Cuenta Atrás

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Lysbeth - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Lance - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Kusanagi - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Aki D. Arlia el Mar 11 Feb 2020 - 22:45

English Garden… tan pronto puso un pie en esa isla supo que había estado allí antes. No lo recordaba, pero todo a su alrededor tenía un aire familiar. Lo cierto es que se encontraba un poco melancólica desde el día anterior; habían tenido que cambiar las hermosas velas de su barco por unas un poco más… sutiles. Algo sin una inicial enorme que delatara que el precioso barco pertenecía a una criminal buscada. Tsk. No le había hecho nada permanente a ese capitán y aún así ahora pedían más de 300 millones de berries por su cabeza. ¿No tenían nada mejor que hacer?

Lys y la joven dejaron el barco atracado en el puerto y se fueron a buscar una posada. No tardaron mucho en encontrar una de su gusto y una vez reservada la habitación se separaron para llevar a cabo sus recados. Se había vuelto su rutina, pero lo cierto era que a la pirata no le disgustaba. Al fin y al cabo, ella siempre llevaba la voz cantante y en cualquier momento podía cambiarla si quería. Eso era suficiente. De todas formas… apreciaba la compañía de la joven. No creía que fuera llevando la cuenta, pero en nada haría dos años desde que estaban juntas. Quería regalarle algo bonito.

Se acercó al distrito de Marblesquare, pensando que entre todos los artesanos de la zona seguro que encontraba alguno que fabricara algo digno de su pequeña. No obstante, terminó desviándose algo más de lo previsto. Nada captaba su atención y de repente se encontró en medio de casas sucias y desgastadas, de calles llenas de orín y basura. Frunció el ceño y dio la vuelta, comenzando a marcharse, pero fue interrumpida.

De un callejón salieron dos hombres enormes, con espadas en el cinto y las malas intenciones pintadas en la cara. Uno llevaba un papel en la mano y Lys no pudo evitar poner los ojos en blanco. De entre toda la gente de English Garden e iban a reconocerla esos dos mastodontes de una neurona. Tenían una sonrisa bobalicona por todo el rostro, seguramente ya pensando en el dinero que iban a ganar.

-Tú… tú eres Lysbeth Ardian, ¿verdad?

-¿Yo? Qué va, no sé de qué me hablas.

Por un momento, estúpidamente, funcionó. Casi estaba de vuelta en la zona más tranquila, pero un EEEEH a su espalda le hizo sonreír y frenar en seco. Vaya, no había colado del todo. Se giró para enfrentarlos y aguardó con los brazos abiertos, pacientemente.

Cargaron espada en mano como dos matones de dibujos animados. Lys no tuvo más que dar un pequeño pasito a la derecha y saltar entre ellos cuando llegaron a su altura. Apoyándose en sus hombros con los tacones, empujó a uno al suelo y le saltó encima al otro, tirándolo también. Para cuando su compañero se levantó, la morena sostenía un cuchillo en la garganta del matón. Sonreía.

-Lo siento, no te escuché bien. ¿Queríais algo?

-N-no, no queremos nada. ¡Nada de nada!

Echó a correr. Lys soltó al otro, que siguió los pasos de su compañero. Con un suspiro, la pirata retomó su paseo buscando algún espejo. Quizá no fuera mala idea cambiar un poco de estilo…


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Miér 12 Feb 2020 - 15:54

Englis Garden, es momento que conozcas al herrero que está destinado a forjar lo imposible. Aquel que luchara contra todo obstáculo para lograr sus objetivos. Aquel hombre que tiene como misión, buscar los materiales más fantásticos de este mundo, así se encuentren en los rincones más profundos del planeta. Aquel que encontrara la fragua legendaria y dejara su huella en la historia. El único e inigualable, Freites D. Alpha. Ya dejando toda esa presentación de un lado, el pirata se encontraba de paso por la isla, en simple plan de compras. Montado sobre su fiel compañera Suzaku.  Su recorrido lo llevo hasta  un almacén. Usaba su percepción para inspeccionar desde lejos lo que se encontraba en venta.

-Bienvenido joven. Pase adelante siéntase libre de ojear todo lo que guste.- Decía un anciano que se encontraba barriendo justo en el frente, sus palabras venían junto a una sonrisa.- Hoy hace un buen día ¿Buscaba algo en específico?

-Solo buscaba un equipo básico de herrería, una brújula, una cantimplora y un protector bucal, pero este último me gustaría que fuera de un material diferente. Me gustaría que fuera de acero.

-No es el primer cliente que me pide algo tan fuera de lo común. Para su suerte fabrico artesanías de acero de todo tipo y puede que tenga lo que necesita, además de su extraña petición.  

Alpha bajo se montura de un brinco. El anciano, se introdujo en su tienda a buscar lo que el pequeño le había pedido. Espero unos momentos y le habían traído todo lo que esta había pedido.

-Serían unos Veinte mil berries joven.

-Aquí tiene señor. Dígame ¿tiene usted mucho tiempo siendo artesano?

-Toda la vida, desde que la memoria me alcanza, es un trabajo que disfruto bastante.

-Ya lo veo, muchas gracias por todo.

El pequeño se dio media vuelta y observo un escenario bastante inusual. Una hermosa dama dando una paliza a un par de hombres con apariencia “fuerte”, algo  que no es normal tomarse todo los días. Se movía con gracia, elegancia y rapidez. Alpha intentaba seguir sus acciones con la vista. Pero estaba totalmente seguro que no podía amigar los movimientos que hacia aquella mujer, no era tan rápido. Observo como los dejaba escapar y soltaba un suspiro, este la observaba y le detalla. Se le hacía un poco familiar, pero el no recordaba de dónde.

-Debo estar confundiéndola con alguien más. Suzaku, nos vamos… ¿Suzaku?.

Solo un descuido, y su compañera se acercaba en dirección a aquella mujer y su acompañante, quedo a pocos centímetros de ambas, esto se estaba convirtiendo en algo un poco vergonzoso ya.

-Te he dicho mil veces que no molestes a las personas Suzaku. Lo lamento mucho si mi compañera te ha molestado.– El ave comenzó a  picotear un poco la cabeza de Alpha- Si, si toma. – Suzaku Tomo las cosas que el pirata había comprado con el pico y las guardo en  una de las dos mochilas que colgaba al costado de la montura. Se quedaba mirando fijamente a la morena que tenía en frente. ¿Acaso le había caído bien?

-¿Como me haces pasar estas vergüenzas?… lo lamento mucho, ella suele ser muy terca.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Miér 12 Feb 2020 - 18:13

Lys se quedó viendo como la pareja de avaros matones se perdía en la distancia, pero en seguida tuvo otra cosa a la que prestarle atención. A su espalda, un enorme pájaro amarillo la miraba fijamente. Era más alto que ella, tenía el plumaje bien cuidado y una postura bastante solemne. Llevaba un par de bolsas a cada lado de su lomo y cerca de él se encontraba un chico un tanto aturullado. La pirata sonrió, entendiendo que acababa de presentar el altercado.

- No te preocupes. Es un pájaro precioso. ¿Suzaku, has dicho que se llama?

Alzó la cabeza al oír su nombre de los labios de una extraña. Lys se acercó a ella con cuidado, evitando cualquier movimiento brusco. Lentamente, llevó una mano hasta su cuello y lo acarició con ternura. Su sonrisa se ensanchó al sentir el calor bajo las plumas del ave.

- Creo que eres muy afortunado por tenerla.

Se alejó un par de pasos, mirando a su alrededor. Al final entre una tontería y otra volvía a estar en el distrito que quería y de hecho veía varios artesanos a tiro de piedra. Un herrero, una alfarera... pero todavía no tenía muy claro qué quería cogerle a su pequeña. Por suerte, tenía tiempo hasta la noche para decidir. De repente, una lucecita se encendió en su cabeza y se giró hacia el chico del pájaro.

