Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nailah Sáb 5 Ene 2019 - 21:40

Nailah no apartaba la vista de la muchacha angelical que estaba ante su banda, su nombre al parecer era Hanae, ¿estaría diciendo la verdad? No era normal ver a muchachas en un bosque con poderes extraños, y algo en la mente de la morena le decía que la creyera, pero sobre todo empezaba a imaginarse mil cuentos mágicos en los que podrían ser parte de ellos. Su mente no paraba de fantasear ante tales historias y hasta que movió la cabeza rápidamente para despejarse, pudo darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor.

¿Qué estaba pasando? Sentía como si un efecto estuviera haciendo efecto en ella, el mismo efecto que estaba afectando a Luka y, más tarde, afectaría a Manué y Esme. Se llevó la mano a la sien, intentando masajearla. A juzgar por el rostro de Zane, este estaba enfadado y a Nailah no le gustaba que su capitán sacara a relucir el mal genio, ya que eso suponía que habría problemas.

Bak llegó al cabo de un rato cargado, él mantenía su estado normal y quizás fuese la salvación para todos. La pirata sonrió al verle y se acercó hasta ellos. Después se giró para escuchar lo que tenía que decir la niña angelical. Les estaba advirtiendo sobre el peligro de la isla y el culto que en ella habitaba. Nailah era una fiel defensora de los niños inocentes, ¿por qué alguien querría manipularlos? Pese a que ahora fuera una niña, todavía mantenía la mentalidad de adulta que le hacía tener principios sobre gente inocente.

La banda se puso en camino, con la intención de alejarse del bosque que cambiaba la mentalidad de los adultos transformados en niños. El camino fue duro, Nailah estaba cansada de caminar y el bosque del que habían salido se veía a lo lejos, desde la montaña en la que se encontraban. Hanae lideraba la marcha y finalmente decidieron esperar a Bak, el cual tardó un buen rato en llegar.

Cuando Nailah lo vio venir, se levantó de la roca en la que se había sentado y el gyojin tiró un pequeño saco que al abrirlo, contenía armas y ropajes. La pirata fue la primera en agacharse y escoger una túnica blanca que iba a su medida, la cual puso por encima de sus ropajes interiores. Luego, cogió una pistola y un cuchillo de carnicero, el cual blandió con fiereza. Era cómodo y liviano, y se ajustaba perfectamente a su mano.

Cuando todos estaban preparados, emprendieron la marcha de nuevo, pero un incidente les detuvo. Cinco hombres aparecieron de la nada, armados con cuerdas y cadenas, y alguno incluso traía grilletes. La morena arqueó las cejas, pensando si se trataría del culto que mencionó Hanae. La única frase que pronunciaron dejó claro que no venían de buenas y eso confirmó la duda de Nailah.

Ella, impulsada por el odio que le tenía a los secuestradores de niños, sacó su pistola del cinturón y, escudándose detrás de Katharina, apuntó al corazón del centro. El sonido retumbó con eco y el hombre del centro pudo esquivarlo saltando hacia el aire. Nailah se quedó boquiabierta.

-Cuanta impulsividad - Habló el de los grilletes - Tendremos que preparar un buen castigo para que aprendan algo de educación.

Nailah apretó con fuerza su revolver y siguió apuntándoles.

-Dejadnos marchar o lo lamentaréis - Habló enfadada, pero ellos tan solo rieron. Nailah disparó más veces, pero en vano.

-Y tu serás la primera - comentó acercándose el de las cadenas mientras las agitaba.
Nailah
Mensajes :
157

Fecha de inscripción :
22/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm67/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (67/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm89665/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (89665/1000000)
Berries: 16.000.000
Ver perfil de usuario

Azote del paraíso
Nailah

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Dom 6 Ene 2019 - 19:24

Era momento de tomarse las cosas en serio y dejar las bromas para otro día, algo que Luka no estaba haciendo. El comportamiento infantil de algunos miembros de la banda le estaba hartando, pero, de algún modo, sabía que no conseguiría nada hablándoles. La presencia de la bruja aún no era aceptada por todo el grupo y si simplemente vomitaba con veneno todo lo que quería decir, terminaría teniendo problemas. Más de los que ya tenía. Los chicos jugaban como verdaderos niños, luciendo inmaduros e irresponsables, tomando una actitud tan despreocupada que hastiaba a cualquiera. Y no fue hasta que la desconocida intervino que los muchachos dejaron de hacer el tonto. Katharina tomó nota de lo que hizo, pensando que era una buena idea copiar su táctica para detener a los chicos.

