otro lapsus en su cabeza y no se estaba enterando de nada. Una luz los arrastraba a Abyss, su improvisado corcel y a él. Se giró para ver qué era lo que cojones estaba pasando. Para su sorpresa, vio como eran tragados por un donut gigante y metálico. Entraron y los dejaron caer. Levantó la vista y los observó. -Joder, si que han crecido las camareras en este bar, habrán pegado el estirón -exclamó sorprendido. Realmente pensaba que aquellas figuras extrañas eran la de unas camareras con demasiada poca ropa y que les hacía falta tomar un poco más el sol y tomarse un par de cocidos para que cogieran algo de peso. Apenas pudo darse cuenta de lo que ocurriría, seguía muy borracho y cada vez iría a peor, pero ya estaban siendo atrapados por esos extraños seres y/o por sus máquinas con sedantes. El fue sujetado por dos de ellos mientras veía como Abyss se lanzaba a por otro, intento pegarle, pero también fue detenido por una máquina. Ambos quedaron sedados.

Se despertó al poco rato. O eso creía. Estaba tan ciego que no estaba seguro de si soñaba o estaba despierto. Se mordió el labio. -"No lo siento" -pensó. Aunque claro, cuando te has bebido tres litros de coco... lo normal es que el tacto y el dolor lo termines perdiendo casi completamente. -"Debo estar soñando" -fue lo que se le ocurrió inmediatamente después. -"Y si esto es un sueño, ¡debo de poder volar!" -siguió, aunque en realidad él si que podía volar, sólo que no lo recordaba. Vio como una de esas grises y enormes camareras se le acercaba con una sonda. Empezó a bajarle los pantalones y le dio la vuelta. -Vas un poco rápido... Huy, que cosssas más rrrarass te ponen... bueno, si te mola essstas cosas... Eh, ahí no se juega -gritó de pronto al saber qué es lo que le estaban haciendo. El poco sentido del tacto fue suficiente para activar su ancestral técnica de cerrado anal. Comenzó a moverse con brusquedad. Las correas que le pusieron empezaron a aflojarse y los larguiruchos cabeza bombilla se asustaron. Se soltó y empezó a romper cosas. -¡Me caggggo en los putoss baresss de ambiente a los que me trae Abyss! -gritó mientras empezaba a romper cosas a base de ostia limpia.
avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Sáb 16 Ago 2014 - 16:10

¿Huh? ¿Por qué esta todo borroso? ¿Qué ha pasado? Oh, ya me acuerdo…

Había acabado en una habitación limpia, tras la muerte de Manolo, mi enorme piruleta de caramelo, su final fue acabar partido en dos. Me acuerdo de haber intentado golpear a un hombre cabezón de piel muy blanca y después caer dormido. Mientras tanto mi vista se iba despejando, tanto como para ver que estaba rodeado por esos bichos, que yo los veía, como enormes comidas, todos eran perritos calientes, y me tenían sobre una superficie blanca, dura y fría.

Y ahí estaba yo, rodeado de perritos calientes y sin pantalones, con la ropa interior a la altura de las rodillas y a punto de ser sondado, pero yo no lo veía como una sonda usada, cubierta en partes por excrementos de sus anteriores “clientes”, sino un bonito cuerno de un caballo blanco, que tenía en medio de su cabeza, aún estando en mi estado de borrachera, sentí que algo no iba bien, así que me moví bastante, y vi que estaba agarrado de pies y manos por unas especie de ¿nubes?, eran correas de cuero normales y corrientes, pero el alcohol nublaba mi vista y me hacía delirar demasiado, pero no lo suficiente como para dejar de forcejear.

Y a pocos centímetros de mi ano, me desate de la plataforma en la que me tenían, que a mis ojos se convirtieron en dos tira de beicon voladoras, ahí me subí mi ropa interior de conejitos y agarre la cabeza de uno de esos bichos, o la salchicha del perrito caliente a mi vista y la clave en el cuerno, aunque básicamente había hecho que su boca, se hubiera tragado la sonda anal, incluyendo los pequeños regalitos que estaban ahí de sus anteriores victimas, hecho esto mire a los demás perritos calientes que gritaban en un idioma extraño y se movían muy rápidamente de modo nervioso, yo cogí a uno y le metí un mordisco a su cabeza,  y aunque la carne sabía fatal, me la trague, y aunque yo solo había visto un enorme perrito caliente que me había alimentado, en realidad le había arrancado un buen trozo de cabeza al alien, que al parecer no tenía una estructura ósea protegiendo el cerebro, que era lo que había masticado, manchándome con lo que era su sangre, un liquido verde que me cubría toda la ropa, pero estaba demasiado borracho para darme cuenta de la situación, lo único lógico que hice fue buscar mis pantalones, y buscar al pollo que me acompañaba, por desgracia, no encontré a ninguno en el primer momento de la busqueda.