- Por casualidad no serás de por aquí, ¿no? Necesito un regalo para una amiga, pero no encuentro nada lo bastante... especial.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Jue 13 Feb 2020 - 19:00

-Si… tengo mucha suerte de tenerla.

El pequeño se quedo un poco confundido. Ver como Suzaku reaccionaba a la muestra de afecto de la desconocida, era totalmente nuevo para el pirata, pero el ave parecía disfrutar de las caricias, ya que en el primer momento que la dama le ha tocado el cuello, la súper ave simplemente se ha dejado llevar cerrando los ojos.

-Creo que le has caído muy bien a Suzaku, es extraño. No suele llevarse bien con las demás personas.

Escucho como la señorita realizaba su pregunta, si muy bien era la primera vez que Alpha visitaba este lugar, tenía muy buena memoria para recordar por donde ya había pasado, y que tiendas ya había visitado.

-Veamos… aquí detrás de mí tenemos un almacén donde puedes encontrar de todo, el dueño es un artesano que se le da bien las piezas de hacer de hecho me he comprado algo que me será muy útil en el futuro, pero… - Divago un poco en sus pensamientos, no eran tantas tiendas la que había visitado, pero si trataba de encontrar de recomendar la indicada.- En tu caso, ya que es un regalo, recomendaría dos lugares dos lugares. El primero es una pastelería por la que he pasado, pintaba bastante bien, escuchaba como los clientes que salían de ella hablaban maravillas, y el olor atraía mucho a Suzaku, ella pocas veces se equivoca. La segunda es una tienda de ropa y accesorios que yo visite una vez con mi madre hace ya unos cuantos años, recuerdo que es un lugar bastante bonito con muchas variedad que escoger.

El pirata le dio dos palmadas a su amiga en un costado. Ella reacciono casi de inmediato. Giraba la cabeza y la acercaba a Alpha. Este simplemente la tomo del pico para ser levanto y llevado al asiento del ave.  En ese momento el pirata se puso a detallar un poco más la apariencia de la señorita que tenía en frente, era totalmente hermosa, imposible no darse cuenta de eso. Alpha se sonrojo un poco, no podía evitarlo. Siendo un joven cuya única pasión es la herrería y la búsqueda de materiales fantásticos, nunca se habia detenido a admirar en profundad la belleza de una mujer, siempre se ha mantenido una actitud bastante reservada en ese lado, ya que no le agrada mucho la idea de ser tomado como un imbécil o un hombre baboso, de aquellos que no respetan a las damas. Pero admirar a la dama que se encontraba frente de le dio a entender una cosa tal vez un poco cliché, pero muy cierta a la vez: “ni siquiera los dioses podrían forjar una obra maestra como ella”.

-Mi nombre es Freites D. Alpha. Si gustas mi compañera y yo podemos llevarlas a donde gusten, suban- Este extendió su mano en dirección a la fémina ¿la tomara? Quién sabe.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Miér 19 Feb 2020 - 13:03

Lys escuchó con atención las explicaciones del chico, aunque lo cierto es que su cabeza ya estaba pensando en otra cosa. Había visto las cosas que había guardado en las alforjas del enorme pájaro y una lucecita se había encendido en su cabeza. Puede que el fabricar herramientas o crear cosas de la nada no fuera su fuerte, pero reconocía instrumentos de herrero cuando los veía. Un pastel o un vestido no eran malos regalos, pero el metal era duradero. Ella ya tenía una espada y no iba a regalarle una funda del mismo material, pero… a lo mejor una figurita le gustaría. Un animal, quizás. O tal vez una réplica de sí misma, en pequeñito.

Lys continuó acariciando el pico y la cabecita del animal mientras pensaba en sus opciones. Al final salió de su ensimismamiento al escuchar el ofrecimiento del hombre. Sonrió. Podría volar a su lado, pero llamaría mucho la atención y declinar la generosa oferta no era de buena educación. Además, quizá pudiera pedirle ayuda con el regalo, antes de que cogieran caminos separados.

Tomó su mano y de un salto se subió al ave, acomodada detrás del joven.

-Ya que te has ofrecido llévame al puerto, por favor. En realidad me aposento en Lambhill, en un hotel, pero junto a los astilleros suele haber todo tipo de comercios e intercambios. Agradezco tus consejos, pero creo que allí conseguiré lo que quiero.

Aguardó a que el pájaro iniciara el vuelo. Cerró los ojos, disfrutando del viento. Hoy no hacía frío, pero al elevarse el frescor atacaba sin piedad. Le gustaba. Se había apoyado en la cadera del chico como si fueran a caballo, esperaba que no le molestase. Tras un par de minutos de trayecto, decidió preguntarle por su situación. Era muy amable, pero si no era nativo de English Garden también él debía estar ahí por un motivo.

-Freites D. Alpha era, ¿cierto?, me pregunto… ¿qué has venido a buscar aquí? Yo solo estoy de paso y tengo la sensación de que ocurre lo mismo contigo.

Aguardó la respuesta con curiosidad. Alguna gente podía hablar hasta la saciedad de sus objetivos o anhelos. Otra los escondía y no los soltaba incluso después de haberlos cumplido. Lys no tenía miedo de comentarlos, pero no aburriría a nadie con su pasado. O con la falta de este, para ser más exactos. Sin embargo, las historias de otra gente le encantaban. Podría escuchar las peripecias de desconocidos y extraños durante noches y noches sin pararse a descansar.

-Oh, antes de que se me olvide… mi nombre es Lysbeth. Lysbeth Ardian. Encantada.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Miér 26 Feb 2020 - 14:49

-El placer es todo mío señorita Lysbeth. Pues para ser honestos, estaba buscando unos cuantos equipos los suficientemente resistentes para mi oficio, soy un herrero que viaja de por todo el mundo, en buscando materiales fantásticos para transformarlos en cosas increíbles, aunque es mas fácil decirlo que hacerlo.

Afirmaba con tranquilidad, orgulloso y con total seguridad. Era momento de cumplir la tarea de llevar a la dama a su destino. Ella se había apoyado en la cadera del joven pirata, a él no le molesto ni le incomodo, pero a quien quería engañar, si le apenaba solo un poco. Pero eso es una reacción normal en un joven de diecisiete años, inexperto en el tema de las mujeres, nunca había enfocado su atención en algo que no fuera la fragua. Mientras Suzaku corría a toda velocidad, casi parecía que "volara". Se podía sentir la dulce brisa acompañada con un poco de calor. Pero para el pequeño este era un día bastante fresco, no se podía esperar menos del hombre calor.

-He visto que tienes una gran habilidad para la batalla. Eres bastante hábil, no me vendría mal si en algún momento me tocara una compañera de entrenamiento como tú. ¡Zehahaha! Deberimos llegar en unos cuantos minutos, Suzaku es muy rápida.

Pronto llegarían a su destino. El pirata lanzo al aire una propuesta indirecta bastante directa. No solamente fue atraído por el atractivo de la dama, pero su fuerza y habilidad era algo que le desconcertaba. Ella era un desafío total ¿Y quién dijo que no se podía pedir un combate amistoso? Después de todo: “cualquier día es un gran día para morir”.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Miér 26 Feb 2020 - 19:56

Lys sonrió con algo de malicia, aunque estando a su espalda el joven no podía verla. Así que había visto la pelea... pero claramente no sabía qué la había originado. No creía que un chico tan joven se sintiera a gusto llevando a lomos de su mascota a una pirata con recompensa por su cabeza, menos todavía insinuándole que podría enseñarle un par de cosas.

Oh, por supuesto que podía enseñarle.- pensó para sí. Sería divertido ver qué podía hacer el jovencito.