Según Hanae, el responsable era un hombre perteneciente al viejo culto de Samirn. Su intención era transformar a los adultos en niños y así influenciar en sus mentes. Era un plan macabro y muy bueno. A la bruja jamás se le habría ocurrido pensar en un hechizo que volviera niños a los adultos para manipularles con facilidad, por lo que también tomó nota de ello. No obstante, había un gran problema en la estrategia del misterioso desconocido. La pirata no soportaría de ninguna forma ser manipulada por alguien y, además, el muy idiota no sabía con quién se estaba metiendo. Podía ser que su plan funcionase con los habitantes de la isla, pero no con la tripulación pirata. Entonces, como si Katharina no hubiera recibido ya suficientes miradas y palabras delatadoras, Bak se acercó a ella preguntándole qué había hecho.  

—Como no tengo nada mejor que hacer, pues los libros se leen y traducen solos, decidí transformarnos en niños —respondió la bruja malhumorada, con el ceño fruncido y la vista clavada en el gyojin—. Antes de hacer preguntas estúpidas, usa tu primitivo cerebro para darte cuenta de la situación, Bak. Si yo fuera la responsable, ten por seguro que yo no me vería así.

Lo más sencillo del mundo era encontrar culpables y señalar libremente con el dedo a cualquiera que no fuera de su agrado. Ni el idiota de la máscara ni el pez usaron sus limitados cerebros para analizar con detención la situación, y es que con la estupidez Katharina simplemente no podía. Al menos sí había unos que se preocupaban por encontrar una solución, aunque también había otros tantos que lo único que les importaba era hacer bien el papel de niño. Por suerte, la discusión no duró mucho más y el gyojin rápidamente accedió a cumplir las órdenes del pelirrojo. La bruja no necesitaba nuevas prendas ni armas hechas a su medida, no solo tenía habilidades mágicas para transmutar las propiedades físicas de las cosas a su antojo, sino también un objeto capaz de alterar la materia. Lo que alguna vez fueron grandes guadañas, ahora eran dos pequeñas y afiladas dagas que llevaba sujetas a la faja carmesí que mantenía firme el kimono azul.

 Sabiendo lo que conllevaba no poder usar correctamente un arma, se acercó a la morena y le ofreció su ayuda.

—Puedo ayudarte con tu espadón —mencionó, intentando ser amable—. Un poco de magia y habré reducido su tamaño y peso a la mitad. Cuando hayamos solucionado todo esto regresaré a la normalidad tu arma.

Luego de la respuesta de Nailah, fuera buena o mala, la bruja caminó sumida en sus pensamientos hacia las montañas. El paisaje poco a poco cambiaba, pasando de ser un frondoso bosque a una tundra con todas sus características. Había suficiente musgo como para considerarlo un problema, puesto que podía hacer resbalar a cualquiera. También había arbustos, líquenes y plantas con flores. Luego de recorrer una escabrosa escalera natural, un grupo de cinco hombres apareció como si les estuviesen siguiendo durante horas. La morena fue la primera en reaccionar, disparando un par de veces, aunque ninguna bala dio en el blanco. Tal vez su puntería había disminuido causa de ahora ser una niña, lo que no era para nada bueno. ¿Qué tan bien podían luchar unos niños? La bruja sabía que sus habilidades mágicas no habían cambiado, pero ¿qué tan bien funcionaba su cuerpo?

Sin previo aviso, y actuando incluso más imprudentemente que Nailah, sacó una extraña pistola con forma redondeada y, sin dudarlo, jaló del gatillo. El disparo no iba dirigido a ninguno de los secuestradores, sino más bien al centro del grupo. La explosión de altas temperaturas secó el aire y liberó una onda de choque que hizo perder el equilibrio a la bruja, aunque, con esfuerzo y cubriéndose el rostro con el antebrazo, consiguió mantenerse en pie. Tal vez se había excedido, pero definitivamente amaba las grandes demostraciones de poder. Y eso significaban las explosiones.

—Espero que haya quedado algún cadáver en buen estado. Planeo usarlo para conseguir información —mencionó la pelirrosa con una ligera sonrisa de satisfacción al creer que se había deshecho fácilmente de sus oponentes.