-Pollooooo, este *hip* bar es muy raro, tenemos que irnos de aquí, la comida sabe fatal.-Gritaba en con la idea de que me escuchase y viniese a donde estaba para salir de ese “restaurante”.

Y entonces, pasando por un pasillo, casi trastabillando a cada paso que daba, vi una puerta de cristal y un montón de botones, algo que como cualquier persona curiosa, eso era un cebo perfecto para que me acercase y es lo que haría, con el pollo o sin él.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Dom 17 Ago 2014 - 16:31

Sacó su meitou y empezó a golpearlo todo (sí, golpearlo, porque para cortar hay que tener un mínimo de precisión... Y usar el lado no sea romo, claro está). Varios aparatos electrónicos-orgánicos, pues sus aparatos eran un poco de las dos cosas, empezaron a funcionar mal, por las descargas que soltaba su hoja electrizada. Varios aliens se tiraron encima de él, para detener su incesante empeño de destruir todo a su paso. Seguía demasiado mareado como para no poder aguantar el equilibrio con esos bichos encima suya. Se cayó. Todavía tenía bastante fuerza, pese a todo, para ir moviéndose entre patadas, puñetazos y espadazos. No tuvieron otra opción que apartar se él. Era muy fuerte. Sus informes decían que los humanos eran seres inferiores intelectualmente y que ello era su mayor virtud. Claramente no se habían informado bien.

Se levantó y cogió a uno por el cuello y lo empujó hasta una de las camillas en la que le pusieron a él para sondarle. Lo ató con las correas como buenamente pudo (lo dejó torcido, poniendo los brazos en dónde debían ir las piernas y viceversa). El extraterrestre empezó a revolverse buscando zafarse de la incómoda posición en la que estaba ya que además era muy pequeña para un ser de tres metros como él. Crimson cogió una de las sondas y su mirada acojonó al visitante del espacio que le supo exactamente cuáles era las intenciones del pirata. Entonces si que empezó a tener fuertes movimientos espasmódicos. Sus compañeros intentaron ayudarle pero el capitán los repelió con su katana. -Vvvvas a enterarrrte, de lo que es bbbueno - y le metió la sonda por dónde intentaron metérsela a él-. JAJAJAJAJAJAJA -empezó a reír como si de un loco se tratase. Vio la cara gris de ese ser y pudo observar como se sentía violado. Así aprendería a no meterse con él. Empezó a girar la sonda y le hizo "La batidora". Su cara antropomórfica era un fiel reflejo del dolor, de la humillación y de la dignidad perdida.

Crimsons e dio por satisfecho tras torturarlo y se fue en busca de Abyss, que no sabía dónde estaba. Su perdida cabecita estaba llena de lapsus y lagunas temporales. Después de algunos minutos lo encontró en una sala extraña, parecía unos recreativos. Los ojos del pirata brillaron radiantes de felicidad, siempre había querido jugar a esos videojuegos. Corrió y se puso al lado de él rápidamente. -Eh, Biirutassss, te essho un partida. El que gane puede quedarrrsse con una de esas camareras grisssáceas como mascota. -Empezó a aplastar los botones sin ton ni son. Los aliens presentes parecieron horrorizados con la acción de aquellos dos. Claramente no pasaría nada bueno si esos de ponían a toquetear todo.

avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Dom 17 Ago 2014 - 18:08

Había llegado a la sala de los botones, los había de todos los colores, de todos los tamaños e incluso había algunos con luces o que hacían soniditos al pulsarlos, algo increíble para mí al estar bajo los efectos del alcohol, que era como si me estuviesen descubriendo el fuego, la rueda o el alcohol por primera vez, vamos, lo que sería una nueva y maravillosa primera experiencia. Pero las palabras de Crimson de llevarnos a una de esas “camareras”, que era lo que él pensaba, pues yo los veía como enormes perritos calientes, que se movían de un lado a otro sin patas ni nada, pues flotaban dando saltitos en el aire, pero que me hizo querer llevarme uno de esos para nuestros compañeros, que se alimentasen un poco de la carne de aquel enorme “perrito caliente”.