No obstante, había prioridades y no podía dejarlas de lado. Puede que la pequeña no se lo esperase, pero Lys se había propuesto regalarle algo y pensaba volver con un presente sí o sí. Por otro lado, los objetivos del chico habían hecho que le brillasen los ojos de ilusión. Siempre era emocionante conocer a alguien que tenía claro lo que quería y no tenía miedo de perseguirlo. Esas personas siempre eran las que acababan llegando lejos y haciendo cosas alucinantes. La herrería no era exactamente lo suyo, estaba bastante lejos de sus intereses, pero era la emoción en su voz lo que había bastado para llamarle la atención. La idea de enseñarle una o dos cosas empezaba a asentarse en su mente de forma concreta cuando llegaron a dónde le había pedido.

Se bajó del pájaro de un salto y se dedicó a acariciarle el pico y la frente un momento, para agradecerle por el viaje. Miró a su alrededor, tal y como había imaginado aquí y allá se habían montado puestos más o menos improvisados. Muchos procedían de barcos que o acababan de llegar y querían vender su mercancía mientras les reparaban el navío o estaban a punto de marcharse y querían deshacerse de todo el peso muerto antes de la travesía.

- ¿Por qué no das una vuelta conmigo por aquí? Si ves algo que te guste para tus cosas de herrero, corre de mi cuenta. Es lo mínimo que puedo hacer tras el paseo gratis.

Comenzó a pasear, pero lo cierto es que casi inmediatamente encontró algo que le llamó la atención. Corrió hacia una carpa de color azul profundo, bajo la que se amontonaban diversos objetos. Desde detalles decorativos, vajillas o joyas hasta armas como ornamentados cuchillos y pistolas. En concreto, sus ojos se fijaron en un diminuto tigre de metal. Cabía en la palma de su mano, pero era extremadamente detallado. Algo en la expresión del animal la conmovía profundamente. Tras observarlo unos segundos, se apresuró a pagar al comerciante. Era un regalo especial; tocaba pagarlo de forma honrada. Si el joven herrero se encaprichaba de algo pagaría también sin ningún problema; al fin y al cabo tenía pensado conseguir una compensación en forma de entretenimiento.

Con eso en mente, al acabar las compras se giró hacia él y le habló con una sonrisa calmada:

- Lo he estado pensando y si todavía opinas que podría enseñarte uno o dos movimientos... me presento voluntaria para ello. Podríamos acercarnos a las planicies que hay a las afueras, debería haber suficiente espacio. ¿Qué me dices?


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Lun 2 Mar 2020 - 16:50

Alpha medito por unos segundos la propuesta realizada por Lysbeth, muy tentadora para ser verdad, acompañarla seria todo un placer y tampoco fuera que tuviese algo que hacer, tenía el resto del día libre, además de que Suzaku disfrutaba de su compañía, era algo que ocurría muy rara vez, así que no tendría escusa alguna para llevarle la contraria.

-Sera un placer para mi acompañarte, señorita Lysbeth.

El pirata seguía los pasos de la dama montado sobre su fiel compañera. Observaba los alrededores en búsqueda  del regalo. De vez en cuando señalaba una que otra tienda para que Lys echara un reojo, pero al final no lograba convencerla. El paseo era bastante agradable la verdad, Alpha seguía platicándole sobre su oficio, y mientras hablaba, no podía evitar tener ese brillo en los ojos como si tratase de un niño pequeño, realmente le apasionaba su trabajo, es su arte, pero poco después la plática se cortaría, ya que la dama observo algo que le llamo profundamente la atención. La siguió hasta la tienda, haciendo que su ave los esperase afuera, y la observo tomar un pequeño tigre de metal. -Sabia elección- Fueron las palabra que salieron de su boca al verla tomar la figura, acompañadas de una amable sonrisa y una cálida mirada.  Al escuchar sobre que le obsequiaría algo para pagarle por el viaje que se supone que era gratis, el pequeño no pudo evitar sonreír, le causaba algo de gracias, pero aun así, estaba agradecido por su gesto

-Es muy amable de tu parte señorita Lysbeth, por esta vez te tomo la palabra, pero ten mente que llevarte ha sido todo un placer para mí y mi compañera, pero acepto el regalo con gusto.

Reviso en el lugar, encontró unas cuantas cosas que le llamaba la atención, pero se detuvo al ver un kit en particular, se trataban de unas gafas protectores  con un diseño bastante particular, en la lentilla derecha estaba claramente diseñada para observar los detalles más mínimos de los materiales, la lentilla derecha si era un poco más normal, pero aun así, poseía un par de pequeñas lupas que le permitían hacer un aumento de ser necesario, era unos lentes bastante aptos para el trabajo. Por otro lado, las lentillas venían en conjunto con un cuchillo bastante hermoso, paro era enorme. Alpha lo saco de su funda de cuero, colocándolo en su antebrazo para medirlo, y este llegaba desde la palma de su mano hasta el codo. Su diseño era magnifico, cerca del mango poseía unas curvaturas,  el pirata introdujo su dedo índice en una de ellas, y se puso a manipular el arma como si de un revolver se tratase, haciéndole girar a gran velocidad. Le agradaba y se sentía cómoda con ella. Ya la decisión estaba tomada por parte del pequeño, era momento de canjear y seguir con el dia.

-Llevare esto si no te molesta, señorita Lysbeth. - Escucho como esta le ofrecía practicar, este lo pensó por un momento, pero la respuesta era más que obvia. Tomaría la oferta sin dudarlo. - Acepto con mucho placer. Indícame el camino, y te seguiré.

Lentes comprados:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 7b7f4f10

Cuchillo tomado:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] S-l40010
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Mar 3 Mar 2020 - 21:07

No respondía porque no sabía nada al respecto y, para que mentir, en aquel mercado había muchísimas cosas que le llamaban la atención. Aún así, le gustaba escuchar cómo el joven hablaba de su oficio. Había palabras que no terminaba de entender y técnicas que le sonaban más a pasos de baile extranjeros que a nada que tuviera que ver con metal, pero la pasión era algo que se contagiaba sin necesidad de tener un terreno en común.

Sin embargo, es cierto que no le estaba prestando toda la atención de la que era capaz. Una vez tuvo su preciada compra entre las manos, pudo dedicarse al extraño chico con el que se había topado. No se arrepintió de la oferta en ningún momento, pero se alegró más de habérsela hecho en cuanto vio lo que había escogido. Las gafas, más allá de su probable alta utilidad para el joven herrero, le parecían extrañamente hermosas. Y el cuchillo… el cuchillo ganaba en belleza y elegancia cuando estaba en manos del chico. Sus movimientos eran rápidos y seguros, ciertamente esmerados y practicados muchas veces. Alzó una ceja mientras observaba el numerito; no era algo que se esperase. Pero, ciertamente, era algo que respetaba.

Pagó por las cosas y sin más dilación subió al pájaro tras el joven. Le dio indicaciones y se lanzaron a la carrera en dirección a la explanada. Lys imaginaba que al estar entre la ciudad y las aldeas, con que se alejasen un poco del camino nadie les molestaría. Al cabo de un rato, se encontraron en un enorme descampado de hierba, con nada más que un par de rocas aquí y allá. Perfectamente calmo.

-Bueno, acabo de conocer tu arma de preferencia, así que imagino que lo justo es que te enseñe las mías.- Comentó mientras empezaba a subirse la falda.

A medio muslo, se reveló una liga alterada para contener 12 cuchillos de hoja corta, perfectamente afilados. Lys agarró uno por el mango y lo lanzó al aire. Agarrándolo por la punta entre dos dedos, con cuidado, se lo ofreció al joven para que lo examinara.

-Ten, no te cortes. Ya que trabajas con metales, dame tu opinión profesional. Ah, no es todo.

Por supuesto, a su cadera seguía teniendo enganchados los sai. Sujetó uno, agarrándolo por el mango. Por un momento, se quedó perdida. Sabía que no los había comprado, que alguien los había hecho para ella. No podía explicar por qué; no era un recuerdo, tan solo una vaga sensación. A veces se preguntaba quién habría llevado tanto trabajo y si le habría pagado el favor como era debido. Esperaba que sí, porque ahora ya no tenía forma de remediar lo que hubiera sucedido. Tras un par de segundos se lo tendió también al joven y aguardó a que los examinara a gusto y se los devolviera.