Disparo:
Nombre del objeto: Prototipo Minicannon Ω
Descripción: Una pistola de color blanco y forma extraña y redondeada.
Cualidades del material: Posee dureza y tenacidad especiales.
Cualidades excepcionales: Una vez por combate puede realizar un único disparo de gran potencia que genera una explosión de energía a altas temperaturas con un radio de ocho metros. Tras ser empleada el arma se recalienta y la batería se descarga, tardando unas horas en volver a estar operativa.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1594

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm140/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm721635/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marc Kiedis Lun 7 Ene 2019 - 17:13

Las cosas continuaron desmadrándose, pues varios de los nakamas de Marc comenzaron a juguetar y correr por los alrededores, sin preocuparse por lo que estaba ocurriendo. Al propio semigigante comenzaban a entrarle ganas de unirse a los demás, y su atención se centraba cada vez más en sus juegos, pero entonces la peculiar chiquilla que había aparecido ante ellos anunció que se llamaba Hanae, y empezó a contarles lo que realmente ocurría en aquel lugar. Al parecer un extraño culto que antaño tenía mucha importancia en la isla actualmente estaba casi extinto, y el último miembro de dicho culto había comenzado a convertir a personas en niños tanto física como mentalmente para criarlos según sus principios y creencias.

El grandullón estaba sorprendido pues, distraído como había estado, no se había fijado en la oscura figura de la que su capitán y la niña misteriosa hablaban. Pero era consciente de que, si querían salir de ese apuro antes de regresar también mentalmente a la niñez y estuviesen atrapados para siempre, él iba a tener que desempeñar un papel principal. Su fuerza y tamaño, aún siendo un niño, seguían siendo muy superiores a las de un humano adulto, y era el único aún capaz de blandir su arma eficazmente gracias a las particularidades de Kotai-Hi. Su espadón, que ahora medía lo mismo que él, había sido forjada con sangre de gigante y, por ello, resultaba infinitamente más ligera de lo habitual en las manos de alguien que poseyera sangre de Elbaf, así que seguía resultando manejable para él.

Acto seguido, la comitiva se puso en marcha buscando alejarse de la zona en que el sacerdote era más poderoso para así retrasar los efectos de lo que les había hecho. Pero poco después de empezar el camino fueron asaltados por cinco hombres que, por los objetos que llevaban, parecían querer apresarles. Nailah y Kath, tan impulsivas como siempre, se apresuraron a dispararles. La primera no tuvo mucho éxito, y la segunda sí, aunque de forma muy limitada. La onda de choque creada por su disparo consiguió tumbar a uno de los atacantes y hacer retroceder a otros dos, mientras que los dos restantes la esquivaron fácilmente.

Marc, enarbolando a Kotai-Hi, se lanzó a por los dos que habían sido forzados a retroceder. Pero su espadazo fue detenido por uno de ellos, que portaba una cadena. Esta se volvió de un negro brillante, y el enorme arma rebotó contra ella sin causarle ningún daño. El semigigante, ni corto ni perezoso, imbuyó su propia espada en Haki y continuó atacando. Su espada chocaba una y otra vez contra la cadena de su enemigo, mellándola pero sin conseguir cortarla. Aquel oponente era duro, de eso no cabía duda.
Marc Kiedis
Mensajes :
287

Fecha de inscripción :
12/09/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm91/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (91/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm176653/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (176653/1000000)
Berries: 27.400.000
Ver perfil de usuario

Lobo de los 7 mares
Marc Kiedis

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Luka Rooney Mar 8 Ene 2019 - 21:37

Si había algo que el gyojin odiase hasta la saciedad, era los niños que no querían jugar. Los que se quedaban a un lado cuando se jugaba a la botella y, cuando les tocaba, decían la puñetera frase de “no, si yo no juego, estaba viendo”. Los que se indignaban cuando les elegían últimos. Si eres malo, eres malo, asúmelo solía decirles. Y… Bueno, mejor no seguir.

El caso es que los mini-Arashi eran unos cortarollos de otro nivel. Los master-cortarrollos. Luka quería divertirse, hacer cosas de su edad; jugar, esconderse, correr... Pero sobre todo divertirse. Y sus nakamas parecían no entenderlo. ¿Acaso se creían demasiado maduros? ¿O es que de pequeños eran racistas? Como fuesen unos mini racistas opresores de las razas ajenas… El pequeño Luka se haría muy grande para ir tras ellos.

El caso es que todo lo que estaba ocurriendo no era importante para el gyojin. Él sólo veía distracciones con las que jugar. Ni siquiera cuando su salvadora le dió una colleja -sin demasiada fuerza, todo sea dicho-, vió el momento de parar. Observó el barro, y pensó en saltar y chapotear como si fuese el mar, solo que de una manera un poco menos elegante. Descubrió un alto césped sobre el que lanzarse tras saltar desde los árboles. Vió algún animalillo al que ir a cazar, e incluso pensó en coger bellotas del suelo y lanzarlas contra sus nakamas, pero lo suyo no era la puntería, por lo que probablemente recibiría más golpes de los que diese. Y entonces, empezó a reirse por lo bajini con una cara que denotaba maldad. Él seguiría intentando divertirse aunque le costase otra colleja y una bronca de alguno de sus compañeros. ¿Sería Zane, Spanner o Nailah? La última ya le había reciminado su actitud, pero sabía que Spanner era el más aburrido y, aunque dudaba en escuchar una queja de su boca, sí que estaba seguro que pensaría que su actitud estaba siendo… ¿Infantil? ¡Pues claro! ¿Qué apariencia tenía?