Y entonces me puse a pulsar botones como loco, lo hacía con la mayor precisión que podía, la cual era poca, pero aun así mi tasa de aciertos era alta, y continúe así, hasta que vi un enorme botón rojo, que por si no os lo creéis, tenía luces, una luz celestial para su enorme tamaño y su color llamativo, por lo que me dio por pulsarlo… Sin leer lo que había en el botón, claro, ese botón servía para bajar abrir el suelo de la cabina en caso de necesidad, como por ejemplo huida por destrucción de la nave, pero mirando el lado bueno, también hacía un sonido al pulsarlo, aunque no solo desde el botón, sino también por toda la nave, empezó a sonar una alarma que avisaba lo que habíamos hecho, lo cual hizo que los aliens “perritos calientes” se acercaran antes de caer al vacío, junto a los asientos que habían ahí y sus tripulantes.


-El grande es que yo ganoooooooooooo.-Gritaba mientras caía al vacio, pero mi mente estaba tan afectada por el alcohol, que no lo sentía, pensaba que estaba en la misma habitación, por eso cogí a uno de los perritos calientes de tres metros que lloraba por la hostia que se iba a dar, al fin y al cabo, era mi "premio".

Y mientras hacíamos eso, la nave se dirigía estrepitosamente contra el Unicornio Vainilla, pues al haber un hueco enorme en el suelo y los aliens estar al otro lado de este boquete no podían manejar la nave, por lo que solo podían llorar por la muerte que les iba a suceder y se lamentaban por habernos abducidos, la que les habíamos montado en pocos segundos.

*3… 2… 1… PUUUUUUUUUUUUUUUUUM*


-Pollo, mira, si tienen fuegos artificiales y todo en el local.-Le dije señalando con mi mano izquierda, mientras sostenía al alien con el brazo derecho, al horizonte donde un pequeño hongo nuclear aparecía por la explosión del ovni contra el Unicornio Vainilla.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Crimson el Dom 17 Ago 2014 - 18:34

"Alerta, alerta" o en el almorranés (era del planeta Almorra), "Hjasbdasjhas, hjasbdasjhas" se escuchaba por toda la nave. Crimson no sabía que había pasado. Simplemente gritaba todo el rato "He ganado, Yeeha" mientras con Viento y Sombra disparaba al techo como un tejano desquiciado y victorioso. Tardó en darse cuenta de que el suelo empezó a bajar y que no iban a tardar en caer. Así lo hicieron. Se precipitaron al vacío Abyss, él, y una de esas camareras del bar del ambiente en el que estaban. el cabrón de Abyss la había secuestrado -"Será mamón" -pensó al verlo abrazado de forma tan romántica con ese ser. Cayeron y la nave se dirigió en picado contra el bar al que habían destruido previamente por culpa de haber pulsado tanto botones y de haber dado la opción de autodestrucción. Todo aquel sitio por dónde pasaban de sumía en el caos y la destrucción. Se sentía orgulloso de su nuevo tripulante.

Como era obvio no se acordó de como volar, ni siquiera de que tenía alas y podía sacarlas siempre que quisiera. De haberlo hecho no se habría estrelleado de esa manera contra el duro suelo. Se levantó adolorido preguntándose que qué habría sido de su caballo. Le encantaba ser un cow boy, y ahora sin su corcel ya no podría ser un jinete. El sombrero vaquero que tenía en el armario ahora quedaría ridículo si no tenía que montar... Aunque seguiría pudiéndolo usar con las chicas que frecuentemente se ligaba, a ellas les ponía enormemente que se lo pusiera y en cierto modo también las montaba...