-Y bien… ¿hay algo en especial que te gustaría aprender?

Si iba enseñar, quería saber qué le interesaba a su alumno. No pudo evitar sonreír; por algún motivo, el pensar en ella misma como profesora le hacía mucha gracia.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Jue 5 Mar 2020 - 3:51

Observo por un momento la expresión de Lysbeth, al ver el precio no tan amistoso que los objetos tenian, por un momento llego a pensar que no pagaría por ellos, pero para su sorpresa ella pago a pesar de la cantidad. Momentos después, el pelilargo simplemente dispuso a seguir las indicaciones que la dama le indicaba, señalando por aquí y por allá, siendo transportados por la fiel Suzaku, que con su velocidad lograba que el viaje fuera algo bastante disfrutable, ya que el viento era algo que el pirata también le gustaba disfrutar, y por las reacciones de su acompañante, también tenía la corazonada que ella también le gustaba la sensación.

Al llegar a la tranquilidad del campo de hiervas,  se sentido aliviado al notar que la hierba no era alta, le llegaba justo a los tobillos. Pero antes de que este pidiera iniciar conversación nuevamente, Lys había tomado la iniciativa, revelando una docena de cuchillos. Observaba como ella manejaba la hoja con tanta soltura y naturalidad, era como si formara parte de ella, de su cuerpo… era como si fueran uno solo. Tomo la daga con total tranquilidad. Segundos después, ocurriría la magia, uno de los dones de Alpha se daría a conocer Lysbeth. Así es,  nos referimos a sus reflejos fotográficos.

-Un trabajo magnifico. Quien fuera que fuese quien forjara este cuchillo para ti, y replicarlo unas doce veces más a la perfección, es sin lugar a duda un maestro de la forja, me atrevería a decir que casi tan bueno como mi madre. Tu nombre escrito en el pomo, es un detalle muy bonito, eso le da un toque bastante coqueto y femenino, al menos ante los ojos de un herrero.-Y míos, pensó.

Mientras hablaba, imitaba el movimiento que Lys había realizado hace unos segundos. Lanzaba la daga al aire y la sujetaba entre sus dedos, exactamente como ella, era increíble lo que este podía hacer con tan solo ver las cosas y tener la capacidad de imitarlas a la perfección, pero para ello su cuerpo tenía que poder replicar los movimientos. Devolvió el cuchillo y al instante, un sai  apareció ante él. Lo tomo con sumo cuidado por la empuñadura, lo examino con detenido cuidado. Pero con esta arma, la mirada este cambio. Los parpados del pequeño pirata se abrieron de par en par, para él era totalmente una maravilla lo que observaba, una obra maestra creada por el mismísimo dios de la forja. Alpha paso detenidamente con mucho cuidado su otra mano por el acero de aquella obra, pero apenas al tocarlo, este se mareo al instante, haciendo que perdiera un poco el equilibrio. Separo la mano rápido del metal para recuperarse, esta no era simplemente una obra maestra. Era algo creado con la intención de literalmente matar todo lo que le pusiera en frente.

-Kairoseki…- Extendió la mano para devolver el sai, al igual que la otra arma solo tenía cosas positivas que opinar el trabajo, pero haciendo una pequeña acotación. - El que haya tenido el placer de crear esas maravillas, en lo que habilidad y talento me pudiera referir de alguna manera,diria que es un monstruo.-La vista del pequeño, se enfocó en su fiel compañera corredora momentos después, le miro con tranquilidad y le regalo una sonrisa, Suzaku solo ladeaba la cabeza de un lado a otro, como si estuviese preguntando “¿Cuánto?”- Quince metros, esto es un entrenamiento, si notas que se pone algo serio en algún momento no intervengas, aún tenemos que practicar juntos “eso”, pero lo haremos en Auria.

El ave obedeció las indicaciones del pirata alejándose de ellos, pero antes de que ella se fuese, Alpha le entregaría su poncho para que esta lo guardase en uno de los maletines, quedando así con la parte superior de su cuerpo descubierta. Se podría observar un cuerpo fuerte, bien marcado y resistente, incluso para su corta edad. Pero lo que más destacaba en este, era el tatuaje que tenía en su brazo izquierdo, cubriendo desde un poco más allá de su codo hasta el hombro, siendo este un hermoso árbol de botón de cerezo.

-Puedes enseñarme lo que creas correcto señorita Lysbeth, aunque permíteme romper las formalidades solo en esta ocasión y dar el primer golpe. A partir de este punto… eres Lysbeth Ardian, la mujer más fuerte que conozco.  

Él se alejaba unos diez pasos de ella. A medio camino, lentamente su larga cabellera fue encendiéndose en llamas, pero aun así la forma de su cabello no se distorsionaría. Alpha levanto ambos brazos al aire, el ave le arrojaría desde la distancia sus más importantes objetos de batalla: El protector bucal hecho de acero, Su martillo Doomhamer y el enorme cuchillo que Lys le había regalado. Este los atraparía sin ninguna dificultad. Colgando el cuchillo enfundado en su costado derecho. Colocan el protector especial en la boca, cubriendo la parte superior de los dientes¿Y su martillo? Bueno, a pesar de cubrir casi por completo la altura del pirata, este lo manipulaba con mucha tranquilidad usando una sola mano.

-Nadie que tenga tan magnificas armas, puede ser débil, es imposible… puedo sentirlo... eres fuerte Lysbeth, probablemente seas tan fuerte, que tú puedas enseñarme aquello que mi madre me dijo que aprendiera antes de morir. Aunque ella no fue clara con sus palabras, me hablo de una armadura espiritual que solo los valientes podrían portar en momentos difíciles… y para mí no existe nada más difícil que resistirse a la muerte… por favor… ¡Dame lo mejor de ti! Y desde fondo de mi corazón ¡Gracias por este entrenamiento!

Y allí se lanzó a carga. Sosteniendo una enorme sonrisa, acompañada de una mirada lleva de vida y felicidad. Correría con toda sus fuerzas y abanicaría el martillo contra ella ¿Qué ocurría? ¿Ella chocaría sus armas contra la de Alpha o esquivaría el ataque? Tal vez ocurra algo mas.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Sáb 7 Mar 2020 - 13:00

El corazón de Lys se saltó un latido al escuchar las palabras del joven. ¿Su nombre? ¿En los cuchillos? Resistió la tentación de mirar y lo devolvió a su funda con un movimiento fluido. Esas armas eran más antiguas de lo que ella podía recordar, que en realidad no era mucho. Las palabras del herrero acerca de su calidad le hicieron sentirse extrañamente orgullosa, aunque no tenía muy claro a qué achacarlo. Estar, estaba segura de que ella no las había forjado. Sabía que el nombre que aparecía en ellas no podía ser el suyo; suponía que él lo habría tomado por un apodo o algo parecido. No iba a sacarle de su error. Y pusieran lo que pusieran… lidiaría con ello más adelante.

La reacción del joven herrero a sus sai la sacó de sus cavilaciones. Había tocado la hoja y estaba claramente mareado. Vaya vaya.

-Oh. No sabía que eras usuario, te habría avisado.

De todas formas, pensó, no podía llevar mucho con su akuma. O tal vez nunca había rozado kairoseki. Una reacción así, por un simple roce, era algo que con la práctica o la costumbre conseguías aislar y  soportar. No debía preocuparse, con esa pasión en seguida ganaría un poco de compostura. Estaba segura.