Puede que su mentalidad aún conservara cierta cordura, pero su diminuto cuerpo se apoderó de ella. Y es que, no se volvía a ser tan joven cualquier día. Aquello había que celebrarlo, y no había otra manera mejor que comportándose como lo haría su yo del pasado. Y Luka otra cosa quizá no, pero en sus años de niño, gamberro, travieso y alocado eran solo los términos más suaves que podías lanzar contra él.

Y entonces, sin meditarlo ni un segundo más, salió corriendo hacia el bosque lo más rápido que pudo, pensando que quizá, en el fondo, al resto también les apeteciese jugar.

- ¡¡MARC LA LLEVA, ATRÁPAME SI PUEDES GRANDULLÓN!!

Luka pasó un par de árboles y ya notó cómo sus pequeñas piernas sentían una gran dificultad en seguir caminando. El césped era cada vez más alto, y alguna rama caída dificultaba la estabilidad del habitante del mar. Tropezó un par de veces para acabar cayendo después. La rodilla lucía como la rodilla de cualquier niño; quemada fruto de la caída. Instintivamente el gyojin se llevó la mano a ella y empezó a llorar. Incluso por inercia casi pregunta por su madre, pero entonces se acordó que no tenía.

Se levantó y vió frente a él a un humano adulto sonriendo. Portaba una espada y tenía un palillo en la boca, que tiró justo antes de hablar.
- Corres lento, y lloras como una niña. Será complicado golpear a una niñita llorona.
- No soy una niña, idiota. Soy más hombre que tú, tengo dos penes -comentó a la par que hacía una mueca con la cara.

Pero el humano, decidido, corrió hacia el gyojin, que intentó evadir el golpe desplazándose hacia la derecha, pero su agilidad no era la que creía, y el corte terminó rozando el costado, creando una pequeña herida que le avisó de la complicación de pelear como un niño.

Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm119/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm353012/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noximilien Sáb 12 Ene 2019 - 0:27

La tal Hanae, la chica de la guadaña, parecía ser víctima también de aquella “maldición” que se volcó sobre el grupo. Eso le chirriaba al ya no tan enmascarado, ya que a cada sospechoso que saña, era negado al momento. Que siendo sincero, ahora se sentía mal por la acusación a Katharina, pero la impresión del momento le dejo llevar. A cada momento que pasaba, estaba volviéndose más a de lo que fue en su yo joven. Y que le crean a Nox, no fue una etapa agradable, aunque al menos aguantaba más que otros congéneres y mantenía a raya su adultez como la bruja o Nailah.

Se desvió de sus pensamientos cuando Zane se puso a gritar, que estaba más mandón que incluso cuando era adulto. Ordeno a Back y ella volvio con ropa suficiente para todos, además de armas adecuadas para sus pequeñas y cucas manos. Nox dejo sus mandobles y recogió a Briga. Briga no era precisamente el arma favorita de Nox, dado a que él prefería las espadas a dos manos, pero con su actual tamaño, la espada cumplía el papel para empuñarse con ambas manos.


Caminaron por la montaña, dirigidos por Hanae, cuando fueron asaltados por unos encapuchados, que no tenían más pinta de pedófilos, porque en el mundo todas las cosas tenían un límite. Sin esperar, las dos chicas de grupo arremetieron con sus pistolas. La segunda de forma más efectiva. Quedaron cuatro, dos con Mark y otro con Luka, el cuarto se dirigió armado con una porra y unas cadenas contra a Nox. El encapuchado comenzó a intentar azotar al mini espadachín con las cadenas como si un látigo se tratase. Incluso para su propia sorpresa, esquivo fácilmente los ataques sin necesidad de su akuma no mi. Al menos con esa edad, había recuperado la agilidad de antaño.

Viendo que era ineficaz, dispuso a golpear con el mazo, pero Nox interpuso su espada en el golpe. El sable, como si de magia tratase, absorbio gran parte de la inercia del golpe y se la devolvió a su dueño, que debido a la diferencia de la altura, le golpeo en el mentón y cayo de espaldas al suelo.