Miró a su alrededor y ya no estaban en Mocktown... Quizás hayan viajado al espacio... ¡Sí, eso debía ser! Pero no tardó en destruirse sus sueños de salir fuera de la tierra y viajar a través de las estrellas. Vio a varios miembros de su tripulación que intentaban decirle algo, pero que él no terminaba de entender... -"¿Qué cojones hacen estos tíos conmigo en la Luna?" -se preguntaba cuando los veía mover los labios. De pronto vio una silueta con una llamativa melena pelirroja ondeando al viento. Estaba claro quién era. Ignoró al resto y fue "corriendo" (tambaleándose) hasta ella y la abrazó fuertemente -Roooousssss -gritó mientras la aplastaba contra él. Pensaba que estabbasss muerrta. Nunca mássss, te volveré a perder -le decía ante su desconcertado y sonrojado rostros, pues su capitán tenía la cara puesta contra sus pechotes, ahogando sus lágrimas en ellos, aunque lo hacía inconscientemente, por primera vez. -¿Qué haces aquí conmigo en la Luna? -le preguntó finalmente tras dejarla. Habían caído justamente en el barco, pero eso era algo que Crimson ya se enteraría a la mañana siguiente, cuando se le pase la puta cogorza que llevaba encima. También se despertaría con una mancha roja en la cara con forma de mano. Eso sí que nunca descubriría por qué.
avatar
Crimson

Mensajes : 1184
Fecha de inscripción : 03/12/2012
Localización : Arkham Asylum

Hoja de personaje
Nivel:
1/100  (1/100)
Experiencia:
0/320000  (0/320000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Ryuta L. Fiamma el Dom 17 Ago 2014 - 19:29

Y entonces, llego el suelo. El bonito, solido y duro suelo, lo que lo hizo parar y golpearse la cara fuertemente, puede que no hubiese mucha distancia por la caída, pero el golpe le había hecho daño, lo suficiente para perder un poco el pedo que llevaba encima y ver como el bicho gris salvaba el golpe cayendo sobre las velas del barco y acto seguido sobre mi cuerpo, mientras gritaba algo en almorranés, un planeta del que había decidido que venían, espera un momento… ¿Velas del barco? ¿Dónde coño estaba? Cogí al bicho por el cuello, rodeándolo con el brazo, ya que intentaba huir y mire a mi alrededor, viendo como unos cuantos miembros de Sons estaban ahí, en medio del lugar, al menos a ellos no los veía como a comida, pero aun seguía borracho por lo que entre tambaleos cogí al “perrito caliente” y les grite.

-Mirad mi almorrana.-Entre el hipo y mis tambaleos, lo cual hacen que casi caiga por decima vez a lo largo de la noche-Es nuestra nueva mascota.-Solté como última sentencia.

Y hecho esto, lo cual era demasiado desconcertante para ser algo real, lo cargue en peso como si fuera un saco de papas y me lo lleve al cuarto de Rose, mientras ella estaba distraída golpeando a Crimson por tenerlo entre sus “montañas”, ese maldito suertudo, aunque la hostia que se llevo seguramente se escucho en Raftel. Y pocos segundos después, lo tenía agarrado con una correa de cobalto en el cuelo y amarrada en el picaporte, mientras cogía la ropa de mi capitana y la tiraba sobre su cama, la borrachera no me hacía pensar lo que hacía y lo que podía pasar si me pillaba ahí, pero entonces lo vi, un traje de camarera demasiado erótico para una persona normal, pero que era normal para la erótica capitana, por lo que lo cogí y me lleve al perrito caliente hasta el sótano donde dormía Jall.

Llegados ahí, lo deje suelto para que corriese antes de cogerlo y ponerle la ropa de la capitana, que le quedaba pequeña, pero que no era algo que se notase mucho, solo tarde cinco minutos en ponérsela, aun a pesar de que al parecer, le gustaba. Cuando termine, me aleje de él o ella, con las manos apoyadas en las caderas, admirando mi buen gusto por la moda, un perrito caliente con un disfraz de camarera sexy, era perfecto o perfecta, pues no sabía su sexo, pero lo que si sabía es que no estaba mal en aquel lugar, era mucho más grande que la mayoría de casetas para perritos calientes, así que cerré tras de mí y volví a cubierta.

-Solo vengo a decir, que no pienso alimentar a mi almorrana.-Y con las mismas caí sopa al suelo, por última vez en aquella loca noche la cual solo recordaba que era sub-capitán de la banda.
avatar
Ryuta L. Fiamma
Iniciado del CP
Iniciado del CP

Mensajes : 2313
Fecha de inscripción : 30/01/2012
Edad : 19

Hoja de personaje
Nivel:
58/150  (58/150)
Experiencia:
74253/790000  (74253/790000)
Berries: 9.500

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mock Town, ciudad perfecta para dos payasos [Crimson, Abyss]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.