Vio como hablaba con su montura, pero no entendió del todo qué le estaba diciendo. ¿Quince metros? Le miró con curiosidad. Fue ceremonioso mientras se quitaba la camiseta y se preparaba para el combate. Lys asintió a sus palabras. Guardó el sai y esperó su ataque con las manos vacías, completamente desprotegida. Le vio alejarse y soltó un pequeño silbido de admiración al ver su cómo su melena se convertía en fuego. ¿Qué fruta tendría, capaz de algo así? Ahí había potencial, no quedaba ninguna duda. Y en caso contrario, bueno, con ese dramatismo siempre le quedaría el mundo del teatro. El ave le soltó tres objetos, que se apresuró a colocar. No terminaba de entender el propósito de esa maniobra, en realidad. Podría haberlos cogido antes tranquilamente, así solo le estaba dando tiempo a ella a saltarle encima… si no hubieran acordado que él daría el primer golpe, por supuesto. Se lo comentaría después.

Escuchó sus palabras y reconoció aquello de lo que hablaba a la primera. Sus labios se curvaron en una sonrisa mientras el joven caía sobre ella como una exhalación, martillo en mano y fuego en la mirada. Dejó que se acercara sin moverse, las manos a la espalda. Una parte de ella se preguntaba qué ocurriría si no se movía. ¿Le golpearía de verdad? No iba a quedarse a comprobarlo. En el último momento, dio un salto. Aterrizó con un pie encima del martillo del herrero y lo utilizó como trampolín para dar una voltereta por encima del joven. Se posó a su espalda, completamente calmada, y apoyó dos dedos de la mano en su cuello, junto a la yugular.

-Buh.

Se separó un par de metros, vigilando con el rabillo del ojo las acciones del joven.

-Conque una armadura espiritual, ¿eh? Sí, creo que sé de lo que hablaba tu madre. No tienes nada de lo que preocuparte. Al fin y al cabo… te sobra la voluntad, ¿no es así? Piensa rápido.

Preparó dos orbes de oscuridad. Los mantuvo sobre sí misma unos segundos, para que el joven pudiera verlos bien. No pretendía matarlo, tan solo asustarle un poco. Sonrió y los lanzó hacia él. Explotarían en cuanto llegaran hasta él, pero contaba con que lograra salir del embrollo. No obstante, se mantuvo alerta; si algo salía mal, se lanzaría hacia delante y ella misma le sacaría del área de peligro.

Orbes:
Orbes oscuros: Tras un intenso entrenamiento, Lys es capaz de utilizar la energía que gasta al enfurecerse para emplearla posteriormente. Con esa energía es capaz de producir esferas negras del tamaño de una naranja mediana con poder explosivo equivalente a medio kg de TNT. Puede dirigirlas en el aire, a una velocidad de 20 m/s. Explotarán a los 10 segundos (A no ser que las detone antes) desde el momento en que son lanzadas. AF


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Mar 10 Mar 2020 - 15:49

"¿Pero qué demonios?… ¿Cuando hizo eso?... ¡No pude ver nada!"

El “buh” tan solo significaba una cosa para el pequeño: estas muerto. No podía creer lo que pasaba delante de sus ojos, mejor dicho, aun no podía creer que no podía ver lo que ocurría delante de sus ojos. Ella era rápida, demasiado rápida, muy difícil de seguirle la pista con la mirada. Por un segundo llego a pensar que le daría, bastante tonto de su parte.

-Nada mal maestra… nada mal.

Sus palabras estaban acompañadas de una sonrisa y una enorme satisfacción, ella era todo lo que él esperaba de un digno oponente: Fuerte, veloz e implacable, eso no lo podías encontrar todos los días. Era tan fuerte la emoción, que Alpha temblaba sin parar, se le erizaba la piel y la pasión en sus ojos se hizo más notoria, el daría todo lo que el tenia, y aun así, él lo sabía, no tenía miedo de sufrir una derrota total.

-¡Voluntad es lo que me sobra!

Alpha observo como Lys sacaba de la nada unos orbes de energías de color oscuro, los detallo rápidamente. No obstante, esto no lo asustaba para nada, más bien, era todo lo contrario.

Sin importar el que se lanzó hacia su oponente con velocidad, dio un gran salto para esquivar los proyectiles antes que estos fueran a impactar con este. En medio del salto, sus ojos buscaron cruzarse con los de Lys, y en este punto. Alpha ya no podía controlarse, el ansia del señor de la guerra se abría revelada.

Su fuerza de voluntad y su sed de batalla eran tan fuertes, que se manifestaba en forma de una sombra negra que cubría el rostro del pirata, dejando solo ver unos enormes orbes blancos que obviamente serían sus ojos ¿Acaso era un monstruo? Muchos dicen que sí. Otros dicen que es la personificación de alguien destino a la lucha, muchas preguntas y afirmaciones que realizar, pero muy poco tiempo.

Alpha tensaba su brazo con fuerza, y aun mientras se mantenía en el aire, apunto a Lysbeth justo en la cabeza y lanzo el martillo con todas sus fuerzas. Aun así no perdería el tiempo, al caer desenfundaría el cuchillo y se prepararía para un contra ataque por parte de su mentora. El era un monstruo en busca de una presa. Pero el era muy cociente, que en estos momentos el era la presa, y Lysbeth solo estaba jugando con el.

-¡VAMOS! ¡¿ES TODO LO QUE TIENES!?

Y sus gritos, era señal de que a pesar de todo esos factores, disfrutaba de la lucha mas que nadie.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Sáb 14 Mar 2020 - 13:55

Se lanzó hacia delante, esquivando sus orbes oscuros de un osado salto. Explotaron igual, claro, pero aparentemente la onda expansiva no hizo más que darle alas. Sus miradas se cruzaron y Lys no pudo evitar alzar una ceja. Su rostro estaba alterado, había en él una sombra que no debería estar. Su forma de mirarla arrancó de lo más profundo de su ser un recuerdo embarrado y un escalofrío la recorrió entera. Todo pasó en un segundo, demasiado rápido para poder pensar en ello con claridad. En cuanto trató de volver atrás y analizar lo que había sucedido fue imposible, lo único que conseguía era un dolor de cabeza. El recuerdo volvía a ser irrecuperable… y tenía más cosas que atender.

Le había lanzado el martillo a la cabeza, pero lo esquivó con facilidad y terminó atrapándolo por el mango con la mano. Lo lanzó al suelo, fuera del alcance del chico. No iba a necesitarlo. Oyó sus palabras retándola y supo que era hora de terminar el primer asalto.

-No. Pero tú no necesitas ver nada más.

Agarró uno de sus sai y en lo que se tarda en respirar una vez, lo recubrió de fuego infernal y se lanzó a por el muchacho. Estaba en el suelo, con el cuchillo desenfundado. Lys cayó sobre él a centímetros de su rostro y cuando intentó utilizar el cuchillo lo enfrentó con su sai. No quería estropearlo, así que fue bajando la hoja, dejándola resbalar mientras ella giraba, hasta pasarlo por su brazo y terminar a su espalda. Sabía que le había quemado y eso debería ser suficiente distracción. Le rodeó la cabeza con un brazo y le habló al oído con voz calma.

-Tira el arma. Es hora de que hablemos. Pelear a lo loco puede mejorar tu resistencia y tu creatividad, pero no es eso lo que buscas, ¿verdad? Quieres algo en concreto y no es así como puedes encontrarlo.

En realidad, tenía entendido que el haki podía acudir a una persona si se encontraba en una situación desesperada. Pero en esos casos era complicado de controlar y los sentimientos de la persona en la batalla eran demasiado inestables como para encontrar cierta disciplina. No era así como pretendía enseñarle.

Esperó su respuesta y una vez ambos dejaron de estar alerta, le dejó ir. Guardó su sai y esperó un poco para darle libertad de movimientos. Luego, se acercó a él con una tira de tela en la mano. Pretendía ayudarle con la quemadura, si le dejaba.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Mar 17 Mar 2020 - 13:54

-¡ZEHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!