Nox miro a su espada y jugueteo con ella. En aquel momento estaba escalando posiciones para ser su arma favorita.
Noximilien
Mensajes :
167

Fecha de inscripción :
21/06/2016


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm70/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (70/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm104820/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (104820/1000000)
Berries: 166.666
Ver perfil de usuario

Bucanero
Noximilien

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Therax Palatiard Dom 13 Ene 2019 - 13:59

El rubio intentaba escuchar lo que la misteriosa chica decía, pero todo el ruido que había a su alrededor se lo impedía. Tanto era así que, molesto por la situación, se aproximó al pequeño Luka. No obstante, apenas había dado un par de pasos cuando, para gozo del domador, la morena del grupo le arreó una colleja. Ese simple gesto le proporcionó una calma que jamás hubiera esperado.

Fuera como fuere, las palabras de Spanner aún resonaban en su mente y tenía claro que así debía ser. Una anchoa en miniatura no debía volver loco al grupo, y si eso dependía de un bofetón a tiempo, él no tenía problema en darlo.

-¡Que te estés quieto! –exclamó.

Fuera como fuere, no debían haber entendido demasiado bien las órdenes de Zane, pues éste no tardó en aparecer y, preso de la furia, recriminar al grupo su actitud. Therax no terminaba de comprender a qué venía aquello. ¿No les había dicho que se dirigiesen hacia aquel lugar? Se veía que no, pero optó por guardar silencio y no perder de vista al inmaduro Luka, que se comportaba como si acabase de salir del huevo que debía haberlo traído al mundo.

No tardaron en ponerse en marcha de nuevo, confiando a Bak la tarea de encontrar ropa y armas para todas. El espadachín mantuvo silencio, pero se negaba a cambiar sus sables por otros. Aquello se le antojaba casi como un engaño a quien tanto se había esforzado por darles forma. No, con emplear a Hi no Tamashii, de una longitud mucho menor, sería suficiente.

Se repetía la breve explicación de Hanae una y otra vez, preguntándose por qué habrían sido ellos los seleccionados para tal fin. En Samirn debía haber un sinfín de personas susceptibles de ser rejuvenecidas y que, con toda seguridad, darían menos problemas que los Arashi.

Aquella pregunta no tenía respuesta, al menos por el momento. Conforme se alejaban de la zona frondosa, el paisaje iba cambiando para adoptar un aspecto más propio de montaña. La vegetación era cada vez más escasa y pequeña, mientras que las rocas eran más abundantes. Cuando Bak apareció el rubio se limitó a coger una camiseta y sacar de ellas varios trozos de tela, los cuales empleó para hacer nudos con los que mantener fija la tela sobrante de su indumentaria y, de paso, empacar a Byakko y a Yuki-onna. Con el paquete firmemente sujeto en su espalda y el tantō en su cintura se sentía mucho más preparado para lo que fuera.

Al reanudar la marcha no tardaron en cruzarse con un grupo de cinco hombres, los cuales no parecían estar muy de acuerdo con que se alejaran del bosque. Sus compañeros apenas dieron tiempo para saber qué querían, pues, con buen criterio, Nailah y Kath hicieron uso de sus armas de fuego. Aquello resultó en que uno de los tipos cayera abatido. Era un buen comienzo, desde luego. Además, Marc se mostró ágil de reflejos y se abalanzó sobre los que permanecían de pie tras recibir el cañonazo en miniatura.

Therax desenfundó su arma y se dispuso a imitar al grandullón, pero una voz familiar atrajo su atención. Un rápido vistazo le valió para comprobar que la sardina loca seguía haciendo de las suyas. «Venga ya, ¿en serio?», se dijo, maldiciendo a cuantos dioses se le ocurrieron.

-¡Yo me encargo de él! –exclamó a sus compañeros para, acto seguido, hacer nacer un par de alas en su espalda. Un manto azulado recubrió su cuerpo, pero lo notaba raro. La energía que daba forma a sus alas se le hacía pesada, algo que nunca había ocurrido.

De un modo u otro, lo único que pretendía era acortar la distancia que le separaba del hombre-pez. Se internó en el bosque sin pensárselo y, una vez allí, recuperó su forma normal. Apenas necesitó un segundo para identificar la localización del problemático tiburón, ya que un grito le indicó dónde podía encontrarle.

Allí estaba Luka, con un corte y un tipo que se le antojaba enorme acercándose. El desconocido volvió a alzar su sable, así que no se lo pensó ni un segundo. Desenvainó a Hi no tamashii y se abalanzó sobre el agresor, que reaccionó justo a tiempo para bloquear su ataque. En ese momento echó de menos la fuerza que se había marchado junto a los años que le habían arrebatado.
Therax Palatiard
Mensajes :
1607

Fecha de inscripción :
29/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm130/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (130/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm499815/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (499815/1000000)
Berries: 74.922.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22170-therax-palatiard-e

Mensaje por Zane D. Kenshin Dom 24 Feb 2019 - 14:05

“Lo que faltaba” —pensó Zane.