La sensación de dolor no hacía más que hacerlo sentir vivo, disfrutaba el hecho de saber que durante la batalla se estaba poniendo poco a poco más interesante ¿Qué es ella? ¿De dónde salio? ¿Por qué es tan fuerte? ¿Qué es esta habilidad? Tanto que se preguntaba, y antes que la batalla continuase, un dulce susurro corto toda aquella sensación de gozo en un solo instante para regresarlo a la realidad, y en ese instante, volvió en sí, volvió a ser ese chico tranquilo y amable de siempre.

-Estúpidos genes de papa… - musitaba. Se dejaba ayudar por su maestra para apagar las llamas, se le notaba un poco pensativo, al parecer era momento de hablar, y el tenia unas cuantas cosas que confesar.

-Lysbeth…- su mirada era tranquila, pero a la vez lejana, estaba mirando al horizonte, su cabello y el viento bailaban en un compás unido. Ella pudo haberlo matado allí y le ha perdonado, suficiente razón para ser un poco más honesto con ella. – Mi nombre completo, es Freites D. Irkenox Alpha, pertenezco a un linaje legendario de herreros que han forjado cosas tan poderosas, capaces de hacer milagros… o arruinar vidas de muchos, y yo soy el último de los descendientes.

¿Estaba bien confesar ese secreto a ella? Sinceramente, a él le daba bastante igual si su existencia era divulgada por el mundo o no, esta era una de las maneras de pagarle a ella por este experiencia, con la verdad, sobre su origen… y su propósito.

-Actualmente soy un pirata con pensamientos egoístas... deseo con todo mi corazón tener mi propia tierra, donde pueda desarrollar mi arte, mi propósito, soy alguien codicioso, y no me importa quien salga lastimado para cumplir con mis objetivos, simplemente… quiero tener un lugar al cual llamar hogar y tener paz y tranquilidad. Y la vida me ha enseñado que la única manera de lograr eso, es a través de la guerra.

Se voltearía y miraría fijamente los ojos de Lysbeth, esperando una respuesta. Esta confesión… ¿Tendría algún impacto en ella?


Última edición por Freites D. Alpha el Miér 18 Mar 2020 - 21:55, editado 1 vez
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Miér 18 Mar 2020 - 21:39

Lys comenzó a envolverle el brazo con la tela de forma pausada. Los primeros auxilios no eran lo que mejor se le daba, pero había aprendido un par de cosas con los años. Una de ellas era aplicar vendajes correctamente, aunque siempre prefería hacerlo despacio y con buena letra. Mejor tardar un poco y que quedara bien ajustado a que le rozase la quemadura y lo empeorase.

Mientras tanto, escuchó todo lo que el joven tenía que decirle. Grabó su nombre en su memoria desde el momento en el que salió de su boca, porque sabía que era importante para él. Entender lo mucho que le interesaba todo lo que le estaba contando le hizo darse cuenta de que empezaba a sentirse algo protectora para con él. La sensación que le transmitía era parecida a la que su jovencita le inspiraba, aunque ni de lejos tan intensa. En realidad, quizá eso fuera algo bueno.

Su historia sonaba… épica, no se le ocurría otra palabra. El último de un linaje de herreros milagrosos en busca de la forja de su propio hogar. Un objetivo verdaderamente noble, tan importante que para conseguirlo no se detendría ante nada. ¿Y si acababa alzando su imperio sobre una pila de calaveras? Su mirada le decía que estaría contento con ello, o por lo menos que tendría la conciencia tranquila. Lys sonrió con verdadera amabilidad. Comprendía esa ambición. La compartía.

-Posees una historia única.- Le dijo con suavidad.- Solo tú decides lo que ocurrirá con ella. Pero recuerda que para conseguir que el mundo se ponga a tus pies, solo necesitas dos cosas. Determinación y paciencia. Creo que tienes ambas, ¿no es así?

El vendaje estaba terminado. Con un dedo, alzó la barbilla del muchacho para que le mirase a los ojos.

-Si lo quieres, persíguelo. Lo tendrás.

Un hogar, un sitio al que regresar. Para Lys, lo más cercano a eso era su barco. Su barco y la joven que viajaba con ella. No sentía la necesidad de una casa o una isla. Para ella, viajar era su estado más natural. Aprendía más yendo de isla en isla. Sin embargo, podía ponerse en sus zapatos. Podía oír el ansia en su voz. No parecía un mal objetivo. Lo respetaba.

-No estás solo en esto. Si cuando llegue el momento me necesitas, allí estaré.

Con suavidad, deslizó una vibre card en la mano del pirata. Tenía su número de den den Mushi escrito, para que fuera capaz de localizarla.

-De momento, sin embargo, deberíamos centrarnos en el presente. Querías aprender a dominar el haki de armadura, ¿no es así?


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Sáb 21 Mar 2020 - 18:52

-¿Así es como se le llama a eso? ¿Haki?

Tomaria el papel con el numero de la chica, conocía lo que era una vibre card. La guardaría en unos de los bolsillos, pero… este reacciono de una menera un poco diferente de lo que todos pensábamos.

“Una chica hermosa me dio su número… ¡me dio su número!”

Nadie podía culparlo, no tenía experiencia alguna con las chicas y era primera vez que ocurría algo como esto. La cabellera comenzó a soltar vapor en formas de corazón mientras sus ojos comenzaron a dar vueltas como molinillos.

-Una chica hermosa me dio su número…- Balbuceaba en voz baja. De pronto su súper ave se aproximo a ellos y picoteo al pequeño un poco, haciéndole volver en si. El dirigio la mirada a Suzaku, esa simplemente lo miro con cara de “te pille guapetongo” mientras levantaba y bajaba las cejas a gran velocidad. Alpha se puso rojo como un tomate y no pudo evitar bufar y emanar mas vapor.

-¡Ave pervertida del demonio! ¡Que no es lo que crees! - El pirata se puso a perseguirle por un rato enojado. Ella simplemente corria y hacia sonidos de ave en forma de carcajadas. La culpaba a ella por su reacción y la vergüenza que le hizo tomar ante su maestra, todo ese vapor era culpa de Suzaku.

“Vapor… espera… ¡ESO ES!”

Pero antes de poner en marcha la nueva idea que tenia, era momento de aprender su nuevo poder, era momento de aprender sobre el haki

- Soy todo tuyo… Maestra.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Jue 26 Mar 2020 - 19:53

Lys sacudió la cabeza, tratando de recordar el otro nombre de la técnica. Al final se encogió de hombros. Realmente, mientras pudiera enseñarle a llevarla a cabo, suponía que no importaba tanto.

-Tiene un nombre más complejo, pero sinceramente no lo recuerdo. Probablemente puedas encontrarlo en una librería de anticuario o algo así. Seguro que por ahí hay un tomo con toda la teoría escrita.

Mientras hablaba, el pelo del chico se había convertido en vapor. A Lys no le costó más que un segundo averiguar lo que pasaba y dejó que se desahogara tranquilamente, correteando por todos lados. Sonrió un poco halagada ante tanta candidez e ilusión. ¿Cuántos años tenía el chiquillo? ¿De verdad era la primera chica en darle su número? Parte de ella quería arrastrarle del brazo y enseñarle a ligar apropiadamente, pero antes de que empezara a pensar formas concretas de llevarlo a cabo, el chico volvió recordándole aquello que estaban trabajando.

Cierto, haki. Lys miró a su alrededor, buscando algo que pudieran golpear. No le molestaba recibir un par de golpes, pero iban a estar ahí un rato y no quería acabar llena de moratones en las piernas o los brazos. A unos metros encontró una roca y sonriente, se acercó a ella haciéndole una señal al chico para que le siguiera.

-Atiende.

Con cuidado, llevó una pierna atrás y la flexionó un poco, como si fuera a darle un puntapié a la enorme roca. La llevó adelante y frenó en seco a milímetros de la piedra, con perfecto autocontrol. Su piel se había vuelto negra.

-Si lo tocas, verás que no hay diferencia con la piel normal. No obstante, si ahora le diera una patada a esta roca, la partiría en dos.