Al pelirrojo no le gustaba combatir con el estilo de una espada, pues pensaba que se desperdiciaban muchos movimientos, por lo que siempre prefería usar dos, y más estando en desventaja numérica, pero con la fuerza que poseía en ese momento, unido a su tamaño, no le quedaba otra. Agarró a Samidare con ambas manos, e intentó trazar un corte horizontal que se quedó en eso, en un intento de onda que fue bloqueado con suma facilidad por uno de los hombres. Además de eso, cuatro más aparecieron, teniendo uno de ellos en sus manos un par de esposas de color azul.

—Kairoseki… —murmuró, analizando todo lo que había a su alrededor.

El saco con armas que había traído Bak estaba con ellos, y había una preciosa espada que no había cogido nadie. Al sujetarla pudo ver que era más liviana que Samidare, trazó dos movimientos, uno en horizontal y otro en vertical, y pudo ver que la manejaba con soltura con una única mano. Enfundó a Samidare y cogió su nueva adquisición. No era de la calidad de las armas que había perdido en la guerra, pero en sus manos, seguramente, se convertiría en una poderosa aliada. Aferrándose a la empuñadura de la espada, y desenfundando su tanto se puso en posición defensiva. Y entonces, una pregunta azotó su cabeza, ¿dónde demonios estaba Bak?

El gyojin fue directo hacia el lugar donde estaba Luka, y le quitó de encima un hombre de la forma en la que un hombre-pez suele hacerlo: por las malas.

El pelirrojo, ahora con algo de más movilidad, se aproximó hacia el hombre que poseía las supuestas esposas de Kairoseki. Lo miró a los ojos, y se abalanzó contra él. Comenzó a propinarle un espadazo tras otro, que fácilmente era esquivado por el encapuchado. Mientras combatía, de manera casi descontrolada, un área de fuego se comenzó a formar en un radio de dos metros, usando al capitán pirata de epicentro, lo cual parecía hacerle daño al encapuchado, que reculaba una y otra vez.

Al final, Zane consiguió propinarle un espadazo a la altura del costado, que atravesó su cuerpo unos pocos centímetros. Posiblemente, sería una herida de muerte, y cuando quiso darse cuenta, todos los encapuchados habían desaparecido.

Algunos de los semblantes de sus compañeros eran de victoria, otros de impotencia, otros como el de Nox, no se podían ver, pero había una cosa clara: tenían que volver a ser adultos fuera como fuere.

—Bueno muchacha —dijo Zane—. ¿Vas a contarnos ya toda la verdad o vas a seguir dándonos evasivas? —la entonación del pirata era severo y áspero, y en su mirada se podía ver que no estaba para bromas ni juegos de niños.

—Cuando lleguemos al punto de encuentro os lo contaré todo, mientras tanto te va a tocar esperar. No hay tiempo que perder.

—Me he cansado de esperar. Así que habla ahora, o cada uno por su lado. Tengo amigos, y muchos, si quisiera en pocas horas esta isla estaría reducida a cenizas, tendría al culpable de esto a nuestra merced. Así que contesta, Hanae, ¿a dónde vamos? ¿Y porque apareciste justo cuando nos atacaban?

El suelo bajo los pies de Zane temblaba, algunas pequeñas piedras se volvían gravilla mientras esperaba una respuesta convincente.

—Porque si os alejáis del radio de acción lo suficiente antes de que pasen veinticuatro horas, volveréis a ser adultos, por eso —contestó ella—. Cada día que perdáis siendo niños, envejeceréis tres meses si el anciano os devuelve a vuestra edad verdadera por su propio capricho. Yo llevo así un año, y para mí no hay esperanza, pero para vosotros o cualquiera que sea transformado mientras yo esté viva sí la hay. He visto como amigos míos envejecían en cuestión de segundos hasta convertirse en polvo, habiendo pasado su vida por delante, y no quiero que le pase a nadie más. Así que deja de comportarte como un cretino, y sígueme cuando te digo que no tenemos tiempo que perder.
Zane D. Kenshin
Mensajes :
2293

Fecha de inscripción :
25/06/2015


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm136/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (136/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm616813/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (616813/1000000)
Berries: 211.500.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t23490-zane-d-kenshin-el-

Mensaje por Luka Rooney Lun 25 Feb 2019 - 14:10

Todo estaba en contra del tiburón. La pelea con el enorme hombre, su escasa fuerza en comparación con hacía unos días, su, por decirlo de manera suave, molesta e inmadura actitud infantil, y… Entonces, como casi siempre, ahí apareció Therax. Su gran aliado, el causante de que el gyojin aún siguiese en pie un día más. Si de algo era capaz el domador, era de salvar a su compañero en infinidad de veces, aunque el habitante del mar suponía que siempre le quedaría esa espinita clavada de conseguir que Luka no se metiese en líos, algo inconcebible a decir verdad.

Con un choque de espadas entre ambos humanos, el pirata encontró el momento adecuado para realizar un ataque. Y qué mejor ataque que un cabezazo en las pelotas. Ahí sí que duele.

Raudo y veloz el gyojin se acercó hasta la posición de su rival, y cuando estaba próximo a él, dió un salto y cabeceó con fuerza, golpeando firmemente las zonas íntimas de su enemigo. El grito se podría haber escuchado en toda la isla, aunque a él eso poco le importaba.

Contento, con una sonrisa y como si fuese un juego, el gyojin corrió hacia el lado contrario, tomando carrerilla e intentando golpear de nuevo al enorme humano. Pero esta vez, sin embargo, cayó de cabeza contra el suelo, partiéndose la nariz.

Con rabia y el orgullo dolido, miró hacia los lados, ubicando a Bak tirado y golpeando el rostro del humano, que parecía haber perdido hacía ya unos segundos.

- ¡Therrrrrrrrrrrr! -gritó, desconsolado y llorando a lágrima viva- ¡Mira! -volvió a decir, señalándose su característica nariz de sierra, torcida en forma de L- M-m-e… ¿me voy a morir?

La nariz del pirata sangraba de manera abundante, y su forma de L no ayudaba. Para el Luka pequeño aquello probablemente era lo peor que le podía pasar en la vida, y al ver tanta sangre se empezó a agobiar mucho. No podía dejar de llorar, y por alguna razón, solo quería gritar la palabra “mamá”, pese a que él nunca había tenido una.

- No… No podemos ir a ningún lado así -comentó, calmándose un poco, pero sin dejar de llorar-. Se van a meter conmigo, me van a decir cosas feas, y voy a volver a estar solo -finalizó, retomando lo que parecía una llorera infinita-. Dime que no me vas a abandonar, Therax. ¡DIME QUE TÚ NO!

De cualquiera de las maneras, la llorera del tiburón no tenía límites. Lo fácil sería quitársela a base de golpes, como hacían en su infancia, pero en aquél momento, y estando Therax enfrente, el panorama podría cambiar. Quizá fuese el amigo que nunca tuvo de pequeño. O no, quizá Bak actuase antes y le quitase las ganas de llorar a base de golpes. Aunque.. había que ser muy cruel para pegar a un niño, más aún si está sangrando y tiene la nariz torcida, ¿no?
Luka Rooney
Mensajes :
652

Fecha de inscripción :
23/06/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm119/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (119/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm353012/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (353012/1000000)
Berries: 39.500.000
Ver perfil de usuario

Terror de los siete mares
Luka Rooney

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Mar 26 Feb 2019 - 23:38

«Estúpida pistola traicionera», pensó cuando vio que su arma no había causado demasiado daño en los hombres que yacían frente a los piratas. Antaño había bastado un solo disparo para acabar con una treintena de criaturas feas y mortíferas, pero los tiempos cambian, ¿no? Como sea, no era el momento para quejarse por lo que se apresuró en ayudar a Marc. Ahora mismo no tenía municiones ni pistolas para aportar desde la retaguardia, pero la bruja tenía sus propios métodos.

Los ojos de la pelirrosa emitieron un brillo azulado y pronto el suelo comenzó a congelarse. Diez estacas de hielo de dos metros de longitud aparecieron alrededor de ella. No tenían el poder destructivo de la Prototipo Minicannon, pero podían atravesar sin dificultad a un hombre. Justo luego de gritarle al semigigante que se hiciera a un lado para no resultar herido, lanzó todos los proyectiles al mismo tiempo. El hombre no lo puso fácil y, de hecho, esquivó y bloqueó bastante bien demostrando ser más o menos hábil peleando. Las tres primeras estacas fueron destrozadas por sus cadenas; las siguientes cuatro, esquivadas. Dos fallaron y solo una dio en el blanco, atravesándole el muslo y congelando la zona circundante a la herida.

—Es todo tuyo, Marc —mencionó, dándole la oportunidad perfecta para deshacerse de su enemigo. Esperaba que no le cortara la cabeza, aunque dudaba que una persona tan amable como él pudiera hacer algo así. Necesitaba un cadáver en buen estado para reanimarlo y conseguir algo de información.