Bajó la pierna y agarró un sai, recubriéndolo también de haki para poder explicarse mejor.

-El haki puede manifestarse de diferentes formas, pero siempre es una extensión de tu voluntad. Puede protegerte, ayudarte y mejorar  tus ataques. En este caso, quiero que lo imagines como una armadura, algo que te recubre. No estás escondiéndote tras ella, tu voluntad está tomando forma física para ayudarte en tus propósitos. Debes concentrarte en lo que quieres conseguir, para domarla y que venga a ti.

Supuso que la metáfora acerca de domar ayudaría al chico del pájaro, pero tampoco estaba segura. Lo cierto es que era la primera vez que intentaba enseñar a alguien y tenía casi tanta curiosidad como el chico por ver qué ocurría.

-Otra cosa más. Tu haki no tendrá color al principio, es normal. Debes sentirlo antes que verlo.

Iba a decirle que seguramente no le saldría a la primera, pero se mordió la lengua. Eso no tenía por qué saberlo hasta que sucediera… si sucedía, claro.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Sáb 28 Mar 2020 - 14:45

-¡Impresionante!- La demostración de habilidad y destreza resultaba de maravilla para Alpha. Era la primera vez que observaba al haki. Escuchaba atentamente cada explicación de su maestra. Observaba como su piel cambiaba de color y lanzar una patada que se detuvo a escasos milímetros de la roca. Este se podía imaginar que ocurría si un golpe de tal magnitud impactara en él. Seguro que sería algo emocionante, pero no disfrutaría de la batalla si algo así lo noqueaba o si fuera cortado justo a la mitad.

-Eso quieres decir que podría fortalecer aún más mi habilidad ¡Lo olvide! Yo he comido la Netsu Netsu No Mí, eso me ha convertido en el hombre alta temperatura.

El pequeño se acercó a la roca. Coloco su mano sobre ella y observaba el tamaño de esta. Era grande, aunque no era muy difícil que cualquier cosa fuera más grande que el pirata, incluso su maestra lo era.

-Posiblemente no lo logre a la primera, ya que mi voluntad en este momento no está siendo afecta y tampoco estoy luchando a muerte contra alguien más. - decía mientras observaba  la observaba a los ojos a ella con tranquilidad. – Y no quiero luchar a muerte contra ti, a pesar de llevar tan poco conociéndonos, siento que puedo entregarte todos mis secretos Lysbeth. Pero eso ocurrirá más adelante. Aunque... como tu estudiante, me rehusó darte resultados patéticos y fallar a la primera, siempre exijo mucho de mí mismo. Planeo que mi primer intento y éxito de haki sea en Auria, mi primera gran conquista. No obstante...

El joven retiro el protector bocal de sus fauces, observo su ante brazo por unos momentos, sonreía con bastante determinación afirmando:

-Eso no quiere decir que no te daré al menos una demostración de lo que he aprendido hoy aquí.

Dio una fuerte bocana de aire, una bastante profunda. Aplico una fuerte mordida en su antebrazo atravesando la carne llegando hasta el musculo. Acto seguido este comenzó a soplar vamos dentro de su músculos con fuerza. Había recordado algo muy importante, su madre le habría hablado de lo importante que fue el vapor hace tiempo como medio de energía para muchos artefactos.

Y aunque suene demente, Para Alpha su cuerpo no es nada más que una simple arma añadida a su colección.

-Heat man: steam propulsión…

Y aunque fuera un hallazgo que este lograría para hacer que sus futuras batallas conllevaran a victorias, estaba pagando por ello. Se notaba mucho como le costaba respirar, la presión en sus músculos que al estar llenos de vapor, se marcaban mostrando mucha tener muchas más fuerza en él. Daba pequeños saltos con la punta de sus pies, su velocidad también había mejorado. Los resultados fueron gratificantes.

-Aunque no es suficiente… -Cerro los ojos. Respiro profundamente y dio una fuerte exalacion dándole livertadad a todo el vapor acumulado en sus músculos. Estaba un poco decepcionado. Se le notaba en la cara. Se le notaba pensativo y algo confundido.- Aun me falta mucho por aprender…
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Jue 2 Abr 2020 - 20:46

Soltó un pequeño silbido de admiración al escuchar el nombre de su fruta. El hombre de alta temperatura, eso tenía potencial. Sería interesante verle en combate utilizando todo su poder.

Sonrió ante sus palabras. Parecía que tenía muy claro lo que quería hacer, cuándo y cómo. Mirándole fijamente mientras llevaba a cabo su técnica empezó a pensar seriamente en tenerle como aprendiz. Él ya pensaba en ella como su maestra, pero la verdad es que no tenía madera de profesora. Iba y venía y no recordaba haberse comprometido a nada a largo plazo ni una sola vez. Por supuesto, sabía que en eso podía equivocarse, pero para el caso no importaba. No era alguien constante, se parecía más a un gato que a otra cosa. No era indiferente, pero tampoco le gustaba atarse a las personas. Y un alumno… alguien que te tenga de ejemplo, que aprenda de ti. Bufó para sí misma, ella era el colmo de los males ejemplos. Alguien tendría que ser muy particular para que su senda le resultase útil. Y sin embargo…

Este chico no necesitaba que nadie lo llevara de la mano, eso lo tenía muy claro. Tenía sus objetivos muy claros y lo único que buscaba era un sitio al que anclarse para coger velocidad. Le gustaba esa tarea. Miró a sus músculos y la forma en que se controlaba. Le faltaba un poco de práctica, pero no necesitó que se lo dijera, él ya lo sabía. ¿De verdad necesitaba una maestra? Él lo creía así. No iba a ignorar que le había caído bien, en gracia. Si hubiera golpeado la roca en el alce de su técnica, la habría partido en dos. Le puso una mano en el hombro, sonriendo con tranquilidad.

-No te preocupes. Has tenido una buena idea y la has llevado a cabo, eso es lo importante. Vuelve a intentarlo y esta vez golpea la roca con tu brazo cuando estés al máximo.

Se quedó a su espalda, pero en cuanto volvió a empezar se dio la vuelta y comenzó a caminar en silencio. Sabía que escucharía el sonido de la roca al romperse y en cuanto notara que Alpha se girase para buscarla le diría:

-Lo sabía. ¡Es hora de una cerveza!

En realidad, Lys no solía beber alcohol. De hecho, tan pronto hizo el ofrecimiento, dejó de apetecerle. Sin embargo, no lo retiró. Ya pediría algo dulce en vez de amargo. Quería que Alpha se acostumbrase a dar por sentados sus logros y a celebrarlos una vez sucedieran. Al fin y al cabo, la confianza era siempre gran parte del éxito… y Lys lo tenía muy en cuenta.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Jue 7 Mayo 2020 - 19:46

-Tienes razón, no tengo por qué preocuparme.

La sonrisa había vuelto a dibujarse en la mirada del pequeño, se podía visualizar a si mismo mucho más fuerte que antes. Esta experiencia habría sido no solo maravillosa para él. También era una de las oportunidades únicas de la vida que te brinda para crecer.

Hizo caso a Lysbeth, respiro profundo y volvió a penetrar su brazo una vez más con sus dientes para poder inyectarse vapor en los músculos una vez más. Respiraba con más calma mientras observaba fijamente a la roca. Podía sentir que tan fuerte se había hecho, que era más veloz, que podía comerse al mundo y ganar mil guerras.

Y cuando se visualizó en la sima. Lanzo un golpe que hizo añicos aquella roca que reflejaba una muralla que él tenía que atravesar.

- Satisfecho – Suspiro sonriente, volviendo a la normalidad expulsando todo el vapor que tenía en su interior por la boca. El pequeño escucho como Lys le hacía una propuesta de ir a tomar una cerveza. El acepto amablemente mientras le sonreía con ternura, monto a Suzaku nuevamente mientras la súper ave guardaba todas sus pertenencias en los bolsos. - ¡Vamos! – le exclamo mientras le extendía la mano para ayudarle a subir. Luego esperaría que ella le indicara el camino, era momento de relajarse y de disfrutar de la paz.


Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Vie 8 Mayo 2020 - 18:09

Aceptó la mano de Alpha y se sentó detrás de él en el pájaro. Salieron a toda velocidad hacia el pueblo y no les costó mucho dar con una taberna.

Lysbeth entró la primera. Abrió la puerta y dejó pasar a Alpha antes de seguirle hasta una de las mesas al fondo. El local no era muy grande, pero estaba lleno de gente y todo el mundo parecía o contento o borracho. Había energía en el aire y la cerveza corría por doquier. En realidad, era el mejor lugar para celebrar el logro del chico. Lys se sentía orgullosa.

-Yo te invito a la primera.

Le dijo mientras le ponía la mano en el hombro. Se dirigió a la barra con calma. El camarero la vio de lejos, por supuesto, y para cuando llegó ya la estaba esperando. Ella sonrió.

-Una cerveza y una copa de vino, ambas bien llenas.

En cuestión de segundos tenía ambas cosas frente a ella. El vino, rojo como la sangre. La cerveza, espumosa y apetecible. Le tiró unas monedas al camarero y cogió ambas cosas para regresar a la mesa. Colocó la jarra de cerveza frente a Alpha y tras chocar su copa con esta le dio un pequeño sorbo.

-¡Por tu primer avance! ¿Qué te ha parecido?


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Lun 18 Mayo 2020 - 3:08

Llegar a la taberna no fue para nada difícil, de hecho se tardó menos de lo imprevisto. El pequeño indico a su súper ave que lo esperara afuera mientras él y Lysbeth consumían un poco de licor. Siguió los pasos de su maestra. El ambiente estaba bastante animado, cerveza por todos lados, era agradable para Alpha.

-Esta bien- Respondió. Estaba claro que al sentir el delicado tacto de una mujer tan hermosa como Lysbeth le pondría algo nervioso. No podría culparlo, es su primera vez que está a solas con una dama. Igualmente estaba muy consiente que solo mas allá de maestro y alumno, eran amigos. Y eso lo hacía más que feliz.

- ¡Salud!- Brindo con ella el pirata, demostrando tranquilidad y una gran satisfacción. Honestamente la mente del herrero de lo imposible estaba lleno de muchas cosas, casi se podría decir que estaba hiperventilando. Pero aun así, el sí tenía espacio para responder a la pregunta realizada por la morena.

- Realmente… me ha parecido un pequeño paso, pero uno que me abrirá las puestas a muchas cosas más. Sé que no tengo que dar grandes pasos de golpe y que todo tiene que ser premeditado. Tengo que encontrar la manera de controlar mi temperamento salvaje… me emociono mucho cuando estoy en combate o escucho sobre un combate.

Y al decir eso, dio un profundo sorbo a su bebida.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Aki D. Arlia el Lun 18 Mayo 2020 - 15:13

Lys bebió con calma, escuchando al chico. Tenía una cosa que le sería bastante importancia y era humildad. Combinada con esa enorme ambición que se traía, podían ser una combinación bastante poderosa. Sabía en qué cosas fallaba, por lo que podía centrarse en resolverlas.

-Esa técnica que buscas… no te va a ser sencillo dominarla. Vas a tener que trabajar bastante.

Sabía lo que decía. Algunas de sus propias técnicas le habían llevado semanas, cuando no meses. A veces solo hacía falta un instante de inspiración para comprender cómo funcionaban y la primera vez que salían te llenaba de orgullo y ganas de continuar. Por eso estaban bebiendo. Pero… el problema venía a la mañana siguiente. Una persona tiene que poder invocar sus técnicas con la cabeza fría, sin ningún esfuerzo en absoluto. El cuerpo debe ser entrenado para poder acomodar el nuevo poder.

-Comenzaremos mañana al alba. Yo me alojo en una posada, pero si no tienes dónde dormir, puedes quedarte en mi barco. Tenemos camarotes de sobra.

Estaba decidida, al fin y al cabo. Podía enseñarle una cosa o dos a ese chiquillo, pero necesitaría tiempo y constancia. Ugh. Constancia. En realidad no planeaba quedarse demasiado en English Garden, pero… podía hacer una excepción. Ya que había empezado, iba a terminarlo.

Efectivamente, comenzaron a la mañana siguiente. Cada día, se reunían después del desayuno y corrían un rato hasta encontrar una planicie lo bastante alejada del pueblo como para poder entrenar sin molestar a nadie. A veces, Lys le atacaba y le forzaba a defenderse con todo lo que tenía. Otras, le hacía repetir su técnica especial, corrigiendo su postura y respiración en base a lo que había observado de él. En realidad ella no era una experta de ese tipo de combate, para nada. Su akuma le era ajena, pero no dejó que eso le amilanase. Le estudió a fondo mientras combatían, para poder darle buenos consejos y animarle a mejorar.
A cambio, él trabajó duro. Los días pasaron y poco a poco ambos fueron viendo los frutos de su esfuerzo. Lys estaba orgullosa, contenta de haberse quedado. No sabía a dónde llegaría el chico, pero sabía que sería lejos. Haberle ayudado a dar sus primeros pasos era algo que iba a recordar durante mucho tiempo.


Datos relevantes:

Nivel 110: Sigilo (11) Agilidad (9) Fuerza (9) Resistencia (7) Destreza (6)

Haki observación 9
Haki armadura 7
Haki del rey 3

Súcubo: De forma pasiva, Lys es irresistiblemente atractiva. Su aura, sin manipular, invita a tratar de seducirla por cualquier medio posible.


Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] Fb8aMCq

Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] NsTlCkk


Cronología
Aki D. Arlia
Mensajes :
2831

Fecha de inscripción :
23/08/2014


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm116/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (116/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm749573/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (749573/1000000)
Berries: 49.918.667
Ver perfil de usuario

Lobo de mar
Aki D. Arlia

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha el Mar 19 Mayo 2020 - 20:08

¿Sus oídos escucharon bien? Definitivamente si, Lysbeth estaba dispuesta a entrenar al pequeño durante más tiempo, definitivamente dominar el “Heat Man” no será una tarea sencilla, pero con su ayuda tal vez sería posible.

Después de todo, que Alpha entrenara con ella no puede ser tan malo… ¿Verdad? Diablos… ¿A quién intento engañar?

Durante todo ese tiempo el entrenamiento se podría decir que fue agradable, pero a la vez un infierno. No tenía nada que ver con la rutina, ni las carreras diarias que ambos tomaban después de desayunar, se trataba de los enfrentamientos entre ambos, esos combates que sin lugar a duda sacaban el cien por ciento del herrero, todos terminando en una fuerte y brutal paliza. De vez en cuando lograba rozarle mientras perfeccionaba su nueva técnica, pero aun así ella era totalmente superior, y cada vez que él le lograba rozar, lo único que conseguía como recompensa es terminar noqueado. Luego de despertar, más entrenamiento.

Pero todo ese esfuerzo… no sería en vano.

Pasadas las dos semanas, el arduo entrenamiento físico y enfoque en su nueva técnica le habría dado resultados. Alpha estaba sentado en el césped mirando al horizonte, totalmente dejándose llevar por la tranquilidad del viento que balanceaba su cabellera. Sonreía como siempre. Tranquilo. Su maestra estaba a sus espalda, él podía sentir su mirada, sabia que esta era la despedida. Y no tenia la mas mínima intención de voltearse. Tal vez ella pudiera ver a través de esos ojos de joven inocente y ver lo que oculta ese oscuro mar de sensaciones llamado corazón.

- Gracias Lysbeth, por todo.
Freites D. Alpha
Mensajes :
366

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm66/150Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (66/150)
Experiencia:
Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 3qaWnZm86090/1000000Qué bonito día para matarse [Privado pasado Freites - Lys] 9h2PZk8  (86090/1000000)
Berries: 25.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.