La bruja llegó justo en el momento en que el pelirrojo hacía las preguntas, y no de manera amable. Como todos, quería respuestas. Ciertamente la aparición de Hanae había sido bastante… conveniente, lo que hacía que Katharina no pudiera confiar en ella, pero era la mejor fuente de información que los piratas tenían. Ignorando los llantos del gyojin, guardó silencio y pensó en lo que la niña había dicho. La polimorfia no quitaría la especie de maldición que había sido puesta. Podía lucir como siempre, pero el tiempo continuaba corriendo para ella y, aparentemente, la única solución era alejarse lo más pronto posible.

—Qué conmovedor, tenemos a una heroína frente a nuestros ojos —comentó sarcásticamente la pelirrosa—. Yo propongo que le pongamos fin a esto. Cortémosle la garganta a este anciano y listo. Si todo esto es causado por el poder de una Fruta del Diablo, los efectos desaparecerán una vez el usuario haya muerto o perdido la consciencia, ¿no?
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1594

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm140/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm721635/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.450.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Therax Palatiard Jue 28 Feb 2019 - 3:21

El desconocido no encontró demasiados problemas para vencer la fuerza que ejercía el contramaestre. Su atención se centró entonces en el rubio, recorriendo la distancia que les separaba de dos grandes zancadas y alzando su arma. En otra situación no habría encontrado problemas para reaccionar y detener el ataque, pero era perfectamente consciente de que no sería capaz. ¿Ya estaba?, ¿así de patético sería el fin de sus días?

No, pues una cabeza recubierta de escamas despegó e impactó con maldad en la entrepierna del tipo. El espadachín reprimió el deseo de gritar un 'dale más fuerte, sardina', centrándose en recuperar la posición y colocarse en guardia. No obstante, quien no pudo contener la exclamación fue el receptor del golpe. ¿Lo que había sonado era un crujido? Casi sintió lástima, pero pronto desapareció cualquier rastro de ese atisbo de emoción.

Luka volvía a la carga, y el domador esperaba con ansia que el resultado fuese el mismo. Nada más lejos de la realidad. El guarrazo fue digno de ser recordado por años, de ser contado una y otra vez en los escasos territorios en los que aún había trovadores. Tal fue la potencia de la hostia que la sangre comenzó a manar incontrolablemente de la nariz del tiburón, doblada de un modo imposible. Therax pensaba que el fin estaba cerca cuando, aún aprovechando el estado del sujeto, Bak emergió de la nada y la emprendió a puñetazos con él. ¿Quién iba a decirle a él que el habitante del mar, el mismo que tanta desconfianza había demostrado en un primer momento, sería el encargado de salvar su vida? Se aseguraría de agradecerle el gesto más tarde, si es que realmente se presentaba el momento en que pudiera hacerlo.

Enfundó a Hi no Tamashii, aproximándose a un llorón Luka y observando la gravedad de la lesión. Llegaba a resultar irritante. ¿Cómo demonios había podido adquirir esa forma una nariz? Era muy larga, sí, demasiado; tenía la apariencia de una sierra, también; pero ¿cómo?

—Quédate quieto, que no me voy a ir a ningún sitio —susurró al llorón, sentándose junto a él y moviendo su cabeza para buscar el mejor ángulo—. Esto te va a molestar un poco. Cierra los ojos. —Su mirada brilló, sacando a la luz ese aspecto de su personalidad que su padre se había esforzado en hacer desaparecer a base de palos; ese extraño gusto por el dolor ajeno que era inexistente en su yo adulto.

No dio tiempo a que la sardina se quejase o fuese realmente consciente de lo que sucedía. Desenfundó de nuevo su tantō y, de forma excesivamente brusca, usó su empuñadura para gopear la nariz en cuatro puntos diferentes: allí donde se torcía de forma desmesurada. Observó el resultado, ignorando la reacción de su compañero y girándole la cabeza para verla desde todas las perspectivas. Bastante satisfecho con el resultado, se separó de él:

—Pues creo que ya está —afirmó, seguro de sí mismo—. A ver qué te parece.
Therax Palatiard
Mensajes :
1607

Fecha de inscripción :
29/05/2017


Hoja de personaje
Nivel:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm130/150[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (130/150)
Experiencia:
[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 3qaWnZm499815/1000000[Privado-Arashi No Kyoudai] Fui a por cobre y encontré oro. - Página 2 9h2PZk8  (499815/1000000)
Berries: 74.922.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t22170-therax-palatiard-e

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.